You are on page 1of 1

wan16_madrid.

qxp

16/06/2007

22:27

PÆgina 6

w anafrica / junio de 2007
inmigración

Asilo y asistencia:
Por Teresa Salas / Foto de Sebastián Scarso

Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado

Una esperanza para un futuro mejor
Países africanos como Costa de Ivory o Guinea Conakry viven una situación política y social que vulnera la seguridad de algunos de sus habitantes. La Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado da una esperanza para aquellos que buscan un lugar seguro para vivir.
CEAR nace en 1979 con la llegada de refugiados del cono sur. Durante los años en los que chilenos, argentinos y uruguayos huían de las dictaduras en sus países un determinado grupo de personas, que de manera individual, se unieron para dar apoyo y ofrecer servicios jurídicos y sociales a los recién llegados. Estas personas se constituyeron como una organización que pudiera dar respuesta de manera conjunta y defendiera el derecho de los refugiados y que trabajara para favorecer los procesos de su integración social y laboral en España. En este contexto nace La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y a partir de 1983, a través de un convenio con el Ministerio de Trabajo, se empiezan a desarrollar todos lo programas que intervienen en el proceso de acogida de refugiados; los programas de asistencia jurídica, la creación de los pisos o centros de acogida temporal, los programas laborales, así como todo el conjunto de iniciativas que el Estado tiene como obligación ofrecer a los refugiados cuando asume que son victimas de violación a sus derechos humanos y que vienen aquí por cuestiones de protección internacional. Desde que España firmó la Convención de Ginebra en 1978, asumió la responsabilidad en materia de refugiados y esta responsabilidad es: acoger a las victimas de violaciones a sus derechos humanos que vienen aquí y lo solicitan, dándoles las garantías jurídicas de protección, el no poder ser devuelto a su país a pesar de que en su país tuviera una causa pendiente pudiera pedir la extradición. Si esta persona esta en España solicitando refugio, la garantía es la no devolución al país de origen y por otro lado, otra de las responsabilidades del país receptor de refugiados es la creación de una serie de programas que favorezcan su integración social. ¿Cómo solicitar refugio? Para poder solicitar refugio, la persona debe haber sido víctima de violaciones a sus garantías individuales, haber sufrido algún tipo de persecución o discriminación grave, ya sea por motivos políticos, étnicos, religiosos, por cuestiones de género o por preferencia sexual y que por esto corra peligro su vida o la de sus familiares. Hasta los años 90 solicitar refugio en España era

Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado CEAR

relativamente fácil. Los casos de asilo se centraban principalmente en las víctimas de los regimenes comunistas que con el solo hecho de demostrar que provenían de estos países se les otorgaba el asilo en España. Después vinieron los refugiados del Cono Sur, que se caracterizaron por ser personas de clases acomodadas; intelectuales, políticos, sindicalistas o activistas sociales. El problema comenzó cuando los casos de refugiados procedentes de países africanos y de Oriente Medio, víctimas de persecución y vulneración de derechos económicos y sociales, empezaron a llegar de forma masiva a Europa gracias a la proliferación de los medios de transporte. A partir de ahí Europa modifica algunos estamentos de la Convención de Ginebra, para restringir el acceso de estas personas, como por ejemplo, la solicitud de pruebas escritas que testifiquen la persecución de la que han sido víctimas.

Amnistía Internacional o de otros organismos, que ayuden aportando datos y pruebas a su declaración. Todo esto se presenta en la Oficina de Asilo y Refugio, que pertenece a la delegación del gobierno, en donde un funcionario le hace una entrevista al solicitante y entonces se comienza el trámite para determinar si el caso es sujeto a estudio o si por el contrario, no es pertinente. Es importante decir que esta parte del proceso es la más difícil, tanto para el solicitante como para La Agencia de Ayuda al Refugiado, por el estado de fragilidad en el que se encuentra el refugiado, al haber tenido que dejar su país, su familia y su vida de un día para el otro y no saber a ciencia cierta si su solicitud será aceptada. Cada vez es más difícil pedir asilo En España las condiciones para los solicitantes de asilo están cada vez más complicadas. El control que hay sobre las fronteras debido a la preocupación por la llegada de inmigrantes esta ocasionando que a las víctimas de violaciones a derechos humanos no se les permita entrar en el país. Además del alto número de solicitudes, que rondan en las 5,000 cada año. Aunque esta cifra ha ido disminuyendo en los últimos años, por la política restrictiva del país y por la larga lista de requisitos para que la petición de asilo sea aceptada a trámite. Colombia es, desde el año 2000, el país con mayor número de solicitantes de asilo político, le siguen Argelia y Nigeria y los procedentes de las ex repúblicas soviéticas, aunque cada vez aumentan las peticiones de otros países. Una vez que la solicitud de asilo ha sido presentada a las autoridades correspondientes y mientras se evalúa si procede, el solicitante cuenta con un visado de residencia que le permite trabajar, además de contar con todo el apoyo que el CEAR puede brindarle en materia de inserción social La Comisión de Ayuda al Refugiado tiene como labor, por un lado, la primera acogida de los solicitantes de asilo, la tramitación de su solicitud y todo el proceso de inserción social, y por otro lado la visibilización en los medios de comunicación, a través de informes y comunicados, de la situación que viven los países violadores de derechos humanos, de los que proceden.

Desde que España firmó la Convención de Ginebra en 1978, asumió la responsabilidad en materia de refugiados y esta responsabilidad es: acoger a las victimas de violaciones a sus derechos humanos que vienen aquí y lo solicitan.
Además, a partir de este momento se exige la elaboración de un relato detallado de las situaciones de vulneración o persecución que han sufrido los solicitantes de asilo, complementado con pruebas como pueden ser notas de periódicos, ingresos en prisión, informes médicos, etc., que avalen el relato. Partiendo de estos requisitos restrictivos, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado tiene como compromiso realizar una investigación documental e histórica de la situación del país, que respalde el relato del solicitante. Por ejemplo, si alguien declara que pertenece a un partido minoritario de Costa de Ivory y que este partido es sistemáticamente perseguido, CEAR busca informes de

6