GEOPOLÍTICA DEL PACÍFICO SUR Pedro Guevara CEEPOS Estudios Geopolíticos _______________________________________________________________ La disputa por el dominio de los mares

del Pacífico Sur entre el Perú y Chile se han dado desde antes de la Guerra del Pacífico de 1879, esta disputa por la supremacía marítima se ve reflejada entre la rivalidad de los puertos del Callao y Valparaíso. Antecedentes La disputa por los mares entre peruanos y chilenos se puede remontar desde la época colonial, en donde el puerto del Callao era el puerto principal del Virreinato del Perú, opacando por durante 300 años al puerto de Valparaíso ubicado en la Capitanía General de Chile[1]. Al momento de darse la independencia del Perú, Don José de San Martín recibió financiamiento de la burguesía alojada en Valparaíso con la finalidad de que una vez logrado el objetivo, los financistas puedan obtener privilegios dentro del puerto chalaco[2]. Otro de los antecedentes de esta disputa se da cuando el Perú y Bolivia deciden formar la Confederación Perú-Boliviana y con ello fortalecer su presencia política en la región andina, esta acción tomada por ambos gobiernos puso en serios aprietos a los intereses de la burguesía chilena, la cual veía como un país con demasiado poder al norte de sus fronteras, debido a que el comercio que había en el puerto del Callao se incrementaría por una de competitividad opacando por completo al puerto de Valparaíso[3]. Guerra del Pacífico Este fue sin duda el capítulo que marcó el devenir histórico de la región, la disputa entre peruanos y chilenos por el control del guano y del salitre de Tarapacá y Antofagasta. Por el lado del Perú teníamos el apoyo de Bolivia, quien contaba con un ejército muy mal equipado, y por el lado de los chilenos contaban con el apoyo indirecto de la Armada Inglesa y la preparación del ejército chileno en los comandos prusianos de la época[4]. El resultado de esta guerra definió un sentimiento de anti-nacionalismo mutuo que con el pasar de los años no se ha podido dejar de lado, puesto que luego de este episodio histórico las rivalidades peruano-chilenas siempre se han dado. El S. XX y las rencillas territoriales Perú y Chile empezaron el S. XX con un fuerte problema territorial por el control de Tacna y Arica, las cuales deberían haberse definido por un plebiscito
1

que no se dio en su debido momento, siendo definido luego la frontera territorial en el gobierno de Augusto B. Leguía por el cual Tacna quedó con el Perú y Arica con Chile. El término de la demarcación de las fronteras no terminó la serie de roces entre los peruanos y chilenos, los cuales daban esfuerzos mutuos por mejorar sus relaciones tales como lo muestra el Tratado Pesquero firmado en 1954[5], pero que luego no lograban su objetivo máximo de la integración entre ambos países. En 1970 con la llegada de Juan Velasco Alvarado al poder, el ejército peruano empezó a entrar en una fase de armamentismo dentro del marco del nuevo plan de Defensa y Desarrollo Nacional implementado por el gobierno revolucionario de las Fuerzas Armadas, producto de ello se compró aviones Su-22 a la Unión Soviética, se adquirió tanques T-55 y la repotenciación de la Marina de Guerra del Perú. Esta preparación bélica llevó como resultado a que en 1975 el Perú y Chile casi entran en conflicto bélico, cuando el General Velasco había dispuesto mandar a los buques de guerra del Perú hacia la frontera con Chile, pero días antes de lo que era una inminente guerra, Francisco Morales Bermúdez, da un golpe de estado evitando así que se cumpliese con el cometido[6]. La Disputa ante la Corte de la Haya Comenzando el S. XX el Perú en una histórica decisión decide llevar ante la Corte Internacional de la Haya la disputa con la República de Chile por la falta de delimitación marítima, esta decisión emprendida por el entonces Canciller de la Republica, Manuel Rodríguez Cuadros[7], marca el comienza de una reivindicación nacional con su historia, este juicio cuyo veredicto se dará en el gobierno del presidente Humala y cuyo fallo esperamos todos los peruanos que sea a favor de la causa nacional. La Carrera Armamentística de Chile Por otro lado, los chilenos aprendieron bien que no podían ser un país sin un ejército que garantizase la seguridad de sus fronteras luego del incidente del 75’con el Perú y luego del Conflicto del Beagle con Argentina[8], por lo cual emprendieron una carrera armamentística, la cual fue continuada por los siguientes presidentes elegidos democráticamente, incluso se dio la Ley del Cobre, por la cual un % de lo recaudado iría directamente al equipamiento y repotenciación de las Fuerzas Armadas de Chile. Visión Marítima del Perú Tal ves uno de los visionarios que el Perú tuvo en cuanto a la defensa de la soberanía nacional, fue Ramón Castilla, presidente del Perú (1845-51,1858-62) que afirmó: “para mantener a raya los intereses de los chilenos sobre nuestros

territorio nacional, es necesario tener una Marina de Guerra bien implementada que domine las costas del Pacífico Sur…”[9] [9] Las intenciones del presidente
2

Castilla por ese entonces era reforzar la Marina de Guerra, luego de lo ocurrido en la Guerra entre la Confederación Perú-Boliviana y Chile, pero lastimosamente no se tomó acciones para poder lograr dicho objetivo, en cambio el ejército chileno de ese entonces guiado por su ideólogo Diego Portales, comenzó una carrera armamentística que desembocó en la Guerra del Pacífico. Ya en la década del 50’ en un proceso de renovación de pensamiento militar, el CAEM marcó la pauta de la nueva visión que se tenía que tener con respecto al desarrollo y la defensa nacional, lo cual volvió a coincidir en la importancia de tener una Marina de Guerra del Perú preparada para evitar otra vergüenza nacional en caso de un conflicto bélico. De esta generación tenemos militares ilustres como Juan Velasco Alvarado, Edgardo Mercado Jarrrín, entre otros. Durante el gobierno de Alejandro Toledo, el ministro de Defensa Roberto Chiabra, refuerza la Marina de Guerra del Perú adquiriendo ocho fragatas Lupo que fueron compradas a la Marina de Guerra de Italia[10]. Pero lastimosamente en el gobierno de Alan García, el equipamiento en general de las Fuerzas Armadas se dejó de lado, lo que ocasiona que tengamos una desventaja en nuestro material bélico con respecto al ejército de Chile. FLOTA NAVAL DEL PERÚ La Marina de Guerra del Perú esta integrada por 26 mil marinos y 5 mil civiles, cuyo máximo jefe es el Almirante Jorge DE LA PUENTE Ribeyro. Ribeyro La Marina está dividido en V Zonas Navales (4 son marítimas y una es fluvial). La Marina esta compuesta por: BAP ALMIRANTE GRAU: Países Bajos (1973) Buque Insignia de la Marina de Guerra del Perú – Crucero Ligero Lanzamisiles BAP Carvajal: Carvajal Italia (1970) Fragata de Misiles Guiados BAP Villavisencio: Italia (1970) Fragata de Misiles Guiados BAP Montero: Italia (1979) Fragata de Misiles Guiados BAP Mariátegui: Mariátegui Italia (1979) Fragata de Misiles Guiados BAP Aguirre: Italia (2003) Fragata de Misiles Guiados BAP Palacios: Italia (2004) Fragata de Misiles Guiados BAP Quiñones: Italia (2005) Fragata de Misiles Guiados BAP Bolognesi: Italia (2005) Fragata de Misiles Guiados (este último en proceso de actualización) BAP Angamos: Alemania (1976) Submarino de Guerra BAP Antofagasta: Alemania (1976) Submarino de Guerra BAP Pisagua: Alemania (1977) Submarino de Guerra BAP Chipana: Alemania (1977) Submarino de Guerra BAP Islay: Alemania (1970) Submarino de Guerra
3

BAP Arica: Alemania (1970) Submarino de Guerra BAP Velarde: Francia (1970) Corbeta de Misiles Guiados BAP Santillana: Francia (1970) Corbeta de Misiles Guiados BAP de los Héros: Francia (1970) Corbeta de Misiles Guiados BAP Herrera: Francia (1971) Corbeta de Misiles Guiados BAP Larrea: Francia (1971) Corbeta de Misiles Guiados BAP Sánchez Carrión: Carrión: Francia (1971) Corbeta de Misiles Guiados BAP Paita: EEEUU (1999) Buque de Asalto Anfibio BAP Callao: Callao EEUU (1999) Buque de Asalto Anfibio BAP Pisco: Pisco EEUU (1999) Buque de Asalto Anfibio BAP Eten: EEUU (1999) Buque de Asalto Anfibio BAP Racine: EEUU (2009) Buque de Asalto Anfibio BAP Fresno: EEUU (2009) Buque de Asalto Anfibio FLOTA NAVAL DE CHILE La Armada Chilena está compuesta por 25 mil marinos y está comandada por el AlmiranteEdmundo Edmundo GONZÁLES Robles. Robles La Armada está divida en IV Zonas Navales, las cuales están compuestas por: ALMIRANTE WILLIAMS: Reino Unido (2003) Buque Insignia de la Armada Chilena – Fragata Lanzamisiles Almirante Cochrane: Reino Unido (2006) Guerra Anti-Submarina Almirante Lynch: Reino Unido (2006) Guerra Anti-Submarina Almirante Conrell: Reino Unido (2006) Guerra Anti-Submarina Almirante Latorre: Países Bajos (2005) Defensa Anti-Aérea Capitán Prat: Países Bajos (2006) Defensa Anti-Aérea Almirante Blanco Encalada: Países Bajos (2006) Fragata Multipropósito Almirante Riveros: Países Bajos (2007) Fragata Multipropósito General O’Higgins: España (2005) Submarino de Guerra General Carrera: Francia (2006) Submarino de Guerra Capitán Simpson: Alemania (1984) Submarino de Guerra Comandante Thompson: Thompson: Alemania (1984) Submarino de Guerra Almirante Merino: Suecia (1997) Submarino de Guerra Teniente Orella: Alemania (1998) Corbeta de Misiles Guiados Teniente Serrano: Alemania (1998) Corbeta de Misiles Guiados Teniente Uribe: Alemania (1998) Corbeta de Misiles Guiados Guardiamarina Riquelme: Alemania (1999) Corbeta de Misiles Guiados Casma: Israel (1979) Corbeta de Misiles Guiados Chipana: Israel (1979) Corbeta de Misiles Guiados Angamos: Israel (1979) Corbeta de Misiles Guiados Aquiles: Chile (1980) Buque de Asalto Anfibio Rancagua: Chile (1980) Buque de Asalto Anfibio
4

Chacabuco: Chile (1980) Buque de Asalto Anfibio Elicura: Chile (1980) Buque de Asalto Anfibio Orompello: EEUU (1984) Buque de Asalto Anfibio Conclusiones: Durante los últimos dos gobiernos de Chile, en especial el gobierno de Michelle Bachelet, el armamentismo chileno se ha incrementado enormemente, lo cual se ve reforzada por su teoría de la triple guerra que manejan los centros geopolíticos de dicho países [11], por otro lado, el Perú tiene necesariamente por la tradición histórica y por su crecimiento constante de su comercio marítimo, reforzar sus dominios repotenciando las fuerzas armadas, en especial la Marina de Guerra del Perú. La repotenciación de las fuerzas armadas no solo pasa por el hecho de un posible conflicto bélico, si no pasa por dar resguardo y seguridad a nuestro crecimiento económico, es una simple lógica que todos los países del mundo tienen y que un claro ejemplo es Brasil, que mientras mas crece económicamente, más refuerza sus FFAA sin tener un rival natural (puesto que las relaciones con Argentina han mejorado inmensamente) pero aún así Brasil sabe que un sistema internacional gobernando por el principio de anarquía cualquier cosa puede suceder. Que esta vez la historia no nos gané, recordemos la célebre frase de Jorge Basadre: “Quien no aprende de su historia, está condenado a volver a repetirla…” La defensa de nuestros puertos y de nuestra soberanía marítima debe de ser una de las principales políticas de estado. 09 DE OCTUBRE DEL 2011

5

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful