You are on page 1of 1

wan16_madrid.

qxp

16/06/2007

22:22

PÆgina 2

w anafrica / junio de 2007
opinión

¿DÍA DE ÁFRICA O DÍA MUNDIAL DE ÁFRICA?
Por Edmundo Sepa/
de la independencia africana. Cierto que son demasiados los obstáculos externos opuestos a la consolidación de la conciencia y el movimiento panafricanista; y cuando digo esto, estoy pensando en la organizaciones paracoloniales que crearon los europeos tras la proclamación del llamado Estado africano para seguir influyendo en el destino de nuestro continente. Me refiero a la Organización Internacional de la Francofonía, la COMMONWEALT, la CPLP (Confederación de Países de lengua Portuguesa), la OCI (Organización de la Conferencia Islámica); instrumentos todos pero habría que preguntarse también por qué los dirigentes africanos no han sido capaces hasta ahora de romper con ellas y por qué continúan socavando la soberanía de los Estados africanos. Pues bien. Aquí tenemos un tema para la reflexión en este día tan señalado, y no hace falta involucrar a todo el mundo respecto a algo estrictamente africano. Por tanto, y concluyo, día de África sí; pero nada de día mundial, pues veo en este subtítulo un sutil mensaje mendicante que, desde mi punto de vista, no es más que una invitación a la perpetuación de esa cultura de la mendicidad en la que se han instalado las sociedades africanas en su conjunto, consistente en buscar o esperar del exterior la solución a los problemas, sin apenas implicarse en una lucha seria. Me imagino el impacto que tendría la celebración de un día de África en Cataluña, con la sola implicación de la comunidad africana. ¿Pero por qué no somos capaces de hacerlo y queremos implicar al resto del mundo en algo de lo que somos los primeros y principales interesados?. Otro tema para la reflexión, y a ver si nos pudiera comprometer para el año próximo. Invito a quien se apunte a esta propuesta a que se lo haga saber a la redacción de WANAFRICA. Así empezaríamos a preparar en mejores condiciones, el día de África de 2008. Edmundo Sepa Bonaba kopesese@hotmail.com Sociólogo. Presidente de ETANE

resiento que voy a frustrar a más de una persona, pero aún así, me veo en la obligación de decir que lo de día mundial de África me parece excesivo y pretencioso, cuando no demagógico. Me pregunto por qué los africanos y las africanas seguimos instalados en esa dinámica de utilizar expresiones rimbombantes, pero generalmente vacías de contenido. Veamos. Comparto la idea de que, al menos una vez al año, dediquemos un día a nuestro maltratado continente y su población, de la misma manera que existe el día de Europa; pero este debería servir -a mi juicio- fundamentalmente para que, los africanos y las africanas, reflexionemos y hagamos introspección de dónde estamos, por qué y cómo hemos llegado a donde estamos; cómo queremos salir del agujero en el que nos encontramos y, sobre todo, qué imagen queremos dar de nosotros mismos ante nuestras hermanas y nuestros hermanos, y ante el resto del mundo. Pero de ahí a tratar de implicar al resto del planeta, como se pretende, me parece algo exagerado. La instauración del día de África tuvo lugar el 8 de julio de 2002, en Durban (Sudáfrica), es decir, el mismo día en que se consumaba oficialmente el deceso de la OUA y nacía la Unión Africana. El objetivo era perpetuar aquel 25 de mayo de 1963 en la memoria, fecha de proclamación oficial de la primera organización panafricanista y, con ello, el sueño de la unidad y solidaridad interafricana por el que tanto habían luchado los Nkrumah, Azikiwe, Kenyatta, Sekou Touré, Modibo Keyta, Senghor, Julius Nyerere y otros, es decir, los llamados padres

P

Día de África sí; pero nada de día mundial, pues veo en este subtítulo un sutil mensaje mendicante que, desde mi punto de vista, no es más que una invitación a la perpetuación de esa cultura de la mendicidad en la que se han instalado las sociedades africanas en su conjunto, consistente en buscar o esperar del exterior la solución a los problemas, sin apenas implicarse en una lucha seria.
ellos creados para impedir la consolidación del panafricanismo. Mucho más potentes económicamente y mejor estructuradas que la Unión Africana;

2