You are on page 1of 2

Guillermo Alejandro Meana Morales El universo simbólico en Rodolfo Kusch: horizonte simbólico y el rol emocional de los operadores seminales

En lo que sigue intentaremos esbozar la concepción kuscheana respecto al universo simbólico haciendo especial hincapié en el rol emocional y afectivo de lo que Kusch llama operadores seminales. Para ello, nos remitiremos principalmente a su obra La negación en el pensamiento popular. Cuando se aborda la cuestión del universo simbólico, suele recurrirse (al menos el enfoque de la materia Psicología General correspodiente a la carrera de Cs. de la Educación de la Universidad de Buenos Aires es así) a tres perspectivas: la neokantiana de Ernst Cassirer, la estructural de Lévi-Strauss y Saussure y la socio-histórica de Lev Vigotsky. No podremos desarrollar en profundidad estas tres aquí, pero creemos que la concepción kuscheana tiene una diferencia y novedad fundamentales. Veamos en qué radica dicha novedad. Antes que nada debemos preguntarnos: ¿cuáles son las características de los operadores seminales? 1) son elementos simbólicos que inspiran energía vital y ética y niegan todo lo que se opone a ellos.1 Tenemos dos componentes en lo dicho recién. Uno positivo, lo que afirman, que según veremos es algo relacionado con el propio proyecto existencial. El otro, negativo es condición para la afirmación y, derivado de una lógica de la negación, consiste en negar todo lo demás. Esto es tan así que la negación de la cosas transforma al mundo en símbolos.2 2) son brindados por la cultura3. Esto vincula a los operadores seminales con las nociones de suelo, y geocultura dado que constituyen el sustrato de arraigo, por así decir, del universo simbólico, que se anticipa a la llegada de cada sujeto. 3) en tanto que son “seminales” son fuente de significados no denotables,4 y ello los sitúa en un plano de indefinición. Esto los separa radicalmente de los conceptos que definen y

1

Cf. Kusch, R., La negación en el pensamiento popular, en Obras completas, T. 2, Rosario, Fundación Ross, 2007, p. 581 2 Cf. Op. cit., p. 615 3 Cf. Op. cit., p. 597 4 Cf. Op. cit., p. 582

5 6 Cf. 582 7 Cf. pero son suficientemente inteligibles para conceder un sentido fundante a lo que se conoce. 6) poseen un carácter totalizador y trascendente. del cual son fruto los operadores seminales. cit. Los operadores seminales. o sea. abren la significación a nuevas determinaciones.8 Ya vimos que la cultura antecedía al miembro de la cultura en relación al pasado. La totalización se logra mediante. dimensión que quedó totalmente excluida en las teorizaciones de los pensadores mencionados al inicio. R. por su parte. por lo tanto. Pensamiento Indígena y popular en América. 647 Cf. Op. Kusch nos brinda como ejemplos de operadores seminales la “natura” que le refiere Anastasio Quiroga. cit.7 5) brindan al miembro de la cultura un horizonte simbólico que posibilita la realización del su proyecto existencial. en Obras completas.. cit.. en el cual se niega la cosa-camión.5 4) en tanto que son “operadores” sirven para clasificar cualitativamente lo que ocurre y legitiman esa valoración. 481-482 10 Cf. pues surgen del existir mismo. Op.6 Este operar se relaciona con la realización del propio proyecto existencial.. T. 612 9 Cf. 582 8 Cf. cit. p. y trascendente porque se sale del plano mundano de las cosas y los útiles buscando una unidad conciliadora. Kusch.9 Estas características son también las propias del pensar seminal. 2. Op. o sea.. Es el operar o el actuar mismo el que dota de significación o sentido al existir. la negación de todo lo afirmado.denotan y. que niega la sociedad urbana. de arribar y fundar nuevos operadores seminales. La negación en el pensamiento popular. el ritual de Eucaliptus.. Ahora vemos como estos operadores abren la senda del futuro. cierran la significación. pp. p. p. 7) pertenecen a la intersección de los vectores yo-mundo (inteligencia) y sagrado-profano (emocionalidad o afectividad). Quedará para otra trabajo indagar las consecuencias que tiene esta concepción del universo simbólico para la posibilidad de arribar a un pensar en general y para refundar el pensar filosófico.10 Es fundamental aquí la mención a la afectividad. p. Op. como dijimos. p. son elementos que poseen una extracción emocional. 595-596 .