You are on page 1of 4

Mills, C. W. (1957). 13. La sociedad de masas. En La élite del poder (pp. 278-301). (Trads.: Florentino M. Torner y Ernestina Champourcin).

México: Fondo de Cultura Económica.

R E S E Ñ A

Por: Ignacio Roberto Rojas Crôtte Charles Wright Mills, uno de los más celebres sociólogos norteamericanos del siglo XX, autor de La imaginación sociológica entre otras obras, desarrolla en La élite del poder un acercamiento al concepto de opinión pública, y utiliza como contexto la transición que él percibe en los Estados Unidos de los años cincuenta hacia una sociedad de masas. En un primer momento, Mills establece el concepto clásico en las ciencias políticas acerca del “púbico que opina”, el “gran público norteamericano” a cuya idealización remiten las decisiones del poder (The american people o the nation, The USA, como siguen refiriéndola los políticos y periodistas prácticamente de todo ese país) Contrasta después, esta imagen idealizada, con elementos que desprende de la masificación. Matiza en un tercer momento la idea de la sociedad de masas en el contexto referido, utilizando para ello la idea de “público” para generar un modelo que permitiría identificar situaciones de masificación de la opinión según distintos tipos de sociedades. En los apartados finales de esta exposición relativa a la opinión pública, Mills deriva consecuencias que tiene la transición de la sociedad norteamericana y que la relacionan con las élites de poder. El trabajo de Mills se constituye, pues, en una aproximación conceptual que ayudaría al trabajo empírico a identificar y hacer menos problemático con ella, la elucidación de la idea de opinión pública. En el sentido más clásico, mismo que Mills ubica en el siglo XVIII, el poder utiliza desde entonces, para justificar gran parte de su acción, el que ésta emana de decisiones decididas por el gran público y en beneficio siempre de él. La acción pública se basaría en resoluciones populares
1

ambos conceptos designan situaciones extremas. en sociedades que se organizan en grupos e instituciones y hacen saber su voluntad. hasta la situación de unilateralidad en que existe un vocero que se dirige a miles de personas. precisa que la norteamericana no es una sociedad de masas. quien ya atisba una democracia de masas. esto es. c) La racionalidad orientada a la acción colectiva. sin embargo. 3. si permite la emisión de opiniones acerca de propuestas en los ámbitos que se afectarían con las acciones 2 . y al respecto puntualiza cuatro hechos que lo atestiguan: a) La idea de Locke acerca de que la conciencia individual sería la base de todo juicio y de apelación es puesta en discusión por Rousseau. su discusión desinteresada es cuestionada por Freud y la irracionalidad de los seres humanos y por Marx y la falsa conciencia. p. La democracia clásica estaría sellada por este carácter de decisiones de todos y para todos. con el concepto de lucha de clases. Proporción entre quienes exhiben una opinión y quienes la reciben. justo y cierto que orientarían las decisiones de la opinión pública ceden su lugar en vista de que una élite decide por el gran público. pp. 278 – 279 Mills se apresura a aclarar que esta comunidad de públicos está convirtiéndose paulatinamente en una sociedad de masas. propone cuatro dimensiones que remiten a diferencias entre públicos y masa: 1. 280 El autor. Mills coloca a las agrupaciones políticas en el medio de ambas situaciones. Esta proporción varía desde la situación en que una persona la exhibe y otro la recibe. b) la armonía de intereses lograda por la discusión es un mito que critica la corriente marxista. como no ha sido del todo una comunidad de públicos. 2. pero también a la inversa.emanadas de la discusión realizada predominantemente en instituciones representantes de toda una sociedad. Por ello. Relación entre formación de opiniones y acción pública derivada de esas opiniones. En los extremos se colocan desde reglas oficiosas que limitan la participación hasta la libre crítica. Y d) las ideas de bueno. Posibilidad de impugnación sin represalias. La relación depende de la estructura de poder. los parlamentos o Congresos.

El grado en que la opinión puede mostrar su autonomía del poder institucionalizado es la clave en esta dimensión. y si hay competencia ésta se da entre pocos. 283 La tendencia de las sociedades es más hacia las sociedades de masa. en una sociedad de masas: …es mucho menor el número de personas que expresa una opinión que el de aquellas que la reciben… es difícil que el individuo pueda replicar… autoridades organizan y controlan los cauces… la masa no es independiente de las instituciones… el tipo de comunicación es el medio oficial.4. manejarlo. Grado en que la autoridad institucional sanciona o restringe la opinión. la influencia de la burocratización las ha convertido en instituciones en donde se privilegia lo administrativo en lugar de lo político. que manipulan la información para influir en la masa. De la combinación de las dimensiones se esperaría obtener tipos de sociedades “masa” o “de público” que originarían el carácter de la llamada “opinión pública”. encaminados todos a gobernarlo. cuya opinión sólo se da de manera reactiva y sin efecto importante. Los medios de comunicación son en no pocos casos monopólicos. En un extremo. manipularlo e intimidarlo cada vez más.” p. 284 – 285 Mills señala una transformación estructural de la opinión que se relaciona con la decadencia de asociaciones voluntarias. 282 Por ejemplo. en el otro se sanciona el derecho a la autonomía. la autoridad no permite ser cuestionado. en el tenor siguiente: “el público de la opinión pública es objeto de esfuerzos intensivos. porque requiere mantener su posición. p. 285 – 286 Mills expone una serie de mecanismos derivados de la transición hacia la sociedad de masas. Cuando alguien se convierte en líder de una asociación comienza por alejarse de ella. El concepto de opinión pública tiene un significado fantasma para los círculos oficiales: Nunca es definido y remite a vaguedades. pp. se ve a él mismo como élite y comprende que las decisiones deben ser discutidas por la élite y ésta debe persuadir a la masa. que están relacionados con la opinión pública. y los públicos se convierten en simples mercados de medios de comunicación… p. termina por ser identificado con informadores oficiosos. 288 3 . pp.

La escasa competencia entre los medios impide una selección entre ellos por parte de la opinión pública. Los medios han suministrado identidad y aspiraciones.Estos mecanismos describen el funcionamiento específico de los medios de formación de opinión y los efectos en la opinión pública: La educación universal obligatoria y los medios poseen instrumentos efectivos para manejo y manipulación psíquica. Al servicio de la élite. especialmente la televisión. está crecientemente basada en una ideología de “ajuste a la vida”. que crean mercados de opinión que los legitiman. Los medios. La educación. Lo que se llama conocimiento de realidades del mundo está diseñado por los instrumentos que propician experiencias organizadas en estereotipos. impiden una discusión razonada y resuelven en paraísos artificiales los problemas planteados por todo tipo de personalidad. y agentes técnicos que logran llegar a las vidas del público y crean confianza en él. que conducen a la lealtad de la masa con esos instrumentos. publicistas. creadores de imagen. finalmente. pp. figura un nuevo ejército de expertos propagandistas. 294 -297 4 . lo cual implica una reducción de la libertad de elegir y de opinar.