You are on page 1of 8

Historia e Identidad, los usos del Estado Colegio de Filosofía y Letras Filosofía Política Vega Márquez Rodrigo

Capitulo 1 – Los usos de la Historia Solemos pensar en la Historia como solo una colección de relatos a cerca del pasado, es común creer que estos relatos son inocuos, inocentes, nos han enseñado a ver la Historia como algo inocente, objetivo, y sin otra pretensión que enseñarnos lecciones de vida con base en ejemplos, repetimos una y otra vez como letanía que sino aprendemos del pasado estamos condenados a repetirlo. Pretensiones inocentes cuando en realidad la Historia es una de las armas mas poderosas que el Estado tiene a su alcance, con su discurso oficial puede crear villanos y héroes, santos y herejes, determinar quienes son los enemigos del Estado y también las aspiraciones que debería tener cada ciudadano, y también con ella se justifican las acciones necesarias para proteger al Estado. Guerras y represiones quedan justificadas cuando el Estado usa palabras como “rebelde”, “subversivo” o “terrorista”. La historia la hacen los vencedores, y aun que hoy se tiene la intención de recuperar la historia de los olvidados y derrotados, es una labor que todavía le queda mucho por delante, ya que las historias oficiales del Estado llevan una ventaja abismal, a demás de que el propio Estado a creado los mecanismos necesarios para desaparecer de una forma u otra las pruebas que pudieran contradecir su verdad. También ayuda a crear la Identidad Nacional, quizás uno de los objetivos mas importantes, Con el discurso histórico los Estados crean un pasado hecho a la medida e ideales a futuro con los que todos sus ciudadanos puedan sentirse unidos, creando la homogeneidad de pensamiento necesaria para mantener su propia estabilidad.

todos somos bastardos del colonialismo español. y que en realidad cada país latinoamericano prevé por sus propios interés antes que por el bienestar de los demás. entonces pensé ¿Qué tan cierto es esta afirmación? No pude llegar más que a la conclusión de que era cierto. pero si observamos con atención nos daremos cuenta que esto solo es una máscara para protegernos. y hoy en día todavía discutimos si no somos dependientes de ellos o de alguna otra potencia.Sin ir tan lejos deberíamos pensar en la unidad que nos genera la identidad como Latinoamericanos. cuestionar si realmente existe tal cosa como lo Latinoamericano. basta con ver los orígenes coloniales de cada país y su posición jerárquica dentro de dicho sistema. No somos una región exenta de conflictos políticos. así mismo nuestros procesos históricos han sido distintos a pesar de que se pretenda lo contrario. Los Latinoamericanos solemos pensar que tenemos una historia común y que por lo tanto tenemos formas de pensar iguales. económicos e incluso bélicos. e incluso entre los mismos hispanohablantes . Latinoamérica es un espacio político virtual con el cual todos sus miembros han pretendido crear una identidad común con todo lo que esto conlleva. la triste verdad y donde muchos latinoamericanistas se decepcionan es al darse cuenta que no somos una región tan unida como se pretende. e incluso el idioma como símbolo de hermandad se vuelve obsoleto al darnos cuenta de la barrera idiomática que existe con nuestros “hermanos” brasileños o en las repúblicas del Caribe. ¿Es real o solo lo hemos inventado? Capitulo 2 – La Invención de Latinoamérica Hace unos días escuchaba decir a un maestro que Latinoamérica era más una posición política que una realidad tangible. para pretender unidad ante los demás bloques internacionales.

apropiarnos de un espacio virtual y geopolítico del mundo. y todo rebelde se corrompe por el poder una vez que llega a él. y como huérfanos de la colonia. es una necesidad psicológica inherente al hombre como ser social el sentirse parte de algún grupo o conjunto humano. fue necesario crear un arquetipo sobre el cual guiarnos y mantener una unidad con otros. de enfrentar la fragmentación de la realidad que cada vez nos deja más lejos del otro. creamos arquetipos. y poseer algo que sea de nuestra propiedad. A esta cuestión se le agrega un elemento más: de existir la filosofía Latinoamérica ¿Esta ha sido original de algún modo? Si pregunto esto es por . Una parte que es interesante de observar es el cuestionamiento acerca de si existe una filosofía propia de Latinoamérica. héroes y villanos comunes. Es una forma de enfrentar la soledad posmoderna. y al menos en la teoría. los dictadores son los villanos y los rebeldes los héroes del pueblo. fue necesario inventar Latinoamérica. y repetimos desde hace mucho el circulo vicioso donde todo dictador fue alguna vez rebelde. donde matamos a nuestro padre y nuestra propia madre nos resulta extraña.¿Pensamiento o Filosofía? Dependencia ideológica de Latinoamérica. creamos amalgamas y puentes entre nuestros procesos históricos.existen variedades regionales del idioma que dificultan la comunicación entre el común de la gente. sentar las bases de nuestro hogar. o tan solo se queda en lo que los teóricos llaman pensamiento sin lograr nunca la categoría de filosofía. Y todo esto lo reflexiono con una pregunta en mente ¿Realmente existe Latinoamérica? Capitulo 3. formas o estructuras filosóficas que hayan nacido en este territorio. ¿Por qué creer en la existencia de Latinoamérica? ¿Por qué tomar una posición ideológica frente a las demás naciones? Porque es necesario crear una identidad.

y me atrevería a decir que jamás hemos creado una corriente totalmente original e innovadora.que salta a la vista que en Latinoamérica siempre hemos emulado corrientes filosóficas llegadas de otras partes del mundo. lo que me lleva a la siguiente cuestión: ¿Actualmente qué hacemos? ¿Pensamiento o Filosofía? En mi opinión creo que lo que hacemos es una filosofía dependiente. con esto hago referencia al debate suscitado entre Leopoldo Zea y Salazar Bondy. no se puede negar que seguimos importando ideas extranjeras. ya que los habitantes de aquel entonces no conocían el concepto de filosofía. aun que nos apropiemos de ellas. sobre de aquellas potencias dominantes. Aun que bien en las instituciones latinoamericanas existen grandes filósofos que se han esforzado por innovar el mapa actual de la filosofía. lo cierto es que esas ideas tienen su origen en otro lugar. . quienes participaron de forma activa a mediados del siglo pasado en un debate sobre esta cuestión. el llamarlo así seria un anacronismo de nuestra parte. y con justa razón. ¿Entonces como llamarlo? Otra vertiente académica lo llama simplemente pensamiento. hermenéutica. positivismo. que aun en nuestra propia de pensar seguimos siendo dependientes de las grandes potencias. modernismo. somos cuestionados al llamar a la mentalidad prehispánica como una filosofía. incluso aquellas que pretenden serlo al analizar sus influencias se pueden rastrear sus origines en formas de pensar extranjeras. tratando de definir lo latinoamericano así como una filosofía propia de ella. siendo este una creación europea que nos llegaría con la conquista. por más que las adaptemos y actualicemos a nuestra propia realidad. ya que se argumenta que dado su origen autóctono este no podría pertenecer a la categoría de filosofía. Y regresando al punto del pensamiento. posmodernismo… todos ellos son nombres de lo que nos hemos importado de otros lugares.

y entonces poder crear filosofía de Latinoamérica para Latinoamérica. asumirnos bajo las reglas y arquetipos que las potencias han creado como medios de dominación. se le idealiza y se le crea una imagen dentro de nuestros propios términos como occidentales. nos hemos mimetizado y globalizado con occidente. y por lo tanto dejar de crear filosofía desde Latinoamérica para el mundo. jugar del lado de la resistencia es entrar a las reglas del subdesarrollo y la dependencias. ya no pensar en dominantes y dependientes. porque mientras no hagamos esto seguiremos haciendo una filosofía influenciada por todas aquellas fuentes que en realidad son ajenas a nuestra propia cultura. que el otro se encuentra en la lucha contra el sistema establecido. donde se ve al nativo con ojos de occidente. pero para crear algo propiamente latinoamericano sería necesario dejar de asumirnos prehispánicos. También están los pueblos autóctonos y con formas particulares de observar la realidad. ¿Cómo llamarlo filosofía si ellos mismos no se asumen como occidentales y por lo tanto no entran en las categorías creadas por nosotros mismos? No es que no exista nada nuevo bajo el sol. ¿Cómo crear algo distinto? Algunos se atreverán a decir que la otredad se encuentra en la resistencia. en formas de pensar como el indigenismo o todas aquellas variantes de la izquierda en los distintos países latinoamericanos.Es difícil el panorama. pero pensar que eso es filosofía es regresar al argumento expresado anteriormente. como los tojolabales y su pensamiento de colmena donde no existe el yo ni el bienestar individual. incluso quitarnos el estigma del subdesarrollo y hasta dejar atrás el arquetipo de lo “Latinoamericano” para así crear algo nuevo. o los mapuches y su eterna resistencia contra todo aquel que intente domesticarlos. . ¿Y el indigenismo? Hay que recordar que el indigenismo es una variante de la antropología con influencias del buen salvaje. en parte verdad y en parte falso.

la santería cubana. cultos a Malverde. Cabe resaltar también que en ellas se pueden observar la manifestación de distintos procesos históricos y sociales. antes que nada habrá que reconocer como dije antes. algo comprensible ya que los países norteamericanos tienen sus orígenes en dicho bloque protestante. el vudú haitiano (la serpiente y el arcoíris) o Los Mormones. a demás a pesar de todo no podemos dejar de pensar desde el posmodernismo occidental. lo podemos en la Santa Muerte culto . y los que son una apropiación de una manifestación extranjera se han transformado tanto que propiamente se han vuelto algo distinto a su raíz.1 Sincretismos Un fenómeno que es importante señalar y donde se podría hablar de algo propiamente latinoamericana son los sincretismos que se dan al entrar en contacto con factores externos. que Latinoamérica es una realidad inventada. la Santa Muerte y el niño Fidencio en México. reflejando la mentalidad de un momento histórico especifico y que con el pasar de los años se van adaptando a los tiempos y los cambios en las formas de pensamiento de las personas. que si bien no son propiamente latinoamericanos son ejemplo de una apropiación del cristianismo procedente del sigma de la iglesia católica romana y los protestantes. Estos cultos han surgido desde Latinoamérica y solo son practicados en su mayoría en regiones especificas de Latinoamérica. 3. es algo tangible el hecho de que nuestra realidad es una dimensión fragmentada en tantas partes como personas vivas existen. un conjunto de países huérfanos del colonialismo. el ejemplo más claro se encuentra en las manifestaciones religiosas que se dan alrededor de toda Latinoamérica.No es una tarea fácil. con su consecuencias como la soledad y el desencanto. que son santos no oficiales dentro del catolicismo pero con mucha fuerza en ciertas regiones del territorio.

transformándose también en un ejemplo claro del posmodernismo desde una fragmentación de los meta relatos judeocristianos que por años fueron respetados por la mayor parte de la población. y es que con la fragmentación el libre albedrío se transforma en la primera regla a seguir. La frase de que cada hombre es una isla jamás ha sido más cierta. todas ellas procedentes de una modernidad no llegada. o mejor dicho. o en otras palabras. donde es algo común la violencia y la muerte como en toda gran metrópoli.relativamente joven y que responde a una necesidad de los estratos bajos de la zona centro del país. cada quien puede crear de forma libre su propia . que ante el desencanto de su propia realidad se alejan de los arquetipos aprendido y construyen otros nuevos dentro de su realidad personal. y al no encontrar respuesta a sus necesidades de fe en el catolicismo fue necesario crear un nuevo arquetipo acorde a sus necesidades. del posmodernismo que se apropio no solamente de nuestra región sino del globo por completo. se rompen fronteras entre los opuestos y se crean amalgamas entre ellos. y donde sus habitantes de forma indirecta o directa han sido víctimas o victimarios dentro de este fenómeno social. 4. soledad y desencanto. las múltiples realidades que existen actualmente en Latinoamérica. La fragmentación como primer eje conductor es el proceso mediante el cual se destruyen los arquetipos y meta relatos que durante años guiaron a las naciones e individuos. pero no por ello estamos exentos de sus consecuencias. son los ejes que guían la realidad. hemos aprendido a vivir con ellos. en especifico los barrios pobres de la ciudad de México. dejando en su lugar un panorama gris donde apenas se puede distinguir los juicios y reglas morales de antaño. cada uno de estos tres ejes se ha transformado en diferentes grados en los azotes personales tanto de individuos como de naciones. lo negro y blanco ya no son absolutos.Los demonios posmodernos en Latinoamérica y el retorno del Nihilismo Fragmentación.

interpretándola como mejor le parezca sin necesidad de ser aprobado por nadie. En pocas palabras categorías y arquetipos dejan de ser algo fijo e indestructible para tomar una naturaleza más bien frágil y dinámica. quizás ni a nuestra propia familia por que sabremos y tendremos siempre presente que la Historia es manipulable y las versiones varían según cada persona que la haya vivido o aprendido. . tomar lo mejor de las partes rotas del espejo y armarlas como mejor nos parezca. Y es aquí donde para el Estado se vuelve un asunto de vida o muerte lograr mantener la unidad Histórica e Ideológica. no habrá un ideal de heroísmos ni tampoco ejemplos de traición y peligro. no habrá quien nos diga en que creer y en que no. ya no estaremos unidos a nuestro pasado ni a una cultura. Ya que si estos discursos desaparecen y son enterrados desaparecerá también los últimos soportes que impiden la atomatización de la sociedad. deberemos juzgar por nosotros mismos el camino que seguimos y a donde vamos. y también habremos llegado a una soledad casi absoluta. en pocas palabras perderemos nuestra identidad como ciudadanos y tendremos que buscar la manera de crear nuevas identidades.realidad. ya sea sublime o grotesco. ¿Sin una Historia común que otra cosa nos une? ¿Sera esta la verdadera Libertad? Si llegamos al punto donde la Historia que nos une como sociedad es destruida habrá quien piense que hemos llegado a un nuevo nivel de libertad.