You are on page 1of 4

Narcotráfico y Gobernabilidad

BOLETÍN ELECTRÓNICO DEL IDEI
Año 3 - No 20 - mayo 2009

El Desarrollo de los Mercados Lícitos Como Forma de Superar de Manera Sostenible la Pobreza en Zonas de Narcotráfico
José Iturrios P. Economista Conectar a los pobres con los mercados es la única manera de hacer sostenible su salida de la pobreza, sin embargo combatir la pobreza en zonas con presencia del narcotráfico no es igual que hacerlo en zonas pobres pero sin la presencia de esta ilegal actividad, el narcotráfico introduce costos adicionales para el nacimiento y crecimiento de los mercados lícitos alternativos al mercado de la coca ilegal, única manera que los pobres de estas áreas tengan más opciones para salir de la pobreza, ello exige pues no sólo trabajar muy duro para lograr efectivas y duraderas conexiones con los mercados sino también una estrategia en paralelo que encarezca los costos de hacer negocios con la coca ilegal y haga retroceder al narcotráfico en estas zonas. 1. Los Pobres son pobres no por culpa del mercado sino por no participar en los mercados En un artículo aparecido en el diario El Comercio hace unos meses, el Doctor Richard Webb señalaba que en la actualidad, a diferencia de lo señalado por Carlos Marx, los pobres eran pobres no por ser explotados sino por ser ignorados por el mercado 1 . Efectivamente, nuestros pobres más pobres están situados mayoritariamente en las áreas rurales más alejadas de la sierra y la selva en donde las señales del mercado no llegan, se alimentan básicamente de su propia producción, venden su fuerza de trabajo muy por debajo del salario mínimo legal y lo poco que logran vender llega a través de una larga e ineficiente cadena de comercialización recibiendo un precio muy bajo por sus productos, no pueden acceder a servicios de asistencia técnica ni a insumos modernos, por ello su productividad es muy baja, ni a préstamos a tasas de interés competitivas, y son victimas del crédito informal o del acopiador que utiliza el trueque de alimentos por productos como forma de apropiarse de un mayor excedente en la intermediación. Eso explica su pobreza, la no existencia de mercados, que es lo mismo que la no existencia de opciones. Construir mercados para los pobres es la forma de poder superar sosteniblemente la pobreza, pues mercados significan opciones para los pobres permitiéndoles a estos escoger entre las mejores y así obtener mejores precios por sus productos, mejores costos en sus préstamos, mejores salarios, mejor tecnología, etc., y por tanto, menor pobreza. Baste comparar, por ejemplo, la situación económica de un
1

Richard Webb, “Chau Marx”, artículo aparecido en El Comercio el 31 de Marzo del 2008

campesino de un valle con tantas opciones de mercado como el valle de Cañete, con la un agricultor de las alturas de Huancavelica o Ayacucho, con opciones mucho mas restringidas y por lo mismo mas pobre que su colega de la costa. 2. ¿Qué impide el desarrollo de los mercados lícitos en las zonas con presencia de coca ilegal y de narcotráfico? Si ya de por sí resulta difícil construir mercados lícitos en zonas rurales pobres de la sierra y la selva por las dificultades de comunicación, transporte, bienes públicos inexistentes y escasez de información para negocios; en las zonas con presencia de cultivos ilegales y narcotráfico, la dificultad resulta aun mayor, y no es, como generalmente se piensa, que la actividad ilegal es tan rentable que desanima a la actividad legal, no, es un problema de la percepción que sobre la seguridad tiene los inversionistas, grandes o pequeños, lo que impide que los mercados lícitos crezcan. Llevar adelante transacciones de mercado en estas zonas resulta muy difícil cuando el ambiente de inseguridad es grande, los costos de llevar a cabo una transacción se elevan enormemente para las actividades lícitas cuando una actividad ilegal se apropia de un área. Llevar a un cliente a conocer el producto, testear las muestras del mismo, llevar dinero para pagar la transacción, ir al banco, embarcar el producto, etc., es decir las actividades más sencillas para efectivizar un acuerdo comercial, resultan inviables en ambientes con presencia de narcotráfico, y esto a afecta a grandes como a pequeños. Un pequeño productor de Tingo María o de Aguaytía, o una Cooperativa, incorporará en sus criterios para decidir si invierte en aumentar su área de siembra de cacao, el nivel de presencia de la actividad ilegal y si a futuro esta crecerá afectando sus posibilidades de llevar su negocio con seguridad. Si su percepción es que la actividad ilegal se mantendrá o crecerá, simplemente no hará su inversión permaneciendo en la pobreza a pesar que las oportunidades estén allí. Lo mismo es aplicable a inversionistas grandes como Romero Trading o cualquier otro vinculado al negocio del cacao. Por ello es que la lucha contra pobreza, léase la lucha por construir mercados lícitos para los pobres, en las zonas con presencia de coca ilegal y narcotráfico, tiene que tener – a diferencia de otras zonas pobres - un componente de lucha frontal contra la cadena del narcotráfico. 3. Lecciones aprendidas en el desarrollo de los mercados lícitos en zonas cocaleras: cómo hacerlo, con quién hacerlo y qué impactos podemos esperar Me tocó dirigir hasta Septiembre del 2008 el Proyecto de Reducción y Alivio a la Pobreza, mas conocido como Proyecto PRA, emprendimiento de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID-Perú. De esta experiencia me he permitido sacar algunas lecciones aplicables a las zonas cocaleras en donde promovimos una serie de negocios con ex cocaleros participantes del programa de erradicación voluntaria. • Introducir nuevos cultivos o aumentar la productividad de los actualmente existentes, es fundamental y sumamente importante pero insuficiente. Para lograr la consolidación de estas acciones hay que lograr conexiones efectivas con el mercado y para ello hay que identificar compradores con nombre y apellido y lograr aumentar las transacciones comerciales en estas áreas.

De manera acertada USAID, a través del Programa de Desarrollo Alternativo, promovió la instalación de nuevos cultivos que tuvieran ventajas comparativas en

estas áreas y que respondieran a la demanda nacional o internacional. Este es el caso del cacao, la piña, el plátano, el café orgánico, la palma aceitera, el maní, entre otros. Más de 40,000 has de estos cultivos recibieron apoyo para su instalación y mantenimiento, un 60% fueron áreas de cacao. Sin embargo, este esfuerzo no estaría completo si no se lograba una articulación efectiva con los mercados. En este esfuerzo empresas cooperativas cacaoteras como Acopagro, Naranjillo, Oro Verde, en San Martín y Tingo María, CacaoVRAE y CACVRA, en el VRAE, entre otras, desarrollaron una labor titánica para conectar esta producción con sus mercados, en ese proceso los compradores informaron de la necesidad de homogeneizar la calidad del cacao para que llegue a los nichos de mercado por lo que se trabajó en mejorar estos procesos hasta alcanzar la calidad pedida por el mercado, luego de ello se realizó la transacción y esta se hizo sostenible. • La Organización de los Productores lícitos como factor que reduce las “fricciones” para desarrollar y hacer crecer los mercados lícitos en las zonas cocaleras

Hemos hablado previamente que los altos costos de transacción están asociados también a la falta de información para negocios, en ese sentido el organizar a los productores resulta fundamental para entregar información relevante a los potenciales compradores y para llevar adelante las transacciones en el mercado. Imaginemos que Supermercados Wong quiere adquirir papaya, piña o plátanos y sabe, por información del Ministerio de Agricultura, que estas frutas se producen en Aguatyía. Si la empresa manda a una persona a la zona y los productores están dispersos y desorganizados esta persona tendría que ir chacra por chacra para recoger la información y establecer los contratos con Wong, el costo de llevar a cabo la transacción sería tan elevado que probablemente Wong desistiría de abastecerse de la zona. Sin embargo, si existe una organización de productores como el COPPU (Central de Organizaciones Productoras de Plátano de Ucayali) se hace más fácil ponerse de acuerdo en los precios, calidades, envío de muestras, etc., se reducen infinitamente los costos de información y transacción, y finalmente Wong lleva a cabo la transacción. Lo mismo es aplicable al cacao, el café o cualquier producto manejado por pequeños productores en donde acceder a la información resulta muy costoso. La organización de los productores lícitos es fundamental para hacer que los mercados funciones en estas áreas. • El Sector Empresarial Privado quiere y puede colaborar decisivamente con el desarrollo de los mercados lícitos en estas áreas.

Nuestra experiencia trabajando con el Sector Privado nos permitió tomar contactos con innumerables empresas interesadas en llevar adelante negocios e invertir en las zonas cocaleras. Nuestra labor fue facilitarles las cosas generando confianza con los productores de la zona. Mencionaré el caso de Romero Trading, una gran empresa dedicada a la comercialización de productos masivos y que quería expandir su abastecimiento de cacao para procesar y exportar pasta de cacao en zonas donde el narcotráfico y la siembra ilegal de coca se había casi eliminado. Identificamos comunidades ex cocaleras de la zona de San Martín con buen cacao y con ganas de trabajar para mejorar su inserción en el mercado. Romero Trading les ofrecía un programa de beneficios sociales además de un plus por la calidad del cacao y un programa de certificación orgánica que permitiría exportar con un plus adicional en

el precio. En Mayo del 2007 esta empresa llevó a la zona de San Martín a los representantes de Hershey, el comprador de cacao más importante de los Estados Unidos, para que conocieran la zona y apoyaran la operación. Finalmente se hizo la primera exportación y esta ha continuado creciendo hasta el día de hoy con cientos de campesinos incluidos en la cadena del cacao de Romero Trading. Si bien las Cooperativas constituyen un demandante importante en cacao, es tal la producción futura de cacao que se requiere la participación privada en el mismo. La presencia de Romero Trading ha llevado a que otros compradores importantes cojan confianza y se interesen en hacer negocios en la zona y compitan, creándose un mercado y brindándose mas y mejores opciones de precio para los campesinos, de eso se trata finalmente, que los agricultores pobres tengan opciones lícitas para salir de la pobreza, Sólo el crecimiento de los mercados creará condiciones para reducir la pobreza de manera sostenible en estas zonas, la cadena del narcotráfico impide el crecimiento de los mercados lícitos pues eleva los costos de transacción para hacer negocios. Como señalamos previamente, la lucha contra pobreza, léase la lucha por construir mercados lícitos para los pobres, en las zonas con presencia de coca ilegal y narcotráfico, tiene que tener – a diferencia de otras zonas pobres - un componente de lucha frontal contra la cadena del narcotráfico si queremos tener éxito en erradicar la pobreza de manera sostenible en estas áreas.