You are on page 1of 2

LOS MEXICANOS ESTAMOS DE LUTO.

La tragedia que están viviendo nuestros hermanos de Hermosillo, que hasta la fecha han
cobrado la vida de 44 criaturas, pudo haberse evitado si los Prianistas, por primera vez en
su vida, se hubiesen despojado de su avaricia, su hipocresía, su falta de ética.

Para comprender mejor el origen de esta desgracia, es conveniente hacer un poco de


historia:

En 1995, cuando Genaro Borrego (priista) era el director del IMSS, elaboró un Diagnóstico
del que surgió el modelo vecinal-comunitario, que le permitió al Instituto transferir esta
responsabilidad que tenía con sus derechohabientes, para otorgársela a empresarios
privados, mejor conocidos como subrogados, que en muchos casos carecen de
capacitación para enfrentar cualquier tipo de riesgos. Este cambio se realizó bajo el
amparo de una política neoliberal depredadora que nos han venido imponiendo los
gobiernos prianistas, y que se ha exacerbado en las administraciones foxista y
calderonista.

En 2003, cuando el panista Santiago Levy era el director del citado Instituto, obligó a los
prestadores del servicio de guarderías a cobrar $2,458.00 por niño, cuando para el
Instituto la erogación por niño era de 4 mil pesos. Las quejas se volvieron una norma:
sospechas de maltrato infantil, frecuente rotación de personal (enfermeras y maestras),
ausencia de médicos, mala alimentación, falta de supervisión particularmente en el área
de seguridad, y poco o nula responsabilidad de los representantes de las guarderías; pese
a estas contradicciones, para los concesionarios se convirtió en un magnífico negocio, ya
que estas guarderías tienen bajo su cuidado entre 200 y 300 niños. Actualmente hay
1,562 guarderías subrogadas contra 142 del IMSS.

En otro sentido las estancias infantiles son un botín económico y político que los Prianistas
han sabido explotar para su beneficio, como es el caso de la Guardería ABC, pues una de
las propietarias es Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, tía de la esposa
de Calderón; por otro lado, el padre de Marcia es Roberto Gómez del Campo Laborín, tío
de Lourdes Laborín esposa del gobernador priista de Sonora Eduardo Bours Castelo.

En el aspecto político, las estancias infantiles fueron, y al parecer siguen siendo utilizadas
con fines electorales por Josefina Vázquez Mota, que cuando era la titular de la Secretaría
de Desarrollo Social (SEDESO), colocó a Lía Limón (exesposa de Carlos Ugalde) como
directora de Políticas Sociales, y le entregó recursos para montar guarderías –al día de hoy
existen más de 8 mil-, para que fueran administradas por militantes panistas. Actualmente
Lía Limón es candidata a diputada federal por el PAN.

Ahora Daniel Karam, director del IMSS, está buscando a quien culpar, y como el hilo se
rompe por lo más delgado, está responsabilizando al Departamento de Bomberos del
municipio, lo que no tiene lógica, pero lo que sí nos queda claro es que el gobierno de
Calderón no funciona, no controla, no supervisa, pero SÍ asesina niños
inocentes.

RED CIUDADANA DE DERECHOS HUMANOS

luz12mar@yahoo.com.mx

Related Interests