You are on page 1of 24

1

• El racismo nuestro de cada día 3


Boletín de
Derechos Humanos
del • Juan Leyva González:
Centro de Desarrollo El hombre cósmico.
Étnico Luis Rocca Torres 4
CEDET

• ¿Porqué no existe la raza de pelirrojos?


Shane Greene 6

Año 2 • Racismo: Ideología del poder,


Nº 2 poder de la ideología
Marzo Newton Mori Julca 11
2009

Equipo editor: • El racismo y el pueblo afroperuano


Lilia Mayorga Balcazar 12
Lilia Mayorga
Margarita Ramírez
Newton Mori • Los racismos definidos
Máximo Estupiñán Maldonado 14

Elaborado por:
• Somos iguales
A2PTO / Arte
y sigue existiendo racismo
Afroperuano
Margarita Ramirez Mazzetti 16
Para Todo -
CEDET

Edición • Dos líderes opinan 22


auspiciada
por la
Fundación Impreso en Bellido Ediciones. E.I.R.L.
Calle los Zafiros 224. Balconcillo, Lima - Perú.
Ford

El Centro de Desarrollo Étnico - CEDET- es una institución afroperuana fundada el 1º de julio de


1999, cuyas acciones se orientan a facilitar al pueblo de ascendencia afro, los conocimientos,
instrumentos y experiencia adquirida desde la década del 80 del siglo pasado, en el campo del
desarrollo y la promoción social, con el fín de consolidar su participación e incidencia en las
políticas de Estado que nos permitan como Pueblo contribuir a la mejora de nuestra sociedad.

Nuestra Misión es aportar al fortalecimiento de la identidad étnico cultural del Pueblo afroperuano,
revalorizando sus logros y promoviendo las capacidades e iniciativas para un liderazgo y desarro-
llo humano integral; teniendo como ejes transversales de nuestro accionar la perspectiva de
género, la interculturalidad y el trabajo intergeneracional.

www.cedet.unlugar.com • www.afroperuanos.com • cedetdir@ec-red.com


Av. Bolivia 569, Breña. Lima 05 - Perú • Telf. 330-2653 / 332-4524

2
El Racismo NUESTRO
DE CADA DÍA
El racismo, no es tan sólo una rumia fóbica y obsesiva: es también una
legitimación de la agresión, son actos o palabras, por miedo o por interés.

Jorge Bruce

L a problemática del racismo y producto de la condición original del violento traslado desde el África,
los procesos de discriminación, segre- para vivir en las condiciones inhumanas de la esclavitud. El racismo
gación o exclusión pueden ser aborda- como lo conocemos actualmente es básicamente un legado de la
dos desde diversos puntos de vista. conquista.

El término «Raza», predominan- Este legado se manifiesta en la forma que tiene que sopor-
te en los siglos XVIII y XIX, hoy se en- tar, por parte de la sociedad en general, y por las instituciones en
cuentra seriamente cuestionado tan- particular, la más severa de las discriminaciones como lo es la
to por su inconsistencia científica (la invisibilidad, que no consiste solamente en que no se tome en
biología no ha podido demostrar la exis- cuenta su presencia, contribuciones y participación en la confor-
tencia de estructuras genéticas dife- mación de lo que hoy es el Perú, sino que primordialmente se les
renciadas), como por razones políticas, desconoce como un sector social identificado, con una problemáti-
y sin embargo su herencia y presencia ca específica y por lo tanto con derecho a políticas públicas, que-
está presente en el sentido común y dando ausente dentro de la condición de ciudadanía.
en las prácticas sociales.
En el racismo y la discriminación racial que hemos sufrido
Esta persistente presencia no es históricamente las poblaciones de origen africano en las Américas
gratuita, obedece al deseo y necesidad está el origen de la situación de marginación, pobreza y exclusión
de establecer relaciones jerárquicas de en que se encuentran la mayoría de individuos en muchos países
poder, de esta manera el grupo que del continente y que, a pesar de los diversos esfuerzos realizados,
considere que tiene más derechos por esta situación persiste en grados diversos.
considerarse mejor que los otros, po-
drá establecer las reglas de juego en Frente al problema mundial que significa el racismo, las Na-
la sociedad en cuanto a la distribución ciones Unidas ha realizado diferentes acciones como son las Con-
de la riqueza y de la inversión. ferencias Mundiales. La I Conferencia tuvo como eje de reflexión el
problema del colonialismo en África y las luchas de liberación; la II
Entendemos por tanto al racis- Conferencia se centró en el régimen del apartheid imperante en el
mo actual como un fenómeno funda- África del Sur y la III Conferencia se ocupó sobre el fenómeno
mentalmente social y moderno; un global de racismo.
conjunto de ideologías, preconceptos,
estereotipos y prejuicios que tienden La III Conferencia Mundial Contra el Racismo, la Discrimina-
a segmentar al conjunto humano en ción Racial, la Xenofobia y Otras Formas Conexas de Intolerancia,
supuestos grupos. realizada del 31 de agosto al 7 de septiembre 2001 en Durban –
Sudáfrica, fue un avance significativo en el ámbito mundial para la
El racismo es un problema es- lucha contra este flagelo.
tructural que pasa por no haberse cons-
truido ciudadanía y generado el respe- Uno de los aportes fundamentales de la III Conferencia fue
to hacia el otro como depositario legí- el reconocer que los afrodescendientes hemos sido víctimas de
timo de derechos. El racismo desen- racismo, discriminación racial, y esclavitud durante siglos, dando
cadena violencia hacia los vulnerados, por resultado la negación histórica de muchos de nuestros dere-
no hay que hablar de vulnerables; sino chos; afirmando que debemos ser tratados con equidad y respeto
de vulnerados porque el racismo es la sin sufrir discriminación alguna por nuestro origen, cultura, color
negación total al derecho de ser y exis- de piel, o condición social.
tir como ciudadanos diversos. El racis-
mo a lo largo de la historia se convirtió CON TODO DERECHO en esta oportunidad tratará el tema
en una perversa práctica genocida. del racismo y la discriminación en sus múltiples manifestaciones,
esperando contribuir a que la población pueda identificarlo como
problema cotidiano. Asimismo, hacemos nuevamente el pedido a
La población afrodescendiente es los estados, en especial al nuestro, para que redoblen sus esfuer-
parte constitutiva de la nación peruana zos comprometiéndose a erradicar el racismo, la discriminación
y como tal, su historia está integrada a racial, la xenofobia y otras formas conexas de intolerancia, promo-
la historia nacional; pero al mismo tiem- viendo sociedades inclusivas y participativas en donde se erradi-
po posee características propias como que la pobreza. •

3
JUAN LEYVA GONZÁLEZ:
EL HOMBRE CÓSMICO

Luis Rocca Torres

«El hombre cósmico» era hijo de quien fuera el famoso


cantante y decimista Juan Leyva Zambrano, compositor y ja-
ranero. El viejo maestro de la música cantaba baile tierra,
tonderos antiguos, marineras norteñas, serranitas, tristes y
recitaba décimas. El padre, vivió en la época del apogeo del
checo y bellos cantares. Muy buena voz. Otra de sus cualida-
des era que conocía bien la historia oral del famoso pueblo
de Zaña: mágico por sus tradiciones y leyendas y atractivo
por sus historias de conventos, piratas y sombras. Un pueblo
muy alegre por la picardía e ingenio de sus habitantes.

La historiadora mexicana Luz


María Martínez Montiel, de visita en
Zaña escuchó unos versos de Juan Le-
yva González, en los cuales hacía refe-
rencia a su origen multiétnico puesto
que por sus venas corría sangre de cua-
tro continentes: África, Asia, Europa y
América. En aquella oportunidad la doc-
tora Martínez una de las principales in-
vestigadoras de la historia de Afroamé-
rica, le comentó «usted es el hombre cós-
mico, sintetiza todas las razas». Y desde
allí se hicieron muy buenos amigos. La
anécdota ocurrió durante la realización
del Taller: «Diálogo Intercultural: Afro-
descendientes e Indígenas» que orga-
nizó el Museo Afroperuano en la ciudad
de Chiclayo en el año 2006.

Los versos de Juan Leyva Gon-


zález de aquellos tiempos fueron los
siguientes:

Por la sangre de mis venas


fluyen cuatro continentes
cuatro razas diferentes
tres unidas por las penas
por grilletes y cadenas
pero la negra prefiero
porque quise y lo quiero
soy chino, soy africano Diploma que le fuera otorgado por el Congreso de la República
a su destacada labor en el desarrollo del pueblo afroperuano.
europeo, americano
Lo sostiene su viuda Sra. Aurora Balcazar Valdivia.
pero zañero primero.

4
En ese ambiente se crió su hijo Juan Leyva González.
A partir de la década del 90 él acrecentó su interés en la
creación de nuevas décimas costumbristas continuando con
la tradición de su padre y los compositores de antaño. Y lo
hacía muy bien. Gradualmente fue mejorando su técnica de
compositor. En la década del 90 ganó en Zaña un concurso
de décimas. Juan, dominaba bien el idioma castellano. Muy
aficionado a la lectura. Trabajaba en la biblioteca del princi-
pal Colegio de Zaña.

Ya a partir del año 2000 fue madurando en su crea-


ción artística y su obra se hizo más elaborada y fina. Estaba
muy orgulloso que uno de sus nietos continuara con la tra-
dición de recitar décimas.

En la primera mitad de la década del 2000 fue presi-


dente de la Casa de la Cultura de Zaña.

En el proceso de creación del Museo Afroperuano, Juan Sonia Arteaga, directora del Mu-
Leyva González, cumplió un papel muy importante junto con seo Afroperuano, tuvo la iniciativa de
Santos Espinoza Campaña, Carmen Cossío Aguilar e Hilde- organizar un homenaje público a Juan
brando Briones Leyva González el 27 de diciembre del
Vela interesados 2008. En aquella oportunidad se hizo
en rescatar y pro- una exposición de checos sembrados en
mover la cultura de el jardín de Zaña y de la marimba que
los afrodescen- había llegado de Ecuador. El acto cen-
dientes. Leyva es- tral de la ceremonia fue el reconocimien-
tuvo en la comiti- to a la inmensa labor que había hecho
va que recibió a a lo largo de su vida por la cultura de
Chris Streeter em- su pueblo. En aquella oportunidad, So-
bajador de Sudá- nia Arteaga le entregó un diploma de
frica y Katia Ubidia reconocimiento y un checo con una ins-
de Ecuador cuan- cripción de gratitud. El decimista Hilde-
do aquellos llega- brando Briones recitó una décima ins-
ron a Zaña para pirada en su trayectoria de vida que fue
apadrinar el Mu- muy bien acogida. Se presentó el nue-
seo Afroperuano el vo grupo musical Sañap. Por su parte
29 de marzo de Lolo Rocca hizo una presentación de
2005 día de su fun- zapateo negro antiguo acompañado
dación. Era la pri- con jóvenes músicos que tocaban che-
mera vez que lle- co. Uno de los nietos más queridos de
gaba un embaja- Juan Leyva González, recitó unas déci-
dor a Zaña. mas. Y uno de los hijos mayores hizo
uso de la palabra en la ceremonia. El
Leyva fue uno de los primeros zañeros que formó par- joven muy emocionado habló a nombre
te de «La Asociación de Amigos del Museo Afroperuano». De de la familia.
manera espontánea y solidaria él fue uno de las personas
que recibía a los visitantes que llegaban al Museo Afrope- Juan Leyva falleció el 18 de ene-
ruano dialogaba con ellos y les contaba las tradiciones de ro del 2009 en la ciudad de Zaña. A su
Zaña. entierro acudió toda la población para
acompañarlo a su última morada. En el
Juan Leyva participaba en todas las actividades que preciso momento en que se producía el
se realizaban en la localidad para fomentar, el desarrollo, el entierro, se cumplió uno de sus últimos
turismo y el progreso cultural. También participaba en la deseos. Se leyó una décima que él ha-
organización de los talleres promovidos por el CEDET en la bía escrito para el momento de su se-
ciudad de Zaña. Se preocupaba mucho por la educación y pultura. Todos los asistentes lloraron.
capacitación de los jóvenes afroperuanos.
Juan Leyva González, gracias por
A fines de diciembre de 2008 la salud de Juan Leyva todo lo que hiciste por el pueblo de
se resquebrajó. Fue un inmenso dolor para todos sus ami- Zaña, gracias por todo tu esfuerzo por
gos. Pero sacaba fuerzas de sus reservas morales. En vís- los afroperuanos.
pera de Navidad invitó a un grupo de amigos a una chocola-
tada en el Salón Parroquial de Zaña. Había un fondo musical Gracias por tu eterna amistad.
de boleros antiguos.

5
¿Por qué no existe
la raza de pelirrojos?
Apuntes para entender
los conceptos de raza y etnicidad.

Shane Greene
Universidad de Indiana

enseñaron otras cosas. Aprendimos a percibir a ciertos gru-


pos humanos como biológicamente diferentes a nosotros e
Un punto de partida: incluso a vernos como diferentes de ellos al mirarnos en el
Entre las personas cuyo origen se espejo. A ver si me explico un poco:
deriva del continente europeo, muy a
menudo conocidos como personas de El diabólico pero recontra difundido
«raza blanca», existe muchísima varia- concepto de raza:
ción en cuanto color de cabello. No so- Hay poco consenso sobre el origen preciso del térmi-
lamente existen europeos de cabello no «raza» si bien se sabe que comenzó a difundirse de for-
oscuro, de hecho es el color de cabello ma amplia en varios idiomas europeos a partir del siglo XVI.
más común en la especie humana, sino En aquel tiempo raza significaba algo así como «gente de
muchos más. Hay castaños, rubios (ru- descendencia común» y la palabra «descendencia» indica-
bios naturales, no me refiero a los mal ba varias cosas. Se refería muchas veces a grupos humanos
pintados), e incluso pelirrojos. Si se que ocupaban el mismo territorio, que hablaban el mismo
compara diferentes grupos humanos idioma o que compartían la misma cultura; pero también in-
utilizando exclusivamente como criterio dicaba personas de la misma rama genealógica o como se
de variación física el color de cabello lle- solía hablar en aquella época gente de la «misma sangre».
garíamos a la conclusión que en reali- Anótese que el siglo XVI también marcó la primera etapa de
dad hay más diferencias físicas dentro colonización de las Américas y el surgimiento de un tráfico
de la población europea que entre eu- extenso por el Océano Atlántico de africanos esclavizados,
ropeos y personas con origen en el Áfri- un proceso de expansión europea dirigido inicialmente por
ca, Asia, Australia o las Américas quie- los españoles y portugueses.
nes en su gran mayoría tienen cabello
de color oscuro. Es decir, habría que re- Estos primeros colonizadores de las Américas traje-
conocer que hay una característica bio- ron consigo varias ideas religiosas, de hecho institucionali-
lógica que une a todos los europeos de zadas mediante la Inquisición, que se fusionaron con la idea
cabello oscuro con los de cabello oscu- de raza. Sobre todo se trata de la difusión del concepto de
ro en otros continentes. «pureza de sangre», el cual se refería en un primer mo-
mento a la política de la Iglesia Católica de expulsar a los
Si por ejemplo imaginamos un musulmanes y judíos de España. Es pues un deseo perver-
grupo denominado «raza de cabello os- so de prohibir que se contagien de una supuesta «sangre
curo», ésta se encontraría en todas impura» ya que se creía que ponía en peligro la «pureza»
partes de nuestro planeta. A la vez esta de la gente de fe cristiana. Sin embargo, transplantados en
misma característica de color de cabe- las Américas, y enfrentados a otra realidad, los españoles
llo marcaría una diferencia física signifi- comenzaron a hablar de «indios» (indígenas) y «negros»
cativa entre los mismos europeos. En- (descendientes de África) en términos de razas distintas a
tonces ¿qué pasó? ¿Por qué no se es- la supuesta raza «blanca» de países europeos.
cucha nada sobre una minoría llamada
la «raza de pelirrojos» o una mayoría de Se fijaron no solamente en el color de la piel, sino tam-
«raza de cabello oscuro»? ¿Por qué so- bién se iban mezclando el concepto de raza con las ideas
lamente hablamos de la raza europea, cristianas sobre pureza de sangre. Es por eso que, con el
africana, asiática, y americana? Pues, orden administrativo colonial ya establecido, comenzaron a
porque así nos enseñaron a hablar. Y identificar diferentes categorías de «sangre mezclada» refi-
al hablar y al hablar tanto así de estas riéndose a los cruces entre españoles, africanos e indíge-
razas, cada uno con su respectiva piel nas de las Américas. Es decir, de ahí se deriva todo nuestro
supuestamente de color diferente vocabulario racial actual sobre mestizos, mulatos, y zam-
(blanco, negro, amarillo, y cobrizo) nos bos, e incluso muchas más categorías tiradas al olvido.

6
Para fines del siglo XVIII y principios del XIX las ideas así los neandertales de hace miles de
sobre raza ya empezaron a cambiar, reflejando un movimiento años habrían sido más inteligentes que
intelectual que cuestionaba las viejas ideas e instituciones nuestra especie actual, homo sapiens
religiosas y suplantándolas con una búsqueda de una ver- sapiens, ya que por promedio el cráneo
dad «científica» en base de observación empírica, experi- de los neandertales es estimado como
mentos para medir las leyes que gobiernan el mundo natu- mínimo 50 centímetros cúbicos más
ral, y teorías sobre la relación entre el único ser capaz de grande que el nuestro.
crear culturas complejas, el ser humano, y su vínculo con la
naturaleza. En términos de la evolución huma-
na, en realidad, el tamaño del cráneo y
Ya para comienzos del siglo XX cada vez más se ha- del cerebro tiene que ver con el tamaño
blaba de raza estrictamente en términos de diferencias físi- del cuerpo de la persona. Y está cada
cas y se iban desapareciendo los viejos significados de raza vez más claro que la idea de inteligen-
como referencia a un pueblo o una nación con característi- cia depende mucho de cómo se define
cas culturales-lingüísticas o un territorio en común. Al fin del «inteligencia» y sobre qué tema y en
siglo XVIII personajes científicos como el botánico sueco Car- cuál contexto y hasta cuáles limitacio-
los Linneo y el naturalista alemán Johan Blumenbach teori- nes. Por ejemplo, yo soy (¡ojala!) muy
zaron sobre supuestas bases biológicas de las diferencias apto en cuestión de explicar estos asun-
raciales, enfocándose sobre todo en color de la piel, textura tos de historia de la antropología y me
del cabello, y forma del crá- imagino que un alumno
neo. Los trabajos de estos neandertal sufriría bastan-
dos pioneros de la «ciencia te si se inscribiera en uno de
de raza,» que más bien se mis cursos. Pero no sé ab-
debe considerar como una solutamente nada de cazar
ciencia que justificaba el ra- animales y sin duda estaría
cismo, abrieron camino muriéndome de hambre tra-
para varios intentos de me- tando de aprender, mientras
dir «científicamente» las di- mi amigo neandertal esta-
ferencias físicas entre razas ría tranquilamente ahuman-
humanas durante el siglo do su carne.
XIX hasta la primera mitad
del siglo XX. A partir de mediados
del siglo pasado, y sobre
Hubo dos problemas todo con el descubrimiento
principales con este tipo de del ADN y la evolución de la
pensamiento. En primer lu- ciencia genética, se ha po-
gar, los interesados en la dido esclarecer mucho en
cuestión de raza siempre cuanto lo falso que es la
terminaron resaltando cier- idea de grupos humanos
tas características físicas, divididos en razas blancas,
los que según ellos marca- negras, amarillas, y cobri-
ron una «evidente» dife- zas. La ciencia genética ac-
rencia entre grupos huma- tual nos ayuda a confirmar
nos, como el color de la piel, la tesis de que el ser huma-
y así ignoraban otros por no es una sola especie.
completo, como por ejem- Nuestra especie tiene su
plo el color del cabello. Sin La teoria de la evolución de Charles Darwin, origen hace millones de
embargo, no hay ninguna al establecer que el ser humano tenía pa- años en el continente de
razón por qué el color de la rentesco con los monos, fue utilizada por las África y probablemente co-
teorias racistas para señalar un vinculo di- menzó a migrar hacia otros
piel debe ser más importan-
recto entre los negros y los monos. continentes recién hace
te que el color del cabello
en clasificar diferentes gru- aproximadamente 100,000
pos humanos. - 200,000 años. El hecho de que los eu-
ropeos, asiáticos e indígenas de las
Los criterios utilizados eran básicamente arbitrarios Américas también descienden de pobla-
en el sentido biológico. Además, como se demuestra en el ciones que originalmente habitaban en
muy conocido estudio de Stephen Jay Gould, La Falsa Medida África explica porque los genéticos no
del Hombre, casi todos los científicos del siglo XIX y princi- encuentran ningún tipo de variación ge-
pios del XX manipulaban sus datos para que sus «medidas» nética entre europeos, asiáticos o indí-
de cráneos y cerebros, una metodología que suponía la exis- genas que no se encuentran también
tencia de razas más inteligentes y otras menos, favorecie- en alguna población nativa de África. Es
ran a los de descendencia europea. Sin embargo, se trata- decir, en realidad lo que la ciencia ac-
ba de una suposición ya que hasta la fecha no hay ningún tual sugiere es que a nivel genético, en
estudio que demuestre relación alguna entre tamaño del el fondo de nuestro ser como ser hu-
cráneo o cerebro y nivel de inteligencia. De hecho si fuera mano, todos somos africanos.

7
No hay nada en esta historia so- es tan obvia así que mejor explicamos de donde se deriva la
bre la ciencia y el racismo que nos debe palabra etnicidad.
sorprender. La ciencia antigua que in-
tentaba mostrar la existencia de razas Su significado se deriva del griego, «ethnos» que sig-
diferentes era un movimiento intelec- nifica algo semejante al significado original de raza, es decir,
tual que básicamente pretendía susten- algo así como «gente que vive junta» o «pueblo que com-
tar la tesis equivocada sobre la supe- parte las mismas características.» Cuando se escuchaba el
rioridad de la mal llamada «raza blan- termino etnia en el siglo XIX muchas veces era empleado
ca.» ¿Por qué? Para defender los inte- básicamente como un sinónimo de la palabra raza y por tan-
reses políticos y económicos de los eu- to encajaba con la idea de que las características culturales
ropeos. Es decir, justificar la esclavitud o sociales que unen un grupo social se derivan de las su-
de alrededor de 12 millones de africa- puestas características físicas que el grupo tiene en común.
nos, institución que para el siglo XIX ya El ejemplo clásico es la vieja y ya descomprobada idea de
venía siendo fuertemente cuestionada que el tamaño promedio de los cerebros de un grupo deter-
por varios intelectuales abolicionistas mina el nivel de conocimiento que el grupo posee. Etnia abar-
y movimientos de liberación dirigidos caba este campo semántico en aquel tiempo precisamente
por ex-esclavos como los que creó la porque lo de priorizar las características físicas del ser hu-
nación de Haití. Y también para justifi- mano por encima de su aspecto social y cultural y los inten-
car la ya consolidada colonización eu- tos de clasificar grupos humanos por lo físico estaban de
ropea de las Américas y la colonización moda en ese siglo como ya hemos señalado.
que aún faltaba consolidar en los con-
tinentes de África, Asia, y Australia. En
otras palabras les convenía hablar de En realidad etnicidad y su derivado, etnia, no solían
blancos, indios, y negros - y no tanto ser términos ampliamente empleados hasta el siglo XX y ahí
de rubios, castaños, y pelirrojos – por- es cuando empezó a cambiar el énfasis en su significado, si
que era código secreto para identificar bien nunca se ha divorciado por completo del concepto de
quiénes debían seguir siendo los amos raza. Varios eventos históricos y pensadores jugaron un pa-
y quiénes los esclavos, quiénes los co- pel decisivo. El evento histórico que tuvo más impacto en
lonizadores y quiénes los colonizados. este sentido fue la segunda guerra mundial con la emer-
Y es así que nos han enseñado a ha- gencia del nazismo, una política que se basaba precisamen-
blar y a percibir el mundo en términos te en la ideología de la supuesta supremacía de la raza blan-
de razas diferentes que al final nunca ca. En la práctica la política nazista se tradujo en el genoci-
existieron. dio de casi 6 millones de
judíos, gitanos, y otros
De raza a etnicidad: grupos considerados
¿Problema solucio- racialmente inferiores a
nado o por solucio- la inventada «raza
nar? aria» alemana.
Entonces ha-
biendo estudiado la Tras derrumbar el
trayectoria del término régimen de Adolfo Hitler
raza habría que inves- y descubrir los horribles
tigar otro término que actos de exterminación
si bien tiene trayecto- masiva, tortura e inani-
ria propia es frecuen- ción forzada, varios líde-
temente confundido res mundiales por fin re-
con raza: el término de conocieron lo peligroso
etnicidad. Siguiendo que había sido basar
nuestro ejemplo líneas una política en el con-
arriba podemos plan- cepto de raza. La evi-
tear otro problema, y dencia de esta respues-
es que si escoger el ta mundial al problema
color de cabello como de racismo se encuen-
criterio exclusivo para tra en la declaración uni-
clasificar seres huma- versal de los derechos
nos en razas distintas humanos ratificado en
es igual de arbitrario 1948 por las Naciones
como escoger el color Unidas cuyo propósito
de la piel o tamaño del principal era precisa-
cerebro, entonces mente denunciar abier-
tampoco existe una tamente los horrores
raza de pelirrojos. Sin Comparaciones entre negros y monos, reali- producidos por el racis-
embargo ¿Podría exis- zadas por Nott y Gliddon, 1854. Este libro era mo del régimen nazista.
el principal texto norteamericano sobre las di- Y de ahí también salió la
tir una etnia de pelirro- ferencias raciales. Tomado del libro La Falsa
jos? La respuesta no idea de que habría que
Medida del Hombre, de Stephen Jay Gould.
buscar otra forma de

8
conceptualizar las dife- Sobre todo lo que
rencias entre diferentes este concepto de etnici-
grupos humanos, enfo- dad nos indica es que si
cándose más en el as- nuestra forma de identi-
pecto social y menos en ficarse con un determina-
las diferencias físicas. do grupo social es algo
Es decir se evidenció la que aprendemos, enton-
necesidad de comenzar ces también, puede ser
a mirar el concepto de desaprendido. El hecho
etnicidad como algo dis- que sea una construcción
tinto a lo de raza, reto- social significa que si bien
mando su antiguo sig- la sociedad de mil mane-
nificado de gente con ras nos impone una iden-
algo en común, pero tidad étnica, también hay
enfatizando que «lo co- un elemento de decisión
mún» se basaba princi- propia en juego y por tan-
palmente en factores to la identidad étnica es
sociales, lingüísticos, y algo cambiable. Reto-
culturales y no tanto en mando el ejemplo de los
características físicas. de la U y los del Alianza
para entender este con-
Felizmente para cepto sólo tienes que re-
mediados del siglo XX conocer lo obvio: no na-
ya existían varias co- ciste fanático de equipo
rrientes intelectuales alguno, sino alguien por
que sirvieron para teo- «Las evidentes analogías y diferencias entre un
ahí tuvo que enseñarte
rizar el lado social del tipo inferior de humanidad y un tipo superior para que seas un fanáti-
concepto de etnicidad. de monos no requieren comentario alguno». co del uno o del otro
Entre los pensadores Nott y Gliddon, Types of Mankind, 1854. equipo y así te identifica-
más conocidos está el Tomado de Stephen Jay Gould: La falsa medi- ras con algunos de los
sociólogo Max Weber. da del hombre. miembros en tu mismo
Para principios del siglo grupo. Sin embargo,
XX Weber ya argumentaba que grupos étnicos no eran lo siempre existe la posibilidad de que to-
mismo que grupos raciales, sino que la etnicidad se forma mes conciencia del proceso social en el
en base de una construcción social, es decir dependiendo que has aprendido a identificarte como
totalmente del momento histórico en que nace y las circuns- tal y así decidir con voluntad propia cuál
tancias sociales en que un grupo sea reconocido como dis- camino escoger para el futuro: si quie-
tinto a la sociedad que lo rodea. Weber estableció dos co- res rechazar el estatus étnico que la
sas importantes en sus teorías sobre etnicidad: que los gru- sociedad te ha dado o si bien prefieres
pos étnicos frecuentemente se encuentran en una lucha para reafirmarlo y seguir luchando para que
el «estatus» social, es decir frente una sociedad que privile- sea considerado un estatus étnico acep-
gia algunos grupos y desprecia otros. Y que también pue- tado por la sociedad en que vives.
den existir grupos étnicos que no tienen nada que ver con
grupos raciales, es decir grupos con un determinado esta- Si bien los conceptos de Weber
tus social, con experiencias compartidas, y con ciertos as- entre otros ayudaron a establecer una
pectos sociales o culturales en común que no tienen nada línea entre etnicidad y raza - la primera
que ver con sus rasgos físicos. supuestamente indicando lo aprendido
socialmente y la segunda lo dado bio-
Por dar solo un ejemplo – uno que no tiene nada que lógicamente - resultó bien difícil sepa-
ver con rasgos físicos - bajo este esquema habría que reco- rarlos de manera absoluta así como es
nocer que los barristas del Universitario y del Alianza cons- difícil de separar lo natural de lo social;
tituyen dos grupos étnicos distintos (y de hecho rivales lu- ya que lo que consideramos «natural»
chando por ser el grupo con «mejor» estatus). Cada grupo cambia de un momento histórico a otro
participa en la misma sociedad, pero en base de experien- porque estamos constantemente re-
cias diferentes. Todos van al estadio juntos, pero unos se presentándolo socialmente. En primer
sientan en la sección de la U, otros en la sección del Alianza. lugar, tras varios siglos de colonización
Todos gritan, pero gritan cosas distintas dependiendo de y esclavitud (los cuales fueron justifi-
cuál equipo quiere ver meter el golazo. Todos van vestidos, cados con la inversión de muchos re-
pero unos van con las camisetas en blanco y azul; otros con cursos políticos, económicos e intelec-
camisetas cremas, y así sucesivamente. Lo importante es tuales para clasificar y jerarquizar po-
que no hay absolutamente nada natural en que uno sea blaciones humanas en términos de ra-
fanático del Alianza o de la U, sino es una cuestión neta- zas diferentes) el concepto de raza en
mente social en base de un proceso social en que todos los sí resultó muy poderoso. Se podría de-
fanáticos han aprendido a identificarse con el que aprecian cir que lo hemos superado en cuanto
como el «mejor» equipo. queda descomprobado como una bio-

9
logía falsa por la ciencia genética ac- ción étnica. Es decir su estatus social como grupo racial les
tual; sin embargo, sigue siendo utiliza- formó históricamente en un grupo étnico porque el vivir como
do frecuentemente en nuestra forma un grupo racial, de hecho, era compartir ciertas experiencias
social de identificar a otros grupos ét- sociales e históricas bien distintas.
nicos y en auto-identificarnos.
Por ejemplo es obvio que no todos los que eran consi-
Nos han enseñado a ver grupos derados de la «raza negra» en las Américas fueron esclavos
humanos pensando en algunos rasgos ya que siempre existió una población de libertos; sin embar-
físicos seleccionados, ignorando otros go, para mucha gente que se identifica como afrodescendiente
que no encajan en el viejo esquema de es importante identificarse con la experiencia histórica de la
rasgos raciales. Así muchas veces pen- esclavitud y sus varias dimensiones. ¿Por qué? Porque du-
samos que estamos hablando de un gru- rante el periodo de esclavitud el ser «negro» era socialmen-
po en términos de características bioló- te casi un sinónimo de ser «esclavo.» Y porque mucha gente
gicas que comparten (color de piel, ras- de descendencia africana sufrieron los estereotipos y el le-
gos faciales, etc.); pero sin darnos cuen- gado cultural que derivaron de la sociedad esclavista sin im-
ta que el ignorar otros rasgos físicos (ej. portar si fueron esclavos o no. Lo que es igualmente impor-
color del cabello) corresponde a un pro- tante, es señalar que los afrodescendientes se identifican no
ceso social. Corresponde a un proceso solamente, ni esencialmente, con las experiencias negativas
de aprendizaje social sobre cuáles as- de la esclavitud, sino también con las positivas, es decir las
pectos biológicos nos llaman la atención varias campañas de resistencia contra la esclavitud y la even-
y cuáles no. Esto es lo malo y la parte tual exitosa lucha para la abolición.
confusa entre raza y etnicidad.
El asunto es que al tomar conciencia del problema del
concepto de raza y las formas en que fue institucionalizado
y difundido por las sociedades anteriores, las experiencias
compartidas de racialización fueron dando forma a muchos
de los grupos étnicos actuales que hoy conocemos. Y esto
no es necesariamente negativo ya que lo que desean mu-
chos grupos étnicos actuales no es promover la continua-
ción del concepto de raza que forma parte de su historia, ni
mucho menos promover prácticas de racismo; sino desean
reclamar su historia compartida como un grupo étnico que
ha sido racializado. Y así exigir que su propia historia sea
reconocida, sus experiencias como un grupo racializado su-
friendo y luchando no sean olvidadas, y que no se repita la
misma historia. Son éstas las condiciones en que se ha de-
sarrollado la relación compleja entre raza y etnicidad.
Hay también una parte positiva y
donde existe más claridad. Como todos Y al final ¿qué hay de los pelirrojos
hemos aprendido a identificarnos étni- como un grupo étnico, son o no son?
camente en base de estas ideas sobre Pues, yo creo que la respuesta tendría que ser un sí y
características raciales (es decir incon- un no. En la actualidad es un poco difícil conceptualizar a los
cientemente resaltando ciertos rasgos pelirrojos como un grupo étnico obviamente constituído por-
físicos y ignorando otros) también te- que se encuentran dispersos en todas las clases sociales,
nemos la posibilidad de escoger como en diferentes espacios geográficos, hablan diferentes idio-
queremos identificarnos étnicamente mas, y no está nada claro que realmente han compartido
para el futuro. Algunos sin duda pro- muchas experiencias sociales en común a lo largo de la histo-
pondrían que hay que desistir de ha- ria. Ni siquiera existen muchos estereotipos sociales sobre
blar del concepto de raza y las formas los pelirrojos – por lo menos comparado con los mal entendi-
en que fue institucionalizada totalmen- dos «rubios tontos» - algo que tal vez sirve para ir formando
te. Tal vez así dejemos a un lado tam- su conciencia étnica y sus deseos de juntarse en defensa
bién la identificación de grupos étnicos propia como pelirrojos. Pero imaginemos que por los próxi-
en base de grupos raciales histórica- mos 300 años empezáramos a tratar a los pelirrojos como
mente inventados. Sin embargo, esta fueron tratados algunos grupos raciales bien conocidos. Los
propuesta evita el asunto de que en el juntamos, los mudamos al Polo Norte, los hacemos trabajar
pasado – y ya por varios siglos – dife- bajo el pretexto de que sólo sirven para cuidar las capas
rentes grupos que fueron clasificados glaciales que están en peligro, y por fin los liberamos de su
como grupos raciales de hecho compar- condición de servidumbre al ambientalismo mundial diciendo
tían experiencias de racialización seme- que nos hemos equivocado en pensar que todos los pelirro-
jantes y así se encontraban en condi- jos son iguales. Para ese entonces lo seguro es que habrían
ciones sociales parecidas. Efectivamen- desarrollado una conciencia étnica propia y que por mas ar-
te el proceso de racialización de gru- bitrario y equivocado que haya sido su identificación por el
pos humanos terminó formando perso- color de su cabello me imagino que también estarían en plan
nas con experiencias vividas en común de reclamar una historia propia como pelirrojos.•
y por tanto a lo largo en una identifica-

10
RACISMO:
IDEOLOGÍA DEL PODER,
PODER DE LA IDEOLOGíA.
Newton Mori Julca

Nosotros y... los otros. Pero esto no sólo sirve para fue-
El ser humano es un animal de grupo, y al igual que ra de un determinado grupo social, sino
otros animales, sus estrategias de sobrevivencia estan de- que se reproduce al interior del mismo
terminadas por el acceso a espacios que le puedan suminis- estableciendo jerarquías sociales, de
trar recursos. Esto ha sucedido desde los inicios de la hu- tal forma que quienes se van incorpo-
manidad de tal forma que a medida que se van complejizan- rando van ocupando lugares de subor-
do sus sistemas de organización, se van elaborando meca- dinación, de esta manera el grupo que
nismos que pueden legitimizar la propiedad o acceso a es- ejerce dominio social es cada vez más
tos recursos. reducido.

Si examinamos los procesos de constitución de la dife- Ideología del poder


renciación entre los seres humanos, encontramos que es- El racismo tal y como lo conoce-
tas se reducen a dos grandes grupos, la primera y funda- mos en la actualidad, es un producto
mental es de orden biológico: hombre / mujer; y la segunda europeo y tiene sus orígenes en el si-
de orden social: nosostros / los otros. La historia de la hu- glo XIV. Todas las anteriores manifes-
manidad de esta manera también puede verse como la his- taciones de rechazo de un grupo hu-
toria por la legitimización de estas diferencias para ejercer mano a otro diferente o diferenciado
dominio. que se presentan en las diferentes cul-
turas a nivel mundial, se distinguen de
Pero por si sola la capacidad de ejercer dominio no es ésta porque no llegaron a formularse
suficiente, pues requiere de un esfuerzo constante y de una en una teoría globalizante, es decir,
actitud vigilante, por ello son necesarios los medios para que abarcaba de manera espacial toda
justificar este dominio y que el dominado interiorice y acep- la humanidad, de manera temporal per-
te el dominio, es decir, se requiere aceptar la condición de duraría en el tiempo y social - política
subordinado de tal forma que al aceptar esta situación, tam- que utilizaba, y aún lo sigue haciendo
bién, en determinado momento, se contribuya a que ésta para su validación, un instrumento en
se mantenga. apariencia imparcial: la ciencia.

Esta justificación o justificaciones entran en el campo


del pensamiento, conformado por creencias, religión, cos-
movisión o visión sobre el mundo, etc. y elaboradas en con-
junto constituyen la ideologia. La ideología es una visión del
mundo, sobre cómo está conformado, cuál es nuestra posi-
ción en él y cuál es nuestro rol o desempeño. De esta mane-
ra la ideología se convierte en los ojos a través de los cuales
vemos y ordenamos todo lo que nos rodea.

De esta forma encontramos que todas las sociedades


desde sus inicios establecen quiénes conforman el grupo y
quiénes son los otros, generalmente identificados como ene-
migos, bárbaros, extraños etc, a ellos se los minimiza, este-
reotipa, degrada, demoniza, aveces generando terror y con
ello justificando cualquier tipo de accionar. Hasta donde se
sabe, esto ha sucedido desde las diversas «tribus» hasta
los grandes imperios y el imperialismo y pasando a otro pla-
no lo vemos en todo lo relativo a los extraterrestres y ovnis.

En el caso de nuestra sociedad precolombina, encon-


tramos que los Incas ejercían este tipo de diferenciación,
pues ellos y quienes estaban bajo su dominio se denomina-
ban runas, es decir hombres verdaderos, el resto o quienes
no se sometían al imperio no tenían ni el nombre ni el trato
de seres humanos.

11
cia vendría a demostrar lo que el poder y el dominio occi-
dental necesitaba demostrar: que la humanidad se dividía
en razas, las cuales ocupaban un orden jerárquico dentro
de la naturaleza y que por tanto en el plano social determi-
nados grupos humanos estaban destinados a disfrutar de
los beneficios de la «civilización» y otros grupos a generar
estos beneficios.

El poder de la ideología
Al establecerce «científicamente» la diferenciación de
la especie humana en razas, se convirtió en una verdad in-
cuestionable, pero esto no quiere decir que no hubieran voces
cuestionadoras de estos planteamientos. Desde los inicios
de la expansión europea y sus métodos de dominio, siem-
pre hubieron voces que cuestionaron este proceder, el pro-
blema es que estas posiciones no contribuían a consolidar
el dominio, por ello si bien es cierto muchas de ellas tuvie-
ron presencia, al final prevalecieron los intereses basados
en establecer categorias inferiores de seres humanos para
poder apropiarse de sus recursos y fuerza de trabajo.

El poder del racismo como ideología radica no sólo en


justificar el dominio, sino que el dominado interiorice y se
desenvuelva de acuerdo a lo establecido por la ideología.
El racismo como ideología, se Cuando escuchamos en la vida cotidiana, en la escuela y
basa en determinadas categorías, la otros espacios el termino raza es la comprobación de la per-
principal es la noción de raza como la sistencia de las nociones racistas sobre la diferenciación
división de la humanidad en grandes dentro de la especie humana.
grupos diferenciados a partir del «co-
lor» de la piel y apartir de esta caracte- El termino raza y el racismo están intimamente ligados y
rística deducir determinadas «habilida- se han desarrollado en conjunto y el éxito de su prédica se
des» grupales. materializa en la utilización cotidiana de la identificación que
hace la población del color de la piel con el concepto de raza y
El nacimiento del racismo como en el plano social en la situación actual de la población afrope-
ideología del poder va de la mano con ruana e indígena en nuestro país, en los estereotipos, mode-
la expansión de Europa a partir del si- los educativos, exclusión e invisibilidad, en la precariedad de
glo XIV, cuando por diversas circunstan- los servicios a los que tienen acceso y en la nulidad de políti-
cias, económicas principalmente, entra cas públicas destinadas a superar esta situación.
en contacto con otras sociedades en
diferentes continentes, la mayoría de Racismo y derechos humanos.
las veces de manera cruenta, ocupan- De esta manera el racismo en nuestra sociedad es
do y convirtiendolas en colonias. estructural, con esto queremos decir que no es un hecho
originado hace 50 o 100 años, sino que forma parte de cómo
El siglo XV es la etapa de la his- se estructuró nuestra sociedad, particularmente desde la
toria mundial que se caracteriza por invasión española y que hasta la fecha sigue vigente. Como
que diferentes culturas y grupos huma- fenómeno social se transforma y adapta perpetuándose en
nos de diferentes continentes entran las relaciones sociales y de poder.
en contacto por primera vez de mane-
ra articulada, no de manera directa sino Conocerlo y saber lo intimamente que está relaciona-
mediante la intermediación de imperios do con nuestro desenvolvimiento como país es de crucial im-
europeos. Estas nuevas realidades portancia en el proceso de ir avanzando en la construcción de
necesitaban ser entendidas para domi- una sociedad equitativa y de ejercicio pleno de ciudadanía, lo
narlas y justificar este dominio y será cual significa ser sujetos plenos de deberes y derechos, no es
durante los siglos XVI, XVII y XVIII, que pues un tema de acceso a ciertos servicios; sino el cuestiona-
se producirá grandes debates sobre la miento a cómo se han conformado las relaciones sociales y
«naturaleza» de estos grupos huma- con ello el acceso a los medios materiales y espirituales que
nos que irá paralelamente con la reco- nos permitan desenvolvernos plenamente como seres huma-
pilación de datos de flora, fauna y ma- nos en nuestra sociedad.
nifestaciones culturales.
En este proceso, los derechos humanos juegan un
Será a mediados del siglo XVIII papel decisivo, pues son el instrumento para construir ciu-
que toda la información recopilada, será dadanía. Conocer y ejercer nuestros derechos también es
procesada e interpretada de manera un instrumento de desarrollo colectivo, pues da el marco de
científica. La ciencia, como toda activi- referencial a partir de los cuales diseñar y negociar políticas
dad humana, no está libre del punto de públicas, tanto a nivel del gobierno central, como de los di-
vista de quien observa, por ello la cien- ferentes gobiernos e instancias regionales y locales.

12
EL RACISMO Y
el pueblo AFROPERUANo
Lilia Mayorga Balcazar

L os y las afroperuanas entendemos el racismo des- a favor de nosotras y nosotros. Todo lo


de estos puntos: anterior favorece y refuerza prejuicios
contra nuestro grupo étnico.
Exclusión:
Es notoria la exclusión de afroperuanas y afroperuanos De igual forma, nuestro proceso
en los asuntos y en la vida pública del país. No hay afrodes- organizativo, organizaciones y líderes
cendientes ocupando cargos públicos de importancia, ni tam- hombres y mujeres son desconocidos
poco en instituciones como las fuerzas armadas, la iglesia o no sólo por las autoridades; sino tam-
los órganos de control, entre otros. Esto sucede en los ámbi- bién por gran parte de los actores polí-
tos local, departamental, o nacional y si hay afrodescendien- ticos y sociales y nacionales y para la
tes participando, estos casos, son la excepción no la regla. mayoría de agentes económicos y
agencias de cooperación.
Otra manifestación de la exclusión política que sufri-
mos los afroperuanos es el desinterés mostrado por los par-
tidos políticos y líderes de opinión ante nuestros problemas. Cuestión de piel:
Los partidos políticos no han incorporado en sus propuestas El racismo entonces no sólo está
acciones concretas a favor de nuestras comunidades. En oca- en la invisibilidad, ni en la exclusión, po-
siones, por el contrario, han minimizado o reconocido sólo de breza y marginación, también se en-
manera formal, nuestras demandas y aspiraciones. cuentra o aparece como algo gracioso
e inofensivo, se dice: «sólo es un chis-
Pobreza, marginación: te». La proliferación de este tipo de
La pobreza y la marginación económica son unos de humor donde la risa surge a partir de
los más grandes problemas de nuestras comunidades. La las comparaciones absurdas, el doble
gran mayoría de las y los afroperuanos, integramos la po- sentido o el estereotipo es signo de
blación más pobre del país. Dicha situación se manifiesta en que aquello que convive en nuestro in-
la escasez de oportunidades de empleo, en las pésimas re- terior soterradamente suele emerger
muneraciones que recibimos por el trabajo que realizamos, en forma de risa aparentemente inofen-
en la falta de crédito, en la precariedad de nuestras propie- siva. La intención de estas líneas es
dades y en la ausencia de iniciativas empresariales que ase- reafirmar lo que todos sabemos, hay
guren nuestro desarrollo. motivos para descubrir nuestro racis-
mo en la cotidianidad, y por lo tanto me
La pobreza también se manifiesta en nuestras pési- gustaría reforzar, que el primer paso
mas condiciones de vida. En las zonas urbanas, vivimos en para enfrentar a un enemigo es identi-
áreas deprimidas que carecen de los servicios básicos más ficarlo, el racismo se esconde no sólo
elementales. En el área rural nuestra situación es peor aún en los chistes, también en el habla co-
muchos de los centros poblados en que vivimos están total- tidiana en los «chistes racistas», en las
mente aislados por carecer de vías y de medios de comuni- «mentiras blancas,» en el «humor ne-
cación adecuados, no cuentan con servicios básicos y debi- gro» en «nuestra autoestima», en fin,
do al tiempo y a fenómenos naturales: inundaciones, terre- en todo lo que está dentro de nuestra
motos como el último, etc., se nota un constante deterioro piel y fuera de ella.
del entorno y la vida de nuestros pueblos.
No se ha enfrentado el racismo
Pese a lo anterior no existen políticas sociales que nos desde el estado. Pero le exhortamos a
favorezcan: la educación que recibimos es de muy mala ca- que implemente mecanismos de reco-
lidad y muchos de nuestras hijas e hijos no pueden culminar nocimiento de la diversidad cultural.
sus estudios y se ven lanzados al mercado laboral como Pero también es necesario penar el ra-
mano de obra barata y poco calificada, con escasas posibili- cismo, hay que establecer sanciones
dades de obtener empleo. para quienes ejercen ese tipo de vio-
lencia. Finalmente desde CEDET conjun-
Invisibilidad: tamente con la población afroperuana
Se desconocen nuestros aportes, no existe informa- hemos diseñado políticas públicas no
ción estadística y bibliográfica que permita conocer nuestra sólo para enfrentar la tara de lo que es
situación actual, nuestros problemas y los factores que im- el racismo, sino para igualar las opor-
piden nuestro desarrollo. Tampoco se conoce cuántos so- tunidades y fortalecer los derechos del
mos y las políticas sociales del estado no están elaboradas pueblo afroperuano.

13
LOS RACISMOS DEFINIDOS
Máximo Estupiñán Maldonado
Universidad Americana UAM
Nicaragua

«Ante todo quisiera decir que hay que tener presente que no hay
un racismo sino racismos; hay tantos racismos como grupos que necesi-
tan justificar que existen tal y como existen, lo cual constituye la función
invariable del racismo»
Pierre Bordieu

La finalidad del presente artículo EL RACISMO DE ESTADO, este el más completo de los
es contribuir a una aproximación concep- racismos dentro de las sociedades, tiene como característi-
tual del racismo en el Perú y el mundo. ca básica la legalización de la discriminación racial dentro
El racismo aunque posee un conjunto del aparato legal, organizando toda la sociedad alrededor
de características constantes posibles de una serie de privilegios y derechos raciales, en él la ley
de identificar, es a su vez un fenómeno es igual a la costumbre, es decir, hay derecho de discriminar
que va evolucionando, adaptándose a y existe el deber2 de aceptar la discriminación. Es típico de la
una serie de cambios que modifican su época colonial africana e hispanoamericana, el periodo nazi,
forma, convirtiéndolo en un fenómeno el sistema del apartheid en África del Sur y el caso de Norte
multiforme, estos son algunos de los lla- América.
mados tipos de racismo.

El racismo es un problema de re-


laciones interpersonales e intergrupa-
les, tiene como función práctica la di-
namización de las relaciones intergru-
pales asimétricas en un contexto don-
de la desigualdad adquiere la catego-
ría de sistema. Como seudoteoría, bus-
ca, naturalizar1 y por tanto justificar las
desigualdades sociales y económicas
de los grupos.

Aún no se saben muchas cosas


con exactitud acerca de este monstruo
cancerígeno que contaminó el mundo,
lo que sí se afirma con certeza es que
con la expansión europea en el siglo
XV el racismo se difundió rápidamente
por todo el mundo en latitudes sin pre-
cedentes. A parte de su extensión geo-
gráfica, ningún otro racismo se había
desarrollado tan ampliamente (ha ha-
bido otros racismos: Ruanda, Burundi,
Nigeria, Japón y España, pero sin seu-
doteorizarse tan elucubradamente). Tal
fue la expansión de racismo como for- EL RACISMO MILITANTE, este racismo es el típico que
ma de organización colonial, que mu- se desarrolla actualmente en Europa con los grupos neona-
chas de sus estructuras se han mante- zis (skinheads) y nazis en Alemania, también el del ku klux
nido con gran vigencia durante los pro- klan y la asociación para el desarrollo de la gente blanca en
cesos de descolonización del mundo y USA, que son hermandades extremistas tremendamente
actualmente se le puede considerar arraigadas a las teorías racistas de interpretación de la so-
como una de las ideologías contempo- ciedad, poseen armamento, reuniones secretas y son con-
ráneas más influyentes de la moderni- sideradas criminales. En este caso los extremistas se orga-
dad y el pensamiento contemporáneo. nizan políticamente, el «humalismo» en el Perú es su más
Veamos algunos tipos. reciente y lamentable expresión.

14
europeo donde nadie quiere llamarse
racista, pero que psicológicamente man-
tiene la creencia generalizada en las
«razas humanas», una serie de prejui-
cios, estereotipos y conductas discrimi-
natorias, referidas a patrones de «bue-
na presencia» o «nos reservamos el
derecho de admisión». La única diferen-
cia entre el racismo asolapado, el libe-
ralismo, el nacionalismo, el marxismo,
y el posmodernismo, es que hoy casi
nadie se declararía como ferviente ra-
cista de manera pública, esa es pues
una característica esencial del racismo
como ideología: su carácter actitudinal,
privado, intrapersonal, subjetivo, valo-
rativo así como interpersonal.

EL RACISMO POR DESESTRUCTU-


RACIÓN SOCIAL5, es el que se desen-
cadena entre los grupos étnicos de una
sociedad multicultural como consecuen-
cia de una destrucción temporal de las
estructuras de poder estatales y priva-
das, como fue el caso del Perú durante
la guerra de Chile contra Bolivia y Perú,
donde al desgastarse los mecanismos
de control y poder en las haciendas se
desencadenó un enfrentamiento inte-
rétnico entre «indios» y «negros» vs.
«chinos» paralelo a la guerra interna-
cional. Aquí ya hay racismo, pero se des-
encadena otro tipo.

EL RACISMO DE RESPUESTA, este racismo es el que se


produce como respuesta al maltrato que en el tiempo han
sufrido los grupos sociales que han sido precisamente vícti- Notas
1
mas del racismo, estos grupos se organizan y plantean un Recomendaría revisar la definición de
racismo de retorno considerando inferiores a los grupos que «reificación» del genetista R. Lewon-
los discriminaban, es un claro ejemplo el grupo Black Pan- tin en El Sueño del Genoma Humano y
ters liderado por Malcom «X» en USA que consideraba a los otras Ilusiones, entendida como acción
blancos como encarnación propia del demonio. En este caso de «cosificar» es decir pretender dar
hay una atribución del derecho de defensa por parte de las a algo que no es cuantificable carác-
víctimas mediante la práctica del racismo de abajo hacia arri- ter de cosa.
ba, el indigenismo extremista es una manifestación clara en
el Perú3. 2
Puede verse la argumentación de «co-
sismo» en vez de «clasismo» expues-
EL RACISMO HACIA ADENTRO, también conocido como ta por M. Finley en sus trabajos de
endoracismo, este racismo es uno del tipo perfeccionista, Esclavitud Antigua.
que busca la eliminación de los débiles o diferentes dentro
3
de su propio grupo, su práctica fue común dentro de la ideo- Aun habría que revisar a mayor pro-
logía nazi. Pero este racismo aversivo también se manifies- fundidad la acción xenofóbica de Mon-
ta sin exterminar necesariamente a la propia progenie, lo teagudo contra los españoles en el
encontramos cuando por ejemplo los mismos hijos de mi- Perú de la independencia.
grantes andinos en la costa rechazan sus antecedentes cul-
4
turales, se disfrazan, mutan, se aculturan apresuradamen- Véase como ejemplo el cuento Alie-
te, se alienan4 y tratan de descholificarse. En el inconscien- nación de Julio Ramón Ribeyro en La
te subsiste un complejo de inferioridad aprendida, la sico- Palabra del Mudo.
patología del mejoramiento de las «razas», la psicosis del
5
«mestizo». Véase el trabajo de Heraclio Bonilla,
Un Siglo a la Deriva. También sobre di-
EL RACISMO ASOLAPADO o POR COSTUMBRE, es el tí- cha guerra el trabajo de Paz Soldán.
pico racismo que prima en el Perú, en Cuba, en Brasil, en
Argentina, es decir en muchas partes del mundo latino y

15
Somos iguales y sigue
existiendo racismo
Margarita Ramírez Mazzetti

C EDET, Centro de Desarrollo Ét- que es lo que hoy se exige. Si hay un derecho: es la diversi-
nico, en su consecuente práctica de lu- dad; pero lo que si no hay, es un derecho para las feministas,
cha contra la discriminación y el racis- otro derecho para los homosexuales, otro derecho para los
mo, ha concluido, que las faltas come- curas…. Eso es lo que no puede haber porque eso es lo que
tidas por esos motivos, son desacier- hunde a la sociedad.
tos contra los derechos humanos, en
tanto todas las personas somos igua-
les y por eso dignas de consideración Lograr la igualdad para todos
y respeto. Este es el fin de todo movimiento a favor de los dere-
chos humanos y el de la última conferencia sobre racismo de
la ONU, Durban II, por supuesto. El secretario general de la
SOMOS IGUALES ONU, Ban Ki Moon, en el discurso de inauguración llamó a
Sabemos que la declaración uni- enfrentar las formas ocultas de racismo: sigue existiendo
versal de los derechos humanos ha racismo a pesar de décadas de promoción…, dijo Ban3,
cumplido 60 años de su promulgación. Este evento tenía como objetivo evaluar el avance logrado
Ya desde su proemio este documento en las metas que se establecieron en la conferencia mundial
señala la igualdad del ser humano, su contra el racismo: la discriminación racial, la xenofobia y las
semejanza. La riqueza humana, dice formas conexas de intolerancia, la cual se celebró en Durban,
Fernando Savater1, no es la diversidad, Sudáfrica en el año 2001. Fue llamada conferencia de exa-
sino la semejanza. Eso que hoy se en- men y debía servir como catalizador para cumplir con las pro-
seña que lo rico es la diversidad, no es mesas de la declaración y el programa de acción aprobados y
tanto así. La diversidad es un hecho; encaminados a lograr la igualdad para todos los individuos y
pero la igualdad es un derecho. Él, ex- grupos de todas las regiones y países del mundo.
plica que todos vemos con aprecio que
haya en el mundo diversas formas de
vida, de familia, de pensamiento, reli- Pero el primer día, se varió el rumbo de la conferencia.
giones o no religiones. Pero la seme- En su intervención el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad
janza humana nos permite la comuni- señaló a Israel como racista y eso dio pie a un gran alboro-
cación. Por ejemplo, añade, podemos to. Sin embargo el segundo día se aprobó una declaración
traducir libros de una lengua a otra, final que reafirma los compromisos adquiridos en 2001 en
podemos comprender los problemas Sudáfrica, cuyo éxito dependerá de la aplicación efectiva por
que tiene alguien en una catástrofe, los parte de los estados. Fuentes de noticias dicen que algu-
padecimientos de la guerra, o lo que nas instituciones han calificado esta declaración sin enver-
se sufre por ser perseguido o discrimi- gadura ni ambición, mientras otras afirman que el texto marca
nado. A nadie le gusta quedarse sin un avance considerable en materia de libertad de expresión
casa, que lo bombardeen, que lo muti- porque coloca al individuo en el centro y estipula que es
len, que lo desprecien. La semejanza éste el que tiene los derechos.
humana es la base principal de los de-
rechos humanos porque nos hace más ¿Logrará algún día la humanidad el reconocimiento de
humanos. En ellos se insiste en la igual- su igualdad...? Creo que sí. ¡Ojalá! Los seres humanos so-
dad y en la semejanza. Si no hubiera mos iguales porque somos personas, quiere decir, todos
sido así, no hubiera podido haber de- somos individuos de la misma especie dignos de considera-
claración universal de los derechos hu- ción y respeto. Y esto hay que entenderlo y vivirlo.
manos. Y así como es cierto que somos
diferentes, al mismo tiempo, todos te- DESDE LA AFROPERUANIDAD
nemos que funcionar juntos, en socie- «Somos los afrodescendientes más fuertes, los que
dad. Hay que tener un mínimo común hemos sobrevivido a los embates del destino, los que nues-
denominador de alguna forma. Este tras madres alimentaron con sus pechos, los que fuimos
común denominador, son los derechos salvados de las fiebres y enfermedades de bebés. Los que
universales, que nos involucran a to- fuimos enviados a los colegios y que además de estudiar
dos. Lo que no podemos, concluye porque nos gustaba y alegraba hacerlo, teníamos que pe-
Savater2, es confundir el derecho a la lear a diario contra el racismo que para nosotros en esa
diversidad, con la diversidad de derechos época tenía otra connotación: lo creíamos cierto.»4

16
Creíamos que el racismo era cierto
Los niños de hoy viven una infancia diferente a la nues-
tra5. Dos asuntos definitivamente marcaron nuestra niñez:
la ideología de esos tiempos y la pobreza cotidiana en la
que crecimos.

Una doctrina adversa


Ideología, como dice la RAE6, es el conjunto de ideas
fundamentales que caracteriza el pensamiento de una per-
sona, de una colectividad, de una época, de un movimiento
cultural, religioso o político. La siguiente cita presenta la ideo-
logía de muchas décadas, inclusive de siglos inclusive que
penetró en todas partes, también en nuestras casas, las de
los afroperuanos.
«…una reivindicación de lo autóctono no puede con-
fundir al «zambo» o al mulato con el indio. El negro, el mula-
to, el «zambo» representan, en nuestro pasado, elementos
coloniales. El español importó al negro cuando sintió su im-
posibilidad de sustituir al indio y su incapacidad de asimilar-
lo. El esclavo vino al Perú a servir los fines colonizadores de
España. La raza negra constituye uno de los aluviones hu-
manos depositados en la Costa por el Coloniaje. Es uno de
los estratos, poco densos y fuertes, del Perú sedimentado
en la tierra baja durante el Virreinato y la primera etapa de
la República. Y, en este ciclo, todas las circunstancias han
concurrido a mantener su solidaridad con la Colonia. El ne-
gro ha mirado siempre con hostilidad y desconfianza la sie-
rra, donde no ha podido aclimatarse física ni espiritualmen-
te. Cuando se ha mezclado al indio ha sido para bastar- mentado, justificado y defendido por el
dearlo comunicándole su domesticidad zalamera y su psico- Amauta. No fue el único instruido de esa
logía exteriorizante y mórbida. Para su antiguo amo blanco época que planteaba tales afirmaciones
ha guardado, después de su manumisión, un sentimiento en el Perú 8. Entendemos que era la
de liberto adicto. La sociedad colonial, que hizo del negro ideología de la época venida de corrien-
un doméstico -muy pocas veces un artesano, un obrero- tes de pensamiento europeo. Así se
absorbió y asimiló a la raza negra, hasta intoxicarse con su pensaba en el mundo en ese tiempo.
sangre tropical y caliente. Tanto como impenetrable y hura- Así se hablaba en los círculos de inte-
ño el indio, le fue asequible y doméstico el negro. Y nació así lectuales y reuniones sociales en nues-
una subordinación cuya primera razón está en el origen mis- tro país, en Lima y con toda seguridad
mo de la importación de esclavos y de la que sólo redime al en provincias. A los afroperuanos se
negro y al mulato la evolución social y económica que, con- nos consideraba: impropios. Estas con-
virtiéndolo en obrero, cancela y extirpa poco a poco la he- versaciones salían de las salas priva-
rencia espiritual del esclavo. El mulato, colonial aun en sus das a las conversaciones por la calle.
gustos, inconscientemente está por el hispanismo, contra La gente de esos tiempos hablaba así.
el autoctonismo. Se siente espontáneamente más próximo Así se reflexionaba sobre los afrodes-
de España que del Inkario. Sólo el socialismo, despertando cendientes y esas manifestaciones lle-
en él conciencia clasista, es capaz de conducirlo a la ruptura gaban a todos los ámbitos, también a
definitiva con los últimos rezagos de espíritu colonial.»7. casa de los afroperuanos, a su enten-
dimiento y trato. Llegaba a los que eran
El autor de esta cita es José Carlos Mariátegui (1894- ya adultos y también a los niños.
1930). El fue autodidacta periodista, literato, político, pen-
sador, ensayista y socialista. Vivió sus primeros años en En general, sabemos que las co-
Huacho. Viajó a Europa, donde radicó cuatro años. Publicó rrientes ideológicas persisten, se que-
en 1928 su obra más leída 7 Ensayos de Interpretación de dan en la mente y en los corazones. Se
la Realidad Peruana. Es considerado uno de los más gran- transmiten de padres a hijos. Se creen
des intelectuales peruanos que influyó en la formación del ciertas. Son irrefutables, si las exponen
ser peruano. los entendidos. Y la gente de la calle,
los ciudadanos de a pie, las escucha,
Si tan gran erudito trata a los afrodescendientes con creen lo que dicen los, que se supone,
tanta distancia y desprecio en su obra más importante, en- que saben más. Esta era la ideología
tonces entendemos porque hasta hoy nuestra situación, en imperante en el tiempo de nuestros
nuestro país, no ha cambiado básicamente. Su influencia abuelos y de nuestros padres. Hoy, aún
perdura. Se puede decir que, el racismo que, según la RAE, pervive, la experimentamos, permane-
es la exacerbación del sentido racial de un grupo étnico, ce; y tiene sus expresiones particula-
especialmente cuando convive con otro u otros; fue funda- res y sus repercusiones sociales.

17
Pobreza aberrante Cuán cierta sería para él entonces la sentencia escrita
La pobreza es una situación por un pobre desamparado en los años sesenta en el metro de
de carencia conocida por muchos New York: «is there a life before death?!!»10. Grito reprimido
afrodescendientes en el Perú. La en la infancia, por la mayoría de afroperuanos, en una suerte
falta y la escasez de lo más necesa- contraria al fin de nuestra existencia.
rio para vivir fueron compañeras de
nuestra niñez. PASADO EL TIEMPO
Nuestra realidad es otra y aunque misteriosamente, la
«La pobreza es la causa más infancia aún forma parte de nuestro ser, ya no somos los mis-
flagrante de la desigualdad, restrin- mos. No podemos pensar como entonces, no podemos creer
ge la libertad, pone en cuestión el tal aberración. Hoy sabemos que todos los seres humanos en
derecho a la integridad física, a la el mundo son iguales. La ciencia, que no es dogmática, lo ha
salud, al trabajo, a la educación, a demostrado y esos conocimientos están a nuestro alcance. No
la vivienda, impide el acceso a la jus- es complicado llegar a ellos. Lo que necesitamos es darnos el
ticia, en suma, diluye el sentido de tiempo para indagar, asimilar y retener lo que nos interesa sa-
la dignidad humana.»9. ber para seguir comprendiendo por qué somos iguales.

Cuando un niño es criado en Aquí estamos


un ambiente de pobreza como el • Somos seres cósmicos porque el ser humano es un
que describe esta cita y en donde pequeño fragmento de materia en el universo capaz de pen-
sólo lo que lo reconforta son los bra- sar, crear, amar y asombrarse.
zos de sus padres, cree que el des-
tino, fuerza desconocida que, obra
sobre los hombres y los sucesos, es Porque todo comenzó hace catorce mil millones de años
el responsable de tal iniquidad. en el bing bang11, en la gran explosión que da origen al univer-
so y a su evolución. Dicen los científicos que lo que hay en el
universo depende de unas cifras que ellos llaman constantes de
Si se suma a este juicio la la naturaleza. Por esos valores se han creado los átomos que
ideología dominante, la descrita en forman las estrellas y/o nuestro cuerpo. La Tierra, nuestro pla-
párrafos anteriores, entonces el niño neta, está justo donde debe estar. Más cerca del sol estuviéra-
cree en la desigualdad de las per- mos calcinados y más lejos estaríamos congelados. Su campo
sonas por nacimiento, por el color de magnético nos protege para tener la vida que tenemos12.
la piel, por el barrio en el que viven,
por el apellido que llevan, por las
relaciones de trabajo y de servicio. Las bacterias colonizaron el planeta hace tres mil millo-
nes de años. Pasaron millones de años y algunas bacterias se
Y entonces cree que hay per- asociaron para beneficiarse mutuamente y adaptarse al entor-
sonas en el mundo superiores e in- no. Por esta colaboración surgieron los seres complejos.
feriores y que la desgracia de ser
inferior es parte de la vida. Cree que Cuentan los entendidos que nuestros primeros antepa-
es natural que haya personas con sados mamíferos fueron apetitosos bocados de los entonces
privilegios y personas sin ellos. El dueños de la tierra, los dinosaurios, que por suerte desapare-
niño cree que tiene que recibir, que cieron, quizás, por la caída de un meteorito que causó su extin-
le tienen que dar. Y aunque esto lo ción. Después de este acontecimiento se diversificaron los ma-
humilla ante el que le da; juzga que míferos desde las ballenas hasta los humanos. Dicen los espe-
así es, que así tiene que ser. cialistas que los homo sapiens sapiens somos muy inteligentes
porque aprendimos a cocinar nuestros alimentos. La comida
Y entonces no se considera cocida aligeró nuestra digestión y el cerebro, por ello, ganó
parte de una sociedad en la que él energía para desarrollar su potencial.
tiene un papel responsable de co-
operación y solución, porque se sien- Hace 14 000 millones de años, dicen los científicos, nadie
te excluido. Y la reciprocidad, que habría apostado por la existencia del ser humano, pequeño
nutre el sentimiento de pertenencia fragmento de materia que por la evolución es capaz de pensar,
en las relaciones con los demás, es crear, amar y asombrarse. Y bueno… ¡Presente!
desconocida para él y se cría acom-
plejado, dudoso de lo que hace y • Estamos a la deriva. No tenemos domicilio fijo.
piensa. Los estudiosos nos dicen que no estamos en ninguna parte.
Nuestro país, el Perú, está en un planeta: la Tierra, de una estre-
Y si encima de todo este venda- lla mediana: el Sol, en una de las miles de millones de galaxias: la
val de miserias, los padres no cono- Vía Láctea y viajando a 240 kilómetros por segundo; siguiendo
cen sus derechos como personas, ese una expansión sin fin que no nos lleva a ninguna parte13.
niño por más que luche a diario contra
el racismo, lo creerá cierto. Le dará la Es decir: no tenemos domicilio fijo, no somos el centro
razón al racista y se sentirá señalado del universo14 y nadie sabe adónde vamos. Estamos sobre un
por el infortunio y la fatalidad. planeta pequeño en una expansión infinita por el universo y es

18
muy probable que el famoso bing «no veo por ningún lado la diferencia entre la mate-
bang, del que tanto se habla, qui- ria inerte, una madera en llamas por ejemplo, y la materia
zás sea uno de los tantos que ya viva, supuestamente, la de mis perros o la mía. No veo la
hubo y que seguirá habiendo un sin- diferencia entre vida y muerte. Los átomos son eternos. No
fín de repeticiones del mismo acon- sé qué se muere cuando uno se muere.»19.
tecimiento 15. ¡Qué poquito y nada
somos! CONTINUIDAD Y NOVEDAD
Y mientras se descubre, a cada minuto, los motivos por
los que no debe existir ni discriminación racial, ni racismo por-
En unidad universal
que somos iguales; vamos viviendo en sociedad.
Hace siete millones de años
apareció el ser humano en Sudán –
África 16. Todos los seres humanos Somos seres sociales
somos afrodescendientes. Ya lo dijo en su tiempo Aristóteles (384-322 a.C.): «el hom-
bre es un ser social»20. Los seres humanos nos hemos agru-
pado para sobrevivir. Nos necesitamos unos a otros y a la par
Entre los seres vivos existen-
necesitamos un orden para la vida en común. «Los temas de la
tes en el universo apenas si hay di-
organización social, el estado y la política son tan viejos como
ferencia. El ADN17 es uno solo en los
la humanidad.»21. Ellos se establecen para asegurar la exce-
seres vivos. Dicen los científicos que
lencia de la vida, el bienestar integral de las personas y en ellos
con el chimpancé compartimos el
los conceptos de igualdad, justicia y libertad cohabitan expre-
98,5% del ADN y con la mosca de la
sándose en la participación, en la democracia. Esta, la democra-
fruta, más. Estamos con ella aún más
cia, les da un carácter igualitario a todas las personas.
cercanos 18 .
En agenda
Con los seres inertes compar- Pero en el dinamismo de las relaciones surgen los proble-
timos la materia. Estamos hechos mas y en la búsqueda de su solución se ponen a la orden del día
del polvo de las estrellas. Por ello las luchas por el respeto a los derechos humanos. Y entonces
podemos decir que somos eternos. las demandas de los desposeídos se manifiestan por doquier,
Somos una sola cosa con la materia hasta llegar a grandes victorias, conquistas y vindicaciones para
del universo. Y aunque los seres sí. Pero, las más grandes reclamaciones de los últimos siglos, en
humanos somos una sola especie en el mundo, no incluyeron a los negros22 por varios motivos. Uno
el planeta, la ciencia nos dice que de ellos, la ideología deshumanizante y excluyente que hemos
por la diversidad existe la vida. anotado en el II.2. de este texto y que merece mayor profundi-
Eduard Punset dice: zación. El lema, por ejemplo: liberté, égalité, fraternité23, que

19
superar sus condiciones mínimas de existencia. El estado
es el responsable de que los ciudadanos conozcan los dere-
chos humanos y la escuela debe enseñar este contenido
esencial para la vida de todo peruano. El aprender también
es quehacer individual y es de interés familiar.

En nuestro boletín Con Todo Derecho insistimos en los


mismos temas para motivar a la reflexión, y a la discusión a
fin de conseguir soluciones. Sobre la importancia de la edu-
cación en nuestro continente, dice Carlos Fuentes:

«… su meta es la educación vitalicia; que ningún lati-


noamericano deje jamás de aprender. La enseñanza mo-
derna es un proceso inacabable; mientras más educado sea
un latinoamericano, más educación seguirá necesitando a
lo largo de su vida...»24.

Y sabemos que no hay éxito sin esfuerzo. Al margen


de las cualidades que cada uno pueda tener si no se adapta
a una disciplina de trabajo no hay nada qué hacer. ¡Quién
se empeña, triunfa!

Ejercicio cotidiano
Las relaciones personales habituales tendrían que po-
ner a prueba nuestras convicciones: el respeto al semejante,
el saludo diario a todos. El otro, el igual, es el que me muestra
quién y cómo soy yo. Sin el semejante no somos. El otro me
estremeció la conciencia de todo ser hu- completa y me acompaña, me recibe y me da. Este círculo lo
mano en el mundo entero; no fue esgri- necesito para vivir, para encontrarme y proyectarme. Como,
mido por y para nosotros. No nos incluía generalmente, las relaciones personales no son fáciles, una
y tampoco a otros. alternativa en boga es, la práctica de la tolerancia. Este térmi-
no no es del agrado de algunos de mis colegas; pero creo que
En ese tiempo, la ambición y el en esta ocasión la explicación que encontré nos llevará a otro
ansia de poder fueron legitimados con nivel de discusión que puede servir para la renovación de su
el desprestigio y el descredito; el egoís- entendimiento. ¡Espero que me toleren!
mo y la molicie con teorías falsas, de
manera que la ignorancia legalizó la Dice Fernando Savater25 que la tolerancia es el hecho
pillería y justificó la esclavitud de los que en nombre de la pluralidad me guste que haya cosas
iguales. Y aunque esas conductas se que no me gustan. La tolerancia es que a uno le guste que
repiten en la historia, los tiempos mo- en la sociedad haya cosas que a uno no le gusten. Es diver-
dernos han ayudado a percibir mejor tido pensar qué distintos somos los seres humanos, dice,
la condición humana. Y hoy los dere- además que a uno no le guste los que a los otros les gusta
chos humanos tienen su lugar recono- nos configura, si no se comparte algo nos configura frente a
cido en la sociedad. los demás. Uno tiene su propia personalidad y eso es bueno.
La tolerancia ante algo que a uno no le gusta se admite como
Un ejemplo cercano, de prevalen- parte de la libertad, de la pluralidad de la vida y de la riqueza
cia de los derechos humanos, es el jui- de la vida y en cierta medida nos gusta que no nos guste.
cio a Fujimori. Aquí el poder judicial pe-
ruano ha demostrado con su veredicto
Una vez leí o escuché: se puede tolerar las palabras;
que todas las personas somos iguales
pero los hechos ¡no! Estoy de acuerdo.
y que el respeto a la vida es el más
grande de todos los derechos. La jus-
ticia es la equidad en la ley. En fin
Todo lo dicho porque a la verdad los seres humanos
somos diferentes; pero iguales. Y creo que, aunque parezca
Mientras tanto reincidimos en que
contradictorio: la victoria contra la discriminación racial y el
tenemos una tarea vitalicia que es se-
racismo la alcanzaremos, entre otras cosas, profundizando
guir aprendiendo. El conocimiento de
en el conocimiento de ¿por qué somos iguales? Vivir esa
nuestros derechos es fundamental
conciencia, que somos de verdad iguales, llenará de satis-
para seguir persistiendo en la lucha
facción nuestros días y se expresará en nosotros en un des-
para que la igualdad se exprese tam-
pliegue sublime sin fin para el bien de la humanidad.
bién en la consecución de nuestros le-
gítimos reclamos. La educación garan-
¡Así será!¡Para eso vivimos!
tiza que los seres humanos puedan

20
17
Notas Acido desoxirribonucleico. Es un tipo
1
Savater, Fernando. Democracia vs. Teocracia: Curso de Vera- de ácido nucleico, una macromolécu-
no de la Fundación Universidad Rey Juan Carlos, en Tercera la que forma parte de todas las célu-
Cultura.net., 30 de Junio al 4 de Julio de 2008. Aranjuez, las. Contiene la información genética
España. Transcripción de parte de su conferencia. usada en el desarrollo y el funciona-
miento de los organismos vivos cono-
2
ídem. cidos y de algunos virus, siendo el
responsable de su transmisión here-
3
Ban Ki Moon, secretario general de la ONU, en la Confe- ditaria. Wikipedia.
rencia sobre Racismo de la ONU, Durban II, 20 al 24 de 18
abril 2009. Ginebra, Suiza. Dice Richard Dawkins en su libro El
Gen Egoísta que con el chimpancé com-
4 partimos, aproximadamente, el 99,5%
Ramírez, Margarita. Luces que Encantan, artículo en el bo- de historia evolutiva y…, tanto los
letín de CEDET Contododerecho Nº1, p. 15, enero 2009. chimpancés como los seres humanos,
Lima, Perú. los lagartos y los hongos, hemos evo-
lucionado durante cerca de tres mil
5
En su libro Negritud. Afroperuanos Resistencia y Existencia, millones de años en un proceso co-
Humberto Rodríguez señala una situación socio-económi- nocido como selección natural. Pági-
ca de los afroperuanos hasta 1950 y otra después de 1950, na, VII.
p.30 y ss.
19
Citado por Eduard Punset en La Ban-
6
Real Academia Española de la Lengua. da Sonora de mi Vida. Video 2009.

20
7 La Política. Exposición del pensamien-
Mariátegui, José Carlos. 7 Ensayos de Interpretación de la
to aristotélico sobre la organización
Realidad Peruana: El Proceso de la Literatura. Trigésima pri-
social y política.
mera edición, p. 354, editorial Minerva, mayo 1975, Lima -
Perú. 21
Castro, Augusto. EL DESAFÍO DE LAS DIFE-
RENCIAS.REFLEXIONES SOBRE EL ESTADO MODERNO
8
Algunos pensadores peruanos: Manuel González Prada EN EL PERÚ. Centro de Estudios y Publi-
(1844-1918), Clemente Palma (1872-1946), Francisco Gar- caciones CEP, p. 39, Lima – Perú.
cía Calderón Rey (1883-1953).
22
Jonh Tomas III. En el artículo Comen-
9
Gonzales, Gorki. Pobreza y derechos en serio. Palestra: por- tarios sobre el libro de DDHH, en Con
tal de asuntos públicos de la PUCP. Artículos 2008. Todo Derecho Nº 1, p.11, enero 2009.
Lima, Perú, dice: «…la Declaración de
10 Independencia de los EE UU (1776) y
¿Hay vida antes de morir?, grafito en el metro de New
la Declaración de Derechos del Hom-
York en los años sesenta. Citado por Eduard Punset en La
bre (1789) en Francia. Pero, fue claro
Banda Sonora de mi Vida. Video 2009.
que ningún de estos documentos se
aplicaron a los negros.»
11
La teoría del Big Bang o teoría de la gran explosión es un
modelo científico que trata de explicar el origen del Uni- 23
Libertad, igualdad, fraternidad en
verso y su desarrollo posterior a partir de una singulari- francés. Lema de la revolución fran-
dad espaciotemporal. Wikipedia. cesa 1789.

12 24
Los datos de éste párrafo y del siguiente fueron extraí- Fuentes, Carlos. Educar para el siglo
dos del video científico: Asombroso, en las Jornadas Cien- XXI (Parte II). Este texto es la segun-
cia y Sociedad, del 26.02.2009 al 02.04.2009, Madrid – da parte del prólogo escrito por Fuen-
España. tes para el libro de Naciones Unidas:
«Educación, la agenda del siglo XXI»,
13 (PNUD/TM editores).
Los datos de éste párrafo fueron extraídos de la confe-
rencia de Eduard Punset ¿Por qué estamos Aquí? en las
25
Jornadas Ciencia y Sociedad, ya citada. Ya fue citado en (1) y (2).

14
Nicolás Copérnico (1473-1543) fue el astrónomo que for-
muló la primera teoría heliocéntrica del Sistema Solar.

15
Conferencia ¿Por qué estamos aquí? de Eduard Punset, ya
citada.

16
Entrevista a Yves Coppens en LA RECHERCHE, Nº361,
febrero 2003.

21
DOS LÍDERES OPINAN
Con el fin de averiguar la percepción que se tiene sobre el racismo y
cómo ésta afecta las vidas y el desarrollo de las comunidades afroperuanas,
conversamos con dos líderes.

PREGUNTAS:
3.- En mi comunidad no
1.- ¿Qué es el racismo para ti? nos ha afectado el racismo ni
la discriminación a los afros
2.- ¿Consideras que el racismo en peruanos. Sí, por el contra-
el Perú es una práctica generalizada rio, hemos hecho prevalecer
y cotidiana o es tan sólo un problema nuestros derechos con fuer-
que se presenta en algunos sectores tes movilizaciones para lograr
y contra determinado grupo de el desarrollo de nuestra co-
personas? munidad con servicios de ca-
lidad y de primera necesidad
3.- ¿Cómo crees que ha afectado como titulacion, desagüe,
el racismo y discriminación al agua, luz y otros.
desarrollo de tu comunidad y de los Sin dejar de lado en
afroperuanos en general? ¿la sigue estas luchas a nuestros her-
afectando? manos y hermanas andinos
que eran muchos objetos de
4.- ¿Cómo crees que se manifiesta burlas y de discriminación por
el racismo en tu comunidad, tanto en parte de las autoridades;
la familia, colegios, autoridades o pero juntos logramos ser
instituciones? escuchados y atendidos.

5.- ¿Crees que en algún momento 4.-El racismo en mi comunidad se manifiesta en las
de tu vida has sido victima de malas relaciones que hay entre los vecinos. Se tratan con
racismo? Cuéntanos un ejemplo. insultos en la mayoría de veces a los andinos y a personas
con orientación sexual diferente y a veces también a los afro-
6.- ¿Por qué crees que hay peruanos.
racismo? En el colegio no tenemos información.
En las autoridades de hecho notamos discriminación
7.- Saber sobre el racismo ¿cómo como se ha manifestado cuando uno reclama servicios de
te ayuda a enfrentarlo? calidad para la comunidad. Se requiere conversar, dialogar
llegar a un acuerdo no nos hacen caso si vamos represen-
8.- ¿Qué tendríamos que hacer tantes. Pero cuando nos movilizamos y exigimos nuestros
para que algún día estemos libres de derechos acceden a nuestro pedido.
racismo? En los centros de salud la atención es de mal trato a
los andinos. No hay una buena atención a ellos.
9.- ¿Cómo sería tu comunidad si En la familia el problema surge al juntarse un andino
no hubiera racismo? con un afro, por cierto, no en todas. Los tratos que tenemos
los andinos con los afro son muy fuertes.
En la mayoría de las instituciones del estado y priva-
das hay pocos trabajadores que sean afro.
RAYMUNDO APARCANA (Acomayo)
5.- Sería un milagro que yo afroperuano no haya sido
1.- Marginación, discriminación discriminado en algún momento de mi vida. Uno de los ejem-
que sufren las personas por el color, su plos fue cuando era dirigente sindical después de un largo
raza, su piel. trabajo para ponernos de acuerdo con la patronal. Se hizo
un paréntesis para almorzar y el abogado de la patronal
2.- En el Perú no es una práctica tuvo la amabilidad de invitarnos a un local público en Mira-
generalizada ni cotidiana contra todos flores. Mis compañeros fueron pasando, pero al llegar mi
los sectores. Se nota más en los secto- turno el portero me dijo: «señor, usted no puede pasar»,
res vulnerables como son los afrope- «¿por qué?» le dije, «lea el aviso que esta en la puerta», y
ruanos y también en nuestros herma- decía: LA EMPRESA SE RESERVA EL DERECHO DE ADMISIÓN
nos y hermanas andinos, sin dejar de con pocas palabras, estaba el mensaje. Ante este atrope-
lado a las personas con orientación llo, pese al ruego del abogado, en solidaridad conmigo mis
sexual diferente. compañeros se salieron.

22
Pero también comprendí que se eligió el lugar para tamos en todos los ámbitos, principal-
bajar las pilas en el momento de continuar con las negocia- mente en los entes estatales.
ciones. Caso que no prosperó por los principios adquiridos
en históricas luchas sindicales. 3.-Definitivamente la falta de ser-
En algunos momentos de mi vida he sido víctima de un vicios básicos, la falta de un puesto de
trato racista y discriminatorio como lo he hecho notar en la salud, de una buena I.E. es muestra de
pregunta anterior. La edad que tenia era 28 años. Sí, me una discriminación, asímismo teniendo
afectó porque no estaba acostumbrado a ese trato por mi en cuenta que es una comunidad con
color, pero lo supere porque mi color no iba a cambiar nun- presencia de afroperuanos dedicados
ca; pero con ello no iba a marginarme yo mismo. Al contrario a la agricultura y ésta se ve práctica-
las capacitaciones, los talleres en los cuales he participado mente huérfana de ayuda estatal hay
me dieron la fuerza y la capacidad de afrontar estas vicisitu- una discriminación notoria.
des y por que no decirlos los vínculos de hermandad y leal-
tad que he tenido a lo largo de mi vida. Mi esposa, la más 4.-Siempre te ven como negro o
cercana a mi persona, me alentaba y me alienta a la lucha grupo de negros por lo que fuere, en
para que los objetivos que tenemos trazados se haga rea- un determinado momento y hasta casi
lidad y que las próximas generaciones no haya discrimina- inconsciente te preguntaran o te co-
ción por razón de etnias. Y nuestros ojos han de ver esos mentarán: «bailas bonito ¿no?, ¿sabes
momentos gloriosos. tocar el cajón?, ¿debe cocinar rico tu
mamá?» Como si es lo único de lo cual
6.- A lo largo de mi vida he visto a las organizaciones somos capaces.
luchar por sus derechos, de poco a poco se han logrado
resultados a favor de éstas; pero no he notado en qué ra- 5.-Sí, sí principalmente en la edad
zón de nuestras razas a los afros, los andinos, campesinos escolar, tenía catorce años, algo así, no
y otros nos marginan nos generan enfrentamientos y divi- me afecto individualmente porque la
siones entre nosotros. Nos prometen resolver los proble- mayoría de mis compañeros eran afro-
mas y no lo hacen cuan la finalidad de quitarle fuerza a nues- peruanos y las penas en grupo afectan
tros hermanos en sus luchas eso también tienen un nom- menos. En cualquier momento tu escu-
bre: RACISMO. chabas una frase no adecuada contra
cualquiera de tus compañeros de aula
7.- El saber ha significado para mí una gran satisfac- afros. A veces lo comentabas con tus
ción porque me ha permitido conocer de cerca el dolor de papás, ellos recriminaban a los profe-
mis compañeros ante una situación insultante de ser margi- sores a distancia, por evitar represa-
nados por el color de nuestra piel y he podido decirles que lias contra nosotros.
no se puede llorar en leche derramada quiero decir que te- Pero también uno es racista, de
nemos seguir luchando por nuestro reconocimiento. repente por revancha, en una oportu-
nidad llegaron unos norteamericanos y
8.- Empezar por la unidad familiar que es de donde traían regalos y útiles escolares para
parte también la discriminación y digo eso porque no es ca- los niños de El Guayabo, y habia como
sual, las serias discrepancias que hay en algunas familias cinco niños que no eran afros y yo dije:
por cuestiones de raza. «no, para ellos no, porque no son ne-
Lo que tenemos que hacer es educando fortaleciendo gros»; y los de EE.UU. me hicieron caso.
aceptándonos como somos y también organizándonos para
ser fuertes, atendidos y escuchados 6.-Por ignorancia e ideales mez-
quinos. Una voluntad de ver las cosas
9.- A veces las cosas que nos suceden nos hacen fuer- de una manera enfermiza y negativa.
tes o nos hacen débiles quiero decir que es obvio que si no
hubiera racismo en mi co- 7.-Desarrollando más mi autoes-
munidad viviríamos en co- tima y tener un orgullo de mi identidad
munidad, desarrollaríamos y reforzándola a la vez.
mejor porque habría ale-
gría, tolerancia. Sería la 8.-Trabajar más sobre ello, divul-
manera de vivir en paz. gar por medios periodísticos, reforzar,
capacitar, editar trípticos, folletines, vo-
ROLANDO PALMA QUIROZ lantes, afiches, etc.
(Chincha))
1.-Es la intolerancia 9.-Una comunidad diferente, con
en diversas situaciones a sistemas básicos de servicios, como de
un o unos individuos por el salud. Con buenas infraestructuras,
hecho de tener caracterís- áreas verdes, lugares de esparcimien-
ticas étnicas diferentes a un to comunal, personas capacitadas cul-
«ideal». turalmente y con un buen desarrollo
agrícola y por ende económico. •
2.-Es una práctica co-
tidiana, latente aún y lo no-

23
24