You are on page 1of 5

RECUPERACION DEL RIO BOGOTÁ INTRODUCCION La recuperación del rio Bogotá va ligada especialmente a los problemas de contaminación que

tiene el mismo, los grandes desechos que se asientan en el rio han hecho que la vida en este no exista; la contaminación del rio Bogotá ha tenido como consecuencia que las zonas aledañas no sean habitables y que algunas especies de animales que vivan en este siempre y cuando las condiciones ambientales lo permitan tengan grandes contaminantes en sus cuerpos, cosa que causaría malformaciones si nosotros injerimos este tipo de especies (pescados) que de por si ocasionaría enfermedades en los hombres como canceres o malformaciones, así la importancia de la recuperación de este rio traería grandes beneficios para la población, desde beneficios económicos hasta de la misma calidad de vida. 1) LA CONTAMINACION Desde el nacimiento del rio Bogotá que se da en el Páramo de Guacheneque hasta su desembocadura en el rio Magdalena, se ve claramente el cambio químico, físico y biológico causado por las sustancias contaminantes, para medir esto se utiliza el DBO, una sustancia que al entrar al agua permite ver el grado de oxidación de esta por lo cual se puede dar a conocer en mg/L de así dar una estimación del oxígeno que este posee a través de su movimiento por todo el casco fluvial. Las principales sustancias contaminantes y en especial metales tóxicos que se encuentran en el rio son el Cromo y el Plomo, anteriormente el Mercurio era un metal que se encontraba en el rio pero como este ya no se utilizó como insumo de curtiembres, el tiempo limpio el rio de esta sustancia; los contaminantes químicos y físicos que el rio Bogotá vierte al rio Magdalena son 318 kg de Cromo, 278 kg de Plomo, 140 Ton de Hierro, 1.11 Ton de Detergentes y 885 Ton de sólidos en suspensión, entre otras. Aquí tenemos una tabla en mg/l y ton/día de las principales sustancias contaminantes

El rio Bogotá se puede subdividir en ciertas partes de su cauce para analizar los vertimientos que se tienen en cada parte de las cuales se destacan: 1) El nacimiento del rio y Villapinzón: en este tramo el rio no tiene grandes contaminantes, de hecho son aguas ricas en oxígeno y con presencia de especies acuáticas, biocenosis acuática oligosapróvica y especies bentónicas, también aptas para el desarrollo de especies de consumo humano como el pez capita, guapucha, trucha y otros. La DBO5 es inferior al 2 mg/l con oxígeno disuelto de 6mg/l. 2) Villapinzón y el rio Juan Amarillo: aquí la contaminación es creciente, esto es debido a las aguas negras y el vertimiento de desechos industriales, la presencia de especies va disminuyendo, peces como la carpa que son menos exigentes en sus condiciones de vida y peces como los anteriormente mencionados van desapareciendo conforme la contaminación del rio aumenta, el DBO5 es inferior a 10 mg/l y tiene oxígeno disuelto que oscila entre 2 y 7 mg/l. 3) Juan Amarillo, suroeste de Suba y Tocaima: este tramo se destaca por ser una gran alcantarilla abierta donde el uso de estas aguas causa grandes problemas de salud, entre este tramo se destaca el de Juan Amarillo hasta Alicachín, donde el rio obtiene características donde macroinvertebrados no pueden desarrollarse en zonas aledañas, por otro lado los peces han desaparecido totalmente y aparecen organismos degradadores como bacterias, hongos, etc. El DBO5 es de superior a 100 mg/l y el oxígeno disuelto es demasiado bajo; pero el tramo más preocupante es entre Tunjuelo y el embalse del Muña, aquí el DBO5 es de 143 mg/l y el oxígeno disuelto es muy cercana a 0 mg/l. Una vez pasa hasta El Salto, la caída y la velocidad del rio es tal que aumenta en 5 mg/l el oxígeno disuelto aunque cabe resaltar que el DBO5 es alto, de más o menos 18 mg/l en Puente Portillo, muy cerca de Magdalena. Gran cantidad de bacterias están en este punto pero se destacan los coliformes, que existen 8 millones según el número más probable (NMP) totales/100 ml, entre el rio Juan Amarillo y el embalse del Muña hay valores que oscilan entre 10 y 28 millones para coliformes totales. La causa principal de esta contaminación en esta parte son las aguas residuales domésticas e industriales de Bogotá, esto se da a través de los ríos Juan Amarillo, Tunjuelito y Fucha. 4) Tocaima y Rio Magdalena: en este trayecto el DBO5 baja a 18 mg/l, el oxígeno disuelto se encuentra en valores de 2 mg/l y al acercarse al Magdalena por la disminución de la velocidad del caudal, el DBO5 viene a ser de 34 mg/l. El contenido medio de coliformes totales es de 1,7 y 1,2 millones aunque se tiene picos de 5,4 y 2,8 millones. El rio recibe aguas residuales de los municipios cercanos pero su significancia en contaminación comparada con la de Bogotá es relativamente insignificante. 2) CAUSAS Las principales fuentes de contaminación del agua en el rio Bogotá son las aguas residuales domésticas (ARD), las aguas residuales industriales (ARI) y la minería extractiva.

Según un estudio del DNP-PNUD en porcentajes, las cargas domésticas representan 76% y la industria un 24% de la carga total orgánica generada por Bogotá en DBO. Aunque se puede ver que la carga de la industria en comparación a la domestica es pequeña, esta es importante ya que las empresas que contaminan principalmente al rio son las cervecerías (68,6%), sacrificio del ganado (3,5%), los detergentes (1,5%), las bebidas (1,5%), la minería (0,1%) y otros sectores (29,8%). Refiriéndonos a los sólidos suspendidos, la mayor carga se debe a la minería extractiva (46%), seguida de las cervecerías (33,3%), el sacrificio del ganado (2,1%) y el resto de los sectores (18,6%). Por otro lado, cuando se ve la carga de las ciudades con respecto a la contaminación que se da en el rio Bogotá, la capital con Soacha produce el 92,6% de contaminación del rio en DBO5, frente a un 7,4% del resto de municipios. 3) EFECTOS La contaminación que existe en los ríos del Salitre, Tunjuelo, Fucha y Bogotá ha tenido un impacto gigantesco en el medio natural y las actividades socioeconómicas.  Los lodos del lecho de los ríos se ven afectados ya que los organismos bénticos presentan altos niveles de toxicidad en metales tóxicos. Según investigaciones, se encuentran concentraciones de 9 mg/kg de cadmio, 187 mg/kg de cromo, 20 mg/kg de cobre, 133 mg/kg de plomo, entre otros. También se destacan altas concentraciones de plaguicidas, organoclorado especialmente de lindano (16 mg/kg), heptacloro (331 mg/kg), entre otros. La ictiofauna es decir determinadas especies de peces en una región desaparecieron totalmente a través del rio Bogotá, peces como el capitán pequeño, el capitán grande, la guapucha, la trucha introducida en los 60s. La trucha es uno de los únicos peces que se mantienen en la parte alta del rio Bogotá donde no existe contaminación que perjudique sus condiciones ambientales, por otro lado económicamente los peces nativos como el bocachico, el bagre pintado, la dorada, desaparecieron totalmente. Varios alimentos comienzan a tener altos niveles de metales pesados y de microorganismos; en leche producida con pastos regados por el rio Bogotá se han encontrado entre 2,2 y 7,4 millones de coliformes. La vegetación se ha disminuido considerablemente especialmente en las macrofitas acuáticas las cuales mineralizan en agua. Las personas que viven considerablemente cerca del cauce del rio tienen una mayor probabilidad de enfermedades de tipo bacteriana y digestiva, las cuales en un 6,5 y 8% aumentan cerca de estas zonas comparadas con barrios alejados de 2,5 y 1,5%. Cabe resaltar que son 500.000 personas las que viven cerca del rio y este número va ascendiendo desde 1993. Las infraestructuras necesarias para el suministro de agua potable aumentan los costos debido a la contaminación del rio, algunos municipios cercanos al rio Bogotá han tenido que conducir el agua a más de 20km de distancia del rio. Otros municipios tienen que

 

tratar el agua por sus propios medios al y agregar costos de razonamiento hídrico al no tener acceso a aguas potables cercanas. Los costos de la generación energía hidroeléctrica aumentan ya que la corrosión de las tuberías, los túneles, y los equipos electromecánicos aumentan los costos de reparaciones de filtraciones y reposición de vehículos.

Este cuadro muestra el valor monetario de los impactos de contaminación del rio Bogotá

4) CONFLICTOS DE USO Existen diferentes conflictos que se han dado en el uso del agua del rio Bogotá, el consumo humano, la recreación, el riesgo de pastos y de hortalizas entre otros se destacan estos:  Entre el rio Salitre y Juan Amarillo, le devuelve diferentes caudales captados en Tibitoc y Vitelma, por lo cual el caudal permitido naturalmente es superior teniendo un riesgo de desborde. Cabe resaltar que en este punto el agua no es apta para ser regada en pastizales y hortalizas y en este punto el agua apta no se tiene la suficiente cantidad para suministrar lo que se necesita. La derivación de caudales para la obtención de energía eléctrica hace que el rio presente un cauce semiseco, así las necesidades de poblaciones de disponibilidad de agua como consumo, riego y recreación no pueden ser superadas, es decir hace que comunidades aledañas que dependen de este cauce no tenga acceso al agua. Entre La Guaca y Girardot las aguas negras utilizadas en la generación de energía, vuelve nuevamente al cauce del rio Bogotá así limitando el uso humano y agrícola.

La desviación del rio Bogotá en la parte del macizo de Chingaza ha causado la perdida de manantiales, al no tener agua para sus necesidades agrícolas e industriales han tenido que recurrir a aguas subterráneas lo que ha disminuido a los acuíferos considerablemente.

5) LA DISPONIBILIDAD DE AGUA PARA LA REGION Para que Bogotá lograra abastecer a sus ciudadanos de agua el acueducto comenzó con pequeñas quebradas que descienden por los cerros orientales, luego con el rio Tujuelo y ahora el macizo del Chingaza, siendo un total de 9 embalses los que se tienen, según proyecciones e abastecimiento de agua para Bogotá en 2010 fue de 19,99 y se espera que para el 2020 sea de 25,59 , pero hay que resaltar que a través de las diferentes tuberías que trasportan el agua a la región hay un desperdicio relativamente alto, la capacidad total de 3 plantas es de 15 y se puede decir que el 42% se pierde por perdidas fraudulentas o ruptura de tuberías. La optimización del transporte del agua desde estas plantas, según cálculos permitirían que Bogotá pudiera suplir de aquí a unos buenos años la demanda de agua que se tiene, aunque varias proyecciones de demanda muestran que estas pérdidas técnicas van a ser más de un 40% del caudal total si la demanda sigue aumentando.