You are on page 1of 7

LA OCUPACIÓN DEL ESPACIO Y LA CONSOLIDACIÓN DE LAS FRONTERAS EN LA ALTA CUENCA DEL RÍO URUGUAY (1801-1840

)

Alfredo J. Erich Poenitz
Profesor e historiador argentino que se desempeño hasta el año 2010 como rector del Insituto Hernando Arias de Saavedra de Posadas. Actualmente ejerce como miembro titular del Directorio de la Coneau, al ser designado por la Presidenta Kristina Fernandez de Kichner.

Jazmín Sena 4.436.445-4

Breve contexto histórico:

. El autor identifica tres razones que motivaron el derrumbe de dichas comunidades: 1) La mala administración que ejercían aquellos funcionarios españoles a cargo de la tutela de los naturales. Se fundaron con indios guaraníes en su mayoría y tenían como fin su evangelización: En 1767 la expulsión de los Jesuitas. Ya nada quedaba de las antiguas misiones en 1820. 2) La falta de entendimiento existente entre los sacerdotes dominicos. provocó efectos inmediatos en los pueblos de las misiones. Comenzó así un proceso de decadencia que desencadeno la ruina de las mismas en menos de medio siglo.Los pueblos de las misiones jesuitas fueron treinta fundados a partir del SXVII por la Compañía de Jesús. franciscanos y mercedarios con los naturales de las misiones.

Incluso se intentarían algunas acciones. aunque luego también rechazan el dominio portugués. Esto ocasionó a su vez la falta de alimentos y la anarquía reinante entre las comunidades. a la vez que deambulaban por los actuales territorios de la Mesopotamia argentina y Uruguay. Se da entonces. Los naturales se resisten en un principio al dominio español ejercido sobre los siete pueblos. Desapareció también la disciplina misional que normaba la vida interna de las comunidades y. siendo precisamente este un factor clave en su conquista por parte del Regimiento Dos Dragones.Ortiega y Noriega 1999: 81). A causa de esto las familias de naturales emigran de sus pueblos hacia otros en donde logren vivir mejor. dispuso su ocupación con funcionarios estatales. por parte de algunos grupos contra el sometimiento que pretendían ejercer los europeos. el proceso de expansión de las fronteras interiores y la consolidación de centros urbanos a ambos márgenes del río Uruguay.” (S. El territorio occidental se vio sumergido en lo que el autor denomina “ciclo de anarquías” políticas. el historiador mexicano Sergio Ortega y Noriega dice: “Los jesuitas daban coherencia y unidad al sistema de misiones que. La salida de los misioneros desarticuló la organización de los pueblos indígenas y los redujo a comunidades aisladas y vulnerables al asedio de los colonos. con una administración centralizada.3) El hecho de que no existieran políticas generales a todos los pueblos. presentaba un solo frente a los colonos que buscaban su desaparición. Mientras que en el territorio de Río Grande dicho proceso de disolución. coincide con el desarrollo de ciertos frentes ganaderos. Acerca de esto. aunque esta supresión gustó a muchos indios. en 1830. Cambio en la organización de las comunidades de naturales guaraníes: Estos factores causaron el quiebre con la disciplina laboral que tanto trabajo había dado a los jesuitas para ser inculcada. Existe por lo tanto fuerte resistencia hacia el nuevo régimen implantado por los europeos luego de la expulsión de los Jesuitas. . lo que produjo que permaneciera prácticamente vacío hasta que la provincia de Corrientes. la falta de dirección provocó la pérdida de los bienes de comunidad.

que se puede computar con la que está fuera de los pueblos. aunque se establecieron algunos cambios: se nombró en cada uno de los pueblos un administrador. Así mismo la función fronteriza que este ejercía hacia casi inviable que se ejerciera otra clase de gobierno que no fuese militar. Gualeguay. se constituyó como la Comandancia Militar de Misiones con jurisdicción exclusiva sobre los siete pueblos. resulta la mayor parte de la deserción que se experimenta en los pueblos. cuyos parajes aseguran todos. cuando menos la octava parte de los naturales que existen. El mal estado de los caminos así como los accidentes naturales y las escasas comunicaciones le dieron a esta región un carácter autónomo del gobierno de la Capitanía. de la corta asistencia que tienen de ésta y de las vejaciones que reciben de los corregidores y Cabildos. Corrientes y Paraguay. las mismas son adquiridas por los administradores. Durante esta administración se dan dudosas ventas de tierras pertenecientes a los naturales. están llenos de indios tapes y muchos de los prófugos de los pueblos permanecen en esta provincia de Misiones. pasados de unos pueblos a otros en los que tienen ocultos en sus chacras los mismos indios". Montevideo. . la que es tanta. Además. (DOBLAS.Para ilustrar mejor esta situación recurrimos a Gonzalo Doblas (1970) que explicita: "Del aborrecimiento que los indios tienen a la comunidad. Los militares eran los encargados de otorgar sesmarías y administrar la justicia. Arroyo de la China. dado que las tierras son otorgadas a familias afines a las autoridades. terrenos de Yapeyú. Cuando el departamento de San Miguel pasa a jurisdicción portuguesa. Las comunidades guaraníes siguieron siendo respetadas por los militares. Santa Fe. los naturales debían trabajar la mitad de la semana para la comunidad y el resto para ellos. un ayudante y un cura. Estos están dispersos en las jurisdicciones de Buenos Aires. Gonzalo en “Guaraníes y Paisanos” 1990:26) Es en este proceso que se cambian notoriamente las condiciones de vida de los naturales en las comunidades. Bajada.

se reaviva el comercio. esta concepción de frontera. 2) Se concretó a partir del momento en que se disolvió la Provincia Guaranítica de Misiones un proceso de poblamiento que llevaría los límites de dichos estados a lo que es la frontera natural del Uruguay. que estas se consolidan. Andrés 2007). no sólo disminuyen notablemente los enfrentamientos. como no podía ser de otra manera. En 1801. surgen nuevas jurisdicciones ya sea políticas y/o religiosas. A este respecto el autor concluye: 1) En el tramo septentrional del río Uruguay se conformó un eje que integró pueblos durante la época hispánica. el contrabando (comercio ilegal). se ve claramente reflejada en el texto. al conquistar los pueblos orientales el imperio lusitano consolidó sus dominios hasta el río Quareim. sino que comienzan a surgir mercados nuevos.Conclusiones: Este artículo intenta reflejar el cambio que se da en la integración social y política en los sitios ocupados por los pueblos de las misiones luego de la expulsión de los jesuitas y el proceso de consolidación de verdaderos núcleos urbanos a raíz de políticas de población de las fronteras entendiendo entonces. Y con este surge. de construcción y relacionamiento social. siendo una de las columnas principales del régimen de las reducciones jesuíticas. fronteras como un ámbito de interacción. núcleos económicos. y luego de su constitución legal. una vez que surgen las fronteras. y no solamente como elemento geográfico divisorio y zona de continua violencia (ASPIROZ PERERA. Siguió en ese rol durante la formación de los estados nacionales. nuevos pueblos y por lo tanto el comercio ya fuere legal o ilegal también se . 3) Una vez afianzadas las fronteras.

provocando esta actividad cierta interacción e interrelación que trascendió los conflictos que anteriormente se habían suscitado entre los estados partes.desarrollo. .

Andrés. 2007 Indios "infieles" y "potreadores": sociedad colonial y poblaciones indígenas en las fronteras de la Banda Oriental. A.pdf (vista el día: 5/07/13) BARRIOS PINTOS.BIBLIOGRAFÍA adicional: ASPIROZ PERERA. 1999 Breve historia de Sinaloa. En Internet: http://www. México.uy/images/biblioteca/avances_investigacion/2010/estu diantes_egresados/davila%20cuevas%20adrian_azpiroz%20perera %20andres. guenoas y guaraníes. Interacción y destrucción indígenas en el Río de la Plata. ORTEGA Y NORIEGA. Sergio.edu. Montevideo. 1990 “Guaraníes y Paisanos”. Montevideo. Cba.%20indios%20infieles. La fundación de Belén. 2004 Charrúas. 2001 Historia de los Pueblos Orientales. Fondo de la Cultura Económica. BRACCO. GONZALEZ.fhuce. Linardi y Risso. Montevideo. . La frontera como abordaje historiográfico . RODRIGUEZ Susana. En : Nuestras Raíces. Libros de la Academia. 1(3): 3-52. Luis. 1801. Diego.