JUSTIFICACIÓN

Cuando suena el silbato y rueda el balón 22 almas luchan por la victoria, cada jugador quiere dar lo mejor de sí, pero mientras en la cancha se libra una batalla, la tribuna se juega de una forma diferente, miles del almas alientan sin cansar, las barras se hacen notar con canticos alegres, a todo pulmón quieren ver a su equipo triunfar, pero muchos se preguntan si estos esfuerzos de voz son suficiente, tienen algún resultado o simplemente es un derroche de fuerzas que no trae nada productivo.

OBJETIVOS.

OBJETIVO GENERAL: Identificar qué resultado tiene los canticos de las barras en resultados de su equipo y animo de sus jugadores.

ONJETIVOS ESPECÍFICOS: - Realizar consulta bibliográfica, que permita tener un conocimiento apto del tema, por medio de herramientas tecnológicas. - Encontrar puntos de vista, para identificar posibles respuestas, se realizara por medio de encuestas y consultas - Sacar conclusiones, para posterior mente divulgar, por medios virtuales y físicos

PLANTEAMIENTO DE PROBLEMA Las barras de un equipó se les conoce por cantar los 90 minutos de juegos de un partido de futbol, el cual es objetivo es hacerle sentir al equipo que no se está solo. Todo con el fin de poder conseguir un una victoria o título, esto lo realizan por medio de instrumentos musicales y canticos en muchas ocasiones inventados por ellos mismos, pero en la realidad se encuentra un interrogante, tanto esfuerzo bucal económico y moral si tiene resultado, si se hace un contraste en Colombia los equipos con más títulos son los de más hinchada y se podría decir que el aguante de ella hace que se logren tantos títulos. Hay jugadores que dicen que los canticos los empujan a seguir adelante, pero en otras ocasiones hay jugadores dicen que todo esto los presionan haciendo que su rendimiento no sé el esperado, hay personas que dicen que se gana en la cancha y no en la tribuna pero lo cierto es que se seguirá jugando el futbol con la misma pasión y alentado sus equipos con los mismos sentimientos.

ANTECEDENTES A un no se encuentra registro de que alguna persona organización o grupo hayan buscado una respuesta ala esta pregunta, que para muchos puede resultar lógica, pero sin argumentos válidos.

PREGUNTA DE INVESTIGACIÓN ¿De qué manera influyen los canticos de las barras de futbol a los equipos?

LAS BARRAS Y EL EQUIPO

En muchas ocasiones tras los malos resultados de los equipos algunas barras toman reacciones no correspondientes, generando daños y desordenes tanto dentro como fuera de las instalaciones deportivas. La di mayor (es la entidad encargada de administrar y reglamentar los torneos de fútbol profesional en Colombia) es la encargada de tomar decisiones en cuanto a estos comportamientos, algunas de estas son:

- vetar entrada a personas que hicieron los disturbios - sanciones monetarias al equipo - juego a puerta cerrada

En lo anterior se puede notar que las actividades buenas y malas las barras, tienen consecuencias en el equipo y si se tiene en cuenta la influencia de ellas, jugar determinado número de fechas en su plaza sin el público y el aliento habitual resulta desmotivador para algunos jugadores y directivos.

MOVIMIENTO BARRA EN COLOMBIA

Por su parte, en Colombia el fenómeno empezó en los albores de la década de 1990 a partir de la rivalidad entre hinchas de clubes de Bogotá, Medellín y Cali, extendiéndose luego a otros lugares del país. A partir de este momento, comienza a reemplazarse el tradicional modo pasivo de asistir al fútbol en Colombia, por uno activo y protagonista del espectáculo. Dicho fenómeno trasciende los márgenes de los recintos deportivos, empezando a configurarse como tribus urbanas que marcan el territorio por medio de grafitis, y generan actos de violencia entre los distintos grupos En los inicios del siglo XXI las barras bravas colombianas han presentado importantes progresos en su organización, lo que les ha valido una mayor representación al interior de los clubes de fútbol, de los cuales consiguen entradas para los compromisos y patrocinios para viajes a nivel local e internacional. Sin embargo, a causa de este creciente poder, en algunos grupos se han presentado divisiones y disputas internas, las cuales han generado enfrentamientos violentos entre diferentes Barras Bravas de un mismo equipo. Las barras bravas en Colombia se han caracterizado por su influencia argentina. Los términos lingüísticos, las actividades en los estadios y en las calles, los cantos y los iconos de las barras, entre otros, reflejan la 'argentinización'. No obstante, también existe un movimiento pro-colombiano dentro de la mayoría de las barras, donde se adoptan elementos típicos del folclor local.

Este grupo se instalo primero en la tribuna popular norte y finalmente, como lo hace hoy en día, en la sur del estadio Pascual Guerrero. Lo hizo bajo el nombre del famoso grupo de rock español, que a su vez lo tomo del mejor piloto de guerra de la historia mundial "El Barón Rojo". Los numerosos actos de violencia, los accidentes frecuentes, los cantos basados en canciones famosas del rock hispanoamericano, los triunfos constantes la América y la simpatía evidente por parte de los jugadores, atrajeron a una cantidad inmensa de jóvenes y niños. Los numerosos actos de violencia, los accidentes frecuentes, los cantos basados en canciones famosas del rock hispanoamericano, los triunfos constantes la América y la simpatía evidente por parte de los jugadores, atrajeron a una cantidad inmensa de jóvenes y niños. Aunque desde un comienzo, el BRS estuvo organizada por Bloques (los primeros fueron Oriente, Averno Central, Norte, Univalle y Estadio -estos dos últimos ya no existen-. Se sumaron: Mojica, Sur, Averno Central, La Banda 105, La 39 y Distrito Popular), también hay que decir que siempre hubo dos líneas ideológicas definidas: la línea dura, la del choque beligerante; y la que pregona el “barrismo social”, es decir, la que defiende esta actividad como una expresión cultural. Con la llegada de La Banda 105, jóvenes estructurados desde la academia -que se encontraban en el estadio para seguir al América-, y el retomar por parte de éstos del manifiesto „Se necesita mucho huevo y mucho aguante para alentar en paz‟, escrito por „Sherpa‟, otro de los líderes, soplaron vientos de cambio. La 105 le propuso a la cúpula dejar de lado los cantos que llegaban del sur del continente. “Era más fácil que una persona se identificara con una canción de Pastor López que con un tema de rock o una tecno-cumbia argentina”, cuenta Felipe. Eso funcionó. En el año 1991, durante el primer partido del cuadrangular final, vio la luz la barra Furia Roja. La iniciativa de creación la tuvo un grupo de estudiantes de la Universidad Autónoma de Occidente quienes armados con enormes y vistosas banderas rodaron por el estadio hasta ubicarse en la tribuna Norte donde saltaron y cantaron un solo coro que era lo tradicional. “En el segundo partido de ese cuadrangular nuevamente aparecieron estos personajes saltando y agitando las banderas, entonces aquellos que teníamos ese sueño de cantar y de saltar en el estadio caímos a Norte al siguiente partido. Y es ahí donde de forma improvisada y desordenada la barra se

agrupa... como una mancha que se mueve por la tribuna. Esa vez, por la emoción, improvisamos dos o tres cantos con un vocabulario soez y jocoso. Al finalizar el partido intercambiamos teléfonos” (Edgar Luther). En el primer clásico del año 92 apareció la barra mejor organizada. “Llevamos papel picado, llegamos al estadio uniformados, nos saludamos aún sin conocernos y nos ubicamos allá arriba, en el segundo piso de Norte. Esta vez preparamos algún coro y en el desarrollo del partido lo tiramos, cantamos de pie y todo el estadio nos vio con alegría y admiración. La verdad es que la barra creció medianamente y los coros que se imponían tenían cierto aire parroquiano”. La característica principal de la barra fueron las banderas. Era requisito llevar una bandera grande, llamativa y diferente. “Cada uno ondeaba su bandera. S e montaban coreografías y al unísono la barra cantaba. Se causó gran impacto en el resto de hinchas que asistían al estadio por el colorido, los cantos, la emotividad, por la diferencia”. Un día se encomendó a una man de la barra hacer un trapo para poner en Norte y por alguna inexplicable razón le puso Torcida y todos empezaron a llamar así a la barra, aun cuando este nombre nunca fue tomado por la barra como tal. La cosa fue en Norte segundo piso, con un grupo no muy grande. Pero un asunto sí fue claro, como transición importante Torcida no cantaría coros de la Furia, pues en la mayoría se generó malestar contra la antigua barra. La barra creció y aparecieron nuevas personas cada vez más jóvenes. Se popularizaron las caras pintadas, volvieron las banderas, aparecieron los estampados del Ché, se empezaron a adaptar canciones de Fito Paez y de otros cantantes argentinos y el reconocimiento se hizo mayor. Vinieron los partidos de la final de la Libertadores en el 96, la barra llenó la tribuna y alentó con fuerza a pesar del traspié futbolístico. El núcleo de la barra se conformaba por aproximadamente 200 personas, hinchas experimentados de anteriores procesos, agrupados de forma algo irregular pero comprometidos con la pasión. “Mi idea siempre fue el nombre de Barón Rojo, porque me gustaba esa banda española de metal, escuchaba varias de sus canciones... “Hijos de Caín”, “Tierra de Vándalos”, “nos vamos para el infierno”, temas con los que me identificaba. Y un día cogí un trapo que estaba en mi casa y pinté con letra gótica blanca: Barón Rojo, una pancarta de ocho metros de largo. El primer trapo de la barra, que no era Sur todavía”. El nombre también hacía referencia explícita a Manfred Von Richthofen, uno de los más bravos y aguerridos pilotos alemanes de la primera guerra mundial conocida como el Barón Rojo. En aquel entonces se propuso trasladar el colectivo a la tribuna Sur, ya que estando allá se posibilitaría el crecimiento del grupo, además era la tribuna más popular y por tanto el espacio natural de la barra. Desde entonces se adopta el nombre de Barón Rojo Sur. Fue una época dorada para el BRS; el equipo rendía y la barra rendía, se hicieron los primeros viajes, se publicó el primer “Volumen Brutal”, se compusieron nuevos cantos, se diseñó un nuevo frente, se tomó nuevamente el segundo piso y existía un

protagonismo mediático que señalaba al BRS como una de las barras más violentas en el ámbito suramericano. En el año 2003 la barra mostró su madurez y su grandeza. Siempre, en todos los estadios donde la América jugó hubo presencia de la barra. Los viajes masivos por todo el país y el continente – Ecuador, Venezuela, Paraguay y tres partidos en Argentina-, las salidas más vistosas del país, el carnaval antes, durante y después de los partidos (por primera vez en Colombia un partido tuvo que ser detenido por un evento no violento en la cancha, contra el rival de patio), los mejores cantos originales y el aguante en constante crecimiento, permiten que hoy, sin lugar a dudas, el Barón Rojo Sur se posicione muy por encima de las demás y se haya convertido en una presencia imprescindible para la institución Americana.

Comando Azules ha roto inclusive sus propias reglas, en pos de cumplir sus objetivos: llenar de pasión, fervor, y banderas una tribuna con solo gente nuestra, nuestras siglas han sido escritas en banderas, camisetas, periódicos, volantes, revistas y paredes, en muchos estadios nuestras banderas y nuestros gritos siguen vitoreando en las buenas y en las malas al Millos del alma, por eso esta historia tiene un principio pero todos juntos haremos que esta cultura jamás desaparezca y así mismo que a esta historia se le añadan muchos más instantes y épocas gloriosas de nuestra gente, que las nubes de papel y humo caigan sobre la cancha como nexo y expansión que se queden revoloteando en el ambiente, los coros y cánticos de pasión amor y odio que los COMANDOS AZULES impusieron a la LATERAL NORTE, seguro los vamos a heredar a los nuestros y ellos a su vez a los suyos, así será una historia que jamás se terminara de escribir.

En 1992 se creó el primer grupo de hinchas del Escándalo Verde que querían hacer algo diferente para alentar al Atlético Nacional. Sacaron algunas banderas y camisetas que llevaban al estadio, se seguían haciendo con el Escándalo, pero no se ponían la camiseta de la barra, tenían sus banderas y sus camisetas, y hasta sacaron algunos cánticos que cantaban dentro de la barra. La mayoría de cánticos no gustaron por su estilo sureño, pero hubo otros cantos que el Escándalo luego acomodó a su estilo y comenzó a cantar. El aliento durante los 90 minutos fue abrumador, pero más abrumador era que esa nueva barra se había apoderado del fervor de todo el estadio que empezaba tímidamente a acoplar sus canticos. El balance no pudo ser mejor al finalizar el año: El Rey de Copas Colombiano se alzaba con otro título más y Los Del Sur veían nacer nuevas filiales en Cali, Manizales, Villavicencio y Bucaramanga. Filosofía de Los Del Sur: Nuestra filosofía se basa en la concepción de que Los Del Sur más que ser una barra, es una gran familia, integrada por personas de diferentes estratos sociales, diferencias religiosas, concepciones políticas, de edad, sexo, raza etc.; unida por ese amor que se le tiene al Atlético Nacional y que se demuestra sanamente, al acompañarlo en todo momento, en todo lugar y brindarle un aliento incondicional en señal de agradecimiento a sus grandiosas gestas. Hacerlo sentir local en lugares lejanos y adversos, brindar alegría y aportar un grano en esta que es considerada por nosotros como la fiesta futbolera de Colombia. Para ello es de nosotros copar la populares de los estadios donde Nacional vaya a jugar, inundar las tribunas del verde, color de nuestra casaca y nuestro corazón, lanzar miles de rollos, banderas, tiras, trapos, globos, humo, sombrillas, véngalas y todas esas cosas que aportan alegría a la hinchada verdolaga junto con lo más importante: brindar aguante desde la tribuna durante los noventa minutos. Es esto lo que nos diferencia de los demás, no creemos en la violencia en la manera de lograr nuestros objetivos pues no nos consideramos ni somos barras bravas. La violencia es pues el más primario de nuestros recursos de defensa de nuestros colores, nuestros ideales, nuestros símbolos y nuestra integridad. Es pues nuestro deber como buenos sureños respetar esta concepción simple y que resume nuestro estilo de vida.

El "Frente Radical Verdiblanco" nace en Abril de 1992 en la ciudad de Santiago De Cali, luego de que unos 20 seguidores se reunieran y decidieran formar una barra totalmente diferente a las existentes en ese tiempo en el pascual guerrero. La idea de estos integrantes era un poco loca teniendo en cuenta que en nuestro país la Cultura Barrista era muy desconocida, estos jóvenes optaron por alentar al equipo de una forma diferente a la habitual del hincha Vallecaucano que solo coreaba el nombre del equipo cuando este saltaba a la cancha y después de la anotación de un gol. Pero esto para nosotros no era suficiente queríamos animar verdaderamente a nuestro equipo, luego de ver mundiales como el de México 86" e Italia 90" donde la participación de las selecciones europeas y las de Suramérica ya mostraban hinchas animando con muchas banderas y gran colorido en las tribunas. Cuando llega el año 1998 se acerca otra estrella para nuestro escudo (7), fue después de esto donde llegarían las llamadas "Legiones". Estos grupos se forman por el incremento de hinchas en los barrios populares de la ciudad. Muchos jóvenes optaron por reunirse desde muy temprano para salir en caravana rumbo al estadio antes de un partido cuando el Cali jugaba de local, también optaron por hacer una reunión diferente a la reunión central que da la barra un día a la semana. En sus reuniones se recalca lo hablado por los lideres el día de la reunión central de toda la barra y luego pasan a organizar su próximo viaje o salida para un clásico, recogen fondos y hacen rifas para facilitar el precio de un viaje o ahorrar costos en la compra de materiales para una buena salida. Los primeros fueron “La Unión", y aquí llegaron nuestros primeros trofeos de guerra (Trapos) al equipo rival de patio, se conformaron otras como: Escuadrón Norte caracterizados por su alegría en los cantos y un gran espíritu viajero. La Fossa D.E.A. Una de las mas guerreras, entre otras están: La Cúpula Central, Escolta Sur , El Bajo Distrital, Extremo Duro Sur, Régimen Terrón, El Culto ,y la C-21 estas hasta hoy conformadas en Santiago de Cali..

La primera barra en Colombia que corearía a sus jugadores, la primera en tener una bandera gigante con los colores de su club, y la primera en saltar rítmicamente para alentar e imprimirle emoción al juego desde las tribunas sería La Putería. Icono y envidia de los demás clubes del país este grupo llego a su disminución, pero no a su desaparición, a finales de la década del 90. Malos manejos económicos y decaimiento a causa de la superada adolescencia de la mayoría de sus integrantes, quienes iban dejando de expresar sus sentimiento (con tanto ahínco como antes) excusándose en que tenían que cuidar el futuro de sus hijos o que tenían un empleo, desencadeno en el fortalecimiento de un nuevo grupo asociado de hinchas, que paradójicamente, eran los mismos de siempre, los que siempre fueron a la tribuna oriental y que de ahora en adelante se apostarían en la tribuna popular norte. Con el paso de los 90 crecieron con el Medellín barras reconocidas en el ámbito nacional como Korea, e IRA Roja, que a la par con La Putería, acompañaron al equipo, y que posteriormente, colaborarían en el engrandecimiento y fortalecimiento de la REXIXTENXIA NORTE. Del masivo acompañamiento de la hinchada nació el apoyo para la emisión del primer CD de la banda indigente, Marcado de X vida. Que no era el primer compilado de música expresa y exclusivamente hecha solo para el Medellín.

METODOLOGIA -Revisión bibliografía -Recopilación de información -Encuesta -Análisis -Conclusiones

ENCUESTA Encuesta sobre Barras del futbol realizada específicamente a estudiantes del Colegio Loyola para la Ciencia y la Innovación

1. ¿Has ido alguna vez a un estadio de futbol? a. Si b. No Si usted respondió Si en esta pregunta conteste la siguiente de lo contrario pásela

2. ¿A qué tribunas vas o fuiste principalmente? a. Populares (En Antioquia Norte y Sur) b. Pacificas o normales (En Antioquia Oriental y Occidental)

3. ¿Conoce usted la diferencia entre hincha y fanático de futbol? a. Si b. No

4. ¿Crees que los aficionados que „‟alientan‟‟ a los equipos de futbol los hacen jugar más por la presión ejercida? a. Si b. No

RESULTADOS

Pregunta 1 a. 12 60% b. 8 40%

Pregunta 2 a. 9 b. 3 75% 25%

Pregunta 3 a. 6 65%

b. 14 35%

Pregunta 4 a. 20 100% b. 0 0%

CONCLUSIONES

Como resultado se puede decir que el 100% de los encuestas les parece o les aparecido en algún momento que las personas que alientan a los equipos de futbol ‘’Les dan moral’’ como dijo el estudiante Juan Jaramillo, también cabe resaltar que la mayoría de personas no tienen certeza de conceptos básicos relacionados con este tema como lo es la diferencia entre hincha y fanático.

IMÁGENES ALUSIVAS

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful