You are on page 1of 3

www.educared.org.

ar/biblioteca/coordenadas

Proyecto “Una mirada profunda… experiencias


de ludoteca en la sala de jardín”
Acerca de este proyecto

Este proyecto es un borrador abierto, creado colectiva y cooperativamente por un


grupo de 40 docentes de Nivel Inicial que concurrieron al Taller ”Experiencias de
Ludoteca, entre la planificación didáctica y la cultura escolar” dictado por Daniel
Brailovsky en el 14to. Encuentro de Educadores Judíos Latinoamericanos
organizado por la Fundación Bamá en febrero de 2008.
Se estructura en una breve fundamentación, que sintetiza muy escuetamente el
marco teórico que se propuso en esa ocasión, un objetivo general confeccionado
colectivamente y un menú abierto de propuestas. A medida que los diferentes
subgrupos iban ideando propuestas, el coordinador las escribía en una página de
word visible para todos mediante la proyección de la pantalla en el frente del aula.
Así, el grupo propuso ajustes y agregados a las propuestas que se iban elaborando.
El resultado: un proyecto apenas esbozado pero lleno de posibilidades para realizar
en las salas del jardín de infantes.

Breve fundamentación

La Ludoteca no es sólo el nombre de un lugar donde pueden hallarse juguetes,


sino una forma de concebir la función de los objetos en general, y de los juguetes
en particular, en la enseñanza. Es por eso que hablamos de experiencias y no de
Ludoteca, a secas. Aunque no se cuente con una sala especial, completa y equipada,
la experiencia es posible y muy fructífera.
Las experiencias de Ludoteca intentan concebir la función de los juguetes en la
enseñanza desde una perspectiva liberadora. El juguete es un objeto que ha sido
despojado de su definición originaria como objeto y al que se le adjudican nuevas
funciones y cualidades mediante la imaginación.
Destacamos el espíritu de libertad que guía las experiencias de Ludoteca y su
misión social implícita. El valor del juego en la Ludoteca es formativo antes que
instructivo: más allá de lo que enseñe, instala un modo de relación.

Objetivo General

Favorecer la libre interacción por parte de los niños con las distintas posibilidades
de los objetos, espacios, tiempos, interacciones con los otros (grandes y chicos) a
través de una serie de propuestas inspiradas en las experiencias de ludoteca.

Menú abierto de propuestas

• Diseñar y tener siempre a mano un dispositivo de discusión para cuando las


reglas del juego no se respetan. La idea es instalar en el grupo el hábito de
detener total o parcialmente los juegos cuando los conflictos o problemas de
cualquier índole los obstaculizan, para reunirse un momento y tratar de
resolver el problema. Una posibilidad es designar, elegir, a chicos que sean
responsables cada semana de coordinar estos espacios.
• Diseñando el espacio. Se propone a los chicos vaciar la sala completamente.
Luego, se va decidiendo a partir de las propuestas del grupo dónde poner
cada cosa, qué dejar y qué suprimir, qué agregar, etc. El espacio quedará

1
www.educared.org.ar/biblioteca/coordenadas

así reestructurado. Para el docente: ¿qué mensaje hay en la forma de


estructurar el espacio que propusieron los chicos?
• Ofrecer a los chicos un conjunto de objetos que pueden servir para diseñar
juegos reglados (juegos con tablero, fichas, etc.) Algunos de estos
materiales pueden ser: fichas, dados, cartulinas, marcadores, palitos, , etc.
Los chicos inventan y fabrican sus juegos. Si preguntan “¿cómo se juega?”,
respondemos ¿Cómo se juega? Para el docente: ¿qué mensaje hay en los
juegos y las reglas que inventaron los chicos? ¿Hubo un obstáculo
importante?
• “Cambiar los roles”. Ensayar distintas propuestas con la consigna de ocupar
el lugar de otro. Por ejemplo: los varones juegan a ser nenas y las nenas,
varones. Los alumnos juegan a ser maestra y la maestra, alumna. Pedirle al
portero, a la directora, etc. que presten sus espacios para escenificar estos
cambios.
• Proponer un juego libre, abierto, y a partir de lo que va sucediendo, se le
van agregando reglas que lo circunscriben y a la vez lo enriquecen.
• Jugar juegos conocidos con las reglas “al revés”. El tutti fruti, por ejemplo,
puede jugarse con la letra final (y no inicial) de las palabras. En la generala
se puede hacer escalera de números en escala de 2 (2, 4, 6 ó 1, 3, 5), en el
ta-te-ti gana el que logra evitar formar una línea, en el bingo, no marcar el
número que sale, sino el posterior o anterior, etc.
• Inventar o elegir un juego y visitar al grupo de niños de otra sala para
enseñárselo y jugarlo con ellos. Al tener que exponerlo de modo que otro lo
entienda, además, se deberá pensar el modo de comunicarlo y será ocasión
de hacerle ajustes.
• Elegir un objeto de la naturaleza, por ejemplo un árbol. Crear una serie de
juegos utilizando partes del árbol, sus hojas, su corteza. La idea es convertir
partes del árbol en objetos de juego.
• Crear una maqueta que represente un determinado escenario. A partir de
allí, se invita a los chicos de otras salas a que inventen historias que pueden
tener lugar en ese escenario.
• Fabricar entre las diferentes salas una gran muñeca “Mamuschka”, cada sala
aporta una “capa” de muñeca.
• El juego mutante. Se presenta un juego a los chicos, y se lo escribe con
algún tipo de registro sencillo. El juego viaja de hogar en hogar, y cada vez
cambia: se le agrega o quita una regla, se le cambian los escenarios,
tableros, etc. De regreso a la sala cada vez, se lo vuelve a jugar con las
nuevas modificaciones. A lo largo del año se va haciendo esto con nuevos
juegos.
• Realizar una serie de visitas de abuelos y familiares de los chicos para que
relaten y muestren sus juegos y juguetes de la infancia. Ensayar luego
diferentes formas de utilizarlos y rediseñarlos.
• Se crean un conjunto de imágenes que se envían en un sobre a cada familia
para que a partir de ellas inventen una historia que las incluya.
• Crear un personaje, que puede ser además un títere, por ejemplo. El
personaje acompaña la vida en la sala por un tiempo. Luego este personaje
comienza a viajar de casa en casa y cada experiencia que tiene en los
hogares se registra, mediante relato, foto, etc. Luego puede crearse un blog
del personaje.
• Taller literario concertado. La propuesta implica ponerse en contacto con
otra sala de jardín en otra escuela, preferentemente de características
contrastantes. Si nuestra escuela es de gestión pública, que la otra sea
privada; si nuestra escuela recibe una población de un cierto nivel
socioeconómico, que a otra lo sea de otro, etc. El grupo seleccionará algunos
cuentos de su biblioteca y los prestará a la otra sala, y la otra sala al
devolverlos lo hará agregando un anexo de comentarios ¿qué libro les gustó
más? ¿por qué? ¿qué parte del libro XX era más extraña? Etc. Esto se hace

2
www.educared.org.ar/biblioteca/coordenadas

de ida y vuelta varias veces a lo largo del año y el ciclo concluye con un
encuentro presencial.
• Realizar un bingo en el que, en lugar de números, haya nombres de
personas y algunas de sus características, gustos y preferencias (que se
habrán indagado antes), por ejemplo: comida preferida, color preferido,
fecha de cumpleaños, nombre del hermanito, etc.

***

Related Interests