You are on page 1of 1

La introducción del nazismo en la filosofía a través de los textos decisivos

Toda El gran Esencia Herr
una orador de la professor
vida… público verdad y Hegel
La defensa de Heidegger pretende que En la fiesta de solsticio de 1933, organi- Emmanuel Faye ha estudiado los semi- El segundo seminario inédito que pre-
su compromiso nazi dura lo que el rec- zada por los estudiantes nazis en el esta- narios que Heidegger imparte entre senta Faye es el que Heidegger imparte
torado: de abril de 1933 a febrero de dio de la Universidad, donde se había 1933 y 1935 en la Universidad de Fribur- con el título de Hegel, sobre el Estado en
1934. Farías y Faye demuestran que du- anunciado una quema de libros que go. No son confidencias privadas ni dis- el invierno de 1934-1935, meses des-
ra toda su vida. En su primer escrito aplazó por la lluvia, el rector Heidegger cursos de circunstancias, sino la elabo- pués de dejar el rectorado y, según sus
(1910), muestra su fascinación por el gritó ante una antorcha simbólica: “¡Lla- ración teórica de su filosofía. La conclu- apologetas, distanciarse del régimen.
agustino Abraham a Sancta Clara, anti- ma, instrúyenos! ¡Esclarécenos! ¡Mués- sión de Faye es clara: “Es el contenido Pero el texto muestra una entrega espe-
semita, xenófobo y ultranacionalista, tranos el camino del que ya no se vuel- mismo del nazismo el que irrumpe en luznante a la ideología nacionalsocialis-
hasta el punto que le llama genio y lo ve atrás! ¡Que broten las llamas, que se el corazón de su doctrina”. Semana a se- ta. En la introducción, Heidegger afir-
compara a Goethe. Heidegger volverá a enciendan los corazones!” En mayo ha- mana, clase a clase, entre el verano de ma con resolución que “el Estado ac-
él en 1964. Antes de 1933 abundan car- bía participado en el homenaje a Schla- 1933 y el de 1935 (el período central de tual tiene que durar más allá de 50 o
tas e informes acusadores. En 1929 se geter, proponiendo como modelo a este la introducción del nazismo en la filoso- 100 años”: después de 2034, ése es su
dirige a Victor Schwoerer, máxima au- mito de la extrema derecha, uno de los fía), durante cinco semestres, Heideg- deseo. Todo el seminario pretende ga-
toridad en investigación científica, para primeros compañeros de Hitler con ger vuelve sobre su pensamiento ante- rantizar la pervivencia del hitlerismo y
alertarlo por el “enjudiamiento (verju- Goebbels, Göring y Himmler: “No llegó rior dotándolo de un sentido más explí- de su dominación incluso después de la
dung) creciente” de “la vida espiritual a cumplir la tarea más importante, que cito: nociones claves de su obra más ce- persona de Hitler. Y para ello no duda
alemana”; Hitler emplea profusamente sigue siendo la más difícil: no llegó a lebrada, Ser y tiempo (1927), como Da- en emplear toda la furia teórica de su
el término en Mein Kampf. En 1931 de- captar la imagen del comienzo a venir, sein y Sein, son leídas como traduccio- metafísica: “La ley está ligada al saber-
fiende el método Boxheimer, la liquida- nes metafísicas de pueblo alemán y de
ción física de los oponentes políticos. “Sólo el Führer, proclama, Estado. Pero no sólo eso: ahí están las Sus textos muestran
Y después de 1934, igual. 1936: “El na- bases de un sistema filosófico que nun-
cionalsocialismo sería algo hermoso en
es la realidad alemana ca desmentirá y que guarda con el nazis-
una entrega espeluznante
tanto que un principio bárbaro. Es por presente y futura y su ley” mo una identidad ahora ya indiscutible. a la ideología nazi
eso que no debiera convertirse en algo Farías había publicado en 1991 el se-
tan aburguesado”. 1938 (!): se lamenta del honor y de la grandeza de su pue- minario del verano de 1934 en el que se-sí-mismo. Sin embargo, el saberse-
de que “la masa humana” no haya alcan- blo, llevarla en el alma y morir con Heidegger fundamenta filosóficamente sí-mismo no es un simple conocimien-
zado “la dignidad necesaria para encon- ella”. Era el día antes de su discurso del el racismo nazifascista: entre páginas to y un ser-instruido de las situaciones,
trar los medios de autoexterminarse rectorado. de barbaridades supuestamente justifi- sino que es el fundamento del ser. Una
por el medio más corto”. 1939: “El adies- Sus discursos públicos proliferan y lo cadas metafísicamente, puede leerse, forma bien precisa: el poder del ser es
tramiento-de-la-raza es una vía de au- convierten en el filósofo nacionalsocia- después de preguntar si “la historia es aquel en el que el ser estatal se realiza”.
toafirmación con vistas a la domina- lista más reconocido y radical. En junio lo que caracteriza al hombre”, que “tam- En adelante, la palabra metafísica equi-
ción” y a la “preeminencia racial”. de 1933 defiende la institución nazi de bién los negros son seres humanos, pe- vale a la identificación (en sentido hege-
1940: con los alemanes invadiendo los campos de trabajo para estudiantes ro carecen de historia”. Ahora, Faye da liano) del espíritu y del poder, y del ser
Francia, sostiene a propósito de Descar- y la militarización de la vida universita- a conocer, analizando con detalle y ri- y el estado.
tes que “llega un día en el que un pue- ria. Poco después, en Heidelberg, elo- gor, algunos cursos inéditos, como el Para Heidegger, el papel de la filoso-
blo no está a la altura de la metafísica gia el programa de educación política del semestre de invierno de 1933-34, so- fía debe quedar claro: “El Estado no se
surgida de su propia historia”. 1941: el del Partido, invocando a “la raza alema- bre La esencia de la verdad. sostiene apoyado contra un muro, de
“principio de la institución de una selec- na del futuro”: “El trabajo por el Estado ¡La verdad! En el frontispicio de la tal manera que podamos cogerlo y mi-
ción de la raza” es “metafísicamente ne- no supone ningún peligro. ¡El peligro Universidad de Friburgo todavía puede rarlo de cerca, ni siquiera sabemos qué
cesario”. En 1943 defiende la guerra to- viene tan sólo de la indiferencia y de la leerse una cita cara a Heidegger: Die es el Estado, sólo sabemos que algo co-
tal: “Pueden ser, entonces, incontables resistencia!” En agosto, en el Instituto Wahrheit wird euch frei machen (La Ver- mo el Estado está convirtiéndose. Des-
las víctimas. ¡Da lo mismo cuántas y de Anatomía Patológica de Friburgo, dad os hará libres). ¿De qué verdad ha- de luego, dentro de cuarenta años el Es-
vincula la “salud del pueblo” a la “uni- tado ya no será conducido por el
Ya en 1929 alerta dad de la sangre y de la procedencia, de 1934: “También los negros Führer, entonces dependerá de noso-
la raza”; es cuando introduce en la Uni- tros. Esta es la razón por la que debe-
del “enjudiamiento” de la versidad la cátedra de doctrina racial y
son seres humanos, pero mos filosofar”. La filosofía debe poner-
vida espiritual alemana biología hereditaria. En octubre, ante carecen de historia” se al servicio del Estado totalitario para
cientos de trabajadores, defiende “el fu- garantizar su continuidad. Este será su
por qué causas, ellas son necesarias, turo saneamiento del cuerpo del pue- bla Heidegger a sus estudiantes? Ahí último seminario sobre un tema explíci-
puesto que el sacrificio tiene en sí su blo” y confiesa que “no hacemos más va: “El nacionalsocialismo no es una tamente político. ¿Acaso por voluntad
propia consistencia!” 1949: formula que seguir la voluntad superior de nues- doctrina cualquiera, sino la transforma- propia? ¿Por distanciamiento con el ré-
que “la agricultura es hoy una industria tro Führer”. En noviembre, apostando ción fundamental del mundo alemán y, gimen? En absoluto. Heidegger ya ha di-
de alimentación motorizada, en su esen- por un “movimiento de agresión”, pro- tal como pensamos, del mundo euro- cho todo lo que quería decir. Y bien a
cia es la misma cosa que la fabricación clama que “el Führer y sólo el Führer es peo”. El sentido de la transformación se las claras. Es el Reich quien prohibe a
de cadáveres en las cámaras de gas y en la realidad alemana presente y futura y revela pronto, cuando llama a desen- los profesores abordar en la universi-
los campos de exterminio”. Y todavía su ley”. En Tubinga, en diciembre, aren- mascarar al enenigo interno (el asiático, dad temas políticos. Heidegger se dedi-
va más lejos: “Centenas de millares ga: “La Revolución nacionalsocialista denominación nazi para judíos y bol- ca entonces, entre otras cosas, a Nietzs-
mueren en masa. ¿Mueren? Perecen. es y se convertirá en la reeducación cheviques) y a exterminarlo totalmen- che (entre 1936 y 1940), legitimando la
Se convierten en las piezas de reserva completa de los hombres, de los estu- te: “A menudo es más difícil y laborioso interpretación oficial nacionalsocialista
de un stock de fabricación de cadáve- diantes y de los jóvenes docentes del fu- localizar al enemigo en tanto que tal, ini- como pilar ideológico del régimen tal
res. ¿Mueren? Son liquidados discreta- turo”. En mayo de 1934, en Constanza, ciar un ataque a largo plazo, teniendo como la están definiendo Baeumler y
mente en los campos de exterminio”. declara que “la lucha (kampf) se con- como objetivo la exterminación total Hildebrandt. Lo mismo sucederá con
Para él sólo mueren los seres humanos, vierte en la ley más íntima de nuestra (der völligen Vernichtung)”. Pronto em- Hölderlin, que el ala más extremista
aquellos a los que el ser les ha dado un existencia”. Todo el mundo entiende lo pezarían a cumplirse los criminales de- del Partido escoge como poeta nacional
tal poder. Es 1949. X.A. | que está diciendo. X.A. | signios de Heidegger. X.A. | en detrimento de Goethe. X.A. |