Congreso de la Federación Universitaria de Córdoba.

Documento de posicionamiento Comisión de Derechos Humanos y Diversidad

Córdoba, 7 de Septiembre de 2013

Memoria,  verdad  y  justicia­Delitos  de  lesa  humanidad  de  la  última Dictadura militar Como  Federación  Universitaria de  Córdoba,  queremos  hacer  referencia a  María Elba  Martínez,  una  de  esas  compañeras  que marcaron  el rumbo  durante  más 30 años  en  el  incansable  reclamo  de  justicia  por  los  delitos  de  lesa  humanidad cometidos  por  la   dictadura  genocida  que  sufrió  nuestro  país.  Compartió  su vida para  buscar  justicia  desde momentos  en  que casi  nadie  lo hacía  y  nos enseñó  a recorrer  los  laberínticos  estrados  judiciales  para  poner  en  el  banquillo  a  los responsables  del  terrorismo  de  estado.  Su  compromiso   constante  la  encontró trabajando hasta último  momento  contra la  impunidad, como a lo largo de toda su vida  de  abogada  militante.  Es por esto  que la recordamos y nos comprometemos a  continuar  la  lucha  en  memoria,  verdad  y  justicia  en  la  que ella dedico su vida. Hasta siempre compañera! Como Federación Universitaria de  Córdoba,  también  queremos  hacer referencia a  la  situación   de  los  Espacios  de  Memoria  de   Córdoba y adherir a su  lucha,  ya que  los  mismos  han  sido  víctimas  y  lo  siguen  siendo  hoy,  de  las  políticas  del Gobierno de la Provincia de Córdoba. El  Archivo  Provincial  de  la  Memoria,  el  Espacio  para  la  Memoria  La  Perla  y  el Espacio  para  la  Memoria  Campo  de  la  Ribera  vienen  sufriendo  un desfinanciamiento  por  parte  del  Gobierno  Provincial.  A  esto  se  le  suma  la precarización  laboral,  muchos  de  los  trabajadores  siguen  como  contratados  lo que  no  les  brinda  estabilidad  laboral.  Hay  cargos  sin  cambio  de titularidad, que son  cargos  que   se  encuentran  vacantes   ­pero  no  son  designados­,  la  no incorporación  de  nuevo  personal  produce la  falta  de  gente  trabajando.  Sumando que los tres Espacios para la Memoria no poseen abogados desde hace un año y medio.  Todo  esto  les  quita  capacidad  de  trabajo  y  hace  que  se puedan  aportar menos pruebas judiciales, lo que abona la impunidad. Estos  problemas  que  están  teniendo  los  Espacios  de  Memoria  no  sólo   son problemas  de   estas  instituciones  sino  que  también  son  un  problema  de  toda  la sociedad,  ya  que  el  desfinanciamiento   de  los  mismos  hace  que  las investigaciones  que  se  están  llevando  a  cabo,  sobre  los  delitos   de  lesa humanidad  de  la  última dictadura cívico­militar, se frenen, no se pueda encontrar y juzgar a  los  responsables. La falta de personal hace que los documentos, que son pruebas  de  dichos  delitos,  no  puedan  ser  clasificados  y  ordenados  para  ser

conservados  y  utilizados  en  la  búsqueda  de  la  verdad  histórica  que  se  lleva  a cabo  a  través  de  los  juicios.  Tampoco  se  puede  garantizar  la  preservación  de estos  lugares como lo  especifica  la Ley de  la  Memoria  (Ley  9.286) en  su  artículo 3, punto 4. Es  por  esto  que  exigimos  al  Gobierno  Provincial  y  a  su  actual  Gobernador  José Manuel  De  La  Sota  que  cumpla  con  la  ley  y  su   deber,  para  que  el  proceso  de memoria, verdad y justicia se pueda llevar a cabo en esta provincia. EL  24  de  Julio  de  2.013  se  dictó  sentencia  y  finalización  a  una  de  las  tantas causas por delitos de lesa humanidad conocida como “Causa Ayala”.1 Este  juicio  se  deriva  de  la  Causa  Videla  que en  2010  condenó  a  23  represores ­entre  los  cuales   se  encontraban  Videla  y  Menéndez  ­  por  el  asesinato  de  31 presos  políticos  en   1976.  Mientras  se  llevaba   adelante  aquel  histórico  Juicio, gracias  al  trabajo  del  Archivo  Provincial  de  la  Memoria   se  encontró  una  prueba contundente:  un  acta  policial.  Esa  acta  implicaba  directamente  a  miembros  del Comando  Radioeléctrico de la Policía de la Provincia de Córdoba en el  asesinato de  Miguel  Ángel  Mozé,  José  Alberto  Svaguza,  Luis  Verón,  Eduardo  Hernández, Diana  Fidelman  y  Ricardo  Young,  hecho  ocurrido el  17  de Mayo  de 1976  en  las inmediaciones del Puente Santa Fe. Con  esta nueva  prueba  presentada  oportunamente, se remitieron las actuaciones al  Juzgado  Federal  Nº3  para   que  investigara  la  presunta  participación  de  los siguientes  agentes  policiales:  Jorge  Zalazar,  Juan  Domingo  Ayala,  Hugo Armando  Barbosa,  Ricardo  Rivera,  Sixto  Contreras  y  Tomás  Hugo  Vera  (estos últimos tres fallecidos impunes). El  procedimiento en sí  fue  improlijo y de ilegalidad manifiesta ya que la causa fue elevada  a  juicio  por el  Juzgado  Federal N°3 sin  la  notificación de  la elevación de este  desprendimiento a  la organización HIJOS (Hijos e Hijas  por  la Identidad  y  la Justicia  contra  el  Olvido  y  el  Silencio)  como parte  querellantes, patrocinantes de las  familias  de  dos  de  las  víctimas,  omitiendo  el  hecho  de  que  las  familias  de dichas  víctimas,  representadas  por  los  abogados  del  equipo  de  legales  de HIJOS,  ya  habían  sido  constituidos  como  querellantes  por  sus  familiares  en  el hecho que  se  juzga  durante el  juicio de  2010.  Esto es un claro avasallamiento del derecho  de  las  víctimas,  lo  cual  es  causal  de  una  clara  y  contundente  nulidad absoluta  de  la elevación  a  Juicio, tal como lo establece el Código Procesal Penal Argentino. Bajo  estas  circunstancias,  HIJOS  presentó  un  pedido  de  nulidad  de   inicio  de juicio  que  el Tribunal  Federal N° 2  rechazó  dejando  a  la familias  Mozé y Svaguza sin el derecho de ser representados como querellantes. Sumando  a  estas  irregularidades  y  disgustos  nos  encontramos  con  que  el acusado  Zalazar  –quien  lamentablemente  llegó  a  ser  Comisario  Mayor  de  la Policía  en Democracia­  fue declarado temporalmente insano al inicio del juicio sin que se pudiera  presentar un  perito  de parte para corroborar o no esta situación, y que  el  acusado  Barbosa  está  prófugo,  con  lo  cual  el  juicio  empezó  sólo  con  un acusado: el policía Ayala.
1

[“Ayala, Juan Domingo y otros p.ss.aa homicidio agravado doblemente calificado por

alevosía y pluralidad de partícipes en concurso real (arts. 45, 55 y 80 inc. 2 y 4 del cp)” (expte. A-11-12)”].

Como  Federación  Universitaria  de  Córdoba,  celebramos  la  condena  efectiva  a Ayala  en  cárcel  común siendo conscientes  que para poder pensar una  sociedad más  justa  donde   estos  hechos  nunca  más  vuelvan  a  suceder  es  imprescindible que ningún genocida goce  de  la impunidad  que  el Estado  en 20 años de  silencio les  ha  otorgado, y siendo  conscientes  que  estos juicios por la Memoria, Verdad y Justicia  no  solo  son  el fruto de una política de Estado que en estos últimos 10 año ha  tenido  como   eje  principal  los  DDHH;  sino  también  de  la  incansable lucha de los organismos de DDHH, familiares, HIJOS, Abuelas, Madres. Pero también entendemos que procedimientos irregulares como éste nos obligan a  rediscutir  y  repensar  el  rol  de  la  Justicia  en  la  actualidad  como  poder institucionalizado  y  jerárquico  que  ­tanto  en  este juicio  así como en  una  infinidad de hechos  que suceden en la sociedad a diario­ nos demuestra día a día con más certeza  que  siempre  ha  estado  y  estará  del lado  de ciertos intereses del  poder. Intereses  que,  lamentablemente,  lejos  están  de  ser  los  intereses de  la sociedad en  su  integridad  y,  sobre  todo,  de  los  sectores  sociales  históricamente marginados. Construir la  Memoria Colectiva  es  responsabilidad  de  todos los ciudadanos para que  en  nuestro  país  nunca  más  vuelva  a  reinar  la  oscuridad,  la  muerte,  la impunidad.  Nosotros  como  estudiantes  debemos  entender  que  estos  procesos históricos  de  Memoria,  Verdad  y  Justicia  son  solo  un  eslabón  en  el  camino  de construir  una  sociedad  más  justa,  una  Justicia  para  todos.  Falta  mucho  pero estamos  convencidos  que  mediante  el  diálogo,  la  militancia,  el  compromiso y la paciencia  vamos en el  camino hacia una  Universidad  y  una Patria  más inclusiva, más  justa;  solo a través  de  la lucha es que  decimos  que los  30.000  compañeros no  han  muerto,  sino  que  viven  en  cada  uno  de  nosotros  en  la  disputa  por  la Justicia. Asimismo, manifestamos  nuestro apoyo  a  todas  las causas abiertas  y las que se abrirán  relacionadas  a  violaciones  de  Derechos  Humanos  perpetradas  en  la ultima  Dictadura  cívico­militar.  En  particular,  a  la  causa  en  tramite  de  “La  Perla” que  se  esta  desarrollando  en  los  Tribunales  Federales  de  Cordoba.   Por  ultimo, manifestamos  nuestra  alegría  con  que  se  haya  hecho  justicia  en  la  causa  que tenia  como  victimas  del  terrorismo  de  Estado  a  Mario  Abel   Amaya  e  Hipolito Solari Yrigoyen. Represión del Estado En  primer  lugar,  queremos  manifestar  desde  el  Movimiento  Universitario  de Cordoba  encabezado  por  la  Federacion  Universitaria  de  Cordoba  nuestro reclamo  para  que  Facundo  Rivera  Alegre,  popularmente  conocido  como  "El Rubio  del  Pasaje",  aparezca  con vida. Desapareció  el 19 de  Febrero  de  2012 a la  salida  de  un baile de  Damián Córdoba que se realizó en el Estadio del Centro. Testigos  aseguran  haberlo  visto  por  última  vez  en  las  inmediaciones  de  Plaza Colón,  momento  en  el  que era  demorado  por  personal policial. Desde  entonces, lo  estamos buscando, a pesar de los muchos intentos por invisibilizar los hechos  y las  diversas  amenazas  recibidas  por  su  familia  a  los  fines  de  intimidarlos  y detener la investigación. El  caso  de  Facundo  no  es  un  hecho  aislado.  Facundo  era  hostigado permanentemente  por  las  patrullas  policiales  que  le  aplicaban  el  Código  de

Faltas,  de  la  misma  manera  que  le  sucede  a  un  pibe  cada  7  minutos  en  el territorio  de  nuestra Provincia,  bajo  argumentos vagos e  inconstitucionales como "merodeo" y "omisión a identificarse". Desde  la  Federacion  Universitaria  de  Cordoba,  acompañamos  activamente  la lucha  por  el esclarecimiento  de los  hechos y la  aparición  con  vida  de  Facundo, y exigimos  respuestas  a  los  responsables  políticos  de  su  desaparición.  Le preguntamos  una  vez  más  al gobernador  José  Manuel De  La Sota, al Ministro de Seguridad  Alejo  Paredes,  y  al  Jefe  de  Policía  Ramón Frías: ¿Hasta  cuándo sus políticas  de  (in)seguridad  ensancharán  inútiles  estadísticas  "preventivas"  de delitos  mientras criminalizan  una cultura? ¿Hasta  cuándo detenciones arbitrarias, abusos  de  la  fuerza,  desapariciones  y  torturas  aparecerán  como  prácticas fuertemente  arraigadas  en  las  fuerzas  de   seguridad?  ¿Hasta  cuándo  van  a permanecer  vigentes  estas  viejas  estructuras  represivas  y  paradigmas  alejados del  respeto  por  igual  de  los  Derechos  Humanos? ¿Hasta  cuando la  convivencia nefasta  entre  poder  ejecutivo  provincial,  fuerzas  de  seguridad  y  poder   judicial? ¿Hasta  cuándo  vamos  a  esperar  por  Facu?  ¿Hasta   cuándo?  ...  SI  YA DIJIMOS NUNCA MÁS. En  la  provincia  de  Córdoba  y  fuertemente  sostenido  por  su  gobernador  José Manuel  De  La  Sota  en  este  gobierno  y  su  anterior,  como  también  su  antecesor Juan  Schiaretti  y  el  hoy  Ministro  de  Seguridad  Alejo  Paredes  (ex  Jefe  de  la Policía),  no  sólo  se  mantiene  una  política  de  seguridad  neoliberal   y   represiva, sino  que  la   misma se  ha  profundizado en los  últimos años. Durante el  año  2011, 73.100  detenciones  fueron  efectuadas  en  la  provincia  por  aplicación  del Código de Faltas, lo que nos da un promedio de 200 detenciones diarias. La  duplicación  del  presupuesto  provincial  en  seguridad  y  personal  policial  en  7 años,  detenciones  multiplicadas por  diez  y  “controles callejeros” a  los jóvenes  de sectores  populares dejan en evidencia  una  lógica de acción que simula una lucha contra  la inseguridad,  pero  de ninguna manera demuestra capacidad alguna para resolver el problema que dice atacar. Las  situaciones  de  mayor  gravedad  se  producen  en  el  interior  de  los  barrios marginales  de  Córdoba,  donde  se  llevan  a  cabo  arrestos  a  grandes  cantidades de personas,  en particular jóvenes,  sin orden judicial. Estos arrestos son posibles debido  a  la  vaguedad  de  la  redacción  que  presentan  las  figuras contravencionales  y  a la  posibilidad  que tiene  la Policía de Córdoba de actuar de oficio y de efectuar detenciones “preventivas”. Esta  situación  se  traduce  en  la profundización de las  desigualdades  sociales, de verdadera  estigmatización  y  de  una arbitrariedad manifiesta: en efecto se afectan permanentemente  los  derechos  a  la  intimidad,  a  trabajar,  a  expresarse,  a  la defensa y al juez imparcial, entre otros. Como  movimiento  estudiantil  de  Cordoba,  manifestamos  nuestro  apoyo  a  La Marcha  de  la Gorra  y  a la lucha diaria de todos los colectivos y las organizaciones sociales  que   dan  en  pos  de  impedir  las   violaciones  a  los  Derechos  Humanos. Nos  comprometemos  a   apoyar  y  difundir  este  evento  de  concientización  y manifestación que implica La Marcha de la Gorra. Dicho todo  esto, nos manifestamos  por  la Derogacion total del Código de Faltas.

Asimismo, nos comprometemos a impulsar  un debate serio  que abarque a todos los  actores  involucrados  para  proponer  la  elaboración  de  un  nuevo  Codigo  que tenga  como  principio  estructural  el  respeto  por  los  Derechos  Humanos. Entendemos  que  la  solución  a  este  problema  no  es  la  represión,  sino  la implementación  de  políticas  publicas  serias  de  inclusión,  educación,  salud  y trabajo. Desde  la Federacion Universitaria de Cordoba, nos manifestamos en contra de la represión  a  la  comunidad  de  los  Qom  en  Formosa  por  parte  del  Estado,  de  la represión a los manifestantes de Neuquen, de la Ley Antiterrorista, el Proyecto X y toda forma de represión estatal ante la protesta y la manifestación social. Denunciamos  y  repudiamos  la  vulneración  de   todos  los  derechos  humanos sufridos  por  parte del estudiantado universitario, en la lucha legítima y gremial que venimos  dando.   Porque  acallaron  nuestras  voces,  porque  cercenan  nuestra libertad,  porque  cercenan  nuestro  derecho  a  una  educación  amplia  y  legítima, porque  vulneraron  el  derecho  humano   a  la  integridad  física,  al  sufrir  las represiones de  la policía delasotista en el marco de una justa lucha. Denunciamos a este  Rectorado por silenciar y no pronunciarse por estos hechos de violencia en contra de los y las estudiantes. Recursos naturales y medio ambiente Desde  la  Federacion  Universitaria  de  Cordoba,  nos  manifestamos en  contra  del acuerdo  de  YPF  y  la  empresa  norteamericana  Chevron,  en  contra de la  entrega de  nuestros  recursos   naturales  a  empresas  extranjeras,  de  la  minería  a  cielo abierto,  el  fracking,  el  veto  presidencial  de  la Ley  de  Glaciares,  la radicación de Monsanto  en  nuestro  pais.  Apoyamos  la  lucha  que  los  ciudadanos, organizaciones  sociales,  organizaciones   no  gubernamentales,  asociaciones civiles Diversidad Apoyar  la  lucha  de  las  y  los  trabajadores  sexuales  de  AMMAR,  quienes  buscan terminar  con  la  precarización  laboral  de  su  trabajo.  Repudiamos  las  posturas delasotistas  en  su  falaz lucha en contra  de la trata de personas. Creemos que “sin clientes  no  hay trata”  no resiste el menor análisis. Pretender reducir la cuestión de la  trata  de  personas  al hecho  de  Clientes si­Clientes  no  es  deleznable.  Exigimos que,  si desde  la gobernación se quiere  atacar la  trata  de personas, se tiene que blanquear  el  trabajo  de  las  y  los  trabajadores  sexuales.  Sostenemos  que  esta gobernación  no lo  va  a  hacer  nunca,  porque son esas redes las que financian sus campañas políticas. Exigimos al  gobierno delasotista  que derogue el  código  de  faltas, en particular la figura  de  la  prostitución  escandalosa,  por   la  cual  se  reprime  sistemática  y diariamente  el  trabajo  d  los  y  las  trabajadoras  sexuales.  (más  documento  de  la bisagra). Como  corolario  de  esto, repudiamos  todo  tipo  de violencia  que se enmarque en cuestiones  de  género.  Así,  abogamos  por  la  tolerancia  de  las  libres  elecciones

sexuales y apoyamos la diversidad. Desde  la Federación Universitaria de Córdoba reafirmamos nuestro compromiso con  las  luchas   y   reivindicaciones  del  Pueblo,  que  nos  permitan  posicionarnos como  Federación  Universitaria  de Córdoba, respecto a los avances que en  estos últimos años  ha habido en materia de reconocimiento y ampliación de derechos a las  diversidades  sexuales  y  los numerosos aspectos en los que todavía  no hemos logrado avanzar y entendemos que el desafío debe ser abocarnos a ello. En  primer  lugar,  nos  parece  fundamental  retomar  la  que  ha  sido  una  de  las grandes victorias  que ha trascendido las fronteras de nuestro país, que requirió un debate  amplio  y  comprometido  de  diversos  sectores  de  la  sociedad  y principalmente  un reconocimiento a la lucha histórica de las organizaciones LGTB en  todo  el  país,  y  que permitió igualar en  derechos  a  una población  que  siempre ha  existido  y  ha  sido  eternamente  postergada,  segregada  y  discriminada. Hablamos,  claramente  de  la  Ley  de  Matrimonio  Igualitario  que  le  ha  dado institucionalidad  a  las  parejas  del  mismo  sexo  que  no  habían  sido  reconocidas hasta  antes  de  2010  por  ningún  Gobierno  de  nuestro  país  y  que  nos  consolidó como  el  décimo  país  en  el  mundo  en  reconcerle  el derecho  a  la unión civil  a  las disidencias  sexuales. Creemos que es importante como Federación Universitaria de Córdoba, reafirmar nuestro  posicionamiento a  favor de esta medida, ya que la batalla  no  requiere  trabajo  sólo  en  el  ámbito  legislativo, sino  en  el  plano cultural, en  donde  todavía  falta  mucho  por  hacer  y  en  la  que  creemos  es  fundamental  la participación activa del movimiento estudiantil de córdoba. Por  otro  lado,  pero  en  el  mismo sentido, queremos recuperar  la decisión  política de  nuestra  Universidad,  que mediante la  Ordenanza  9/11  aprobada  en 2011  por el  Consejo  Superior,  la  Universidad  de  la  Reforma,  reconoce  la  identidad  de género  adoptada  o  autopercibida  a  su  solo  requerimiento,  aún  cuando  esta  no coincida  con   el  nombre  y  sexo  registrados,  posibilitándole  a  los,  las  o  les estudiantes,  tener  en  su  libreta  y  credenciales  universitarias,  el  nombre  que eligieron.  Este  reconocimiento  al derecho  a  la  identidad  de  género,  ha puesto a  la  Universidad  en  un  lugar  de  vanguardia  respecto  a  la  política  de  inclusión  e igualdad  de  las diversidades sexuales, siendo, para las demás Universidades del país un modelo a seguir en políticas de estas características. No  es  igual  de  satisfactorio  el  panorama  en  nuestra  Provincia  de  Córdoba  en donde  la  Ley   de  Fertilización  asistida  votada  recientemente  por  amplia mayoría  en  el  Congreso  Nacional,  que  representa  el  decreto  956  para  su reglamentación  en  todo  el  país,  que  garantiza  el  derecho  de  todos  y  todas  lxs ciudadanxs  mayores  de  edad  (sin  restricciones)  a   acceder  a  la  maternidad  y/o paternidad desde  una perspectiva integral  de  la  salud en  el  ambito  público como priovado  y  que  garantiza seguridad  en  el proceso de asistencia, no extrañamente diside de lo  que el  gobierno  de  De la  Sota  considera  sobre  esta Ley resistiendo su  adecuación  a  la  normativa  nacional,  restringiendo  el  acceso  a  fertilización asistida  exclusivamente a   usuarios  y  usuarias de la obra social estatal provincial, llegando  su cobertura únicamente a las mujeres hasta los 41 años de edad que no hayan tenido  hijos  o  hijas con su pareja actual y/o sus parejas anteriores Pedimos que la  Federación  Universitaria  de Córdoba adhiera a la campaña impulsada por la  ONG “Abrazo X dar Vida”  para  que la  Legislatura  de  la provincia adhiera a las

conquistas  especificas que  significa  la Ley  Nacional 26.862, y que exige además que  incluya   a  Personas  LGTTIQ  (lesbianas,  gay,  transgéneros,  transexuales, intersex  y  queers)  reconociendo  los  derechos  sexuales  y  reproductivos  de  esta población, en su derecho a conformar una familia con protección del Estado.

Cátedra de Derechos Humanos Exigimos  una  cátedra  de  ddhh  en  todas  las  facultades  y  escuelas  de  la universidad  nacional  de  cordoba.  Denunciamos  la  complicidad  del  Decanato Yanzista, hoy Aspellista, por haber cajoneado hace 3 años un  proyecto de cátedra de ddhh.  Creemos que dicho proyecto debe servir como un antecedente primario a  la  hora  de  implementar  la  cátedra  de  ddhh  en  todos  los  Consejos   de  la Universidad  Nacional  de  Córdoba.  Exigimos  y  exhortamos  a  Marcela  Aspell  de Yanzi,  a  que  dé  un  debate  serio  de  dicho  proyecto cajoneado.  Creemos que es de  vital  trascendencia  para  generar  un  estudiantado  universitario más  crítico,  en consonancia  con  los  ideales  de  la  reforma  del  18  implementar  en  los planes de estudios de todas las carreras universitarias una cátedra de Derechos Humanos. Derechos Humanos a 30 años de Democracia Repudiamos  la  designación  de  Marambio  como  director  del  sistema penitenciario  nacional.  Así  mismo  repudiamos  la  propuesta  de  Milani  como  jefe del estado mayor de las fuerzas armadas. Estamos  en  contra   de  la  no  aparición  con  vida  de  Yamila  Cuello,  Marita Verón, Julio  López,  Facundo  Rivera  Alegre  y  todos  los  desaparecidos  en  democracia. Una vez decimos “nunca más”. Desde  la Federación Universitaria de Córdoba repudiamos el fallo arbitrario de la Justicia  de  Córdoba dictado  por  la jueza Civil y Comercial de 5ta. Nominación de Río  Cuarto,  Rita  Freire  de  Barbero,  que  condenó  al  periodista  Hernán  Vaca Narvaja, dueño  de la  revista  El Sur, a pagar un total de 515.138  pesos a la familia Macarrón y a  sus  abogados por su cobertura del asesinato de Nora Dalmasso en Río Cuarto, ocurrido en noviembre de 2006 y al día de hoy impune. Nos  parece  totalmente  inaudito  que no se hayan  hechos avances  concretos en la determinación   del  asesino  o de los  asesinos  de  Nora Dalmasso,  y  la Justicia  se preocupe  por  encubrir  y  proteger  al  círculo  de  la  familia  Macarrón,  que  está involucrada  en  el  círculo  político  y  económico  del  poder  conservador  de  la provincia de Córdoba. La  condena  por  “daño  moral”  la  dispuso  la  jueza  Cicil  y  Comercial  de  5ta. Denominación  de  Rrío  Cuarto, Rita  Freire  de Barbero,  quien  estipuló  en 436.600 pesos  (actualizados  en  intereses)  el  dinero  a  abonarle  a  los  Macarrón  y  78.538 pesos a los abogados en conceptos de honorarios. Lo más  inaceptable es que la jueza no valoró si en el trabajo periodístico de Vaca Narvaja  se  había  difundido  información errónea sino que se hayan hecho públicos datos  sobre  cuestiones íntimas. El crimen de Nora  sigue impune  hoy al  día de  la fecha.  En  un  primer  momento  estuvo  imputado  el  albañil Gastón  Zárate  (llamado

el  Perejil)  y  luego  el  propio  hijo  de  la  mujer,  Facundo  Macarrón,  que  ya  fueron sobreseídos.  En  paralelo  existieron  causas  por  apremios  policiales  dádivas  y amenazas, que también quedaron sin fallo judicial. Hay  que destacar  que Vaca Narvaja viene realizando fuertes labores periodísticas de denuncia del  funcionamiento del poder económico y político desde Río Cuarto, principalmente  a  la  figura  del  Gobernador  De  La  Sota,  por  lo  que  no  es  de extrañar que esta condena incoherente sostenga algunos motivos ocultos. Sobre  el  viudo  Marcelo  Macarrón,  la  jueza  cuestionó  menciones  a  la  "vida intrafamiliar"  y  a  la  publicación de imágenes  "no  consentidas".  Sobre ese  punto, la  jueza no  se  refiere a imágenes  íntimas o  del escenario del crimen, sino a otras de  la  vida  familiar.  En  paralelo,  por  ejemplo,  el  canal  América  TV  difundió imágenes  del  lugar  del  crimen  y  del  cadáver  de  Nora.  Claramente,  estos fundamentos y argumentos no tienen precedentes en la Justicia Argentina. Hernán  Vaca  Narvaja  consideró  que el fallo es "corporativo y canallesco" y "cierra el  círculo  de  impunidad  de  la  Justicia  de  Río   Cuarto  al  condenar al  mensajero y dejar  impunes  todas  las  demás  causas  vinculadas  al  asesinato  de  Nora Dalmasso  (apremios  policiales,  dádivas,  amenazas,  etc.)".  El  periodista consideró al fallo "un verdadero esperpento jurídico". Y  ahora  nos  preguntamos,  ¿Dónde  quedó  la  libertad  de  expresión?  Cuando decimos  que  queremos  una  reforma  del  poder   judicial,  nos  referimos  a  las pŕacticas  arbitrarias  de  quienes  detentan  el  poder  de  unos  pocos,  y  que  sólo quieren  perpetuarse  en  un  poder  que  debe  der  del  pueblo  y  para  el  pueblo. Queremos  que  se  respeten  nuestros  derechos  consagrados  en  la  Ley  de Servicios  de Comunicación  Audiovisual,  queremos  una  justicia  democrática, que sea coherente con las acciones populares. Esta  es  la  misma  justixia  que  busca  motivos  y  razones  para  defender  a  un monopolio y trabar una  ley que  garantiza  nuestro derechos a la comunicación, y a la democratización de la palabra. Esta  es la  mima  justicia  que  absolvio a los  complices del secuestro y explotación de Marita Verón. Es interminable el  prontuario  de cirscunstancias  en la que quedo demostrada que la  justicia, cada  dia,  se  aleja  un paso  mas del  pueblo, y falla a favor  de  los ricos, los empresarios y los poderosos. Es  bastante  preocupante  que  la  voluntad  popular  en  la  democratización  de  la comunicación  tenga  que  lidiar  con  los  resabios  de  un  poder  judicial   adicto  y subordinado a los intereses de los grupos económicos. Pretendemos  que la  democracia  que tanto  nos  ha costado  construir, que  por ella se  han  fundido  vidas  y  han  desaparecido  compañeros  penetre  en  los órganos y las  instituciones   más  fundamentales  del  país.  Tiene  su  tiempo,  y  es  ahora  el momento,  para  que  un  pueblo  entero  comience  a  repensar  la  función  de  la Justicia, quienes la  imparten,  en donde  se  forman  y  para  quién sirven. Este es un lamado de atención a pensar detenidamente en democratizar la justicia. Podemos  concluir  en  que  este  fallo  ha  sido  a  favor  del  aparato  de  poder  que integra  el  codobesismo  y  es  impiadosa  e  implacable  con los  mas  debiles.  Ante este  injusto  fallo  judiciail,  nos  solidarizamos  y  brindamos  todo  nuestro  apoyo  y acompañamiento  al  periodista  Hernán  Vaca   Narvaja,  a  toda  su  familia  y  a  los trabajadores de la Revista El Sur.

Desde  la  Federación  Universitaria  de  Córdoba  apoyamos  y  acompañamos  la plena  implementación  de  la  totalidad  de  los  artículos  de  la  Ley  de   Servicios  de Comunicación  Audiovisual  sancionada  en el  año 2009, entendiendo la necesidad de  la  plena  democratización  de  los  medios  de  comunicación  para  avanzar  la garantía del derecho humano a la información. Por  eso  entendemos  la  importancia  de  continuar  avanzando  en  el  proceso  de des­monopolización  y  la des­concentración  de  los medios de comunicación. Este proceso se ha visto  truncado por qué a  casi  cuatro  años  de la  sanción  de la Ley, el  Grupo  Clarín  es   el  único  medio  que  aún  no  se  adecuó  completamente, argumentando  que  los  artículos  45  y  161,  que  plantean  la  desinversión  del multimedio,  son  inconstitucionales  porque  atentan  contra la  sustentabilidad y por tanto contra la libertad de expresión. Este  argumento  no  solo es falso  porque  la LSCA  no regula los contenidos de los medios,  sino  que  además  esconde  la  verdadera  razón  de su posicionamiento: el rechazo  a  la  pérdida  de  fuentes  de  ingreso  que aseguran cuantiosas  ganancias económicas, que  garantizan  su  posición dominante y monopólica  en  el mercado. Esto  conduce  a  la monopolización  de la palabra, la producción de contenidos y la opinión  pública,  en  favor  de  dichos  intereses  económicos.  Es  a  partir  de  la desinversión  del  grupo  concentrado  que  se  puede  pensar  en  una  real competencia y democratización, que  garantice  pluralidad de  voces. Es  romper la lógica del discurso único que se impone y detenta el verdadero poder. La  LSCA  fue  votada  en  el  Congreso   Nacional,  por  amplia  mayoría, luego de un proceso  de  debate  plural  en  comisiones,  donde  se  consideraron  los  aportes de organizaciones  sociales,  comunitarias,  cooperativas,  sindicales,  organismos  de derechos  humanos,  artistas,  intelectuales,  etc.,  ante  la  necesidad  de  ejercitar  la real  libertad  de  prensa  y  de  expresión,  necesarias  para  fortalecer  el  sistema democrático. Desde  la  Federación  Universitaria  de  Córdoba  entendemos  la  comunicación como  el  derecho  humano  inalienable  de  expresar,  recibir,  difundir  e  investigar informaciones,  ideas  y  opiniones.  La  Ley  de  Servicios  de  Comunicación Audiovisual  es  el  marco  legal  que  hoy  ampara  el  ejercicio  de  este  derecho humano.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful