You are on page 1of 2

Santiago, 26 de junio de 2013 DECLARACIÓN CADE SOBRE MARCHA MULTISECTORIAL Y ESCENARIO PREVIO A PRIMARIAS PRESIDENCIALES Como directiva del

Centro de Alumnos de Derecho UC vemos con preocupación la estrategia que últimamente ha empleado la CONFECH en relación a la coordinación del Movimiento Estudiantil, y queremos enfatizar en dos posturas que hemos manifestado en los distintos espacios de organización estudiantil –Consejo de Representantes de Derecho UC y Consejo de Federación– que son necesarias para la coherencia del mensaje que se quiere dar a la ciudadanía: (1) rechazar la adhesión a la marcha multisectorial de hoy 26 de junio, y (2) rechazar las tomas de los liceos que son utilizados como locales de votación para las primarias presidenciales. 1. SOBRE LA MOVILIZACIÓN MULTISECTORIAL DEL 26 DE JUNIO. Rechazamos la adhesión a la paralización de actividades académicas y la movilización que la mayoría de los representantes de la UC ha realizado, principalmente por los siguientes argumentos: a. NO COMPARTIMOS LOS FINES DE LA MOVILIZACIÓN MULTISECTORIAL. Esta movilización, a diferencia de otros llamados de la CONFECH, ha sido convocada en conjunto con la Unión portuaria de Chile, el Sindicato Inter Empresa de la Gran Minería y Ramas Anexas (SITECO) y Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC); y a la que se han sumado otras organizaciones1. Esto es relevante, y ha fundamentado nuestro rechazo a la convocatoria, en tanto lo fundamental de las demandas ya no son las mismas, sino que se encuentran en una dirección a ciertos fines que, a nuestro criterio, exceden las principales materias en donde hay consenso en el Movimiento Estudiantil por la Educación. Si bien en algunas marchas anteriores hemos manifestado acuerdo en materias fundamentales, con ciertos matices, tales como un sistema educacional que fortalezca la educación pública –tanto la otorgada por los privados como por el Estado– que sea más inclusivo y que sea de mejor calidad, hoy no compartimos estas materias en lo sustancial, en particular en la demanda de financiamiento de reformas en educación, salud y previsión, vía renacionalización de los recursos naturales, en especial del cobre. b. NO COMPARTIMOS LA ESTRATEGIA QUE HA LLEVADO LA CONFECH La convocación y la adhesión a una movilización debe tomar en cuenta las circunstancias y los fines que se pretendan con ella. Esta es propia de una cultura democrática al pretender, mediante medios pacíficos, expresar un diagnóstico y exigir ciertos cursos de acción a los actores institucionales como el Congreso y los partidos políticos. Sin embargo, la actual jornada de protesta, considerando la perspectiva de la reforma a la educación, no responde ni a un escenario especialmente diverso (al que si respondía, por ejemplo, la marcha del 13 de junio) ni pretende elevar nuevas demandas en
Central Unitaria de Trabajadores, Mesa Social por la Salud, Correos de Chile, Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios, Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios.
1

educación, sino que solo enfatiza un medio en particular de financiamiento que se comparte entre diversas organizaciones. En este escenario, y a la luz de las circunstancias, creemos que para los fines transversalmente compartidos por los que participan del Movimiento Estudiantil, una marcha más y al poco tiempo de la anterior, reduce su capacidad de ejercer presión política y su posibilidad de efectivamente tener resultados programáticos, e incluso afecta a la concientización que se pretende en los estudiantes. 2. SOBRE LA RELACIÓN CON LAS PRIMARIAS PRESIDENCIALES DEL 30 DE JUNIO: LLAMAMOS A DEPONER TOMAS. Dentro del contexto de movilizaciones es particularmente importante la postura de los estudiantes frente a la realización de las primarias presidenciales este 30 de junio. Por un lado es relevante que, como ciudadanos conscientes de nuestro rol en la determinación de los cursos de acción de nuestra comunidad política, fomentemos el voto en dichas elecciones y el respeto a la democracia. Por otro lado también ha sido un fin estratégico del movimiento estudiantil el incorporar en las agendas programáticas de los candidatos presidenciales proyectos en educación; respondiendo de ese modo a una visión democrática amplia en donde los movimientos sociales dialogan con las instituciones formales que organizan nuestra sociedad. Es por estas dos razones que encontramos particularmente paradójica la ocupación de los distintos establecimientos educacionales que cumplen un rol de locales de votación para las primarias y hemos llamado a los representantes estudiantiles a influir en la deposición pacífica de aquellas, en tanto atentan contra el sistema democrático que sustenta nuestra sociedad e impiden que los ciudadanos elijan los programas que mejor respondan a las demandas del movimiento estudiantil. En este mismo sentido, aplaudimos la iniciativa de aquellos que voluntariamente decidieron bajar la toma tomando en cuenta las circunstancias y esperamos que prime el diálogo para encontrar soluciones pacíficas. A mayor abundamiento, a pesar de que los dirigentes secundarios pretenden validar su acción en virtud de las votaciones que se han realizado en espacios internos, no basta una legitimación entre los mismos estudiantes, si la toma en sí es ilegítima para la sociedad, por lo que siempre será un acto de desobediencia civil no pacífica, que en estas circunstancias no es tolerable. Sin embargo, no debemos desconocer que muchas veces este tipo de manifestaciones son a su vez peticiones para profundizar en democracia y demandas de justicia, pero eso no nos lleva más que a reafirmar nuestro llamado a realizar reformas, siempre mediante conductos institucionales. De este modo las dos posturas que hemos expuesto se sustentan, en primer lugar en una petición de acción responsable y estratégica de la CONFECH en tanto coordina el Movimiento Estudiantil, rechazando la marcha multisectorial del 26 de junio; y en segundo lugar, a ser coherentes con los mismos principios democráticos que sustenta la organización y las demandas de los estudiantes, rechazando y llamando a deponer las tomas, pacíficamente, de los locales de votación. Ésta es la manera en que los estudiantes damos un mensaje consistente y propositivo dentro del marco democrático que nos rige, en favor de las reformas hacia la justa igualdad de oportunidades que Chile necesita. Centro de Alumnos Derecho UC