You are on page 1of 18

c - )k 11-(a-1-k 10.

C4
PREFACIO A ESTA EDICIÓN
N
c9--z 1:Y-a

P-n

et..1z- S

Empecé a construir con Seth Siegelaub los dos volúmenes de Communication and Class Strug g le en el curso del año 1975. Hacía dos años que había ligado amistad con este editor norteamericano atípico, vinculado a los medios artísticos de Nueva York e instalado hacía poco en los suburbios de París. El intermediario fue Para leer el Pato Donald, pues fue su casa editorial la que publicó la versión inglesa de ese libro. Nuestro proyecto formaba parte de un movimiento colectivo de pensamiento crítico. Es pues indisociable de la ruptura que se estaba dando en latitudes geoculturales y ambientes intelectuales muy diversos con la concepción instrumental de la comunicación y de la cultura que gravaba la ortodoxia marxista, y con ella gran parte del movimiento obrero internacional. Desde Estados Unidos y Canadá, America latina y un puñado de países europeos (en especial, Inglaterra, Italia y Francia) se estaban echando las bases de una economía política crítica de la comunicación y de la cultura, en consonancia con lo que Raymond Williams llamó el «materialismo cultural». En lo personal, esta iniciativa se inscribía a continuación de mis reflexiones y prácticas en Chile durante los tres años del gobierno de la Unidad Popular, entre noviembre de 1970 y el 11 septiembre de 1973. Allí había podido ver en vivo los efectos de realidad de la carencia de referentes críticos en el momento de forinular políticas de comunicación y de cultura. La memoria tenaz de mi vivencia en Chile y la imperiosa necesidad de volver sobre este período para llevar más allá mis reflexiones sobre los envites de las luchas comunicacionales cruzaba las interrogaciones suscitadas por mi reinserción en Francia, país que había dejado en 1962 con la idea de expatriarme y de hacer mi vida en el país latinoamericano. Mi expulsión por la dictadura truncó este proyecto e hizo de mí un exiliado en el continente que me había visto nacer, vivir y seguir todos los ciclos de la enseñanza. La segunda mitad de los años setenta fue un período pivote para Francia y, más allá, para el conjunto de las democracias occidentales y su modelo de acumulación del capital. La crisis de la energía estaba jugando como reveladora del agotamiento de un modelo político y económico, de constitución de la
PREFACIO 9

tal vez porque se ha confundido lo material con meros esquemas de desarrollo y contradicciones en el campo de la economía». de lo político. Buenos Aires. era atenta a la perspectiva histórimurió•'cuándo en un largo viaje de estudio a través de América latiNotla. El mito del fin de la historia destiñó sobre las maneras de enfocarlos y de teorizarlos. Se trataron bajo la lupa etnográfica problemas y temas que no se querían abordar en términos políticos. Se dio a creer que la globalización bajo signo neoliberal era de una novedad tan radical que no podía sino volver añejas las reflexiones y los dispositivos conceptuales acumu Mattelart y Héctor Schmucler.58. Sigo convencido de que una economía política crítica de la comunicación y de la cultura no puede prescindir de la perspectiva de la larga duración.. México. Para un análisis de clase de la comunica41. Sigo también creyendo que las diferencias en las sociedades contemporáneas sólo son entendibles si se combina su análisis con el de la clase. :ción:Introducción á comunicac i•ón y lucha de clases. Lo social se culturizó. de lo ideológico. Al dejar afuera las estructuras se endosó el modo hegemónico de integración mundial materializado en la globalización neoliberal como un dato neutro.presentación. • • . Incluso si el contenido y las luchas de ambas categorías económico-socio-culturales ha cambiado mucho en los treinta últimos años. «Pocos estudios —notábamos— dan cuenta del papel material cumplido por los sistemas de comunicación en el proceso de desarrollo sociocultural de las naciones.i. influenciada por los escritos de ensadores rebeldes del marxismo.-191 . Para salir de esta crisis que los expertos calificaron de civilizatoria. Se sabe que no es en esta dirección que por lo general anduvieron los planteos que predominaron en las dos siguientes décadas. A. A falta de memoria se impuso el dogma según el cual la extensión de los intercambios materiales y simbólicos al conjunto del planeta remontaba a no más de dos o tres décadas. A través de cada una de las introducciones que redacté para los dos volúmenes de la antología como de los criterios de selección de los textos que la componen se puede distinguir huellas de la genealogía de mis problemáticas posteriores. El hecho de que a principios de los arios ochenta haya podido comparc6n . p. Este deseo ha seguido habitando mi proyecto intelectual en las tres últimas décadas. la 'memoria de los sistemas de comunicación y de las practicas te _ rriativas indica cuánto mi generación.dgEditor: Ver Mattelart. No por nada hicimos de la: búsqueda de una «genealogía olvidada» la premisa de nuestro «Inventario para el futuro telemático».1 Ambos estábamos convencidos de que lo que se jugaba tras la carencia genealógica era el vacío de interrogaciones sobre el por qué y el cómo se fabrican socialmente los conocimientos. que me hicieron descubrir un otro mundo al que estaba habituado. 1. tiene razón de apuntar en la presentación de la edición en lengua castellana de la introducción a la primer parte de la antología * algunos de los lazos que ligan el pasado con el presente. Folio Ediciones. MATTELART partir del desarrollo de sistemas como el ferrocarril. Podría escribirse una historia verdaderamente materialista de América latina a geopolítico que sirvió de telón de fondo a mi trabajo se agregó un último componente: la emancipación tardía de las colonias portuguesas y la Revolución de los Claveles en abril de 1975 en Lisboa. Mariano Zarowsky.«voluntad general» y de crecimiento. Mariano Zarowsky. La cultura fue abstraída de su materialidad.rni amigo Héctor" Schmucler la conciencia de la importancia de ensar. El paradigma panculturalista cumplió en esta amnesia una función de achatamiento. Aun no se ha hecho. De allí lo que presentábarrios como «sugerencias para nuevas reflexiones y replanteos en los modos de acercamiento a la realidad comunicacional de América latina». Fue el inicio de mis vínculos con las experiencias de comunicación popular en Mozambique. El espíritu del tiempo neoliberal instauró un régimen de verdad guiado por el presente perpetuo y deslegitimó el acercamiento genealógico a los fenómenos y procesos de comunicación y cultura. América latina en la encrucijada telemática. A este contexto sociopolítico y na. como el único posible y. Traducción y. universal. ambos exploramos las modalidades de la incipiente institucionalizadónde la telemática en varios países del continente. Es indudable que la antología contribuyó a anclar mi deseo de historia. PREFACIO 11 . el telégrafo o el teléfono. 1983. El Río uerfa-. El despliegue de las estrategias de informatización ya dejaba entrever su vínculo estrecho con la redefinición de los mecanismos de control social y la emergencia de nuevas formas de hegemonía mundial. Se la autonomizó de lo económico. los gobiernos convocaron a las nuevas tecnologías de información y de comunicación. que conoce bien esta trayectoria. Vol. por ende.

al final del libro. A. cuando se mencionan algunos de los textos que componen esa compilación. el índice completo de autores y MAIITELART. Así es de terca la historia. Del otro. El ensanchamiento de los análisis hacia la materialidad de los tres segmentos del modo de comunicación me vacuné contra de los espejismos del mediacentrismo y del tecno-determinismo. cultura de liberación. Anexamos entonces. cultura nacional popular. los que rechazan la explotación del "hombre por el hombre". 2. la edad postpolítica y post-crítica. Todos estos términos expresan. a su propio modo. la explotación de unas clases por otras. cultura del silencio. 1. La supuesta radicnlidad de lo inédito exigía una refundación completa de los referentes científicos. en otros casos. sin la menor cautela epistemológica y desconociendo la posibilidad de reversibilidad de los procesos en curso. Siegelaub. la de las mayorías por * Nota de los editores: Con el criterio de facilitar la lectura hemos introducido en algunas casos ligeras variaciones donde se hacía mención a la antología original. Es en contra de esta atopia socio-histórica del proceso de globalización que a partir del fin de los años ochenta empecé a trabajar sobre la genealogía de las ideas y estrategias que han fundado y fundan el modo de comunicación y de circulación de los mensajes. cultura de la insubordinación. N. la desmesura de las glosas sobre la globalización cultural. que en sus derivas se autopublicitaron como el horizonte insuperable del pensamiento sobre la cultura (y la comunicación). Por efecto de una extraña ironía de la historia. la de los grupos por las clases. de unas razas por otras. las preocupaciones centrales ensayadas en los análisis. cultura de los grupos subalternos. de los bienes y de las personas como zócalo de la sociedad liberal. S. NOVIEMBRE 2010 textos de la edición original: Mattelart. sin indagación empírica. Que sepan que en esta relación entre generaciones el intercambio no es desigual: la lectura que hacen del pasado me enseña también a mirar al mundo de hoy con ojos nuevos. * La lista no pretende ser exhaustiva ni mucho menos definitiva. Liberation. Cominunication and Class Struagle. hemos agregado una llamada al pie a fin de hacer inteligible la referencia. la explotación de los pueblos por los pueblos? Y no menos importante. Sociclisrn. mi respuesta espontánea a su demanda.7 13 . memoria popular. manifiestos y reflexiones sobre las tácticas y las estrategias que se esbozan y reúnen en el segundo volumen de esta antología. De un lado. cultura popular. Sé que es una evidencia desde hace varios años para Mariano Zarowsky y los compañeros y compañeras de su generación que me han pedido que les dejara traducir y editar estos textos producidos hace unas tres décadas. el hybris de los discursos de las cites de la economía global auto-convencidas de haber alcanzado el último peldaño de la evolución del género humano. Y eso. en clara referencia a aquella acuñada por el historiador Fernand Braudel de «tiempo-mundo». cultura de la resistencia.lados hasta entonces a lo largo de las luchas por la democratización del espacio supranacional de las relaciones comunicacionales. RMAN-TI PARA UN ANÁLISIS DE CLASE Y DE GRUPO DE LAS PRÁCTICAS DE COMUNICACIÓN POPULAR La ilegalidad de la cultura popular Cultura de los oprimidos. ¿Qué foinias de comunicación y cultura producen los hombres y mujeres que luchan contra los aparatos del poder. PARA UN ANÁLISIS DE LAS PRÁCTICAS DE COmLINtCACION POPULAR 12 ARMAND MATTELAP.. la de los niños por los adultos. de ciertas naciones sobre otras. International General. expresiones similares aunque nunca asimilables: existe una pluralidad de respuestas diversas al multidimensional sistema de dominación. descripciones. Lo que me llevó a proponer la noción de «comunicacion-mundo». la crisis contemporánea del modelo civilizatorio neoliberal —sin duda una de las más severas que ha afectado al capitalismo como sistema— ha ampliado la exploración del campo de los posibles. Ha hecho inteligible el por qué de la reiv-indicación del sentido histórico en la construcción de un pensamiento sobre la comunicación y la cultura que no transige con el orden existente. York. la de los excluidos por las castas. Se podrían enumerar muchas otras expresiones. ¿qué tipo de formas de comunicación y cultura producen los hombres y mujeres que resisten la opresión de la mujer por el hombre. Aberrante fenómeno de mimesis.983. cada una con su propia historia. cultura alternativa. Por ello..

También se preguntan por sus modalidades de intercambio desigual. la de la periferia por el centro? Los textos seleccionados intentan desplazar la cuestión de la comunicación y la cultura del orden del consumo en el que se la ha aprisionado. a crear e imaginar otras formas de reunirse entre sí y relacionarse con los otros? En suma. es en muchos sentidos un crimen de lése majesté contra lo que habitualmente se entiende como el conocimiento científico. Mientras que los partisanos de Thiers. sus soluciones particulares y su visión del mundo sobre los otroslibertad de prensa. sección F: Brecht. "los trabajadores y campesinos se manifestaban en sus periódicos y en la televisión. podemos encontrar una profunda aversión. 14 ARMAND MATTELART hegemónica: para imponer la dinámica de sus preocupaciones y proble-mas. el sentimiento antipopular del capitalismo es ahora endémico. La ciencia establecida está construida de tal modo que no puede aceptar ningún tipo de disidencia respecto a los códigos disciplinarios. un orden que se corresponde con la particular idea que la sociedad mercantil tiene de la participación democrática de los ciudadanos. desde su situación históricamente determinada. doblegaban todo punto de vista opositor con el puño de acero de la cen. valores. a estas cuestiones que —porque llaman a cuestionar el principio de la división social del trabajo. modelos y signos vinculados al poder hegemónico. sus soluciones particulares y su visión del mundo sobre los otros sectores. durante la lucha corporativa de la burguesía contra el gobierno de la Unidad Popular. grupos e individuos que son arrojados fuera de la "palabra oficial" luchar contra el desposeimiento de su derecho a definir su propia identidad. -"cultura de masas" y "comunicación de masas" (el texto sobre la radio de Brecht nos lo recuerda una vez más). la democratic market-place. a pesar de que se ha probado en extenso que no hay nada más ideológico que los conceptos tan elementales de "masas". y se preguntan por el lugar de los consumidores —un eufemismo que esconde su condición dominada— en la gestación de otras redes de comunicación. 1 Estos textos derriban el muro de silencio alrededor de otro universo. ¿Cómo. con sus normas. B.sura. los comuneros de París se animaron a plantear la cuestión de la libertad permitiendo la continuidad de los periódicos de sus oponentes. pueden las clases. la "democracia de mercado". la opresión de ciertas lenguas por otras. Sólo en apariencia se ha dejado atrás la asimilación por parte de las clases dominantes del pueblo y lo popular con el "populacho". por la ilegalidad de lo popular". aunque dialéctico. Los aparatos de gestión del poder sólo reconocen la legitimidad del campo de la observación científica. 2 Es más. de otros modos de pensar y definir la democracia? Plantear la cuestión de los procesos de resistencia cultural como el núcleo dinámico de una teoría crítica del proceso de comunicación. Invariablemente. Y ésta es una de las condiciones tanto para su propia reproducción y supervivencia como para la de la totalidad de las relaciones sociales. es necesario que prescriba su universo conceptual y real de acuerdo a sus propias normas Seamos claros desde el principio: entre los sociólogos funcionalistas de todos los colores. Anticipando los PARA UN ANÁLISIS DE LAS PRACTICAS DE COMUNICACION POPULAR 15 . E. aun con contradicciones. ¿cómo pueden volverse los portadores. la derecha clamó por la violación de la libertad de expresión. "Radio As A Means of Comrnunication: A Talk On the Panction of Radio" (N.). entre educados y educadores— amenazan desestabilizar los fundamentos naturalizados de una ciencia y de una sociedad. la rígida división de roles y estatus entre quienes hablan y quienes escuchan. * Se trata de una definición tautológica de la burguesía - * Ver el índice de la antología original (Anexo). Cuando en octubre de 1972. entre representados y representantes. una real alergia epistemológica. en Versalles. 1930). en todas las épocas en que la legitimidad de esta opinión pública es replicada por una opinión que podría volverse popular. entre quienes transmiten y quienes están condenados a ser eternos receptáculos. el de la producción. o incluso más.las minorías. (Alemania. para tomar prestado el sofisma de los teóricos publicitarios. se puede comparar esta situación con la prudencia y el profundo sentido de la democracia con el que los periodistas insurgentes de la Comuna de París abordaron la cuestión de la libertad de expresión y launa vez más) * Se trata de una definición tautológica de la burguesía hegemónica: para imponer la dinámica de sus preocupaciones y problemas. las clases hegemónicas criminalizan la iniciativas de sus oponentes y recurren al viejo anatema contra las "clases peligrosas" y los "revoltosos". de ciertas regiones por otras naciones. en todas las épocas en que las relaciones de fuerza amenazan la sacrosanta noción de opinión pública y los aparatos que la materializan. lo admitan ellos o no. con la red de la cultura dominante.

Es radicalmente opuesta a la idea básica del pensamiento conservador. y con la misma fuerza con la qué se opone la cultura de masas a la cultura popular 4 Sin embargo. se oponía con todo su ser a cualquier medida represiva conú. y lo repito ahora: estoy a favor de una absoluta e ilimitada libertad de prensa. Nadie mejor que Brecht comprendió la ambivalencia de la noción de lo popular: La historia de las muchas falsedades encubiertas por el término "popular" es una larga compleja historia. proclamada desde el siglo XIY por todos aquellos que. Debemos recordar que. y que lo ha amarrado —con artilugios o por la fuerza— a determinadas convenciones y que se ha utilizado el término popular como sinónimo de carente de historia. para los muchos. donde pueblo/masa significa un pueblo atomizado. Nos limitamos a tener presentes esas falsedades cuando digamos que se necesita arte popular. Libertad sin lírnites. mejor dicho estamos dispuestos a combatirla. de los indefensos. nos referimos al pueblo que no sólo participa de la evolución. pues es resultado de diferentes apuestas. estático. estas ambigüedades empañan la investigación sobre lo popular como punto de anclaje de una reflexión sobre las redes de comunicación. vemos i:tplicacicrís. fundador de Le Cri du Peuple. que ha sido durante tanto tiempo objeto de la política y que ahora tiene que ser sujeto de la política. Al hablar de popular. Allende soportó la campaña de calumnias orquestada por la UPI contra su figura para revertir la clausura de las oficinas de . como lo ilustra bien su discurso en la Primer Asamblea de Periodistas de Izquierda en abril de 1971. sin evolución. durante mucho tiempo. que transforma al mundo y se transforma así mismo. oponen las teorías de la sociedad de masas (que suponen que los componentes de las antiguas sociedades desaparecieron bajo una masificación arrolladora) a las teorías de las clases sociales. poderosas instituciones se han empeñado en detener la evolución de este pueblo. tibertario y democrático. un editorial de Jules Valles. de hecho. En su aspecto negativo. y una historia de luchas sociales. vox dei ex machina".. tal un 1-me-lit( hictla(:o r por lo tanto. luego destruido por Thiers. de los "condenados de la tierra". La idea de lo popular/pueblo supone hombres y mujeres unidos. o en las palabras del filósofo polaco Stanislaw Jerzy . En su aspecto positivo. el periódico de mayor circulación de la comuna. oprimidos por unos pocos. puede generar ciertas confusiones. pensamos en un arte para las amplias masas del pueblo. Salvador Allende corrió el mismo riesgo cuando le dejó a la burguesía chilena todos sus periódicos y medios de comunicación. la idea de pueblo/popular se ha erigido como un gran . lo popular puede ser una ventana distorsionante y una coartada para toda suerte de populisn los y demagogias. la reabrió 48 horas más tarde. No queremos aceptar esa acepción del vocablo. la condiciona. romáritil.dilemas y contradicciones de las futuras luchas por la libertad. y.3 Libertad sin límites. en nombre del ideal socialista. ON POPGLAR 17 . una idea que transporta una cuota indispensable de utopía —común a todo pensamiento revolucionario— mezclado con el realismo y la angustia que surge cuando se la confronta con la resistencia de lo real. inerte e incapaz de organizarse y dar respuestas. Nos guste o no. sino que se apodera de ella. pasivo.. hombres y mujeres capaces de desarrollar soluciones para su sobrevivencia y su liberación. incluso si ellos se han burlado de nuestras pautas y nos han llamado saqueadores.::1 2 /-RMAND MATTELART vió una categoría social que contiene la inmensa esperanza de cambiar el mundo y la vida de la gente.a los órganos de sus enemigos: Lo escribí hace ya largo tiempo atrás. Pueblo y masa se oponen con la misma fuerza con la que se. impone. La evocación omnipresente de lo popular puede esconder. Pensanw. pues no pudo resistir las acusaciones de "totalitarismo" que le propinaron los principales periódicos del país.. de los e:rplotados. se podría decir. se pusieron del lado de los pobres. para la masa de los que producen. Por eso estoy profundamente apenado de que se les haya impedido reaparecer a Le Gaulois y Le Figaro. Pensamos en un pueblo que hace la historia. 5c v¿iTidea!. al decirlo. la ausencia de un pueblo concreto.iñ~ ANAL OS DE LAS PRÁC COMINCAC . vinculados por situaciones objetivas y la conciencia de vivir juntos. Dicha investigación nos muestra que lo popular no es un espacio dado a priori y que la propia definición de lo popular se configura en la lucha. la idea de "pueblo".esta agencia de noticias norteamericana. para "los pueblos mismos". Lec: "Vox populi.

6 En busca del paradigma perdido Numerosas zonas oscuras necesitan ser clarificadas. Trabajar contra esta historia supone también enfrentarse a la tendencia a darle prioridad a la historia de las estructuras organizadas de la clase obrera más que a los movimientos de base y oposición. aun cuando se admita una definición operativa de cultura popular como una cultura que se produce desde abajo. Lunatcharski. Lo dominado es invitado continuamente a aceptar del punto de vista de los otros acerca de sí mismo. en el terreno conceptual de la cultura. a dejar de ser sujeto de su propia valoración. y volverse una clase para si: Lo dominante es aquello que logra imponer las normas de su propia percepción. Lo popular es lo que las grandes masas comprenden.) El marxismo no tiene una teorización suficiente ni una adecuada conceptualización para aprehender el fenómeno que tiene una realidad concreta y que pertenece a la tradición antropológica del concepto de "cultura". apropiarse de su propia objetivación traduciendo su intención subjetiva en verdad objetiva. a veces. partiendo de la tradición. un destino. incluso. Mao y Gramsci Sin embargo. pues un deseo latente de amnesia actúa como un mecanismo de defensa contra los errores y los fracasos. En efecto. que puede hacerse cargo de la conducción y resultar también comprensible a los demás sectores del pueblo. Existen períodos de avance y períodos de reflujo. esto es. como es sabido. una clase para otros. y las consecuencias de estas deficiencias son más importantes de lo que parecen a primera vista. Por empezar. un fatum. la propia noción de cultura. una clase para otros se le impone como una esencia. Trabajar contra esta historia supone enfrentarse a la dificultad de formalizar las experiencias de lucha.. es lo que. lo que transmite al sector del pueblo que aspira al poder las conquistas del sentado una verdad objetiva acerca de su clase que éste no ha producido. es aquello tan representativo de la parte más progresista del pueblo. la crítica marxista ha dejado una gran cantidad de cuestiones sin responder. La acumulación espontánea. lo que recoge y enriquece su forma de expresión. en la perspectiva marxista no existe suficiente discusión sobre el tema ni una definición más o menos aceptada de este concepto? La cuestión en torno a la definición antropológica de cultura está lejos de ser un debate académico. No se trata tanto de PARA UN ANÁLISIS DE LAS PRÁCTICAS DE COMUNICACION POPULAR 19 . basta mencionar a Lenin. una de las dimensiones fundamentales de la alienación es que lo dominado da por 18 ARMAND MATTELART Nos enfrentamos a un problema irresuelto (. sobre todo. lenta y colectiva de todo aquello que un grupo social hizo y puede vivir en común es disgregada por un gran silencio público. a la imposibilidad de hacerlo. la lleva adelante. Existen numerosos e importantes trabajos entre los clásicos del marxismo que se ocupan del fenómeno "cultural". de reflejar colectivamente lo que le pasa a un grupo. con la fuerza de una voz de autoridad. el centro de perspectiva de su pro- sector que ahora lo sustenta. a cargar con el punto de vista y la valoración de los demás. En cambio. que significa que a veces se elige el pasado pia mirada sobre 1. está siempre expuesto a devenir extraño para si mismo.. es lo que incorpora y reafirma su punto de vista. como un sistema de respuestas solidarias producidas por las clases subalternas y los grupos confrontados con la necesidad de su emancipación. para dejar de ser una clase objeto. Un antropólogo argentino observaba recientemente: que justifica una elección estratégica del presente.bativas en el concepto de lo popular.5 Es dificil escribir la historia de los grupos subalternos —aquí tratamos de reunir los textos desde esta perspectiva— pues ésta se compone de elementos caóticos y fragmentados. trabajar contra esta historia supone enfrentarse a la dificultad que tienen las clases dominadas para vencer la alienación que tienen las clases dominadas para vencer la alienación que erosiona su memoria colectiva y acceder a sus propias representaciones. ser percibido como se percibe a sí mismo. Pero. que establece una suerte de vacío en la memoria colectiva.

Las formas de comunicación que emergen como respuestas de las clases y grupos subalternos a los aparatos hegemónicos no son rigurosamente paralelas a las formas de las fuerzas dominantes. Rápidamente el término comunicación parece bastante limitado.9 La liberación de la palabra no se puede limitar a la "democratización" de las foinias establecidas. más bien debería ser el resultado. ¿quién establece las normas?. por ejemplo. también abarca *Ver en este -volumen el índice de la antología original (Anexo). Por otro lado. la fotojafia. Para no caer en el glorificado mito de la revolución científica. comenzar a preguntarnos sobre cada uno de los componentes elementales de este vasto concepto antropológico. Unos y otros no coinciden punto por punto. y reducen todos los problemas de las fuerzas productivas a la cuestión de la propiedad jurídica de los medios de producción.) ARMAND wn ATEFELART debemos aceptar que los grupos subalternos no necesariamente se dirigen por los mismos caminos o toman prestados los códigos establecidos para acceder al discurso público.que la teorización sea insuficiente sino de preguntarnos por qué no existe suficiente discusión sobre el tema. el cine. El hecho de haber yuxtapuesto cultura y comunicación en el título de la primera sección ya indica que sentimos la necesidad de ocupamos de esta compleja cuestión. Por un lado. la tecnología como una forma material y social de producción. Para llegar a una definición general aceptable debemos sacar a la luz las preguntas que no quieren ser planteadas y las implicancias que se resisten a ser invocadas. la consecuencia de una reflexión concreta sobre la articulación entre base y superestructura y sobre el modo en que los movimientos populares la materializan en su aceremiento a la vida cotidiana. nos sitúan en el corazón de las mismas problemáticas. herramientas y máquinas. el libro y otros medios. las relaciones sociales de producción continúan en su lugar. Una de las mayores contribuciones del movimiento feminista contemporáneo es haber mostrado que existe otra concepción de la palabra. si la comunicación popular indudablemente incluye la canción. única manera de evitar caer en la abstracción y el confinamiento del análisis del "fenómeno cultural" al culturalismo. como los que sufrieron Chile y Portugal. Señalan cómo la tecnología reproduce las relaciones de poder. Esto conduce a la conclusión de que los aparatos productivos sólo tienen que cambiar de manos (ser nacionalizados) para que adoptar en los períodos de ruptura. Uno de estos componentes elementales debería ser la relación entre hombres. seria bueno hacer una revisión de este postulado que universalmente asimila el progreso tecnológico al progreso socia1. No obstante. De manera abierta o latente. 8 La noción de comunicación popular no es menos problemática. * Los que se niegan a considerar el desarrollo de la informática en una experiencia de liberación como si fuera una ecuación simple del tipo: socialismo es igual a soviets ? computadoras. cambie su carácter. así como una de las contribuciones del movimiento obrero fue habernos mostrado que las huelgas también son medios de comunicación. insuficiente. Y esta tendencia deja de lado también otros puntos esenciales. particularmente en el dominio del manejo de los medios de la producción ideológica. Se expresa en las discusiones acerca de qué políticas de comunicación L. Deberíamos.. ¿El desarrollo de la producción.NÁLisls DF S PRÁCTICAS - "Hacia una 21 -LILAR . y que no basta meramente con hacer un "buen uso" de la informática para convertirla en una herramienta de democratización. Aprueban el concepto neutral o incluso positivo de las técnicas subsuntidas a los explotadores capitalistas. materializando relaciones de fuerza desiguales. una gran cantidad de estudios que se dicen materialistas le dan un estatuto instrumental a la tecnología. como si se tratara de organizar los mismos medios pero al servicio de una finalidad histórica diferente. globalización de las luaas" tje /-. ¿quién controla y sanciona la obligación de trabajar? ¿Lo hace la propia colectividad de trabajadores organizados o más bien una categoría social particular cuya función es la dirección del trabajo de otros? La historia reciente está llena de ejemplos donde se expresa esta formulación del concepto. Esta definición nunca podría ser una premisa o el punto de partida para una teoría crítica de la cultura. es decir. o en el debate sobre las estaciones locales de radio (radios libres) en aquellos países europeos donde el monopolio público agoniza. Se plantea así la organización de la producción como si fuera una cuestión técnica o administrativa. no es también y esencialmente un problema político y social cuya solución depende de la iniciativa y la creatividad de los trabajadores? Pero. Imaginarlo así sería tener una pobre idea de la contribución que los grupos subalternos pueden hacer a la creación de nuevas faunas de vida democrática.

formas cotidianas de solidaridad. En esta perspectiva. que reúne las más variadas contribuciones. ya presente en las demandas de mayo 'de 1.cción. este proceso también tiene su contraparte en las organizaciones de masas históricas. ilustra de manera algo desordenada la cuestión de "darle el derecho de la palabra al pueblo". el sonido y las imágenes. la introducción de las grabaciones magnéticas para recolectar la "memoria de la gente común" y. la literatura. uno debe ir más allá de ella.968. los artesanos excepcionales del suburbio parisino de Poissonniére y la tan exótica población de Garenne-Colombe". la emergencia de luchas fuera de los aparatos (el movimiento de mujeres. la antropología y la comunicación. Aunque esencialmente fue conducido fuera de los aparatos. ¿desde qué lugar uno habla cuando habla de la práctica de una comunicación diferente? Una de las principales dificultades que se presentan en la preparación de una antología sobre la comunicación popular reside en la tensión que surge entre la necesidad de delimitar meticulosamente un campo de estudio (tal como se entiende habitualmente en términos de una disciplina) y la multiplicidad de las respuestas populares. El concepto de cultura popular también les debe mucho a quienes. desde 1970. la búsqueda de una reserva de materiales editoriales. el folklore. El ejemplo más perfecto es seguramente Mere Denis cuya "función ecológica" y su carácter "retro" fueron usados para vender lavarropas. PARA UN ANÁLISIS DE LAS PRÁCTICAS DE COMUNICACION POPULAR 23 . Aquí está más que justificada la reflexión que sostiene que. la búsqueda alrededor de una memoria popular es también una necesidad de la burguesía. La Francia giscardiana descubrió que. etc. De allí que estemos tentados de sumar a las redes de comunicación alternativa estas formas que hacen posible la existencia de otros usos de la escritura. que se interrogan en torno a una nueva estrategia para las luchas sociales. Aquí se introducen en el juego la crisis de la expresión literaria clásica. pero casi nada de los increíbles campesinos de la región de la Creuse. En muchas ocasiones uno siente la necesidad de detallar el universo de referencias que sirven como marco orgánico de las formas de comunicación. a través de las críticas a la hegemonía cultural implícitas en sus acciones. No necesitamos subrayar que la unanimidad no es lo que predomina. "Desde el éxito de Montaillou y el Cheval d'Orgueir . por último pero no menos importante. los movimientos ecologistas y antinucleares) y el rechazo a una memoria organizada deáde arriba. No se debería esperar encontrar un concepto de cultura popular inmutable. Incluye las contribuciones convergentes de investigadores críticos que provienen de diversos campos científicos. los movimientos locales. se pone en marcha la búsqueda de ídolos populares para fabricar su memoria. Tomemos como ejemplo la genealogía de la expresión "memoria popular". una investigación fundamental debería volver sobre la trayectoria de todas las expresiones que giran alrededor de la cultura popular. pues se trata de un concepto esencialmente abierto. Como no son muy frecuentes los campesinos y trabajadores que escriben sus propias memorias. Sin embargo. leemos en un amplio dossier de Magazine Littéraire de julioagosto de 1979. por ejemplo. el marketing literario se abalanza sobre la memoria popular. cuya variedad y riqueza evocamos al principio de esta introducción.otros aspectos. el cambio en el modo de producción de conocimiento que incrementa sus . la reflexión y 1laa. Y esto acompañado por el descrédito de los discursos teóricos (estructuralismo. 1 ° El retorno a la base. el lugar de la enunciación. y como un deseo de movilizar el conocimienColectivo del pasado como una contribución al análisis. que confisca el monopolio de los expertos. indudablemente presenciamos una activación política de la memoria popular que se presentó como una respuesta a la necesidad fundamental de implementar otros medios de 22 ARMAND MÁTTELART - acercamiento a la realidad.). situando. En Francia. el arte. la necesidad compensatoria de las instituciones del poder de establecer una relación diferente con el pasado local en la era de las transnacionalización del capital. como la historia. el amplio espectro de sectores y realidades desde las cuales ésta se desarrolla. forjaron desde una perspectiva militante otras referencias para pensar la cultura popular como una resistencia activa.vínculos con las formas mediáticas. "sabe casi todo sobre los Bororos y los Pigmeos. Asociar el téimino "comunicación" al de "cultura" en una totalidad indisociable nos permite quebrar la connotación que inexorablemente acompaña a la comunicación establecida. como las formas espontáneas de organización social y familiar. althusserianismo. para comprender y analizar la comunicación.

la historia de los esclavosn Estados Unidos. sección F: Solanas. canciones) invirtiendo la realidad: El cambio es radical (.15 En los Estados Unidos está en su esplendor la ofensiva de las grandes compañías de cine y televisión en relación con la "memoria popular".. a través de las desventuras y penurias familiares.E. 12 Sin negar la importancia de la mediación de la investigación universitaria. La menos visible. También da testimonio la serie Hanto Yo. etc. historias orales.. * Ver en este volumen el Índice de la antología original (Anexo). uno no podría decir que la memoria popular es el objeto de una demanda explícita de las burguesías dependientes. desde culturas contestatarias. La incapacidad de estas burguesías de establecer su hegemonía en el dominio de la producción artistica (en particular en la literatura y el cine) muestra que la mayor parte de la clase intelectual está orgánicamente ligada a los intereses de las clases populares. que la trataron como una subliteratura y la rechazaron y olvidaron muy rápidamente"» Otros buscaron explicar este cambio y la renovación del interés por la memoria popular en todas sus formas (cuentos. Incluso si existe un conflicto de memorias por el que los proyectos de las clases dominantes y las fuerzas populares se oponen mutuamente (toda clase hegemónica está obligada a escribir su propia versión de la historia de las clases dominadas). literatura oral. se extiende ahora a la investigación de toda la literatura ora1. producida por la Warner Bros en asociación con los productores de Roots. En América latina. las ideas y los sentimientos que escapan del control del poder dominante y prueban ser impregnables a su lógica. El prestigio asociado al estudio de los mitos.iN ANALISLS DE i_AS PRÁCTICA_. el análisis de la resistencia popular es algo habitual en el estudio crítico de las redes de comunicación..Todo esto es de lo más paradójico pues. Da cuenta de esto Roots.. "l'owards A Third Cinema" (N. RT García Márquez? Como escribió en 1979 Octavio Getino. E LOA -ItiUICACi01. autor junto a Fernando Solanas de uno de los textos teóricos desarrollados en América latina más famosos.. es la extensión de las inquietudes intelectuales aplicadas a este tema. en ciertos países. Aquí las excepciones confirman la regla. Getino. con tal vivacidad que ha dado como resultado la realización de una simbiosis conceptual entre la cultura de masas y la cultura popular. "Hacia un Tercer Cine": * Mitos. una serie que recupera. Lo más valioso de la producción cultural y artística de nuestro país se vincula de manera estrecha con los intentos de dar cuenta. uno de los mayores objetos de análisis de Claude Levi-Strauss y Georges Dumezil. como una memoria de las experiencias. el Frente Popular)..) ¿Cómo podemos explicarlo? Tal inversión de los valores culturalmente asociados a la literatura oral en Francia sólo puede tener múltiples razones. en realidad se corresponden con las formas más altas de racionalidad y conciencia que el proyecto colonizante no logra disolver. la demanda de una memoria popular tiene una genealogía totalmente diferente.ki_. A. pero probablemente la más importante. leyendas. El cine de liberación abunda en ejemplos que hablan por sí mismos. ¿no supondría esto confiar demasiado en el poder de los intelectuales para determinar el movimiento de la realidad..).ND msATTEL. se transmiten de generación en generación. narraciones. la literatura obrera y campesina siempre ha sido despreciada por los círculos intelectuales. "a excepción de algunos raros períodos históricos (romanticismo. 13 Podríamos preguntarnos por qué. Fe 'Ido. narrativas. ¿Qué puede proponer la burguesía colombiana dependiente de cara al monumento popular representado por el trabajo de Gabriel 24 AR. que evoca la saga de dos familias indias norteamericanas entre 1700 y 1830. 1969). sobre todo cuando este retorno a lo popular se extiende tanto al marketing comercial como a las fuerzas progresistas? Las demandas populares de cambio expresa-: das en la victoria de la izquierda francesa en mayo de 1981 nos advierte una vez más contra este movimiento. 14 El capitalismo norteamericano extrae plusvalía sobre su territorio nacional. Octavio (Argentina. Aunque se describan como algo "irracional" o como "una manifestación de lo inconsciente". a través de documentación o de la reconstrucción de hechos relacionados —a veces negativamente— del proyecto de liberación social y nacional. PARA 1. POPULAR 25 .

se puedan expresar mejor a sí mismos. específicamente a la constitución de redes de organización obrera. o una Rosa Luxemburgo.. en 1932. no todos han dado nacimiento a un Gramsci Incluso es al día de hoy que muchos investigadores de la cultura obrera en Italia se ubican en la tra- los creyentes con la búsqueda de una pedagogía del oprimido. Lukacs se reprochaba a sí mismo no haber buscado un contacto suficiente con la clase obrera en la época en la que escribía Historia y Conciencia de Clase. no se pude negar la significación de la ruptura que esta pedagogía del oprimido representó en relación con las prácticas de los partidos comunistas tradicionales. como demuestra el notable estudió sobre la conciencia de clase y la cultura obrera realizado en 1975. Estos textos expresan la riqueza del movimiento obrero en Alemania (en el período histórico de su expansión) que no deja de lado ni la música. nacida de una iniciativa conjunta de obreros e intelec- tuales. Sin embargo. por ejemplo.. En los países europeos. un Piscator. como "esfera pública proletaria". que relata la historia de un familia pobre de Virginia durante la Gran Depresión. sino a crear las condiciones para que la investigación pueda ser conducida por ella. Un último ejemplo para orientar una investigación genealógica. En América latina. dándole prioridad a las estructuras de base donde la autonomía de los trabajadores. revela una vez más las concretas condiciones de producción de cada concepto. feudo de la compañía Fiat. los barrios. los comités de área. en las intervenciones de los investigadores alemanes o de los militantes reproducidas en esta antología?. En primer lugar. por ejemplo. etc.. que sostiene principios que se deberían integrar a toda perspectiva sobre las luchas populares.Lo mismo para The Waltons. Esta contribución no está exenta de idealismo y algunos enfatizaron correctamente que Freire no le prestó suficiente atención a la heterogeneidad del poder y a la diversidad de las clases en Brasil. dejando de lado su idealismo. ni la fotografia. los trabajadores son concientes de los límites impuestos a su iniciativa cultural en una sociedad donde la división del trabajo y la garra de la cultura dominante recaen sobre sus conciencias. los concejos de fábrica. la cultura obrera ocupa un lugar importante en el análisis de las prácticas populares. (en general se trata de intervenciones poco conocidas o traducidas a otros idiomas). No todo país que experimenta o ha experimentado movimientos populares fuertes tiene o ha tenido entre sus intelectuales orgánicos a un Brecht. Y así tantas otras más. Esta autocrítica plantea un problema fundamental que esta investigación.17 La formación de movimientos revolucionarios inspirados en la revolución cubana fuera de los aparatos tradicionales representaba una ocasión para otras formas de movilización y solidaridad. La expresión cultura de liberación ofrece otro ejemplo de los posibles caminos a seguir. También nos 26 ARMAND MATTELART dición gramsciana. por la Federazione dei lavoratori metal-mecanicci (FLM) en la región de Turín y del Piamonte. nació en los años sesenta de la confluencia de diversas realidades. un Eisler. ni a la "muda conciencia de la historia" del pueblo como una fuerza motivante para la revuelta. el teatro o el cine. La expresión cultura obrera o su retoño. de la evolución de algunos círculos cristianos que rechazaban el status quo teológico y defendían en nombre de las clases pobres el compromiso de muestra el carácter de la alianza entre la clase de los productores culturales y el movimiento obrero. los comités barriales etc. cuando comenzaba a sentirse la crisis. La revolución cubana y el ideal del "hombre nuevo" que anhelaba el Che Guevara también causaron cierto renacimiento en las filas de una izquierda marcada por la ortodoxia y la falta de problematización de la cuestión de la ofensiva cultural en la elaboración de su estrategia política. en algunos más que en otros. También son concientes de la necesidad de que su propia producción cultural no sea privada de los instrumentos teóricos de los que disponen los especialistas (. Esto supone crear PARA UN ANÁLISIS DE LAS PRACTICAS DE COMUNICACION POPULAR 27 . es también una acción pedagógica. Esta investigación. por mencionar sólo a unos pocos. El sindicato y el equipo de investigación presentaron el proyecto en estos términos: La investigación se llevará a cabo en una relación constante con las fábricas en lucha. las escuelas.) En un artículo publicado por la revista Linkskurve. que le dan forma a una definición de la comunicación y la cultura popular. debería contribuir a resolver. no sólo al tomar contacto con la clase obrera. con el campo.16 Sin embargo. Esto está demostrado. para usar un término de Paulo Freire que está íntimamente ligado a esta discusión. De la misma manera..

los oyentes. definida como un lugar de pasaje de lo "popular" a lo "masivo". las 28 ARMAND MA7TELART centralízante ni el "centralismo de la sociedad de corisumo -2() sino una PARA UN ANÁLISIS DE LAS PF. innovación técnica. Una cultura popular se desarrolla en el marco orgánico de una cultura nacional popular. al mismo tiempo. La división social del trabajo sanciona la desposesión del saber hacer técnico del trabajador o la trabajadora y su creatividad en el lugar de trabajo cotidiano. a la cuestión de la naturaleza de la sociedad civil o de los aparatos de hegemonía como un pilar de la organización de las relaciones de clase. La unidad entre trabajo intelectual y manual que era posible para los artesanos se fragmenta en las tareas de concepción. organización y ejecución. El proceso general de expropiación de las prácticas de las clases subalternas a través del mercado sólo puede. como una forma de resistencia. como un lugar donde las contradicciones de clase entran a jugar en la sociedad civil. no se trata de la ctliura nacional del jacobinismo como un lugar de mediación. La pérdida de la capacidad del trabajador de realizar el proceso de producción es una de las consecuencias directas de la así llamada gestión científica del trabajo bajo la presión del capital. La cultura popular no existe por sí misma. la cultura dominante de ayer y de hoy. sino también ideas dominantes no se pueden reducir a las ideas de la clase dominante. líneas de fuerzas que atraviesan y unen contribuciones provenientes de diferentes horizontes sin necesariamente homogeneizarlas. De este modo. al mismo tiempo. ¿Cuáles son estas líneas de fuerza? Una cultura popular sólo se puede definir en un proceso de oposición a la cultura hegemónica. y a la cuestión de la naturaleza del mercado como un espacio donde se realiza el proceso de fetichización. y un valor de cambio para el productor de la industria cultural. no sólo como un lugar de negación de lo popular. el capital subsume las herramientas de producción y los métodos de trabajo y los transforma en una relación social. los espectadores y consumidores de los productos culturales. En el modo de producción capitalista. la producción cultural masiva puede perfectamente bien apropiarse de los productos y prácticas de la cultura popular. a través de una asimilación crítica. Esta incesante dialéctica entre lo "popular" y lo "masivo" está sujeta a las variaciones en las relaciones de fuerza entre las ciases y grupos subalternos y las clases hegemónicas. está constituida al mismo tiempo por su dependencia de. y de este modo definir los nuevos aspectos de una perspectiva que se despliega desde las más recientes experiencias. de modo de permitir que cada vez más experiencias sectoriales se articulen en una perspectiva global. De este modo. de sus luchas actuales y sus debates teóricos. En efecto. Esto nos permite matizar las observaciones de Marx sobre el hecho de que las ideas dominantes en una sociedad provienen de la clase elorainantl.cultura popular y los terrenos donde opera y donde no. ya que el dominio de estas ideas nunca tiene lugar sin su transfoi nación y reinterpretación —a través de resistencias— por las clases dominadas. Todas acuerdan en precisar aquello que cubre y no la.un instrumento de trabajo que le permita simultáneamente a los militantes controlar la investigación y a los investigadores intervenir con todo el peso de su saber específico. por lo que la relación pueblo/naturaleza es reemplazada por la relación pueblo/capital/naturaleza. la cultura popular puede reapropiarse. También. por la relación entre trabajo (intelectual y manual). convirtiéndola en un mito y formando su propio discurso dominante basado en las prácticas de otras clases. esto es. para los lectores. Situar la cultura popular en un proceso de oposición a la cultura hegemónica lleva. máquinas y naturaleza. y cómo funciona la creación de un valor de uso. y que el contacto directo y práctico con la realidad se articule con el método científico más riguroso y fértil para analizarla. esto es. pues existen p.LTTICAS DE COMUN1CACION POPULAR 29 . de la cultura de masas 19 Aquí está la especificidad de la "cultura de masas". a su vez. comprenderse si uno tiene en cuenta otra ruptura fundamental introducida por el modo capitalista de producción en relación con otros modos. la nueva relación entre las filas militantes y-los especialistas permitirá una experiencia y una reflexión capaz de dar cuenta de la historia del movimiento obrero. Esto supone preguntarse cómo la sociedad gobernada por el capital transforma todo producto simbólico en mercancías que proyecta dentro de una red de circulación e intercambio. y su reacción contra. 18 Admitir que el campo de conceptos y prácticas populares es un espacio en construcción y por ende abierto no significa que sea una botella vacía en la que cada uno puede verter su propio significado.

poesía. Noruega. walloneses.. un rechazo que Pasolini denominó "la aculturación normalizante de las culturas particulares y auténticas (. sin valor intelectual. particularmente en Europa occidental (catalanes. la ofensiva actual de la disidencia regional en Europa occidental aspira a algo completamente distinto a la formación de una "tercera generación" de Estados nación. pueblo. Sin embargo. el desprecio y la vergüenza en la propia personalidad por todo lo que se presenta como nacional. Este es el origen de las fobias.. que condujo a la unidad y la independencia de Italia. devinieron una lucha políticamente progresiva en los años sesentas. las bases militares. Si la cultura popular reclama una memoria popular es porque está basada en el crecimiento de la capacidad de las clases y grupos subalternas de apoyarse en el pasado para producir un futuro diferente. Asia y Oceanía. estos movimientos formulan nuevas demandas y constituyen un fenómeno cualitativamente diferente que la ciencia política tiene dificultad en comprender. y es por esto que están abiertas las puertas para la asimilación de los valores culturales de la burguesía imperialista Las armas de la agresión que ocupó militarmente y subsumió a nuestro PARA UN ANÁLISIS DE LA5 PRACTICAS DE COMUNICACION POPULAR 31 . puesto que se es impotente para intervenir en el presente. el monopolio estatal de radio-televisión). región. el símbolo de una cultura inferior. tanto como son los productores reales de riqueza material. forzando a los ex-poderes coloniales a aceptar la formación de nuevos Estados independientes en África. minoría. una cultura y una identidad propias. la búsqueda de la propias forma de expresión (editorial..cultura definida como la articulación de particularidades y diferencias históricamente unificadas. la demanda de un lenguaje. al populismo. occitanos. En este movimiento. La cultura popular se constituye como rechazo del folclorismo. y fuerzan al pueblo a ser un simple consumidor cultural (. ni reducir al tradicionalismo. No podemos ignorar aquí las palabras del mozambiqueño Samora Machel contra la visión pintoresca de la cultura popular: La cultura es una de las cuestiones fundamentales en la construcción del socialismo. canción. la contaminación industrial. bretones. liberador y la fuerza revolucionaria de la cultura popular. y la imposición de valores y modelos culturales de la burguesía europea. teatro) están articuladas con la lucha contra un modelo de sociedad y desarrollo homogéneo (luchas contra el turismo de lujo.. Bohemia y los Balcanes. Como el historiador francés Jean Chesneaux notaba en un artículo sobre "La disidencia regional y la crisis del Estado nación en Europa occidental".). y su objetivo era hacer de ella algo folclórico y exótico. escoceses. o a las prácticas de las elites. En el período colonial. [Esta disidencia regional] pone en duda una visión unilateral y mecánica de la historia universal que irreversiblemente conduce a un modelo único de organización social. publicado en Le Monde Di plomatique en abril de 1981: entre 1848 y 192o Europa asistió al "movimiento de las nacionalidades". largamente asociadas con los derechos tradicionales. la instalación de plantas nucleares. El colonizador reconocía el elemento patriótico. Este modelo histórico se generalizó en el siglo XX con los movimientos de liberación nacional del Tercer Mundo. galeses. A tientas y de manera confusa. vascos. provenientes de un extenso número de culturas locales y regionales. Sin embargo. fuerzan a matizar la afirmación de que el Estado nación es un avance histórico irreversible. más dispuesta a discutir si estos movimientos se adecuan a las categorías — como mínimo— parcialmente inadecuadas (de nacionalidad. Los pueblos son productores reales de cultura. La cultura popular no es una cultura de museo que cultiva la nostalgia por un pasado más pleno.). Alemania. etnia) que a intentar captar su nove30 ARMAND MATTELART dad.. Las demandas regionales.. Casi nunca se esboza la reflexión teórica. cardos. flamencos.. Hungría. corsos). las recientes luchas de los pueblos minoritarios. el Estado nación. Polonia. las clases dominantes buscan limitar los modelos culturales en relación con los que producen las elites intelectuales. alsacianos. la dominación extranjera también produjo la destrucción de la cultura mozambiqueña. las autopistas.. No se la puede encorsetar en conceptos restringidos. Sin embargo. estos pequeños hogares de dialectos mundiales".

e incluso s mercenarios. Desarrollada contra la institucionalidad dominante. modos de ver y de obrar que desembocan en lo que generalmente se llama "folklore". PRÁCTICASUF COMUNICACIOI. 21 Esta cultura popular no es algo químicamente puro. una idea racista que. la ciencia.).1 . pero no necesariamente racional o cientifica. al nivel de las masas. aparentemente inofensiva. como la universalidad de la cultura. Se oponía de este modo a la concepción limitada que subyacía en los análisis del folklore. pues se crea una vacuna que actúa sobre las formas importadas de cultura. El "sentido común" crea el futuro folklore. Cada estrato social tiene su "sentido común" y su "buen sentido" que en el fondo es la concepción de la vida y del hombre más difundida. 2) en el sentido común y en el buen sentido. quienes se inclinaban poco a trabajar por fuera de las sociedades campesinas. era proclamada abiertamente (. como piensan aquellos que exigen "una actitud más carnal" de la gente y lo popular. Una filosofia de la praxis debe. opiniones. o sea una fase relativamente rígida de los conocimientos populares de cierto tiempo y lugar... una "filosofia espontánea". En su análisis sobre el folklore. el itinerario de la comu-: nidad francófona nos muestra cómo detrás de la seductora imagen de la cultura.país. en todo el sistema de creencias. Los propios revolucionarios en Mozambique se toparon con este problema cuando tuvieron que evaluar la apatía engendrada por una forma de opresión que explícitamente se basaba en la marginación de una vasta mayoría de la población. 22 El sentido común es un modo crítico. El sentido común no es algo rígido e inmóvil. 3) en la religión popular y también. implícita en gran medida en determinados estratos (determinados en el tiempo y en el espacio)". la economía de los especialistas. yen gran medida inconsciente. Gramsci también rechazaba confinar la cuestión del folklore corno algo del pasado. En los lugares donde la cultura nacional y popular refleja las aspiraciones concretas y cotidianas del pueblo esto no logra imponerse. por tanto. El "buen sentido". supersticiones. emergieron de esta cultura exportada. se refiere a la actitud práctica y empírica. El concepto gmnisciano de folklore sólo se 72 TELART puede comprender si se lo asocia con el de "sentido común" (senso comune) o "folklore filosófico". que en inglés se conoce habitualmente como sentido común (cornnzon serse). La relación del "sentido común" con el nivel superior de la filosofía está asegurada por la "política". la idea de que sólo la cultura occidental es universal. que Gramsci opone al "sentido común". en realidad. se esconde. la cultura popular está atravesada por muchas contradicciones. que es un conjunto de nociones y de conceptos determinados.. desembarcan las tropas francesas y lo s Debajo de cada aparentemente bien intencionado argumento del imperialismo. En la historia de África reciente. y señalaba "la necesidad de estudiarlo como un concepción del mundo y de la vida. POPULAR 17. Cada corriente filosófica deja una sedimentación de "sentido común": este es el documento que prueba su efectividad histórica. generosa. y no ya sólo de palabras gramaticales vacías de contenido. El "sentido común" es el folklore de la filosofia y está siempre entre el verdadero folklore (como se entiende comúnmente) y la filosofia. 33 . embajadora de la dominación y de los intereses económicos de los países capitalistas. enriqueciéndose de nociones científicas y de opiniones filosóficas. pues crearon cierta inercia que se vuelve crucial cuando se trata de estimular la iniciativa y la participación cultural. 3LISIS LAL . un modo extendido a todos y dado para un momento histórico. Ciertas formas de resistencia pasiva al régimen colonial tienen consecuencias negativas hoy día. propia de todo el mundo: Una filosofia contenida: 1) en el mismo lenguaje. Existe. incorporadas a las costumbres. sino que se transforma continuamente. de percibir y comprender el mundo. Y es frecuente encontrar en ella una extraña combinación de mensajes de liberación y rebelión con otros de resignación e incluso de reacción. en primer lugar: PARA Os . Gramsci también rechazaba abordarlo como un elemento pintoresco. generalizada en antropólogos como Robert Redfiéld. hasta hace muy poco.

o en cualquier caso. ante todo como crítica del "sentido común". La cultura popular es una cultura actual. Abarca la entera mayoría de los minúsculos procedimientos de la creatividad cotidiana que producen un cortocircuito en las técnicas de vigilancia y control del poder dominante Al situar su trabajo sobre la "invención de lo cotidiano" en relación con Michel Foucault. que existen pasividades productivas y actividades estériles. Esta cultura se opone a la ley del sensacionalismo que estructura la cultura de masas. afecta el modo de visualizar la conducta de los oyentes de radio. Plantean cuestiones análogas y contrarias a las que abordaba el libro de Foucault: análogas. que luego evoluciona a una conciencia positiva. un proceso gradual en el que se pasa de una no elaborada o una sistemática pero múltiple visión de mundo. según se dice. cuando oponemos lo activo a lo pasivo. no pretendemos poner dos valores en pie de igualdad. El desarrollo de la conciencia de las clases subalternas y su cultura de re la creatividad dispersa. que el espectador no tiene posibilidad de responder. el otro no. de los lectores y de las audiencias de televisión. sin embargo que. pero sería una respuesta un poco artificial. sino de exhumar las formas subrepticias que adquie34 ARMAND MATTELART adaptación de los grupos humanos a un medio que los determina aunque nunca completamente. la red de una antidisciplina. Volveremos sobre esta cuestión. Michel de Certeau ubica los aspectos cotidianos de la cultura popular Estas "maneras de hacer" constituyen las mil prácticas a través de las cuales los usuarios se reapropian del espacio organizado por los técnicos de la producción sociocultural. finalmente. nacional. táctica y artesanal de grupos o individuos atrapados en lo sucesivo dentro de las redes de la "vigilancia". 24 Las nuevas tecnologías. se oponen frecuentemente a la así llamada "pasiva" televisión tradicional: la contraposición es admisible siempre que se limite al nivel de la descripción. por ejemplo. tras haberse basado en el sentido común para demostrar que "todos" son filósofos y que no se trata de introducir ex novo una forma científica de pensar en la vida individual de "todos". a una concepción crítica y sistemática. Uno es deseable. También es correcto caracterizar las nuevas tecnologías como activas. Es tentador poner patas para arriba esta oposición desequilibrada recordando. Estos procedimientos y ardides de los consumidores componen. la conciencia política toma la forma de una conciencia corporativa. porque eso no haría más que desplazar el problema) o caricaturescas (los correos ó los llamados telefónicos). pues se trata de distinguir las operaciones cuasi microbianas que proliferan en el interior de las estructuras tecnocráticas y de modificar su funcionamiento mediante una multitud de "tácticas" articuladas con base en los "detalles" de lo cotidiano. En efecto. Esta necesidad de situar la cultura popular como una cultura que es productiva en el consumo. plantea que la vida cotidiana es un asunto político. "activas".presentarse. un corporativismo economicista. puede ser definida como una cultura de la vida cotidiana. sino de renovar y hacer "crítica" una actividad ya existente. eminentemente anclada en el presente. En esta primera fase. Pero en tal caso. una conciencia de clases todavía dominada por la ideología. desde el punto de vista de las posibilidades de diálogo y reversibilidad que ofrecen a los usuarios. ¿en qué puede ser considerad insatisfactoria la oposición? Se puede responder. tanto como la naturaleza de las diferentes tecnologías de comunicación que podrían ser más o menos favorables a la interacción. que el espectador está condenado a recibir lo que las pantallas imponen. pues ya no se trata de precisar cómo la violencia del orden se transforma en tecnología disciplinaria. La pasividad es la enfermedad y la actividad es el remedio. si estas microprácticas ilustran la resistencia es. Sin PARA UN ANÁLISIS DE LAS PRÁCTICAS DE COMUNICACION POPULAR 35 . hegemónica. creada por la resistencia. pues. ellas sólo constituyen un umbral de resistencia. así. contrarias. y de este modo. las cualidades de una audición y estigmatizando la posible estupidez de la actividad. que estas posibilidades son limitadas (apagar el aparato. ni siquiera cambiar el canal. Es cierto que se puede afirmar de una manera descriptiva elemental que la televisión posee un sentido único. eso no haría más que invertir el sistema de valores que gobierna la oposición. 23 Vamos a notar. Entre otras cosas. o sectarismo negativo y defensivo. lo pasivo es el pasado y lo activo el futuro.

su equilibrio y la polarización de sus valores. 37 . Devolver. tiene el defecto de inscribirse en una lógica ineluctable de la reproducción (en rigor. un lugar de imposible reacción. como acabamos de ver. Baudrillard parte de la idea de que el poder es lo que no puede devolverse o. Algunos han llegado a hablar de televisión "totalitaria". los medios de comunicación viven la época de la incomunicación y sólo producen comunicación como simulacro de sí misma. Esta simple posibilidad supone la alteración de toda lá estructura actual de los medios masivos. significa romper esta relación de poder e instituir (o restituir). Sin embargo. En ese taso ya no se trata de señalar metafóricamente el poder televisivo. y comenta 36 ARN'A i D r•AA. 25 Podemos encontrar un eco de estas formulaciones en un trabajo reciente de un economista francés. como si permanece subyacente en la oposición pasivoactivo) opera en la descripción de una estructura de comunicación (la ruptura de intercambio) y el efecto sobre el espectador (la pasividad).∎ - es por ello que participa en la lógica del poder que excluye la respuesta (al menos una respuesta realmente significativa) y por lo tanto la responsabilidad del receptor. sobre la base de una reciprocidad antagonista. No le resta más que excluirse de la información. Pero debemos preguntamos si no es la oposición como tal la que es débil. por decirlo con otras palabras. Del hecho de que la televisión funcione en un sentido único ¿se puede inferir automáticamente un efecto de pasividad de parte del receptor? En un artículo ya antiguo titulado con justeza "Sociología de las mitologías o mitologías de los sociología". que cree en la comunicación ya dada. es una manera de desequilibrar el proceso social. Baudrillard y Guillaume invierten las cosas. queda en pie el supuesto de que la televisión tiene un poder incomparable. pueda ser devuelto. se trata exactamente de producir en torno al concepto de intercambio posible toda una lógica de la incomunicación. de ahí que la única revolución en este terreno —y en todos los demás. en el caso de Baudrillard es mucho más que eso: una petrificación de lo social) que aplasta demasiado pronto y excesivamente el juego de las contradicciones. si la oposición "activo/pasivo" es tan evidente como a veces se pretende. le atribuye al espectador un puesto estéril. puede efectivamente producir el efecto para el que fue digitado. en la revolución a secas— esté en la restitución de esta posibilidad de respuesta. un espacio muerto. No cabe duda de que esta hipótesis parece más fecunda que la primera. Marc Guillaume. 26 No deberíamos subestimar este tipo de análisis: poner el acento sobre la no reciprocidad en el seno de la comunicación tiene el mérito quebrar la idea de la comunicación como intercambio dado ya desde siempre. hace de la comunicación algo pasivo. más exactamente. Esto es especialmente visible en el efecto que este tipo de pensamiento (tanto si es enunciado de una manera teórica. Ocurre lo mismo en la esfera de los medios masivos: se habla y se hace de tal manera que nada. Era la época en que la cultura de masas estaba de moda y más aún los discursos sobre la cultura PARA UN ANÁLISIS K LAS PRACTICAS DE COMUNICACION POPULAR LLAR -7. El poder es de aquel que puede dar y a quien no puede ser devuelto. por su misma estructura. La televisión es criticada porque. desde ningún lugar. no estaríamos negando la oposición en sí misma. Incluso si tomamos esta definición como una metáfora más que como un concepto. el que recibe está condenado a la pasividad. que algo que está "digitado" de antemano. por ejemplo. y hasta eso es cada vez más difíci1. Altera el postulado de toda la medialogía que no resiste un examen demasiado profundo: hay comunicación y allí donde no la hay aparece el "ruido". esto es. Dar y hacer de manera que no se pueda devolver. La idea paradójica de que la comunicación televisiva es fundamentalmente intransitiva fue convertida en un sistema de explicación por Baudrillard. es decir. y por lo menos hace su objeto algo profundamente ambiguo. una situación de reciprocidad entre él y el emisor. al hacer esto. que también concibe la ruin tul icación actual como ruptura del intercambio. en otras palabras. el circuito de intercambio simbólico. Para creer en el binomio activo-pasivo hay que aceptar previamente que existe una continuidad entre la estructura y los efectos o. sino su modalidad. a la ruptura del intercambio. al contrario. gracias a la no-reciprocidad.embargo. Bourdieu y Passeron se encontraron con este tipo de problema en otro terreno.

¿acaso no reside la diferencia en la estructura del grupo en el cual se realiza la recepción? Se escucha la televisión en casa. en la descripción totalmente empírica de las variables capaces de afectar la estructuración de los efectos de los medios masivos.) Más aún. tales como el chismorreo en la calle de un pueblo tradicional. capaz. gracias a la supresión técnica del espacio y del tiempo. de leer y de escuchar ¿Por qué querer determinar "la influencia" de los medios masivos de comunicación a través de la medida. la radio o la televisión? ¿La atención y la seriedad asumidas difieren. esquivar las cuestiones prosaicas que ponen en cuestión su existencia. Cualquier hipótesis que no acepte el principio de esta discontinuidad pertenece más a la futurología... se participa en un acto político. eso no impide que los puntos esenciales del argumento sean válidos: los usos sociales de los medios no siguen necesariamente la lógica destructiva de sus rasgos estructurales. ¿no se oponen también. También en este caso se identificaban los elementos de la estructura con los efectos que se suponía debían producir. en todo o en parte.. coinciden. sino también en cada uno de los contenidos que transmite. todos en bloque. ¿en dónde residen los tipos de legitimidad suscitadas por los diferentes medios de comunicación. en familia. pasan de largo con excesiva rapidez por los problemas de la existencia de una estructura a favor de una curiosa "conciencia intencional" que huele a subjetivismo.) En efecto. existe la modalidad de la conciencia intencional que la constituye? Tal vez la lectura superficial lleve consigo misma su propia defensa. ¿Por qué ignorar las protecciones con que se arman las masas contra la invasión de los medios masivos de comunicación? 27 Una cita muy interesante. del digest o de la revista ilustrada? ¿Por qué. consigue al menos el fin inconfesado que revelan todas sus líneas de razonamiento. y la audición distraída transforme el discurso del locutor en simple ruido. conceder (previamente a cualquier experiencia) al falso cara a cara de la televisión un poder de persuasión incomparable. ¿Acaso cada medio de comunicación no recorta dentro de la "masa" unos conjuntos que son otros tanto públicos momentáneos? ¿Y esto no es válido no sólo en el caso de cada medio de comunicación. de medirse en decibeles. hasta Paris-Club o Interuilles? ¿Estos públicos efímeros y fluctuantes cuya superposición infinita dificulta el análisis. fingiendo ignorar la consabida eficacia de la presencia en carne y hueso? (.. ¿cuál es la diferencia entre la recepción de un programa de televisión y la asistencia a una representación teatral. tanto aquí como en otras cosas. incluso si podemos percibir que sus autores. se asiste a una ceremonia. en el auditorio de la radio. 38 ARMAND MATTELART se acude al cine o a un partido de fútbol. la conversación en la terraza de un café o el parloteo en una velada mundana? (. 'del cine.. el teatro o el acto político. PARA UN ANÁLISIS DE LAS PRÁCTICAS DE COMUNICACION POPULAR 39 . o del acto político. Bourdieu y Passeron observaron que se podían plantear otras cuestiones acerca de los medios de comunicación: Si la mass-mediología no realiza las ambiciones que proclama..) ¿Hay que recordar que la significación no existe como tal en la cosa leída. a partir de entonces. por ejemplo. a una recepción. Y por otra parte.. sustituyó a un enfoque materialista de los medios de comunicación. la idea de que la cultura de masas "masificaba" porque era "masificante".de masas En algunos investigadores. a un concierto. al concierto. desde el vínculo casi cara a cara que se crea en la conferencia. a saber.. de la cantidad de información emitida o el análisis de la "estructura" del mensaje"? (. al conjunto de las relaciones individuales por unos medios de comunicación individuales. con unos grupos sociales reales? (. delante del cine. por el hecho de que estaban allí. por ejemplo. desde el teatro televisado. pero a través de otras relaciones. hasta la falsa comunicación cara a cara.) Hay mil maneras de ver. en los lectores del periódico o de Racine. a un acto político? Si estos diferentes tipos de comunicación se oponen de diferentes maneras y bajo diversas perspectivas entre sí. se va al teatro. y a través de qué relaciones. Y frente a esta visión que abría la puerta a un análisis más mitológico que explicativo. extrañamente burocrática. pero que. de Morin a Cohen-Seat por limitamos a ejemplos franceses (podrían citarse en igual sentido miles de trabajos anglosajones).

de un sindicalismo que involucre a todo el personal en una acción que pase a través. dirigiéndose directamente a la RIB o la prensa: Desbaratar los mecanismos de las series. en una crisis revolucionaria. y más recientemente. 1 encionaa en primer lugar. ya había insistido sobre esto. la opinión de los trabajadores sobre una serie de televisión. Desde la crítica. experimento asu. (4) Sobre un nivel más individual. cuya importancia es ignorada o subestimada". el "Movimiento de Trabajadores Cristianos". analizar los contenidos ideológicos de las noticias televisivas en la medida en que los periódicos de izquierda y nuestros periodistas estén dispuestos a ayudarnos. deberían formar parte de esta estrategia: (1) desarrollo dentro de la RTB (Radio Televisión de Bélgica) de un sindicalismo "de masas". Uno puede imaginar. Este Consejo aspira a combatir y vencer la ignorancia o el desinterés de los trabajadores respecto del funcionamiento de RTB. Michéle Mattelart señaló los usos desviados de las series televisivas por parte de las clases populares en Chile. Más allá de esto. Sin pretender llegar a conclusiones definitivas. según su parecer. En 1974. que fue publicada en la prensa. sino lograr que los trabajadores adopten una actitud crítica de clase hacia la iniciativa ideológica de la BAI y actúen sobre ello. compuesta por delegados de diferentes tendencias del movimiento. "tiende a ignorar tanto el rol político e ideológico de la RTB como así también las condiciones de trabajo de quienes producen la información". las diversas tendencias de la izquierda belga se reunieron con los movimientos de trabajadores a discutir las noticias de radio y de televisión. nos muestra qué tensiones. que si el movimiento de prensa publica. mido por los grupos de telespectadores del Partido Comunista en Italia donde grupos de militantes comunistas de las fábricas o los barrios. sólo la crítica (en el sentido polémico del término) de la prensa de derecha y !a IR. Richard Hoggart. el Consejo espera ser capaz de pasar a la acción. incluir la apropiación crítica de los mensajes por parte de los consumidores en lo que llamaron una "estrategia de inversión acumulativa" en los aparatos de hegemonía. donde la iniciativa fue llevada a cabo por una de las tendencias del movimiento obrero. por algún tiempo. Después de observar que. dan lugar a nuevas nociones de información y de cultura cuando aquellos tradicionalmente definidos 1„ como receptores de los productos se vuelven agentes de su producción. que creó un Consejo de Programación Paralela.T. También indica cómo y por qué es necesario organizar en el campo de la información y la cultura del consumo de masas una estrategia política para luchar contra los medios dominantes y cómo el "consumo aniquilador" puede ser un primer peldaño hacia una producción cultural autónoma. en su momento. simultáneamente realizan una investigación colectiva. formularon una serie de aspectos que. Su objetivo no fue llenar un estante más en las bibliotecas sociológicas. esta opinión sería oída y tal escuchada.o casi a la ciencia ficción. que a un análisis serio de la realidad actual de los medios masivos de comunicación. en efecto. debería intentar modificar las relaciones de los trabajadores de RTB con otros trabajadores y con el movimiento sindical como una totalidad. Un ejemplo. también dejaron cuestiones abiertas a la iniciativa de los televidentes y los oyentes. Por otra parte. actores concientes que demanda libertad de determinación en todas las áreas de sus vidas. Diversos movimientos de trabajadores en los países capitalistas avanzados intentaron. comenzaron por preguntarse ciertas cuestiones. Actualmente. Su primera función es crítica: da su opinión sobre la programación y analiza cierta cantidad de programas. las protestas inmediatamente sectoriales. funcionando en una docena de ciudades.B PARA UN: ANÁLISIS DE LAS PRÁCTICAS DE CL-YADNICACION POPULAR 13 ARMAND Pn ATTELAP7 41 . (3) establecer varias formas de retransmisión o control de los usuarios de las noticias presentadas por R i d. pero yendo más allá de. este último. sobre los contenidos de los programas de teievisión. (2) dado que este sindicalismo de masas es activo y unificador. esto es. por ejemplo. Esta experiencia concreta fue tomada en la situación belga. "si bien involucra a la totalidad del movimiento de trabajadores éstos no están preocupados por esta lucha. En efecto.

se entenderá que el binomio descriptivo activo-pasivo. una no es la solución de la otra. En otras palabras. Jugar al juego de los medios masivos-autoinstrumento-ideal-de autogestión frente a la televisión centralizadora-imagen-del poder-concéntrico-. cierto pues muchos de los autores dos aquí que describen y analizan excelentemente los componentes de 1. Popular Taste and Organised Social Action". los gérmenes de una resistencia a esta —no tan fatal— gran maquinaria. no se nos debe mal interpretar. de suma importancia. De pronto veremos que la televisión activa no se opone a la televisión pasiva como un triste pasado a un futuro prometedor. Una comunicación alternativa supone que esta alternativa pasa tanto por la televisión pasiva como por la televisión activa. un modo de articularlas que. al dar cuenta de las modalidades de recepción. mantiene una ilusión sobre el lugar donde debería desarrollarse una reflexión progresista sobre los medios masivos. cil erigir las bases para En cuanto a nosotros. Este debate aun continúa. 2 9 Contra los así llamados críticos radicales como Dwight MacDonald. y se intentan reconciliar dos enfoques que generalmente están separados: aquel que se ocupa del polo de la emisión con aquel que se ocupa del polo de la recepción. Esta reconciliación no significa relativizar a priori los efectos de los medios masivos. Lazarsfeld y Merton publicaron un artículo en 1948 que permaneció como un punto de referencia: "The Mass Communication Media. sobre los usos sociales que se pueden hacer de una y de otra. si se examinaba de conjunto todo lo que se decía y hacía en los medios masivos. unos efectos se anulaban con otros. antes de reducir los auto-medios masivos al nivel del mercado de los aparatos electrónicos. 42 ARMAND MÁTTELART Lazarsfeld y Merton sostenían que. estrategia para derr de unanimidad corre el riesgo de esfumarse. Sólo una ilusión óptica nos puede hacer creer que la primera es un avance sobre la segunda. es tan poco relevante oponer una televisión activa a una televisión pasiva frente a la pregunta. 28 Si estamos de acuerdo en distinguir entre la estructura de un medio masivo (o sus contenidos: a este nivel de reflexión es lo mismo) y las utilizaciones sociales que se pueden hacer de él. pero una y otra deben elaborar su propia solución. es un modo de organizar la coexistencia de las rentes clases sociales y grupos. emonía popular La cultura•ular es indisociable de las formas colectivas de organización usadas por grupos subalternos para traducir su resistencia en una el sistema y cambiar las estructuras establecidas.dieron la idea de que el servicio público es un bastión ultraízquierdista. entonces ellos tampoco tienen la importancia que generalmente se les atribuye. De todos modos. que veía la cultura de masas como una poderosa empresa global que disimuladamente subsumía a los ciudadanos a sus deseos. Además del mito del progreso que transporta esta línea de pensamiento —donde el último medio masivo es siempre el mejor—.as populares son neutralizados por el uso político que otros hacen sus reflexiones y trabajos. ráctic. Sin embargo. cuando describe los efectos inducidos a partir de las características del medio masivo. En efecto. Este argumento perdería su carácter ortopédico a favor del status quo sólo si acepta no encerrarse en una visión apocalíptica de la gran maquinaria mediática. cuando el proceso de monopolización avanzó considerablemente. En este desarrollo de un consumo "activo" debemos cuidarnos de sostener tesis que minimizan el rol estratégico de los medios masivos de comunicación en la reproducción de las relaciones sociales. es hacerle el juego a todos los que quieren una televisión como si fuera su propia marioneta. tanto al nivel de cada realidad nacional como al nivel internacional. Tomando claramente una posición contra cierto tipo de denuncias de la cultura de masas. como una expresión del rol de líder moral e intelectual que las da dominantes se arrogan. desaparece aquí toda una serie de preguntas en torno a la relación de los medios con el poder. sino hacer visibles. excepto cuando la situación era totalmente monopólica. es poco satisfactorio. El efecto tranquilizante del argumento y el enfoque de Merton y InzarsfeId es evidente: si los medios masivos no producen el efecto que generalmente se cree. pensamos que es catión sin tener en una teoría crítica de la cultura popular y la co consideración la espinosa cuestión de la constitucio • e una hegemonía popular. Hemos visto que el sistema establecido de com icación. Esta reserva es tan comprensible como su rec frecuentemente justificado. al mismo ti po PARA UN ANÁLISIS DE LAS PRÁCTICAS DE COMUNICACION POPULAR .