You are on page 1of 3

Santiago, miércoles 11 de septiembre de 2013

DECLARACIÓN PÚBLICA DIRECTIVA CADE UC SOBRE DOCUMENTO CONFECH, LLAMADO A MOVILIZACIÓN Y PARALIZACIÓN PARA EL 5 DE SEPTIEMBRE DE 2013 E INICIATIVA “MARCA TU VOTO” En los pasados días, se nos ha pedido desde la FEUC que, como Directiva del Centro de Alumnos de Derecho, nos pronunciemos respecto de tres materias: (1) “apruebo o rechazo al documento CONFECH: Propuestas para una Nueva Educación”, (2) “apruebo o rechazo movilización nacional y paralización de actividades académicas convocadas por la CONFECh para el día jueves 5 de septiembre” y (3) “apruebo o rechazo a que como Universidad Católica nos sumemos a la campaña Marca tu Voto para establecer una nueva Constitución mediante una asamblea constituyente”. Brevemente, nos referiremos a las posturas que defendimos tanto en el Consejo FEUC como en el Consejo de Representantes de Derecho (Ex Consejo de Delegados). 1. DOCUMENTO CONFECH: PROPUESTA PARA UNA NUEVA EDUCACIÓN. a. APROBAMOS DOCUMENTO PRELIMINAR.

La FEUC ha presentado a la CONFECh un documento preliminar llamado “Propuestas para una Nueva Educación”1, que recoge las distintas demandas que han surgido desde el año 2011 en materia educacional, mientras que paralelamente se está trabajando en otro documento que profundice en un modelo educativo en particular. Este documento se presentó a los distintos territorios para que se votase su adhesión y se realizasen comentarios para una eventual modificación. Decidimos apoyar este primer documento por razones de (1) Contenido de carácter técnico y (2) Político-pragmáticas. Respecto al contenido, consideramos que el documento representa un notorio avance en la prolijidad de las propuestas emanadas de la CONFECh, pues ofrece reformas programáticas desde una perspectiva técnica y no solo aborda temas de Educación Superior Universitaria, sino que también plantea propuestas en materia de Educación Inicial, Básica y Superior Técnica. A grandes rasgos, podemos destacar la propuesta de una nueva institucionalidad del CRUCH que reconozca el rol público de Universidades estatales y no estatales que cumplan con determinados criterios (p. 12), la incorporación de demandas en educación inicial y de medidas para resguardar la calidad de la educación entregada y transparencia en sus instituciones (p. 4), la propuesta de cambios en la institucionalidad de la Educación Técnico-Profesional en cuanto al acceso, financiamiento y rol del Estado (p. 18); un mayor énfasis en reformas docentes en Educación Inicial y Básica (ps. 5 y 9, respectivamente) y propuestas dirigidas a modificar los mecanismos de acceso a la Educación Superior, como el ranking y los propedéuticos. Propuestas, que justamente responden a los énfasis que emanaron de los aportes que pudimos realizar como Directiva en
1

Ver en https://www.dropbox.com/s/t9284ae30lenv5i/Propuesta%20CONFECH%201.pdf?m

1

las sesiones del Consejo FEUC y de nuestro propio Consejo de Representantes2 respecto a documentos anteriores de similar carácter. Sin perjuicio de lo anterior, existen ciertos conceptos que no han sido debidamente precisados, particularmente la referencia a la ausencia de “restricciones ideológicas” dentro de los criterios mínimos de las Instituciones de Educación Superior (p. 12). Encontramos que, por la naturaleza misma de nuestra Universidad, es imperioso determinar estos conceptos en pos de resguardar la existencia de proyectos educativos de distinta índole religiosa o cultural. Luego, si la pretensión de este documento es ser un insumo transversal, debiesen omitirse ciertas expresiones que hacen alusión a un marcado sesgo ideológico que poco aporta a la discusión (p. 1) o a demandas que claramente exceden los alcances del documento, como determinadas reformas constitucionales (p. 3). Desde las razones “Político-pragmáticas”, consideramos que, (a) por primera vez existe la posibilidad de que el Movimiento Estudiantil podría estar dotado de una propuesta transversal y técnica que sirva como insumo a la discusión política. Consecuencia de lo anterior, se otorgan mayores insumos a la negociación, más allá de los principios. (b) Esta propuesta debe entenderse como el punto de partida de una profunda deliberación en torno a las falencias que aquejan a la Educación chilena y no necesariamente como un documento definitivo. Con todo, insistimos en el llamado a precisar los aspectos de la misma que dan pie a cierta ambigüedad y que puedan eventualmente comprometer la coexistencia de proyectos educativos de distinta naturaleza y con ello la libertad de enseñanza. b. RECHAZAMOS DOCUMENTO DEFINITIVO. La versión definitiva del Documento CONFECh3, lamentablemente sufrió de modificaciones que dejan de ser meramente formales, sino que las consideramos sustanciales y que perjudican a lo transversal de este, lo que ha provocado nuestro rechazo. Los cambios que provocaron nuestra reacción –manifestada en el Consejo FEUC del 9 de septiembre– son los siguientes: (1) Incorporación de una serie de ideales programáticos en la introducción del documento que se alejan de ser principios para una Nueva Educación, como la “recuperación de los recursos naturales” (p. 3) o el “fin de las AFP”; (2) las propuestas de Cogobierno Universitario (p. 4); (3) la eliminación de propuestas que tiendan a la “progresiva” gratuidad, teniendo en cuenta la realidad social y económica del país; (4) el empobrecimiento de las propuestas en educación inicial y técnico profesional; y en general, modificaciones que causaron un grave desmedro en la fundamentación de las propuestas que afectó íntegramente al documento4.

Ver acta de Consejo 16 de Mayo. Disponible en http://www.cadeuc.cl/blog/links/actas-consejorepresentantes/ 3 Disponible en https://www.dropbox.com/s/xsnrkj2bno53dy2/Demandas%20por%20una%20Nueva%20Educaci%C 3%B3n.pdf 4 A modo de ejemplo, la extensión del documento disminuyó a la mitad del preliminar.
2

2

2. RECHAZAMOS EL LLAMADO A PARALIZACIÓN DE ACTIVIDADES Y MOVILIZACIÓN PARA EL 5 DE
SEPTIEMBRE

Siendo coherentes con lo que hemos planteado como directiva del Centro de Alumnos, hemos hecho un análisis contingente respecto de ambos llamados. Sobre el primero, como hemos señalado en reiteradas ocasiones, nos oponemos a la paralización de actividades al ser esta una medida de fuerte presión política que genera evidentes efectos perjudiciales para quienes lo realizan, por lo que no se debe preferir este curso de acción mientras existan otros mecanismos igual de eficaces para los fines que pretende. En cuanto al llamado a movilización, rechazamos el mismo al no justificarse a la luz de las circunstancias actuales. Habiéndose generado recientemente un documento de propuestas, encontramos necesario, en primera instancia, emplear los mecanismos institucionales de deliberación política que para este efecto existen -principalmente, el Gobierno y el Parlamento- y que en estos se discuta en torno a las propuestas recientemente esgrimidas. 3. RECHAZAMOS SUMARNOS A LA CAMPAÑA “MARCA TU VOTO” PARA ESTABLECER UNA NUEVA CONSTITUCIÓN MEDIANTE ASAMBLEA CONSTITUYENTE Esta campaña política busca establecer una Nueva Constitución en Chile mediante una Asamblea Constituyente. Como directiva, creemos que como Universidad no debemos unirnos a esta campaña principalmente por: (1) Un mecanismo que plantea una nueva Constitución, exige un mayor acuerdo nacional respecto las materias a reformar, y de ese modo optar por el medio más idóneo; consenso que no se ha realizado y que hace dudar de la necesidad de una reforma íntegra de nuestra Carta Fundamental; (2) Si es que efectivamente hay acuerdo en materias particulares a reformar (v.gr.: Sistema electoral, leyes sujetas a quórums supramayoritarios para su modificación), dichas reformas se podrían materializar en el Congreso; (3) Se ha partido de una premisa de que una Asamblea Constituyente no estará sujeta a conflictos de intereses, que los electores estarán mejor preparados y que el resultado será mejor que la actual, que no se comparte necesariamente. (4) Por otro lado, es al menos cuestionable que se utilice el proceso electoral presidencial, como medio para dicha campaña. Esperamos, que ofreciendo de este modo las razones con las que hemos salido a defender nuestras posturas, podamos contribuir en mejorar la deliberación política en nuestra universidad. Directiva

3