You are on page 1of 5

Lectura N° 1 EL AMOR A UNO MISMO1 Si yo no pienso en mí, quién lo hará Si pienso sólo en mí, quién soy Si no es ahora, cuándo (Talmud) Autoestima

y egoísmo son tomados generalmente como términos antagónicos, aunque ambos comparten un significado muy emparentado: la idea de quererse, valorarse, reconocerse y ocuparse de sí mismo. Cuenta una vieja historia que había una vez un señor muy poco inteligente al que siempre se le perdía todo. Un día alguien le dijo: - Para que no se te pierdan las cosas, lo que tienes que hacer es anotar dónde las dejas. Esa noche, al momento de acostarse, agarró un papelito y pensó: “Para que no se me pierdan las cosas...”. Se sacó la camisa, la puso en el perchero, agarró un lápiz y anotó: “la camisa en el perchero”, se sacó el pantalón, lo puso a los pies de la cama y anotó: “el pantalón a los pies de la cama”, se sacó los zapatos y anotó: “los zapatos debajo de la cama”, se sacó las medias y anotó: “las medias dentro de los zapatos debajo de la cama”. A la mañana siguiente, cuando se levantó, buscó las medias donde había anotado que las dejó, se las puso, los zapatos donde estaban anotados, los encontró y se los puso, lo mismo sucedió con la camisa y el pantalón. Y entonces preguntó: - ¿Y yo dónde estoy? Se buscó en la lista una y otra vez, y como no se vio anotado, nunca más se encontró a sí mismo. A veces nos parecemos mucho a este señor. Sabemos dónde está cada cosa y cada persona que queremos, pero muchas veces no sabemos dónde estamos nosotros. Nos hemos olvidado de nuestro lugar en el mundo. Podemos rápidamente ubicar el lugar de los demás, el lugar que los demás tienen en nuestra vida, y a veces hasta podemos definir el lugar que nosotros tenemos en la vida de otros, pero nos olvidamos de cuál es el lugar que nosotros tenemos en nuestra propia vida. Nos gusta enunciar que no podríamos vivir sin algunos seres queridos. Yo propongo hacer nuestra la irónica frase con la que sintetizo mi real vínculo conmigo: No puedo vivir sin mí.
1

Documento elaborado a partir del Libro “El camino del Encuentro” de Jorge Bucay (2001). Buenos Aires.

si mi manera de demostrar mi amor es quedarme a merced del otro. Pero. Tratarme como trato a los que más quiero. . de hacerme las cosas más fáciles. ofrecerle comodidad y compresión. me pregunto: ¿Por qué no hacer estas cosas con nosotros mismos? Sería bueno que yo me cuidara. facilitarle las cosas que le dan trabajo.No puedo vivir sin mí. de comprarme la ropa que quiero. Cuando el otro nos quiere. de buscar mi comodidad en los lugares donde estoy. hace exactamente lo mismo. que me ocupara de darme algunos gustos. seguramente. procurarle las cosas que le gustan. llevarlo a los lugares que más le agradan. La primera cosa que se nos ocurre hacer con alguien que queremos es cuidarlo. escucharlo. compartir las peores cosas juntas y ofrecerle mi vida en sacrificio. ocuparnos de él. de escucharme y comprenderme. ocuparnos de que disfrute de la vida y regalarle lo que más quiere en el mundo. mi manera de relacionarme conmigo será complicarme la vida desde que me levanto hasta que me acuesto. que me escuchara a mí mismo. de regalarme las cosas que más me gustan. claro. Ahora.

¿Debo hacer responsable al otro de mis propias decisiones? No tienes que ser como yo. Y no quiere decir que renuncie a cambiar a través del tiempo. a partir de allí. animarse a quererme incondicionalmente. El segundo camino. tiene que ser como yo quiero que sea. permitir que.Si hay alguien que debería estar conmigo todo el tiempo ese alguien soy yo. Enojarse con el otro por cómo es significa que. Quiere decir replantear la postura. Porque frente a alguna característica de mí que no me guste hay siempre dos caminos para resolver el problema: o o El primero. el más común es la solución clásica: intentar cambiar. Para cambiar algo el camino realmente comienza cuando dejo de oponerme. Si tu amiga es impuntual y la esperas una hora cada vez que te citas con ella. Se supone que el egoísmo es patológico cuando va en desmedro del otro. Y si mi relación conmigo mismo me condiciona tanto por dejar de vivir forzándome a ser diferente. no te enojes. Ser adulto significa hacerse responsable de la vida que uno lleva. es dejar de detestar esa característica y como única actitud. cuando me impide compartir. pero no me pidas que sea como tú. Nunca voy a adelgazar si no acepto que estoy gordo. la razón de mi espera es porque elijo esperarlo y no porque él llegó tarde. saber que las cosas que uno vive en gran medida las vive porque se ocupa de que así sea y. ¿Quién te obliga a esperarla? Cuando yo espero a alguien que es usualmente impuntual. Pero ¿por qué el otro se vería dañado y afectado por el hecho de que yo me quiera mucho? Sabemos ya que el amor no se agota. esa condición se modifique. . Y para poder estar conmigo debo empezar por aceptarme tal como soy. imaginemos cómo condiciona mi relación con los demás creer que ellos tienen que cambiar. y por lo tanto. La teoría paradojal del cambio dice que solamente se puede cambiar algo cuando uno deja de pelearse con eso. para que yo pueda quererlo. que mi capacidad de amar es ilimitada. que es ridículo pensar que por quererme mucho a mi mismo no me va a quedar espacio para querer a los demás. el que propongo. por si misma.

Criterio moral cosas como los demás las ven. No se pueden cambiar. físicas. La moral es de cooperación es fundamentalmente de obligación. Respeto autoridad por la El respeto es unilateral. Reglas Las reglas se conciben como Las reglas surgen en base a acuerdos. fundamentalmente. se respeta a el adulto es sagrado y no se puede la autoridad y también a los pares. Hay mayor comprensión de las normas. Viene del exterior (de lo que otros Las reglas se crean por acuerdo dicen. Al comprender que las reglas se crean. comprende que pueden modificarse. El sujeto es egocéntrico y no perspectivas y colocarse en el puede salir de su propio punto de lugar de los otros para ver las vista. pues son de origen adulto. No logra tomar en cuenta las intenciones. Lo dicho por El respeto es mutuo. La moral mutuo. discutir. de alguna persona con autoridad. Responsabilidad Juzga los actos en función de las Toma en cuenta las intenciones al consecuencias. Acepta las reglas en función a las sagradas e intangibles.COMPARACIÓN ENTRE HETERONOMÍA Y LA AUTONOMÍA LA HET Punto de vista HETERONOMÍA AUTONOMÍA tomar diferentes Las cosas son como la persona las Puede ve. necesidades del grupo. El niño acepta las cosas “porque lo dijo el adulto”. Las normas tienen valor Se empieza a valorar las propias solo cuando vienen de los padres o opiniones y las de los compañeros. . Estos últimos adquieren gran importancia. consecuencias principalmente momento de juzgar un acto. mandan o desean).

Estadio 2. Es muy común que los niños de este estadio consideren que la fidelidad a sus amigos (el grupo de pares) es más importante que el respeto a una norma. gratitud o justicia. pueden asumir un punto de vista universal basado en principios morales universalizables para juzgar los conflictos éticos. los adolescentes pueden llegar a razonar desde un punto de vista legal. . no de lealtad. Por ayudar a un compañero o por cumplir con lo que sus amigos esperan de ella o él. Convencional En este nivel. lo importante es que en él. independientemente de las consecuencias inmediatas y obvias. La acción justa es la que satisface instrumentalmente las necesidades del yo y. significado valor hedonistas tales como castigos. Estadio 3. principalmente consecuencias físicas o Es decir: Estadio 1. pero interpretan estas reglas en términos de las consecuencias concretas de las acciones. Está bien aquello que reporta beneficios y satisface necesidades. Las consecuencias físicas de la acción determinan del su bondad o o maldad. La conducta empieza a ser valorada por sus intenciones. sino como una más en un conjunto de sociedades posibles. mantener las expectativas de la propia familia. Kohlberg encontró que ninguna persona antes de los 20 años llegaba a alcanzar este nivel. tanto te doy”. o intercambios de favores. felicitaciones. PostConvencional A este nivel.buena chica”. están motivados a actuar por los premios o sanciones en lugar de estarlo por algún principio moral. La mente del niño “juzga” en base a los castigos y la obediencia. o en términos del poder físico (para pegar y castigar) de aquellos que enuncian las reglas En otras palabras.KOHLBERG y sus tres niveles básicos de juicios morales Definición. eventualmente las de los otros. La reciprocidad es un asunto de “tú me rascas la espalda y yo te rasco la tuya”. Uno gana la aprobación siendo “agradable”. El buen comportamiento es aquel que complace y ayuda a los otros y recibe su aprobación.Pre-Convencional A este nivel los niños responden a las reglas culturales sobre lo bueno y lo malo. Estadio 5 y 6 De esta manera. de con tales independencia consecuencias. La buena conducta es la que agrada a los otros o les proporciona ayuda siendo así aprobada. más adelante. los niños y las niñas van muchas veces en contra de lo que los docentes esperan o lo que piden las normas escolares A medida que maduran en su desarrollo. “lo equitativo” pero se aplican en el plano material. mostrar respeto a la autoridad y acatar el orden social. La conducta recta consiste en cumplir con el deber. grupo o nación se percibe como valioso en sí mismo. las personas logran percibir la sociedad en la que viven no como la única ni como la mejor. denominado por Kohlberg “de principios”. La reciprocidad consiste en “tanto me das. ocasionalmente las de los otros. Aparecen las nociones de “lo correcto”. La orientación de concordancia interpersonal de “buen chico . logran reconocer la importancia de los acuerdos sociales y. Estadio 4. premios. Hay una orientación hacia la autoridad las normas fijas y el mantenimiento del orden social. Esto implica ser capaces de reconocer la importancia de las leyes y normas.