You are on page 1of 5

CASO PRÁCTICO: MERCADOS RENTA FIJA

¿Qué son los mercados de renta fija? Los mercados de renta fija son también conocidos como “mercados de bonos” y acogen en su seno la actividad de compra venta de una gran variedad de activos de renta fija existente por la gran cantidad de mercados y por la ausencia de estandarización en este tipo de productos. Esta es la razón por la que los distintos mercados, oficiales o no, agrupan un número de emisiones de renta fija que suele ser superior a los existentes en los mercados de acciones o renta variable. En el caso de AIAF, el número de emisiones o referencias listadas en su seno se mueve en torno a las tres mil. Los mercados de bonos suelen ser considerados como mercados mayoristas por los grandes volúmenes de las operaciones que se cruzan en ellos, si bien, en los últimos tiempos se están abriendo a los inversores particulares y es previsible que esta tendencia se mantenga en los próximos años. A pesar de ello, la presencia de los inversores particulares en Europa es aún más modesta que en estados Unidos, y representa en torno al el 5% de la inversión directa en mercados de renta fija, si bien este porcentaje se elevaría mucho si se agrega la inversión en renta fija realizada por compañías de seguros y fondos de inversión y de pensiones para sus partícipes particulares. Los mercados de bonos norteamericanos han sido tradicionalmente los que habían dominado en el ámbito mundial si bien esta situación está cambiando, al adquirir creciente protagonismo los mercados europeos, siendo los bonos soberanos el 60% del total y los bonos corporativos el 40%. La relación es justo la inversa en Estados Unidos ya que la deuda Corporativa tiene más volumen que la Deuda Pública. Las participaciones directas de bonos a cargo de inversores particulares varían mucho entre países europeos. En Italia, los bonos de participación de inversores particulares constituyen un 20% ó más del total de participaciones financieras. En Alemania, el porcentaje equivalente se sitúa entre el 10-15% y en otros países generalmente por debajo del 5%, siendo en el Reino Unido donde aparece el valor más bajo (tan sólo un 1,5%). Si lo comparamos con los Estados Unidos, la participación de particulares en el mercado de bonos equivale aproximadamente a un 6,9% del total de las participaciones financieras. Los inversores particulares estadounidenses participan en gran medida en el voluminoso mercado de bonos de gobiernos municipales y locales (bonos cuasi-soberanos) con una cuota del 20-25% de del total. Operar en el mercado de Renta Fija A la hora de operar en el mercado de Renta Fija conviene tener claras una serie de nociones que ayudarán al inversor particular a moverse en este ámbito: En primer lugar, debe distinguirse entre el mercado primario o de emisión y suscripción y el mercado secundario o de negociación. Resulta también de vital importancia diferenciar entre la operativa de compra de un activo de Renta Fija cuando el comprador retiene dicho activo en su poder hasta la fecha de vencimiento y la operativa en el mercado secundario tanto para comprar como para vender en este mercado. En el primer caso el comprador recibirá exactamente el cupón ó el interés pactado y el importe exacto del nominal del bono en la fecha de su amortización mientras que en el segundo la compra o venta se efectuará al precio que en cada momento determine el mercado, lo que con toda probabilidad supondrá para quien así opera una pérdida o una ganancia. 1

Para trabajar con cualquiera de estos intermediarios deberá normalmente abrir una cuenta de valores y especificar la cuenta de efectivo a la que se cargarán o abonarán los movimientos de dinero que originen por sus transacciones. específica para inversores particulares. por lo general. que materializa su transacción. es decir. El más elevado corresponde. etc. Esta liquidación de operaciones de renta fija se produce. Las grandes compañías. es decir. en función de su volumen y buen nombre suelen también recibir calificaciones altas. Riesgos y Agencias de Rating El rating es la calificación que se otorga a los emisores en función de su calidad crediticia. Con todo ello. que puede estar o no en el intermediario elegido para operar. el intermediario puede aceptar sus órdenes aunque no disponga de suficiente saldo en la cuenta de efectivo. Lo mismo ocurre en la plataforma electrónica multilateral SEND. es decir.). Los de contratación son los que carga el intermediario por atender su operación. y fluctúa en función de la percepción que tengan los inversores sobre el riesgo de las emisiones. Los gastos de liquidación son los que cargará el propio intermediario por el proceso de pago de los títulos (en las compras) o de recepción del dinero (en las ventas). La importancia de estas calificaciones es que a mayor riesgo obligan al emisor a efectuar sus emisiones con un tipo de interés más elevado. retenciones de impuestos. el inversor particular debe saber que para comprar o vender tendrá que acudir a un intermediario autorizado para operar. algo cada vez menos frecuente) o el registro informático que los representan. las efectuadas por emisores a los que se les imputa mayor riesgo de impago.Asimismo. que sea miembro del mercado en el que se quiere operar. su custodio o depositario le mantendrá informado del valor de su cartera con la frecuencia que hayan convenido. dependiendo de los activos. de forma que la diferencia respecto de la rentabilidad de los bonos soberanos se llama prima de riesgo de calidad. en función de la confianza que tenga en el inversor. Estas comisiones y gastos máximos están sujetos a la aprobación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y deben estar publicadas oficialmente y a disposición de los clientes. y van remunerar su trabajo y pagar las posibles tasas que aplique cada mercado. Se suelen denominar bonos de alta rentabilidad («high yield») aquellos que son emitidos por emisores de baja calificación. Los gastos de custodia son los que su entidad le cargará por la custodia física de los títulos (si son físicos. liquidación y custodia. Finalmente. La calificación más bajas. 2 . a los estados y aquellos organismos a los que el Estado avala sus emisiones. su entidad depositaria o custodia se encargará de cobrar en su nombre los cupones o reclamar el nominal del título a su vencimiento y le informará de las incidencias que puedan producirse (amortizaciones anticipadas. Estos suele medirse en términos de referencia con los bonos de la Deuda Pública. una mayor remuneración para el inversor. Además. un día o dos días laborables después de la fecha de la transacción. aunque sí debe haber saldo suficiente el día de la liquidación de la operación (el día que efectivamente se paga) ya que será el inversor quien deberá hacer frente a dicho pago. se otorgan a aquellas emisiones de mayor riesgo. Gastos por operaciones Los gastos asociados a la compraventa de renta fija son de tres tipos: contratación.

CC sería la calificación cuando se ha interrumpido el pago del cupón por parte del emisor y DD cuando lleva impagado varios cupones. Deuda garantizada Este tipo de deuda ha crecido rápidamente en las últimas décadas por ofrecer mayores garantías en caso de incumplimiento. con grave riesgo y fuertes incertidumbres. En el Reino Unido. se les conoce también como "gilts". Este tipo de bonos han sido duramente castigados en la reciente crisis financiera. así como a la demanda de los inversores en este tipo de activos. para Standard&Poor’s (S&P) es AAA. en Alemania. Corto plazo Pagarés de empresa Son activos con rendimiento implícito emitidos al descuento. Activos negociados en AIAF (el origen del mercado está en la Asociación de Intermediarios de Activos Financieros) Los activos cotizados y negociados en AIAF se adecúan a las necesidades de los emisores en cuarto a las necesidades de financiación. se les conoce también como "US Treasuries" o "T-Bills". Entre ellos pueden incluirse los Bonos Titulizados (securitisation) y las cédulas hipotecarias (covered bonds). Dados sus mayores niveles de garantía. Existe un mayor hábito de inversión en este tipo de bonos entre los inversores particulares en estados Unidos que en Europa. En los Estados Unidos. El Mercado de Bonos Corporativos de Alto Rendimiento. como "OATs". La máxima calificación de un bono para Moody’s es Aaa. Este tipo de bonos de alto rendimiento son también conocidos como “de grado especulativo” e incluso como "bonos basura" por su menor nivel de calidad crediticia. Los Bonos Corporativos Los bonos corporativos (Deuda Corporativa ó Renta Fija privada) son los segundos en importancia tras el sector del mercado de los bonos gubernamentales y constituyen en torno al 30% del mercado mundial de renta fija. Standard & Poor’s y Fitch. las distintas estructuras de balance y los distintos plazos. créditos u otros activos. huida hacia la calidad o hacia un menor riesgo. en Italia. La garantía o el valor pueden proceder de una o de más fuentes: hipotecas. en Francia. gozan normalmente de una elevada calificación crediticia. Su sistema de clasificación es alfabético con añadidos numéricos. Medio y Largo Plazo Bonos y Obligaciones 3 . Tipos de productos de Renta Fija Los bonos soberanos (Deuda Pública) Los bonos emitidos por los Estados o los Tesoros Públicos (Deuda Pública) son conocidos también en Europa como bonos soberanos. algo que se suele denominar en el argot financiero como flight to quality». entre otros nombres. Las agencias de rating especializadas de más notoriedad son Moody’s. como "Bunds". Son productos más sofisticados y complejos que los bonos simples y requieren mayores conocimientos por parte del inversor particular que quiera acceder a ellos. La calificación CCC ó Caa considera la emisión como muy especulativa. como "BTPs".De ahí que en épocas de crisis o incertidumbres los inversores acuden en mayor medida a los bonos públicos.

para plazos inferiores a cinco años. estaríamos hablando de bonos y para vencimientos superiores. leasing de automóviles. El proceso titulizador en España comenzó en la década de los 90. y pueden ser pagaderos anualmente o en periodos de tiempo inferiores. pero actualmente sus saldos van disminuyendo al no registrarse emisiones nuevas desde la introducción de la moneda única. 4  Fuente : http://www. En 1998 se amplía el conjunto de activos titulizables: créditos comerciales. en unos plazos que suelen oscilar en el entorno de cinco años desde la fecha de desembolso. etc. en títulos o valores negociables en los mercados de capitales. Hasta 1996 estuvo centrada en exclusiva en la emisión de bonos de titulización hipotecaria. Los flujos de interés (cupones) pueden ser fijos para toda la vida de los títulos o estar indexados a la evolución de alguna variable económica o índice. En general. sino que los acumulan al vencimiento reembolsando al inversor un importe por encima del nominal del título. Cédulas hipotecarias Las cédulas hipotecarias son valores emitidos por entidades oficiales de crédito.Son básicamente lo mismo: un préstamo efectuado a la entidad emisora a cambio de una serie de flujos de interés establecidos explícitamente a lo largo de la vida del título. bancos privados. derechos de cobro por propiedad intelectual. alquileres. Tuvo un fuerte desarrollo en el pasado. tal y como los conocemos hoy en día.. orientado a la financiación de proyectos de obras públicas. como son. Estas emisiones no pagan intereses de manera periódica. originados por un activo. Así. préstamos personales. Emisiones titulizadas La titulización consiste en la conversión de una serie de flujos de caja. Los primeros procesos de titulización. en prelación de pagos. Los titulares de estos valores. y otros flujos que se titulizan frecuentemente en mercados más desarrollados que el nuestro. aunque el emisor puede reservarse una opción de amortización anticipada total de la deuda.bolsasymercados.es/ . Bonos Matador Los bonos Matador son emisiones de bonos u obligaciones en pesetas realizadas en el mercado español por entidades no residentes. Tienen carácter de deuda perpetua. los derechos futuros de cobro en concepto del peaje de las autopistas.. en caso de situaciones concursales. cajas de ahorro. Alemania dispone del mercado ( Pfandbriefe ) más voluminoso de este tipo de bonos conocidos también como “covered bonds”. Participaciones preferentes Son valores de reciente aparición en nuestro mercado que se caracterizan principalmente por:   Conceder a sus adquirentes el derecho a recibir un flujo de interés fijo. podemos decir que son aquellos activos de renta fija cuyos plazos de vencimiento van desde los dos años en adelante.. sociedades de crédito hipotecario y entidades cooperativas de crédito y se diferencian de otros activos de renta fija por las garantías que ofrecen respecto del pago de intereses y la amortización ya que están garantizadas por la totalidad de los préstamos hipotecarios que sus emisores tienen concedidos. aunque se mantienen por detrás de los obligacionistas de la sociedad. Un caso especial lo constituyen los bonos «cupón cero». comenzaron en Estados Unidos centrados en la titulización de activos hipotecarios. se sitúan por delante de las acciones ordinarias. de obligaciones (aunque esta división no se respeta estrictamente). bonos sobre activos hipotecarios.

5 .