LA PRUEBA 1) Concepto y naturaleza.

La importancia de la prueba está en que se puede tener razón pero, si no se demuestra, no se alcanzará procesalmente un resultado favorable. Las alegaciones que las partes realizan no suelen ser suficientes para convencer al juzgador o para fijar los hechos. Es precisa una actividad posterior para confirmar las afirmaciones de hecho realizadas por las partes en sus alegaciones. A esa actividad llamamos prueba. La prueba se produce en el proceso El sistema de valoración de la prueba o, si se prefiere su función: cuando un derecho positivo concreto establece el sistema procesal por la que se tiende a alcanzar el convencimiento psicológico del juzgador sobre la existencia o inexistencia de los datos que han sido aportados al proceso; pero cuando estamos ante un ordenamiento jurídico en el que rige el sistema legal de valoración, la prueba será la actividad procesal que tiende a fijar como ciertos los datos aportados al proceso, independientemente de la convicción del juzgador. Respecto del proceso civil español la prueba puede definirse como la actividad procesal por la que se tiende, bien a alcanzar el convencimiento psicológico del juzgador sobre la existencia o inexistencia de los datos que han sido aportados al proceso, bien a fijarlos conforme a una norma legal. Las normas sobre prueba siempre tienen naturaleza procesal, independientemente de su ubicación en un cuerpo legal u otro, pues esa naturaleza viene determinada por el ámbito sobre el que incide la consecuencia jurídica de la norma misma. 2) La pretendida búsqueda de la verdad. Principios y reglas del proceso. Tradicionalmente la función de la prueba ha venido refiriéndose al descubrimiento de la verdad. La prueba tiene que suponer un intento decidido de verificar, de la manera más próxima posible a la verdad, las afirmaciones de hecho que realizan las partes. Esto es algo obvio y no se discute. Ese intento tiene que realizarse dentro del proceso y con sujeción a los principios del mismo. Este método es el más adecuado para verificar la verdad de las afirmaciones. a) los hechos no afirmados al menos por una de las partes no existen para el juez, que no puede salir a la búsqueda de los mismos. b) los hechos afirmados por las dos partes o afirmados por una y admitidos por la otra, existen para el juez, pero no puede desconocerlos en la sentencia. Hay que distinguir entre investigación y verificación: 1) La investigación es la búsqueda o descubrimiento de hechos desconocidos y éste no es le supuesto del proceso civil; en él las partes tiene la facultad exclusiva de realizar afirmaciones de hechos y el juzgador se limita a verificar la exactitud de los mismos, solo en los casos de que se hayan negado o contradicho.

2) El juez puede rechazar un medio de prueba propuesto por la parte, pero no puede practicar un medio de prueba no propuesto por ellas. 3) Además, la actividad verificadora debe de sujetarse al proceso previsto en la ley, concretamente el articulo1 de la LEC, y no a ningún otro supuesto. 4) En la verificación no todo vale. No valen aquellos derechos que se consideren superiores a la verdad, ya que iría en contra de lo que se conoce como al ilicitud de la prueba, que significa que determinados conocimientos no sirven parea determinar que hechos se entienden probados. El juez puede ordenar a los tribunales que aquellos hechos desconocidos no se incluyan en la sentencia, a pesar de ser conocidos en la realidad. 3) FUNCIONES DE LA PRUEBA A) FIJAR HECHOS Una cosa es fijar hechos u ordenación del uso de determinados procedimientos que sirven para el establecimiento de hechos conformes a lo dispuesto en la ley; este es el mejor método en el proceso civil para la adecuación de la sentencia a la realidad fáctica. Estas reglas son el resultado de pretender lograr lo que pretenden es la seguridad en la determinación de los hechos con economía en el esfuerzo. No es que nada impida que con los medios jurídicos de fijación de los hechos se llegue realmente a descubrir la verdad, sino que eso debe ser lo normal. Se trata simplemente de que sujetar la actividad probatoria a los métodos jurídicos es la mejor manera de lograr fijar los hechos en el proceso B) CONVENCER AL JUEZ Cosa distinta es la convicción psicológica del juez, que supone que la prueba es el conjunto de operaciones mediante las cuales se trata de obtener el convencimiento del juez respecto a unos datos procesales determinados. Afirmar que la función de la prueba es lograr el convencimiento del juez, supone desconocer las reglas legales, y para ello se dice qu e las mismas son “un residuo histórico de viejas concepciones en trance de continua superación”. C) LA CERTEZA