José Grasso Vecchio VISIÓN FINANCIERA ¿Qué es el Phishing?

El "phishing" es una modalidad de estafa con el objetivo de intentar obtener de un cliente bancario sus datos: claves, cuentas bancarias, números de tarjeta de crédito, etc., para luego ser usados de forma fraudulenta. El phishing es una técnica de captación ilícita de datos personales, es decir, para obtener sus claves bancarias, a través de correos electrónicos o páginas web que imitan/copian la imagen o apariencia de una entidad bancaria/financiera. Probablemente les llame la atención el término "phishing”, al asimilar la fonética de la palabra “phishing” con el gerundio “fishing” en inglés, llegamos a entender una pesca, en este caso de sus datos confidenciales. Constantemente nos reportan los lectores, que reciben mensajes de ese tipo solicitando datos .Por ello, lo más importante, es que sepamos: ¿qué se puede hacer para evitar ser víctima de fraude? La principal medida de seguridad que podemos compartir con ustedes, es la de darle cumplimiento a todas las indicaciones que dan las entidades financieras, entre las que destaca una imprescindible. Se trata, de no facilitar los datos personales (usuario y contraseña) absolutamente a nadie por Internet ni por teléfono por mucho que insistan y que puedan decirle que son empleados o funcionarios de su banco. Partamos del principio, que ningún banco en ninguna parte del Mundo, solicitará ese tipo de información. Si se detecta algún tipo de fraude lo principal es avisar de inmediato a su banco. La técnica del phishing utiliza el correo electrónico para ponerse en contacto con los usuarios, utilizando mensajes que imitan, casi a la perfección, el formato y la imagen de las entidades financieras, el correo viene adecuado a solicitar datos personales alegando distintos motivos: problemas técnicos, cambio de política de seguridad, posible fraude, etc.

Estos mensajes de correo electrónico siempre incluyen enlaces que conducen aparentemente a las páginas web oficiales de un banco pero que, en realidad, remiten a páginas web falsas, que imitan casi a la perfección la página web de la entidad financiera, siendo su finalidad principal captar datos de los usuarios. Algunas personas, por desconocimiento, acceden a dichas páginas web piratas, donde el que va a realizar la estafa, obtiene los datos personales o claves de acceso personales. Sospeche de cualquier correo electrónico con solicitudes urgentes de información personal, que utilice argumentos como: Problemas de carácter técnico. Detecciones de posibles fraudes. Cambio de política de seguridad. Promoción de nuevos productos. Actualización de datos. Premios, regalos, concursos, etc. Dado que el phishing es una técnica de envío masivo de correos electrónicos a múltiples usuarios, es posible que reciba correos electrónicos de bancos de las que usted no es cliente, y en los que se solicita igualmente dichos datos. En estos casos, directamente, deseche esos correos. Para comunicarse con su banco, no lo haga por enlaces, diríjase directamente, a través de su navegador, a la página web de la entidad.

Las páginas web que utilizan protocolos de seguridad, que impiden la captación de datos por parte de terceros no autorizados, se caracterizan porque la dirección web que aparece en la barra de navegación comienza con el protocolo “https” y en la parte inferior de la página aparece un candado. Por último, compruebe regularmente los saldos y movimientos de las cuentas bancarias para asegurarse que todos los movimientos o transacciones son suyos. En caso de detectar algo sospechoso, no dude en ponerse en contacto con su entidad bancaria. Algo similar le puede ocurrir por teléfono o por correos simulando provenir de un ente público y finalmente no crea en premios o personas con grandes fortunas que se las van a dejar a usted.

twitter: @josegrasso jgrasso@soft-line.com www.finanzasdigital.com

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful