“El que tocare cadáver de cualquier hombre estará contaminado siete días” Bem (Nm) 19:11 Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim

Bucaramanga 6944330, 300 2671295, 317 4316336 kehilanetzer@hotmail.com kehilanetzer@Yahoo.com kehilanetzer@gmail.com www.yehudinetzer.com Tamuz 4 del 5769 / 27 de Junio del 2008

PARASHAT # 39

Juqat
Lectura de la Torah
Bemidbar (Nm) 19:1-22:1 19:1-17 19:18-20:6 20:7-13 20:14-21 20:22-21:9 21:10-20 21:21-33 21:34-1

tq®ju – Decreto, precepto

Lectura de la Haftarah (de los Neviim)
Shofím (Jue) 11:1-32

Bem (Nm) 19:1–22 Agua para la purificación. La torah demanda pureza e iqadash. Antes de partir del Sinaí Yisraél había expulsado del campamento a todas las personas impuras. En este punto se proveyó un medio de purificación de los errores e inmundicia. La razón para colocar esta torah aquí se da en el pesuk 20: si alguien está inmundo contamina el miqdásh. Así, la preocupación es la misma que en el Perek 18: Las faltas en contra del miqdásh atraen ira sobre Yisraél por contaminar el lugar de su presencia. Las cenizas de la vaca roja deben mezclarse con agua, y después esta agua
1

Sh´liaj Yoshua ben Efrayim

sería usada para la purificación. Esto no era algo nuevo. Moshéh también había mezclado la sangre de las vacas con hisopo, lana roja y agua para rociar al pueblo y el rollo del pacto Shem (Ex) 24:6–8; compare Ib (He) 9:19–22. El libro de Ib (He) enseña que el errar no puede ser purificado sin derramamiento de sangre Ib (He) 9:22. Aun así, el rociamiento con las cenizas de una vaquilla sólo purifican la carne de la persona indicando que no solo se contamina el hombre cuando errar y es separado de la presencia de Yahweh; sino que también cuando en su cuerpo no esta limpio y es más Yashua también refirió una comparación con un hombre que entro a una fiesta y no tenia vestido limpio y leemos las consecuencias Mt 22:1-14. Si alguien hacía caso omiso del agua purificadora, sería cortado de su pueblo; dando a entender que la palabra que representa la palabra debe bañarnos y llenarnos pues la firmeza viene por oír la palabra de Elohim. Estaría menospreciando deliberadamente lo que Elohim había provisto, y de esta manera errando voluntariamente, haciéndolo con el conocimiento pleno de la torah de Elohim. Bem (Nm) 20:1-21:35 Viajando otra vez hacia Kenáan. En el mes primero probablemente signifique a mediados de marzo. Habían pasado 38 años y el año 40 había llegado. No se nos dice esto directamente, pero si comparamos la lista de los campamentos que Moshéh guardó (20:1 corresponde con 33:36, nótese el pesuk 38), podemos ver que el autor ha omitido aproximadamente 38 años que ya habían pasado en el desierto (un testimonio silencioso de que fueron años perdidos). Ya cerca de octubre, Yisraél cruzaría el arroyo de Zered, 38 años después de haberse regresado de Qadésh al desierto de Parán Dev (Dt) 2:14; compare Bem (Nm) 14:25. Moshéh, y más tarde Yiftáj (Jefté), repasan esta historia Dev (Dt) 2:2–15; Shof (Jue) 11:15–27. Bem (Nm) 20:1 Miryám muere. Más tarde ese año, Aharón y Moshéh también morirían. Esto marca el fin de la generación que no pudo entrar a Kenáan. Bem (Nm) 20:2–13 Quejándose en Meribáh. Los años en el desierto concluyeron tal como se habían iniciado, con quejas. Es posible que la segunda generación estuviera copiando la conducta de la primera. Dev (Dt) narra cómo Moshéh les advirtió que eran duros de cerviz y que pronto se alejarían de Elohim. Como en tiempos pasados, la kabód de Yahweh apareció para confrontar a los rebeldes. Moshéh y Aharón tomaron la vara que había florecido, la señal de que Elohim había comisionado a Aharón Bem (Nm) 17:1–13. Bem (Nm) 20:14-21 Edóm rehúsa dejar pasar a Yisraél. Yisraél comenzó a tener contacto con las naciones alrededor de Kenáan. Por siglos su historia sería hondamente afectada por este encuentro, tanto en el intercambio diplomático como en asuntos de guerra. Qadésh estaba situado en la frontera de Edóm. Si Yisraél quería
2

Sh´liaj Yoshua ben Efrayim

entrar a Kenáan por el sur, tenía que pasar por Edóm. Nótese cómo el texto incluye los mensajes entre las dos naciones. No se concedió permiso. Bem (Nm) 20:22–29 Aharón muere, compare 33:37–39. El lugar del monte Hor es incierto, excepto que estaba en la frontera de Edóm Dev (Dt) 10:6, donde se le identifica con el nombre de Mosera). Aharón murió cuatro meses después que Miryám, a mediados de julio en el año 40 (33:38). Estas muertes significaban el final de la primera generación. Moshéh, quien ahora quedaba solo, también moriría muy pronto, ya que los 40 años habían transcurrido y se tendría que tomar posesión de la tierra sin él. Aun cuando este pasaje es bastante triste, también anuncia que la entrada a la tierra prometida está cerca. Eleazar toma el lugar de Aharón. Bem (Nm) 21:1–3 Arad es destruida. Arad era una ciudad cananea. Esta misma gente, juntamente con los amalequitas, habían destruido a algunos de los Yisraelí 38 años atrás en el mismo lugar, Horma (14:45). Ahora los atacan nuevamente. En esta ocasión, Yisraél confiaba en Elohim. El juramento de Yisraél, “yo destruiré por completo sus ciudades”, también estaba acorde con las promesas de Elohim. Los cananeos tenían que ser destruidos. Bem (Nm) 21:4–9 La serpiente de bronce. No pudiendo cruzar el territorio de Edom, Yisraél tuvo que rodearlo, lo que significó regresar hacia el mar Rojo (y esto a mediados del año 40). La impaciencia dio lugar una vez más a una rebelión abierta y se manifestó descontento con el maná que Elohim les había provisto. Las serpientes ardientes pueden haber sido un tipo de víboras muy comunes en los desiertos arenosos del Sinaí, y que son muy venenosas. El antídoto era mirar a la serpiente de bronce puesta sobre un asta. Con el tiempo, Jizqiyáh (Ezequías) destruyó la serpiente de bronce porque había llegado a ser objeto de idolatría b Mlk (2 Re) 18:4. El hecho de que Mashíaj haya sido levantado fue comparado con este evento en el desierto, y quienes miran hacia él vivirán Yhj (Jn) 3:14, 15. Aparentemente, en ambos casos el medio es para ser sanos por la emunáh. Bem (Nm) 21:10–20 Viajando hacia Moab. El ritmo de la historia se acelera. Las tribus estaban moviéndose rápidamente hacia la frontera con Kenáan. Estas son las últimas etapas del peregrinaje, y el autor las inspecciona breve y rápidamente. El lenguaje hebreo es muy repetitivo: “partieron y acamparon” Bem (Nm) 21:10–13. Mirando en el texto, la misma frase, “partieron”, introduce las etapas anteriores Bem (Nm) 20:22; 21:4. La repetición es un instrumento para crear un sentido de prisa. Yisraél estaba de prisa para llegar a la tierra. Esta narración del viaje contiene dos citas. La primera es de un registro antiguo: BESEFER MILJAMOT YAHWEH El rollo de las batallas de Yahweh pesukim Bem (Nm) 21:14, 15; compare las referencias al libro de Yashár (Jaser) en Yah (Jos) 10:13; b Shm (2 Sam) 1:18. Sin embargo, el texto hebreo puede admitir otras traducciones. Y él había dispuesto que los arroyos hicieran que Er habitara allí; y esto está cerca de las costas de Moab.”
3

Sh´liaj Yoshua ben Efrayim

La segunda cita es de un canto. Yisraél ahora cantaba de gozo mientras Elohim los ayudaba en su viaje. Esto cuadra perfectamente con la impresión que el autor está tratando de crear del progreso rápido hacia la meta. Bem (Nm) 21:21–35 Derrota de Sijón (Sejón) y Og. Yisraél estaba encerrado entre los emorí (amorreos) y los moabí 21:13. El camino a Kenáan estaba cerrado. El mensaje enviado a Sijón, rey de los emorí, fue similar al mensaje enviado a Edóm 22; 20:17, y la respuesta fue la misma: Formó un ejército y ofreció resistencia. En esta ocasión Yisraél no se volvió atrás sino derrotó al agresor y ocupó sus ciudades. Otra vez, se cita un dicho antiguo. Los poetas Bem (Nm) 21:27 literalmente hablando, son “los hombres que hacen uso de las comparaciones”, y probablemente se refiera a los hombres sabios de Yisraél, quienes resumieron la situación en un dicho. Anticiparon la derrota de Moab, cuyo Elohim era Quemós el pesuk Bem (Nm) 21:29; a Mlk (1 Re) 11:33. Og, rey de Bashán, fue el siguiente enemigo derrotado Bem (Nm) 21:32–35; en Dev (Dt) 3:1–11. Después de ganar las guerras, Yisraél ocupó la tierra que habían tomado Bem (Nm) 21:25, 31, 35. Más adelante se proveen otros detalles en cuanto a la ocupación de Transjordania por dos tribus y media (perek 32). Bem 19:1 Y habló Yahweh a Moshéh y a Aharón, diciendo: 2 Esta es la ordenanza de la Torah que Yahweh ha prescrito, diciendo: Di a los hijos de Yisrael que te traigan una vaca rojiza (parah adumah), perfecta, en la cual no haya falta, sobre la cual no se haya puesto yugo. 3 La daréis a Eleazar, el kohén, quien la sacará fuera del campamento y la hará degollar en su presencia. 4 Entonces Eleazar, el kohén, tomará de la sangre con su dedo y rociará siete veces con ella hacia la parte delantera del Ohel moéd. 5 Después hará quemar la vaca ante sus ojos; hará quemar su cuero, su carne, su sangre y hasta su estiércol. 6 Luego tomará el kohén madera de cedro, hisopo y tela roja, y lo echará en medio del fuego en que arde la vaca. 7 El kohén lavará luego sus vestidos, lavará también su cuerpo con agua y después entrará en el campamento; y el kohén quedará impuro hasta la noche. 8 Asimismo el que la quemó lavará sus vestidos en agua, también lavará en agua su cuerpo, y quedará impuro hasta la noche. 9Un hombre que esté puro recogerá las cenizas de la vaca y las pondrá fuera del campamento en lugar limpio, y las guardará la congregación de los hijos de Yisrael para el agua de purificación; es un sacrificio de expiación. 10 El que recogió las cenizas de la vaca lavará sus vestidos, y quedará impuro hasta la noche. Este será estatuto perpetuo para los hijos de Yisrael y para el extranjero que habita entre ellos. 11 El que toque un cadáver de cualquier persona, quedará impuro siete días. 12 Al tercer día se purificará con aquella agua, y al séptimo día será limpio. Si al tercer día no se purifica, no será limpio al séptimo día. 13 Todo aquel que toque un cadáver de cualquier persona, y no se purifique, contamina el Mishkán de Yahweh. Esa persona será eliminada de Yisrael, por cuanto el agua de la purificación no fue rociada sobre él: impuro quedará, y su impureza permanecerá sobre él. 14 Esta es la
4

Sh´liaj Yoshua ben Efrayim

Torah para cuando alguien muera en la tienda: cualquiera que entre en la tienda, y todo el que esté en ella, quedará impuro durante siete días. 15 Y toda vasija abierta, cuya tapa no esté bien ajustada, será inmunda. 16 Cualquiera que en campo abierto toque a algún muerto a espada, o algún cadáver o hueso humano o sepulcro, siete días quedará impuro. 17 Para el impuro tomarán de la ceniza de la vaca quemada de la expiación, y echarán sobre ella agua corriente en un recipiente. 18 Luego un hombre que esté puro tomará hisopo, lo mojará en el agua y rociará sobre la tienda, sobre todos los muebles, sobre las personas que allí estén, y sobre aquel que haya tocado el hueso, el asesinado, el muerto o el sepulcro. 19 El hombre que esté puro rociará sobre el impuro los días tercero y séptimo, y cuando lo haya purificado al séptimo día, lavará sus vestidos, se lavará a sí mismo con agua y quedará limpio por la noche. 20 La persona impura que no se purifique, será eliminada de en medio de la congregación, por cuanto contaminó el Miqadash de Yahweh; no fue rociada sobre él el agua de la purificación: es impuro. 21 Les será estatuto perpetuo. También el que rocíe el agua de la purificación lavará sus vestidos, y el que toque el agua de la purificación quedará impuro hasta la noche. 22 Y todo lo que el impuro toque, será inmundo; y la persona que lo toque a él, quedará impura hasta la noche. Esta vez escribiré sobre las cosas que nos hacen inmundos o impuros que están en la torah y que en esta parashat nos habla de una forma de purificación. Miraremos cuales son y como influye la torah con respecto de la limpieza para nuestros cuerpos al lavarnos con agua. La palabra que se usa aquí para inmundo o impuro en hebreo es amef; Tame Q. ser/ hacerse impuro; Ni. Contaminarse; Pi. Contaminar, profanar, declarar impuro, violar; Pu. Contaminarse; Ho. Estar contaminado; Hitp. Contaminarse; Hotpaal contaminarse. Inmundo: Sucio y asqueroso. Impuro. Se dice de aquello que su uso esta prohibido por la torah. Encontramos en la torah que cosas son inmundas y hacen inmundos a las personas: 1. Vay (Lv) 5:2-4; 15:16-18; habla del que tiene flujo de semen. 2. Vay (Lv) 5:2-4 el que toca cadáver de Bestia, animal, reptil, Asimismo la persona que haya tocado cualquier cosa inmunda, sea cadáver de bestia inmunda, o cadáver de animal inmundo, o cadáver de reptil inmundo, aunque no lo sepa, será impura y habrá pecado. 3 Si alguien toca cualquiera de las inmundicias humanas que lo pueden hacer impuro, sin darse cuenta, y después llega a saberlo, será culpable. 4 Si alguien jura a la ligera con sus labios hacer mal o hacer bien, en cualquier cosa que el hombre acostumbra a jurar, y él no lo entiende, si después lo entiende, será culpable por cualquiera de estas cosas.
5

Sh´liaj Yoshua ben Efrayim

Vay (Nm) 11:4 Dev 14:8 animales inmundos 3. Vay (Lv) 14:40 las casas y cosas también se vuelven inmundas 4. Vay 15:20, 25 por el periodo menstrual, y además lo que toque. 5. Bem (Nm) 19:22 por cadáver será inmundo 6. Yesh (Is) 6:5 hay inmundicia de labios 7. Jiz (Ap) 18:2 hay espíritus inmundos La torah es clara con esta clase de contaminaciones y dice que se debe distinguir entre lo inmundo y lo limpio Vay (Lv) 10:10; para poder discernir entre lo qadosh y lo profano, y entre lo inmundo y lo limpio, Vay (Lv) 11:47; 20:25; Yej (Ez) 22:26 El que sirve no debe contaminarse con muerto en este caso el Kohén Vay (Lv) 21:13, 10-11; Es de anotar en esta parashat y comprender de lo que la torah sin una explicación científica ya nos estaba previniendo para que no estuviésemos enfermos. ¿Porque se contamina una persona con un cadáver? Es de conocimiento general pero bueno traerlo a la memoria que todo organismo muerto empieza una descomposición celular degenerando el material y se convierte en material purulento que no se debe tocar, como el cabello, secreciones de saliva, mocos, lagrimas, orina, materia fecal. Cuando alguien muere las enfermedades que tiene el organismo mueren y su germen con el. Pero se debe guardar un margen de 24 horas pues algunas enfermedades contagiosas con hepatitis, tuberculosis y otras podrían transmitirse a la persona que esta cerca o toca dicho cadáver. Si era un paciente sano de todas maneras se debe guardar el debido cuidado pues el tejido muerto genera bichos y gusanos. Por seguridad no se toca nada. Y además de esto no debe estar el cadáver ni en la qahal, ni en la casa sino en un sitio destinado para esto. Hay que revisar muchas cosas que se dicen, para tener claridad de la torah a nuestras vidas en Iyob (Job) 14:4 ¿Quién hará puro lo inmundo? Nadie. Entonces hay una contradicción aparente de acuerdo a las escrituras y las traducciones de las escrituras en diferentes idiomas sobre lo que dijo Yashua en: Mardekai (Mr) 7:18-19 Él les dijo: ¿También vosotros estáis así, sin entendimiento? ¿No entendéis que nada de fuera que entra en el hombre lo puede contaminar, 19 porque no entra en su corazón, sino en el vientre, y sale a la letrina? Esto decía, declarando limpios todos los alimentos. Esto lo dice en la versión Reina Valera 1995, la pregunta es ¿no se contradice con lo que dice Iyob (Job) en donde dice que nada puede hacer puro lo inmundo? Revisemos lo que dice la versión hebrea traducida al español literalmente.

6

Sh´liaj Yoshua ben Efrayim

Mardekai (Mr) 7:19 porque no entra en su corazón sino a su panza y de allí sale al agujero el cual refina todos los alimentos. Que cambio tan violento y radical con la versiones populares pues Yashua no vino a contradecir la torah sino a confirmar y aquí esta diciendo de nuevo que el asunto no es sobre la purificación de los alimentos por la oración sino de la forma en que en el agujero (que no es otra cosa que una letrina) es en donde son refinados procesados los residuos fecales en el fondo de la tierra. Haleluyáh Bem 20:1 Llegaron los hijos de Yisrael, toda la congregación, al desierto de Tzin, en el primer mes, y acampó el pueblo en Qadésh. Allí murió Miryám, y allí fue sepultada. 2 Porque no había agua para la congregación, se juntaron contra Moshéh y Aharón. 3 Y el pueblo se quejó contra Moshéh, diciendo: Quizá hubiéramos muerto cuando perecieron nuestros hermanos delante de Yahweh 4¿Por qué hiciste venir la congregación de Yahweh a este desierto, para que muramos aquí nosotros y nuestras bestias? 5¿Y por qué nos has hecho subir de mitzrayim, para traernos a este horrible lugar? No es un lugar de sementera, de higueras, de viñas ni de granados, ni aun de agua para beber. 6 Moshéh y Aharón, apartándose de la congregación, fueron a la puerta del Ohel moéd y se postraron sobre sus rostros. Entonces la kabód de Yahweh se les apareció. 7 Y Yahweh dijo a Moshéh: 8 Toma la vara y reúne a la congregación, tú con tu hermano Aharón, y hablad a la peña a la vista de ellos. Ella dará su agua; así sacarás para ellos aguas de la peña, y darás de beber a la congregación y a sus bestias. 9 Entonces Moshéh tomó la vara de delante de Yahweh, como él le mandó. 10 Reunieron Moshéh y Aharón a la congregación delante de la peña, y él les dijo: ¡Oíd ahora, rebeldes! ¿Haremos salir agua de esta peña para vosotros? 11 Y alzando su mano, Moshéh golpeó la peña con su vara dos veces. Brotó agua en abundancia, y bebió la congregación y sus bestias. 12 Pero Yahweh dijo a Moshéh y a Aharón: Por cuanto no creísteis en mí, para Haqdisheni (me apartasteis) delante de los hijos de Yisrael, por tanto, no entraréis con esta congregación en la tierra que les he dado. 13 Estas son las aguas de la rencilla, por las cuales contendieron los hijos de Yisrael con Yahweh, se yiqadesh (se aparto, separo) en medio de ellos. Quiero resaltar un aspecto de todo esto, para no tocar muchos puntos y que dar sin respuestas; en otra parashat nos dedicaremos a todo el significado tipológico que tiene esta parashat; pero hoy quiero resaltar este. El que sirve no comerá de las cosas apartadas hasta que este limpio su cuerpo; con agua se lavaran Vay (Lv) 22:4-6 la persona que toque estas cosas será impura hasta la noche, y no comerá de las cosas apartadas antes que haya lavado su cuerpo con agua.

7

Sh´liaj Yoshua ben Efrayim

El agua es un medio utilizado para la purificación, para la limpieza de las manos y del cuerpo pero la torah agrega y dice que el agua limpia al inmundo para que este con los demás y pueda hasta comer de las cosas Qadosh. Hay muchos pesukim en las escrituras que nos hablan de las aguas y de sitios en que el eterno obra y mostró su poder para transformar el agua amarga en dulce, ordeno que le golpease la roca y otra vez como en esta parashat que le hablase a la roca para que de ella brotase agua. El agua tipifica la palabra y Yashua en una oportunidad dijo a sus talmidím que por la palabra que ellos habían escuchado, esa palabra los había limpiado. Es aquí en donde quiero hoy centrar la enseñanza, no para quitar la orden del lavado con agua de la parah adumah sino para señalar la importancia de que el agua en la torah y su enseñanza son las que nos limpian. Pero no dejo de llamar la atención que debemos volver a las raíces hebreas de la palabra, al original, a la rica sabia del olivo natural; en donde el agua brotara como ríos por el ruaj ha qodésh. Hoy la restauración de las escrituras es un paso muy importante a la fuente de agua viva en el libro de Yej (Ez) 47: 8-12 dice: Entonces me dijo: Estas aguas salen a la región del oriente, descienden al Arabá y entran en el mar. Y al entrar en el mar, las aguas son saneadas. 9 Todo ser viviente que nade por dondequiera que entren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá estas aguas, pues serán saneadas. Vivirá todo lo que entre en este río. 10 Junto a él estarán los pescadores, y desde Ein-gedi hasta Ein-eglayim será su tendedero de redes. Y los peces, según su especie, serán tan abundantes como los peces del Mar Grande. 11 Sus pantanos y sus lagunas no serán saneadas: quedarán para salinas. 12Y junto al río, en la ribera, a uno y otro lado, crecerá toda clase de árboles frutales; sus hojas nunca caerán ni faltará su fruto. A su tiempo madurará, porque sus aguas salen del santuario. Su fruto será para alimento y su hoja para medicina. Las aguas = La palabra Arabá = Desierto, estepa Mar = Multitud de pueblos Ahora si las aguas son la palabra mire atentamente este pasaje que dice: Las aguas salen del oriente; es decir de Yerushaláyim; y van al desierto en donde se seca el agua en donde muchos animales llegan a tomar de ella en donde por el calor y las fieras del campo se descompone y quita la pureza de ella.
8

Sh´liaj Yoshua ben Efrayim

Y una vez que han pasado por el araba llegan al mar a la multitud de pueblos. ¿Cómo llego a ellos? Sucia, con impurezas no se puede tomar da algunas enfermedades y daña la digestión. Ahora contemple lo que sucede con ella; al entrar en el mar (multitud de pueblos). Léalo despacio Las aguas son saneadas. ¿Que estoy leyendo? Que las aguas son saneadas, o sea la palabra es saneada, no tendría que ser diferente primero la palabra ser sana y luego dar la palabra a las gentes, pero al eterno le pareció bien hacer lo contrario ahora contemplo que primero llego la palabra con todos lo errores que usted no se imagina y que en este momento no tengo todo el tiempo para narrarle; cuantos errores tiene las traducciones y las modernas que mutilan y cambian a su disposición sin ninguna restricción y hacen que las gentes vean lo que no esta escrito y presentan lo que ellos quieren que las gentes vean; pero llego el momento importante de restauración para la gentes que recibieron la palabra, la restauración de esa palabra que usted tiene y con la que ha predicado y debo decir muchas mentiras porque si usted ha enseñado sobre un texto en donde le agregaron y reemplazaron y tradujeron con ingerencia de monjes católicos; que visión tendrían de la raíz hebrea cuando ni siquiera tenia lo elementos para hacer una traducción correcta. Es nuestro interés y trabajo dado por el eterno e impuesto para traducir las escrituras de las cuales ya hay publicado uno llamado Galatityim (Gal) en cada parashat cuando tenemos la oportunidad damos la traducción de algunos pesukim (versos) para que usted vea la gran diferencia que hay. Una vez que esto suceda dice la torah que vendrán muchísimos peses la cosecha final por que entraran en esas aguas, y los que entraren en esas aguas, recibirán sanidad, y vivirá todo el que entrare en estas aguas. Amen

Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim
Mi bandera

Sh´liaj Yoshua Ben Efrayim
9

Sh´liaj Yoshua ben Efrayim

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful