DELINCUENCIA JUVENIL Delincuencia se conoce como el fenómeno de cometer actos fuera de los estatutos impuestos por la sociedad.

Generalmente estos actos son ejecutados por jóvenes. Las actividades ilegales que desarrollan los jóvenes forman parte de un proceso gradual de socialización desviada que poco a poco se va agravando. Es importante mencionar el aumento experimentado por la delincuencia juvenil en los últimos años. Se considera que la delincuencia comienza entre los 8 y 15 años de edad, pero alcanza su punto máximo entre los 13 y 15 años, pues, es un periodo en el cual el menor tiende particularmente a relacionarse con otros chicos de su edad. La influencia del medio en el desarrollo de la delincuencia juvenil es muy importante, los niños colocados en un medio muy pobre o que viven e condiciones difíciles están tentados de descifrar su existencia por el robo o por la búsqueda de consolaciones dudosas. Del 70 al 80 % de los delincuentes proceden de familias disociadas (por divorcio, muerte o abandono) o de familias donde los padres no se entienden. Los modelos sociales, a veces presentados en la misma familia, constituyen constituyen otra importante fuente de delincuencia juvenil. No hay que olvidar lo susceptibles que son los jóvenes a la imitación y a la influencia. TORIAS QUE JUSTIFICAN ACTOS DEL DELINCUENTE JUVENIL Teoría biológica: Atribuye características innatas del individuo. Estudios genéticos a delincuentes, han proporcionado datos sobre ciertas alteraciones cromosomáticas detectadas en algunas personas. Hace unos años se descubrió el síndrome XXY, que afectaba a varones con fuertes tendencias criminales y dotadas de gran agresividad. Teoría psicológica: Se centra de forma predominante en los aspectos personales del delincuente, considerando como causa su desviación, tales factores como el desequilibrio afectiva del joven, la antipatía, el sentimiento de culpa o de aislamiento, así como las diferencias de inteligencia y otros rasgos individuales.

EL TRATAMIENTO DEL DELINCUENTE MENOR El menor de 16 años no puede ser considerado como delincuente. y por tanto no puede estar incurso en la ley penal ni ir a la cárcel. Por otro lado. El tratamiento de los menores delincuentes ha atravesado 3 periodos: -El primero se da e el s. con un régimen duro y muy escaso contacto con el exterior. la edad penal empieza a los 18 años de edad y tiene un trato especial hasta más de los 20 años (generalmente hasta los 25). -En el tercer periodo los delincuentes juveniles pertenecen ahora a una sociedad cada vez mas rica y desarrollada pero a la vez con menos oportunidades para el cambio así que toman mas medidas para cometer sus actos delictivos. en casi todos los países de nuestro entorno cultural. XIX y la mitad del presente. en él se construyeron los reformatorios. y cada vez se van igualando más las chicas a los chicos. . Se diseñaron instituciones diferentes a las anteriores que pudieran reparar las lagunas educativas y emocionales de los chicos. -En el segundo periodo la raíz del problema estaba en las circunstancias sociales. En la actualidad ha aumentado el número de delitos que cometen los jóvenes.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful