EL «COSMOS»: ENTRE LA CRISIS DE LA ILUSTRACIÓN Y EL ROMANTICISMO ALEMÁN Introducción por Miguel Ángel Miranda El pensamiento dominante de una época

cohesiona tanto a sus miembros que hace imposible aislar al hombre de su periodo histórico; pero el desarrollo de las ideas se produce, en realidad, tan lentamente que en algunos momentos pueden entremezclarse tendencias y posiciones culturales heterogéneas. Alejandro de Humbodt (1) es un vivo reflejo de esta situación: conectado científicamente con la etapa final de la Ilustración, se halla, asimismo, vinculado al Romanticismo alemán (2), y ha sido, también, considerado como un autor positivista (3). Trataremos aquí de realizar una aproximación al pensamiento de Humboldt a través del Cosmos, situándolo entre unas coordenadas precisas que van desde la transformación de la episteme clásica (4) hasta el Romanticismo alemán. De esta manera delimitamos el campo de estudio a una faceta concreta: la expresión científica de Humboldt a partir de su obra cumbre. En el momento en que Humboldt aparece en la escena científica, las ciencias ya se hablan disociado de la filosofía, siguiendo sus respectivas trayectorias por senderos distintos. EI XVIII es el siglo en que —a decir de Marx— "toda la riqueza metafísica habla quedado ya reducida a entes especulativos y a objetos celestiales, mientras que las cosas terrenales comenzaban a absorber y concentrar todo interés" (5). A partir de la revolución científica del siglo XVII se produjo un gran desarrollo en las ciencias físicas y matemáticas, pero habría que esperar hasta finales de la siguiente centuria para que una nueva visión de la naturaleza empezara a enunciar las características metodológicas que serían propias de las ciencias naturales a lo largo del siglo XI X y parte del actual; de esta manera, como ha señalado E. Cassirer, se abría "un nuevo camino a la investigación y también un nuevo espíritu que pide su reconocimiento, la legitimación de su peculiaridad y su vigencia metódica" (6). A finales del siglo XVIII las ciencias de la naturaleza ya no tratarán de sustituir la realidad intuida en un entramado de guarismos y mediciones; lo que pretenderán será mantener la forma clara y concreta de la realidad sirviéndola con todo su riqueza y variedad. El nuevo ideal de ciencia de la naturaleza rompe con las abstracciones matemáticas características de la revolución científica del siglo XVII. Ahora, las ciencias naturales se ven liberadas del cálculo racionalista y vago para ser un estudio totalmente descriptivo del hecho concreto. Humboldt se daba perfecta cuenta de esta situación cuando afirmaba que "acercándonos a los tiempos presentes, notamos que desde la segunda mitad del siglo XVIII, la prosa descriptiva, especialmente, ha adquirido una fuerza y exactitud enteramente nuevas" (7). La nueva visión del hecho lógico que se busca, y mediante el cual se mantiene la seguridad de que se dispondrá siempre de la vía del saber, no es la lógica medieval ni el planteamiento matemático puro, sino, más bien, la lógica del ser. El espíritu se realiza plenamente a través de los fenómenos del mundo exterior que impactan en él. "De este modo — afirma Cassirer— se alcanza la auténtica correlación de "sujeto" y "objeto ", de "verdad" y de "realidad" y se establecen entre ellos la forma de adecuación, de correspondencia, que es condición de todo conocimiento científico (8). Por consiguiente, "lo que ha cambiado y ha sufrido una alteración irreparable es el saber mismo como modo de ser previo e indiviso entre el sujeto que conoce y el objeto del conocimiento (9). La ruptura de la episteme clásica producida en el siglo X VIII pondrá de manifiesto que ahora ya el saber no corresponde a una "mathesis de

lo inconmensurable, sino a un espacio hecho de organizaciones, es decir de relaciones internas entre los elementos cuyo conjunto asegura una función (10). De esta manera, un nuevo resplandor ilumina el camino que la ciencia, cumplidamente distinta, recorre recibiendo el nombre de moderna, proyectándose para dar el ser de forma específica a las ideas que han caracterizado el saber analítico de todo el siglo XIX y parte del XX. Pero si la transformación de la teoría del conocimiento del siglo XVIII caracterizó una nueva formulación científica, la razón fue durante todo el siglo el eje central de cualquier planteamiento epistemológico. Con la ruptura se cambiaron los patrones por los que se guiaba la razón, pero el racionalismo continuó estando presente, de alguna manera, en todos los ámbitos de la ciencia. De esta forma, en el siglo XVIII la razón se convierte "en el punto unitario y central, en expresión de todo lo que anhela y por lo que se empeña, de todo lo que quiere y produce (11). Esta nueva orientación del conocimiento constituirá la fundamentación del científico Humboldt. Toda su obra, en general, se verá marcada por los aires del reciente cambio paradigmático y por la acción de la razón que guiará todos los análisis de sus investigaciones. Romanticismo y Naturaleza A. de Humboldt representa, como se ha señalado antes, un punto en donde convergen dos corrientes culturales: la Ilustración y el Romanticismo alemán. Esta encrucijada señala la característica básica de toda su fundamentación intelectual. En los años centrales de su actividad, la Ilustración se encontraba en su recta final, mientras que el Romanticismo alcanzaba su punto más brillante. El pensamiento y la estética romántica impregnaban todos los rincones de los salones y las aulas de la vida cultural alemana. El propio ambiente romántico hizo abrazar a Humboldt, ya en su juventud, "el panteísmo de Goethe" del que fue posteriormente una de sus grandes figuras (12), actuando de estímulo para ello la amistad que mantuvo con el famoso escritor. La sensibilidad romántica se observa de tal manera en su Cosmos que él mismo llegó a afirmar: "Los principales defectos de mi estilo son una desafortunada inclinación para formas demasiado poéticas"; pero más adelante justificó su tendencia literaria poniendo de relieve que "un libro sobre la naturaleza debía producir la impresión de la misma naturaleza" (13). Por esta razón no es difícil observar en el Cosmos frases llenas de lirismo que intentan reflejar un sentimiento de gran delicadeza. El recreo en el logro estético de las imágenes configuran a Alejandro de Humboldt como un gran escritor literario. Sus expresiones procuran dar una sensación fotográfica de la realidad a la que asoma su contemplación y de esta manera hacer transparentes las palabras impresas. La forma de escribir, lejos de ser rebuscada y erudita, mantiene un dinamismo constante con expresiones sencillas y, al mismo tiempo, dotadas de una gran riqueza estética; por esta razón, la comunicación que se produce entre autor y lector goza de la claridad que lleva a la total comprensión de las imágenes reflejadas en el texto. Pero al mismo tiempo que describe,

Humboldt plasma su pensamiento, su sensibilidad y sus emociones, perpetuando la belleza, el colorido y el movimiento de la naturaleza, junto con sus sensaciones al contemplarla. A. de Humboldt es un científico romántico, en el que no aparecen disociados, en ningún momento, estos dos aspectos; más bien, funde en su persona la síntesis de Ciencia y Romanticismo. No obstante, conviene observar que su conexión con el Romanticismo no implica una adhesión al idealismo filosófico, de gran prestigio intelectual en la Alemania de su tiempo. Humboldt es una persona que se reconoce de su época. Es consciente de que "el ensanche de horizontes es obra de la observación, de la meditación y del espíritu del tiempo en el cual se concentran las direcciones todas del pensamiento"(Cosmos, tomo I, pág. 2). Pero sabe rechazar todo aquello que pueda enturbiar la fluidez del pensamiento científico; de esta manera afirma: "Extraño a las profundidades de la filosofía puramente especulativa, mi ensayo sobre el Cosmos es la contemplación del universo, fundado en un empirismo razonado; es decir, sobre el conjunto de los hechos registrados por la ciencia y sometidos a las operaciones del entendimiento que compara y combina" (Cosmos, tomo I, pág. 29). Sus ataques más frecuentes a la filosofía de la naturaleza —afirma Kellner— se dirigen a Hegel, aunque en ningún momento especificó el nombre concreto del filósofo. Estos ataques se justificaban por el hecho de que la experimentación era considerada por Hegel y Schelling como un acto de violencia e interferencia con la naturaleza, así como una destrucción del hombre frente a los valores naturales (14). La crítica que realiza Humboldt a Hegel y Schelling tiene su respuesta por parte de Schiller, que aludía al autor del Cosmos como "...esa mentalidad analítica y tajante que impúdicamente pretende mensurar la naturaleza, ese hombre carente de dulce melancolía y desprovisto de todo interés sentimental, quien impresiona a mucha gente porque sabe hacerse valer por sus charlatanerías imperiosas" (15). Bajo este ataque personal de Schiller se desvela de forma directa la reacción contra el pensamiento científico en general, encarnado en este caso en la figura de Humboldt, y que tan característico es de los filósofos del idealismo alemán. De aquí que tengamos que diferenciar entre Romanticismo e Idealismo. El Romanticismo es un movimiento cultural en el que, según Nicolás Abbagnano, se distinguen dos interpretaciones del Principio infinito —que fue entendido como conciencia, actividad, libertad, capacidad de creación incesante—: en primer lugar, los que consideran al infinito como sentimiento, o sea, como actividad libre, carente de determinaciones o más allá de toda determinación y que se revela en el hombre precisamente en aquellas actividades que se hallan en más estrecha conexión con el sentimiento, esto es, en la religión y en el arte. La segunda interpretación entendía al infinito como razón absoluta que se mueve con necesidad rigurosa de una a otra determinación de modo que cada determinación puede deducirse de la otra necesariamente y a priori. Esta última fue la que predominó en el Idealismo romántico (16). Humboldt se hace partícipe del Romanticismo como sentimiento, pero en ningún momento del Romanticismo como razón absoluta que gira alrededor de determinaciones deducibles a priori anulando cualquier hecho empírico. En el Cosmos deja bien claro que "todo cuanto se relacione con los individuales accidentes, con la esencia variable de la realidad; trátese de la forma de los seres y de la agrupación de los cuerpos o de la lucha del hombre contra los elementos, y de los pueblos contra los pueblos, no puede ser deducido de sólo las ideas" (Cosmos, tomo I, pág. 30). Esto ya nos indica la necesidad de la experiencia como vehículo del conocimiento; de hecho, la

recogida de datos por medio de la observación y el análisis de éstos por medio de la razón, es decir, lo que él llama el "empirismo razonado", será la forma en que Humboldt desarrolle toda su labor científica e investigadora (Cosmos, tomo I, pág, 3). Bajo esta forma de ver la realidad se esconde la reacción contra el misticismo de unos razonamientos abstractos que buscan la legitimidad únicamente en el esfuerzo del ejercicio intelectual, como única vía del conocimiento y del saber y como única forma de obtener su realidad y su verdad. El Cosmos es una obra que va dirigida a la descripción de la naturaleza del mundo físico. La visión que tiene Humboldt de la naturaleza es la de un organismo vivo, en constante movimiento y en una interacción continua de fuerzas. Humboldt hace suya la definición de naturaleza acuñada por un célebre fisiólogo (17): la naturaleza es "lo que crece y se desarrolla perpetuamente, lo que sólo vive por un cambio continuo de formas y de movimiento interior" (Cosmos, Tomo I, pág, 19). En repetidas ocasiones se reafirmó en este planteamiento, señalando que el científico se debe encargar, fundamentalmente, del estudio de las relaciones de las fuerzas que dan sentido al desarrollo de la naturaleza. Así, en una carta enviada desde Madrid a su amigo Friedländer anunciándole su viaje a América, le comentaba que la verdadera y única finalidad del viaje era investigar "la interacción conjunta de todas las fuerzas de la naturaleza, la influencia de la naturaleza muerta sobre la creación animal y vegetal" (18). Aquí ponía en claro el motivo científico sobre el que edificó todas sus investigaciones, defendiendo la idea que a lo largo de toda su obra continuamente recomendaba. La razón se convirtió en Humboldt en la herramienta básica para llegar al conocimiento de la naturaleza por medio de la selección de las pruebas recogidas. Lejos de considerarla en sentido fichteano "como una pura nada", Humboldt veía que "la naturaleza considerada por medio de la razón, es decir, sometida en su conjunto al trabajo del pensamiento, es la unidad en la diversidad de los fenómenos, la armonía entre las cosas creadas, que difieren por su forma, o por su propia constitución, por las fuerzas que las animan" (Cosmos, Tomo I, pág. 3).La naturaleza, en definitiva, es una realidad física que "se halla en constante estado de gestación y cambio" (19). Humboldt observaba que en la naturaleza se produce un movimiento cíclico renovado periódicamente o a intervalos desiguales procediéndose continuamente a una renovación de las formas (Cosmos, Tomo I, pág. 30) y de los seres orgánicos (Cosmos, Tomo I, pág, 54). De esta manera, la naturaleza se configura como un todo formando un sistema de relaciones, conexiones y fuerzas, en virtud de las cuales se producen las formas y la evolución que la es propia. Esta visión "cataclismática" de la naturaleza se encontraba lejos de las teorías de Lamarck y Darwin. La idea que sobre la naturaleza tenía Humboldt muestra la escasa influencia ejercida en este sentido por Goethe. En realidad lo que les unía en el ámbito de las ideas, era el pensamiento sobre las formas de la naturaleza. Humboldt recibió de la morfología de Goethe "el concepto de tipo dinámico como principio metódico que permitía describir tipos en su totalidad" (20). Pero Humboldt y Goethe mantienen posiciones distintas en la visión de la naturaleza, ya que frente al idealismo de Goethe se encuentra el materialismo de Humboldt. Mientras este realizaba sus observaciones y mediciones con instrumentos de medida lo más perfeccionados posible, Goethe

marcó a Alejandro de Humboldt en su faceta de investigador. que posteriormente. La influencia familiar. en las que participaban científicos de renombre con los que asiduamente conectaba el joven Humboldt. deja el puesto para dedicarse por entero a sus viajes e investigaciones. no se resienten como dos entidades contradictorias o irreconciliables. antes de acceder a la universidad. por consiguiente. y más concretamente de su padre. Ellas coexisten en él con la misma facilidad que razón y sentimiento (26). desarrollándose en los salones culturales berlineses. las clases de economía política. la misma confianza en la razón y en la inteligencia como medio de progreso y de evolución de las sociedades políticas. economía mundial y geografía política. De aquí que Minguet haya señalado que "empirismo y razón. después de cinco años de trabajo en la administración prusiana. las letras y las ciencias. De esta manera. En estos salones pudo introducirse en el conocimiento de la Filosofía de la Naturaleza (24) que después rechazaría de forma tan radical. Mientras el padre vivió procuró educar a sus hijos bajo el signo del racionalismo francés. Finalizados los estudios. Humboldt profundiza en su contenido material. sino a través del análisis y del estudio material de los hechos empíricos. Posteriormente ingresó en la Academia de Comercio de Busch en Hamburgo (1790). siguiendo. se puso en contacto directo con la investigación mineralógica y geológica. La ciencia fue la principal vocación de Humboldt. una parte importante de la educación de Humboldt transcurre al margen de las aulas académicas. En la universidad (25) se dedicó a estudiar ciencias comerciales y administración de minas. queda reflejado su total divorcio con el idealismo alemán y su visión dinámica de la naturaleza. Así. en donde se producían discusiones de los más diversos temas relacionados con las artes. con la línea del pensamiento correspondiente al materialismo francés del siglo XVIII. Al mismo tiempo. los dos hilos conductores del pensamiento de Humboldt. . y al año siguiente pasó a la Escuela de Minas de Freiberg. la creencia en el origen común del hombre. en fin las mismas prevenciones cara el hecho religioso considerado con bastante escepticismo y a veces con hostilidad" (21). y junto con el empirismo. en Humboldt ya se habían producido los estímulos que le encaminaron hacia su futuro intelectual.consideraba que el ojo humano era suficiente para abarcar la totalidad de los fenómenos. Pero en 1796. Además. ingresó en la administración pública prusiana (1792) alcanzando la categoría de Primer Consejero de Minas. en donde teniendo como maestro a Werner. a la ciencia. implicando una igualdad biológica de principio. se materializaron sus primeros contactos con algunas de las disciplinas que le inclinaron "a despertar la imagen de un viajero investigador". Ciencia y método en Humboldt El espíritu científico de Humboldt ya se fraguó desde sus primeros años de estudiante. en definitiva. fue determinante en su orientación científica. En el Gimnasio. propedéutico a la universidad en la sociedad prusiana (22). impartidas por el profesor Christian Wilhelm Dohm. viendo en la materia la esencia y la razón de las sensaciones. cargo máximo después del ministro competente. De aquí que mientras Goethe se interesa exclusivamente por las formas. fueron esenciales para este despertar (23). Minguet señala que el autor del Cosmos comparte con los enciclopedistas "la misma concepción unitaria del universo. Hasta su ingreso en la universidad la educación que recibió fue idéntica a la de su hermano Guillermo. conocida no a priori.

la idea de penetrar empíricamente en el interior de la naturaleza y tratar de averiguar sus leyes y la ordenación correspondiente a cada una de ellas. afirmaba Humboldt en otra de sus obras: "Sería perjudicar el adelanto de las ciencias querer elevarse a ideas generales descuidando el conocimiento de los hechos particulares (27). tan fuertemente utilizó en sus trabajos. Esta afirmación de tipo racionalista le llevó a ser tajante a la hora de afirmar que "ninguna generación podrá lisonjearse de haber abrazado la totalidad de los fenómenos" (Cosmos. sino que es una conclusión que va de la parte al todo para no impedir el desarrollo de la ciencia. afirmando Humboldt que cuanto más profundo fuese el estudio más elevados serían los goces del científico. a obtener una formación cultural vastísima en el terreno de las ciencias naturales. se proyectó más tarde en el positivismo. destacando que la garantía de la verdad en torno a la naturaleza no tiene carácter deductivo. se aleja del mundo material y de las propiedades de la materia. La idea del conocimiento limitado. la geología. previamente. estaba impresa en las formulaciones filosóficocientíficas de la Ilustración. ya que "la esencia de las cosas y de la imperfección de nuestros órganos se oponen a ello". y una vez descubiertas generalizarlas progresivamente. para poderlas comparar con catástrofes pretéritas (28). Humboldt veía en este método de razonamiento el camino hacia la contemplación mediato de aquellos elementos que habían sido suministrados por un procedimiento empirista. (de) registrar sus causas y mutuas relaciones y (de) establecer puntos fijos en el rápido curso del tiempo. por consiguiente. siendo el pilar sobre el que se fundamentó toda la ciencia del siglo XIX.La labor científica que desplegó le obligó. Bacon. estaba en el ambiente cultural de la época. tomo I. la astronomía y el magnetismo terrestre. Esta forma de análisis inductivo que se venía realizando en la Ilustración y que Newton. y por consiguiente. De esta forma vemos que Humboldt no sólo es el . 56). Durante largos años de su vida se dedicó al estudio de la botánica. pág. Todo análisis que se aparte de este planteamiento pertenece al terreno de la pura especulación y. por consiguiente. Todas las tareas científicas que realiza van encaminadas al descubrimiento de las leyes que regulan el continuo desarrollo de la naturaleza. a Humboldt. de que nada auténticamente básico y fundamental puede ser totalmente conocido por él ser humano. En este sentido. en las transformaciones que se suceden en el proceso ininterrumpido. no sólo es la de la persona capaz de descubrir leyes y aplicarlas. el investigador es. la renuncia de Humboldt a la esperanza de conocer la naturaleza en toda su dimensión. con una validez total porque se alejaba de la especulación y la abstracción del pensamiento. entre otros aspectos. jamás se podría completar. Pero ésto no evitaba a ningún ilustrado. el continuo biógrafo de la naturaleza y. la química. en definitiva. fundada en la observación del mundo exterior. siguiendo la línea abierta por F. es además la del relacionador de hechos y el comparador con voluntad de geómetra. en oposición al deductivismo cartesiano. La visión que sobre el científico tiene Humboldt. de esta manera obtenía las herramientas necesarias para adquirir el mayor fruto posible de sus viajes. el encargado de "registrar el momento en que se producen grandes catástrofes. que con tanto impulso se estaban desarrollando en Alemania. Este principio fundamental en la ciencia de Humboldt pone al descubierto su método inductivo de trabajo. Pero Humboldt consideraba que la empresa que tenía comprometida con la naturaleza.

con validez en sí misma y que reclama un método particular y propio. se complementan ambos métodos (inductivo y comparativo). 29). Esto significa que en el Cosmos aparecen dos líneas: una cosmológica y otra geográfica (30). La . con animado estilo una imagen viviente de la realidad" (Cosmos. debía "abrazar y describir el gran Todo y coordinar los fenómenos. y tomando como referencia el conocimiento científico que sobre la tierra y el universo se tenía en la época. De esta manera —afirmaba—. estableciendo leyes y relaciones de forma conjunta o individual en el estudio de la naturaleza y del cosmos en general. pág. 38). pág. con un concepto de mundo que a veces no sólo se limita a la tierra. es la de una "ciencia que aspira a hacer conocer la acción simultánea y el vasto encadenamiento de las fuerzas que animan al universo" (Cosmos. pág. El concepto de cosmos que tenía Humboldt era el de "orden en el universo y magnificencia en el orden". nos aclara la idea que tiene de cosmos. 37). tomo I. La declaración que hace Humboldt desvela la pretensión de una obra que intenta abarcar la totalidad del universo infinito. Humboldt observa que el hombre se sentía tan identificado con la naturaleza terrestre que cuando miraba al espacio realizaba todas sus valoraciones en función de ella. penetrar en el mecanismo y juego de las fuerzas que lo producen y pintar. La cualidad básica de esta ciencia es la relación de los hechos con el Todo. considerando a la tierra como el punto central del universo. Dicha ciencia está compuesta por "una geografía física reunida a la descripción de los espacios celestes y de los cuerpos que llenan esos espacios" (Cosmos. Por otro lado. en fin. Así. Pero este punto de vista había que rechazarlo y así renunciar a un geocentrismo comparativo. sino que además utiliza para sus investigaciones el método comparativo. en la de realizar un ensayo de la física del mundo. Humboldt ve a la física del mundo como una ciencia independiente. La idea que tiene Humboldt de "física del mundo". es decir. 80). y de esta manera no la considerasen simplemente como la descripción geofísica de Humboldt (29). si quería ser digna de tal expresión.científico que establece leyes de forma inductiva. sino exclusivamente en relación al hombre. tomo I. sino que también abarca la infinitud del espacio cósmico. pág. Esto implicaba que su obra. Al escribir el Cosmos se situó en la perspectiva que señaló en el subtítulo de la obra. Cosmos y Geografía Alejandro de Humboldt tituló Cosmos a su obra para que así la llamasen sus lectores y los estudiosos. tomo I. De esta manera. "cuanto más elevado es este punto de vista tanto más reclama la exposición de nuestra ciencia un método que le sea propio" (Cosmos. estéril ante la realidad del universo observado bajo la óptica científica. analizado desde un punto de vista "físico" y bajo el prisma de un conocimiento limitado por la imposibilidad de descubrir todas las fuerzas que obran en él. nuestro planeta como punto de referencia básico "no tiene importancia en la generalidad. Esta idea nos da a entender que el cosmos es un todo regulado por el mecanismo de un juego de fuerzas encargadas de producir el orden necesario en el universo. tomo I.

Precisamente. Era consciente de que la influencia del medio físico había determinado en el pasado la aparición de grandes corrientes migratorias humanas. la excesiva complicación de los fenómenos y las perpetuas variaciones locales en los movimientos de la atmósfera y en la distribución de las formas orgánicas". señalaba Humboldt. A partir de ellos se inician las investigaciones geográficas del autor del Cosmos. 12-13). se reveló a un pequeño número de pueblos "un conocimiento íntimo y racional de las fuerzas que obran en el mundo físico" (Cosmos. 54). en la zona tropical. en particular. "ofrece el cuadro de lo que coexiste en el espacio. La combinación de estos dos elementos son los que proporcionan la finalidad a la investigación de la naturaleza terrestre en general. pág. Como ya se ha señalado anteriormente. tomo I. tomo I. se desarrolló el grupo humano más atrasado del planeta. estudia lo orgánico y lo inorgánico. sino que va ligado a otro tipo de condiciones que Humboldt no especifica. Plan de la obra . mientras que en latitudes boreales. el cálculo de sus masas y la valoración de las densidades con una gran precisión. y del universo. o la "descripción física del globo". representando una de las máximas figuras en la esfera del estudio de las ciencias de la tierra. sino como un pormenor subordinado al conjunto del que forma parte" (Cosmos. y pretende descubrir las leyes que regulan tanto a las distribuciones como a los fenómenos. donde el globo aporta más estímulos para el avance del conocimiento. "sus propiedades físicas nos son completamente desconocidas. Consideraba que la geografía física. pág. En todo lo expuesto hasta ahora se desprende que la geografía estudia la distribución de la naturaleza desde el punto de vista de las interrelaciones. 167). "a pesar de todas las dificultades que oponían al descubrimiento de las leyes de la naturaleza. encargándose de analizar y describir los hechos naturales de la superficie de la tierra. 82). pero las diferencias en el desarrollo cultural y material de la humanidad no tienen nada que ver con el contorno físico en el que se circunscriben. Alejandro de Humboldt entendía por geografía una parte de la ciencia que estudia la física del mundo. estamos en relación con los elementos constitutivos de la naturaleza orgánica e inorgánica" (Cosmos. El nivel científico que en materia astronómica había alcanzado la época permitía junto con la observación de los planetas la medición de sus volúmenes. Su capacidad científica le situó en un lugar de honor dentro de la historia de la geografía.tierra en tal caso no debe aparecer primero. Los estudios que en materia geográfica realizó Alejandro de Humboldt han sido considerados tradicionalmente como la primera manifestación de la geografía moderna (31). pág. Sólo en la tierra merced al contacto inmediato. Tomo I. en general. Humboldt todavía se hallaba lejos de pensar en términos deterministas. pág. no obstante. de la acción simultánea de las fuerzas naturales y de los fenómenos que estas producen" (Cosmos. tomo I. Esto significa que el desarrollo cultural de los pueblos no obedece a las mejores condiciones objetivas del medio.

El cuarto tomo no apareció hasta ocho años después del tercero. una de carácter estético. El primer tomo da una visión general de lo que va a ser la obra. en 1850. entre el primero y el cuarto volumen hay un desfase de trece años. en las que en buena medida se hallan elementos de tipo geológico y mineralógico. como los dos anteriores. . este tomo. lo divide en dos partes. se ha respetado el vocabulario y la construcción de las frases. El tomo cuarto lo dedica a los fenómenos terrestres. en la que pasa revista al desarrollo histórico de la idea del universo. El tomo tercero está dedicado a la "uranología". Con el presente número de "GeoCrítica" pretendemos también contribuir al conocimiento de esta edición española del Cosmos. El primer volumen del Cosmos apareció en el año 1845. Por consiguiente. La selección de textos efectuada intenta dar una visión de las ideas científicas y metodológicas que Alejandro de Humboldt reflejó en el Cosmos. El segundo volumen no apareció hasta dos años después. y corrió a cargo de Bernardo Giner y José de Fuentes (33). en la que analiza la influencia del mundo exterior en la imaginación del hombre a través de la literatura descriptiva y la pintura. en la segunda se refiere más concretamente al sistema solar. en 1858. La ortografía original de dicha traducción se ha actualizado. aunque no obstante. que empezó a aparecer veinte años más tarde (32). Una vez fallecido Humboldt se publicó un quinto volumen con algunas notas que tenía recopiladas.Las conferencias que dió Humboldt en la Universidad de Berlín durante el curso 1827-28 fueron la base del Cosmos. El segundo tomo tiene dos partes. en la primera hace una descripción general de las estrellas en el espacio celeste. y otra de carácter histórico. La traducción utilizada para esta edición se efectuó en 1874-75. Hemos considerado oportuno reproducir el índice de los cuatro tomos para dar una idea precisa del contenido de la obra. tierra y vida orgánica) que en los sucesivos volúmenes expondrá con más detalle. en 1847. es decir. o sea. realizada hace ahora un siglo y que constituyó en el momento de su aparición una importante aportación a los esfuerzos por la modernización científica de España. Al cabo de cinco años de publicar el primer tomo apareció el tercero. que junto con los estudios de los continentes y de las islas más importantes forman todo el volumen.' también lo divide en dos partes. Consta de tres partes (cielo.

ÍNDICE GENERAL DE EL «COSMOS» .

Introducción. La vida orgánica. Ensayos de . Capítulo segundo. Lazo que liga este movimiento con la primitiva cultura de los helenos. Capítulo primero. Efecto del contraste producido por la aproximación de las formas vegetales. Capítulo tercero. Fisonomía característica de estas plantas. Influencia de la pintura del paisaje en el estudio de la Naturaleza. TOMO II PRIMERA PARTE Reflejo del mundo exterior en la imaginación del hombre. Segunda parte. Literatura descriptiva. La tierra. Del sentimiento de la Naturaleza según la diferencia de las razas y de los tiempos. Medios propios para difundir el estudio de la Naturaleza. Tercera parte. Cuadro de fenómenos celestes. El Mar Mediterráneo considerado como punto de partida de las relaciones que han producido el sucesivo engrandecimiento de la idea del Cosmos. SEGUNDA PARTE Ensayo histórico sobre el desarrollo progresivo de la idea del universo. Del arte del dibujo aplicado a la fisonomía de las plantas. Cultivo de plantas tropicales.TOMO I Advertencia de los editores. El cielo. Cuadro general de la vida orgánica. Formas variadas de los vegetales en las diferentes latitudes. Notas. Cuenca del Mar Mediterráneo. Primera parte. De las colecciones de vegetales en los jardines y en las estufas. Límites y métodos de exposición de la descripción física del mundo. Cuadro de fenómenos terrestres. Capítulo primero. Consideraciones sobre los diferentes grados de goce que ofrecen el aspecto de la Naturaleza y el estudio de sus leyes. Apuntes biográficos de Humboldt. Prefacio de Alejandro de Humboldt.

Desarrollo de la idea del Cosmos en los siglos XV y XVI. Capítulo octavo. Ojeada retrospectiva sobre la serie de los períodos recorridos. Capítulo tercero. Principio de la óptica matemática y de la química. Influencia de los acontecimientos exteriores en el desarrollo de la idea del Cosmos. Período de dominación árabe. El conocimiento de la tierra facilitado por las relaciones comerciales. Cabrillo. Estudio de Química y de las sustancias medicinales. Física y Química. Cultura intelectual de esta parte de la raza semítica. Sebastián Vizcaino. Leyes del movimiento de los planetas y teoría de la gravitación universal. Influencia de una vasta reunión de Estados en los progresos de la idea del mundo. Influencia de un elemento extraño en el desarrollo de la civilización europea. Capítulo cuarto. Capítulo segundo. TOMO III . Súbito engrandecimiento de la idea del Cosmos. Grandes descubrimientos en los espacios celestes con el auxilio del telescopio. Notas Notas de de la la primera segunda parte. Carácter nacional de los árabes y propensión a familiarizarse con las fuerzas de la Naturaleza. Escuela de Alejandro. Diversidad y encadenamiento de los esfuerzos científicos en los tiempos modernos. La América y el Océano Pacífico. Invasión de los árabes. Carácter enciclopédico de la ciencia alejandrina. Estrabón y Tolomeo. Mendaña y Quirós. Ricos materiales puestos a disposición de las naciones occidentales de Europa. Sebastián Cabot y Gama. Ensayo de una descripción del mundo por Plinio. Capítulo sexto. Colón. Nuevas relaciones entre las diversas partes del mundo. Influencia del progreso de las ciencias en el desarrollo de la idea del Cosmos durante los siglos XVII y XVIII. Engrandecimiento de la idea del mundo en el tiempo de los Tolomeos. Resumen. Capítulo quinto.navegación lejana hacia el Nordeste (expedición de los argonautas). Época brillante de la astronomía y de las matemáticas desde Galileo y Kepler hasta Newton y Leibniz. Mezcla de los pueblos desde el Nilo hasta el Eúfrates. Acontecimientos que los determinaron. Grado más alto de generalidad en las nociones adquiridas sobre el espacio del cielo y de la tierra. parte. Museo de Serapio. el Laxarte y el Indo. Época de los descubrimientos en el océano. Progreso de la Geografía física en el interior de los continentes. Descubrimiento del hemisferio occidental. de la astronomía y de las ciencias matemáticas. Período de dominación romana. Capítulo séptimo. La historia de las ciencias físicas se confunde paulatinamente con la historia del Cosmos. bajo la influencia del principio helénico. Fusión de Oriente y del Occidente. hacia el Sur (viaje a Orfir) y hacia el Oeste (descubrimiento de Coloeo de Samos). Expedición de Alejandro Magno al Asia. El cristianismo engendra y desarrolla el sentimiento de unidad de la raza humana.

velocidad de la luz. Capítulo tercero. su número y sus distancias mutuas. SEGUNDA PARTE Sistema solar. Nubes de Magallanes. Número. Movimientos propios de las estrellas. Capítulo primero. Espacios celestes. existencia problemática de astros oscuros. Visión natural y telescópica. Estrellas nuevas. manchas negras o sacos de carbón. Estrellas dobles y múltiples. resultado de las medidas fotométricas. estrellas cambiantes de períodos comprobados. Capítulo tercero. grupos estelares. . duración de la revolución de dos soles alrededor de su centro de gravedad. Nebulosas reductibles e irreductibles. Capítulo segundo.PRIMERA PARTE Introducción Parte uranológica de la descripción física de! mundo (generalidades). Estrellas errantes. Los cometas. Capítulo quinto. Hipótesis acerca de la materia que parece llenar dichos espacios. El sol considerado como cuerpo central. vía láctea sembrada de raras nebulosas. Capítulo cuarto. paralajes entre distancias de algunas estrellas. Capítulo séptimo. Capítulo segundo. dudas sobre la existencia de un cuerpo central en el universo estelar. Capítulo quinto. Los planetas. Las nebulosas. Nociones particulares sobre los planetas y los satélites. Bólidos y piedras meteóricas. centelleo de las estrellas. los cometas. distribución y colores de las estrellas. Capítulo primero. los planetas y sus satélites. la luz zodiacal y los asteroides meteóricos. Notas de la primera parte. Conclusión de la parte uranológica. astros cuyos brillos experimentan variaciones. Capítulo sexto. Luz zodiacal. Capítulo cuarto. Serie fotométrica de las estrellas. pero cuya periodicidad aún no ha sido reconocida.

general.Observaciones complementarias para la primera parte. Calor interno Actividad Intensidad. Inclinación. Islas del Asia Oriental. Declinación. fuegos de nafta. Fuentes termales. Europa. Fuentes de vapor y de gas. terrestre. Asia. Salsas. TOMO IV Introducción del autor a este tomo. Temblores de tierra. PRIMERA PARTE Magnitud y forma Ojeada Magnitud. Volcanes considerados según su forma y los diferentes grados de su actividad. Luz polar. Volcanes de Lodo. Exposición general. distribución de cuerpo este calor. Resultados particulares de la observación en el dominio de los fenómenos terrestres. SEGUNDA PARTE Reacción del interior de la tierra sobre su superficie. Observaciones complementarias de la segunda parte. . Notas de la segunda parte. de la magnética tierra y del de la tierra. Islas del Océano Atlántico. figura y densidad de la tierra. África.

Feldespato vítreo. Anfíbol y augita. SELECCIÓN DE TEXTOS Consideraciones sobre los diferentes grados de goce que ofrecen el aspecto de la naturaleza y el estudio de sus leyes (34) Dos temores distintos experimento al procurar desenvolver. la materia que trato es tan vasta y variada. Resumen analítico de los cuatro tomos del Cosmos. que temo abordar el asunto de una manera enciclopédica y superficial. Islas del Océano Indico. es deber mío no cansar la imaginación con aforismos que únicamente ofrecerían generalidades bajo formas áridas y dogmáticas. tras una larga ausencia de mi patria. Continente americano. Obsidiana. mientras que el intento de abrazar a . La aridez nace frecuentemente de la concisión. Leucita. Mica.Islas del Asia Meridional. Número de los volcanes repartidos en la superficie del globo. De una parte. Observaciones complementarias. Mar del Sur. Oliviana. de otra. el conjunto de los fenómenos físicos del globo y la acción simultánea de las fuerzas que animan los espacios celestes. Notas. De qué manera y en qué medida obran las exhalaciones gaseosas en la composición química del aire. De las diferentes especies de rocas a través de las cuales obran los volcanes.

por su propia constitución. revelada primitivamente al sentido interior como un vago presentimiento de la armonía y del orden en el Universo. al interrogar la naturaleza. se conservan solo en las creencias del pueblo y de las clases que se aproximan a él por su falta de ilustración. Este ensanche de horizontes es obra de la observación. la armonía entre las cosas creadas. Las lenguas recargadas de expresiones figuradas. mejor interpretados. considerada por medio de la razón. compulsa el valor de las observaciones. no en sus relaciones con las necesidades materiales de la vida. y ennoblece nuestros goces. animado por un soplo de vida. abrazar. se ofrece hoy al espíritu como el fruto de largas y serias observaciones. es la unidad en la diversidad de los fenómenos. y. combina y razona. Entonces las afirmaciones dogmáticas de los siglos anteriores. y en conquistar progresivamente una gran parte del mundo físico por la fuerza de la inteligencia. sino que da vida a fenómenos bajo determinadas condiciones. Si se considera el estudio de los fenómenos físicos. el género humano ha trabajado por conocer en las mutaciones incesantemente renovadas. Un pequeño número de símbolos. El resultado más importante de un estudio racional de la naturaleza es recoger la unidad y la armonía en esta inmensa acumulación de cosas y de fuerzas. hasta las raíces profundas de nuestros conocimientos. que difieren por su forma. La naturaleza es el reino de la libertad. Interrogar los anales de la historia es seguir esta senda misteriosa sobre la cual la imagen del Cosmos. es decir. al primer destello de la reflexión y a la época de una civilización avanzada. se conservan hasta en el lenguaje científico. la invariabilidad de las leyes naturales. propio de la sencillez primitiva de las antiguas edades. La naturaleza. es el Todo. la Filosofía de la Naturaleza se despoja de las formas vagas y poéticas que desde su origen la han pertenecido. nace de la adivinación del orden anunciado por la pacífica sucesión de los cuerpos celestes y el desarrollo progresivo de la organización. con el mismo ardor. corresponden dos géneros de goces. y el sentimiento íntimo de su mutua dependencia. La intuición de estas relaciones es la que engrandece los puntos de vista. sería preciso dar al pensamiento una expresión también libre y noble en armonía con la grandeza y majestad de la creación. llevan largo tiempo los rasgos de estas primeras intuiciones. no adivina ya. por las fuerzas que las animan. es el más elevado e importante resultado de esta investigación el conocimiento de la conexión que existe entre las fuerzas de la naturaleza. La historia revela a todo el que sabe remontarse a través de las capas de los siglos anteriores. desde que recoge y registra los hechos para extender la investigación más allá de la corta duración de su existencia. el otro. resulta del exacto conocimiento de los fenómenos. producto de una feliz inspiración de los tiempos primitivos.la vez excesiva multiplicidad de objetos produce falta de claridad y de precisión en el encadenamiento de las ideas. de la mediación y espíritu del tiempo en el cual se concentran las direcciones todas del pensamiento. para ocultar su debilidad. y para pintar vivamente las concepciones y los goces que su contemplación profunda espontáneamente engendra. El uno. adopta un carácter más severo. Desde el momento en que el hombre. no se limita a la observación. cómo desde miles de años. toma poco a poco formas menos vagas. lo que es consecuencia de los descubrimientos de los siglos pasados . sino en su influencia general sobre los progresos intelectuales de la humanidad. sometida en su conjunto al trabajo del pensamiento. y se perpetúan sobre todo en algunas doctrinas que se cubren bajo místico velo. A las dos épocas de la contemplación del mundo exterior.

esta influencia del gran ambiente. ya. en el llano que se extiende más allá de nuestra vista. que nace espontáneamente al simple contacto de la naturaleza. el sentimiento de la naturaleza. plantas de una misma especie. grande y libre. cáusala el aspecto de los campos cubiertos de ricos frutos. pero permanente. sin más límites que el horizonte. que obedece a un primer impulso dado. descubriendo sus secretos. cubre el suelo. en los sitios en que las olas del mar bañan la ribera y hacen reconocer sus pasos por verdosas estrías de ovas y alga flotante. la lucha de los elementos desencadenados o la triste desnudez de las estepas. Todo lo que va más allá. cualquiera que sea el grado de cultura intelectual a que se haya elevado. como su mismo nombre indica. arroba nuestra alma y nos revela cómo por una misteriosa inspiración que las fuerzas del Universo están sometidas a leyes. encontramos que en el primero lugar debe colocarse una impresión enteramente independiente del conocimiento íntimo de los fenómenos físicos. y generalizarlas progresivamente. se confirma más y más la antigua creencia de que las fuerzas inherentes a la materia. Las impresiones de este género son más vivas. y remontándose por el razonamiento a sus causas. Insistimos menos aquí sobre los grados de fuerza que distinguen estas emociones. ejercen un poder tranquilo. ejercen su acción bajo el imperio de una necesidad primordial. mejor definidas. así como al contraste que ofrecen los estrechos límites de nuestro ser con la imagen de lo infinito revelada por doquiera. en el brumoso horizonte del Océano. este encadenamiento oculto. y según movimientos que se renuevan periódicamente o a desiguales intervalos.. Cuanto de grave y de solemne se encuentra en las impresiones que señalamos. elevarse a la existencia de las leyes. El último objeto de las ciencias experimentales es pues. bajo la inspiración de sentimientos más dulces. endulzan el dolor y calman las pasiones. y analizar el detalle de los fenómenos sin sucumbir bajo su masa. o del aire libre. como dicen otras lenguas con más bella expresión. Penetrando en los misterios de la naturaleza. Otro goce es el producido por el carácter individual del paisaje. Estos beneficios los recibe el hombre por todas partes. débenlo al presentimiento del orden y de las leyes. Ya es la inmensidad de las masas. brezos. La física. que sobre la diferencia de sensaciones que excita el carácter del paisaje. y dominando por el trabajo del pensamiento los materiales recogidos por medio de la observación. la configuración de la superficie del globo en una región determinada.. como en el norte del Asia. cuando el alma se siente íntimamente agitada. la habitación del hombre al borde del torrente o la salvaje fecundidad del suelo vencido por el arado. cualquiera que sea la zona que habite. Donde quiera que en una llanura monótona.con lo que se debe a las investigaciones de los tiempos en que vivimos. cistos o gramíneas. Esta necesidad de las cosas. Creo que la descripción del Universo y la historia civil se hallan colocadas en el mismo grado de empirismo. más conformes a ciertas situaciones del alma. independiente también del carácter individual del paisaje. pero sometiendo los fenómenos físicos y los acontecimientos al trabajo pensador. es como el hombre puede mejor mostrarse más digno de su alto destino. y de la fisonomía de la región que nos rodea. y las que rigen el mundo moral. El simple contacto del hombre con la naturaleza. de los fenómenos y de los acontecimientos. en la estrellada bóveda del cielo. no es de . se limita a explicar los fenómenos del mundo material por las propiedades de la materia. y a las cuales da este mismo carácter su encanto y su duración [. constituyen la naturaleza. lo que excita nuestra emoción. Si reflexionamos desde luego acerca de los diferentes grados de goce a que da vida la contemplación de la naturaleza.]. esta renovación periódica en el desenvolvimiento progresivo de las formas.

como hemos indicado más arriba. En el reino animal. que no han servido durante largo tiempo más que para suministrar la materia de cuentos aventureros. Antes de emprenderle. en su célebre Ensayo sobre la teoría y la construcción de los Cielos. por decirlo así. que con la riqueza de las observaciones ha aumentado también. sobre la preponderancia que resulta de una falta de equilibrio en el balanceo de las fuerzas. y en la pendiente sudoeste del Altai siberiano. determinan solo ciertas fases de un desarrollo normal. se presentan como reflejadas en formas análogas de animales y de plantas del continente opuesto. propias de un continente. Son. El temor que reconoce por causa la abundancia y la dificultad de las materias. cual es el de que bajo el respecto del progreso de las sociedades humanas y de su prosperidad industrial. sobre relaciones con formas intermedias. han sido unidas por cadenas intermedias. el conocimiento cada vez más íntimo de la conexión de los fenómenos. las cadenas de montañas que dividen los climas. encontraremos en él ejemplos que caracterizan en alto grado los progresos de la geología moderna.. se encuentran definidos claramente por observaciones recogidas sobre las mesetas de Méjico y de Antioquía. de diorita y de serpentina. y así se completa la geografía de los seres. formas orgánicas que han permanecido aisladas. Relaciones de yacimiento en las formaciones de traquito y de pórfiro sienítico. como en el reino vegetal. que lejos de ser permanentes. géneros. nos revelan su edad relativa. Establécense arbitrariamente grados de importancia entre las ciencias matemáticas. que las correrías lejanas. todas las ramas del conocimiento de la naturaleza no tienen el mismo valor intrínseco. formas o tipos de transición. Si de los cuerpos dotados de vida. Reconoceremos. en el Ural.dominio de la física del mundo. no pueden ser instructivas sino en tanto que el viajero conozca el estado de la ciencia cuyo dominio deba extender. semeja a un viaje a país lejano. se miden por lo común. y en los barrancos insalubres del Choco. y pertenece a un género de especulaciones más elevadas. con una rara sagacidad. con desconfianza. uno de los pocos filósofos que no han sido acusados de impiedad hasta aquí. y en cuanto que sus ideas guíen a sus investigaciones y le inicien en el estudio de la naturaleza [.]. Se ha reconocido por fin. si se tiene presente. sobre las cuales se ha hecho el rugamiento de la superficie del globo.. disminuye. equivalentes que se suplen y se reemplazan en la gran serie de los organismos. no han sido acumulados a la casualidad. El estudio de una ciencia que promete conducirnos a través de los vastos espacios de la creación. familias enteras. Especies. las propias fuerzas y las del guía que se ha escogido. y esta convicción da un carácter particular a las investigaciones de nuestra época. muy esparcido aún. que han permanecido dudosas en los terrenos auríferos de la Hungría. Lo que en el círculo más estrecho de nuestro horizonte ha parecido mucho tiempo inexplicable. La transición y el enlace se fundan sucesivamente. rico en platino. en una disminución o un desarrollo excesivo de ciertas partes. las zonas vegetales y las razas de los pueblos. Manuel Kant. publicado en Koenigsberg en 1755. sobre soldaduras de órganos distintos. ya sea por la naturaleza de los bancos sedimentarios que han levantado. ya por las direcciones que siguen por largas grietas. el estudio de los cuerpos organizados. ha señalado los límites de las explicaciones físicas. en nuestros días. Los materiales que la física general ha puesto en obra en los tiempos modernos. pasamos al mundo inorgánico. Despréciase locamente lo que se designa bajo el nombre de investigaciones . el conocimiento del electro-magnetismo y la investigación de las propiedades generales de la materia en sus diferentes estados de agregación molecular. ha sido generalmente adornado de una manera inopinada por investigaciones hechas en lejanas zonas. Un conocimiento más exacto del enlace de los fenómenos nos libra también de un error. cómo después de las grandes miras de Elías de Beaumont.

no se previa que. Los pueblos que no toman una parte bastante activa en el movimiento industrial. el aislamiento y una lentitud perezosa. en las aplicaciones felices de la mecánica y de la química. lanzando su maldición a todo lo que suspende la vida". es necesidad de una época en que la riqueza material de las naciones y su prosperidad creciente. Sucede en la vida de los pueblos. un termóscopo y un imán. nadando sobre el agua y eminentemente inflamables. Bacon lo ha dicho. están principalmente fundadas en un empleo más ingenioso y más racional de las producciones y de las fuerzas de la naturaleza. este poder se eleva y se hunde con ella. El mejoramiento de los cultivos entregados a manos libres y en las . un fenómeno de polarización. de M. Del mismo modo que. por medio de un pequeño fragmento de espato de Islandia. Aragó. la poesía y las bellas artes.puramente teóricas. La propagación de graves estudios científicos contribuirá a alejar los peligros que aquí señalo. Olvídase. El hombre no tiene acción sobre la naturaleza ni puede apropiarse ninguna de sus fuerzas. físicas y naturales. es la inteligencia. siglo y medio después. del principio de unidad que se revela en la vida universal de la naturaleza. los estudios físicos no serán menos útiles a los progresos de la industria. generalmente aún sin que el hombre lo haya previsto. el gran descubrimiento de la polarización cromático. es también el término hacia el cual deben tender las ciencias directamente. El poder de las sociedades humanas. Pero el saber que resulta del libre trabajo del pensamiento no es únicamente uno de los goces del hombre. en los álcalis. como en la naturaleza. según feliz expresión de Goethe. Una estimación igual hacia todas las ramas de las ciencias matemáticas. El empobrecimiento es tanto más rápido cuanto que Estados limítrofes rejuvenecen sus fuerzas por la dichosa influencia de las ciencias sobre las artes. y esta indicación es sin embargo bien antigua. en medio de esta lucha desigual de los pueblos que rivalizan en la carrera de las artes industriales. "el desarrollo y el movimiento no conocen punto de parada. en la elección y preparación de las primeras materias. Cuando Aloysio Galvani excitó por vez primera la fibra nerviosa por el contacto accidental de dos metales heterogéneos. es el primer fin de todo estudio un objeto interior. al atravesar un cristal de doble refracción. que también es una noble conquista de la inteligencia del hombre sobre la materia. sus contemporáneos estaban bien lejos de esperar que la acción de la pila de Volta nos haría ver. metales de brillo de plata. Basta arrojar una rápida mirada sobre el estado actual de la Europa para reconocer que. lo verdadero. en la cual. las importantes cuestiones de saber si la luz emana de un cuerpo sólido o de una envuelta gaseosa. el de ensanchar y fecundizar la inteligencia. a conocer las leyes del mundo físico. deben infaliblemente caer de la prosperidad que hubieren adquirido. encierra frecuentemente el gérmen de un gran descubrimiento. y si la que los cometas nos envían es propia o reflejada. Siguiendo la senda que acabamos de trazar. que la observación de un fenómeno enteramente aislado en apariencia. en la filosofía. Cuando Huygens observó por primera vez en 1678. el descubrimiento de las leyes. tienen indudablemente por efecto la disminución o el total aniquilamiento de la riqueza nacional. y es frecuentemente la compensación de los bienes que la naturaleza ha repartido con parsimonia sobre la tierra. en las elevadas esferas del pensamiento y del sentimiento. o sea la diferencia que existe entre los dos rayos en que se divide un haz de luz. Por una feliz conexión de causas y de efectos. sino en tanto que aprenda a medirlas con precisión. en los que esta actividad no penetra todas las clases de la sociedad. llevaría a este astrónomo-físico a resolver. figura entre sus riquezas. es también el antiguo e indestructible derecho de la humanidad. que la misma pila llegaría a ser un instrumento poderoso de análisis químico. lo bello y lo bueno se encuentran unidos a lo útil.

aún cuando quede oculta por las nubes una gran extensión de llanuras. capaz de convencer a los más porfiados. la introducción del Cosmos no tenía por objeto hacer valer la importancia y grandeza de la física del mundo. todo lo que existe perece y renace sucesivamente".propiedades de una menor extensión. "La naturaleza. Acostumbrado a lejanas correrías. a pesar de su austeridad dórica. no es de temer que una rivalidad pacífica perjudique a ninguna de las creaciones del espíritu. sin perjudicar a la solidez de los estudios especiales. pueden desarrollarse francamente todos los gérmenes de la civilización. Por todas partes donde. que nadie pone en duda en nuestros días. como movidos y animados por un mismo impulso. pueden generalizarse las ideas. Elogian la vista de que se disfruta. Cada uno de estos desarrollos ofrece frutos preciosos al Estado. conocida costumbre de los que quieren guiar a los demás hasta los vértices de las altas montañas. que tiendan a privar las producciones de las artes. transmiten la gloria de los pueblos a la posteridad más lejana. La carrera que debo recorrer es demasiado extensa para que me permita insistir aquí sobre la utilidad de las aplicaciones. tengan por efecto necesario debilitar los nobles esfuerzos que se producen en el dominio dé la filosofía. libres de las trabas que les oponía el espíritu de corporación. que la imagen de lo infinito une el mundo de los sentidos con el mundo de las ideas y de las emociones. los que dan alimento al hombre y fundan su riqueza física. Ensanchando los límites de la física del globo. no lo está únicamente por consecuencia del estado de imperfección de algunas ciencias. dice Schelling en su poético discurso sobre las artes. que la predilección tan señalada por el estudio de la naturaleza y el progreso de la industria. que engendra en su propio seno. No desarrollaré más ampliamente estas consideraciones. bajo la égida de instituciones libres y de una sabia legislación. primitiva. Del mismo modo también. no se presenta el horizonte igualmente claro y determinado en todas sus partes. El cuadro de la historia moderna es. saben que un velo vaporoso y semi-diáfano tiene un encanto misterioso. no es una masa inerte. el comercio engrandecido y vivificado por la multiplicidad de los medios de contacto entre los pueblos. Por otra parte. reuniendo bajo un mismo punto de vista los fenómenos que presenta la tierra con los que abarcan los espacios celestes. No temamos tampoco que la dirección que caracteriza a nuestro siglo. Los Espartacos. enseñar las fuerzas y los organismos de la naturaleza. con las buenas". la fuerza creadora del Universo. tales son los resultados gloriosos de los progresos intelectuales y del perfeccionamiento de las instituciones políticas en las cuales este progreso se refleja. tan frecuentemente expuestas. llégase a la ciencia . el estado floreciente de las artes mecánicas. quizás cometa el error de pintar la senda como más fácil y más agradable que lo es realmente. concentrándolas en un foco común. eterna. más duraderos. y del conocimiento de la antigüedad. sino más aún por falta del guía que ha pretendido imprudentemente elevarse hasta esas alturas. He querido únicamente probar que. rogaban a los dioses "la concesión de las cosas bellas. pero lo que puede quedar vago y velado. y los que. sobre la influencia que ejercen las ciencias matemáticas y físicas en todo lo que se relacione con las necesidades materiales de la sociedad. del soplo vivificador de la imaginación. bajo este respecto. es para aquél que sabe penetrarse de su sublime grandeza. agitándose sin cesar. desde la altura que se eleva la física del mundo. de la historia. encanto de nuestra existencia.

en otros términos. en sí mismos y en las relaciones que estos conocimientos muestran. En la obra que nos ocupa. se han acrecentado y ennoblecido por el conocimiento de la conexión de los fenómenos y de las leyes que los rigen. En efecto. ciencia que aspira a hacer conocer la acción simultánea y el vasto encadenamiento de las fuerzas que animan al Universo. un lenguaje animado y pintoresco. Estas cuestiones tienen por objeto: . de altura. si al exponer los grandes fenómenos del Universo. la palabra es más que un signo o la forma del pensamiento. Cuanto más elevado es este punto de vista tanto más reclama la exposición de nuestra ciencia un método que lo sea propio. Réstame examinar el espíritu del método que debe presidir a la exposición de la descripción física del mundo. interesan a nuestros conocimientos acerca del mundo exterior. confundirse con las Enciclopedias de las ciencias naturales publicadas hasta aquí. Cuando por la originalidad de su estructura y su riqueza nativa. está formada a imitación de la otra. por la acción espontánea del pueblo. La física del mundo no puede por consiguiente. volviendo sobre mí mismo. la lengua llega a dar encanto y claridad a los cuadros de la naturaleza. Por este mutuo reflejo.indicar los límites a que cuento circunscribir la ciencia. como lo es la geología de la mineralogía propiamente dicha. trataré las cuestiones generales que. extiende al mismo tiempo como un soplo de vida sobre el pensamiento. y de climas. los hechos parciales. las ventajas que ofrece al escritor el empleo del idioma que le es propio. poniéndome a cubierto de toda censura sobre una presunción que sería doblemente reprensible en trabajos científicos! Antes de presentar el cuadro de los fenómenos parciales. Su bienhechora influencia se manifiesta sobre todo en presencia del suelo natal. y cuyo título es tan vago. tan diversos en sus orígenes. de qué modo los goces que ofrece el aspecto de la naturaleza. y cuando por la flexibilidad de su organización se presta a pintar los objetos del mundo exterior. no serán considerados más que en sus relaciones con el todo. ¡ Feliz él. según las ideas que se me han presentado durante el curso de mis estudios y bajo los diferentes climas que he recorrido. por el libre vuelo del pensamiento. su conjunto no podría constituir la física del mundo. el pensamiento y el lenguaje están entre sí en una íntima y antigua alianza. así como por las obras de la imaginación creadora! Límites y métodos de exposición de la descripción física del mundo (35) En las precedentes consideraciones he tratado de exponer. ha influido poderosamente en los destinos humanos. cuanto mal trazados están sus límites. en todas las épocas de la historia. el único que puede manejar con alguna desenvoltura. Orgulloso de una patria que busca la concentración de su fuerza en la unidad intelectual. la Geografía de las plantas y de los animales. y aclarar por medio de algunos ejemplos. le es dado penetrar en las profundidades de una lengua que. es decir. pero la ciencia del Cosmos no es la agregación enciclopédica de los resultados más generales y más importantes que suministran los estudios especiales. es diferente en todo de la botánica y de la zoología descriptivas.del Cosmos. Estos resultados no dan más que los materiales de un vasto edificio. La distribución de los tipos orgánicos según sus relaciones de latitud. quiero recordar. y distribuirlos en grupos. desde hace siglos. Una de estas denominaciones. íntimamente unidas entre sí. ¡Séame lícito lisonjearme con la esperanza de que una discusión de este género justificará el título imprudentemente dado a mi obra. que convierte la física del globo en una física del mundo. de la cual es viva expresión. con las diferentes fases de cultura intelectual de los pueblos.

la Geología y la Geografía comparada. 3. como ciencia distinta. La ciencia que trato de definir tiene. o el desarrollo progresivo de la idea del Cosmos. historia natural. en cierto modo material. sustituir a las denominaciones antiguas. dos partes distintas: la tierra propiamente dicha. siempre que caracterice la fisonomía de los vegetales. bajo la forma de un cuadro general de la naturaleza. y de la simultaneidad de los seres materiales que constituyen el Universo. y casi siempre en vano. nacieron y comenzaron a usarse habitualmente mucho antes de que hubiera ideas claras de la diversidad de los objetos que estas ciencias debían abrazar. ciencias puramente experimentales. es tanto más necesario circunscribir la ciencia a sus verdaderos límites. antes de su recíproca limitación. y los espacios celestes. que. Con objeto de hacer ver el carácter propio e independiente de la descripción física del mundo. por las plantaciones o la disposición de las formas vegetales exóticas en grupos que entre sí contrasten. con relación a las ideas que debían expresar. nuevos y más adecuados nombres.° Los precisos límites de la descripción física del mundo. Los nombres de fisiología. 2. habitante de la tierra. se cuentan entre los trabajos filosóficos de una Academia cuyo renombre es justamente universal. a fines del siglo XV. por la pintura de paisaje. voy a detenerme en primer lugar y preferentemente en la parte de la ciencia del Cosmos que concierne a la tierra. por consiguiente. separándola de todos los conocimientos análogos o auxiliares. en tanto que la química técnica. cuanto que desde hace ya siglos nos hemos acostumbrado a designar grupos de nociones empíricas por denominaciones ora excesivamente latas. Estos cambios han sido propuestos sobre todo por los que se han ocupado en la clasificación general de los conocimientos humanos. Estas denominaciones ofrecen además la gran desventaja de tener un diferente sentido en las lenguas de la antigüedad clásica de las cuales fueron tomadas. prior de la Cartuja de Friburgo.° La rápida enumeración de la totalidad de los fenómenos naturales. la geología y la astronomía. es tanto mayor. según la exposición de los hechos históricos y geográficos que nos han llevado a descubrir el enlace de los fenómenos.con la Historia natural descriptiva. . por la animada descripción de lejanas regiones. influencia que ha dado en los tiempos modernos un poderoso impulso al estudio de las ciencias naturales. es decir. y para indicar al mismo tiempo la naturaleza de sus relaciones con la Física general. Así como la historia de la filosofía no consiste en la enumeración.° La historia de la contemplación de la naturaleza.° La influencia del mundo exterior sobre la imaginación y el sentimiento. en una de las naciones europeas más avanzadas en civilización. la palabra física se aplica a la medicina. de igual manera la descripción física del mundo no podría ser una simple asociación enciclopédica de las ciencias que acabamos de nombrar. ora muy limitadas. desde la gran Enciclopedia (Margarita philosophica) de Gregorio Reisch. de la opiniones filosóficas que son producto de las diferentes edades. Es tal la influencia de una larga costumbre en las lenguas. para el hombre.1. hasta el canciller Bacon. pero en general comprendidas hoy. 4. Hase intentado con frecuencia. geología y geografía. física. La descripción física del mundo se funda en la contemplación de la universalidad de las cosas creadas. Cuanto más elevado es el punto de vista desde el cual la física del mundo considera los fenómenos. de cuanto coexiste en el espacio concerniente a sustancias y fuerzas. vagas indudablemente. La confusión entre conocimientos íntimamente relacionados.

y de la historia natural descriptiva. ora extiendan a diferentes distancias la esfera de su actividad. ya doble. la división del suelo en depósitos de agua y la multitud de ríos que los surcan. examina la altura media de los Continentes sobre el nivel de los mares y la posición del centro de gravedad de su volumen. la relación entre el punto culminante de una cadena de montañas y la altura media de su cresta o su proximidad a un litoral cercano. Ya en la obra donde se consignaron las primeras bases de la física general. ya a grandes distancias. y en su bifurcación. La descripción del mundo. son conformes a la que siguen los bancos más o menos inclinados de la llanura. en los ocho libros físicos de Aristóteles. ni de los medios de producir corrientes electro-magnéticas. La parte terrestre de la ciencia del Cosmos describe. levantadas en diferentes épocas. Describe también las rocas de erupción como principios de movimiento. necesita indudablemente del concurso de la física general. pero la enumeración de las mayores alturas del globo. por último. La elección de una nomenclatura griega. o siguiendo durante largo tiempo un curso paralelo a ellas. poco apropiada. considerado como objeto de los sentidos exteriores. permanentes o pasajeras. levantan e inclinan. trata de la distribución del magnetismo en nuestro planeta. La física se detiene en las propiedades generales de los cuerpos. ya divergentes y cruzados. según las relaciones de intensidad y de dirección. enlazadas entre sí y formando un todo animado por fuerzas interiores. el cuadro de los volcanes. la generalización de los fenómenos sensibles. puesto que obran sobre las rocas sedimentarias que atraviesan. a la que conservaría de buen grado la antigua y perfectamente expresiva denominación de Geografía física. Los resultados generales de la Orografía y de la Hidrografía comparadas. la división de las masas continentales en los dos hemisferios. en las relaciones que presentan con las diferentes zonas de nuestro planeta. la extensión de su litoral comparado con su superficie. que. todavía en actividad. hasta el físico sagacísimo Andrés María Ampere. división que ejerce una influencia poderosa sobre la diversidad de clima. forman sistemas particulares. cuando el levantamiento de las capas de un sistema de montañas y la dirección del rugamiento. presenta las corrientes de agua quebrando las más elevadas cadenas de montañas. pertenecen únicamente a la ciencia de la cual quiero determinar aquí los límites reales. bien sea por las rocas que en estribos largos y estrechos producen.desde Bacon hasta D'Alembert. La geografía física traza a más a grandes rasgos la configuración compacta o articulada de los Continentes. principio de todo movimiento en el Universo. ha podido ser quizás más perjudicial aún a esta última tentativa. expone cuanto tienen de común los grandes ríos en su curso superior o inferior. clasificadas según la analogía de formas y dé . contempla los volcanes ora se encuentren aislados. todos estos detalles son del dominio de la geografía propiamente dicha. y en estos últimos tiempos. señala el carácter de las cadenas de montañas. pero la contemplación de las cosas creadas. ya paralelos entre sí. todos los fenómenos de la naturaleza se consideran como dependiendo de la acción primitiva y vital de una fuerza única. No consideramos aquí los fenómenos sino en su mutua dependencia. da a la ciencia que nos ocupa en esta obra un carácter particular. Las especialidades de la materia bruta u organizada. o colocados en series ya sencilla. ya en su pie. la lucha del elemento líquido con la tierra firme. es el producto de la abstracción. que el abuso de las divisiones binarias y la excesiva multiplicidad de los grupos. y su constitución física en general. pero no se ocupa de las leyes que ofrecen las atracciones o repulsiones de los polos. La parte terrestre de la física del mundo. bien removiendo el suelo por círculos que aumentan o disminuyen de diámetro en la marcha de los siglos. y las modificaciones meteorológicas de la atmósfera. cuando su cauce aún no está enteramente cerrado.

que por los principios de gradación en el desarrollo del organismo interior. y la latitud o posición geográfica de las zonas donde cada forma orgánica alcanza en las llanuras el máximun de su desarrollo. de lo que dependen el aspecto del paisaje y la impresión que nos deja la fisonomía de la vegetación. los caracteres comunes que puede presentar la distribución de los seres. colocadas las unas a continuación de las otras. tampoco formarían lo que designo bajo el nombre de Geografía de las plantas. como las floras de las diferentes regiones. . un carácter más elevado a la descripción física del globo. no dejan de ser manantiales fecundos que ofrecen materiales sin los cuales el estudio de las relaciones y del enlace de los fenómenos no tendría sólido fundamento.composición. Si en la exposición de la parte terrestre del Cosmos. según los climas. sin embargo. descubrir. por analogía de organización interna y de evolución progresiva. sus partes articuladas o débilmente bosquejadas. las brácteas. que. ya en el desarrollo muy completo de esos seres. los tejidos celulares y fibrosos de los animales. con las leyes de la clasificación ideal por familias naturales. la constancia de los fenómenos. es sin embargo. pero todos estos pretendidos sistemas de la naturaleza. que componen la historia natural descriptiva de los cuerpos organizados. no nos daría una imagen verdadera de la conformación general de la superficie poliédrica de nuestro planeta. llegamos a descubrir en la individualidad de las formas orgánicas. la reunión de estas descripciones. Por la aplicación del pensamiento a las observaciones aisladas. reconocer la unidad en la inmensa variedad de los fenómenos. pero están unidas a una esfera de ideas completamente distintas de las que constituyen el objeto de esta obra. Las descripciones de países diversos ofrecen materiales muy importantes para la composición de una geografía física. y es efectivamente de esta repartición local de formas. son indudablemente un estudio del mayor interés. y la geografía de las plantas. la botánica y la zoología. con respecto a las diferentes relaciones de latitud y altura a que están colocados sobre el nivel del Océano. ya en las diferentes fases que recorren según una evolución en espiral. merced a la generalización de sus miras. de un lado las hojas. Estas consideraciones asignan. es sólo para recordar la conexión que tienen las leyes de la distribución real de los seres en el espacio. Los catálogos de los seres organizados. en la historia natural descriptiva de las plantas y de los animales. es decir. es considerada más bien por zonas de habitación o de estaciones. como lo hemos enunciado más arriba. la inducción es la que nos revela las leyes numéricas según las cuales se regulan la proporción de las familias naturales con la suma total de las especies. y las más de las veces muy remotas. Resulta de estas discusiones sobre los límites de las ciencias. del número y crecimiento más vigoroso de las que predominan en la masa total. la innumerable multitud de cuerpos organizados que embellecen la creación. en la física del globo. y según las influencias climatológicas que experimentan en virtud de causas generales. con mayor o menor simetría. no nos hacen ver los seres distribuidos por grupos en el espacio. aún ordenadas en series. ingeniosos en sus clasificaciones. Sin embargo. nos ponen de manifiesto un admirable enlace de analogías de estructura. de otro. El objeto final de una geografía física. y en particular sobre la distinción necesaria entre la botánica descriptiva o morfología vegetal. por bandas isotérmicas de inflexiones diferentes. por el libre ejercicio del pensamiento y combinando las observaciones. la corola y los órganos fecundantes. en medio de sus variaciones aparentes. a que se daba otras veces el pomposo título de Sistemas de la Naturaleza. por las miras del espíritu que compara y combina. el cáliz. debe descenderse alguna vez a hechos muy especiales.

relaciones constantes. es decir. acción que depende de la influencia de la luz. aún no podemos juzgar con certeza. de su composición elemental. animan igualmente el mundo inorgánico y los tejidos de los animales y de las plantas. bólidos y estrellas errantes. las consideraciones generales sobre la esencia de la materia y las fuerzas que le imprimen el movimiento. Los fenómenos de los espacios celestes deben. la condensación en los cuerpos porosos. o separadas a distancia infinitamente pequeñas. una acción lenta pero continua sobre el Océano aéreo. Si se quiere. Si aplicamos el método que tratamos de seguir en la exposición de la descripción física de la tierra. Puede también reconocerse bajo cada zona diversificada. Los efectos que podrían nacer de la diferencia específica. por consiguiente. Así es como se revela. próximas unas a otras. ya esté diseminada. siguiendo una antigua costumbre a la cual nos obligarán un día a renunciar miras más filosóficas. vense las formas más desemejantes. los árboles coníferos y las encinas. de la química. y de atracciones que no están determinadas sólo por las relaciones de las masas. atracciones de otro género. según las familias de plantas que produce. distinguir la física. sino por dos caminos. y que esta ley de sustituciones que parece consistir en los misterios mismos del organismo originario. las especies que faltan a un país están reemplazadas en el próximo por especies de una misma familia. en el interior o en la superficie de nuestro planeta. a la descripción de los espacios celestes y a los cuerpos que los pueblan. es decir. mantiene en las regiones limítrofes la relación numérica de las especies de talo cual gran familia. a la parte sideral de la ciencia del Cosmos. los espacios celestes no ofrecen hasta ahora a nuestra observación directa. Son estas las que se ejercen entre las moléculas en contacto. el calórico. fuerzas de afinidad química que modificadas distintamente por la electricidad. Esta dispersión no obstante. que se renueva sin cesar a nuestra vista la antigua maravilla del mito de Prometeo. o reunida en granos esferoides. o por la influencia que ejerce la gravitación universal (atracción de las masas). de la heterogeneidad de la materia. que bajo iguales climas. no han sido hasta aquí objeto de cálculo para la mecánica de los cielos. que lejos de formar asociaciones locales. en la multiplicidad de las organizaciones distintas que las pueblan. obran a nuestro alrededor. que debe considerarse como la fuerza primitiva de la naturaleza. sino de los efectos que dependen de la cantidad de materia o de la distribución de las masas. preciso es convenir en que la descripción de la tierra presenta acciones físicas y químicas a la vez.Una observación importante hay que añadir para demostrar claramente este enlace. El habitante de la tierra no se pone en relación con la materia que contienen los espacios celestes. que se ocupa de la heterogeneidad de las sustancias. y se ven por el contrario las familias naturales y los géneros. Diríase. La descripción física del globo nos muestra que el conjunto de la vegetación presenta numéricamente en el desarrollo de sus formas y de sus tipos. más que fenómenos físicos. primera condición de toda vitalidad orgánica en la superficie sólida y líquida de nuestro planeta. un principio de unidad. La existencia de acciones periódicas del sol y de la luna sobre el . como las gramíneas y las orquídeas. un plan primitivo de distribución. es aparente. Si exceptuamos los pequeños asteroides que se nos aparecen bajo las formas de aerolito. Al lado de la gravitación. valiéndonos de una bella frase de Lavoisier. considerarse como sometidos a las simples leyes dinámicas del movimiento. con la masa total de las fanerógamas que componen las dos floras. por los fenómenos de luz (propagación de las ondas luminosas). A primera vista. están dispersos como al azar. al abrazar de una ojeada la vegetación de un Continente en vastos espacios. o el contacto de una sustancia intermedia. habremos simplificado en mucho nuestro trabajo.

de estos asteroides. son pequeños cuerpos celestes atraídos por la acción de nuestro planeta fuera de su primitivo camino. confirman el axioma newtoniano. y después por los deseos análogos de Aristarco de Samos. da a la mecánica de los cielos un alto grado de simplicidad. La casi identidad de la masa de Júpiter. quizás sirva de explicación al por qué. como acabamos de enunciar. la filosofía de la naturaleza de los Pitagóricos se dirigió con más ardor hacia los astros y los espacios celestes. la filosofía de la naturaleza de la escuela jónica. que la física del globo no podría vanagloriarse aquí de la certeza. que hacia la tierra y sus producciones. deducida de la acción que ejerce este gran planeta sobre sus satélites. pero la única consecuencia que puede deducirse en mi juicio. sobre el cometa de Encke de corto periodo. la analogía que ofrecen con los minerales que componen la corteza de nuestro globo. en los límites de nuestras actuales observaciones. y sobre las de las materias que quizá los llenan por completo. el oro. Juno. tienen sin duda algo de sorprendente. son como partes integrantes de un mismo sistema y tienen un mismo origen. pero el dominio de estas tres últimas ciencias abraza fenómenos de tal modo complicados. ha llegado a ser más provechosa al conocimiento del verdadero sistema del mundo. a la configuración de los cuerpos. y cómo. La carencia de percepciones sobre la heterogeneidad de la materia. Ceres y Palas). a las distancias de los planetas y a los números. y sobre los pequeños planetas (Vesta. la atracción está determinada por la sola cantidad de la materia. una aceleración enteramente semejante. miraba preferentemente cuanto se refiere a las medidas. y pueden ofrecer también una asociación de sustancias químicamente idénticas. El aspecto. que es lo que caracteriza la parte celeste del Cosmos. la parte sideral del Cosmos bebe en las fuentes puras y fecundas de la astronomía matemática. Sujeta la extensión inconmensurable de los espacios celestes a la sola ciencia del movimiento. Unense a las observaciones del péndulo pruebas obtenidas por observaciones puramente astronómicas. Basta recordar aquí lo que puede deducirse de su dirección y de su enorme velocidad de proyección.magnetismo terrestre son hasta hoy muy dudosas. respecto de los aerolitos o piedras meteóricas que se mezclan a las sustancias terrestres. le estaba reservado el profundizar con igual éxito el mundo de . da igualmente la certeza de que. la caliza granulada y diferentes masas de aerolitos) experimentan por la atracción de la tierra. a no ser. velocidad esencialmente planetaria. La diferencia que señalamos en este momento. Atendiendo poco a las propiedades y a las diferencias específicas de las materias que llenan los espacios. a saber: que dichas masas. que haya podido serlo jamás para la física de la tierra. es que en general los planetas y las otras masas que bajo la influencia de un cuerpo central se han aglomerado en anillos de vapores. y hasta el día tan poco susceptibles de métodos rigurosos. y particularmente las hechas con tan rara precisión por Bessel. y después en esferoides. rodeadas de vapores y al llegar al estado de incandescencia. que se obtiene de la observación directa y consideraciones teóricas. tan familiar a nuestra vista. en sus transformaciones verdaderas o supuestas. en los primeros tiempos de la cultura intelectual de los Griegos. el cuarzo. Ninguna experiencia directa arroja luz sobre las propiedades o cualidades específicas de las masas que circulan por los espacios celestes. Al poderoso genio de Aristóteles. química y morfología orgánica. la gran escuela itálica en su gravedad dórica. merced a Philolao. simplicidad en la exposición de los hechos y de su mutuo encadenamiento. y de Seleuco de Erytrea. y en sus relaciones de origen. como la parte terrestre en las de la física. de que los cuerpos más heterogéneos en su composición (el agua. Hay más todavía: las experiencias del péndulo. tan profundamente especulativo y práctico a la vez. en tanto que los físicos de Jonia se detenían en las cualidades de la materia.

circunscrita a los límites que la he fijado. por el trazado gráfico del Universo. depende ésto únicamente de la desproporción de nuestros conocimientos entre lo que es asequible a la observación y lo que de ella escapa. mejor dicho. convergen hacia un foco común. En el Cosmos. ha sido hasta ahora muy contraria a mis costumbres. lo que le concierne exclusivamente ocupa en esta obra el lugar más importante. según que se mire a la superficie de la tierra en sus diferentes zonas. se encuentra ya en la gran obra de Bernardo Varenio que apareció a mediados del siglo XVII. que su Geografía general y comparada pudiera fijar. sino una de las innumerables estrellas que llenan los espacios. por un verdadero mapa del mundo. y como formando parte del gran sistema que anima el cuerpo central del Sol. Muchos y de los más notables tratados de geografía física. Fue el primero que distinguió la geografía general y la geografía especial. Esta marcha de ideas es diamentralmente opuesta a la que yo me propongo seguir. y para la cual se había dedicado a estudios especiales. que presentía el sistema de Copérnico. Estaba reservado a nuestro tiempo. la física del mundo. ver trazar a Carlos Ritter el cuadro de la geografía comparada en toda su extensión. llamada por Kant Historia natural del cielo. de Ciencia del Cosmos. y en su íntima relación con la historia del hombre. el resultado no podía corresponder a la magnitud de la empresa. Según el imperfecto estado de las ciencias auxiliares de que debía valerse. con sus satélites. en alto grado la atención de Newton. repartidos según los climas. y se encuentra desarrollado con mayor precisión. Descartes. . han hecho indispensables nombres nuevos. que encierra fuentes inagotables de movimiento y de vida. que tapizan y coloran diversamente las rocas. La enumeración de los más importantes resultados de las ciencias astronómicas y físicas. Para comprender bien la grandeza del mundo no debe subordinarse la parte sideral. desde las más lejanas nebulosas hasta los ligeros tejidos de materia vegetal. nada he añadido a la nomenclatura. Esta subordinación de la parte celeste a la terrestre. o las relaciones de nuestro planeta con el sol y la luna. dejó algunos fragmentos de la gran obra que pensaba publicar bajo el título de Mundo. La introducción de nombres nuevos. según antigua expresión de Aristarco de Samos. es decir. subdividiendo la primera en geografía absoluta. Uno de los genios más poderosos. Las denominaciones de Descripción física del mundo. Quizás sea el título más temerario que la empresa misma. desde largo tiempo tenidas en uso. o Física del mundo. incluso el de la anatomía del hombre. la idea de que se trata aquí de un horizonte más vasto. Geografía física. La expresión poco común.las abstracciones y el mundo de las realidades materiales. y en geografía relativa o planetaria. Es un justo título de gloria para Varenio. sobre todo cuando se trata de las miras generales de una ciencia que debe estar al alcance de todos. ha de empezar por los cuerpos celestes. como fijó. objetos reseñados por primera vez. es decir. están formadas sobre las de Descripción física de la tierra o Física del globo. y a mi patria. de que me valgo indistintamente. ofrecen en sus introducciones una parte exclusivamente astronómica destinada a describir ante todo la tierra en su dependencia planetaria. sino allí donde en las especialidades de la botánica y de la zoología descriptivas. el Sol no es otra cosa. La descripción de estos espacios. Si a pesar de la pequeñez de nuestro planeta. en el Cosmos. propiamente terrestre. legitima hasta cierto punto el título que he dado a mi obra. tal como la mano atrevida de William Herschell intentó trazarlo. a la parte terrestre. pero precisa. de la reunión de cuanto llena el espacio. que. recuerda al espíritu del habitante de la tierra.

y la definición muy exacta dada en el Tratado del mundo que falsamente se ha atribuido a Aristóteles. han concluido también por transportar al Universo la significación de sus mundos.Bajo la influencia de las limitadas aspiraciones propias de la infancia de los pueblos. y según el testimonio general de toda la antigüedad. en sus débiles ensayos de filosofía. trazar las variaciones que ha experimentado el universo en el transcurso de las edades. si existieran datos para escribirla. Es probable que la introducción de este término técnico en el idioma del Lacio. Si desde largo tiempo los nombres de las ciencias no hubieran sido apartados de su verdadera significación lingüística. concebida en el más lato sentido de la palabra. en su doble significación. Las vulgares expresiones: Viajes alrededor del mundo. También la palabra Cosmos indicaba primitivamente. las ideas de tierra y de mundo han sido confundidas desde el principio en el uso de todos los idiomas. mapa-mundi. distingue Philolao entre el Olimpo. desde las estrellas nuevas que repentinamente han aparecido y desaparecido en la bóveda del firmamento. la universalidad de las cosas que componen el mundo sensible. creación y edad del mundo. La primera. Parménides y Empédocles. fue Pitágoras el primero que se sirvió de la palabra Cosmos para designar el orden que reina en el Universo. y los movimientos arreglados y uniformes del sol y de los planetas. y el Cosmos. posterior a Pitágoras. Distinguiremos desde luego la historia física del mundo de la descripción física del mundo. mundo planetario. Urano o el Cielo. y se aplicó progresivamente a la armonía que se observa en los movimientos de los cuerpos celestes. y de allí al uso de los prosistas. cómo la misma palabra está empleada en plural para designar ciertos cuerpos celestes (los planetas) que circulan alrededor del foco central del mundo. de la de las fases sucesivas por las cuales éstas han pasado. Boeckh con rara sagacidad. ni puede concebirse su esencia sin reflexionar acerca . nuevo mundo. la palabra Cosmos está tomada como la prescriben el uso helénico. de la acción simultánea de las fuerzas naturales y de los fenómenos que éstas producen. hasta la primera capa de vegetación criptógama que ha cubierto la superficie apenas enfriada del globo. debería. que no indicaba primitivamente más que la compostura. la expresión pasó en este sentido al idioma de los poetas de la naturaleza. Las más exactas y más nobles de Sistema del mundo. al origen del Universo entero. Parece natural que en medio de la extremada variabilidad de los fenómenos que ofrecen la superficie del globo y el Océano aéreo que la envuelve. No discutiremos aquí cómo según estas ideas pitagóricas. las ideas de adorno y orden a la vez. De la escuela de la filosofía itálica. se refieren unas. y el Universo o el mundo mismo. partidario deja escuela itálica. otras. son ejemplos de esta confusión. en los tiempos homéricos. imitadores de los griegos. cuyos fragmentos ha comentado M. o grupos de estrellas. se deba a Ennio. Los romanos. a la totalidad de las materias que llenan los espacios celestes. al orden que reina en el Universo entero. haya admirado al hombre el aspecto de la bóveda celeste. la obra que publico debería llevar el título de Cosmografía. al mundo mismo en el cual este orden ser refleja. la importación de un equivalente de la palabra Cosmos. Según la aserción de Philolao. Pero para comprender bien la naturaleza. En mi obra. pasó más tarde al lenguaje científico. desde las nebulosas que se disuelven o se condensan. traductor de los filosofemas pitagóricos compuestos por Epicarmo o por alguno de sus adeptos. o un banco de corales levantado en el seno de los mares. el adorno. La descripción física del mundo ofrece el cuadro de lo que coexiste en el espacio. y no el orden o la regularidad en la disposición de las partes. no se puede separar enteramente y de una manera absoluta la consideración del estado actual de las cosas. y dividirse en Uranografía y Geografía. es el conjunto del cielo y de la tierra.

Distribuyéndolos por grupos es como se ha llegado a descubrir en . el globo. nos revelan los faunos y las floras de los pasados siglos. fundadas en la observación del mundo exterior. Queda que examinar si. el paisaje. vemos. Este reflejo del pasado se manifiesta tanto más en el estudio del mundo material. No es posible fijar la vista sobre la corteza de nuestro planeta. En este sentido. recordaré aquí que los promontorios traquíticos. como obrarían las tradiciones de un mundo anterior. vengan a la unidad de un principio y a la evidencia de las verdades racionales. que la forma de las rocas es su historia. en las cartas de su sobrino se la llama más noblemente. puede esperarse que la inmensidad de los fenómenos diversos que comprende el Cosmos. Las rocas sedimentarias presentan una sucesión de seres que se han asociado por grupos. en las cuales las investigaciones etimológicas nos hacen ver también un desarrollo sucesivo. sin encontrar las huellas de un mundo orgánico destruido. hasta la época en que el gran desarrollo del interés político y la perpetua agitación de la vida de los ciudadanos. porque sucede en el dominio de la naturaleza lo mismo que en el dominio de las lenguas. El sentido en que han empleado originariamente los Griegos y los Romanos la palabra historia. El geólogo no puede concebir el tiempo presente sin remontarse guiado por el enlace de las observaciones. de una manera sencilla y graciosa. animan. la descripción de la naturaleza está íntimamente enlazada con su historia. La descripción física del mundo de Plinio el Viejo. por decirlo así. lleva el título de Historia natural. Los primeros historiadores griegos no separaban aún las descripciones de los países. prueba que tenían también la convicción íntima de que para formarse una idea completa del actual estado de las cosas. por obra del pensamiento. Entre ellos. No en la definición dada por Verrio-Flaco. Nunca se acabará la riqueza inagotable de la naturaleza. sino en los escritos zoológicos de Aristóteles. ninguna generación podrá lisonjearse de haber abrazado la totalidad de los fenómenos. por los recuerdos del pasado. y nos demuestran el estado anterior de un idioma. cuanto que vemos aparecer a nuestros ojos rocas de erupción y capas sedimentarias semejantes a las de edades anteriores. no pueden pretender nunca el completarse. Las ciencias experimentales. es donde la palabra historia se presenta como una exposición de los resultados de la experiencia y de la observación. no nos atrevemos a concebir tan lisonjera esperanza. de la narración de los sucesos de que habían sido teatro. a miles de siglos transcurridos. permanecieron mezcladas. hicieron desaparecer de la historia de los pueblos el elemento geográfico. por decirlo así. para formar de él una ciencia aparte. Al trazar el cuadro físico del globo. la esencia de las cosas y la imperfección de nuestros órganos se oponen a ello igualmente. Estas masas obran sobre la imaginación del observador instruido.del modo de su formación. reflejado en las formas de que hoy nos valemos. los conos de basalto. Estos bancos superpuestos unos a los otros. y los blancos depósitos de pómez mezclados con negras escorias. era preciso considerarlas en su sucesión. a cada fase de su vida. nos revela también el misterio de sus estados anteriores. No es la materia orgánica sola la que perpetuamente se compone y se disuelve para formar nuevas combinaciones. En el estado actual de nuestros conocimientos empíricos. excluidos y reemplazados mutuamente. las corrientes de amigdaloydes de poros alargados y paralelos. la geografía física y la historia formaron estrecha alianza. Para tomar un ejemplo sorprendente de las relaciones geológicas que determinan la fisonomía de un país. penetrarse recíprocamente el pasado y el presente. Historia de lo naturaleza.

se guía por hipótesis que se ha formado. por medio del análisis y la inducción. posición . Los resultados debidos a la observación o al experimento. conducen. al descubrimiento de leyes empíricas. El principio de unidad deja de hacerse sentir. hay que recurrir a una construcción hipotética de la materia por combinación de moléculas y átomos. pertenece a las ciencias matemáticas. Al acto de la observación directa sucede. proclamada bajo la antigua forma de símbolos atomísticos. Brillantes ejemplos de este adelanto se han dado en nuestros días en los fenómenos electro-magnéticos. La ley de los equivalentes y de las proporciones numéricas de composición. Del mismo modo que las leyes de la naturaleza presentan diferentes gradaciones según la extensión de los horizontes o de los círculos de fenómenos que abrazan. cómo los tejidos de las materias vegetales y animales nacen uniformemente de la multiplicación y de la transformación de las células. objeto de la observación directa. órdenes o familias. es decir. y más o menos exacto. pueden distribuirse lógicamente por clases. El empirismo empieza por cálculos aislados que se van acercando según su analogía y su desemejanza. por un presentimiento semi-instintivo. y relaciones de cualidad que comprenden las propiedades específicas o la heterogeneidad de la materia. así también la exploración del mundo exterior tiene fases diversamente graduadas. es del dominio de las ciencias químicas. La extensión de este imperio aumentará sin duda. Del mismo modo la fecunda doctrina de la evolución nos hace ver cómo en los desarrollos orgánicos todo lo que se forma ha sido bosquejado anteriormente. a medida que las ciencias físicas se ensanchen y perfeccionen progresivamente.ganando en extensión y en evidencia mientras se fija el razonamiento en fenómenos de naturaleza realmente análoga. cuyo número. el hilo se rompe do quiera que se manifieste entre las fuerzas de la naturaleza una acción de un género particular. Para someter los fenómenos al cálculo. a pesar de dar más unidad y sencillez a la distribución de los grupos. más accesible al ejercicio del pensamiento. e independiente de las leyes matemáticas del movimiento y de la gravitación. del enlace de las cosas o de las fuerzas de la naturaleza. La generalización de las leyes. El experimentador racional no obra al azar. por donde quiera que las propiedades específicas de la materia y su heterogeneidad están en juego. Las producciones de la naturaleza. y en los que presentan la propagación de las ondas luminosas y el calórico radiante. Los cuadros de estas distribuciones arrojan sin duda alguna luz sobre la historia natural descriptiva. de producir fenómenos bajo condiciones determinadas. más difícil de comprender y más misteriosa en apariencia. ofrece con el tiempo gradaciones cada vez más señaladas . es de temer que obstinándonos en conocer las leyes. encontremos bajo nuestros pasos abismos infranqueables. Siguiendo este camino es como se ha llegado a reunir el conjunto de hechos que constituyen hoy la sólida base de las ciencias de la naturaleza. tan felizmente reconocida por los químicos modernos. el imperio de ciertas leyes de la naturaleza. el deseo de experimentar. forma. La primera de estas formas. sencillas y grandes como ella. pero el estudio de los cuerpos organizados y de su enlace lineal. la segunda.algunos de éstos. aunque muy tarde. no pueden elevarse a una clasificación fundada sobre un solo principio de composición y organización interior. permanece aún aislada. Dos formas de abstracción dominan el conjunto de nuestros conocimientos: relaciones de cantidad relativas a las ideas de número o de magnitud. no aplicada primero sino en estrecho círculo a algunos grupos aislados de fenómenos. Estas son las fases que la inteligencia humana ha recorrido. pero desde el momento en que los cálculos dinámicos no son suficientes. y que han caracterizado diferentes épocas en la vida de los pueblos.

Lejos estoy de censurar los esfuerzos que yo no he intentado. divorcio que reduciría la física del mundo a no más que un conjunto de especialidades empíricas. La exposición de un conjunto de hechos observados y combinados entre sí. Bajo condiciones y formas de intuición tan diversas es como se ha acumulado. pero aún cuando el problema fuera insoluble en conjunto. Cuando hay oposición. en los principios de la filosofía especulativa. reflejados en las lenguas más cultivadas. abuso de las fuerzas. no por ello una solución parcial. o en el vacío de la especulación o en las exageradas pretensiones del empirismo. Concepciones del universo fundadas únicamente en la razón. en que trata de someter el . la tendencia hacia la comprensión del mundo. han complicado los cálculos y derramado una luz dudosa sobre el camino que ha de seguirse. modificar y variar los fenómenos. La ciencia no empieza para el hombre hasta el momento en que el espíritu se apodera de la materia. el conjunto prodigioso de nuestros conocimientos empíricos. por el abuso de las fuerzas en una generosa juventud. Contra la voluntad y los consejos de los profundos y poderosos pensadores que han dado una nueva vida a especulaciones con las cuales se había ya familiarizado la antigüedad. de romper formas anticuadas. el cual aumenta cada día con rapidez creciente. Repito la expresión. las efímeras saturnales de una ciencia puramente ideal de la naturaleza. Puede aún dudarse si en el campo de la filosofía de la naturaleza llegará a conseguirse semejante resultado. como si este último no estuviese comprendido en el vasto seno de la primera. La embriaguez de pretendidas conquistas ya hechas. que cree haber probado por la experiencia más de lo que la experiencia puede probar. dejaría de ser el objeto eterno y sublime de toda observación de la naturaleza. no pueden estar en contradicción con una verdadera filosofía de la naturaleza. no excluye el deseo de agrupar los fenómenos según su racional enlace. y a los trabajos de medidas. la falta está. un lenguaje nuevo excéntricamente simbólico. ni llegar. por la obra del pensamiento. Fiel al carácter de las obras que he publicado hasta aquí. Muy lejos estamos aún de la época en que será posible reducir a la unidad de un principio racional. considerado como una manifestación del poder intelectual de la humanidad. experiencias. a través de los siglos. al descubrimiento de las leyes. cuanto percibimos por medio de los sentidos. no deben conducir estos contrastes. El espíritu investigador del hombre trata de tiempo en tiempo. en fin. símbolos inventados para someter la materia rebelde a las construcciones mecánicas. asignarían sin duda a la ciencia del Cosmos un objeto más elevado. han sabido preservarse de estos excesos. Los mitos de materias imponderables y de ciertas fuerzas vitales propias de cada organismo. porque espíritus superiores entregados a la vez a los estudios filosóficos y a las ciencias de observación. los sistemas de la filosofía de la naturaleza han alejado los ánimos durante algún tiempo en nuestra patria de los graves estudios de las ciencias matemáticas y físicas. la predilección por fórmulas de racionalismo escolástico tan estrechas como nunca las conoció la edad media. La complicación de los fenómenos y la inmensa extensión del Cosmos parecen oponerse a este fin. y de vituperarlos por el solo motivo de que hasta aquí han tenido un éxito muy dudoso. o bien se oponga al arte. a un divorcio entre la naturaleza y la inteligencia. ni generalizar lo que es susceptible de generalización en el conjunto de las observaciones particulares. Los resultados obtenidos por serias investigaciones en el camino de la experiencia. han señalado. y con éxito desigual. Ya se oponga la naturaleza al mundo intelectual.y polaridad deben determinar. me encierro en el círculo de las concepciones empíricas. e investigaciones que han llenado mi carrera.

ser sustraído a la libre acción del pensamiento especulativo. pero el mundo exterior no existe para nosotros sino en tanto que por el camino de la intuición le reflejemos dentro de nosotros mismos. Los fenómenos exteriores. ya la razón austera que se entrega a la investigación de las causas y de su enlace. no pueden autorizar una opinión cuyo efecto sería rebajar la inteligencia. Creemos que lo que fue conquistado por tan diversos medios. en que apoyándose en un corto número de observaciones. Estos ensayos datan en la antigüedad clásica. del mismo modo también el mundo exterior se confunde. sus disposiciones morales. se han perfeccionado a la vez. que el pueblo no coloca entre las obras eternas y permanentes de la naturaleza. se quiso someter el conjunto de la naturaleza a temerarias especulaciones. el pensamiento y el símbolo. el germen de la filosofía de la naturaleza. La actividad del espíritu se ejerce sobre los elementos que le facilita la observación sensible. está sometido a las eternas y necesarias formas de nuestro ser intelectual. El mundo objetivo pensado por nosotros y en nosotros reflejado. hase visto también enfriarse el ardor que llevaba a deducir la esencia de las cosas y su conexión. con nuestras ideas y nuestros sentimientos. casi sin echarlo de ver. Sería desconocer la dignidad de la naturaleza humana. Así desde la infancia de la humanidad se descubre en la simple intuición de los hechos naturales. el espíritu aplicado a la naturaleza. por la aplicación ingeniosa de las suposiciones atomísticas. que el mundo de las ideas no es por su naturaleza más que un mundo de fantasmas y sueños. y el grado de cultura que han alcanzado. que en el trabajo del pensamiento hayan corrido algún peligro los resultados de la experiencia. y si las grandes formas que ha revestido corren la suerte de los cometas. están en cierto modo traducidos en nuestras representaciones internas. ya el vuelo de la imaginación que precede a los . Así como la inteligencia y las formas del lenguaje. En tiempos más próximos a nosotros. según las razas. el condenar. y no debe hoy como antes tampoco lo era. En la perpetua vicisitud de los aspectos teóricos. "si la mayor parte de los hombres no ven en la filosofía sino una sucesión de meteoros pasajeros. desde los tratados de la escuela jónica sobre los principios de las cosas. A medida que por la influencia de grandes sucesos históricos se han desarrollado todas las ciencias auxiliándose de la observación. reconocer en el Universo la acción de una sola fuerza motriz que penetra la materia. y que las riquezas acumuladas por laboriosas observaciones tienen en la filosofía una potencia enemiga que las amenaza. No puede negarse sin embargo. en los primeros esfuerzos intentados para comprenderlos. la parte matemática de la filosofía natural ha sido la que recibió mayores adelantos. la transforma y la vivifica. sino entre la fugitivas apariciones de los vapores ígneos". El método y el instrumento. No es propio del espíritu que caracteriza nuestro tiempo el rechazar con desconfianza cualquier generalización de miras. por el estudio más general y más íntimo de los fenómenos y por el perfeccionamiento de nuevos aparatos. dice Hegel en La filosofía de la historia. están unidos por lazos secretos e indisolubles. a saber. Apresurémonos a añadir que el abuso del pensamiento y las equivocadas sendas en que penetra. es decir el análisis. La ciencia es. de construcciones puramente ideales y de principios racionales en un todo. no hay que admirarse mucho. Estas tendencias ideales son diversas y más o menos fuertes. merced a la naturaleza que las rodea. cualquier intento de profundizar las cosas por la senda del raciocinio y de la inducción. y la importancia relativa de nuestras facultades.conjunto de las experiencias a combinaciones racionales. La historia nos ha conservado el recuerdo del gran número de formas. como dice ingeniosamente el autor de Giordano Bruno. es el bien común de la humanidad. bajo las cuales se ha intentado concebir racionalmente el mundo entero de los fenómenos.

he descrito el mundo exterior en sus dos grandes esferas. Al trazar el cuadro de la Tierra. Bajo la forma científica de un cuadro general de la Naturaleza. con las variaciones de su temperatura creciente en razón de la profundidad. Indico aquí las causas en cuya virtud el método matemático ha sido aplicado hasta hoy con menos generalidad y menor éxito a los fenómenos terrestres que a los movimientos de los cuerpos celestes. hasta donde pueden extenderse nuestras percepciones. En la esfera sideral o uranológica. Considerando. De este modo he buscado la huella de la influencia que ha ejercido en las ideas y sentimientos de los diferentes pueblos. y al cual no he desesperado de llegar. y en razón a las masas enormes y a las fuerzas de atracción de la materia. que no siempre son puramente dinámicos. la esfera celeste y la terrestre. en la medida de mis fuerzas y según el estado actual de la ciencia.descubrimientos y los suscita por su poder creador. en las más apartadas regiones del espacio. de cieno y de agua caliente. y el gobierno de las leyes eternas de la Naturaleza. y los efectos de los quebrantamientos mismos. y a través de nuestro sistema planetario. La manifestación más genuina de las fuerzas interiores de la Tierra es el levantamiento de las . regidos únicamente en sus perturbaciones recíprocas y sus vueltas periódicas. Preciso era evitar cuidadosamente la acumulación de hechos particulares si había de aparecer sensible la existencia de ese lazo común en que todo el Universo se confunde. los dos tomos del Cosmos publicados hasta hoy consideran la Naturaleza bajo un doble punto de vista: reproduciéndola primeramente en su aspecto exterior y puramente objetivo. fundados en la teoría del movimiento. se prestan a cálculos rigurosos. se manifiesta de una manera enérgica la influencia que produce la diversidad específica de las sustancias. los problemas para todo lo que está al alcance de la observación tienen una sencillez admirable. donde al lado de la acción dinámica de las fuerzas motrices. con sus corrientes electro-magnéticas y los fenómenos de la luz polar. esa conexión generadora que liga grupos enteros de fenómenos. a la capa vegetal que cubre el esferoide terrestre y a los organismos infinitamente pequeños que a menudo flotan por los aires. Es el principio de la actividad volcánica. escapando a la simple vista. por la fuerza fundamental de la materia homogénea. he dirigido todos mis esfuerzos a disponer los fenómenos según un orden que permitiese suponer el lazo generador que entre sí los une. representándole con su densidad media. por lo menos. la reacción del interior contra el exterior de la Tierra. pasando de esta región. como creo que podemos hacerlo. Conforme al plan que me he trazado. en cuanto sea posible hasta nuestros días. causa a que deben referirse las ondas de quebrantamiento que se propagan por círculos más o menos extensos. esos cuerpos son los únicos que al caer a la Tierra nos ponen en contacto con sustancias evidentemente heterogéneas que circulan en el espacio. como las erupciones de gas. En este cuadro se presentan a nuestra vista en primer término las estrellas que brillan entre las nebulosas. y después pintando su imagen reflejada en el interior del hombre por medio de los sentidos. a los asteroides o piedras meteóricas como partes de nuestro sistema planetario. si había de comprenderse. He descrito la configuración del cuerpo terrestre. Introducción a la parte uranológica con una ojeada retrospectiva a los tomos precedentes (36) Sigo el objeto que me he propuesto. Semejante reserva se hacía principalmente necesaria en la esfera terrestre del Cosmos.

todo su calor vivificante. He representado los volcanes centrales y las cadenas de volcanes. El inmenso imperio del mundo intelectual. sino que también como agentes productores que continúan formando rocas de erupción a nuestra vista. Como el impulso dado a la imaginación creadora. el árbol del mundo llamado Igdrasil. y los resultados de esta operación interna son tan del dominio del Cosmos. A su vez estas relaciones determinan la temperatura de las corrientes marinas. Formas maravillosas de árboles y de flores. a no omitir ninguna particularidad en el cuadro de los fenómenos exteriores. cuyas ramas se . Esta comparación de las partes de la Tierra que se hallan en vías de desarrollo y cuya figura aún no está delineada. existe aliado del mundo real o exterior. Si no me fuera dado aspirar seriamente. son las condiciones de que dependen todos los accidentes de la superficie terrestre: la distribución del elemento líquido y del elemento sólido. para probar que es imposible reunir los resultados de la observación. sus últimas partículas. Por otra parte. las impresiones de la Naturaleza que le rodea. El reflejo del mundo exterior en el hombre. como el fresno gigantesco de los cantos del Edda. y permiten reconocer distintamente la Fauna y la Flora del antiguo mundo. nos lleva a determinar con exactitud la serie sucesiva de las formaciones que contienen en un orden cronológico las familias extinguidas de animales y de plantas. como los fenómenos sobre los cuales se realiza. cuyas partes heterogéneas están tomadas del mundo actual o de los restos de las generaciones extinguidas. por cuidado que en ello pusiese. ya sombrías. y de formas animales. en las diversas razas de hombres. como la repartición y articulación de las masas continentales en extensión y en altura. Solo más tarde se levanta el hombre a inspiraciones religiosas más puras y más espirituales. un mundo ideal o interior. porque aquí deben estar los límites más estrictamente circunscritos. Yo creo que basta recordar el lazo que une los fenómenos terrestres entre sí. crecen también sobre el suelo de la mitología. tan vastos y tan complejos aparentemente. la significación de la Naturaleza se debilita considerablemente cuando por una excesiva acumulación de hechos aislados se roba a las descripciones. un vivo amor de lo bello o una grosera insensibilidad. Opuestamente a las rocas de erupción he señalado las rocas de sedimento. no permite que la imagen reflejada de la Naturaleza se conserve pura y fiel. y en los diferentes grados de la civilización. sin profundizar la conexión que liga a las causas con los efectos.montañas ignivomas. no solo como elementos de destrucción. la transformación y el levantamiento de las capas en las diversas épocas geológicas. precipitándose aún hoy del seno de los medios líquidos en los cuales flotaban. nos muestra. o suspendidas o disueltas. por medio de las cuales se la quiere reproducir. y en épocas fijas las más veces. El nacimiento. Trabaja el hombre en su interior la materia que le suministran los sentidos. con aquellas otras que solidificadas desde largo tiempo constituyen las diferentes capas de la corteza terrestre. no me sería más fácil pintar todos los pormenores del reflejo de la Naturaleza en el espíritu humano. y las disposiciones físicas influyen por más de un concepto en la formación misteriosa de las lenguas. el estado meteorológico del Océano gaseoso que envuelve la Tierra y la distribución geográfica de los diferentes organismos. fecundado tantos siglos ha por las fuerzas activas del pensamiento. lleno de mitos fantásticos y alguna vez simbólicos. disposiciones de ánimo ya alegres. y que he procurado esclarecer en la primera parte del Cosmos. El alma del hombre se eleva en un principio al sentimiento de la Divinidad por el espectáculo de las fuerzas naturales y por ciertos objetos del mundo exterior.

Un libro de la Naturaleza. recogiendo los fragmentos de poesía descriptiva que ostentan el colorido del carácter nacional de cada una de esas razas. de que pasemos a hechos particulares y especiales. y sobre las exigencias que no he intentado satisfacer porque no podía pretenderlo. más que en los resultados que de ella puedan obtenerse. Creo haber indicado suficientemente las razones que necesariamente debían determinarme a no dar más extensión al Cuadro general de la Naturaleza. hayan ganado en luminosa claridad. se hayan engrandecido y elevado por lo menos a fuerza de perseverancia. de formas graciosas u horribles que de allí pasan al dominio de las ideas sabias. tratándose del primer ensayo de una obra tan vasta como la presente. la historia de los descubrimientos que. verdaderamente digno de este nombre. . Si el trabajo que he dado al público. que se propone. según la diferencia de las razas y los climas. reservándome para el tercero y último tomo completar lo que falte y presentar reunidos los resultados de la observación en que se funda el estado actual de las opiniones científicas. conforme en un todo a los principios de antemano establecidos.elevan aún más que el cielo. no corresponde al título cuyo imprudente atrevimiento he advertido yo mismo en varias ocasiones. es decir. he descrito el gracioso encanto de la pintura de paisaje. Antes. tanto en mi patria como en el extranjero. esta censura de insuficiencia ha de recaer principalmente en la parte que trata de la vida intelectual. resultados que aparecerán en el mismo orden que ya he seguido en la descripción de la Naturaleza. condenadas desde el principio a quedar siempre incompletas. En ella especialmente me he limitado a los objetos que más relación tenían con los estudios que han ocupado mi vida. y el reflejo de la Naturaleza en el sentimiento del hombre. Admitiendo que pueda tenerse la pretensión de mostrarse completo en algo. considerada como obra de un poder único. y cuando las dos esferas en que se descompone el Cosmos. sucediéndose por espacio de veinte siglos. representar la imagen viviente de la Naturaleza. no es dado concebirlo sino cuando las ciencias. debe procurarse que el mayor interés de la obra estribe en las ideas que de su lectura se despierten. y de una manera más precisa. han permitido al observador abarcar el conjunto del Universo. me obliga doblemente a explicarme una vez más. sin embargo. acerca del pensamiento fundamental de esta obra. cuando una de sus tres raíces se hunde hasta las fuentes retumbantes del mundo subterráneo. como por sí mismos. El inesperado favor con que ha acogido mi empresa un público considerable. y trazado. y entre las naciones modernas. Por ésto la región nebulosa de la mitología física está poblada. es decir. el mundo exterior que los sentidos aperciben. cuando se pretende descubrir su armonía generatriz. el principio único a que deben referirse todos los fenómenos. según lo que personalmente pienso de nuestros conocimientos experimentales. y el mundo interior reflejado en el pensamiento del hombre. he buscado la expresión del sentimiento de la Naturaleza entre los pueblos de la antigüedad clásica. los recuerdos históricos de los primeros esfuerzos hechos en la investigación de la idea del Mundo. y recoger la unidad que domina a todos los fenómenos. A estas consideraciones justificativas vendrán a unirse. séame permitido añadir aún algunas consideraciones generales que prestarán nueva luz al objeto de este libro. y durante el espacio de muchos siglos se transmiten de generación en generación. la historia de la contemplación del Mundo. por último. y de la idea que se formaban de la creación. sin perder nada de su carácter científico.

las grandes leyes porque se regula el Mundo. por investigar las condiciones en que se reproducen uniformemente los cambios físicos.El principio fundamental de mi libro. pero el objeto más elevado. ni a una unidad absoluta independiente de la experiencia". Únicamente para ciertas partes de la ciencia puede decirse con verdad que la descripción del Mundo es la explicación del Mundo. no puede discernir directamente el plan sobre el cual está regulado el gobierno del Mundo. ni a un desarrollo abstracto del pensamiento. estos dos términos no pueden aún considerarse como idénticos. Lo grande. es necesario comenzar por la generalización de los hechos particulares. Digámoslo una vez más. el estudio del Cosmos no puede considerarse como una rama aparte en el dominio de las ciencias naturales. de cuanto existe y se desarrolla [. y señalado en pocas palabras por Leonardo de Vinci: "cominciare dell' esperienza et per mezzo di questa scoprirne la ragione"... y que se ha alcanzado las menos veces. considerando las relaciones que unen las diferentes partes del Universo. aún estamos muy lejos de la época en que podamos lisonjearnos de que todas las percepciones sensibles compongan una idea única que abrace el conjunto de la Naturaleza. y se ve reducido a sospechar las ideas por medio de las que se manifiesta este plan. De este modo llegamos a una contemplación reflexiva de los materiales suministrados por el empirismo. lo imponente en el trabajo intelectual cuyos límites indicamos aquí. como los de la tierra. pero los abraza bajo un cierto punto de vista que es aquél desde donde se puede recomponer mejor el Mundo. Existen. creo deber hacer presente que tan difícil trabajo no era posible más que bajo las condiciones determinadas en la introducción del tercer tomo del Cosmos. Aunque el lazo de causalidad que une a todos los fenómenos no esté conocido todavía suficientemente. Para lograr desenvolver el plan del Mundo y el orden de la Naturaleza. los fenómenos del cielo. El verdadero camino se había ya trazado. Conclusión de la parte Uranológica (37) Al terminar la parte uranológica de la Descripción física del Mundo. a la verdad. es decir. y no a "miras puramente especulativas. de mostrar en los grupos aislados de estos fenómenos las condiciones que les son comunes. se deja llevar al convencimiento de que el número de las fuerzas a las cuales deben los objetos movimiento. es la investigación de las causas que ligan entre sí a todos los fenómenos. así también el observador de la Naturaleza. está lejos de ser agotado por las que han revelado la contemplación inmediata y el análisis de los fenómenos. Así como para fijar los hechos verificados en la esfera moral y política. cuyas leyes empíricas debemos contentarnos con descubrir. forma o existencia.]. es la conciencia del esfuerzo que se hace hacia el infinito y para abrazar la inmensa e inagotable plenitud de la creación. grupos numerosos de fenómenos. y hacer ver. en París y en Berlín. por último. porque generalmente hablando. de trazar el cuadro de los espacios celestes y de los cuerpos que los ocupan. ya que estos cuerpos hayan llegado a afectar la forma . Más bien lo abraza por completo. Tratábase en efecto. tal como lo he desarrollado hace más de veinte años en lecciones explicadas en francés y en alemán. es la tendencia constante de recomponer con los fenómenos el conjunto de la Naturaleza. cómo del conocimiento de estas leyes se llega al lazo de causalidad que las une entre sí. es decir. el historiador colocado bajo el punto de vista de la humanidad. y dirigir la última mirada a la obra que he emprendido (no me atrevo a decir que he llevado a cabo). un siglo antes de Francisco Bacon. No se llega a una completa evidencia sino cuando es posible aplicar a las leyes generales el rigor del razonamiento matemático.

y cuya materia es más variada. a los muchos medios que suministra la óptica para discernir la luz directa de la luz reflejada. y las ondulaciones de donde nacen la luz y el calor. he descendido de nuevo a las leyes de la visión natural y telescópica. siempre por lo menos que se ha podido determinar su posición. y moverse sin satisfacerse jamás. como en los cometas de cola. y no extenderla más allá. Este incesante juego de las fuerzas de la materia. trata de los movimientos reales o aparentes. como las consecuencias inmediatas de la inducción fundada en la experiencia. la mecánica celeste. de las variaciones de la luz que nace y se apaga en los lejanos soles. que sosteniendo el movimiento en porciones del espacio imposibles de medida por su extremada pequeñez. ya que hayan permanecido en el estado de materia difusa. está fundada sobre la sólida base de la gravitación y en el perfeccionamiento del alto análisis. contrarrestándose mutuamente. en razón misma de esta sencillez que todo lo refiere al movimiento. y presentarlas como hechos adquiridos. El objeto de una Descripción física del Mundo es contar lo que ocupa el espacio y lleva el movimiento de la vida orgánica a las dos esferas del Cielo y la Tierra. llegan a ser. como ciencia. Vienen después: el Cielo de las estrellas fijas. cómo la estructura interior del sistema planetario y las perturbaciones que sufre. he puesto todo mi cuidado en la parte astronómica de este libro. Esta cualidad distingue a esta obra esencialmente de los Tratados de Astronomía que poseen hoy todas las literaturas. La cantidad de materia esparcida por el Universo es constantemente la misma. las estrellas variables que reaparecen. reconoce por causa la heterogeneidad por lo menos aparente de sus moléculas. Libre hasta ahora de esas complicaciones. a la medida. su temperatura y el medio resistente de que están llenos. entran en el plan de esta obra. colocándolos según el orden que conviene. el número y distribución probable de los Soles que brillan por sí mismos. una garantía de conservación y de duración. según períodos cuya duración ha sido calculada exactamente. Después de haber considerado los espacios celestes. desgraciadamente incompleta. Si se quería retener una obra tal como el Cosmos en sus límites naturales. ni la complicación de los fenómenos celestes. Decidido a no pasar de esos límites. a los límites de la visibilidad. de la intensidad luminosa. el triunfo. complica al infinito todos los fenómenos terrestres. el movimiento particular a las estrellas fijas. es. la hipótesis de los cuerpos oscuros y su influencia sobre el movimiento de las estrellas . de la movilidad de las formas. de las teorías matemáticas. La Astronomía. cómo se concilian con los movimientos de los planetas las pequeñas oscilaciones que no interrumpen nunca su equilibrio. en el círculo perpetuo de sus transformaciones. presentando al mismo tiempo bajo su verdadero aspecto los hechos particulares. accesible en todas sus partes al cálculo matemático. vemos pasar la materia por combinaciones que no pueden nombrarse ni definirse. Esta ventaja da a los Tratados de Astronomía teórica un gran encanto que sólo a ellos corresponde. detenerse en las leyes naturales cuyo secreto ha sido descubierto. pero según los conocimientos que hoy tenemos de las leyes físicas que reinan sobre la esfera terrestre. medidos en el tiempo y en el espacio. de la posición de los cuerpos celestes en los continuos cambios de sus relaciones respectivas. En ellos se ven reflejados los resultados que la actividad intelectual de los últimos siglos ha producido por el método analítico: de qué manera han sido determinadas las formas de los cuerpos y sus órbitas.de esferoides. no podía tratarse de establecer un lazo teórico entre los fenómenos. aplicada a la consideración de que la cantidad de materia ponderable que entra en la masa de los cuerpos. Ni la investigación de los métodos merced a los cuales se ha abarcado el conjunto del Mundo. Los problemas astronómicos son de naturaleza más sencilla.

Las dos primeras leyes recibirían su aplicación. Los principales elementos de esta estabilidad. y verifican su revolución en tiempos que no tienen entre sí medida común. La segunda ley es llamada a veces primera. porque fue la primeramente descubierta. Tercera ley: Los cuadrados de los tiempos empleados por los planetas en verificar su revolución alrededor del Sol. por último. publicado en 1619. si Newton reveló primero que nadie la fuerza de que eran consecuencia inmediata las leyes de Keplero. Réstanos aún por enunciar textualmente. el perfeccionamiento del cálculo infinitesimal. describen órbitas cuya excentricidad poco considerable está sometida a Pequeños cambios. Si esta condición dejase de cumplirse por la llegada de un cuerpo celeste procedente de afuera y extraño a nuestro sistema. aún cuando no existiese más que un sólo planeta. se mueven en planos próximamente igualmente inclinados. son: la invariabilidad del eje mayor de las órbitas planetarias. Júpiter y Saturno. La tercera y la más importante. El dominio solar se compone de planetas secundarios y de planetas principales. que la masa de Júpiter no excede en 1/1018 de la del cuerpo central. gracias a los nuevos recursos que suministraba para la investigación de las verdades astronómicas. entre los cuales se distingue un grupo por sus órbitas entrelazadas. ya determinara un choque. que son la salvaguardia de los planetas. Si las leyes de los movimientos planetarios fueron descubiertas a principios del siglo XVII. en razón de las relaciones directas que tienen con el objeto de este libro. cuerpos dotados de una luz propia se mueven alrededor de un centro de gravedad común. de cometas en número indeterminado. cuerpos oscuros gravitan alrededor de un cuerpo luminoso. o más bien alrededor de un centro de gravedad común. fijas a nuestro sistema solar. verifican en una dirección única su doble movimiento de rotación y de revolución. compuesto de elementos muy heterogéneos. dependen de una acción recíproca. En la clase de las estrellas dobles. las nebulosas que no han podido ser reducidas por el telescopio a enjambres de apretadas estrellas. El manuscrito del Harmonice Mundi. Esos motivos de estabilidad. ya introdujera nuevas fuerzas atractivas. las tres grandes leyes de los movimientos planetarios descubiertas por Klepero. Pasar de la parte sideral de la uranología o del cielo de las estrellas. . en nuestro sistema solar. y muy probablemente también de asteroides meteóricos que reaparecen periódicamente. están entre sí como los cubos de las distancias medias. supone necesariamente el movimiento de dos cuerpos planetarios. fue acabado en 27 de Mayo de 1618. en que el radio vector describe áreas iguales en tiempos iguales. demostrada por Laplace. a los fines del siglo XVIII pertenece el honor de haber demostrado la estabilidad del sistema planetario. ya fuera del cuerpo central. que se efectúa en el interior de un círculo circunscrito. al cual se subordinan todas las demás. esta interrupción podría ser fatal al conjunto de las cosas que existen en la actualidad. las lentas y periódicas variaciones que experimenta en estrechos límites la excentricidad de dos planetas poderosos y muy apartados del Sol.dobles. uno de cuyos focos está ocupado por el Sol. que se descubrió diez y nueve años después. Primera ley: las curvas descritas por los planetas son elipses. Los diferentes miembros de nuestro sistema son de naturaleza más diferente de lo que pudo creerse fundadamente durante muchos siglos. por último. que está ya dentro. por Lagrange y por Poisson. Segunda ley: Cada cuerpo planetario se mueve alrededor del Sol en una órbita plana. hasta que al fin. es sólo pasar de lo general a lo particular. la distribución de las masas repartidas de tal manera. de la luz zodiacal. ese orden en virtud del cual todos los planetas conforme a su origen y al plan primordial de la Creación.

todo se . El primer objeto que cautiva nuestra curiosidad. que la acción de estas fuerzas produce en el alma del hombre. llevar la inquietud sino a una imaginación rebelde a las consideraciones consoladoras del cálculo de las probabilidades. es el concepto de las dimensiones de nuestro planeta: pequeño conjunto de materia condensada. y que forman una parte de los organismos vivientes destinados a reproducirse de igual manera. pero generosa y fecunda. la cantidad de partes materiales de que está constituida. aunque adoptando formas simbólicas diferentes. Las nubes viajeras de los cometas de corto período no presentan más peligros para el porvenir de nuestro sistema solar que las grandes inclinaciones de las órbitas. y que. extremando las cosas. comparada al volumen. de la otra su masa. Si en el estado actual de nuestros conocimientos.después de un largo conflicto se restableciese un nuevo equilibrio. aunque la excesiva velocidad suplía a la insuficiencia de la masa. lo que equivale a decir que la intensidad del peso sería seis veces menor de lo que lo es en realidad. que componen o descomponen. para creer que la capilaridad y la endósmosis. Lo que no puede fijarse como posible debe quedar fuera de una Descripción física del Mundo: no es permitido a la ciencia el perderse en las regiones nebulosas de las fantasías cosmológicas. no se está todavía en condiciones de reducir a una sola y misma ley las dos especies de fuerzas atractivas: la que obra a distancias apreciables. Es preciso reconocer que si nuestro planeta. no tuviera una masa superior a la de la Luna. como el peso y la gravitación. es decir. los estados terrestres del electro-magnetismo y las transformaciones químicas. De una parte la magnitud y la figura del esferoide terrestre. su constitución interior y el grado de atracción que ejerce. cuya existencia conocemos sólo por los cuerpos que ponen en movimiento. que los fenómenos electro-magnéticos y las transformaciones químicas. con ciertas reservas. que la subordinación comprobada hasta aquí entre los fenómenos vitales. Ojeada general (38) Lo que todas las lenguas. las relaciones hipsométricas de las cadenas de montañas producidas por vía de levantamiento. tan importante para la ascensión de la savia y para la fisiología de los animales y de las plantas. Un sistema de fuerzas obrando de acuerdo para unir o para separar. Relaciones que la complicación de los fenómenos no ha permitido todavía formular pueden ser reales sin embargo. lo estamos. no se hallan menos subordinadas al peso y su distribución local. es el resultado de un sistema de fuerzas que obran con calma y juntamente. da la medida de su densidad. y revela. designan con la palabra Naturaleza. describiendo a través de los espacios inmensos su órbita hiperbólica no podría. Magnitud y forma de la Tierra. El sentimiento de la naturaleza es la emoción confusa. los fenómenos meteorológicos. las corrientes de calórico. puesto que el hombre lo refiere todo gustoso a la mansión que habita. o en la producción y en la conservación de la vida. como la atracción molecular o atracción de contacto. por efecto de la actividad polar. supone la dependencia recíproca de cada una de las partes de que se compone la naturaleza. la fisonomía de la vegetación. ya sea en los fenómenos elementales de la formación inorgánica. el clima. están entre sí en una subordinación más patente y más fácil de calcular matemáticamente. y la que no obra sino a distancias inconmensurables por su pequeñez. y aún puede decirse lo que todas las lenguas designan con las palabras de Naturaleza terrestre. sin embargo. y llegar a ser probables por inducción. perdido en la inmensidad del Mundo. Pero la llegada posible de un cometa. descritas por los pequeños planetas comprendidos entre Marte y Júpiter.

En ésta escala de fenómenos. es decir. está modificada por la influencia del Sol o insolación. la forma y la densidad de nuestro planeta. La segunda parte de este tomo tratará de los fenómenos complejos que deben atribuirse a la reacción permanente del interior de la Tierra sobre su superficie. producidos por la reacción del interior de la Tierra sobre su corteza exterior. produce indiferentemente los cráteres gigantescos de levantamiento. estimando que es ventajoso no separar lo que tiene una causa común. El viajero que. que se ejerce por los diferentes efectos a la vez variables y regulares de la intensidad. y difiere sólo en que la fuerza agente se manifiesta con intensidades diversas y por procedimientos físicos distintamente complicados. sin estar preparado por estudios científicos. las dimensiones. a la masa y a la rotación: porque si las dimensiones de los planetas. indiferentes en apariencia. que la misma fuerza interior a que se deben estos fenómenos. Para cumplir fielmente este plan. aumentasen o disminuyesen según una misma proporción. elijo en primer lugar los puramente dinámicos. no sospecha que en esos espacios hoy apacibles. sus masas. tendríamos un mundo mayor o menor. necesario es recordar aquí como. adquieren una mayor significación. porque el calor original. la influencia periódica que ejercen sobre el magnetismo terrestre las manchas solares. se acerca por primera vez al borde de un estanque que llena un manantial de agua caliente. han sido lanzadas llamas a muchos miles de pies de altura. Considerados bajo este punto de vista general. Exposición general (39) Hase visto que esta parte del Cosmos se destina especialmente a presentar el encadenamiento de los fenómenos terrestres y el conjunto de fuerzas activas que componen un sólo y mismo sistema. Designo este conjunto de fenómenos con el nombre general de vulcanismo. Reacción del interior de la Tierra sobre su superficie. fenómenos. La magnitud absoluta de la Tierra es importante para la economía general de la Naturaleza sólo en razón a las relaciones del volumen. que arrojan olas de lava. la distribución de su calor interior y su tensión magnética. Hemos presentado también a nuestro planeta en su relación cósmica con el cuerpo celeste. es decir. Igual causa reconoce. debido probablemente a la condensación de un anillo nebuloso que gira sobre sí mismo. de la inclinación y de la declinación. Las distintas direcciones de la actividad terrestre son manifestaciones íntimamente unidas de una sola y misma fuerza primordial. tomando por punto de partida las propiedades generales de la naturaleza y las tres direcciones principales de su actividad: la atracción. que despiden montones de escorias. las vibraciones del calor y de la luz. las aberturas que se muestran con más o menos frecuencia en las envueltas del Sol. que reina en el interior del cuerpo terrestre. el que marcha entre dos filas de volcanes cenagosos de conos variables que apenas sobresalen de su cabeza. los volcanes devastadores del Etna y del pico de Teide. he considerado en la primera parte de este tomo. En la gravitación y en la atracción molecular es donde se muestran especialmente estas manifestaciones independientemente de la diversidad de las sustancias. del que puede representarse la imaginación. y en el cual los fenómenos que dependen de la gravitación no experimentarían cambio alguno. aquellos cuyo carácter esencial . y de él ve salir gases que apagan la llama de una bujía. centro del sistema a que pertenece. los del Cotopaxi y del Tunguragua. sus velocidades y sus distancias recíprocas. los fenómenos electro-magnéticos. según las más recientes hipótesis.encontraría completamente cambiado.

aún en un cuerpo celeste privado de aire y de agua el levantamiento de las montañas y esa actividad que transforma una masa liquefactada en rocas cristalinas. Que las diferentes clases de fenómenos volcánicos precedentemente enumerados están unidos entre sí por un mismo origen. Su padre pertenecía a la nobleza de toga y su madre a la alta burguesía. Tales son. no obran tampoco sino de una manera puramente dinámica. y el paso común de efectos más simples y más pequeños a efectos más fuertes y más complejos. los signos distintivos de la vida volcánica de la Tierra. y han pasado del estado de vapor al estado sólido. nada impide el que se admita. los fuegos de nafta y las salsas. no deja nunca de producirse algunas sustancia. cuyo fundamento es preciso no buscar en las materias en fusión que llenan el interior del globo. Esta consideración justifica el orden en que he colocado las diferentes materias. La tensión del magnetismo terrestre. a su vez. preparando en algún modo los fenómenos grandiosos de los volcanes propiamente dichos. recuerdan los efectos de las fuentes termales y de las salsas. tales las lecciones que aquí pueden deducirse. como en las grandes montañas ignivomas. en su mayor generalidad. en los volcanes de gas y de cieno. es decir. Tales son las conocidas analogías que ofrece. Murió en Berlín el 6 de mayo de 1859. en los demás fenómenos debidos a la reacción del interior al exterior de Tierra. se han denominado volcanes. el hierro fundido tenga la facultad de conducir una corriente eléctrica o galvánica. El nombre completo era Federico Guillermo Enrique Alejandro de Humboldt. en los intervalos de las erupciones. En este caso. será seguido de los fenómenos volcánicos que. lanzando a veces trozos de rocas que surgen de las profundidades de la Tierra. demuéstralo numerosas señales que acreditan también su simultaneidad. Las salsas vomitan también llamas. produce un desarrollo en los polos magnéticos. Nació en Berlín el 14 de septiembre de 1769 en el seno de una familia prusiana. desprendimiento de gas y formación de rocas nuevas por efecto de la cristalización. En tanto que esta actividad resulte en su mayor parte de la elevada temperatura de las capas inferiores del globo. Lo poco que sabemos de la configuración de la Luna es una presunción más en favor de esta opinión. como las salsas. tales como las llamas que se elevan durante los temblores de tierra. o cuando menos en su proximidad. deben presentar fenómenos análogos. las eyecciones de agua y el desenvolvimiento de gas que son su consecuencia. que se limitan. de la producción o de la eyección de una materia cualquiera. por más que según Lenz y Riess. resultante de las vibraciones del aire puesto en movimiento por las fuerzas magnéticas. gas elástico o cuerpo sólido. la actividad volcánica de la Tierra. a dejar escapar por las grietas vapores acuosos y gases. . Por el contrario. únicas que desde el principio y por mucho tiempo. determinando oscilaciones en la corteza de la Tierra. pero sin producir ni transformar sustancia alguna. He terminado el primer capítulo del tomo consagrado a la parte terrestre del Cosmos con la iluminación de la Tierra. en virtud de su propia naturaleza.es el movimiento ondulatorio que se propaga a través de las capas sólidas de la Tierra. en sus diferentes grados. Notas 1. Ese fenómeno de la producción de la luz. es probable que todos los cuerpos celestes que han sido redondeados por un inmenso desprendimiento de calor. Los fenómenos secundarios que no resultan necesariamente de la actividad volcánica. la actividad volcánica no va necesariamente acompañada de transformación química. Siempre hay allí descomposición.

1967. 4 vol. Fred.2. Historien et geographe de L'Amerique Espognole (1799-1804). 117. K. Esta frase de Schiller está citada por Otto SCHNEIDER en la introducción a la antología de Humboldt: Océano. cit. Buenos Aires. 4. SCHAEFER: Ob. pág. Imprenta de Gaspar y Roig. MEYER-ABICH. L. Michel: Las palabras y las cosos. 1972. Las siguientes citas del Cosmos se indicarán directamente en el texto. El término episteme tiene aquí el sentido y la dimensión que le da Michael FOUCAULT en Las palabras y las cosas (ver nota Nº 9). 20. Ernest: Filosofía de la Ilustración. Fracois Maspero. Ediciones de la Universidad de Barcelona. 5. Barcelona.. México. 214. F. 1974. pág. SCHAEFER.. pág. Adolf: Alejandro de Humboldt. 3. pág. MINGUET. 411. . FOUCAULT. Siglo XXI. D.: Excepcionalismo en Geografía. pág. tomo III.. 7. 1874. pág. 20. tomo 11. Buenos Aires. D. 10. CASSIRER: Ob. Fondo de Cultura Económica. CASSIRER: Ob. pág. 1949. 51-52. Nº 1. 21. Atmósfera y Geomagnetismo. Barcelona.. Alejandro de: Del Orinoco al Amazonas. la protoplanta de Goethe en el sentido de un modelo que se halla en la base de todas las plantas existentes como patrón común. pág. Charles: Alexondre de Humboldt. Carlos: La Sagrada Familia. Un tal prototipo dinámico era. ABBAGNANO y VISALBERGHI: Historia de lo Pedagogía. México. pág. HUMBOLDT. NÚÑEZ. 1969. Espasa Calpe. 3 vol. Fondo de Cultura Económica. Madrid. 11. 16. Bad Godesberg. Desarrollo y crisis. únicamente alude a él como "un célebre fisiólogo". pág. 246-247. HUMBOLDT. Nicolás: Historia de lo Filosofía. ABBAGNANO. 1969. 95. 1963. Alejandro de: Cosmos. Col. Tucar. 1967. Ensayo de una descripción física del mundo. 27. 17. F. Ed. Oxford University Press. Paris.. pág. 71-72. 193. 22.: Alexander von Humboldt.. MARX.. 51. cit. Grijalbo. F. Montaner y Simón. Humboldt no especifica el nombre de dicho fisiólogo. pág. 15. Madrid. 19. pág. prefacio. Pensamiento y método geográfico. Labor. 8. 61. pág. 9. 1. 6. 15. pág. 1974. 1975. 14. pág. 12. pág. F. cit. 203. 202. D. Inter-nationes. Barcelona. 1976. D. Mexico. 1973. Madrid. Diego: La mentalidad positivista en España. 18. 5. por ejemplo. Idem. CASSIRER. pág. KELLNER. México. Madrid. London. Idem. 23.. Idem. 13.

. 1976. tomo IV. H. Primera parte Tomo IV. Humboldt estudió de 1786 a 1788 en la Universidad de Francfort. siempre que Humboldt nombra el término "geografía" lo hace desde el punto de vista señalado. 27.. por consiguiente. Biblioteca Indiana. "A. 30-32 y 33-38. Bernardo Giner. 39. Recientemente H. 202. 31. Horacio: Institucionalización de la geografía y estrategias de la comunidad científica de los geógrafos "Geocrítica". 38. Segunda parte Tomo IV. Elsevier Scientific Pub. cit.. 427-431. de Humboldt difícilmente puede ser considerado un geógrafo en el estricto sentido de la palabra. HALL. 26. págs. Barcelona. págs. además del Cosmos. 25. 28. 35. 3-10 y 23-24.. 569. págs. 34. 1977 . manifestando que la geografía en sentido moderno empieza a partir de su institucionalización en el siglo XIX. 1962 pág. 24. tomo 1. 1977. 33. de 1788 a 1789 en la de Berlín y de 1789 a 1790 en la de Gottinga. 132. MEYER-ABICH: Ob. 30. Alejandro de: Viaje o los Regiones Equinocciales. Tomo III. Co. HUMBOLDT.. Aguilar. Introducción al Tomo III. por ésto. pág. Madrid. cit. Introducción al Tomo I. págs. 13-15. 37. HUMBOLDT: Del Orinoco al Amazonas. pág. Humboldt afirmaba que si "los nombres de las ciencias no hubieran sido apartados de su verdadera significación lingüística. 53). Capel ha puesto en tela de juicio tal afirmación. cit. la obra que publico debería llevar el título de Cosmografía y dividirse en Uranografía y Geografía (Cosmos. ambas publicadas en Madrid por Imprenta y Librería de Gaspar Editores (antes Gaspar y Roig). 202.. págs. 36.23. 15. 1977 Miguel Angel Miranda. pág. pág. © Copyright © Copyright Geocrítica. 143-146. tradujo las siguientes obras de Humboldt: Cuadros de lo Naturaleza (1876) y Sitios de las Cordilleras y Monumentos de los pueblos indígenas de América (1878). Amsterdam. "CAPEL. Esta afirmación deja pendiente una cuestión: ¿Qué diferencias a nivel científico se observan en la geografía no institucionalizada con respecto a la geografía institucionalizada? 32.: History of the Earth Sciences during the Scientific and Industrial Revolution. cit. hay que destacar que Humboldt entendía la geografía como "geografía física". 29. MINGUET: Ob. 7). ob. pág. Nº 8. 1-5. pág. cít. KELLNER: Ob. 39-69. pág. KELLNER: Ob. D. Por otro lado. Introducción al Tomo I. págs. 69.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful