You are on page 1of 0

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN
UNIVERSITARIA
UNIVERSIDAD FERMÍN TORO
VICERRECTORADO ACADÉMICO
DECANATO DE INVESTIGACIÓN Y POSTGRADO
MAESTRÍA EN EDUCACIÓN SUPERIOR
MENCIÓN DOCENCIA UNIVERSITARIA






PARADIGMA POSITIVISTA Y POSPOSITIVISTA






PARTICIPANTE:
ING. ERIORKYS MAJANO, 12.020.681
ASIGNATURA: INVESTIGACIÓN EN LAS CIENCIAS SOCIALES
LAPSO: 2013-03 GRUPO: 5A
DOCENTE: DRA. LISBETH CAMPINS


CABUDARE, SEPTIEMBRE 2013


PARADIGMA POSITIVISTA Y POSTPOSITIVISTA

El desarrollo del presente ensayo, tiene como propósito dar un
conocimiento significativo sobre las formas llamadas “Paradigmas” que han
sido considerados como modelos a seguir en los procesos de enseñanza y
de aprendizaje; así como los principios fundamentales que caracterizan a los
paradigmas psicopedagógicos: Positivista y Postpositivista. Su estudio
permitirá implementar la mejor estrategia para evolucionar a nuevas formas y
herramientas para aprender a conocer mejor al mundo y lo necesario para
vivir.
Paradigma, procede del griego παράδειϒμα, que se forma a partir de la
unión del prefijo “para”, que significa junto, y de la palabra “deigma” que se
traduce como ejemplo o modelo. En el ámbito epistemológico, se
conceptualiza como el esquema formal de una organización, y se utiliza
como sinónimo de marco teórico o conjunto de teorías.
Los paradigmas son patrones destinados a resolver enigmas, donde la
objetividad es lo más importante. Replantean la teoría del curriculum,
socialista, epistemológica, sensorial, realista. Es bueno aplicar los
paradigmas a la educación para contrarrestar la pérdida de la finalidad
humana.
El concepto fue introducido por Kuhn (1962) en el ámbito de la teoría de
la ciencia, para clasificar la eterna polémica sobre lo científico. Kuhn declara:
“Es un fenómeno cultural, toda vez que detrás de ésta legitimidad se
encuentran valoraciones que se estipulan como supuestos que se dan por
dados” (pág. 33).
Esto permite relacionar este concepto fuera del aspecto científico como
todas aquellas experiencias, creencias, vivencias y valores que repercuten y
condicionan el mundo real de una persona, y en función de lo cual se actúa.


Como la forma de visualizar e interpretar múltiples conceptos, esquemas o
modelos del comportamiento en todas las etapas de la humanidad en lo
psicológico y filosófico.
Más tarde se definen los paradigmas como una investigación cualitativa
y cuantitativa. Cook y Reichardt (1986) declaran: “Representa una matriz
disciplinaria que abarca generalizaciones, supuestos, valores, creencias y
ejemplos corrientemente compartidos de lo que constituye el interés de la
disciplina (pág. 60).
Se habla de dos paradigmas básicos en la investigación: el cuantitativo
y el cualitativo. Las diferencias entre ambos radican en cuál es el tipo de
conocimiento que se quiere adquirir en torno a la realidad y qué técnicas de
investigación utilizar a tal objeto. Los seres humanos vivimos en la realidad
que nos rodea, diariamente se toman decisiones que afectan a nuestra vida,
que nos permiten conocer la realidad social.
Por lo expuesto anteriormente, se establece el resurgimiento y empuje
de la investigación cualitativa y las posibilidades epistemológicas,
metodológicas y prácticas que ofrecen los paradigmas. Se trata de buscar y
reconocer otras formas validas y aceptables de hacer ciencia que no sigan
los patrones prefijados que han quedado obsoletos dentro de los antiguos
paradigmas de investigación.
A consecuencia de la investigación cualitativa y cuantitativa, surgen tres
paradigmas: Positivista, Postpositivista y Constructivista. El primero afirma
que el único conocimiento auténtico es el conocimiento científico, y que tal
conocimiento solamente puede surgir de la afirmación positiva de las teorías
a través del método científico. Guba (1990) declara: "Define tres paradigmas
principales de la investigación, de acuerdo a diferencias ontológicas,
epistemológicas y metodológicas" (pág. 54).
De lo anterior se puede establecer, que el paradigma positivista, se
basa en la teoría positivista del conocimiento, se caracteriza por su


naturaleza cuantitativa, sostiene la relación entre las entidades que existen;
es decir, la relación entre un universal y un particular que "lo tiene", o la
relación entre un evento y sus participantes. La realidad está fuera de las
cosas, es decir la realidad está determinada, la realidad es observable,
medible y cuantificable.
A consecuencia de las tradiciones positivistas e interpretativas que
pretendieron superar el enfoque filosófico que demuestra que la reducción es
necesaria y suficiente para resolver diversos problemas de conocimiento. Y
el conservadurismo, admitiendo la posibilidad de que la ciencia social no solo
es empírica ni interpretativa; surge el paradigma Postpositivista. Phillips y
Burbules (2002) definen el post-positivismo como:
Es un enfoque no fundacional del conocimiento el cual rechaza el punto
de vista según el cual el conocimiento se basa en fundamentos
absolutamente seguros, por cuanto no existen tales fundamentos. En
contraste, los post-positivistas aceptan el falibilismo, doctrina filosófica
que afirma que el conocimiento absoluto es imposible, como un hecho
inevitable de la vida. (pág. 29)

Se evidencia que el Postpositivismo es crítico realista lo que significa
que la realidad existe pero no puede ser completamente aprehendida.
Mantiene que la objetividad permanece como el ideal regulatorio, pero ésta
sólo puede ser aproximada, coloca un énfasis especial entre la tradición
crítica y la comunidad crítica. Este paradigma enfatiza la criticidad múltiple
remediando las discrepancias y permitiendo la indagación en escenarios
naturales usando métodos cualitativos dependiendo más de la generación
emergente de datos y haciendo del descubrimiento una parte esencial del
proceso de indagación.
El conocimiento lógico y racional, es la mejor forma de analizar la
realidad social, y nos remite al concepto de ciencia y método científico. La
ciencia puede definirse como un conjunto de conocimiento sobre la realidad
observable, obtenidos mediante el método científico. El método científico es


un modo de resolver problemas siguiendo una forma de actuación que
consiste, esencialmente, en observar, clasificar, demostrar e interpretar
fenómenos.
La diferencia esencial entre el paradigma Positivista y Postpositivista se
encuentra al nivel de la gnoseología o teoría del conocimiento. Por cuanto la
orientación Postpositivista supera el esquema de la percepción como reflejo
de cosas y el conocimiento como copia de la realidad. Se concibe el
conocimiento como resultado de la interacción de una dialéctica entre
conocedor y objeto conocido.
El paradigma Postpositivista significa un rescate del ser humano y de su
importancia, que la mente construye la percepción por medio de formas
propias o categorías. Tanto lo percibido como su significado dependen de la
formación previa, de las expectativas y creencias; es decir, de las
experiencias en la vida.
El paradigma Positivista y el paradigma Postpositivista corresponden a
diferentes corrientes filosóficas que abordan la naturaleza del conocimiento.
El realismo estará más cercano al polo Positivista y el relativismo lo estará al
polo Postpositivista.
Cada paradigma sostiene su propio sistema básico de creencias, así
como sus propios méritos para ser considerado como tal. Las creencias
están relacionadas con la realidad social, la visión de la educación, la
escuela, la investigación y la naturaleza del conocimiento. Todas estas
creencias permiten adoptar un paradigma que guíe los pensamientos y
acciones.
La epistemología trabaja a la par de la ciencia, atenta a cualquier
problema en su ser o ahora, detectando errores o anomalías y, sugiriendo
nuevas posibilidades. En conclusión, todo conocimiento es una relación entre
el ser pensante que realiza el acto del conocimiento y el objeto conocido;
algo esencial en el desarrollo de paradigmas.


En el transitar cotidiano, los individuos se identifican con el mundo que
los rodea, nos sumerge en la realidad. Cuando el “conocer” es estructurado y
planificado, se está en presencia de un conocimiento científico, no tiene
sustento en sí mismo, depende de otro discurso que lo legitime: un
paradigma, una epistemología.
Shulman (1986) expone: “Parece evidente que la diversidad de
planteamientos epistemológicos en la investigación educativa, lejos de haber
supuesto un grave problema, ha propiciado la aparición de nuevas
propuestas, nuevos métodos y algunas conclusiones interesantes”.
Ante esta situación, los investigadores educativos deben aportar
soluciones válidas a los problemas de la sociedad en la que viven y a la que
sirven, y las discusiones epistemológicas deben ser sólo un instrumento para
mejorar esas soluciones. Siempre se debe buscar la mejor propuesta
epistemológica posible.

















REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ALIAGA (2000).Bases Epistemológicas Y Proceso De Investigación
Psicoeducativa. Disponible:
http://www.uv.es/aliaga/curriculum/ProcesoGeneraldeInvestigacion.pdf
(Consulta: 2013/09/19)
COOK, REICHARD (1986). Métodos Cualitativos Y Cuantitativos En
Investigación Cualitativa. Disponible:
http://www.uv.mx/mie/files/2012/10/Metodoscualitativosycuantitativosdein
vestigacion.pdf (Consulta: 2013/09/19)
GUBA, LINCOLN (1990). Paradigmas En Competencia En La Investigación
Cualitativa. Disponible:
http://psicologiaexperimental.files.wordpress.com/2010/02/guba-y-lincoln-
2002.pdf (Consulta: 2013/09/19)
HERRERA, PACHECO, SUARZO (s/f). Paradigmas Cuantitativo Y Cualitativo
Y Metodología De La Investigación. Disponible:
http://peru.tamu.edu/Portals/18/Modules/Paradigmas.pdf (Consulta:
2013/09/19)
KUHN (1962). La Estructura De Las Revoluciones Científicas. Disponible:
http://www.clorenzano.com.ar/bibliografia/kuhn.pdf (Consulta:
2013/09/19)
PHILLIPS Y BURBULES (2002). Postpositivismo Y La Investigación
Educativa. Disponible. http://es.scribd.com/doc/52157110/Libro-diseo-de-
investigacin (Consulta: 2013/09/19)
RAMÍREZ, ARCILA, BURITICÁ, CASTRILLÓN (2004). Paradigmas Y
Modelos De Investigación. Disponible:
http://virtual.funlam.edu.co/repositorio/sites/default/files/repositorioarchivo
s/2011/02/0008paradigmasymodelos.771.pdf (Consulta: 2013/09/19)


SANCHEZ, RAMIRO, ALVISO (2009). Cuadro Comparativo: Paradigmas
Educativos. Disponible: http://etic-
grupo10.wikispaces.com/file/view/14863409-
PARADIGMASEDUCATIVOS.pdf (Consulta: 2013/09/19)