You are on page 1of 3

La luz de la verdad bíblica El deseo de la verdad es lo que debe animar la investigación de las bases bíblicas del culto y devoción

a la Madre de Jesús. Cuando este amor por la verdad es recto, sincero y genuino, es también desinteresado, sereno y justo. Quiere decir que debe despojarse de todo sentimiento de agitación nerviosa, de apasionamiento irracional y de fanatismo obsesionado. Ciertamente el amor por la verdad debe ser intenso y firme pero justamente es ese amor el que impide que la razón se nuble y la hace caminar por la libertad pues la verdad libera. Así siendo, con estos propuestos es que se debe examinar las Sagradas Escrituras para encontrar en ellas lo que el Espíritu de Dios ha querido revelar. Surgen entonces diversas interrogantes: Contienen ellas todo, absolutamente toda la revelación divina se agota en ellas, o bien lo que en sus venerables páginas encontramos es una mina maravillosa que cuanto más se excava más tesoros preciosos van siendo extraídos de ella misma, por tanto si creemos firmemente que la Biblia es la Palabra de Dios, hemos de creer que ella es una palabra viva y eficaz dotada de potencia ¿o es una palabra muerta, cerrada en sí misma o peor aun sometida a las opiniones cambiantes de los tiempos, lugares y personas? Si toda la Escritura es útil para convencer y para formar, ¿será que cada quien puede según su capricho entender a su gusto y conveniencia esta divina revelación? No es acaso de acuerdo con el orden natural de las cosas que haya una autoridad competente que determine la interpretación más correcta de las leyes, instancia que cuando respeta los criterios que dimos al comienzo, lejos de coartar la libertad de la verdad la encamina y la guarda. No es acaso el hombre un ser que desea conocer como dice Aristóteles y que no desea ser engañado (aunque él mismo cometa esta deplorable falta) como enseña San Agustín. Asimismo y con mayor razón en materia tan importante como es el que contienen las Sagradas Escrituras, es que los cristianos no pueden ni deben dejar al viento voluble de las opiniones su correcta interpretación, sino que así como el reloj marca la hora exacta a la que todos se sienten felices de tener un punto de referencia (imaginemos el caos de que cada quien marcara su propia hora en aras de ser libre…, o que en el tráfico vehicular cada automóvil circulase a su antojo o que cada ciudadano establezca las leyes que quiere obedecer o declare que no hay ley sería ¡la anarquía pura! Semejantes ejemplos nos colocan de manera realista delante del problema que veníamos tratando: ¿Debe tener la verdad contenida y revelada en la Santa Biblia un reloj exacto al que todos consultan para saber la hora? Ya se preguntaba el eunuco de la reina de Etiopía como podría entender la Escritura si nadie se la explicaba. San Pedro afirma claramente que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, incluso llega a decir que en las cartas de San Pablo hay pasajes difíciles de entender que algunos pervierten. Y en no pocas veces en sus cartas advierte el Apóstol a los fieles para guardarse de los falsos profetas y maestros, e incluso llega a prever que a su muerte lobos feroces se han de introducir en el rebaño de Cristo, cosa que el propio Divino Salvador había advertido. Pues son hombres que no soportan la sana doctrina. ¿Es legítimo y coherente el principio de sola Scriptura? Vemos que tan pronto comenzó la reforma protestante, Lutero abrió la caja de Pandora de la libre interpretación con la consecuente diversidad y disparidad de criterios para interpretar la Biblia y con el agravante de cada quien se consideraba inspirado directamente por el Espíritu Santo tanto cuanto el propio Lutero que así se consideraba a sí mismo, de manera que con qué autoridad o en nombre de quién podría él negar a otros que

pues al único que adoramos es al Dios vivo y verdadero que se revela. La propia Santa Biblia es testigo de que ella no contiene todos los hechos y dichos del Señor Jesús. obsesionado. hay cartas de San Pablo que se perdieron. extremas y encontradas interpretaciones siendo que todas coinciden en que cuanto a considerarse cada una la única y verdadera. otro objeto de idolatría. no precisa ser demostrado ni explicado. cohesiona tan abigarrado conjunto es su ataque furibundo. Un detalle que llama mucho la atención dentro de la desunión que se instaló dentro del protestantismo a causa de su principio fundamental de sola Scriptura y que. sino una colección de libros variados de estilos. no obstante. Pretender extraer de la Biblia una interpretación literal de todas y cada una de sus palabras y frases perjudica su intención principal y raya en el más irracional y peligroso fanatismo como el que demuestran tantos líderes de grupos sectarios que no ahorran insultos y groserías de las que San Pablo aconsejaba a los fieles que no deberían ni siquiera ser mencionadas. no parece ser el amor desinteresado a la Palabra de Dios lo que los une (o desune) que no se parece en nada al amor sereno pero profundo e intenso por la verdad y al supremo amor a Dios y al prójimo enseñados por el Divino Maestro como señal inequívoca de los que son sus discípulos verdaderos. pero ellos eran instrumentos vivos que compusieron el texto sagrado pero no como autómatas o grabadoras. la Biblia no es un tratado de ciencias naturales o humanas. Pues ellos no tenían como vivir atados a la letra muerta de la palabra sino al Espíritu que da vida. en cuanto libro escrito. Pues no se puede pretender que Dios limite su revelación a un solo libro (o un conjunto de ellos). no adoramos los instrumentos materiales de que Dios se vale para revelarse. La Biblia no bajó del Cielo tal cual hoy la conocemos (antes de la invención de la imprenta no se conocía) ni siquiera los primeros cristianos la conocieron toda entera. sectario e ininterrumpido contra la Iglesia católica. la propia historia de la conformación y elaboración de los textos sagrados es muy compleja. si esta se interpreta a sí misma y no precisa de interpretaciones. Este Espíritu se valió de elementos humanos a quienes les inspiró su Palabra.expliquen la Biblia. Es decir. aunque sí con fidelidad al Espíritu Santo por eso es que confiamos en la Palabra de Dios contenida en la Biblia. Es claro que la Biblia toda entera es Palabra de Dios. esta es un depósito precioso pero no el único. ahora bien toda la Palabra de Dios no está contenida solamente en la Biblia. todo lo que ella enseña es absolutamente verdadero y digno de fe. Conviene también evitar un error funesto que es el de olvidar la centralidad de la Palabra de Dios. . ¿No debe ser la verdad una luz que ilumina? Así pues conviene no hacer de la Biblia. Acaso la noble y santa verdad para ser defendida necesita de armas sucias. ella no agota toda la revelación divina. autores y tiempos los más diversos unidos todos por una altísima finalidad: mostrarnos el camino de la salvación que en Jesucristo encuentra su máxima expresión. Empero. pero como sabemos por la propia Biblia. ¿cómo pretender que el Espíritu Santo solo habla por la boca de Lutero y de nadie más? Así que como se vio forzado a admitir esto surgieron tantas interpretaciones como cabezas y de ahí tantas “iglesias” (sectas o grupos) cuantas eran las divergencias existentes y que como reacción en cadena o como bola de nieve que provoca una tremenda avalancha no dejaría de producir hasta el momento presente las más diversas.

amantes y defensores de la Biblia dicen y piensan de María. ) Inclusive las referencias a personas que merecen el mal elemental de los respetos suele ser las más groseras. ya lo dice el Evangelio que de la abundancia del corazón habla la boca. con que muchos protestantes aún hoy en día se refieren a la Iglesia católica: la gran ramera y al Papa como el Anticristo ¿Será que la Biblia manda insultar así? ¿Dónde en la Biblia se dice o se ordena esta forma de hablar tan impropia de cristianos? Más que una afirmación del cristianismo el fundamentalismo y el literalismo bíblicos del protestantismo no son sino un vivir solo en función de una perpetua negación del catolicismo en cualquier aspecto que se presente. ¿Enseña la Biblia que se debe vivir en función de atacar a otros? ¿Demuestra esto celo por Cristo o más bien odio anticristiano? . es muy clara para quien la estudia serenamente. si Martín Lutero redimió a la Iglesia de su cautiverio babilónico y si gracias su reforma la Biblia fue también liberada del magisterio y dada directamente a los fieles sin necesidad de otro intérprete. Piénsese también en la oscura comparación. la Madre de Jesús. así la llama bendita entre las mujeres. ya este frase y esta acusación de sí es muy grave y carente de fundamento como cualquier persona un poco seria e inteligente puede darse cuenta. Los abusos y desviaciones tan lamentables como necesarios de ser combatidos no son pretexto suficiente para atacar a quien. Nuestro Señor Jesucristo también prometió que su Espíritu Santo iría conduciendo su Iglesia hacia la verdad completa. Por qué. cuya autoría es de Lutero. bienaventurada. Por los frutos se conoce el árbol… Ya Lutero era famoso por sus arranques de ira y por las palabras soeces que solía pronunciar especialmente contra todo lo que fuese “papista”. inspirada por el mismo Espíritu Santo. Cabe preguntarse. Esposa de Cristo. para ellos se valió en primerísimo lugar de la predicación oral que luego poco a poco se fue colocando por escrito. la “mariología”. ¿Por qué una misma y única verdad contenida fidedignamente en la Santa Biblia provocó tantas disensiones? Si Lutero rescató la Biblia y restauró la Iglesia a su primitiva pureza ¿por qué no se formó un solo rebaño bajo un solo pastor? ¿Por qué hay tantos pastores con tan divergentes rebaños? Es que Cristo está dividido (cfr. pues es del corazón que sale el mal que contamina al hombre (cfr. un solo bautismo y en un solo Señor y Padre de todos. en última instancia. si la obra de Lutero era inspirada por Dios para purificar el cristianismo entonces lo que resultaría sería un solo bloque unido en una sola fe. no es culpable de tales errores como sería la propia Madre de Jesús. es un continuo reprochar destructivo que demuestra lo acertado de su denominación de “protestantes” con que desde un comienzo fueron designados.De este tesoro precioso que es la Sagrada Escritura la Iglesia. Dirán los protestantes que no es contra ella sino contra la “mariolatría” que promueve la Iglesia católica. ) O es que lo único que puede unir al protestantismo en sus diversas ramas y ramificaciones es el odio enconado a la Iglesia Católica y el continuo embate contra ella. En todo caso la propia doctrina de la Iglesia sobre ella. encomiada como poco personajes en las Escrituras. ya que de Él recibió ella el mandato de bautizar y de ir y enseñar a todos todo lo que de Él aprendió. no las mencionamos aquí justamente por respeto pero piénsese en lo que muchos protestantes. continuamente saca cosas nuevas y viejas pues le fue prometido que todo el que la escucha también escucha al único que es Señor y Maestro.