Todos tienen ideas, pero somos pocos los que las llevamos a cabo.

Para hacerlo tenemos que ser herejes a los ojos de los demás, ya que estamos en contra de lo establecido, a la mayoría le gusta seguir a la mayoría, por eso no tienen éxito, los pocos que decidimos ser unos herejes y controlar el miedo, triunfamos. Juan Antonio Guerrero Cañongo

Todo lo que somos es consecuencia de lo que hemos pensado. Buda

Mi misión es ayudar a las personas a conseguir sus metas mediante la capacitación, por eso me dedico a impartir cursos, conferencias y he escrito 26 libros. En esta breve compilación quiero compartirte algunos extractos de capítulos de siete libros. Siéntete en libertad de compartirlo también con tu familia, amigos y conocidos. Como siempre te invito a compartir tus comentarios conmigo, hazlo en mi correo antonio@elmillonariointeligente.com También visita mi página www.elmillonariointeligente.com para aprender más, además ahí conocerás todos mis libros, materiales y seminarios, ellos son un excelente complemento para que alcances más metas. Juan Antonio Guerrero Cañongo

Me interesa el futuro porque es el sitio donde voy a pasar el resto de mi vida. Woody Allen

¿Por qué hay personas insatisfechas con su vida? Aunque son muchas las respuestas, afirmo categóricamente que la principal es que no tienen definición en sus vidas. Si no sabes qué quieres hacer con tu vida y hacia dónde quieres llegar, te será imposible ser feliz. Imagínate que sales de tu casa sin saber a dónde vas. Lo más probable es que te quedes en la puerta perdiendo tu tiempo sin saber qué harás, esa indefinición sólo te hará gastar tiempo, dinero y esfuerzo. Por eso primero tienes que definirte. Para ello, debes saber dónde estás y hacia dónde vas a dirigir tus pasos. Hay tres objetivos que toda persona tiene que elaborar y seguir para tener éxito en su vida:  Vital.  Laboral.

 Económico. Para elaborar el primero, tienes que responder ¿qué quiero hacer con mi vida?, para el segundo, ¿en qué deseo desempeñarme? y para el tercero, ¿cuánto deseo ganar? La mayoría de personas no tiene en cuenta estos tres, sólo uno de ellos, por lo regular sólo el económico. Tomemos el caso de María, ella egresó de la licenciatura de psicología, los dos primeros años estuvo buscando un empleo sin resultado alguno, entonces comenzó a trabajar como cajera de un supermercado. A los tres años, ella vivía enojada consigo misma e incluso con sus padres, ya que suponía que ellos debieron advertirle que estudiando esa profesión no tendría oportunidades laborales. Conocí a María en un curso que impartí, ella me compartió esto esperando que le diera alguna solución. Ella nunca elaboró estos objetivos, al parecer estudió la profesión adecuada, pero no sabía exactamente qué hacer con su vida, es decir, nunca había elaborado esos tres objetivos. Como muchos, suponía que al egresar de una profesión debía ganar dinero, no sabía cuánto, pero le urgía hacerlo porque lo necesitaba. Tampoco se detuvo a analizar en qué deseaba laborar, puesto que creía que una profesión le proporcionaría una forma de subsistir. ¿Qué tuvo que hacer para tomar el control de su vida? Algo muy sencillo, formularse esos tres objetivos, así tuvo un mapa que le indicaba qué hacer y qué buscar. Se dio cuenta que su objetivo vital era ayudar a las personas a descubrirse a sí mismas, su objetivo laboral era trabajar por su cuenta, en un consultorio de psicoterapia, y su objetivo económico era ganar más de 5,000 dólares al mes. Con esa

información pudo tomar el control de su vida. Ya que no estaba a la deriva, ahora sabía exactamente qué deseaba, por lo que el próximo paso fue buscar cómo alcanzar lo propuesto. Millones de personas sólo persiguen el objetivo económico, pero sin saber exactamente cuánto deben ganar ni cómo conseguirlo, ellos se levantan todos los días buscando el dinero, pero insatisfechos con su vida personal y laboral. Muy probablemente trabajen en un lugar que odian, pero les proporciona dinero para sobrevivir. Tal como le sucedió a un lector, que llamaré Pablo. Él me compartió, en un correo electrónico, su inconformidad: Estudié para Diseñador Grafico, trabajé en ello, pero pagaban muy poco, unos 195 dólares al mes. De pronto busqué el modo de Independizarme como freelance pero no me funciono, ya no ganaba ni el sueldo que solía tener. Después, con ayuda de algunos libros, intente hacer algo diferente, muy diferente, salí a vender comida a la calle, entonces comencé a ganar 35 dólares diarios, que no es mucho pero sí más de lo que me pagaban. Me fue muy bien al principio muy emocionado por ganar dinero, pero ahora me encuentro muy cansado porque me despierto a las cinco de la mañana y empiezo a cocinar hasta las nueve, a esa hora salgo a vender en algunas bolsas de comida, me quedo hasta las tres de la tarde. Tengo la tarde libre, pero me siento bastante cansado y agotado, espero el día siguiente pero no estoy conforme. Le contesté que debía encontrar su pasión y después encontrar cómo ganar dinero con ella, también que se había convertido en autoempleado y además, probablemente, odiaba cocinar, por eso se cansaba y no avanzaba en esa actividad económica. Días después recibí otro correo:

Odio cocinar, sólo lo hice para ganar dinero. Soy un tipo creativo, amo el Diseño Gráfico, de hecho me gusta hacer muchas cosas con la computadora, pero referente al diseño gráfico. Puedo asegurar que creatividad no me falta, anhelaba tener una imprenta, y mi pasión era la de ser el mejor diseñador gráfico, sin embargo esto del sueldo, ser empleado y la falta de dinero (porque también soy ambicioso mas no avaricioso), me han hecho alejarme de mi gran pasión. Es una idea genial poner mi pasión a la venta. Pablo está ganando más dinero que en un empleo, pero lo hace en algo que le disgusta, por eso no avanza en esa actividad, esto le está produciendo un cansancio mental y físico, además de serios problemas con su esposa (esto me lo comentaría en otros correos). Por eso tiene que descubrir cuál es su pasión (más adelante te hablaré de esto) y definir sus objetivos, sólo así tomará el control de su vida. A muchos les sucede lo de Pablo, sólo se ocupan para ganar dinero, pero olvidan esa alegría por vivir, esa pasión por hacer lo que nos agrada. Como puedes darte cuenta, el objetivo vital te proporciona un propósito para tu vida, el objetivo laboral, una dirección, y el económico una meta. Por eso tienes que elaborarlos, sólo así podrás ser feliz, saber a dónde vas y cuándo te darás cuenta que has llegado a eso que te propusiste. Si no sabes qué quieres, cualquier cosa que obtengas te será suficiente.

Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas. Bertrand Russell Millones de personas están buscando en qué emplearse, pero sólo algunas empresas necesitan empleados, es decir, la oferta está por encima de la demanda, si deseas tener éxito debes concentrarte en crear tu propia fuente de ingresos y no en buscar quién te proporcione un empleo. Ganar dinero es simple, si sabes cómo hacerlo, por eso en esta parte del libro conocerás qué hábitos y creencias tienes que cambiar para construir tu propia fuente de ingresos. Primero elimina de tu mente el deseo de buscar un empleo e instala la urgencia de construir tu propia empresa, que no te asuste esto, cualquiera podemos crear una, sólo hace falta seguir algunos pasos y apegarte a un plan. En mi libro “Despide a tu jefe”, comparto diversas estrategias que te ayudarán a construir tu propia fuente de ingresos, entre ellas:

 Debes conversar con empresarios para aprender de ellos.  Consultar revistas y libros especializados.  Asistir a conferencias y seminarios sobre la temática de negocios.  Investigar en Internet sobre esos temas.  Elaborar un plan de acción.  Identificar los distintos tipos de negocios.  Descubrir qué necesitas aprender.  Darte cuenta cómo financiar tu proyecto. Los empresarios ya han recorrido aquel camino que deseas andar, por eso ellos son los indicados para darte sugerencias y proporcionarte alguna guía que te ayudará a tener éxito. Contáctalos y pregúntales sobre cómo comenzaron, por qué eligieron ese producto o servicio y qué podrías hacer para conseguir el éxito del que ahora gozan. Tu investigación debe incluir libros, revistas y sitios de Internet especializados, yo tengo una lista de libros que me han recomendado, los que voy adquiriendo y leyendo, sucede algo semejante con los sitios web, cuando visito alguno que me interesa, lo guardo en favoritos o imprimo el post o artículo que me interesa, lo guardo en una carpeta con anotaciones sobre el tema, para revisarla cuando tengo dudas o deseo más ideas. También visito las páginas de los autores de libros, por lo regular escriben un blog y mencionan sobre temas que no incluyeron en su texto, esto te permitirá conocer sobre él y aprender más. Un autor te puede recomendar a otro, yo les agradezco esto, porque así me proporcionan información valiosa que me podría tomar mucho tiempo recopilar. Vista el blog de los autores que leas, descubre qué más tienen que decirte y cómo aplicarás eso que has aprendido en tu

emprendimiento. Por lo regular ellos también imparten cursos y conferencias, asiste a ellas, aprenderás más. Tener la información no es suficiente, ahora tienes que ordenarla y decidir qué pasos darás. Lo mejor que puedes hacer es escribir la serie de pasos que darás a partir de este día. ¿A quién entrevistarás para conocer de su éxito? ¿Cuánto tiempo dedicarás a leer sobre los temas que te interesan? ¿En cuánto tiempo comenzarás tu proyecto? Escribe los planes que tienes, las acciones que realizarás y los tiempos para llevarlas a cabo. Date cuenta que hay muchas formas para ganar dinero y muchos tipos de negocios con los cuales atraer riqueza, investiga sobre ellos y decide qué harás. Por ejemplo existen franquicias, distribuciones, redes de multinivel, ventas directas y más formatos empresariales para comenzar a generar recursos, investiga sobre ellos para decidir. ¿Cómo financiar tu proyecto? Aunque se lea obvio, primero debes tener bien claro qué harás, cómo lo harás y entonces buscar financiamiento. Tal vez porque en 1995 tuve un fracaso económico, por no saber exactamente qué haría, no recomiendo solicitar un préstamo bancario o a algún familiar, ya que lo hice y después me fue muy difícil pagarlo, pero creo firmemente que debemos buscar otras opciones antes de pedir dinero. Puedes realizar otras actividades para conseguir dinero, podrías vender algo mientras te capitalizas, también aliarte con alguien que tiene el capital, otra opción es vender un producto o servicio antes de tenerlo, eso es completamente legal, te pongo un ejemplo, hace unos años, tenía máquinas vending (expendedoras automáticas de productos), como me di cuenta que muchas personas las buscaban y había pocos que las vendían, las publiqué en un sitio de venta en Internet y pronto las estaba vendiendo, yo no invertía nada de dinero, el cliente

ofertaba, depositaba, yo iba con su dinero a comprarla, la enviaba y me quedaba con cierto porcentaje (30%). ¡Eso también podrías hacer! Busca quién tenga algo que venda, encuentra quién lo desee comprar, ¡y listo! Este sistema funciona también con el trabajo de otros, por ejemplo, yo encontré a un par de personas que hacían páginas Web, entonces comencé a buscar quién deseara tener su propia página y yo serví de intermediario, es decir, busqué quién hiciera algo y después a alguien que tuviera una necesidad, supervisé el trabajo, el cliente me pagaba, yo le daba lo correspondiente al profesional y me quedaba con un porcentaje, una buena forma de capitalizarme. Siempre hay formas de capitalizarnos, sin necesidad de buscar un préstamo, pero debes buscar las opciones. Estas son algunas ideas para comenzar y por supuesto te invito a leer mi libro “Despide a tu jefe” para aprender más al respecto.

Queríamos que Nike fuera la mejor compañía deportiva del mundo. Una vez que dices eso, ya tienes algo en qué centrarte. No terminarás fabricando alas de aviones o patrocinando la próxima gira de los Rolling Stones. Philip Knight

Hi5 y MySpace estaban de moda, Facebook estaba iniciando y muchos estaban intentando replicar su éxito. Un par de compañías comenzó a vender un script1 para tener tu propia red social, lo adquirí para conocer cómo funcionaba, no para crear una. Un amigo creó la suya en una de sus páginas, comenzó a darle publicidad y si tuvo 20 seguidores, fue mucho. Facebook ya comenzaba a sumar millones de usuarios.

1

Un conjunto de códigos y páginas Web para copiar el funcionamiento de otras páginas.

¿Para qué crear algo que otro ya está construyendo? No es el Yo perezoso el que habla, es la lógica, esa que a veces le falta a muchos emprendedores: si alguien ya lo creó, aprende cómo aprovecharlo, no te desgastes creando algo que ya existe y en el que tendrás una feroz competencia. Facebook ya estaba pagando publicidad para ser la número uno, tenía decenas de programadores, capital y más ventajas para convertirse en el número uno, ¿por qué debería competir con él, si podía usar su plataforma? Mi amigo no lo comprendió, yo sí. Me uní a Facebook cuando muchos de mis amigos aún estaban en Hi5 y MySpace, no sabía el porqué, pero creía firmemente que en un futuro no tan lejano las abandonarían para llegar a Facebook, el tiempo me dio la razón. Mientras otros intentaban aumentar sus contactos para venderles algo, yo investigaba qué me ofrecía Facebook, mi lista de amigos nunca ha llegado hasta el límite, pero en mis FanPages he logrado tener a miles de seguidores y compradores. Aunque no sabía cómo esta red me proveería de dinero, estaba dispuesto a invertir tiempo en conocerla para descubrir el proceso, mi amigo suponía que debía crear la competencia de ella. Si ya está construido, aprende cómo aprovechar esa plataforma, no intentes comenzar de cero porque perderás tiempo, dinero y esfuerzo, el que podrías dedicarle a mejorar otros aspectos de tu negocio. Después de unos meses, estaba listo para lanzar mi primera FanPage, la que fue un éxito. Muy pocos la tenían, por lo que fue pionero en Latinoamérica, no es presunción, es para enfatizar que intentes ser el primero,

aunque ser el último no es problema, si sabes qué pasos dar para dejar atrás a tu competencia. Si algo ya se creó, úsalo, no intentes crear algo que ya existe, eso es un completo absurdo. En esa época de gloria de Hi5 y MySpace muchos querían crear sus redes, pero fracasaron, es mejor unirte a Goliat para que te proteja, como David trabajarás más para vencerlo. Existen guerras en las que no se debe luchar, recuerda, siempre ganará la estrategia, esa que te invito a utilizar en mis libros y cursos siempre. No te desgastes intentando crear una empresa rival, es mejor que inviertas esa energía, dinero y tiempo en hacer crecer tu emprendimiento actual. Enfócate, es lo mejor que puedes hacer para crecer en la actualidad.

El pensamiento vertical es escarbar el mismo hoyo para hacerlo más profundo. El pensamiento lateral es intentarlo en otra parte. Edward de Bono. Observa a tu alrededor y te darás cuenta que la mayoría de cosas que te hacen más fácil tu existencia son una mejora de algo que ya existía, es decir, son innovaciones. La computadora portatil en la que estoy escribiendo este libro es una mejora de la máquina de escribir, también lo es del primer ordenador, hace unos veinte años las computadoras no tenían disco duro, eran discos flexibles que poseían pocos bytes, ahora los discos son rígidos y forman parte de la máquina, todo mejora a diario, o como te decía, se innova constantemente. Cuando era niño comprendí que si deseaba tener dinero debía innovar, ese pensamiento me ha acompañado en toda mi vida, gracias a que lo tengo, gana dinero donde otros no logran atraer riqueza, siempre observo y me cuestiono si algo se puede mejorar, obviamente si está dentro de mi campo de acción, lo optimizo.

Cuando veo algo que supongo que se puede mejorar, utilizo varias preguntas para que mi mente trabaje y me inunde con ideas: ¿Qué podría sustituir? ¿Qué nuevas combinaciones puedo hacer? ¿Cómo puedo adaptarlo? ¿Se puede agrandar, aumentar, reducir, invertir, eliminar o modificar?  ¿Podría tener una nueva forma?     Es lo mismo que hace millonario, cuando ve algo no supone que ya está hecho, sino que se puede mejorar o modificar, eso le ayuda a innovar. Si lo analizas fríamente, todo “invento” es un reordenamiento de un patrón ya existente, dicho de otra manera: lo novedoso no es más que algo ordenado de manera diferente. Te recomiendo un ejercicio : sal a caminar y observa todo a tu alrededor, mientras lo haces, identifica algo que te llame la atención, ahora responde las preguntas anteriores, es decir: ¿Qué podrías sustituir?

¿Qué nuevas combinaciones puedes hacerles?

¿Cómo puedes adaptarle algo?

¿Se pueden agrandar, aumentar, reducir, invertir, eliminar o modificar?

¿Podría tener una nueva forma?

Permite que tu mente responda lo anterior, detén tus voces internas (aquellas que podrían decirte: “ya no necesita mejora”, “así está bien”, etc.), imagina aquello que observaste de forma

diferente, con otros colores, tamaños, usos, etcétera, crea cosas nuevas a partir de algo ya existente. Todas las personas que han innovado han realizado ejercicios similares, ¡por eso tú debes apropiarte de esta técnica! Aunque no lo creas, hay mucho que modificar, si tomas en cuenta que muchos grupos de personas necesitan productos o servicios especiales, te darás cuenta que tienes un gran camino frente a ti que te llevará a ser millonario. Eso hizo Bill Bowerman, quien fue un entrenador de pista y campo estadounidense y cofundador de Nike Inc. Bowerman deseaba quitarle peso a las zapatillas de correr de sus atletas, pues suponía que el calzado hecho a mano pesaría menos en los pies de sus corredores y que las ampollas se reducirían, además de disminuir la resistencia. Una mañana, cuando veía a su mujer haciendo waffles, se le ocurrió verter uretano líquido en su wafflera, logrando una suela para correr que resultó ser duradera, liviana, con una tracción excelente y gran amortiguación. Su innovación, que nació en su cocina, fue el modelo para todos los futuros calzados de Nike. Bowerman contestó las preguntas que te he planteado, consiguiendo una innovación que le ha dado millones de dólares a Nike. Para hacer lo mismo sólo debes contestar: ¿Qué podría sustituir? ¿Qué nuevas combinaciones puedo hacer? ¿Cómo puedo adaptarlo? ¿Se puede agrandar, aumentar, reducir, invertir, eliminar o modificar? ¿Podría tener una nueva forma? Eso hizo también Perry L. Spencer, un científico que trabajaba la empresa estadounidense Raytheon Manufacturing Company dedicada a crear equipos militares, cuando, en 1946, observó como se le derretía el chocolate que llevaba en el bolsillo mientras funcionaba un radar en el que trabajaba. Al observar esto pensó en algunos usos que podría tener la radiación de la máquina magnética. Esto dio origen al primer horno de

microondas. Los primeros microondas eran para uso industrial, pero la empresa siguió mejorando su microondas hasta convertirlo en lo que conocemos ahora, un horno pequeño que es relativamente barato. Como puedes darte cuenta, sólo hace falta observar y responder a esas preguntas clave. Algo muy importante: no supongas que necesitas ser un experto para crear algo nuevo, ni siquiera que necesitas conocer todo alrededor de aquel objeto que necesitas modificar:  Leopold Mannes y Leopold Godowsky, los creadores de la película fotográfica Kodachrome Color, eran músicos.  John Boyd Dunlop, el creador del neumático inflado por aire, era médico veterinario.  King Camp Gillette, el creador de la navaja para rasurar como la conocemos, era agente de ventas de tapas para botellas. Otro caso fue Ladislao José Biro quien creara el bolígrafo. En una ocasión se encontraba observando unos niños jugar en la calle con canicas, después de un rato de hacerlo, vio como una de ellas entraba y salía en un charco trazando una línea de agua en la superficie seca de la calle, ¡eso le dio la idea! Una pequeña bola de acero debía ser parte del mecanismo de la pluma fuente (por cierto, inventada también por él) para evitar que la tinta se atascara. Estos casos tienen un factor común: los protagonistas han permitido que la imaginación fluyera. El niño tiene una gran capacidad para imaginar, pero, desafortunadamente, mientras vamos creciendo la sociedad en general va obstaculizando esa capacidad.

Aprovecha al máximo la imaginación para resolver tus problemas y alcanzar la riqueza, este recurso es la herramienta más efectiva que posees para generar abundancia, con ella puedes hacer los planos previos de tu vasto imperio económico y determinar los pasos que deberás dar para conseguir lo que deseas. En mi libro Millonario por Neuroinducción, incluyo una anécdota de Edison al respecto: En 1891, el periodista George Parsons Lathrop propuso a Edison colaborar en una novela de ciencia ficción sobre el futuro, ya que él creía que la invención es el arte de imaginar el futuro. Como era de esperarse, Edison escribió muchas páginas con anotaciones de inventos que los hombres del futuro disfrutarían diariamente, entre ellos describió autos eléctricos, trasportes grupales de alta velocidad, una vacuna multivalente para prevenir diversas enfermedades y unos cables transatlánticos que utilizaban la "fuerza etérica" (una forma de energía eléctrica que Edison creyó haber descubierto) para transmitir imágenes fotográficas de un continente a otro (la fibra óptica, que se asemeja mucho a lo que mencionó Edison, se inventó en 1988). La novela nunca se editó, pero gracias a esas notas podemos darnos cuenta de la gran imaginación de Edison, quien no se conformaba con el presente, sino también podía imaginar claramente el futuro. Tal como hacía Edison, para imaginar el futuro debes permitirte “jugar” con todos los elementos que tienes a tu alrededor, sin censurar las ideas que surjan en el proceso. Si lo consigues, tu pensamiento fluirá libremente, ya que no tendrá límites, así podrás adelantarte a tu tiempo y aprovecharlo para crear nuevos productos o servicios.

Para innovar también es altamente recomendable que salgas de ti entorno, ya que las nuevas ideas surgen cuando sales de tu zona de confort. Sal a caminar, visita museos, observa todo a tu alrededor y haz cosas que permitan a tu cerebro imaginar nuevos escenarios y crear nuevos productos y servicios. Si deseas ser millonario deberás innovar. Cualquier rico que conozcas ha innovado, sólo aquellos que continúan haciendo lo mismo continúan pobres. Anteriormente afirmaba que todo está en constante cambio, pero la mente pobre supone que esto es un obstáculo, sólo los ricos saben que todo cambio trae consigo una oportunidad para ganar dinero. Muchos negocios exitosos del pasado han dejado de existir, por ejemplo los videoclubs poco a poco van desapareciendo, ya que hay compañías de cable y en Internet que ofrecen la renta de películas por un precio menor. La industria musical es otro sector que está cambiando rápidamente, antes las personas adquirían un disco compacto con más de ocho pistas de audio, ahora pueden comprar sólo las pistas que les agraden.

“Si alguien disfruta marchando al ritmo de la música, en fila y al unísono, ya le desprecio simplemente por el hecho de que le han dado un cerebro erróneamente. Con la médula espinal habría bastado”. Albert Einstein Barry Potekin, un emprendedor estadounidense de la comida rápida, tuvo una infancia difícil, reprobó el quinto grado, sus amigos se burlaban y después dejaron de reunirse con él, como si tuviese una enfermedad contagiosa. Triste, comenzó a buscar amigos holgazanes, que no le exigían mucho, por lo que rápidamente se volvió un vago. A duras penas se graduó de secundaria. Pero un buen día reflexionó sobre su vida y decidió que se dedicaría a ganar dinero. Como tenía mal historial crediticio, ningún banco le podía prestar el monto inicial para comenzar algo en forma, por lo que se dedicó a revender algunas mercancías. No le fue nada mal, pero a causa de las políticas del

presidente en turno, el comercio decayó y se encontró en la ruina. Barry perdió todo, incluyendo el dinero de retiro de sus padres. Un día, en una cafetería donde él y su padre compartieron una rosquilla (Barry la parte de abajo y su padre el glaseado de ese pan, según cuenta este emprendedor) con los pocos centavos que tenían en la bolsa, y casi al borde de las lágrimas, le hizo una promesa a su padre: “Vamos a regresar”. Tal como diría Barry posteriormente, “nos emocionamos y gritamos como dos quijotes: ¡Vamos a regresar!”. Recordó que alguien le había mencionado que se hacía mucho dinero en la comida rápida, por lo que decidió crear un negocio de ese giro, pero especializado en alimentos frescos y saludables. Pidió dinero a todos, soportando que muchos le dieran poco dinero como limosna, vendió a algunos una porción de negocio y abrió su local, con nueve dólares en la cuenta bancaria y sin comida. Tuvo que volver a pedir prestado, pero como supuso que se lo negarían, sólo pedía 10 dólares. Su estrategia funcionó y en 1985 estaban vendiendo comida, la que se terminaba a las dos horas, entonces, con el dinero recaudado, iba a comprar más, repitiendo ese proceso por meses, hasta que comenzó a ver grandes resultados. ¿Cómo se llama su empresa? Goast Coast Dogs, quien después de ese año, comenzó a salir en los periódicos, elogiándolo como el mejor local de “perros calientes” (Hot Dogs). Hasta la fecha su emprendimiento le sigue arrojando miles de dólares, todo por actuar con determinación.

Desde que eras niño has estado en contacto con diferentes personas: tus padres, familia, profesores, amigos y vecinos, todos ellos te han influido de una u otra forma. Algunos, tal vez sin desearlo, te han instalado ciertos temores, por ejemplo, pudiste haber escuchado a tus padres pelear por el dinero, entonces, sin que te lo dijeran directamente, creciste con cierto recelo a éste, ya que lo asociaste con algo negativo. También pudo suceder que tu familia te afirmara que comenzar una empresa es difícil, lo que creíste sin dudar. Todos hemos sido programados por las personas que nos rodean y con quienes hemos convivido, ellos nos han compartido sus temores respecto a comenzar y mantener una empresa, por eso podrías tener cierto miedo para iniciarla. Muchas personas suponen que toda su vida deberán ser empleados, debido a que sus padres y familiares así lo suponían, por ello se les dificulta renunciar a sus empleos. Varios de mis clientes escucharon a sus padres decir que trabajar para alguien más era lo más adecuado, debido a los beneficios laborales, por

tanto dudan bastante antes de tomar la decisión de montar una empresa por su cuenta, suponiendo que estarán desamparados. Es importante que te des cuenta de qué programaciones tienes, para destruirlas, pero sería absurdo reclamarle a aquellas personas que te las dieron, tal como te decía, muchas veces lo hicieron sin querer. Aún si tenían la intención de instalarte ciertas creencias, no tiene caso alguno que los busques para reclamarles, sería mejor que buscaras cómo desinstalarlas de tu mente. Una creencia se construye a partir de una idea y tres razonamientos que le dan fuerza, por ejemplo, sabes que un empleo te da seguridad por que existen tres razonamientos que fortalecen esta idea: 1. Tienes un sueldo seguro cada determinado tiempo. 2. Te ofrece un lugar para desempeñar tus tareas. 3. Te da ciertos beneficios para cuidar de tu salud. Aunque esta creencia es muy fuerte, podrías destruirla de la misma forma, es decir, utilizando ciertos razonamientos, así después podrás construir una nueva. En el anterior caso, podrías afirmar que: 1. En algún momento la empresa podría quebrar y dejar de otorgarte el sueldo. 2. La empresa podría reducir sus puestos de trabajo y despedirte. 3. Los beneficios podrían desaparecer si la empresa quebrara. Si haces conscientes tus creencias, podrás destruirlas, pero si no te das cuenta de ellas, sólo tendrás temores. Por eso debes aprender a identificarlas.

Escribe en este apartado lo primero que piensas cuando escuchas sobre: Dinero: Empleo: Seguridad laboral: Pobreza: Estudios universitarios:

A esta práctica se le denomina asociación libre y es usada en la psicología para descubrir qué asociaciones tenemos cuando escuchamos ciertos conceptos. ¿Qué descubres? ¿Aquello que escribiste denota alguna clase de temor? ¿Te fue sencillo hacer esto? ¿Recordaste a tu padre o madre mientras lo hacías? ¿Recordaste algún momento de tu pasado? Un ejercicio semejante lo he incluido en otro de mis libros y mis lectores me refirieron haber tenido miedo mientras lo hacían, inclusive escuchaban peleas entre sus padres o consejos que les habían dado. Este relato ejemplifica cómo otros nos condicionan respecto al dinero:

Cuando era niño recuerdo haber presenciado una pelea de novios entre mi hermana y su actual pareja. Ella rompió en pedazos un billete. Ahora ya tengo 27 años y no puedo olvidar esa asociación que entendí entre el dinero, las emociones, el amor, la pareja, etc. Tal como te decía, todos hemos sido programados de una u otra forma, por eso nos comportamos de esta forma actualmente, pero tenemos la posibilidad de descubrir aquello que nos está frenando hacia el crecimiento y desecharlo. Recientemente conversé con una mujer, ella me aseguraba que el dinero sólo trae desgracias. Esto lo sostenía porque su marido se había ganado cierta cantidad en la lotería y a partir de ese evento él optó por salir a bares y a engañarla con otras mujeres. Ella se sentía resentida por el dinero, ya que él le había arrebatado su felicidad. ¿Qué hubiese pasado si ese dinero le hubiera dado más dinero? Ella afirmaría que el dinero sólo trae felicidad. Por eso en mis seminarios le recomiendo a mis asistentes que asocien diversión con dinero, felicidad con dinero, tranquilidad con dinero, así no lo evitarán, sino inconscientemente lo buscarán en su vida. A partir de este día, constrúyete nuevas creencias respecto a ser libre financieramente, ya sabes cómo hacerlo: una idea y tres razonamientos. Podrías afirmar que es sencillo iniciar una empresa ya que muchos lo han logrado (primer razonamiento), estás preparándote para ello leyendo este libro (segundo) y todos los días aprendes algo relacionado con las empresas (tercer). Para ayudarte aún más, elabora en este momento una lista de todo aquello que harías si tuvieras dinero:

¿Te fue simple? ¿Una vocecita te decía “deja de soñar”? ¿Escuchaste a tu padre o madre afirmando que tener dinero es malo? Sigue dándote cuenta de tus programaciones previas pero no te preocupes, a lo largo de este libro podrás irte desprendiendo de ellas. Desafortunadamente a diario escucho y leo afirmaciones absurdas como estas:      El dinero no hace la felicidad. Los ricos en el fondo son infelices. Tener dinero es peligroso, eres blanco de la delincuencia. Prefiero ser pobre feliz que rico infeliz. Nadie ama a los ricos.

Sin darse cuenta, las que las afirman, están rechazando la riqueza, ¡por eso debes dejar de hacerlo! Si no sabes cómo atraer la riqueza, aprende, pero no te justifiques con cualquiera de estas oraciones absurdas. Es cierto que el dinero no compra la felicidad, pero sí te proporciona tiempo y libertad, con lo que puedes pasar más tiempo con tu familia y amigos. Si no vas a dejar a tus hijos a la escuela, los acompañas a caminar, sales con tu perro a pasear y cocinas lo que quieras, dedicando el tiempo que necesites para ello, no sabes de lo que te estás perdiendo. ¡Por eso debes tener dinero! Así podrás hacer muchas cosas que te acercarán a la felicidad.

Si aún no estás convencido que debes ganar dinero, yo te ayudaré enunciándote algunas cosas que podrías hacer con él:        Cubrir tus necesidades básicas sin problema alguno. Ahorrar para tu retiro. Alcanzar tus metas aunque parezcan imposibles. Eliminar tus deudas. Adquirir pólizas de seguros para estar más tranquilo. Tener mejores relaciones familiares. Ayudar a otros.

Date cuenta de tus programaciones previas y comienza a cambiarlas, tu éxito depende de ello.

Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia, la estupidez, la riqueza y la pobreza. Averroes Héctor es un millonario que hizo su fortuna en Internet, su oficina estaba en su domicilio, aunque él aseguraba que la computadora portátil era todo lo que necesitaba, además de una conexión a la red. Esa era la ventaja de tener un negocio de esa índole, podía ganar dinero en el lugar que estuviese, incluso de vacaciones, “es cuestión de que lo hagas automático”, me dijo. Hacerlo automático significaba que no debías de complicar tus tareas, tenías que encontrar la forma de hacerlo simple. Esa era su fórmula del éxito. Héctor había construido una red extensa de proveedores, empleados y clientes, pero no recibía a nadie en su oficina, sólo dirigía su empresa y supervisaba ciertas tareas, “no conozco personalmente a mis proveedores, empleados y clientes, sólo

tengo comunicación con ellos por medio de Internet, cuando tienes un negocio de este tipo, no es necesario”, explicó. Esa es la ventaja de la red, puedes contratar a empleados que se encuentren a cientos de kilómetros de distancia de donde vives e incluso que vivan en otro país, en mi caso trabajo con varias personas de diferentes países, a veces ellos están despiertos cuando yo duermo, por las diferencias de horarios, pero no necesito estar supervisándolos ya que les pago por proyecto terminado, así ellos saben cuándo y cómo lo realizan, yo sólo requiero un producto listo para utilizar. Mi amigo hacía lo mismo. Héctor compraba los productos que vendía a proveedores de otros países, a un estupendo precio, tenía empleados que colocaban anuncios en los sitios de venta y en su tienda virtual, recibían los pedidos de los clientes e incluso tomaban ciertas decisiones acerca del envío, devoluciones y formas de pago. Con este sistema dedica pocas horas a la semana para que su empresa funcione, puesto que sólo supervisa ciertas áreas, dejando a otros las tareas menos productivas. “Cuando comencé con mi empresa pocas personas compraban en Internet, pero sabía que esto iba a cambiar, comencé a visitar las tiendas virtuales de otros países, observé qué aciertos tenían y como resolvían sus problemas, así me adelanté a lo que estaba por venir. Pronto tenía una tienda virtual que estaba vendiendo cientos de productos”, asegura. Los millonarios tienen esas características, se adelantan a su presente para visualizar el futuro, ven decenas de oportunidades de negocio y tienen a otros trabajando para ellos. Los pobres no adquieren esas cualidades, por eso atraviesan graves problemas económicos.

Cuando tienes la habilidad de ver el futuro atraes grandes sumas de dinero a tu vida ya que te adelantas a los demás, obviamente no sólo debes visualizar el mañana, sino tomar acción pronta, supongo que como yo has escuchado a muchas personas decir “esto ya se me había ocurrido”, pero nunca tomaron acción alguna, por tanto sólo se conforman con ver triunfar a los que sí hicieron algo. Para tener esa visión futurística debes salir de tu zona de confort, aquella que te impide ver más allá, si estás frente a un árbol, debes dar un paso atrás para observarlo completo, sino sólo verás una parte de él, sucede lo mismo cuando estás perdido en un bosque, es muy probable que des vueltas en círculo si no buscas un lugar con mayor altura para darte cuenta de donde estás y dónde quieres llegar. Si te alejas de un problema podrás ver cientos de soluciones, pero si piensas en él, sólo te provocarás serios dolores de cabeza. Todos hemos tenido problemas que parecen sin solución, pero es cuando nos alejamos varios pasos de ellos que llega una solución. En otro capítulo te daré ejemplos de personas que pudieron dejar la pobreza atrás después de retroceder para ver todo el bosque, si estás o has estado en una situación crítica en tu economía, debes hacer un alto y ver todo el panorama antes de seguir adelante, si no lo más probable es que te hundas más. Sólo verás el futuro cuando te alejes de tu presente. No supongas que todo está hecho, aún falta mucho por crear e innovar, si no lo crees, sólo acude a una tienda de computación, ahí verás que las computadoras tienen un promedio de vida de anaquel (es decir, el tiempo que se exponen al público) de tres meses, esto no significa que se vendan tantas, sino que los fabricantes están creando cada tres meses un nuevo aparato que sustituye al anterior.

En cualquier campo de está innovando, aunque el tecnológico es el que sufre cambios más rápidos y visibles, en los noventa se vendían millones de casetes con música, pocos años más tarde surgió el disco compacto que desplazó a estos, ahora éste ha sido desplazado por nuevos formatos, incluidos los reproductores multimedia que puedes controlar con un dedo. Antes existían discos de acetato, los cuales eran difíciles de trasportarse. Amo la música y siempre que viajo llevo un reproductor multimedia que trae más de 500 melodías, ¡no me imagino cargando más de 50 acetatos y una tornamesa! Las innovaciones nos hacen más simple la vida y ayudan a incrementar los activos de algunos. Precisamente la industria de la música ha sufrido un gran golpe por no adelantarse a su época, hasta hace poco los artistas ganaban mucho dinero por concepto de las regalías generadas por las ventas de sus discos compactos, con la creación de formatos de compresión de datos como el mp3, esto cambio. Pocos buscaron nuevas alternativas o incursionaron en Internet, la gran mayoría se dio cuenta que no había vuelta de hoja cuando sus ganancias mermaron, ahora están buscando desesperadamente nuevas opciones, entre ellas hacer duetos con otros músicos. Pero hay empresas que han ganado millones con este cambio, Apple comenzó a vender descargas digitales en su tienda virtual y construyó aparatos electrónicos para escucharlas, con ello ha generado una necesidad de consumo que dio un giro radical a la industria musical. Esta empresa también cambió la forma en que escuchamos música, antes debíamos de adquirir todo el disco del artista, ahora sólo podemos comprar aquellas melodías que nos interesan. Al principio la industria musical no quería participar en este nuevo, ahora ha descubierto que es lo mejor.

Es lo que hace un millonario para atraer más riqueza a su vida, salirse del camino para verlo de lejos, con esta acción tal vez vea otra senda o descubra que esa dirección lo estaba llevando al fracaso.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful