You are on page 1of 2

ANEXO

ANTES DE 1960
Las consecuencias políticas de la Gran Guerra generaron oleadas de nuevos inmigrantes a Francia: sesenta y seis mil rusos blancos, veinte mil antifascistas italianos, miles de armenios y minorías cristianas de países árabes. El control nazi de Alemania a partir de 1933 trajo decenas de miles de judíos, y el dominio nacionalista de España empujó hasta Francia a centenares de miles de españoles, aproximadamente seis veces más que durante la Primera Guerra Mundial. Dado el aluvión de extranjeros durante los años treinta –un período de estancamiento económico–, resulta notable que la tradición de asilo político y, en términos más generales, la necesidad de inmigración no se cuestionaran nunca seriamente en Francia, a pesar de un nuevo brote de xenofobia y antisemitismo. Tampoco se puso en entredicho la relativamente generosa concesión de la nacionalidad francesa, y entre 1919 y 1939 casi un millón de extranjeros pasaron a ser franceses. Lo cierto es que los preparativos y la movilización para la guerra inminente hicieron que los inmigrantes resultaran incluso más indispensables. Aproximadamente cien mil extranjeros, muchos de los cuales eran refugiados republicanos españoles, ayudaron a los militares franceses en el primer año de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, por primera vez en la historia francesa, los extranjeros se convirtieron en los chivos expiatorios de la decadencia y la derrota francesas en 1940. El gobierno de Vichy rompió con todos los regímenes anteriores al excluir a los extranjeros de los puestos de trabajo oficiales, internándolos y privándoles de su recientemente adquirida nacionalidad francesa. Los judíos, especialmente los extranjeros, fueron el blanco ideal. Durante la guerra, setenta y seis mil judíos (dos tercios de los cuales eran extranjeros) fueron deportados, y sólo dos mil quinientos lograron sobrevivir. Vichy también animó a Alemania a que satisficiera sus necesidades de mano de obra reclutando inmigrantes de suelo francés. No constituye por ello ninguna sorpresa que los extranjeros, incluidos miles de españoles, se erigieran a menudo en la vanguardia de la resistencia francesa a la ocupación alemana, a pesar de que esta circunstancia fuera minimizada durante décadas tras la Segunda Guerra Mundial debido a la insistencia gaullista y comunista patriótica, si es que no nativista, en la naturaleza «francesa» de la Resistencia. Francia ha sido tradicionalmente el país modelo de aplicación del ius soli: introducido en 1515, otorga la nacionalidad francesa a toda persona nacida en el país al alcanzar su mayoría de edad civil, siempre y cuando haya vivido de manera duradera sobre territorio francés.

CRISIS DEL PETROLEO
En 1973 estalló la crisis del petróleo, provocada por las maniobras de los saudíes en los países productores de petróleo, con los EEUU promoviendo y bendiciendo la operación: el precio del petróleo se disparó a niveles nunca conocidos. Los EEUU provocaron el alza de precios porque no dependían excesivamente del petróleo del Medio Oriente; y así, el alza del precio del petróleo afectó sobretodo a las economías europeas y japonesa, que eran las competidoras directas de los norteamericanos. Además, con la subida del precio del petróleo, los bancos norteamericanos se benefician, pues monopolizan los nuevos petrodólares que veían de Oriente Medio (recordemos que el petróleo se pagaba en dólares). De esta forma, Nueva York reafirmó su papel de centro financiero del planeta. Los efectos están claros: con un petróleo tan caro, la inflación se dispara y la actividad económica se detiene. La crisis duraría en todo el mundo capitalista hasta comienzos de los años 80. .En Estados Unidos, el precio de venta al público de un galón de gasolina pasó de un promedio de 38,5 centavos en mayor de 1973 a 55,1 centavos en junio de 1974. Mientras tanto, la Bolsa de Nueva York perdía 97 mil millones de dólares de su valor en seis semanas. (…) . En Francia, la crisis del petróleo puso fin al periodo conocido como Trente Glorieuses, los últimos 30 años de alto crecimiento económico.

AGENCIA DE LA BIOMEDICINA La Agencia de Biomedicina francesa, creada por la ley de bioética en agosto de 2004 Supervisa cuatro áreas clave de la biología humana y la medicina: los tejidos de órganos y el trasplante de células, las técnicas de reproducción asistida y el diagnóstico genético prenatal y embriones y la investigación con células madre de embriones humanos. ESCUELA NACIONAL DE SALUD PUBLICA EHESP es una institución pública que tiene una doble misión de la educación y la investigación en salud pública y trabajo social. Su objetivo es fomentar un diálogo fructífero entre dos cultivos complementarios: la salud y la gestión pública. ALTA AUTORIDAD DE SALUD HAS es una autoridad pública independiente que contribuye a la regulación de la calidad del sistema de salud. Se lleva a cabo sus tareas en el ámbito de la evaluación de los productos sanitarios, prácticas profesionales, la organización de la asistencia sanitaria y la salud pública.