You are on page 1of 88

RAPPORT

-HIPNOSIS DE MILTON H. ERICKSON, M.D.Revista del Instituto MILTON H. ERICKSON de Buenos Aires (Argentina)

Milton H. Erickson, M.D.

Septiembre 2005

Año XV Nº 48

RAPPORT
- HIPNOSIS de MILTON H. ERICKSON Revista del

Instituto MILTON H. ERICKSON de Buenos Aires (Argentina)

Director Internacional:

ERNEST L. ROSSI, Ph. D., Baywood Park, CA, U.S.A.

Directores:

EDGAR A. ETKIN y SYLVIA ETKIN

Propietario:
EDGAR ALEJANDRO ETKIN

Dirigir correspondencia a: Sánchez de Bustamante1945 P.B. ‘‘A’’ C1425DUM, Buenos Aires, Argentina

e-mail: erickarg@fibertel.com.ar Tapa: IMHEBA

RAPPORT
HIPNOSIS de MILTON H. ERICKSON Nº 48 - Septiembre de 2005

RAPPORT
HIPNOSIS de MILTON H. ERICKSON Nº 48 - Septiembre de 2005

Escritos de Milton H. Erickson, M.D.

© Copyright en español E. A. Etkin y S. Etkin 1993 Buenos Aires, Argentina

CUATRO PRINCIPIOS DEL TRABAJO DE ERICKSON 1- No hay necesidad de que el inconsciente sea hecho consciente: los procesos inconscientes pueden ser facilitados de modo tal que puedan funcionar en forma autónoma a fin de resolver en forma individual los problemas de cada paciente. 2- No hay necesidad de que los mecanismos mentales y las características determinadas por la personalidad sean analizados para beneficio del paciente: los mismos pueden ser utilizados como procesos, dinamismos o sendas que faciliten las metas terapéuticas. 3- No hay necesidad de que la sugestión sea directa: las sugestiones indirectas pueden con frecuencia evitar las limitaciones aprendidas de un paciente y, de este modo, facilitar mejor procesos inconscientes. “Con estas sugestiones indirectas el paciente incorpora la habilidad de pasar a través de esos dificultosos procesos internos de desorganización, reorganización, reasociación y proyección de experiencias internas con el fin de ir al encuentro de los requerimientos de [metas terapéuticas].” 4- La sugestión terapéutica no es un proceso de programar al paciente con el punto de vista del terapeuta: antes bien, las mismas implican hacer “una nueva síntesis interna de la conducta del paciente síntesis llevada a cabo por el paciente mismo.”

The Collected Papers of Milton H. Erickson on Hypnosis, Vol. IV, Edited by Ernest L. Rossi, Ph. D., Irvington Publishers, 1980. “I. General Introductions to Hypnotherapy”, p. l.

CARACTERISTICAS DE LA HIPNOTERAPIA ERICKSONIANA • La Hipnoterapia Ericksoniana es un proceso complejo, mediante el cual, psicoterapeutas especializados ayudan a la gente a utilizar sus asociaciones mentales, recuerdos, experiencias, recursos y máximas expresiones de vida y salud para lograr sus propios objetivos terapéuticos. Las Sugestiones Hipnóticas Indirectas facilitan la utilización de las habilidades que ya existen en una persona pero que no usa, usa incorrectamente o permanecen subdesarrolladas, debido a limitaciones aprendidas, inexperiencia, carencia de oportunidades, comprensión, o modelos exitosos a seguir. El Hipnoterapeuta Ericksoniano (como interfase) crea las condiciones para que el paciente pueda “despertar” los datos operatorios aprendidos a lo largo de su vida (almacenados en su “disco rígido” biológico) que están disponibles sólo inconscientemente, y que lo limitan severamente cuando se enfrenta con situaciones indeseables (el “input” sensorial) que atraviesa en el presente. La Hipnoterapia Ericksoniana utiliza el estado de trance hipnótico (fases alternas de la conciencia) para lograr en el paciente una compenetración más plena con su dinámica inconsciente y así facilitar y acelerar los cambios que llevarán a la solución de sus problemas. Implica los múltiples niveles mentales y por esta cualidad se constituye en una psicoterapia breve. El Acceso Indirecto al Inconsciente, (mediante el lenguaje hipnótico, sugestiones indirectas y el acceso metafórico - metonímico) durante el trance hipnótico, evita y reemplaza, para beneficio del paciente, los dilatados y costosos procesos analíticos conscientes, característica de otras psicoterapias. El Acceso Indirecto al Inconsciente hace posible que el paciente supere padecimientos psicológicos, psicosomáticos, y acelere la recuperación de la salud orgánica, llegando, según recientes investigaciones científicas, a influenciar la estructura y funcionalidad molecular y genética. La Hipnoterapia Ericksoniana se destaca en el tratamiento grupal, ya que su tecnología simbólica potencia y atañe tanto al ámbito privado de cada integrante del grupo como a los objetivos compartidos socialmente por todos, abarcando el nivel consciente y el inconsciente de cada individuo. Edgar A. Etkin y Claudio López Andrés

RAPPORT
HIPNOSIS de MILTON H. ERICKSON Nº 48 - Septiembre de 2005

Indice

El proceso de la inducción hipnótica (1964) (versión completa)
Video: 2 horas Milton H. Erickson, M.D. ......................................................................... 3783

Las cartas de Milton H. Ericksona, II
Bateson, Haley y Weakland ........................................................................ 3819

RAPPORT - HIPNOSIS de MILTON H. ERICKSON - Nº 48 - Septiembre de 2005

EL PROCESO DE LA INDUCCIÓN HIPNÓTICA (1964)
- Versión completa Comentarios Jeffrey K. Zeig, Ph. D.
Video: 2 horas

Milton H. Ericson, M. D.
© Inglés-español The Milton H. Erickson Foundation, Inc. e IMHEBA 1. Autorización para Rapport por Jeffrey K. Zeig, Ph. D., 2000 2. Publicado sin comentarios en Rapport Nº 31, Junio 2001

Esta es una de una serie de películas profesionales hechas por la Fundación Milton Erickson. El tema de este video de entrenamiento en particular es la inducción de la hipnosis. El propósito de esta cinta es enseñarle a profesionales cómo inducir hipnosis. Para hacerlo, yo voy a hablar con ustedes un poco acerca del modelo tradicional de hipnosis, y del modelo ericksoniano de hipnosis. Luego de eso, voy a mostrarles algunos segmentos del film que fue hecho en 1964 donde Milton Erickson con-

dujo inducciones hipnóticas en una demostración durante un encuentro sobre hipnosis. Yo discutiré lo que Erickson está haciendo de manera que ustedes puedan aprender algo acerca de los complejos patrones de comunicación hipnótica que Erickson usaba en una inducción y que ustedes puedan aprender algo acerca de cómo se alcanza el proceso real de inducir hipnosis. El primer segmento es para darles alguna información acerca del modelo tradicional de hipnosis. El modelo tradicional de hipnosis está compuesto de cinco segmentos diferentes.

3783

3784

Milton H. Erickson

FORMA TRADICIONAL DE LA HIPNOSIS
CUADRO I

I.
1 2

PRE-INDUCCION

. establecer rapport . diagnósticos del problema
INDUCCION

3 4

. identificar y disipar mitos . pruebas de sugestibilidad

II.
1

. relajación . sugestiones directas . sugestiones positivas . devuelve el control al sujeto . restablece rapport con la mente
consciente 2

III. PROFUNDIZACION
1

. uso de escalas . sugestiones negativas . restablece el medio ambiente
consciente ratifica el trance

IV. TERAPIA
1 2

V. TERMINACION
1 2 3 4

.

El primer segmento es el período de pre-inducción. Durante el período de pre-inducción hay algunas características, algunas cosas que hace el operador. Y luego de ello está la inducción, la real inducción formal de la hipnosis, seguido por un período de profundización del trance, y luego la verdadera sugestión terapéutica. Subsecuentemente el operador termina la hipnosis.

Estos pasos en el modelo tradicional de hipnosis son generalmente hechos en un modo lineal. Ante todo, en el período de pre-inducción, el operador establece rapport. Esto es lo mismo que se hace en cualquier ambiente médico, cualquier ambiente psicoterapéutico, cualquier ambiente dental. “Esta es una situación dificultosa, estamos aquí usted y yo y vamos a trabajar juntos para proveerle a usted alguna

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3785

ayuda en este problema con el que está luchando”. Luego de establecer rapport, el terapeuta tradicionalmente diagnosticará el problema. ¿En qué busca usted mi ayuda? En el modelo tradicional el terapeuta a menudo hará una historia diagnóstica del problema, y quizás recogerá una muy detallada historia de cuándo empezó el problema, y los efectos que pueda haber tenido en la vida de la persona. Subsecuentemente el operador comenzará a hablar acerca de la hipnosis. Al principio para identificar y disipar los mitos del paciente acerca de la hipnosis. Por ejemplo, los pacientes tienden a pensar que en la hipnosis de alguna manera perderán algún control. La mayoría de los mitos acerca de la hipnosis son relacionados al control. Por ejemplo piensan que harán un acto inconsciente, que serán forzados a decir la verdad, que serán de alguna manera llevados a cometer algún acto antisocial que ellos normalmente no harían, que de alguna manera estarán más vulnerables bajo hipnosis, abiertos a las sugestiones, o que de alguna manera bajo hipnosis habrá un incremento de poderes mentales. El terapeuta determinará qué mitos están operando en el paciente, y posteriormente hará una introducción al paciente en qué es la hipnosis,

quizás describirle al paciente que la hipnosis es simplemente una cuestión de una atención muy enfocada; un estilo de atención en el cual la persona está enfocada en lo que es inmediatamente relevante, y que en este estilo de atención enfocada en que la persona está enfocada en lo que es inmediatamente relevante, puede estar en contacto con sus potenciales, fisiológicos y psicológicos, de los que no se percató previamente. Siguiendo a eso, el terapeuta introducirá las pruebas de sugestibilidad para determinar la capacidad de esa persona para la hipnosis. Esto es en el modelo tradicional, donde se usan las pruebas de sugestibilidad. Por ejemplo la prueba del balde y el globo, donde el terapeuta sugiere a la persona que tiene una imaginación vívida; que imagine que hay un balde que está unido a una mano, haciendo que se vuelva pesada, y que hay un globo unido a la otra mano, haciendo que se vuelva liviana, y luego le pide a esa persona que cierre sus ojos y solamente se ponga en contacto con esas sensaciones, e imagine la diferencia, y que use confianza para imaginar que esos cambios ocurren, y sugerir que imagine esos cambios y abra sus ojos y que vea los cambios que sucedieron. Ahora, las pruebas de sugestibilidad no son realmente diagnósticas; son comunicaciones dirigidas a llevar al paciente a sentir que va a responder, porque las pruebas de sugestibilidad son básica-

3786

Milton H. Erickson

mente procedimientos hipnóticos, sin una inducción formal, una vez que la persona realmente demuestra que tendrá respuesta, entonces es más fácil llevar a cabo el resto del procedimiento hipnótico porque ha mostrado que es afectable, que es capaz de ser afectada por los procedimientos que usa el operador. Nuevamente, el diagnóstico no es importante porque en el modelo tradicional la inducción de la hipnosis va a estar basada en la relajación. Y lo que va a sugerir, probablemente en una forma progresiva, es que el paciente simplemente se relaje; por lo tanto el operador dirá : ahora deje que su cuerpo se relaje, deje que su cuello se relaje, deje que sus brazos se relajen, relaje sus piernas, y continuará haciendo esta relajación progresiva, poniendo al paciente en un estado más pasivo. Después que la inducción fue alcanzada, viene el período de profundización. La metáfora aquí es que la persona alcanza un estado más superficial de hipnosis con la inducción, y luego debe ser profundizado para que la persona alcance un estado profundo. De los métodos para alcanzar un nivel más profundo uno de los principales es usar sugestiones directas. El operador sólo dice al paciente: vaya más y más profundo dentro del trance, o en un estilo más antiguo: vaya más y más profundamente dormido. Es muy útil que el terapeuta utilice una voz poderosa y profunda que puede realmen-

te decir más y más profundo en su trance. Otra técnica posible de profundización es usar una escala de hipnosis donde el operador sugiere: bien, en este momento voy a pedirle que cierre sus ojos y que visualice un número que represente la profundidad de la hipnosis, en una escala donde cero es bien despierto y veinte es en un trance muy profundo. Cuando le indique que visualice un número usted verá el número en el ojo de su mente y le dirá la profundidad de la hipnosis que usted tiene. Bien, cierre sus ojos, ¿qué número ve?; el paciente dice “bueno, veo el número diez”; el terapeuta dice “bueno, diez está muy bien. Yo quisiera que usted descendiera a quince por lo tanto tome cinco respiraciones profundas y descienda a quince y cuando pueda ver el número en el ojo de su mente entonces podremos proceder”. Otra técnica de profundización de la hipnosis es el fraccionamiento, donde el terapeuta pone a la persona en un trance y entonces lo despierta completa o parcialmente, entonces lo pone en un trance más profundo otra vez, luego lo despierta parcialmente, luego lo pone en trance otra vez, luego lo despierta, lo pone otra vez. Así se hace una serie de inducciones de trance y despertares y ello en sí mismo, especialmente para el sujeto ingenuo en hipnosis, tiende a profundizar el estado. Otra técnica para profundizar la hipnosis es proveer una prueba de sugestión

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3787

para cualquiera de los fenómenos hipnóticos clásicos. Volveré sobre ello inmediatamente para darles algunas ideas sobre estos fenómenos hipnóticos clásicos. Pero básicamente la idea es que cuando la persona entra en un estado de trance y es capaz de tener una alucinación o una amnesia o es capaz de distorsionar el tiempo, entonces ello en sí mismo profundiza el trance. Una vez que esto está establecido entonces la metáfora de la hipnosis es que el paciente no está más en control de su propia experiencia. La metáfora es que ahora, luego de la inducción, y a través de esta profundización y en el período terapéutico, el control está en el operador o el control está en la mente inconsciente del sujeto; por lo tanto una vez que el sujeto ha cedido el control el terapeuta puede proceder con la terapia que es proveer sugestiones positivas o negativas. Por ejemplo, si la persona tiene un tipo de fobia una sugestión positiva podría ser “ahora usted estará cómodo en esa situación donde previamente tenía su problema”, o podrían darse sugestiones negativas, como para una persona que tiene un problema con fumar, “ los cigarrillos le sabrán mal, los cigarrillos le olerán mal, ya no tendrá deseos por los cigarrillos”, y así por el estilo. Entonces, el terapeuta alcanzará estas sugestiones positivas o negativas, por aquella metáfora de que el paciente ya no ejerce el control, y se

pueden dar esas sugestiones. Subsecuentemente, el período de terminación. En el período de terminación, el operador devuelve el control al sujeto; le indica al sujeto de alguna manera que ya no está el operador en el control, ya no está la mente inconsciente en el control, que él está nuevamente en control de su experiencia. Entonces, como parte de eso, el operador restablecerá rapport con la mente consciente, (en estos períodos de inducción, profundización y terapia el rapport es con el inconsciente), y también el operador restablecerá el escenario consciente, y generalmente ratificará el trance: hacer al paciente preguntas para que el paciente se demuestre a sí mismo que ha experimentado alguna clase de operación en su comportamiento. Por lo tanto el terapeuta podría preguntar: “¿cuánto tiempo le parece que estuvo en trance?”, el paciente podría decir “bueno, pareció como cinco minutos”, pero en realidad fue un período de trance de veinte minutos. Indicando que los sujetos se digan a sí mismos: “ciertamente, experimenté algo que es diferente, y porque experimenté esa diferencia, puedo también proceder con las diferencias indicadas por las sugestiones terapéuticas”. Ahora, este modelo tradicional de hipnosis es todavía usado por los terapeutas alrededor del mundo; no hay nada

3788

Milton H. Erickson

malo en el modelo tradicional de hipnosis. Ellos tienen muchos pacientes y sostienen que usando este modelo tradicional de hipnosis el terapeuta puede tener un veinte a veinticinco por ciento de éxito sólo usando hipnosis y sugestiones directas; y si ustedes leen uno de los textos sobre hipnosis ustedes podrían leer algo parecido a un menú; leerían tres técnicas para usar en el período de pre-inducción, podrían leer quince técnicas diferentes de inducción que pueden usar, entonces elegirían una de esas técnicas de inducción, leerían cuatro o cinco o seis técnicas de profundización, y luego tienen una sección sobre sugestiones terapéuticas. Por lo tanto para un paciente que sufre de un problema de depresión ustedes podrían mirar en el libro y hallar la fraseología real que podría usarse para dar sugerencias para mejorar la depresión, ustedes podrían memorizar esa fraseología, entregársela al paciente, y luego de eso, continuar buscando una de todas las diferentes

técnicas de terminación. Ahora, el modelo ericksoniano de hipnosis tiene algunas características similares pero también sobrepasó el modelo tradicional de hipnosis. Para ver cómo Erickson sobrepasó el modelo tradicional de hipnosis, vamos a centrarnos en este período de inducción y echar un vistazo a los principios que Erickson usaba para inducir la hipnosis. Erickson no hacía simplemente relajación; en realidad, es muy extraño que él usara la palabra relajación en las inducciones que hacía. Yo les mostraré esta filmación de Erickson trabajando en 1964; él no menciona la palabra relajación mientras trabaja con ninguno de los sujetos. En vez, parece como si estuviese usando una serie de principios, y no necesariamente en un menú u orden. Una serie de principios para construir un escenario específico, que el sujeto va a experimentar. Ahora, para alcanzar la inducción de la hipnosis, hay diez principios que

LA INDUCCION DE LA HIPNOSIS
CUADRO II 1 2 3 4 5

. fijar la atención . capacidad de respuesta . construir asociaciones . utilizar confusión . promover disociación

6 7 8 9 10

. modelos perceptuales . establecer regresión . acceder a motivación . ratificación del trance . definir la situación como hipnosis

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3789

pueden ser delineados. Uno de los principios de la inducción es guiar la atención. Cuando ustedes están trabajando con sus clientes ustedes quieren guiar su atención en varias formas. Hay dos formas naturales de guiar la atención; una, ustedes quieren guiar la atención hacia una experiencia crecientemente interna (en la inducción tradicional de hipnosis el operador puede sugerirle al paciente que fije su vista sobre un punto en la pared), y entonces el operador continuará con las sugestiones de manera que eventualmente el paciente cerrará los ojos involucrado en sus pensamientos y sentimientos internos, de manera que el modelo de hipnosis es hacia una experiencia más interna, pero esto no es necesario porque es posible estar en estado de trance enfocado externamente. De cualquier manera el operador trabajará guiando a lo interno y externo en varios momentos durante el procedimiento de inducción. El segundo aspecto de guiar la atención es guiarla más hacia la experiencia del momento inmediato, de manera tal que el sujeto tenga una percepción aumentada de la experiencia inmediata; esto no necesariamente debe ser continuado pero se alcanza frecuentemente en la fase de inducción de la hipnosis. Después de guiar la atención o mientras guía la atención, el operador está también involucrado en construir capacidad de respuesta. El operador quiere que el suje-

to responda tan puramente como sea posible a la comunicación del operador. Como parte de construir la capacidad de respuesta, de cualquier manera, ésta no es solamente ser llevado a actuar las directivas; el operador le dice al sujeto “mire su brazo” y el sujeto mira su brazo; eso no es hipnosis. Más bien, lo que el operador quiere es respuesta a señales mínimas, de manera que ustedes lo ven a Erickson haciendo sus inducciones, pero no lo van a ver dando sugerencias directas, lo van a ver dando sugestiones indirectas, y van a ver al sujeto respondiendo; por ejemplo, con la levitación del brazo, a directivas mínimas para levitación de brazo, por lo menos, directivas que no son evidentes, no necesariamente evidentes. Otra fase de alcanzar la inducción es guiar las asociaciones del paciente, guiar su proceso de pensamiento. A menudo Erickson guiaba sus asociaciones al pasado, para ayudar a la persona a involucrarse con un recuerdo; al margen, este es un método muy simple de inducir la hipnosis: Erickson sugería a sus estudiantes que llevaran al paciente a involucrarse en un recuerdo, y señalaran al paciente los cambios que suceden mientras están absortos en ese recuerdo. Cuando ustedes llevan a alguien a involucrarse en un recuerdo, ustedes están guiando su atención, también tienen que construir la capacidad de respuesta y al mismo tiempo guían las aso-

3790

Milton H. Erickson

ciaciones al pasado. Otra parte de la inducción de la hipnosis es usar la confusión para interrumpir el escenario consciente habitual. Brenman y Gill señalaron hace mucho tiempo que la confusión es parte de toda inducción de hipnosis se dé o no cuenta el operador. Cuando el operador está haciendo una inducción hipnótica está atravesando un proceso de tres pasos: el proceso es acompasar, acompasar la experiencia inmediata; y entonces usar la confusión para interrumpir ese escenario, y entonces, comenzar a estructurar el nuevo escenario inconsciente. Así que esa es la esencia de la hipnosis, el proceso de la hipnosis: acompasar, interrumpir y estructurar. Y también, muy importante de reconocer, es que esa es la esencia de dar sugestiones: la microdinámica de dar sugestiones es la misma. Ustedes acompasan la experiencia vital, usan la confusión para interrumpirla, y entonces comienzan a estructurar la nueva experiencia que quieren tener. Van a poder ver eso; Erickson haciendo este proceso microdinámico, este proceso especial en la filmación de la inducción. Otra cosa que hace el operador es promover la disociación. Algunos escritores sobre hipnosis han hablado de la hipnosis como la experiencia de disociación; control cognitivo múltiple sobre un determinado comportamiento, o alguien está haciendo algo,

más de una cosa a la vez, y una parte de la disociación es el comportamiento automático que se ve a menudo en el sujeto hipnótico. No es que ellos realmente levantan su brazo, cuando experimentan la levitación de brazo, es como si su brazo simplemente estuviera elevándose en esta forma automática y disociada. Otra parte de la hipnosis es estructurar cambios perceptivos; de manera tal que la experiencia sensorial de la persona no sea su clase habitual de experiencia sensorial. Son capaces de tener cambios en su percepción: cambios visuales, cambios auditivos, cambios físicos, de manera tal que no están experimentando cosas en su forma normal habitual. Otro aspecto de la hipnosis es establecer la regresión. Esto no es en el sentido psicoanalítico, o no significa una integración, es establecer una regresión en el rol de la persona. Central a la hipnosis es que el operador se encuentra trabajando en base a la experiencia del paciente; por lo tanto en ello el paciente es regresado totalmente y el operador hace el trabajo sobre la experiencia del paciente. Es sobre todo un asunto de decirle al paciente que tenga una experiencia en particular. Es un asunto de atar las sugestiones a la motivación inherente del paciente y hacer que la energía para el movimiento no provenga justamente del terapeuta, sino usar la propia motivación del paciente como la fuerza que da energía a las su-

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3791

gestiones. Parte de la hipnosis es también ratificar las respuestas como hipnóticas. El procedimiento de ratificación no necesariamente debe ser hecho después de la hipnosis. La idea de la ratificación es hacer una modificación en la actitud del paciente. De repente, el terapeuta quiere que el paciente piense: “ sí, estoy experimentando algo en forma diferente”, “sí, estoy experimentando un cambio perceptivo”; pero la ratificación se hace como una cuestión de cambiar las actitudes a otro nivel. También central a la hipnosis es definir la situación como hipnosis; que las respuestas que da el terapeuta trabajando con el paciente son diferentes cuando la situación, el contexto, son definidos como hipnosis, de cuando la situación no es definida como hipnosis. Ahora, no es necesario ni importante que el terapeuta abiertamente diga:” esto es hipnosis”, el terapeuta puede también indicarlo en forma encubierta: “esta es

una experiencia hipnótica”. De manera que parte de la inducción puede no ser formal, sino que la inducción también puede ser informal; y como parte de esta situación informal, en una forma no evidente, el operador está indicando al sujeto que ahora las respuestas deben ser clasificadas como hipnóticas. Durante el período de profundización de la hipnosis el operador a menudo inducirá uno o más de los fenómenos hipnóticos clásicos; especialmente en este modelo tradicional de alguna manera a lo largo de esta lista ustedes pueden observar los fenómenos hipnóticos clásicos. Uno de estos fenómenos hipnóticos clásicos que puede ser inducido es las alucinaciones. Ustedes pueden inducir alucinaciones que sean positivas o negativas, en cualquier esfera sensorial, visualmente, auditivamente, por ejemplo, olfatoriamente. Al inducir una alucinación positiva la per-

FENOMENOS DE LA HIPNOSIS CLASICA
CUADRO III 1 2 3 4 5 6

. alucinaciones (positivas. . . . .
negativas) anestesia analgesia catalepsia conducta ideomotora conducta ideosensorial

7 8 9 10 11 12

. conducta automática (escritura . . . . .
automática-dibujo automático) sugestión posthipnótica distorsión del tiempo amnesia hipermnesia regresión en edad

3792

Milton H. Erickson

sona va a percibir algo que no está allí, así que pueden sugerir a la persona que vea una rosa naciendo del piso. Cuando ellos tienen esa alucinación positiva tienden a profundizar su experiencia de trance. Ustedes pueden también sugerirles una alucinación negativa: que ellos no vean una silla que está frente a ellos. Cuando tienen esa alucinación negativa, visual, entonces tienden a profundizar en la experiencia de hipnosis. Otra serie de fenómenos hipnóticos son la anestesia y analgesia. En la anestesia ustedes sugieren a la persona que sea insensible a la experiencia del dolor. En la analgesia tendrían una sensibilidad disminuida al dolor. La catalepsia es otro fenómeno hipnótico que pueden sugerir. Por ejemplo la levitación del brazo; la catalepsia tiene que ver con esa flexibilidad cérea en la postura del miembro o del antebrazo. El comportamiento ideomotor y el comportamiento ideosensorial pueden ser considerados fenómenos hipnóticos. En el comportamiento ideomotor, mientras la persona piensa en un movimiento particular, tiende a efectivizar ese movimiento. En el comportamiento ideosensorial, mientras la persona piensa en una respuesta sensorial la efectiviza; por ejemplo, la persona piensa en un limón, puede comenzar a tener una experiencia sensorial de sus labios frunciendose y un aumento en la salivación; esta respuesta ideosensorial es automática. En el comporta-

miento automático, por ejemplo, la persona está pensando “sí” y se descubren a sí mismos afirmando con la cabeza. En hipnosis ustedes también sugieren comportamiento automático como por ejemplo escritura automática o dibujo automático, donde la mano solamente escribe por sí misma y en este estado disociado no hay experiencia de voluntad; simplemente está sucediendo. Otro fenómeno hipnótico clásico es la sugestión posthipnótica, donde el operador da una clave y ocurre luego de la hipnosis y entonces en respuesta a la clave la persona lleva a cabo la sugestión, en este modelo tradicional, que podría ser que la persona rasque su cabeza o tome un lápiz cuando esta clave particular es dada, por ejemplo, que el operador tamborilee sus dedos. La distorsión del tiempo es otro fenómeno hipnótico clásico donde el tiempo puede ser experimentado tanto expandido como acortado, que parece pasar muy de prisa. Amnesia, otro fenómeno hipnótico, donde la persona olvida algo que realmente ocurrió; o hipermnesia, donde la persona recuerda algo muy vívidamente, que no reconocía que recordaba. O la regresión, donde la persona realmente se siente absorbida en la experiencia de estar reviviendo algo que le sucedió realmente. Ahora, nuevamente, en el modelo tradicional estos fenómenos hipnóticos son

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3793

sugeridos como sugestiones de prueba para demostrarle a la persona que responde bien y para profundizar el trance. Estos se dan en una forma de todo o nada, si la persona tiene una alucinación o la persona no tiene una alucinación. Y también estos fenómenos hipnóticos clásicos son útiles para establecer que algunas personas experimentarán alucinaciones y otras personas no experimentarán alucinaciones y en cambio experimentarán catalepsia. Una vez que el operador ha establecido el fenómeno hipnótico que el paciente en particular puede alcanzar, este fenómeno hipnótico particular puede ser usado

como una estrategia para la terapia; así, por ejemplo, si una persona está sufriendo un dolor y puede experimentar alucinaciones visuales bien, entonces la estrategia del operador es llevarlo a alucinar al dolor alejándose; si experimenta amnesia muy bien, entonces puede olvidarse del dolor.De manera que estos fenómenos hipnóticos pueden también ser considerados formas en las cuales el operador puede hallar un recurso al cual adosar también la terapia. Ahora, en esta metodología ericksoniana más que pensar en términos de fenómenos hipnóticos clásicos yo pre-

ESTILO HIPNOTICO
CUADRO IV

I.
1 2

SISTEMA SENSORIAL

. alucinación . analgesia . conducta ideomotora . conducta ideosensorial . distorsión del tiempo . amnesia . hipermnesia

3

. catalepsia

II.
1 2

CONDUCTA AUTOMATICA / DISOCIACION
3 4

. conducta automática . sugestión posthipnótica

III. REFERENCIA TEMPORAL
1

IV. FUNCIONES DE LA MEMORIA
1 2 3

. regresión

3794

Milton H. Erickson

fiero pensar en el estilo hipnótico de la persona, teniendo el estilo hipnótico que ver con la plasticidad de la percepción. Hay cuatro áreas mentales en las cuales uno puede diagnosticar la plasticidad de percepción que exhibe el paciente. El área sensorial: comportamiento automático y disociación, la referencia temporal y las funciones de la memoria. Ahora, he puesto los doce fenómenos hipnóticos clásicos bajo estas cuatro categorías separadas; por lo tanto, no es necesario pensar en términos de fenómenos hipnóticos en este caso, más bien en lo que usted piensa es en la habilidad de la persona para experimentar el cambio, experimentar distorsión en estas cuatro esferas mentales, esto es sensorial, automática, temporal y funciones mnésicas. Por ejemplo, si usted está trabajando con un paciente y quiere saber hasta qué punto es capaz de distorsionar su experiencia sensorial, lo coloca en un trance y le ofrece algunas sugerencias de prueba que quiera descubrir; ¿puede distorsionar su experiencia sensorial visualmente, o los parámetros de alucinaciones negativas o positivas y hasta qué punto puede experimentar alucinaciones negativas, hasta qué punto puede experimentar alucinaciones positivas, o al trabajar en la esfera sensorial está trabajando con sus sentidos normales, el visual, el auditivo, el táctil, los sentidos químicos y las sensacines propioceptivas

y kinestésicas; de esta forma usted puede apreciar que realmente esta persona puede tener la experiencia de un cambio propioceptivo, por ejemplo, catalepsia. Y algunas personas experimentan catalepsia de alguna manera y otras no experimentan catalepsia en absoluto. Pero entonces lo que ustedes están haciendo es pensar en los fenómenos hipnóticos como algo de todo o nada, si se tienen alucinaciones o no se tienen alucinaciones; entonces están trabajando para proyectar los procesos sensoriales de una persona. De la misma forma, al trabajar con comportamiento automático y disociación, hay algunas personas que realmente disocian mucho, y pueden hacerles disfrutar la habilidad de disociarse de sus cuerpos, o disociarse mentalmente, o emocionalmente, y hasta dónde, entonces pueden proyectar la habilidad de estas personas para distorsionar las cosas en estas esferas particulares del comportamiento humano. En lo concerniente al tiempo, la gente puede experimentar una expansión del tiempo, una contracción del tiempo, la gente puede experimentar el tiempo en muchas formas diferentes, de manera tal que ustedes quieren descubrir cómo estas personas experimentan el tiempo en estado normal, y hasta dónde son capaces de distorsionar, cambiar su experiencia del tiempo.. Lo mismo con las funciones mnésicas. Las funciones de la memoria no son tan verídicas como

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3795

nosotros creemos que son..., todos nosotros somos capaces de construir nuestras memorias, y por lo tanto podemos desviar porciones de nuestros recuerdos, podemos distorsionar nuestra memoria, podemos aumentar partes de nuestros recuerdos, y entonces ustedes querrán descubrir la habilidad de una persona para cambiar sus funciones mnésicas en virtud de un estado hipnótico. Cuando ustedes están pensando en la plasticidad de las percepciones, entonces están logrando una mejor habilidad para ajustar su terapia a la persona. Porque recuerden uno de los principios de la hipnosis profunda, como dije antes, es que ustedes descubren qué fenómenos hipnóticos esa persona es capaz de alcanzar y ustedes utilizan esos fenómenos hipnóticos para alcanzar las metas de la terapia. Si está experimentando dolor, y ustedes quieren que alucine en ese sentido, entonces usan ese fenómeno hipnótico en particular. Aquí, entonces, ustedes deben resolver qué plasticidad es capaz de alcanzar, y adjuntarán la plasticidad que pudo alcanzar al problema particular. Por lo tanto yo creo que pensar en términos de estilo hipnótico, es un acercamiento más flexible, que pensar en términos de fenómenos hipnóticos clásicos. Ahora, enseguida voy a mostrarles a ustedes una película de Milton Erickson mientras hacía hipnosis en

1964. En esta película van a poder ver a Erickson utilizando estos principios de inducción y también van a poder ver cómo Erickson trabajaba con un sujeto particular para encontrar el recurso, la plasticidad en la percepción. Es una película que fue hecha en frente de una audiencia médica, y por lo tanto verán a Erickson haciendo un montón de referencias al uso de hipnosis en medicina. Además, en esta película Erickson está trabajando con una serie de sujetos femeninos. Erickson no eligió estos sujetos, sino que fueron elegidos para él. Como Erickson está trabajando con estas mujeres, él debe estar consciente de una serie de factores. Un factor es diagnosticar a la persona con la cual está trabajando. También, mientras está trabajando con una mujer, va a tener que establecer su terapia para trabajar con la otra mujer que va a ser sujeto de demostración luego. Al mismo tiempo Erickson es consciente de trabajar con una audiencia que tiene una perspectiva particular. En esta película ustedes también van a escuchar a Erickson hablar de la hipnosis escénica y en el momento en que Erickson estaba disertando se leían editoriales generales de hipnosis clínica acerca de la hipnosis escénica y cómo ésta era algo que los practicantes de la hipnosis no debían sustentar. Otra cosa acerca de esta película es que Erickson no estaba usando el método anecdótico que utilizaba en

3796

Milton H. Erickson

los setenta. Ustedes notarán a Erickson trabajando más en un nivel de implicancia, usará afirmaciones y estará implicando cosas en otros niveles. Por lo tanto la película es un ejemplo de Erickson utilizando una comunicación en múltiples niveles de una forma más directa que en la forma anecdótica por la que se hizo famoso en los setenta. Si nosotros conceptualizamos a la comunicación en múltiples niveles nos damos cuenta de que es importante para el terapeuta ser capaz de usar todos los canales de salida de la comunicación para construir la correspondencia para y desde el paciente. La inducción de la hipnosis puede ser conceptualizada como consistente en estos diez principios, pero también pueden considerarla como que la inducción de la hipnosis es conseguir la cooperación del paciente. Ustedes utilizan todos esos principios para alentar la cooperación del paciente. Si ustedes quieren la cooperación del paciente, no quieren esa cooperación para sus palabras, o solamente para lo implícito, o solamente a los números, o solamente a los componentes no verbales de la comunicación; ustedes quieren que el sujeto responda a todas las diferentes fases de la comunicación. Por lo tanto en la siguiente parte vamos a ver a Erickson haciendo esta inducción y ustedes verán cómo él construye su comunicación de manera que el paciente responde en muchos niveles diferentes y que el paciente res-

ponde a pistas mínimas. Ahora, una de las cosas a considerar mientras miran esta cinta es que Erickson está también trabajando con el proceso de sugestión, así que él va a tomar lo que consigue del paciente y va a construir sobre eso en la dirección del estilo hipnótico y los principios de la inducción de los que hablamos antes. Pero recuerden que es un proceso, porque Erickson no va solamente a ofrecer sugestiones para lo que él quiere, él va a sembrar las sugestiones, y entonces va a presentar sus ideas, y entonces va a continuar sobre esas ideas. Por lo tanto ustedes pueden ver esto en términos de una dinámica paso a paso, pero presten atención a la parte donde Erickson reconoce y da importancia al proceso de comunicación, el proceso de ofrecer sugestiones, el proceso de trabajar con las respuestas que obtiene del sujeto. Muy bien, entonces vamos a echar un vistazo a esta parte de la película y luego de pasar una parte de ella volver a mí para describirles a ustedes algunas de las cosas que Erickson estuvo haciendo. Puedo desafiarlos a ustedes a que si son muy astutos en percibir el comportamiento humano probablemente sólo pierdan el cincuenta por ciento de la verdadera suma de fuerzas que Erickson está realmente usando para influir a la gente con la que está trabajando. E- “¿Alguna vez estuvo en un tran-

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3797

ce hipnótico anteriormente? ¿Alguna vez vio uno?”. P- “No” E- “¿Sabe a qué se parece entrar en trance hipnótico?’’ P- “No” E- “¿Sabe que Usted debe hacer todo el trabajo y yo solamente me siento cerca y disfruto verla trabajando?” P- “No, no lo sabía.” E- “¿No sabía eso?” P- “No” E- “Bien, yo realmente voy a disfrutar verla trabajar... y la primera cosa que voy a hacer... es esto. Voy a sujetar su mano así y ésta se puede elevar de esta manera y así usted la puede mirar. Y cierre sus ojos... y duérmase profundamente, intensamente. Tan profunda, tan intensamente dormida… que usted podría someterse a una operación; que cualquier cosa legítima podría sucederle. Ahora, voy a sorprenderla un poco. Pero, eso está muy bien. Voy a ser muy, muy cuidadoso al respecto. ¿Y se encuentra cómoda?”. P- “Sí” E- “¿Y puede asentir con su cabeza otra vez?, ¿y sabe usted cómo asienten con su cabeza las personas comunes? realmente no lo sabe. Pero

asienten con su cabeza de esta forma y usted asiente en esta forma y usted no sabe de qué estoy hablando pero eso está muy bien. Ahora su mano va a elevarse hacia su rostro, y cuando toque su rostro... usted tomará un suspiro profundo... y caerá profunda e intensamente dormida. Y usted realmente no sabía... que era así de fácil, ¿o sí?. Y es tan diferente de la demostración de hipnosis escénica, ¿no?. Porque usted se da cuenta de que usted es quien... está haciéndolo en verdad, y usted sabe eso, ¿o no?. Ahora voy a pedirle que abra sus ojos.” E- “Hola” P- “Hola” En este primer segmento, Erickson tiene que hacer algún diagnóstico de la mujer con la cual está trabajando. Ahora cuando ustedes ven a esta mujer reconocen que es una persona con un carácter obediente. Ella está mirando a Erickson por pistas acerca de cómo debe responder. Esta es una de las características de una persona que es un buen sujeto hipnótico. En realidad, viendo a esta mujer desde el principio uno podría argumentar que se encontraba en un trance hipnótico sentada en el escenario. Estaba muy concentrada, concen-

3798

Milton H. Erickson

trada en Erickson. Ella no estaba distraída ni mirando alrededor otra cosa que estuviera sucediendo. Por lo tanto para trabajar con ella, realmente, lo que Erickson tiene que hacer, es sacarla fuera del trance, fuera de ese estado de consciencia tan concentrado, para que pueda comenzar el proceso de realmente inducir un estado de hipnosis. Ahora veamos cómo Erickson alcanzó esto. Volvamos a la primera presentación que Erickson le hizo. Comienza: “¿Alguna vez estuvo en un trance hipnótico anteriormente?”. Ahora, ¿qué hay de inusual en esa proposición?. Es la palabra “anteriormente”, porque “anteriormente” le crea una implicación a esa oración. “¿Alguna vez estuvo en un trance hipnótico anteriormente?”, ¿anteriormente a qué?, ¿antes de éste en el que se encuentra ahora?, ¿o antes del que está próxima a tener? Pero reconozcan también que esa no es justamente la implicación porque como mencioné Erickson estaba agudamente consciente del proceso de la comunicación. Por lo tanto, ¿cuál fue la respuesta de la mujer a la primera comunicación de Erickson?, fue “no”, y luego ¿cuál fue la respuesta de la mujer a la siguiente comunicación?, también es “no”. Por lo tanto lo que Erickson realmente establece es una serie NO. El lleva a la mujer a decir “no” un par de veces, construye una especie de inercia. Ella entra en la serie de decir “no”, entonces él va a darle

una sugestión tal que cuando ella diga “no”, ella realmente estará aceptando alguna cosa significativa que Erickson quiere que ella acepte. Así que la primera secuencia de comunicación es dígame ha estado en un trance hipnótico anteriormente, ella responde no, alguna vez vio uno, nuevamente niega con la cabeza y dice no, sabe a qué se parece entrar en un trance hipnótico?, otra vez niega con la cabeza y dice no. Entonces Erickson dice “Sabe que usted debe hacer todo el trabajo y yo solamente me siento cerca y disfruto mirándola trabajar? “y es entonces que ella rie y sale de ese estado de concentración. Así que Erickson lleva a esta mujer a decir no primero. Ahora, ¿qué clase de significado dinámico puede tener esto?. Una cosa es que si la persona tiene alguna resistencia en su memoria, si tiene algún no en el corazón, es bueno quitar los no del camino primero. Por lo tanto Erickson comienza haciéndole contestarle no abiertamente, y entonces al mismo tiempo él quiebra su disposición, interrumpe su esquema de consciencia, y entonces facilita el camino para que ella sea capaz de decir que sí a otras cosas. Entonces lo que Erickson hace es: levanta su mano y le da instrucciones en el hecho de que ella puede mirarla: él realmente no sugiere directamente que ella la mire. Erickson, mientras está elevando la mano de ella, la está mirando a ella, no está mirando a la mano. Ese

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3799

proceso se supone destinado a minimizar la idea de levitación que él establece y a mantener el rapport visual con ella. Luego le sugiere que se duerma profundamente, lo cual es de un estilo muy antiguo; en los setenta Erickson no usaba el concepto de dormirse profundamente , como usaba en los sesenta, y entonces él sugiere que se duerma tan profundamente que podría someterse a una operación. Ahora, Erickson estaba agudamente consciente del significado de las palabras. Una operación no necesariamente significa una operación médica. Ella puede además someterse a cualquiera de las operaciones que Erickson estaba por hacer. Una de las operaciones que hace es lo que sigue. Dice: “que usted podría someterse a una operación, que cualquier cosa legítima podría sucederle”. Y entonces hay algo protector en lo que Erickson está haciendo. El le está sugiriendo que ella puede confiar en él, si él solamente va a hacer cosas legítimas. De cualquier manera rápidamente sigue que él va a sorprenderla, y sugiere que va a ser muy cuidadoso en ello, y entonces toma su tobillo y descruza sus piernas y la coloca en una posición diferente. Ahora, ¿qué propósito puede tener Erickson en descruzarle sus piernas? En primer lugar, algo que no es tan legítimo. En 1960 no era tan legítimo tomar a una mujer por el tobillo y

descruzar sus piernas, pero haciendo esto Erickson crea un símbolo, y esto en un par de cosas. El primer símbolo que crea es, él crea el símbolo de la apertura, la coloca en una postura abierta, donde estará abierta a la experiencia que está sobrellevando, la experiencia de la hipnosis. Pero también está creando un símbolo de confianza, porque ella no empalidece de ninguna manera cuando Erickson hace esto, por lo tanto ella le está permitiendo a Erickson que opere sobre ella. Este es el establecimiento de la regresión de la cual hablé anteriormente. Ella está en un escenario distante, está muy abierta, y le está permitiendo a Erickson operar sobre ella. Muy rápidamente, él continúa y pregunta; dice:” está cómoda?” y eso podría estar referido a una sensación generalizada de comodidad, y está cómoda con la operación que acabo de hacer con usted, y ella dice “sí”. Y asiente con la cabeza. Erickson rápidamente toma esa comunicación, y le dice :”sabe cómo asiente con la cabeza la gente común?”. Bueno, ¿cuál es la implicación de esto? La implicación de ello es que ella ya no es común. Ahora ella es extraordinaria. Está en un estado fuera de lo común.

3800

Milton H. Erickson

Por lo tanto éste es el proceso de ayudar a ratificar, durante la inducción, llevando a la persona a hacer algún comentario sutil acerca del otro estado, acerca de su comportamiento, y ella puede decir que ya no es más común. Y entonces, mientras tiene sus ojos cerrados, Erickson le dice: ‘‘realmente no lo sabe, pero ellos asienten de esta forma, y usted... asiente... en... esta... forma, y no sabe de qué estoy hablando, pero eso está muy bien’’. Ahora, qué está haciendo Erickson con esta comunicación? Quiere que esta mujer sea sensible a pistas mínimas, pero no solamente quiere que sea sensible a sus palabras, también quiere que sea sensible a componentes no verbales de la comunicación, como por ejemplo el ritmo de su voz. Por lo tanto cuando dice “ ... y usted... asiente ... en ... esta ... forma’’ él está indicando por el tono de su voz que está respondiendo de una forma diferente, que está respondiendo en esa forma lenta, perseverante que es característica de un sujeto en estado de trance. Ahora, esta es una comunicación confusa. Probablemente la confusión sea hecha para romper el estado de consciencia, pero también hace al sujeto estrictamente dependiente de Erickson por las pistas. Ella ya es sen-

sible a Erickson pero ahora aún más debe estar atenta a cuáles son las pistas de Erickson en niveles crecientemente sutiles de manera que sus respuestas se tornan más y más disociadas, y más y más automáticas. Simultáneamente al crear la dependencia Erickson también activa al sujeto, porque ella debe volverse activa en el proceso de buscar las pistas, por lo tanto no es la hipnosis tradicional donde Erickson solamente habla al sujeto y donde el poder proviene del operador hacia el sujeto. Usando este moderno nivel indirecto de comunicación Erickson está obteniendo respuestas de ella y construyendo sobre éstas, y entonces le sugiere: ‘‘usted realmente no sabía que era así de fácil, ¿o sí?’’. Ahora, esa es una forma inusual de comunicación porque si ella dice “sí” o si dice “no” realmente no importa. Ella va a tener que estar de acuerdo con la presunción en el sentido de que era fácil. Y entonces Erickson también usa esta forma retórica de pregunta cuando dice “era fácil, y usted no sabía que era fácil, ¿o sí?”; por lo tanto emparejando los positivos y negativos, diciendo el caso negativo, Erickson hace un poco más difícil para ella pensar en lo negativo, porque él ya lo ha mencionado. Por lo

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3801

tanto esa es una técnica para esquivar algunas de las resistencias. Y luego la vigoriza nuevamente, utiliza una frase que refuerza el ego, le dice: “usted se da cuenta que es usted quien realmente lo está haciendo’’, enfatizando el hecho de que es el sujeto, que la hipnosis viene del sujeto, no del hipnotista. Y entonces él empieza a hacer el fraccionamiento. Dice “ahora voy a pedirle que abra sus ojos’’, y ella abre sus ojos. El debe hablar poco con verbos, no le dice realmente que abra sus ojos, solamente dice “ voy a pedirle que abra sus ojos “, y ella lo hace, y él solamente dice “hola”, y ese es el final de la primera parte del fraccionamiento. No está realmente pidiéndole que despierte completamente, le está pidiendo que solamente abra sus ojos. Por lo tanto es ésta experiencia de fraccionamiento de sumergirse profundamente y luego salir un poco, y luego muy rápidamente va a hacer otra inducción y sumergirla profundamente en un trance. De cualquier manera, va a establecer parámetros experienciales para el estado de trance. El final del trance está señalizado por “hola”. Ahora, después

de tantos años de vida cuando uno escucha “hola” muy probablemente responda “hola”. Y eso marca el final del trance y así el comienzo de un período más consciente, de manera tal que Erickson puede volver y trabajar con ella y hacer otro trance. Por lo tanto ahora veremos la próxima sección de la película de Erickson. E- “Ha estado usted en un trance?” S- “No lo sé.” E- “No lo sabe.” ‘‘Realmente no lo sabe. Bien, le diré la forma de descubrirlo. Observe sus párpados para ver si empiezan... a cerrarse sobre usted... y a medida que empiezan a cerrarse sobre usted… eso significará que usted está en un trance y van hacia abajo. Eso es hermoso pidiendo que solamente vayan hacia abajo... así está bien. Todo abajo ahora. Todo abajo... todo abajo y permanecen cerrados. Y ahora toda esta prueba… provino de usted, no es así?. Y usted puede hablar... y usted puede comprender... y usted puede oír… y usted puede obedecer instrucciones. Por ejemplo si yo le pidiera que eleve su brazo derecho... y lenta-

3802

Milton H. Erickson

mente se está elevando. Ahora se detiene justo ahí. Y usted sabe… no importa lo que trate de hacer, permanece justo ahí. Ahora trate firmemente de bajarlo. La primera vez en su vida adulta… que ha experimentado esta dificultad… para descender su mano. ¿No es así?, ¿no es encantador?, ¿no es interesante? Está muy bien. Ahora dígame... ¿usted piensa que va a creer que ha estado en un trance... luego que le haya hecho abrir sus ojos... despertarse completamente despierta?”. S- “Si” E- “Bien, a mí me gustaría que usted crea… que no puede ser hipnotizada. ¿Está claro?’’ S- “Ciertamente”. E- “Muy bien. Usted sabe que usted no puede ser realmente hipnotizada. Tan pronto como abra sus ojos... Va a saber eso.’’ Ella responde al “hola” de Erickson diciendo “hola”, y luego él contesta con “ ha estado usted en un trance? “, y ella dice “ no lo sé”. Erickson responde en una forma particular. Es una respuesta característica que Erickson daba a respuestas no com-

prometidas como esa. Ella dice “no lo sé”, y Erickson dice “usted no sabe”. El sigue los pasos de ella. Luego él comienza a cambiar eso, dice “ realmente no lo sabe”. Haciendo esto Erickson está usando una técnica de reencuadre, está cambiando la dirección de la duda. Ella duda que estuvo en un trance; Erickson usando un tono particular de voz, implica que ella podría dudar también de estar despierta: “No lo sabe, realmente no lo sabe”. Y luego continúa con “Le diré cómo descubrirlo, observe sus párpados para ver si comienzan a cerrarse sobre usted”. Ahora, esto es casi un sinsentido. Ahora, dese cuenta de que en hipnosis el sujeto está en un estado algo fuera de sí, y cuando Erickson dice “observe sus párpados para ver si comienzan a cerrarse sobre usted’’, es una frase más bien humorística, porque cómo puede una persona observar sus párpados?. La única manera de echar un vistazo a los párpados es verlos cerrarse. Y cuando Erickson cambia a otro tiempo dice “y a medida que empiezan a cerrarse sobre usted, eso significará que usted está en un trance”. Luego espera. Y hay una demora en su respuesta pero no es extraño para un sujeto hipnótico experimentar una distorsión del tiempo; y ello puede ser una parte de su

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3803

plasticidad particular para ser capaz de distorsionar el tiempo. Por lo tanto hay una demora en su respuesta; “Y van hacia abajo”; él aumenta la motivación con un cumplido, “eso es hermoso, van hacia abajo”, y entonces le dice” ahora, toda esta prueba provino de usted, no es así?” nuevamente enfatizando que el poder proviene del sujeto. Luego él ingresa en el opuesto de la serie no, la serie sí. Le dice “puede hablar, y puede comprender, y puede oir’’ todo lo cual obtiene respuestas sí, seguido por “y puede obedecer instrucciones”. Así que en esta serie sí Erickson no obtiene una respuesta como hizo con la serie no, hacerla negar con la cabeza; en esta serie sí Erickson la hace solamente pensar la idea del sí. El erige el emergente sí puede hacer la primera cosa, sí puede hacer la segunda, sí puede hacer la tercera y, sí, puede hacer la última, puede “obedecer instrucciones”. Muy rápidamente Erickson avanza y comienza a construir sobre esa comunicación, por ejemplo, “si yo le pidiera que levante su brazo, puede levantar su brazo, y subiendo lentamente”. Ahora, cuál de los fenómenos hipnóticos, cuál clase de plasticidad es esta catalepsia, y no tiene que ser un

fenómeno de todo o nada. La primera vez Erickson creó la catalepsia elevando su mano. Ahora esta vez va a hacerle crear la catalepsia a ella porque ella va a levantar su mano. Así que él va a construir sobre la respuesta y ver cuán lejos puede llegar con la habilidad de crear catalepsia. Y también va a dar sugerencias con su tono de voz, por ejemplo dice “ usted sabe, no importa lo que trate de hacer, permanece justo ahí”, y enfatiza la palabra “ahí” haciéndola más bien una orden aunque no está enfatizando la forma en que lo dice, así que ella responde, nuevamente, no a las palabras, sino también a los tonos. La voz de Erickson es una voz paternal enfatizando una regresión que está operando sobre ella. A veces él duda un poco en los verbos, para hacer intersugerencias “usted puede... elevar su brazo derecho” y eso se agrega al poder de la comunicación. Así que usted se da cuenta de que las cosas pasan muy rápido, y en eso consiste la riqueza de la comunicación de Erickson. Y no es la riqueza lo que realmente importa, lo que importa es que él realmente está obteniendo respuestas a esta comunicación. El valor de la comunicación se juzga por la respuesta y no por la inteligencia inherente a la comunica-

3804

Milton H. Erickson

ción. Entonces le dice, nuevamente construyendo sobre su catalepsia que ya está establecida, “ ahora trate firmemente de bajarlo”. La implicación de “trate firmemente” es no podrá hacerlo. Yo voy a tratar de pararme ... y traté, pero tratar implica no ser capaz de hacerlo. Luego lo ratifica :” primera vez en su vida adulta que experimenta esta dificultad ... no es así?, ¿no es encantador? “, ayudando a agregar estados de sentimientos positivos a las sugestiones que está dando, y además está anclando el trance. En el primer trance, la inducción fue anclada a la idea de la levitación, y ahora aquí en el segundo trance, la inducción también va a ser adherida a la idea de levitación. Y verán que también se torna una parte del próximo trance. Entonces Erickson utiliza un doble vínculo. Es un ejemplo muy claro de un doble vínculo clásico. Dice “ahora dígame, usted piensa que va a creer que ha estado en un trance, luego que le haya hecho abrir sus ojos y despertarse completamente despierta?”. Ella dice “Sí”. El dice “bien, a mi me gustaría que usted crea que no puede ser hipnotizada, está claro?”. Ella dice “ciertamente”. Y noten aquí que no hay un sujeto pasivo al cual Erickson está hablando, hay una comunicación, hay una interacción. Y entonces le da la sugerencia que él

implicó antes, a la cual ella ya acordó, le dice “usted sabe que usted no puede ser realmente hipnotizada, tan pronto abra sus ojos lo sabrá’’. Ahora, qué va a suceder aquí? Si ella sale del trance, y dice “no, no puedo ser hipnotizada“, entonces obviamente estuvo hipnotizada, porque está respondiendo a una sugestión posthipnótica. Si resiste, la única forma de resistir es decir “no, estuve hipnotizada”, y en cualquier forma Erickson va a obtener una respuesta indicando hipnosis. Por lo tanto éste es un doble vínculo clásico, uno de los pocos ejemplos de un doble vínculo clásico que van a encontrar. Erickson refuerza la sugestión al jugar con la palabra “nou”, y ese “nou” puede ser tomado literalmente si ella responde “no”, o puede ser tomado experiencialmente, como ustedes pueden apreciar. Y ahora Erickson va a trabajar con ella en este estado más despierto. De repente sugirió que abra sus ojos. Ella responde, reconociendo esto por implicación. Erickson realmente quiere que abra los ojos, por lo tanto ella abre sus ojos; la segunda experiencia del fraccionamiento está concluída. Erickson va a hablar con ella ahora, y luego comenzar la inducción al tercer trance. E- “¿Dígame, usted cree que pue-

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3805

de ser hipnotizada?” S- “No, no lo creo”. E- “Realmente no lo cree”. S- “No”. E- “Bueno, yo quisiera explicarle... esta pequeña cosa... y ¿usted alguna vez dejó a un extraño... levantar su mano y dejarla en medio del aire... en esta forma antes?” S- “No”. E- “Bien, usted sabe... en hipnosis... En hipnosis médica... a veces usted quiere que un paciente permanezca... muy, muy quieto... para que usted pueda hacer una operación... hacer todo tipo de cosas... con la cooperación completa del paciente y usted sabe... que al hacer una operación... usted no tiene tiempo... de explicarle al paciente... exactamente lo que debería hacer. Por ejemplo… si yo le dijera que cierre sus ojos... usted los cerraría... ahora... usted puede cerrarlos tan agradablemente... y mantenerlos cerrados tan agradablemente... quirúrgicamente, esa podría ser una cuestión muy importante... y la inmovilidad de su brazo derecho podría ser una cosa muy importante quirúrgica-mente. Ahora, usted sabe que la hipnosis médica es muy diferente de... la hipnosis escénica en la hipnosis escénica es donde alguien saca pe-

cho... y agranda sus ojos y dice a la audiencia... qué gran hombre es. Lo que yo quiero hacerle entender... es que usted... como persona… es realmente una gran persona... capaz de hacer una gran cantidad de cosas que la ayudarán médicamente. ¿Eso la hace sentirse feliz?’’ S- “Sí’’. E- “Ahora, yo no sé cuales serán sus futuras metas... pero espero que si alguna vez se casa y tiene un bebé... que lo tendrá muy cómoda y fácilmente. Que si tiene una operación... pueda tenerla cómoda y fácilmente. Que cualquier cirugía... que usted pueda tener... sea cómoda y fácil cualquier trabajo dental que tenga... Será cómodo y fácil. ¿Le parece aceptable?” S- “Mucho”. E- “¿Muy aceptable?” S- “Sí”. E- “Estoy tan contento por ello. Y espero que guarde este conocimiento... con usted por todo el resto de su vida. Y no es realmente importante... saber que yo la hipnotice. Lo importante que usted debe saber... es que lo hizo todo sola. Ahora me gustaría hacerle tomar... una o dos o tres respiraciones profun-

3806

Milton H. Erickson

das... y despertarse completamente despierta... Hola”. El sujeto responde en la dirección predicha; acepta que no puede ser hipnotizada, así mostrando su naturaleza sensible y también demostrando que está respondiendo a una sugestión posthipnótica y que estuvo en un trance. Y entonces como una técnica para convencerla Erickson le dice “ me gustaría hacerla explicar esta pequeña cosa” y entonces la mira y mientras la mira, lo mismo que hizo en el principio, le levanta la mano y la deja cataléptica. Por lo tanto otra vez el trance se asocia con la idea de catalepsia o levitación del brazo. Y luego Erickson dice una frase de ratificación en forma humorística: “alguna vez dejó a un extraño levantar su mano y dejarla en medio del aire en esta forma antes?”. Y, obviamente la implicación de esa frase es que ella está en un trance y está respondiendo a un hombre extraño y que no hay nada malo en comentar y reir, aunque esté experimentando este sensible comportamiento hipnótico. Erickson continúa utilizando otra técnica como la que obtiene una comunicación paradojal. Está hablando con ella acerca de hipnosis médica; dice “a veces en hipnosis médica usted quiere que un paciente permanezca muy muy quieto, de manera que usted pueda hacer una operación, de manera que us-

ted pueda hacer todo tipo de cosas con la completa colaboración del paciente”, y él está mencionando este concepto de permanecer muy quieto y lo está encuadrando no sólo como la discusión de lo que es posible hacer sino como una sugestión a la cual ella puede responder justo allí. Erickson enfatiza la palabra quieto con su voz y ella puede entonces permanecer muy muy quieta en respuesta a esa sugestión que Erickson está haciendo indirectamente. Otra vez él vuelve a la idea de operación que había sembrado más temprano, que puede ser continuada, y enfatiza la idea de colaboración porque es lo que realmente quiere crear. Erickson continúa y le dice “si yo le dijera que cierre sus ojos, usted los cerraría... ahora”. Y la sugestión sólo aparece con el imperativo “ahora” de Erickson, y la mujer responde a eso cerrando los ojos. Y entonces le da algunas sugestiones más, algunas sugestiones para incrementar su ego: “ me gustaría hacerle entender que usted es realmente una gran persona, capaz de hacer un montón de cosas que la ayuden médicamente”, continúa con esa sugestión, le pregunta si la hace sentir feliz, y ella acepta que sí, por lo tanto aceptando la

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3807

sugestión. Erickson habla con ella acerca de cómo ella podría usar la hipnosis en el futuro, que si tiene una operación podría tenerla cómoda y fácilmente; nuevamente sugestiones positivas, no diciendo que se encontrará libre de dolor, no mencionando la idea de dolor, pero reforzando el lado positivo, la comodidad y facilidad que puede tener; que puede ser llevada a otras situaciones como en trabajo dental que será cómodo y fácil. Y otra vez sorprende trabajando en otro nivel preguntándole “le parece aceptable?”. Y cuando ella dice sí, que es aceptable, entonces refuerza su propia capacidad para aceptar sugestiones. El continúa aún más diciendo que no es importante para ella saber que Erickson la hipnotizó, pero lo importante es que ella sepa que ella hizo todo sola. Así que en este modo tan natural realmente le está sugiriendo una alucinación negativa; que ella no debe estar alerta a las sugestiones que Erickson le dio, ella puede tener una amnesia para la fuente de las sugestiones, pero ella puede todavía tener la habilidad de actuar según las sugestiones y, en el mismo momento, Erickson elimina la dependencia: lo importante es que ella sepa que ella lo hizo todo por sí misma. Entonces Erickson pone fin a las instrucciones: “Ahora me gustaría hacerle

tomar una o dos o tres respiraciones profundas y despertarse completamente despierta”. Esto ayuda a restablecer la disposición consciente. La disposición consciente está involucrada en procesamiento de información y decisiones. No es decir “ahora despierte cuando cuente hasta cinco, uno; dos; tres; cuatro; cinco; ahora está despierta”. Es hacerla activa en el proceso de la terminación.; ella debe decidir si va a ser una, o dos, o tres respiraciones profundas. De esa forma el acceso le facilita cumplir instrucciones. Sobre todo en este proceso ustedes van llegando a la idea de que Erickson parece estar desdibujando las líneas de la hipnosis tradicional. No hay un período de preinducción, un período de inducción, profundización, dar sugestiones, y terminación. Más bien lo que Erickson está haciendo es... está desdibujando los límites. Mientras está haciendo la inducción está haciendo la profundización; mientras hace la terminación, hace sugestiones aún terapéuticas. Por lo tanto son todavía las mismas operaciones que hemos visto en la hipnosis tradicional, solamente hechas en esta manera tan condensada. Erickson está creando una comunicación mucho más multinivel, una comunicación mucho más condensada, a la cual ella responde. Y así ahora tenemos un triplete en el fraccionamiento: la coloca en un tran-

3808

Milton H. Erickson

ce, todos los trances están asociados con la levitación del brazo, la coloca en el primero, la saca, la coloca en trance, la saca; la coloca en trance, la saca; y ahora la disposición para el último de los mini-trances que va a hacer con esta paciente en particular. E- “Dígame, ¿cuál es su primer nombre?” S- “Sally” E- “¿Sally?” S- “Sí”. E- “Yo pienso que es un lindo nombre. ¿Le gustaría estrechar manos conmigo?” S- “Me encantaría”. E- “¿De veras?” ‘‘Y usted sabía que podía caer... en un trance tan rápida y tan fácilmente?” S- “No”. E- “Pero puede, ¿no es así? Aún con sus ojos bien... abiertos. Usted sabe... que si usted quiere... usted puede vernos sólo a usted y a mí... y nada más. Ni siquiera la cámara de televisión... las luces o ninguna otra cosa... solamente a mí... y usted ni siquiera tiene que pestañear... sus ojos con la frecuencia normal... ni nada de ese tipo. Y su mano y brazo se sienten tan cómodos... ahora, cierre sus ojos... muy bien... totalmente... tome una respiración profunda y despierte... y estrecharemos

las manos nuevamente. Hola, Sally, estoy contento de encontrarle. Ha sido un placer conocerla”. S- “Gracias”. E- “Y muchas gracias por ayudarme”. S- “Gracias”. E- “¿Usted se da cuenta de que realmente me ha ayudado mucho?” S- “¿Lo hice?” E- “Haciendo desaparecer, espero... un montón de los misterios que la hipnosis escénica... y todos los charlatanes... tratan de imponer a la hipnosis”. S- “Gracias”. E- “Y yo estoy muy agradecido a usted... ¿Está bien despierta?” S- “Um-mm” E- “Eso está bien, ahora, ¿supone que debiéramos hacer que usted intercambie asientos con alguien más?” S- “Ciertamente”. E- “Muy bien. La joven del vestido azul. Este es un ejemplo de la inducción por apretón de manos de Erickson. Fue una verdadera pieza, algo que Erickson hizo como una parte de su demostración. No es solamente para lucirse, sino que realmente demuestra algo acerca de la sensibilidad de este sujeto en particular, y es muy instructiva para ver la

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3809

forma en que fue preparada. Ante todo, por supuesto, la inducción nuevamente fue adherida a la idea de levitación del brazo; por tanto el apretón de manos, que es un movimiento levitatorio, lleva a la levitación que Erickson va a crear. Erickson la saca del tercer trance y dice:” Dígame, ¿cuál es su primer nombre?”. Pero esto es algo más bien inusual, preguntarle a alguien cuando parece ser el final de la experiencia. Realmente se agrega a la confusión porque es algo que se debiera preguntar al principio, en la presentación a alguien, allí ustedes preguntan el nombre. Erickson preguntó su nombre, ella dice “Sally”, él dice “le gustaría estrechar manos conmigo?”, ella dice “me encantaría’’; muy naturalmente pero otra vez es algo que se hace al principio de la presentación más de lo que se hace al final de la presentación; realmente establece una serie de comienzos. Por lo tanto, entonces, Erickson toma su mano y la mira justamente como hizo en las inducciones previas; él no está mirándole su mano que es la misma que le ha dado tantas veces antes; él la mira a ella, le dice algo indistinguible y luego retira su mano y entonces la deja cataléptica con su brazo elevado. Erickson usa esta técnica de la siguiente manera: cuando él ajusta su mano debe haber un aspecto incierto en

el toque, hay confusión entre el apretón y tocar en diferentes modos, y entonces la persona se siente insegura de cuándo Erickson retiró la mano; en un momento él estaba manteniendo la mano alzada y en otro momento el sujeto estaba manteniéndola alzada; lo cual es de cualquier manera parte de la técnica para establecer la levitación del brazo. Ahora, luego de eso, Erickson vuelve con ratificaciones. Dice:” Usted sabía que podía entrar en trance tan rápida y tan fácilmente?”. Y nuevamente es una implicación porque si ella dice “sí” o si ella dice “no”, no tiene importancia, tiene que aceptar el hecho de que puede ingresar en un trance rápida y fácilmente. Y entonces la instruye con más ratificación: “pero puede aún con sus ojos bien abiertos” y atrae su atención a los ojos, a la esfera visual, seguido por una alucinación negativa, le dice: “si lo desea, puede vernos solamente a usted y a mí y nada más”, sugiriendo esta alucinación negativa para todo lo de alrededor. Luego, volviendo a las frases de ratificación: “usted no tiene que parpadear sus ojos con la frecuencia normal ni nada como eso, su brazo y su mano se sienten cómodos”, y luego le dice:” sólo cierre sus ojos, muy bien, completamente, haga una respiración profunda, estreche

3810

Milton H. Erickson

su mano con la mía, hola, Sally, estoy tan contento de encontrarla.” Y aquí la secuencia que acaba de suceder inmediatamente antes no ha transcurrido. Por lo tanto, la secuencia es así, él va avanzando, y entonces en este punto le pide que se estrechen las manos, usa esta técnica de confusión, establece la inducción de la hipnosis, le da algunas instrucciones de ratificación, una sugestión para una alucinación negativa, algunas instrucciones de ratificación más, y entonces vuelve al lugar de partida, y continúa como si nada de este pedazo de intervención hubiera ocurrido jamás. Esta técnica de “como si” es una sugestión muy poderosa para la amnesia, y es esta amnesia que Erickson, creo, estaba tratando de crear al usar la inducción del apretón de manos, de manera que ella ahora podría aprender algo acerca de otra capacidad que tendría, la capacidad de ser plástica en su memoria, en la esfera de su memoria. Y Erickson realmente no le arroja eso, él no dice “ bueno ahora usted debe tener amnesia”, ése no era su estilo; él solamente guiaba a la persona a plantar esa semilla, y luego descubría de otras maneras, indirectas, lo que ellos querían responder a esa sugerencia de amnesia. Erickson continúa dando algunas sugerencias más para mejorar el ego, expresa su gratitud al sujeto, que es algo que hacía comúnmente, y luego le dice

“ahora supone que debiéramos hacer que intercambie asientos con alguien más?” Comienza el proceso de ponerla nuevamente a cargo, y por lo tanto ella ya no está en una posición dependiente, ella va a ayudar en este proceso de decidir si debiera intercambiar asientos; luego la inducción está completa. Ahora, esta próxima inducción que voy a pasarles es una más bien notable pieza de terapia. Yo pienso que es realmente más arte que otra cosa, es una pieza notable de comunicación. J. Haley señaló que hay dos maneras de resistir a la hipnosis. Se puede resistir la hipnosis no cooperando, pero también se puede resistir a la hipnosis por evidente sumisión. Con este sujeto siguiente ustedes van a ver a alguien que resiste por demasiada sumisión. Y también van a ver a alguien que tiene una personalidad muy difícil para trabajar, porque es muy diferente de este sujeto previo, no es una paciente cooperadora. Lo que van a ver es a alguien que demuestra un montón de incongruencia, en una sección de la inducción, y van a ver cómo Erickson está muy cerca y preciso con una paciente muy difícil. E- “Dígame, ¿ha estado en un tran-

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3811

ce anteriormente?” S- “Así lo creo” E- “Así lo cree”. ¿ Quién fue el hombre que la puso en trance anteriormente?” S- “El Dr. Yanovski’’ E- “¿El Dr. Yanovski? Eso fue muy lindo de su parte”. S- “Yo lo disfruté” E- “Usted lo disfrutó” S- “Uh-umm” E- “¿Y cuándo piensa que entrará... en un trance para mí?” S- “Por la forma en que se siente mi brazo... me imagino que podría estar en uno ahora mismo. E- ‘‘¿En qué forma su brazo se siente diferente?” S- “Hormiguea” E- “Está aislado”. Está separado de usted” S- “No, hormiguea. Sí, hormiguea’’. E- “Sólo simplemente aislado” S- “No, no. Hormiguea. Mi mano. Bueno ahora quizás está aislado. No parece ser tanto una parte de mí... como lo era antes” En esta inducción Erickson comienza de la misma manera que lo hizo con el sujeto previo. Dice: “¿Dígame, ha estado en un trance anteriormente?”. Mientras está haciendo eso, levanta el brazo del sujeto, nuevamente no mirando hacia el brazo sino mirando directa-

mente al sujeto. Manteniendo sus ojos sobre el sujeto él espera crear más de esta experiencia disociada de manera que ella no preste atención, quiero decir que no preste atención visualmente al movimiento de su brazo. Ahora, ¿qué responde el sujeto? Alguien podría pensar que está respondiendo que sí, pero realmente ella no dijo “sí”. En un nivel no verbal, ella está asintiendo con su cabeza indicando sí; de cualquier manera su verbalización es incongruente, ella no dijo sí verbalmente, dijo “así lo creo”. Ahora, ¿qué clase de paciente dice “así lo creo” y muestra esa clase de incongruencia?. Es alguien que es desconfiado, que tiene dudas, alguien que no va a entregarse totalmente a la respuesta. Y entonces esto crea una situación más bien difícil porque está esta comunicación descorazonante que vuelve a Erickson y él debe atender a la diferencia entre la comunicación verbal y la no verbal mientras trabaja con ella, porque si sólo atiende a la comunicación verbal estaría perdido, y si sólo atiende a la comunicación visual, también estaría perdido. Por lo tanto Erickson trabaja con ella reencuadrando sus palabras, dice “así lo cree”; luego continúa para descubrir quién es el hombre que la puso en trance antes. La orienta al último trance, y ella sí se orienta hacia ese último tran-

3812

Milton H. Erickson

ce, ella tiene algunos recuerdos de eso, ella tiene que traer a colación algún modelo de comportamiento en respuesta a esas ideas que tenía acerca del último trance. Cuando ella llega a ese modelo de comportamiento, entra en trance. Entonces él le dice “y cuándo piensa que entrará en un trance para mí?” así que no es una cuestión de si va a entrar o no en un trance, es cuándo va a entrar en trance, y entonces es una cuestión de tiempo. Ella dice: “Por la forma en que se siente mi brazo me imagino que podría estar en uno ahora”. Ella enfatiza sus dudas, su desconfianza, dice : “me imagino que podría ...”. Erickson, a diferencia del primer sujeto, reordena sus palabras y las transforma en sugestiones. Dice “por la forma en que se siente su brazo puede estar en uno ahora mismo” y modificando el tono de su voz crea una sugestión a partir de las palabras de ella. Y le dice: “en qué forma su brazo se siente diferente”. Ella dice “hormiguea”; Erickson hace una especie de asociación, dice “está aislado, está separado de usted”. Ella se confunde por este tipo de asociación, dice “no, hormiguea. Sí, hormiguea” y se enreda. Erickson permanece controlando la situación, dice “sólo simplemente aislado”. Ella sigue, dice “no, no, hormiguea” y entonces dice “bueno, quizás ahora está aislado, no

parece ser tanto una parte de mí como lo era antes” Ella muestra una cierta clase de composición que usa en eso. Erickson usó las palabras de ella y las transformó en sugestiones, y ella responde de la misma forma: ella usa las palabras de Erickson para responder a la comunicación. Esa asociación demandante tan rápida interrumpe la consciencia y facilita el camino para un comportamiento más obediente a las señales de parte del paciente. Ahora continuemos con la siguiente sección y veamos cómo Erickson construye sobre esto. E- “Dígame, ¿sus ojos están abiertos?” S- “Bien abiertos” E- “¿Está segura de eso?” S- “Ahora mismo lo estoy” E- “Ahora mismo lo está. ¿Aún está segura de eso?” S- “Sí” E- “¿Se están cerrando?” S- “Aún no” E- “¿Segura?” S- “Sí” E- “Completamente... completamente... y permaneciendo cerrados completamente... completamente... completamente cerrados ahora. Y haga una respiración profunda y vaya... y en cualquier hipnosis futura... así sea médica o dental... Es-

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3813

pero que la disfrute... totalmente... y espero que nunca... nunca utilice... la hipnosis para entretener a la gente... sino para instruirlos... y para hacerlos mucho más conscientes. ¿Y le importa si hablo de usted?’’ S- “No” E- “No la hace tímida, ¿o sí?” S- “No. No cuando se está en trance” E- “No cuando se está en trance. Pero usted puede responderme... a mí, ¿no es así?” S- “Sí, puedo” E- “Y todo lo que la rodea... parece terriblemente sin importancia... ¿acaso no?” S- “Así es, sólo estoy consciente de su voz” E- “Sólo está consciente de mi voz. Eso es suficiente, ¿no es así realmente?” S- “Oh, sí” E- “Porque nosotros estamos aquí con un propósito médico... para demostrar varias cosas... y, entonces... haga una respiración profunda... y despierte completamente descansada... y renovada y enérgica. ¿Aún piensa que está totalmente despierta?” S- “Bueno... no, no lo pienso. No puedo hacer bajar mi brazo” E- “No puede hacer bajar su brazo” S- “No”.

Erickson comienza este segmento llamando la atención de la mujer a sus ojos. El está sembrando sus palabras, está indicando que después de esto va a tener lugar alguna acción. Dice: “Dígame, ¿sus ojos están bien abiertos?”, ella dice “Bien abiertos”; “¿Está segura de eso?”; Erickson arroja una duda real sobre la situación que es obviamente verdadera, pero esta es una mujer cuya situación está plagada por dudas. Entonces ella responde “Ahora mismo lo estoy”, debiendo ser muy precisa. Erickson dice “Aún está segura de ello?” mientras él parpadea, ella dice “sí”, él dice “¿se están cerrando?” y parpadea dos veces. El comienza a modelar el comportamiento que quiere que ella tenga: parpadear. Ella ya está respondiendo a su comunicación verbal imitándola, usando las palabras de él, ahora ella puede responder a su comunicación no verbal , imitando. Ella dice “aún no”, él “¿segura?”, ella “sí” y mientras dice sí cierra y abre sus ojos en una forma distinta. Está respondiendo, pero otra vez manteniendo su personalidad, la respuesta es incongruente. Erickson continúa, dice “completamente, completamente” que podría ser una comunicación dudosa, podría significar completamente cerrados los ojos o completamente sumergida en el trance. Y ella muestra ese retraso en el tiempo, similar al sujeto previo, y luego cie-

3814

Milton H. Erickson

rra sus ojos. Erickson le da algunas sugestiones más acerca de disfrutar la hipnosis; la pone a cargo sugiriendo que ella podría utilizar la hipnosis para instruir a la gente y hacerla más consciente. Entonces le pregunta si le molestaría que hable de ella, indicando que ella parece tímida, y ella dice “no, no cuando se está en trance”, nuevamente mostrando su incongruencia, porque su comportamiento parece de trance. Si ustedes vieran solamente la película sin ningún sonido, la mayoría de la gente creería que esta mujer está en un trance. Si solamente fueran a escuchar la banda sonora, la mayoría de la gente diría que esta mujer no está definitivamente en un trance. Por lo tanto es muy difícil hacer una distinción y decir si está o no en un trance. Ella es incongruente pero lo que ustedes están viendo es a Erickson trabajando muy cuidadosamente, muy precisamente con una mujer muy dificultosa. Erickson no está sobrepasado por su incongruencia, nuevamente usa las palabras de ella y las transforma en sugestiones, “no cuando se está en trance” y va a construir sobre ello; “ pero usted puede responderme a mí, no es así?” y enfatizando las palabras “a mí” Erickson comienza a sembrar la idea de la alucinación negativa, por implicación ella no tiene que responder a nadie más. Ella acepta. Erickson entonces avanza con esa sugestión; “ todo lo que la rodea parece terriblemente sin impor-

tancia, acaso no?” en una forma poderosa, y ella dice “sí, sólo estoy consciente de su voz”, nuevamente en una forma muy incongruente. Erickson está sugiriendo una alucinación negativa como con el primer sujeto, y él va a construir nuevamente sobre ella con el segundo sujeto. Erickson nuevamente no se ve dudoso por ello, y dice “solamente consciente de mi voz”, y le dice “eso es suficiente, no lo es realmente?”. Luego le dice “porque estamos aquí con un propósito médico, para demostrar varias cosas,” y entonces ¿qué está haciendo ella?, ella responde literalmente. Demuestra un estado intermedio, mantiene su brazo en alto. Yo lo he visto hacer estas cosas antes. Si estuvieran discutiendo la película con Erickson, él hubiera vuelto la cara en este punto, y hubiera dicho “ella va a mantener su brazo en alto”. Fue una sugestión. Ahora que lo pidió, veamos cómo funciona. E- “¿Quiere decir que su brazo está todavía dormido?’’ S- “Sí, lo está” E- “Vamos a cambiar las cosas. Hagamos dormirse al otro brazo. ¿Cómo se siente eso?” S- ‘‘Eso se siente como que otro se durmió ahora” E- “Eso se siente como que el otro se durmió”

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3815

S- “Uh-umm’’ E- “¿Sus ojos están bien abiertos?” S- “Sí, creo que lo están” E- “¿Cree que lo están?” S- “Uh-umm” E- “¿Segura de eso?” S- “Ahora mismo lo estoy” E- “¿Comenzando a tener dudas?” S- “Bueno, en este tipo de cosas... siempre se tienen dudas” E- “Siempre se tienen dudas y entonces, cuando el médico dice... yo dudo si tiene dolor... cuál es su reacción?” S- “No lo sé. No sufro mucho de dolor” E- “¿No es eso hermoso?” S- “Creo que es maravilloso” E- “Y aún cuando su dentista trabaje en usted... estará libre de dolor. Al margen, ¿estamos solos aquí?” S- “No” E- “¿Ve a alguien más?” S- “No. No, justamente ahora no” E- “¿Solamente a mí?” S- “Sí” E- “¿Es suficiente?” S- “Ahora mismo lo es, sí” E- “Ahora mismo es suficiente. Ahora cierre sus ojos... y haga una respiración profunda... y despierte bien despierta completamente. Completamente.” S- “¿Cómo puedo despertar completamente... cuándo no puedo ha-

cer bajar mi brazo?” E- “¿Cómo puede despertar completamente... cuando no puede hacer bajar su brazo? Usted sabe que su brazo es parte de completamente”. S- “Ahora pienso que estoy despierta” E- “Ahora usted piensa que está despierta. Sabe, fue muy lindo de su parte que cooperara conmigo. Erickson trabaja con ella, le dice: “Quiere decir que su brazo está todavía dormido?”, y le sonríe. Ella dice: “Sí, lo está”. Entonces él dice “cambiemos las cosas, hagamos que su otro brazo se duerma”. Y entonces le toma el otro brazo y lo eleva; por implicación el brazo que había estaqdo resistiendo antes desciende. Ahora, ¿cómo trabaja usted con una persona estructurada? Usted no le pide simplemente que deponga su actitud estructurada, usted solamente efectúa una pequeña modificación en la pauta estructurada. Cuando usted efectúa una pequeña modificación en la pauta estructurada, entonces demuestra que la persona en efecto tiene algún control sobre esa pauta estructurada. Por lo tanto, si la persona tiene una pauta de acceso contando números, usted no tiene que decirle que pare de contar números, puede enseñarle a contar en español, o en ale-

3816

Milton H. Erickson

mán. Usted hace una pequeña modificación en la pauta, lo que indica que la persona realmente tiene algún control. Una vez que obtiene alguna modificación, entonces construye sobre ella. Siguiendo la definición ericksoniana de psicoterapia, psicoterapia es cualquier cosa que cambia la pauta habitual de comportamiento. Ni siquiera importa si es en un sentido positivo o negativo, cualquier cosa que modifica la pauta habitual de conducta es psicoterapia. Erickson continúa utilizando las palabras del sujeto; refraseando esas palabras en sugestiones. Le pregunta si sus ojos están abiertos, ella dice “creo que lo están”, necesitando ser muy precisa en la comunicación, no dejando ninguna abertura para inseguridades, y él dice “está segura de ello?”, ella dice “ahora mismo lo estoy”. Erickson hace surgir la idea de duda. Dice “¿comenzando a tener dudas?”, ella dice “bueno, en esta clase de cosas uno siempre tiene dudas”. Esta es otra vez una mujer llena de dudas. Por lo tanto sus dudas tienen una connotación desanimadora, una connotación negativa. Erickson va a encontrar la manera de reencuadrar estas dudas, porque le dice “siempre se tienen dudas, y entonces cuando el médico dice yo dudo que tenga dolor, ¿cuál es su reacción?”. Así que aquí está la duda; la duda previamente significaba incomodidad; Erickson sugie-

re otra posibilidad, cómo la duda puede llevar a la comodidad, liberando del dolor. El dice “¿cuál es su reacción?”, ella como a propósito no responde exactamente; dice “no sé, no sufro mucho de dolor”. Erickson acepta ese límite, dice “¿no es lindo?”, ella dice “pienso que es maravilloso”. Y entonces continúa permaneciendo en control de la situación, “...hasta cuando su dentista trabaja en usted, estará libre de dolor”. Luego él regresa a la idea de la alucinación negativa; estas transiciones son abruptas. La brusquedad misma de las transiciones trae alguna confusión. “Al margen, estamos solos aquí?”. Ella rechaza eso, dice “no”. Entonces él ve cuánta plasticidad ella puede mostrar en el área de la alucinación negativa; retoma el foco y va a la esfera visual, él dice “¿ve a alguien más?”, ella dice “no, ahora mismo no”, siendo precisa, pero ahora él ha aprendido algo acerca de los parámetros de su habilidad para experimentar alucinaciones negativas, al menos en la esfera visual. “Sólo a mí?”; “Sí”; “Eso es suficiente?”; Ahora mismo lo es, sí”, nuevamente siendo muy precisa. Entonces Erickson le dice “ahora cierre sus ojos, haga una respiración profunda y despierte bien despierta completamente”. El “completamente” es un doble refuerzo, le está sugiriendo que

El Proceso de la Inducción Hipnótica

3817

se despierte completamente, que la experiencia está completa, y que el brazo descenderá, va a despertar completamente su cuerpo. Ella abre sus ojos, pero el brazo permanece en alto, cataléptico; ella le dice a Erickson: “¿cómo puedo despertar completamente cuando no puedo hacer bajar mi brazo?” y sonríe mientras dice eso. Erickson le devuelve la sonrisa, dice “¿cómo puede despertar completamente cuando no puede hacer bajar su brazo?. Usted sabe que su brazo es parte de completamente”, nuevamente reforzando el doble refuerzo. Entonces Erickson se reclina, simplemente mira hacia la mano, y solamente espera expectante, creando montones de expectativas en su comportamiento no verbal, él solamente observa y espera. Y entonces el brazo se mueve un poco, y Erickson sonríe, y entonces el brazo desciende, y ellos sonríen juntos. No tiene sentido que Erickson baje a la mujer en ningún sentido; él va a elevarla y dejarla sintiéndose mejor consigo misma de lo que era antes. Se ríen juntos, Erikcon dice “ahora está despierta, usted sabe que fue muy muy lindo de su parte que cooperara conmigo” y entonces otra vez la ensalza pidiéndole que elija al sujeto siguiente. Le agradece por su cooperación aún a pesar de que fue obvio que su coope-

ración no fue realmente una cooperación completa, pero fue cooperación hasta el máximo de su habilidad para ese momento particular. Y entonces ése es el final de ese trabajo particular con ese sujeto. Ahora, yo espero que en este proceso ustedes hayan aprendido algo acerca de cómo inducir hipnosis; que hayan aprendido que la inducción de la hipnosis no necesita ser un pase mecánico, que sigue un procedimiento fijo; más bien la inducción de la hipnosis es algo que debiera fluir desde la persona; que la hipnosis es una forma de engendrar cooperación. Erickson creía que lo que definía a la hipnosis era un proceso final dentro del sujeto que era despertado por las palabras de otra persona. El no tenía una definición rígida para la hipnosis; Erickson creía que esta hipnosis era una cuestión de trabajar con una persona, y yo pienso que podría ser descrito como un proceso de hacer que una persona experimente los límites de su plasticidad, que salga fuera de sus marcos de referencia habituales, fuera de su modo habitual de conducta, fuera de su marco consciente, y encuentre nueva flexibilidad, nueva plasticidad, nuevas posibilidades para su propia conducta.

Un agradecimiento especial a Ciba Pharmaceutical por el uso del Film de 1964 del Dr. Erickson

Gracias adicionales a los sujetos por su cooperación en la producción de este programa educativo.

Este video completo puede adquirirse en The Milton H. Erickson Foundation, Inc. 3606 North 24 th. Street, Phoenix, Az 85016-6500 USA. E-mail: office@erickson-foundation.org Traducción: Dr. Alberto O. Bottini

RAPPORT - HIPNOSIS de MILTON H. ERICKSON - Nº 48 - Septiembre de 2005

II GREGORY BATESON, JAY HALEY, JOHN WEAKLAND
1) ‘‘The letters of Milton H. Erickson’’ Edited by Jeffrey k. Zeig, Ph. D. and Brent Geary, Ph. D. Published by Zeig, Tucker & Theisen, Inc., 2000, U.S.A. 3618 North 24 th Street Phoenix, AZ 85016 USA Fax 602-956-0519 E-mail: ann@erickson-foundation.org www.ZeigTucker.com 393 páginas u$s 50.- más u$s 10.- (shipping) Total: u$s 60.2) Autorización de Jeffrey K. Zeig, Ph. D. para su publicación en Rapport-Hipnosis de Milton H. Erickson, M. D. -, 2000.

Bateson
Erickson mantuvo correspondencia con ambos Bateson y Mead durante la Segunda Guerra Mundial. Todos ellos trabajaron en proyectos investigando la estructura de la personalidad de japoneses y alemanes que eran enviados al Departamento de Guerra. Bateson y Mead se divorciaron en 1950.

Después de la Segunda Guerra Mundial, hubo una aparente ausencia de correspondencia. El primer ítem en el archivo de Erickson sobre la correspondencia con Bateson es esta carta del 29 de Noviembre de 1954. Para entonces Bateson había comenzado su proyecto sobre comunicación en Palo Alto, que incluía la colaboración de Jay Haley y John Weakland.

3819

3820

Ed. por Zeig y Geary

De: Gregory Bateson Noviembre 29, 1954 Querido Milton, Aquí por fin está la carta mía que tú predijiste. Recordarás que Jay Haley, un miembro de mi proyecto de investigación, asistió a tu seminario en San Francisco. Esto ha dado frutos en cierta experimentación y una buena cantidad de pensamiento acerca de los fenómenos hipnóticos y sus relaciones con la esquizofrenia. El proyecto se encuentra ahora sobre bases firmes y enfocado específicamente sobre la comunicación esquizofrénica. Te escribo primero para pedirte reimpresiones de tus dos artículos sobre el caso de eyaculación precoz: “Un estudio de una Neurosis Experimental Inducida Hipnóticamente en un caso de Eyaculación Precoz” (Erickson 1935) y “El Método Empleado para Formular una Historia Compleja para la Inducción de una Neurosis Experimental en un Sujeto Hipnótico” (Erickson, 1944). Junto a los reimpresos, hay muchas cuestiones que queremos discutir contigo. Algunas de estas cuestiones están casi listas pero, en general, pienso que sería mejor esperar hasta que nuestras ideas acerca de la esquizofrenia estén más maduras. ¿Hay alguna posibilidad de que vengas por este vecindario para

dar otra vez el seminario o para cualquier otro propósito? Si es así, nos gustaría tenerte aquí en Palo Alto por uno o dos días como consultor. ¿Sería eso posible? Alternativamente, uno de nosotros podría ir a Phoenix en algún momento el año próximo para explotarte como consultor. Nos encontraremos nuevamente algún día, Tuyo sinceramente, Gregory Bateson

A: Gregory Bateson Diciembre 6, 1954 Querido Gregory, Estoy encantado de saber que tu proyecto de investigación continúa y de que estás contento con los resultados obtenidos. En cuanto a las reimpresiones, desafortunadamente mi provisión sobre Eyaculación Precoz está agotado, pero te voy a enviar el otro que pediste y, además, varios otros reimpresos que pueden interesarte. Hay incluido también uno de Linn Cooper y mío que puede ofrecerte algunas ideas acerca del tiempo en conexión con la esquizofrenia.

Las cartas de Milthon H. Erickson

3821

Williams y Wilkins de Baltimore han publicado un libro de Cooper y mío, titulado Distorsión del Tiempo en Hipnosis (Cooper y Erickson, 1954). La primera parte del libro es de Cooper y está dedicada al trabajo experimental y la segunda parte es la aplicación clínica del concepto de distorsión del tiempo. Dudo mucho que yo esté en la vecindad de San Francisco en el futuro cercano. Al menos no tengo expectativas en este momento de hacer semejante viaje. De cualquier manera, estaría encantado de ser de alguna ayuda, si alguno de ustedes viniera a Phoenix. Espero que eso pueda arreglarse y espero que sea posible para tí personalmente venir. Seguiré esperanzado en que de una u otra manera pueda ser posible que visite San Francisco en algún momento del verano y tenga la suficiente libertad para visitar el territorio circundante. Tuyo sinceramente, Milton H. Erickson, M.D.

es una de las piezas de correspondencia más importantes en este libro. Bateson dispuso el escenario iniciando consultas con Erickson por Haley y Weakland. Luego esbozó uno de los mayores proyectos de su equipo de investigación, a saber, el doble vínculo*, indicando similitudes estructurales entre las operaciones del hipnotista en la inducción de fenómenos hipnóticos y las operaciones de los padres “esquizofrenígenos” en la inducción de síntomas en la prole esquizofrénica. El artículo sobre el doble vínculo, “Hacia una Teoría de la Esquizofrenia”, fue publicado en el número de Octubre de 1956 de Behavioral Science. Fue escrito por Gregory Bateson, Don Jackson, Jay Haley y John Weakland. Dos de los experimentos de Erickson están mencionados en el artículo original. El equipo de Bateson sostuvo que las similitudes entre la comunicación hipnótica y la comunicación esquizofrénica eran colaterales al tema principal del artículo. Los hallazgos de Erickson fueron presentados porque arrojaban luz sobre la naturaleza del desarrollo de la esquizofrenia. “Hacia una Teoría de la

La siguiente carta de Mayo 24, 1955, es de importancia histórica, y

* - (N. del T.): Si bien la traducción literal sería doble compromiso, ligadura o amarre, conservaremos como válida la traducción como doble vínculo, consagrada por la costumbre en las traducciones al español.

3822

Ed. por Zeig y Geary

Esquizofrenia” presentaba la “teoría de los tipos lógicos”. El equipo de Bateson examinó pacientes esquizofrénicos y a sus padres y propuso la existencia de un doble vínculo patológico, una situación en la cual no importa lo que haga el receptor, él o ella no pueden ganar. El artículo discutía cómo y por qué el doble vínculo existe en las familias y aportaba observaciones clínicas y experimentales. La carta de Bateson cubre cinco páginas a simple espacio. Parece que las tipeó él mismo. Hay una serie de correcciones (Por ejemplo, letras cambiadas o borradas para corregir la ortografía, elementos de puntuación) hechas después que el texto fuera tipeado. Los cambios fueron incorporados aquí. Erickson contestó en una carta manuscrita en Mayo 28, 1955. En una carta de Junio 24, 1955, que no está incluida, indicaba que había disfrutado el tiempo que había pasado con Haley y Weakland en Phoenix y pedía transcripciones de las consultas. No hay evidencia de que Erickson comentara acerca de la premisa del equipo de Bateson en imprenta.

De: Gregory Bateson Mayo 24, 1955 Querido Milton, Te escribo porque por fin mi proyecto de investigación parece haber alcanzado una posición teórica donde conocemos algunas de las preguntas que nos gustaría hacerte acerca de la hipnosis. Dos miembros de mi proyecto, Jay Haley y John Weakland, han estado haciendo alguna experimentación menor con la hipnosis desde que Jay asistió a tu seminario en San Francisco. Se ha vuelto evidente que una mayor comprensión de la hipnosis nos adelantaría en nuestro trabajo. ¿Es posible arreglar una conferencia contigo? Me es imposible, por mis obligaciones V.A., irme de aquí ahora, pero el señor Haley y el señor Weakland están listos y deseosos de ir a Phoenix y tener una conferencia contigo. Ellos pueden partir en cualquier momento luego del primero de Junio, y si tu puedes convenientemente arreglar dos o tres días con algún tiempo libre para hablar con ellos, sería muy beneficioso para nosotros, y creo que de interés para tí. En esta carta trataré de darte alguna idea acerca de la clase de cosas en que estamos interesados. Durante nuestro proyecto anterior,

Las cartas de Milthon H. Erickson

3823

una investigación general de las características formales de la comunicación, nos vimos interesados en la hipnosis porque nos pareció que ponía netamente en foco muchos de los problemas involucrados en la comunicación interpersonal. Desde entonces hemos comenzado un proyecto concentrado primariamente sobre la esquizofrenia y la comunicación, y yo trataré de sugerir en qué forma creemos que la hipnosis se relaciona con nuestro punto de vista. Pronto se nos hizo aparente que muchas de las manifestaciones de la esquizofrenia pueden ser producidas en el trance. Me refiero a tales manifestaciones como alucinaciones, catalepsia, analgesias, y demás. Uno de nuestros intereses en particular es una similitud en el problema de la literalidad-metáfora. Los pacientes esquizofrénicos a menudo parecen tomar las manifestaciones metafóricas como literales y viceversa. Por ejemplo, un paciente podría sentirse solo y entonces decir que es una flor de alhelí - pero luego pasará el tiempo parado contra la pared. Un pensamiento similar parece suceder en el sujeto hipnotizado. Está el ejemplo de la mujer jugando bridge durante un trance profundo que le toca dummy* y se le pide que muestre su mano - por lo tanto exhibe la palma de su mano.

Estoy seguro de que tú has pensado acerca de las similitudes de estas manifestaciones, y quizás has decidido si son similares y si pueden tener una mecánica similar. A nosotros nos ha parecido que si varias formas de fenómenos esquizofrénicos pueden ser inducidos en sujetos normales por trance hipnótico, entonces si pudiésemos descubrir más acerca de esa inducción, podríamos descubrir algo más sobre la etiología de la esquizofrenia. Por supuesto, estamos interesados en las similitudes formales más que en detalles específicos. Para discutir esto más allá, será necesario decirte algunas de nuestras ideas sobre la etiología de la esquizofrenia. Esto es dificultoso porque estamos todavía trabajando en los estadios preliminares y nuestras ideas no han coagulado lo suficiente para hacer una afirmación rigurosa de nuestra hipótesis. Pero trataré de sugerir la clase de cosas que estamos investigando. Nosotros suponemos que al menos una especie de esquizofrenia no es orgánica y que es un producto de una clase particular de situación familiar. Nuestra hipótesis es que un chico que crece en dicha situación pasa un período de años enfrentado a lo que nosotros llamamos “doble vínculos”. Esto es, su

* (N. de T) En el juego del bridge, el jugador que deviene pasivo.

3824

Ed. por Zeig y Geary

relación con la madre es tal que está continuamente en una posición donde no puede ser aceptado por ella, no puede ganar, no puede tener éxito, etc. Característicamente el padre apoya a la madre en la situación y confirma para el niño la idea de que él está equivocado y la madre está acertada. La naturaleza precisa del doble vínculo es algo en lo cual estamos en proceso de definir más claramente. El aroma del mismo atraviesa los monólogos y diálogos de nuestros pacientes esquizofrénicos, y ocasionalmente encontramos un ejemplo que es razonablemente claro. Voy a citar uno en un intento de darte una idea de lo que queremos significar. Una chica esquizofrénica en terapia decía concretamente su edad como un año más joven que lo que realmente era. Ella descubrió el motivo para ello. Cuando su madre la puso en una escuela privada, su madre ( por sus propias razones personales) dio como edad de la niña 17 cuando realmente tenía 18. Este acto puso a la niña en una situación atada. Si la niña no mentía acerca de su edad y decía que tenía 18, entonces estaba anunciando que su madre era una mentirosa. Si ella mentía acerca de su edad y decía que tenía 17, se transformaba a sí misma en mentirosa y la madre odiaba a los mentirosos - no per-

mitiendo nunca a su hija que lo olvidara. Cualquier cosa que hiciera, su madre la rechazaría. Esto es lo que tenemos en mente como doble vínculo. Creemos que es una cuestión de mensajes de múltiples significados con un significado primario contradicho por un segundo significado en el mismo mensaje. Dado tal mensaje, el receptor está enfrentado a un problema de discriminar entre dos niveles contradictorios del mensaje. Si el receptor debe discriminar, cuando es una cuestión de vida o muerte, el problema se vuelve tan extremo que es posible un derrumbe. Dada una niñez entera enfrentada a tal crisis, nosotros tenemos la hipótesis de que una persona desarrollará un sistema elaborado de defensas como una manera de manejarse con los mensajes y que estas defensas y modos son los síntomas de lo que se llama esquizofrenia. (El paciente, en su defensa, puede suponer que esos mensajes solamente tienen un sentido, como en la paranoia; o que no tienen ningún sentido [o debe reaccionarse ante ellos como si no lo tuviera] como en la hebefrenia; o que son insolubles como en la catatonía extrema, y demás.) La idea central en nuestra hipótesis es la noción de “niveles”: (a) de que el doloroso doble vínculo está construido

Las cartas de Milthon H. Erickson

3825

con mensajes de niveles contrastantes, y (b) que los síndromes esquizofrénicos son una expresión de la resultante confusión del paciente concerniente a los niveles. No puede estar seguro de qué clase de mensaje es cualquier mensaje (¿Es una broma, un sueño, una metáfora, algo literal, etc.?). Como lo vemos nosotros, el eslabón entre etiología y los síndromes reside en el hecho de que las señales que indican qué clase de mensaje es, son de un nivel diferente del mensaje mismo. Yo espero que esta discusión muy simplificada te dará alguna idea de lo que estamos tratando de investigar, y ahora trataré de sugerirte a tí por qué sentimos que tu trabajo en hipnosis se relaciona con esto. Yo no quiero implicar que la hipnosis es esquizofrenia y viceversa, meramente que ciertos aspectos de la inducción del trance parecen tener el aroma de los doble vínculos. Tú estás trabajando continuamente con el aspecto de múltiples significados de los mensajes. Esto es particularmente evidente en tu artículo sobre la eyaculación precoz. Enfatizas fuertemente el uso de palabras clave para cambiar el nivel del significado, o la orden del mensaje, en la historia que le cuentas al paciente. O sea, tú trabajas con tres tipos de mensajes: a. la historia del cenicero;

b. la historia subyacente de naturaleza sexual; y c. señales que marcan que b. y no a. es lo que realmente se está discutiendo. También nos parece que la extraordinaria destreza que demuestras en el manejo de la resistencia está de alguna manera relacionada con hacer uso de la resistencia intercambiando los niveles del mensaje para crear doble vínculos. Esto es particularmente aparente en esos casos donde has inducido el trance en contra de la preferencia o desafío expresos del sujeto. Por ejemplo, he oído decir que cuando un estudiante de medicina insistió en que no podías hipnotizarlo, lo invitaste a subir antes de la clase. Cuando vino, dijiste,”quiero que permanezca despierto, permanezca despierto”. No conozco los detalles de este incidente, pero asumiendo que algo de esto haya pasado, entonces parece que el estudiante fue colocado en una suerte de doble vínculo. Asumió que si obedecía tus sugestiones, entraría en un trance, y por lo tanto rehusó obedecer tu sugestión de permanecer despierto. Pero si hubiera aceptado tu sugestión de permanecer despierto, habría estado aceptando tus sugestiones, lo que lo hubiera puesto en peligro de entrar en trance. Notarás que al menos dos niveles están involucrados en este incidente. El

3826

Ed. por Zeig y Geary

nivel de la sugestión específica “permanezca despierto”, y el nivel de “obedezca mis sugestiones”. Parece ocurrir un doble vínculo cuando estos dos niveles de mensaje, o clasificación, son puestos juntos de alguna manera. El sujeto está entonces atrapado en una situación donde no obedecer la sugestión específica para no obedecer la sugestión más general lo lleva precisamente a obedecer la sugestión más general. Para nosotros, este incidente evoca las situaciones que nuestros pacientes parecen informar - es como si en sus relaciones con la madre descubrieran que su madre estuviese diciendo, “si me obedeces, te amaré”, y dentro de ese marco estuviese diciendo específicamente,” haz lo que hará que te odie”. El resultado es un paciente incapaz de discriminar niveles de mensajes e incapaz de confiar en esos mensajes, como el contexto, o el tono de voz o gestos, que califican al mensaje verbal. En otras palabras, su discriminación de los tipos de mensajes se tuerce de manera que no sabe cuándo alguien lo está bromeando, alardeando, engañando, y demás, porque esto requiere una discriminación correcta de niveles. Nosotros nos preguntamos si el trance no podría definirse en términos de alguna fijación de niveles de mensajes en el caso de una alucinación negativa,

por ejemplo, podría decirse que los mensajes de un objeto son interpretados diferentemente de la interpretación hecha durante el estado de vigilia de forma que el objeto no es visto. En cualquier percepción la señal discriminativa interna que debe ser significativa es ese evento neurológico que etiqueta el dato como proveniente de un órgano sensorial. ¿Es posible que esta etiqueta sea de alguna manera desviada en la alucinación negativa? ¿Hay casos en los que el objeto negativamente alucinado es percibido pero descartado como imaginario? ¿Cuando un hipnotista está poniendo a un sujeto en un trance, parece estar constantemente buscando señales del sujeto acerca de la profundidad del trance y estas señales parecen ser mayormente indicaciones de qué clase de significado el sujeto está asignando a los mensajes del hipnotista, por ejemplo, en qué “nivel” están recibiéndose estos mensajes? Más allá, nos preguntamos si el trance no ocurre en el momento de un cambio en la discriminación de niveles del sujeto, por ejemplo, cuando el sujeto acepta o está de acuerdo con un cambio de discriminación. Tengo en mente otra aseveración para la inducción que has usado (tenemos una grabación de tu demostración en San Francisco). Le dijiste a una chica, un sujeto resistente, “¿Está en un trance ahora?” Esto nue-

Las cartas de Milthon H. Erickson

3827

vamente parece un lazo - si trata de resistir contestando “no”, está contestando “no” a la pregunta “ahora” y aceptando un nivel más general de una posibilidad de entrar en trance, es decir, de estar de acuerdo en cambiar su discriminación de mensajes. Nos gustaría saber si algo como este fenómeno de doble vínculo es característico de muchos aspectos tanto de la inducción del trance como de los fenómenos de trance. Si es así, creo que podría ser posible entender mejor las manifestaciones de la esquizofrenia entendiendo mejor los procesos involucrados en la hipnosis. Claro, una manifestación hipnótica, como una alucinación, es de duración breve y cualquiera sea la presión o vínculos a los que el sujeto está sometido se encuentran dentro de un marco benevolente. Pero uno puede imaginarse una niñez pasada con una madre no tan benevolente que impuso un patrón de vínculos consistentes que más tarde produjo las manifestaciones persistentes y penosas de la esquizofrenia. Esta, groseramente, es la clase de cosas que querríamos discutir en una conferencia contigo. Como una idea más avanzada de la clase de interrogantes que tenemos acerca de la hipnosis, voy a hacer una lista de unas pocas para tu consideración. No espero respuestas a

ellas en una carta, pero quiero que sugieran la clase de discusión que estamos interesados en tener. En general, estamos ocupados con (1) la relación entre el hipnotista y el sujeto, (2) la inducción del trance, y (3) el despertar del trance. 1. Estamos interesados en comparar la relación hipnotista-sujeto con ambas relaciones madre y niño esquizofrénico y terapeuta y esquizofrénico. Nos preguntamos, por ejemplo, si la terapia de la esquizofrenia no está relacionada con el insight del paciente en su discriminación de niveles de sentido, o el estar atrapado en vínculos por el terapeuta, o ambos. Por ejemplo, ¿qué sucede cuando a un paciente que no puede admitir que está equivocado y que no puede admitir que alguna vez odió a alguien se le pregunta “fue un error suyo odiar a su hermano”? 2. Deseamos comparar la inducción al trance y la etiología de la esquizofrenia. Esto incluye problemas centrales como la naturaleza de la resistencia, los múltiples niveles de significación involucrados en las sugestiones hipnóticas, y qué es formalmente común a las diversas técnicas de inducción. 3. El despertar del trance parece haber tenido menos énfasis que la inducción

3828

Ed. por Zeig y Geary

al mismo, y nos preguntamos si podría haber en ello algo importante para “despertar” al paciente de su psicosis. Parece haber medios directos e indirectos para despertar del trance así como despertar “espontáneo”. ¿Por qué generalmente el despertar es logrado a través de un mensaje dentro de un mensaje? “Voy a contar hasta 3 y cuando diga 3 estará despierto. Uno, dos, tres”. Nosotros estamos también interesados en ciertos fenómenos de trance, tales como: a- El cambio en la interpretación de mensajes por los sujetos, tal como el problema literal-metáfora así como también el énfasis aumentado en las palabras como pistas, y demás. (Por ejemplo, ¿por qué es necesario ser tan preciso en la verbalización de sugestiones?) b- ¿Puede la así llamada ensalada de palabras de la esquizofrenia ser producida por la hipnosis en un sujeto normal, y si es así cómo? ¿Esto está relacionado con las incógnitas de la escritura automática bajo hipnosis? c- El problema del comportamiento “como si” bajo hipnosis, que se relaciona con el problema literal-metáfora. Por ejemplo, el sujeto sintiendo “como si” estuviese despierto, o el uso de tales

sugestiones como “imagínese a usted mismo en una escalera”. d- Nos preguntamos si hay algunos fenómenos irreversibles que sucedan en la hipnosis - las manifestaciones esquizofrénicas parecen casi irreversibles. ¿Sería posible sugerirle a un sujeto la imposibilidad de despertar? ¿U organizar las sugestiones de manera que todas las pistas para despertar que dé el hipnotista actúen en forma contraria? Una de mis dificultades es que yo no sé cuánto has trabajado con pacientes esquizofrénicos o cuánta investigación sobre esquizofrenia has hecho. Para nosotros es fascinante, y también lo es la hipnosis. Me gustaría enviar a mis dos miembros del plantel para que ambos discutan contigo. Por favor dime si y cuándo esa discusión es posible. Tuyo sinceramente, Gregory Bateson.

A: Gregory Bateson Mayo 28, 1955 Querido Gregory: Pregunta Nº 1 - Mi experiencia con esquizofrenia - 4 años de trabajo intensivo sobre esquizo en el Servicio de Investigación, Hospital Estatal de

Las cartas de Milthon H. Erickson

3829

Worcester - Trabajo intensivo continuo durante los siguientes 14 años en Michigan enseñando psiquiatría, usando al esquizofrénico como el material didáctico más informativo. Estaré muy complacido de ver a tus asistentes y pasar un tiempo con ellos. Espero que puedan venir para que pueda pasar un domingo entero con ellos así como también tiempo durante la semana. Las cuestiones para discusión que listaste son de mucho interés para mí y lo han sido por un largo tiempo. Además, desenterraré algo de mi viejo material sobre esquizo y psico concerniente a la comunicación y lo discutiré con ellos. Debiéramos tener un momento magnífico. Con apuro, Milton

Bateson planteó.

De: Gregory Bateson Junio 27, 1955 Querido Milton, . . . Hay más asuntos generales que espero que algún día podamos explorar contigo. Parece como si la mente humana (con ciertas limitaciones) es capaz de tal flexibilidad que puede funcionar como si fuera un mecanismo de muchos tipos diferentes. Si se espera que funcione con imágenes, trabajará con imágenes. Si se espera que trabaje con palabras, trabajará con palabras. Si se espera que esté consciente, estará consciente. Si se espera que se comporte como una computadora, se comportará como una computadora. Y así. Pero las limitaciones de esto están muy obscuras, y también lo está la palabra “se espera”. ¿Se espera por quién? ¿Por el que piensa? ¿Por el padre o el hipnotista? ¿Cómo resultado de un entrenamiento? A lo que voy es la noción de que puede haber instrucciones o programaciones de operaciones mentales excesivamente abstractas. Para usar una analogía, si un ingeniero está programando una computadora analógica (por ejemplo una que utiliza imágenes) pro-

La correspondencia entre Bateson y Erickson continuó. La parte inicial de la carta siguiente discutía el pago (a Erickson le pagaron $ 300 por 20 horas de consulta) y se omite aquí. A continuación, Bateson hace una cuestión filosófica. Erickson no respondió directamente al problema que

3830

Ed. por Zeig y Geary

gramará las operaciones de una manera apropiada a esta característica de la computadora. Pero si está trabajando con una computadora digital (por ejemplo una que usa números) adecuará su programación a esta característica. Pero la mente humana no parece ser como ninguna de estas. Más bien, parece que puede recibir programaciones de un orden más elevado que le indicaría ser digital o analógica. Si esto fuera así, entonces debe haber patologías relacionadas con un conflicto en este nivel más elevado. Y la etiología y la psicoterapia y la sintomatología de estas condiciones serían investigables. Creo que esta idea es algo acerca de lo que has pensado en otros términos. Yo estoy solamente tratando de enfocarlo un poco para que podamos un día reunirnos y discutirlo. Algún día cuando nuestra riqueza de material se haya asimilado. Por favor dale mis mejores saludos a tu esposa y tu familia, Jay y John me acompañan en este saludo. Tuyo sinceramente, Gregory Bateson

La carta de Erickson de Septiembre 4, 1956, quizás se refiera al hecho de que no había recibido remuneración por sus consultas. Bateson le contestó al requerimiento anecdótico de Erickson con un juego de palabras. Obviamente, Haley y Weakland estaban planeando un libro, que nunca fue escrito. La correspondencia continuó entre el equipo de Bateson y Erickson. Hubo otra correspondencia relacionada que no está incluida. En Septiembre 21, Weakland le escribió a Erickson, derivándole a un amigo con artritis. También, en la carta mencionó un problema médico y pidió a Erickson una consulta personal. Erickson contestó en Septiembre 24, indicando su deseo de ayudar a ambos, el derivado, y Weakland.

A: Gregory Bateson Septiembre 4, 1956 Querido Gregory, Había una vez dos ballenas jorobadas, que habían sido amigas toda su vida, y que habían viajado por los siete mares juntas, y decidieron visitar los continentes. Estuvieron de acuerdo en separarse, pero con la esperanza de que eventualmente se encontrarían en algún lugar, y se encontraron, en el medio del desierto de Arizona. Dijo una a la otra,

Las cartas de Milthon H. Erickson

3831

al encontrarse,: “largo tiempo sin mar”. Ahora, yo sé que debe haber una manera de parafrasear esa historia, pero por mi vida que no puedo pensar cómo hacerlo, excepto parafraseando la frase dejándole decir: “largo tiempo sin noticias” Mis mejores saludos a John y Jay. Tuyo sinceramente, Milton H. Erickson, M.D.

y Jay previamente deben hacer el próximo paso del trabajo editorial sobre el libro acerca de la esquizofrenia-hipnosis. Con los mejores saludos de todos nosotros, Tuyo sinceramente, Gregory

Nota del Editor: Este libro nunca fue escrito. Nota del traductor: En las cartas precedentes ambos autores llevan a cabo un juego de palabras basado en la pronunciación. Erickson escribe “long time no sea” (lon táim no si) y luego “long time no hear” (lon táim no jiar). Por su lado, Bateson responde con “ueils”, pronunciación similar tanto para lamentos (wails) como ballenas (whales).

De: Gregory Bateson Septiembre 24, 1956 Querido Milton, Tu oscura carta acerca de las ballenas cruzó una comunicación indirecta de mí a tí en la cual di instrucciones a la Universidad Standford para que te envíe un cheque. No estás olvidado, pero fuiste creo autorizado por mi falta de comunicación para enviarme uno o dos “lamentos”. John y Jay y yo continuamos trabajando en los problemas formales de la esquizofrenia. En el próximo encuentro, trataremos de obtener tus comentarios sobre nuestras películas de lo que creemos que son las relaciones esquizofrenogénicas entre padres y chicos. Pero no sé cuándo será esto. John

La carta de Bateson de Julio 26, 1957, fue tipeada en la librería del Veterans Hospital de Palo Alto, donde Bateson trabajaba como el Etnólogo de Personal. Parece que las consultas de Erickson fueron muy significativas para el proyecto Bateson.

3832

Ed. por Zeig y Geary

De: Gregory Bateson Julio 26,1957 Querido Milton: Ésta es para decirte que recibirás un cheque de Stanford por 175.00 dólares a cambio de diez horas de consultas grabadas con Jay [Haley]. También quiero decir qué valioso ha sido el trabajo contigo para Jay y John [Weakland] y por lo tanto cuánto me ha ayudado. Mis mejores saludos para tí y todos los tuyos. Tuyo sinceramente, Gregory Bateson Etnólogo

persona tranquila por naturaleza, he pospuesto una tercera lectura. Voy a estar en San Francisco del 27 al 29 de abril y espero verlo. Probablemente llegue el día 26 de abril y pienso alojarme en el Hotel Sir Francis Drake Lo saluda afectuosamente Milton H. Erickson, M. D.

De: Jay Haley 3 de mayo de 1956 Querido Milton: Salvo que nos diga usted otra cosa, John y yo llegaremos a Phoenix y lo llamaremos el sábado 2 de junio. Esperamos contar con más o menos diez horas de su tiempo los días siguientes, preferiblemente antes del viernes. Le adjunto una copia de un artículo que le he enviado por varias razones. Primero, porque espero que finalmente se publique y, dado que hace algunas menciones a su obra, pienso que tengo que ser claro con usted. Sin embargo, la principal razón de que se lo envíe es que, con algunas adaptaciones, éste será el prefacio del libro que tenemos en mente, por lo que tal

Traducción: Dr. Alberto O. Bottini

Haley
A: Jay Haley 16 de febrero de 1956 Querido Jay: Después de darle una lectura rápida a su carta, me siento más que entusiasmado con respecto a lo que me sugiere. Después de una segunda lectura, me siento más entusiasmado. Como soy una

Las cartas de Milthon H. Erickson

3833

vez el artículo pueda darle una mejor idea del punto de vista desde el cual estamos trabajado. Esperamos que le interese esta hipótesis, si no es que está de acuerdo con ella, porque tenemos la sensación de que, si usted supuso que los padres de un esquizofrénico ejercen ciertas estrategias ante las cuales la reacción esquizofrénica es apropiada, entonces debe poder ver más claro que nadie que nosotros conozcamos el tipo de estrategias que ocurren. Este artículo intenta sostener la hipótesis de que la madre -o la situación familiar- del esquizofrénico atrapa al chico en un doble vínculo, y define un doble vínculo. Lo que nos preocupa ahora particularmente es cómo hace esto la madre y el artículo trata, en forma breve, esta cuestión. Por ejemplo, al estudiar grabaciones de pacientes y padres, podemos ver varias estrategias que la madre o el padre adoptan cuando el chico dice algo que los pone ansiosos. Algunas de estas estrategias nos recuerdan las técnicas hipnóticas, aunque suponemos que son involuntarias de parte de los padres, persistentes a lo largo de extensos períodos de tiempo y motivadas por el miedo y por la ansiedad, de modo que difieren de la situación hipnótica en cuanto al propósito que las anima. Por ejemplo, la madre puede distraer la atención del chico cuando éste comienza a decirle

algo que es importante para él. O puede “irse por las ramas” con respecto a un asunto del mismo tipo mientras aparenta estar interesada y preocupada. O puede hacer una actuación de que está dolida o indefensa en el momento en que el chico comienza a desarrollar su punto, para evitar que lo haga. O él le puede contar algo indirectamente, usando un ejemplo o una historia, y ella acepta literalmente el ejemplo o la historia e ignora lo que él le está diciendo indirectamente. En general, son formas que tiene la madre para volver confusa la situación de modo que el chico no pueda dejar claramente expresado lo que quiere o necesita expresar. Nos interesan más los modelos de la conducta de la madre que inducen en el chico o bien una falta de deseos de expresarse de una manera razonablemente directa, o bien una incapacidad para hacerlo de ese modo, lo cual lo obliga, en consecuencia, o a hablar en forma metafórica, desarticulada, o a rendirse completamente. Nuestro argumento básico es el de que la madre le presenta al chico mensajes contradictorios que provocan en él habitualmente una respuesta descabellada. Un ejemplo muy lindo de la situación que para nosotros se da en estos casos es el incidente aquel en el que usted bloqueó a John cuando estaba haciendo un dibujo en nuestra última

3834

Ed. por Zeig y Geary

consulta. Le sugirió que hiciera un dibujo y luego le dijo: “ahora dibuje otro”. John se sintió en apuros y no pudo decirle si tenía que hacer un dibujo específico o si sólo tenía que hacer un dibujo, y se bloqueó. De todas formas, sí pudo responder lo que usted quería. ¿Supone que tenía prohibido responderle lo que usted quería y que, a pesar de eso, fue forzado a responder? Tenemos la impresión de que es una situación de este tipo la que el pre-esquizofrénico enfrenta constantemente. Por lo tanto, nos interesan básicamente los tipos de situaciones de la vida humana o de la situación hipnótica, en que el individuo se siente atrapado en una situación donde debe responder pero no puede saber a qué está respondiendo ni puede hacer comentarios sobre la situación. Lo que suponemos es que lo que resulta de una situación como ésta frecuentemente es un individuo que experimenta cambios “involuntarios” en la percepción o en el tipo de mensaje, semejantes a los experimentados por los sujetos hipnóticos que se encuentran en ciertas situaciones y por los esquizofrénicos. En el artículo adjunto, se menciona un ejemplo suyo; el único en que usted hace la sugestión de que una mano permanezca donde está y, sin embargo, se mueva. Estaríamos muy interesados en cualquier otro ejemplo del mismo tipo que usted pueda tener, ya

que necesitamos todos los ejemplos posibles de doble vínculos obvios que producen cambios en la percepción. Nos preguntamos también cómo puede usted evitar que el sujeto cuya mano está por moverse y sin embargo no se mueve haga comentarios sobre la situación. La generalización básica a la que llegamos con respecto al esquizofrénico es la de que tiene prohibido producir meta-comunicaciones o hablar acerca de lo que dice la otra persona. Suponemos que, en su experiencia, su madre usó varias estrategias para evitar que el esquizofrénico le haga comentarios sobre sus afirmaciones. Nos parece que, en muchas situaciones de la hipnosis, es necesario cortar este nivel meta-comunicativo para que así el sujeto meramente responda, sin hacer comentarios acerca de lo que le fue dicho, y hasta sin siquiera notarlo. Las estrategias que usa usted para evitar que el sujeto haga comentarios sobre lo que le está diciendo, en particular las estrategias indirectas, nos interesarían mucho. Tenemos la intención de llevarle algunos pasajes de grabaciones de pacientes con sus padres para ver si está de acuerdo con nosotros en que el carácter esquizo (schizyness) de las respuestas del paciente es apropiada a los movimientos de sus padres.

Las cartas de Milthon H. Erickson

3835

Junto con este interés básico, tenemos otras preguntas para redondear algunas de las cosas que usted dejó sin desarrollar en la última consulta. Por ejemplo, quisiéramos más información sobre las formas de inducir a que se experimenten alucinaciones auditivas. El área de las “voces” no fue discutida en ese momento, y hay algunas otras áreas del mismo tipo que nos gustaría tratar con usted. Si es posible, quisiéramos también tener alguna grabación suya induciendo un trance en un sujeto ingenuo. Vamos a disfrutar mucho de verlo por aquí, y no vemos la hora de estar visitándolo en junio. Afectuosamente, lo saluda Jay Haley

Bernie Gorton, un psiquiatra que ejercía ocasionalmente en Phoenix, se encargó de la tarea, con la ayuda de otro joven colega, el Ph. D. André Weitzenhoffer. Pero Gorton murió prematuramente y la empresa fue completada por Haley. Haley publicó la colección de artículos de Erickson titulada Advanced Techniques of Hipnosis and Therapy en 1967 e incluyó en ella una breve noticia biográfica, tal como se lo había prometido en su carta del 6 de diciembre de 1956.

De: Jay Haley 6 de diciembre de 1956 Querido Milton: Después de que usted me enviara de vuelta el manuscrito de la Reseña, lo reorganicé, lo pulí, se lo envié al New Yorker y ellos lo rechazaron. Al leerlo íntegramente unos días después, pude darme cuenta de por qué lo hicieron. No es un buen trabajo; con seguridad, no es lo suficientemente bueno como para el New Yorker. Cuando cobre fuerzas para volver a trabajarla, le voy a recortar más o menos la cuarta parte, voy a reescribir el resto, y se la voy a enviar a mi agente para ver lo que puede hacer con ella. Mientras pensaba acerca de qué

Jay Haley había escrito una reseña sobre Erickson para su posible publicación en el New Yorker; sin embargo, fue rechazada. A su interés histórico se agrega el hecho de que Haley le pidiera a Erickson una autorización para publicar una compilación de sus artículos (los de Erickson). Erickson no aceptó, diciendo que estaba trabajando en ese mismo proyecto con un joven colega, el doctor Christenson. El M. D.

3836

Ed. por Zeig y Geary

hacer con la Reseña, me acordé de una cosa sobre la que había pensado escribirle en alguna oportunidad. Pienso que es muy importante que sus artículos sean compilados y publicados. Sería un gran placer para mí, si pudiera ser el editor de sus artículos, pero tengo mis dudas al sugerirle esto ya que sé que su esposa tiene, o tuvo, planes de editarlos y recopilarlos. No es mi intención invadir su territorio, pero, si ella ha abandonado el proyecto, me gustaría dejar sentada mi oferta. No sé cómo quiere usted que se organice su trabajo, pero recuerdo que había un bosquejo hecho que seguía algún tipo de línea teórica. Quizás ésa sería una forma adecuada, pero, a mi criterio, sería satisfactorio cualquier tipo de organización, incluso seguir la línea de una división simple entre experimentos hipnóticos y terapia hipnótica, para que los artículos se impriman de una vez y los lectores pueda acceder a ellos. Tal vez alguna modificación de aquella Reseña pudiera servir como un esbozo biográfico que acompañe a la compilación de artículos. En todo caso, quisiera ofrecerle editar y compilar sus artículos y, tal vez, incluir una biografía a grandes trazos a modo de prefacio. Yo todavía no los leí todos, pero pienso que podría conformar una colección que a usted le resulte apropiada. Si está de acuerdo con esto, tendríamos que manejarlo por co-

rreo. Quisiera usar este tema como una excusa para visitarlo nuevamente, pero mi duda es si voy a poder arreglármelas para conseguir un financiamiento para este proyecto . Por favor, hágame saber qué piensa sobre esta idea. Afectuosamente, lo saluda Jay Haley

A: Jay Haley 19 de diciembre de 1956 Querido Jay: Me siento muy halagado por su solicitud de editar mis artículos, pero ya traté este tema hace un tiempo con el Dr. Christenson, un alumno mío, que está muy bien familiarizado con todas mis publicaciones, ya ha trabajado algo al respecto y tiene una habilidad especial para compilar material. Espero verlo con más tiempo durante enero, pero estoy casi seguro de que mis planes con él van a continuar. Muchas gracias por su ofrecimiento y felices fiestas para todos por allí. Lo saluda afectuosamente Milton H. Erickson, M. D.

Las cartas de Milthon H. Erickson

3837

Las consultas iniciales que Haley le hace a Erickson parecen enfocarse alrededor de su proyecto de investigación sobre comunicación. La carta del 18 de marzo de 1957 representa un cambio de dirección. Haley se estaba apartando de la investigación y estaba ingresando al dominio de la clínica. Le hizo a Erickson varias consultas y pidió su ayuda para entender el proceso de la psicoterapia. No hay ninguna respuesta en el archivero de Erickson, pero es obvio que Erickson respondió favorablemente. Durante muchos años se sucedieron las visitas de Haley a Erickson en Phoenix para discutir casos.

rapia rápida para aliviar los síntomas. Como yo no soy ni doctor en medicina, ni psicólogo, dudé bastante sobre la cuestión, pero finalmente “me tiré a la pileta”. Un par de psiquiatras me han derivado pacientes, de modo que, al mantener a la vez este trabajo de investigación a tiempo completo, he estado prácticamente todo lo ocupado que pudiera querer estarlo. Al comenzar mi práctica, en seguida tuve claro que si tenía que ofrecer una terapia breve, ésta debía ser imperativa, y yo tenía que saber bien lo que estaba haciendo. Hice terapia con esquizofrénicos acá en el hospital [Administración de Veteranos] durante cuatro años, pero trabajar en la eliminación rápida de un síntoma es una cosa muy diferente. Dentro de los recursos que encontré, lo que más me ha ayudado son algunas de las cosas que aprendí de usted durante nuestras consultas, por más que en aquel momento no lo consultábamos específicamente sobre las técnicas de psicoterapia. Aunque me ha ido razonablemente bien con mis pacientes, tengo la incómoda sensación de que en realidad no sé por qué me va bien cuando me va bien. Y eso es tan desagradable como no saber por qué me va mal cuando me va mal. De cualquier modo, quisiera saber más sobre lo que estoy haciendo y creo

De: Jay Haley 18 de marzo de 1957 Querido Dr. Erickson: Creo que posiblemente ya encontré otra excusa para visitar Phoenix para consultarlo. Hace tres meses, el jefe de psiquiatría de la clínica municipal, que nos asesora en nuestro proyecto y es amigo mío, me sugirió que entrara part time en la práctica privada como hipnoterapeuta. Le estaban derivando muchos pacientes que no necesitaba, o no podía tomar, y creía que yo podía ofrecerles una te-

3838

Ed. por Zeig y Geary

que podría aprender algunas de las cosas que necesito saber si pudiera consultarlo y discutir con usted los casos que he tratado Usted tiene una forma de trabajar con los pacientes que yo quisiera absorber. Hablar acerca de lo que hice -y de lo que debería haber hecho-, con pacientes reales sería de gran ayuda para mí. Me gustaría poder estar una semana en Phoenix, en algún momento dentro de los próximos dos meses, y consultarlo una hora, más o menos, por día, si puede arreglar los tiempos y está dispuesto a hacerlo. ¿En qué semana le resultaría más conveniente? ¿Cuáles son sus honorarios para una consulta de este tipo? El pago de mi visita puede quedar a cargo de quienes financian nuestro proyecto de investigación, ya que se relaciona con una investigación sobre la naturaleza de la psicoterapia que esperamos comenzar pronto. Espero que estén bien sus cosas y no veo la hora de escucharlo. Afectuosamente, lo saluda Jay Haley

Weakland y Haley, tal vez con la colaboración de algunos miembros del equipo del proyecto Bateson. Consulta a Erickson - Noviembre de 1959 Temas a tratar: I. Patología y terapia Plan básico de discusión - Comenzar con algunas preguntas centrales sobre el tratamiento individual y desplazarnos hacia cuestiones análogas relacionadas con las parejas y, en la medida de lo posible, con las familias. El esquema del procedimiento de Erickson parece ser: Categorizar el problema esencial Aceptar la conducta del paciente Utilizar esta conducta -esto es, comenzar un cambio basado en ella y después avanzar hacia Destrozar la vieja neurosis “Abrochar” el cambio Terminar y despedirse

Los siguientes apuntes probablemente fueron preparados por

A. Individuos

Las cartas de Milthon H. Erickson

3839

1. ¿Cómo clasifica realmente las patologías -o sea, cuando entra el paciente, ¿cómo categoriza Erickson la dificultad básica? 2. El mismo problema en cuanto a qué nivel de la conducta del paciente se acepta y se utiliza; en algunos casos, parece ser la conducta explícita (por ejemplo, en el pacing); en otros, un modelo subyacente. ¿Base de elección? 3. ¿Cómo se hace el cambio desde la aceptación hasta la utilización y el redireccionamiento? 3a. ¿Cómo manejar al paciente que es reacio a aceptar hacer lo que se le pide? 3b. ¿Qué cosa es realmente crucial para producir el cambio de todas maneras? “Expresar sentimientos”, “intuición”, acciones diferentes, qué? 4. ¿Cómo “se abrocha”, se estabiliza, se fija el cambio? 4a. ¿Cómo manejar al paciente que insiste en que no mejora? 5. ¿Decisiones sobre el momento y la manera de terminar la terapia? ¿Movimientos para promover futu-

ros progresos después de que termina?

B.Parejas 1. Al tratar con individuos, muchas veces es obvio cuánto está involucrado en el problema un cónyuge. ¿Cuál es la base para elegir si tratar de afectar la relación a través de uno solo de los individuos, o viendo a las dos partes? 2. Si la elección es ver a los dos, cómo manejar la incorporació del segundo paciente -cómo lograr la aceptación del paciente original y del nuevo. 3. Elecciones que implica ver a los dos juntos, separados, o las dos cosas. Si se los ve por separado -¿qué pasa con la libertad de comunicación; cómo se manejan los “secretos” revelados por cada una de las dos partes? 4. Acá, clasificación y categorización del problema: ¿qué es lo que va mal en el matrimonio? 4a. ¿Metas, y qué es una buena relación?

3840

Ed. por Zeig y Geary

5. Aceptación y utilización -con parejas, ¿Erickson maneja la relación existente entre ellos, y la promueve hacia una alteración, como lo hace con el tema o el síntoma de conducta principal en el individuo (en relación a sí mismo, por supuesto)? ¿Cómo lo hace? 6. ¿Cómo obtiene y retiene el cambio cuando las parejas tienden a reforzar recíprocamente sus modelos de interacción? 6a. o bien, cómo controlar cómo se van a mantener juntos una vez que se produzca el cambio, de modo que no le tengan pánico. C. Familias (padres e hijos) Las preguntas son paralelas a las del punto “B”. 1. Elección acerca de ver a los padres y a los chicos, o sólo a unos, o sólo a los otros. 2. Cómo enmarcar la inclusión de la familia en su integridad. 3. Si se los ve a los dos, ¿cuándo se los ve por separado y cuándo, juntos? 4. ¿Qué les trae dificultades a los hijos? a. Por ejemplo, supongamos que

Erickson quisiera crear un hijo con perturbaciones, ¿qué tendrían que hacer los padres? b. Función de los hijos en un matrimonio patológico -¿cómo son usados por los padres? c. Metas del tratamiento de familias. 5. ¿Qué pasa con la aceptación, la utilización y el cambio en esta situación? -Una interacción compleja en la cual las diferencias entre las partes son tan grandes que es difícil ver qué cosa hay para aceptar en todo eso, pero un sistema que se refuerza fuertemente a sí mismo y es muy resistente al cambio.

II. Ideas sobre experimento para discutir 1. ¿Qué tipo de experimento se puede hacer para separar buenos sujetos hipnóticos y malos sujetos hipnóticos? 2. ¿Qué tipo de experimento se puede hacer para diferencias distintos tipos de familias?

III. Distintos puntos 1. Fracasos en la terapia ¿Cuánta información de seguimien-

Las cartas de Milthon H. Erickson

3841

to tiene? 2. Conseguir grabaciones de su trabajo real con los pacientes -especialmente, en el caso de las parejas o de las familias-, si éstas existen o pueden hacerse. 3. Obtener copias de sus artículos más recientes, en particular, los diversos artículos que publicó en el American Journal of Clinical Hipnosis.

A: Jay Haley 7 de diciembre de 1959 Querido Jay: Le estoy agradecido por sus comentarios acerca del libro de F. Ni pescado, ni carne, ni ave -pero el paciente respondió bien y en la dirección marcada por los procedimientos de los que se trata-. Tuve una entrevista con el psicoanalista que lo “analizó” en extenso y que lo dejó, considerándolo totalmente perdido. Yo seguí el curso de esta terapia. Me despierta mucha curiosidad. He visto al paciente y a la chica (tuve una entrevista con el paciente). Lo único que conozco son los resultados terapéuticos obtenidos por este “enfoque híbrido”. Valoro el libro porque grafica esta cuestión no sólo de pensar, conocer, entender, sentir y creer sino que también ilustra la tremenda importancia de hacer, quizás primeramente, a resguardo, en el nivel de la fantasía y después, progresivamente, en el nivel de la realidad. Conozco personalmente a los otros tres pacientes, dos mujeres y un hombre, tratados por F. por medio de, en esencia, el mismo tipo de procedimiento, variado para que se adecuara a ellos, y los resultados terapéuticos fueron excelentes.

En un intercambio de cartas durante el mes de diciembre de 1959, Erickson y Haley discutieron sus percepciones sobre un libro que se ocupaba del tratamiento clínico hipnoterapéutico de un paciente. A Haley no le gustaba el libro tanto como a Erickson. Entonces, Erickson planteó una objeción sobre la naturaleza de la psicoterapia. El 7 de diciembre de 1959, una carta de Erickson a Haley describía una reseña hecha por Haley acerca de un libro orientado hacia la clínica. Tal vez la reseña fuera para el American Journal of Clinical Hipnosis, que editaba Erickson.

3842

Ed. por Zeig y Geary

A veces me pregunto qué es la psicoterapia -ciertamente no es la teorización psicoanalítica implícita; ciertamente no es un cuerpo de pensamiento organizado. Más bien es una relación humana en la cual el paciente y el terapeuta, a través de interacciones complejas se esfuerzan para alcanzar una finalidad común: el pensar, el sentir y el hacer del paciente dentro de su marco de referencia tal como él entiende efectivamente las cosas y con libertad para alterar las cosas que efectivamente entiende. Muchísimas gracias Lo saluda afectuosamente Milton H. Erickson, M. D.

Querido Milton: Como tal vez haya conjeturado por lo que digo en mis artículos, me estoy inclinando a seguir la carrera de escritor. Recientemente intenté escribir algunos guiones para televisión, basados en casos psiquiátricos. Casi toda la psiquiatría que se ve por televisión es, al mismo tiempo, falsa y aburrida, y pienso que yo puedo hacerlo mejor. Cuando estaba reescribiendo algunos de mis propios casos, recordé uno de los suyos con el que creo que se podría hacer un delicioso guión. Puesto que sé que usted es algo susceptible en relación con la publicación de sus casos a menos que estén cuidadosamente “disfrazados”, le escribo ahora para me que me dé permiso para usar esa historia, si puedo “disfrazarla” apropiadamente. El caso al que me refiero es uno en que la madre pone en su lugar a un chico que se porta mal. El formato que tengo en mente es el de un psiquiatra joven y uno grande, que intenta resolver con el joven el problema de conducta del chico cuando se enfrentó con una madre desvalida y un padre que no quiere entrar a la terapia. El psiquiatra grande le sugiere que tiene que poder resolver el problema rápido, y el joven le endilga el

Haley dio indicios de estar interesado en popularizar más los enfoques de Erickson, y, en su carta del 21 de febrero de 1962, propuso la idea de escribir guiones de televisión basados en los casos de Erickson. Erickson declinó el ofrecimiento y, según parece, Haley nunca más volvió a ese proyecto.

De: Jay Haley 21 de febrero de 1962

Las cartas de Milthon H. Erickson

3843

problema al grande. A la madre se le dice que le aconseje al padre que él tendría que entrar en la terapia y que, si no lo hace, ella va a tener que hacer con él el acuerdo de que si ella podía hacer que el chico se preocupara por su conducta, él iba a entrar en el tratamiento con ella e iban a hacer una terapia de familia. El padre está de acuerdo, al considerarlo imposible, y el psiquiatra le da instrucciones a la mujer para que ponga en su lugar al pequeño. Ella lo hace y el padre entra en la terapia. El problema en este caso es hacer que la situación sea más teatral, ya que la idea de poner en su lugar a un chico es entretenida pero después de unos minutos comienza a volverse un poco aburrida. De modo que precisa ser enmarcada en un formato como éste, en el que el poner en su lugar al chico forme parte de una trama más amplia. Por supuesto que, si el guión se vende, le voy a pagar una parte por la historia, que se estila que sean 150 $ por el material fuente para los guiones. Pagable siempre y cuando salga al aire. Pienso que una serie de psiquiatras se volvería un buen “envoltorio” televisivo y que tarde o temprano yo podría venderlo. Tendría que presentar una psiquiatría razonablemente ortodoxa y mucho de su material más bien se aleja

de ella, pero si logro en algún momento que una serie como esta funcione, voy a usar esto como una excusa para ir y verlo, y discutir cuál de sus casos podría ser apropiado. Hágame saber qué piensa sobre mi utilización de este caso, y si estaría interesado en permitirme dramatizar alguno de sus otros casos, si consigo volverme una persona importante en la televisión. Saludos Jay Haley

A: Jay Haley 26 de febrero de 1962 Querido Jay: Realmente tengo mis dudas en darle el permiso. No me gustan las presentaciones televisivas, y muchos de los presentadores están más interesados en el “arte” que en los valores que se ponen en juego. Lamento ser un aguafiestas. Ojalá pudiera interesarme por eso pero estoy tapado de trabajo. Afectuosamente Milton H. Erickson, M. D.

3844

Ed. por Zeig y Geary

En mayo de 1970. Jay Haley trabajó en la Philadelphia Child Guidance Clinic, que era dirigida por Salvador Minuchin. Haley había sido editor de Family Process y estaba intentando publicar una compilación de artículos sobre terapia de familia. Según describe en su carta a Erickson del 7 de mayo, parece que había una competencia entre Haley, por un lado, y Nathan Ackerman y John Bell, por el otro. Los últimos querían también publicar un compendio sobre terapia de familia. No se publicaron ninguno de los dos libros. En la réplica de Erickson, este último describió cómo usaba su método estratégico no sólo para la hipnosis y para la terapia, sino también para manejar situaciones políticas en las organizaciones profesionales. Erickson cerró su carta con un comentario sobre su nueva casa. En 1970, los Erickson se mudaron unas cien cuadras hacia el norte, siempre en Phoenix, de la calle Cipress a la Avenida Hayward. La nueva casa estaba equipada con artefactos especiales, que facilitaban el estilo de vida de Erickson, ligado con sus movimientos en la silla de ruedas. Había también una pequeña casa para los huéspedes, que se transformó en su consultorio y en el lugar en

que Erickson daba sus seminarios didácticos. (Véase Zeig, 1980, para una descripción de los seminarios que daba Erickson para esa época).

De: Jay Haley 7 de mayo de 1970 Querido Milton: Es probable que ésta sea una carta larga, así que póngase cómodo. No va a ser tediosa, porque trata sobre una controversia. Lamento comunicarle que tengo que cancelar la publicación de la compilación de artículos sobre terapia de familia, en la cual estaba incluido su artículo. Me apena tener que dejar caer lo que creo que sería un buen libro, en el cual puse muchos meses de trabajo. Además, me resulta embarazoso informarle que deba hacerse esto después de que usted había garantizado su permiso para la publicación de su artículo (y de algunos trabajos extra que hizo usted para prepararlo para la publicación). Me siento obligado a presentarle cuál fue el trasfondo de circunstancias que forzaron esta decisión. Dado que no había ninguna buena colección de artículos sobre terapia de familia bajo la forma de libro, y que mucho de los mejores artículos fueron pu-

Las cartas de Milthon H. Erickson

3845

blicados hace algunos años, decidí hacer una selección que representara la amplia variedad de puntos de vista existentes en este campo. Grune y Stratton estuvo de acuerdo en publicarlo. El trabajo iba a ser llamado Changing Families y las regalías iban a ser compartidas entre los colaboradores. Además de obtener sus permisos para republicar sus artículos, hubo que obtener los permisos de publicación de las revistas donde los artículos habían sido publicados por primera vez. Todas las revistas dieron este permiso. Varios de los artículos, nueve de veintiuno, habían sido publicados previamente en Family Process. En mi carácter de editor de Family Process, yo mismo me otorgué, como Editor de la compilación, el permiso para reimprimir los artículos de esa revista. Supuse que esto era correcto y apropiado. El Consejo de Editores de Family Process había establecido una política según la cual el permiso para republicar artículos sería otorgado libremente por el Editor a cualquier Editor de una compilación, solicitando únicamente que se obtuviera el permiso escrito del autor y que la revista fuera citada. Nos parecía que un autor tendría que tener el derecho básico para republicar su propio artículo, ya que un artículo científico es, esencialmente, un regalo que le hace a una revista el autor. Además nos parecía que favorecía

nuestras relaciones públicas el tener artículos de Family Process incluidos en compilaciones. En los más de ocho años en que fui el editor, otorgué este permiso a otros editores innumerables veces y los artículos de la revista han estado bien representados en varias compilaciones. Mientras estaba compaginando esta colección, acometí otra empresa. Durante varios años habíamos hablado de publicar un anexo de nuestra revista llamado Family Process Reader [Antología de Family Process], el cual contendría sus mejores artículos. Nathan Ackerman dijo que estaba trabajando en esto, pero pasaban los años y no se hacía nada. Cuando me comuniqué por correspondencia con Ackerman acerca de incluir uno de sus artículos en Changing Families, él me sugirió que teníamos que seguir con el Family Process Reader, y que teníamos que editar juntos la compilación. Estuve de acuerdo y le sugerí que me enviara la lista de artículos sobre los que estaba trabajando. Él quería llevar el libro a su editorial, Basic Books, y le habían pedido 300 páginas. Su lista totalizaba 750 páginas y parecía ser una lista de todo lo que a él le gustaba. Nos mandamos cartas, tratando de alcanzar algún acuerdo sobre la selección, y él me envió una lista más corta. Yo podía ver que había una dificultad, porque no estábamos de

3846

Ed. por Zeig y Geary

acuerdo sobre la organización y diferíamos marcadamente sobre cuáles eran los mejores artículos. Puesto que renuncié como editor del Family Process, y que ya hacía ocho años que estaba tratando con Ackerman sobre esa revista, me pareció que la mejor manera de evitar que se suscitaran más dificultades era sugerir que John Bell me reemplazara como co-editor de la compilación. Yo lo recomendé, y fue aceptado. Los dos directores de los dos institutos que patrocinaban la revista serían responsables del Reader, y yo les ofrecí de buena gana mi asesoramiento en lo que necesitaran. Llegados a este punto, apareció un problema. Changing Families ya tenía un contrato con Grune & Stratton. Yo tenía los permisos de todos los autores, incluido el de Ackerman, excepto el de John Bell por un artículo suyo. Él planteó la cuestión de si la compilación que estaba editando yo entraría en conflicto con el Family Process Reader. Yo no me tomé la cosa suficientemente en serio, aparentemente. Para mí, el Family Process Reader hacía años que estaba construyéndose, mientras que Changing Families ya estaba listo para entrar en prensa. Además, no veía ningún conflicto. Las compilaciones de artículos aparecen regularmente, y

tienen su propio espacio. Sólo la tercera parte del Family Process Reader se iba a dedicar a la terapia de familia, mientras que las otras dos terceras partes iban a tratar sobre otros aspectos de la familia. La compilación de textos sobre terapia de familia era bastante diferente y no iba a ser muy interesante para los investigadores. Yo seguí adelante con la compilación y el libro entró en la etapa de producción con la editorial. En ese momento, recibí un ultimátum de los doctores [John E.] Bell y Ackerman en el sentido de que yo no podía publicar artículos publicados originalmente en Family Process sin un permiso especial de los directores de los dos institutos que tenían los derechos de autor, es decir, sin el permiso de ellos. El permiso del editor no era válido. Decían, además, que por más que yo tuviera el permiso de ellos, no podía publicar hasta seis meses después de que hubiera salido al mercado el Family Process Reader. Ellos no habían comenzado su trabajo conjunto, no habían hecho la selección final y ni siquiera habían entablado correspondencias para recibir los permisos de los autores, de modo que esto significaba que me pedían que demorara la publicación hasta un momento que ocurriría seis meses después de una fecha indefinida. Dado que ya llevábamos años de demora con el Reader de Ackerman, no se podía

Las cartas de Milthon H. Erickson

3847

ver en el horizonte una fecha inmediata de publicación. Les sugerí a los doctores Bell y Ackerman que sus exigencias no eran razonables. Puntualicé que en realidad no había ninguna superposición entre las dos compilaciones y que, si las había, podían hacerse cambios. La última lista que me había enviado Ackerman incluía sólo dos artículos que podían aparecer en las dos compilaciones, y uno de ellos era mío. El otro era un artículo de Ross Speck. Ofrecí sustituir los artículos de modo que no hubiera ninguna superposición y que las dos compilaciones no duplicaran ningún artículo. Los doctores Bell y Ackerman respondieron diciendo que el hecho de que aparecieran los mismos artículos en los dos volúmenes no era el problema. No podía publicarse hasta seis meses después de que apareciera el Family Process Reader ninguna compilación que contuviera artículos originalmente publicados en Family Process. Nunca había oído que una revista científica estableciera una regla semejante, con todas las implicaciones que esto tiene para los autores. Dijeron que debían establecer esta regla para proteger a sus dos institutos, que recibirían las regalías. (Como si dependieran de esta decisión enormes sumas de dinero. Aunque los dos institutos estuvieran en una situa-

ción financiera desesperada, sobreestimaron lo que podía hacerse con un Anexo como éste. Las regalías que derivan de una compilación es difícil que ameriten una pelea sobre ellas, mucho menos si violan la obligación, propia de una revista científica, de distribuir ideas ampliamente). Así que me enfrenté con un problema complejo y exasperante. Probablemente tenía yo buenos fundamentos legales, ya que el permiso de Family Process para reimprimir los artículos se había obtenido del editor, es decir, de mí, de la manera apropiada. (Si algún otro hubiera sido editor en ese momento, no hubiera habido ningún problema, lo cual representa una curiosa situación). Sin embargo, para solucionar el tema legal yo podía experimentar dificultades. Family Process es propiedad de los dos institutos, pero el poder de resolución política reside en el Consejo de Editores. Los poderes de los dos institutos en relación con el Consejo no se han definido, puesto que los dos directores no han podido ponerse de acuerdo entre ellos lo suficiente como para hacer un contrato legal. El Consejo tiene el poder pero raramente lo ejerce, y ahora es prácticamente un nuevo Consejo, que no ha aclarado su autoridad. Es totalmente oscuro dónde reside el poder final de la toma de decisiones.

3848

Ed. por Zeig y Geary

Yo podría haber evitado el problema eliminando los artículos de Family Process, pero esto habría debilitado la compilación, porque muchos artículos valiosos con los que contaba venían de ahí. Si lo hubiera sabido, hubiera reclutado muchos de esos artículos persuadiendo a los autores de publicarlos en Family Process y no en otro lugar. Recientemente, los doctores Bell y Ackerman se han desplazado de un punto de vista legal a uno moral, y se han puesto cada vez más descorteses. Esto al mismo tiempo me irritó y me desconcertó. Realmente no quería hacerle ningún daño a Family Process. Después de dedicar ocho años de mi vida transpirando por esa revista, me gustaría ver sus mejores artículos publicados bajo la forma de libro. Pienso, además, que los dos institutos se han beneficiado con la revista y con mis esfuerzos, y yo podría dejar el asunto como una cortesía. Sin embargo, las cartas han sido cada vez más insultantes, lo cual me deja perplejo. Puedo entender que John Bell encuentre que es imposible ocupar el lugar de Don Jackson en el Mental Research Institute, que está fracasando rotundamente, pero no es claro por qué me trata así a mí, ya que siempre nos hemos respetado uno al otro. Con Ackerman es otro tema. Cuando Jackson y yo fundamos Family Process empezamos con el pie izquierdo con

Ackerman. Lo invitamos para patrocinar juntos la revista, en parte para obtener apoyo financiero, y también porque queríamos tener una representación que no se limitara a un solo instituto. Lo que pidió Ackerman para sumarse a nosotros fue ser editor y, dado que no quisimos, lo despedimos y buscamos otro instituto. Entonces, Ackerman dijo que deponía su pretensión de ser editor y que podía conseguir algún dinero, de modo que lo volvimos a incorporar. Aunque Don lo nombró presidente del Consejo para que se sintiera mejor, siempre hubo resentimiento de parte de Ackerman. Manejamos las cosas como para trabajar juntos en la revista, pero era difícil y aparentemente todavía lo es. El final de la controversia terminó siendo el tema moral. Los doctores Bell y Ackerman me escribieron que consideraban que mi auto-permiso para republicar artículos de Family Process era “abusar de mi cargo para auto-negociar”. Como sabían que ocurriría, esta acusación no me dejó otra alternativa que cancelar la compilación y cortar la poca relación que tenía con Family Process y con los dos Institutos. Yo lamento todo este asunto y particularmente lamento involucrarlo a usted en este conflicto infantil. Nuestro campo todavía necesita una buena compilación de artículos sobre terapia de fa-

Las cartas de Milthon H. Erickson

3849

milia, y si alguno de ustedes quisiera editar uno, tal vez pueda usted tener mejor suerte con los propietarios de Family Process que la que he tenido yo. Afectuosamente, lo saluda Jay Haley

A: Jay Haley 16 de mayo de 1970 Querido Jay: Lamento recibir las noticias de su carta del 7 de mayo. Las controversias no se limitan necesariamente a los recintos universitarios o a los legislativos. Las conductas mezquinas pueden encontrarse más de lo esperado en los lugares menos esperados. Siempre he esperado en todas las circunstancias tales posibilidades y sólo me encuentro gratamente sorprendido cuando no se encuentra ningún sufrimiento. También me tomé mis precauciones en temas como el de dar permisos mientras era editor y, de este modo, he fechado apropiadamente permisos que exigieran un esfuerzo legal para ser bloqueados. Tendría que haber pensado en darle este consejo. No sé cómo reconfortarlo, ya que la suerte del editor y la suerte del autor nunca son muy felices. El Dr. [John] Hartland, de Inglaterra, no me creyó

cuando le conté que estaba yendo camino a un problema, pero me ha manifestado su asombro por la conducta de uno de sus mejores amigos. Fue todo un suceso para mí conseguir que Bill Edmonston me sucediera como editor [del American journal of clinical Hypnosis], una vez que encontré un rincón en el cual mis aparentes buenos amigos podían respaldarme de una forma de lo más lamentable, y los convencí de que ése era el lugar apropiado para arrinconarme haciendo llorar a tres de mis amigos genuinos. Sabía que mis amigos genuinos sobrevivirían y que yo al final iba a poder aclararles las cosas a ellos, pero usted tendría que haber visto las montañas de desprecio y de acusaciones de prácticamente todo lo indeseable que me propinaron. Por cierto, el profesor de Medicina interna de la Universidad de Wisconsin me apodó “nemesis”, por la forma que yo tenía de tratar a mis compañeros de clase. Siempre los dejé que me empujaran perversamente en la dirección que ellos pensaban que con seguridad era mala y lo disfrutaba enormemente. Nuestra nueva casa está tomando muy buena forma. Betty se toma su tiempo para arreglar las cosas y creo que está haciendo un excelente trabajo. Lo saluda afectuosamente Milton H. Erickson, M. D.

3850

Ed. por Zeig y Geary

De: Jay Haley 30 de marzo de 1971 Queridos Milton y Betty: Esta semana estuve en Pittsburg y me encontré un rato con Kay Thompson. En la conversación, mencioné lo poco que había del enfoque ericksoniano en filmaciones y que usted tendría que tener instalado un equipo de video en ese elegante consultorio que tiene en la casa de huéspedes. Mientras discutíamos lo barato que resultaría este gasto en realidad, Kay apuntó que la Education and Research Foundation del ASCH lo financiaría sin dudarlo un instante y que ella me empujaría para que pida esos fondos. Le estoy escribiendo ahora para ver si a usted le parece bien hacer esto. Yo podría obtener un subsidio del ERF para comprar una pequeña instalación de video de $ 1500, que quedaría como propiedad de la Fundación y que podría usarse a la larga en workshops y eventos de ese tipo. Los costos adicionales serían la compra de cintas de video, mi viaje para llevarla e instalarla, y para controlar cómo está funcionando de vez en cuando. Lo veo así: yo podría llevar el equipo y poner la cámara discretamente en la pared y tener el equipo de grabación afuera, en la sala de espera. Entonces,

Betty, cuando usted lleva en su silla de ruedas a Milton a la oficina, si es una entrevista que él desea grabar, todo lo que tiene que hacer es colocar una cinta y encender la máquina sigilosamente. Es un equipo muy simple, prácticamente como un grabador de música. Cuando las cintas se van acumulando, yo podría viajar, revisarlas y posiblemente editar algunas partes y agruparlas según diferentes temáticas. Las grabaciones podrían ser de un único caso visto a través de varias sesiones o podrían ser de diferentes tipos de inducciones o de diferentes tipos de intervenciones que Milton quiera tener grabadas. Cualquier cinta que no le guste se puede borrar y volver a usar. Una vez instalado, el equipo podría estar ahí meses y ser usado sólo cuando Milton esté de humor para eso, con un paciente apropiado. No puedo enfatizar suficientemente lo importante que es conseguir alguna grabación visual de Erickson en el trabajo, y aunque esto tendría que haber sido hecho hace años, todavía me parece factible. ¿Les parece así a ustedes? Háganmelo saber y comienzo a llenar los formularios para ver si puedo conseguir el dinero. Saludos Jay Haley

Las cartas de Milthon H. Erickson

3851

Nota del Editor: Kay Thompson, D. O. S., era discípula de Erickson, docente muy bien formada en la práctica de la hipnosis, y uno de los presidentes de la American Society of Clinical Hypnosis.

rencias suyas y hoy va a ser terminada y enviada. Ayer trabajé con una chica de quince años de edad. A los 3 años, había sido campeona provincial en patinaje sobre hielo. Hacía poco había desarrollado un intenso pánico escénico. Su madre y su entrenador vinieron con ella. Tuve que hacer llorar a la madre, que hacer llorar al entrenador y que hacer llorar a la chica para que asumieran alguna responsabilidad psicológica en relación con la terapia y luego todo se desarrolló muy bien, exactamente como yo quería. Una grabación en video de un caso como éste sería muy difícil de entender para cualquier observador, porque sería una presentación objetiva de algo en lo que fue necesario tener una visión puramente subjetiva. Además, voy a tener que ver a esa chica, a sus padres y al entrenador el próximo jueves para estar seguro de que los padres no vayan a desarrollar una hostilidad hacia mí por haber emancipado a la hija, de modo tal que ella pudiera patinar para su propia satisfacción. Estuve pensado en un video todo el tiempo que trabajaba con ella y viendo, junto con los aspectos positivos, cómo cualquier otro, al tratar de hacer empatía, obtendría una impresión extremadamente falsa. T. E. A. Von Dedenroth [un colega cercano que, en ese momento, era tam-

A: Jay Haley 10 de abril de 1971 Querido Jay: A pesar de que a usted le suena tan bueno lo de la videograbadora, yo dudo mucho de ilusionarlo con eso. Realmente, rara vez me siento lo bastante libre como para ver a los pacientes en presencia de otras personas. La práctica privada de la psiquiatría es muy diferente de la práctica en un centro clínico. Además, en la actualidad, los abogados hambrientos están agarrando todas las oportunidades que se les pongan a su alcance para perseguir a los doctores por mala praxis. He tenido recientemente tres pacientes con los que podría haber usado el video, pero en el caso de uno de ellos, mi discurso fue terriblemente limitado. El hecho de que use la hipnosis con frecuencia lleva a que los pacientes controlen mi consultorio para ver si tengo a alguien allí escuchando. Recibí una carta que me pedía refe-

3852

Ed. por Zeig y Geary

bién médico personal de Erickson] me contó hace poco sobre C. S. [Erickson nombra a un médico de renombre especialista en hipnosis]. La imitación que hacía C. S. de mí era tan perfecta -copiando incluso mis gestos y el tono de voz- que, cuando Von Dedenroth cerraba los ojos, efectivamente tenía la sensación de que era yo el que hablaba y no C. S. y un video les daría a muchos principiantes la oportunidad de imitarme sin ninguna seguridad de obtener los efectos que yo puedo obtener. Margaret Mead viene para aquí el 22 de mayo, y le voy a preguntar si quiere escribir una introducción para su libro [ Nota del Editor : Uncommon Therapy (Haley, 1973)]. Dicho sea de paso, hay un par de historias basadas en casos que quiero cambiar. La historia de la chica con un juicio por accidente de auto tratada durante un año por un psiquiatra tiene que ser cambiada de modo que la situación se desarrolle en Minnesota. El caso del hombre de febrero lo está revisando Betty, y sobre el caso de la pareja prolífica, quiero enviarle un informe completo y cuidadoso. Es probable que Betty los revise este fin de semana. Estoy escribiendo un artículo nuevo y le voy a enviar una copia a carbónico tan pronto como lo termine.

Roxie [la hija de Erickson] está en casa por la Pascua y mi nieto, David Elliot, también está aquí por la Pascua. Roxie, yo y la mucama estamos con muchos problemas alérgicos. Estoy muy contento de que la salsa para tacos estuviera buena. Fue un placer mandársela. Lo saluda afectuosamente Milton H. Erickson, M. D.

Durante los años setenta, había un gran interés por grabar el trabajo de Erickson en videos y algunos de sus estudiantes lo grabaron. Por ejemplo, Herb Lustig, M. D., intentó hacer grabaciones en el consultorio de Erickson, pero por la interferencia de unas señales de radio, el sonido quedó muy mal. En 1974, Zeig pudo lograr algunas grabaciones en video; Marion Moore, M. D., juntó la mayor colección de videos de Erickson trabajando en su consultorio. Lustig (1975) produjo videotapes de alta calidad en un estudio de televisión. Los videotapes de Erickson se incluyen en los archivos de la Milton H. Erickson Foundation en Phoenix y están disponibles para los profesionales interesados en verlos.

Las cartas de Milthon H. Erickson

3853

Margaret Mead no escribió la introducción de Uncommon Therapy. En lugar de eso, Haley escribió sobre su experiencia con Erickson y ofreció un breve informe sobre los antecedentes de él.

otra copia? Que siga muy bien Afectuosamente, lo saluda John H. Weakland Sección de Etnología

Weakland
De: John H. Weakland 11 de diciembre de 1959 Querido Milton: Entre las reimpresiones que Betty nos suministró durante nuestra visita del mes anterior había una titulada “Pediatric Hypnotherapy”. Me pareció tan interesante en diversos aspectos que me la llevé a casa para que Anna pudiera tener oportunidad de leerla. Sin embargo, antes de que pudiera tener oportunidad de hacerlo, la leyeron Alan y Lewis. A juzgar por el estado de los fragmentos que recuperamos más tarde, probablemente han compendiado su artículo. Tal vez, aun así, podría tener los efectos en los que yo pensaba, pero creo que Ana tendría que tener su propia oportunidad, al menos para beneficio de la tercera. Entonces, ¿nos enviaría por favor

Se aprecia un nuevo viraje en las consultas entre Erickson y los miembros del proyecto Bateson en la carta John Weakland a Erickson del 26 de octubre de 1961. Obviamente, Haley y Weakland se habían interesado en el tratamiento de parejas y familias, y requirieron la colaboración de Erickson. Por su réplica, parece que Erickson trataba familias y grupos familiares. Simplemente no tenía casos disponibles para su grabación en el período marcado por Weakland. En el segundo párrafo de su carta, Weakland se refiere a la inducción que Erickson le hizo a Ruth y a su posterior discusión del evento con Weakland y, presumiblemente, Haley. No hay ninguna grabación de esta discusión. Sin embargo, aparece una transcripción del comentario de Erickson y Ernest Rossi sobre esta inducción en Experiencing Hypnosis (Erickson & Rossi, 1981).

3854

Ed. por Zeig y Geary

De: John Weakland 26 de octubre de 1961 Querido Milton: Jay y yo quisiéramos hacerle pronto otra visita a Phoenix, para verlo y consultarlo acerca de cómo maneja problemas que atañen claramente a parejas o a familias (padres e hijos). Estaríamos particularmente interesados en saber cómo trata a dos o más miembros de la familia juntos en la misma entrevista, ya que casi toda nuestra propia experiencia con familias, y por lo tanto nuestro principal interés, ha sido en trabajos de este tipo, al menos en nuestro proyecto de investigación, si no es tan así en la práctica privada. Pero también estaríamos interesados en casos en que usted preferiría ver a dos o más miembros de la familia por separado en lugar de verlos juntos, o de ver sólo a uno y trabajar, a través de él, para influir en el cónyuge del modo en que sea necesario. Nos gustaría enfocar este tema de la misma manera que fue tan buena para entender mejor sus métodos de inducción hipnótica. Es decir, si no le es demasiado difícil arreglarlo, nos gustaría que usted hiciera una grabación de una entrevista con una familia o con una pareja antes de que viajemos a Phoenix. Probablemente, lo mejor sería una entrevista inicial con una familia cuyos miembros le sean a usted completamente

desconocidos; no nos interesa particularmente de qué naturaleza es el problema que tienen. Una vez que lleguemos, nos gustaría comenzar escuchando esta grabación, que nos brinde sus comentarios sobre lo que hizo y hacerle preguntas sobre esto, lo mismo que hicimos con la grabación de la inducción hipnótica de Ruth. (Podíamos esperar hasta estar ahí y después persuadirlo de grabar una sesión con una pareja o con una familia, pero sería fantástico si pudiera hacerlo antes de que lleguemos). Llegaríamos también con algunas preguntas generales y otras más particulares en mente, pero serían secundarias y estarían supeditadas a lo primero. Pensamos en la semana del 1 de diciembre como fecha posible, con la idea de que podamos estar ocho o diez horas con usted entre el viernes a la tarde y algún momento del martes. ¿Nos haría saber si esto es factible para usted y nos sugeriría alguna alternativa, si no lo es? Afectuosamente, lo saluda John Weakland

A: John Weakland 21 de noviembre de 1961 Querido John: Esta mañana he leído con mucho in-

Las cartas de Milthon H. Erickson

3855

terés su carta. La recibí la semana en que estuve en St. Louis -porque estuve en el este una semana-. Su carta estaba entre el cúmulo de papeles con los que quería trabajar las dos semanas siguientes, junto con la salida de abril de la revista. Muy bueno de su parte lo de asignarme una tarea tan “simple”: yo reviso en la agenda, pero no hay ningún grupo familiar en la lista. Madre-hijo, hija pero con sus padres en el este, etc. Tal vez pueda ubicar algo, pero la semana de Acción de Gracias y la época de las compras navideñas siempre es un chasco en cuanto a nuevos pacientes. Lamento que mi respuesta se haya demorado tanto. Saludos a todos Afectuosamente Milton H. Erickson, M. D.

THE LETTERS OF MILTON H. ERICSON CONTENS

Editorial Note Introduction I MARGARET MEAD

vii ix 1

II. GREGORY BATESON, JAY HALEY, JOHN WEAKLAND III. PSYCHOANALYSTS: Lewis Wolberg, Lawrence Kubie, Ives Hendrick IV . IMPORTANT NAMES IN HYPNOSIS: Leslie LeCron and André Weitzenhoffer V . ON HIPNOSIS AND ANTISOCIAL ACTS: George Estrabrooks, Loyd Rowland, John Larson, Jacob Conn, Wesley Wells, Philip Ament VI. AN ERICKSON OLIO: Various Correspondents - Professional and Nonprofessional Epilogue by Jeffrey Zeig References

51

88

148

200

Traducción: Lic. Sergio Etkin

237 285 287

RAPPORT

-HIPNOSIS de MILTON H. ERICKSON Revista del Instituto Milton H. Erickson de Buenos Aires Nº 48 - Septiembre de 2005 I.S.S.N. 0327-3792

RAPPORT - HIPNOSIS DE MILTON H. ERICKSON
es una publicación del INSTITUTO MILTON H. ERICKSON DE BUENOS AIRES
Filial (1986) The Milthon H. Erickson Foundation, Inc. Phoenix - AZ, USA

Sánchez de Bustamante 1945 P.B. ‘‘A’’ C1425DUM, Buenos Aires, Argentina. Tel./Fax: 4823-1324

e-mail: erickarg@fibertel.com.ar Supervisor Internacional: Jeffrey K. Zeig, Ph. D., Phoenix, AZ, U.S.A. Directores: Lic. Edgar A. Etkin, Psicólogo Lic. Sylvia Etkin, Psicóloga Dr. Alberto O. Bottini, Médico - Lic. Claudia A. Etkin, Psicopedagoga y Psicóloga - Lic. Sergio Etkin, Lingüista
* TRATAMIENTOS CLINICOS: Individuales, Parejas, Familia. * TRATAMIENTOS PSICOPEDAGOGICOS Y CLINICOS: Niños y Adolescentes. Aprendizajes. Conductas, Familia. Cursos para Docentes. Orientación a padres. Directora: Lic. Claudia Etkin * CURSOS DE POSGRADO: Hipnosis e Hipnoterapia ericksoniana. Teoría y Práctica, con videotapes de Milton H. Erickson M.D. Individual y grupal. * Edición de la Revista RAPPORT -Hipnosis de Milton H. Erickson* Seminarios en el interior del país y en el exterior.

RAPPORT - HIPNOSIS de MILTON H. ERICKSON -

Indice
El proceso de la inducción hipnótica (1964) (versión completa)
Video: 2 horas Milton H. Erickson, M.D. ......................................................................... 3783

Las cartas de Milton H. Erickson, II
Bateson, Haley y Weakland ........................................................................ 3819

I.S.S.N. 0327-3792

Revista del Instituto Milton H. Erickson de Buenos Aires (Argentina)

Septiembre 2005

Año XV Nº 48