You are on page 1of 2

Investigación Nº 3

Eduardo Andrés Correa Jiménez

Tipos de procesadores de textos basados en la web

La disponibilidad y uso de aplicaciones productivas basadas en
web (piensa en procesadores de texto y hojas de cálculo) ha crecido
mucho en los últimos años por diversas razones. Estas potentes
aplicaciones ofrecen a los usuarios la posibilidad de crear y compartir
documentos en Internet sin la necesidad de instalar aplicaciones en el
ordenador local (aplicaciones desktop o de escritorio).

Algunos expertos creen que esta tendencia significará la
desaparición de programas de software como Microsoft Office y otras
aplicaciones de software, mientras que otros afirman que las
aplicaciones web tienen su lugar, pero no en las oficinas. En todo
caso ambos grupos de expertos afirman que las aplicaciones en web
tienen su espacio.

Una importante ventaja de las aplicaciones web es que eliminan
la necesidad de preocuparse sobre las diferentes versiones del
software o tipos de ficheros o enviar los documentos por correo
electrónico o llevarlos de un ordenador a otro. Otra ventaja es que se
adaptan fácilmente a la colaboración permitiendo que múltiples
usuarios editen el mismo fichero (con registro de versiones) y
permiten a los usuarios convertir los ficheros en múltiples formatos
(incluso en HTML o PDF).

Writely, este es sencillamente un procesador de textos, como
si a Word o a AbiWord lo convertimos en una aplicación web con
acceso mediante el navegador, un interfaz ajax y varias
características adicionales como son la posibilidad de añadir
etiquetas (tags) a los documentos y la de compartir (ya sea en
lectura o también en escritura) con otros usuarios.

YourDraft es un editor de textos online el cual no requiere de
java ni de flash ya que es un editor de textos completamente
WYSIWYG, con las suficientes herramientas necesarias como si
estuviésemos en un procesador de textos local.

Zoho Writer es un procesador de texto cuya particularidad es
que funciona directamente en tu browser gracias a AJAX. Lo
bueno del servicio es que te permite escribir, editar, formatear,
guardar tus documentos en el servidor, accesarlos desde
cualquier lugar y compartirlos con otros usuarios. A
mayor ancho de banda, más son las posibilidades de que
usemos aplicaciones sólo a través de la web y dejemos de
depender de aplicaciones que están instaladas en nuestro
computador.

Buzzword es un procesador de texto semejante a Word u
OpenOffice, pero accesible desde el navegador web, con una
elegante y amigable interfaz, ideal para sacarnos de algún
apuro que por alguna razón podamos llegar a tener en un
equipo que no cuente con las herramientas necesarias.

Shutterborg, una aplicación en línea que no aporta nada
sustancialmente nuevo a lo que esperamos ver en un editor de
texto, pero cuenta con una función especial para modificar
cualquier documento de la red, desde cualquier URL, de
manera tan práctica como si estuviéramos redactando un texto
plano en Bloc de Notas.

Google Doc, esta es una suit completa, en particular el
procesador de texto abre archivos .doc, .rtf, .pfd, .html y de
open office. Podemos editar y luego compartir nuestros
documentos, permitiendo que otros usuarios puedan solo verlo
o también editarlos, inclusive al mismo tiempo que nosotros.
Recordemos que Google compró writely, para sumarlo como su
procesador de textos Online.