Curso gratuito de análisisvibraciones ULTIMOS ARTÍCULOS: Listado de indicadores en mantenimiento Ejemplo de plan de mantenimiento Overhaul en motores de gas Mantenimiento

de turbinas de vapor Turbinas de gas Turbinas de vapor Centrales de ciclo combinado Plantas de cogeneracion Otros articulos interesantes: Vibracion en turbinas de vapor Detonacion en motores de gas Plantas de Cogeneracion El fracaso del jefe de mantenimiento Navega por esta página: Inicio Articulos técnicos Articulos de gestión Ultimos articulos publicados Elaboración de planes de mantenimiento RCM TPM Fotografías de equipos

guest · Únete · Help · Iniciar Sesión ·

Elaboracion de planes de mantenimiento
• • • •
página discusión historia notificarme

Protegido

ELABORACIÓN DE PLANES DE MANTENIMIENTO
Curso de turbinas de Vapor, Madrid 27-28 Abril de 2009 Curso de Alta Tensión, Madrid 29-30 de Abril Curso de Motores de gas en plantas de cogeneración, Madrid 7-8 de Mayo de 2009 Descargate gratis el curso de análisis de vibraciones

Por Santiago García Garrido
Indice: La necesidad de elaborar un plan de mantenimiento Plan de mantenimiento basado en instrucciones de los fabricantes Plan de mantenimiento basado en instrucciones genericas y la experiencia de los técnicos Plan de mantenimiento basado en RCM Agrupación de las tareas en gamas de mantenimiento y puesta en marcha del plan Tipos de tareas que se pueden incluir en un plan de mantenimiento Errores habituales en la elaboracion e implantación de planes de mantenimiento

¿QUIERES VER UN EJEMPLO DE PLAN DE MANTENIMIENTO? PINCHA AQUÍ

LA NECESIDAD DE ELABORAR UN PLAN DE MANTENIMIENTO EN UNA INSTALACIÓN INDUSTRIAL
La fiabilidad y la disponibilidad de una planta industrial o de un edificio dependen, en primer lugar, de su diseño y de la calidad de su montaje. Si se trata de un diseño robusto y fiable, y la planta ha sido construida siguiendo fielmente su diseño y utilizando las mejores técnicas disponibles para la ejecución, depende en segundo lugar de la forma y buenas costumbres del personal de producción, el personal que opera las instalaciones. En tercer y último lugar, fiabilidad y disponibilidad dependen del mantenimiento que se realice. Si el mantenimiento es básicamente correctivo, atendiendo sobre todo los problemas cuando se presentan, es muy posible que a corto plazo esta política sea rentable. Debemos imaginar el mantenimiento como un gran depósito. Si realizamos un buen mantenimiento preventivo, tendremos el depósito siempre lleno. Si no hacemos nada, el depósito se va vaciando, y puede llegar un momento en el que el depósito, la reserva de mantenimiento, se haya agotado por completo, siendo más rentable adquirir un nuevo equipo o incluso construir una nueva planta que atender todas las reparaciones que van surgiendo. Debemos tener en cuenta que lo que hagamos en mantenimiento no tiene su consecuencia de manera inmediata, sino que los efectos de las acciones que tomamos se revelan con seis meses o con un año de retraso. Hoy pagamos los errores de ayer, o disfrutamos de los aciertos. La ocasión perfecta para diseñar un buen mantenimiento programado que haga que la disponibilidad y la fiabilidad de una planta industrial sea muy alta, es durante la construcción de ésta. Cuando la construcción ha finalizado y la planta es entregada al propietario para su explotación comercial, el plan de mantenimiento debe estar ya diseñado, y debe ponerse en marcha desde el primer día que la planta entra en operación. Perder esa oportunidad significa renunciar a que la mayor parte del mantenimiento sea programado, y caer en el error (un grave error de consecuencias económicas nefastas) de que sean las averías las que dirijan la actividad del departamento de mantenimiento. Es muy normal prestar mucha importancia al mantenimiento de los equipos principales, y no preocuparse en la misma medida de todos los equipos adicionales o auxiliares. Desde luego es otro grave error, pues una simple bomba de refrigeración o un simple transmisor de presión pueden parar una planta y ocasionar un problema tan grave como un fallo en el equipo de producción más costoso que tenga la instalación. Conviene, pues, prestar la atención debida no sólo a los equipos más costosos económicamente, sino a todos aquellos capaces de provocar fallos críticos. Un buen plan de mantenimiento es aquel que ha analizado todos los fallos posibles, y que ha sido diseñado para evitarlos. Eso quiere decir que para elaborar un buen plan de mantenimiento es absolutamente necesario realizar un detallado análisis de fallos de todos los sistemas que componen la planta. Por desgracia, esto raramente se realiza. Sólo en los equipos más costosos de la planta industrial suele haberse realizado este pormenorizado análisis, y lo suele haber realizado el fabricante del equipo. Por ello, en esos equipos principales debe seguirse lo indicado por el fabricante. Pero el resto de equipos y sistemas que componen la planta, capaces como hemos dicho de parar la planta y provocar un grave problema, también deben estar sujetos a este riguroso análisis. Ocurre a veces que no se dispone de los recursos necesarios para realizar este estudio de forma previa a la entrada en funcionamiento de la planta, o que ésta ya está en funcionamiento cuando se plantea la necesidad de elaborar el plan de mantenimiento. En esos casos, es conveniente realizar este plan en dos fases: 1. Realizar un plan inicial, basado en instrucciones de los fabricantes (modo más basico de elaborar un plan) o en instrucciones genericas según el tipo de equipo, completados siempre por la experiencia de los técnicos que habitualmente trabajan en la planta, y las obligaciones legales de mantenimiento que tienen algunas instalaciones. Este plan puede elaborarse con rapidez. Hay que recordar que es mejor un plan de mantenimiento incompleto que realmente se lleva a cabo que un plan de mantenimiento inexistente. Este plan de mantenimiento inicial puede estar basado únicamente en las instrucciones de los fabricantes, en instucciones genéricas para cada tipo de

equipo y/o en la experiencia de los técnicos. 2. Una vez elaborado este plan y con él ya en funcionamiento (es decir, los técnicos y todo el personal se ha acostumbrado a la idea de que los equipos hay que revisarlos periódicamente), realizar plan más avanzado basado en el análisis de fallos de cada uno de los sistemas que componen la planta. Este análisis permitirá no sólo diseñar el plan de mantenimiento, sino que además permitirá proponer mejoras que eviten esos fallos, crear procedimientos de mantenimiento o de operación y seleccionar el repuesto necesario. Siguiente --->

ELABORACIÓN DE PLANES DE MANTENIMIENTO
Curso de turbinas de Vapor, Madrid 5-6 Marzo de 2009 Curso de Motores de gas en plantas de cogeneración, Madrid 24-25 de Marzo de 2009 Descargate gratis el curso de análisis de vibracione

Por Santiago García Garrido
Indice: La necesidad de elaborar un plan de mantenimiento Plan de mantenimiento basado en instrucciones de los fabricantes Plan de mantenimiento basado en instrucciones genericas y la experiencia de los técnicos Plan de mantenimiento basado en el análisis de fallos Agrupación de las tareas en gamas de mantenimietno Tipos de tareas que se pueden incluir en un plan de mantenimiento Errores habituales en la elaboracion e implantación de planes de mantenimiento

¿Quieres ver un ejemplo de plan de mantenimiento? Pincha aquí Listado de indicadores habituales en plantas, con fórmulas

PLAN DE MANTENIMIENTO BASADO EN LAS INSTRUCCIONES DE LOS FABRICANTES
La elaboración de una plan de mantenimiento puede hacerse de tres formas: - Modo 1:Realizando un plan basado en las instrucciones de los fabricantes de los diferentes equipos que componen la planta - Modo 2: Realizando un Plan de mantenimiento basado en instrucciones genericas y en la experiencia de los técnicos que habitualmente trabajan en la planta - Modo 3: Realizando un plan basado en un análisis de fallos que pretenden evitarse. En plantas que no tienen ningún plan de mantenimiento implantado, puede ser conveniente hacer algo sencillo y ponerlo en marcha. Eso se puede hacer siguiendo las recomendaciones de los fabricantes o basándose en la experiencia propia o de otros. Son los modos 1 y 2. Este artículo detalla la forma de actuar en el modo 1, es decir, basar el plan de mantenimiento en los manuales y en las recomendaciones de los fabricantes. Esta forma de elaborar el plan tiene generalmente 3 fases, como se aprecia en la figura adjunta:

Fase 1: Recopilación de manuales y de instrucciones de los fabricantes
Realizar un plan de mantenimiento basado en las recomendaciones de los fabricantes de los diferentes equipos que componen la planta no es más que recopilar toda la información existente en los manuales de operación y mantenimiento de estos equipos y darle al conjunto un formato determinado. Es conveniente hacer una lista previa con todos los equipos significativos de la planta. A continuación, y tras comprobar que la lista contiene todos los equipos, habrá que asegurarse de que se dispone de los manuales de todos esos equipos. El último paso será recopilar toda la información contenida en el apartado ‘mantenimiento preventivo’ que figura en esos manuales, y agruparla de forma operativa. Si el equipo de mantenimiento está dividido en personal mecánico y personal eléctrico, puede ser conveniente dividir también las tareas de mantenimiento según estas especialidades.

Fase 2: Recopilación de la experiencia de los técnicos
Con esta recopilación, el plan de mantenimiento no está completo. Es conveniente contar con la experiencia de los responsables de mantenimiento y de los propios técnicos, para completar las tareas que pudieran no estar incluidas en la recopilación de recomendaciones de fabricantes. Es posible que algunas tareas que pudieran considerarse convenientes no estén incluidas en las recomendaciones de los fabricantes por varias razones: - El fabricante no está interesado en la desaparición total de los problemas. Diseñar un equipo con cero averías puede afectar su facturación

- El fabricante no es un especialista en mantenimiento, sino en diseño y montaje. - Hay instalaciones que se han realizado en obra, y que no responden a la tipología de ‘equipo’, sino más bien son un conjunto de elementos, y no hay un fabricante como tal, sino tan solo un instalador. En el caso de que haya manual de mantenimiento de esa instalación, es dudoso que sea completo. Es el caso, por ejemplo, de un ciclo agua-vapor: es un conjunto de tuberías, soportes y válvulas. Podemos encontrar instrucciones de mantenimiento de válvulas, porque hay un libro de instrucciones para ellas, pero también las tuberías y la soportación necesitan determinadas inspecciones. Además, el ciclo aguavapor se comporta como un conjunto: son necesarias determinadas pruebas funcionales del conjunto para determinar su estado. Hay ocasiones en que el Plan de Mantenimiento que propone el fabricante es tan exhaustivo que contempla la sustitución o revisión de un gran número de elementos que evidentemente no han llegado al máximo de su vida útil, con el consiguiente exceso en el gasto. Cuantas más intervenciones de mantenimiento preventivo sean necesarias, más posibilidades de facturación tiene el fabricante. Además está el problema de la garantía: si un fabricante propone multitud de tareas y estas no se llevan a cabo, el fabricante puede alegar que el mantenimiento preventivo propuesto por él no se ha realizado, y esa es la razón del fallo, no haciéndose pues responsable de su solución en el periodo de garantía (con la consiguiente facturación adicional).

Fase 3: Mantenimiento legal
Por último, no debe olvidarse que es necesario cumplir con las diversas normas reglamentarias vigentes en cada momento. Por ello, el plan debe considerar todas las obligaciones legales relacionadas con el mantenimiento de determinados equipos. Son sobre todo tareas de mantenimiento relacionadas con la seguridad. Algunos de los equipos sujetos a estas normas en una planta de cogeneración son los siguientes: - ERM - Sistemas de Alta Tensión - Torres de Refrigeración - Puentes grúa - Vehículos - Tuberías y Equipos a presión - Instalaciones de tratamiento y almacenamiento de aire comprimido - Sistemas de control de emisiones y vertidos - Sistemas contraincendios - Sistemas de climatización de edificios - Intercambiadores de placas - Almacén de productos químicos - Etc

REVISIÓN MAYOR EN TURBINAS DE GAS
OVERHAUL EN LA TURBINA LM2500

Por Alicia García Rodriguez Técnico especialista en revisiones mayores LM2500 alicia_barret@hotmail.com

La turbina de Gas LM 2500 es una aeroderivada del GE CF6-6 motor aerodinámico, y está presente en muchas plantas de cogeneración. Además de impulsar determinadas aeronaves, también forma parte del equipo de impulsión de algunos barcos, tanto civiles como militares . La LM 2500 está formada por un generador de gas y una turbina de potencia.

Forman parte del equipo una bomba de aceite, sistema de suministro de combustible, las secciones de aire de entrada y gases de escape, y el sistema de control. La potencia total es de 25MW, la velocidad de giro es de 6500 rpm y la eficiencia térmica es del 37% en condiciones ISO. El generador de gas de la LM2500 consta de 16 etapas de compresión con una relación 18:1. Dispone de siete etapas de geometría variable, una cámara de combustión anular con inyectores de combustible montados desde el exterior, y 2 etapas de turbina de alta, refrigeradas por aire de alta presión que impulsa el compresor. La turbina de potencia está formada por 6 etapas de baja presión que se impulsa por el generador de gas de alto caudal de gases de escape.

Cortesía de General Eléctric

Indice:
1. Overhau en la LM2500 2. Razones para realizar un overhaul 3. Fases de la revisión

4. Tareas incluidas en el overhaul 5. Repuestos necesarios 6. Problemas habituales

1. Overhaul en la LM2500

La LM 2500 se somete a un overhaul o revisión según condición cuando se detecta en algunas de las revisiones periódicas alguna avería, fallo, FOD (D por objeto extraño), DOD (Daño por un objeto desprendido). Las revisiones periódicas se realizan en función de las FFH (Factored Fired Hours), que es u forma de calcular el tiempo entre inspecciones, y que tiene en cuenta los arranques, las paradas de emergencia y las horas de funcionamiento.Estas revisiones son:
--[if !supportLists]-->1.

<!--[endif]-->Revisiones Boroscópicas: Es una inspecc visual donde se utiliza un instrumento óptico, el boroscopio, para acc a zonas como álabes del compresor, cámara de combustión, álabes d turbina, segmentos distribuidores, termopares. Con estas inspeccione visuales se buscan daños, averías o se confirman problemas detectad en otras pruebas.

--[if !supportLists]-->2.

<!--[endif]-->Revisiones Espectrométricas del aceite: Prueba que nos indica los valores en tantas partes por millón de met disueltos en el aceite para comprobar si se están degradando los materiales de las zonas lubricadas. <!--[endif]-->Cambio <!--[endif]-->Pruebas

--[if !supportLists]-->3.

de filtros: Se inspeccionan en bu

de partículas.
--[if !supportLists]-->4. --[if !supportLists]-->5.

de vibraciones: Comprobación d que están dentro de los límites y su evolución con el tiempo.

<!--[endif]-->Inspecciones oculares de todos los sistem del exterior de la turbina en busca de fugas, grietas, piezas sueltas o flojas, etc.… <!--[endif]-->Revisión

--[if !supportLists]-->6.

y seguimiento de todos los parámetros del funcionamiento de la turbina, comportamiento en arranques y paradas, llevando un histórico para ir viendo su evolució

Si durante la revisión boroscópica u otra de las pruebas/ revisión, se detect un problema se adelanta la siguiente revisión para comprobar su evolución se mantiene dentro de límites o si empeora).

Si el defecto detectado es mayor o ha degenerado en avería se procede a la parada inmediata de la turbina para realizarle la revisión overhaul que cons en la reparación del modulo afectado, revisión de todas la piezas desmonta hasta llegar a la zona de la avería y la realización de la revisión a las horas funcionamiento hasta el momento que aconseja el fabricante que se le hag para garantizar una mayor eficacia, postergar la vida de la turbina, mejora disponibilidad, fiabilidad y rendimiento.

TURBINAS DE GAS
EL PROCESO DE ARRANQUE DE UNA TURBINA DE GAS
Espacio coordinado por Fernando López Merino Textos: Santiago García Garrido

TURBINAS DE GAS
EL PROCESO DE ARRANQUE DE UNA TURBINA DE GAS
Espacio coordinado por Fernando López Merino Textos: Santiago García Garrido

Los diferentes tipos de arranques los podemos clasificar segú

tipos de arranques (frios, templados y calientes), en realidad hay d

de carga, ya que cuanto másfrío sea el arranque será necesario u

Indice: Tipos de arranque Fases de un arranque Problemas durante los arranques Consejos útiles

Tipos de arranque

Los fabricantes de las turbinas los suelen dividir en tres grupos

Arranque frío, que es aquel que se produce cuando la turbina ha e

• •

Arranque templado, con un tiempo de parada entre las 24 y 72 ho

Arranque caliente se produce en menos de 24 horas de que se hay

Adicionalmente, existen dos tipos más de arranques:

Arranque superfrío. Después de una parada programada, sin virad con ello evitar que se deforme. En el arranque superfrío el metal la turbina fire en modo virador entre 6 y 24 horas

Rearranque inmediatamente después de un disparo, se produce

haciendo prueba. Curiosamente, el número de arranques fallidos (

La diferencia fundamental está en la temperatura de la carcasa y del rotor (la carcasa es más pesada que el rotor), lo que obliga a una subida contro

Las diferencias en tiempo son menos acusadas que en la turbinas de vapo para un arranque caliente pueden ser necesarios menos de 15.

Fases de un arranque

Las 5 fases en que puede dividirse el arranque de una turbina de g
<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->1)

Funcionamiento en vir

Para asegurar el reparto de pesos a lo largo del eje de rot

deformaciones producidas al enfriarse de forma no homogénea. Si
<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->2) • • •

Preparación para el ar

Debe haber presión de gas, se debe ir metiendo gas poco a poco.

El sistema de alta tensión debe estar operativo, ya que nos alimen

El sistema de refrigeración debe estar operativo, para ir evacuand

• • •

Niveles de caldera correctos, si tiene sistema de recuperación de g

Bomba auxiliar de lubricación en marcha, temperatura correcta, p

Ausencia de alarmas de cualquier tipo, ver que no hay ninguna al el sistema nos de un fallo y tengamos que parar.

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->3)

Inicio y subida hasta v


• •

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->El motor de arranque, que suele se

<!--[if !supportLists]--> <!--[if !supportLists]-->

El variador controla la velocidad del motor de arranque para ir sub

Sube lentamente la velocidad, hasta una velocidad de giro lento, n pretende que la distribución de pesos a lo largo del eje de rotación

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->4)

Aceleración hasta velo

• • • • • • • • •

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->Se ordena desde el control subir ha

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->Interesa pasar por las velocid

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->La supervisión de las vibracio

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->El sistema también supervisa

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->A una velocidad determinada

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->La llama piloto enciende a su

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->A partir de ese momento la fu

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->Poco a poco, la fuerza que eje

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->A una velocidad determinada

• • • •

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->Se alcanza la velocidad de sin

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->5)

Sincronización y 6) Su

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->El cierre del interruptor de

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->

El sincronizador varía ligeramente la velocidad de la turbina

<!--[if !supportLists]-->

La subida de carga debe ser lenta, de acuerdo al tipo de arr

Problemas habituales durante los arranques
• • • • • •

<!--[if !supportLists]-->Vibraciones al atravesar las velocidades cr

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->Fallo de llama (Flame Off), se <!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->Aceleración insuficiente.

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->Desplazamiento axial excesiv

<!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->Temperatura excesiva de coji <!--[if !supportLists]--><!--[endif]-->Vibraciones al subir carga.

Consejos útiles en los arranques de turbinas

1) Si se ha producido un disparo durante un arranque, no hay que a

2) Las averías no se arreglan solas, de forma mágica. Aunque es ci

3) Las turbinas de gas no son caprichosas: cuando tienen un proble relacionadas con una negligencia de este tipo.

4) Puentear sensores, anular detectores o elevar valores de consig