You are on page 1of 32

Guía de

Apego

Con el patrocinio de la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile

Guía de Apego

María Pía Santelices Chamarrita Farkas
Psicólogas y docentes de la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, especialistas en infancia temprana

Amanda Céspedes
Neuropsiquiatra infantil de la Universidad de Chile y docente de diversas universidades.

¿Qué es el

Apego?

Es el vínculo afectivo que un bebé forma con los adultos significativos que están a cargo de su cuidado, quienes pueden ser la madre, el padre o un familiar cercano. El Apego protege al bebé de situaciones peligrosas o estresantes que puede vivir en su quehacer diario. Cuando el niño o niña se siente cansado, asustado o enfermo, va a recurrir a estas figuras de apego y buscará en ellos consuelo y cuidados. El lazo que genera el Apego es fundamental para la supervivencia del recién nacido y del niño pequeño. Si la especie humana se ha perpetuado en el tiempo es porque siempre ha existido una persona que le ha entregado al bebé los cuidados necesarios por un tiempo prolongado. Así, esta relación se entiende como una necesidad universal y primaria de todos los seres humanos. Se ha descrito que durante el primer año de vida, el niño o niña construye paulatinamente una manera de relacionarse con las demás personas. Ello configurará un patrón de relación que perdurará en el tiempo y que se repetirá en las distintas relaciones interpersonales que establezca. De acuerdo a ello es posible distinguir la conformación de tres estilos de Apego:

Apego seguro Apego inseguro ansioso ambivalente Apego inseguro evitativo

3

es capaz de buscar el apoyo y contención de esta persona. Este niño(a) ha tenido la experiencia de contar con padres sensibles a sus necesidades. quienes le han otorgado la cercanía y el contacto necesarios. de preocupación o angustia. estables y satisfactorias. porque confía en que le brindará los cuidados que necesita.Estilos de Apego Apego Seguro Éste es un niño(a) autónomo. cercanas. A futuro. y quienes le han transmitido la confianza de que estarán disponibles para él cada vez que los necesite. capaz de explorar el ambiente y que percibe a sus padres o adultos significativos como una base segura. 4 . Ello implica que cuando se enfrenta a una situación amenazante. sus relaciones con otras personas serán confiadas.

enojo y resistencia. Es inseguro frente a los demás y en sus relaciones con otras personas se aprecia un fuerte deseo de cercanía. padre u otros adultos significativos como ambivalentes. con expresiones de protesta. lo que dificulta que pueda explorar su ambiente. No confía en el acceso y respuesta de los adultos. 5 . Frente a la separación. Percibe a su madre. lo que dificultará su autonomía. Suele tener padres que se caracterizan por atenderlo y permitir su acercamiento de forma imprevisible y ocasional. En el futuro sus relaciones con otras personas podrían ser excesivamente cercanas. este pequeño responde con mucha angustia y mezcla comportamientos de Apego excesivos. Ello genera que al niño(a) le resulte difícil anticipar la respuesta de sus padres.Estilos de Apego Apego Inseguro Ansioso Este niño(a) es excesivamente dependiente. generándole algún grado de ansiedad.

en ocasiones. inseguridad y distanciamiento frente a otros. Le incomoda depender de otras personas. Probablemente. escasa sensibilidad a sus necesidades y no le hayan permitido un acercamiento afectivo. debido a que en sus experiencias previas ha ido conformando una sensación de desconfianza con los adultos a la hora de recibir ayuda. no recurre a sus padres u otro adulto significativo como base segura. y evita el contacto. 6 . Por lo mismo. este bebé muestre un marcado desinterés y desapego frente a los adultos significativos durante sus períodos de angustia. Es posible que una de las causas de ello sea que los padres o adultos significativos hayan mostrado. Respecto de sus relaciones futuras con otras personas. manifiesta desconfianza ante los demás.Estilos de Apego Apego Inseguro Evitativo: Este niño(a) es excesivamente independiente y no tiene ningún tipo de problema para explorar el ambiente.

tendrá una repercusión positiva en cómo una persona se vincula en la adultez con otras personas. pero. Logran mayores éxitos educacionales. Todo ello nos permite afirmar que el Apego tiene un importante rol en la prevención de problemas psicológicos en el futuro. lo cual influirá en las futuras relaciones interpersonales significativas. muestran mayor autonomía y son capaces de enfrentar adecuadamente las situaciones de estrés. Si el Apego se desarrolla en la infancia temprana. tienen más probabilidades de establecer interacciones más sanas con otras personas. presentan una mayor confianza en sus capacidades. Es así como los adultos que tienen un estilo de Apego autónomo o seguro. En el plano social. a la vez. los niños con un Apego seguro evidencian mayores índices de empatía con sus pares. 7 . así como relaciones más profundas y cercanas con otros y un mejor desarrollo social.Relevancia del Apego Los estudios han demostrado que los niños y niñas que desarrollan un Apego seguro presentan un mejor desarrollo. ser menos vulnerables frente a situaciones de riesgo y desarrollar menos problemas psicológicos. así como en su bienestar socioemocional y físico. enfrentar adecuadamente situaciones de estrés. Son independientes y buscan explorar el mundo que les rodea. son capaces de recurrir a los adultos en búsqueda de ayuda cuando la necesitan. una mejor autoestima y una identidad integrada.

como su temperamento. con la experiencia de la maternidad y paternidad.Desarrollo del Apego El tipo de Apego del niño o niña se desarrolla en la infancia temprana. y promover estilos de relaciones más seguras. especialmente en lo referido a la capacidad de los adultos de detectar y satisfacer adecuadamente las necesidades de su hijo(a). 8 . Su constitución dependerá de diversos aspectos. sin contar que puede repetirse en los vínculos que se formen con los hijos en el futuro. las características de los padres (su propio estilo de Apego o sus competencias parentales) y la historia de interacciones entre los padres y su bebé. Ello. cercanas e íntimas. a la vez. entre su gestación y los primeros tres años de vida. al tener una relación de pareja más cercana y segura. A través de distintas investigaciones se ha descubierto que hay una alta probabilidad de que el estilo de Apego que se forma en la infancia permanezca a lo largo de toda la vida. Sin embargo. es decir. la ocurrencia de algunas situaciones puede reparar un vínculo inseguro. Ello puede darse en distintas situaciones: al interactuar con figuras significativas más estables y adecuadas. es necesario destacar que. y determine la formación y mantención de las relaciones afectivas. o con un apoyo médico-psicológico.

explicándole que volverán luego. aún persisten ciertos mitos respecto de los niños pequeños. En la actualidad se cuenta con una cantidad importante de estudios que muestran la realidad del bebé y lo que necesita para su óptimo desarrollo. se despidan de su hijo(a). Es frecuente escuchar a padres que dicen que “los bebés no ven nada al nacer”. De esa forma.. Por esto es tan importante hablarle siempre al niño y explicarle el mundo que lo rodea. que el bebé nace con la capacidad de ver claramente a cortas distancias. o que “los bebés no se dan cuenta si los padres están o no en la casa”.. como el ingreso a la sala cuna o jardín infantil. 9 . De esta manera es muy importante que cada vez que los padres salgan de la casa. él o ella aprende tempranamente que las separaciones y reencuentros son cotidianos. Estos se transmiten de generación en generación y tienen una función muy importante en la continuidad en los estilos de crianza de las familias y los grupos sociales. lo preciso para poder distinguir el rostro de la madre durante la lactancia y también el del padre cuando lo toma en brazos. lo que en el futuro le permitirá tolerar los episodios de separación. Los bebés también tienen la capacidad de distinguir muy tempranamente quiénes son sus figuras de Apego. la Psicología ha ido aportando conocimientos que en algunos aspectos proponen ciertos cambios. Si bien el bebé no entiende el contenido exacto del lenguaje. unido a sonrisas y amor. Se sabe.El origen de los mitos en torno al Apego Mito versus realidad de los bebés En todas las sociedades existen mitos. sí comprende los contextos comunicativos. A continuación se revisarán algunos de los principales mitos respecto al período de la infancia temprana. los que de un modo u otro se vinculan con el Apego. Es por esto que se producen intensos intercambios afectivos cuando se mantiene una mirada sostenida con el bebé. por ejemplo.etc. Si bien el concepto de Apego es cada vez más conocido. que “no es necesario hablarle a un bebé pequeño porque no entiende”. Sin embargo.

se corre el riesgo de fomentar la dependencia y. 10 . retardar la autonomía. genera un vínculo de dependencia con los padres que podría repercutir después en ciertas dificultades al momento de establecer relaciones interpersonales. poco a poco éste va desplegando sus propios recursos y buscando sus propias soluciones para desenvolverse en el mundo que lo rodea. para calmarse. Por ello es que frente a las demandas de los niños(as) es importante ocupar algunos instantes para ver sus reacciones antes de resolver el problema. En síntesis. pero es recomendable que paulatinamente vayan dejando un espacio para que el niño(a) desarrolle sus propias estrategias.¿Es bueno el exceso de Apego? Un mito frecuente es pensar que mientras más “apegados” sean los hijos(as) a los padres. Una actitud sensible y adecuada es aquella que respeta esa tendencia del niño(a) e incentiva cada intento de autonomía como un logro. dormirse. un aspecto central del Apego es favorecer la autonomía. por lo tanto. En ocasiones. es necesario ir adaptándose al crecimiento de los niños(as). si los padres actúan demasiado rápido y no dejan que el niño(a) intente buscar una solución. Ello no es efectivo. Si bien el bebé requiere un grado normal de dependencia. y esto se logra con una relación de cercanía y de respeto por la individualidad del niño(a). desplazarse. mejor será la relación. por ejemplo. es muy adecuado que los padres traten de satisfacer rápidamente sus necesidades. puesto que necesita a los adultos para sobrevivir. entendida como un exceso de cercanía con el niño(a) que no lo deja explorar su entorno en forma autónoma. porque el concepto de Apego se asocia más a “autonomía” que a exceso de dependencia. entre otras. La actitud intrusiva de los padres. Al comienzo. En otras palabras.

reconocer sus diferentes tipos de expresión y llanto es un proceso lento. Por lo tanto. Por lo tanto. es importante responder de manera adecuada y tratar de entender el motivo que hay detrás de esta conducta. para ir conociéndolo en su individualidad y características propias. Este proceso ocurre gradualmente durante todo el primer año. Para él. No preocuparse cuando un bebé llora es sinónimo de no ocuparse de sus dificultades. El bebé tiene su propio temperamento y carga genética. ello significa que sus necesidades no son atendidas.El llanto El principal mito El llanto constituye la principal vía de expresión del bebé. Ello requiere que el adulto esté atento a las señales que el niño(a) expresa. 11 . Cabe considerar que para lograr reconocer los diferentes llantos del bebé se requiere de tiempo. Es una manera de llamar la atención de los adultos para que se ocupen de él.

Uno de estos objetos más comunes es el chupete.El chupete Mito o realidad Aunque existen distintas opiniones al respecto. En la medida que el niño o niña va creciendo. Entonces. pero que podría implicar algún riesgo para la salud del niño). ya que a través del “chupeteo” también busca calmarse y relajarse. que no debiera asociarse a la lactancia. y que le va a enseñar a autorregularse. En niños que no usan el chupete. no lo hace sólo con un fin de alimentarse. o de ayudarlo a quedarse dormido o simplemente relajarlo. es común ver que empiezan a chuparse el dedo (u otro objeto que cumpla la misma función. como lo es el caso del chupete. Esta función. En esta etapa aparecen objetos que le ayudan a hacer la transición entre la ayuda de los padres y su propia autonomía. es mejor que sea cumplida por un objeto externo que pueda ser después dejado o reemplazado (cuando comienzan a salir los dientes). alrededor de los 2-3 años de edad. no necesitará estos objetos y los dejará. parte del desarrollo es que él o ella aprenda por sí mismo(a) a realizar estas funciones. Otro objeto común es el “tuto”. Como ya se dijo anteriormente. los padres suelen ser las figuras responsables de calmarlo cuando llora o cuando se asusta por algo. y son los denominanados “objetos transicionales”. 12 . estos objetos cumplen una importante función para que el niño(a) vaya alcanzando una autonomía paulatina de sus figuras de Apego. Principalmente. el uso del chupete se asocia en el niño pequeño al uso de un elemento externo que él puede manejar. éste ayuda al niño a dormir y tranquilizarse. Por ejemplo. Cuando el bebé nace no es capaz de tranquilizarse a sí mismo y depende de los adultos para ello. cuando el niño(a) busca el pecho de la madre. Se espera que una vez que el niño(a) lo haya logrado.

¿El Apego se transmite? Otro mito frecuente es pensar que si los padres tuvieron experiencias difíciles y dolorosas en la infancia. 13 . inevitablemente éstas se transmitirán a sus hijos(as). aunque se vea influida por experiencias pasadas. Cada persona puede realizar un proceso de reflexión para distinguir qué aspectos quiere mantener de los estilos de crianza que recibió y que fueron considerados como positivos para el desarrollo. también. siempre será posible reparar las heridas y comenzar una nueva relación más sana y positiva. El proceso de reflexión es importante para que los padres sientan que su experiencia vincular con los hijos(as) es única. Esa reflexión incluye. Si una madre o padre siente que en su infancia no recibió el cariño que esperaba. determinar cuáles no se quieren repetir por tenerlas asociadas a experiencias dolorosas. y. puede repetir ese estilo relacional de distancia afectiva o querer repararlo entregando a sus hijos todo lo que siente que no recibió. A estas dos posibilidades se suma una tercera mucho más adecuada: transmitir a los hijos(as) la manera que se escogió de vivir el Apego.

de la seguridad y la confianza que le transmita. en casos donde por diversos motivos el niño no cuenta con la disponibilidad física o emocional de la madre. 14 . Lo estrecho o cercano que sea dependerá de cómo se construya ese vínculo. El niño puede desarrollar un Apego seguro con la madre e inseguro con el padre. Pero en la medida que se construya una relación de Apego con sus hijos (as). de la cercanía que tenga el padre con su bebé. el hecho de que sí cuente con el del padre puede ser un importante factor reparador para desarrollar un vínculo sano y seguro. Es decir.La importancia del Padre Principalmente. el Apego suele asociarse a la figura de la madre. la imagen del padre es tan importante como la de ella. Incluso. del tiempo que le dedique. o viceversa. el vínculo con el papá para el desarrollo futuro del niño (a) tiene la misma relevancia que el Apego madre-bebé.

que perdurará toda la vida y ayudará a un desarrollo integral de su hijo(a). y será el momento en que los padres y el bebé se verán por primera vez. Durante el embarazo. esta vinculación se desarrolla a través de las ideas e imágenes que el padre comienza a tener de su futuro bebé. además de fortalecer la relación de pareja y la consolidación de la familia. es igualmente importante alimentar esta relación de Apego. Participar en los cuidados cotidianos y rutinas es una excelente manera de ir construyendo este vínculo y de ir conociéndose mutuamente. Cuando el bebé nace. Así se construirá una sólida relación afectiva en la infancia. Diversos estudios muestran que la participación activa del padre durante el embarazo y el parto. El vínculo se concreta al hablarle o tratar de escuchar su corazón. es importante que el padre esté físicamente presente. ya sea para empezar a conocer a su hijo(a). tratando de compartir el mayor tiempo posible con el niño(a). 15 . En los casos en los que por diversos motivos el padre no viva junto al bebé. participar de los exámenes y ecografías. pensar en su nombre. este tipo de vínculo se empieza a construir desde la gestación y desde el momento en que los padres saben que esperan un hijo(a).La figura paterna Construcción del vínculo con el padre Al igual que en el caso de la madre. su ropa y todos los accesorios para su llegada. y cuando se prepara el espacio físico. facilita una relación afectiva más cercana y profunda entre el padre y su hijo(a). El momento del parto es el momento cúlmine tras los 9 meses de espera. como para apoyar a la madre.

La importancia del post natal del papá El tiempo del post natal es fundamental para tomarse un respiro de las exigencias laborales y concentrar las energías en esta nueva etapa que se inicia en la vida de los padres. Se trata de aprovechar estos momentos para relacionarse con él y disfrutar tiempo juntos: mirarse. tocarse. Lo importante es compartir las rutinas del bebé.La figura paterna Recomendaciones para mantener y potenciar el Apego padre – hijo(a) Lo común es que el papá o ambos padres trabajen. sonreírse o hablarse y dejar de ver estas actividades sólo como tareas a cumplir. como la muda. para no alterar su ritmo de sueño. 16 . regalonearse y compartir (salidas. Los fines de semana son espacios por excelencia para compartir con los hijos. escuchar música juntos y para compartir sus juegos e intereses. que al llegar a la casa el padre privilegie compartir con su hijo(a) en los horarios en que esté despierto. más que en sus actividades personales. Por ejemplo. la alimentación. el baño o llevarlo a dormir. Para ello se recomienda adecuar los horarios. paseos u otros). De esta manera. Que el padre esté presente en la llegada del bebé al hogar no sólo es fundamental para el desarrollo del vínculo padre-bebé. sino que también fortalecerá la relación de pareja. llevarlos a pasear al parque. compartiendo ambos este importante momento de sus vidas. el niño(a) percibe que el padre se interesa por compartir con él. lo importante es destinar espacios para compartir con el bebé y cuidar que sean espacios de calidad (más que cantidad). También es bueno aprovechar otros espacios para jugar. En este contexto.

ETAPAS DEL DESAROLLO DEL APEGO .

ETAPAS DEL DESAROLLO DEL APEGO Etapa 1 0-3 meses .

Tomen consciencia de las señales del niño(a).Apego de los 0 a 3 meses del bebé Características El bebé está focalizado en la satisfacción de sus necesidades básicas (alimentación. 19 . arrullos y sonrisas). Respondan a las necesidades del bebé de manera apropiada y en el momento oportuno. La madre puede lograr esto a través de la lactancia. Interpreten adecuadamente estos signos. Sus principales canales de interacción son el visual y el auditivo. En este periodo es importante que los padres o adultos significativos: Desarrollen la confianza básica en el bebé. para lo cual es importante observar los signos que nos comunican. es decir. sueño. contacto. traten de entender qué nos quiere comunicar. en un espacio de miradas y sonrisas. limpieza y protección) y afectivas (miradas.

ETAPAS DEL DESAROLLO DEL APEGO Etapa 2 3-6 meses .

vocal.Apego de los 3 a 6 meses del bebé Características El niño(a) comienza a focalizarse gradualmente en su entorno y a explorarlo visual y táctilmente con mayor fuerza. 21 . Es el período del despertar social y aumentan los intercambios en la interacción. estableciendo verdaderos diálogos. Comparta un tiempo de calidad de interacciones en un contexto de alegría y juego. en los cuales haya turnos para el bebé y el adulto. Imite los sonidos que hace el bebé. Es importante que en este periodo los padres o adultos significativos: Interactúe con el bebé a través de distintos canales (visual. Sea sensible a sus necesidades y desarrollo. Empiezan a emerger las interacciones vocales (ruidos y balbuceos). Sea capaz de “explicarle” al niño(a) las emociones o actitudes que éste manifiesta. táctil y afectivo).

ETAPAS DEL DESAROLLO DEL APEGO Etapa 3 6-12 meses .

A los ocho meses comienza el temor a los extraños y la angustia de separación. lo cual fomenta una mayor exploración y autonomía de los padres. Comienza la capacidad de autorregularse. es decir. Intenta comunicarle al adulto lo que le interesa o lo que quiere (por ejemplo. apuntando con el dedo). Comienza una mayor independencia motora. porque identifican con mayor claridad quiénes son sus figuras de Apego y quiénes son personas desconocidas.Apego de los 6 a 12 meses del bebé Características Este niño(a) ya está más interesado en el mundo que lo rodea. puede modular un poco más sus emociones. a través del gateo y de la marcha. 23 . Busca compartir con el adulto la atención por las cosas que llaman su atención.

Apego de los 6 a 12 meses del bebé Es importante que en este periodo el padre o adulto significativo: Además de seguir siendo sensible a las necesidades del niño(a). 24 . La meta es fomentar la autonomía en un contexto de seguridad. así como explicarle las emociones o pensamientos que todas las personas tienen. Sea capaz de “explicarle” al niño(a) cómo funciona el mundo que le rodea. vaya gradualmente permitiendo que el niño(a) aprenda a regularse: observar si el niño(a) logra resolver algún obstáculo por sí mismo y sólo intervenir si necesita ayuda. Equilibre la cercanía física con el niño(a) a través de la estimulación de su exploración y autonomía. para que el niño(a) pueda pedir ayuda si lo necesita.

ETAPAS DEL DESAROLLO DEL APEGO Etapa 4 12-24 meses 25 .

promoviendo la autoestima. Por lo tanto. Así. Establezca ciertas normas y límites para darles seguridad y fomento del autocontrol. desarrolla habilidades motrices más complejas y logra la adquisición del lenguaje. el que puede ser más seguro o inseguro.Apego de los 12 a 24 meses del bebé Características Este niño(a) ya muestra un estilo de relación que lo lleva a tener un comportamiento característico con los adultos significativos. Permita que su hijo se equivoque. sin pretender que tenga un comportamiento perfecto. pero frente a dificultades busca a sus padres para recibir protección o consuelo. para lograr una conducta es fundamental practicarla con ellos. Transmita al niño(a) su disponibilidad incondicional en caso de necesidad. No olvide despedirse y luego saludar al bebé en los momentos de separación. que comience a comer de manera independiente y hacer pequeñas tareas autónomamente. 26 . Muestra mayor autonomía. sabiendo que habrá un reencuentro cercano. Tenga en cuenta que los padres son el principal modelo para los hijos. dándole espacio de conciliar el sueño solo. Es importante que en este periodo el padre o adulto significativo: Estimule la autorregulación del niño(a). Sea sensible a sus necesidades acorde a su etapa de desarrollo. Durante esta edad logra el dominio de la marcha. los niños aprenden a separarse de manera más natural. Refuerce en el niño(a) sus capacidades y habilidades.

Esto es un proceso gradual de conocerse mutuamente. como la mirada. Ello le transmitirá a su hijo(a) confianza y seguridad respecto a los adultos que le rodean. que irá mejorando a través del tiempo. dése momentos para regalonear. sostenerlo en brazos. en la medida que vaya creciendo. El sentirse querido. se vaya atreviendo a explorar el mundo que lo rodea. protegido y seguro es la base necesaria de todo niño(a) para que. sonreírle o hacerle gestos. Hágale saber a su hijo(a) cuánto lo quiere. Además de identificar las señales y necesidades de su bebé. Para finalizar. Busque distintas formas de comunicarse con su hijo(a) que les permita ir conociéndose mejor y disfrutar del placer de estar juntos.Sugerencias finales A lo largo de esta guía hemos revisado una serie de sugerencias orientadas a promover un Apego seguro en nuestros hijos(as). convirtiéndose en un niño(a) autónomo y seguro. reírse y disfrutar el uno del otro. tocarse. así como en sus propias capacidades para darse a entender. Ello puede realizarse a través de distintos canales. sonidos verbales. Esté atento(a) a las señales que su hijo(a) realiza y trate de ir comprendiendo qué es lo que necesita. es importante responder a ellas de manera apropiada y en el momento oportuno. vamos a sintetizar las recomendaciones más importantes: Establecer una comunicación con el bebé desde el inicio. 27 .

Bases médicas para entender el Apego seguido por las sucesivas vinculaciones a lo largo de los primeros años. Gracias a la abundante sinapsis que se produce en la corteza parietal derecha. se configurará esa certeza de ser digno de amor que caracteriza al ser humano emocionalmente sano. Estas señales sintonizan los estados emocionales del bebé. ciertas neurohormonas. esta danza de señales amorosas se reeditará permanentemente. día y noche. En extensas zonas del hemisferio derecho de ella. Este proceso tiene su respuesta también en la madre. han amplificado la percepción de señales provenientes del bebé. ternura y gozo contemplativo. Durante los últimos tres meses de vida intrauterina. Desde los primeros minutos de vida. Al nacer. Durante las próximas ocho semanas. serán posibles y exitosas todas las próximas vinculaciones afectivas y se consolidará el sistema de confianza básica. el bebé viene dotado de un sofisticado conjunto de destrezas comunicativas básicas que se pondrán al servicio del apego. arrullándolo. De este modo la madre fortalece las nacientes sinapsis y crea nuevas conexiones. sin la cual ninguna de las otras funciones tendría sentido: percibir a sus padres u otras personas a través de la mirada. el bebé pondrá en marcha la función primaria social por excelencia. A partir de este reconocimiento. estableciéndose así un potente vínculo primario. únicas e irrepetibles: el cerebro del bebé responderá a las Como ya hemos visto. y será 28 . En otras palabras. Es un proceso recíproco del cual el bebé también forma parte. alimentándolo. en el escenario de las necesidades primarias del bebé. y a las que la madre se apresura a atender y cubrir. Son estas emociones las que activan conductas concordantes en forma de cuidados prodigados con extrema dulzura. el niño(a) tiene la capacidad de decodificar las señales emocionales provenientes de la mirada y el rostro de la madre o de quien lo cuida. generando nuevas y poderosas emociones: arrobo. que es el que conocemos como apego. en especial la oxitocina. que podríamos identificar como un “emocionarse emocionando” y que se establecerá con la madre en casi la totalidad de los recién nacidos. el cerebro del bebé se prepara para afrontar la tarea más trascendental: reconocer al otro e investirlo de una profunda y duradera significación emocional. Éstas se extenderán por los próximos dos meses después de nacer. ya sea en términos de confortamiento o de zozobra. y meciéndolo. el vínculo del apego comienza a formarse desde la gestación y desde el momento mismo en que los padres saben que tendrán un bebé.

motivación por conocer. Desde ese momento y por los próximos seis meses. recibir o intercambiar. iniciándose en la vida prenatal y prolongándose por los primeros diez a doce años de la vida. Hasta que nuevas conquistas neurobiológicas pongan fin a la desenfadada alegría con que el niño (a) va sonriendo al mundo. un animal o un peluche. que culmina a los dos meses de vida del niño con una rúbrica excepcionalmente potente: la sonrisa social. base de las habilidades sociales. pero a partir del segundo semestre de la vida extrauterina se extienden al hemisferio izquierdo y al cerebelo. que preceden o reemplazan al código verbal. que se transforma en un instrumento de percepción visual que transmite señales provenientes del otro con elevada carga emocional.señales de su madre y no de otra mujer y la mamá activará potentes señales amorosas ante ese niño(a) con quien estableció el primer vínculo. pero se articula en torno a la mirada. La tendencia natural innata del cerebro 29 . Es el período sensible del apego. cuyo asiento está en el hemisferio derecho como izquierdo. Empatía interaccional El cerebro no sólo se activa en pro de una interacción posible. También a la capacidad comunicativa primaria. el apego es el guión relacional básico que dará sustento y sentido a todas las vinculaciones venideras. a la armonía primaria emocional o solidez para enfrentar las adversidades. como las no verbales. y su maduración es muy temprana. inicialmente en el hemisferio derecho. un desconocido. una suerte de pasaporte vincular para toda la vida. propio del bebé desde los ocho meses en adelante. La capacidad comunicativa o relacional está conformada por numerosas funciones. los otros provocan en el cerebro del niño una activación dirigida cuando existe de por medio un escenario comunicativo posible o real: la mirada intenta decodificar las señales provenientes del otro. sea un pariente. Entonces son transformadas en las siguientes habilidades o destrezas gracias a la impronta ambiental: Percepción del otro Existe en el cerebro un módulo o sistema funcional destinado a percibir los rasgos dinámicos que conforman a un ser humano. descubrir. habilidad relacional o interaccional. Estas funciones nacen gracias a programas de sinaptogénesis específica regional. el niño experimenta una híper alerta inicial que luego es sustituida por curiosidad. Sin percatarse de ello. el bebé buscará activamente ejercitar su flamante habilidad vincular con quien se cruce por delante. Esta percepción es multimodal. Interés interaccional Una vez percibido el otro. sino que esta activación se carga emocionalmente. Como queda claro. se activan sistemas funcionales cerebrales relacionados con la motivación por interactuar. y aparezca el clásico temor a los desconocidos.

etc. como la melodía vocal o prosodia. en el cual los cuerpos están fundidos el uno con el otro. agudo). modifiquen o den término a un intercambio comunicativo. Es decir. El empleo dinámico del espacio con objetivos comunicativos: crea la proxémica o estudio del uso interaccional y comunicacional del espacio. le está enviando señales amorosas. único modo de sobrevivir y de crear sociedades. el volumen. 30 . entendamos sus códigos y establezcamos vinculaciones cargadas de sentido que nos permitirán crecer intelectual y emocionalmente. En esta última categoría se identifican tres niveles de configuración espacial comunicativa: el espacio público. La madre que abraza dulcemente a su bebé y lo arrulla. aún en aquellos más tímidos y recelosos. permitiendo que disfrutemos las relaciones con otras personas. siendo en sí mismo un mensaje más. Estas destrezas perdurarán toda la vida. Los calificadores vocales: el lenguaje va contenido en lo verbal. el espacio como señal y el espacio como escenario de señales. pero sus cualidades comunicativas están en un alto porcentaje en elementos no verbales que se imbrican con él. enriquezcan. igualmente es un potente mensaje de amor. las inflexiones. Estos códigos no verbales son los siguientes: La mirada comunicacionalmente intencionada: es un mirar activo en busca de señales que inicien. Estos últimos son filogenéticamente más antiguos y cumplen un papel esencial en el enriquecimiento gradual de las capacidades de interacción social y relacionales de los primeros hombres. el timbre (grave. Cada uno de ellos establece un escenario apropiado para enviar determinados mensajes. Códigos comunicativos El cerebro humano posee dos tipos de códigos. con sendas representaciones modulares en ambos hemisferios: el código verbal a la izquierda y un rico conjunto de códigos no verbales a la derecha. Pero en el espacio íntimo.del bebé es de confiada alegría interaccional. Los gestos del rostro y del cuerpo: configuran la denominada kinésica o estudio de los movimientos que comunican mensajes. el espacio personal y el espacio íntimo. mantengan.

cl .pampers.Visítanos en: www.

cl DIFUNDIDO CON EL APOYO DE .www.pampers.