You are on page 1of 14

Poder Judicial de la Nación

Daño moral al medio ambiente Rui Stoco

Publicado en: RCyS 2013-IX , 297 Sumario: I. La expresión "Daño moral ambiental".- II. El nacimiento del concepto de daño moral al medio ambiente.- III. La cuestión de la responsabilidad penal de la persona jurídica como fundamento de la reparación.- IV. La ofensa moral al medio ambiente.- V. El criterio actual del STJ.- VI. Conclusión Cita Online: AR/DOC/3182/2013 Voces "Hablar de "daño moral ambiental" es desvirtuar el objetivo de la Magna Carta y evadir los principios que informan la responsabilidad civil, pues lo que ese Estatuto resguarda, principalmente es el medio ambiente y no el daño causado a las personas, que reciben la protección, también de naturaleza constitucional, pero en otro estamento, por el hecho de haber sufrido un detrimento de orden material o moral como consecuencia del daño al medio ambiente en que viven." Resumen El artículo discurre sobre la teoría desarrollada en Brasil, a partir de la llegada de la ley n° 6938, que dispone sobre la política nacional del medio ambiente, sus fines y mecanismos de formulación y aplicación y de otras leyes, acerca de la posibilidad de que se cause daño moral al medio ambiente e incluso, de daño moral colectivo. Analiza la posición de la doctrina brasileña y reproduce el criterio de los juristas argentinos, a la luz del art. 43 de su Constitución Nacional de 1994. Destaca el nacimiento de esa tendencia y busca resaltar que ese criterio entra en conflicto con principios establecidos en la Constitución Federal brasileña de 1988. Busca también demostrar la imposibilidad de ofensa moral a los mares, ríos, a la Selva Atlántica y a la biodiversidad como un todo, por agresión al medio ambiente o agresión moral a una colectividad o grupo de personas no identificadas o no determinadas. Palabras-clave: Daño moral. Daño moral colectivo. Daño moral ambiental. Daño moral al medio ambiente. Ofensa moral colectiva. Responsabilidad civil I. La expresión "Daño moral ambiental" A partir de la reglamentación en Brasil de las nuevas disposiciones constitucionales acerca del medio ambiente, con la sanción de la ley n° 6938/88, que dispone sobre la política nacional del medio ambiente, sus fines y mecanismos de formulación y aplicación y de otras leyes, decretos y convenciones internacionales acerca de la cuestión, comenzó a surgir entre los ambientalistas y doctrinarios una tendencia inclinada a la admisión de lo que se acordó en llamar "daño moral ambiental". Pero debe admitirse que esa expresión "daño moral ambiental" constituye una contradicción en los términos y no sugiere ningún significado lógico, al contrario de la formulación "daño moral al medio ambiente". Sin embargo, sólo se trata de una cuestión semántica, sin importancia para este trabajo. Según Fernando Reboucas (1) el término o expresión medio ambiente "es considerado por el pensamiento general como sinónimo de naturaleza, lugar que debe ser apreciado, respetado y preservado. Sin embargo, es necesario un punto de vista más profundo en el término, que establezca la noción en el ser humano de pertenencia al medio ambiente con el cual posee vínculos naturales para su supervivencia".

surgen las investigaciones y acciones en pro de las soluciones sobre las pérdidas y destrucciones que perjudican el equilibrio natural de un determinado medio". la educación ambiental trabaja la noción de consumo responsable y solidario. concomitantemente con la concreción de un daño patrimonial. el espanto y la pérdida constituyen entre otros. . imposibles de reconstituir. considerando la diversidad del lugar y su complejidad. ya es ardua y carece de criterios de una actuación firme. "daría lugar a la indemnización encaminada a la recuperación del ambiente o indemnización pecuniaria. Entiende el ilustre profesor que la emoción. tanto de los órganos legitimados para la defensa de los intereses colectivos. José Rubens Morato Leite (2). en la defensa del acceso a las materias primas del medio ambiente de manera común a todos. en celebrado artículo de doctrina respecto del tema. preconiza la posibilidad de que ocurra un "daño moral ambiental" o sea. También Eduardo Lima de Matos (4). invocando al precursor de la tesis (citado arriba). Si bien con restricciones y expresando cierta perplejidad. configurándose el deber de indemnizar.sentimientos que identifican la ocurrencia de un daño moral al ambiente. II. En esta segunda definición.Y sigue diciendo ese autor: "Por medio de la naturaleza. la Tierra es la matriz de toda vida. como mayor razón deberá avanzar la tutela civil. El término ‘medio ambiente' también puede designar un territorio de uso humano y de las demás especies. De ahí se percibe la importancia del Poder Judicial como propulsor de la tutela de la buena gestión ambiental y efectiva indemnización por los daños ambientales en todas sus consecuencias. principalmente como medida de prevención de nuevos daños" (5). también debería concretarse en una reparación por el daño moral ambiental causado a todos". El ‘medio ambiente' como biosfera surge para explicar la interdependencia de las realidades socio-ambientales en todo el mundo. una especie de diversidad ‘biocultural'. Con todo.). el dolor. también el daño moral ambiental debe ser siempre reparado arbitrando criterios a adoptarse de acuerdo al caso concreto. Toda investigación y educación ambiental debe considerar todos los significados sobre el término ‘medio ambiente'" (art. En una obra sobre el tema. un criterio similar se encuentra en Gisele Elias de Lima Porto. El nacimiento del concepto de daño moral al medio ambiente Uno de los precursores de la tesis acerca del daño moral al medio ambiente. pasó a defender la posibilidad de que se produzca un daño moral al medio ambiente. sufrida por la población que vive en el área alcanzada por el derramamiento (de petróleo)? La indemnización misma por los daños ambientales. cuando expresa: "¿Cómo evaluar la ofensa moral a los bienes de naturaleza esencialmente subjetiva. En la tercera concepción de la palabra. como generador de materia prima y energía. el Prof. cuanto del Poder Judicial. de la Universidad de Santa Catalina. el destacado autor pondera: "Si avanza la tutela penal. a pesar de las dificultades. Otra definición sobre el término ‘medio ambiente' lo coloca en el significado de los recursos. Concluye el autor citado: "‘Medio ambiente' en el sentido de ecosistema es un conjunto de realidades ambientales. reencontramos nuestros orígenes e identidad cultural y biológica. cuando hablamos de ‘medio ambiente' en su curso de problemáticas y cuestiones. cit. si la primera hipótesis no fuese ya posible y. aceptando la posibilidad de daño extramatrimonial a los entes colectivos" (3).

. La ley no lo especifica. -VI. turístico y paisajístico. -IV. 13. debiendo ser penadas. Suscitará. Ahora bien. viene admitiéndose la posibilidad de que se configure un daño moral que afecta a la colectividad como un todo o incluso a un grupo de individuos determinados y determinables. Se rigen por las disposiciones de esta Ley. que reglamenta la acción civil pública al disponer: -Art. el ilustre autor admite: "Actualmente. a todo otro interés difuso o colectivo. por infracción al orden económico de la economía popular. 47. al medio ambiente. 1999) argumenta: ‘En resumen. sin perjuicio de la acción popular. con ofensa al sentimiento colectivo." (6). al consumidor. -II. por más buena voluntad que pueda tenerse. cuando se presentó aquel excelente trabajo. p. pues la Constitución Federal considera a la persona jurídica en su subjetividad y aleja el dogma de que jamás cometen delitos. siempre que hubiere un perjuicio ambiental objeto de conmoción popular. en línea con la enseñanza de Antonio Jehová Santos (8). Revista de Derecho Ambiental. en su obra sobre el tema. -V. Para dar mayor refuerzo y sustento a su tesis. Luiz Enrique Paccagnella (Daño moral ambiental. como mayor razón deberá avanzar la tutela civil. cómo adherir a ese criterio. San Pablo. el argumento es frágil. Se advierte que la innovación legal es significativa. -III. Además. aceptando la posibilidad de daño extramatrimonial a los entes colectivos" (9). varios cuestionamientos. como una nueva configuración del derecho de la personalidad relacionada con la calidad de vida. aclara mejor su posición al exponer: "Esta fundamentación legal hace surgir un daño extramatrimonial ambiental sin culpa. alcanzando a considerable cantidad de integrantes de un grupo social o comunidad'" (7). en el que el agente estará sujeto a reparar la lesión por el riesgo de su actividad y no por el criterio subjetivo o de la culpa. según las palabras del notable José Joaquim Gomes Canotilho. pues la interpretación literal o gramatical del texto puede conducir a equívocos. y aunque el argumento impresione. conforme lo ya indicado. algunos acólitos de esa tesis invocan como escabel el art. etc. histórico. Y concluye. al orden urbanístico. las acciones de responsabilidad por daños morales y patrimoniales causados: -I. el valor pecuniario de esta indemnización será recogido en un fondo para la recuperación de los bienes lesionados de carácter colectivo. antes citada. 1º de la Ley nº 7347/85. no hay. el citado jurista José Rubens Morato Leite recordó y afirmó que las personas jurídicas son pasibles de cometer delitos ecológicos. si bien de manera bastante discreta. En este sentido. y la "osadía problemática y el optimismo dogmático" del autor citado.Poder Judicial de la Nación José Rubens Morato Leite. estará presente el daño moral ambiental. La ofensa al sentimiento colectivo se caracteriza cuando el sufrimiento es disperso. 1º. in verbis: "Si avanza la tutela penal. n. con todo. En verdad. aunque se reconozca la generosidad y la honestidad del propósito de los acólitos y prosélitos de esa tesis. A continuación. Sin embargo. así. pero es incuestionable la posibilidad de acumular el daño patrimonial al extramatrimonial. estético. -a los bienes y derechos de valor artístico. que sirvió de tesis para su doctorado en Derecho Ambiental de la Universidad Federal de Santa Catalina.

el caput del art. 1º de la Ley 7347/85 quiso referirse a uno u otro (daño material o daño moral) o sea. al consumidor. establecerá la responsabilidad de esta. 1º dispone que se rigen por esa Ley. afirmando que "la Constitución Federal prevé. La cuestión de la responsabilidad penal de la persona jurídica como fundamento de la reparación Pero antes de profundizar el tema en debate y que es objeto específico de la cuestión. 173. 225 de esa Carta de Principios. e incluso a todo otro interés difuso o colectivo. el que procediere para cualquiera de las hipótesis allí catalogadas. con el argumento de que. sin perjuicio de la acción popular. Si así fuera. en su § 5º de la Constitución de la República Federativa de Brasil que: "La ley. "si avanza la tutela penal. en el § 5º del art. sujetándola a las penas compatibles con su naturaleza. las acciones de responsabilidad por daños morales y patrimoniales causados no sólo al medio ambiente sino también. como deja claro el canon de la Ley Magna (art. Y esto nos parece de meridiana comprensión. previamente.no puede ser invocada para dar sustento a la tesis de que la ley previó la reparación del daño moral causado al medio ambiente. sin perjuicio de la responsabilidad individual de los dirigentes de la persona jurídica. como ser. III. lo cual os parece irrazonable. que la Magna Carta consagró la posibilidad de que la persona jurídica sea sujeto activo de delito. De la exégesis conjunta de las dos normas no se infiere la punibilidad de carácter penal contra el ente ideal. Respecto de esta cuestión deben. a las sanciones penales y administrativas.. estético. Con todo. al disponer sobre el medio ambiente. histórico. Entre otros. y no obstante la autoridad de quienes hacen esa afirmación. debemos admitir que no aceptamos la tesis colocada como premisa para sustentar la posición de que es posible la existencia de un daño moral. compatible con su naturaleza. a los bienes y derechos de valor artístico. Dispone el referido art. independientemente de la obligación de reparar los daños causados". 173. Y el art. por infracción al orden económico de la economía popular y al orden urbanístico. .. turístico y paisajístico.En verdad. § 5º). en los actos practicados contra el orden económico y financiero y contra la economía popular". Edmar Oliveira Andrade Filho sostiene la posibilidad de que la persona jurídica sea sujeto activo de delitos contra el orden tributario. Es cierto que algunos juristas defienden la misma tesis de responsabilidad penal de la persona jurídica.según nos parece y con todas las venias-. según afirmación del ya citado José Rubens Morato Leite (10). tendríamos que admitir la posibilidad del daño moral causado al orden urbanístico o a cualquier interés difuso o colectivo. si no sólo una responsabilidad particular de la persona jurídica. personas físicas o jurídicas.de juristas de renombre -. También el penalista Sérgio Salomão Shecaira afirma que "a pesar de que existen opiniones contrarias . que la ley puede venir a considerar a la persona jurídica como sujeto activo de delito (. Significa que tal disposición legal -por sí sola. la exégesis que se extrae del precepto constitucional.)" (11). en nuestra opinión no hay duda de que la Constitución estableció la responsabilidad penal de la persona jurídica" (12). prescribe en su § 3º: "Las conductas y actividades consideradas lesivas al medio ambiente sujetarán a los infractores. como mayor razón deberá avanzar la tutela civil. la exégesis que nos parece adecuada es en el sentido de que el capuz del art. aceptando la posibilidad de daño extramatrimonial a los entes colectivos" y de que "las personas jurídicas pueden cometer delitos ecológicos". 173. no es esa . Por lo tanto. hacerse breves consideraciones.

El inolvidable Manoel Pedro Pimentel ya admitía que: "vigentes los postulados de la responsabilidad subjetiva. Menciónase también el § 3º del art. personas físicas o jurídicas. del 11/09/90 (Código de Defensa del Consumidor). los incisos XLV. XLIX. esta última ley citada vio la luz justamente para atender a la disposición del referido art. las penas de multa del 1% al 30% de la facturación bruta. Responsabilizar a la persona jurídica. transferencia del control accionario. publicación en el diario del extracto de la decisión condenatoria prohibición de contratar. denegar la moratoria fiscal. no hay cómo penar a la persona jurídica y los delitos cometidos en nombre de la sociedad solamente pueden ser castigados a través de la responsabilidad individual de los mandatarios de la sociedad. es la solución que la dogmática penal no acepta" (13). para las personas jurídicas. sanciones penales para las primeras y administrativas para las segundas. LVII y LVIII se refieren a la individualización y al cumplimiento de la pena. en los actos practicados contra el orden económico y financiero y contra la economía popular'. son las de carácter administrativo. derivada del texto constitucional mismo. por lo tanto. siempre teniendo en vista que el destinatario de la misma sea una persona física" (14). El artículo anterior habla de castigos ‘compatibles con la naturaleza'. 5º para que se verifique que en el Capítulo de los Derechos y de las Garantías Individuales existen algunos principios de Derecho Penal que sirvieron de inspiración para tales derechos. a sanciones penales y administrativas. No obstante lo polémico de la cuestión. a aquellos que sustentan la posibilidad de responsabilizar penalmente a las personas jurídicas. independientemente de la obligación de reparar los daños causados". disolución de la sociedad. que la adopción de la tesis no alcanzaría resultado práctico. 225 dispone: "Las conductas y actividades consideradas lesivas al medio ambiente sujetarán a los infractores. personas físicas o jurídicas. incautación del producto y cancelación del registro del producto ante el órgano competente. que establece para la empresa que comete las infracciones administrativas previstas en los arts. independientemente de la obligación de reparar los daños causados'. establecerá la responsabilidad de ésta. al hablar de sanciones penales y administrativas. Y lo segundo. y con ventaja. encontró contestación insuperable en la Carta misma. sometiéndola a las penas compatibles con su naturaleza. del 11/06/94 (Abuso de Poder Económico). 173. cabe agregar en refuerzo. venta de activos. como puede confirmarse en la Ley 8078. L. está refiriéndose a las personas físicas y a las jurídicas respectivamente. . indica los sujetos y las especies de responsabilidad: "personas físicas o jurídicas" y "sanciones penales y administrativas". 173: ‘La ley. o sea. La tesis de la criminalización de la persona jurídica. en los apretados límites del principio de responsabilidad por culpa. considerando que la legislación extra-penal ya prevé el castigo o la imposición de penas de naturaleza administrativa a las personas jurídicas. de la Constitución Federal. inscripción del infractor en el Catastro Nacional de Defensa del Consumidor. sin perjuicio de la responsabilidad individual de los directivos de la persona jurídica. Se invoca el § 5º del art. Así. Además. § 5º. Basta que se examinen algunos incisos del art. a las sanciones penales y administrativas. Y Antonio Cláudio Mariz de Oliveira responde em los siguientes términos. 23 a 27). y que son incompatibles con la extensión de la responsabilidad penal a las personas jurídicas. desde que se compruebe su participación en los hechos. que establece sanciones administrativas de multa pecuniaria. 225: "Las conductas y actividades consideradas lesivas al medio ambiente sujetarán a los infractores. recomendación a los órganos públicos para licenciar compulsivamente la patente de titularidad del infractor. cesación parcial de la actividad y otras providencias (arts. Como se advierte. en los siguientes términos: "Se dice que la Constitución de 1988 permite que la ley ordinaria prevea que la persona jurídica sea autora de delito. 20 y 21. en la ley 8884.Poder Judicial de la Nación El § 3º del art.

si se acepta la exégesis propuesta por los prosélitos de la tesis de que la Ley nº 7347/87 (que reglamenta la acción civil pública) estableció la responsabilidad civil por daños morales causados al medio ambiente o interés colectivo. pues no están dotados de los predicados intrínsecos al ser humano. Ello significa que. con todo respeto por los ilustres doctrinarios que defienden el criterio contrario. respecto de tal tema se manifiesta José Afonso da Silva (18): "Allí (art. Parecería que la ofensa moral o daño moral debe ser identificable en relación a los sujetos activo y pasivo. esos valores humanos a la condición de derechos individuales. La ofensa moral al medio ambiente Volviendo al sendero principal. o sea. el primer reparo que se impone es en el sentido de que. según nuestro entender -que obviamente puede no ser aceptado. definió lo que reconoce que existe.no existe propiamente "daño moral al ambiente". 5º. hizo expresa referencia a la inviolabilidad de la intimidad. con el siguiente significado: "Daño moral colectivo es el resultado de toda acción u omisión lesiva significativa. mostrándose disconforme con ella. Para concluir. al asegurar el derecho de indemnización por el daño material o moral. O como enseña Sergio Cavalieri Filho (17): "Sin daño puede haber responsabilidad penal. de difícil reparación. o sea. no prevé la adopción de la responsabilidad penal de la persona jurídica (15). pero no los hizo constar en el caput del artículo". ofensa moral a los mares. la Constitución erigió. al tema central de estudio. de acuerdo con el concepto planteado por el autor citado. defensor de la tesis aquí debatida. resta observar que transcurridos tantos años desde el advenimiento de la Carta Magna. de la honra y de la imagen de la persona física o jurídica. de la vida privada. todos atributos de la persona. expresamente. o de consecuencias históricas". se dirigió a la persona como individualidad. cuando estableció los principios y garantías fundamentales en el art. siendo falsa la premisa adoptada. Y no será redundante admitir que la Constitución Federal de 1988. el daño no puede ser hipotético o futuro. la vida privada. o sea. al disponer sobre la reparación del daño moral. X) se declaran inviolables la intimidad. IV. que soportan un sentimiento de rechazo por un hecho dañoso irreversible. falso y no apodíctico será el silogismo construido. sería esta colectividad actual (presente) o la colectividad de generaciones futuras e incluso no existentes. Mucho menos. Marco Antonio Marcondes Pereira (16). no hay noticia de acciones penales propuestas contra personas jurídicas. la personalidad: En excelente trabajo de doctrina. Por lo tanto. Se resalta que el referido inciso X. Además. formulado por la Comisión Ministerial presidida por Carlo Frederico Grosso. tendremos que admitir también que violentó el inc. X del art. pero no hay responsabilidad civil. la honra y la imagen de las personas. considerando tal a las generaciones presentes y futuras. el "daño moral colectivo".Parte General". . Además. Entonces cabe indagar: ¿quién sufre una lesión moral causada por acción u omisión de una persona contra el patrimonio de la colectividad? Por lo que parece. en cuanto individualidad y titular de un vultus o personalidad. pues la indemnización sin daño importaría un enriquecimiento ilícito". a la Mata Atlántica o incluso agresión moral a una colectividad o a un grupo de personas no identificadas o no determinadas. 5º de la Magna Carta.En Italia el "Proyecto Preliminar de Reforma del Código Penal . Por lo tanto. 5º. practicada por una persona contra el patrimonio de la colectividad. a los ríos.

Ese subjetivismo es el que informa el llamado "daño moral". cuando se refiere al daño moral en el art. tristeza. de la vida privada. si el intérprete entendiera que la norma constitucional está refiriéndose a la degradación y al daño material soportado por el ambiente (ríos. apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras. bosques. . X. si estas últimas soportaran daños de orden material -como la pérdida del área de su propiedad o daño moral por sumisión al dolor. También el art. angustia y otros sentimientos internos o anímicos son propios y personales de cada uno.Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano. la tristeza. sabiendo que el dolor. y tienen el deber de preservarlo. la que determinará los requisitos y formas de su organización. el disgusto. Estados y Distrito Federal para legislar sobre: "responsabilidad por daño al medio ambiente" (19). al usuario y al consumidor. según lo establezca la ley. hace mención expresa a la inviolabilidad de la intimidad. registradas conforme a la ley. de la honra y de la imagen de las personas. el defensor del pueblo y las asociaciones que propendan a esos fines. colectivo. tendrán acción individualmente. No se olvide y se impone la reiteración de que la Constitución Federal. afirma que "en Argentina admitimos la posibilidad de la reparación del daño moral colectivo". por considerar que. a la competencia. exigiendo que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes. angustia. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer. siempre se dirige a una persona como portadora de individualidad propia. pero sin comprometer las necesidades de generaciones futuras. 24.da prioridad a la obligación de recomponer el medio ambiente. Sin embargo. aislamiento. de manera que unos sienten más que otros o hasta incluso nada sienten. mares. etc. espanto. siendo cierto que estos son atributos de la persona física o jurídica como individualidad y no colectividad. como se vio. vale admitir redarguyendo: ¿cómo será posible afirmar que un grupo social sufre o es alcanzado. De la misma forma la Constitución de la Nación Argentina del 24 de agosto de 1944 parece dirigirse en el mismo sentido al preceptuar: Artículo 41 . Esto porque el precepto de la Constitución de ese País hermano -igual que en Brasil. sentimiento de pérdida o cualquier otro sentimiento anímico o incluso envilecimiento. inc. de un vultus singular y único. a mayor abundamiento y desde otro enfoque. por derecho propio o incluso en grupos. Podrán interponer esta acción contra cualquier forma de discriminación y en lo relativo a los derechos que protegen al ambiente. La ofensa mora. por lo tanto. la existencia de un daño moral al medio ambiente? No hay cómo sostener la existencia de un daño moral ambiental y. sufrimiento. en rico trabajo doctrinario. emoción. a través de la acción en litis-consorcio activo facultativo. a efectos de la reparación del daño moral? O mejor: ¿cómo decir que una colectividad siente o revela las mismas manifestaciones anímicas ante un hecho en el mundo fenoménico? Pero incluso: ¿cómo sostener. que sea patrón para toda la colectividad. equilibrado. inc.) y no por las personas que lo habitan. 5º. la aflicción. igualmente y en la misma intensidad. el afectado. así como a los derechos de incidencia colectiva en general. a la luz de los principios y de la legislación mencionada.Poder Judicial de la Nación Entonces. VIII de la Carta Magna parece dejar claro este aspecto al establecer la competencia concurrente de la Unión. haciendo remisión a un número expresivo de autores de elite de ese País (20). el estimado jurista Ricardo Luis Lorenzetti. ofensa. frustración.

especialmente por Gareis e Köhler (30). Durante la elaboración del Código Civil alemán de 1900. la salud y la libertad.)" (21). y su campo de incidencia el mundo interior de cada uno de nosotros. incapaces. incisos V y X). Nos corresponde entonces redargüir y reiterar que los daños morales son ofensas a los derechos de la personalidad. José Rubens Morato Leite.Adopta el mismo criterio Gabriel A. 5o. como se podrá comprobar en los trabajos desarrollados por los juristas de elite como por ejemplo -y sin agotar la lista de adeptos a esta tesis: Carlos Alberto Bittar Filho (22). Rava. en tanto individualidad portadora de características y atributos propios e inviolables. el honor etc. Surge claro que el daño moral es personalísimo y solamente visualiza a la persona. cuando se hizo evidente que ese deber de reparar surge cuando no se cumple el precepto que asegura el derecho de respuesta en los casos de calumnia. Stiglitz (citado). Luiz Henrique Paccagnella (27). la vida privada. aquellos derechos de la persona sobre ella misma. Marcos Paulo de Souza Miranda (28). defendiendo la posibilidad de daño moral al medio ambiente. Rubens Limongi França (32) prefería la expresión "Derechos de la Personalidad".y persönlichkeitsrechte -"derechos sobre la propia persona"-. "derechos individuales" o "derechos de la personalidad". el daño colectivo recibe reconocimiento normativo. En Brasil la mayor parte de los doctrinarios también adopta ese criterio. 43 da la Constitución Nacional (1994). Rui Tomás en "Derechos de la Propia Persona". José Rubens Morato Leite (25). Esa categoría de derechos de la personalidad fue definida por juristas alemanes en la segunda mitad del siglo pasado. João Carlos Bemerguy Camerini (23). Gabriel A. . Wachter y Bruns de "Direitos de Estado" y Pugliatti y Rotondi de "Derechos Personalísimos" (31). Marcelo Buzaglo Dantas e Daniele Cana Verde Fernandes (26). injuria o difamación o cuando el sujeto viola la intimidad. Los daños morales hablan del fuero íntimo del dañado. Se utilizaron incluso las expresiones individualitätsrechte -"derechos de la individualidad". consagrada por casi un siglo o incluso. expresándose así : "En Argentina. la honra y la imagen de las personas (art. Modernamente. todos éstos. a través del art. medioambiente y otros intereses supra-individuales (discriminación etc. Stiglitz. no dejó margen a dudas. son objeto cuya protección constituye el problema fundamental de todo ordenamiento jurídico" (33). que los llamó individualrechte o persona-litätsrechte. de modo que desaparece con el propio individuo. De allí la lección de Andreas Von Tuhr. "Derechos Privados de la Personalidad". así como el derecho a la imagen constituye un derecho de la personalidad. Su patrimonio ideal es marcadamente individual. es decir. direito sobre a voz humana. totalizando seis derechos de la personalidad. que consagra el amparo de los afectados por lesiones (damnificados) o amenazas (prevención). Ricardo Luis Lorenzetti (citado). atributos de la personalidad. pues los bienes morales son inherentes a la persona. La Constitución Federal. direito à própria intimidade. José Augusto Delgado (24). al consagrar el derecho de reparación por daño moral.. Vinícius Marçal Vieira e Jales Guedes Coelho Mendonça (29) y otros. Marco Antônio Marcondes Pereira (citado). o sea. mostrándose correcta en el aspecto técnico-jurídico. el cuerpo. de que "el cuerpo y la vida. de subsistir solos. por ello. la libertad. los derechos de la personalidad fueron reconocidos y el § 847 protege cuatro bienes de la personalidad: la vida. A estos se suman el derecho a la honra y al nombre. Gangi y De Cupis hablan de "Derechos Esenciales o Fundamentales de la Persona". a estes se juntaram os direitos à própria imagem. cuando se trata de derechos de incidencia colectiva: consumidores y usuarios.

De modo que. caput de la Constitución Federal es el resguardo y la preservación. Son derechos considerados esenciales al desarrollo de la persona humana que la doctrina moderna preconiza la disciplina en el cuerpo del Código Civil. a las personas afectadas por la degradación o daño al medio ambiente. a la honra. del t. Como es obvio. por lo tanto. preservándola de los atentados que pode sufrir por parte de los otros individuos" (37). personas ávidas de dinero y depredadores inescrupulosos. Esta última -necesaria y fundamental. Conviene recordar nuevamente que la Magna Carta busca un objetivo superior al establecer que "todos tienen derecho al medio ambiente ecológicamente equilibrado. así como lo que de ella surge por extensión o prolongación" (35). como no están dotados de personalidad. Es lo que el Prof. solamente. Limongi França llamaba derechos a la integridad intelectual. la condena al pago de multa y de un valor que sea suficiente para tal futura . al secreto. de la facultad de disposición. literarias y científicas.es debida. pues la meta optata ("objetivo deseado". También los Códigos Civiles italiano y portugués. Concluyó Fábio Maria de Mattia que "los derechos de la personalidad integran la categoría de los derechos subjetivos" (38). No puede quedar duda. 225. Así. Afirmaba Orlando Gomes que "bajo la denominación de derechos de la personalidad se comprenden los derechos personalísimos y los derechos sobre el propio cuerpo. por eso fue que afirmamos que el daño estético. es parte de esa integridad la salud física y la apariencia estética. tenemos la dimensión moral y es ahí que se localiza el goce de los derechos sobre la integridad moral. la reparación con el retorno de la naturaleza al statu quo ante y no la indemnización con cierta cantidad en dinero o la compensación con determinado valor. de por sí. ciertamente el más autorizado estudioso de la materia. el proyecto de Código Civil de Francia y el Código Civil de Brasil (art. Esto es lo que llamaríamos derechos sobre la integridad física. desprovistos. no siendo posible la recomposición inmediata del daño causado al medio ambiente. Entre estos están el derecho a la libertad. Ese daño es único y no se confunde con sus efectos exteriores o secundarios. por ende. o sea. Complementa Teresa Ancona: "Los derechos de la personalidad son las prerrogativas del sujeto en relación a las diversas dimensiones de su propia persona. al recato. aquellos concedidos por el ordenamiento jurídico (34). Otra dimensión del hombre es la intelectual. así como el derecho a manifestar opiniones a voluntad. su propio cuerpo vivo o muerto o sobre sus partes separadamente. Finalmente. Como consecuencia de esto tiene la persona humana derecho a sus propias creaciones artísticas. bien de uso común del pueblo y esencial a una sana calidad de vida. de que la naturaleza y el medio ambiente pueden llegar a ser degradados y damnificados por vándalos. es una ofensa a un derecho de la personalidad. 11) regulan los derechos de la personalidad bajo ese prisma. Adriano de Cupis. n. al propio retrato y a la propia imagen" (36). como derechos absolutos. afirmaba que los derechos de la personalidad son.) y objetivo primario establecido en el art. no son susceptibles de ofensa moral. en su dimensión física ejerce el hombre los derechos sobre su vida.Poder Judicial de la Nación En el plano jurídico los demás bienes de la naturaleza. al nombre. imponiéndose al Poder Público y a la colectividad el deber de defenderlo y preservarlo para las presentes y futuras generaciones" (art. Están destinados a resguardar la eminente dignidad de la persona humana. Rubens Limongi França los definió del siguiente modo: "Llámase derechos de la personalidad a las facultades jurídicas cuyo objeto son los diversos aspectos de la propia persona del sujeto. 225). como daño moral.

individualmente. Incompatibilidad con la noción de trans-individualidad (indeterminabilidad del sujeto pasivo e indivisibilidad de la ofensa y de la reparación). la fauna. si el objetivo y la meta constitucionalmente establecida es la reconstitución de los bienes dañados. por lo tanto. la reparación ecológica. Superior Tribunal de Justicia. Así. lo spavento. 13 de la Ley nº 7347. Il contenudo di questi danni non é il danaro. l'onta. in generale una dolorosa sansazione provata dalla persona. siempre a salvo el criterio contrario de los autores. dejando afirmada la necesaria vinculación del daño moral a la noción de dolor. no puede olvidarse la advertencia de Minozzi: Enseñaba ese notable jurista que: "La distinzione del danno in patrimoniale ed in non patrimoniale non si riferisce al danno nella sua origine. nè una cosa comercialmente riducibile in danaro. necesariamente. El criterio actual del STJ Por esa razón el Excmo. también de naturaleza constitucional. Significa. l'emozione. Y que el daño moral . asentó la imposibilidad del llamado "daño moral colectivo". la flora. Daño ambiental. El sumario está redactado así: Procesal civil. como la protección del consumidor o cualquier otro interés difuso o colectivo que cause daño de por sí y pueda ser individualizado y cuantificado posteriormente. derecho a accionar para obtener la reparación por derecho propio. hablar de "daño moral ambiental" es desvirtuar el objetivo de la Magna Carta y evadir los principios que informan la responsabilidad civil. la biodiversidad? Ahora bien. o sea. una persona. por el hecho de haber sufrido un detrimento de orden material o moral como consecuencia del daño al medio ambiente en que viven. tendrán. Según nos parece. Recurso Especial rechazado. Necesaria vinculación del daño moral a la noción de dolor. en fin. ma al danno nei suoi effetti. de 24/07/85 .Acción civil pública). en caso de sufrir perjuicios. viene al caso de este estudio la siguiente indagación: ¿qué "bienes dañados" son estos si no el medio ambiente. "siendo sus recursos destinados a la reconstitución de los bienes dañados" (art. que estos. de sufrimiento psíquico. pero no pueden beneficiarse del resultado alcanzado por el Ministerio Público o por las entidades legitimadas a entablar acciones civiles públicas para la protección ambiental. Nótese además que. de carácter individual. intendiamo parlare di danni che non ledono il patrimonio della persona. la condena en dinero por el daño causado revertirá a un fondo."La víctima del daño moral es. no se erige como objetivo principal. en los casos de ofensa al medio ambiente. que reciben la protección. de carácter individual (40). en una memorable sentencia teniendo como relator al Ministro Teori Albino Zavascki y con honrosos votos divergentes. attribuendo alla parola dolore il più largo significato" (39). no hay cómo preconizar la compensación por daño moral si el valor fijado se desvincula de toda connotación o naturaleza (patrimonial o extra-patrimonial) y sólo apunta a permitir que se recomponga el medio ambiente. ma il dolore. Quando parleremo di danni non patrimoniali. de sufrimiento psíquico. sino sólo como el medio para alcanzar la meta establecida por la Constitución de la República. No parece compatible con el daño moral la idea de la ‘trans-individualidad" (= de la indeterminabilidad del sujeto pasivo y de la indivisibilidad de la ofensa y de la reparación) de la lesión. lo strazio fisico o morale. llamado a colación. principalmente es el medio ambiente y no el daño causado a las personas. pues lo que ese Estatuto resguarda. .restauración. pero en otro estamento. Por fin. por daños personales (físicos) o materiales (en sus bienes). V. Acción Civil Pública. Daño moral colectivo. salvo cuando la acción tenga naturaleza diversa.

afectando ‘la parte sensible del ser humano. no implica. me inclino por el criterio expresado en los votos divergentes. p. con ofensa al sentimiento colectivo. lesión psíquica. ponderó: "Pidiendo venia al eminente Ministro Relator. que expresó: La condena de los apelantes por daños morales es indebida. como la intimidad. la honra y la imagen de las personas' (Clayton Reis. También vale recordar que el propio Código Civil de 1916.. a los objetivos del remedio jurídico en discusión" (41). por cuanto para la condena por daño moral. lo cual no corresponde. en su Tratado de Responsabilidade Civil. evidentemente. São Paulo: RT. el Ministro Francisco Falcão. visto que se podría crear una cadena infinita o indeterminada de posibles pretendientes de reparación del dolor moral. dolor. una persona. Dano Ambiental: do individual ao extrapatrimonial. VI. muéstrase oportuna la advertencia de Humberto Theodoro Júnior al aclarar: "cuando. p.. necesariamente. op. afectando uti singuli a la persona. la vida privada. hiriendo gravemente los valores fundamentales inherentes a su personalidad o reconocidos por la sociedad en que está integrado' (Yussef Said Cahali. se hace necesaria la comprobación de que el estrago alcanzó la órbita subjetiva de terceros. cit. 2000. de forma de causarle malestar de carácter individual". Conclusión .Poder Judicial de la Nación implica. me inclino por el criterio expresado en los votos divergentes. o sea. necesariamente. que refuta la afirmación según la cual ‘siempre que hubiere un perjuicio ambiental objeto de conmoción popular. por cuanto para la condena por daño moral. ‘todo aquello que molesta gravemente al alma humana. Dano Moral. 1998. San Pablo: RT. en su generalidad. 300. con apoyo en la doctrina: "La víctima del daño moral es.. En esa sentencia. 236). En tal sentido. sin embargo.. de forma de causarle malestar de carácter individual". la vida privada. la honra y la imagen de las personas". como la intimidad. La decisión que sostuvo las manifestaciones que preceden. Os Novos Rumos da Indenização do Dano Moral. dolor. contenía esa restricción al disponer expresamente que "el interés moral sólo autoriza la acción cuando afecte directamente al actor. adhiriendo a la posición asumida por el Ministro Teori Albino Zavascki (relator designado). toda vez que la hipótesis de autos. en su generalidad. 6ª ed. p. Rio de Janeiro: Forense. daño ambiental. se hace necesaria la comprobación de que el estrago alcanzó la órbita subjetiva de terceros. p. la Ministra Denise Arruda sostuvo: "Pidiendo venia al eminente Ministro Relator. o a su familia" (art. 854)". apud Clayton Reis. por lo tanto de carácter individual.. por la lesión causada a otra persona (o bien). párrafo único). el reclamante no es el ofendido directo. Y agregó el ilustre Ministro en su voto vencedor. la responsabilidad por daño moral del agente causante de la ofensa al medio ambiente. 2ª ed. daño ambiental. São Paulo: RT. puesto que daño moral es todo el sufrimiento causado al individuo consecuencia de toda agresión a los atributos de la personalidad o a sus valores personales. cit. p. En apoyo de ese criterio y acompañando el voto del Ministro Teori Zavascki. sentimiento. 20. no implica. Además de cuanto fue expresado. la responsabilidad por daño moral del agente causante de la ofensa al medio ambiente. afectando la parte sensible del ser humano. 76. 237). apud Rui Stoco. ahora derogado. estará presente el daño moral ambiental' (José Rubens Morato Leite. sino terceros que se juzgan reflejamente ofendidos en su dignidad. toda vez que la hipótesis de autos. op. afectando uti singuli a la persona. la lección de Rui Stoco. sentimiento. necesariamente. lesión psíquica. No parece ser compatible con el daño moral la idea de la ‘trans-individualidad' (= de la indeterminabilidad del sujeto pasivo y de la indivisibilidad de la ofensa y de la reparación) de la lesión. 1ª ed. en sede de Recurso Especial sometido al STJ es del Tribunal de Justicia de Minas Gerais. 2002. no existiendo norma que disponga que la colectividad pueda ser sujeto pasivo de daño moral". teniendo como relator al Juez Antônio Hélio Silva. se vuelve imperioso limitar el campo de repercusión de la responsabilidad civil. Es que el daño moral implica. o sea.

Disponível em: http://www. São Paulo: Malheiros Editores. 97-98. (11) EDMAR OLIVEIRA ANDRADE FILHO. Dano Ambiental: do Individual ao Coletivo Extrapatrimonial. hablar de daño moral al ambiente. Direito Penal Tributário: Crimes Contra a Ordem Tributária. (15) Boletim do IBCCrim 98/12. cit. p. p. Responsabilidade Penal da Pessoa Jurídica. (14) ANTONIO CLÁUDIO MARIZ DE OLIVEIRA. (1) Sitio infoEscola. cit. RT. p. 1995. 171-172. publicação do Centro de Estudos Judiciários do Conselho da Justiça Federal. Comentário contextual à Constituição. sustentar la tesis de que la degradación del medio ambiente por acción del hombre conduzca. v. (10) JOSÉ RUBENS MORATO LEITE. (5) GISELE ELIAS DE LIMA PORTO. 300. 53. (6) JOSÉ RUBENS MORATO LEITE. S. (2) JOSÉ RUBENS MORATO LEITE. Responsabilidade civil pela má utilização da água. (13) MANOEL PEDRO PIMENTEL. Revista Brasileira de Ciências Criminais. (12) SÉRGIO SALOMÃO SHECAIRA. 100. p. ed. . p. 1998.mp. (16) MARCO ANTONIO MARCONDES PEREIRA. p. Dano Moral Indenizável..sp. Reflexões sobre os crimes econômicos. Brasília. 297. (3) JOSÉ RUBENS MORATO LEITE. cit. ob. tanto en el plano fáctico como bajo el aspecto lógico-jurídico. dezembro/2000. ob. Dano Moral contra a coletividade: ocorrências na ordem urbanísticas. jan. año 3. e inadmisible. 11. p. Revista de direito ambiental. Programa de Responsabilidade Civil.ed. 2010. publicação do Centro de Estudos Judiciários do Conselho da Justiça Federal. a la luz de la Carta Magna. Atlas. 114. (9) JOSÉ RUBENS MORATO LEITE. p. Revista CEJ. (7) JOSÉ RUBENS MORATO LEITE. RT. 297. 1997.. nos parece impropio. p. 1999. a la obligación de reconstituirlo e incluso. desde cualquier ángulo que se analice la cuestión. a través de la misma acción civil pública.. 4. Ministério Público de São Paulo. 2000. de componer el que se ha dado en denominar daño moral colectivo. Brasília. n. Revista CEJ. 5. 66./2001. 2008. 73. jul. presumiblemente soportado por un número determinado o indeterminado de personas. 54. Paulo. Crimes Contra o Sistema Financeiro Nacional. (4) EDUARDO LIMA DE MATOS. 9.-set. 207. São Paulo: Lejus. p. São Paulo: Ed. Ano 4. Ano IV. 84. São Paulo: Ed. p.br (17) SERGIO CAVALIERI FILHO. p./1995. cit.De lo que se concluye que.gov. 286. (18) JOSÉ AFONSO DA SILVA. ob.. São Paulo: Ed. Responsabilidade pela poluição marinha. (8) ANTONIO JEOVÁ SANTOS. São Paulo: Atlas. São Paulo. dezembro/2000. São Paulo: Ed RT. p. ob. p.

v. Configuração e indenizabilidade de danos morais coletivos decorrentes de lesões a bens integrantes do patrimônio cultural brasileiro. p. Madrid. p.responsabilidade por dano ao meio ambiente. Responsabilidade civil por dano moral ambiental. 403. p. Revista de Direito do consumidor. São Paulo. Editorial Depalma.-dez. 54.1999. p. Revista dos Tribunais. 1694. IV/84. (22) CARLOS ALBERTO BITTAR FILHO. 187. 1996. 1994. Dano ambiental: do individual ao coletivo extrapatrimonial. 1576. (28) MARCOS PAULO DE SOUZA MIRANDA. 2003. n. v. n. Ed. (34) ADRIANO DE CUPIS.Poder Judicial de la Nación (19) CONSTITUIÇÃO FEDERAL: Art. Ed. STIGLITZ. vol.-mar. 20/02/2008. II. 2006 e Informativo Jurídico da Biblioteca Ministro Oscar Saraiva. São Paulo. O dano moral ambiental difuso. II. Revista de Direito Ambiental. São Paulo. 229. ano 13. I. p. 9. p. Revista de Direito do Consumidor. v. Tributário . vol. Aires. ano 12. São Paulo. out. 1975. Manual de Direito Civil.com.br/revista/texto/10962. I diritti della personalità. (32) RUBENS LIMONGI FRANÇA. São Paulo. out. São Paulo: Editora Revista dos Tribunais. 19. vol. (30) GAREIS E KÖHLER. 1946. Objeções à interpretação civilista adotada em precedente do STJ. 28. Revista dos Tribunais. 1950./2008. Milão. 1. Dano moral ambiental. vol.RFDT. Jus Navigandi. turístico e paisagístico. 12. 8. RT. B. p.-set. Revista de Direito Ambiental. 2a ed. abr. Revista dos Tribunais. Daño moral individual y colectivo. 2007. Ed. Ano 7. 4.uol. (26) JOSÉ RUBENS MORATO LEITE. Danos morais coletivos em matéria ambiental. 49. in Dizionario Pratico del Diritto Privato. 36. consumidor y dañosidad colectiva. (27) LUIS HENRIQUE PACCAGNELLA. 146. (20) RICARDO LUIS LORENZETTI.Teoria geral do dano ambiental moral./2002. n. Compete à União. p. 19. apud Pacchioni e Stolfi. Interesse Público . O dano moral ambiental e sua reparação. vol. . Derecho Civil Español Común y Foral. estético. Revista de Direito Ambiental. 229. São Paulo. 13. Revista dos Tribunais. (33) ANDREAS VON TUHR. (21) GABRIEL A. p. 25 out. t. MARCELO BUZAGLO DANTAS E DANIELE CANA VERDE FERNANDES. Meioambiente. Revista dos Tribunais. Teresina. (29) VINÍCIUS MARÇAL VIEIRA e JALES GUEDES COELHO MENDONÇA. 24. Disponível em: http://jus. (23) JOÃO CARLOS BEMERGUY CAMERINI. (31) JOSÉ CASTÁN TOBEÑAS. p. a bens e direitos de valor artístico. 6º Congresso Internacional de Direito Ambiental 10 anos da ECO-91: O direito e o desenvolvimento sustentável . ed. jan. jan-jun. Do dano moral coletivo no atual contexto jurídico brasileiro. 3.-jun. Fórum de Dir.. histórico. Revista dos Tribunais. vol. ed. n. Ed. ao consumidor. Jus Navigandi. (24) JOSÉ AUGUSTO DELGADO. Ed./dez. 61. Nome civile e commerciale. aos Estados e ao Distrito Federal legislar concorrentemente sobre: VIII . 1. n.-dez. n. 2009. 1956. jul. out. Revista de Direito Ambiental. Teresina. São Paulo: Ed./96.Revista Bimestral de Direito Público. 76. 44. 739. Derecho civil. n. (25) JOSÉ RUBENS MORATO LEITE.

sino al daño en sus efectos. Ed. 3. p. (38) FABIO MARIA DE MATTIA. Forense. (41) HUMBERTO THEODORO JÚNIOR. vol. el susto. v. DJ 01/06/2006 e Bol. REsp. 1996. STJ 10/27. Rel. (La distinción del daño en patrimonial y no patrimonial no se refiere al daño en su origen. . RT. Studio sul danno non patrimoniale (dano morale). § 13.(35) RUBENS LIMONGI FRANÇA. (n. ni algo comercialmente reducible a dinero. 1975. 1980. p. A liquidação do dano moral. la emoción. 25.281-0. ed. Manual de Direito Civil. el tormento físico o moral. RF 262/81. SUPERIOR TRIBUNAL DE JUSTIÇA. Introdução ao Direito Civil. 1ª T. publicação do IBAJ . Direitos da personalidade: Aspectos gerais. atribuyendo a la palabra "dolor" el más amplio significado). São Paulo. RT. p. O Dano Estético. (40) .Instituto Brasileiro de Atualização Jurídica. en general una dolorosa sensación experimentada por la persona. 513. (36) TERESA ANCONA LOPEZ. p. p. Min. 2. Paulo. El contenido de estos daños no es el dinero. 1965. Ed.O Direito em revista". Ed. 131. 403. Rio. S. entendemos hablar de daños que no afecta al patrimonio de la persona. (37) ORLANDO GOMES. del t).. 598. j. 1. Rio de Janeiro.. (39) MINOZZI. Cuando hablamos de daño no patrimonial. 40-41. sino el dolor. 02/05/2006. in "Ensaios Jurídicos . la vergüenza. Teori Albino Zavascki.