Investigación

Yaifred Ron Mauricio Rodríguez
Correción

José Cuevas
Portada

Arturo Cazal
Diagramación

Ingrid Rodríguez

Abril, 2009

La invención del Golfo

Cómo Falsimedia construye una noticia

L

os innumerables casos de deformación, desinformación e intoxicación informativa que diariamente pueden verse, escucharse y leerse en el sistema mediático han dado origen al concepto de “Falsimedia”. De acuerdo con el analista político Antonio Maira, Falsimedia se refiere a la unidad orgánica y funcional de los más influyentes medios de comunicación. Este sistema falsea, oculta e inventa noticias, actuando de manera coordinada. En ocasiones, se trata de aportar informaciones sesgadas; en otras, se fabrica de la nada una “noticia” a través de un medio y luego comienza a transmitirse en el resto de los engranajes de Falsimedia. Es aquella vieja máxima de una mentira que repetida cien veces se transforma en verdad. Una muestra muy clara la encontramos recientemente, a propósito de la reunión de los presidentes de Venezuela y Colombia: Hugo Chávez y Álvaro Uribe, realizada el 14 de abril en Caracas. Luego de varias turbulencias, ambos mandatarios se habían encontrado en enero de 2009 en Cartagena, Colombia, retomando una agenda constructiva para las relaciones bilaterales. Salvando las diferencias ideológicas, Chávez y Uribe se propusieron desarrollar un esfuerzo común para enfrentar la crisis capitalista mundial y reunirse nuevamente en abril. El anuncio de este nuevo encuentro activó a los operadores de Falsimedia. El régimen mediático, al servicio de intereses no precisamente nacionales, decidió “hacer sombra” a los avances entre los dos países. Así, el 2 de abril hicieron el primer disparo: un conocido operador del régimen mediático desempolvó un viejo y espinoso tema, el diferendo

limítrofe del Golfo de Venezuela. Luego, esa misma información con los mismos elementos comenzó a reproducirse en la prensa escrita, radio, televisión y medios digitales. La intención era llevar a la discusión pública un debate ficticio, basado en especulaciones repetidas una y otra vez en consultas con “expertos” y en supuestos “informes” o editoriales. Veamos paso a paso cómo se fabricó la “noticia”.

DE RUNRUN A “NOTICIA”

P

ASO 1: En su columna “Runrunes”, publicada los jueves en el diario El Universal, el periodista Nelson Bocaranda -a quien le gusta autodenominarse “El Chacal de la información”1- escribe: “Me llegó suficiente información en torno a un inminente acuerdo limítrofe con Colombia que habría sido negociado en total secreto sin que el país lo conozca ni lo discuta.”2

A partir de esa presentación, comienza a aportar datos sobre presuntas discrepancias entre los negociadores oficiales venezolanos (Pavel Rondón, Giovanna de Michele y Francisco Nieves-Croes) y la existencia de una “propuesta” para la superación del diferendo, que significa “una burla a la inteligencia de los
1. Un caso similar de construcción mediática se registró en junio pasado y arrancó precisamente con Bocaranda, “El Chacal de la información”. A partir de un hecho cierto, la reunión entre el presidente Hugo Chávez y el líder cubano Fidel Castro, se tejió una trenza de cuentos, que aunque fueron vendidos como “información”, no eran demostrables. Es decir, las pruebas simplemente no existían. Bocaranda escribió una columna en la cual reelaboró la reunión entre Chávez y Fidel. Sin recurrir siquiera a las gastadas fórmulas que ocultan una fuente informativa (algo como “fuentes dignas de toda confianza” o “fuentes de inteligencia”), el columnista ofrece una narración como si hubiese sido testigo presencial de la reunión. “Informa” que Fidel le dijo a Chávez que el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, andaba dando vueltas para acercarse a los Estados Unidos, que la base militar de Manta sería trasladada a Colombia y que el entorno del Presidente venezolano estaba lleno de enemigos. En esa ocasión, Falsimedia funcionó más o menos así: un señor “A” (Bocaranda) escribió una versión novelada sobre un hecho (la reunión Chávez-Fidel). Luego, un sujeto “B” (en este caso la cadena colombiana RCN) repetía lo dicho por un “comunicado” -y no una columna de chismes- sobre la “severa advertencia de Fidel a Chávez”. Posteriormente, lo dicho por el sujeto “B” era retransmitido por un tercer sujeto: Globovisión. La información no venía ya de un runrun, sino del “trabajo periodístico” de un medio extranjero. Se tapaba el origen dudoso de la “información” y se ofrecían “elementos de análisis” a comentaristas de exacerbado antichavismo. 2. Nelson Bocaranda. “Runrunes”. El universal. 02/04/2009.

4

venezolanos”. Coloca al Presidente Hugo Chávez como dispuesto a “entregar” territorio venezolano y señala que nunca antes Venezuela había estado dispuesta a ceder tanto como ahora. Bocaranda asegura que “temiendo que el sector militar repita el rechazo que la famosa Hipótesis de Caraballeda provocó -cuando en 1979 el gobierno del presidente Luis Herrera Campíns se atrevió a plantearlo como un referendo entre los hombres de uniforme- el sigilo ha sido sistemático en las ¿discusiones?”3 De inmediato se refiere a una supuesta misiva de uno de los negociadores al canciller Nicolás Maduro “oponiéndose al acuerdo y alertándolo del daño al país”. El “acuerdo” en cuestión es bautizado por Bocaranda como la “propuesta Gómez-Rondón”, utilizando el nombre de los jefes negociadores de los dos países, siendo el colombiano el embajador Pedro Gómez Barrero. Casi al final de la columna cita a un personaje que luego servirá para alimentar el tema con entrevistas en radio, periódicos y televisión: Pompeyo Márquez, a quien presenta como “respetado hombre del socialismo democrático y quien fue comisionado en la zona fronteriza”. Márquez “recuerda que el levantamiento militar del 4F/1992 fue justificado por los militares golpistas para impedir la supuesta entrega del territorio a Colombia”. La columna cierra con “preguntas que salen solas”: “¿Entonces tuvo más temple el presidente Jaime Lusinchi el día 9/6/1987, al repeler el ingreso de la fragata Caldas al mar territorial venezolano? ¿Qué será lo que sabe Colombia? ¿Estará prendida la computadora de Raúl Reyes? ¿Sacrificará Chávez el territorio venezolano con el solo afán de perpetuarse en el poder?”. Bocaranda ha hecho su trabajo. Coloca todos los elementos que serán repetidos en otros medios a través de entrevistas, análisis y consultas periodísticas: la supuesta entrega del territorio, que lesiona la soberanía y que obedece a intereses individuales del presidente Chávez. Ha comenzado la invención del Golfo.

3. Ibídem.

5

6

PASO 2: El 5 de abril, el tema es recogido por otro operador que el sistema mediático utiliza para “crear opinion”. Edgar C. Otálvora, en su informe publicado en El Nuevo País, un órgano de propaganda furiosamente antichavista, comenta que las negociaciones del Golfo de Venezuela parecen ser la “punta del iceberg” de un serio conflicto interno del estamento militar venezolano. “La difusión esta semana de informes sobre un inminente acuerdo sobre la delimitación del Golfo parecieran, visto el hecho desde Bogotá, como un caso de política interna venezolana, probablemente como el reflejo del quiebre entre la Comisión Negociadora venezolana y un sector de las Fuerzas Armadas, especialmente de la Armada, que siguen de cerca las negociaciones.”4 Luego de la introducción de este elemento militar, Otálvora se refiere a agosto de 2007, cuando “Chávez sorprendió al gobierno de Uribe al afirmar que el tema del Golfo estaba en camino de superarse (...). El 31 de agosto, en la hacienda Hato Grande, en las afueras de Bogotá, Uribe pidió a Chávez que intercediera ante las Farc para lograr la liberación de secuestrados. Esa noche Chávez apareció ante las cámaras como el inminente pacificador de Colombia al asumir su rol de interlocutor con las Farc. Simultáneamente, Chávez se mostró como el mandatario que lograría finalmente resolver el espinoso asunto de la soberanía sobre el Golfo de Venezuela. Chávez y Uribe habían recibido ese día un informe de los miembros de las Comisiones Negociadoras, encabezadas por el empresario colombiano Pedro Gómez Barrero y el profesor Pavel Rondón, quien para la época era el embajador venezolano en Bogotá.”5 Otálvora se refiere a la “fuente primaria”, los “Runrunes” de Bocaranda, pero en lugar de señalar que se trata de una columna de chismes políticos, asegura que se trata de un “reportaje”: “El periodista Nelson Bocaranda publicó esta semana un reportaje reflejando conflictos en la Comisión Negociadora venezolana. Bocaranda menciona un acuerdo delimitador entre Rondón y Gómez Barrero, el cual sería objetado por parte de La Comisión Negociadora y que estaría a punto de ser suscrito”.

4. Cfr.: http://www.noticias24.com/actualidad/noticia/33621/las-confidencias-sobre-la-negociaciondel-golfo-de-venezuela/ 5. Ibídem.

7

8

9

11

PASO 3: El 12 de abril, una fecha más cercana a la reunión ChávezUribe, El Nacional publica afirmaciones del ex embajador y ex viceministro de Relaciones Exteriores, Fernando Gerbasi,6 quien repite todas las líneas anteriores. Las “versiones periodísticas” son soportadas entonces por un “catedrático”, con la intención de darle un barniz de credibilidad a la denuncia fabricada. Sin embargo, Gerbasi continúa moviéndose sobre especulaciones. Habla del “posible acuerdo Rondón-Gómez Barrero” y de un rumor “muy bien fundado” sobre la carta que habrían enviado al canciller Maduro. Finalmente, fortalece dos supuestos: primero, el gobierno estaría incurriendo en “crimen de lesa patria” por llegar a un acuerdo contrario a los intereses de la República; segundo, asegura que Chávez ordenó a Rondón alcanzar un entendimiento sobre el Golfo para poder lograr la mediación con las FARC, grupo con el cual tenía una “alianza estratégica” demostrada por “los documentos de la computadora de Raúl Reyes”. El tema de la “entrega del Golfo” empalma aquí con otra gran construcción mediática: la sobreviviente laptop de Reyes.

6. El nombre de Gerbasi está incluido en una lista de políticos, opinadores y periodistas que integrarían una “nómina fantasma” de la opositora gobernación del Zulia, de acuerdo con denuncias publicadas recientemente, vinculadas a actos de corrupción del anterior gobernador y ahora alcalde de Maracaibo, Manuel Rosales. Otro que estaría en la nómina, según los denunciantes, es Fernando Ochoa Antich, a quien nos referiremos más adelante.

12

13

PASO 4: El lunes 13 de abril, El Nacional insiste con el tema y publica las opiniones de otro “experto”. “El silencio que se mantiene sobre la labor de la Comisión Presidencial Negociadora para la Delimitación de las Áreas Marinas y Submarinas del Golfo de Venezuela genera, a juicio del analista Emilio Figueredo, informaciones que dejan inferir que la entidad trabaja en un entendimiento que coloca la posición de Venezuela en desventaja frente a la llamada Hipótesis de Caraballeda.” Luego de la inferencia, “Figueredo se interroga por qué no se sabe con certeza la postura de Venezuela hoy en día frente al tema. “¿A cambio de qué se hacen supuestas negociaciones en silencio? ¿A cambio de qué se estaría entregando nuestra frontera?”. Ese mismo día, el tema del Golfo alcanza definitivamente el estatus de noticia. La agencia de noticias AFP reseña la respuesta del gobierno colombiano a este entramado de Falsimedia. A la agencia no le queda otro remedio que utilizar como fuente las “versiones de un sector de la prensa caraqueña”, ya que no existe ningún vocero que se responsabilice por la seudoinformación. “Todas esas son especulaciones”, dijo el canciller colombiano Jaime Bermúdez, en declaraciones a periodistas que le consultaron sobre el tema.

14

15

LA AGENDA DEL GOLFO

E

l mismo lunes 13, un político entregado a la tarea de “crear opinión”, abandera el tema del Golfo. A partir de esa fecha, el antiguo izquierdista y luego ministro neoliberal, Teodoro Petkoff, dedica durante cuatro días seguidos su editorial, publicado en la primera página del diario TalCual, a la invención del Golfo. En el primer editorial “Mar de fondo en el Golfo”, comenta que en un memorándum dirigido a Rondón (ya no al canciller), el negociador NievesCroes (ya aquí se revela quién es el remitente) se opone a la “propuesta de delimitación” por considerar que “se han asignado al vecino país áreas para las cuales carece de título jurídico, mientras que Venezuela sí los posee en cantidad y calidad suficientes”.7

Petkoff acota que no deja de ser curioso “el detalle” de que NievesCroes apunta que “tan negativa es la línea (expuesta en la propuesta), que los mismos negociadores, en una actitud insólita, le solicitan al ciudadano Comandante Presidente de la República que negocie un arreglo mejor con el Presidente de la nación vecina, (…). Es inaudito que unos negociadores se dirijan a su mandante para solicitarle lo que ellos no lograron…”. Estas líneas se repiten en los mismos términos que ya habían sido expuestos por Bocaranda. “Peor aún es que, tras ver tan negativa línea, los negociadores Rondón y De Michele le ruegan a Chávez que negocie un mejor arreglo con Uribe. Es decir, no pudieron hacer su trabajo, como fue pedir al caudillo renegociar la línea Castilletes-Punta Cocuy. Absurdo, por decir lo menos”, escribe Bocaranda en un párrafo bastante oscuro.8 Es decir, lo que antes era presentado como escrito por Bocaranda, ahora es tomado como cita textual de la carta de Nieves-Croes. El 14 de abril, día del encuentro Chávez-Uribe, Falsimedia alcanza el punto máximo de la fabricación especulativa. Tres diarios venezolanos de circulación nacional dedican sus titulares principales al tema del Golfo. También se hacía eco de la “noticia” el diario El Tiempo de Bogotá.9
7. Teodoro Petkoff. “Mar de fondo en el Golfo”. TalCual. 13/04/2009. 8. Cfr.: http://www.eluniversal.com/2009/04/02/opi_art_runrunes_1332100.shtml 9. Curiosamente, la nota de El Tiempo, firmada por su corresponsal en Venezuela, publica un dato

16

“Cita Uribe-Chávez coincide con polémica sobre el Golfo”,10 titula El Nacional, sin decir que ellos lo hicieron coincidir. “Negociador venezolano rechaza ‘repartición’ del Golfo”,11 afirma El Universal. “Amaneció de golfo”,12 titula TalCual. Lo más curioso es que El Universal decide utilizar como su titular de primera página un tema que fue publicado en sus páginas once días antes y al cual no le había dedicado espacio en ediciones posteriores al 2 de abril. Para colmo, la nota periodística que justifica el titular no aporta un solo elemento nuevo, sino que se dedica a repetir todas las líneas ya trazadas en otros medios y en los “Runrunes”. Se basa en el supuesto memorando de Nieves-Croes, que señala que el trazado propuesto “pareciera más bien una burla a la inteligencia de los venezolanos”. En esa misma edición, El Universal publica una entrevista a Pompeyo Márquez, para quien las informaciones de un eventual acuerdo binacional sobre la delimitación de aguas marinas y submarinas en el Golfo de Venezuela, “que tratarían hoy en su encuentro los presidentes Uribe y Chávez”,13 demuestra cómo el gobierno está entregando nuestra soberanía a países extranjeros. En esta nota se hace ver, casi con descuido, que el tema del Golfo estaría en la agenda del encuentro presidencial, aun cuando ningún vocero hubiese dicho, ni oficial ni extraoficialmente, que ese sería tema de discusión entre ambos presidentes. Finalmente, en la rueda de prensa ofrecida por Chávez y Uribe ese día, una periodista venezolana preguntó si habían conversado sobre el Golfo. Con ello se logró uno de los objetivos finales: colocar a ambos presidentes a hablar sobre lo que no hablaron: hacer noticia de lo que no se dijo y silenciar o minimizar lo que verdaderamente se dijo.
que no se registra en los medios venezolanos: “La carta del comisionado Nieves puso nombre y sustento a las denuncias que adelantó la semana pasada la ONG Control Ciudadano. Este grupo solicitó información al presidente venezolano y al canciller Nicolás Maduro asegurando que tenían conocimiento de una propuesta de delimitación que atentaría contra los intereses venezolanos”. 10. El Nacional. 14/04/2009. 11. “Venezuela abandona posición histórica frente al Golfo”. El Universal. 14/04/2009. 12. TalCual. 14/04/2009. 13. Entrevista a Pompeyo Márquez. “Este gobierno está entregando literalmente el país”. El Universal. 14/04/2009.

17

El Presidente Chávez respondió que el tema no había sido tratado en la cita, “pero en varias ocasiones lo hemos conversado. Para nadie es un secreto que está pendiente un tema de la delimitación de las aguas marinas y submarinas del Golfo de Venezuela: un tema viejo, como sabemos todos. Todo venezolano, todo colombiano debe estar enterado de esto. En otras ocasiones hemos hablado del tema, pero han estado tratando algunos medios de comunicación venezolanos de generar una perturbación, tratando de echarle basura a la visita. No lo van a lograr, van a perder su tiempo”.14 Por su parte, el mandatario colombiano agregó que “las nuevas generaciones no van a entender porqué nos demoramos tanto para superar ese diferendo, no deberían ser problemas de nuestra época ni de nuestros países, debería estar superado hace rato”.15

14. Cfr.: http://www.vtv.gob.ve/noticias-nacionales/16899 15. Cfr.: http://web.presidencia.gov.co/sp/2009/abril/14/26142009.html

18

19

20

21

22

23

24

25

27

28

FALSIMEDIA HACE FIESTA
l recorrido hecho hasta ahora muestra la construcción temática en los medios impresos, pero no incluye a los audiovisuales por la dificultad de monitorear los cientos de emisoras radiales y decenas de estaciones televisivas que existen en Venezuela, el 80% de las cuales se encuentran en manos privadas, la mayoría opositoras al gobierno de Chávez. Sin embargo, una mirada ligera da cuenta de que la fiesta está montada. Berenice Gómez, “La Bicha”, entrevista en RCTV a Bocaranda sobre sus “Runrunes”. Fernando Gerbasi y Pompeyo Márquez se hacen asiduos a las pantallas, sobre todo en Globovisión. Se recurre también a viejos militares antichavistas, ex ministros de la Defensa como Raúl Salazar y Fernando Ochoa Antich. El 14 de abril, en el circuito Unión Radio, Salazar dijo que “las discusiones de territorio pueden ser discretas, pero jamás secretas”. Ochoa Antich, ex ministro de Defensa en el gobierno de Carlos Andrés Pérez, señaló que “no se puede negociar a espaldas del país un punto tan delicado”. La directora del grupo antichavista Control Ciudadano, Rocío San Miguel, declaró en la red radial CNB que, de verificarse la hipótesis, “claramente se entrega parte del Golfo de Venezuela a Colombia”. Ese día, quien comenta en Globovisión la reunión entre Chávez y Uribe es precisamente Gerbasi. Al final de la tarde, la página digital de TalCual publica “Acuerdo sin Golfo”: “Pese a que la reunión Chávez-Uribe trató temas económicos, el encuentro fue precedido por las presuntas negociaciones de ambos gobiernos sobre la reclamación del Golfo de Venezuela”. Al día siguiente, 15 de abril, las televisoras son tomadas por analistas o antiguos miembros del servicio exterior venezolano en los gobiernos de la IV República: María Teresa Belandria, especialista en Derecho Internacional; Leandro Área, ex director de la Escuela Diplomática Pedro Gual; Fernando Gerbasi, ex embajador de Venezuela en Colombia y Pompeyo Márquez, ex ministro de Fronteras y otrora miembro de la Comisión Presidencial para la Delimitación de Áreas Marinas y Submarinas.

E

29

En el canal Televen la mañana se inicia con una entrevista a Leandro Area, quien sostuvo en el programa Entre Periodistas que “el presidente Chávez es capaz de regalar el Golfo”. En el mismo programa, Pompeyo Márquez dice que “Chávez tiene una lógica diabólica” y que en el seno de la Fuerza Armada habría “preocupación” ante el “desconocimiento” de los términos de la eventual negociación bilateral. Al mismo tiempo, en Globovisión, Belandria señala que la propuesta denominada “Gómez-Rondón” “echa por tierra 40 años de posiciones oficiales”. En RCTV, Gerbasi arguye que en el espacio que se “está dando” a Colombia “hay gas”. Y hace un llamado a los militares: “Si la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no defiende la soberanía, ¿quién lo hará entonces?”... Y así siguen, encadenados los mismos personajes en la misma versión. El 16 de abril se cierra el círculo. Bocaranda vuelve a escribir sobre el Golfo en sus “Runrunes”, satisfecho de que su “primicia”, basada en “documentación irrefutable” (!!) haya despertado la discusión. Más aún, ahora se muestra seguro de que no se perderá un metro del territorio nacional, “porque se hizo público el criminal desaguisado que pretendían en contra de la patria”. Es decir, ciertamente la entrega del territorio no ocurrirá, porque sólo es un entramado mediático. Pero ahora los responsables del invento escriben que no ocurrirá porque ellos lo han impedido. Así, de fabuladores se convierten, nada menos que en salvadores de la patria.

FALSIMEDIA Y LOS PRINCIPIOS GOEBBELIANOS
uchos de los principios de la propaganda que se atribuyen a Paul Joseph Goebbels -encargado de la propaganda en la Alemania nazi-, son fácilmente reconocibles en esta forma de actuar demostrada por Falsimedia. Veamos: • Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo; en este caso, Hugo Chávez.

M

30

• Principio de la transposición. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”. Es así como la agenda positiva entre Venezuela y Colombia queda sepultada informativamente por otras “noticias” destinadas a distraer. • Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave. • Principio de orquestación. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”. • Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados “globos de ensayo”. • Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen al adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines. • Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales. Es lo que se intenta hacer al escoger un tema como el viejo diferendo del Golfo, que tan traumático ha sido para ambas naciones.

Y es que, como dicen algunos teóricos, desinformar no es sólo mentir, sino que implica algo más que una simple mentira. Por lo general, la mentira que se transmite de persona a persona tiene cierto carácter de improvisación, mientras que la desinformación, aunque tiene siempre la intención de engañar, posee un carácter organizado. Requiere entonces de “servicios especializados”. Servicios que, en este caso, han quedado claramente retratados y que serían la envidia del mismísimo Goebbels.

31

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful