You are on page 1of 7

1

25-06-09

PALABRAS DEL PRESIDENTE DEL PARTIDO JUSTICIALISTA, DR.


NÉSTOR KIRCHNER EN EL ACTO DE PRESENTACIÒN DE CANDIDATOS
A DIPUTADOS DEL FRENTE JUSTICIALISTA PARA LA VICTORIA, EN LA
PROVINCIA DE BUENOS AIRES, DESDE EL MERCADO CENTRAL.

Queridos compañeros y compañeras; hermanas y hermanos; Daniel; Hugo;


todos nuestros candidatos, nuestros intendentes, nuestros militantes: yo, si me
lo permiten, les quiero decir, con nuestra Presidenta coraje que nosotros
sabemos que pocas veces en la historia y en la vida de los argentinos una
presidenta, votada masivamente por nuestro pueblo, fue atacada desde el
primer minuto que le tocó gobernar la Patria por el sólo hecho de aspirar a
construir más justicia, más inclusión, más equidad, más Patria para todos los
argentinos (APLAUSOS).

Nuestra compañera desde el primer día tuvo que sufrir los ataques
permanentes para tratar de desestabilizar, después vinieron intentos
destituyentes de todo tipo. Y yo lo puedo decir, que tuve la suerte de tener un
vicepresidente que me acompañó desde el primer día de mandato hasta el
último, con la lealtad de un amigo y de un compañero, gracias Daniel. Pero ella
lamentablemente, quien tendría que acompañarla, ayudar a velar por una
profundización de la gobernabilidad en la Argentina, se dedica a armar listas
opositoras y a perjudicar la gobernabilidad en todo momento. (APLAUSOS).

No importa Cristina, no importa Presidenta, acá estamos los que creemos que
en la vida no vale la pena llegar a algún lugar o ganar una elección o tratar de ir
acomodándose el cuerpo de acuerdo con los intereses. Los que estamos acá
venimos a dar testimonio de una absoluta convencimiento con los principios,
con la filosofía que nos inspira y a dar claro testimonio con la gobernabilidad en
la Argentina, con nuestros trabajadores, con nuestros empresarios nacionales,
con nuestras clases medias, es decir nuestros intelectuales, nuestros docentes,
todos aquellos…nuestros artistas venimos a consolidar un proyecto nacional y
popular, que hoy usted conduce y que nosotros apoyamos con todas nuestras
fuerzas en su profundización, compañera Presidenta coraje, que no le aflojó en
un minuto, y yo que la conozco de tanto tiempo y la amo tanto, se que va estar
con la bandera, adelante conduciéndonos a los argentinos hacia mejores
tiempos.

No tengo ninguna duda que el gobierno de nuestra Presidenta va a ser el mejor


gobierno de la democracia y de todos los tiempos porque tiene convicciones
firmes y está absolutamente decidida y fortalecida espiritualmente para cumplir
con la voluntad y el mandato popular. (APLAUSOS)

Por eso yo les quería comentar a ustedes, que sabemos lo que es la


descalificación, el agravio, el insulto, sabemos que aquellos que no tienen
ideas es el único camino que les queda, pero también en esta asamblea de
hoy, también aprendimos algo más, durante todo este tiempo, que para que
haya una democracia plena es fundamental que el país, sus instituciones estén
2

democratizadas y que definitivamente los monopolios y las corporaciones se


tengan que ubicar a servir desde la pluralidad y la democracia y no a tratar de
hablar de la libertad de prensa y actuar como un partido político. Porque
nosotros lo sufrimos, durante toda esta campaña, el agravio, la descalificación
permanente, el tratar de escribir una realidad totalmente distinta a la que
realmente es la realidad argentina.

¿Y todos saben porqué? Porque un día nuestra Presidenta dijo que es


fundamental que haya una nueva Ley de Radiodifusión en la Argentina, bastó
que nuestra Presidenta diga que era necesario que haya una ley que no sea de
un partido, que no sea de un sector, sino que represente una política de
Estado, y que se debata desde el último barrio de la Patria hasta el centro más
importante de poder para poder llevar adelante una ley democrática que
profundice y garantice la democracia en la Argentina, para que hayamos
recibido todos, el pueblo en general y todos nosotros, los ataques más duros,
los agravios impensados, acostumbrados a que durante mucho tiempo se
acostumbraron a tener una dirigencia que más que defender, muchas veces,
los intereses de la democracia y la profundización de la democratización se
transformaban en los alcahuetes de los medios de prensa de turno, en vez de
defender los principios y los intereses que deben tener solamente para que los
traten un poquito mejor.

Por eso les digo a la dirigencia argentina que no tengan miedo, que tengan
coraje, preferible que nos digna de todo, pero que construyamos una
profundización de la democratización en la Argentina en todos sus ámbitos
porque acá no es tratar de ver si me trata bien o si me trata mal, nosotros
tenemos un proyecto político, tenemos convicciones y queremos construir un
modelo nacional, que es para todos los argentinos, pero en ese modelo
nacional tiene que haber un equilibrio de poder y de intereses que pueda
sintetizar el crecimiento de la argentina y no que haya grupos concentrados,
sean del tipo que sean que traten de favorecerse utilizando los instrumentos
que deben ser tenidos en cuenta para informar con claridad, con amplitud, con
libertad, con pluralidad al conjunto del pueblo argentino.

Nosotros queremos que hayan miles y miles de medios, queremos que hablen
todos los argentinos, al que le gusta el gobierno y al que no le gusta, desde la
visión que tenga, pero que no sean utilizados esos medios para tratar de
obtener otras cosas que no tienen nada que ver con la construcción de una
sana libertad de prensa, que nos garantice constitucionalmente a todos la
oportunidad de vivir en una democracia plena. No tengan miedo, esa Ley de
Radiodifusión no se hace contra nadie, ni se hace a favor de nadie, la
Presidenta lo ha dicho con toda claridad: queremos una ley de medios
audiovisuales que sea para todos los argentinos, sin distinción de partidos,
banderas, o colores para que todos los argentinos tengan las mismas
posibilidades, las mismas igualdades de informarse y de ser informados.

Pero bastó para que se desate desde allí – como relataba Daniel – una guerra
sin fin, pero nosotros seguimos poniendo la otra mejilla y le tendemos las dos
manos y el corazón al agravio, el odio, la bronca que sale de ellos y solamente
encontrarán nuestros brazos abiertos para decirle que vengan a colaborar en
3

esta nueva ley audiovisual para que ellos también puedan participar, puedan
expresar sus ideas, porque nosotros nos acostumbramos a escuchar a todos
los argentinos: a los que piensan como nosotros y a los que no piensan como
nosotros.

También hemos aprendido que con el odio, con la descalificación - tengan


cuidado- no se construye nada. Y hay otras cosas que tenemos que tener en
cuenta, puntos concreto, que yo les digo a los argentinos desde aquí saludando
a todos los gobernadores nuestros de la Patria, a todos nuestros intendentes
de la provincia y de la Patria, desde Tierra del Fuego a Jujuy, les digo que cada
argentino cuando esté en la cola, el día domingo, vaya con la orejita en la mano
y vaya pensando con claridad que hay que votar pensando que nunca los
fondos de nuestros jubilados pueden volver a manos de las AFJP o privatizarse
como quiere este señor o algunos señores que viven en la Capital y en la
Provincia. Por favor recordemos que lo primero que hicieron fue descontarle el
sueldo a los jubilados, congelar los sueldo de los mismos y prestarle la platita
de los jubilados a pequeños grupos concentrados de la economía, en vez de
hacer como quiere nuestra Presidenta con los fondos de los jubilados, de los
argentinos, porque son de todos, un instrumento que permita seguir llevando
adelante la movilidad jubilatoria, por supuesto seguir aumentando y
recuperando el poder adquisitivo para ir logrando otros sueños y otras metas
en el campo de la jubilación, pero repetir un mecanismo parecido al de Brasil,
el círculo virtuoso, donde la platita de los argentinos es enviada para hacer
empresas e industrias argentinas, que generan a su vez con esa misma plata
que viene del trabajo nuevo trabajo y generan el círculo virtuoso. Por Dios les
pido, vayan con la orejita bien agarrada y cuidemos estos fondos que son
fundamentales.

También quieren volver a privatizar Aerolíneas Argentinas. Nuestro Gobierno


no estatizó Aerolíneas Argentinas, la Presidenta junto con los trabajadores de
Aerolíneas Argentinas tuvieron que ir a recogerla de las ruinas que dejaron los
que se hicieron cargo de la privatización; tuvieron que hacerse cargo de la
empresa para que los argentinos no nos quedemos sin vuelos, para que los
argentinos tengamos la conectividad, para que podamos unirnos institucional,
social y económicamente desde Jujuy a Tierra del Fuego. Aerolíneas
Argentinas es de todos los argentinos, su mayor rentabilidad es la integracional
que tiene en el país. Va la Presidenta dentro de un rato a mostrarle y a
presentarle al pueblo argentino la compra de otro nuevo avión, como hizo con
otros dos aviones el otro día en un hecho claro y concreto.

Decía Alberto Balestrini…, Alberto, que me acompañó tanto, que tanta fuerza
me dio, que tanto coraje en tanto tiempo y desde el día que empezamos a
visualizar que podíamos s cambiar la Patria; pero día él lo que pasó con Aguas
Argentinas hoy en manos de los trabajadores y el Estado argentino, la tuvieron
que ir a recoger los trabajadores y el Estado argentino porque también la
abandonaron; las cloacas y el agua que se está haciendo en todo el conurbano
y en todos los alrededores de esta zona donde tiene influencia AySA, todas
esas cloacas y esa agua que se preveían hacer para el 2020, es decir nunca.
Hoy se están haciendo en todos lados con cooperativas de trabajadores, con
licitación de empresas, con un brillante trabajo de los intendentes, de los
4

gobernadores llevando adelante una respuesta espectacular. Claro, el que vive


en las cuatro manzanas de la Capital Federal cree que todos tienen cloacas y
todos tienen agua, no lo hacen de malos, pero no conocen la Patria y que a 20
kilómetros del Obelisco hay miles de argentinos que cuando ven que llega el
agua y las cloacas entran a llorar de alegría por que Dios se acordó de ellos y
el cielo también, de tener elementos fundamentales para la calidad de vida. Es
central y fundamental hermano, vecino de la Argentina, bonaerense,
matancero, de la Patria, de las distintas intendencias, que vayan pensando lo
importante que es Aguas Argentinas.

También que vayan pensando los matanceros y en la provincia de Bueno Aires


un gran plan de inversión de infraestructura sanitaria con 5 hospitales en La
Matanza, que la Presidenta junto al Gobernador y a su Intendente han puesto
en marcha; que vayan pensando en las miles de viviendas que se están
construyendo con cooperativas y licitaciones. Y otro hecho fundamental, en
conjunción con el capital privado la Presidenta puso en marcha el Banco
Hipotecario y la línea de créditos hipotecarios para que los pibes y las pibas
puedan acceder al crédito para tener el hogar propio que albergue el amor que
los junta para construir una familia, para construir los sueños, sabiendo que los
pibes que vienen ya tienen la casa y el crédito, y que el Estado vuelve a tener
ese rol de articulador entre lo público y lo privado.

Ustedes recuerdan la desocupación, la indigencia y la pobreza que teníamos;


ustedes recuerdan que casi no teníamos reservas y hoy tenemos casi 47 mil
millones en reservas. Ustedes recuerdan que teníamos déficit y lo primero que
descontaban eran los sueldos a los trabajadores, a los jubilados, o el ingreso a
las provincias como una forma de ajustar los números. Ustedes recuerden
todas las cosas que fueron sucediendo durante aquella década tristísima del
neoliberalismo en los ´90, que utilizaron el noble e histórico sello revolucionario,
nacional y popular del Justicialismo para los peores pecados que los argentinos
hayamos podido sufrir. Ustedes también recuerdan cómo con cada retiro
voluntario que se perdía un trabajo, cómo llegaba su marido, su abuelo, su
padre o su hermana, o su mujer con los brazos caídos a la casa, “perdí el
trabajo viejo”; nosotros hemos recuperado más de 4.5 millones de puestos de
trabajo entre todos los argentinos. Ustedes y nosotros más de 2 millones de
jubilaciones a lo largo y a lo ancho de la provincia de Buenos Aires y también
de la patria, esas empresas que habían sido privatizadas, rematadas, que
dejaban a gente que les faltaba 3 o 4 años para jubilarse y no se podía jubilar o
los patrones inescrupulosos que nunca hicieron aportes y cuando se hace
grande el hermano lo dejan tirado en la calle y no se podía jubilar porque sus
aportes no estaban en ningún lado.

Pero apareció el Estado de este proceso transformador, ese Estado presencial


y generamos 2 millones aproximadamente de nuevas jubilaciones para darle la
mano redentora del Estado dándole la cobertura a aquellos hermanos que
habían quedado sin nada.

Vayan con la orejita así, las 300 mil becas que nuestra Presidenta puso en
marcha hace muy pocos días más todas las becas secundarias que están
5

puestas en marcha. La nueva ley de educación con el 6 por ciento del Producto
Bruto Interno del presupuesto destinado a educación.

Y también las cosas que van, que vienen como una nueva ley universitaria,
como quiere nuestra Presidenta que definitivamente tengamos el auto
argentino, construido con conocimiento argentino, con autopartismo argentino
para cumplir el sueño de los gladiadores del ’50 como Eva y Juan Perón que lo
empezaron allí y, por supuesto, después remataron los sueños de los
argentinos de querer esa industria nacional, esa industria que necesita la
patria.

También la recuperación que hizo la Presidenta de la fábrica, la Lockheed en


Córdoba para empezar a construir los aviones aquí en la Argentina
paulatinamente pudiendo hacer intercambios y firmar convenios con Embraer
de Brasil para empezar a intercambiar tecnología, para ir construyendo también
nuestra propia industria aeronáutica, ni hablar de los astilleros ni hablar de la
industria naval, ni hablar de la línea de bandera que pusimos en marcha en una
recordada mañana con el compañero Hugo Moyano y en él, como
representante de los trabajadores en esta crisis internacional donde los
trabajadores pueden probar, donde nuestra clase media puede probar que el
gobierno de nuestra Presidenta para afrontar la crisis no recurrió a los ajustes,
a esos ajustes que ellos hablan en voz alta y en voz baja que hubo en toda la
década pasada y en los principios de esta década para solucionar los temas.

No recurrió a congelar las aspiraciones de los trabajadores, la Presidenta dijo


“no tenemos que perder un solo empleo pero tampoco con responsabilidad y
racionalidad, vamos a renunciar a esa gran conquista que fue volver a tener las
paritarias para mejorar la distribución de los recursos en la patria y en la
Argentina”.

Vayan con la orejita y acuérdense de todas estas cosas hermanos y hermanas


bonaerenses, hermanas y hermanos argentinos.

Por eso, son tantas las cosas Daniel, Alberto, son tantas las cosas Sergio, que
hemos llevado adelante y compañeros y compañeras durante todo este tiempo
que yo no podía negarme ni podía tratar de hacerme el difícil para asumir la
trinchera que me tocaba en este tiempo.

Si tuve la dignidad para ser intendente, si tuve la dignidad y la moral para ser
gobernador, si tuve la honra del pueblo argentino que me honró para
representarlo en la Casa Rosada, y hoy me toca ir a defender este proyecto en
el Congreso de la Nación, lo hago con la mayor de mis ganas, pasión y fuerza
para ponerme al frente desde allí en la defensa de este proyecto nacional y
popular.

Lo hago apasionadamente, lo hago como un militante que fui toda la vida, por
los compañeros que no están, por las Madres, por las Abuelas, por los pibes y
por las pibas, allá voy, es como si me dieran la honra más grande de mi vida,
voy a luchar por los principios de siempre, para que nuestra Presidenta pueda
concretar ese proyecto de que la bandera argentina abrace a todos, voy con
6

amor, voy despojado de venganzas y de odios, voy a poner mis brazos y como
buen cristiano la otra mejilla al servicio de la patria pero al servicio de todos, al
servicio de todos los argentinos para que desde el Congreso podamos apoyar
la fortaleza de nuestra Presidenta coraje y para que desde el Congreso vean
los argentinos y argentinas, Nacha y los chicos, las chicas y las mujeres de
toda la patria, de todos los barrios que hemos caminado, que los voy a seguir
caminando porque me acuerdo María, Juana, Rosario, Pedro, Juan es el que
en la salita falta el médico pediatra, sé que todavía no te llegó el pavimento, sé
que estás esperando la vivienda, sé que estás esperando que te arreglen la
escuela, sé que estás esperando que los pibes de escuelas especiales a parte
de las 200, 500 Trafic que nuestra Presidenta puso como nunca a disposición
el otro día, le faltan muchos más.

Sí Juana, Susana, Mónica, yo los he escuchado atentamente, viví momentos


de una ternura, de un amor que se los quiero contar a ustedes, hermanos y
hermanas, que me tomaban de las manos y de los brazos para que tenga
fuerza, que me decían “acompañala a Cristina, defendamos el proyecto,
defendamos lo logrado, no te vamos a fallar, allí estaremos”.

Me resuenan sus palabras en las noches, el compromiso más grande que


nunca.

Daniel, yo sé que vienen tiempos de esfuerzo y de trabajo, pero hay que


trabajar para construir la alegría, el amor y la gloria, hay que trabajar por los
sueños y por eso sé que el 28 de junio, cuando vayan caminando hacia la urna,
los argentinos y argentinas, los bonaerenses y bonaerensas, las mujeres, los
pibes, los chicos, los artistas y los intelectuales, saben que hay que dar cuatro
pasos para adelante para seguir avanzando en la Argentina de la justicia, en la
Argentina de la equidad, en la Argentina de los sueños, en la Argentina de
recuperar la sonrisa, en la Argentina que es posible vivir todos los días un poco
mejor, en la Argentina donde la igualdad sea nuestro sueño, en la Argentina
donde no se nos vayan nunca más como en el ’90, en el 1 a 1, las
rentabilidades afuera y nos despojaron a los argentinos por haber creído que
podía haber sido un plan que podía sacar la Argentina adelante.

Por esa Argentina nacional, popular, de justicia, de equidad, como dice la


Presidenta, por el modelo productivo de inclusión, muchas gracias, hermanos y
hermanas, tomados de la mano vayámonos a nuestras casas pensando para
hablar con el vecino, sabiendo lo que está en juego que no es una elección
más, y así como en el ’46, y así como en el ’73, y así como en tantas batallas
que dimos en el 2003, demos otra respuesta de conciencia nacional y popular
para que vean que la voluntad del pueblo no se puede manipular, la voluntad
del pueblo es inquebrantable y cuando un pueblo se decide a hacer, es
invencible.

Muchísimas gracias, muchas gracias y mucha fuerza. (APLAUSOS)


7