You are on page 1of 19

Teoría de la conservación

y su aplicación al patrimonio
en tierra
Mariana Correia
APUNTES vol. 20, núm. 2 (2007): 202-219

Durante la última década, se ha presentado una tural, procurando identificar la Lista de Patrimonio
proliferación de la literatura científica referida al Mundial que responde a los valores defendidos
patrimonio en tierra y su conservación. Así mismo, (Correia, 2006, p. 17). Se puede considerar que
la realización de innumerables eventos, como los lugares inscritos simultáneamente como pai-
seminarios, conferencias, cursos intensivos y de saje natural y patrimonio cultural son el resultado
formación continua, entre otros, y la consolidación del trabajo conjunto realizado por el ser humano
de distintas redes de investigación dedicadas al y la naturaleza, o su patrimonio común: el natu-
202
conocimiento de la arquitectura de tierra (Pro- ral y el arquitectónico/arqueológico.
terra, Chaire-Unesco, etc.) permitieron ampliar En este sentido, podremos considerar funda-
sus áreas de pesquisa y, sobre todo, profundizar mental para este patrimonio cultural la dimensión
el conocimiento científico, mejorando la calidad y la perspectiva comprendida en la designación
crítica de la investigación y la metodología del de paisaje cultural, ya que esta exige un cuidado
proyecto. equilibrio en la relación del ser humano con la na-
turaleza. La Carta de Burra destaca explícitamen-
Patrimonio cultural te la importancia de este significado cultural.
Un ejemplo representativo de lo anterior es
En el proceso de la Carta de Venecia (González- Bam, en Irán. Su inscripción por la Unesco en el
Varas, 2005), la Comisión Franceschini (1964- año 2004 fue consecuencia del terremoto del
1967) reconoció la noción de patrimonio cultural 26 de diciembre de 2003. La clasificación como
–considerado como bien cultural– en un sentido Patrimonio Mundial incluyó la ciudadela (Arg-E-
más incluyente: reuniendo (i) patrimonio arqueo- Bam), al igual que sus alrededores. El sistema de
lógico; (ii) patrimonio artístico e histórico; (iii) pa- qanats –túneles subterráneos para el transporte
trimonio documental; (iv) patrimonio bibliográfico; de agua– realizado por sus habitantes debajo del
Este artículo fue (v) patrimonio ambiental. Este último agrupa el oasis de dátiles es una compleja red acuífera,
desarrollado con el apoyo
de la Fundación para la patrimonio paisajístico –áreas naturales, áreas considerada singular y única debido a la relación
Ciencia y la Tecnología, en ecológicas, paisajes artificiales– y el patrimonio equilibrada entre el ser humano y el medio am-
el contexto del Doctorado
sobre Conservación de urbanístico –centros históricos–. En lo referente biente del desierto.
Arquitectura de Tierra, al estudio de la arquitectura de tierra, se hace
en realización con
el Departamento de
fundamental hacer referencia a: Patrimonio tangible e intangible
Arquitectura de Oxford
Brookes University, Reino
Unido. Todas las figuras
Paisaje cultural Siguiendo los planteamientos de Correia (2006,
son propiedad de la p. 17), el patrimonio puede ser transmitido de una
autora. Texto original en En 1972, la Unesco adoptó la Convención sobre la forma tangible o intangible. Ambos se comple-
portugués, traducido por
Tania Lizarazo. Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Na­ mentan y son interdependientes. De este modo,
Teoría de la conservación y su aplicación al patrimonio en tierra
203
se hace fundamental que los esfuerzos por sal- ge en el periodo setecentista, simultáneamente
vaguardar el patrimonio intangible se encuentren con el interés por la Historia del Arte. El término
asociados con el patrimonio tangible, pues el tra- Patrimonio, más amplio que Monumento, engloba
bajo de los artesanos, sus prácticas constructivas todo el patrimonio móvil e inmóvil, así como el
tradicionales y sus rituales son indispensables en patrimonio tangible e intangible. Según la Carta
la conservación del patrimonio material (Correia, de Cracovia, Patrimonio es el conjunto de obras
2006, p. 17). humanas en las cuales una comunidad recono-
En Malí, la construcción de adobe hace ce los valores específicos y particulares con los
parte del saber local que se intenta perpetuar. De cuales se identifica.
igual manera, los niños juegan a los adoberos y
a los maestros de construcción, al ser una forma Conservación
simple de aprender a respetar el saber empírico.
En la actualidad, en Malí se tratan de preservar Según Bernard Feilden (2004, p. 3), conservación
los saberes tradicionales a través de cofradías es la acción realizada para prevenir el deterioro
de maestros de construcción o por asociaciones y la gestión dinámica de la variación, compren-
APUNTES vol. 20, núm. 2 (2007): 202-219

locales de artesanos. La manutención realizada diendo todos los actos que prolongan la vida del
anualmente en las mezquitas de Tombouctou y de patrimonio cultural y natural. El Canadian Code
Djenné, en la cual se reúne y participa parte de of Ethics define conservación (Earl, 2003, p. 191)
la población, también hace parte del patrimonio como todas las acciones realizadas con el objetivo
intangible para salvaguardar. Su preservación de salvaguardar para el futuro la propiedad cultu-
permite mantener la autenticidad y la cohesión ral, incluyendo las siguientes etapas: averiguación
social. En términos económicos, desenvuelve (examination), documentación, conservación pre-
naturalmente el potencial turístico. ventiva, preservación, tratamiento, restauración
En la arquitectura de tierra, el saber local y reconstrucción. Es importante aclarar que la
204 –know-how o savoir-faire– asociado al patrimonio preservación de los materiales antiguos es tan im-
es fundamental, así como la fundación de la con- portante en la conservación como la preservación
servación del referido patrimonio. En esta área de de la integridad y la autenticidad del proyecto.
estudio, no hay prescripciones específicas ni fór-
mulas que se puedan generalizar, ya que la tierra Restauración
es distinta en todas las regiones del mundo. No es
–todavía– manufacturada y no puede ser aplicada Según el Tratado de Cracovia, la restauración es
de igual modo ni de una forma sistemática a todo una intervención dirigida sobre un bien patrimo-
el patrimonio material inmóvil. De este modo, el nial, cuyo objetivo por parte de la comunidad es
patrimonio intangible resulta indispensable para conservar su autenticidad y protección.
la supervivencia del patrimonio tangible.
Acciones de conservación
Definiciones y acciones de conservación
La conservación abarca distintos tipos de inter-
Resulta fundamental, desde el principio, asumir vención que, según la Carta de Cracovia, pueden
determinadas definiciones conceptuales para implicar decisiones, selecciones y responsabilida-
poder compartir un léxico específico, de ámbi- des relacionadas con el patrimonio. A continua-
to común. Comprender mejor el significado de ción se hace una exposición concisa de distintas
determinados elementos, términos y conceptos acciones de conservación, en el sentido más
permite consistencia en la comunicación, a pesar amplio del término:
de las posibles variables del contexto. Posibilita,
igualmente, una comprensión más rigurosa de la Proyecto de restauración
reflexión realizada.
Mediante el diseño de políticas de conservación,
Figura página anterior: Patrimonio es el proyecto a través del cual se desarrolla la
Pormenores decorativos
conservación del patrimonio. Desde una óptica
de la Kasbah Aît Ben
Moro, Valle del Dadès, Una de las primeras nociones por desarrollarse más restringida, puede significar la reintegración
Marruecos. fue la de Monumento Histórico. Este concepto sur- de elementos procurando el respeto por el mate­
rial original. Esto se hace posible mediante la considerada poco invasiva e incluso innovadora
recolección de información para el conocimiento en la conservación de estructuras en tierra–.
profundo del edificio, particularmente mediante
evidencias arqueológicas, documentales o de Rehabilitación
diseño original. La restauración de la casa de los
Romeiros en Alcácer do Sal, al sur de Portugal Una de las mejores formas de preservar un edi-
(Correia y Merten, 2000), se basó en la integra- ficio es mantenerlo en uso, lo que en francés se
ción de elementos arquitectónicos y constructivos conoce como mise en valeur. En general, buscar
de la arquitectura tradicional local, tales como la mantener la función original; es la acción más
tipología específica de tapia de la región. adecuada para la conservación de una estructura,
pues implica menos alteraciones del proyecto. La
Preservación experiencia indica también que la mínima inter-
vención en un objeto patrimonial es siempre la
Según González-Varas (2005), la preservación opción más apropiada en la conservación.
se utiliza de modo similar a la conservación, a
pesar de incidir más sobre el aspecto preventivo Reconstrucción
de ella en cuanto defensa, salvaguarda y articu-
lación de medidas previas de prevención frente Algunas veces, debido a incidentes como in-
a posibles daños o peligros. El Canadian Code cendios, terremotos o guerras, es necesaria la
of Ethics afirma que preservación son todas las reconstrucción utilizando materiales nuevos.
acciones desarrolladas para retardar el deterioro Cabe destacar que la reconstrucción no podrá
y/o para prevenir daños de la propiedad cultural tener una falsa pátina del tiempo, pues deberá
(Earl, 2003). Implica naturalmente la gestión del percibirse que no es el material original, a pesar
ambiente y del medio circundante al objeto, de de construirse con rigor documental. La recons-
modo que se mantengan lo más posible sus con- trucción puede surgir con carácter simbólico, co- 205
diciones físicas estables. mo en el caso del puente de Mostar, destruido en
1993, en la guerra de Bosnia, y reconstruido como

Teoría de la conservación y su aplicación al patrimonio en tierra


Consolidación símbolo de la reconciliación y de la coexistencia
entre pueblos. En este caso, la reconstrucción se
También considerada como “conservación direc- justifica por razones sociales y culturales, y por
ta”, la consolidación es la aplicación de materiales el significado asociado al puente en términos de
de soporte, incorporados a la estructura original, identidad de la comunidad. Naturalmente que en
para asegurar la durabilidad continua de la edi- el lugar arqueológico de Arg-e-Bam, en Irán, tam-
ficación. En tanto, es fundamental en la consoli- bién se considera la reconstrucción de muchos de
dación el respeto por la integridad estructural y los edificios destruidos durante el gran sismo del
formal del objeto. Un buen ejemplo de consolida- 26 de diciembre de 2003. Pero esta intervención,
ción en estos términos fue la intervención lleva- si bien rigurosa, solamente deberá ser llevada a
da a cabo por la Dirección General de Edificios y cabo si existe documentación precisa, anterior al
Monumentos Nacionales en el castillo de Moura, terremoto, sobre las estructuras por reconstruir.
Portugal, en 1995. Se llenaron algunos vacíos re-
Figura 1:
lativos a la integridad formal del objeto que ponían Rehabilitación de
en riesgo su estructura original. Feilden (2004, la Kasbah Aît Ben
p. viii) sostiene que siempre que sea inadecuada Moro, Valle del Dadès,
Marruecos.
o difícil la utilización de métodos tradicionales,
podrá ser sustituida por técnicas modernas –si
son reversibles– ya experimentadas anteriormen-
te y aplicadas a la escala del proyecto, en climas
semejantes. Este fue el caso de la intervención de
consolidación realizada en 2005, en el castillo de
Paderne, al sur de Portugal. En la consolidación
de la estructura original del Período Almóada (si-
glo xiii), se utilizó tierra proyectada –una técnica
Recuperación anastilosis es poco común en la conservación de
patrimonio en tierra.
Se entiende por recuperación la revalorización de
un bien cultural que se encuentra temporalmente Doctrinas de referencia: principios de
privado de su funcionalidad debido a degradación restauración, tratados internacionales
o abandono, aceptándose que sea “reutilizado” y teoría de Brandi
(González-Varas, 2005). En sentido amplio, es
considerado sinónimo de rehabilitación. A pesar de la noción de salvaguarda del patrimonio
surgida durante la Revolución Francesa, fue sola-
Renovación mente después de la Revolución Industrial cuando
se generó una mayor sensibilidad por la preserva-
Se considera que este concepto se refiere a la ción y reconstrucción del patrimonio –lo que llevó
adquisición de una condición nueva, con el sen- a que los conceptos se ­confundieran, según Paul
tido de mejoría. Según González-Varas (2005), Philipot, durante todo el siglo xix (Aguiar, 2002,
fue utilizado en particular en el campo urba- p. 138)–. No obstante, la ­continua investigación
APUNTES vol. 20, núm. 2 (2007): 202-219

nístico, asociado al urban renewal, aludiendo a teórica hace que se desarrolle ­gradualmente una
la planificación urbanística que “actualiza” las nueva disciplina, anunciada en términos concep-
características urbanas. Fue el caso de los traba- tuales por dos corrientes ­distintas: la de conser-
jos de Haussmann en París. En este sentido, se vación –asociada con el ámbito anglosajón– y la
entiende que se hace una demolición para volver de restauración –más próxima a los franceses e
a construir. italianos–. Esta ­diferencia, a pesar de ser preco-
nizada inicialmente por Ruskin y Viollet-le-Duc,
Anastilosis acaba por trascender su periodo temporal.

Según Ignacio González-Varas (2005), el sentido El desarrollo de las bases


206 etimológico original de este término significa vol- de la restauración moderna
ver a levantar las columnas caídas de un edificio
clásico. Sin embargo, con el paso del tiempo, el La noción de restauración moderna surge como
término anastilosis pasó a ser empleado para consecuencia de la ampliación de los alcances de
operaciones de recomposición de los edificios la intervención en el patrimonio. En su base se en-
cuyos materiales originales se encuentran caí- cuentran conceptos como restauración estilística,
dos y dispersos alrededor del edificio. Jokilehto restauración romántica, restauración arqueológi-
también contrapone (1995, p. 69) que la dife- ca y restauración científica, entre otros.
rencia entre anastilosis y reconstrucción es que
la primera se refiere a la utilización de material Restauración arqueológica
original y disponible en el lugar, mientras que la
segunda trata de una estructura en que se utiliza Defendida por el papa León xii, fue aplicada a
material nuevo. En el caso de la recomposición de principios del siglo xix por los arquitectos italianos
estructuras de tierra, esta es posible con tierra no Rafael Stern (1774-1820) y Giuseppe Valadier
alterada o con elementos como adobes históricos (1762-1839), participantes en las intervenciones
todavía existentes en el contexto de la interven- de restauración en el Arco de Tito y el Coliseo de
ción, permitiendo su reposición en la estructura Roma. Se pretendía la integración de piezas
original. No obstante, este tipo de intervención por arqueológicas en la construcción original por
restaurar, defendiendo una lectura unitaria, sólo
Figura 2:
Conservación de la posible a través del relleno de las lagunas con
mezquita de Mopti, Mali. material nuevo y de refuerzo. A pesar de ser una
interpretación bastante actual, Cesare Brandi no
estaba de acuerdo con esta perspectiva.

Restauración estilística

Práctica bastante popular en Francia y preconiza-


da en particular por Viollet-le-Duc (1814-1879). Se
basa en una restauración casi histórica en la que documentales. Fue el caso de la restauración lle-
se acepta la reconstrucción y la reintegración de vada a cabo por el arqueólogo Arthur Evans en el
partes faltantes, desde que sigan el estilo original, Palacio de Minos, en la isla de Creta. Restauración
lo que sólo es posible por medio del análisis com- todavía controvertida en la actualidad, debido no
parado de indicios arqueológicos e históricos. Se sólo a los materiales utilizados, sino a algunos de
puede considerar que en Chan Chan, en el Perú, los procedimientos realizados en la altura.
algunos de los relieves de los muros de la Gran Pla-
za de Ceremonias del Palacio de Tschudi, fueron Restauración filológica
reconstruidos basados en vestigios de la misma
naturaleza. Este tipo de restauración se hace im- Su principal impulsador fue Camilo Boito (1836-
portante en determinado periodo temporal, pues 1914), quien defendía la conservación integral
posibilita la recreación de los espacios originales, en oposición a la teoría de la reconstitución del
lo que permite al visitante adquirir una mejor apre- objeto. El monumento tiene valor en cuanto es
hensión de la arquitectura original, en este caso testimonio y documento histórico de determina-
del periodo Chimú (siglos ix-xv d.C.). Jukka Jokileh- da época (Aguiar, 2002, p. 46), pero en caso de
to (2004, p. 307) observa que, a pesar de las reco- riesgo para el edificio era preferible consolidar
mendaciones internacionales y políticas oficiales, que reparar; igualmente, era preferible reparar
la tendencia general en el área de la conservación que restaurar, evitando cualquier agregado o re-
es la de realizar restauración estilística. novación innecesarios.

Restauración romántica o “conservación” Restauración científica

Siendo construida en su génesis sobre la idea de También conocida como restauración moderna.
conservación del monumento histórico, asociada Se fundamenta en la teoría desarrollada por
a la nostalgia conceptual de John Ruskin (1819- Gustavo Giovannoni (1873-1947), que defendía 207
1900), la restauración romántica se centraliza el principio de actuación mínima, valorizando
en el sentido estricto de conservación, conde- el máximo de autenticidad del monumento y si-

Teoría de la conservación y su aplicación al patrimonio en tierra


nando cualquier práctica de reconstitución o de guiendo metodologías de rigor científico. Según
reconstrucción. No obstante, Ruskin admite la Jokilehto (2005, p. 222), Giovannoni clasificó la
consolidación de los monumentos, su refuerzo actuación en monumentos, en cinco modelos
estructural en caso de riesgo y las reparaciones posibles: (i) restauración por consolidación; (ii)
puntuales desde que no sean perceptibles por el restauración por recomposición –o anastilosis–;
visitante (Aguiar, 2002, p. 44). La conservación (iii) restauración por liberación –remoción de par-
se vuelve, de esta manera, una metodología de tes no originales–; (iv) restauración por completa-
preservación del patrimonio como alternativa a miento –recuperar la imagen del monumento– o
la restauración. William Morris fue uno de sus renovación.
principales defensores.
Cartas de Patrimonio
Restauración histórica
Durante todo el siglo xx se redactaron innume-
Se basa en el trabajo del arquitecto italiano rables cartas y tratados. A continuación se men-
Luca Beltrami (1854-1933), quien defendía la cionan las más significativas para el presente
reconstitución y la reconstrucción arquitectónica artículo:
desde que fuera objetiva y rigurosamente docu-
mentada –contrariamente a Viollet-le-Duc, que Carta de Atenas (1931)
aceptaba la reconstitución hipotética estilística–.
La teoría de Restauración Histórica tuvo impacto El primer documento internacional sobre princi-
principalmente a principios del siglo xx, pero es pios generales para la conservación y restaura-
cuestionada (Aguiar, 2002, p. 46) cuando se de- ción del patrimonio histórico. Su segundo artículo
muestra que, en la investigación de la documen- defiende claramente (González-Varas, 2005,
tación histórica, a veces no se seguían criterios p. 467) la tendencia general de abandonar las
ni metodologías para la investigación de fuentes restituciones integrales –o sea, la restauración
estilística– valorizando la “manutención regular que dio también significado a los alrededores de
y permanente”, como medida más eficaz para la obra como parte fundamental del equilibrio
asegurar la conservación de los monumentos; del lugar. La manutención sistemática de Taos,
igualmente, la “utilización de los monumentos” conforme lo defendido por el artículo 4 de la Carta
aseguraría su “continuidad vital”. Se admite, de Venecia, fue posible pues aún se habita en el
igualmente en el artículo cuarto, la anastilosis pa- pueblo destacándose el hecho de que no se debe
ra la “conservación escrupulosa” de los edificios, “alterar la distribución y el aspecto del edificio”,
precisando que la “inserción de materiales nuevos tal como es referido en el artículo 5 de la Carta.
necesarios para este fin, deberán ser siempre Por último se debe todavía resaltar que la Carta
reconocibles”. La ambigüedad de la afirmación de Venecia defiende la aplicación “de materiales
permitió el empleo de materiales modernos en y técnicas modernas” –tal como la anterior Carta
la restauración, lo que generó desde entonces de Atenas– destacando la importancia de hacerlo
una encendida discusión debido a los efectos “cuando las técnicas tradicionales se manifiesten
corrosivos provocados por el hierro y el concreto inadecuadas” y siempre que la eficacia de los me-
en el monumento histórico. dios más modernos “haya sido demostrada por
APUNTES vol. 20, núm. 2 (2007): 202-219

datos científicos y garantizada por la experiencia”


Carta de Venecia (1964) (González-Varas, 2005, p. 471).

Por su rigor y claridad, la Carta Internacional para Carta de Quito (1967)


la Conservación y Restauración de Monumentos
continúa siendo universalmente aceptada. Uno Dedicada a la conservación y utilización de mo-
de sus principios orientadores es el deber de numentos y sitios de valor histórico y artístico, y
la humanidad de “transmitir (las obras monu- compuesta por las recomendaciones de espe-
mentales) en su completa autenticidad”, lo que cialistas de quince países, que resultan de gran
208 según González-Varas (2005, p. 469) continúa importancia para el futuro del patrimonio cultural
en la línea de la restauración científica. En su pri- latinoamericano. Se destaca, sin duda, la referen-
mer artículo sobresale que la carta defiende por cia al doble valor del patrimonio cultural, como
igual el significado de las obras monumentales y “valor económico e instrumento de progreso”
de las obras modestas, desde que éstas “con el (González-Varas, 2005, p. 501), teniendo en cuen-
tiempo hayan adquirido un significado cultural”. ta el proceso de desarrollo económico y social en
Debe destacarse igualmente el artículo tercero, progreso. De esta manera, el artículo 3.4. hace
el cual considera importante “salvaguardar tanto referencia a “los peligros del «desarrollo acelera-
la obra de arte, como el documento histórico”. do» que puede alterar y deformar el paisaje de
Esto fue considerado en la restauración realizada importancia monumental”, relacionándose con
en Kasbah Ait Ben Moro, en el Valle de Draa, en el artículo 5.6, en el cual se hace referencia al
Marruecos, construido en el siglo xvii, en el cual interés de “proteger el patrimonio monumental
se constata un doble significado y ponderado del como medio indirecto de favorecer el desarrollo
valor artístico e histórico, pero también una res- económico del país”. El artículo 7, dedicado a la
tauración equilibrada entre los valores formales e relación de los monumentos con el turismo, acaba
históricos del monumento, posible por el “respeto por adquirir mayor importancia, pues se destaca
por los elementos antiguos y las partes auténti- en 7.a) que “la afluencia turística determinada por
cas”, conforme con lo observado en el artículo la revalorización de un monumento asegura una
9. Fundamental también destacar en la Carta de rápida recuperación del capital invertido”. Los
Venecia el artículo 14, que plantea que los am- últimos dos artículos referidos pueden ser cons-
bientes y sitios monumentales deben ser “objeto tatados en la intervención de conservación en la
de especial atención, con el fin de salvaguardar su realización en la Huaca de La Luna, en Trujillo,
integridad y asegurar su saneamiento, su utiliza- Perú, en la cual el desarrollo turístico permitió
ción y su valoración”. Esta cuestión es observada una gestión sustentable del proyecto, sólo posible
en el pueblo de Taos, estado de Nuevo México, en por el equilibrio entre arqueología, conservación
Estados Unidos, en el cual se notó que la instala- y turismo cultural, así como en una estrategia
ción del saneamiento facilitó la valorización y utili- planificada de investigación, conservación y va-
zación de la localidad por la comunidad nativa, lo lorización del lugar.
Convención de París – Para la Protección Figura 3:
Vista general del Ksar Aît
del Patrimonio Mundial, Cultural y
Ben Haddou, cerca de
Natural (1972) Ouarzazate, Marruecos.

Esta convención estableció los procedimientos


necesarios para la presentación de candidaturas
de bienes culturales a “Patrimonio Mundial” por
su “extraordinario valor para el conjunto de la hu-
manidad”. De este modo, la Convención de París
desarrolla un documento extenso y ­fundamental revisada en 1981, 1988 y 1999 (Earl, 2003).
que define la noción de Patrimonio Cultural en Este documento, de importancia internacional,
tres grupos de bienes culturales (artículo 1) mo- permitió por ejemplo valorar y expresar conceptos
numentos, conjuntos y lugares, y los criterios como el de ‘significado cultural’ de un lugar. La
que deben ser cumplidos para que estos bienes Carta defiende que el referido significado debe ser
culturales puedan integrar la lista del Patrimonio conocido en su totalidad y que debe formularse
Mundial. Cabe destacar también el artículo 2, al y justificarse un plan de conservación detallado
referir –según González-Varas (2005, p. 474)– el antes de cualquier intervención. En consecuencia,
“carácter de complementariedad recíproca que la Carta de Burra hace referencia a la conserva-
presenta el patrimonio cultural y el patrimonio ción de lugares con significado cultural, lo que
natural”. Por otro lado, la Convención también abarca tanto el ámbito del paisaje cultural como
resaltó en su artículo 4 la responsabilidad de cada del patrimonio edificado, en general.
estado que suscribe la Convención de proteger,
conservar y rehabilitar el Patrimonio Mundial, Carta para la Protección y Manejo del
pudiendo requerir la cooperación internacional, Patrimonio Arqueológico - Icomos (1990)
sobre todo en lo que respecta a los “aspectos 209
financiero, artístico, científico y técnico”. Remite a los principios generales de la Carta de

Teoría de la conservación y su aplicación al patrimonio en tierra


Venecia, centrándose en las especificidades ne-
Declaración de Nairobi (1976) cesarias para la protección del patrimonio arqueo-
lógico. De este modo, los temas abordados por la
Dedicada en particular a la salvaguarda de los Carta son la definición de patrimonio arqueológi-
conjuntos históricos o tradicionales y su inte- co, las políticas de “conservación integral”, legis-
gración en la vida contemporánea. La principal lación y economía, inventarios, intervenciones
contribución de la Declaración resulta de la defi- sobre el lugar, mantenimiento y conservación,
nición amplia e integradora de “conjunto histórico calificación profesional y cooperación internacio-
o tradicional”. González-Varas resume el artículo nal. Según González-Varas (2005, p. 483), esta
1.a. como “todos los agrupamientos de construc- Carta apoya y completa las recomendaciones de
ciones y de espacios, comprendidos los lugares 1956, desarrolladas por la Unesco, actualizan-
arqueológicos y paleontológicos, que constituyen do “los principios y criterios de conservación y
un asentamiento humano, urbano y rural, cuya gestión” en el sector de la arqueología, campo
cohesión y valor se reconocen desde el punto de históricamente consolidado.
vista arqueológico, arquitectónico, histórico, pre-
histórico, estético o sociocultural” (2005, p. 478). Documento de Nara (1994)
Esta definición más abarcadora permitió la valori-
zación de conjuntos habitacionales tradicionales, En un periodo en que la cultura y, consecuen-
como son ejemplo los de Dogon, en el centro oeste temente, el patrimonio adquieren un alcance
de Malí, construidos en tierra moldeada y edifica- universal, el Documento de Nara acepta “el prin-
dos en escarpas o planos rocosos. cipio de diversidad cultural, en la conformación
de los valores patrimoniales” (Aguiar, 2002, p.
Carta de Burra (1979) 77), lo que implica una substancial apertura en
la interpretación de las cartas y principios de la
También conocida como la Carta Australiana del conservación del patrimonio. Pasa a aceptarse
Icomos, fue elaborada en 1979 y posteriormente que cada país pueda realizar la transposición del
Figura 4: priva al material de su antigüedad, lo que puede
Kasbah en el Ksar Aît
perturbar la lectura de la obra. Así, pues, deberá
Ben Haddou, cerca de
Ouarzazate, Marruecos. tenerse en cuenta, en la limpieza o consolidación
de la estructura en tierra, una clara comprensión
de la relación de los distintos elementos, inclu-
yendo la pátina del tiempo.

Valores y significado

carácter universal de las doctrinas del patrimonio Según Feilden (2004, p. 6) los valores pueden
para su especificidad cultural. ser clasificados según: (i) Valores emocionales:
de identidad, continuidad, respecto y veneración
Carta de Cracovia (2000) simbólica y espiritual, etc.; (ii) Valores culturales:
de documento histórico, arqueológico o temporal,
Considera la manutención y restauración como estético o arquitectónico, ambiental y ecológi-
APUNTES vol. 20, núm. 2 (2007): 202-219

partes fundamentales del proceso de conserva- co, tecnológico, científico, etc.; (iii) Valores de
ción del patrimonio, siendo éstas organizadas uso: funcional, económico, social, educacional,
mediante la investigación sistemática, la ins- ­político, etc. La Carta de Burra, Australia, de 1979,
pección, el análisis, etc. Por eso se hace nece- presentaba los valores clasificados por: valores
sario investigar y prever el posible deterioro del sociales, estéticos, históricos y científicos.
patrimonio; para tal efecto, se deben tomar las
medidas preventivas adecuadas. El documento Valores en la arquitectura de tierra
resalta igualmente la importancia de desarrollar
planes de formación y educación en temas de El reconocimiento del significado del objeto se ha-
patrimonio cultural. ce fundamental para la identificación de la inter-
210 vención más adecuada para su conservación. De
Teoría de Restauración de Cesare Brandi esta manera, los niveles de valor para considerar
(Correia, 2004, p. 335) poseen un “carácter im-
Cesare Brandi (1906-1988) desarrolló un intenso prescindible para la valorización de la estructura
trabajo de investigación y aplicación práctica de en cuestión. Por ejemplo, en la ciudadela de Bam,
ésta, publicando en 1963 Teoría de la Restaura- fortificación de dos mil años, sus valores histórico
ción. Su contribución fue fundamental, ya que de- y cultural son aspectos primordiales de su reva-
fendió que la investigación e intervención deben lorización. El valor arquitectónico también posee
basarse en una evaluación rigurosa y equilibrada, suma importancia, si consideramos que Arg-e
tanto del valor estético como del valor histórico, Bam es el mayor complejo urbano del mundo
y no el segundo más importante que el prime- construido en tierra. Consecuentemente, el valor
ro, como fue defendido por teóricos anteriores, turístico tiene un papel indispensable, no sólo por
principalmente por Luca Beltrami. Con ese ob- valorizar culturalmente la región, sino también
jetivo, clarifica reglas importantes para dirigir el por ser decisivo para la economía de la ciudad”.
conflicto entre estos dos valores (Aguiar, 2002, Algunas veces, determinados edificios podrán
pp. 63-64): (i) distinguir entre adición y reconstitu- en un primer análisis parecer que tienen poco
ción: su implicación en el proceso de restauración; valor por el hecho, por ejemplo, de que existieran
(ii) la distinción entre anastilosis y una copia; (iii) la diversas estructuras semejantes en la región. Si
pátina, como problema de restauración; (iv) res- tuvieran poca protección nacional, regional o lo-
tauración preventiva. Debe aclararse que la histo- cal, podrían entonces ser abandonados. No obs-
ricidad de una obra-de-arte es independiente de tante, su carácter único podría surgir por otro tipo
los valores estéticos y el modo como éstos pueden de valorización del edificio, como su valor social,
variar en el tiempo. La teoría de Brandi, así como religioso o político. Sobre todo, las Casas de los
su contribución, todavía tienen gran impacto en Romeiros, en Alcácer do Sal, Portugal (Correia,
la actualidad. 2000), asumieron después de su restauración
Cabe mencionar igualmente que, según ese significado referido, debido a que la población
Brandi (2006), la pátina resulta del proceso de regresó al lugar con las tradicionales romerías lo-
envejecimiento de la obra de arte y su remoción cales. Estos factores contribuyen decididamente
para una mayor identidad y continuidad de la oasis de cultivo de dátiles que se encuentra alre-
tradición cultural. dedor de la ciudad. Este factor tiene un carácter
Según Correia (2004, p. 335), otros valores fundamental en la actualidad si la supervivencia
que podrán asumir importancia en la valorización económica de la ciudad de Bam continúa, en
del objeto son el valor documental y el valor edu- parte, dependiendo de la agricultura. Muchos
cacional. Algunos de los edificios de la ciudadela otros factores podrán tornarse elementos decisi-
de Bam que fueron destruidos por el terremoto, vos en los diferentes valores por asumir durante
probablemente no serán restaurados pues asu- el proyecto de conservación o restauración. Su
mieron un carácter de documento histórico. Tratar atenta identificación podrá hacer diferencia en
de comprender por qué determinados edificios no términos de prevención cuando circunstancias
restaurados soportaron mejor el sismo que otros inesperadas vuelvan a suceder. Otro factor para
ya restaurados, es un proceso de aprendizaje considerar es el económico, que puede ser fun-
para todos los profesionales que trabajan con damental en la supervivencia de la edificación.
la conservación de la arquitectura de tierra. Mu- Los edificios en tierra son de las estructuras más
chos otros valores podrán ser considerados para vulnerables del patrimonio vernáculo, por eso el
un mayor respeto por el objeto. Su valorización sistemático mantenimiento vuelve el esfuerzo
adquiere un factor fundamental para la toma de de la acción de conservación más reducido com-
decisiones en el proyecto de restauración. Así, de- parado con el patrimonio de piedra, debido a la
volver un determinado significado al objeto orienta mínima energía de manufactura involucrada, así
y define el carácter de la intervención. como menor transporte, por lo menos en una
Como plantean Correia y Fernandes (2006, escala más reducida. Por otro lado, este factor
p. 239), es importante destacar el valor simbó- potencia el valor turístico, el cual puede permitir
lico, fundamental en las culturas africanas. Los la continuación de acciones de conservación a
bajorrelieves del Palacio de Abomey, en Benin, gran escala.
presentaban avanzado deterioro, lo que justificó
el hecho de que fueran retirados del elemento ori- Principios en las recomendaciones 211
ginal para poder ser restaurados. La importancia para la conservación

Teoría de la conservación y su aplicación al patrimonio en tierra


de salvaguardar las superficies históricas en tierra
fundamentó la intervención, especialmente por- Intervención ética
que los bajorrelieves representan la historia de la
comunidad, que no tiene documentos escritos. La La conservación arquitectónica es más compleja
tierra es también un material efímero, por lo que que cualquier otro tipo de arte, no sólo porque un
las superficies protegidas necesitan de constante edificio tiene que continuar erguido, sino también
mantenimiento. debido a factores económicos y, sobre todo, a la
importancia de la colaboración de un equipo in-
Factores que potencian valores terdisciplinar de profesionales.
Já Feilden (2004, p. vii) declara la importan-
Es de destacar que, además de los valores an- cia de la correcta intervención ética en la conser-
teriormente referidos, existen otros factores re- vación. En el patrimonio en tierra es importante
levantes para considerar, que podrán potenciar considerar también, particularmente:
determinados valores (Correia, 2004, p. 336). • El estado del edificio, que deberá ser do-
Por ejemplo, el factor sísmico que, debido a la cumentado, antes del inicio de cualquier
importancia del comportamiento de los edificios intervención.
frente a terremotos, acaba por determinar un • Los materiales y métodos de intervención
carácter más científico o técnico en la resolución utilizados para la conservación de las
de la cuestión. Otro factor por considerar podrá estructuras deben ser ­documentados,
ser el agrícola, que tiene, sin duda, influencia en siempre que sea posible.
el valor económico. En Bam, el hecho de que el • Los vestigios históricos no deben ser
enorme conjunto de qanats –túneles excavados removidos, destruidos ni falsificados.
para el paso de agua–, que se encuentra debajo • Sin importar cuál sea la intervención en
de la ciudad, haya sido enterrado al menos en la estructura, ésta deberá ser mínima,
un 50 por ciento después del sismo (Hosseini et reversible o, por lo menos, no perjudicar
al., 2004, p. 7), limita la accesibilidad del agua al posibles futuras intervenciones.
• Cualquier intervención deberá ser orien- vención de conservación. La acción de manteni-
tada por el máximo respeto hacia la miento realizada anualmente en la mezquita de
integridad estética, histórica y física del Djenné, en Malí, es un buen ejemplo de autentici-
bien cultural. dad, ya que, a pesar de que la acción de conserva-
Debe destacarse que la intervención de ción se ha repetido a lo largo de siglos, mantiene
conservación debe ser armoniosa en color, estilo no sólo la forma, sino el tipo de material –tierra–
y textura (Feilden, 2004, p. vii), y si fueran necesa- utilizado en la estructura original. No siempre esto
rias ampliaciones o adiciones a la estructura origi- ocurre en el patrimonio construido en piedra, lo
nal, éstas deben relacionarse en forma y escala, y que origina pérdidas irreparables en la lectura de
tener menos impacto que el material original para la obra. La Carta de Cracovia destaca igualmen-
ser identificables por el ­observador experimenta- te la importancia de dar un sentido de autentici-
do. Además, la intervención de conservación en dad a la suma de las características sustanciales
la estructura existente debe ser reversible o repe- históricamente determinadas, es decir, al resulta-
tida, si es técnicamente posible, o, por lo menos, do de las diversas transformaciones ocurriidas a
que no perjudique la acción de posibles futuras través del tiempo. En consecuencia, el principio
APUNTES vol. 20, núm. 2 (2007): 202-219

intervenciones o el acceso a indicios incorporados de autenticidad es uno de los más importantes en


en el objeto. Por otro lado, es importante que la términos de lectura e integridad del objeto.
intervención de conservación permita la reten-
ción máxima del material original existente. Lo Neutralidad
que resulta difícil en la estructura en tierra, pues
algunas veces se detecta en el material tierra Según Warren (1999, p. 188), el principio de la
que ha ido cayendo la presencia de arcilla ya no neutralidad es una continuación del principio de
activa, sal o un pH alto en el material; todas las autenticidad, lo que implica que, en un edificio,
anteriores, evidencias que confirman la decisión el carácter existente anteriormente a la inter-
212 de no reutilizar el material existente. vención deberá ser garantizado por la acción de
conservación. De esta manera, el principio de
Principios neutralidad importa en particular en acciones
de rehabilitación, pues a pesar de que la función
Diferentes principios sirven de orientación en las original pueda ser alterada, la continuación del
recomendaciones para la conservación. uso del edificio y el respeto por sus características
esenciales son fundamentales, de modo que éste
Autenticidad sea preservado lo mejor posible.

Es uno de los principios más importantes, ya que Universalidad


deberá haber autenticidad en el material, en la
forma, en el objeto de arte, así como en la inter- Este principio es aplicado desde la Convención
Figura 5: de París, en la cual se establece que un bien
Restauración de la cultural de extraordinario significado se clasifica
mezquita de Mopti, Mali.
como patrimonio mundial, perteneciendo a la
humanidad y adquiriendo consecuentemente
valor universal. Cesare Brandi argumenta que el
principio de universalidad fundamenta la defensa
del patrimonio por la responsabilidad de todos de
conservarlo para las futuras generaciones. Es el
caso de los lugares calificados patrimonio de la
humanidad, como Chan Chan, en Perú, o Ksar
d’Ait Ben Haddou, en Marruecos.

Integridad

En general, se puede considerar que este princi-


pio se refiere al estado del objeto, siendo éste un
todo material, entero e indivisible, ya referido en el lectura por partes, implícita en la lectura de su
artículo 8 de la Carta de Venecia. Según Jokilehto total. Y siguiendo a Correia y Fernandes (2006,
(1995, p. 299), el concepto de integridad podrá p. 238), el objeto bajo investigación deberá ser
justificar la reintegración de partes, la restaura- abarcado como un todo en su unidad, en el con-
ción estilística o la reconstrucción. Sin embargo, texto del concepto original como fue construido.
deberá ser encarado más en la perspectiva de lec- No obstante, podrá permanecer comprometido
tura de un todo, que posibilite una mejor gestión y cuando la cohesión del material es afectada y la
planeamiento del objeto, y que dé significado a las apariencia estructural se altera. Por eso se utilizan
distintas partes integradas en el contexto general. aglutinadores que permitan la protección tanto
Son dignos de referencia los nueve palacios de del objeto como de la autenticidad y unidad de la
Chan Chan, en Perú, algunos en acelerado estado obra. Algunas veces, la existencia de lagunas en
de deterioro. La integridad del conjunto, por ser el estructuras de tierra es muy difícil de reparar, lo
mayor complejo urbano en tierra a nivel mundial que coloca al objeto en peligro. Cuando la única
–con 14.000m², en la actualidad, aunque origi- opción es la protección de la ruina, la unidad ya
nalmente se aproximaba a los 20.000m²–, es no puede dejar de existir, como es el caso de las
fundamental para la lectura del todo. estructuras cortadas por el ferrocarril nacional en
la parte norte de Chan Chan, puerto de Trujillo,
Reversibilidad en Perú. En este caso, y a pesar de que los nueve
palacios fueron construidos en períodos distin-
El hecho de utilizar en la actualidad criterios de tos, la unidad del sitio, en términos de lectura,
distinción entre la estructura original y la inter- recobra gran importancia pues se trata del mayor
vención de conservación –distinta tonalidad de la complejo urbano del mundo construido en tierra
tierra, del acabado, etc.– facilita la reversibilidad, que existe en la actualidad.
desde que la intervención sea realizada con rigor
y cuidado. La reversibilidad de las intervenciones Patologías
es uno de los principios más difíciles de aplicar, 213
en particular si hay una reacción química entre Esta temática es bastante amplia, por lo que

Teoría de la conservación y su aplicación al patrimonio en tierra


los constituyentes. Este es el caso de la mezcla se intentará mencionar apenas algunos de los
efectuada entre tierra y cal, la cual, después de fenómenos más comunes que ocurren en las
aplicada, se va carbonatando con el tiempo, ha- estructuras en tierra.
ciendo más difícil su separación. Por otro lado, es- Pero antes es indispensable recordar que
ta es una de las características que fundamenta Feilden (2003, p. 2) destaca que las patologías
mejor la utilización de cal en la conservación de son fundamentales al analizar las causas de
las estructuras en tierra. deterioración y de pérdida de material en la es-
tructura y en los materiales que componen el
Mínima intervención objeto. Observar: (i) las fortalezas y debilidades
inherentes; (ii) los posibles agentes naturales de
Este principio debe ser inherente a cualquier obra deterioro que los pueden afectar y la rapidez de
de conservación. El principio de la mínima inter- su acción, y (iii) los posibles agentes humanos
vención facilita la reversibilidad de la intervención, de deterioro y cuánto de su efecto puede ser re-
así como la preservación de su autenticidad. ducido en su origen. A continuación, una vez ana-
Tanto el principio de mínima intervención como el lizados adecuadamente los factores de deterioro
de reversibilidad son principios muy importantes e identificados los efectos o resultados de ellos en
para tener en cuenta en la conservación, pues la estructura, es posible preparar el diagnóstico
deben posibilitar una mayor preservación del con- respectivo.
texto natural del bien cultural, posible por medio
del mínimo impacto posible. De origen intrínseco a la estructura

Unidad Las patologías inherentes a la estructura pueden


variar, principalmente en lo que se refiere a: (i)
De acuerdo con Brandi (2006, p. 13), el carác- estabilidad estructural de los muros en tierra;
ter de unidad se desarrolla más en la noción (ii) desajustada compactación de la tierra, sobre
de lectura del objeto como un todo que en una todo en la realización de las paredes de tapia, así
Figura 6: en Omán, que se tornó inhabitable después de un
Vista general del pueblo ataque aéreo (Warren, 1999, p. xiv).
de Taos, Nuevo México,
USA.
Provocadas por animales

Los animales e insectos pueden tener igualmente


una acción perjudicial en la estructura: los prime-
ros por la acción de fricción en las paredes –para
rascarse, por ejemplo– o debido a la infiltración de
como (iii) no adecuada dosificación del material; orina; los segundos pueden crear acciones más
(iv) proyecto con detalles técnicos inadecua- dañinas, como es el caso de las termitas. A pesar
dos; (v) mala construcción, etc. Es de referir, de atacar primariamente la madera, las termitas
igualmente, la emergencia de asentamiento de pueden de igual manera hacer múltiples aguje-
fundaciones que pueden provocar grietas conti- ros en el interior de la estructura –sin que sea
nuas en la vertical. visible en el exterior– si existe material orgánico
APUNTES vol. 20, núm. 2 (2007): 202-219

en la mezcla de tierra aplicada en la construcción


De origen extrínseco a la estructura y si ellas tuvieran una presencia activa en la región
donde se encuentra la estructura.
Provocadas por agentes naturales
Síntomas
Las causas climáticas para el deterioro del objeto
pueden ser variadas y provocar deterioro físico En general, y según Rainer (Guillaud y Avrami,
debido a (i) cuestiones biológicas –vegetación, 2003, p. 204), las patologías en las estructuras
hongos, bacterias, insectos, organismos marinos, edificadas en tierra se manifiestan sobre todo en
aves, etc.–; (ii) cuestiones químicas –combus- la parte superior y en la parte baja de las paredes.
214
tión, humo, polución, etc.–; (iii) cuestiones físi- Hay que prestar particular atención (i) al tipo de
cas –viento, polvo o arena, desastres naturales, construcción; (ii) a la localización de la estructura;
raíces, etc.– que comprenden naturalmente los (iii) a los edificios históricos aún habitados; (iv) a
factores térmicos –radiación solar, grandes osci- los sitios arqueológicos abandonados.
laciones térmicas, movimientos térmicos, expan­ Si se tienen en cuenta los tres modos de
sión de distintos materiales, etc.– y los factores construir –monolítico, mampostería y estructura
de humedad –precipitación, sales, hielo, nieve, de soporte–, no es aconsejable la combinación de
humedad ascendente, condensaciones, niveles métodos de construcción, aun cuando el material
freáticos, etc.–. sea común. Por ejemplo, en Arg-E-Bam, muchos
de los edificios que se derrumbaron con el sismo
Provocadas por agentes humanos habían sido restaurados con adobe, cuando la
técnica original del edificio existente era tierra
La falta de mantenimiento periódico y constante empañetada. Los distintos métodos de construc-
puede naturalmente perjudicar al objeto, así como ción en tierra también presentan diferentes pro-
el exceso de visitantes, típico del turismo en masa, blemas de deterioro; de allí que cualquier acción
que puede provocar alteraciones en las condicio- de conservación en estructuras en tierra sea de
nes ambientales del objeto. Otros tipos de daños gran complejidad.
realizados por el ser humano son los provocados Los sitios arqueológicos de tierra presentan
por accidente o contacto inadecuado con el ob- en su mayoría factores de deterioro de diferente
jeto, intervención inadecuada en la conservación natureza. Si ya se encuentran desenterrados, de-
o restauración, pero también los que son produ- berá por ejemplo tenerse en cuenta ­capilaridad
cidos por la acción intensiva de la agricultura, ascendente, condensaciones, inundaciones, ame-
polución industrial, vandalismo, negligencia o nazas sísmicas, polución atmosférica, etc. Por
ignorancia, etc. Sin duda, lo que provoca mayor otro lado, algunos de los factores actuales bas-
impacto en la destrucción de la estructura es la tante determinantes del deterioro de las estruc-
acción provocada por la guerra, lo que es posible turas son la salinidad creciente de los suelos, la
observar por ejemplo en el palacio de Birket Muz, elevada humedad relativa, la actividad sísmica,
el tráfico turístico, etc. En términos generales, las Figura 7:
Preservación regular del
estructuras arqueológicas mejor protegidas son
Pueblo de Taos, Nuevo
las que se encuentran todavía enterradas, ya que, México, usa.
según Rainer, ellas mantienen cierto equilibrio
que se ve gravemente afectado en el momento
de la excavación.

Efectos

La acción directa del agua y del viento se tradu- efectos en el muro, si éste se encuentra saturado
ce en fenómenos de erosión eólica y pluviomé- de humedad; los asentamientos del muro debido
trica en la pared, que se inicia en la superficie y a humidificación del suelo o al exceso de peso en
continúa en su interior llevando al crecimiento de la parte superior del muro; las acciones de con-
cavidades y a la consecuente pérdida de volumen solidación mal realizadas que pueden implicar
de la pared. reconstrucción de estructuras.
La falta de cohesión de las partículas que
componen la pared puede también resultar en Diagnóstico
la degradación estructural del edificio. La referi-
da escasez de cohesión puede también ser origi- Se hace evidente que después de analizado y ca-
nada por la presencia de cloruros –que provocan racterizado el objeto de estudio, deberá definirse
salitre–, una de las principales patologías provo- su estado de conservación y su diagnóstico. De
cadas por el viento en las estructuras en adobe acuerdo con González-Varas, este deberá ser
presentes en los nueve palacios de Chan Chan. constituido por: (i) cuestionamiento de posibles
Otro tipo de efectos es el de humedecimien- alteraciones o patologías; (ii) identificación de
to, exfoliación de los adornos, desprendimiento los factores de deterioro y determinación de su
215
de materiales, como sucede en las murallas de incidencia sobre el objeto; (iii) elección de tra-
tapia militar del castillo de Juromenha, en el in- tamientos por aplicar. Añade además que “la

Teoría de la conservación y su aplicación al patrimonio en tierra


terior de Alentejo, en Portugal (Bruno, 2006), investigación científica y la consiguiente diagnosis
entre otros efectos comunes a las estructuras en constituyen, por tanto, operaciones cruciales, no
tierra cruda. sólo para el conocimiento del objeto, sino también
A veces las paredes de tierra son afectadas para orientar las acciones de prevención, control,
en su interior mientras que, aparentemente, los mantenimiento o las posibles intervenciones de
síntomas no se identifican de inmediato en el conservación y restauración directa que se juz-
exterior. Esta cuestión es relevante, en particular guen necesarias” (2005, p. 88).
cuando hay: gran humedad en el aire; protección De este modo, el diagnóstico presupone
inadecuada del muro –por ejemplo, revocos de acciones de intervención en el origen y causa de
cemento–; presencia de termitas en el interior de la patología, procurando la preservación máxima
paredes construidas en tierra empañetada –ya posible de la estructura. Las acciones pueden
que tienen en su interior paja cortada–, etc. considerar situaciones como: limpieza de vege-
Son innumerables las patologías que ocu- tación o remoción de raíces, protección de la
rren en las estructuras en tierra cuando son so- estructura con cobertura, adecuado desagüe de
metidas a acciones frecuentes o puntuales pero aguas pluviales en las coberturas y respectivo
bastante agresivas. Estos son tan sólo algunos drenaje en el suelo, canalización de saneamien-
problemas comunes que afectan las estructuras to, refuerzo de los cimientos o embasamientos,
en tierra, entre muchos otros efectos graves que reparación con consolidantes en hendiduras
ponen en riesgo la sobrevivencia de este frágil o grietas, protección de las superficies con revo-
patrimonio: la pérdida de volumen, que hace más ques naturales, reintegración de partes como
difícil la lectura del objeto; la pérdida de cohesión vergas –linteles– o arcos en peligro de desmo-
del material, problema que se acentúa aún más ronamiento, reestructuración del maderaje, etc.
si la arcilla deja de estar activa; la cristalización Las acciones referidas son bastante comunes en
de sales en la superficie de las paredes de tie- obras de conservación o restauración de edificios
rra; los cambios bruscos de temperatura y sus en tierra, como fue el caso de la restauración de
las Casas de los Romeiros, en Alcácer do Sal, sur sustentado en un sistema de valores y
de Portugal (Correia, 2000). significados es mucho más aceptable
Cuando los recursos son muy limitados, es para la comunidad científica. De este
crucial establecer prioridades de actuación. La modo, el procedimiento de recolección
fase de diagnóstico es esencial en la prevención de documentos tiene como objetivo
de posibles patologias e incluso en la eventual inicial analizar y evaluar el significado
solución del origen del problema. Es evidente de un sitio. Este proceso involucra la
que aún no hay suficiente investigación y cono- identificación y descripción del lugar, su
cimiento acerca de la resolución de patologías análisis, su evaluación y la consecuente
que afectan las estructuras en tierra. Tan sólo respuesta. Se destaca igualmente la
se conocen algunas soluciones posibles. Es ur- importancia de registrar la información
gente aumentar la investigación en esta área y relativa al contexto natural y social.
comparar, en particular, las distintas soluciones • Niveles de registo y documentación:
diagnosticadas en caso de situaciones seme- existen tres tipos de registro: (i) la docu-
jantes. La literatura publicada en este ámbito no mentación preliminar –para identificar
APUNTES vol. 20, núm. 2 (2007): 202-219

es suficiente para afrontar la información que se el problema y prever posibles investiga-


requiere debido al creciente abandono del patri- ciones–; (ii) la documentación sistemá-
monio en tierra. tica y comprehensiva –para posibilitar
una visión general, además de detalles
Metodologías específicos sobre el asunto–; (iii) la do-
cumentación suplementaria –siempre
A continuación se hace referencia a algunas de que haya intervenciones monitoreadas
las posibles metodologías para tener en cuenta a largo plazo–. En este ámbito se han
en un proyecto de intervención. identificado diferentes tipos de docu-
Uno de los primeros pasos que se deben mentación: los inventarios, los relatos
216
realizar en un proyecto de conservación es identi- de estructuras históricas y los relatos es-
ficar sus objetivos, pues no deberá ser propuesta tructurales, el análisis y la evaluación de
una acción de conservación sin que ésta sea las condiciones locales, entre otros posi-
previamente analizada y valorada. Es fundamen- bles métodos de documentación.
tal también definir los valores que pueden ser
identificados en el objeto arquitectónico por con- Principios de abordaje
servar y clasificarlos por prioridad, para respetar
y preservar al máximo su identidad. Igualmente, Como es referido por Correia (2004, p. 336),
debe darse importancia a las distintas acciones existen realmente diversas formas de abordar
que se desarrollarán, antes de intervenir, como: la metodología de intervención en la conserva-
recolección de documentación, registro sistemá- ción o restauración del objeto. No sólo en lo que
tico, identificación y análisis de las fortalezas, de- respecta al aspecto interdisciplinar del equipo y
bilidades, oportunidades y amenazas al proyecto de la intervención, sino también a la orientación
–swot: Strengths, Weaknesses, Opportunities, utilizada para direccionar la problemática de la
Threats–, la protección inmediata, para que en cuestión. Esta última define básicamente los di-
caso de ser necesario pueda evitarse la acelera- ferentes principios de abordaje en el análisis de
ción del deterioro, etc. los hechos, lo que es notorio, sobre todo, en los
diferentes informes técnicos valorativos presen-
Registro, levantamiento y evaluación tados sobre Arg-e Bam, después del terremoto del
26 de diciembre de 2003.
Según Claudia Cancino (Guillaud y Avrami, 2003, De esta manera, podemos identificar distin-
p. 205), se pueden utilizar distintos modos de tos abordajes, aunque Goldberg y Larson definen
registro de la información. especialmente tres: (i) “Designative or Descripti-
• Generar el cambio mediante la utiliza- ve”; (ii) “Prescriptive and Appraisive”; (iii) “Evalua-
ción de documentación: en la ­actualidad, tive” (1975, p. 145), o sea:
la ventaja de planear la metodologia de • El abordaje descriptivo, en el cual se in-
intervención con base en un criterio tenta comprender la estructura, descri­
biendo las distintas partes del objeto • Recolección de documentación. Se ca-
en términos históricos o técnicos, las racteriza por la identificación del lugar y
diferentes patologías existentes, el me- la documentación de sus condiciones.
jor método para aplicar, etc. Es la fase en que se realiza un mayor
• El abordaje prescriptivo, en que se apun- estudio del objeto por medio de su in-
ta de inmediato lo que hay que hacer o vestigación, levantamiento e inventario.
cómo intervenir. También es la fase en que se recolecta
• El abordaje valorativo, en el cual se in- información –ejemplo: exámenes de la-
tentan comprender las razones del es- boratorio– para ser analizada en la fase
tado de la estructura, para cuestionar siguiente.
cuál deberá ser el significado atribuido • Análisis y evaluación. Se inicia con la
al objeto o cuál la mejor metodología interpretación de la documentación re-
para aplicar. cogida, analizándose el lugar y el objeto
Es importante que los diferentes principios –ejemplo: comprendiendo el origen de
puedan coexistir e interrelacionarse entre sí, las patologías existentes, interpretando
pues son complementarios. Identificarlos y com- los resultados de los exámenes de la-
prenderlos permitirá al equipo interdisciplinar boratorio–. El equipo de planeamiento
implementar las decisiones más adecuadas en la también evalúa el significado cultural
intervención de conservación o restauración. del objeto y de las diferentes fortalezas,
valores y condiciones, así como normas,
Fases de planeamiento cartas y recomendaciones que directa-
mente podrán influenciar el proyecto.
Con respecto a la metodología por aplicar, pue- • Intervención. Definición e implementa-
de considerarse que existen diversas fases de ción del programa más adecuado para
planeamiento. Así, la subestructura del planea- la intervención –ejemplo: definiendo
217
miento dependerá de la complejidad del proyecto, objetivos, el plan financiero, el plan de
pudiendo las diferentes fases ser simplificadas o gestión, los criterios de intervención–,

Teoría de la conservación y su aplicación al patrimonio en tierra


su realización más detallada y desarrollada. implementación del programa, monito-
Tal como es observado por Correia (2004, reo de la intervención y mantenimiento
p. 337), cuando hay imposibilidad de hacer un del objeto después de la conclusión del
planeamiento metodológico del proyecto, se opta programa.
por intentar detectar el origen de la patología y su
respectiva solución. Sin embargo, el problema es Planes de manejo
algunas veces más complejo de lo que aparenta
y puede esconder orígenes no inmediatamente Fue después de la Revolución Francesa, debido
identificables –ejemplo: las termitas–. al vandalismo dirigido hacia el patrimonio, cuan-
El equipo de planeamiento será el encar- do se despertó la conciencia de salvaguardar y,
gado de ponderar y decidir sobre las diferentes consecuentemente, la noción de inventariar, cla-
fases del programa. Así mismo, es responsable sificar, administrar. Para el control de tan extenso
de la gestión del proyecto y de la metodología de patrimonio nacional fue necesario establecer
intervención más adecuada al objeto. criterios de gestión. Estos fueron introducidos a
Pueden distinguirse, entonces, diferentes partir de 1790 por la Comission des Monuments
fases de planeamiento del proyecto, habiendo (Aguiar, 2002, p. 37). Sin embargo, solamente
naturalmente variantes en la estrategia de im- Figura 8:
plementación: Vista general de las Casas
• Planeamiento de la gestión del proyecto. dos Romeiros, Alcácer do
Sal, Portugal.
Es la fase en que se desarrolla la pro-
puesta de planeamiento con una meto­
dología de abordaje interdisciplinar.
También es la fase en que se definen las
orientaciones generales para la gestión
del proyecto.
Figura 9: el caso, el especialista responsable deberá por
Reestauración de las lo menos comenzar la recolección máxima de
Casas dos Romeiros,
Alcácer do Sal, Portugal. información y de investigación específica sobre el
objeto, lo que permitirá por lo menos el desarrollo
de mejores estrategias de planeamiento.
En el área de la arquitectura de tierra, debe-
rá destacarse el plan de manejo de Chan Chan,
en Perú, y el plan de manejo de Joya de Cerén, en
El Salvador, ambos desarrollados en la década
de los noventa del siglo xx. El gran alcance y
la importancia que la realización de planes de
manejo obliga –y más importante, su impacto–
compensan no solamente el empeño requerido
a los equipos interdisciplinares que lo realizan y
aplican, sino también el compromiso financiero
APUNTES vol. 20, núm. 2 (2007): 202-219

en las últimas décadas del siglo xx se desarrolla para implementarlo.


el interés por la aplicación del plan de manejo
–management plan–, que se puede constatar Conclusiones
en la investigación desarrollada por la nsw Heri-
tage Office de Australia, así como en las comu- El presente artículo sólo pretendió plantear una
nicaciones presentadas en las dos conferencias reflexión sobre algunos de los aspectos rela-
organizadas por el Getty Conservation Institute, cionados con la teoría de la conservación y su
gci: “The Conservation of Archaeological Sites in aplicación al patrimonio en tierra. Queda mucho
Mediterranean Region” y “Management Planning por discutir, en particular lo que respecta a los
for Archaeological Sites”; o en los informes y ma- desarrollos más recientes sobre la filosofía de la
218 nuales de la Unesco. conservación, así como sobre el estudio de las
Según Clark (2001, p. 66), un Plan de Ma- patologías, su origen y diagnóstico. Merece aún
nejo es considerado como el programa que desa- mayor atención la metodologia e intervención del
rrolla las medidas necesarias para comprender proyecto de conservación, imposible de cubrir en
determinado objeto, evaluar su significado y el presente artículo o de sistematizar ampliamen-
valor, analizar las cuestiones relativas a la vulne- te en el espacio propuesto.
rabilidad del objeto y las políticas que retienen el En los últimos años, la investigación y el
significado del objeto en evaluación. Un plan de conocimiento científico de la arquitectura en tie-
manejo hace énfasis en el programa de trabajo rra ha avanzado de manera considerable. Las
propuesto, el trabajo de mantenimiento por efec- conferencias internacionales que se vienen rea-
tuar y su aspecto económico, pero, más impor- lizando desde 1972; la creciente investigación en
tante todavía, valoriza la comprensión del objeto laboratorios tecnológicos y arquitectónicos que
antes de que se tomen las respectivas medidas se adelanta en los distintos centros de investiga-
de conservación. ción, particularmente en Europa y América Lati-
La gestión del patrimonio es bastante com- na; el establecimiento de redes de investigación
pleja e interdisciplinar, pues requiere el compromi- internacionales; los esfuerzos por el fomento de
so de distintas partes decisorias y de los equipos la formación a nivel de posgrado cada vez más
que intervienen en el análisis del patrimonio, especializada; todo ello ha demostrado que, a
haciendo énfasis siempre en la preservación y el pesar de la falta de conocimiento científico en este
máximo de respeto hacia el objeto. Por otro lado, campo, es mucho lo que se ha avanzado. En este
es siempre esencial la gestión equilibrada de sentido, es necesario estrechar las relaciones in-
los distintos factores que intervienen –ecología, terinstitucionales de suerte que la investigación
ambiente, arqueología, historia, etc.–, evitando sea más profunda, consistente y articulada. Sin
potenciar posibles daños. duda, actualmente nos encontramos ante un nue-
El plan de manejo permite la toma de deci- vo impulso de cooperación internacional para
sión por un extenso equipo interdisciplinar, pero un mayor conocimiento y resolución de los desa-
solamente tiene fundamento si las dimensiones fíos a los cuales se enfrenta la conservación del
del objeto de estudio lo justificaran. Si no fuera patrimonio en tierra. Se hace indispensable que
las sinergias interdisciplinares y de ámbito inter- Feilden, B. M. (2004). Conservation of Historic
nacional respondan rápidamente en la creación Buildings. Oxford: Elsevier Butterworth-Hei-
de medidas de defensa y salvaguarda de este nemann.
patrimonio tan frágil y antiguo. Fernandes, M. (2005). “A conservação da arqui-
El esfuerzo exigido por el patrimonio existen- tectura em terra”. En: Arquitectura de Terra
te en tierra para sobrevivir al siglo xxi, sólo será em Portugal (pp. 204-212). Lisboa: Argu-
posible considerando el artículo 7 de la Carta de mentum.
Quito, en el cual se destaca la importancia de re- Goldberg e Larson (1975). Group Communication:
valorizar el patrimonio a través del turismo cultu- Discussion Processes & Applications. Englewo-
ral, pero sin olvidar la importancia de trasponer el od Cliffs-New Jersey, usa: Prentice-Hall Inc.
carácter universal de las doctrinas del patrimonio González-Varas, I. (2005). Conservación de bienes
para la especificidad cultural de cada país, tal co- culturales. Teoría, historia, principios y normas.
mo es defendido por el documento de Nara. Madrid: Manuales Arte Cátedra.
Referencias Guillaud, H. y Avrami, E. (2003). “Research in Ear-
then Architecture Conservation: A Literature
Aguiar, J. (2002). Cor e cidade histórica. Estudos Review”. Terra 2003 Preprints: 9th International
cromáticos e conservação do património . Conference on the Study and Conservation of
Porto: faup publicações. Earthen Architecture. Yazd: 29 November-2
Brandi, C. (2006). Teoria do Restauro. Amadora: December 2003.
Edições Orion. Hosseini, Mahdavifar, Bakhshayesh y Rakhshandeh
Bruno, P. (2006). “A Conservação de Paredes de (2004). Engineering Geology and Geotechni-
Terra Crua – da análise à intervenção prática”. cal Aspects of Bam Earthquake (Preliminary
En: Houses and Cities built with earth: con- Report). Irán: International Institute of Ear-
servation, significance and urban quality (pp. thquake Engineering and Seismology. Recu-
55-58). Lisboa: Argumentum. perado el 20 de agosto de 2004. Disponible
Clark, K. (2001). Informed Conservation. Understan- en: http://www.iiees.ac.ir/English/bam_re- 219
ding historic buildings and their landscapes for port_english_geo.html

Teoría de la conservación y su aplicación al patrimonio en tierra


conservation. London: English Heritage. Jokilehto, J. (1995). “Reconstruction of ancient
Correia, M. (2004). “Estratégias na Conservação do ruins”. En: Conservation and Management
Património em Terra”. Memorias del 3º siacot of Archaeological Sites. London: James &
– Seminario Iberoamericano de Construcción James.
con Tierra (pp. 333-342). Tucumán: Universi- Jokilehto, J. (2004). A History of Architectural
dad Nacional de Tucumán, Argentina. Conservation. Oxford: Elsevier Butterworth-
Correia, M. (2006). “Universalidade e Diversidade Heinemann.
da Arquitectura de Terra”. En: Terra: Forma Matero, F. (1995). “Conservation of architectural
de Construir. Arquitectura, Antropologia, Ar- plasters: Fort Union, New Mexico”. En: Con-
queologia (pp. 12-19). Lisboa: Argumentum e servation and Management of Archaeological
Escola Superior Gallaecia. Sites (pp. 5-24). London: James & James.
Correia, M. y Fernandes, M. (2006). “The Conser- Terra 93 (1993). Comunicações da 7ª Conferência
vation of Earth Architecture: The contribution Internacional sobre o Estudo e Conservação
of Brandi’s theory”. Proceedings: International da Arquitectura de Terra. Direcção Geral dos
Seminar Theory and Practice in Conservation, Edifícios e Monumentos Nacionais. Silves, 24
a Tribute to Cesare Brandi (pp. 233-241). a 29 de Outubro 1993, 659 pp.
Lisbon: lnec. Terra 2000 (2000). Preprints: 8th International
Correia, M. y Merten, J. (2000). “Restoration of the Conference on the study and conservation
Casas dos Romeiros using traditional materials of earthen architecture. Torquay, May 2000,
and methods. A case study in the southern 452 pp.
Alentejo area of Portugal”. Terra 2000: 8th Terra 2003 (2003). Preprints: 9th International
International Conference on the Study and Conference on the study and conservation of
Conservation of Earthen Architecture (pp. earthen architecture. Yazd, 29 November-2
226-230). Plymouth: James & James. December 2003, 666 pp.
Earl, J. (2003). Building Conservation Philosophy. Warren, J. (1999). Conservation of Earth Structures.
Dorset: Donhead. London: Elsevier Butterworth-Heinemann.
Teoría de la Palabras clave del autor
Patrimonio, conservación, restauración, valores, plan de
conservación y manejo.
su aplicación al Descriptores*
patrimonio en tierra Construcciones de adobe - Investigaciones
Patrimonio cultural
(págs. 202-219) Conservación y restauración de monumentos

Conservation theory and its


application to earthen heritage
Abstract
In spite of the published information concerning earth archi-
Mariana Correia tecture, its techniques, and its state of art, little attention has been
Escola Superior Gallaecia, Portugal given to the area of conservation practice based on the theory of
marianacorreia@mail.telepac.pt conservation. This article aims at reviewing conservation theory
principles and reasons and their analyses through the earth archi-
Arquitecta y magíster en arquitectura de la Universidad Técnica de tecture perspective. In the first part of the article, there is an appro-
Lisboa, Portugal. Diploma DPEA-Terre de Craterre, Francia. Candida- ach to the Cultural Heritage, followed by conceptual definitions and
ta al título de Doctor de Oxford Brookes University, Reino Unido. Ha conservation actions, as well as documental references related to
dictado más de 50 conferencias sobre comunicación intercultural, the “restoration” bases, international charts and Brandi’s Theory.
sostenibilidad, eco-construcción, arquitectura vernácula y arqui- Subsequently, Values and Significance are also analysed, as well
tectura en tierra. Es miembro del Comité Científico Internacional as the factors that enhance them and the Principles for Conserva-
de Patrimonio Arquitectónica de Tierra icomos-isceah y de la Red tion Recommendations. Some of the Pathologies and Diagnosis
Proterra. Ha publicado más de treinta artículos en libros, revistas are enhanced, followed by some examples of Methodologies of
científicas y memorias de conferencias y fue co-coordinadora de intervention, and finally, Heritage Management Plans.
cinco libros sobre el tema de arquitectura en tierra publicados por la
editorial Argumentum: “Arquitectura de Terra em Portugal” (2005); Author Key Words
371
“Terra em Seminário” (2005); “Houses and Cities Built with Earth” Heritage, conservation, restoration, values, management
(2006); “Terra: Forma de Construir. Arquitectura–Antropología– plan.

Reseñas
Arqueología” (2006) y antera del libro bilingüé “Taipa no alentejo”
(2007). Actualmente es directora de la Escola Superior Gallaecia, Key Words Plus*
Portugal. Building, adobe - Research
Cultural heritage
Recepción Monuments - conservation and restoration
18 de febrero de 2007

Evaluación
26 de noviembre de 2007

Aceptación
14 de diciembre de 2007

Resumen
A pesar de las publicaciones sobre arquitectura en tierra, así
como su extenso estado del arte, hay poca literatura sobre las
prácticas de conservación fundamentadas en la teoría de la conser-
vación. Este artículo pretende revisar los principios y fundamentos
de esta teoría y su análisis desde la perspectiva de la arquitectura
de tierra. En la primera parte, se aborda el patrimonio cultural y la
comprensión de su estudio. Posteriormente, se aclaran algunas
definiciones conceptuales y las acciones de conservación, y se
exponen distintas doctrinas relacionadas con los principios de la
restauración, las cartas internacionales y la teoría de Brandi. Por
último, se estudian los conceptos de valores y significado y los fac-
tores que los facilitan, así como los principios y recomendaciones
para la conservación. Se abordan algunas patologías y diagnósti-
cos, así como determinadas metodologías de trabajo y, por último,
los planes de gestión del patrimonio.
* Los descriptores y key words plus están normalizados por la Biblioteca
General de la Pontificia Universidad Javeriana.