You are on page 1of 2

Taquigrafía

La Nación, 24 de mayo de 2005 Volver a la Taquigrafía Señor Director: "Los gobernantes y dirigentes de la educación, que mediante la ley federal vigente sacaron a la taquigrafía o estenografía de los planes de estudio de la enseñanza secundaria hace más de diez años, lo hicieron despreciando los esfuerzos que hemos hecho los profesores de esa disciplina para evitar tamaño error. Baste señalar solamente que con el aprendizaje y ejercicio que hacen los jóvenes estudiantes mediante su uso, se les exige un dominio gradualmente avanzado del idioma, tema tan criticado en los tiempos actuales. La persona que escribe en taquigrafía realiza siempre la traducción de lo que hace, lo que involucra un ejercicio indispensable del vocabulario y conocimiento de las reglas del idioma. "Quienes así procedieron para hacerla desaparecer -y lo lograron- no conocían su utilidad, arguyendo muchas veces en apoyo de esa desastrosa decisión que hay procedimientos mecánicos que la tecnología moderna pone al alcance de las personas. "Establecer una comparación entre la taquigrafía y el grabador, como muchos lo hacen y se ubican en favor de este último, es una falacia sobre la que habría que hablar mucho. Solamente digamos que una máquina cualquiera es intelectualmente insensible frente a la mente humana. La mano puede ser reemplazada por cualquier procedimiento mecánico; el cerebro humano no. Escribir en taquigrafía será siempre una muestra de ejercicio mental, a despecho de quienes han exhibido una olímpica ignorancia acerca de sus ventajas. "Los docentes nos enorgullecemos recordando que durante bastante tiempo hemos hecho saber a las autoridades educacionales, sin que nos escucharan, que la enseñanza de la taquigrafía tiene aspectos sumamente útiles. Entre 1989 y 1995 se realizaron seis encuentros de profesores con el fin de interiorizar de estas ventajas a los responsables de la educación de nuestros jóvenes, sin ser oídos, por supuesto. A uno de dichos encuentros concurrieron sólo estudiantes, quienes expresaron abierta y libremente que la materia era interesante y beneficiosa. "Como prueba de ello están los más de mil jóvenes que participaron durante varios años en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires en concursos taquigráficos. "Esperamos que el error en que se incurrió con la implantación de la Ley Federal de Educación, actualmente tan criticada en el ambiente educacional, sea sólo un mal recuerdo y volvamos a hacer de la taquigrafía la valiosa enseñanza que todos anhelamos." Prof. Juan C. Servat
posted by Perplatado @ 1:26 AM

1 Comments:

At 1:50 PM, INSTITUTO SUPERIOR NTRA SEÑORA DE LA PAZ said…

Coincido con su apreciación, totalmente de acuerdo, hay que incentivar que los jóvenes usen su cerebro porque lo tienen entumecido con tanta tecnología. La taquigrafía, materia que yo quería mucho cuando estudié la secundaria, me parece que es una forma de agilizar la mente y al mismo tiempo me parece que si tenemos un apagón general, esta forma de comunicación sería muy útil. Podríamos comparar también el código morse con las actuales tecnologías rápidas de comunicación, pero para mi son incomparables. Son dos cosas diferentes, con un mismo objetivo pero que en determinadas circunstancias cada una tiene una función importante.