A lo largo de los años, Filosofía para Niños ha demostrado ser una herramienta pertinente y eficaz como sustento de la enseñanza

, concibiendo a la filosofía como algo que los niños pueden “hacer” y no como se la veía tradicionalmente: una disciplina reservada para el ámbito universitario.

En pocas palabras quiero manifestarle mis apreciaciones acerca de todo lo que he leído en este Blog y del Congreso Juvenil de Filosofía. Ha sido muy interesante la lectura desde Proclama hasta mucho de lo que los Profesores Ofrecen. De alguna manera al leer cada artículo, pasé revistas en mi memoria hasta llegar a mi adolescencia recordando aquellos temores que tenía frente a nuevos desafíos y cambios de no saber que vendría o como transitar por un nuevo camino repleto de experiencias y aprendizajes. También, recordé que era otra época, donde no estábamos al alcance de tanta información y formación. Hubiese sido más nutritivo para nosotros contar con este tipo de proyectos, ya que tuvimos que sobrevivir a un mundo existencial e intelectualmente problemático que nos fue heredado. Sostengo que este Congreso Juvenil de Filosofía para Adolescentes forma parte de una propuesta educativa que brinda a los niños y adolescentes instrumentos adecuados para analizar el mundo y la sociedad en la que viven, ocurriendo casi en el mismo momento en que comienzan a interrogarse acerca de ellos. Un proyecto es esencialmente un conjunto de actividades interrelacionadas, con un inicio y una finalización definida, que utiliza recursos limitados para lograr un objetivo deseado. Creo que este proyecto es el motor para el inicio de nuevos debates y cuestionamientos que hoy tienen los niños y adolescentes. Contando con distintos temas y disparadores se podrá proponer a los alumnos y, mediante un conjunto de pautas metodológicas, que rescaten la curiosidad y el asombro y, de esta manera, estimulen y desarrollen el pensamiento complejo. Además, este Congreso no permitirá convertir a los niños y adolescentes en filósofos profesionales, sino que les permitirá desarrollar y mantener viva en ellos una actitud crítica y creativa. Aseguro que este congreso y futuros encuentros que se realicen, serán “comunidades de indagación” dando resultados que podrán apreciarse no solo en el Congreso en sí y en exposiciones, sino que serán enriquecedoras en el paso por la primaria, por la secundaria y para toda la vida. He leído acerca de distintos Programas Educativos que llevan treinta años de crecimiento en más de cuarenta países del mundo donde buscan desarrollar y mejorar las habilidades del razonamiento y el pensamiento creativo mediante la reflexión y el diálogo. Los resultados son notables y varios países han adoptado este modelo a seguir teniendo excelentes resultados, no solo en el aula sino que han sido generadores para promover estas instancias de aprendizaje donde la experiencia, el compromiso y las ganas de nutrirse son cada día más intensas y más movilizantes. Celebro ser parte de esta entidad educativa y también de nutrirme de cada uno de los proyectos que forman parte de este grupo de profesionales tan comprometidos con la educación, con la integridad de los alumnos y la formación de todo el personal docente. María Celeste Bottegoni Coordinadora de Jardín Bilingüe

Colegio Galileo Galilei