You are on page 1of 7

Universidad de Antofagasta Facultad de Ciencias Jurídicas Carrera de Derecho

ENSAYO DE FILOSOFÍA DEL DERECHO

Profesor: Patricio Lazo Alumna: Alejandra Berthelón

¿Es justa la protesta de los deudores habitacionales? Para efectuar el siguiente ensayo, me ha llamado la atención un problema que se ha venido presentando de forma muy sigilosa hace ya algunos años atrás, pero que hoy en día ha traído consecuencias mediáticas a nuestra sociedad, trayendo consigo múltiples protestas en las calles de pobladores, no muy pacíficas, sino muy por el contrario bastante osadas, llegando a tal punto de amenazar al gobierno de atentar contra sus vidas. Hace muy pocos días hemos visto en las noticias como este grupo de personas ha decidido aglomerarse y quedarse a orillas del río Mapocho amenazando con tirarse a él si no les dan una respuesta inmediata o pronta a sus problemas. Me estoy refiriendo a los denominados “Deudores Habitacionales”, quienes luego de señalar que están cansados de esperar una respuesta del gobierno de forma pacífica, llegaran hasta sus últimas consecuencias, siendo la primera de ellas las constantes protestas por las calles de distintas ciudades, con lo cual buscan una respuesta del Estado ante sus deudas habitacionales que por distintas razones han dejado de pagar. Para ilustrar la discusión, desarrollare una presentación del problema en el siguiente punto 1. I.- Planteamiento del problema.Como señale anteriormente, los diferentes medios de comunicación nos han presentado desde algún tiempo una serie de protestas de un grupo de personas referenciados genéricamente como “los deudores habitacionales” agrupados en un organismo que obedece a las siglas ANDHA CHILE. En síntesis, la situación que aqueja o que plantea este grupo de personas se refiere a un problema definido por ellos como una falta de justicia. Pero ¿Cuál es la situación que se nos presenta? Es la siguiente: 1.- Un grupo de pobladores contrae un compromiso habitacional con el SERVIU (Servicio de Vivienda y urbanismo), la cual le entrega un subsidio habitacional. 2.- Otro grupo de pobladores, al igual que el anterior, también contrae un compromiso habitacional con SERVIU, la que le entrega un subsidio habitacional, pero al

mismo tiempo le entrega el aval para que contrate con la banca privada un crédito hipotecario por el resto de la deuda. 3.- Y por último, un tercer grupo de pobladores, agrupados bajo la sigla PET (programa especial de trabajadores) son clasificados en distintas categorías: indigentes, vulnerables y de clase media. Estos últimos, a diferencia de las otras dos categorías, reciben menores subsidios y garantías para endeudarse en la banca privada y terminan pagando un mayor precio por la misma casa básica de los clasificados como indigentes o vulnerables. 4.- Una carta de La Agrupación Nacional de Derecho Habitacionales (ANDHA) dirigida a la presidenta Michelle Bachelet señala “Esta ofensiva se constituye en una señal clara para el futuro próximo, y el carácter de las justas reformas que los movimientos sociales del Pueblo Trabajador hemos logrado instalar en la agenda pública desde el paro protesta de Agosto del 2003 a El cambio al Sistema de Negociación Colectiva, las reformas al Sistema Previsional, al Seguro de Cesantía, a la Educación Pública, al sistema electoral por uno proporcional, El cambio de la POLITICA HABITACIONAL, corren el riesgo de la intervención sórdida de estos sectores NEOLIBERALES, sean de la vieja Derecha o del Gobierno, los de arriba y “sus contratistas que están abajo” buscan evitar los cambios, desvirtuando y conteniendo la movilización política y social de la Clase Obrera de hoy por los cambios reales que se requieren para el bienestar de las Familias Trabajadoras que en su conjunto anhelamos un Futuro con Dignidad y Soberanía en CHILE”. Estos grupos de pobladores han salido a las calles exigiendo al gobierno una respuesta antes sus deudas habitacionales, solicitando la condonación total de ellas, que por un sin fin de razones han dejado de pagar. Ante ello, el gobierno ha propuesto un conjunto de condonaciones para quienes tienen menores ingresos o aquellos que han cumplido hasta un cierto nivel de pago, pero ellas no comprenden una condonación total, sino que en el mejor de los casos de una correspondiente al 50%. Sin embargo, la agrupación que representa a estos deudores ha rechazado sistemáticamente estas soluciones por no contemplar una condonación total de dichas deudas, continuando con sus movilizaciones hasta no encontrar una solución “justa” para ellos.

II.- Análisis Filosófico del problema.El problema bosquejado en el punto anterior permite señalar la ocurrencia de algunos hechos que pueden ser analizados desde una perspectiva filosófica moral, por ejemplo: 1.- En todos los casos existe la firma de un contrato entre una persona adulta, completamente capaz de contraer derechos y obligaciones jurídicas, y una Institución pública o privada. 2.- Surge un conflicto entre esas personas y el gobierno por un reclamo de justicia por parte de los deudores habitacionales, frente a la inminente perdida de sus casas en virtud de los embargos que hoy se encuentran suspendidos hasta una determinada fecha, que es el 31 de diciembre de este año. 3.- Surge un escalamiento del conflicto al incorporarse elementos que no están relacionados con el problema de origen, planteando temas adicionales como negociaciones colectivas, reformas al sistema previsional, reforma a la educación y crítica al sistema neoliberal. En lo que sigue trataré de exponer una opinión sobre este conflicto: 1.- El hecho que una persona aparezca desconociendo un compromiso que voluntariamente firmó, muestra una falta de responsabilidad contractual que evidentemente lesiona la marcha normal de un grupo social. Según Santo Tomás de Aquino “el bien debe hacerse y el mal evitarse”1 y ¿Qué es bueno para la sociedad? es bueno que quienes voluntariamente asumen un compromiso se esfuercen por cumplirlo o si las circunstancias lo llevan a no cumplir lo firmado, se esmeren en reprogramar las condiciones del contrato. El acto de incumplimiento de un compromiso implica también afectar la equidad social de momento que, existen otros que con esfuerzo contribuyen a honrar su palabra, lo cual es un acto moralmente bueno. 2.- Un elemento del conflicto lo aportan quienes fueron clasificados como no indigentes o vulnerables, sino como clase media dentro de la agrupación PET, quienes deben pagar un
1

Valoración moral del derecho, Santiago Nino, respecto a Santo Tomas de Aquino

precio mayor por el mismo bien, ya que es la misma casa, con las mismas características, la que les correspondió a todos los que forman parte de dicha agrupación, lo que para ellos es una cosa injusta. Hay aquí un aspecto que para las personas es difícil de entender respecto de la justicia. La imparcialidad de la justicia a la cual se refiere Rawls debiera ser entendida como la imparcialidad de quien la aplica y no de quien la recibe, por cuanto se observa en este caso que mientras el grupo afectado reclama por falta de justicia, la autoridad que clasifica al grupo la considera justa porque los grupos indigentes y vulnerables reciben menores ingresos. El sentimiento de justicia pasa por el individuo y puede que éste no lo perciba tal cual como lo percibe quien la aplica. 3.- Para la definición de sus principios de justicia, Rawls se imagina una reunión de seres racionales y auto-interesados, pero en el conflicto descrito se observa un grupo de personas con sus déficits educativos, emocionales y sus debilidades dentro de las cuales la envidia ocupa un lugar principal. Es comprensible en este sentido la crítica que se hace a Rawls respecto de usar hombres que no son de carne y hueso para deducir sus conceptos de justicia. 2 En otras palabras, un ser irreflexivo y envidioso nada tiene que ver con uno racional y auto-interesado como los que señala Rawls en su obra “Teoría de la Justicia”, de modo que una decisión justa para éste último puede no dejar satisfecho al ser real de carne y hueso que tiene en su mente un concepto de justicia en el que tienen cabida los sentimientos y las pasiones negativas más que los conceptos, lo correcto o lo bueno. 4.- La adición de otras consideraciones o reivindicaciones sociales en las peticiones de la agrupación distorsiona sus acciones llevándola a un terreno distinto y que no dice relación con el objeto principal del movimiento y que puede contrastar con ser una agrupación que reclama algo “justo”.

2

“R. M. Hare ha objetado, por ejemplo, el que Rawls se apoye en nuestras intuiciones a todo lo largo de sus construcción. Se ha cuestionado el valor justificatorio de un contrato hipotético hecho por seres que no tienen nada que ver con los seres reales de carne y hueso”. (Valoración moral del derecho de Santiago Nino respecto a la teoría de la justicia de Rawls).

El problema afecta el estado de derecho de momento que existen normas legales que se pasan a llevar (tomas de calles, edificios, etc), sin considerar otro aspecto de difícil consenso. Miremos el siguiente cuadro:

Si nos damos cuenta el dinero que el gobierno destinará para las condonaciones esta dirigido a personas que no están en condiciones de pobreza, lo cual despierta la duda de si puede ser justo que personas que teniendo capacidad para pagar se les condene el total de la deuda, pudiendo ser considerado incluso como discriminatorio respecto de otros beneficiarios de subsidios habitacionales de los mismos programas del Ministerio de la Vivienda pero que no asumieron créditos complementarios, ya que contaban con un ahorro previo mayor y en consecuencia pagaron al contado la parte del valor de la vivienda no cubierta por el subsidio. Es decir, aquellos que hicieron un mayor esfuerzo previo, a través de un mayor ahorro, finalmente recibieron un menor subsidio que aquellos que se endeudaron y luego se les condenó la totalidad o parte de la deuda. En otro aspecto las sucesivas condonaciones pudieran incentivar al no pago de los créditos hipotecarios, pues finalmente se percibe que no perderán sus viviendas ya que será el gobierno el que irá en ayuda, lo cual encarecería la política habitacional. Ahora bien, sea a la conclusión a la que lleguemos, me gustaría quedar con una frese de Rawls en su Teoría de la Justicia cuando dice “El objeto primario de la justicia es la estructura básica de la sociedad o, más exactamente, el modo en que las instituciones sociales más importantes distribuyen los derecho y deberes fundamentales y determinan las división de las ventajas provenientes de la cooperación social”. En nuestra sociedad no

sólo tenemos derechos sino también deberes, los cuales debemos sopesar a la hora de tomar decisiones y analizar las ventajas y desventajas sociales y económicas de nuestros actos.