OR4-205

ESTADO MAYOR DEL EJERCITO
PARA USO INTERNO EN LAS FUERZAS ARMADAS

ORIENTACIONES
ESCUADRON MECANIZADO

20 de diciembre de 1996

EDITA: ESTADO MAYOR DEL EJERCITO. División de Operaciones. IMPRIME: Talleres del Servicio Geográfico del Ejército. Publicación de ámbito interno de la Administración del Estado

REGISTRO DE CAMBIOS
CAMBIO N.o PAGINAS/FIGURAS FECHA BOD. SUSTITUIDAS AÑADIDAS

ESTADO MAYOR DEL EJERCITO DIVISION DE OPERACIONES Publicaciones Resolución núm. 513/00382/97, de 20 de diciembre de 1996, por la que se autoriza la publicación de las “Orientaciones. Escuadrón Mecanizado (OR4-205)”. Se aprueban las “Orientaciones. Escuadrón Mecanizado (OR4-205)”, que entrará en vigor el día 1 de marzo de 1997. La Imprenta del Servicio Geográfico del Ejército, encargada de la edición, realizará la distribución general, remitiendo gratuitamente a las Unidades, Centros y Organismos (UCO,s.) el número de ejemplares que determine la División de Operaciones del Estado Mayor del Ejército. Las UCO,s. y componentes de las FAS. que particularmente deseen esta publicación, podrán adquirirla al precio unitario de 50 pesetas, solicitándola directamente al Servicio Geográfico del Ejército. Grado de clasificación: Sin clasificar. Nivel de difusión: Para uso interno de las FAS. Madrid, 20 de diciembre de 1996.

El Teniente General JEME., JOSÉ FAURA MARTÍN

Con el fin de mejorar la calidad de esta Publicación, se ruega a sus destinatarios que comuniquen al EME. (Sección Doctrina, División de Operaciones) cualquier error, sugerencia o cambio, citando claramente la página, párrafo, línea o lámina a que se refieran.

INDICE
Páginas

CAPÍTULO 1 GENERALIDADES 1.1. 1.1.a. 1.1.b. 1.1.c. 1.2. 1.2.a. 1.2.a.(1). 1.2.a.(2). 1.2.a.(3). 1.2.a.(4). 1.2.a.(5). 1.2.a.(6). 1.2.a.(7). 1.2.b. 1.2.c. 1.2.d. 1.3. 1.3.a. 1.3.b. 1.3.c. El EMZ. Concepto, organización y encuadramiento . Concepto ..................................................................... Organización .............................................................. Encuadramiento .......................................................... Características, posibilidades, limitaciones, misiones ... Características ............................................................ Orgánicas .................................................................... De mando ................................................................... De maniobra ............................................................... De fuego ..................................................................... De movilidad .............................................................. De trabajo ................................................................... Logísticas .................................................................... Posibilidades ............................................................... Limitaciones ............................................................... Misiones ..................................................................... Normas generales de empleo ...................................... Cooperación con carros .............................................. Capacidad de ocupación y conservación del terreno .. Combate a pie ............................................................. V 1-1 1-1 1-1 1-2 1-4 1-4 1-4 1-4 1-4 1-5 1-5 1-5 1-5 1-6 1-6 1-6 1-7 1-7 1-7 1-7

DIFUSION LIMITADA
Páginas

1.3.d. 1.4. 1.4.a. 1.4.a.(1). 1.4.a.(1).(a). 1.4.a.(1).(b). 1.4.a.(1).(c). 1.4.a.(2). 1.4.a.(2).(a). 1.4.a.(2).(b). 1.4.a.(2).(c). 1.4.a.(3). 1.4.a.(3).(a). 1.4.a.(3).(b). 1.4.a.(4). 1.4.a.(5). 1.4.b. 1.4.b.(1). 1.4.b.(2).

Flexibilidad de empleo ............................................... Formaciones y técnicas de movimiento ..................... Formaciones de combate ............................................ Columna ..................................................................... Ventajas ...................................................................... Limitaciones ............................................................... Empleo ........................................................................ Línea ........................................................................... Ventajas ...................................................................... Limitaciones ............................................................... Empleo ........................................................................ Cuña ............................................................................ Ventajas ...................................................................... Empleo ........................................................................ Cuña inversa ............................................................... Escalones .................................................................... Técnicas de movimiento ............................................. Movimiento ininterrumpido ....................................... Movimiento por saltos ................................................ CAPÍTULO 2 MANDO, CONTROL Y TRANSMISIONES

1-7 1-8 1-8 1-9 1-9 1-9 1-9 1-10 1-10 1-10 1-10 1-11 1-11 1-11 1-12 1-12 1-13 1-13 1-13

2.1 2.2 2.2.a. 2.2.b. 2.2.c. 2.3. 2.3.a. 2.3.b. 2.3.c. 2.3.d. 2.3.d.(1). 2.3.d.(2).

Generalidades ............................................................. Cometidos y responsabilidades .................................. Del Jefe del Escuadrón ............................................... Del Jefe de Sección .................................................... Del Jefe del Pelotón de Mando y Servicios ................ El enlace ..................................................................... Con la Unidad superior ............................................... Con las Unidades colaterales ...................................... Con las Unidades que le apoyan ................................. Con las Unidades subordinadas .................................. Contacto personal ....................................................... Telecomunicaciones ................................................... VI

2-1 2-2 2-2 2-2 2-2 2-2 2-3 2-3 2-3 2-3 2-4 2-4

Páginas

2.3.d.(2).(a). 2.3.d.(2).(b). 2.3.d.(2).(c). 2.3.d.(2).(d).

Radio .......................................................................... Cable de campaña ....................................................... Señales ópticas y acústicas ......................................... Agentes de transmisión .............................................. CAPÍTULO 3

2-4 2-5 2-5 2-5

APOYOS Y ACCIONES GENERALES EN EL COMBATE Generalidades ................................................ Apoyo de Fuegos.......................................................... La Artillería de Campaña (ACA.) ................................ El JEMZ. como responsable del planeamiento de los fuegos ....................................................................... 3.2.a.(2). El JEMZ. como responsable de la coordinación del Apoyo de Fuegos .................................................... 3.2.a.(3). Solicitud de un Apoyo de Fuegos de Artillería ........... 3.2.a.(4). El JEMZ. y la Batería Adaptada ................................. 3.2.b. Aviación ...................................................................... 3.2.c. Helicópteros ................................................................ 3.3. Apoyos de Ingenieros .................................................. 3.4. Apoyo logístico ........................................................... 3.5. Acciones generales en el combate .............................. 3.5.a. Inteligencia .................................................................. 3.5.a.(1). Las Ordenes de Obtención .......................................... 3.5.a.(2). Los Procedimientos de Obtención de Información ..... 3.5.a.(3). Las Fuentes de Información ........................................ 3.5.a.(4). La Remisión de la Información ................................... 3.5.a.(5). Las Medidas de Contrainteligencia en el combate ...... 3.5.a.(6). Instrucción y Adiestramiento de Inteligencia ............. 3.5.b. Seguridad de las operaciones (OPSEC.) ..................... 3.5.c. Guerra Electrónica (EW.) ........................................... 3.5.c.(1). Medidas de protección de carácter general ................. 3.5.c.(2). Protección de los Procedimientos Opticos .................. 3.5.c.(3). Protección de las Comunicaciones por Cable ............. 3.5.c.(4). Protección de las Comunicaciones Radio ................... 3.5.c.(4).(a). Medidas de protección ................................................ 3.5.c.(4).(b). Medidas de defensa ..................................................... VII 3.1. 3.2. 3.2.a. 3.2.a.(1). 3-1 3-1 3-1 3-2 3-2 3-3 3-4 3-6 3-6 3-7 3-8 3-8 3-8 3-9 3-9 3-9 3-11 3-11 3-11 3-11 3-12 3-12 3-12 3-12 3-13 3-13 3-14

Páginas

CAPÍTULO 4 LA SEGURIDAD 4.1. 4.2. 4.3. 4.3.a. 4.3.a.(1). 4.3.a.(1).(a). 4.3.a.(1).(b). 4.3.a.(1).(c). 4.3.a.(1).(d). 4.3.a.(1).(e). 4.3.a.(1).(f). 4.3.a.(2). 4.3.a.(3). 4.4. 4.4.a. 4.4.a.(1). 4.4.a.(1).(a). 4.4.a.(1).(b). 4.4.a.(1).(c). 4.4.a.(2). 4.4.b. 4.4.b.(1). 4.4.b.(1).(a). 4.4.b.(1).(b). 4.4.b.(1).(c). 4.4.b.(2). 4.4.c. 4.5. Generalidades .............................................................. Criterios de actuación .................................................. Seguridad operacional ................................................. El EMZ. en el Escalón de Seguridad .......................... El EMZ. como Partida de primer Escalón del Escalón de Seguridad ............................................................ Misión ......................................................................... Zona de Acción ........................................................... Efectivos ...................................................................... Articulación ................................................................. Procedimientos de Avance .......................................... Actitud en caso de encuentro con el enemigo ............. El EMZ. formando parte de la Reserva del Escalón de Seguridad, o del Escalón de Reserva .................... Situación final ............................................................. Seguridad Táctica ........................................................ La Seguridad Táctica del EMZ. .................................. En movimiento ............................................................ Vanguardia .................................................................. Flanqueos .................................................................... Retaguardia ................................................................. En situaciones estáticas ............................................... El EMZ. proporcionando Seguridad Táctica a una Unidad superior ..................................................... En movimiento ............................................................ Como Partida de Vanguardia ...................................... Como Partida de Flanqueo .......................................... Como Partida de Retaguardia ..................................... Situación final ............................................................. El EMZ. encuadrado en la Seguridad Táctica de una GU. Medidas de protección de las Tropas .......................... VIII 4-1 4-2 4-2 4-2 4-4 4-4 4-4 4-4 4-5 4-5 4-6 4-7 4-8 4-8 4-8 4-9 4-9 4-11 4-15 4-15 4-18 4-18 4-18 4-19 4-30 4-32 4-32 4-32

Páginas

4.5.a. 4.5.a.(1). 4.5.a.(2). 4.5.a.(3). 4.5.b. 4.5.b.(1). 4.5.b.(1).(a). 4.5.b.(1).(b). 4.5.b.(1).(b). 4.5.b.(2). 4.5.b.(2).(a). 4.5.b.(2).(b). 4.5.b.(2).(c). 4.5.c. 4.5.d. 4.5.d.(1). 4.5.d.(2). 4.5.d.(3). 4.5.e.

Frente a ataques aéreos ............................................... Sistema de Vigilancia y Alarma .................................. Sistema de Defensa Pasiva .......................................... Sistema de Defensa Activa ......................................... Frente a infiltraciones, acciones de guerrilleros y golpes de mano ........................................................... En movimiento ............................................................ Sistema de Vigilancia y Alarma .................................. Sistema de Defensa Pasiva .......................................... Sistema de Defensa Activa ......................................... En situaciones estáticas ............................................... Sistema de Vigilancia y Alarma .................................. Sistema de Defensa Pasiva .......................................... Sistema de Defensa Activa ......................................... Frente a fuegos de Artillería.......................................... Frente a acciones NBQ. .............................................. Antes de la agresión .................................................... Durante la agresión ..................................................... Después de la agresión ................................................ Protección contra los efectos de nuestras propias acciones . CAPÍTULO 5 EL RECONOCIMIENTO

4-33 4-33 4-35 4-35 4-37 4-37 4-37 4-38 4-38 4-38 4-38 4-38 4-40 4-40 4-40 4-41 4-41 4-42 4-43

5.1. 5.1.a. 5.1.b. 5.2. 5.3. 5.3.a. 5.3.b. 5.3.c. 5.4. 5.4.a. 5.4.b. 5.4.c.

Concepto, finalidad y criterios de actuación ............... Concepto y finalidad ................................................... Criterios de actuación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . Clasificación ................................................................ Técnicas de reconocimiento ........................................ Reconocimiento sobre vehículos (montado) ............... Reconocimiento a pie .................................................. Reconocimiento por el fuego ...................................... Planeamiento y ejecución ............................................ Reconocimiento de puntos concretos .......................... Reconocimiento de itinerario ...................................... Reconocimiento de zona ............................................. IX

5-1 3-1 5-1 5-2 5-2 5-3 5-3 5-3 5-4 5-5 5-8 5-11

Páginas

CAPÍTULO 6 EL COMBATE OFENSIVO Generalidades ............................................................. El EMZ. en el ataque ................................................... Concepto ..................................................................... Criterios de actuación .................................................. Clasificación del ataque .............................................. Ataque inmediato ........................................................ Ataque premeditado .................................................... Secuencia del ataque ................................................... Elaboración del plan de ataque ................................... Objetivo ....................................................................... Articulación ................................................................. Acciones a realizar ...................................................... Línea de Partida y Dirección de Ataque ..................... Zona de despliegue del Núcleo de Acción Fijante ...... Medidas de coordinación de las acciones ................... Apoyo de Fuegos ........................................................ Medidas de seguridad .................................................. Medidas para la consolidación del objetivo y la reorganización de la Unidad ........................................ 6.2.d.(1).(j). Medidas de Apoyo Logístico ...................................... 6.2.d.(2). Organización del Ataque ............................................. 6.2.d.(3). Ejecución del Ataque .................................................. 6.2.d.(3).(a). Ataque inmediato ........................................................ 6.2.d.(3).(b). Ataque premeditado .................................................... 6.3. El EMZ. en el combate ofensivo .................................. 6.3.a. Avance para el contacto .............................................. 6.3.a.(1). Búsqueda del contacto ................................................ 6.3.a.(2). Toma de Contacto ....................................................... 6.3.a.(3). Valoración del Contacto .............................................. 6.3.b. Ataque ......................................................................... 6.3.c. Aprovechamiento del Exito ........................................ 6.3.c.(1). Explotación del Exito .................................................. 6.3.c.(1).(a). Generalidades, encuadramiento y criterios de actuación. 6.3.c.(1).(b). Articulación ................................................................. X 6.1. 6.2. 6.2.a. 6.2.b. 6.2.c. 6.2.c.(1). 6.2.c.(2). 6.2.d. 6.2.d.(1). 6.2.d.(1).(a). 6.2.d.(1).(b). 6.2.d.(1).(c). 6.2.d.(1).(d). 6.2.d.(1).(e). 6.2.d.(1).(f). 6.2.d.(1).(g). 6.2.d.(1).(h). 6.2.d.(1).(i). 6-1 6-1 6-1 6-2 6-4 6-4 6-4 6-4 6-4 6-5 6-6 6-6 6-11 6-11 6-11 6-12 6-12 6-12 6-13 6-13 6-14 6-14 6-16 6-17 6-17 6-17 6-18 6-22 6-22 6-22 6-22 6-22 6-24

Páginas

6.3.c.(1).(c). 6.3.c.(1).(d). 6.3.c.(2). 6.3.c.(2).(a). 6.3.c.(2).(b). 6.3.c.(2).(c). 6.3.c.(2).(d).

Ejecución ..................................................................... Agregaciones y apoyos ............................................... Persecución ................................................................. Generalidades, encuadramiento y criterios de actuación. Articulación ................................................................. Ejecución ..................................................................... Agregaciones y apoyos ............................................... CAPÍTULO 7 EL COMBATE DEFENSIVO

6-25 6-28 6-28 6-28 6-29 6-29 6-30

7.1. 7.2. 7.3. 7.3.a. 7.3.b. 7.3.c. 7.4. 7.4.a. 7.4.a.(1). 7.4.a.(2). 7.4.b. 7.4.b.(1). 7.4.b.(1).(a). 7.4.b.(1).(b). 7.4.b.(1).(c). 7.4.b.(1).(d). 7.4.b.(1).(e). 7.4.b.(2). 7.4.b.(2).(a). 7.4.b.(2).(b). 7.4.c. 7.4.c.(1).

Generalidades ............................................................. 7-1 Criterios de empleo ..................................................... 7-1 Encuadramiento del EMZ. en las operaciones defensivas. 7-3 Generalidades .............................................................. 7-3 En la Zona de la Fuerza de Cobertura (Zona de Seguridad). 7-4 En la Zona Defensiva (Zona Principal de Defensa) .....7-4 El EMZ. defendiendo una Posición de Es c u a d r ó n (PDESCON). ........................................................... 7-6 Decisión ...................................................................... 7-6 Plan de Maniobra ........................................................ 7-6 Plan Logístico ............................................................. 7-7 Organización de la Maniobra ...................................... 7-7 Definición de la Posición y despliegue de las U,s. subordinadas .................................................................... 7-7 Dimensiones ................................................................ 7-7 Número y ubicación de las Posiciones de Sección ..... 7-8 Situación de la Sc. MP. .............................................. 7-8 Ubicación del Puesto de Mando (PC.), Tren de Unidad y Nido de Heridos (NH.) ........................... 7-10 Elementos de Seguridad ............................................. 7-10 Distribución de medios y misiones ............................ 7-10 Posibilidades defensivas de las U,s. subordinadas ..... 7-10 Misiones a las U,s. subordinadas ................................ 7-14 Ejecución de la maniobra ........................................... 7-16 El Plan de Fuegos (PLF). ........................................... 7-16 XI

Páginas

7.4.c.(1).(a). 7.4.c.(1).(b). 7.4.c.(1).(c). 7.4.c.(1).(d). 7.4.c.(1).(e). 7.4.c.(2). 7.4.c.(2).(a). 7.4.c.(2).(b). 7.4.c.(2).(c). 7.4.c.(3). 7.4.c.(4). 7.4.d. 7.4.e. 7.4.f. 7.5. 7.5.a. 7.5.b. 7.5.b.(1). 7.5.b.(2). 7.5.c. 7.5.c.(1). 7.5.c.(2). 7.5.c.(3). 7.5.d. 7.5.e. 7.5.f. 7.5.g. 7.5.h. 7.6. 7.6.a. 7.6.b. 7.6.c. 7.6.d. 7.6.e. 7.6.f. 7.6.g.

Consideraciones generales ......................................... Criterios ...................................................................... Planeamiento de los fuegos ........................................ Medidas de control y coordinación de los fuegos ...... Apoyos de Fuego ........................................................ El Plan de Trabajos ..................................................... Generalidades ............................................................. Trabajos a realizar en la Posición de Escuadrón ........ Obstáculos .................................................................. Medidas de coordinación ............................................ Mando y Transmisiones ............................................. Conducción de la defensa ........................................... La PDESCON. en la defensa de Zona ........................ La PDESCON. en la defensa móvil ........................... El EMZ. defendiendo una línea de posiciones ........... Generalidades ............................................................. Despliegue .................................................................. No existe una clara Avenida de Aproximación enemiga. Existe una clara Avenida de Aproximación enemiga. Misiones ..................................................................... A las Secciones Mecanizadas ..................................... A la Sección de Defensa Contracarro ......................... A la Patrulla de Vigilancia ......................................... Plan de Fuegos ............................................................ Plan de Trabajos ......................................................... Medidas de Coordinación ........................................... Mando y Transmisiones ............................................. Conducción de la Defensa .......................................... El EMZ. formando parte de la reserva ....................... Generalidades ............................................................. Bloqueo de una penetración enemiga ......................... Cierre de intervalo entre posiciones ........................... Refuerzo de una Unidad ............................................. Relevar a una Unidad desgastada ............................... Proporcionar seguridad a una instalación ................... Protección de vías de comunicación .......................... XII

7-16 7-16 7-17 7-19 7-26 7-27 7-27 7-29 7-30 7-30 7-31 7-32 7-34 7-36 7-37 7-37 7-37 7-39 7-39 7-40 7-40 7-41 7-41 7-41 7-42 7-43 7-43 7-43 7-44 7-44 7-45 7-45 7-46 7-47 7-47 7-48

Páginas

7.6.g.(1). 7.6.g.(2). 7.6.g.(3). 7.6.h.

Defensa de Puntos sensibles ....................................... Vigilancia Móvil ......................................................... Escolta de Columnas .................................................. Contraataques ............................................................. CAPÍTULO 8 OPERACIONES RETROGADAS

7-49 7-49 7-49 7-50

8.1. 8.2. 8.2.a. 8.2.b. 8.2.c. 8.3. 8.3.a. 8.3.b. 8.3.c. 8.3.d. 8.3.e. 8.3.e.(1). 8.3.e.(1).(a). 8.3.e.(1).(b). 8.3.e.(1).(c). 8.3.e.(1).(d). 8.3.e.(2). 8.3.e.(3). 8.3.e.(4). 8.4. 8.5. 8.6. 8.7. 8.8.

Generalidades ............................................................ Posibilidades de actuación del EMZ. ......................... En la Acción Retardadora ........................................... En las Acciones de Retardo ........................................ En la Protección de la Retirada .................................. El EMZ. como Partida Retardadora ........................... Criterios de actuación ................................................. Planeamiento .............................................................. Articulación ................................................................ Medidas de coordinación ............................................ Ejecución .................................................................... Fase de retardo ............................................................ Defensa temporal de Líneas de Posiciones ................ Retardo entre Líneas sucesivas de Posiciones ............ Contraataques y amagos de contraataque ................... Emboscadas ................................................................ Fase de Defensa Temporal ......................................... Fase de Repliegue ....................................................... Fase de Reacción ........................................................ El EMZ. en el Escalón de Ocupación ......................... El EMZ. en la reserva ................................................. El EMZ. realizando una Acción de Retardo aisladamente. El EMZ. como Núcleo Sutil en la Protección de la Retirada .................................................................. El EMZ. en el Repliegue .............................................. CAPÍTULO 9 OTRAS OPERACIONES

8-1 8-1 8-2 8-3 8-3 8-4 8-4 8-4 8-6 8-7 8-8 8-8 8-8 8-9 8-10 8-11 8-11 8-11 8-12 8-12 8-13 8-14 8-14 8-15

9.1. 9.1.a.

El EMZ. en el combate de encuentro ......................... 9-1 Generalidades ............................................................. 9-1 XIII

Páginas

9.1.b. 9.1.c. 9.2. 9.2.a. 9.2.b. 9.2.c. 9.2.c.(1). 9.2.c.(2). 9.2.c.(3). 9.2.d. 9.3. 9.3.a. 9.3.b. 9.3.c. 9.3.d. 9.3.d.(1). 9.3.d.(2). 9.3.d.(3). 9.3.e. 9.3.e.(1). 9.3.e.(2). 9.3.e.(3). 9.3.f. 9.3.g. 9.4. 9.4.a. 9.4.b. 9.4.c. 9.5. 9.5.a. 9.5.b. 9.5.c. 9.5.c.(1). 9.5.c.(2). 9.6.

Criterios de actuación ................................................. Ejecución .................................................................... Operaciones de relevo de posiciones .......................... Definición y generalidades ......................................... Planeamiento .............................................................. Ejecución .................................................................... Relevo escalonado ...................................................... Relevo simultáneo ...................................................... Relevo por ocupación de posiciones adyacentes o en profundidad ............................................................ Transmisiones ............................................................. Paso de Líneas ............................................................ Definición y generalidades ......................................... Planeamiento .............................................................. Ejecución .................................................................... Paso de Línea a vanguardia ........................................ Definición y generalidades ......................................... Planeamiento .............................................................. Ejecución .................................................................... Paso de Línea a retaguardia ........................................ Definición y generalidades ......................................... Planeamiento .............................................................. Ejecución .................................................................... Paso de Línea sin preparación .................................... Transmisiones ............................................................. Operaciones de enlace ................................................ Generalidades ............................................................. Planeamiento .............................................................. Ejecución .................................................................... Incursiones .................................................................. Generalidades ............................................................. Planeamiento .............................................................. Ejecución .................................................................... El EMZ./Partida actuando aisladamente .................... Encuadrado en una incursión de la U. superior .......... Paso sobre la marcha y defensa de cursos de agua ..... XIV

9-2 9-2 9-4 9-4 9-4 9-6 9-8 9-10 9-10 9-10 9-11 9-11 9-12 9-14 9-15 9-15 9-17 9-17 9-17 9-17 9-19 9-19 9-21 9-22 9-22 9-22 9-22 9-23 9-23 9-23 9-23 9-24 9-24 9-26 9-26

Páginas

9.6.a. 9.6.b. 9.6.c. 9.7. 9.7.a. 9.7.b. 9.7.b.(1). 9.7.b.(2). 9.7.c. 9.8.

Generalidades ............................................................. Paso sobre la marcha .................................................. Defensa de un curso de agua ...................................... El EMZ. en el combate en zonas urbanizadas ............ Generalidades ............................................................. En ofensiva ................................................................. Conquista del lindero o borde anterior de la población. Combate en el interior de la población ....................... Defensiva .................................................................... El EMZ. en el combate en bosques ............................ CAPÍTULO 10 LA LOGISTICA EN EL ESCUADRON

9-26 9-27 9-30 9-30 9-30 9-31 9-32 9-32 9-34 9-34

10.1. 10.2. 10.2.a. 10.2.b. 10.3. 10.3.a. 10.3.b. 10.4. 10.4.a. 10.4.a.(1). 10.4.a.(2). 10.4.a.(3). 10.4.a.(4). 10.4.a.(5). 10.4.a.(6). 10.4.b. 10.4.b.(1). 10.4.b.(2). 10.4.b.(3). 10.4.b.(4). 10.4.b.(5). 10.4.b.(6). 10.4.b.(7).

Generalidades ............................................................ 10-1 Organos Logísticos del Escuadrón ............................... 10-1 Organos de Dirección ................................................. 10-1 Organos de Ejecución ................................................. 10-2 Articulación y escalonamiento de los Organos Logísticos. 10-2 De la Unidad superior ................................................. 10-2 Del Escuadrón ............................................................ 10-3 Ejecución del Apoyo Logístico .................................. 10-4 Actividades relacionadas con personal y administración. 10-4 Informes al Escalón superior sobre el estado de la Unidad. 10-4 Correos ....................................................................... 10-4 Permisos y recompensas ............................................. 10-4 Duchas y lavanderías .................................................. 10-5 Registro de tumbas ..................................................... 10-5 Prisioneros de guerra .................................................. 10-6 Abastecimiento. Procedimiento operativo ................. 10-7 Subsistencias .............................................................. 10-7 Vestuario y equipo ...................................................... 10-7 Carburantes ................................................................. 10-8 Munición y explosivos ............................................... 10-8 Material sanitario y productos farmacéuticos ............ 10-8 Piezas de repuesto ...................................................... 10-9 Procedimiento operativo general ................................ 10-9 XV

Páginas

10.4.b.(7).(a). Procedimiento I: El Escón. acude al PDI. marcado por el Escalón superior ........................................... 10.4.b.(7).(b). Procedimiento II: El Escón. acude al PDI. por Secciones .................................................................. 10.4.b.(7).(c). Procedimiento III: Los recursos se adelantan hasta las Secciones ........................................................... 10.4.b.(7).(d). Procedimiento IV: Los recursos se adelantan hasta los vehículos ........................................................... 10.4.b.(7).(e). Consideraciones generales ......................................... 10.4.c. Mantenimiento ............................................................ 10.4.c.(1). Generalidades ............................................................. 10.4.c.(2). Procedimiento operativo ............................................. 10.4.d. Asistencia sanitaria (ASAN.) ..................................... 10.4.d.(1). Generalidades ............................................................. 10.4.d.(2). Procedimiento operativo ............................................. ANEXO A PUBLICACIONES CITADAS ANEXO B RELACION DE ABREVIATURAS

10-11 10-11 10-12 10-13 10-14 10-15 10-15 10-15 10-16 10-16 10-17

XVI

CAPITULO 1 GENERALIDADES
1.1. EL EMZ. CONCEPTO, ORGANIZACION Y ENCUADRAMIENTO 1.1.a. CONCEPTO El Escuadrón Mecanizado en una Pequeña Unidad de Caballería, de composición heterogénea. Está dotado para cumplir, ya sea con sus propios medios o en cooperación con carros, un amplio abanico de misiones que van desde las de Reconocimiento y Seguridad hasta aquellas propias de la Ofensiva y Defensiva, siempre teniendo en cuenta las específicas características y limitaciones que le son propias. 1.1.b. ORGANIZACION El Escuadrón Mecanizado está constituido por (fig. 1.1): — Mando: Incluye al Capitán Jefe del Escuadrón y a sus elementos auxiliares. — Pelotón de Mando y Servicio: Tiene los medios logísticos imprescindibles para atender a las necesidades de vida y combate del Escuadrón. 1-1

— Tres Secciones Mecanizadas: Constituyen los elementos de maniobra del Escuadrón. — Una Sección de Morteros Pesados: Constituye el elemento de apoyo de fuego del Escuadrón. — Una Sección de Defensa Contracarro: Constituye el elemento de apoyo de fuego contracarro del Escuadrón. En ocasiones, el Jefe del Regimiento, en función de la misión y de la situación, podrá centralizar el empleo de la SDCC.

MANDO

••

•••
O 120

•••
= ı
MCC

•••

Figura 1.1

La plantilla del Escuadrón es la que refleja la figura 1.2. 1.1.c. ENCUADRAMIENTO (fig. 1.3) Todos los Escuadrones Mecanizados existentes tienen la misma composición, pudiendo estar integrados en las Unidades orgánicas siguientes: — Grupos Mecanizados de los Regimientos de Caballería Ligeros Acorazados y de los Regimientos de Caballería Acorazados. — Regimientos de Caballería Acorazados (RCAC,s.) de Ceuta y Melilla. 1-2

Mando

Cap. Jefe Escón. . . . . . . Cabo 1 Tir (ME) . . . . . . . Sdo. OR. . . . . . . . . . . . . . Sdo. Cond. (ME) . . . . . . . Pn. Mando y Servicios

Pist. Fusa LC Fusa L Fusa LC

Bg. Jefe Pn. . . . . . . . . . . Fusa LC Cabo Furriel . . . . . . . . . . Fusa L Sdo. Cond. . . . . . . . . . . . Fusa LC Cabo 1 AME. . . . . . . . . . . Fusa L Sdo. Cond. . . . . . . . . . . . Fusa LC Tte. Jefe Sc. . . . . . . . . . . Sgto. Jefe Pn. . . . . . . . . . Cabo 1 Jefe Observación Cabo Calculador . . . . . . . Sdo. Cond. (ME) . . . . . . .

Sc. MP,s

Pist. Fusa LC Fusa L Fusa L Fusa L

Cabo Sanitario . . . . . . . . Fusa LC Sdo. Cond. . . . . . . . . . . . Fusa LC Sdo. Cond. (ME) . . . . . . . Fusa LC Sdo. Aux. Cond. . . . . . . . Fusa L Sdo. Ranchero (ME) . . . . Fusa L

Cabo 1 Jefe Pn. . . . . . . . Cabo Apuntador . . . . . . . Sdo. Cargador . . . . . . . . . Sdo. Cond. (ME) . . . . . . .

Fusa L Fusa L Fusa L Fusa LC

Sdo. Cond. (ME) . . . . . . . Fusa LC Sdo. Aux. Cond. . . . . . . . Fusa L

Sc. Mz. Tte. Jefe Sc. . . . . . . . . . . Cabo Tir. . . . . . . . . . . . . . Sdo. OR . . . . . . . . . . . . . Sdo. Cond. (ME) . . . . . . . Pist. Fusa LC Fusa L Fusa LC

SDCC

Tte. Jefe Sc. . . . . . . . . . . Pist. Cabo Tir. AMP . . . . . . . . Fusa L Sdo. Cond. (ME) . . . . . . . Fusa LC

Sgto. Jefe Pn. 1.° . . . . . . Cabo Jefe Esc. LAG 40 . Sdo. Proveedor . . . . . . . . Sdo. Proveedor . . . . . . . . Cabo Jefe Esc. AMM. (5.56 mm) . . . . . . . . . . . Sdo. Proveedor . . . . . . . . Sdo. Proveedor . . . . . . . . Sdo. Proveedor . . . . . . . . Sdo. Cond. (ME) . . . . . . .

Fusa L Fusa LC Fusa L Fusa L Pist. Fusa LV Fusa L Fusa L Fusa LC Sgto. Jefe Pn. . . . Pist. Cabo Cargador . . Fusa L Sdo. Cond. (ME) . Fusa LC

Cabo 1 Jefe Pn. 2.° . . . . . Cabo Jefe Esc. LAG 100 . Sdo. Proveedor . . . . . . . . Sdo. Proveedor . . . . . . . . Cabo Jefe Esc. AMM. (5.56 mm) . . . . . . . . . . . Sdo. Proveedor . . . . . . . . Sdo. Proveedor . . . . . . . . Sdo. Proveedor . . . . . . . . Sdo. Cond. (ME) . . . . . . .

Fusa L Fusa LC Fusa L Fusa L Pist. Fusa LV Fusa L Fusa L Fusa LC

Cabo 1 Jefe Eq. . . Pist. Cabo Cargador . . Fusa L Sdo. Cond. (ME) . Fusa LC

Figura 1.2.—EMZ.

1-3

MANDO

MANDO

PLMM

PLMM

•••

Figura 1.3

1 . 2 . CARACTERISTICAS, POSIBILIDADES, LIMITACIONES, MISIONES 1.2.a. CARACTERISTICAS 1.2.a.(1). Orgánicas La diversidad de medios de que está dotado el EMZ. le permiten cumplir una amplia gama de misiones, sin necesidad de recibir normalmente la agregación de otros medios. El Escuadrón actuará normalmente dentro del marco de la Unidad a la que orgánicamente pertenezca. Podrá ser reforzado o disminuido en medios según la misión a desarrollar en cada situación táctica. Los refuerzos que normalmente recibirá serán Unidades de carros. 1.2.a.(2). De Mando El Jefe ejerce el Mando de forma directa y permanente en su Escón., siendo éste fiel reflejo de la personalidad y competencia de aquél. El ejercicio del Mando se ve dificultado por la necesidad del Jefe de actuar, también, como Jefe de vehículo. 1.2.a.(3). De Maniobra A las características generales de la Caballería, el EMZ. añade la de capacidad de ocupación temporal del terreno y la de protección que le confiere el blindaje de sus vehículos de combate. 1-4

Como consecuencia de su orgánica y de las características de sus vehículos de combate podrá actuar tanto con el personal montado en los vehículos como a pie apoyado por el fuego de las armas de los vehículos. Las características técnicas de sus vehículos de combate le hacen apto para el paso, mediante la navegación, de cursos y masas de agua. Tiene aptitud para el combate en ambiente NBQ. 1.2.a.(4). De Fuego Dispone de armas de tiro tenso que le proporcionan la adecuada potencia de fuego para el combate próximo. Sus morteros le dan capacidad para el apoyo de fuego a la maniobra del Escuadrón. Los medios C/C. con los que cuenta orgánicamente le proporcionan una buena capacidad para el combate C/C. 1.2.a.(5). De Movilidad Puede moverse sobre sus vehículos orgánicos o a pie. Tiene gran rapidez para los movimientos cuando se desplaza sobre sus vehículos, en ocasiones limitada por las peculiaridades del terreno. Cuando se desplaza a pie su movilidad es prácticamente ilimitada. Dotándole de los medios adecuados (helicópteros), tiene capacidad para llevar a cabo acciones aeromóviles. 1.2.a.(6). De Trabajo Tiene una aceptable capacidad de trabajo para atender a las tareas específicas de organización del terreno, así como para contribuir a facilitar el movimiento propio y dificultar el del enemigo. 1.2.a.(7). Logísticas Tiene capacidad para atender a sus necesidades mínimas de reposición y distribución de recursos, y para la ejecución del mantenimiento de primer Escalón, así como para la evacuación de heridos y la prestación de primeros auxilios. Realiza, así mismo, actividades elementales relacionadas con personal y administración. 1-5

1.2.b. POSIBILIDADES Tiene posibilidades para moverse a pie, sobre sus vehículos y en otros medios, como helicópteros, a los que tiene facilidad para adaptarse. Es especialmente apto para el combate en cooperación con carros, protegiendo a los mismos de elementos contracarro enemigos. Tiene capacidad para combatir en toda clase de terreno, de día, de noche, y en condiciones climatológicas adversas. Comparándole con otros tipos de Escuadrones, tiene una mayor capacidad para actuar en terrenos cubiertos y difíciles, y en poblaciones o terreno urbanizado. Por las características de sus medios, puede actuar en todas las acciones típicas de la Caballería, siendo el Escón. más apto para la ocupación, organización y defensa de posiciones. Es apto para la lucha de guerrillas y contraguerrillas, así como para proporcionar seguridad a puntos sensibles y para la vigilancia de prisioneros. 1.2.c. LIMITACIONES Posee un cierto grado de vulnerabilidad a la acción de Unidades Acorazadas y Mecanizadas enemigas si no se encuentra ocupando posiciones organizadas o no combate en cooperación con carros. En ocasiones sus elementos han de combatir a pie, lo que le hace vulnerable a los fuegos de la artillería enemiga. Tiene la necesidad de apoyo logístico selectivo, consecuencia del elevado consumo de carburante y munición, de la constante y compleja función de mantenimiento y del elevado porcentaje de personal especializado que posee. 1.2.d. MISIONES Participa en todas las acciones tácticas del Agrupamiento Táctico (GT/AGT.) en que esté encuadrado, asumiendo una misión particular dentro de la maniobra del mismo. Serán misiones a cumplir por el Escuadrón Mecanizado, ya sea él solo o formando Agrupamientos Tácticos tipo Partida: — Reconocer un itinerario, zona o puntos concretos para proporcionar información al Mando. — Proporcionar seguridad a su Unidad superior. — En el combate ofensivo: • Conquistar, ocupar y mantener objetivos por tiempo limitado. • Reforzar la acción de otras Unidades o Agrupamientos Tácticos, especialmente U,s. de carros. 1-6

— En el combate defensivo: • Ocupar, organizar y defender una Posición Defensiva de Escuadrón. • Retardar la progresión del enemigo. • Realizar o participar en contraataques, normalmente en cooperación con carros.

1.3. NORMAS GENERALES DE EMPLEO 1.3.a. COOPERACION CON CARROS Como consecuencia de las características comunes que posee el EMZ. con las Unidades Acorazadas (velocidad, movilidad y relativa protección de sus medios), además de las suyas específicas (capacidad de trabajo, apoyo orgánico de fuego y la posibilidad de combatir a pie), será normal su empleo en cooperación o apoyo a Unidades Acorazadas en la mayoría de las acciones en las que intervenga. 1 . 3 . b . CAPACIDAD DE OCUPACION Y CONSERVACION DEL TERRENO Es el elemento que representa la capacidad de ocupación y conservación del terreno de su Unidad superior (GT/AGT.), por lo que en combate se aprovechará al máximo dicha capacidad. 1.3.c. COMBATE A PIE Será normal su empleo en todas aquellas acciones que, por sus particulares características (combate en bosques, terreno urbanizado, etc.), impidan o dificulten el combate sobre los vehículos. 1.3.d. FLEXIBILIDAD DE EMPLEO Podrá emplearse en el marco de la maniobra de la Unidad superior (GT/AGT.): — Reunido como tal Escuadrón. — Constituyendo la base de Agrupamientos Tácticos tipo Partida con las agregaciones y segregaciones que se determinen. 1-7

— Fraccionado por Secciones, a las que se le podrá encomendar, de manera independiente, las mismas misiones específicas que al Escón. o agregarlas a otros Agrupamientos Tácticos. En ambos casos, el Escón. perderá tal carácter de Unidad. 1.4. FORMACIONES Y TECNICAS DE MOVIMIENTO 1.4.a. FORMACIONES DE COMBATE Las formaciones de combate tienen por finalidad, dentro de un determinado Agrupamiento Táctico, establecer la posición de cada Unidad y de cada vehículo en particular, en una situación determinada, así como la de asignar sectores de observación y tiro a las mismas durante su actuación. Las diferentes formaciones permiten: — Facilitar el Mando y Control de la Unidad. — Incrementar la protección y velocidad de los vehículos y la eficacia de los fuegos. — Evitar la confusión. Las formaciones de combate no deben entenderse como algo rígido. La posición de cada Unidad y de cada vehículo dentro de una formación-tipo dependerá del terreno y de su capacidad para aplicar correctamente el concepto de “Guía de la Unidad”, según el cual cada Unidad/vehículo orienta sus movimientos y actuación por los de otra/o previamente establecida/o del Escuadrón/Sección, teniendo en cuenta que, en ausencia de instrucciones específicas, cada cual se mueve, se detiene o hace fuego cuando su respectivo “guía” lo haga. Cada Unidad subordinada, y cada vehículo dentro de su Unidad, normalmente ocupará la misma posición relativa en cada una de las diferentes formaciones-tipo. Esto permitirá que cada elemento de la Unidad sepa en todo momento hacia dónde moverse, quién está delante, detrás o a sus flancos y hacia dónde observar y dirigir los fuegos. Las armas deberán estar apuntadas, cubriendo sectores previamente establecidos, en la dirección más probable de encuentro con el enemigo. En el caso que se desconozca dicha dirección, estarán apuntadas de modo y manera que cubran un sector de 360º. Los cambios de una formación-tipo a otra se realizarán teniendo en cuenta una serie de factores, tales como: — Las diferentes características del terreno y su vegetación. — Los cambios en la situación táctica. — La seguridad de la Unidad. 1-8

— La capacidad de fuego en una o varias direcciones. — La facilidad para el Mando y Control de la Unidad en cada momento. — La necesidad de imprimir mayor o menor rapidez a la progresión. El Jefe del Escuadrón ordenará el cambio de una formación-tipo a otra teniendo en cuenta que dichos cambios de formación se realizarán a la mayor velocidad posible y evitando en todo momento cualquier tipo de confusión y desorden. A estos efectos el Escuadrón deberá conseguir, mediante una extensa y metódica instrucción, un alto grado de “automatismo” en estos cambios de formación, para alcanzar el orden y control anteriormente mencionados. Independientemente del tipo de formación que adopte el Escuadrón, cada una de sus Unidades subordinadas adoptará en cada momento aquella formación que el terreno y/o la situación táctica aconsejen. El Jefe del Escón. ocupará, dentro de cada formación tipo, el puesto que mejor facilite el ejercicio del mando y la observación, situándose normalmente en una posición centrada y lo más a vanguardia posible. Se consideran cinco formaciones-tipo para el Escuadrón: — Columna. — Línea. — Cuña. — Cuña inversa. — Escalones. 1.4.a.(1). Columna (fig. 1.4) 1.4.a.(1).(a). VENTAJAS Proporciona las máximas posibilidades de fuego y observación a los flancos. Esta formación facilita la dirección del mando, la reiteración de esfuerzos, la progresión cuando se requiera rapidez y los cambios de despliegue que puedan realizarse. 1.4.a.(1).(b). LIMITACIONES La principal limitación de esta formación es que proporciona mínimas posibilidades de fuego y observación a vanguardia y a retaguardia. 1.4.a.(1).(c). EMPLEO Se empleará normalmente durante las marchas, en los movimientos nocturnos, para atravesar desfiladeros y bosques muy densos, para el franqueamiento de obstáculos, paso de puentes, localidades y todas aquellas situaciones en las que la rapidez constituya un factor importante. 1-9

•••

•••

•••

•••
MCC

•••
O O

= ı

Figura 1.4

1.4.a.(2). Línea (fig. 1.5) 1.4.a.(2).(a). VENTAJAS Proporciona las máximas posibilidades de fuego y observación al frente y a los flancos. Así mismo, facilita la posibilidad de cerrar sobre los objetivos asignados con todos los medios disponibles en el menor tiempo posible. 1.4.a.(2).(b). LIMITACIONES Reducida capacidad de fuego y observación a los flancos; dificultad para la dirección de las acciones; reducida capacidad para reaccionar ante situaciones imprevistas y dificultad para reiterar esfuerzos. 1.4.a.(2).(c). EMPLEO Se empleará normalmente en el asalto a posiciones defensivas enemigas, en frente amplio; para descrestar divisorias; para atravesar cortinas de humo y para realizar la salida de zonas boscosas. 1-10

•••

•••

•••

•••
O O

•••
MCC

= ı

Figura 1.5

1.4.a.(3). Cuña (fig. 1.6) 1.4.a.(3).(a). VENTAJAS Tiene excelentes posibilidades de tiro y observación y buenas a los flancos. Facilita el Mando y Control de la Unidad, proporcionando una gran flexibilidad a la maniobra. 1.4.a.(3).(b). EMPLEO Se emplea en las situaciones en que sea probable el contacto con el enemigo y no se conozca con certeza su situación. •••

•••

•••

•••
O O

•••
MCC

= ı

Figura 1.6

1-11

1.4.a.(4). Cuña inversa (fig. 1.7) Esta formación es apropiada para desbordar un objeto reducido por ambos flancos y permite la máxima concentración de fuegos sobre él desde distintas direcciones.

•••

•••

•••

•••
O O

•••
MCC

= ı

Figura 1.7

1.4.a.(5). Escalones (fig. 1.8) Esta formación tiene buenas posibilidades de fuego y observación al frente y al flanco hacia el que está escalonado y aceptables hacia el otro flanco. Dificulta más que la columna el Mando y Control de la Unidad. Se utiliza cuando se tiene un flanco al descubierto y hay posibilidad de actuación en fuerza del enemigo por dicho flanco.

1-12

•••

•••

•••
O O

•••
MCC

•••

= ı

Figura 1.8

1.4.b. TECNICAS DE MOVIMIENTO (fig. 1.9) El Escuadrón puede progresar de forma ininterrumpida o por saltos, pudiendo ser éstos a su vez simultáneos o alternativos. Los factores que habrán de valorarse, según la situación, para la elección de una u otra técnica de movimiento son: — Rapidez de progresión que se precisa. — Mayor o menor posibilidad de encuentro con el enemigo (seguridad). — Naturaleza del terreno. 1.4.b.(1). Movimiento ininterrumpido Con esta técnica de movimiento, el Escuadrón progresa hasta alcanzar el objetivo o la línea marcados sin efectuar detenciones intermedias. Cuando establezca Patrullas a vanguardia o retaguardia, éstas podrán moverse por saltos sin que esto afecte al movimiento ininterrumpido del resto del Escuadrón. Es la técnica de movimiento más adecuada cuando prime la rapidez sobre la seguridad o cuando no exista posibilidad de encuentro con enemigo. 1.4.b.(2). Movimiento por saltos Con esta técnica, el Escuadrón progresa deteniéndose en sucesivas líneas. Los saltos pueden ser simultáneos o alternativos según que salte a la vez todo el Escuadrón, sea cual sea su articulación, o que combine en el tiempo el movimiento de sus Unidades subordinadas. Para la ejecución del movimiento por saltos alternativos es necesario que el Escuadrón esté articulado al menos en dos núcleos, escalonados en profundidad, permaneciendo uno de ellos fijo mientras que el otro efectúa un salto. 1-13

El núcleo que en cada momento está en posición protege o apoya en caso necesario el movimiento del núcleo que está efectuando el salto. La ejecución del movimiento por saltos alternativos pueden realizarse por Líneas alternativas o por Líneas sucesivas, según que el núcleo de retaguardia rebase o no en su salto al de vanguardia. La técnica de movimiento por saltos es la más indicada cuando exista posibilidad de contacto con el enemigo. La determinación de una u otra modalidad será función fundamentalmente de las características del terreno. TECNICAS DE MOVIMIENTO
LINEA U OBJETIVO MARCADO POR EL ESCALON SUPERIOR

LINEA INTERMEDIA

ESCUADRON REUNIDO

ESCUADRON EN NUCLEOS

POR LINEAS ALTERNATIVAS

POR LINEAS SUCESIVAS

ININTERRUMPIDO

SIMULTANEOS

ALTERNATIVOS

POR SALTOS
RAPIDEZ DE PROGRESION SEGURIDAD

Figura 1.9

1-14

CAPITULO 2 MANDO, CONTROL Y TRANSMISIONES
2.1. GENERALIDADES El Mando del Escuadrón lo ejerce un Capitán con plena responsabilidad que no puede compartir con nadie y sus atribuciones en el campo táctico no reconocen más límites que la fidelidad a la misión que le haya sido encomendada y el respeto a la Doctrina. El Jefe del Escuadrón tendrá siempre presente que su Unidad es, en gran parte, fiel reflejo de sus virtudes, capacidad y competencia, teniendo por tanto su actuación gran influencia en la moral, espíritu y disciplina del Escuadrón. Mantendrá un estrecho contacto con sus subordinados a quienes deberá conocer perfectamente. Sus decisiones tienen carácter de órdenes. Concibe, decide, organiza y conduce la maniobra del Escuadrón en sus aspectos táctico y logístico. Para ello, recibe las órdenes del Jefe de Grupo o Regimiento al que pertenece o del Jefe del Agrupamiento Táctico en el que esté encuadrado, si bien en ausencia de órdenes superiores, si las circunstancias lo requieren, no dudará en empeñar su responsabilidad teniendo como principio orientador de su iniciativa el propósito y finalidad de la maniobra del Jefe de la Unidad superior. Ejerce normalmente la acción de mando a través de sus inmediatos subordinados, a los que mantendrá permanentemente informados sobre la situación táctica y logística, asegurando de esta forma la sucesión en el mando y el cumplimiento de la Misión. 2-1

2.2. COMETIDOS Y RESPONSABILIDADES 2.2.a. DEL JEFE DE ESCUADRON El Jefe del Escuadrón es responsable de: — La instrucción, el adiestramiento y la administración del Escuadrón. — El mantenimiento orgánico de primer Escalón y el empleo adecuado del armamento, material y equipo. — La disciplina, el estado moral y físico, y la preparación técnica del personal a sus órdenes. — La asignación a cada uno de sus subordinados de los puestos o cometidos que mejor se adapten a sus cualidades y aptitudes. — El empleo del Escuadrón en el combate. Para ello, deberá analizar convenientemente las órdenes e informaciones recibidas, tomar decisiones, transmitir órdenes, coordinar los apoyos y dirigir la actuación del Escuadrón cualquiera que sea la situación táctica. — El enlace en el Escuadrón. 2.2.b. DEL JEFE DE SECCION El Jefe de Sección es responsable de: — La disciplina, instrucción, adiestramiento y mantenimiento de la capacidad operativa de su Sección. — El empleo de su Unidad en el combate. 2.2.c. DEL JEFE DEL Pn. DE MANDO Y SERVICIOS Además de los cometidos propios como Jefe de Pelotón, deberá: — Auxiliar al Jefe del Escuadrón en el desarrollo de las actividades de Personal y Administración propias de la Unidad. — Realizar las actividades relativas al suministro y distribución de los recursos en el Escuadrón. — Mandar el Tren de Unidad.

2.3. EL ENLACE El Jefe es el responsable del enlace con sus subordinados, si bien a éstos les incumbe, en la medida de sus medios, suplir cualquier posible fallo o deficiencia en el mismo. 2-2

El Escuadrón deberá establecer enlace: — Con la Unidad superior (Grupo/Regimiento). — Con las Unidades colaterales. — Con las Unidades que le apoyan. — Con las Unidades subordinadas. 2.3.a. CON LA UNIDAD SUPERIOR El responsable de este enlace será el Jefe de dicha Unidad superior y por lo tanto quien lo organice. El Escuadrón podrá estar integrado, según las circunstancias, en alguna o algunas de las siguientes Redes de la Unidad superior: — Red Radio, como corresponsal de la Malla de Mando. — Red de Mensajeros. — Red Alámbrica, corriendo a cargo de la Unidad superior la instalación de líneas y terminales. 2.3.b. CON LAS UNIDADES COLATERALES La responsabilidad de este enlace la señala el Mando superior, siendo aquélla de izquierda a derecha, si no se especifica. El Escuadrón puede materializar este enlace a través de las redes de la Unidad superior especificadas en el apartado anterior (2.3.a), normalmente por medio de la Red Radio, o físicamente mediante elementos de enlace. 2.3.c. CON LAS UNIDADES QUE LE APOYAN La responsabilidad de este enlace corresponde al Jefe de la Unidad que apoya y se materializa normalmente con el envío al Escuadrón de agentes de enlace dotados con sus propios medios de transmisión. El caso más común es el del Observador Avanzado de Artillería (OAV.), aunque en ocasiones el EMZ. puede recibir otros, como son: NGLO., OFEN/H., TACP/FAC. u OFEN,s. para la coordinación de pasos de Escalón, información, transporte, etc. 2.3.d. CON LAS UNIDADES SUBORDINADAS El Jefe del Escuadrón es el responsable de este enlace que puede realizarse por los siguientes procedimientos y medios: — Contacto personal. 2-3

— Comunicaciones a distancia: • • • • Radio. Cable de campaña. Señales ópticas y acústicas. Agentes de transmisión.

2.3.d.(1). Contacto Personal El contacto personal entre el Jefe del Escuadrón y los Jefes de sus Unidades subordinadas es el procedimiento más eficaz para establecer y mantener el enlace entre ellos. Sin embargo, este procedimiento no siempre será posible, sobre todo en situaciones de movimiento, por lo que en estos casos deberán utilizarse frecuentemente las comunicaciones a distancia. 2.3.d.(2). Telecomunicaciones 2.3.d.(2).(a). RADIO
El procedimiento principal para establecer y mantener el enlace en el EMZ. mediante las comunicaciones a distancia es la radio, que se utilizará en todas las situaciones, salvo aquellas en las que el Escalón superior imponga restricciones en su empleo (régimen de discreción o de silencio). Aunque el EMZ. dispone de medios radio suficientes para establecer una Malla de Mando de Escuadrón y una Malla por cada Sección, la limitación del número de frecuencias, la homogeneidad de sus medios y su actuación normalmente reunido, hacen aconsejable, en la mayoría de las ocasiones, el empleo de una malla única para todo el EMZ. Esta circunstancia, debido al número de corresponsales y a las características propias de la actuación del EMZ., provoca la coincidencia en malla de un elevado número de mensajes, normalmente urgentes. Ello, unido a la indiscreción propia de la radio, lleva a sopesar en cada momento su forma de empleo y a la necesidad de tener en cuenta las siguientes consideraciones para evitar la saturación de la malla:

— Emplear siempre que se pueda otros medios de transmisión. — Extremar la disciplina de las transmisiones. — Emplear “palabras convenidas” para designar acciones sistemáticas del Escuadrón, previamente descritas en sus NOP,s., lo que permite suprimir o acortar un gran número de mensajes. 2-4

2.3.d.(2).(b). CABLE DE CAMPAÑA La unión con cable de campaña de los equipos interfónicos de los vehículos, es un procedimiento de enlace indicado para sustituir o complementar a la radio en situaciones estáticas con régimen de silencio o de discreción. Su principal ventaja con respecto a la radio es su mayor discreción, sin embargo, presenta los siguientes inconvenientes: Tener mayores plazos de puesta en servicio, por la necesidad de tender las líneas. Distraer al personal de sus cometidos, al tener que ser el personal de los vehículos los que efectúen los tendidos. 2.3.d.(2).(c). SEÑALES ÓPTICAS Y ACÚSTICAS Su empleo está indicado para complementar o sustituir a la radio hasta nivel Sección, en todas las situaciones, y hasta nivel Escuadrón cuando éste se encuentre reunido o en orden de marcha. También pueden emplearse para señalización de objetivos, balizamiento, señalización de itinerarios y como medios de identificación. Sus inconvenientes respecto a la radio son los siguientes: — Alcance limitado dependiendo del terreno y de las condiciones atmosféricas. — Sólo se pueden transmitir mensajes cortos, preestablecidos de antemano. Los diferentes tipos de señales que puede emplear el EMZ. son los siguientes: — Señales con brazo, disco, banderas y paineles. — Utilización de artificios luminosos o fumígemos. — Señales con linternas o luces. — Símbolos con pinturas especiales en el exterior de los vehículos para su identificación con cámaras térmicas e intensificadores de luz. — Señales con silbato, claxon o sirena. — Utilización de disparos. Las señales reglamentarias de este tipo figuran en el Reglamento de Orden Cerrado de Unidades, mientras que el resto deberán figurar, para cada operación, en el extracto de IBT., en las Ordenes de Empleo de las transmisiones o en las NOP,s. del Escuadrón. 2.3.d.(2).(d). AGENTES DE TRANSMISIÓN Su empleo en el Escuadrón está indicado en situaciones relativamente estáticas, para distancias cortas y mensajes urgentes que no sea posible o conveniente transmitir por otro medio. 2-5

CAPITULO 3 APOYOS Y ACCIONES GENERALES EN EL COMBATE
3.1. GENERALIDADES El EMZ., con sus medios orgánicos, está capacitado para llevar a cabo acciones tácticas limitadas en el tiempo. Sin embargo, para el cumplimiento de determinadas misiones, de una mayor duración o que requieran una mayor potencia de combate, es preciso que se le refuerce con determinados Apoyos al Combate (fuego, Ingenieros), así como logísticos. 3.2. APOYO DE FUEGOS La finalidad del Apoyo de Fuegos es quebrantar la capacidad combativa del enemigo en contacto, mediante acciones de apoyo y protección, contribuyendo con ello al buen desarrollo de la misión encomendada al ELAC. Normalmente, estas acciones estarán a cargo de la Artillería y de las armas pesadas (Morteros) de Caballería y ocasionalmente de los Helicópteros y de la Aviación. 3.2.a. LA ARTILLERIA DE CAMPAÑA (ACA.) Será la ACA., el Apoyo de Fuego del que normalmente se beneficie el Escuadrón Mecanizado en sus acciones y dentro de aquella la que esté en misión de Apoyo Directo al Agrupamiento al que pertenezca el Escuadrón Mecanizado. Al Elemento de Apoyo de Fuegos (FSE.), que se constituye a partir de Grupo Táctico, le compete realizar el planeamiento y la coordinación del Apoyo de Fuegos. 3-1

En todo FSE. que se constituya existe un máximo responsable y coordinador al que se denomina Coordinador de Apoyos de Fuego (COAF.), y que en los Escalones superiores al de Escuadrón está materializado en la figura de un Oficial/Oficial superior del Arma de Artillería. En el Escuadrón Mecanizado el cometido de COAF. recae directamente en la figura de su Jefe, auxiliado por el OAV., caso de disponer de él, y por el Jefe de la SMP. 3.2.a.(1). El JEMZ. como responsable del Planeamiento de los fuegos Una vez dada su Decisión, el JEMZ. procederá al planeamiento de los fuegos a fin de que la integración de los mismos en la maniobra sea eficaz. Es decir, deberá de determinar “cómo” se han de emplear todos los medios de Apoyo de Fuego de que disponga. Se reunirá con sus auxiliares a los que dará a conocer las órdenes del Escón. y las necesidades de fuego en forma de: — Objetivos a batir. — Efectos a conseguir en cada uno. — Momento de batirlos, referidos a tiempo o espacio. El Jefe de la Sc. de MP,s. y el OAV. confeccionarán una Lista de Objetivos que responda a las necesidades solicitadas y la entregará al Jefe del Escón., quien la revisará y coordinará a efectos de evitar duplicidades de los fuegos y asignar los objetivos a aquellos medios que por cantidad y calidad produzcan los efectos deseados. El OAV. remitirá la lista provisional de objetivos, ya aprobada por el Capitán del Escuadrón, al COAF. del GT/AGT., en su caso. El COAF. del GT/AGT., una vez revisada y modificada, si ha lugar, la remitirá al Escón., pasando ya a ser definitiva. Es importante, que cada Jefe de Sección disponga de una copia de la Lista de Objetivos, para una correcta solicitud de los apoyos de fuego y una rápida respuesta de los mismos. 3.2.a.(2). El JEMZ. como responsable de la coordinación del Apoyo de Fuegos Al Jefe del EMZ., como COAF., le corresponde: — Distribuir las necesidades de Apoyo de Fuego entre los diferentes medios productores del mismo. — Coordinar todos aquellos fuegos que se ejecuten. 3-2

Todas estas responsabilidades y misiones se ven en este Escalón muy reducidas o casi anuladas al no disponer el Jefe, bajo su mando directo, de más medios productores de fuego que la Sc. de MP,s., quedando su función en este terreno reducida a las actividades de planeamiento anteriormente citadas y a solicitar el apoyo de fuego correspondiente cuando no pueda satisfacerlo con sus propios medios. El OAV. destacado al Escón. vendrá dotado de un vehículo y de los medios de transmisiones que garanticen el enlace a través de la red de tiro con el FDC. (Centro Director de Fuego). El Jefe del Escón. lo destacará a la Sección de Vanguardia, o a la más adelantada del núcleo que progrese por la dirección del Esfuerzo Principal. En situaciones estáticas es conveniente que se instale próximo al Jefe, constituyendo parte de su PC. 3.2.a.(3). Solicitud de un Apoyo de Fuegos de Artillería (fig. 3.1) En la solicitud de Apoyo de Fuego se puede presentar alguno de los siguientes casos: — Caso 1: La petición es generada por una de las Secciones a través de la Malla de Mando del Escón. El OAV., que está integrado en dicha Malla, la escucha y la transmite por la Malla de Tiro de su Bía. al FDC. Dicha petición es escuchada por el FSE. del GT/AGT. quien puede vetarla. En caso contrario, se procederá a satisfacerla por el GACA. de A/D. En el caso de que el FSE. del GT./AGT. vete la petición, el OAV., enterado de ello, mantendrá informado al Jefe del Escón. para que éste pueda adoptar las disposiciones que estime convenientes. Si la petición se refiere a un objetivo planeado y por tanto previsto, se utilizarán para la misma las designaciones marcadas en la Lista de Objetivos aprobada. Si el objetivo es imprevisto, su designación se hará según NOP,s., pudiéndose dar su situación referida a un objetivo previsto cercano, a unos Puntos de Referencia de Objetivos previamente marcados en el Plan de Fuegos o simplemente por coordenadas. — Caso 2: Por la evolución de la situación, el Jefe del Escón. ordena expresamente al OAV. la tramitación de una petición de Apoyo de Fuego. Dicha orden la puede dar a través de la Malla de Mando del Escón. o por contacto personal. El OAV., una vez recibida la orden, tramitará la petición del mismo modo que en el caso anterior. — Caso 3: Por observación directa del OAV. sobre un objetivo. El OAV. cursará la solicitud del mismo modo que en los casos anteriores, previa autorización del Jefe del Escón. 3-3

— Caso 4: El JEMZ. en caso de duda sobre el enlace del OAV., en la Malla de Mando del Escón. o en la Malla de Tiro artillera, puede elevar una petición de Apoyo de Fuego a través de la Malla de Mando de la Unidad en la que esté encuadrado (GT/AGT.). Esta petición la oirá el FSE. de dicha Unidad quien en caso de aprobarla la transmitirá al FDC. para que la satisfaga. •••
CASO 1.—El OAV escucha la petición de la Sección y la transmite.

CASO 2.—El Capitán ordena al OAV que tramite una petición.

PC

OAV

C A S O 3.—Por observación directa el OAV tramita una petición sobre un objetivo. Escucha la petición y la veta si lo estima conveniente.

FDC

Si la petición no es vetada transmite datos y orden de tiro.

PC de GT o AGT FSE
C A S O 4.—El Capitán cursa directamente la petición por la malla de Mando del GT o AGT.


PIEZAS

Figura 3.1.—Secuencia de una petición de apoyo en fuegos

3.2.a.(4). El Jefe del EMZ. y la Batería Adaptada La Batería Adaptada es aquella Unidad de Artillería que tiene por misión dar respuesta de forma inmediata a las peticiones de fuego de un Escón. durante su movimiento para la toma o ruptura del contacto. 3-4

Para que se le asigne esta misión, excepcional, a la Batería, es necesario que se den las siguientes circunstancias: — El Escón. progresa hacia el enemigo y es probable el contacto con éste. — El enemigo dispone de armas contracarro y las emplea con profusión. — El terreno es apto para el empleo de medios acorazados y de armas contracarro. Los fuegos de la Bía. Adaptada los utilizará el JEMZ. para: — Apoyar la maniobra del Escón., que tenga por misión reducir una resistencia enemiga de pequeña entidad. — Impedir que el enemigo emplee, con eficacia, sus armas de tiro con puntería directa (fuegos de supresión). Será responsabilidad de la Bía. Adaptada, en relación con el Escón.: — Destacar, al menos, un OAV. al Escón. — Establecer y mantener el enlace con sus propios medios de transmisiones dentro de la Malla de Mando del Escón. — Planear sus fuegos de acuerdo con la Lista de Objetivos remitida por el Escón. Cuando el Jefe del EMZ. decida utilizar los fuegos de la Bía. Adaptada ante una situación imprevista, en la que se requiera reducir una resistencia enemiga de pequeña entidad, deberá llevarse a cabo un “Plan Rápido de Apoyo de Fuego”. Este Plan consta, básicamente, de una Lista de Objetivos en la que se señalará la prioridad con la que han de ser batidos los objetivos, en qué momento, con qué munición y bajo qué forma de ejecución; reduciéndose esta Lista de Objetivos, en la mayoría de los casos a una Serie de Objetivos. En este supuesto, el Jefe del Escón., una vez elaborado el Plan de Ataque, llamará al OAV. y le informará de su maniobra y de la forma en que desea emplear el fuego para apoyarla. A partir de ese momento, le corresponderá al OAV.: — Alertar a la Batería, si no lo hizo antes. — Transmitir a la Bía. la hora “H” respecto a la que se planeará el fuego. — Designar los objetivos a batir, a instancias del Jefe del EMZ., elaborando la Lista de Objetivos y la forma de batirlos. — Transmitir el Plan de Fuegos del Escón. al FDC. de la Bía. — Corregir el tiro durante su ejecución. 3-5

3.2.b. AVIACION El apoyo por el fuego aéreo que, en ocasiones, reciba el Escón. será del tipo de Apoyo Aéreo Directo Próximo (CAS.) “Urgente” y tendrá por finalidad apoyar por el fuego el desarrollo de las operaciones en curso del EMZ. Las Fuerzas Aéreas encargadas del apoyo podrán destacar al Escón. un Oficial de Enlace con el cometido de Controlador Aéreo Avanzado (FAC.). El Jefe del EMZ. tendrá presente que los objetivos más adecuados para las acciones de CAS. “Urgente” son: — Objetivos en movimiento. — Aquellos objetivos no situados con precisión. — Aquellos otros que disponen de una protección fuerte así como las obras de fábricas de difícil destrucción con los medios de superficie. — Objetivos de dificil observación y que exigen que se confirme su destrucción. Petición de Apoyo Aéreo “Urgente” a nivel Escuadrón: — El Jefe del EMZ./Partida no tendrá poder de decisión para realizar una petición específica de Apoyo de Fuego Aéreo, debiendo cursar la petición de Apoyo de Fuego de forma general, correspondiendo al FSE., con disponibilidad de crédito de aeronaves, optar por un medio terrestre o aéreo para satisfacerla o denegarla. — En el caso excepcional en el que el JELAC. pudiese hacer una petición específica de Apoyo Aéreo “Urgente”, procederá de la siguiente forma: • Tramitará la solicitud al FSE. del GT. Caso de ser aceptada, el COAF. del GT. ordenará al ALO. (Oficial de Enlace Aire) su tramitación directa, vía transmisiones del EA., al ASOC. (Centro de Operaciones de Apoyo Aéreo). Los FSE,s. de Escalones intermedios podrán vetarla mediante comunicación directa al ASOC. 3.2.c. HELICOPTEROS Las Unidades de Helicópteros de Ataque proporcionan fuegos de gran potencia y precisión de los que, en ocasiones, podrá beneficiarse el Escón. La capacidad de maniobra del helicóptero de ataque le faculta para crear masas de fuego importantes, que deberán ser empleadas en aquellos casos en que los MP,s. y la ACA. vean limitada su eficacia por potencia, características del objetivo o disponibilidad de medios. 3-6

El EMZ. se beneficiará de las posibilidades del helicóptero de ataque en: — El reconocimiento por el fuego. — El ataque a una posición, mediante la destrucción de objetivos puntuales. — La lucha contracarro — Cooperación en el ataque a una posición. — La detención de una penetración enemiga de Unidades Acorazadas y Mecanizadas. Excepcionalmente, las Unidades de Helicópteros podrán destacar al Escón. un Oficial de Enlace (OFEN./H), para asesorar al Jefe en aquellas acciones en las que intervengan los helicópteros en apoyo del Escuadrón. Para el Jefe del Escón., la solicitud del apoyo se reduce a hacerla de forma general, bien por la Malla de Tiro del OAV. o por la de Mando, correspondiendo al FSE., con disponibilidad de tales medios, la decisión de apoyarla con helicópteros o con otros medios.

3.3. APOYOS DE INGENIEROS Cuando el EMZ. cuente con la agregación de una Unidad de Zapadores, el Oficial Jefe de dicha Unidad será el asesor del Jefe del Escón. en materia de zapadores a fin de obtener el mayor rendimiento en el empleo de la misma. Caso de agregársele al EMZ. una U. de Zapadores, ésta, normalmente, será de entidad y tipo Sc. de Zap. Mecanizados. En este caso el Jefe del Escón. dará a conocer al Jefe de la Sc. de Zapadores su concepto de la operación y las normas de empleo de los mismos. Basándose en ello, el Oficial de Zapadores asesorará al Jefe del Escón. para el mejor cumplimiento de la misión asignada, quien posteriormente lo reflejará en la organización operativa y misiones, por orden de prioridad, de su Orden de Operaciones. Por ser la mínima unidad de empleo, la Sección de Zapadores no podrá ser nunca disgregada en Pelotones, debiendo siempre actuar centralizada bajo la dirección de su Mando orgánico, quién, para apoyar la maniobra del Escón., podrá destacar parte de sus medios para cumplir determinadas misiones. Si el EMZ. recibe la agregación de algún VLP., lo situará normalmente en vanguardia del segundo Escalón y orientado hacia el eje de su más probable empleo, para destacarlo donde más se necesite en el momento determinado. También puede beneficiarse el EMZ. de aquellas Unidades de Zapadores adaptadas que llevan a cabo trabajos en su ZA. En este caso podrá, si está autorizado, determinar solamente el lugar que más le interese según su maniobra donde realicen los trabajos ya asignados por su Jefe de Ingenieros. 3-7

En ofensiva, la Sc. de Zapadores actuará centralizada y progresará tras la Sección de Vanguardia del Escón., si éste progresa por un solo eje, o por aquel en el que se ejerza el Esfuerzo Principal, si la progresión se hace por varios. Las misiones que se le asignarán serán: — Facilitar el movimiento del Escón.: • Mediante la apertura de brechas en el obstáculo. • Posibilitando el paso a través de obstáculos naturales. — Excepcionalmente, cooperar en el asalto a posiciones enemigas. En defensiva, actuará igualmente centralizada con misión de: — Cooperar normalmente en la organización de la posición, mediante la creación de obstáculos artificiales (CMAS.) y destrucciones. — Impedir o dificultar el avance enemigo.

3.4. APOYO LOGISTICO El Apoyo Logístico que recibirá el EMZ. procederán del Grupo/Regimiento al que pertenece orgánicamente o del GT/AGT. del que forme parte para el cumplimiento de una misión táctica. Este apoyo irá dirigido a aumentar las posibilidades logísticas del Escón. o activar determinadas funciones, referido principalmente a: — Abastecimiento (carburante, armamento, munición y víveres). — Mantenimiento (reparaciones ligeras y recuperación de material). — Asistencia Sanitaria (evacuación de personal herido). El Grupo/Regimiento al que pertenezca el EMZ. materializará este apoyo mediante la agregación temporal de medios con los recursos necesarios y la activación y agilización de la corriente logística dirigida a satisfacer las necesidades de vida y funcionamiento del Escuadrón.

3.5. ACCIONES GENERALES EN ELCOMBATE 3.5.a. INTELIGENCIA El Grupo es el menor Escalón que tiene capacidad para generar Inteligencia. En su PLMM. dispone de una segunda Sección (S-2) que es el órgano específico dedicado a tal cometido. 3-8

El Programa de Obtención de Información del Grupo/Regimiento genera misiones informativas que se distribuyen en forma de Ordenes de Obtención de Información a las Unidades subordinadas, una de las cuales puede ser el Escuadrón. El Escuadrón es un órgano Cooperador de Inteligencia por contribuir con la información obtenida del campo de batalla al esfuerzo de inteligencia. Si el EMZ. recibe una misión informativa, ésta podrá ser complementaria de otro tipo de misión que esté cumpliendo o vaya a cumplir el Escón., e incluso, podrá llegar a ser la misión principal del Escuadrón. 3.5.a.(1). Las Ordenes de Obtención En Combate, las Ordenes de Obtención han de ser lo más concretas y breves posibles, a fin de no entorpecer el cumplimiento de la misión principal. El formato que deberá emplearse para una Orden de Obtención de Información figura en el Anexo V del R-0-2-2 (Reglamento de Inteligencia Táctica). 3.5.a.(2). Los Procedimientos de Obtención de Información Los Procedimientos de Obtención de Información que normalmente utilizará el Escuadrón son: — La vigilancia y el reconocimiento. — El combate, que constituye una fuente constante de información. — El interrogatorio de prisioneros (PW.), desertores, evadidos, heridos, repatriados y personal civil. — El examen y análisis de documentos y material. 3.5.a.(3). Las Fuentes de Información Para la obtención de información, el Escuadrón se valdrá de las Fuentes de Información. Las principales de que dispondrá son: — Documentos y material enemigo capturado. El Escuadrón, en la mayoría de los casos, se limitará a la lectura y examen de los documentos, con el fin de descubrir la información que pueda interesar a su Unidad, pero en ningún caso podrán retenerlos. Serán cometidos del Escón. en relación con este asunto: • Clasificar los documentos. • Anotar en ellos el lugar, hora y circunstancia de la recogida. • Remitirlos, lo antes posible, a la S-2 de la U. superior (GT/AGT). 3-9

— Proyectiles, fragmentos y embudos. — Zonas contaminadas: Del examen de las zonas contaminadas por agresivos biológicos o químicos se llegará a la identificación de los agentes y de los medios de difusión empleados. De su estudio se deduce el uso futuro del terreno y las medidas de seguridad a adoptar por las tropas propias. — Actividad enemiga: Es la fuente de mayor producción de información. La falta de actividad enemiga o el hecho de que no realice ciertas actividades es igualmente de gran valor informativo, e incluso, en ocasiones, superior. — Personal civil. — Personal militar enemigo (prisioneros, desertores, heridos y muertos). El Escón. al capturar un prisionero, deberá, siempre que la situación táctica lo permita: • Desarmar al PW. sin pérdida de tiempo y retirarle todos sus documentos y equipo, excepto la ropa y el equipo de protección (casco, máscara NBQ., etc). • Cumplimentar la tarjeta de captura. Reglamento de Inteligencia Táctica. R-0-2-2 (apéndice 7-1) • Con fines de interrogatorio, separar a los PW,s., de acuerdo con su grado, ejército, sexo y nacionalidad, así como a los desertores, civiles y personal destacado. Tan pronto como sea posible, los PW,s. serán trasladados al Punto de Reunión de Grupo/Regimiento más próximo, junto con la tarjeta de captura, los documentos y el material del prisionero, la declaración efectuada por el mismo y el informe táctico de la Unidad. El Escón. podrá realizar un Interrogatorio Preliminar que se limitará normalmente a concretar los siguientes extremos: • Nombre, nacionalidad, empleo y Unidad a que pertenece el interrogado. • Posición que guarnecía y tiempo que llevaba en la misma. • Asentamientos de las armas así como el número y naturaleza de las mismas. Cuando el tiempo disponible lo permita, este interrogatorio podrá ampliarse para conseguir más información sobre: • Unidades enemigas que se encuentren enfrente. • Efectivos y reservas. • Organización del terreno. • Moral. 3-10

— Personal militar recuperado: Sus informaciones serán generalmente imprecisas en cuanto a tiempo y espacio. 3.5.a.(4). La Remisión de la Información En cuanto a la remisión de la información obtenida, el valor de la misma depende en gran medida de la oportunidad y seguridad de su transmisión a los órganos encargados de explotarlas. En el Anexo 10 del Reglamento de Inteligencia Táctica (R-O-2-2) figura un formulario de mensaje informativo, pora transmitir una noticia a los órganos que deban explotarla. 3.5.a.(5). Las medidas de Contrainteligencia en combate En las Normas Operativas del Escón. vendrán incluidas las medidas de contrainteligencia, siendo uno de los aspectos más importantes de las mismas, a nivel táctico, la negación de información al enemigo. 3.5.a.(6). Instrucción y Adiestramiento de Inteligencia La instrucción y adiestramiento relativos al área de Inteligencia se integran en el resto de las actividades de instrucción y adiestramiento, excepto cuando se trate de materias que requieran una formación especializada. El personal de tropa colabora en la obtención de información y por ello ha de ser instruido en la forma de obtener y comunicar información relativa a la actitud y actividades del enemigo, obstáculos naturales y artificiales, ocultación, enmascaramiento, vialidad, etc. Dado que las fuerzas propias constituyen a su vez fuentes de información para el enemigo, la instrucción de la tropa comprenderá también las medidas adecuadas de contrainteligencia. 3.5.b. SEGURIDAD DE LAS OPERACIONES (OPSEC.) Las Normas Particulares relativas a la OPSEC. deberán incluir: — Medidas de protección de las actividades propias. — Medidas de decepción. Tales medidas, a nivel Escón., se traducen en: • Seguridad de la información, mediante la protección de aquella que pueda ser útil al enemigo. • Seguridad de material e instalaciones, basada principalmente en el enmascaramiento, disciplina de ruidos y luces y un adecuado sistema de seguridad humano y técnico. 3-11

• Seguridad de las transmisiones, que por su importancia se desarrolla posteriormente en el apdo. 3.5.c, “Guerra Electrónica”, de este capítulo. • Acciones de engaño, dentro de las medidas de decepción. 3.5.c. GUERRA ELECTRONICA (EW.) Al carecer el EMZ. de medios orgánicos para participar de forma activa en la Guerra Electrónica, todas sus acciones, en este terreno, estarán orientadas a desarrollar medidas pasivas de protección y defensa de las transmisiones contra las acciones de EW. que pueda realizar el enmigo. Toda transmisión (radio, alámbrica) puede ser objeto de los ataques de Guerra Electrónica (EW.) del enemigo. Por lo tanto, se deben adoptar una serie de medidas para protegerse o defenderse de las acciones ESM. (Medidas de apoyo a la EW.) y ECM. (Contramedidas electrónicas) que pueda realizar el enemigo, siendo el Jefe del Escón. responsable de la correcta adopción en su Escón. de dichas medidas. 3.5.c.(1). Medidas de protección de carácter general — Custodia de la documentación clasificada relativa a transmisiones. Se debe evitar llevar toda documentación relativa a transmisiones (Extracto de IBT., IT,s. etc.) que no sea absolutamente imprescindible. Asimismo, se debe tener prevista la rápida destrucción de dicha documentación para evitar que caiga en manos del enemigo. — Custodia del material de transmisiones. Se deberá extremar su vigilancia y tener prevista su destrucción para evitar que caiga en poder del enemigo. Los procedimientos para dicha destrucción deberán figurar en las NOP,s. del Escón. 3.5.c.(2). Protección de los Procedimientos Opticos Cuando se empleen medios ópticos se deberá estar en desenfilada de las vistas de los posibles observatorios enemigos. Los códigos a emplear deben variarse con relativa frecuencia, ateniéndose a lo dispuesto en el extracto de la IBT. y en la Orden de Empleo de Transmisiones del Escalón superior. 3.5.c.(3). Protección de las Comunicaciones por Cable Se vigilarán periódicamente las líneas para descubrir posibles derivaciones, extremándose estas precauciones cuando haya peligro de acciones guerrilleras o sabotajes. 3-12

3.5.c.(4). Protección de las Comunicaciones Radio Dado que la radio es el medio principal de transmisión de que dispone el EMZ. y debido a su natural indiscreción, es de vital importancia poner en práctica unas medidas de protección contra las acciones ESM. (Búsqueda e Interceptación, Radiodeterminación, Escucha) y unas medidas de defensa contra las acciones ECM. (Perturbación, Intrusión) que pueda realizar el enemigo para evitar que afecten de manera sustancial a la actuación táctica de la Unidad. El JEMZ. es el responsable de la adaptación en su Unidad de todas las medidas de EW. que a continuación se describen. 3.5.c.(4).(a). MEDIDAS DE PROTECCIÓN 1. Contra la Búsqueda e Interceptación Este apartado comprende todas aquellas medidas orientadas a evitar o restringir el empleo de la radio, así como dificultar la captación de la emisión propia por parte del enemigo. Estas medidas son: — Respetar escrupulosamente los regímenes de empleo marcados por el Escalón superior que restrinjan el empleo de la radio (silencio o discrección). — Aunque el Escalón superior no marque ninguna restricción en el empleo de la radio (régimen de libertad), se deben emplear, siempre que la situación lo permita, otros medios de transmisión (Medios ópticos y acústicos, cable o agentes de transmisión). — Transmitir durante el menor tiempo posible (inferior a 30 s). — Utilizar cualquier otro procedimiento que permita disminuir y acortar el número de mensajes a transmitir, tales como: empleo de “palabras convenidas” para designar acciones sistemáticas; utilización de formatos normalizados de partes para transmitir información; desarrollo de NOP,s. en la Unidad y sobre todo un alto nivel de adiestramiento conjunto de la misma. — Trabajar con los emisores en baja potencia. — Apantallar antenas. — Cambiar periódicamente de frecuencia de acuerdo con lo que señale el extracto de la IBT. del Escalón superior. 2. Contra la Radiodeterminación Para que el enemigo pueda localizar un emisor, previamente debe buscar e interceptar sus emisiones. Por lo tanto, contra la Radiodeterminación, son válidas todas las medidas citadas contra la Búsqueda e Interceptación. Además de ellas se debe evitar la utilización del régimen de explotación de horario fijo. 3-13

3. Contra la Escucha Al igual que con la Radiodeterminación, para que el enemigo pueda escuchar nuestras transmisiones, previamente debe buscarlas e interceptarlas. Por ello es de aplicación contra la Escucha lo preceptuado contra la Búsqueda e Interceptación, debiendo aplicarse además estas otras: — Utilización de lenguaje convenido. — No transmitir nunca en claro nombres de personas, Unidades ni situaciones propias, así como los resultados de acciones enemigas en el bando propio. — No utilizar nunca el lenguaje convenido para transmitir situaciones o acciones del enemigo. 3.5.c.(4).(b). MEDIDAS DE DEFENSA 1. Contra la Perturbación Se deben tomar las siguientes medidas: — Pasar a potencia alta para aumentar la relación de la señal propia respecto a la señal perturbadora. — Apantallar las antenas en la dirección de la perturbación para reducir así su intensidad. — Si con las medidas anteriores es posible seguir trabajando en la misma frecuencia, no cambiarla para no dar ocasión al enemigo de saber si su perturbación ha tenido éxito. En caso contrario, pasar a frecuencia de reserva. — Remitir siempre, en un plazo inferior a 10 minutos desde que comenzó la perturbación, un informe MIJI por otro medio de transmisión que no sea la radio y, si esto no es posible, transmitirlo por otro RTF. y otra frecuencia distintos a los perturbados. 2. Contra la Intrusión — Utilización del RTF. por los Mandos. — Utilización, en las ocasiones marcadas por el Procedimiento Radiotelefónico en vigor, de los procedimientos de autenticación que se señalen en el Extracto de la IBT. — Si se sospecha que ha entrado en malla una estación enemiga, no comunicarlo por esa frecuencia. Pasar a frecuencia de reserva, utilizando el lenguaje convenido. La directora de la malla debe informar, por conducto reglamentario, de la intrusión para que tenga conocimiento de ella el Oficial de Transmisiones de la Unidad. 3-14

ANEXO INFORME “MIJI”
MEACONING MIJI INTRUSION JAMMING INTERFERENCE

1. Tipo de ECM. a) Alteración ayudas a la navegación. b) Intrusión. c) Perturbación por causas conocidas. d) Perturbación por causas desconocidas. 2. Estación afectada Indicativo. 3. Situación Coordenadas situación estación afectada. Siempre en lenguaje convenido. 4. Frecuencia afectada Darla siempre en lenguaje convenido. 5. Tipo de equipo afectado FM/RADIO, AM/RATT. y RADAR. 6. Clase de perturbación: • Tonos variables. • Conversaciones. • Música. 7. Intensidad de perturbación Débil-Media-Fuerte. 8. Hora de inicio y final (duración) Si la perturbación continúa en el momento de dar este informe, decirlo. 9. Efectividad de la perturbación Se da de 1 a 100. En lenguaje convenido. 10. Nombre y empleo del operador 11. Medidas adoptadas y resultados 12. Observaciones Todo aquello que pueda ayudar a identificar la fuente de perturbación. Este informe debe remitirse a la mayor brevedad posible (menos de 10 min) en caso de sufrir acciones ECM.

3-15

CAPITULO 4 LA SEGURIDAD

4.1. GENERALIDADES La Seguridad es el elemento funcional del campo de batalla y componente activo de la protección frente a los actos móviles del enemigo, que permite al Mando: — Realizar su maniobra con libertad (de espacio y tiempo). — Mantener el secreto de sus acciones. — Obtener información sobre el terreno y el enemigo en la Zona de Interés. — Impedir que el enemigo obtenga información. — Evitar ser sorprendido. La Seguridad es una necesidad permanente y afecta a todos los Escalones del Mando. En ocasiones, la Seguridad que un Escalón de mando establece puede cubrir las necesidades de sus subordinados, no obstante, éstos siempre establecerán unas mínimas medidas de seguridad colectivas y, en todo caso, unas medidas individuales de Protección de las Tropas. Independientemente de las medidas de Protección de las Tropas que toda Unidad debe adoptar en cualquier situación, se establecen dos tipos de Seguridad: — Seguridad Operacional — Seguridad Táctica. 4-1

4.2 CRITERIOS DE ACTUACION El Jefe del EMZ. tendrá presentes los siguientes criterios de actuación: — La finalidad de su misión es proporcionar libertad de acción al Mando que le destacó y protección al resto de las tropas. — El combate será una constante en sus acciones. — En el cumplimiento de su misión deberá buscar el contacto con el enemigo, procurando no dejar espacios libres que faciliten la infiltración de tropas adversarias. — Será preocupación constante la obtención de información sobre el enemigo y el mantenimiento de la corriente informativa. — Establecido el contacto con el enemigo deberá obtener la máxima información de su despligue, efectivos e intenciones. Intentará vencerle y continuar su misión, y si esto no es posible se mantendrá sobre las posiciones alcanzadas manteniendo el contacto. — La rapidez en alcanzar los objetivos finales va en detrimento del reconocimiento detallado del terreno necesario para asegurar su libre utilización. — Cuando deba atender a su propia seguridad, no distraerá un número de efectivos tal que le impida el cumplimiento de su misión. — La situación final siempre consistirá en la ocupación de una línea de terreno favorable donde establecerse defensivamente. 4.3. SEGURIDAD OPERACIONAL En ofensiva, la Seguridad Operacional correrá a cargo de las GU,s. de Caballería. Estas Unidades constituirán la Fuerza de Cobertura de la GU. superior que las destacó. Dicha Fuerza de Cobertura, para el cumplimiento de su misión se articulará en: — Escalón de Seguridad. — Escalón de Reserva. 4.3.a. EL EMZ. EN EL ESCALON DE SEGURIDAD Cuando el EMZ. esté encuadrado en una Fuerza de Cobertura podrá, en ocasiones, formar parte del Escalón de Seguridad, normalmente agregado al GLAC. de su Regimiento, constituyendo un Agrupamiento Táctico del citado Escalón. Sin embargo, normalmente, el EMZ. dentro del despliegue de la Seguridad, formará parte de la Reserva del Escalón de Seguridad o del Escalón de Reserva. 4-2

ENEMIGO


ooo ooo ooo ooo


1.er Esc.

Escalón

ooo

ooo

de

    
2.o Esc.

4-3
Figura 4.1.—BRC. como fuerza de cobertura

Fuerza

Seguridad

(—)

de

Cobertura

Escalón

de

Reserva

4.3.a.(1). El EMZ. como Partida de primer Escalón del Escalón de Seguridad 4.3.a.(1).(a). MISIÓN El EMZ. como Partida de primer Escalón del Escalón de Seguridad tendrá por misión: — Reconocer detalladamente su ZA., para obtener información sobre el enemigo principalmente y sobre el terreno. — Tomar contacto con el enemigo, intentando vencer las resistencias que se opongan al avance. — Informar al Mando que le destacó. Para ello, el Jefe del EMZ. deberá recibir de su Jefe inmediato: — Información amplia y detallada del enemigo. — Situación y misión de las fuerzas propias (Unidades superior y colaterales). — Zona de acción, eje de progresión y objetivo final. — Ritmo de avance, saltos previstos y plazos para su ejecución. — Actitud en caso de encuentro con el enemigo. Si no se le señala, el Capitán deberá de actuar según el espíritu de la maniobra proyectada por el Jefe de su U. superior. 4.3.a.(1).(b). ZONA DE ACCIÓN La amplitud de la ZA. que se le asigne a un EMZ. dependerá del frente a cubrir por la Unidad superior, de la viabilidad y practicabilidad de la zona, de las posibilidades del enemigo, del mayor o menor ritmo que haya que imprimir a la acción y de la posibilidad de contar con agregaciones que incrementen su capacidad de reconocimiento y de fuego. Como norma general, esta amplitud no debe ser superior a los 6 km pudiendo aumentarse en el caso de disponer de helicópteros. 4.3.a.(1).(c). EFECTIVOS El EMZ. para el cumplimiento de esta misión dispondrá de sus medios orgánicos, pudiendo ser reforzado con elementos que amplíen su capacidad de combate o de información. Será normal que cuente con zapadores mecanizados. El JEMZ. los situará en el despliegue y los articulará teniendo en cuenta el apoyo que desea obtener y sus principios de empleo, para lo cual solicitará el asesoramiento del Mando de la Unidad de Zapadores. 4-4

4.3.a.(1).(d). ARTICULACIÓN La articulación dependerá de la misión, de la amplitud del frente asignado y la red de caminos existente, de la orografía y la naturaleza del terreno, así como de los medios de refuerzo y agregados con que cuente el Escón. Es por ello que no se debe dar una norma rígida para su articulación. Teniendo en cuenta que la misión implica acciones de combate con exigencias ofensivas, es conveniente articular los medios de tal forma que el Jefe del EMZ. pueda contar con algún núcleo de reacción, apoyo o refuerzo en su segundo Escalón. Por todo ello cabe decir que la articulación más idónea para el EMZ. será: — Primer Escalón, constituido por Pat,s. de Reconocimiento. — Reserva, que deberá ser al menos de entidad Pat. La articulación que se adopte debe ser tal que además de satisfacer el cumplimiento de la misión, no sea preciso, durante la ejecución de los saltos, modificar el número y la composición de las Pat,s. Cuando el frente asignado al EMZ. sea tan amplio que articulando la Unidad del modo anteriormente expuesto no se pueda realizar un reconocimiento eficaz de la zona que garantice un mínimo de cobertura a la Unidad que lo destacó, el Jefe de la Unidad podrá emplear todos los medios del EMZ. en su primer Escalón, excepto la Sección de MP,s., como Pat,s. de Reconocimiento. El Jefe del EMZ. distribuirá su ZA. en otras que asignará a sus Pat,s. de Reconocimiento, a las que señalará dentro las mismas un itinerario a seguir y unos puntos concretos a reconocer, no debiendo cada Jefe de Pat. limitar su reconocimiento únicamente a esos puntos, sino que deberá darlos preferencia dentro del programa general por él confeccionado. Asimismo, el JEMZ. dará a los Jefes de su Patrullas: — Misiones concretas. — Información de detalle del enemigo y terreno. — Información de fuerzas propias. — Ritmo de avance. — Líneas de objetivos intermedios y objetivo final. — Líneas de coordinación. — Procedimientos de avance. — Actitud en caso de encuentro con el enemigo. 4.3.a.(1).(e). PROCEDIMIENTOS DE AVANCE El EMZ. avanzará normalmente por saltos, determinados por las líneas de objetivos intermedios y finales. 4-5

La amplitud de los saltos se deberá reducir cuando el terreno ofrezca mayores dificultades de observación y movimiento y sea más probable el encuentro con el enemigo. Las sucesivas líneas elegidas para los saltos deben permitir una buena observación, protección, campos de tiro, fáciles itinerarios de entrada y salida así como facilitar la defensa. El procedimiento de avance se regirá por todo lo expuesto en el cap. 1, apdo. 1.4.b, “Técnicas de movimiento” de esta Publicación. En aquellos casos en que el Jefe del EMZ. considere que se debe cerrar sobre la línea alcanzada por las Pat,s. de Reconocimiento, los elementos de la Reserva ocuparán posiciones de tiro idóneas, a la misma altura que las primeras, desde donde apoyar el siguiente salto de ellas. A la Sección de Morteros le señalará un itinerario de progresión y sucesivas zonas de despliegue desde donde efectuar el apoyo de fuego sobre todos los objetivos previstos en el Plan de Fuegos y desde donde puedan hacer frente a todos aquellos otros que se presenten de forma imprevista, en el menor tiempo posible. 4.3.a.(1).(f). ACTITUD EN CASO DE ENCUENTRO CON EL ENEMIGO Las primeras fuerzas que tomarán contacto con el enemigo serán las pertenecientes a las Pat,s. de Reconocimiento. Llegado este momento, el Jefe del EMZ. tendrá conocimiento de la situación, generalmente, a través de la radio, ya que normalmente estará ubicado, bien en el centro del despliegue o bien donde se ejerza el esfuerzo principal y en cabeza de la Reserva, si la hubiere. La conducta a seguir por el Jefe EMZ. será: — Asegurarse de que todas sus Patrullas están informadas del contacto. — Ordenar la detención del avance, lo que irá precedido de la rápida entrada en posición de aquellas Pat,s. de Reconocimiento no involucradas en el contacto, sobre una línea que permita una buena observación, protección y campos de tiro. — Orientar la Reserva hacia la dirección donde se produjo el contacto y la entrada rápida en posición de la Sc. de MP,s., de modo que proporcione apoyo de fuego de manera inmediata. — Comunicar al Escalón superior la incidencia. — Ordenar a la(s) Pat.(s) en contacto que amplíen su información sobre el enemigo. — Satisfacer las peticiones de A/F. de las Pat,s., por orden de prioridad, con la Sección de MP,s. y solicitar este apoyo del Escalón superior, si fuese necesario. — Adelantarse, si lo cree conveniente, para analizar la situación. 4-6

— Tomar una de las siguientes posibles decisiones: • Ordenar a la(s) Pat.(s) en contacto que presionen sobre el enemigo y venzan la resistencia. • Ejecutar un ataque empleando la Reserva como Núcleo de Maniobra y a la(s) Pat.(s) de Reconocimiento en contacto y la Sección de MP,s., como Núcleo de Acción Fijante, en el cual, en casos excepcionales, podrá participar alguna de las Pat,s. de Reconocimiento colaterales que no estén empeñadas en el contacto. • Caso de que haya empeñado todos sus efectivos y no pueda vencer las resistencias y continuar su progresión, el JEMZ. se esforzará en definir el despliegue enemigo, su entidad, actitud e intenciones, informando de ello al Mando de quien depende e intentando al mismo tiempo detenerlo desde las posiciones alcanzadas. • Si la presión que ejerce el enemigo sobre él es tan fuerte que no puede mantenerse en las posiciones, solicitará apoyo de fuegos y retardará su avance hasta ser apoyado por el Grueso. • Informar al Mando y a las Partidas vecinas, caso de que el enemigo se salga de su ZA. 4.3.a.(2). El EMZ. formando parte de la Reserva del Escalón de Seguridad, o del Escalón de Reserva Será normal que el EMZ. dentro del despliegue de la Seguridad vaya encuadrado en estos Escalones. En esta situación marchará reunido por el itinerario que tenga asignado, articulándose en Pat,s. sobre la base de sus Secciones orgánicas, atendiendo a su Seguridad Táctica y constituyendo un Agrupamiento Táctico de los que forman las fuerzas de Reserva a las órdenes del Jefe del GT. o AGT. Las misiones que recibirá serán: — Constituir uno de los Núcleos de Reserva, estando en condiciones de apoyar e impulsar al primer Escalón del Escalón de Seguridad o al Escalón de Seguridad, en su caso. — Acoger al Escalón de Seguridad, cuando la presión del enemigo le obligue a romper el contacto y retroceder. — Una vez alcanzados los objetivos finales: • Constituirse en Reserva de la organización defensiva que se establezca. • Ocupar y defender una de las POSDEF,s. de Escuadrón asignadas por el Mando. 4-7

4.3.a.(3). Situación final En ofensiva, será normal que a la Fuerza de Cobertura se le encomiende la ocupación y defensa temporal de una línea de terreno definida por los objetivos finales. El EMZ. como parte integrante de dicha Fuerza de Cobertura recibirá la misión de: — Ocupar y defender una Posición Defensiva o Zona de Responsabilidad de Escuadrón para cerrar una penetración enemiga en una dirección determinada (véase cap. 6, “Operaciones Defensivas”, de esta Publicación). — Constituir parte de la Reserva que se establezca en la organización defensiva. En defensiva, las fuerzas encargadas de la Seguridad Operacional de una GU. superior normalmente realizan una Operación Retrógada. Los cometidos y actuación del EMZ. en cada uno de sus posibles encuadramientos dentro de una Maniobra Retardadora están descritos en el capítulo 8, “Operaciones Retrógadas”, de esta Publicación. 4.4. SEGURIDAD TACTICA La Seguridad Táctica se desarrolla en las proximidades del Grueso que la establece. Debe poder ser apoyada en todo momento por dicho Grueso; actúa en función de las tropas propias; proporciona básicamente protección y está relacionada con la presente o inmediata maniobra de su GU. La Seguridad Táctica de una Unidad se consigue con la Vanguardia y si es necesario con los Flanqueos y la Retaguardia. En este marco de la Seguridad Táctica, tanto en situaciones de movimiento como estáticas, el EMZ. podrá: — Establecer su propia Seguridad Táctica. — Proporcionar Seguridad Táctica a una Unidad superior. — Contribuir a la Seguridad Táctica de una GU., encuadrado en su Unidad superior (GT/AGT). 4.4.a. LA SEGURIDAD TACTICA DEL EMZ. El EMZ. establece su propia Seguridad Táctica en los casos siguientes: — Cuando se encuentre o marche aislado. — Cuando a pesar de encontrarse o marchar encuadrado, la separación con otras Unidades sea considerable o exista posibilidad de encuentro con el enemigo. 4-8

El Jefe del Escuadrón debe tener presente que, para atender a su Seguridad Táctica, no empeñará fuerzas que le impidan o dificulten el cumplimiento de la misión encomendada. 4.4.a.(1). En movimiento 4.4.a.(1).(a). VANGUARDIA (fig. 4.2) Cuando el EMZ. deba atender a su propia Seguridad Táctica en movimiento, el JEMZ. establecerá como Vanguardia una Patrulla de entidad Sección a la que apoyará con zapadores, si dispone de ellos, y otros elementos que permitan ampliar la capacidad de reconocimiento, combate y franqueamiento de obstáculos.

• • •

PC

• • • = • • • • • • •

• ••
MCC

• • •

Figura 4.2

4-9

La distancia a la que dicha Vanguardia se destaca del Grueso podrá oscilar, como dato orientativo, entre 1.000 y 3.000 metros, estando limitada por los siguientes factores: — Que el enemigo no pueda hacer fuego directo simultáneamente a la Vanguardia y al Grueso. — Que el Grueso pueda apoyar en tiempo útil a la Vanguardia. — La configuración del terreno. La Vanguardia actúa como una Patrulla de Reconocimiento, moviéndose por saltos, de posición a posición previamente elegidas, con detención o no al final de cada uno de ellos según lo exijan la misión y la situación. Dichos saltos los marca el Jefe del EMZ. pudiendo, no obstante, el Jefe de la Patrulla establecer otros intermedios. La técnica de movimiento a emplear entre la Vanguardia y el Grueso del EMZ., dependerá fundamentalmente de la misión encomendada al Escuadrón y de la mayor o menor posibilidad de encuentro con el enemigo. Si el contacto no se considera muy próximo o prima la rapidez sobre la seguridad el movimiento será ininterrumpido, pudiendo la Vanguardia progresar por saltos mientras que el Grueso se mueve ininterrumpidamente, acomodando la Vanguardia su velocidad a la del Grueso. Conforme se vaya haciendo más inminente el contacto, el movimiento se efectuará mediante saltos simultáneos o saltos alternativos, supeditando entonces el Grueso sus movimientos a los de la Vanguardia (véase apartado 1.4.b, “Técnicas de movimiento”, de esta Publicación). El Jefe del Escuadrón deberá proporcionar a su Patrulla de Vanguardia la información que posea sobre el enemigo, el terreno y la situación de Unidades propias que le pueden afectar, señalándole los siguientes extremos: — Misión. — Zona de acción y eje de progresión (los mismos que tenga el Escón.). — Medidas de coordinación (PVE,s., Líneas de Coordinación). — Modalidad de avance respecto al Grueso. — Ritmo de progresión. — Actitud en caso de encuentro con el enemigo. — Situación final. Durante el movimiento, el JEMZ. marchará con los primeros elementos del Grueso regulando el movimiento de éste y de la Vanguardia y adelantándose para hacerse cargo de la situación cuando ésta así lo requiera. La Sección de MP,s. irá en cabeza del Grueso y dispuesta a apoyar a la Pat. de Vanguardia en el menor plazo de tiempo posible. La Sección de Defensa Contracarro normalmente marchará en el Grueso a disposición del Jefe, pudiendo, en algunas situaciones, ser agregado algún Pelotón a la Pat. de Vanguardia. 4-10

4.4.a.(1).(b). FLANQUEOS El Jefe del Escón. establecerá Flanqueo cuando alguno de los flancos de su Unidad estén al descubierto. No obstante en esta situación deberá tener siempre presente que el cumplimiento de la misión prevalece sobre el establecimiento del Flanqueo. El Flanqueo del EMZ. correrá a cargo, con carácter general, de una Patrulla, constituida normalmente sobre la base de uno o dos Pelotones Mecanizados y si es posible reforzada con medios que incrementen sus posibilidades de observación y su potencia de fuego. Recibirá la misión de: — Alertar sobre la presencia del enemigo. — Contener o al menos retardar su avance. La Patrulla de Flanqueo progresará por un itinerario sensiblemente paralelo al del Escón., utilizando para su progresión uno de los siguientes procedimientos: — Movimiento ininterrumpido. — Saltos sucesivos. — Saltos simultáneos. — Saltos alternativos. En el procedimiento de “movimiento ininterrumpido”, la Patrulla progresa a la misma velocidad que el Escón., sin detenerse y teniendo previsto la ocupación de posiciones que cierren las penetraciones enemigas procedentes del flanco objeto de protección (fig. 4.3).

Figura 4.3

4-11

En el procedimiento de “saltos sucesivos” toda la Patrulla se mueve a la vez, de posición en posición (previamente establecidas y que cierran las avenidas de penetración hacia el eje que lleva el Grueso), al tiempo que el Grueso progresa de forma ininterrumpida (fig. 4.4).

Figura 4.4

En los procedimientos de “saltos simultáneos y alternativos” se necesitan dos fracciones para ejecutarlos, estando cada una formada, al menos, por un Pelotón Mecanizado. En el “simultáneo” cada Pelotón ocupa una Posición y a la orden del Jefe de Patrulla saltan hacia la siguiente posición (fig. 4.5). En el procedimiento de “saltos alternativos” los Pelotones, en la situación inicial, están ocupando posiciones. A la orden del Jefe de Patrulla el Pn. más a retaguardia salta, adelantando al otro Pn., hacia su siguiente posición mientras el otro Pn. permanece en posición. A continuación este Pn. realiza un salto, adelantando al otro Pn., hasta su siguiente posición. Este mecanismo se va repitiendo a lo largo del cumplimiento de la misión aun cuando, por la extensión en el tiempo, se cambie la composición de la Patrulla (fig. 4.6). La distancia a la que se destaque la Patrulla de Flanqueo será de 1 a 3 km, estando determinada por la configuración del terreno, la información sobre el enemigo, la posibilidad de acogerse en tiempo a su Unidad y la de garantizar la libertad de acción necesaria al JEMZ. 4-12

Siempre que sea posible se complementarán estos procedimientos con

sondeos.

Figura 4.5

4-13

Figura 4.6

4-14

4.4.a.(1).(c). RETAGUARDIA (fig. 4.7) Al igual que en los Flanqueos y en la Vanguardia, se establecerá Retaguardia cuando al Escón. no le siga inmediatamente otra Unidad y exista riesgo de encuentro con algún enemigo infiltrado. En este supuesto, el Jefe del Escón. establecerá una Patrulla de Retaguardia sobre la base de un Pn. Mecanizado que progresará por el mismo itinerario que el resto del Escuadrón y con misión similar al Flanqueo. La Patrulla progresará regulando su movimiento por el del Grueso del Escón. Los procedimientos de avance serán: — Movimiento ininterrumpido. — Por saltos, de línea en línea de observación. El movimiento “ininterrumpido” será el procedimiento de avance normal, empleándose el procedimiento por saltos cuando el Grueso progrese despacio y sea probable la realización de acciones inopinadas por el enemigo. La Patrulla de Retaguardia dependerá directamente del Jefe del Escón., para lo cual la habrá segregado de cualquiera de las Secciones que progresan en 2.º ó 3.º lugar del Grueso. Otra alternativa por la que puede optar el Jefe es la de dejar la responsabilidad de la Seguridad a Retaguardia al Jefe de la Sección que progresa en último lugar. En cualquier caso, la distancia a la que se destaque la Patrulla de Retaguardia oscilará, orientativamente, entre 1 y 3 km. 4.4.a.(2). En situaciones estáticas En este caso el Jefe del EMZ. procederá a actuar como ya se ha expuesto en el apartado 4.3.a.(3), “Situación final”, de este capítulo. En situaciones estáticas, cuando el EMZ. deba atender a su propia Seguridad Táctica, establecerá perimetralmente una Línea de Puestos de Observación y Vigilancia (LPOV.), que dependiendo de la situación y misión del Escón. tendrá alguna o algunas de las siguientes finalidades: — Alertar sobre el avance enemigo, informando de las direcciones de su avance, así como de cuantos aspectos sobre el enemigo (entidad, despliegue, etc.) puedan interesar al Mando. — Impedir, dentro de lo que se lo permitan sus medios, la observación próxima terrestre sobre la posición que ocupe el Escuadrón. — Facilitar el paso, a través de la posición que ocupa el Escuadrón, de Unidades propias que se replieguen. — Actuar, caso de que sea necesario, como OAV,s. 4-15

• • •

• • •

PC • • •

PC • • •

• • •

• • •

•••
MCC MCC

•••

• • •

• • •

RETAGUARDIA

••

••

Figura 4.7

4-16

La LPOV. se constituye a base de pequeños puestos de entidad Pelotón o Escuadra que actúan principalmente por la observación y el fuego, sin empeñarse en un combate decisivo. Dichos puestos deben reunir las siguientes características: — Permitir la observación lejana, para detectar, con el mayor tiempo posible, la presencia y movimientos del enemigo. — Poseer buenos campos de tiro, que permitan el máximo aprovechamiento de los alcances de las armas. — Disponer de fáciles itinerarios de repliegue que permitan el movimiento rápido y a cubierto hacia la posición que ocupe el Escuadrón. La distancia a la que se destaca la LPOV. será función de la configuración del terreno, de la existencia o no de Unidades propias a vanguardia y de las posibilidades de apoyarla y acogerla en su repliegue. Dicha distancia oscilará normalmente entre 1.000 y 3.000 m. Los elementos que guarnecen la LPOV. no dependen de los Jefes de sus U,s. orgánicas sino que pasan a depender directamente del Jefe del Escuadrón hasta su repliegue, momento en el que se integrarán en sus respectivas Unidades de origen. El Jefe del Escón. que establezca una LPOV. deberá señalar: — Finalidad de la LPOV. — Número de puestos que la constituyen, así como composición y situación de cada uno de ellos. — Sectores de vigilancia y/o tiro. — Información a trasmitir. — Momento de replegarse, referido a la situación del enemigo y/o A/O. — Itinerarios de acceso y repliegue. — Actitud con respecto al enemigo. — Procedimientos de enlace. Así mismo, deberá proporcionar a los elementos que integren dicha LPOV. cuanta información les pueda interesar sobre el enemigo y las fuerzas propias, así como sobre las medidas de coordinación e identificación específicas que se adopten, caso que prevea la realización de algún Paso de Escalón. El mantenimiento del enlace entre los puestos que constituyen la LPOV. y el Jefe del Escuadrón es de vital importancia. Se utilizará normalmente la radio, si bien, siempre que el tiempo y los medios lo permitan, ésta deberá doblarse o complementarse con otros medios de transmisión, tales como alámbricos, señales, mensajeros, etc. En caso de que sea necesario establecer Flanqueos a Retaguardia, es de aplicación todo lo indicado para ellos en las situaciones de movimiento. 4-17

4.4.b. EL EMZ. PROPORCIONANDO SEGURIDAD TACTICA A UNA UNIDAD SUPERIOR 4.4.b.(1). En movimiento 4.4.b.(1).(a). COMO PARTIDA DE VANGUARDIA El EMZ. tendrá como misión: — Reconocer la ZA., con las finalidades de: • Alertar sobre la presencia de enemigo. • Informar de las posibilidades de los itinerarios a utilizar por el Grueso para el movimiento. — Jalonar, en caso necesario, el itinerario a seguir por el Grueso. — Establecer y mantener contacto con el enemigo. — Rechazar las Patrullas de Reconocimiento enemigas. — Impedir la actuación de bandas armadas y saboteadoras. — Informar, en tiempo oportuno, sobre cuanto pueda interesar al Mando de la Unidad que lo destacó. Para ello, el Jefe del EMZ. deberá recibir del Mando que le destacó: — Información sobre el enemigo. — Situación y misión de las fuerzas propias (superior y colaterales). — Zona de acción y ejes de progresión. — Ritmo de avance. — Actitud en caso de encuentro con el enemigo. 1. Zona de Acción y Ejes de Progresión La ZA. asignada al Escón. coincidirá con la de la Unidad a la que presta seguridad y los ejes por los que progrese serán los utilizados por el Grueso o aquellos que estén en su área de influencia. El Jefe del Escuadrón asignará a cada una de las Patrullas de Reconocimiento en que articule su Unidad una ZA. que deberá incluir uno de los posibles itinerarios a utilizar por el Grueso. 2. Efectivos y Articulación Es de aplicación todo lo expuesto en los apartados 4.3.a.(3) y 4.3.a.(4) de este capítulo, en cuanto a efectivos y articulación se refiere. Respecto a la articulación, cabe añadir que lo que determinará la constitución o no de una Reserva dentro del EMZ. será la necesidad de realizar un reconocimiento más o menos detallado que asegure la libre utilización del terreno de la ZA. asignada al Grueso. 4-18

3. Procedimientos de Avance El Escón. avanzará por saltos de posición en posición, con detención o no al final de cada uno de ellos, según lo exijan la misión y la situación. Dichos saltos serán señalados por el Jefe de la Unidad que lo destaca, pudiendo el Jefe del Escuadrón señalar otros intermedios, eligiéndolos sobre líneas dominantes del terreno u obstáculos contracarro. Si el contacto no se considera my próximo, el Escón. acomodará su velocidad a la del Grueso; en caso contrario será el Grueso el que supedite su movimiento al del Escón. El Jefe del Escuadrón marchará a retaguardia de las Patrullas de Reconocimiento, en una posición centrada y ligeramente retrasada, orientado hacia la dirección de mayor probabilidad de encuentro con el enemigo. Regulará el movimiento de sus Unidades subordinadas, adelantándose para hacerse cargo de la situación cuando sean detenidos los elementos más avanzados. Si se constituye Reserva, el movimiento de ésta y las Patrullas de Reconocimiento se realizará normalmente por saltos, siendo de aplicación en este supuesto todo lo que recoge el apartado 1.4.b, “Técnicas de movimiento, de esta Publicación”. 4. Actitud en caso de encuentro con el enemigo En caso de encuentro con el enemigo, el Escón. atacará a las pequeñas resistencias enemigas que se opongan a su avance, esforzándose en progresar en la dirección fijada y en conseguir la mayor cantidad posible de información que transmitirá inmediatamente al Jefe que lo destacó. Si se encuentra con fuerzas superiores fijará al adversario, empeñando toda su Unidad, desde posiciones dominantes, o intentará retardar su avance, proporcionando en cualquier caso al Grueso para que pueda intervenir en las mejores condiciones. En cuanto a la conducta a seguir por el Jefe, caso de que se produzca dicho encuentro con el enemigo, es de aplicación todo lo expuesto en el apartado 4.3.a.(1).(f) de este capítulo. 4.4.b.(1).(b). COMO PARTIDA DE FLANQUEO 1. Misión y Planeamiento La misión de Flanqueo que puede recibir el Jefe del EMZ., normalmente, incluirá una o varias de las siguientes acciones: — Alertar sobre la presencia del enemigo al flanco. — Cerrar el enemigo las vías transversales que confluyen sobre los itinerarios utilizados por el Grueso. — Ocupar a un flanco aquellas posiciones desde las cuales el enemigo pueda observar el movimiento del Grueso o utilizar sus armas de tiro con puntería directa sobre él. 4-19

Una vez recibida la misión, el Jefe del EMZ. iniciará el planeamiento de la acción que abarcará normalmente los siguientes aspectos: — Estudio detallado, sobre el plano y fotografías aéreas, de la zona donde se va a actuar. — Selección de las posiciones que cierran el acceso desde el flanco al itinerario del Grueso. Estas posiciones han de reunir las siguientes condiciones: • Deben estar relativamente próximas a un itinerario sensiblemente paralelo al eje de progresión del Grueso. • Deben impedir que el enemigo realice observación terrestre y tiro con puntería directa sobre el Grueso. • Deben ser posiciones de fácil defensa y que dominen las posibles avenidas de penetración enemiga. • Deben estar situadas lo suficientemente alejadas del Grueso como para alertarle oportunamente, de forma que éste disponga del tiempo y espacio necesarios para reaccionar ante una amenaza enemiga, y para permitir al Flanqueo la realización de una Acción Retardadora caso de encuentro con una fuerza enemiga superior. • Deben encontrarse dentro del alcance de la Artillería de Apoyo Directo del Grueso. — Selección del itinerario a seguir, si no le ha sido impuesto por el Mando que lo destaca. Este itinerario debe permitir un rápido acceso a las posiciones previstas y estar suficientemente alejado del eje de progresión del Grueso, de forma que no interfiera la maniobra de éste en caso necesario. — Elección del sistema de Flanqueo que mejor facilite el cumplimiento de la misión. — Establecimiento del procedimiento de avance del conjunto del Flanqueo, de acuerdo con la situación. — Asignación de medios y misiones a los diferentes Agrupamientos Tácticos en que se articule, según el procedimiento de avance y sistema de Flanqueo seleccionado. — Fijación de límites y puntos de contacto entre posiciones contiguas. — Elección de una formación flexible que, combinada con el procedimiento de avance seleccionado, facilite la ocupación de las posiciones y permita hacer frente rápidamente a cualquier amenaza enemiga. — Atender a la Seguridad Táctica del Flanqueo, de forma que la Patrulla que marche en cabeza haga las veces de Vanguardia. No establecer Flanqueos ni Retaguardia, aunque sí puede realizar sondeos en las direcciones más probables de aproximación enemiga. — Comenzar a cumplir la misión en el momento que le haya sido señalado. 4-20

2. Modalidades de Flanqueo Las modalidades de Flanqueo por los que el EMZ. podrá optar son: — Fijo. — Móvil. — Mixto. FLANQUEO FIJO. Empleo. Articulación. Ejecución Empleo: El Jefe del Escón. optará por esta modalidad cuando: — La Unidad que lo destaca se encuentra en situación estática. — La Unidad que lo destaca se encuentra en movimiento pero: • La profundidad de su ZA. es pequeña, pudiendo ésta quedar cubierta por tres posiciones de Sección, como máximo. • El terreno facilita el establecimiento de dichas posiciones idóneas. • Las posiciones cierren vías de penetración de interés y al mismo tiempo permiten el apoyo entre ellas mediante la observación y los fuegos de las armas de tiro directo. Articulación: Independientemente de que la Unidad que lo destaca se encuentre en situación estática o de movimiento, el JEMZ., en función de la profundidad de la ZA. y las características del terreno, podrá optar por establecer: — Una Posición de Escón. — Dos Posiciones de Sección. — Tres Posiciones de Sección. Por consiguiente, el JEMZ. podrá articular su Unidad en: — Un solo Escalón: Organizando tres Pat,s. de Seguridad a base de sus tres SMZ,s. (fig. 4.8). — Dos Escalones (fig. 4.9): • Primer Escalón: Dos Pat,s. de Seguridad a base de dos SMZ,s. • Reserva: Constituida a base de la 3.ª SMZ. La Sección de MP,s. la situará a retaguardia del despliegue, centrada u orientada hacia la vía más importante o más probable para la penetración enemiga, señalándole al menos dos asentamientos alternativos. La Sección de Defensa Contracarro podrá mantenerla en reserva, situarla cerrando la avenida de penetración más importante o agregando sus Pn,s. a las Pat,s. Mz,s. 4-21

FLANQUEO FIJO (3 posiciones)

Figura 4.8

4-22

Figura 4.9

4-23

Ejecución: Cuando reciba la orden de iniciar la misión, el Jefe ordenará a su vez a sus Pat,s. la ocupación de las distintas posiciones, comenzando por la que se encuentre más próxima al Grueso. Las distintas Pat,s. ocuparán las posiciones fijadas de antemano y se establecerán defensivamente orientando la defensa al cierre de la dirección de penetración más probable del enemigo. Desarrollarán todas las actividades propias de una defensa temporal, comenzando por el establecimiento de las medidas de seguridad, situación de sus distintos Pn,s. y asentamiento de las armas colectivas y continuando con los trabajos de enmascaramiento y organización del terreno. Establecerá puestos de observación y vigilancia durante el día y de observación y escuchas durante la noche, a vanguardia de las posiciones y entre ellas. En el supuesto de que disponga de Reserva, el JEMZ. la situará a retaguardia del despliegue, reunida y dispuesta a reaccionar en la dirección más probable de empleo, teniendo previsto cerrar el intervalo entre las posiciones, reforzar a alguna de ellas o realizar un contraataque a vanguardia de las mismas, aprovechando la detención del enemigo, realizada por las Pat,s. en posición. Cuando se establezca contacto con el enemigo, el Jefe del EMZ. alertará de su presencia con tiempo suficiente al Mando que le destacó, y se esforzará en detener su avance, cerrando sus penetraciones o al menos, y en el peor de los casos, retardando su progresión durante el tiempo de desfile del Grueso, o hasta su relevo o refuerzo por otras Unidades. La distancia a la que puede ser destacado el Escón. del Grueso es variable, dependiendo de: — Las características del terreno. En terreno muy accidentado se reducirá. — Las posibilidades de establecer y mantener el enlace. — La posibilidad de efectuar una Acción de Retardo. Teniendo siempre en cuenta que la posición que se ocupe debe de estar a una distancia del Grueso tal que: — Impida la observación enemiga sobre él. — El enemigo no pueda hacer fuego sobre el Grueso con sus armas de tiro con puntería directa. — Permita al menos un salto intermedio del EMZ. antes de acogerse al Grueso, en el supuesto de tener que retardar al avance enemigo. — Pueda ser apoyado por el Grueso en tiempo oportuno, en caso necesario. 4-24

La situación del PC. del JEMZ. estará sobre aquella posición en la que se prevea se va a ejercer el esfuerzo principal. En caso contrario, se situará centrado en relación con el despliegue de las Pat,s. de primer Escalón y en el lugar desde donde mejor pueda dirigir la maniobra. F L A N Q U E O M Ó V I L . Empleo. Articulación. Procedimientos de Avance. Ejecución Empleo: El JEMZ. optará por esta modalidad cuando el Grueso se encuentre en movimiento y además se den alguna de las siguientes circunstancias: — La profundidad de la ZA. del Grueso sea muy grande. — Cuando las vías de penetración hacia el Grueso sean muy numerosas. — Cuando no se pueda establecer un flanqueo fijo. Consiste esta modalidad en marchar sobre un itinerario sensiblemente paralelo al del Grueso. Articulación: El EMZ. se articulará en Pat,s. de Seguridad, normalmente tres, a base de sus Secciones Mecanizadas. Procedimientos de Avance Los procedimientos normales de avance serán los siguientes: — Ininterrumpido. — Por saltos alternativos. — Por saltos simultáneos. Ejecución: Procedimiento de avance “ininterrumpido” (fig. 4.10). Este procedimiento se utilizará cuando no se prevean penetraciones del enemigo por el flanco y el Grueso necesite progresar con rapidez. Las Pat,s. de Seguridad progresan ininterrumpidamente por un itinerario paralelo al del Grueso, ocupando toda la profundidad del despliegue del mismo y atendiendo principalmente a la observación del flanco que deban cubrir. Será normal que queden espacios vacíos entre ellas, sobre todo si la profundidad del Grueso es tan grande que no permite llevar al Escón. reunido, lo que obligará a cada Pat. a atender a su propia seguridad al frente y, lo que es más importante, al conjunto del Escón. a atender a su propia seguridad a vanguardia. Es por ello que la Pat. más avanzada asumirá una doble misión: La de cubrir al Escón. a vanguardia y la correspondiente a la de la Seguridad al Flanco que presta todo el Escuadrón. 4-25

Figura 4.10

El EMZ. progresará igualmente a la misma velocidad que el Grueso, sin detenerse en su conjunto, pero teniendo prevista la ocupación de posiciones de Sección que cierren las más importantes vías de penetración en el flanco asignado, pudiendo esto ser complementado con sondeos llevados a cabo por elementos de las distintas Pat,s., pero sin que ello suponga para el Escón. modificar su ritmo de progresión. La formación de combate que adoptará el Escuadrón será normalmente la columna (véase apartado 1.4.a, de este Reglamento), aumentando las distancias entre Pat,s. cuando el fondo del Grueso así lo requiera, a fin de cubrir todo el flanco. Por consiguiente, la profundidad del EMZ. oscilará entre 4 y 6 km, aunque vendrá condicionada por: — La profundidad del Grueso. — Las características del terreno, debiendo disminuir cuanto más accidentado sea éste. La Sección de MP,s. marchará centrada en el despliegue, siendo lo ideal que progrese por un itinerario entre el del Grueso y el del Escón. y más próximo a este último. Cuando esto no sea posible, lo hará por el mismo itinerario que el resto del Escón., e inmediatamente a retaguardia de la Pat. que progresa en el centro. 4-26

La Sección de Defensa Contracarro podrá marchar centrada en el despliegue del Escón. o agregar sus Pn,s. a las diferentes Pat,s., en función de la situación. El JEMZ. se encargará de coordinar el avance de sus Pat,s. e intervendrá en el combate con el empleo de los fuegos que le proporcionan la Sc. de MP,s., la SDCC. y aquellas Pat,s. no empeñadas directamente en la acción. Alertado de la presencia del enemigo, ocupará con sus Secciones las posiciones previstas, estableciéndose defensivamente como si de un Flanqueo Fijo se tratase, actuando de acuerdo al criterio expuesto para las Partidas de Vanguardia en caso de encuentro con el enemigo. Procedimiento de avance por “saltos alternativos”. Se utilizará esta modalidad cuando la Unidad que lo destaca progresa lentamente y es probable una acción enemiga por el flanco. A continuación se describen dos supuestos en la ejecución de este procedimiento, en función de que el EMZ. mantenga o no Reserva. 1. El JEMZ. no mantiene Reserva. El Jefe del EMZ. inicialmente ocupa tres Posiciones de Sección con sus tres SMZ,s. como si de un Flanqueo Fijo se tratase. A medida que el Grueso de la Unidad a la que cubre vaya desfilando, la SMZ. que ocupa la posición más a retaguardia, la abandona y se traslada a otra ya prevista y asignada de antemano y situada a vanguardia de las otras dos, y así sucesivamente. El traslado a las nuevas posiciones se hará, rebasando cada Patrulla a las otras dos por su retaguardia, utilizando un itinerario previamente seleccionado, que discurra sensiblemente paralelo al eje de progresión del Grueso y que permita un fácil y rápido acceso a las diferentes posiciones a ocupar. La ubicación de la Sección de MP,s. será similar a la señalada en el Flanqueo Fijo. No obstante, al objeto de evitar numerosos saltos y tener cubierto durante el mayor tiempo posible el despliegue de sus Patrullas, podrá el Jefe del Escón. optar por el siguiente procedimiento: — Situar inicialmente a la Sc. MP,s. entre las posiciones 1 y 2, y a retaguardia de las mismas (fig. 4.11). Iniciar el primer salto cuando lo haga la 2.ª Unidad, en este caso, la Pat. correspondiente a la POS-2, situándose entre la POS-2 y la POS-3 (fig. 4.12) y permaneciendo en esta posición cuando realice su primer salto la 3.ª Unidad (POS-3). 4-27

Figura 4.11

Figura 4.12

Realizar un nuevo salto, simultáneamente con el segundo que realiza la POS-3, permaneciendo en posición mientras efectúa el segundo salto la POS-1, y situándose entre la POS 3 y la POS-1. Seguidamente, saltará cuando le corresponda hacerlo nuevamente a la POS-1, situándose entre ésta y la POS-2, permaneciendo en posición cuando efectúe un nuevo salto la POS-3. 4-28

2. El JEMZ. mantiene Reserva. En este supuesto, la Patrulla de Reserva, la SDCC. (si no se han agregado los Pn,s. a las Pat,s.) y la Sección de Morteros Pesados realizarán los saltos cuando los efectúe la Patrulla que ocupe una posición más a retaguardia. Procedimiento de avance por “saltos simultáneos” (fig. 4.13). Se utilizará cuando se conozca o prevea la existencia de ligeras resistencias enemigas que puedan obligar al Grueso a efectuar frecuentes y cortas detenciones. El EMZ. progresará con la misma articulación e idéntico orden que las señaladas en el procedimiento de avance ininterrumpido, asignando a cada Pat. posiciones que tendrán previsto ocupar, y efectuando el movimiento de las tres fracciones por saltos simultáneos de posición a posición. Las posiciones serán ocupadas unicamente en el caso que el Grueso se detenga o se alerte sobre la presencia del enemigo. En este procedimiento, ninguna Patrulla de Seguridad rebasa a la que le precede.
•••
1

•••
2

•••
3 1

•••
2

•••
3

•••

SALTO 1

SALTO 1

SALTO 1

•••

•••

SALTO 1

Figura 4.13

FLANQUEO MIXTO Se elegirá esta modalidad cuando: — Existan una o dos importantes vías de acceso desde el flanco. — Sea probable la realización de acciones enemigas en unas direcciones concretas. — La profundidad de la ZA. del Grueso no sea excesivamente grande. 4-29

Para la ejecución de esta modalidad, el Jefe del EMZ. asignará una o dos posiciones de Sección a ocupar y mantener durante todo el tiempo que dure la misión y con el resto del Escón., articulado en Patrullas, efectuará un Flanqueo Móvil, cubriendo aquellos espacios que no le es posible hacerlo desde las posiciones ocupadas. La Sc. de MP,s. la situará cubriendo la avenida principal de penetración y le asignará otros asentamientos alternativos. Con la SDCC. podrá actuar de la misma manera que en las otras modalidades de Flanqueos, aunque en este sistema será normal que cierre una de las vías de penetración importantes del enemigo. A las Pat,s. móviles les señalará posiciones eventuales a ocupar en caso necesario. 4.4.b.(1).(c). COMO PARTIDA DE RETAGUARDIA 1. Misión El EMZ. tendrá por misión: — Alertar sobre la presencia del enemigo. — Mantener el contacto con el enemigo, si éste lo establece, para proporcionar cobertura al Grueso y libertad de acción al Mando de la Unidad que lo destacó. Para ello, el Jefe del Escón. recibirá del Mando de la Unidad que le destaque: — Información sobre el enemigo. — Situación y misión de las fuerzas propias. — Eje o ejes de progresión y ZA. en su caso. — Ritmo de avance. — Distancia respecto del Grueso. — Actitud en caso de encuentro con el enemigo. 2. Zona de acción y ejes El Jefe de la Unidad que le destaque le señalará al Jefe del Escón. los ejes por los que ha de progresar, que coincidirán normalmente con los utilizados por dicha Unidad. Si sólo le determina un eje, el JEMZ. llevará por éste el esfuezo principal, determinando a su vez otros ejes próximos al mismo y que estén en su área de influencia. En algunos casos puede ser que al EMZ. se la señale una ZA. en lugar de un eje. En este supuesto, la distribuirá entre sus Patrullas a las que también asignará un itinerario de progresión. 4-30

3. Efectivos Para esta misión, será normal que el Escón. no cuente con más efectivos que los orgánicos, ya que por su ZA. habrán progresado con anterioridad fuerzas de la Vanguardia y del Grueso al que está proporcionando seguridad. 4. Articulación Para el cumplimiento de ésta misión, el EMZ. podrá articularse en función de la mayor o menor amplitud del frente a cubrir en: — Patrullas de Retaguardia, — Patrullas de Retaguardia y Reserva. Cualquiera que sea la articulación adoptada, será de aplicación todo lo expuesto en el apartado 4.3.a.(1).(d), “Articulación” (Partidas de Seguridad), de este capítulo. Si organiza Reserva, el Jefe le asignará a ésta el eje por el que ejerza el Grueso el esfuerzo principal. El orden de despliegue sera: — Reserva (si se organiza): por el eje del EP. — Mando del EMZ.: por el eje del EP. — Patrullas de Retaguardia: una por cada eje. 5. Actitud en caso de encuentro con el enemigo El Jefe del EMZ. procederá de igual forma a la descrita en el apartado 4.3.a.(1).(f) “Actitud en caso de encuentro con el enemigo” (Partidas de Seguridad), con las siguientes salvedades: No ordenará presionar sobre las fuerzas enemigas al objeto de llevar a cabo un ataque sobre ellas, a no ser que reciba la orden de proceder de su Mando inmediato superior. Elegirá posiciones del terreno idóneas en las que pueda establecer una “línea de seguridad” que proteja al Grueso de posibles agresiones del enemigo. Tendrá presente el Jefe del Escón., que el contacto lo mantendrá si el enemigo lo establece, a diferencia con las Partidas de Seguridad a Vanguardia, que son ellas quienes “lo buscan”. Si el enemigo se repliega, la Patrulla de Retaguardia no le seguirá, a no ser que se le ordene expresamente, a fin de no dejar espacios vacíos que pongan en peligro al Grueso. 6. Procedimiento de avance — Ininterrumpido. — Por saltos simultáneos. El procedimiento “ininterrumpido” será el normal. 4-31

El procedimiento de avance por “saltos simultáneos” se efectuará cuando sea posible el contacto con el enemigo y se hará de línea en línea de observación aprovechando los obstáculos contracarro que existan. Para la ejecución de estos procedimientos será de aplicación lo expuesto en el apartado 4.3.a.(1).(c) de este capítulo. 4.4.b.(2). Situación final Es de aplicación todo lo expuesto en el apartado 4.3.a.(3), “Situación final”, de este capítulo. En defensiva, las fuerzas encargadas de la Seguridad Táctica en las que el ELAC. está encuadrado, llevarán a cabo una Acción de Retardo en la parte asignada de la Zona de Seguridad. Los cometidos y actuación del ELAC. en cada uno de sus posibles encuadramientos dentro de la Acción Retardadora están descritos en el cap. 8, “Operaciones Retrógradas”, de esta Publicación. 4.4.c. EL EMZ. ENCUADRADO EN LA SEGURIDAD TACTICA DE UNA GRAN UNIDAD Cuando la Unidad superior en la que esté encuadrado el EMZ. (GT/AGT.) tenga como misión proporcionar Seguridad Táctica a una GU. que se encuentre en ofensiva o en estación, aquélla se articulará, normalmente, en: — Escalón de Seguridad. — Escalón de Reserva. Normalmente, el EMZ. constituirá o formará parte del Agrupamiento Táctico del Escalón de Reserva, siendo su actuación y cometidos similares a los descritos en el apartado 4.3.b. de este capítulo. Si la GU. está en defensiva, las fuerzas encargadas de su Seguridad Táctica desplegarán, normalmente, en una zona a vanguardia de la de aquélla, realizando en ella acciones de las descritas en los capítulos 7 y 8 de esta Publicación. 4.5. MEDIDAS DE PROTECCION DE LAS TROPAS Con independencia de la Seguridad Táctica que le proporcionen otros Escalones, toda Unidad tiene que atender permanentemente a la seguridad de sus tropas mediante una serie de disposiciones, tanto individuales como colectivas, conducentes a protegerlas principalmente contra: — Ataques aéreos. — Infiltraciones y actuaciones de guerrilleros y golpes de mano. 4-32

— Fuego de Artillería. — Acciones NBQ. — Efectos de nuestras propias acciones. El conjunto de medidas y disposiciones necesarias para garantizar esa seguridad de las tropas frente a los actos hostiles del enemigo, se agrupa en tres Sistemas distintos: — Sistema de Vigilancia y Alarma, que comprende el conjunto de medidas encaminadas a detectar lo antes posible la amenaza, así como a alertar de la misma, con la mayor prontitud, a las U,s. — Sistema de Defensa Pasiva, que incluye el conjunto de disposiciones establecidas para anular, o al menos reducir, los efectos de cualquier ataque inopinado del enemigo. — Sistema de Defensa Activa, que comprende el conjunto de medidas establecidas para hacer frente a cualquier ataque enemigo realizado por sorpresa. A continuación se tratarán las medidas de Protección de las Tropas que se han de establecer a nivel Escuadrón, sin perjuicio de que cada Escalón inferior adopte las necesarias para complementar dichas medidas. 4.5.a. FRENTE A ATAQUES AEREOS Tanto en movimiento como en situaciones estáticas, las medidas de Protección de las Tropas frente a ataques aéreos se basan principalmente en los Sistemas de Vigilancia y Alarma y de Defensa Pasiva y, dentro de sus posibilidades, en el Sistema de Defensa Activa. 4.5.a.(1). Sistema de Vigilancia y Alarma (fig. 4.14) Consiste en asignar a las Secciones/Patrullas sectores de observación del espacio aéreo, de manera que se cubran los 360º del perímetro que rodea el despliegue. En situaciones estáticas, estos sectores pueden ser asignados a los Puestos de Observación y Vigilancia que se organicen. Para difundir la alerta se emplea normalmente la radio, si bien en aquellas situaciones en las que no sea posible o conveniente su empleo, se sustituirá o complementará con procedimientos ópticos o acústicos.Tanto la designación de sectores de observación como los procedimientos a emplear en cada caso para difundir la alerta, deberán estar reflejados en las Normas Operativas Particulares (NOP,s.) del Escón. El Escón. puede también recibir alertas, provenientes de otros Escalones, a través de la Malla de Mando de la Unidad en la que esté encuadrado, debiendo en este caso ser difundidas a las Secciones/Patrullas según los procedimientos establecidos, y con la mayor celeridad posible. 4-33

Figura 4.14.—Ejemplo de asignación de sectores de vigilancia del espacio aéreo en cada una de las formaciones del EMZ.

4-34

4.5.a.(2). Sistema de Defensa Pasiva Las medidas a adoptar en relación con este sistema se pueden clasificar en dos grupos: — Medidas para evitar el ataque. — Medidas para limitar los daños. Las primeras incluyen todas aquellas destinadas a evitar o, al menos dificultar, la localización del Escón. por parte de las aeronaves enemigas. Entre ellas caben destacar: — Ocultación y enmascaramiento de vehículos y material. — Disimulación o eliminación de rodadas. — No adoptar despliegues geométricamente regulares. — Evitar las columnas de polvo en los desplazamientos, así como brillos o reflejos. — Mantenimiento de distancias e intervalos entre vehículos. Si se produce el ataque, las medidas a adoptar para limitar los daños se basan en la protección y en la dispersión rápida de la Unidad. La protección se consigue con la utilización de abrigos y desenfiladas en la dirección del ataque enemigo. Con la dispersión se pretende que las Unidades y los vehículos no queden “alineados” en la dirección de la agresión para evitar que pueda una aeronave atacar a más de un objetivo. A nivel Escón., la dispersión se realiza por U,s. tipo Sección, independientemente de que, a nivel interno, cada una de ellas adopte sus propias medidas de dispersión (fig. 4.15). Los procedimientos para el enmascaramiento, ocultación y dispersión deberán figurar en las NOP,s. del Escón. 4.5.a.(3). Sistema de Defensa Activa Consiste en la ejecución coordinada de fuego contra aeronaves, con las armas de que dispone el Escón.. Dado que el EMZ. no cuenta con armas específicas antiaéreas, normalmente actuará bajo la cobertura que le proporcionen otros elementos antiaéreos pertenecientes a Escalones superiores. Algunos de estos elementos, tales como misiles o cañones antiaéreos, pueden actuar en la ZA. asignada al Escón. o incluso pueden estar integrados en el despliegue del Escón. Sin embargo, su actuación vendrá regulada por la “consigna de fuego” que hayan recibido del Jefe que los destacó, sin que el Jefe del EMZ. intervenga más que para asignarles un lugar en el despliegue y coordinar su movimiento, asesorado por su Jefe. 4-35

(*) NOTA: Esta alerta puede provenir del Escalón superior u originarse en el propio Escón. En este último caso el tiempo de que se dispondrá para reaccionar será tan sólo de unos segundos, lo que es determinante en la elección de la posición a ocupar por cada Sc., ya que, para evitar la localización, es conveniente permanecer inmóviles cuando pase el avión.

Figura 4.15.—Ejemplo de reacción del EMZ. ante una alerta aérea

4-36

Las Unidades que no dispongan de elementos antiaéreos específicos, como es el caso del EMZ., únicamente podrán emplear la autodefensa, es decir, sólo realizarán fuego sobre las aeronaves que efectúen un ataque directo sobre ellas. Si en el Escón. se han adoptado correctamente las medidas correspondientes a los Sistemas de Vigilancia y Alarma y de Defensa Pasiva, normalmente no podrá ser atacada simultáneamente más de una Sección, por lo que la autodefensa consistirá en que, mientras la Sección atacada toma las medidas necesarias para su protección, el resto de las Secciones realizan fuego sobre la/s aeronave/s atacante/s. En el caso en el que la distancia entre Secciones o la situación no permita lo anterior, será la Sección atacada la que atienda a su autoprotección. En todo caso, el fuego que realiza el EMZ. contra aeronaves en movimiento consiste en concentraciones de fuego ininterrumpido, proporcionado por las armas automáticas de al menos una Sección, “a la espera” sobre puntos por los que previsiblemente pasará la aeronave, para lo cual el Jefe de Escón. o Sección marcará en su Orden de Tiro, puntos de referencia sobre el terreno en cuya vertical se realizarán las concentraciones, dando la orden de fuego cuando la aeronave se encuentre, según su velocidad, a la distancia adecuada de dicho punto. 4.5.b. FRENTE A INFILTRACIONES, ACCIONES DE GUERRILLEROS Y GOLPES DE MANO 4.5.b.(1). En movimiento En las fases de movimiento, el EMZ. adoptará una serie de medidas encaminadas a proteger las tropas frente a este tipo de ataques y que estarán basadas en los siguientes sistemas: 4.5.b.(1).(a). SISTEMA DE VIGILANCIA Y ALARMA: — Asignación a las Secciones/Patrullas de sectores de observación de modo que se cubran los 360º del despliegue del Escón. Estos sectores coinciden normalmente con los de observación aérea tratados en el apartado anterior, 4.5.a. Esta medida se adoptará siempre que el despliegue y la distancia entre Secciones lo permita, ya que en caso contrario cada Sección adoptará su propio Sistema de Vigilancia y Alarma cubriendo sus 360º. — Durante los altos, mientras los vehículos permanecen ocultos en desenfilada, se destacarán observadores a pie para dar continuidad al Sistema de Vigilancia y Alarma. 4-37

4.5.b.(1).(b). SISTEMA DE DEFENSA PASIVA: — Elección de la formación de combate adecuada en función del terreno y la situación. — Mantener en todo momento la adecuada separación entre U,s. subordinadas y/o vehículos, no agrupándose en los altos. — Durante los altos, cada Sección/Patrulla se orienta hacia el sector asignado, manteniendo los vehículos en desenfilada y a ser posible ocultos, y teniendo previstas posiciones de tiro para su inmediata ocupación ante la difusión de la alerta. 4.5.b.(1).(c). SISTEMA DE DEFENSA ACTIVA: — Se base en NOP,s. que aseguren la respuesta inmediata por el fuego, de la fracción del Escón. que reciba directamente el ataque tratando de fijar al enemigo, mientras que otro núcleo, en principio no empeñado, lleva a cabo una reacción rápida conducente a la eliminación de la amenaza. 4.5.b.(2). En situaciones estáticas (fig. 4.16) Aquí hay que diferenciar cuándo el Escón. actúa solo y cuándo actúa integrado en otra Unidad superior. La diferencia entre ambos casos estriba en que, mientras en el primer caso el Escón. debe adoptar medidas para su protección en los 360º, en el segundo le vendrá marcado un sector de responsabilidad limitándose su actuación en dicho sector. 4.5.b.(2).(a). SISTEMA DE VIGILANCIA Y ALARMA: — Organización de Puestos de Observación y/o Escucha. — Patrullas a pie que enlacen los Puestos o reconozcan periódicamente zonas ocultas a los mismos. — Medidas de identificación y coordinación. — Medidas de enlace y de transmisión de la alarma, siendo estas últimas normalmente ópticas o acústicas. 4.5.b.(2).(b). SISTEMA DE DEFENSA PASIVA: — Adecuada elección de la zona de despliegue o estacionamiento, que debe reunir las siguientes condiciones: • Suficientemente amplia para permitir un adecuado despliegue del Escón., evitando la concentración de medios. • Oculta de la observación terrestre y a ser posible de la aérea. 4-38

• Fácilmente defendible por la existencia en su perímetro de alturas que proporcionen buenas posiciones de tiro, a ocupar en caso de Alarma. • Fáciles entradas y salidas. — Adopción de procedimientos de disimulación (enmascaramiento y ocultación).
M M M M

PO

• PE

PO M

M

M PC M

Re s. Tren Escón. • PE PO PO • PE

PO • PE

PUESTO de OBSERVACION PUESTO de ESCUCHA ITINERARIO de P ATRUL LAS

Figura 4.16.—Ejemplo de estacionamiento de un EMZ.

4-39

4.5.b.(2).(c). SISTEMA DE DEFENSA ACTIVA: — Asignación a las Secciones de sectores de responsabilidad que incluyan posiciones a ocupar en caso de producirse el ataque. — Constitución de una pequeña Reserva que, situada en una zona más o menos central del despliegue del Escón., sería la primera en acudir, en caso de ataque, en auxilio del Puesto afectado para valorar el ataque o fijar al enemigo, proporcionando tiempo al resto de los elementos para que puedan intervenir si ello fuera necesario. — Si se dispone de tiempo suficiente, establecimiento de obstáculos que favorezcan la defensa o refuercen el Sistema de Vigilancia y Alarma (minas, alambradas, sensores, etc).

4.5.c. FRENTE A FUEGOS DE ARTILLERIA Las medidas frente a este tipo de ataques se basan, en el EMZ., exclusivamente en el Sistema de Defensa Pasiva que comprende medidas de enmascaramiento y dispersión. La protección acorazada de los vehículos del Escón. supone una medida más de Defensa Pasiva. La reacción del Escón. ante un ataque de este tipo consistirá normalmente en: — Montar en los vehículos y cerrar escotillas caso que haya personal pie a tierra. — Aumentar las distancia e intervalos entre vehículos. — Aumentar la velocidad para salir lo antes posible de la zona batida, si la misión lo permite. — Seguir manteniendo el resto de las medidas de protección.

4.5.d. FRENTE A ACCIONES NBQ. El EMZ. puede actuar en ambiente NBQ. dada su movilidad y la protección que le proporcionan los vehículos. No obstante, debe adoptar una serie de medidas, tanto técnicas como tácticas, para protegerse contra este tipo de acciones, así como para proporcionar al Escalón superior una información rápida y precisa sobre las mismas, dada la incidencia que sobre la maniobra general pueden tener. Una de las medidas generales de protección en ambiente NBQ. es la dispersión de Unidades. Dado que el Escón. es considerado como Unidad tipo de dispersión, esto no afectará sustancialmente a la amplitud de sus desplie4-40

gues; sin embargo, el aumento de las distancias e intervalos entre Escuadrones hace que las posibilidades de maniobrar del EMZ. se amplíen, al tiempo que se reduce la posibilidad de recibir apoyo, confiriendo una mayor importancia y responsabilidad a sus acciones. En ambiente NBQ. el Escuadrón Mecanizado adoptará las siguientes medidas: 4.5.d.(1). Antes de la agresión: — Constitución de un Núcleo de Control NBQ. de Escón., cuya composición y misiones vienen recogidas en el Reglamento de Defensa NBQ. (R-O-1-10). — Establecimiento, mediante NOP,s., de un Sistema de Vigilancia y Alarma que, utilizando la observación y los detectores de agresivos o los medidores de radiación (dosímetros) de dotación, permita detectar el ataque lo antes posible para: • Transmitir rápidamente la alarma, a fin de adoptar las medidas de protección precisas. • Proporcionar información rápida y precisa al Escalón superior a fin de que éste adopte las medidas que considere convenientes. — Adopción de las medidas técnicas necesarias para los distintos niveles de Alerta que se establezcan según la situación. Dichas medidas vienen recogidas en el Manual de Protección NBQ. de PU,s. y deberán ser adaptadas mediante NOP,s. a las características del material de dotación del Escón. — Adopción de medidas tácticas conducentes a no ofrecer un claro objetivo, tales como la movilidad, el enmascaramiento, la decepción y el secreto de las comunicaciones y las operaciones. 4.5.d.(2). Durante la agresión: — Transmisión inmediata de la Alerta. — Adopción de las medidas técnicas de protección tanto individuales como colectivas, según el tipo de agresión (nuclear o química), que vienen recogidas en el Manual de Protección NBQ. de PU,s. adaptadas mediante NOP,s. a las características del material de dotación del Escón. 4-41

La adopción de estas medidas puede ser consecuencia de una alerta originada en el seno del propio Escón. por los elementos de su Sistema de Vigilancia o de una alerta transmitida por el Escalón superior a través de su Malla de Mando en forma de parte NBQ-2, NBQ-3 o NBQ-5. Los formatos de estos partes se detallan en el Manual de Protección NBQ. de PU,s. 4.5.d.(3). Después de la agresión: — Transmisión de información técnica sobre el ataque al Escalón superior mediante un informe NBQ-1. — Toma de datos por los elementos del Sistema de Vigilancia y Alarma que debe continuar activado, para completar el informe inicial NBQ-1 o para transmitir un informe NBQ-4 en caso de que la agresión haya sido nuclear. Los formatos de estos partes se detallan en el Manual de Protección NBQ. de PU,s. — Transmisión al Escalón superior de un Parte de Situación (SITREP.) del Escón., comunicando las bajas producidas, así como sus necesidades y la posibilidad de continuar el cumplimiento de la misión encomendada. — Prestación de primeros auxilios y evacuación de bajas si fuera necesario. — Descontaminación de urgencia de personal y material si la situación lo permite. — Si la misión obliga a proseguir el movimiento y atravesar zonas contaminadas, se hará a la mayor rapidez, adoptando previamente las medidas técnicas de protección necesarias, tanto individuales como colectivas. Para ello: • El Jefe del Escón. eligirá el itinerario o itinerarios que, sin olvidar la misión encomendada, permitan progresar con mayor velocidad, evitando las zonas boscosas o de vegetación alta, las zonas bajas y las polvorientas. • Se aumentarán las distancias e intervalos entre vehículos de manera que el polvo levantado por un vehículo en su progresión no afecte a los adyacentes. • Se mantendrán las demás medidas de protección de las Tropas. • El Jefe del Escón. tendrá siempre presente que el paso por zonas contaminadas es un momento crítico para el Escón., debido a que las medidas técnicas de protección adoptadas le hacen perder parte de su capacidad de combate. Por ello, procurará que dicha zona sea atravesada lo más rápidamente posible sin olvidar las medidas de seguridad y el cumplimiento de la misión encomendada. 4-42

4.5.e. PROTECCION CONTRA LOS EFECTOS DE NUESTRAS PROPIAS ACCIONES Desde este punto de vista se aplicará un Sistema de seguridad y control de bajas por fuego propio que comprenderá una serie de medidas encaminadas a proteger a los elementos del EMZ. de los efectos de nuestros propios fuegos. Principalmente consistirán en: — Establecimiento de sistemas de identificación de vehículos (marcas, paineles...). — Aplicación de estrechas medidas de control sobre los movimientos. — Claras medidas de coordinación de los fuegos (RFL,s., sectores de tiro, etc.). El JEMZ. y sus mandos subordinados deberán conocer con exactitud la situación de sus unidades subordinadas, no sólo en el presente sino sus intenciones inmediatas de futuro.

4-43

CAPITULO 5 EL RECONOCIMIENTO
5.1. CONCEPTO, FINALIDAD Y CRITERIOS DE ACTUACION 5.1.a. CONCEPTO Y FINALIDAD El Reconocimiento es la actividad táctica, de carácter fundamentalmente informativo, orientada sobre el enemigo, el terreno y las condiciones meteorológicas, para proporcionar al Mando los datos necesarios en su toma de decisiones. Dicha información estará referida fundamentalmente: — Al terreno, para determinar las posibilidades y limitaciones que determinados puntos, itinerarios o zonas ofrecen para las acciones propias o las del enemigo. — Al enemigo, para conocer su presencia o ausencia, su situación, entidad, características, actitud y movimientos. — A las condiciones meteorológicas, para determinar su influencia en la maniobra, tanto propia como del enemigo. 5.1.b. CRITERIOS DE ACTUACION En el cumplimiento de esta misión el Jefe del Escuadrón tendrá siempre presente que: — Los movimientos de su Unidad estarán condicionados por los del enemigo, por el terreno objeto del reconocimiento y por las condiciones meteorológicas. 5-1

— La información que proporcione ha de ser precisa, breve y oportuna para poder ser aprovechada de forma útil. — La ejecución ha de ser lo más rápida posible, sin perjuicio de la eficacia. El detalle al que se pueda descender dependerá del tiempo disponible y de lo señalado en la Orden de Reconocimiento recibida. — Se recurrirá al combate cuando sea indispensable para la obtención de la información deseada. Si aquel se produjera, se actuará de acuerdo con las órdenes recibidas. El contacto se mantendrá sólo el tiempo necesario pudiendo, en ocasiones, reducirse a una simple vigilancia. — Coordinará las acciones de sus Patrullas de forma que no existan interferencias en la ejecución. — Todo reconocimiento deberá basarlo en un planeamiento detallado, tras un estudio minucioso de la cartografía y cualquier otra documentación que contribuya a proporcionar la información previa. 5.2. CLASIFICACION Para el Escón. los reconocimientos terrestres pueden ser: — De puntos concretos (puentes, desfiladeros, nudos de comunicaciones, bosques, obstáculos, posiciones defensivas, núcleos de población, etc.). — De itinerario. — De zona. El Escuadrón puede realizar acciones de reconocimiento como consecuencia de una misión específica de este tipo ordenada por el Escalón superior, o para favorecer el cumplimiento de otro tipo de misión que se le encomiende. 5.3. TECNICAS DE RECONOCIMIENTO Las técnicas de Reconocimiento son los métodos básicos de empleo del material y personal para cumplir las misiones de reconocimiento. Las principales técnicas empleadas por el EMZ. son: — Reconocimiento sobre vehículos (montado). — Reconocimiento a pie. — Reconocimiento por el fuego. Normalmente se utilizan, en el cumplimiento de una misión, de una manera combinada. Estas técnicas deberán estar desarrolladas en las Normas Operativas Particulares (NOP,s.) del Escón., el cuál se instruirá y adiestrará con arreglo a ellas. 5-2

5.3.a. RECONOCIMIENTO SOBRE VEHICULOS (MONTADO) El Reconocimiento montado es apropiado cuando: — Se dispone de un espacio de tiempo limitado. — No es necesario realizar un reconocimiento muy detallado. — El Escón. cuenta con el apoyo de helicópteros de reconocimiento. — El terreno está muy poco compartimentado y es muy abierto. 5.3.b. RECONOCIMIENTO A PIE El Reconocimiento a pie es el apropiado cuando: — Se dispone de tiempo suficiente durante el cumplimiento de la misión. — La misión requiere un reconocimiento detallado del terreno, o de un punto de interés. — Haya que cumplir la misión con el máximo secreto. — El terreno dificulta o impida la utilización de vehículos. 5.3.c. RECONOCIMIENTO POR EL FUEGO El Reconocimiento por el fuego es una modalidad específica de reconocimiento en la que se hace fuego sobre una posible posición enemiga para obligarle a descubrir su presencia y, en ocasiones, su despliegue. El Reconocimiento por el fuego se empleará normalmente cuando no exista tiempo suficiente para realizar un reconocimiento detallado del objetivo o cuando por las características del terreno no sea posible acceder al objetivo ni a pie ni sobre los vehículos. Para esta modalidad de reconocimiento el EMZ. puede emplear tanto fuegos directos, con las armas automáticas de sus Secciones, como fuegos indirectos, con los morteros pesados de la Sección de Morteros. En el cuadro 5.1 aparecen algunas de las ventajas y desventajas del empleo de los dos tipos de fuegos. Cuando durante el cumplimiento de una misión determinada el EMZ. tenga que realizar un reconocimiento por el fuego de alguna posición o punto concreto se articulará normalmente en dos núcleos: — Uno de ellos hace fuego sobre las posibles posiciones del enemigo para obligarle a descubrir su presencia o despliegue. — El otro, desde posiciones distintas al anterior, situadas a ser posible a los flancos o retaguardia del punto objeto del reconocimiento, observa detallada y continuamente las zonas sobre las que se está haciendo fuego, de modo que localice exactamente cualquier actividad enemiga. 5-3

VENTAJAS FUEGO DIRECTO • Rapidez en la acción. • Mínimo empleo de las transmisiones. • El fuego puede ser realizado desde diferentes direcciones. • Gran seguridad para los elementos encargados de observar el objetivo. • Mayor probabilidad de obligar al e nemigo a moverse y delatar su posición.

DESVENTAJAS • Se sacrifica el secreto y se descubren las posiciones propias. • Alcance limitado de las armas de fuego directo del Escón. • Mayor lentitud en e l desarrollo de la acción. • Menor precisión de los fuegos.

FUEGO INDIRECTO

Cuadro 5.1

Si el enemigo contesta al fuego o se detecta su presencia, se informa y se actúa conforme a las órdenes recibidas para el caso de encuentro con el enemigo. Si no es detectada su presencia, el Escón. continuará la progresión aunque con las debidas medidas de seguridad, pues puede suceder que el enemigo no haya querido descubrirse para obtener posteriormente la sorpresa. En todo caso el Jefe del Escón. informará al Jefe de la Unidad que lo destacó sobre los resultados de dicha acción de reconocimiento por el fuego. Para mayor seguridad en la acción y también a efectos de coordinación de fuegos, el Jefe del Escón. marcará un sector de tiro al núcleo encargado de realizar la acción de fuego, así como una RFL. (Línea de Fuego Restringido) en aquellas situaciones en las que pueda haber peligro de que los núcleos se hagan fuego entre sí.

5.4. PLANEAMIENTO Y EJECUCION Cuando el EMZ. reciba una misión de reconocimiento, su Jefe procederá a efectuar un planeamiento detallado. En general, en dicha misión le vendrá impuesto: — ZA., definida por sus límites, o el punto concreto a reconocer. — Eje de progresión. — Medidas de coordinación (LC,s., PCON,s., etc.). — Línea de objetivos finales. 5-4

— Ritmo de ejecución (tiempo disponible). — Información a obtener y plazos de tiempo. — Actitud en caso de encuentro con el enemigo. Como consecuencia del estudio de la misión recibida, el JEMZ., tras un planeamiento detallado, expresará su decisión en la que incluirá instrucciones lo más completas y detalladas posibles sobre: — Información de fuerzas propias y enemigas. — Su concepto de la Operación. — Tipo de reconocimiento a efectuar. — Información específica a obtener, lugar y plazos de los informes. — Momento del inicio y de la finalización de la misión. — Conducta con respecto al enemigo. — Medidas de coordinación (límites ZA,s., líneas de coordinación, PCON,s., PVE,s., plazos, etc.). — Actitud a adoptar, una vez finalizada la misión. Todas estas instrucciones irán contenidas en las Ordenes de Reconocimiento dadas a las Patrullas. En general, para cumplir su misión, el JEMZ. se valdrá de los siguientes procedimientos: — Observación personal y directa. — Observación y vigilancia de los elementos de su Escón. — Combate para obligar al enemigo a descubrir su entidad y despliegue. — Interrogatorio de prisioneros o evadidos. 5.4.a. RECONOCIMIENTO DE PUNTOS CONCRETOS (fig. 5.1) Este tipo de reconocimiento trata de obtener información detallada sobre determinados puntos, que pueden ser entre otros: — Núcleos de población. — Posiciones enemigas. — Puentes o desfiladeros. — Obstáculos. — Nudos de comunicaciones. — Bosques. El reconocimiento de un punto concreto puede ser impuesto por el Jefe de la Unidad superior, o bien realizarse por iniciativa del Jefe del Escón. dentro del marco de una acción de reconocimiento de zona o itinerario. 5-5

Figura 5.1

5-6

En cualquier caso, el Escón. deberá ocupar con parte de sus efectivos zonas dominantes del terreno para proteger las acciones de reconocimiento. Se constituirá así un Núcleo de Apoyo, en el que siempre estará integrada la Sc. de MP,s. y normalmente la de DCC., con la misión de reaccionar por el fuego contra el enemigo que surja de manera imprevista y de apoyar o acoger a los elementos que realizan el reconocimiento en caso necesario. Serán objetivos prioritarios de este Núcleo de Apoyo aquellas zonas de terreno dominante que puedan constituir posibles orígenes de tiro desde los cuales el enemigo pueda batir el punto objeto del reconocimiento. Las acciones de reconocimiento, propiamente dichas, serán realizadas por un Núcleo de Reconocimiento que combinará, en la mayoría de los casos, el reconocimiento montado con el que a pie realicen elementos de algún o algunos Pelotones Mecanizados. Dicho Núcleo de Reconocimiento, una vez que el Núcleo de Apoyo está en condiciones de prestar dicho apoyo, inicia el movimiento hacia el objetivo por un itinerario previamente establecido y que le permita avanzar con la mayor seguridad posible. Normalmente el reconocimiento del punto concreto exigirá al Núcleo de Reconocimiento echar pie a tierra para efectuarlo en las mejores condiciones posibles. Una vez echado pie a tierra se inicia el reconocimiento, propiamente dicho, del punto concreto, siendo apoyado el mismo tanto por los elementos del Núcleo de Apoyo como por las armas de los vehículos del Núcleo de Reconocimiento. Cuando el punto concreto sea un núcleo de población, se tendrán en cuenta las siguientes consideraciones: — El reconocimiento dependerá de las dimensiones del núcleo de población: • Si es de grandes dimensiones, el Jefe del Escón. dividirá la población en sectores limitados por las calles principales. El Núcleo de Reconocimiento estará compuesto por tantas Patrullas como sectores haya definidos, siendo la entidad de ellas adecuada a las dimensiones del sector asignado. El Núcleo de Apoyo lo compondrán la SMP., la SDCC. y los elementos de maniobra no empeñados en el Núcleo de Reconocimiento. • Si la población es de reducidas dimensiones, no será necesario dividirla en sectores. El JEMZ organizará un Núcleo de Reconocimiento constituido por una sola Patrulla, y otro Núcleo con los elementos necesarios para apoyo a la misma. • Como norma general, el Núcleo de Reconocimiento avanzará por saltos, marcados por las sucesivas vías transversales, avanzando por las vías secundarias paralelas a la principal, hasta el final de la población, procediendo entonces en sentido inverso por la vía principal. 5-7

5.4.b. RECONOCIMIENTO DE ITINERARIO (fig. 5.2) Esta clase de reconocimiento tiene por objeto obtener información detallada sobre un itinerario y el terreno adyacente al mismo, desde el cual puede actuar el enemigo sobre las fuerzas propias que lo utilicen. La misión de reconocer un itinerario se asigna cuando el Mando quiere conocer las condiciones de practicabilidad que presenta para el movimiento de su Unidad, así como la presencia o ausencia de enemigo en el mismo. El Escón. llevará a cabo una misión de este tipo, bien de una forma independiente en beneficio de una Unidad superior, o constituyendo una Partida de un Escalón de Reconocimiento. En ambos casos su actuación será similar teniendo en cuenta que los apoyos a recibir serán diferentes. Cuando un EMZ., solo o constituyendo Partida, vaya a realizar un reconocimiento de itinerario, normalmente, ejecutará las siguientes acciones: — Reconocer y determinar la practicabilidad del itinerario. — Reconocer el terreno adyacente hasta una distancia de unos 2 km, a ambos lados del itinerario. — Reconocer los caminos laterales que confluyen en el itinerario hasta una distancia de unos 2 km. — Reconocer y clasificar los puentes existentes, dentro de sus posibilidades, así como localizar vados o puntos de paso de los cursos de agua en las cercanías de dichos puentes. — Reconocer los desfiladeros y localizar puntos de paso para evitarlos. — Limpiar el itinerario de minas y obstáculos, dentro de sus posibilidades, o encontrar algún paso alternativo para su desbordamiento. — Localizar pasos que circunvalen o eviten zonas contaminadas u obstáculos que bloqueen el itinerario. — Tomar contacto con pequeñas resistencias enemigas. — Atacar las anteriores resistencias. — Romper el contacto con el enemigo cuando se haya conseguido la información perseguida o cuando se pueda ver comprometido el cumplimiento de la misión. En función de estas acciones, el EMZ. tiene capacidad para reconocer adecuadamente dos itinerarios, pudiendo ser tres si dichos itinerarios se encuentran lo suficientemente próximos para que el Jefe pueda ejercer el Mando y Control de la acción en buenas condiciones. Esto dependerá normalmente del terreno y de las posibilidades del enlace. La articulación que adoptará el EMZ. dependerá de: — Número de caminos próximos, paralelos o confluyentes con el itinerario a reconocer. — Las características del terreno adyacente. 5-8

Figura 5.2.—Reconocimiento de itinerario

5-9

— Tener asegurado el enlace entre las distintas fracciones. — Los medios de refuerzo recibidos, en concreto zapadores y otros que incrementen su capacidad de reconocimiento. — Las posibilidades de encuentros con el enemigo. — Las posibilidades de apoyo a las fracciones. Normalmente, el EMZ. se articulará en: — Patrulla/s de Reconocimiento. — Reserva, en su caso. — Núcleo de apoyos de fuego (Sección de Morteros Pesados). Si se asigna al EMZ. el reconocimiento de un itinerario, normalmente desplegará una sola Patrulla de Reconocimiento de entidad SMZ. a vanguardia, que marchará sobre dicho itinerario y que será la encargada de obtener y transmitir la información requerida en cada caso. Como el terreno adyacente que domine el itinerario, así como los bosques, poblaciones y vías de comunicación laterales, deben ser reconocidos, el Jefe determinará, en cada caso, qué Patrullas se constituirán para efectuar los reconocimientos pertinentes, asegurando en todo momento el itinerario a reconocer. Si se asignan dos itinerarios, en este caso se desplegarán dos Patrullas de Reconocimiento a vanguardia, de modo que cada una siga uno de los itinerarios, mientras se mantiene una Reserva que progresará a retaguardia de la Patrulla que siga el principal o por aquel itinerario donde sea más probable su actuación. Cuando se asignen tres itinerarios a reconocer, el Jefe desplegará tres Patrullas de Reconocimiento que ejecutarán su misión por cada uno de los itinerarios, manteniendo una Reserva, cuya composición dependerá de: — Los medios de que disponga. — Las agregaciones recibidas y los apoyos disponibles. — La importancia relativa de los itinerarios. — Las posibilidades del enemigo. Cuando exista Reserva, ésta marchará por el itinerario que se le señale, debiendo estar en disposición de cumplir los siguientes cometidos: — Apoyar la actuación de las Patrullas de Reconocimiento. — Atacar las pequeñas resistencias que se opongan al cumplimiento de la misión. — Acoger a la Patrulla de Reconocimiento que se vea sorprendida y/o forzada a retroceder. Así mismo, la SMP. progresará a caballo del itinerario o itinerarios empleados por las Patrullas de Reconocimiento, a retaguardia de éstas y ocupando posiciones desde las cuales se aseguren unos apoyos de fuego que permitan batir objetivos hasta unos 3 km a vanguardia de dichas Patrullas. 5-10

Normalmente la SDCC. se mantendrá en reserva, si bien, el Jefe del Escón. podrá agregar Pn,s. a las Pat,s. cuando la situación lo requiera. El movimiento de la/s Patrulla/s se hace por saltos de una línea de observación a otra. El movimiento entre la/s Patrulla/s y la Reserva se hará por saltos: — Simultáneos. — Alternativos. El primer sistema, saltos simultáneos, se utilizará cuando no se prevea un contacto inminente con el enemigo. En las detenciones de cada salto, únicamente se cerrará si se tuviera que realizar algún relevo de Patrullas. El sistema por saltos alternativos, en la modalidad por líneas sucesivas, se adoptará cuando existan posibilidades de encuentro con el enemigo. Aunque este sistema permite progresar con menor rapidez que en el caso anterior, sin embargo, proporciona mayor seguridad, permitiendo poder acoger los elementos de vanguardia a la posición fuerte que ocupa la Reserva, cuando la actitud del enemigo obligue a romper el contacto. El JEMZ. progresará normalmente en vanguardia de la Reserva y, a ser posible, se situará donde pueda observar la actuación de la/s Patrulla/s de Reconocimiento, adelantándose cuando alguna se vea detenida para hacerse cargo de la situación. En el trascurso de una misión de Reconocimiento de un itinerario habrá que realizar Reconocimientos de puntos concretos del mismo o de su zona de influencia. Dichos reconocimientos se ejecutarán conforme a lo expuesto en el apartado 5.4.a de este capítulo. 5.4.c. RECONOCIMIENTO DE ZONA (fig. 5.3) El reconocimiento de una zona tiene por objeto obtener información detallada sobre todos los itinerarios, terreno y enemigo que se encuentren en la zona determinada. Esta misión se asigna cuando el Mando quiere localizar al enemigo en un área determinada, así como encontrar itinerarios apropiados para la progresión o avance de sus fuerzas, posteriormente. En general, el reconocimiento de zona requiere disponer de más tiempo que el necesario para el reconocimiento de itinerarios. La zona asignada al EMZ. deberá estar definida por sus límites laterales, línea inicial, una línea a partir de la cual debe comenzar el reconocimiento, y una línea final. Además de éstas, le vendrán impuesta aquellas medidas de coordinación que el jefe de la Unidad superior estime necesarias, como pueden ser: LC,s., PCON,s., plazos de tiempo, etc. 5-11

Figura 5.3.—Reconocimiento de zona

La amplitud de la zona asignada al EMZ estará en función de: — Tiempo disponible. — Posibilidades de encuentro con el enemigo. — Red de comunicaciones. — Características del terreno. El EMZ. tiene capacidad para reconocer una zona cuyo frente puede oscilar entre 6 y 10 km. Cuando un EMZ. vaya a realizar un reconocimiento de zona, normalmente llevará a cabo todas o algunas de las siguientes acciones: — Reconocer y determinar la practicabilidad de todos los itinerarios de la zona. — Reconocer y determinar la capacidad de movimiento por todo terreno de la zona. 5-12

— Reconocer y clasificar todos los puentes existentes en la zona, así como localizar vados o puntos de paso alternativos cerca de dichos puentes. — Reconocer los desfiladeros. — Localizar pasos que eviten las zonas contaminadas. — Limpiar los itinerarios de minas y obstáculos, dentro de sus posibilidades, o encontrar algún paso alternativo para evitarlos. — Tomar contacto con el enemigo dentro de la zona y determinar su entidad, tipo, localización y actitud. — Atacar las resistencias que se opongan al cumplimiento de la misión. — Romper el contacto cuando se haya conseguido la información perseguida o cuando se pueda ver comprometido el cumplimiento de la misión. La orden que reciba el JEMZ deberá comprender siempre: — Extremos sobre los que deba informar. — Actitud en caso de encuentro con el enemigo. — Actitud que debe adoptar al finalizar la misión. El EMZ., sólo o Constituyendo una Partida, se articulará en: — Patrullas de Reconocimiento. — Reserva, si la amplitud de la zona y los medios lo permiten. — Núcleo de apoyos de fuego. El JEMZ. dividirá la zona asignada entre las Patrullas, normalmente de entidad SMZ., necesarias para asegurar un detallado reconocimiento de la zona, estableciendo límites entre ellas. Así mismo, establecerá cuantas medidas de coordinación considere oportunas para regular y coordinar el movimiento y actuación de su Unidad (líneas de coordinación, puntos de contacto, PVE,s., líneas inicial y final, etc.). Los límites deberán apoyarse en puntos fácilmente indentificables sobre el terreno y las líneas de coordinación deberán señalarse distanciadas entre 5-8 km, para controlar el avance de las Patrullas; los puntos de contacto, en las intersecciones de los límites laterales y las LC,s., si existen puntos o áreas específicas que se quiere sean reconocidos con más detenimiento, se identificarán con los puntos de verificación. Una vez recibida la orden de reconocimiento, las Patrullas desplegarán y ejecutarán el reconocimiento de sus zonas respectivas, transmitiendo la información requerida. Si durante la ejecución del reconocimiento hubiera encuentro con el enemigo, se informará sobre su localización, entidad, tipo, despliegue y actitud, y se actuará conforme a las órdenes recibidas. 5-13

La Reserva marchará normalmente a retaguardia de la Patrulla que progrese por la zona donde se prevea su empleo más probable. Sin embargo, en función de los cambios de situación, podrá orientarse la Reserva hacia donde fuera más necesaria. El Jefe mantendrá reunida la SMP. para que, desde una posición centrada en el despliegue, pueda apoyar a las Patrullas. Normalmente marchará a retaguardia entre 1 y 2 km con respecto a las Patrullas de Reconocimiento. El PC. del Escón. se desplazará a lo largo de toda la zona, utilizando aquellos itinerarios y puntos que le permitan un eficaz mando y control de su Unidad. El Tren del Escón. marchará a retaguardia de la Reserva, a unos 2 km de ella, por su mismo itinerario y moviéndose de una posición a cubierto a otra. Normalmente, una vez alcanzada la línea final, las distintas fracciones desplegarán y ocuparán las posiciones previstas, adoptando las medidas de seguridad apropiadas y llevándo a cabo su reorganización. El cumplimiento de esta misión normalmente implicará la realización de reconocimientos de puntos concretos. Dichos reconocimientos se llevarán a cabo conforme a lo expuesto en el apartado 5.4.a de este capítulo.

5-14

CAPITULO 6 EL COMBATE OFENSIVO
6.1. GENERALIDADES El EMZ. llevará a cabo acciones ofensivas tanto en el ataque, encuadrado en su Unidad superior, como en el cumplimiento de misiones específicas de Reconocimiento y Seguridad. En cualquier caso, tratará de: — Destruir al enemigo que impida el cumplimiento de la misión que tenga encomendada o expulsarle de puntos clave que ocupe. — Anular su capacidad de resistencia, privándole de sus recursos y desmoralizándole. — Neutralizarlo o fijarlo al terreno, con el propósito de mantener el contacto o de que otras fuerzas completen su destrucción. — Adquirir información del enemigo, provocándole reacciones ofensivas. — Engañar al enemigo mediante ataques demostrativos, ocultándole la verdadera intención. — Conducirlo a zonas donde se llevará a cabo su destrucción, en cooperación con otras Fuerzas. 6.2. EL EMZ. EN EL ATAQUE 6.2.a. CONCEPTO El ataque para el EMZ. consistirá siempre en la combinación de acciones de fuego y movimiento, encaminadas a realizar el esfuerzo principal de la maniobra o apoyar a las Unidades que realicen ésta. 6-1

6.2.b. CRITERIOS DE ACTUACION El Jefe del EMZ. tendrá siempre presente que: — El ataque es la acción ofensiva fundamental para alcanzar el objetivo asignado. — Empleará siempre el fuego y el movimiento, utilizando el choque cuando, a pesar de los anteriores, no consiga el objetivo. — El ataque exigirá un planeamiento, que será mas o menos detallado en función del tiempo disponible, debiendo tener en cuenta las siguientes consideraciones tácticas: • Buscar o crear un punto débil. • Anular los fuegos enemigos. • Aislar las posiciones enemigas y maniobrar hacia el punto débil pero desbordado, atacarlo por el fuego o asaltar el flanco o la retaguardia enemiga. • Explotar el éxito. — Normalmente, ejecutará el ataque por orden superior. Lo hará por propia iniciativa cuando el cumplimiento de su misión lo exija. — El éxito del ataque dependerá, en gran medida, de la perfecta coordinación de sus acciones. — La ejecución debe estar basada en el movimiento rápido y el fuego potente y denso. — Siempre que sea posible, combinará direcciones de esfuerzo convergentes sobre el frente y los flancos o la retaguardia enemiga. — En la articulación para su ataque, organizará los núcleos del Escalón de Ataque, sin mantener reserva. — Cuando constituya un agrupamiento del Escalón de Ataque de una Unidad superior, constituirá por sí sólo o formará parte de la acción fijante o de la de maniobra. — La actuación normal del EMZ. será constituyendo una Partida con unidades de carros. La base de estos criterios serán la observación del campo de batalla y el conocimiento del enemigo y sus posibilidades, la integración de todos los fuegos disponibles y su concentración (fig. 6.1), la elección de una maniobra sencilla y el uso de la ocultación, logrando una favorable concentración de potencia de combate en el punto crítico. 6-2

Figura 6.1.—Integración de los fuegos directos e indirectos

6-3

6.2.c. CLASIFICACION DEL ATAQUE 6.2.c.(1). Ataque inmediato Es aquél en el cual se disminuye el tiempo de preparación para explotar una oportunidad (AAP-6/ATP-35). Se caracteriza por ceder tiempo de preparación en beneficio de la rapidez. Se dedica el mínimo tiempo a la preparación con el fin de mantener el ímpetu del ataque o retener la iniciativa, y las fuerzas con las que se lleva a cabo son aquellas que estén disponibles en ese momento. El ataque sobre la marcha trata de aprovechar la falta de preparación del enemigo, e implica audacia, sorpresa y rapidez con el fin de conseguir el éxito antes de que el enemigo haya tenido tiempo de mejorar la organización de su posición defensiva. Si se pierde el ímpetu del ataque, puede ser necesario realizar un ataque premeditado. 6.2.c.(2). Ataque premeditado Se caracteriza por el planeamiento y coordinación detallados del empleo del fuego y la maniobra para cerrar sobre el enemigo con todas las fuerzas disponibles, para destruirlo o para capturarlo (AAP-6/ATP-35). Cuando haya que destruir o penetrar en una posición enemiga bien organizada será necesario realizar un ataque premeditado. 6.2.d. SECUENCIA DEL ATAQUE Una vez decidido el ataque, por propia iniciativa o por orden superior, éste se desarrollará siempre según la siguiente secuencia: — Elaboración del Plan de Ataque. — Organización del ataque. — Ejecución del ataque. No obstante, la extensión, profundidad y minuciosidad del Plan de Ataque y de la organización del mismo será en función del tiempo que se disponga. En ocasiones, este puede ser mínimo, lo que no eximirá de su máximo desarrollo, ya que nunca una actuación a ciegas puede calificarse de acción militar. 6.2.d.(1). Elaboración del Plan de Ataque Tomada la decisión de atacar al enemigo, el JEMZ. deberá llevar a cabo la elaboración del Plan de Ataque. Efectuará un reconocimiento, primeramente sobre el plano y después, siempre que la situación lo permita, sobre el propio 6-4

terreno. Este estudio debe hacerse, a ser posible, con los Jefes de las Unidades subordinadas que compongan el Escón./Partida, así como con los elementos de enlace de las Unidades de apoyo de que se disponga (OAV., OFEN./H., etc.). Como consecuencia del estudio de los factores de la Decisión, el JEMZ. elaborará un Plan de Ataque sencillo y lo suficientemente flexible para poder introducir sobre la marcha las variaciones motivadas por los cambios de la situación. Dicho Plan se traduce en una Orden de Ataque, generalmente del tipo complementaria (FRAGO.) según modelo STANAG 2014, que el JEMZ. dará a sus subordinados, normalmente por radio, siendo lo ideal que la comunicación de dicha orden se haga, siempre que se pueda mediante contacto personal con todos los Mandos inmediatos subordinados reunidos, y desde un lugar que permita la observación de la zona, de manera que todos conozcan el conjunto de la maniobra y los apoyos a prestar o recibir, facilitando así la coordinación de todas las acciones. Los puntos que el JEMZ. debe determinar principalmente, al elaborar su Plan de Ataque, son: — Objetivo. — Articulación — Acciones a realizar. — Posición de Partida, si el terreno lo permite. — Línea de Partida y Dirección de Ataque para el Núcleo de Maniobra. — Zona de despliegue inicial del Núcleo de Acción Fijante. — Medidas de coordinación de las acciones. — Apoyo de Fuegos. — Medidas de Seguridad. — Medidas de consolidación del objetivo, de reorganización después del ataque y de continuación del avance, en su caso. — Medidas de apoyo logístico. 6.2.d.(1).(a). OBJETIVO Los objetivos del EMZ. en su ataque, preferentemente, deberán ser: — Unidades enemigas inferiores en potencia de combate, que se encuentren en movimiento o momentaneamente detenidas, que acaben de ser batidas por otras fuerzas, o se hallen en una actitud defensiva, justamente en el momento inicial y crítico de su instalación. Será frecuente, por otra parte, tener que atacar a otras Unidades enemigas que posean una potencia semejante a la suya y que desarrollen una misión y actividad similar, lo que daría lugar a un combate de encuentro (véase cap. 9), donde la iniciativa y el adelantarse a la acción del contrario adquieren su máximo valor. 6-5

6.2.d.(1).(b). ARTICULACIÓN 1. Actuando independientemente El EMZ. se articulará en los núcleos en los que normalmente lo hace el Escalón de Ataque, careciendo de efectivos para constituir el Escalón de Reserva. Por consiguiente, su articulación consistirá en: — Núcleo de Acción Fijante. — Núcleo de Maniobra. El Núcleo de Acción Fijante estará constituido siempre por la SMP., y por una parte de los elementos de maniobra del EMZ., los cuales vendrán determinados, generalmente, por su situación en el despliegue y su grado de participación en el contacto. Normalmente este Núcleo estará organizado a base de una SMZ., la SMP. y, en ocasiones, por los vehículos de combate de las otras Secciones, y parte de la Sc. DCC. El Núcleo de Maniobra estará constituido por el resto de los elementos del Escón., organizados en Patrullas. 2. Actuando encuadrado en la Unidad superior, Grupo/Regimiento En este supuesto, el EMZ. podrá formar parte del Escalón de Ataque o del Escalón de Reserva organizado por el Escalón superior: — A su vez dentro del Escalón de Ataque, podrá constituir, él solo o junto con otros Agrupamientos, el Núcleo de Acción Fijante o bien formar parte del Núcleo de Maniobra, como una Partida más. Se puede dar el caso de segregar al Escón. parte de sus medios para reforzar al otro Núcleo, sobre todo cuando éste se forme a base de carros. — Dentro del Escalón de Reserva, constituirá la única Partida del mismo o formará un Agrupamiento Táctico con otras. Se puede dar el caso de segregarle parte de sus medios, para constituir o reforzar el otro Núcleo, sobre todo cuando este segundo se forme con CC,s. 6.2.d.(1).(c). ACCIONES A REALIZAR 1. El EMZ. actúa independientemente Según el punto del objetivo donde se aplique la acción principal, el EMZ. puede realizar dos modalidades de maniobra: — Maniobra frontal. • El Núcleo de Maniobra dirige su acción hacia el frente del despliegue enemigo. 6-6

• El Núcleo de Acción Fijante inicialmente realiza sus fuegos hacia la zona del despliegue enemigo donde se haya previsto ejercer el esfuerzo del Núcleo de Maniobra, trasladándolos a otras zonas o cesando su ejecución a medida que se aproxima éste. Las SMZ,s. o Patrullas encargadas de la acción fijante avanzarán hacia el objetivo a medida que el enemigo disminuya su resistencia, siendo lo ideal que confluyan en él al mismo tiempo que lo hace el Núcleo de Maniobra (fig. 6.2).

Figura 6.2
Esta modalidad de ataque se realizará cuando se den alguna o algunas de las siguientes circunstancias: • Se tenga información de que el enemigo es muy inferior en medios. • La premura de tiempo lo exija. • El enemigo se encuentre desorganizado. • Se desconozca la situación de los flancos del despliegue enemigo. • Venga impuesto por la maniobra de conjunto de la Unidad superior. 6-7

— Maniobra envolvente. • El Núcleo de Maniobra dirige su acción hacia uno de los flancos enemigos o sobre su retaguardia. • El Núcleo de Acción Fijante actúa de igual modo que lo expresado para la modalidad “Maniobra frontal” (fig. 6.3).

Figura 6.3

• • • •

Esta modalidad de ataque presenta las ventajas de: Obtener resultados más decisivos. Facilitar el efecto sorpresa. Eludir los puntos fuertes del despliegue enemigo. Reducir el número de bajas propias.

No obstante, presenta los inconvenientes de: • Mayor dificultad para coordinar las acciones. • Mayor tiempo para su planeamiento y ejecución. • Dificultad de apoyo a la acción fijante. Esta modalidad será la que normalmente empleen las U,s. de Caballería y se realizará siempre que la situación lo permita. 6-8

2. Constituyendo la base de una Partida En el caso frecuente en que esto ocurra, las SMZ,s. deberán operar en conjunto con una o más Secciones de carros. Normalmente, el JEMZ. tendrá que especificar una combinación de las diversas opciones a utilizar durante la operación (fig. 6.4).

Figura 6.4

6-9

Así, deberá determinar: si los carros encabezan el paso por la Línea de Partida; cuándo los elementos desmontados se adelantarán para atravesar un terreno cubierto; desde dónde los carros protegerán el punto de desembarque, y por dónde los elementos a pie avanzarán a vanguardia utilizando itinerarios protegidos y cubiertos y cómo apoyarán el ataque de los carros con sus fuegos de apoyo próximos; y desde dónde los VCC,s. pueden apoyar aprovechando posiciones de tiro más alejadas, etc. 3. Formando parte de una Unidad superior En este supuesto, el EMZ., constituyendo una Partida, podrá estar encuadrado en el Escalón de Ataque o en el Escalón de Reserva. En cualquier caso, será normal que actúe reunido, pudiéndosele segregar la SMP. para formar parte del Núcleo de Acción Fijante cuando el EMZ. no participe en esta acción. — Como Núcleo de Acción Fijante deberá: a) Alcanzar sucesivas posiciones de tiro desde donde apoyar la actuación del Núcleo de Maniobra. Esto lo hará desde una Zona de Reunión previa o desde el lugar de su despliegue anterior, por una o varias direcciones, dependiendo de los Agrupamientos que constituya y de las posibilidades que el terreno presente para una aproximación a cubierto. b) Realizar las acciones de fuego coordinadas en tiempo y/o espacio por el Jefe que dirija el ataque. c) Trasladar o cesar las acciones de fuego. d) Cerrar sobre el objetivo con el fuego y movimiento de sus Patrullas hasta llegar al choque, si es necesario, simultáneamente con el Núcleo de Maniobra. — Formando parte del Núcleo de Maniobra. Constituirá una Partida, articulada en Patrullas a base de sus Secciones, debiendo recibir del Mando, el Objetivo, la Dirección de Ataque, así como la ubicación de la Posición de Partida (en ocasiones) y la de la Línea de Partida. Adoptará la formación de combate más conveniente y, aprovechando los fuegos del Núcleo de Acción Fijante, cruzará la Línea de Partida a la orden del Mando que coordine la operación, avanzando sobre el objetivo, combinando para ello las acciones de fuego y movimiento de sus Patrullas y cerrando sobre el enemigo hasta llegar al choque, si es necesario, para destruirle o expulsarle de la zona que ocupe. La formación ideal de la Partida en este caso será la de “línea”, con la que conseguirá el máximo apoyo de sus Patrullas y la máxima potencia de fuego al frente. 6-10

6.2.d.(1).(d). LÍNEA DE PARTIDA Y DIRECCIÓN DE ATAQUE El JEMZ. marcará siempre una Línea de Partida (LP.) y una Dirección de Ataque (DACT.) Núcleo de Maniobra. Dicha línea deberá situarse lo más a vanguardia posible, de manera que dicho núcleo pueda llegar hasta ella sin necesidad de combatir. Debe ser fácilmente identificable en el terreno y sensiblemente perpendicular a la DACT. señalada al Núcleo de Maniobra. Dependiendo de la modalidad de maniobra que realice el EMZ., dicha dirección se orientará sobre el frente, o el flanco o la retaguardia del objetivo, respectivamente. 6.2.d.(1).(e). ZONA DE DESPLIEGUE DEL NÚCLEO DE ACCIÓN FIJANTE Para la ejecución del ataque del Escón. el JEMZ. determinará una zona de terreno donde inicialmente desplegará el Núcleo de Acción Fijante. Dicha zona deberá contar con buenas posiciones de tiro desde las que se pueda batir, a ser posible, la totalidad del objetivo y, especialmente, donde incida la Dirección de Ataque del Núcleo de Maniobra. Asimismo, debe permitir a los elementos del Núcleo de Acción Fijante su acceso a la misma a cubierto de las vistas y fuegos de las armas de puntería directa del enemigo, así como el que dichos elementos puedan, en un momento determinado, cerrar sobre el objetivo. 6.2.d.(1).(f). MEDIDAS DE COORDINACIÓN DE LAS ACCIONES Dada la importancia que la coordinación de las diferentes acciones tiene en el ataque, será éste un aspecto al que el JEMZ. deberá prestar especial atención, tanto en el planeamiento como en la ejecución del mismo. Para ello, además de la LP. y la DACT. deberá marcar: — Hora o momento en el que el Núcleo de Acción Fijante comenzará su acción. — Hora o momento en el que el Núcleo de Maniobra deberá cruzar la LP. — Momento, referido a la situación del Núcleo de Maniobra, en el que el Núcleo de Acción Fijante deberá trasladar o cesar sus fuegos de apoyo al mismo. — Momento, referido a la situación del Núcleo de Maniobra, en el que el Núcleo de Acción Fijante deberá cerrar sobre el objetivo. — Líneas de Fuego Restringido (RFL,s.), para coordinar los fuegos de los distintos núcleos y disminuir el riesgo de bajas por fuego propio. — Puntos de Verificación (PVE,s.) para coordinar el movimiento del Núcleo de Maniobra. — Líneas de Fase (PL,s.). 6-11

6.2.d.(1).(g). APOYO DE FUEGOS El JEMZ. establecerá un Plan de Fuegos en cuya elaboración tendrá en cuenta el apoyo de fuegos previsto a prestar por el Escalón superior y/o, en su caso, la prioridad de su Unidad respecto a los mismos. Dicho apoyo podrá ir dirigido sobre el propio objetivo del Escón. o sobre las posiciones enemigas próximas que puedan dificultar su ataque. En el Plan de Fuegos, el JEMZ. podrá incluir: — Acciones de fuego a realizar. — Prioridades del apoyo de fuegos para sus Unidades subordinadas. — Objetivos a batir y efectos a conseguir. — Condiciones para la apertura de los fuegos y coordinación de los mismos. — Consumos autorizados. 6.2.d.(1).(h). MEDIDAS DE SEGURIDAD Normalmente, la seguridad táctica del EMZ. en el ataque queda cubierta por las medidas de seguridad y protección de las tropas que adoptan por su cuenta cada uno de los núcleos. No obstante, cuando del estudio de los factores se deduzca la posibilidad de la realización de C/A,s. por parte del enemigo, el JEMZ. podrá optar por atender a dicha seguridad con elementos no incluidos en los núcleos en los que se articula la Partida, constituyendo con dichos elementos uno o dos puestos de observación y tiro. Dichos puestos, constituidos con elementos mecanizados o C/C., actúan mediante la observación de las zonas más favorables para los C/A,s. enemigos y mediante el fuego lejano contra dichos C/A,s., si se producen, para dar tiempo a que la Partida adopte las medidas necesarias para reaccionar contra los mismos. 6.2.d.(1).(i). MEDIDAS
PARA LA CONSOLIDACIÓN DEL OBJETIVO Y LA REORGANIZACIÓN DE LA UNIDAD

El JEMZ., en su Plan de Ataque, debe tener previstas medidas de reorganización de su Unidad para después del ataque, las cuales deben incluir todas aquellas acciones cuya finalidad sea la continuidad del combate. Dichas acciones deberán estar, en su mayoría, preestablecidas en las NOP,s., limitándose el JEMZ. en su Plan de Ataque a adaptarlas, si es preciso, a la situación particular. Para ello, determinará una Zona de Reunión (ZRN.) para después del ataque, normalmente sobre el objetivo o sus inmediaciones, debiendo tener prevista otra alternativa, a cubierto de los fuegos del objetivo, en el caso de fracasar el ataque. Nada más alcanzar el objetivo, se procede a su consolidación, que consiste en poner en marcha todas las acciones encaminadas a asegurar dicho objetivo y prepararlo para repeler cualquier contraataque. Dichas acciones deben 6-12

estar previstas en el Plan de Ataque, pudiendo completarse cuando, alcanzado el objetivo, se conozca en detalle el terreno. El JEMZ. tendrá previstas, en su Plan de Ataque, posiciones a ocupar una vez alcanzado el objetivo, que cierren las posibles avenidas del enemigo, así como el establecimiento de la seguridad táctica de la posición ocupada conforme a lo establecido para situaciones estáticas (capítulo 4 de esta Publicación). 6.2.d.(1).(j). MEDIDAS DE APOYO LOGÍSTICO El JEMZ., en su Plan de Ataque, determinará: — La ubicación del Tren de Escón. y del Nido de Heridos (NH.) durante el ataque, lo más a vanguardia que permita la situación y centrado en el despliegue del Escón., aunque orientado hacia el lugar donde se prevean más bajas (acción principal). — La ubicación del Tren de Escón. y del Nido de Heridos, después del ataque, los cuáles se ubicarán, normalmente, dentro de la ZRN. prevista para el Escón.. La ejecución de los apoyos logísticos se realiza conforme a lo establecido en el capítulo 10, “La Logística en el Escón.”, de esta Publicación. 6.2.d.(2). Organización del Ataque Sucesiva o simultáneamente a la elaboración del Plan de Ataque y antes de su ejecución, el EMZ. ha de realizar una serie de preparativos cuyo conjunto constituye la Organización del Ataque. La minuciosidad de los mismos dependerá de la situación y del tiempo de que se disponga, el cual normalmente será escaso. En líneas generales, estos preparativos son: — Ocupación de una Zona de Reunión previa, que normalmente coincidirá con la ubicación del Escón. en ese momento, donde se podrán realizar las siguientes actividades: • Adoptar la articulación para el ataque, si ésta es diferente a la que llevaba el Escón. • Redistribuir rápidamente la munición si fuese necesario. • Adaptar y perfeccionar la red de transmisiones a la nueva articulación. • Completar las órdenes. — Ocupación, por el Núcleo de Acción Fijante, de posiciones de tiro en la zona de despliegue inicial prevista. Si el ataque no parte de un contacto previo con el enemigo, el Núcleo de Acción Fijante ocupará dichas posiciones por itinerarios a cubierto, para favorecer la sorpresa. 6-13

En caso contrario, para alcanzarlas, podrá ser apoyado por los fuegos de apoyo del Escalón superior y/o por los elementos que inicialmente tomaron contacto, o bien tendrá que apoyarse en su propio fuego. — Aproximación del Núcleo de Maniobra a la LP., que deberá realizarse por itinerarios a cubierto de las vistas enemigas. 6.2.d.(3). Ejecución del Ataque 6.2.d.(3).(a). ATAQUE INMEDIATO El ataque inmediato se emplea para aprovechar una oportunidad y ganar o mantener la iniciativa. Será esta clase de ataque la que con mayor frecuencia lleve a cabo el EMZ., caracterizándose por: — Tener escasa información sobre el enemigo. — Disponer de poco tiempo para tomar decisiones. — Adopción de una organización operativa basada en los despliegues actuales. — Estar originado, normalmente, a causa de establecer contacto con el enemigo y/o por la necesidad de obtener o ampliar la información. Todo lo cual se producirá como consecuencia del desarrollo de misiones de Reconocimiento y Seguridad, así como de los ataques que se producen en el aprovechamiento del éxito, donde la preparación de los mismos y los reconocimientos previos a la organización, quedan muy reducidos o anulados. La preparación por el fuego de un ataque preparado se traduce aquí en las acciones de fuego propias del Núcleo de Acción Fijante o, en el mejor de los casos, por las correspondientes a la Artillería de Campaña que apoye al Escalón superior. 1. Ataque tras un contacto previo con el enemigo Se procederá en este caso como se indica en el apartado 4.2.a, “Actitud en caso de encuentro con el enemigo”, de este Reglamento. El JEMZ., tras una primera valoración, decide por propia iniciativa o por orden superior atacar al enemigo. La ejecución se llevará a cabo en el momento previsto por el JEMZ., el cual, desde su vehículo de combate dirigirá y coordinará todas las acciones del ataque. Será lo normal que se desplace con el Núcleo de Maniobra y preceptivo que combata junto con sus tropas. La orden para el ataque se dará al mismo tiempo que la de fuego para la SMP., sumándose el apoyo artillero, si lo hubiere. Simultáneamente, el 6-14

Núcleo de Maniobra avanzará por itinerarios a cubierto hacia la POSP. y LP., siendo conveniente que se determinen Puntos de Verificación (PVE,s.) para conocer la situación del Núcleo de Maniobra y coordinar de esta manera los fuegos de apoyo, ordenando en caso de necesidad su cese o traslado. Los fuegos de las armas de puntería directa del Núcleo de Acción Fijante deberán comenzar al finalizar los de Artillería, a fin de no dejar intervalos en el apoyo, caracterizándose aquéllos por la gran violencia y concentración en su ejecución, dirigidos en un primer momento hacia el lugar donde vaya a incidir el Núcleo de Maniobra y trasladándolos a medida que éste se aproxima al objetivo. La máxima concentración de los fuegos de apoyo deberá obtenerse cuando el Núcleo de Maniobra alcanza la LP., ya que a partir de dicha línea todos los medios que intervienen en el ataque estarán bajo la acción del fuego de las armas de tiro con puntería directa enemigas. El Núcleo de Maniobra cruzará la Línea de Partida con sus Patrullas desplegadas en línea, buscando la máxima potencia de fuego al frente y, mediante una perfecta combinación del fuego y movimiento de aquéllas, avanzará hasta el objetivo. Cuando disminuya el fuego enemigo sobre el Núcleo de Acción Fijante, éste avanzará sobre el objetivo cerrando sobre él. La SMP. permanecerá en su actual asentamiento, habiéndosele ordenado el cese o traslado de sus fuegos de apoyo para aislar el objetivo. Si a pesar de estas acciones el enemigo no abandona su posición, será preciso llegar al choque mediante la “carga”, acción violenta ésta, donde no se deberá realizar más detención que la indispensable para ejecutar el fuego de los medios que así lo requieran. Conquistado el objetivo, el JEMZ. deberá atender en primer lugar al establecimiento de su sistema de su seguridad sobre las posibles direcciones de reacción enemiga, dándole este cometido a la SMZ. o Patrulla que menos desgaste haya sufrido en el ataque, en tanto que el resto de la Unidad procederá a la consolidación de la posición y a su reorganización en la Zona de Reunión (ZRN.) fijada de antemano, pudiendo ésta coincidir con la misma posición. La reorganización de la Partida podrá comprender más o menos actividades, dependiendo del tiempo disponible o de si se realiza bajo presión enemiga. En general, comprenderá: — Remisión de partes de situación (SITREP,s.) por las distintas Unidades y su transmisión al Escalón superior, según NOP,s. — Restablecimiento de la cadena de mando. — Reajustar el personal, de forma que se cubran los puestos más importantes. 6-15

— Evacuar bajas, prisioneros y material capturado. — Completar las dotaciones de munición y carburantes. — Adaptar la Unidad para la nueva situación o para continuar con la misión que tenía asignada antes del ataque. — Recuperar, entretener y reparar vehículos y material. Estas actividades se podrán realizar en el mismo objetivo alcanzado o en otra ZRN. prevista. En el caso de que la Partida cuente con la agregación de Zapadores, éstos tendrán como misión principal facilitar el movimiento propio, preferentemente el del Núcleo de Maniobra, durante toda la ejecución del ataque, incluyendo el asalto, en su caso. Posteriormente, podrán colaborar, si es preciso, en la consolidación del objetivo mediante la colocación de masas de minas en las avenidas más probables de contraataque enemigo. Finalizada la reorganización, el EMZ. podrá: — Mantener la posición conquistada. — Proseguir con la misión asignada o iniciar otra. — Ser relevado, si su capacidad de combate hubiese quedado anulada. 2. Ataque inmediato, sin contacto previo El JEMZ. actuará de forma similar a la del caso expuesto anteriormente, basándose en la información que tenga del enemigo. La diferencia, con respecto al caso anterior, estriba en que en el supuesto de que el enemigo desconozca la presencia del EMZ., los preparativos para el ataque, la ocupación de zonas y posiciones de despliegue y la elaboración misma del Plan de Ataque se harán sin la amenaza del fuego enemigo, debiendo ser preocupación constante del Jefe y de todos los integrantes del EMZ. intentar por todos los medios obtener el factor sorpresa y no delatar las futuras intenciones. 6.2.d.(3).(b). ATAQUE PREMEDITADO El EMZ., por sí solo, jamás realizará un ataque premeditado. Lo que sí podrá hacer el EMZ. es participar en el ataque premeditado de la U. en que esté encuadrado como: — Unidad de reconocimiento, antes del ataque. — Agrupamiento Táctico del Escalón de Ataque. — Agrupamiento Táctico del Escalón de Reserva. — Unidad de apoyo a los zapadores en la apertura de brechas en el obstáculo general. — Agrupamiento Táctico de Seguridad, prestando ésta a las Unidades que ejecutan el ataque propiamente dicho. 6-16

6.3. EL EMZ. EN EL COMBATE OFENSIVO 6.3.a. AVANCE PARA EL CONTACTO 6.3.a.(1). Búsqueda del contacto Es aquí donde se realizarán los movimientos para restablecer el contacto con las fuerzas enemigas que se repliegan o para establecerlo con un enemigo cuya exacta localización se desconoce, permitiendo que el ataque en cualquiera de sus modalidades pueda llevarse a cabo. Sus características son: — Mínima potencia de combate al frente. — Falta de información sobre el enemigo. — Empleo de técnicas de movimiento que proporcionen el máximo de seguridad y flexibilidad. Se ejecuta de forma similar al reconocimiento de zona en cuanto a organización y procedimientos, con la salvedad de que la principal misión es la rápida realización del movimiento para la pronta localización del enemigo, en lugar de un detallado reconocimiento del terreno dentro de la zona. Durante la ejecución se atenderá principalmente a: — Empleo adecuado del terreno. Para el uso adecuado del terreno se deberán tener en cuenta los siguientes aspectos: • Aprovechar todo lo que nos proporcione protección y ocultación. • Nunca descretar. • No avanzar directamente a vanguardia desde una posición de observación y tiro. • Cruzar rápidamente las zonas despejadas. — Evitar posibles zonas peligrosas. Eludir las posibles avenidas de aproximación del enemigo. La facilidad que se tiene para moverse campo a través debe ser aprovechada para dificultar el combate enemigo. También se deben evitar las amplias zonas despejadas, especialmente cuando estén bajo la influencia de zonas dominantes o con posibilidad de ocultar o cubrir al enemigo. — Emplear contramedidas activas. Empleo de humos y de toda clase de fuegos para neutralizar las probables posiciones enemigas. 6-17

— Emplear la técnica de movimiento apropiada. Las técnicas de movimiento en el campo de batalla limitan la exposición de la Unidad al fuego enemigo y le proporcionan una buena disposición para reaccionar ante el contacto enemigo. El objetivo es tomar contacto con el enemigo con las menores fuerzas posibles, las cuales deben fijarle, para que el resto de la Unidad mantenga su libertad de acción. El EMZ. podrá estar encuadrado en: — El Escalón de Seguridad. Constituyendo la vanguardia, flanqueos o retaguardia, para prestar Seguridad Táctica a la Unidad que le destaca. — El Grueso. Constituyendo una Partida de su Grupo Táctico o Agrupación Táctica. En el primer caso actuará según lo señalado en el capítulo 4, “Seguridad Táctica”. En el segundo caso progresará normalmente en columna, en el orden que le haya sido asignado por su Jefe de GT/AGT. y articulando sus medios de la forma que más favorezca una rapida intervención. El orden de marcha establecido por el Jefe del EMZ. se atendrá a lo especificado en las NOP,s. para este caso, y su formación podrá ser la que en el capítulo 1 se señala para la de “columna”, con la posible variante de alternar la posición de las SMP,s. por la que ocupa la 2.ª Sección. 6.3.a.(2). Toma de Contacto El EMZ. participará en la Toma de Contacto, cuando constituya él solo la vanguardia, o forme parte de la misma, como una Partida más del Escalón más avanzado. En este supuesto, el contacto se inicia cuando la Patrulla o Patrullas de Reconocimiento reciben fuego enemigo y tienen que apoyarse en el fuego propio para poder progresar. De las acciones de fuego y movimiento llevadas a cabo por las Patrullas embebidas en el contacto, el JEMZ. obtendrá los datos necesarios para ampliar una primera información del enemigo encaminada a determinar sus medios de fuego y su despliegue. Esta información inicial, junto con el análisis rápido de los otros factores de la Decisión, permitirán al JEMZ. dar ésta, que podrá optar por (fig. 6.5): a) Desbordar al enemigo. Cuando la misión lo exija por la resistencia encontrada o cuando así se ordene. En esta caso: • El JEMZ. informa y coordina el fuego y el movimiento de la Partida. 6-18

• Los CC,s., si se cuenta con su agregación, y los VCC,s. hacen fuego sin detenerse. • No se echa pie a tierra. • El JEMZ. solicita apoyos de fuego y de humos para apantallar el movimiento de la Unidad más allá de la posición enemiga.

Figura 6.5

b) Realizar un ataque inmediato. El JEMZ. puede decidir esta acción cuando estime que dispone de suficiente potencia de combate y que no se opone al esquema de maniobra de la U. superior (fig. 6.6): • El JEMZ. informa y coordina el fuego y el movimiento de la Partida. • Los CC,s., si se cuenta con su agregación, neutralizan al enemigo desde posiciones de tiro o maniobran sobre las posiciones enemigas cuando sea posible por la viabilidad, ocultación y protección de las avenidas disponibles. Normalmente, se debe hacer uso de una amplia maniobra. • Los VCC,s. neutralizan al enemigo desde posiciones de tiro o acompañan a los CC,s. y realizan fuego sin detenerse más que lo imprescindible para apoyar el avance. • El JEMZ. solicita apoyos de fuego para neutralizar la posición enemiga y humo para apantallar y ocultar el movimiento de los elementos desmontados cuando sea necesario. • Normalmente, los elementos desmontados hacen uso de avenidas cubiertas y protegidas en las cercanías de la posición enemiga hasta posiciones desde donde puedan asaltar o proporcionar apoyo próximo al asalto de los CC,s. y VCC,s. (fig. 6.7). 6-19

Figura 6.6.—Asalto y arrollamiento en el ataque inmediato

Figura 6.7.—Elementos desmontados en el ataque inmediato

c) Fijar al enemigo. Para ello, el EMZ. ocupará una posición desde la cual pueda impedir cualquier intento de envolvimiento o repliegue por parte del enemigo y facilitar la intervención de la U. superior. Cuando sea posible, se replegará parte de la Unidad para continuar con la misión asignada. La acción de fijar podrá darse, cuando la 6-20

resistencia del enemigo sea fuerte, cuando el enemigo tenga suficiente potencia para atacarnos o cuando nuestro ataque no haya tenido éxito. En cualquier caso: • El JEMZ. informa y coordina el fuego y el movimiento. • Los CC,s., si se cuenta con su agregación, y los VCC,s. neutralizan al enemigo desde posiciones alejadas. • Los elementos desmontados protegen a los vehículos y aseguran las avenidas de aproximación de las fuerzas pie a tierra. • El JEMZ. solicita apoyos de fuego para complementar el esfuerzo de su Unidad (fig. 6.8).

Figura 6.8.—Fijar al enemigo

d) Establecerse defensivamente. Cuando ninguna de las tres opciones anteriores sea posible, el EMZ. podrá defender con carácter temporal una línea de posiciones (véase capítulo 7, apartado 7.4). 6-21

6.3.a.(3). Valoración del Contacto Se entiende como tal todas las acciones de fuego y movimiento que lleve a cabo la Unidad tras el contacto inicial de sus Patrullas de Reconocimiento con el enemigo y que obliguen a empeñar el resto de las fuerzas del Escón. a fin de ampliar al máximo la información sobre él. En cualquiera de los casos, la acción concreta que realizará el EMZ. será un “Reconocimiento en fuerza”, que se traduce para él en un auténtico ataque, aunque de objetivo limitado y próximo, que tendrá por objeto ampliar la información sobre el despliegue y entidad del enemigo, así como conseguir su destrucción o expulsión de la zona que ocupa para poder continuar la progresión. La forma de realizar estos ataques es como se ha expresado al hablar de la ejecución del “Ataque sobre la Marcha”. 6.3.b. ATAQUE Es aquí donde tiene aplicación el “ataque premeditado” en toda su dimensión. El EMZ. intervendrá en él, realizando alguna de las acciones que se expresan en el apartado 6.4, “Ataque Premeditado”. 6.3.c. APROVECHAMIENTO DEL EXITO Es aquí donde las Unidades de Caballería llevan a cabo sus misiones características de explotación del éxito y persecución para lograr resultados resolutivos tras un ataque victorioso. Durante el desarrollo de ambas misiones, se debe tener presente que el EMZ. constituye un elemento idóneo para la constitución de un núcleo helitransportado en apoyo de la acción general. En este caso, se deberá tener en cuenta la necesidad de sus medios contracarro portátiles, debido al aislamiento inicial a que se verá sometido y a la clase de enemigo, Reservas acorazadas, a que normalmente deberá enfrentarse. 6.3.c.(1). Explotación del Exito 6.3.c.(1).(a). GENERALIDADES, ENCUADRAMIENTO Y CRITERIOS DE ACTUACIÓN El EMZ. podrá realizar una misión de Explotación, solo o encuadrado en un GT/AGT., formando parte del Escalón de Explotación o del de Reserva. 6-22

Su encuadramiento, según las diferentes situaciones, podrá ser: — Formando parte de una U. de Caballería en misión de explotación.
1 . e r Escalón, a base de Pat,s. de Reco. (SMZ,s.). Excepcionalmente EMZ. por eje muy separado.

E Expl.

<
2.° Escalón (Resto). Integración de Part,s. (El EMZ. puede formar una de ellas).

x

<

E Reserv.

<

AGT. o GT. constituidos por Part,s. (EMZ.,...)

Figura 6.9

— El EMZ. explotando el éxito de una AGT. o GT. •••
(+) PAT. de Reconocimiento (SMZ.)

<
Reserva (Resto)

Figura 6.10

6-23

— Criterios de actuación. Durante el cumplimiento de una misión de este tipo el JEMZ. habrá de tener en cuenta: • La explotación es una acción resolutiva orientada generalmente a la rápida conquista de los objetivos del terreno. • Esta misión exige una gran descentralización del Mando y estar preparado para una variación constante de la situación. • Formando parte del 1.er Escalón, deberá esforzarse en encontrar espacios vacíos para orientar la penetración del resto de las Unidades en explotación. • Las vías de comunicación adquieren una gran importancia. • La ejecución debe ser audaz, rápida y violenta para desconcertar al enemigo y paralizar su capacidad de reacción. • Sacrificará la seguridad en beneficio de la rapidez. • No deberá empeñarse en combates innecesarios que le alejen de su misión principal. • No adaptará los movimientos de su Unidad a los del enemigo, al que combatirá cuando se oponga al cumplimiento de la misión, ya sea para obtener información, o que se reciba orden expresa de hacerlo. • Debe orientar la marcha por ejes que, inicialmente, se conozca que no están defendidos. 6.3.c.(1).(b). ARTICULACIÓN El EMZ., dependiendo de su lugar de encuadramiento, podrá articularse en una de las siguientes formas: a) Patrullas de Reconocimiento, cuando forme parte del Primer Escalón del Escalón de Explotación. b) Una o dos Patrullas de Reconocimiento y Reserva, en la misma situación que para el caso anterior o cuando al Escón. se le encomiende la Explotación del un GT/AGT. en el que esté encuadrado. c) Constituyendo una Partida en su conjunto, cuando el Escón. integre el segundo Escalón del Escalón de Explotación o el Escalón de Reserva. El número de Patrullas de Reconocimiento que decida establecer, estará en función de los efectivos que integren la Partida y de la red de itinerarios existentes, debiendo el JEMZ. tener siempre presente que su reserva deberá ser suficientemente potente para arrollar al enemigo que no pueda ser desbordado y alcanzar posteriormente el objetivo final. 6-24

6.3.c.(1).(c). EJECUCIÓN 1. El EMZ. en el 1.er Escalón del Escalón de Explotación El Jefe de la AGT/GT. que lo establezca, articulará este Escalón en Patrullas de Reconocimiento a base de VCC,s. y CC,s., que las harán especialmente aptas para esta misión, dado su carácter ofensivo y su capacidad de reconocimiento. El número de Patrullas a establecer será en función del número de itinerarios próximos y paralelos al eje de explotación y de los puntos de interés que sea necesario reconocer. La dependencia de estas Patrullas será directa del Jefe del Escalón de Explotación, o podrá estar centralizada en el JEMZ. La misión de las Patrullas de Reconocimiento será la de progresar con rapidez a caballo del itinerario asignado, reconociéndolo y transmitiendo de forma continua cualquier tipo de información relacionada con las posibilidades para el movimiento propio así como de la presencia y entidad del enemigo, tratando de encontrar terreno libre que permita una penetración profunda del Escalón de Explotación. Estas Pat,s. intentarán mantener el contacto con el enemigo que se repliega sobre sus respectivos itinerarios para determinar los intervalos que ofrezca su despliegue y las zonas donde prentende ofrecer resistencia. Las Pat,s. de Reconocimiento actuarán de forma similar a lo expresado, para ellas, en los capítulos 4 y 5 de este Reglamento. Si el Jefe del GT/AGT. decide mantener al EMZ. como Partida de Explotación a las órdenes de su Jefe, le deberá señalar: — Misión. — Eje de explotación y/o itinerarios. — Líneas de coordinación y ritmo previsto. — Informes a remitir. — Línea de Partida para iniciar la explotación. — Normas para efectuar el Paso de Línea. — Actitud en caso de encuentro con el enemigo. — Medios suplementarios y apoyos disponibles. — Objetivo final. El JEMZ. dará su Concepto de la Operación y articulará su Unidad de la forma que mejor se ajuste a ello según las modalidades 1.ª ó 2.ª descritas en el apartado “Articulación”. A la orden del Jefe del GT/AGT., se iniciará la explotación, desembocando las Patrullas por los itinerarios previstos siguiendo el orden establecido por el Jefe del EMZ., a ser posible con el despliegue ya adoptado, a través de las fuerzas propias que han terminado su ataque o están en fase de consolidación 6-25

y reorganización, lanzándose por terreno enemigo dispuestas a buscar los itinerarios libres que permitan la rápida infiltración del resto de las tropas en explotación. Ante encuentro con el enemigo por parte de alguna Patrulla, ésta transmitirá la información lo más completa posible sobre su actitud e identidad, e intentará presionar sobre él a fin de que se repliegue, manteniendo el contacto si así lo hiciese. Si, por el contrario, el enemigo es de tal entidad que detiene a la Patrulla, ésta se establecerá sobre la posición alcanzada, manteniendo el contacto y dispuesta a conservarlo si el enemigo intenta romperlo a fin de dar información permanente sobre él. El resto de las Patrullas continúan con su misión, progresando con rapidez y guiando, por los espacios libres, a los Agrupamientos del 2.º Escalón del de Explotación. Las Patrullas que no hayan podido continuar la progresión tras el contacto con el enemigo, permanecerán sobre las posiciones alcanzadas hasta que éste cambie de actitud o sean apoyadas por los Agrupamientos del Escalón de Reserva de la Explotación. La misión del Jefe de una Partida de Explotación será la de facilitar la penetración del 2.º Escalón del de Explotación por los espacios libres de enemigo y de fácil circulación, por lo que no deberá empeñar a su Unidad en acciones de combate innecesarias que retrasen tal penetración. 2. El EMZ. formando parte del 2.º Escalón del de Explotación o del Escalón de Reserva En este caso, el JEMZ. adoptará la modalidad 3.ª descrita en el apartado “Articulación”. Progresará reunido, organizado en Patrullas a base de sus SMZ,s. y con la formación de combate que mejor se adapte a la situación de cada momento. Estará a las órdenes directas, como un Agrupamiento más, del Jefe del Escalón de Explotación o del de Reserva recibiendo de él la OO. donde se le señalará, entre otras cosas: — Misión. — Zona de Espera. — Normas para el Paso de Línea. — Situación en el despliegue. — Eje de Explotación. — Líneas de coordinación y ritmo de progresión. — Objetivo final. — Apoyos y refuerzos. Los Agrupamientos del 2.º Escalón del de Explotación intentarán llegar al objetivo final a través de los intervalos señalados por las Pat,s. de Reconocimiento, no combatiendo con el enemigo que intente detenerle o retardarle, 6-26

para apoyándose en la información del 1.er Escalón, desbordarlo y, si no es posible, arrollarlo mediante un ataque frontal o envolvente. El EMZ., en estos casos, actuará según se especifica en el apartado “Ataque Inmediato”. Alcanzado el objetivo final, al EMZ. se le asignará normalmente la ocupación de una línea o la ocupación y conservación de un importante punto de paso en el terreno, un nudo de comunicaciones, una instalación logística o el enlace con otras fuerzas propias, etc., lo que le llevará a adoptar una actitud defensiva. Si forma parte del Escalón de Reserva, recibirá de su Mando superior, además de lo expuesto anteriormente, las misiones propias de una Reserva, tal como es la de apoyar al Escalón que le precede y que en este caso se traduce en: — Impulsar al Escalón de Explotación. — Batir las resistencias desbordadas o fijadas por el Escalón de Explotación. — Anular las reacciones enemigas procedentes de los flancos. — Ocupar puntos claves del terreno. Para ello, el EMZ. llevará a cabo acciones de ataque, defensa temporal de una zona de terreno o puntos clave, contraataques, detención y seguridad, cuya ejecución se describe en otros capítulos de esta Publicación. 3. El EMZ. realizando la explotación del GT. o AGT. La articulación que adopte el EMZ., corresponderá a la modalidad 2.ª señalada en el apartado “Articulación”. En este caso, es de aplicación lo expuesto en el punto 1. “El EMZ. en el 1.er Escalón del Escalón de Explotación”, cuando constituye una Partida de Explotación, con las siguientes salvedades: — La orden de comienzo de la explotación es de exclusiva iniciativa del Jefe del GT/AGT. — En ausencia de órdenes por pérdida de enlace, corresponderá al Jefe del EMZ. la decisión del inicio de la Explotación. — El JEMZ. deberá de estar perfectamente informado de la situación previa a la explotación, lo que conseguirá por observación directa o destacando un OFEN. con las fuerzas atacantes. — Organizará una Patrulla de Reconocimiento o como máximo dos, dependiendo de las posibles agregaciones, debiendo ser ésta fuerte en carros. — La Patrulla o Patrullas de Reconocimiento establecido contacto con el enemigo, si no pueden arrollarlo, intentarán romper el contacto y desbordarlo para continuar buscando espacios vacíos para la penetración de la Reserva. 6-27

6.3.c.(1).(d). AGREGACIONES Y APOYOS: — Será normal que el EMZ. reciba agregaciones de elementos acorazados tipo SCC. y Sc. de Zapadores Mecanizados, incluso algún elemento de franqueamiento de obstáculos (VLP,s.), cuando constituya una Partida de Explotación del 1.er Escalón o explote el éxito de su GT/AGT. — Podrá recibir apoyos de fuego de la ACA., la cual habrá alcanzado un alto grado de descentralización. — También será normal que se beneficie del apoyo de alguna Unidad de Helicópteros que actúe bajo la modalidad de dependencia que se determine en apoyo a la AGT. o GT. 6.3.c.(2). Persecución 6.3.c.(2).(a). GENERALIDADES, ENCUADRAMIENTO Y CRITERIOS DE ACTUACIÓN La persecución es una acción ligada al enemigo, que es su objetivo, y exige de aquél una actitud clara de huida o retirada. El EMZ. podrá estar encuadrado en el Escalón de Persecución o en el Escalón de Reserva de una GU/PU. de Caballería que ejecute una Persecución. En el caso de formar parte del Escalón de Persecución, podrá ir constituyendo una Partida encuadrada en un GT. de Persecución o bien constituir una Partida de Persecución a la que se le ha asignado una zona de acción, dentro del conjunto de la maniobra. Formando parte del Escalón de Reserva, el EMZ. será un Agrupamiento Táctico más, de los que constituyan el GT/AGT. de Reserva. Durante el cumplimiento de una misión de Persecución, el JEMZ. habrá de tener en cuenta los siguientes criterios de actuación: — La Persecución es una acción cuyo objetivo es el enemigo y no el terreno. — Si forma parte del Escalón de Persecución como Partida de Persecución que progresa por un solo eje: • Actuará frecuentemente con ausencia de órdenes expresas. La descentralización del Mando será la norma básica. • La ejecución será rápida, violenta y potente. • Deberá presionar constantemente sobre el enemigo para no darle tregua. • Se despreocupará, en cierta medida, de la seguridad en beneficio de la rápidez. 6-28

• El eje de persecución que siga será el de retirada del enemigo, adaptando sus movimientos a los de éste. • Su forma habitual de acción será el “ataque inmediato”, utilizando su reserva de forma contundente. — Si forma parte de un GT/AGT. del Escalón de Persecución o del de Reserva: • No olvidará en ningún momento el “Concepto de la Operación” que realiza, y actuará integrado como una Partida más, según las órdenes particulares que reciba de su Jefe, en el “ataque inmediato” que normalmente realice su AGT/GT. 6.3.c.(2).(b). ARTICULACIÓN Dependiendo de su lugar de encuadramiento, el EMZ. se articulará en: a) Una Patrulla de Reconocimiento y Reserva, cuando constituya una Partida de Persecución del Escalón de Persecución a la que se le ha asignado una ZA. b) Constituyendo una Partida en su conjunto, cuando esté encuadrado en un GT/AGT. del Escalón de Persecución o del Escalón de Reserva. 6.3.c.(2).(c). EJECUCIÓN 1. El EMZ. como Partida de Persecución del Escalón de Persecución En este supuesto, el JEMZ. dependerá directamente del Jefe del Escalón de Persecución, como un Agrupamiento más del mismo, recibiendo de él: — Misión. — Zona de Acción y eje inicial de Persecución. — Líneas de Coordinación. — Línea de Partida para el inicio de la Persecución. — Normas para el Paso de Línea. — Medios suplementarios y apoyos disponibles. — Línea de máximo avance. El Jefe del EMZ. articulará a su Unidad según la modalidad primera expuesta en el apartado anterior, “Articulación”. Su misión será la de perseguir al enemigo, dentro de la ZA. asignada, para destruirlo, desorganizarlo y/o hacerlo prisionero. El eje inicialmente asignado variará en función del movimiento, será modificable dependiendo del enemigo, quien determinará la dirección a seguir. 6-29

El JEMZ. iniciará la Persecución a la orden del Jefe del Escalón de Persecución, el cual pasará a través de las fuerzas propias y buscará el contacto con el enemigo, presionándolo constantemente. La Patrulla de Reconocimiento sigue por el eje señalado inicialmente, buscando al enemigo, presionando sobre él para destruirlo o fijarlo y transmitiendo la información que se vaya generando. La Reserva del EMZ. marcha concentrada, articulada en Patrullas a base del resto de sus Secciones, siguiendo la dirección que la Patrulla de Reconocimiento le determine y dispuesta a arrollar frontalmente al enemigo o, en su caso, atacarlo de flanco. El ataque que llevará a cabo será del tipo de “ataque inmediato”. 2. El EMZ. como Partida de un Agrupamiento del Escalón de Persecución o del Escalón de Reserva. En este supuesto, el JEMZ. mantendrá a su Unidad reunida formando una Partida a base de sus SMZ,s. y los medios agregados, en su caso. Actuará bajo las ordenes de su Jefe de GT/AGT., estando su iniciativa muy limitada. En el caso de que forme parte del Escalón de Persecución, el EMZ. intervendrá en el “ataque inmediato” de su Agrupamiento, siguiendo las órdenes, normalmente verbales, que reciba de su Jefe y constituyendo uno o parte de los núcleos del ataque, de acuerdo con lo que se estableció en el apartado 6.2. Si pertenece al Escalón de Reserva, formará parte del mismo como una Partida más, progresando por el eje y en el lugar del despliegue señalado y adoptando la formación más idónea para la intervención inicialmente prevista. Cuando el terreno o la situación lo permitan, el Escalón de Reserva podrá progresar por itinerarios paralelos a los que utiliza el enemigo en su retirada para adelantarse a éste en la ocupación de puntos de paso obligado para cortarle la retirada y embolsarle. Es posible que el Jefe del Escalón de Reserva utilice al EMZ. en su progresión como una Partida de Vanguardia, actuando de forma similar a lo expresado en el Capítulo 4, “Seguridad Táctica”. El número de Patrullas de Reconocimiento que destaque el JEMZ. será el mínimo imprescindible para evitar un despliegue de gran amplitud que disminuya la rápidez en la progresión. 6.3.c.(2).(d). AGREGACIONES Y APOYOS Es válido para la Persecución lo mencionado sobre este aspecto para la Explotación del Exito, siendo aún mayor la descentralización de los medios de apoyo (ACA., Zapadores, H,s....) con respecto a su cadena orgánica de 6-30

mando y donde más cabida tiene el concepto de agregación de los mismos a las Unidades de Caballería. A nivel Escuadrón, la agregación alcanzará a Unidades de Zapadores, no así de Unidades de Artillería ni de Helicópteros. No obstante, debe considerarse que, al disponer de ellos a nivel AGT/GT., será más probable y frecuente el apoyo al EMZ.

6-31

CAPITULO 7 EL COMBATE DEFENSIVO
7.1. GENERALIDADES En el combate defensivo, el EMZ. actuará, normalmente, encuadrado en un Grupo Táctico, organizando en condiciones mínimas de defensa y defendiendo con carácter temporal una Posición de Escuadrón (PDESCON.) o una línea. También puede formar parte de un Agrupamiento Táctico de Reserva. Excepcionalmente recibirá la misión de ocupar, organizar y defender a toda costa una PDESCON. La posibilidad que tiene el EMZ. de combatir con su personal pie a tierra le proporciona gran aptitud para la ocupación del terreno. Esto, unido a la potencia de fuego y movilidad de los Vehículos de Combate de Caballería (VCC,s.) de sus SMZ,s. y de los de la SDCC., le hacen idóneo para su empleo en la defensa de posiciones, principalmente en la Defensa Móvil. 7.2. CRITERIOS DE EMPLEO El Jefe del EMZ., para conseguir la máxima eficacia en el combate defensivo, habrá de tener en cuenta los siguientes criterios de empleo: — Aprovechamiento del terreno. El EMZ. posee una aceptable capacidad de ocupación del terreno. Sin embargo, normalmente, lo defenderá con carácter temporal y no dispondrá del tiempo suficiente para conseguir un elevado grado de organización del mismo. Ello obligará a su Jefe al máximo aprovechamiento de las características del terreno. Del estudio de éste y tras su inmediata integración con el enemigo, el JEMZ. debe deducir principalmente: • Los corredores de movilidad enemigos y dentro de ellos, zonas donde las posibilidades de despliegue y maniobra del adversario se vean favorecidas o dificultadas; cubiertas, abrigos y puntos dominantes sobre la posición propia. 7-1

• Zonas de despliegue y asentamiento desde donde aplicar eficazmen te los fuegos de las Sc,s., principalmente a los flancos. • Zonas aptas que las Sc,s. puedan ocupar para concentrar sus fuegos sobre la zona elegida. • Zonas de terreno que permitan a las Sc,s. desplegar a retaguardia de las posiciones, a cubierto de vistas y fuegos, así como itinerarios entre éstas y las propias posiciones. • Situación de posibles observatorios. • Situación e importancia de los obstáculos naturales próximos a la posición. — Empleo al máximo de la acción ofensiva. El JEMZ. no dudará en planear y ejecutar, si procede, reacciones ofensivas maniobrando sobre los flancos del enemigo una vez que se haya conseguido su detención, su despliegue haya quedado desarticulado y su potencia de combate haya sufrido una merma apreciable. — Dar profundidad a la defensa. El EMZ. tratará de dar profundidad a la defensa para: • Absorber el impulso ofensivo del adversario. • Conseguir el tiempo y el espacio necesario para poder aplicar la máxima potencia de combate en el lugar y momento adecuados. El despliegue en profundidad proporciona asimismo la flexibilidad necesaria para hacer frente a las variaciones de la situación. Para ello, el JEMZ. seleccionará una serie de posiciones iniciales y sucesivas, distribuidas en profundidad dentro de su ZA., que podrán ser ocupadas por sus Sc,s. en función de la situación. El despliegue, a vanguardia de las posiciones, de un elemento de seguridad con capacidad para combatir, proporciona profundidad a la actuación del Escón. Cuando el EMZ. deba ocupar una Posición Defensiva, sus Sc,s. desplegarán normalmente en dos Escalones. En otras situaciones, como en la defensa de una línea, su despliegue será menos profundo, sin perjuicio de que los elementos más móviles puedan ocupar posiciones iniciales a vanguardia y finales a retaguardia de la citada línea. — Dispersión inicial y concentración para combatir. La U. mínima de dispersión será la Sección. En la defensa de una PDESCON., el intervalo entre Posiciones de Sc. será tal que se garantice el apoyo mutuo entre ellas. En el caso de defensa de una línea, este intervalo puede llegar a ser de 2.000 m. La dispersión inicial proporciona al Escón. seguridad pasiva y la posibilidad de controlar un frente muy amplio. Sin embargo, la movilidad de las 7-2

Sc,s. debe permitir al JEMZ. concentrar toda la potencia de ellas en el lugar y momento oportunos. Los conceptos dispersión/concentración serán la clave del combate característico del Escón. — Establecimiento de medidas de seguridad. Ya que en el combate defensivo, el enemigo cuenta inicialmente con la iniciativa y podrá decidir dónde y cuándo va a atacar. El Jefe del Escón. establecerá un dispositivo de seguridad tanto de día como de noche para evitar la sorpresa (véase capítulo 4 de esta Publicación). — Tener prevista la defensa en todas las direcciones. La poca densidad de ocupación de las U,s. de Caballería y la existencia de grandes intervalos en el despliegue de las mismas, obligan al JEMZ. a establecer un Plan de Maniobra flexible que permita hacer frente a cualquier intento de desbordamiento y envolvimiento por parte del enemigo. — Ralentizar el ritmo de progresión del adversario. La naturaleza del adversario habitual de la Caballería, que buscará la rapidez en todas sus actuaciones, obligará al JEMZ. a iniciar lo más a vanguardia posible la aplicación de un denso Plan de Fuegos (PLF.) en combinación con el obstáculo y acorde con las características del terreno, para conseguir reducir el ritmo de avance del adversario haciéndole más susceptible a los efectos destructores del fuego, manteniéndole más tiempo bajo él e impidiendo o dificultando sus posibilidades de desbordamiento. — Fijar al enemigo sin ser fijado por él. La movilidad del EMZ. debe permitirle efectuar la detención del enemigo, mediante la ocupación de posiciones alcanzadas sucesivamente, preferentemente a los flancos, evitando ser fijado por el adversario.

7 . 3 . ENCUADRAMIENTO DEL EMZ. EN LAS OPERACIONES DEFENSIVAS 7.3.a. GENERALIDADES El EMZ. reúne un conjunto de características ofensivas y defensivas que le hacen apto para actuar en toda la profundidad del Area Defensiva: — Zona de la Fuerza de Cobertura. (Zona de Seguridad.) — Zona Defensiva (ZD.). (Zona Principal de Defensa.) • ZD. de División. •• Area de Responsabilidad de AGT/GT. (ARAGT/ARGT.). •• Zona de Retaguardia de División (ZRTD.). — Zona de Retaguardia de CE. (ZRTCE.). 7-3

7.3.b. EN LA ZONA DE LA FUERZA DE COBERTURA (ZONA DE SEGURIDAD) El EMZ. podrá formar parte de un GT. en el marco de la Maniobra Retardadora que realice la BRC., ya sea formando parte del Escalón Retardador o del Escalón de Ocupación. No será normal su empleo en el Escalón de Reserva. En el Escalón Retardador, el EMZ. constituirá una Partida Retardadora, cuya actuación se regirá por lo señalado en el cap. 8. de esta Publicación. En el Escalón de Ocupación, el Escón. ocupará, organizará y defenderá por tiempo limitado una PDESCON. o una línea, rigiendo su actuación por lo señalado en los apdos. 7.4. y 7.5. del cap. 7 de esta Publicación. 7.3.c. EN LA ZONA DEFENSIVA (ZONA PRINCIPAL DE DEFENSA) El EMZ. podrá actuar: — Formando parte de la U. que proporciona Seguridad Táctica a su GU. Elemental, constituyendo una Partida Retardadora. — Formando parte del Escalón de Ocupación de la U. que realice un enlace táctico entre dos GU,s. establecidas en Defensiva. En este caso, normalmente, ocupará, organizará y defenderá una PDESCON., en la Línea Final de Detención, a vanguardia de la cual se habrá establecido una Zona de Fuego hacia la que habrán sido canalizadas las penetraciones enemigas. También podrá preparar PDESCON,s. que cierren las principales direcciones de penetración, manteniéndose en condiciones de ocuparlas, de acuerdo con el desarrollo de la acción, y defenderlas temporalmente, realizando posteriormente acciones de retardo entre ellas hasta la línea final. — Formando parte del Escalón de Vigilancia de una U. que realice la Vigilancia de una zona secundaria o de amplio frente. En este caso, el EMZ. establecerá dentro de su ZA. una red de PO,s. y de Patrullas, de acuerdo con el PLV. de la AGT., que le permitan cubrir todos los puntos o zonas en los que el enemigo pueda desarrollar cualquier actividad. En caso de ataque enemigo, el EMZ. se reunirá sobre una PDESCON., prevista de antemano, cerrando toda penetración. Será normal tener que apoyar la ejecución de los C/A,s., previstos delante de la PDESCON., a cargo del GT/AGT.. — Formando parte de una U. que realiza la protección de los flancos de su GU. Elemental. En este caso, el EMZ. actuará de acuerdo a lo indicado en el apdo. 4.4.b.(1).(b), 2. “Flanqueos fijos”, del cap. 4 de esta Publicación. 7-4

— Formando parte de una U. que se constituye en Reserva de un ARGT/AGT. Cuando se trate de una AGT., normalmente, las Reservas se constituirán sobre la base de sus ELAC,s. y ECC,s. por haber empeñado sus EMZ,s. en defensa de las POSF,s. de la ZD. En caso de que el EMZ. forme parte del Núcleo de Reserva, aquel actuará conforme a lo especificado en el cap. 7, apdo. 7.6 de esta publicación. — Formando parte de las U,s. que realicen la defensa de una ZD. en el marco de la GU. Elemental. En la Defensa de Zona El empleo del EMZ. en el marco de la Defensa de Zona será absolutamente excepcional. Solamente en caso de extrema necesidad o por falta de efectivos, el EMZ. podrá, así, organizar, ocupar y defender sin idea de retroceso una PDESCON. dentro del ARAGT. (véase apartado 7.4.e.). En la Defensa Móvil Aunque será excepcional la actuación de una U. de Caballería en la ZDBRI., se puede dar el caso de que el EMZ. esté encuadrado en un ARGT. del primer Escalón de la BRC. o en el ARGT. del segundo Escalón que defiende la ZF. de la BRC. En el caso de que el RCLAC. divisionario reciba la misión de guarnecer una ARAGT., lo que no será normal, a su EMZ. le será de aplicación lo especificado en los apartados 1 y 2 siguientes: 1. En un ARGT. de 1.er escalón de la BRC. Lo normal es que el EMZ. ocupe, organice y defienda la POSF. del Rg. en su Línea de Contención. Su actuación se ajustará a lo señalado en el cap. 7, apdo. 7.4.e, “Defensa de Zona”. No obstante, la movilidad y la potencia de fuego del EMZ., también lo hacen apto para actuar en el primer Escalón del ARAGT. En ese caso, su actuación se ajustará a la señalado en el cap. 7 apdo. 7.4.f, “Defensa Móvil”. Finalmente, el EMZ. podrá colaborar en la defensa SIR. de la LCON. de AGT., ocupando una POSEV., teniendo en cuenta las medidas de coordinación imprescindibles con las Unidades colaterales. 2. En Segundo Escalón de la BRC. Normalmente, el EMZ. ocupará una PDESCON. dentro del ARGT. que establecerá la BRC. para impedir que el enemigo sobrepase la LDEN. y acceda a la ZF. impuesta por el CE. La defensa se desarrollará SIR. 7-5

Será normal que el EMZ. reforzado con CC,s. constituya una Partida. Generalmente ejercerá el esfuerzo principal del GT. y su actuación se ajustará a lo expresado en el cap. 7, Apdo. 7.4. No será normal que el EMZ. forme parte de la Res. de la BRC., la cual, generalmente se articulará sobre la base a los ECC,s.. — En la ZRT. de la División/CE. En esta zona el EMZ. estará encuadrado en un GT. de la AGT. de Res. de la División actuando conforme a lo especificado en el Cap. 7 Apdo. 7.6. de esta Publicación. 7.4. EL EMZ. DEFENDIENDO UNA POSICION DE ESCUADRON (PDESCON.) En ocasiones el Mando puede verse obligado a emplear U,s. de Caballería para realizar la defensa de una ZD. El EMZ., por sus características y composición orgánica es una Unidad apta para su empleo en la defensa de una PDESCON., principalmente en la Defensa Móvil. Recibida la Decisión del Jefe de la Unidad superior (AGT/GT.), el JEMZ. emitirá la suya. El mayor tiempo del que normalmente se dispondrá en Defensiva, facilitará a todos los Mandos un mayor detalle en sus planes. 7.4.a. DECISION La decisión adoptada por el JEMZ. contendrá: — Plan de Maniobra (PLMA.). — Plan Logístico (PLOG.). Las actividades relacionadas con la inteligencia se limitarán, normalmente, al cumplimiento de las Ordenes de Obtención de Información que hayan podido ser dictadas al Escón. por el GT/AGT. 7.4.a.(1). Plan de Maniobra El Plan de Maniobra del JEMZ. constará de los siguientes apartados: — Impresión sobre el enemigo. — Idea de Maniobra o Concepto de la Operación, que, a su vez, comprenderá: • Finalidad. • Actitud y modalidad. • Dirección/es a cerrar. 7-6

• Esfuerzo principal. • Medidas de seguridad y enlace. — Organización de la maniobra: • Definición de la posición y despliegue de las U,s. subordinadas. • Distribución de medios y misiones. — Ejecución de la maniobra, el cual contendrá: • Plan de Fuegos (PLF.). • Plan de Trabajos (PLT.). • Medidas de coordinación. • Prescripciones para el enlace y las transmisiones. 7.4.a.(2). Plan Logístico En su Plan Logístico el JEMZ. señalará, aparte de lo que esté reflejado en cuanto a los aspectos logísticos en las NOP,s. de la Unidad, principalmente lo siguiente: — Articulación, en su caso, del Tren de Escuadrón y situación del mismo. — Ubicación de los Puntos de Distribución del Escón. y procedimiento para realizar la distribución. — Ruta de Abastecimiento y Evacuación. — Situación del NH. — Normas específicas sobre los recursos de las diferentes clases de Abastecimiento. — Normas sobre evacuaciones, tanto de personal como de material.

7.4.b. ORGANIZACION DE LA MANIOBRA (fig. 7.1) 7.4.b.(1). Definición de la Posición y despliegue de las U,s. subordinadas 7.4.b.(1).(a). DIMENSIONES Normalmente, el EMZ. desplegará en dos Escalones, ocupando una zona de unos 2.500 m de frente por 1.000 m de fondo, siendo estas cifras de carácter orientativo pues se podrán ver modificadas por la situación táctica, las características del terreno y otras circunstancias. En el supuesto que el Escón. despliegue con las Sc,s. en línea, aquel podrá ocupar un frente superior al indicado anteriormente y un fondo de 500 m. 7-7

7.4.b.(1).(b). NÚMERO Y UBICACIÓN DE LAS POSICIONES DE SECCIÓN Para determinar el número de posiciones, el JEMZ. deberá analizar el número de posibles direcciones de penetración de Unidades Acorazadas y Mecanizadas, así como las de elementos a pie. Como norma general, un EMZ. podrá cerrar dos corredores de movilidad de Unidad tipo Cía/Escón. La posibilidad de las SCMZ,s. de combatir pie a tierra permite al JEMZ. disponer de los VCC,s. de las U,s. que hayan echado pie a tierra, como elementos de maniobra adicionales. El despliegue estará orientado a obtener el máximo rendimiento del fuego de las armas sobre la dirección de penetración en el que se prevea ejercer el esfuerzo principal. Normalmente, el EMZ. desplegará en dos Escalones. Un primer Escalón con dos posiciones de Sc. y un segundo Escalón con otra PDSC., situadas de tal modo que sea posible el apoyo mutuo entre las mismas. Para ello, los Jefes de Sc. deberán asignar unas posiciones de tiro principales, orientadas sobre la dirección que deben cerrar, unas alternativas, en el caso de que el enemigo realice fuegos de supresión sobre las principales y otras eventuales, normalmente a los flancos y a la retaguardia, para cerrar otras posibles direcciones de penetración. En ocasiones, el JEMZ. podrá asignar a alguna de sus Sc,s. POSALT,s. que tendrán previsto ocupar cuando se ordene. El JEMZ. podrá designar elementos de maniobra para ocupar, en su caso, una Posición Eventual (POSEV.), reforzar otra PDSC. o realizar un contraataque local. La situación de las posiciones debe permitir el solape de sus sectores de tiro, el apoyo mutuo, los fuegos de flanco sobre las direcciones de penetración y la posibilidad de que los elementos desplegados pie a tierra puedan montar en los vehículos a cubierto. Los itinerarios entre las posiciones de tiro de los VCC,s., las POSALT,s. y las POSEV,s. deben permitir, siempre que sea posible, el movimiento a cubierto de las vistas y los fuegos del enemigo. Una Sc. Mz., según actúe pie a tierra o en sus VCC,s., puede ocupar una posición cuyo frente oscile entre 400 y 800 m. El despliegue de las Posiciones debe facilitar el enlace con las U,s. colaterales en los Puntos de Contacto establecidos por el GT/AGT., ya sea sobre el límite de la zona de acción del GT. o sobre puntos característicos. 7.4.b.(1).(c). SITUACIÓN DE LA SC. MP. El JEMZ. deberá determinar Zonas de Asentamientos para la SMP., dando cuenta al GT/AGT. 7-8

Figura 7.1.—Posición de Escuadrón

Como norma general, su emplazamiento debe permitir batir objetivos situados a unos 3 km de los elementos más avanzados del Escón. (Pat. de Vigilancia, Puestos de Observación o Escucha,...). Las zonas de asentamiento se encontrarán a retaguardia del despliegue del Escón. y orientadas hacia el Esfuerzo Principal (EP.) del mismo. Dentro de la Zona de Asentamientos, el Jefe de la SMP. deberá elegir uno principal así como otro/s alternativo/s como medida de seguridad para evitar la localización de la Unidad, o para poder seguir cumpliendo la misión cuando se reciba fuego de contramorteros. El JEMZ. determinará los cambios de Zona de Asentamientos necesarios para el desarrollo de su PLMA. De los sucesivos cambios que se realicen deberá dar cuenta al AGT/GT. La Zona de Asentamientos inicial puede situarse en el interior de la posición aunque, si la eficacia en el cuplimiento de la misión lo aconseja, podrá recabar la autorización del Escalón superior para desplegar la SMP. fuera de aquélla. Los diferentes asentamientos de la SMP. deberán ser conocidos permanentemente por el OAV., si lo hubiese. 7-9

7.4.b.(1).(d). UBICACIÓN DEL PUESTO NIDO DE HERIDOS (NH.)

DE

MANDO (PC.), TREN

DE

UNIDAD

Y

El Jefe del EMZ. ejerce el mando y control de su Unidad desde su VCC. Ello le permite aprovechar las posibilidades de observación de sus medios de visión diurna/nocturna, la protección contra los fuegos, el acceso a los medios de transmisión y el rápido desplazamiento al lugar donde sea necesaria su presencia. Como norma general, su PC. estará situado en el interior de la posición, desde donde mejor pueda coordinar el fuego de su U., así como garantizar su presencia donde la situación lo requiera. El OAV., si lo hubiese, se encontrará en las inmediaciones del PC. El Tren de Unidad y el NH. pueden situarse fuera de la Posición con la previa autorización del Jefe del Escalón Superior (AGT/GT.) y atendiendo a las medidas de seguridad pertinentes. 7.4.b.(1).(e). ELEMENTOS DE SEGURIDAD Cuando se establezca una línea de Puestos de Observación y Vigilancia, el Jefe del GT/AGT. determinará la entidad de los efectivos que deberá proporcionar cada Partida, la misión de los mismos y los posibles Puntos de Contacto necesarios. Si no se constituye aquélla, corresponderá al JEMZ. el establecimiento de las necesarias medidas de seguridad. En ambos casos el JEMZ. actuará conforme a lo detallado en el capítulo 4, apartado 4.3.a.(2), “La Seguridad Táctica en situaciones estáticas”, de esta Publicación. 7.4.b.(2). Distribución de medios y misiones 7.4.b.(2).(a). POSIBILIDADES DEFENSIVAS DE LAS U,S. SUBORDINADAS A la hora de asignar misiones a sus U,s. subordinadas el JEMZ. debe tener en cuenta: — Secciones Mecanizadas: La SMZ. tiene la posibilidad de articularse, si así se considera necesario, en dos núcleos con capacidad de actuar independientemente en determinadas fases del combate: • Núcleo de Vehículos, sobre la base de los VCC,s. de la SMZ., al mando del Sgto. 2.º Jefe. • Núcleo de fusileros, con los PNMZ,s. 7-10

• • • •

Los VCC,s. tienen la capacidad de: Destruir vehículos ligeramente blindados (VCI/C,s., VCZ,s., APC,s., TOA,s., etc.) con el fuego de su cañón. Destruir o conseguir efectos de supresión sobre elementos enemigos pie a tierra con el fuego de sus cañones y ametralladoras, pudiendo colaborar en el cierre de una dirección de ataque de dichos elementos. Poder combatir en movimiento, al tiempo que transportan a los fusileros, protegidos del fuego de armas ligeras, onda expansiva y metralla producidos por proyectiles de morteros y artillería. Transportar parte del nivel de abastecimiento de la Sección, sobre todo en lo que respecta a municiones. En ocasiones pueden constituir auténticos depósitos móviles de municiones. Los fusileros mecanizados pueden: Ocupar, organizar y defender una Posición con capacidad para rechazar o destruir U,s. enemigas mecanizadas y motorizadas que traten de asaltarla. Impedir o dificultar la apertura de las brechas en el obstáculo que proteja la Posición. Llevar a cabo trabajos de organización del terreno, en beneficio propio y del conjunto. Proporcionar seguridad a la Posición estableciendo Puestos de Observación, Escucha o Patrullas de Vigilancia. Cubrir las zonas muertas que no puedan ser batidas por las armas de los VCC,s. Combatir defensivamente en terreno cubierto o urbanizado.

• • • • • •

Según lo anterior, deberán ser criterios en el empleo de dichos núcleos: • Asignar a los VCC,s. las Posiciones que puedan cerrar las direcciones de U,s. mecanizadas o ligeramente acorazadas. • Asignar a los núcleos de fusileros la misión de cerrar una dirección de ataque de elementos motorizados o mecanizados pie a tierra distinta a la principal o dentro de ésta, la de batir al enemigo cuando eche pie a tierra para efectuar el asalto a la Posición. • Siempre que sea posible, el personal de los Pn,s. mecanizados, desmontará y organizará el terreno para combatir pie a tierra. • El personal de los Pn,s. mecanizados ocupará posiciones protegidas de los fuegos de las armas de tiro con puntería directa de mayor alcance enemigas y del fuego de morteros y artillería hasta que se ordene su entrada en posición para batir los objetivos que para cada arma del Pelotón se haya dispuesto. 7-11

• El JEMZ. procurará respetar los lazos orgánicos cuanto sea posible. En todo caso podrá constituir un elemento de maniobra más, bajo su mando directo, con el núcleo de vehículos de la SMZ. que guarnezca una posición en terreno poco apto para los VCC,s. • Caso de que los fusileros combatan pie a tierra, habrá que determinar, por cada PDSC., una ZRN. a cubierto para que los fusileros puedan montar en los vehículos cuando se ordene. — Sección de Defensa Contracarro: La SDCC., dotada de vehículos de combate con lanzadores de largo alcance, debe ser utilizada en su misión específica de lucha C/C. En ningún modo puede ser considerada como un elemento de maniobra para efectuar reacciones ofensivas, acciones de contacto o defensa de una Posición de Sección. La Unidad mínima de empleo será el Pelotón. Los dos VC,s. del Pn. cubrirán un único sector, de tal manera que mientras un equipo está guiando su misil hacia el objetivo, el segundo se mantiene en condiciones de adquirir cualquier objetivo capaz de reaccionar contra el primero, se prepara para batir el objetivo en caso de fallo del otro equipo o aprovecha para cambiar de posición de tiro al amparo del primero. La separación entre equipos debe ser aproximadamente de unos 300 m. Para garantizar la mayor potencia y densidad de fuego y minimizar su reducida cadencia de tiro, la actuación de los Pelotones debe estar coordinada y dirigida por el Jefe de la SDCC., aun cuando los Pn,s. se encuentren ubicados en posiciones defensivas de diferentes Secciones Mecanizadas. En algunos casos, podrá agregarse un Pn. de DCC. a alguna SMZ., pudiendo el Jefe de ésta ser el director y coordinador de sus fuegos. Las posiciones a ocupar por los PNDCC,s. deben reunir las siguientes características: • Campos de tiro amplios y libres de arbolado que permitan su empleo al máximo alcance. • Protección frontal y lateral contra el fuego de morteros, artillería y armamento principal de CC,s. y VCI/C,s. • Orientadas hacia los flancos de las penetraciones enemigas, ya que los efectos del fuego frontal se ven dificultados por el mayor blindaje y capacidad de observación y tiro de los CC,s. al frente y por la menor silueta que ofrecen. • Fáciles salidas a retaguardia para permitir sus cambios de posición. • Ubicación en las inmediaciones o dentro de las PDSC,s. para asegurar su protección contra ataques terrestres o aéreos. En todo caso será necesaria la coordinación entre los Jefes de SDCC/PNDCC. y los de las SMZ,s. que guarnecen las PDSC,s. 7-12

La DCC. debe ser planeada en profundidad, estando previstos los cambios de asentamiento necesarios para garantizar la continuidad del fuego de los misiles, manteniendo a la vez la favorable relación de alcance eficaz respecto a los CC,s. y VCI/C. enemigos. En el caso de que los PNDCC,s. hayan alcanzado las posiciones de tiro más a retaguardia, se preverá, ante el avance enemigo, la ocupación de posiciones al flanco fuera del alcance de las armas de tiro con puntería directa de aquél. — Sección de Morteros Pesados: La SMP. constituye un núcleo de apoyo de fuegos de rápida respuesta a las necesidades del Escón. y proporciona las posibilidades de: • Batir objetivos desenfilados a las armas de tiro tenso. • Conseguir efectos de destrucción y neutralización contra personal al descubierto. • Conseguir efectos de supresión con munición rompedora, dificultando al enemigo el empleo eficaz de sus armas, especialmente los MCC,s. • Con el empleo de Proyectiles Especiales Dispersadores de Granadas (PEDG.) conseguir efectos de supresión, hostigamiento y prohibición sobre formaciones acorazadas e incluso efectos de neutralización sobre formaciones de vehículos ligeramente blindados. • Realizar fuegos de ocultación para proteger los movimientos propios y de cegamiento para conseguir efectos de supresión. Estos fuegos constituyen una de las misiones más frecuentes de los MP,s. • Iluminar la zona de fuego en condiciones de baja visibilidad. • Realizar rápidas entradas y salidas en posición. Frecuentemente, la observación del tiro de la SMP. debe ser realizada por las U,s. desplegadas más a vanguardia. Dada la simplicidad del procedimiento, este cometido puede descentralizarse a nivel Pelotón. En el PLF., el JEMZ. detallará, para cada acción prevista, qué U. debe realizar la observación del tiro. La transmisión de la información se hará a través de la malla de tiro de la SMP. Para los fuegos imprevistos, los Jefes de Sc. tramitarán directamente las peticiones al JSMP. El JEMZ., con su silencio, las autorizará. La Sc. realizará concentraciones rápidas y potentes excepto cuando realice fuegos de hostigamiento, prohibición o iluminación. Las acciones contramortero enemigas obligarán a la SMP. a efectuar frecuentes cambios de asentamiento. 7-13

7.4.b.(2).(b). MISIONES A LAS UNIDADES SUBORDINADAS — Secciones de primer Escalón: Las Sc,s. de primer Escalón podrán recibir la/s misión/es de: • Ocupar, organizar y defender sin idea de retroceso una de las PDSC. para cerrar al enemigo una dirección de penetración de elementos mecanizados y, en su caso, otra de elementos pie a tierra. • Facilitar el repliegue de fuerzas propias a vanguardia. • Enlazar con la PDSC. colateral. • Colaborar en la organización de la Posición de Escón. • Tener prevista la ocupación de una POSALT., posteriormente. • Proporcionar la seguridad a la Posición de Escuadrón. • En su caso, y tras un repliegue impuesto, reforzar la posición que ejerce el EP. o participar en un C/A. local. — Sección de segundo Escalón: La Sc. de segundo Escalón podrá recibir la/s misión/es de: • Ocupar, organizar y defender sin idea de retroceso la Posición para cerrar en profundidad una dirección. • Ejercer, normalmente, el EP. • Reforzar el fuego del primer Escalón, batiendo al enemigo que intente penetrar por los intervalos. • Facilitar el repliegue de fuerzas propias a vanguardia de la PDESCON. y de las Sc,s. de 1.er Escalón. • Enlazar por el fuego con las otras Posiciones para cerrar posibles penetraciones por sus flancos. • Apoyar los posibles C/A,s. • Establecer la seguridad a retaguardia de la Posición. — Reserva: Caso de que se constituya una Reserva, el JEMZ. deberá asignarle una de estas misiones: • Tener prevista la ocupación de una POSEV. • Cerrar intervalos entre posiciones. • Reforzar una Posición. • Colaborar, con otros elementos, en la recuperación de una Posición perdida. • Batir a las fuerzas enemigas que traten de organizarse en la línea alcanzada. • Completar la destrucción de un enemigo batido por el fuego. Estas misiones, caso de no existir reserva, podrán ser asignadas a la Sc. menos comprometida. 7-14

— Sección de Defensa Contracarro. La misión de la SDCC. será la general de la Defensa Contracarro, es decir, destruir los medios acorazados y mecanizados del enemigo en el mayor número posible y en el menor tiempo. La específica vendrá contenida en el Plan de Fuegos del Escón. En cualquier caso, la actuación de la Sc. deberá estar coordinada con la DCC. del GT/AGT. — Sección de Carros (si se le agrega). Si el enemigo dispone de gran cantidad de medios acorazados y el terreno favorece su empleo, será conveniente que el EMZ. sea reforzado con alguna Unidad de Carros, normalmente una Sc., ya que la capacidad del EMZ. puede ser insuficiente para detener el ataque de una Unidad Acorazada enemiga si esta cierra sobre la PDESCON. con velocidad y potencia suficiente. La rapidez que caracteriza el fuego de los CC,s., así como su protección y movilidad, permitirán al EMZ./Partida el combatir en el tipo de situaciones anteriormente citadas. La SCC. puede recibir las misiones de: • Defender una posición contra las penetraciones de CC,s. y vehículos blindados enemigos. • Ocupar rápidamente, incluso bajo fuego enemigo, posiciones de tiro para cerrar un intervalo entre posiciones, reducir una penetración enemiga, apoyar un C/A. de elementos mecanizados para recuperar una PDSC. o batir al enemigo detenido en una línea. • Ocasionalmente, colaborar con su fuegos en la defensa de la Posición. A la hora de asignar misiones a la SCC. agregada, el JEMZ. habrá de tener en cuenta que: • • • • Es una Unidad indivisible. Puede cubrir un frente de hasta 1.000 m. Precisa de un elevado consumo de carburantes y municiones. Su capacidad de trabajo es muy reducida.

— Sección de Morteros Pesados. Su misión genérica será la de apoyar y proteger la maniobra defensiva del EMZ., que habrá de concretarse en el Plan de Fuegos, que se explica posteriormente. 7-15

7.4.c. EJECUCION DE LA MANIOBRA 7.4.c.(1). El Plan de Fuegos (PLF.) 7.4.c.(1).(a). CONSIDERACIONES GENERALES El Plan de Fuegos, en el combate defensivo, tiene una importancia capital ya que el fuego es la acción fundamental en la defensa de una posición. La clave del éxito del combate defensivo está en considerar conjuntamente los Planes de Maniobra y de Fuegos. Todo Plan de Fuegos debe asegurar el empleo eficaz del fuego de todas las armas en función de sus posibilidades y de las características del terreno o, lo que es lo mismo: “Destruir el mayor número de objetivos con el menor número de proyectiles y en el menor tiempo posible”. Bajo el criterio de eficacia, el PLF. debe permitir al JEMZ. distribuir, orientar y controlar los fuegos de las U,s. subordinadas para concentrarlos simultáneamente sobre gran variedad de objetivos, de tal modo que se garanticen los resultados deseados, que dos o más armas no batan el mismo objetivo, que se obtenga el mayor grado de sorpresa y que en el lugar y momento oportuno se obtenga la densidad y potencia de fuego deseadas. El PLF. del EMZ. debe estar integrado en el del GT/AGT., debiendo el JEMZ. cumplimentar la parte que le afecte de éste. Por otro lado, el PLF. del Escón. debe permitir a los JSC. el control de los fuegos de su propia Unidad. El JEMZ. basará su PLF. en las armas de tiro con puntería directa. Utilizará sus MP,s. y los Apoyos de Fuego para complementar, reforzar y prolongar los de aquéllas. 7.4.c.(1).(b). CRITERIOS El PLF. debe responder a los siguientes criterios generales: — Evitar la saturación de objetivos, de modo que un objetivo no reciba más disparos que los necesarios para su destrucción. Así el fuego del Escón. podrá ser súbito, violento y de corta duración, dirigido sobre múltiples objetivos enemigos y evitando los riesgos de una excesiva exposición de las armas propias a los fuegos del enemigo. — Obtener el máximo rendimiento de las armas, asignando a cada una misiones acordes a sus características y posibilidades, principalmente en cuanto se refiere a capacidades de destrucción de los objetivos. — Incrementar la densidad del fuego propio a medida que vayan entrando en acción las armas de menor alcance, superponiéndose y sin interferirse el fuego de todas las armas disponibles. 7-16

— Destruir en primer lugar los objetivos más peligrosos, desde el punto de vista de la maniobra del Escón. La satisfacción de este criterio no puede dejarse a iniciativa de los Jefes de Sección, pues un mismo objetivo puede ser considerado como el más peligroso por varias Sc,s. o que la selección quede reducida a batir el más próximo. — Complementar las posibilidades del armamento, con las aptitudes de las tripulaciones y sirvientes de las armas. Así se tratará de buscar y mantener la relación ventajosa entre los alcances eficaces reales propios y los del enemigo, si es que existe, para poder batirle antes de que esté en condiciones de reaccionar sobre las posiciones propias. Si esa relación de alcances fuese desfavorable, el JEMZ. deberá elegir el terreno de tal modo que la propia orografía se adecue a las posibilidades del armamento propio y limite las del enemigo. — Exponer, en cada momento, aquellas Unidades/armas estrictamente necesarias para batir los objetivos. En principio, cada Unidad y cada arma deberá desplegar a retaguardia de sus posiciones, manteniéndose a cubierto de vistas y fuegos, ocupando aquéllas rápidamente cuando la situación así lo requiera. Esto obligará a realizar jalonamientos de los itinerarios que conducen a las posiciones y cuantos ensayos permita el tiempo disponible. 7.4.c.(1).(c). PLANEAMIENTO DE LOS FUEGOS El Esquema del PLF. se basará en un detallado estudio de la situación y del PLMA. adoptado. — En cuanto al terreno y al enemigo, el JEMZ. habrá de tener en cuenta en su planeamiento: • Posibles direcciones de penetración y corredores de movilidad. • Probable ritmo de progresión del enemigo. • Puntos del terreno cuya ocupación proporcione ventaja al enemigo en su progresión (observatorios, líneas de posiciones sucesivas, terreno que facilite infiltraciones, etc.). • Distancias a las que el enemigo puede ser eficazmente batido por nuestras armas (en función del terreno, de las vulnerabilidades del enemigo al efecto de nuestras armas y de las posibilidades del armamento propio). • Formación/es que el enemigo puede adoptar y momento y lugar favorables para que realice los cambios de formación. 7-17

• Distancia a la que el enemigo que avanza puede estar en condiciones de batir eficazmente nuestras posiciones, con toda clase de armas. • Zona en la que probablemente echarán pie a tierra las posibles U,s. mecanizadas enemigas. • Zonas muertas que obliguen a la coordinación de fuegos con U,s. colaterales o a la acción de armas de tiro con puntería indirecta. • Tácticas a emplear por las U,s. enemigas (articulación, despliegue, etcétera). — El JEMZ. estudiará también los medios con los que cuenta, con la finalidad de determinar: • Operatividad de la Unidad y disponibilidad de municiones de cada Sección, con el objeto de asignar a cada una misiones proporcionadas a sus posibilidades. • El nivel de instrucción y adiestramiento de cada Unidad subordinada, a efectos de asegurarse la más correcta capacidad de maniobra y el perfecto control de los fuegos. • Los consumos previstos, preferentemente de municiones, para establecer el procedimiento y momento para su reposición. • Las posibilidades de las U,s. agregadas y de las de apoyo de fuego. • La influencia de las condiciones meteorológicas en nuestros medios. • La capacidad logística del Escón. Además, dentro del estudio de la misión, es muy importante considerar los aspectos relacionados con el factor tiempo: • Duración prevista de cada acción de fuego en función de los efectos deseados y la propia capacidad del Escón. para mantenerla sobre el enemigo. • Tiempo previsto de exposición del enemigo a nuestro fuego en función de las dimensiones de la zona a batir y del ritmo de progresión del enemigo. • Tiempo estimado que tardará cada Sección en ocupar las posiciones de tiro, localizar y adquirir los objetivos partiendo desde su zona de despliegue a retaguardia, una vez recibida la alerta. • Momento en el que el enemigo quedará bajo el alcance de todas las armas. • Momento en el que nuestras posiciones entrarán dentro de los alcances eficaces de los diferentes tipos de armas del enemigo. • Intervalo de tiempo de acceso de los diferentes Escalones enemigos a la zona a batir. 7-18

El PLF. puede ser expuesto sobre el terreno o con ayuda de un soporte gráfico (normalmente superponibles). Dicho PLF. deberá hacer referencia, al menos, a los siguientes aspectos: • Clase de objetivos (CC,s., VCI/C., VCZ,s., vehículos de mando,...) que irán entrando sucesivamente en la zona de fuego del Escón., indicando las formaciones de combate inicial y sucesivas. • Peligrosidad de los objetivos, según el PLMA. del Escón. • Método/s para la distribución de los fuegos de las Secciones. Con la finalidad de evitar la saturación de objetivos, determinar las armas/U,s. que harán fuego sobre cada objetivo, el orden de inicio de los fuegos y la secuencia posterior. • Enlaces por el fuego con U,s. colaterales. • Zonas desenfiladas al fuego de cada Sección y modo de batirlas por otras Secciones/armas. • Posiciones, iniciales y sucesivas, a ocupar por las Secciones. • Procedimiento para variar la aplicación de la potencia de fuego de las Secciones según vaya cambiando la situación táctica. • Situación de los obstáculos, que aumentarán la vulnerabilidad del enemigo cuando trate de pasar sobre ellos o de sortearlos. Los obstáculos artificiales se situarán siguiendo el principio de ajustarse y apoyar al PLF. • Consignas de seguridad para el posible Paso de Línea de Fuerzas propias. 7.4.c.(1).(d). MEDIDAS DE CONTROL Y COORDINACIÓN DE LOS FUEGOS Para controlar, distribuir y concentrar los fuegos del Escón., el JEMZ. podrá emplear alguna/s de las medidas contempladas en el siguiente esquema: — Relacionadas con el terreno: • Puntos de Refencia de objetivos. • Líneas de Referencia para la apertura de fuegos. • Zonas de Fuego. • Sectores de Tiro. — Relacionados con el Enemigo: • Formación de Combate. • Partición del despliegue. • Clases de Fuego. — Ordenes de Tiro. — Prioridades. 7-19

— Relacionadas con el terreno, pueden citarse: • Puntos de Referencia de Objetivos: Son puntos característicos, normalmente referidos al terreno, que facilitan al Jefe de Unidad la dirección y distribución de los fuegos, las peticiones de fuegos de apoyo y la delimitación de sectores de tiro y zonas de fuego. Durante el combate, los cambios de la situación táctica pueden obligar al Jefe del Escuadrón a cambiar los Puntos de Referencia o designar otros nuevos. Los Puntos de Referencia de Objetivos podrán ser: •• Puntos característicos del terreno con posibilidad de ser vistos incluso de noche o en condiciones de mala visibilidad. •• Vehículos ardiendo, proyectiles iluminantes o fumígenos, etc. •• Posiciones o formaciones enemigas. •• Puntos de Verificación. •• Otros (jalones, obstáculos, etc...). • Líneas de Referencia para la apertura de Fuegos: Son aquellas líneas, fácilmente identificables en el terreno, que indican: •• El momento en el que el enemigo entra dentro del alcance eficaz real de cada uno de los tipos de armas con que cuenta la Unidad. •• El momento en el que va a iniciarse un suceso previsto en el Plan de Fuegos (cambios en la distribución de fuegos, en las clases de fuego, etc.). • Zona de fuego: Es aquella porción de la Avenida de Aproximación o del Corredor de Movilidad en la que el enemigo va a ser batido. Sus límites anterior y posterior deben quedar marcados por líneas claramente definidas en el terreno (pueden emplearse Líneas de Referencia para la apertura de Fuegos), o por cualquier otro tipo de líneas materializadas por Puntos de Referencia de Objetivos, jalones, obstáculos, etc. Para distribuir los fuegos de las Sc,s. (fig. 7.2) se divide, a su vez, en tres áreas en el sentido de la profundidad en función del alcance del armamento: •• Area lejana, asignada a los misiles contracarro de largo alcance, denominada ALFA. •• Area intermedia, asignada a los cañones de los VCC,s. y CC,s., denominada BRAVO. •• Area próxima, para las armas portátiles, individuales y colectivas de las SMZ,s., y ametralladoras coaxiales denominada CHARLIE. 7-20

Punto de referencia A-1 A-2

B-1

B-2

C

•••
I II

•••
III

•••

ME DIDAS DE COORDINACION (PLF). Distribución de la Zona de Fuego.
A B C Punto de referencia. Area lejana. Area intermedia. Area próxima.

DISTRIBUCION DE MISIONES

UNIDAD

AREA A-1 B-1 B

ARMAS CC,s. VEC,s. LAG-40 Am,s. LG,s. CC,s. VEC,s.

PRIORIDADES DE OBJETIVOS Veh. MANDO VCZ./VLP,s. VCI. VCI. Personal VCZ. CC,s. Veh. MANDO VCI. VCZ.

SC. I

SC. II

C A-2

SC. III B-2

Figura 7.2

7-21

En las áreas intermedia y próxima se irán solapando los fuegos de las armas de superior alcance a medida que el enemigo vaya entrando en ellas. En el sentido del frente se dividirá la Zona de Fuego en tantas áreas como U,s. desplieguen en primer Escalón, aunque lo normal será que se divida la Zona de Fuego en dos áreas longitudinales, denominadas “1” y “2”. Las líneas que delimitan las áreas resultantes A1, A2, B1, B2, etc., deben ser fácilmente identificables, utilizando cualquiera de las posibles referencias mencionadas anteriormente. Cuando el enemigo avance por una de estas áreas, la concentración eficaz del fuego de dos o más Sc,s. requerirá de una nueva partición de esa área o, como ocurrirá normalmente, la utilización de otras medidas de coordinación relacionadas con el enemigo. • Sectores de tiro: Consiste en asignar a las U,s. subordinadas Sectores limitados lateralmente por las visuales dirigidas a dos Puntos de Referencia de Objetivos y en profundidad por el alcance máximo fijado a las armas. El Jefe del Escón. asignará a cada U. un Sector de tiro principal y otro eventual. Los sectores deben estar solapados entre sí, de tal manera que asignando nuevos Puntos de Referencia pueda variarse la orientación y amplitud de los sectores. La asignación de sectores de tiro a las U,s. subordinadas se realizará en aquellas situaciones tácticas en las que no haya sido posible determinar y delimitar claramente la Zona de Fuego y su posterior partición. Para evitar que las Sc,s. adquieran los mismos objetivos en las zonas de solape se precisa la utilización de otra/s medias de coordinación principalmente relacionadas con el enemigo. — Relacionadas con el enemigo y complementarias de las relacionadas con el terreno: • Método de la Formación de Combate (fig. 7.3): Cuando el enemigo adopta formaciones predeterminadas y claramente definidas, el Jefe del Escón. puede distribuir el fuego de sus U,s. subordinadas entre los distintos elementos de la formación enemiga. Ejemplos: “Sc. I, fuego sobre SCC. de vanguardia; Sc. II, fuego sobre dos Sc,s. del centro, y Sc. DCC., fuego sobre SCC. de retaguardia”... Inicialmente este método es apropiado, pero conforme el contacto se va estrechando y se van produciendo bajas, se desajustan las formaciones enemigas con lo que disminuye considerablemente el rendimiento del método. Cuando se produzcan esos desajustes habrá que emplear otro procedimiento. 7-22

Figura 7.3

• Método de la partición del despliegue (fig. 7.4): Conforme el enemigo avanza hacia nuestras posiciones se van produciendo en su despliegue los efectos expresados en el apartado anterior, por lo que el Jefe del Escón. podrá optar por utilizar el método de la partición del despliegue. Este método consiste en determinar una cruz filar imaginaria sobre el centro de gravedad del despliegue enemigo y a partir de ella dividirlo en cuadrantes. Desde ese momento las órdenes para la dirección del fuego se darían referidas a ellos, apareciendo expresiones como “lejos-izquierda”, “cerca-derecha”, etc. • Clases de fuego: En este procedimiento, la coordinación se realiza basando la dirección del fuego en las posibles formaciones del enemigo o en la localización, específica en un momento determinado del mismo. Con arreglo a dichas formaciones y/o localización, el Jefe del Escón. orde7-23

na realizar fuego cruzado, frontal o en profundidad, pudiendo ir modificando dicha clase de fuego según vaya evolucionando la situación táctica. Es el procedimiento más utilizado a nivel Sección. — Ordenes de tiro: Las órdenes de tiro del JEMZ. serán verbales y deberán contener: • Señal de alerta. • Sección/es que deben realizar la acción. • Entidad de la Unidad enemiga a batir y descripción de la misma. • Localización del objetivo (mediante cualquiera de los procedimientos explicados anteriormente). • Medidas de coordinación y dirección del fuego, si no se han establecido con anterioridad. • Ejecución, ya sea: •• A mi orden. •• A discreción. •• Al cruzar … •• A las … horas. • Fuego. Al recibir la orden “fuego”, las Unidades subordinadas emiten sus órdenes de tiro particulares, elegiendo ellas el arma y la munición adecuadas a cada objetivo, y empleando las medidas o procedimientos específicos de coordinación y dirección del fuego que requiera su particular situación y siempre con arreglo a las generales establecidas por el Jefe del Escón. en su orden de tiro o en las NOP,s. dadas con anterioridad. — Prioridades en la adquisición de objetivos: Con el objeto de cumplir el principio de utilización eficaz de cada arma en relación a sus posibilidades, el JEMZ. asignará a cada tipo de arma, o cada Sección, unas prioridades en cuanto a la adquisición de objetivos, bien entendido que durante el desarrollo del combate dichas prioridades pueden irse modificando. Generalmente, a los MCC,s. se les asignará, por orden de prioridad: • CC,s. • VCC,s. y VCI,s. • Vehículos de Mando. • Vehículos de combate de zapadores. • VLP,s. • Otros. Por lo que respecta a los VCC,s. su primera prioridad será normalmente otros VCI/C,s. enemigos. 7-24

Asimismo, cada Sc. puede tener un orden de prioridades diferente, por ejemplo: • SCMZ. I: •• VCZ,s. •• VCI,s. •• Otros. • SCMZ. II: •• VCI,s. •• Personal a pie. •• TOA,s. •• Otros.

• •• • ••

• ••

MEDIDAS DE COORDINACION (PLF.). Método de la partición del despliegue (sobre centro de gravedad). DISTRIBUCION DE FUEGOS Sc. I = Q4. Sc. II = Q3 y Q2. Sc. III = Q1.

Figura 7.4

7-25

7.4.c.(1).(e). APOYO DE FUEGOS El objeto de estos fuegos será el de apoyar y proteger la maniobra del Escón., debiendo materializarse dicho apoyo en el PLF. del mismo. El proceso de planeamiento es similar al utilizado para los fuegos de las armas de tiro con puntería directa. En el marco del Planeamiento Operativo del Apoyo de fuegos, el Jefe del GT/AGT. informará al JEMZ., entre otros extremos, de los fuegos que tiene previsto realizar, de los que pondrá a disposición de cada Jefe de Escón. y de las prioridades establecidas. El coordinador de los Apoyos de Fuego del Escón. es el propio Jefe del mismo, tanto para los fuegos de Caballería (Morteros) como para los de Artillería de que disponga. Una vez establecido el PLF. de las armas de tiro con puntería directa de las posiciones defensivas, que se plasma normalmente en un superponible elaborado por el Jefe del Escón. y detallado por los Jefes de las Unidades subordinadas, aquél estudia el empleo de los Apoyos de Fuego para completar, reforzar y prolongar el PLF., dentro del planeamiento realizado por el Escalón superior (AGT/GT.). En general, el PLF. podrá incluir, en cuanto al Apoyo de Fuegos: — Fuegos de detención/ocultación para facilitar el repliegue de los elementos de seguridad del Escón. y/o de las Fuerzas de Cobertura a vanguardia. — Fuegos de cegamiento/hostigamiento sobre posibles observatorios o posiciones desde los que pueda apoyarse el ataque enemigo. — Fuegos de detención para ralentizar el avance del enemigo o canalizarlo hacia la zona de fuego del Escón. — Fuegos de supresión sobre las formaciones acorazadas o mecanizadas enemigas para dificultar la localización de las posiciones propias y las reacciones posteriores, una vez que se encuentren bajo el fuego de las armas de tiro con puntería directa. — Fuegos de detención con efectos de neutralización/destrucción sobre el personal enemigo que haya desmontado y se prepare para asaltar las posiciones. — Fuegos de acompañamiento para impulsar la acción de la reserva. — Fuegos de detención y preparación sobre las posiciones propias de primer Escalón para evitar la posible consolidación de dichas posiciones ocupadas por el enemigo y facilitar los contraataques locales. — Fuegos de detención delante de la posición de 2.o Escalón para rechazar, destruir o fijar al enemigo y apoyar los posibles contraataques. 7-26

En el PC. el Jefe del Escón se reunirá con el Jefe de la Sc. de MP. y el OAV. y les dará a conocer sus necesidades concretas en relación a su Decisión. Estas necesidades deberán referirse a: — Número de acciones de fuego asignadas por el Escalón superior. — Objetivos a batir (deducidos del estudio del terreno/enemigo). — Efectos a lograr en cada uno de ellos (neutralización, con expresión de porcentajes de bajas, destrucción y supresión, indicando la duración de la acción). — Momento en el que han de ser batidos, referido a una línea de terreno, a un determinado acontecimiento táctico, o bien a la orden de un Jefe de Sc. o, en última instancia, del JEMZ. — Limitaciones en cuanto a consumo de munición de MP. El Jefe de la Sc. de Morteros, en función de las posibilidades y limitaciones de su Unidad, presenta al Jefe del Escón. su lista de objetivos. Este, una vez aprobada dicha lista, la plasma en su superponible del PLF. y, asesorado por el OAV., estudia los objetivos conocidos o previstos que no pueden ser batidos por las armas del Escón. y los refleja en un superponible asignándoles el número correspondiente. El OAV., a su vez, integra la lista de objetivos de la SMP. en la suya propia, para evitar duplicidades, y confecciona el borrador de la lista de objetivos que emitirá al FSE. del Escalón superior (GT/AGT.) lo antes posible. Ante los cambios de la situación táctica, podrán irse enviando nuevas listas de objetivos. 7.4.c.(2). El Plan de Trabajos (PLT.) 7.4.c.(2).(a). GENERALIDADES El Jefe del Escón. recibirá del PLT. del Escalón superior: — Grado de organización que se desea alcanzar, normalmente “Condiciones de mínima defensa”, y plazos. — Situación del obstáculo de protección general en la ZA. del Escón. — Régimen de trabajo, normalmente “a destajo” o “discontinuo de día”. — Porcentaje de personal que debe dedicar al trabajo. — Apoyos de Ingenieros a recibir. — Instrucciones Técnicas del JING. de la GU. superior. — Minas y materiales de Ingenieros asignados al Escón. y sus correspondientes puntos de entrega. De acuerdo a su PLMA. y PLF. el Jefe del Escón. procede al cálculo de las necesidades, evaluación de las posibilidades y la determinación de plazos y prioridades. 7-27

En cuanto a las necesidades se deberá calcular el volumen de trabajo correspondiente a: — Las excavaciones a realizar por la Unidad en función del grado de organización a conseguir. — La instalación del obstáculo particular, en su caso. — El despeje de los campos de tiro. — El enmascaramiento. — El transporte de tierras/terraplenes, en su caso. Una vez conocido el volumen de los trabajos, deberá deducir el número de hombres/hora necesario para llevarlos a cabo según las tablas de los rendimientos horarios reglamentarios (M-0-4-23). La evaluación de las posibilidades se hará en función del personal que se pueda dedicar a los trabajos, de la herramienta disponible y de los apoyos de ingenieros a recibir. La determinación de los plazos de ejecución se realizará aplicando la fórmula: T = H/h necesarios H disponibles 1 r ,

donde “r” es el rendimiento relativo del régimen de trabajo. En cuanto a la determinación de prioridades, éstas se deberán establecer siempre que el tiempo necesario para realizar los trabajos (T) sea superior al disponible y partiendo del principio de que la organización del terreno es perfectible y que los trabajos deben continuar mientras el enemigo lo permita. Normalmente, la primera prioridad la tendrán los asentamientos de los VC,s. y MCC,s., dada su vulnerabilidad. El Jefe del Escón. confeccionará el PLT. en forma de cuadros que faciliten tanto la interpretación por parte de los subordinados como el control y la actualización del mismo. Realizará un cuadro por cada PDSC. activa, especificando: — Personal que trabaja. — Régimen de trabajo-plazos. — Asignación de material (herramientas, redes miméticas, piquetas, alambre…). — Asignación de minas. — Apoyos a recibir de ingenieros. Normalmente, las POSEV,s. y POSALT,s. no se organizarán. La Unidad con misión de guarnecer la PDSC. de 2.o Escalón volcará su esfuerzo en los trabajos de excavación, perfeccionando constantemente, mientras que los 7-28

fusileros de las demás, una vez excavados sus asentamientos correspondientes, cooperarán en el establecimiento del obstáculo particular del Escón. (generalmente tapones de minas). Los asentamientos de los VCC,s. deberán ser realizados por una Unidad de Zapadores agregada al Escón. Es deseable que se excave, al menos, el asentamiento principal de cada uno. La situación exacta de la parte del obstáculo de protección general del Escalón superior (CMAS., fosos C/C., talas, destrucciones,…), situada en la zona del Escón., deberá ser determinada por el JEMZ. de acuerdo con su PLF. y asesorado por el Jefe de la Unidad de Zapadores encargada de realizarlo, debiendo comunicar estos extremos al Jefe del GT/AGT. El Jefe del Escón. prestará especial atención a la ejecución del PLT. en cuanto a: — Comprobación del rendimiento del personal. — Comprobación o rectificación de las dimensiones de las obras. — Coordinación entre Sc,s. y de éstas con los Zap,s.. — Inspección, en su caso, de relevos en los tajos. — Verificación de las normas de enmascaramiento. — Ritmo de ejecución de los trabajos. 7.4.c.(2).(b). TRABAJOS A REALIZAR EN LA POSICIÓN DE ESCUADRÓN Normalmente, los trabajos que se realizarán en la PDESCON. serán aquellos encaminados a alcanzar un grado de organización normalmente de “Condiciones mínimas de defensa”. Dichos trabajos se reflejan en el siguiente cuadro:
PERSONAL A PIE — — — — — — — Excavación pozos de tirador y Asto,s. armas colectivas a barbeta. Iniciación de obstáculo principal. Observatorios y PC,s. de Sección. Nido de Heridos. Zanjas de protección para el personal del Tren de Escón. — — — — VCC,s. Y MCC,s. Asto,s. principales de MCC,s. Asto,s. principales de VCC,s. Asto,s. alternativos de MCC,s. Asto,s. alternativos

Si el tiempo disponible lo permite, la PDSC. sobre la que se ejerza el esfuerzo principal de la defensa iniciará y continuará, en lo posible, los trabajos correspondientes a la organización ligera. 7-29

7.4.c.(2).(c). OBSTÁCULOS La responsabilidad del Jefe del Escón. en cuanto al obstáculo de protección general será: — Señalar la situación exacta dentro de la general expresada por el Escalón superior, y teniendo en cuenta: • Su adaptación al PLF. • El asesoramiento del Jefe de la Unidad de Zapadores encargada de realizarlo. — Vigilarlo, para evitar la actuación de los destacamentos de reconocimiento de zapadores enemigos y la apertura de brechas por sorpresa en el mismo. • Dar a conocer a los elementos que despliegan a vanguardia la ubicación exacta de los pasillos. El obstáculo de protección inmediata deberá estar orientado a impedir al enemigo la ocupación de las PDSC,s. Lo ejecutará el Escuadrón con sus propios medios aunque, en determinadas ocasiones, podrá contar con apoyo de zapadores. En ningún caso limitará el movimiento de las U,s. propias. Estará constituido normalmente por CMAS. que refuerzan, completan o enlazan los obstáculos naturales. Dichos CMAS. estarán ubicados de tal modo que pueda batirse al enemigo, detenido ante ellos, con las armas C/C. colectivas e individuales de las Secciones (LAG,s., Lg,s. LGD,s., etc.). Asimismo, si se dispone de tiempo suficiente, se podrán instalar alambradas rápidas para dificultar el asalto de la posición por tropas enemigas a pie, o conseguir que no se realice simultáneamente en todo el frente de la posición. La situación del obstáculo ha de permitir que pueda ser batido por todas las armas. De todos los CMAS. el Jefe del Escón. deberá remitir al Escalón superior (GT/AGT.) la ficha de registro. 7.4.c.(3). Medidas de coordinación En la Decisión, el Jefe del Escuadrón hará figurar: — Día y hora para finalizar el despliegue. — Día y hora en que deben alcanzarse las condiciones mínimas de defensa y organización ligera, en su caso. — Coordinación con las Unidades colaterales. — PCON,s. — Puntos de enlace por el fuego. — Medidas de control y coordinación de los fuegos (las señaladas en el apdo. 7.4.c.(1), “El Plan de Fuegos”). 7-30

— Medidas de coordinación para el posible repliegue de Fuerzas a vanguardia. Entre otras señalará: • • • • • • • • • Hora de estar en condiciones de apoyar el repliegue. Ultima línea a defender por las U,s. que se repliegan. Itinerarios de repliegue. Línea de Cambio de Responsabilidad (LCAR.). Medidas de identificación. PCON,s.. Puntos de Paso. Pasillos sobre obstáculos. Apoyos a los Zap,s. que han de cerrar pasillos.

— Medidas de coordinación para los posibles C/A,s. — DATC,s. de la Reserva del Escón. y/o del GT/AGT. — Plan de Vigilancia, que deberá incorporarse a la Decisión como un anexo. El Jefe del Escón. deberá cumplimentar, en la parte que le afecte, el PLV. del Rg. En él, el S-2 habrá detallado, normalmente: • • • • • • • • • • Número mínimo de PO,s. y PE,s. a constituir por el Escón. Puntos que se reserva la U. superior como observatorios. Sectores de Vigilancia y distribución de los mismos. Información a adquirir. Puntos que requieren especial vigilancia. Itinerarios a utilizar en los traslados para evitar interferencias en el funcionamiento de los PO,s. de otras Unidades. Momento de activación de los PO,s. Procedimiento de transmisión de los informes y autoridad a la que deban transmitirse. Partes ordinarios. Apoyos a prestar a los elementos encargados de instalar los campos sensores y los puestos de radar que operan en la ZA. del Escón.

Además, el Jefe del Escón. completará su propio PLV. para atender a su Seguridad Táctica. De la situación exacta de los PO,s. que monte y de los itinerarios de las posibles Patrullas deberá dar cuenta al Escalón superior. 7.4.c.(4). Mando y Transmisiones El Jefe del Escón. deberá especificar la situación de su PC. y conocer la de los PC,s. de los Jefes de sus U,s. subordinadas. En el combate defensivo se hará uso de la red alámbrica siempre que la situación lo permita, manteniendo la red radio en silencio hasta que se inicie 7-31

el ataque del enemigo. El sistema se complementará con el empleo de Agentes de Transmisión (ATR,s.). Los RTF,s. portátiles de dotación de las SMZ,s. permiten una gran flexibilidad en el despliegue de transmisiones garantizando el enlace de los elementos que, en su caso, hayan de combatir pie a tierra. 7.4.d. CONDUCCION DE LA DEFENSA (fig. 7.5) Inicialmente, a través de la ZA. del Escón. pueden replegarse elementos de la Fuerza de Cobertura o de la Seguridad Táctica de la Zona Defensiva (ZD.) a las que habrá que acoger y apoyar según instrucciones del Escalón superior (véase capítulo 9 de esta Publicación). Si se ha constituido la línea de Puestos de Observación y Vigilancia, el Jefe del Escón. se mantendrá informado del repliegue de las fuerzas a vanguardia y del avance enemigo, a través de la malla de Mando del GT/AGT. y por la propia observación. En otro caso, los elementos de seguridad propios transmitirán la información al Jefe del Escón. y éste pasará los informes pertinentes a su Escalón superior (GT/AGT.). El OAV. se desplazará a uno de los observatorios para dirigir y corregir los fuegos de apoyo al repliegue de las U,s. En función del apoyo a prestar a éstas, el Jefe del Escón podrá reforzar a la U. que guarnece los observatorios con algún Pn. de DCC. Una vez efectuado el paso de las U,s. que combatan a vanguardia, se inicia el repliegue de los elementos de seguridad del Escón., apoyados por la ejecución de los fuegos previstos en el PLF. (MCC,s. y MP,s./Artillería). El destacamento de zapadores procede a cerrar los pasillos en el sistema de obstáculos, si existe. A medida que el enemigo vaya avanzando hacia la Posición, el Jefe del Escón. irá activando progresivamente el PLF. previsto o adaptándolo a la situación. En principio, entrarán en acción las armas de tiro con puntería directa de mayor alcance (SDCC.) para batir principalmente vehículos de mando y de combate de Zap,s., si existe obstáculo de protección. A continuación, ordenará a las Sc,s. que van a entrar en combate la ocupación de las posiciones previstas en el PLMA., moviéndose a cubierto desde las posiciones desenfiladas hasta los diferentes asentamientos. Los fusileros de las SMZ,s. permanecerán a cubierto y ocultos en sus pozos y asentamientos hasta que puedan entrar en combate con sus armas. 7-32

En cada posición permanecerá siempre alguien dispuesto a informar sobre el avance enemigo y para observar el fuego de la SMP. Cuando los VC,s. y CC,s. enemigos se encuentren bajo el alcance de las armas de las Posiciones, éstas abrirán fuego con arreglo a lo dispuesto en el PLF. y las órdenes dictadas por el Jefe del Escón. Ante la progresión enemiga, la SDCC. saltará hacia asentamientos más a retaguardia o a los flancos, para continuar manteniendo su relación de alcance favorable sobre el enemigo y sin que se produzca una merma apreciable del volumen de fuego del Escón., teniendo en cuenta las limitaciones del terreno. El enemigo tratará de abrir brechas en el obstáculo principal. En ese caso, todos los fuegos estarán dirigidos a impedir o dificultar este propósito, haciendo amplio uso de los fuegos C/C. y aplicándolos, a ser posible, sobre los flancos. Si el enemigo, a pesar de nuestra acción, continúa su progresión y se aproxima hacia el obstáculo de protección inmediata, será sometido al fuego de todas las armas, incluidas las portátiles de las posiciones ocupadas por los fusileros. Cuando el enemigo pretenda asaltar alguna posición del primer Escalón, sus defensores tratarán de rechazarlo con el fuego de todas las armas de que dispongan, colaborando, si es posible, las otras posiciones colaterales. Las penetraciones enemigas que se produzcan por los intervalos serán batidas según el PLF. previsto. Si alguna PDSC. del primer Escalón es seriamente amenazada, el Jefe del Escón. tratará de maniobrar para reducir al enemigo que trate de desbordarla o conquistarla. Si, pese a todo, alguna PDSC. cae en poder del enemigo, el Jefe del Escón. tratará de recuperarla lanzando un C/A. Si no se consigue este objetivo, el Jefe del Escón. volcará su esfuerzo en la PDSC. del segundo Escalón, reforzándola y apoyándola con los efectivos que hayan podido replegarse de las posiciones ocupadas. Si el Jefe del Escalón superior (GT/AGT.) decide efectuar un C/A. inmediato, el Escón. efectuará acciones de fuego en apoyo de la fuerza que lo realiza. En caso de fracaso, podrá acoger a dichos efectivos en su Posición. Si el JEMZ. recibe la orden de abandonar la Posición, tendrá que, en un primer momento, apoyar con el empleo máximo de los fuegos el embarque de los fusileros en sus VCC,s. y posteriormente, realizar una acción de retardo (véase capítulo 8 de este Reglamento). 7-33

2.500 m

•••
II
(1)

••
(2)


1.000 m

••• I
I( 6)

•••
(5) (3)

•••
III

(3)

(3)

•••
(4)

Explicación (1) La Sc. II establece la seguridad a vanguardia de la PDESCON. (2) El núcleo de vehículos de la Sc. III ocupa la PDSC. para apoyar el repliegue de la Sc. II. Posteriormente cede su posición a la Sc. II y pasa a ocupar, en función de la situación las posiciones de tiro (3) previstas. (4) La Sc. III organiza en CMD. una PDSC. con los fusileros. (5) La Sc. I permanece a cubierto en condiciones de ocupar la PDSC. a vanguardia. (9) Las Sc,s. I y II ocuparán en su momento las PDSC,s. más al Sur para apoyar a la Sc. III.

Figura 7.5.—El EMZ. defiende una Posición de Escuadrón (caso general)

7.4.e. LA PDESCON. EN LA DEFENSA DE ZONA (fig. 7.6) Dicha posición tendrá un frente mínimo de 1.500 m, una profundidad de 1.000 m y su grado de organización será el máximo en función de la situación y el tiempo disponible. El mínimo a alcanzar será el correspondiente a OLIG., y más específicamente: — Obstáculo particular hasta nivel SMZ., con alambrada rápida triple y/o CMAS. perimetrales. 7-34

•••
6)

•• •
( II

•••

•••

(3)

— — — —

Ramales de unión a perfil reducido hasta nivel Sc. Asto,s. alternativos y secundarios de VCC,s. Abrigos ligeros para PC,s. de Escón. y Sc., y Nido de Heridos. Enmascaramiento correspondiente.
(3) (3)

(2)

••
•• •

(4)


(4)

••

(1)

(1) (2) (3) (4)

SCMZ. defendiendo una PDSC. con sus VCC,s. integrados en ella. PDSC,s. guarnecidas por los fusileros de las SCMZ,s. Núcleos de VCC,s de las SCMZ,s. Posiciones sucesivas previstas de los núcleos de vehículos.

Figura 7.6.—El EMZ. defiende una Posición Fundamental

En la organización del terreno se tendrá en cuenta la defensa en todas las direcciones ante la posibilidad de que el enemigo realice acciones de envolvimiento. Dicha PDESCON. será normalmente la Fundamental del Rg. y estará ubicada a una distancia de 3 a 6 km del FEBA. El Jefe del Rg. volcará en ella todos sus esfuerzos para evitar su conquista por parte del enemigo. Normalmente, el EMZ. reforzado será el encargado de 7-35

• • •

• • •
•••


(4)


•• •

(2)

defenderla. Además, para el cumplimiento de su misión, el JEMZ. se beneficiará de los apoyos de fuego y C/A,s. del Escalón superior (GT/AGT.). Pese a las limitaciones de maniobra, el JEMZ. tratará de aprovechar la movilidad de los VCC,s. desplegándoles inicialmente a vanguardia de la PDESCON. y posteriormente a sus flancos. La SMZ. que guarnezca la posición de 2.o Escalón podrá actuar reunida integrando los VCC,s. en la PDSC. El JEMZ. constituirá y preverá la actuación de su reserva. El PLF. será lo más detallado posible apoyándose en los obstáculos, y estrechamente coordinado con las U,s. vecinas. El PC. y el Tren estarán integrados en la PDESCON., debiendo preparar depósitos para los abastecimientos, de tal modo que se garantice su autonomía en el caso de que la Posición quede aislada. En el desarrollo de este tipo de combate, que no le es propio, el EMZ. pondrá a prueba la flexibilidad y el espíritu de sacrificio que caracterizan el modo de obrar de la Caballería. 7.4.f. LA PDESCON. EN LA DEFENSA MOVIL (EN PRIMER ESCALON) Inicialmente, ocupará y defenderá una PDESCON. de primer orden desde la que tratará de retardar, contener y desgastar al enemigo. Además recibirá, normalmente, la misión de acoger y apoyar a las Fuerzas desplegadas a retaguardia de la Posición. Normalmente, desplegará con tres PDSC,s. en línea. La SDCC. actuará reunida para poder ser empleada en apoyo de las acciones posteriores de ruptura del contacto y retardo. A vanguardia de las PDSC,s. desplegará inicialmente una Pat. de Vigilancia que actuará tal y como se indica en el apdo. 7.5 de esta Publicación. Los núcleos de vehículos de las SMZ,s. ocuparán inicialmente posiciones de tiro lo más adelantadas posibles y orientadas hacia los flancos de la Zona de Fuego. El personal a pie organizará el terreno y guarnecerá las PDSC,s. A medida que el enemigo vaya avanzando, los VCC,s. irán cerrando sobre la PDESCON. para ocupar posiciones en las inmediaciones de sus respectivos elementos pie a tierra. El PLF. debe basarse en la ejecución de fuegos lo más lejanos posibles para desgastar al enemigo y evitar que el EMZ. pueda quedar excesivamente empeñado y consiguientemente fijado. Cuando se reciba la orden de iniciar el repliegue los VCC,s. se dirigirán a retaguardia de las PDPN,s. para efectuar la recogida del personal y ocuparán (con los PNMZ,s. a bordo) posiciones de tiro favorables y previstas en la PDPN., para mantener el aceptable volumen de fuego sobre el enemigo. 7-36

La SDCC. se mantendrá en sus Posiciones de Tiro. Simultáneamente se desencadenará un violento fuego de MP,s. (y Art., en su caso) sobre los elementos enemigos que traten de echar pie a tierra para asaltar la posición. En ese momento y con arreglo al plan previsto, el EMZ. romperá el contacto e iniciará una acción de retardo hasta una PDESCON. alternativa a retaguardia (véase cap. 8). En la ruptura del contacto podrá ser apoyado por la Reserva de la AGT. Normalmente, se ocupará una POSALT. a unos 7 km del FEBA., en una línea intermedia del ARAGT. El número de POSALT,s. será variable en función de la situación, aunque se tendrá en cuenta que la distancia mínima entre ellas será de 4 km. En ellas el EMZ. adoptará un despliegue similar al utilizado en las Posiciones de Primer Orden, si bien estarán poco organizadas.

7.5. EL EMZ. DEFENDIENDO UNA LINEA DE POSICIONES (fig. 7.7) 7.5.a. GENERALIDADES Durante el cumplimiento de alguna de sus misiones características, el EMZ., en ocasiones, tendrá que establecerse defensivamente en una línea que haya alcanzado. La ejecución por el Escón. de esta acción defensiva será similar a la expresada en el apartado 7.4, pero con unas particularidades diferenciadoras de aquélla, como son: — Carácter temporal y móvil de la Defensa. — Mayor amplitud de la Zona de Acción. — Poco tiempo disponible para planear y organizar la Defensa. 7.5.b. DESPLIEGUE Al Jefe del Escón. normalmente se le asignará la defensa de una línea dentro de su ZA., que tendrá continuidad en la ZA. de las U,s. colaterales. El Jefe del GT/AGT. normalmente no marcará puntos de enlace por el fuego con las U,s. colaterales, pero sí PCON,s. entre las mismas. El despliegue del Escón. será menos profundo que en el supuesto tratado en el apartado 7.4.a, encontrándose las Secciones normalmente desplegadas en línea. Al hablar del despliegue del Escón. podemos encontrarnos con dos situaciones posibles en relación a las Avenidas de Aproximación enemigas. 7-37

6 - 9 km Zona de fuego “A”

L-0 3 - 4 km A II Zona de fuego “B”

ZASTO 1

•••

•••

G

I

III

•••

ACCIONES Seg. LPOS. ORGANIZAR OCUPAR Inicial: Posterior: DEFENDER Inicial: Posterior:

1 km

••• •••
C

B

E D

••• •••

•••

H

•••

•••

F

ZASTO 2

Pat. I

Pat. II PATVIG. L-0

Pat. III

SCMP. Apoyo Pat. I ZASTO. 1

PDSC. A

PDSC. B PDSC. F PDSC. E PDSC. D ZF. A ZF. B PDSC. B PDSC. F ZASTO. 1 ZASTO. 2 ZF. A ZF. B

PDSC. A PDSC. C

ZF. B

ZF. B

Figura 7.7.—El Escón. defiende una línea de posiciones

7-38

7.5.b.(1). No existe una clara Avenida de Aproximación enemiga Se establecerán PDSC,s. a lo largo de todo el frente. Las SMZ,s. desplegarán a retaguardia de dichas PDSC,s. Se tendrá previsto, asimismo, la determinación de otras POSEV,s. para poder hacer frente, en su caso, a posibles amenazas, sobre todo a los flancos, o para concentrar la máxima potencia de fuego sobre la penetración más peligrosa, así como de POSALT,s. para dar profundidad a la defensa y facilitar el repliegue del Escón. Las PDSC,s. deberán estar situadas en terreno naturalmente fuerte y que facilite la ejecución de fuegos lejanos. 7.5.b.(2). Existe una clara Avenida de Aproximación enemiga El Jefe del Escón. tendrá prevista la ocupación de una PDESCON. en la zona de terreno más favorable para cerrar dicha penetración. Inicialmente, dentro de la PDESCON. se activará una PDSC., que será normalmente la que ejercerá el esfuerzo de la defensa. El resto de las Sc,s., despliegan en otras posiciones señaladas por el Jefe del Escón. a lo largo del frente de la ZA. asignada. Sin embargo, estará previsto que, cuando se ordene, ocupen sus posiciones en la PDESCON. Podrán encontrarse inicialmente en ella los Zap,s. que hayan podido ser agregados y todo aquel personal del Escón. designado para realizar los trabajos de organización de la Posición. No obstante lo anterior, en ambos supuestos se tendrá en cuenta: — Los intervalos entre los despliegues de las Sc,s., cuando no se encuentren en la PDESCON., serán tales que permitan el enlace por el fuego de las armas de alcance intermedio (unos 3.000 m). — La SMP. deberá estar inicialmente adelantada de tal manera que pueda apoyar a cualquiera de los elementos de maniobra, aunque orientada hacia el que ejerza el esfuerzo principal. Dado el carácter móvil de la defensa, tendrá especial importancia el plan de cambios de asentamiento que deberá ser determinado por el Jefe del Escón., a propuesta del Jefe de la SMP., en función del desarrollo previsto del PLMA., sobre todo en lo referente al apoyo a las acciones de ruptura del contacto y a los movimientos retrógrados. Como norma general, las sucesivas zonas de asentamientos deberán estar distanciadas entre sí el equivalente a 1/3 del alcance de los MP. — La Seguridad a vanguardia será llevada a cabo por la Línea de PO,s. y Vigilancia del GT., destacada a una distancia de 2-3 km. Normalmente, el EMZ. establecerá en su ZA. observatorios y elementos móviles, de día en vehículos y a pie de noche. Una vez cumplida su misión de alertar y, en su caso, ofrecer una corta aunque enérgica resistencia para detener/destruir elementos de seguridad enemigos, se replegará para integrarse en el despliegue previsto. 7-39

— La SDCC. desplegará a retaguardia de las posiciones previstas; normalmente, un Pn. reforzará a la Patrulla de Vigilancia hasta el momento de su repliegue. — El PC. deberá estar situado en una zona dominante, aunque no característica, con fáciles salidas tanto a vanguardia como a retaguardia, ya que el Jefe deberá desplazarse con frecuencia al lugar donde más necesaria sea su presencia. 7.5.c. MISIONES 7.5.c.(1). A las Secciones Mecanizadas Se derivan de la asignada al Escón., que será la de ocupar y defender, por tiempo limitado, una determinada línea para cerrar una Avenida de Aproximación de entidad, normalmente, GT. Las misiones que recibirán las SMZ,s. serán alguna o algunas de las siguientes: — Ocupar y defender temporalmente una PDSC. para cerrar una dirección de penetración acorazada/mecanizada enemiga. — Tener prevista la ocupación de POSALT,s. para cerrar al enemigo otras direcciones de penetración, para integrarse en una PDESCON. prevista, para colaborar en la defensa de otra PDSC. o para enlazar con el fuego con una Unidad colateral. — Facilitar el repliegue de fuerzas propias a vanguardia. — Enlazar con U,s. colaterales. — Ocupar, en su caso, POSEV,s. o posiciones de tiro de Sc., para cerrar intervalos o proteger los flancos del Escón. — Tener prevista la realización de acciones ofensivas sobre el enemigo delante de una PDSC. Dada la amplitud de la línea a defender, normalmente el Jefe del Escón. no podrá mantener un elemento de maniobra en reserva. Su libertad de acción deberá conseguirla con la movilidad y flexibilidad de sus SMZ,s. y de la SDCC., con la ventaja táctica de la sorpresa y con la permanente actitud informativa de todos los componentes del Escón. Sólo cuando el Escón. sea reforzado con CC,s. o cuando la intervención de la Reserva del Escalón superior se vea dificultada por el terreno o por la distancia, el Jefe del Escón. podrá dejar Reserva. En ese caso podrá asignarle las siguientes misiones: — Ocupar posiciones de tiro para cerrar intervalos, proteger los flancos o facilitar la ruptura del contacto de alguna Sc. — Ocupar una POSEV. para contener la progresión de elementos enemigos. — Reducir una penetración enemiga que amenace la Posición de Escuadrón. 7-40

7.5.c.(2). A la Sección de Defensa Contracarro Actuará conforme a lo que se detalla, en cuanto a sus misiones, en el apdo. 7.4.b, con un mayor predominio de la movilidad y una mayor centralización, a fin de que el Jefe del Escón. pueda aplicar en el lugar y momento oportunos la máxima potencia de fuego sobre el adversario. El carácter temporal de la defensa, la preponderancia de los fuegos lejanos, las acciones relacionadas con la ruptura del contacto y la previsible naturaleza de las U,s. enemigas, revalorizan el papel de la SDCC. 7.5.c.(3). A la Patrulla de Vigilancia El cometido de esta Patrulla es primordial dado el elevado grado de incertidumbre en cuanto a la determinación de las direcciones de penetración enemigas y de la capacidad de reacción del Escón. para adaptar su despliegue a las que el enemigo vaya a utilizar. Sus misiones serán: — Alertar sobre la presencia y movimientos del enemigo a fin de que el Escón. pueda iniciar los movimientos que configuren el despliegue adecuado a la amenaza. — Jalonar la progresión enemiga. — Observar y corregir el fuego de la SMP. — Ocupar, posteriormente, la Posición prevista en el despliegue del Escón. Su actuación se basará en el establecimiento de observatorios y la actuación de elementos sobre vehículos o a pie entre aquéllos. Para reforzar su potencia de fuego y la capacidad de viglancia, podrá recibir la agregación de elementos de la SDCC. y de la Sc. de Vigilancia y Localización Radar hasta la iniciación de su repliegue. 7.5.d. PLAN DE FUEGOS (PLF.) En cuanto al PLF. se tendrá en cuenta todo lo expuesto en el apdo. 7.4, con la particularidad de la gran amplitud de la ZA., característica de esta situación táctica, lo que se traducirá en: — Mayor iniciativa del Jefe del Escón. en el establecimiento del PLF. — Mayor flexibilidad del propio PLF.: • Señalando inicialmente sectores de tiro a cada Sc. de tal manera que todo el frente quede cubierto. • Determinando, si es posible, varias zonas de fuego a lo largo del frente sobre cada una de las posibles direcciones de penetración enemigas. 7-41

• Determinando posiciones iniciales y alternativas a las Sc,s. de tal modo que pueda batirse cada zona de fuego con la mayor densidad. • Estableciendo y perfeccionando detalladas medidas de coordinación que faciliten el control de los fuegos, incluso ante circunstancias imprevistas. • Maniobrando con las U,s. y los fuegos sobre cada zona de fuego en función de la entidad de la amenaza. En el planeamiento de los fuegos de apoyo se incluirán, además de lo especificado en el apdo. 7.4.c, los siguientes fuegos: — Fuegos de detención sobre las penetraciones enemigas. Estos fuegos proporcionarán al Escón. el tiempo suficiente para la adopción oportuna del despliegue adecuado a la naturaleza, entidad y eje de progresión del enemigo. — Fuegos de ocultación para facilitar el repliegue de los elementos de seguridad del Escón. y, en su caso, de las fuerzas a vanguardia. — Fuegos de cegamiento sobre los posibles observatorios o asentamientos enemigos. 7.5.e. PLAN DE TRABAJOS (PLT.) En cuanto al PLT., el Jefe del Escón. deberá considerar, respecto a lo especificado en el apdo. 7.4.c.(2), que: — La mayor amplitud de la ZA. y los plazos de tiempo más reducidos, obligarán al Jefe del Escón. a intervenir decisivamente en la determinación de prioridades en cuanto al esfuerzo de trabajo. — La necesidad de apoyar la defensa en un obstáculo natural obligará a supeditar el PLF. del Escón. a aquél. El esfuerzo de zapadores, si se dispone de ellos, estará normalmente dedicado a dar continuidad al obstáculo natural y, si este es continuo, a reforzarlo sobre las probables direcciones de penetración. Generalmente no se establecerá el obstáculo de protección inmediata, volcándose todo el esfuerzo del Escón. en el principal. En otras ocasiones habrá que prescindir del obstáculo. — El volumen de excavación disponible deberá dedicarse a: • Asentamientos principales de los VCC,s. y armas portátiles colectivas de la Sc. que ejerce el esfuerzo principal. • Asentamientos, sobre la línea a defender, de los misiles contracarro. 7-42

— La capacidad de trabajo de los fusileros mecanizados disponibles deberá dedicarse a tareas de enmascaramiento, despeje de campos de tiro y perfeccionamiento del obstáculo principal. 7.5.f. MEDIDAS DE COORDINACION Las medidas de coordinación a establecer son las mismas que las que se han expuesto en el apdo. 7.4.c.(3). 7.5.g. MANDO Y TRANSMISIONES En cuanto a lo relacionado con Mando y Transmisiones es aplicable todo lo señalado en el apdo. 7.4.c.(4). 7.5.h. CONDUCCION DE LA DEFENSA Inicialmente, y a través de la ZA. del Escón., pueden replegarse elementos de las fuerzas propias desplegadas a vanguardia, a las que habrá que apoyar y acoger. Esto se llevará a cabo tal como se explicó en apdo. 7.4. Cuando los elementos de vanguardia enemigos sean detectados, la Patrulla de Vigilancia o, en su caso, los elementos de seguridad destacados informarán al Jefe del Escón. y esperarán la decisión del mismo en orden a jalonar su movimiento, sin delatar su presencia, o actuar sobre ella. En el primer caso, se replegará manteniendo el contacto visual con el enemigo hasta ocupar la posición prevista en el PLMA. En el segundo caso, actuará violentamente y por sorpresa para destruir aquellos elementos enemigos antes de que puedan informar, ocupando de nuevo las posiciones iniciales. Si ello no es posible, al menos, lo detendrá obligando a la intervención de otros elementos enemigos. Con la información recibida, el Jefe del Escón. habrá decidido el despliegue para hacer frente a la/s dirección/es de penetración que utiliza el enemigo y ordenará a las Sc,s., que hasta ese momento sólo mantenían sobre la línea algún Pn. para atender a la vigilancia, la ocupación de sus posiciones iniciales u otras POSEV,s. para cerrar la/s penetración/es, llegando, incluso, a la convergencia de esfuerzos en la defensa de una PDESCON. Los elementos de la SDCC., que puedan estar apoyando a la Pat. de Vigilancia o a los elementos de observación, inician el repliegue hasta la posición prevista en el PLMA., haciéndolo a continuación la Patrulla de Vigilancia. 7-43

El Plan de Fuegos se ejecuta conforme a lo expuesto en el apdo. 7.4. Si el enemigo trata de rectificar una dirección de ataque, el Jefe del Escón. maniobrará con la Sección menos empeñada y con los apoyos de fuego disponibles, para oponerse a la nueva amenaza. Si el enemigo continúa la progresión y trata de aproximarse a las posiciones, será sometido al fuego de todas las armas C/C., para obligarle a que sus fusileros echen pie a tierra, momento en el que se desencadenarán, a petición, los fuegos de apoyo previstos y entrarán en acción las armas automáticas. Ante los intentos de desbordamiento por los intervalos o los límites entre ZA,s., el Jefe del Escón. informará al Jefe del Escalón superior y/o Unidad colateral y tratará de batir a ese enemigo al tiempo que ordena a una de las Sc,s. el cierre del intervalo o la protección del flanco amenazado. En ocasiones y con la finalidad de desarticular a los primeros Escalones enemigos, el Jefe del Escón. no dudará en lanzar a una de sus U,s. subordinadas, preferentemente la SCC. agregada, en un C/A.. Si la destrucción del primer Escalón enemigo se consuma rápidamente por aplicación del PLF. previsto y el segundo Escalón enemigo no ha entrado en la ZA., el Jefe del Escón. ordenará la adopción del despliegue inicial, restableciendo las medidas de seguridad. En todo caso, la defensa de la línea se mantendrá hasta que se reciba la orden de replegarse.

7.6. EL EMZ. FORMANDO PARTE DE LA RESERVA 7.6.a. GENERALIDADES No será normal que el EMZ., en el combate defensivo, constituya o forme parte de la Reserva de un Agrupamiento Táctico, por ser esta una misión más típica del ECC. No obstante, en el caso de que forme parte de la Reserva de una Unidad, podrá desempeñar las misiones de: — Bloquear una penetración enemiga. — Cerrar el intervalo entre dos posiciones. — Reforzar a otra Unidad. — Reemplazar a una Unidad desgastada. — Proporcionar seguridad a una instalación o a un punto sensible. — Proteger una vía de comunicación. — Participar en un C/A. 7-44

La situación inicial de todas estas acciones será la del despliegue en las zonas encomendadas a la Reserva. 7.6.b. BLOQUEO DE UNA PENETRACION ENEMIGA En el caso poco probable de que a su Escalón superior (GT/AGT.) se le ordene la realización de acciones de bloqueo, el EMZ. podrá ocupar y defender una POSEV. de Escuadrón, previamente organizada, a fin de cerrar una penetración enemiga que haya conseguido envolver o desbordar las Posiciones más a vanguardia. Estas acciones tendrán como finalidad contener y desgastar al adversario para dar tiempo a la intervención de las Reservas de orden superior o para realizar la acción fijante de un C/A. Una vez conocida la decisión del Jefe del GT/AGT. sobre las posibles acciones a realizar por la Reserva, el JEMZ. puede recibir la orden de mantenerse en condiciones de ocupar distintas POSEV,s. En ese momento deberá reconocerlas y preparar su Plan de Maniobra y de Fuegos. En ocasiones podrá colaborar con la Unidad de Zapadores en los trabajos de organización del terreno. Los itinerarios de acceso desde la Zona de Despliegue (ZDES.) hasta las posiciones deberán ser reconocidos y, si es posible, jalonados. La Decisión del Jefe debe ser conocida por todos los subordinados, llegando incluso hasta nivel Pn., y si la situación lo permite se realizarán cuantos ensayos sean necesarios a fin de garantizar que la respuesta a la orden del Jefe del GT/AGT. se ajusta a lo previsto. El control de estos tiempos de respuesta será un dato de planeamiento y de ejecución de vital importancia, debiendo comunicar al Escalón superior el resultado de los ensayos. En cualquier caso, los movimientos se efectuarán en columna, a la máxima velocidad que permitan las características del itinerario previsto y atendiendo a su Seguridad Táctica. Deberá marcarse un Punto de Dislocación (PDL.) para las Sc,s. a partir del cual se dirigirán por itinerarios conocidos a ocupar sus respectivas Posiciones dentro del despliegue. En la defensa de esta Posición el EMZ. actuará tal y como se detalla en el apdo. 7.4. 7.6.c. CIERRE DE INTERVALO ENTRE POSICIONES Para cumplir esta misión el EMZ. tendrá que tomar posiciones, generalmente de tiro, en una línea de terreno favorable entre PDESCON,s. y orientadas al frente o a los flancos. 7-45

La actuación del EMZ. se ajustará a lo indicado en el apdo. 7.5, “Defensa de una línea”. La finalidad de esta acción será la de detener la progresión de elementos enemigos que traten de desbordar o envolver las Posiciones de un determinado orden. Si lo primero no puede conseguirse, el EMZ. podrá recibir la orden de retardar la progresión enemiga canalizándola hacia una Zona de Fuego delante de una Posición determinada. En la defensa de esa línea, la actuación del EMZ. se reducirá a una acción de fuego violenta y por sorpresa. La línea de posiciones de tiro no estará organizada aunque sí detalladamente reconocida para conseguir el aprovechamiento de las características del terreno, en beneficio del fuego. Como se señaló en el bloqueo de una penetración, aquí también serán necesarios los jalonamientos de itinerario y los ensayos pertinentes. El movimiento deberá realizarse en similares condiciones que en el bloqueo de penetraciones si bien se precisará una rapidez de respuesta mayor para evitar que el adversario se anticipe en la ocupación de las zonas favorables. Las acciones de fuego desde las posiciones que tratan de ser desbordadas o envueltas y los fuegos del Escalón superior dentro del ARAGT., colaborarán en la ralentización y desgaste de las penetraciones aunque serán objeto de una estrecha coordinación. 7.6.d. REFUERZO DE UNA UNIDAD Mediante el refuerzo, el EMZ. proporcionará potencia de combate adicional a una U. propia comprometida en el combate, generalmente un GT., pasando a depender, a todos los efectos, de la U. reforzada. En la orden que el JEMZ. reciba, se marcará el momento y el lugar en el que su U. pasará a depender de la otra, que generalmente coincidirá con la entrada del primer elemento del EMZ. en la ZA. de la U. reforzada y que se materializará con el cierre de la escucha en la malla de Mando de la U. en que se encuadraba y la entrada del JEMZ. en la malla de la U. reforzada. En ocasiones, la U. reforzada deberá destacar un OFEN. sobre el itinerario marcado para conducir al Escón. hasta su zona de despliegue y para informar a su Jefe de cuantos extremos sean necesarios para facilitar su adaptación a la nueva U. El movimiento del Escón. se efectuará reunido y en columna, siguiendo escrupulosamente el itinerario asignado y adoptando, en su caso, las medidas de identificación prescritas. 7-46

El grado de coordinación previo será función de las previsiones de empleo de la reserva y del tiempo disponible entre la recepción de la orden y el momento de materializar el refuerzo. En general podrán adoptarse las siguientes medidas: — Prescripciones para el enlace y las transmisiones. — Señalización del itinerario hasta la nueva ZA. o zona de despliegue del EMZ. — Misión y despliegue de la U. reforzada. — Situación y actividad del enemigo en su nueva ZA/ZDES. — Situación de CMAS. y otros obstáculos en la nueva ZA. — Medidas de identificación, disciplina de luces y ruidos y otras normas de seguridad. — PCON. donde se encontrará el OFEN. o los guías de la U. reforzada. — Entrega de nueva cartografía y documentación, en su caso. 7.6.e. RELEVAR A UNA UNIDAD DESGASTADA Cuando el EMZ. reciba la orden de relevar a otro Escón., asumirá la misión de éste y, en su caso, su ZA. Cuando efectúe un Relevo de Posiciones, actuará según se detalla en el cap. 9 de esta Publicación. 7.6.f. PROPORCIONAR SEGURIDAD A UNA INSTALACION No es una misión típica de un EMZ. No obstante, cuando las instalaciones sean de gran extensión, como OL,s. de GU,s., ubicadas en nudos de comunicaciones, o se prevea la intervención en fuerza de U,s. enemigas y las características del terreno permitan la utilización de los vehículos, se le podrá encomendar esa misión, si bien ello supondrá un sacrificio de la movilidad y potencia del Escuadrón. Si la instalación es de pequeña extensión, puede quedar englobada dentro de la ZEST. del Escón. y su seguridad será la proporcionada por el dispositivo de Seguridad del Escón. detallado en el cap. 3 de esta Publicación. Cuando se prevea una duración prolongada de esta misión y la importancia de la instalación lo aconseje, el EMZ. podrá articularse para cumplir su misión en tres fracciones: — Seguridad. — Descanso. — Alerta/Reserva. 7-47

El JEMZ. establecerá un Plan de Defensa que comprenderá: — PDSC,s/PN,s. que cierren al enemigo cualquier intento de penetración en fuerza dentro del área a defender. Estas posiciones deben estar situadas de tal modo que la instalación quede fuera del alcance de las armas portátiles y no estarán permanentemente ocupadas, siendo normal que en ellas se engloben los Obsio,s. — Observatorios que dominen todas las avenidas de acceso. La red de Obsio,s. y Patrullas tratarán de detectar la aproximación del enemigo con la suficiente antelación para que el resto del Escón. adopte el despliegue inicial del Plan de Defensa. — Obstáculos y trampas, fundamentalmente C/PE., que permitan no sólo la detención del enemigo, sino su detección precoz, por lo que estarán estrechamente relacionados con el Plan de Seguridad. — Sistema de transmisiones eficaz, basado en medios telefónicos principalmente. En caso de ataque enemigo, se hará empleo de la radio con profusión. — Situación del núcleo de reserva, a cubierto y orientado hacia la dirección más probable de. Deberá realizar cuantos ensayos sean necesarios para garantizar la ejecución automática de las reacciones previstas. — PLF., que deberá ser de ejecución flexible para hacer frente a todas las posibles acciones del enemigo. — Plan de Vigilancia y Seguridad que contemple: • Seguridad inmediata, con centinelas y utilizando sistemas de alarma, de identificación, de control de personal y de iluminación. • Seguridad próxima, sobre la base de Obsio,s. y Patrullas, que normalmente se realizarán sobre vehículos. • Seguridad lejana, beneficiándose de la información proporcionada por otros medios de la U. superior (radares, sensores, etc.). — Reacciones ofensivas, ya que el EMZ. no se limitará a la defensa de la instalación por el fuego, sino que también deberá aprovechar cualquier situación favorable para contraatacar y perseguir al enemigo hasta conseguir su aniquilación. 7.6.g. PROTECCION DE VIAS DE COMUNICACION Dada la importancia y la vulnerabilidad de las comunicaciones en las Zonas de Retaguardia, será frecuente que las U,s. de Caballería, en general, y el EMZ., en particular, reciban la misión de protegerlas. 7-48

Dentro del sistema establecido, el EMZ. puede participar en: — Defensa de puntos sensibles (puentes, vados, etc.). — Vigilancia Móvil entre dichos puntos. — Escolta a columnas o convoyes. Cuando la misión sea de duración limitada, el EMZ. podrá realizar simultáneamente las tres acciones. 7.6.g.(1). Defensa de Pto,s. sensibles (según lo especificado en el apdo. 7.6.f) 7.6.g.(2). Vigilancia Móvil La Vigilancia Móvil de un itinerario se efectúa por medio de PATVIG,s. que, atendiendo a su propia seguridad, se desplazan por el itinerario enlazando a las guarniciones de los puntos vitales. La entidad de estas Pat,s. será normalmente de SMZ., reforzada con elementos de zapadores para la detección y eliminación de minas y remoción de obstáculos. La periodicidad y recorridos de las Patrullas de Vigilancia, que no se ajustarán a un horario regular, las determinará el JEMZ. adoptando alguno de estos procedimientos: — Una PATVIG. de entidad Sc. recorre esporádicamente la totalidad del itinerario, siguiendo recorridos diferentes cada vez. El resto del EMZ. permanecerá articulado en dos núcleos, de reserva y de descanso. — El itinerario se fracciona en tramos y cada uno de ellos es recorrido simultánea o sucesivamente por una Pat. — Recorrido permanente de la totalidad del itinerario, rotando las diferentes Patrullas en este cometido. Con antelación al paso de una columna, el EMZ. puede destacar una o varias Patrullas de Reconocimiento que recorran el itinerario para inspeccionarlo, eliminar obstrucciones y reconocer las posibles zonas o puntos donde se prevea la acción del enemigo. 7.6.g.(3). Escolta de Columnas Cuando el EMZ. reciba la orden de escoltar una Columna, empleará a sus SMZ,s. Dada la naturaleza de la posible agresión no será utilizada la SDCC. La SMP. podrá progresar por el mismo itinerario y a retaguardia de las SMZ,s., de modo que pueda apoyar la reacción del EMZ. contra una emboscada. 7-49

El EMZ. se podrá articular en tres núcleos, de entidad Sc.: — Pat. de Vanguardia, con zapadores. — Pat. central. — Pat. de Retaguardia, con equipo de recuperación, EVASAN. y SMP. El JEMZ., normalmente, progresará con la Pat. del centro y tendrá la responsabilidad de la conducción de la columna, de la adopción de las medidas de seguridad y de la reacción ante ataques enemigos, aunque el Jefe de la columna sea de mayor graduación. Los vehículos de la columna a proteger se dividirán en dos fracciones que marcharán a retaguardia y a vanguardia del Grupo Central. La velocidad de progresión deberá ser la máxima que permita la situación. En caso de emboscada, la fracción atacada entrará en posición para repeler al enemigo, mientras que, con las restantes, el JEMZ. tratará de: — Aislar el itinerario ante los posibles refuerzos enemigos. — Reaccionar, envolviendo al adversario. Estas acciones deberán coordinarse para no causar bajas entre las tropas propias. 7.6.h. CONTRAATAQUES No será frecuente que el EMZ. participe aisladamente en un C/A., aunque sí lo será el que el Escón. aporte alguna de sus Sc,s. a una Partida acorazada, para realizar dicho C/A. En todo caso, participará en algún C/A. realizado por su GT/AGT., que consistirá en un ataque de objetivo limitado. En este caso, el Jefe del EMZ. recibirá de aquél el Plan de Contraataque, en el que se especificará: — Situación propia y enemiga. — Acciones a realizar, que normalmente serán: • Alcanzar la POSP/LP. • Fijar al enemigo. • Ocupar zonas o puntos favorables del terreno desde los que pueda destruir o detener al enemigo. • Cerrar sobre el enemigo para destruirlo o desalojarlo de la posición que ha conquistado. — Articulación. La Reserva actuará normalmente reunida articulada en un solo Escalón, en el que el EMZ., normalmente reforzado con CC,s., actuará también reunido y en una única dirección. 7-50

— — — — — — —

POSP/LP. Itinerarios desde la ZDES. hasta la POSP/LP. Direcciones de C/A., una por cada Partida. Objetivo; constituido por elementos enemigos detenidos, desgastados y en cierto modo desarticulados. Línea límite de avance. Línea de Fuego Restringido (RFL.). PLF., orientado a facilitar el movimiento y a conseguir la destrucción/neutralización del enemigo. La SMP. podrá serle segregada pasando a depender directamente del Jefe del Escalón superior para realizar los fuegos propios de apoyo al C/A. Actuación posterior al C/A., tanto en caso de éxito como de fracaso. En el primer caso, será la de reorganizarse rápidamente y replegarse hasta su nueva ZDES.; en el segundo caso, tratar de acogerse a una línea de posiciones o a la Posición amenazada en espera de la orden de reiterar el ataque, defenderse en la línea alcanzada o integrarse en las Posiciones amenazadas.

7-51

CAPITULO 8 OPERACIONES RETROGRADAS
8.1. GENERALIDADES Una operación retrógrada es una maniobra realizada hacia la retaguardia para: ganar tiempo, sustraer Unidades propias a la acción enemiga, evitar combates en condiciones desfavorables o conducir al enemigo hacia terrenos que favorezcan maniobras futuras. Las operaciones retrógradas pueden clasificarse en: — Operaciones de retardo: • Maniobras y Acciones Retardadoras. • Acciones de Retardo. — Retiradas. — Repliegues.

8.2. POSIBILIDADES DE ACTUACION DEL EMZ. (fig. 8.1) Dentro del marco de las operaciones retrógradas, el EMZ. podrá: — Participar en la Acción Retardadora que realice su Unidad superior (AGT.). — Realizar Acciones de Retardo tanto de forma aislada como en el marco de su Unidad superior (GT/AGT.). — Participar en la Protección de la Retirada de una GU., encuadrado en su Unidad superior (GT/AGT.). — Replegarse. 8-1

Figura. 8.1.—Posibilidades de actuación del EMZ. en las operaciones retrógradas

8-2

8.2.a. EN LA ACCION RETARDADORA Cuando la AGT. a la que pertenezca el EMZ. realice una Acción Retardadora, aquella se articulará en: Escalón Retardador, Escalón de Ocupación y Reserva, en su caso. El EMZ. podrá formar parte: — Normalmente, del Escalón Retardador, constituyendo una de las Partidas Retardadoras del mismo. — Del Escalón de Ocupación, constituyendo uno de los Agrupamientos Tácticos en los que aquél se articula. — De la Reserva, si ésta se organiza. 8.2.b. EN LAS ACCIONES DE RETARDO Cuando la Unidad superior (AGT/GT.) a que pertenezca el EMZ. realice una Acción de Retardo, aquélla normalmente se articulará en: Escalón Retardador y Reserva. El EMZ. participará en las Acciones de retardo que realice su Unidad superior (GT/AGT.), bien encuadrado en el Escalón Retardador, constituyendo una de las Partidas Retardadoras, o bien constituyendo o formando parte de la Reserva. Así mismo, el EMZ. podrá realizar Acciones de Retardo, de forma independiente, en el cumplimiento de otras misiones que le sean encomendadas, cuando un enemigo superior presione sobre él y sea preciso romper el contacto o proporcionar tiempo al Mando. 8.2.c. EN LA PROTECCION DE LA RETIRADA Una AGT. de Caballería que participe en la Protección de la Retirada de una GU., normalmente constituirá o formará parte de los Núcleos Sutiles. En ocasiones, puede guarnecer la Posición de Apoyo, constituyendo posteriormente un Destacamento Retardador. Cuando la AGT. a la que pertenezca el EMZ. constituya los Núcleos Sutiles, aquélla se articulará en tantos Agrupamientos como ejes de penetración existan en la zona y, si es posible, organizará una Reserva. El EMZ. constituirá, normalmente, uno de esos Núcleos Sutiles y excepcionalmente la Reserva, caso de que se organice. Cuando la AGT. a la que pertenezca el EMZ. guarnezca la Posición de Apoyo, aquélla establecerá Zonas de Responsabilidad de Grupo, organizadas sobre la base de Posiciones de Escuadrón y Patrullas de Vigilancia y Enlace, llevando a cabo una defensa por tiempo limitado. El EMZ. ocupará una de las Posiciones, actuando conforme a lo establecido en el cap. 7, “Combate Defensivo”. Cuando se repliegue la Posición de Apoyo, el EMZ. se constituirá en Partida Retardadora de un Destacamento Retardador. 8-3

8.3. EL EMZ. COMO PARTIDA RETARDADORA 8.3.a. CRITERIOS DE ACTUACION Cuando el EMZ., en cualquiera de los casos citados en el apartado 8.2, constituya una Partida Retardadora, su actuación se regirá por los siguientes criterios generales: — Minucioso planeamiento. — Elección de una maniobra sencilla para que la dificultad intrínseca de ejecución y coordinación no resulte incrementada. — Máxima flexibilidad para adaptar la actuación propia a la del enemigo, al que se tratará de retardar en su avance. — Necesidad de enlace y coordinación permanentes entre las Patrullas, así como con las Partidas colaterales para evitar el envolvimiento por parte del enemigo. — Empleo constante de la maniobra para evitar ser fijados por el enemigo. — Mantener el contacto con el enemigo, para obligarle a marchar desplegado y a montar frecuentes ataques, los cuales caerán en vacío mediante oportunas rupturas del contacto. — Ejecución de los fuegos al máximo alcance de las armas, hostigando al enemigo para obligarle a disminuir su ritmo de progresión. 8.3.b. PLANEAMIENTO De la OO. del Escalón superior, el JEMZ. obtendrá: — Finalidad, que podrá ser ganar tiempo o desgastar, además de la permanente de informar. El Mando deberá precisar con claridad cuál es la finalidad predominante, ya que ésta condicionará la maniobra del EMZ. Si la finalidad predominante es la de desgastar, esto exigirá del EMZ. una mayor eficacia de su fuego, lo que le obligará a realizarlo a menores distancias, y a la ejecución de reacciones ofensivas para obtener resultados más decisivos. El Mando tendrá que definir el grado de desgaste propio que acepta, así como el ritmo de la maniobra, mediante la relación entre el tiempo a ganar y el espacio a ceder. Para ello señalará al EMZ.: — Tiempo mínimo a ganar. — Límite más retrasado de espacio a ceder. 8-4

— Acciones a realizar, que para el EMZ. podrán ser: • Progresar hasta la línea inicial de posiciones marcada o hasta establecer contacto con el enemigo. • Ocupar defensivamente por tiempo limitado la línea de posiciones, inicial y sucesivas, que se marquen. • Retardar el avance enemigo por un eje de retardo. • Apoyar por el fuego la realización de determinados contraataques. — Eje de Retardo, que coincidirá normalmente con una avenida de aproximación del enemigo. — Líneas de posiciones, inicial y sucesivas, a ocupar y defender por tiempo limitado por el Escalón Retardador. — Direcciones previstas de contraataques, con el fin de proporcionar a éstos el apoyo necesario durante su ejecución. — Medidas de coordinación, que podrán ser: • Hora de ocupar la línea de posiciones inicial. • Hora límite, antes de la cual no puede ser rebasada la última línea de posiciones. • Zona de acción de la Partida. • Líneas de coordinación intermedias, entre las sucesivas líneas de posiciones, para coordinar los movimientos del Escalón Retardador. • Puntos de Contacto para el enlace con las Partidas colaterales, normalmente establecidos sobre las líneas de posiciones. • Todas las necesarias para coordinar el paso de la Partida a través de otras fuerzas (capítulo 9, apartado 9.3.e, “Paso de Línea a Retaguardia”). El JEMZ., durante el estudio de los factores de la Decisión, realizará un estudio del terreno, lo más detallado posible, encaminado a determinar, entre otros, los siguientes aspectos: — Itinerario de progresión hasta la línea inicial de retardo, en el caso que no se lo haya señalado el Escalón superior. — Posibles avenidas de aproximación del enemigo dentro de la ZA. asignada a la Partida y sus particularidades (puntos de paso obligado, zonas ocultas, observatorios, etc.). — Posiciones o líneas de retardo que cierren dichas avenidas. En la elección de las posiciones o líneas de retardo, el JEMZ. tendrá en cuenta que, para que sean eficaces, deben estar separadas en profundidad a una distancia tal que obligue al enemigo a cambiar de posición para 8-5

batirlas con sus armas de tiro con puntería directa, por lo que dicha distancia oscilará entre 3.000 y 4.000 m. Además deben reunir, en el mayor grado posible, las condiciones siguientes: • Ser naturalmente fuertes, disponiendo, a ser posible, de un obstáculo natural C/C. a vanguardia. • Proporcionar continuidad en el sentido del frente para evitar envolvimientos. • Permitir una buena observación y poseer buenas posiciones y amplios campos de tiro. • Tener a retaguardia salidas fáciles y a cubierto. — Posiciones o zonas que permitan actuar por el fuego sobre las avenidas de aproximación del enemigo, para la realización de amagos de contraataque, así como zonas propicias para realizar emboscadas a las vanguardias enemigas. — Ejes de retardo entre líneas de posiciones sucesivas. El número de ejes puede variar en cada salto, dependiendo fundamentalmente del terreno. Dichos ejes deben reunir, a ser posible, las siguientes caracteristicas: • Conducir directamente a la siguiente posición o línea de retardo. • Proporcionar ocultación así como protección ante el fuego enemigo. • Disponer de posiciones de tiro sucesivas para aumentar la acción de retardo. • Permitir el desbordamiento de los posibles obstáculos que se encuentren. 8.3.c. ARTICULACION Cuando el EMZ. sea la base para constituir una Partida Retardadora, podrá contar con el refuerzo de otros medios acorazados (CC,s., VCC,s., etc.) que amplíen su potencia de combate y su capacidad de ocupación del terreno. Así mismo, debe contar con el refuerzo o apoyo de zapadores que faciliten el movimiento de las Patrullas y contribuyan a retardar al enemigo mediante la realización de obstrucciones en las vías de comunicación y delante de las posiciones o líneas de retardo. La Partida se articulará en Patrullas Retardadoras y, si es posible, Reserva. Las Patrullas Retardadoras serán de entidad SMZ., pudiendo contar alguna de ellas con la agregación de CC,s. y PNDCC. Su número dependerá de los ejes de penetración que existan en la ZA. de la Partida, en el caso de que aquélla esté compartimentada longitudinalmente (avenidas de aproximación bien definidas), o de la amplitud de la ZA. en caso contrario (avenidas de aproximación no definidas), pudiendo oscilar normalmente entre dos y tres Patrullas. 8-6

El JEMZ. podrá optar por no organizar Núcleo de Reserva en los siguientes casos: — Cuando la ZA. tenga una acusada compartimentación longitudinal. — Cuando las posiciones de la línea de retardo inicial permitan un buen apoyo mutuo. — Cuando el frente asignado sea muy amplio en relación con los medios disponibles. En el resto de las situaciones, el JEMZ. mantendrá un Núcleo de Reserva, constituido normalmente con una SMZ. y la SDCC. La articulación de la Partida podrá variar en cada salto, dependiendo de la configuración del terreno en cada línea de retardo, entendiendo por tal variación no la modificación de los medios con que cuenta cada Patrulla, lo que complicaría la maniobra, sino la del número de Patrullas Retardadoras y la constitución o no del Núcleo de Reserva. 8.3.d. MEDIDAS DE COORDINACION El JEMZ. marcará a sus Patrullas las siguientes medidas de coordinación. — En tiempo: • Hora de iniciación del movimiento hacia la línea inicial de posiciones. • Hora a la que debe estar finalizada la ocupación de dicha línea inicial. • Hora límite, antes de la cual la Partida no puede rebasar la última línea de posiciones. — En espacio: • Zona de acción para cada una de las Patrullas Retardadoras. • Líneas de posiciones inicial y sucesivas. • Líneas de coordinación, que coincidirán normalmente con las líneas de posiciones, pudiendo existir alguna intermedia, en su caso. • Puntos de contacto o de enlace por el fuego en cada una de las líneas de posiciones. • Zonas de despliegue de la Reserva, si se constituye, entre cada dos líneas de posiciones. • Direcciones previstas de contraataques y de amagos de contraataque. • Zonas de asentamientos para la SMP,s. en las sucesivas líneas de posiciones. — Normas para la ruptura del contacto, referidas al enemigo o al terreno. — Medidas de coordinación necesarias para los Pasos de Línea (cap. 9 apdo. 9.3.e, “Paso de Línea a Retaguardia”). — Señales y medidas de identificación y de jalonamiento. 8-7

8.3.e. EJECUCION Una Acción Retardadora, entre cada dos líneas sucesivas, comprende las siguientes fases: — Fase de retardo. — Fase de defensa temporal. — Fase de repliegue. — Eventualmente, fase de reacción. Una Acción de Retardo comprende únicamente las fases: — Fase de retardo. — Eventualmente, fase de reacción. La actuación del EMZ., constituyendo una Partida Retardadora, en la ejecución de una Acción Retardadora, en su caso más completo, será la siguiente: 8.3.e.(1). Fase de Retardo Esta fase corre a cargo del Escalón Retardador, al que pertenece la Partida, y se inicia una vez tomado contacto con el enemigo. Por lo que, previamente, supondrá progresar hasta alcanzar una línea de posiciones inicial o hasta tomar contacto con el enemigo y ocupar defensivamente la línea alcanzada. Para la progresión la Partida marcha reunida, por el itinerario asignado tomando las medidas de seguridad necesarias y con la articulación prevista para su actuación en la línea de posiciones inicial, hasta un Punto de Dislocación a partir del cual cada Patrulla se dirige a la ZA. señalada y procede a la ocupación y organización de la línea. Una vez alcanzada la línea de posiciones inicial, la Partida actuará mediante: — La defensa temporal de ésta y de las líneas de posiciones sucesivas establecidas por el JEMZ. — El retardo entre las sucesivas líneas de posiciones del Escón. — La realización de contraataques y/o amagos de contraataque. — La realización de emboscadas a las vanguardias enemigas, cuando el terreno lo permita. 8.3.e.(1).(a). DEFENSA TEMPORAL DE LÍNEAS DE POSICIONES En cada una de las líneas, tan pronto como el enemigo llegue al máximo alcance de las armas, el EMZ. efectuará fuegos para contener o al menos dificultar su progresión, obligándole a perder tiempo en organizarse y montar un 8-8

ataque sobre las posiciones de la mencionada línea, las cuales se defenderán por tiempo limitado, de manera que se evite el envolvimiento o la fijación por el enemigo. Cuando el ataque del enemigo a las posiciones que ocupan las Patrullas sea inminente (se detectará principalmente porque comenzará a recibir fuego de sus armas de apoyo: MP,s. y Art.), o cuando sea necesario, a efectos de coordinación con las Unidades colaterales para evitar un envolvimiento, las Patrullas romperán el contacto, siempre con la autorización del Jefe de la Partida, quien a su vez lo solicitará al Jefe del Escalón superior para replegarse de aqellas líneas que éste le haya señalado. La mayor responsabilidad del JEMZ. en estas acciones es decidir el momento de iniciar el repliegue de sus Patrullas, ya que el adelantarlo no permite ganar el tiempo suficiente y el retrasarlo puede ocasionar que alguna de ellas sea fijada por el enemigo y no pueda romper el contacto. Si el enemigo no ataca, se mantendrá la línea alcanzada hasta haber ganado el tiempo marcado por el Escalón superior, momento en el cual el Jefe de la Partida solicitará de aquél la autorización para replegarse. La ruptura del contacto se realizará, normalmente, de forma simultánea por las Patrullas. No obstante, cuando la configuración del terreno lo permita, se podrá realizar de forma alternativa de manera que alguna de ellas proteja desde su posición el movimiento de otra(s) y viceversa. En cada Posición, cada Patrulla iniciará el repliege, normalmente, por los elementos a los que se les haya encomendado la misión de constituir la seguridad de la siguiente Posición y de jalonar el repliegue y la posterior entrada en posición del resto de los elementos. Los últimos en replegarse serán los carros, si los hubiere. La ruptura del contacto debe ser facilitada por la actuación de los apoyos de fuego. Por ello, antes de que las Patrullas efectúen el repliegue, la SMP. deberá entrar en posición en la siguiente zona de asentamiento prevista. El Núcleo de Reserva de la Partida, si se constituye, actuará, en caso necesario, ocupando posiciones de tiro previstas desde las que pueda apoyar la ruptura de contacto de la Patrulla que haya quedado fijada o posiciones en los intervalos entre Patrullas para abortar los intentos de penetración o envolvimiento enemigos. El Jefe de la Partida no ordenará replegarse al Núcleo de Reserva hasta no tener la certeza de que todas las Patrullas han roto el contacto. Si no se constituye Núcleo de Reserva, las acciones para él descritas las realizará, en caso necesario, la Patrulla menos comprometida en ese momento. 8.3.e.(1).(b). RETARDO ENTRE LÍNEAS SUCESIVAS DE POSICIONES Esta acción la realizan las Patrullas, independientemente, dentro de su ZA. Dichas Patrullas se replegarán por los ejes de retardo asignados, ocupando 8-9

sucesivas posiciones de tiro desde las que realizarán fuegos para apoyar su movimiento de repliegue y para obligar al enemigo a marchar desplegado, evitando que éste se infiltre en su ZA. o que queden fijadas por él. Este proceso se repite hasta alcanzar y ocupar la siguiente línea de posiciones prevista por el JEMZ. Por consiguiente, el Jefe de la Partida proporcionará, durante esta acción, la máxima iniciativa posible a sus Patrullas para regular el movimiento en su ZA. de modo que no sean fijadas o envueltas, interviniendo sólo para coordinar los movimientos del conjunto evitando que se produzcan vacíos en el despliegue que favorezcan la infiltración enemiga. El Núcleo de Reserva, si se constituye, se situará a retaguardia de la línea de posiciones a ocupar, en condiciones de: — Apoyar a las Patrullas en caso de que queden fijadas. — Actuar contra infiltraciones enemigas si se producen. — Facilitar la entrada en posición de las Patrullas en la línea a ocupar. 8.3.e.(1).(c). CONTRAATAQUES Y AMAGOS DE CONTRAATAQUE Cuando la finalidad predominante sea la de desgastar al enemigo, el JEMZ. tendrá prevista la realización de contraataques delante de las posiciones ocupadas por las Patrullas con la finalidad de destruir al enemigo detenido ante ellas. Su ejecución correrá a cargo, normalmente, del Núcleo de Reserva y se desarrollarán conforme a lo establecido en el cap. 7, apdo. 7.6.h, “Contraataques”, de esta Publicación. Si la finalidad predominante de la Partida fuera la de retardar, en lugar de contraataques se tendrá prevista la realización de amagos de contraataque, que se diferencian de aquéllos en que su finalidad primordial es la de obligar al enemigo a perder tiempo en adoptar las disposiciones necesarias para hacer frente a lo que él considera un contraataque. Se planean y se ejecutan, inicialmente, igual que los contraataques, con la diferencia de que la Unidad que los realiza, en vez de cerrar sobre el enemigo, se mantiene en unas posiciones que permitan realizar fuegos más o menos lejanos sobre su flanco. Cuando el enemigo reaccione ofensivamente contra ella, la Unidad que ejecuta el amago se repliega evitando empeñarse en un combate decisivo. Estos amagos correrán a cargo del Núcleo de Reserva, si se constituye, o, en caso contrario, de las Patrullas que no estén comprometidas. Se podrán ejecutar tanto durante la defensa temporal de las líneas de posiciones como durante el retardo entre líneas sucesivas. El JEMZ. tendrá en cuenta que, dado el menor desgaste que sufren las Unidades que realizan los amagos, éstos se pueden repetir con mayor frecuencia que los contraataques. 8-10

8.3.e.(1).(d). EMBOSCADAS La emboscada es una acción que tiene por objeto destruir los elementos de vanguardia del enemigo, obligando a éste a detener temporalmente sus segundos Escalones. Se ejecutará por las Patrullas, independientemente en sus ZA,s., como complemento a las acciones de retardo. Exige unas condiciones idóneas del terreno que permitan la perfecta ocultación de los elementos de la Patrulla a la observación del enemigo, y la aproximación de sus elementos de vanguardia hasta la distancia de tiro eficaz de sus VCC,s. y CC,s., si los hubiere, así como el acceso rápido de éstos a las posiciones de tiro previstas desde las que, por sorpresa, actuarán violentamente por el fuego. Posteriormente, la Patrulla se replegará, siguiendo el orden previsto, a la siguiente posición de retardo, dando lugar a que el ataque de los segundos escalones enemigos caiga en vacío. 8.3.e.(2). Fase de Defensa Temporal Esta fase corre a cargo del Escalón de Ocupación, para lo cual, el Escalón Retardador, al que pertenece la Partida, deberá efectuar un Paso de Línea a retaguardia. Una vez roto el contacto en la última línea de la Fase de Retardo, la Partida pasará a través de las posiciones del Escalón de Ocupación, conforme a lo establecido en el cap. 9, apdo. 9.2, “Relevo de Posiciones”, de esta Publicación, hasta alcanzar una Zona de Reunión donde se reorganizará y se preparará para realizar una nueva Fase de Retardo. Si la AGT. que realiza la Acción Retardadora no ha constituido Reserva, será el Escalón Retardador el que actúe como tal durante esta fase, por lo que en este caso la Partida, una vez realizado el Paso de Línea, se dirigirá a la zona establecida para la ubicación de las Reservas, reorganizándose en ella y preparándose para, integrada en su Unidad superior, poder realizar las acciones que se señalan en el apdo. 8.5, “El EMZ. en la Reserva”, de este Capítulo. Si a lo largo de toda la acción no se ha conseguido ganar el tiempo previsto, la última línea se defenderá a toda costa hasta la hora señalada como tiempo límite a ganar. En este caso, la Partida podrá integrarse en el Escalón de Ocupación o formar parte de la Reserva, actuando en ambas situaciones conforme a lo estalecido en el cap. 7, “El combate ofensivo”, de esta Publicación. 8.3.e.(3). Fase de Repliegue Durante esta fase, el Escalón de Ocupación rompe el contacto con el enemigo y se repliega hasta su siguiente línea a ocupar, mientras que el Escalón 8-11

Retardador retoma el contacto para iniciar una nueva fase de retardo. Esto supondrá para la Partida la ocupación de una nueva línea de posiciones, desde la que apoyará el repliegue de las fuerzas del Escalón de Ocupación, tomando nuevamente contacto con el enemigo y adoptando estrictas medidas de coordinación para el Paso de Línea de las Fuerzas del Escalón de Ocupación que lo realicen por la ZA. de la Partida. 8.3.e.(4). Fase de Reacción Esta fase es eventual, y se realiza para facilitar la ruptura del contacto de algún Agrupamiento Táctico del Escalón de Ocupación y para anular las penetraciones enemigas a través de nuestro despliegue, o sus intentos de envolvimiento. Corre a cargo de la Reserva y, si ésta no se constituye, del Escalón Retardador; en este caso la Partida llevará a cabo acciones de contraataque, de manera aislada o encuadrada en su Unidad superior (GT.), ejecutándose dichas acciones conforme a lo establecido en el cap. 7, apdo. 7.6.h, “Contraataques”, de esta Publicación.

8.4. EL EMZ. EN EL ESCALON DE OCUPACION En el marco de una Maniobra o Acción Retardadora, el EMZ. puede formar parte del Escalón de Ocupación. Sus misiones seran: — Ocupar, organizar y defender una PDESCON. para cerrar una avenida de aproximación del enemigo y conseguir la detención de su vanguardia, obligando a sus segundos Escalones a desplegar y montar un ataque. — Acoger a los elementos del Escalón Retardador que se replieguen por su ZA. La actuación del EMZ., se ajustará a lo especificado en el cap. 7, “El combate defensivo”, de esta Publicación. Durante la ejecución de la fase de retardo, el EMZ. perfeccionará la organización de la PDESCON. y pondrá en práctica las medidas de coordinación para el Paso de Línea de la(s) Partida(s) Retardadora(s) que se replieguen por su ZA. (véase “Paso de Línea a Retaguardia”, capítulo 9). La fase de defensa estática la ejecutará el EMZ. como si de una defensa estática se tratase (cap. 7, “El combate defensivo”). Cuando el Jefe del GT/AGT. lo ordene, el EMZ. iniciará el repliegue hacia la siguiente línea de posiciones al amparo del Escalón Retardador, siendo la ruptura del contacto apoyada por el máximo volumen de fuegos disponible. 8-12

El repliegue del EMZ. de su posición (PDESCON.) se realizará escalonadamente por Patrullas. Antes de iniciarlo, la SMP. deberá estar en el nuevo asentamiento para contribuir con su fuego al apoyo de la ruptura del contacto. Caso de quedar fijado, apoyará con sus fuegos el contraataque del Escalón de Reserva o Retardador, replegándose simultáneamente toda la Partida, tan pronto como sea posible. Cuando el EMZ. se encuentre fuera del alcance de las armas de tiro con puntería directa y de los MP,s., adoptará un despliegue en columna y se dirigirá con la mayor rápidez posible a la siguiente línea donde ocupará y completará la organización de la nueva posición (PDESCON.) prevista. 8.5. EL EMZ. EN LA RESERVA Cuando el EMZ. constituya o forme parte de la Reserva en una Acción de Retardo o en una Acción Retardadora, que realice su Escalón superior, aquél podrá intervenir en las siguientes acciones: — Contraataques, para: • Facilitar la ruptura del contacto del Escalón de Ocupación o del Escalón Retardador. • Desgastar al enemigo, si esta es la finalidad predominante de la Acción o Maniobra Retardadora. • Anular penetraciones o intentos de envolvimiento enemigos. — Refuerzo o relevo de Unidades del Escalón de Ocupación o del Escalón Retardador. — Acciones contra fuerzas aeromóviles o paracaidistas, que para el Escón. consistirán en ataques de objetivo limitado realizados de forma aislada o encuadrado en su Escalón superior. Una vez recibida la Orden, el JEMZ. realizará un estudio detallado del terreno, complementándolo, cuando sea posible, con un reconocimiento de la Zona de Acción asignada, orientado a la elección de una o más Zonas de Reunión y a conocer perfectamente aquel espacio de terreno donde se van a llevar a cabo todas y cada una de las acciones previstas en la orden recibida. Así mismo, planeará cada una de estas acciones, incluyendo planes alternativos para hacer frente a las hipótesis más peligrosas de actuación enemiga. El personal del Escón. deberá estar familiarizado con las posiciones e itinerarios hasta ellas, contemplados en dichos planes, de manera que puedan ocuparlas y seguirlos incluso en las más desfavorables condiciones tácticas y meteorológicas. Al menos, los Jefes de Sección acompañarán al Jefe del Escón. en sus reconocimientos, llegando incluso a realizar ensayos, si la situación lo permite. 8-13

Durante su permanencia en las Zonas de Reunión, el Escuadrón adoptará las medidas de protección de las tropas establecidas en el cap. 4, “La Seguridad”, de esta Publicación, manteniendo una articulación apropiada para la ejecución de las acciones previstas. 8.6. EL EMZ. REALIZANDO UNA ACCION DE RETARDO AISLADAMENTE Cuando el EMZ. en el cumplimiento de una misión determinada (Reconocimiento, Seguridad...) se vea obligado a realizar una Acción de Retardo aisladamente, a causa de un enemigo que presione, su actuación será la misma que la descrita para una Partida Retardadora durante la Fase de Retardo, teniendo en cuenta las siguientes particularidades: — La finalidad de la Acción de Retardo podrá ser proporcionar tiempo al Escalón superior para que pueda intervenir en las mejores condiciones o romper el contacto con el enemigo. — Carencia de tiempo para realizar un planeamiento detallado, por lo que las posibles líneas de posiciones tendrán que estar previstas en el planeamiento de la misión inicial. — La articulación del EMZ. para la Acción de Retardo partirá de la adoptada para el cumplimiento de la misión que venía realizando, pudiendo ser necesario adaptarla sobre la marcha. 8.7. EL EMZ. COMO NUCLEO SUTIL EN LA PROTECCION DE LA RETIRADA La finalidad de los Núcleos Sutiles es inicialmente cubrir y ocultar la ruptura del contacto de los Gruesos de la GU. que se retira como consecuencia, generalmente, del resultado desfavorable de la batalla y posteriormente proteger su repliegue. Para ello, ejecutarán sucesivamente las siguientes acciones: — Relevar a los elementos más avanzados de la GU. en línea. — Proteger y facilitar el repliegue de dichos elementos, manteniendo el contacto con el enemigo, desde una línea inicial de posiciones. — Retardar el avance enemigo hasta acogerse a la Posición de Apoyo. — Integrarse en dicha Posición, contribuyendo a su defensa para dar tiempo a los Gruesos a reorganizarse e iniciar la Retirada. — Una vez ordenado por el Mando de la GU. el repliegue de la Posición de Apoyo, convertirse en una Partida Retardadora, protegiendo el movimiento retrógrado de los Gruesos. 8-14

Desde el momento de tomar contacto con el enemigo hasta acogerse a la Posición de Apoyo, el EMZ. realiza Acciones de Retardo en su ZA., teniendo en cuenta que la finalidad de proteger el repliegue de los Gruesos de la GU. prevalece sobre el procedimiento que se utilice para ello, llegando, si es preciso, al sacrificio total del Escuadrón en beneficio de dicha finalidad. Una vez replegada la Posición de Apoyo, el EMZ. formará parte de un Destacamento Retardador, actuando como una Partida Retardadora, a caballo de uno de los ejes utilizado por el Grueso en su repliegue, ocupando sucesivamente posiciones escalonadas en profundidad sobre las que realiza resistencias más o menos intensas, adaptándose al movimiento del Grueso y acogiéndose, por último, a las posiciones guarnecidas por el mismo, que marcan el final de la operación. Cuando, por determinadas circunstancias, el EMZ. quede aislado, tratará de infiltrarse entre las fuerzas enemigas que le hayan rebasado, hasta volver a tomar contacto con las fuerzas propias. En caso extremo, ocupará posiciones o adoptará las actitudes que el Jefe del Escón. estime de mayor eficacia para el desarrollo de la Maniobra general. El JEMZ. tendrá presente que en la Protección de la Retirada es donde más se pone de manifiesto el espíritu característico de la Caballería, sacrificándose en beneficio del conjunto, lo que constituye una de las más firmes y gloriosas tradiciones del Arma.

8.8. EL EMZ. EN EL REPLIEGUE El EMZ. participará en un repliegue cuando se mueva hacia retaguardia encuadrado en una unidad superior o aisladamente sin estar en contacto con el enemigo. A pesar de que el repliegue se realizará al amparo de otras fuerzas que por su posición le proporcionen la seguridad necesaria, deberá establecer medidas de seguridad que le permitan no verse sorprendido por ataques aéreos, fuerzas no convencionales o fuegos de largo alcance. Se aprovechará en todo lo posible la noche o las condiciones de visibilidad reducida existentes para poder realizarlo con rapidez y seguridad.

8-15

CAPITULO 9 OTRAS OPERACIONES
9.1. EL EMZ. EN EL COMBATE DE ENCUENTRO 9.1.a. GENERALIDADES Para el EMZ./Partida tendrá lugar un combate de encuentro cuando se encuentre en movimiento y tome contacto con un enemigo, también en movimiento, de forma inesperada en tiempo o lugar y sin haber adoptado completamente el despliegue para el combate. A nivel Escón./Partida este tipo de actuación se puede considerar como una forma habitual de combate. — Sus características son: • Imprecisión de la situación, debido a: •• Escasa información que se tiene sobre el enemigo. •• Ausencia de órdenes adecuadas y gran iniciativa que se concede a los mandos. •• Rápidos cambios de la situación. • Exigencia de una actuación extremadamente rápida: •• En la toma de contacto con el enemigo, lo cual va a exigir una pronta valoración de la situación. •• En la toma de la decisión y en la distribución de órdenes a las U,s. subordinadas. •• En la acción, que será llevada a cabo de forma audaz e impetuosa. El EMZ. podrá realizar un combate de encuentro solo o encuadrado en su U. superior (GT/AGT.) durante el desarrollo de cualquiera de sus misiones, aunque, normalmente, esta situación se producirá cuando participe en misiones de Seguridad. 9-1

9.1.b. CRITERIOS DE ACTUACION El éxito de un combate de encuentro depende fundamentalmente de conseguir y conservar desde el primer momento la iniciativa, anticipándose al enemigo en todas las actuaciones. Asimismo, el hábil aprovechamiento del terreno y sus obstáculos, así como de las condiciones meteorológicas (viento) y/o atmosféricas (incidencia de la luz solar, etc.) influirán en la consecución del éxito en este tipo de acciones. En el resultado del combate de encuentro, a nivel Escón. será de vital importancia el desarrollo favorable de las primeras acciones, con las que se tratará de conseguir una situación de ventaja inicial, la cual será obtenida por el contendiente que logre desplegar antes sus medios en las zonas más favorables que permitan obtener el máximo aprovechamiento de las armas de los VCC,s. y carros, si los hubiere. En consecuencia la rapidez primará sobre cualquier otra consideración, por lo que la actuación de los distintos elementos que componen el Escuadrón durante un combate de estas características deberá estar perfectamente detallada en sus NOP,s. Aquel contendiente que no lograse inicialmente la iniciativa, se limitará a contener las acciones enemigas. El propósito inicial en un combate de este tipo consistirá en fijar al enemigo, a ser posible en una zona que nos favorezca, para posteriormente actuar ofensivamente sobre él, a ser posible sobre sus flancos. Para conseguir lo anterior será conveniente: — Atacar uno de los flancos del grueso enemigo, cuando aún esté en movimiento, para dificultar su despliegue y maniobra. — Neutralizar los vehículos de Mando enemigos que sean localizados. — Emplear las medidas mínimas de coordinación, conservando el control de las Unidades subordinadas, de forma que no se empeñen en acciones innecesarias. — Procurar que los flancos propios estén protegidos mediante obstáculos naturales o estableciendo medidas de seguridad. — Eludir las zonas que faciliten la defensa contracarro enemigas. 9.1.c. EJECUCION El Escón., que irá articulado para el cumplimiento de la misión que tenga asignada (contraataque, explotación del éxito, acciones de Seguridad...), establecerá contacto de forma rápida e inesperada con el enemigo, con uno de sus elementos (no exclusivamente el situado más a vanguardia). 9-2

La actuación del elemento que toma contacto con el enemigo será la de informar inmediatamente a su JEMZ. mediante un Parte de Contacto a la vez que intentará fijar al enemigo, o a parte del mismo, mientras trata de mantener o alcanzar una línea de terreno que englobe algún punto dominante y/o se apoye en un obstáculo C/C. Mientras tanto el JEMZ. se adelantará para realizar un rápido reconocimiento personal y hacerse cargo de la situación, informando al Jefe de su U. superior. En función de la información obtenida y de la misión que corresponda al EMZ., el JEMZ., con el conocimiento de la U. superior, podrá decidir sobre: — Detener al enemigo sobre la línea alcanzada manteniéndose defensivamente durante el tiempo que se le ordene. Se adoptará esta actitud cuando el enemigo cuente con medios más potentes y númerosos que los propios o cuando la misión inicial así lo exija. La U. superior podrá reforzar esta acción o actuar ofensivamente sobre los flancos del grueso enemigo, constituyendo en este caso el Escón. el Núcleo de Acción Fijante. — Retardar el avance enemigo, llevando a cabo una acción de retardo con las limitaciones en tiempo y espacio que imponga el Mando (véase cap. 8, “Operaciones Retrógradas”). — Actuar ofensivamente para destruirle. En este caso el Escón. realizará un ataque sobre la marcha, organizando su Núcleo de Acción Fijante sobre la base de la Patrulla que tomó inicialmente contacto con el enemigo y el Núcleo de Maniobra con el resto. Dicho ataque irá dirigido preferentemente sobre un flanco enemigo. No obstante en el caso de que se suponga que el enemigo es muy débil, el JEMZ. podrá optar por arrollar al mismo realizando un ataque frontal, con miras a lograr rápidamente imponerle nuestra voluntad. Si el enemigo llevase a cabo un movimiento retrógrado la acción ofensiva podrá traducirse en una nueva progresión y/o explotación del éxito local e inmediata: — Desbordar al enemigo, dejando el mínimo de elementos para fijarle hasta la llegada de otras fuerzas encargadas de actuar sobre él. Estos elementos pertenecerán normalmente a la Patrulla que inicialmente estableció contacto con el enemigo. El resto de la Partida continuará su progresión cumpliendo la misión asignada e informando de la situación y entidad del enemigo desbordado a su U. superior. 9-3

9.2. OPERACIONES DE RELEVO DE POSICIONES 9.2.a. DEFINICION Y GENERALIDADES El Relevo de una Posición es una operación en la que toda o parte de una fuerza que ocupa una posición es sustituida por otra Unidad. La finalidad de esta operación es mantener y aprovechar la potencia de combate de las Unidades actuantes. Generalmente la Unidad entrante asume la misión y al menos inicialmente los límites y despliegue de la Unidad saliente. Un Relevo de Posiciones se puede dar en cualquier situación, tanto en ofensiva como en defensiva. Durante la realización de estas operaciones aumenta la vulnerabilidad de las Unidades participantes, debido a la concentración de fuerzas y a la coincidencia de los distintos PC,s. operando en una misma zona y al mismo tiempo; siendo, además, muy probable que existan momentos de confusión y desorganización, lo que exigirá un detallado planeamiento. El EMZ./Partida podrá participar en operaciones de Relevo de Posiciones en el marco de su GT/AGT., siendo el Jefe de estas Unidades el que ordene cómo y cuándo tendrá lugar esta operación. Será normal el que a nivel Escón. o Partida sea la Unidad al completo la que realice dicha operación. El EMZ. llevará a cabo estas operaciones cuando reciba la orden de su U. superior, que será normalmente cuando él o la Unidad relevada se encuentre en alguna de estas circunstancias: — No sea capaz de continuar la misión. — Se le requiera para operar en otras aéreas. — Haya cumplido su misión. — Necesite ser sustituido para evitar su agotamiento o desgaste. — No sea idóneo para llevar a cabo un nuevo cometido. 9.2.b. PLANEAMIENTO Un Relevo de Posiciones requiere un detallado planeamiento y una minuciosa coordinación en su ejecución. A nivel Escón./Partida intervienen en una operación de Relevo las siguientes autoridades: — El Jefe de la U. que efectúa el relevo. — El Jefe de la U. que es relevada. — El Jefe superior de la Unidad que efectúa el relevo (en nuestro caso el Jefe del GT/AGT.). 9-4

En este tipo de operación la Unidad entrante debe disponer de tiempo suficiente para realizar su planeamiento, coordinar con la Unidad saliente y efectuar los reconocimientos precisos. Al objeto de disminuir la vulnerabilidad de esta operación, el relevo se realizará, en lo posible, de noche o en condiciones de visibilidad reducida, y se procurará mantener una actividad similar a la que hasta entonces ejecutaba la Unidad saliente, con lo que se tratará de ocultar la ejecución de esta operación al enemigo. Por esta misma razón, se limitará el número y la composición de los reconocimientos que efectúe la U. que releva. Cuando el EMZ. efectúe el relevo, recibirá de su Unidad superior (Rg. o Grupo) los siguientes detalles de ejecución: — Tiempo de inicio y finalización previsto de la operación. — Medidas generales de coordinación que afecten al Escón. y a sus Unidades colaterales. — Disposiciones sobre el enlace, momento y lugar de reunión de los Jefes de las Unidades que realizarán el relevo. — Directrices para los destacamentos de reconocimiento de la Partida. — Directrices para el traspaso del mando. — Apoyos que puede solicitar y/o prestar durante la operación. — Disposiciones sobre el intercambio de material y equipo. — Designación de itinerarios, Puntos de Paso y PCON,s. principales y alternativos. Con respecto al apartado anterior, el Jefe de la U. superior que ordena el relevo marcará a la Unidad ejecutante (EMZ./Partida) los itinerarios hasta la posición que ocupa la Unidad relevada, siendo responsabilidad de esta última el detallar los puntos de paso sobre el obstáculo que haya establecido y el itinerario de paso sobre su posición, e igualmente será responsable del establecimiento de los guías y del control de tráfico dentro de su posición hasta que se efectúe el traspaso del Mando. Para la Partida, los Puntos de Contacto (PCON. y PCONA.) serán seleccionados por el Jefe de la U. superior a la U. que efectúa el relevo (Jefe de GT/AGT.) que serán puntos fácilmente identificables en el terreno, y en los cuales establecerán contacto físico las U,s. que efectúan el relevo, la Partida que releva mediante un OFEN. y la U. relevada mediante guías, elementos de seguridad y transmisiones. Dicho PCON. deberá encontrarse antes del obstáculo, con lo que se facilitará el paso sobre el mismo a través de los pasillos correspondientes. Los Jefes de las U,s. que efectúan el relevo, de común acuerdo, determinarán: — Momento de transferencia del mando. — Plan alternativo en caso de ataque enemigo durante el relevo. 9-5

— Procedimiento de efectuar el relevo, que podrá ser: • Escalonado. • Simultáneo. • Ocupación de una posición adyacente o en profundidad. — Elección de una zona situada a cubierto y a retaguardia de la U. relevada, a la cual se dirigirá la U. que releva en caso del procedimiento escalonado. El Jefe de la U. que efectúa el relevo, determinará: — Designación de un OFEN., y misiones del mismo en los PCON,s. — Reconocimientos a efectuar (hasta nivel Sc., si fuese posible). — Medidas OPSEC. a adoptar. — Medidas de control de movimiento, en las se determinarán los puntos de dislocación de las U,s. (Sc,s. y Pn.) que componen la Partida. Cuando se haya completado el planeamiento y la coordinación, el JEMZ. dictará la correspondiente OO. En dicha orden específicamente se determinará: — Orden de marcha de la Partida hacia la posición de la U. a relevar. — Los tiempos de inicio y finalización, previstos, para el relevo. — El procedimiento de relevo a efectuar (escalonado, simultáneo, etc.). — Medidas generales de control/tráfico. — Reconocimientos a efectuar (hasta nivel Sc., si fuese posible). — Ubicación de los PC,s. de ambas Unidades. — Momento de la transferencia del mando. — Medidas OPSEC. — Localización del obstáculo, puntos de paso y pasillos sobre el mismo. — Plan alternativo en caso de ataque enemigo durante el relevo. — Disposiciones sobre el intercambio de suministros y equipos. Siempre que sea posible se realizará un ensayo de la secuencia del relevo, llevándose a cabo los correspondientes ajustes como consecuencia de las conclusiones extraídas del mencionado ensayo. 9.2.c. EJECUCION El JEMZ. habrá enviado, siguiendo el horario previsto, un destacamento de enlace al mando de un Oficial. En este destacamento se incluirán elementos ligeros en número suficiente para que puedan guiar al resto de la Unidad. 9-6

Este destacamento se dirigirá al PC. de la Unidad con la que le corresponde efectuar el relevo, y determinará y reconocerá los itinerarios (uno principal y otro alternativo como mínimo), PCON,s., puntos de paso, obstáculos naturales y artificiales, etc. Igualmente, el Jefe del destacamento concretará las medidas generales de control/tráfico, apoyará con sus elementos a la Unidad saliente en la distribución de los guías e iniciará el intercambio de información (planes de fuegos, obstáculos, situación del enemigo, etc.). Posteriormente, el JEMZ. ordenará el inicio de los reconocimientos de la posición a relevar por medio de los destacamentos de reconocimiento (al menos hasta nivel Sc.) y superpondrá su PC. al de la Unidad que va a ser relevada, con la finalidad de intercambiar información y realizar un reconocimiento conjunto de la posición, a la vez que se coordina el relevo. La marcha de la Partida hacia la posición se hará generalmente de noche y con extrema disciplina de ruidos y luces (luces de guerra y radios en silencio a la escucha). El EMZ. podrá trasladarse de forma simultánea o escalonada por el itinerario marcado (principal o alternativo) hasta el PCON., en donde será recogido por el OFEN. previamente destacado, el cual lo conducirá, mediante guías, hasta las posiciones a relevar. En el momento en que las Unidades llegan a este PCON. pasarán a depender del Jefe de la Unidad a relevar hasta que se efectúe la transferencia del mando, aprovechando esta detención para el paso a las frecuencias e indicativos de la U. relevada. A medida que las distintas Sc,s. pasan por el PCON. serán guiadas a sus Puntos de Dislocación (PDL,s.) de Sc. y de allí a los PDL,s. de Pn. desde donde establecerán contacto con sus correspondientes elementos a relevar, y se situarán, arma por arma y vehículo por vehículo, en las antiguas posiciones de aquéllos, o en las posiciones alternativas, aprovechando este momento para intercambiar datos de tiro y para quedar enterados de la situación del enemigo y del obstáculo más inmediato. A fin de ocultar al enemigo la ejecución del relevo, las U,s. adoptarán en lo posible una actividad similar a la que realizaba la U. relevada. El orden de relevo normalmente será de atrás a delante, manteniendo siempre la Unidad relevada el control de las comunicaciones, apoyos de fuego y las posiciones hasta que se consume el relevo. A medida que los distintos Equipos/Pn,s. son relevados, se dirigirán a sus correspondientes PRN. de Sc., y de allí al PRN. de Partida. Todo ello será realizado por itinerarios, a ser posible, distintos a los que utilizó la U. entrante. Los elementos logísticos de la U. saliente, excepto aquellos de recuperación y evacuación que se considere necesarios, se habrán podido enviar a retaguardia antes del comienzo de la operación de relevo, y se habrán dejado 9-7

sobre el terreno los depósitos de los distintos abastecimientos, de los cuales se hará cargo la U. entrante, como son el exceso de munición, carburantes, líneas de cable y resto del material que allí exista. Al final de la operación de relevo, los Trenes de la Unidad entrante pasarán a ocupar, al menos inicialmente, la misma zona en la que anteriormente desplegaron los de la saliente. Aunque el relevo de los Trenes de Unidad sea el último en realizarse, los contactos previos entre los responsables de los distintos Jefe de los Pn,s. de Mando y Servicios habrán comenzado con la ejecución de los reconocimientos. Los Jefes de Escón. quedarán en la posición hasta el momento de la transferencia del mando. El momento del traspaso del mando será normalmente cuando 2/3 de la Unidad entrante esté en posición, aunque los Jefes de las U,s. que efectúan el relevo podrán, de común acuerdo, establecer otro momento. Posteriormente las distintas Unidades relevadas se dirigirán a las ZRN. de sus Unidades superiores. Todos estos movimientos se verán protegidos, en caso necesario, por los fuegos de la Unidad entrante. 9.2.c.(1). Relevo escalonado (fig. 9.1) Es el procedimiento que más tiempo precisa, aunque es el que mayor seguridad proporciona. Las Unidades designarán, de común acuerdo, una zona situada a cubierto y a retaguardia de la U. a relevar donde se dirigirá la U. que releva y en donde sus Unidades subordinadas esperarán que les llegue su turno de relevo. También se empleará esta forma de relevo cuando las U,s. actuantes tengan una composición similar y/o cuando se deba mantener el terreno ocupado por la U. relevada. Esta operación se realiza relevando sucesivamente las Secciones y, dentro de cada una de ellas, sus Pelotones y vehículos. Se elegirá este procedimiento en caso de que la U. a relevar estuviese en contacto con el enemigo, o bien ocupando un terreno difícil. Inicialmente, se habrá enviado el destacamento de enlace con el OFEN. hacia el PCON. y los distintos destacamentos de reconocimiento hacia las posiciones. Una vez situada la Partida en la zona establecida, se efectuarán los contactos antes citados en el procedimiento general, en relación con los Jefes de Escuadrón y elementos subordinados. 9-8

PASOS: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. OFEN,s. y PLM. RECO,s. Tren saliente. PC. Rgto. Grupo a PRG. PC. Grupo. Escón,s. a PRE. (sucesivamente). 8. 9. 10. 11. 12. 13. Sc,s. salientes a PRS. Escón,s. a PRE’. Grupos a ZRN. Releva el otro Grupo. Repliegue Mandos. Entra el Tren.

Figura 9.1.—Relevo escalonado de posiciones

9-9

9.2.c.(2). Relevo simultáneo Este procedimiento es más rápido pero menos seguro ya que todas las U,s. se mueven y relevan simultáneamente. Será necesaria una detallada coordinación para evitar una saturación de los itinerarios. Se podrá realizar cuando la U. saliente no esté en contacto con el enemigo y ocupe un terreno bastante despejado. Este procedimiento es el más adecuado para relevar a Partidas que formen parte o constituyan la Reserva. 9.2.c.(3). Relevo por ocupación de posiciones adyacentes o en profundidad (fig. 9.2) Será el procedimiento de relevo normalmente utilizado por las Unidades de Caballería debido a su organización y amplios frentes asignados. Se empleará esta forma cuando las Unidades actuantes sean de composición muy diferente, varíe la misión de la U. que releva, o existan posiciones distintas de los que ocupan las U,s. en contacto. También se podrá dar esta forma de relevo cuando las U,s. a relevar hayan sido contaminadas por ataques NBQ. Siempre que sea posible, la U. que releva deberá ser capaz de apoyar con su fuego a la U. que es relevada y asumir su plan de fuegos. La U. relevada se podrá replegar de forma sucesiva o simultánea y efectuar en caso necesario un Paso de Línea a retaguardia a través de la U. entrante.

9.2.d. TRANSMISIONES Durante el movimiento de la U. que releva hasta el PCON. las radios utizarán el régimen de silencio a la escucha. A la llegada al PCON. la U. que releva cambiará las frecuencias e indicativos pasando a utilizar los de la U. relevada. No obstante, continuará en silencio radio. Durante el relevo, la U. saliente mantendrá el tráfico normal, pasando los elementos que vayan siendo relevados a silencio radio, y manteniéndose así durante el repliegue. La U. entrante se irá haciendo progresivamente cargo del tráfico normal, que hasta ese momento llevaba la U. saliente, a través de los elementos que vayan efectuando el relevo. 9-10

Figura 9.2

9.3. PASO DE LINEAS 9.3.a. DEFINICION Y GENERALIDADES El Paso de Línea es una operación en la que una fuerza se mueve a vanguardia o retaguardia a través de las posiciones de combate de otra fuerza y, normalmente, con la finalidad de tomar o romper el contacto con el enemigo. 9-11

Al igual que las operaciones de Relevo de Posiciones, el Paso de Línea es una operación peligrosa, en especial el Paso de Línea a retaguardia bajo presión enemiga debido a la dificultad de distinguir los vehículos propios de los enemigos, existiendo gran peligro de que se ocasionen bajas por fuego propio. Al objeto de disminuir la dificultad de esta operación, a ser posible, se efectuará de noche o en condiciones de visibilidad reducida. Es preferible realizar el Paso de Línea por desbordamiento de las posiciones ocupadas por Unidades propias, con lo cual se facilita ampliamente su planeamiento y coordinación, y, sólo en el caso de que la situación lo obligue o la U. superior lo imponga, se realizará a través de las posiciones. El EMZ./Partida podrá participar en operaciones de Paso de Línea en el marco de su GT/AGT., siendo el Jefe de estos Agrupamientos el que ordene cómo y cuándo tendrá lugar esta operación. Será normal el que a nivel Escón. o Partida sea la Unidad al completo la que realice dicha operación. Durante toda la operación, la fuerza en posición adoptará un despliegue que facilite el paso y proporcione el máximo apoyo para favorecer la misión posterior de la Unidad que efectúa el Paso de Línea. La operación de Paso de Línea puede presentar las siguientes modalidades: — Paso de Línea a vanguardia. — Paso de Línea a retaguardia. — Paso de Línea sin preparación. 9.3.b. PLANEAMIENTO Una operación de Paso de Línea requerirá un detallado planeamiento y una minuciosa coordinación en su ejecución. Para el planeamiento de la operación se designarán para cada Partida que efectúe el paso dos itinerarios, dos PCON,s. y dos puntos de paso (principales y alternativos, respectivamente), los cuales deberán tener similares características, y en ellos se realizarán las mismas actividades que en lo especificado para el Relevo de Posiciones. No obstante, con la finalidad de facilitar las operaciones posteriores, el Jefe de la U. superior a la Unidad en movimiento habrá elegido a grandes rasgos unas zonas generales de paso que se adapten a su Maniobra y, previo acuerdo, los Jefes de las U,s. en posición y en movimiento (EMZ./Partida) seleccionarán dentro de ellos los puntos de paso, los cuales no deberán estar situados sobre las avenidas de aproximación principales del enemigo ni en el centro de la posición, sino que, en lo posible, se situarán en los flancos de la misma, de forma que no dificulten el empleo del fuego de la U. en posición, y oculten a la U. que efectúe el paso de la observación enemiga. 9-12

Se designará una Línea de Cambio de Responsabilidad (LCR.), que podrá ser marcada a grandes rasgos por el mando que ordena el Paso de Línea, aun cuando deba recabar el acuerdo de las U,s. que efectúan el paso para su delimitación en detalle. Esta línea deberá estar dentro del alcance del fuego directo y la observación de los elementos avanzados de la Unidad en posición (de 2 a 5 km). En el Paso de Línea a retaguardia, entre la LCR. y la situación de las Unidades en posición existirá la Línea de Vigilancia (LV.), que montarán estas últimas, pudiendo en ocasiones coincidir la LV. con la LCR. Las medidas de coordinación, normalmente, incluirán: — Señales de identificación y prescripciones para el enlace. — Puntos de Contacto (PCON,s.). — Línea de Cambio de Responsabilidad (LCR.). — Puntos de paso (PP,s.). — Itinerarios y pasillos. — Puntos de Dislocación (PDL,s.). — Zona de Reunión (ZRN.). A nivel Escón./Partida intervienen en una operación de Paso de Línea las siguientes autoridades: — El Jefe de la U. que ordena el paso. — El Jefe de la U. sobre la que se efectúa el paso (U. en posición). — El Jefe de la U. que efectúa el Paso de Línea (U. en movimiento). El Mando que ordena el Paso de Línea tiene que detallar: — Plazo de tiempo. — Medidas de coordinación. — Itinerarios hasta la posición, siendo los itinerarios a través de la misma responsabilidad de la U. en posición. — Zonas generales de paso que se adapten a su maniobra. — Directrices para el reconocimiento. — Directrices relativas a medidas de seguridad antes y después de la operación. — Directrices sobre disposiciones para el cambio de responsabilidad (pudiendo marcar a grandes rasgos una Línea de Cambio de Responsabilidad, LCR.). — Prioridades en el uso de itinerarios y zonas. — Apoyos: • De combate. • Logísticos. 9-13

El JEMZ. que efectúa el paso, por su parte, es responsable de: — Establecer el contacto previsto en el PCON. determinado previamente, destacando un OFEN. con el personal necesario para materializar el contacto. — Tener previsto el superponer su PC. con el de la U. en posición, cuando así se lo indiquen. — Mantener informado a su Jefe de la situación de su Escuadrón/Partida. El Jefe de la U. en posición determinará: — Itinerarios de paso de la Partida (principal y alternativo), así como pasillos sobre el obstáculo en el interior de su posición, que permitan que el movimiento se efectúe de forma fluida y se eviten congestiones y atascos, teniendo en cuenta el tráfico y tipo de vehículos utilizados. Dichos itinerarios deberán adecuarse a la maniobra de la U. en movimiento y no interferir en el Plan de Defensa. En lo posible deberá conseguir que oculten a la U. en movimiento de la observación y fuego directo del enemigo. 9.3.c. EJECUCION Después de haber efectuado la necesaria coordinación, se procederá a ejecutar el paso, que normalmente se llevará a cabo siguiendo el siguiente orden: — La Unidad que efectúa el paso se mueve hacia los PCON,s. en donde enlaza/recoge a los guías propios (destacados anteriormente) y de la U. en posición. — Los guías dirigen a las Unidades a través de los Itinerarios y Puntos de Paso (PP,s.), dejándolas en sus Puntos Finales a vanguardia/retaguardia de la U. en posición. — La Unidad que efectuó el paso despliega para cumplir su misión (Paso de Línea a vanguardia) o se mueve a las ZRN,s. designadas (Paso de Línea a retaguardia). — Apoyos de Combate: • Todos los fuegos de la U. en movimiento se coordinarán con los de la U. en posición para favorecer el paso. • Se tendrán previstos fuegos durante el paso para enmascarar el ruido de los motores, así como fuegos de cegamiento y ocultación. 9-14

— Apoyo logístico. Normalmente la U. en posición le podrá proporcionar A/L. a la U. en movimiento referido a: • Mantenimiento (recuperación de vehículos). • Evacuación sanitaria. • Abastecimiento: Carburantes. La acción que dé lugar a un Paso de Línea requerirá normalmente oportunidad en su iniciación, lo que se traduce en rapidez de ejecución. Por tanto, será preciso que el EMZ. y su Unidad superior tengan camino abierto para que su entrada en acción sea rápida y eficaz. Como la zona de movimiento estará en parte ocupada por la Unidad en contacto, habrá que establecer un enlace entre los Jefes de las U,s. que efectúan el paso (U. en movimiento y U. en posición), las cuales determinarán y coordinarán: — La confirmación de tiempos para la operación de paso. — La confirmación de todas las medidas y aspectos de control, marcando un punto de paso principal y otro alternativo, situados dentro de las zonas generales de paso que le fueron marcados por el Jefe que ordena el paso. — Confirmación, si es necesario, de la secuencia de la operación y composición detallada de los Agrupamientos, así como su orden de paso previsto. — Coordinación detallada del plan de reconocimiento, incluyendo las disposiciones que se consideren necesarias. — Coordinación detallada para el intercambio del personal de enlace y guías en los PCON,s. — Confirmación del momento en que se traspasa el Mando, marcando en detalle la LCR. — Coordinación detallada de los apoyos de combate y logísticos. El Mando que ordena el paso es el que normalmente establece las prioridades de itinerarios, rutas y de zonas. Si no fuese así, serán establecidas de común acuerdo, teniendo en cuenta que el Jefe de la U. en posición, al ser el responsable de la selección de los itinerarios de paso por su posición y de su materialización en el terreno, además ejercerá el mando de la zona hasta que se efectúe la transferencia del Mando. 9.3.d. PASO DE LINEA A VANGUARDIA (fig. 9.3) 9.3.d.(1). Definición y generalidades Es la operación en la que una fuerza en su avance pasa a través de una Unidad propia que está en contacto con el enemigo. 9-15

El EMZ. efectuará un Paso de Línea a vanguardia encuadrado en su Unidad superior, cuando ésta se encuentre en misiones de: — Reconocimiento. — Seguridad. — Explotación del éxito de otra Unidad. Excepcionalmente el EMZ. efectuará esta operación para atacar a través de una fuerza en contacto o para reiterar el esfuerzo de una Unidad paralizada o agotada.

PP 1

PP 2

Figura 9.3.—Paso de Línea a vanguardia

9-16

9.3.d.(2). Planeamiento El planeamiento se rige por lo expuesto en el procedimiento general, con la particularidad de que el Jefe de la U. que ordena dicho paso (en nuestro caso el Jefe del GT/AGT.) determinará, además de lo especificado anteriormente, los objetivos a alcanzar por la Partida que realiza el paso. 9.3.d.(3). Ejecución El EMZ. se encontrará desplegado en una Zona de Espera (ZESP.) lo suficientemente alejada de las U,s. en contacto para no entorpecer su maniobra, pero de forma que le permita actuar en tiempo oportuno y fuera del alcance de la artillería enemiga de A/D. Cuando se le ordene, el EMZ. iniciará su movimiento, por el itinerario asignado, de forma fluida, sin detenerse y aprovechando la seguridad que le proporcionan las fuerzas en posición, con una articulación que le permita iniciar su misión inmediatamente después de cruzar la Línea de Cambio de Responsabilidad (LCR.). El EMZ. habrá enviado a los PCON,s., con la antelación suficiente, un OFEN., el cual realizará las actividades ya tratadas en el procedimiento general y haciendo mayor hincapié en las que faciliten el paso de la U. en movimiento. La U. en posición habrá dispuesto sus medios de forma que pueda apoyar el Paso de Línea a vanguardia y la misión posterior de la Unidad que efectúa el paso sin apenas modificar su despliegue. Una vez que los últimos elementos del EMZ. hayan cruzado los puntos de paso, desplegarán para cumplir su misión y el JEMZ. lo comunicará al Jefe de la U. superior.

9.3.e. PASO DE LINEA A RETAGUARDIA (fig. 9.4) 9.3.e.(1). Definición y generalidades El Paso de Línea a retaguardia es una operación que tiene por objeto proporcionar a una fuerza en movimiento la oportunidad de romper el contacto con el enemigo y reorganizarse, al amparo de unas fuerzas propias en posición, para su posterior empleo. Esta operación deberá ser ejecutada de tal forma que permita a la U. que se repliega hacerlo ordenadamente y a la U. en posición asumir el contacto con el enemigo con el mínimo de pérdida de continuidad. 9-17

RP

Figura 9.4.—Paso de Línea a retaguardia

El EMZ. en el marco de su U. superior podrá tomar parte en una operación de este tipo: — Durante el repliegue a la Posición de Apoyo en una retirada. — Durante la ejecución o al finalizar una Maniobra/Acción retardadora. En la operación de Paso de Línea a retaguardia se aumenta en grado máximo la vulnerabilidad, a semejanza de lo que sucedía en el Relevo de Posiciones, ya que el enemigo tratará de impulsar su acción con la finalidad 9-18

de dificultar que el Paso de Línea se pueda realizar ordenadamente, mientras que se facilita el desarrollo de la fase de aprovechamiento del éxito de las fuerzas enemigas. 9.3.e.(2). Planeamiento La clave del éxito de una operación de este tipo está como ya vimos anteriormente en un detallado planeamiento y en la coordinación de las U,s. En esta operación intervienen las mismas autoridades que para el Paso de Línea a vanguardia. Los detalles de enlace y coordinación son muy similares entre ambas formas de Paso de Línea, con la diferencia de que el Jefe de la U. que ordena el paso le marcará a la U. que lo efectúa ZRN,s. generales a retaguardia de las posiciones. Será el Jefe de la U. que ordena el Paso de Línea (Jefe de GT/AGT.) el que, tras efectuar un reconocimiento detallado del terreno, seleccionará: — Una ZRN. para cada U. tipo Partida. — Una ZRN. para toda la Unidad, lo más a retaguardia posible de la U. en posición. Merece especial atención la situación de los PCON,s. en este tipo de Paso de Línea. Conviene que los mismos se encuentren situados a vanguardia de la LCR., con la finalidad de que puedan identificar fácilmente a las U,s. propias y de esa forma evitar tanto las bajas por fuego propio, como el que algunas Unidades enemigas se puedan infiltrar en nuestro despliegue, por no haber sido advertida su presencia con la antelación suficiente. Dichos PCON,s. deberán proporcionar cierta seguridad a los elementos que los constituyen y ser fácilmente defendibles. 9.3.e.(3). Ejecución La operación comienza cuando lo ordene el Mando superior, pero se procurará que el cruce de los Puntos de Paso se haga de noche o en condiciones de visibilidad reducida, a fin de facilitar la ruptura del contacto y el sustraerse, en su caso, a la presión enemiga. A la orden del JEMZ., las distintas Sc,s. y Patrullas que componen el EMZ./Partida se repliegan hacia el PCON. donde se identificarán y, adoptando la formación en columna y sin interrupción, se dirigirán, haciendo uso de las señales de identificación convenidas, hacia el punto de paso (PP.) en la LCR. por los itinerarios elegidos, los cuales les permitirán en lo posible su repliegue rápido y a ser posible a cubierto hasta los pasillos sobre la posición. 9-19

A partir de los puntos de paso será conducido a la ZRN. de la Partida, para posteriormente dirigirse a la ZRN. general de su U. superior situada más a retaguardia, en donde deberá reorganizarse para estar en condiciones de realizar una nueva misión. Antes de que empiece la operación, el JEMZ. habrá enviado a retaguardia todos los elementos de apoyo logístico posibles a fin de que los Itinerarios de Paso estén despejados. El orden de repliegue será, normalmente: — Elementos logísticos. — Elementos de apoyos de fuego. — U,s. de maniobra. Excepcionalmente, el Escón., o algunos de sus elementos, pueden quedar temporalmente a las órdenes de la Unidad en posición para hacer frente a una situación crítica causada por la acción enemiga. Esta situación finalizará una vez que los últimos elementos del EMZ., o de su U. superior, hayan completado el paso. El EMZ. podrá ser apoyado por los zapadores de la Unidad en posición, que tendrán como cometido mantener los itinerarios de paso, cerrarlos y destruir los Puntos de Paso, una vez rebasados por los últimos elementos de la Unidad que efectúa el paso. En un Paso de Línea a retaguardia, la transición del combate es muy probable que sea una situación confusa, por lo que deberá ser planeada de forma flexible. Cuando la Unidad en movimiento se repliega combatiendo, puede encontrarse en una de las tres circunstancias siguientes: — La operación puede desarrollarse de acuerdo con el plan previsto y las U,s. cruzan la LCR. en buen orden y con suficiente tiempo para coordinar los últimos detalles. — La U. que efectúa el Paso de Línea a retaguardia mantiene un combate muy próximo con el enemigo, y llega a la LCR. bajo presión. — Algunos núcleos de la U. que efectúa el paso pueden haber sido destruidos o desbordados y el enemigo puede cruzar la LCR. antes o simultáneamente a ellos. Las tres situaciones pueden existir en diferentes zonas en una misma acción. Todo ello unido a la confusión que pueda crearse por la falta de visibilidad, el fuego enemigo, y la dificultad de identificación de Unidades, hace que el Paso de Línea deba ser planeado en detalle pero con gran flexibilidad. Para el caso de que se den las circunstancias expresadas en los dos últimos apartados anteriores, se tendrá previsto una forma alternativa de Paso de Línea, denominada bajo presión, en la que toda la coordinación y enlace se realizará mediante radio y/o señales convenidas discretas, que sólo sean visibles de vanguardia a retaguardia. 9-20

Los PCON,s. se desactivarán y su personal se dirigirá rápidamente hacia los Puntos de Paso sobre los que tendrá previsto su repliegue, o su refuerzo a la actuación de los guías o a la defensa de los Puntos de Paso. Al transmitirse las señales que indiquen esta forma alternativa de paso, las U,s. que se repliegan se dirigirán rápidamente hacia los Puntos de Paso. Las U,s. que se repliegan pasarán a la frecuencia de las fuerzas que guarnecen la LV. y usarán aquellos sistemas de autenticación y/o señales convenidas citados anteriormente. A fin de evitar la aglomeración y la congestión de U,s. sobre los Puntos de Paso, habrá previsto un orden de paso y en ocasiones se podrá exigir el sacrificio de unas Unidades en beneficio del resto. 9.3.f. PASO DE LINEA SIN PREPARACION Tendrá lugar un Paso de Línea sin preparación cuando no haya tiempo disponible para su planeamiento o las circunstancias o la acción del enemigo, (ofensiva o defensiva) así lo aconsejen o nos lo impongan. No obstante se procurará realizar las acciones de: — Contacto entre los Jefes de las U,s. que efectúen el paso, bien directamente o por radio, según lo ordene el Jefe que ordena el paso. En este contacto se intercambiará información de interés y se darán normas y medidas de coordinación. Igualmente, después del contacto quedará definida una Línea de Fuego Restringuido (RFL.), fácilmente identificable. — Reconocimiento, a cargo de la U. en movimiento, sobre el terreno o sobre el plano, al objeto de determinar itinerarios que permitan el paso rápido y que puedan ser apoyados por la U. en posición y para identificar las distintas medidas de coordinación en el terreno. — Transferencia de la responsabilidad. La U. en posición será responsable de la zona situada a vanguardia de sus posiciones hasta una RFL. definida. — Ejecución. Se desarrolla de forma similar a lo especificado para el Paso de Línea a retaguardia bajo presión, con la diferencia de que en este procedimiento de paso no existen medidas de coordinación preestablecidas. Esta forma de paso se podrá llevar a cabo tanto a vanguardia como a retaguardia. 9-21

9.3.g. TRANSMISIONES Durante las operaciones de Paso de Línea, la U. en movimiento que efectúa el Paso de Línea se apoyará en la red de transmisiones de la U. en posición, llegando incluso a adoptar sus frecuencias e indicativos mientras efectúa el paso, aunque, para no aumentar el tráfico, se mantendrá en silencio a la escucha, siempre que sea posible. Una vez efectuado el paso, la U. en movimiento volverá a pasar a las frecuencias e indicativos anteriores.

9.4. OPERACIONES DE ENLACE 9.4.a. GENERALIDADES Las Operaciones de Enlace tienen lugar cuando se va a establecer contacto entre dos o más Unidades propias, que puedan tener la misma o diferente misión, en territorio controlado por el enemigo. El EMZ., en el marco de su Rg. o Grupo, puede llevar a cabo dicho Enlace en las siguientes operaciones: — — — — Operaciones Aeromóviles o Paracaidistas. Operaciones de cerco. Enlace con otras U,s. en el ataque. Apoyo a otras U,s. que se repliegan tras una incursión.

9.4.b. PLANEAMIENTO Durante esta fase debe prestarse especial atención a: — La coordinación de las fuerzas implicadas. — Las relaciones de mando. — Las medidas de control. Así mismo, se estudiarán los itinerarios más apropiados para alcanzar con la mayor rápidez posible la Zona de Enlace, y se organizará un despliegue que permita la máxima impulsión, por lo que será normal que Partidas acorazadas progresen en vanguardia. 9-22

Al EMZ. le habrán señalado: — — — — — — — Ejes de progresión. Objetivos a alcanzar. Líneas de coordinación durante la progresión. Zonas o puntos donde se establecerá el contacto, y quien lo realizará. Consignas y signos de identificación visual. Actitud frente al enemigo, una vez efectuado el enlace. Frecuencias de contacto, procedimiento y códigos de autenticación radio. — Medidas de coordinación de fuegos (RFL…).

9.4.c. EJECUCION El EMZ., encuadrado dentro de su U. superior, avanzará rápidamente por los ejes señalados para alcanzar, lo antes posible, la Zona de Enlace. Alcanzada la Zona de Enlace, se establecerá el contacto en los puntos señalados, y se procederá a cooperar con las fuerzas a enlazar en la consecución de los objetivos marcados. Caso que estuviera previsto un relevo de las fuerzas a enlazar, dicha operación se desarrollará de acuerdo con lo que se señala en el apartado 9.2.

9.5. INCURSIONES (fig. 9.5) 9.5.a. GENERALIDADES Una Incursión es un ataque dentro del territorio enemigo, con un propósito determinado, sin ánimo de ganar o mantener terreno. El Escón. volverá a las líneas propias después del ataque. El EMZ. realiza una Incursión para alcanzar un objetivo muy definido cuya destrucción puede acarrear un grave daño para el enemigo. Pueden ser objetivos apropiados para una Incursión los asentamientos de artillería enemiga, sus trenes logísticos o las instalaciones de Mando y Control del mismo. Una Incursión será normalmente llevada a cabo aisladamente por el EMZ./Partida, en apoyo de la maniobra de su U. superior (AGT/ GT.), o estar encuadrado en una Incursión de la misma. 9-23

Figura 9.5.

9-24

9.5.b. PLANEAMIENTO Durante el planeamiento de una Incursión se deberán tener en cuenta los siguientes puntos: — Establecimiento de una Zona de Fuego Restringido (RFA.) en torno a la zona donde se desarrolle la Incursión. — Reconocimiento del itinerario del Escón./Partida desde el Punto de Partida (PP.) hasta el objetivo, con el fin de determinar los intervalos en el despliegue enemigo. — Reconocimiento y determinación de la mejor posición para iniciar el ataque una vez establecido contacto visual con el enemigo. — Designación de un Núcleo de Acción Fijante y otro de Maniobra. — Establecimiento de elementos de seguridad sobre las AA,s. al objetivo por donde sea más probable el acceso de reservas enemigas. — Ataque al enemigo por el fuego o por la combinación de fuego y movimiento para destruirlo, finalizando lo más rápidamente posible. — Establecimiento de elementos de seguridad para proteger el repliegue del resto del Escón./Partida. — Rápido regreso a las líneas propias y entrada en ellas por los puntos de paso designados. 9.5.c. EJECUCION 9.5.c.(1). El EMZ./Partida actuando aisladamente Una Incursión podrá estar planeada e incluida en el Esquema de Maniobra ofensivo o defensivo del Escón., o llevada a cabo tras una orden superior basada en el desarrollo de los acontecimientos. El objetivo se alcanzará utilizando la velocidad, ejecución violenta y la sorpresa. La maniobra del Escón./Partida debe buscar y obtener estos efectos. Será probable que no se tenga la oportunidad de efectuar reconocimientos antes del ataque, por lo que tendrán gran importancia los realizados sobre el plano y la información obtenida de los Escalones superiores. La velocidad y la sorpresa generarán la seguridad necesaria. Consecuentemente, no siempre se podrá realizar por la U. al completo, dejándose los vehículos y elementos no apropiados en interés de la rapidez y seguridad del conjunto del Escón./Partida. Una Orden Complementaria (FRAGO.), que reciba el Escón. para realizar una Incursión, deberá contener: — Un Punto de Partida (PP.) situado en la Línea de Partida (LP.) o en la Línea de contacto (LCON.). — Una Dirección de Ataque (DATC.). 9-25

— Objetivo. — Itinerario de repliegue, a ser posible distinto del inicial. — Punto de Paso y otras medidas de coordinación para entrar de nuevo en las líneas propias (apartado 9.3.e). — Apoyos previstos, en su caso. Se coordinará con la U. superior una Zona de Fuego Restringido (RFA.) en torno a la zona de la Incursión. Una Sección o Patrulla de Reconocimiento encabezará la marcha del Escón./Partida desde el Punto de Partida hasta el objetivo. El JEMZ. irá igualmente adelantado. Una vez se haya establecido contacto visual con el enemigo, el JEMZ. determinará rápidamente la mejor vía de acceso hasta él y la posición a ocupar por el Núcleo de Acción Fijante que marchará en segundo lugar. Ocupada la posición desde donde se realizará el apoyo, los elementos del Núcleo de Maniobra serán conducidos hasta su posición para iniciar el ataque. Mientras tanto, la primera Patrulla de Reconocimiento establecerá Puestos de Observación sobre las Avenidas de Aproximación (AA,s.) del enemigo al objetivo. El ataque se realizará con rapidez, y se iniciará el repliegue encabezado por una Patrulla que reconocerá el itinerario, en tanto la primera se encargará de protegerlo proporcionando seguridad a retaguardia. El JEMZ. marchará con esta última Patrulla supervisando la ejecución del repliegue hasta que el EMZ./Partida se reintegre a las filas propias 9.5.c.(2). Encuadrado en una incursión de la U. superior El Escón./Partida podrá formar parte o constituir alguno de los núcleos anteriores.

9.6. PASO SOBRE LA MARCHA Y DEFENSA DE CURSOS DE AGUA 9.6.a. GENERALIDADES Un curso de agua, de suficiente entidad, representa un obstáculo que, por su continuidad, no puede ser desbordado. Las características del terreno, las condiciones meteorológicas y el estar batido por el fuego, aumentan su valor como obstáculo. El curso de agua presenta la ventaja de que su situación y características generales son conocidas de antemano. 9-26

Al EMZ./Partida se le podrá ordenar durante el cumplimiento de sus misiones el paso o defensa de un curso de agua, aunque normalmente el paso de los de cierta entidad lo realizarán Unidades superiores a Partida. Cuando en el cumplimiento de sus misiones el EMZ., dentro de su Rg. o Grupo, tenga que cruzar un curso de agua, el JEMZ. lo valorará como obstáculo e intentará, en primer lugar, y sin solución de continuidad, el paso sobre la marcha del mismo. Tratando en todo momento de que el retraso que le va a suponer su paso no le haga perder la iniciativa. Si lo anterior no fuera posible, el Escón./Partida adoptará un despliegue que le permita su participación y facilite la ejecución del paso en fuerza del citado curso de agua. Este último método por requerir amplia preparación y equipo especial, corresponderá efectuarlo a GU,s. superiores, que contarán con los medios de zapadores necesarios para realizar esta operación, la cual se ejecutará como un ataque organizado y le será de aplicación lo establecido en el Reglamento de Inge nieros. 9.6.b. PASO SOBRE LA MARCHA (fig. 9.6) Antes de efectuar esta operación, el JEMZ. realizará un reconocimiento con el fin de determinar: — Puentes y vados existentes. — Anchura y profundidad del curso de agua. — Velocidad del agua. — Posibles zonas de entrada y salida y condiciones del lecho del curso de agua que permitan el vadeo y/o la navegación de los CC,s. y VCC,s. que compongan la Partida, especialmente aquéllos que estén débilmente defendidos. — Situación del enemigo. La primera preferencia del JEMZ. será la toma de los puentes existentes antes que el enemigo pueda destruirlos. Una vez efectuado el reconocimiento, el JEMZ. formulará el correspondiente plan de paso, caso de que considere posible el que su Unidad, que podrá contar con algunos apoyos, pueda efectuar el paso en solitario. Dicho plan será lo suficientemente flexible para adaptarse a los cambios de la situación. El plan de paso incluirá como mínimo: — Articulación (Núcleos de Acción Fijante y Núcleos de Maniobra). — POSP. y LP. — Puntos de paso de cada Unidad subordinada. — Línea a alcanzar una vez rebasado el río (objetivos). — Puntos de Contacto. — Plan de Fuegos. 9-27

9-28
Tras asegurar la orilla contraria, las Sc,s. en posición cruzan rápidamente y continúan su misión.

Los exploradores alcanzan un curso de agua, buscan un vado y aseguran la orilla contraria. El resto de la Partida apoya con sus fuegos directos e indirectos si es necesario.

Figura 9.6

Si el paso del curso de agua lo realiza el EMZ./Partida en solitario será normal que inicialmente sea toda la Partida la que se sitúe en condiciones de poder hacer fuego sobre la orilla enemiga para posteriormente iniciar el paso por Patrullas y Sc,s. En el Núcleo de Acción Fijante se incluirá al menos una Sc., que estará en condiciones de batir los objetivos puntuales y armas C/C. que pudieran oponerse al movimiento del Núcleo de Maniobra. En este Núcleo se incluirán los morteros para batir objetivos lejanos con fuego indirecto. En el Núcleo de Maniobra se incluirán el resto de las Sc,s. de que dispusiese la Partida, y para ello tendremos en cuenta las posibilidades que el curso de agua ofrezca a la navegación y/o vadeo, con o sin preparación (uso de snorkels), y a las condiciones del terreno de la orilla enemiga. Los carros, si se cuenta con ellos, encabezarán el paso en el caso de que puedan cruzar el río vadeando, sin preparación, y el terreno de la orilla enemiga sea despejado y permita los fuegos lejanos de sus armas. Los VCC,s. encabezarán el paso en el resto de las situaciones. En caso de que el EMZ. actúe encuadrado, formará parte de los Escalones de ataque o reserva en que su Unidad se articule. Si el EMZ. constituye o forma parte del Escalón de Ataque deberá alcanzar la margen propia a la mayor velocidad posible coincidiendo, en su caso, con el resto de los Agrupamientos, fraccionándose en tantas Patrullas como puntos de paso se le hayan asignado. Formando parte del Escalón de Reserva en que se articule su U. superior, actuará para apoyar e impulsar a algún elemento del Escalón de Ataque. En el caso de que la Partida actúe encuadrada, el Plan de Fuegos será mucho más detallado y completo e incluirá: — Fuegos de cegamiento. — Fuegos de supresión. Estos fuegos sólo se desencadenarán en caso de oposición del enemigo, aunque se tendrán previstos. El desencadenamiento de los fuegos puede revelar al enemigo la ejecución del paso de río e incluso la situación de nuestros puntos de paso, por lo que será preferible, siempre que sea posible, efectuar el paso de noche y/o en circunstancias meteorológicas favorables (niebla, etc.) y sin el apoyo de fuegos, lo cual permitirá aprovechar al máximo el efecto sorpresa. Cuando se disponga del apoyo de vehículo lanzapuentes (VLP.), éste progresará encuadrado dentro del despliegue de la Partida, ya que estos vehículos no tienen armamento, por lo que deberán ser protegidos. Los VLP,s. no se situarán en la Zona de Paso hasta que no se haya conseguido la neutralización de las armas C/C. enemigas. Se tendrá en cuenta que al efectuar el desplegado y levantamiento del puente, el vehículo es muy vulnerable, por lo que el empleo de humos ayuda a ocultarlo de la observación enemiga. 9-29

Los vehículos se aproximarán al puente tan rápido como el terreno les permita, y, una vez cruzado el mismo, los vehículos pasarán rápidamente a posiciones desenfiladas que les permitan cubrir las avenidas de aproximación del enemigo hacia el mismo, pasando a continuación a realizar las misiones que se le indiquen. 9.6.c. DEFENSA DE UN CURSO DE AGUA Cuando al EMZ./Partida se le asigne la misión de defender un curso de agua, actuará conforme a lo establecido en el capítulo 7, “Defensiva”, considerando el curso de agua como un obstáculo. En función de la naturaleza del curso de agua y de las características del enemigo previsto, el EMZ./Partida se articulará de forma que cubra en fuerza los posibles puntos de paso, mientras mantiene otras zonas, de carácter pasivo, simplemente vigiladas. 9.7. EL EMZ. EN EL COMBATE EN ZONAS URBANIZADAS 9.7.a. GENERALIDADES Las zonas urbanizadas constituyen un obstáculo al movimiento y, por lo tanto, un obstáculo al empleo táctico de los vehículos de combate. Por todo ello se tenderá a evitar la actuación de las Unidades Acorazadas/Mecanizadas en estas zonas. Sin embargo, y considerando el enorme crecimiento que han experimentado la mayoría de las ciudades y pueblos importantes, que se han rodeado de extensos cinturones industriales y de servicios, enlazados con numerosas vías de comunicación y tendidos eléctricos así como la aparición de múltiples zonas residenciales en las afueras de las ciudades y en el campo, dotadas de amplias avenidas, parques, etc., comprenderemos que el combate en zonas urbanizadas será un hecho inevitable y frecuente, al menos en los extrarradios de las ciudades y entre zonas industriales o residenciales, quedando como prohibitivo las zonas densamente edificadas y los cascos antiguos de las ciudades y pueblos importantes. El combate en zonas urbanizadas afecta a la Partida en los siguientes aspectos: — En el empleo de los medios: • La visibilidad estará muy disminuida, por lo que se reducirán los campos de tiro pudiendo llegar a ser desde muy restringidos, en el centro de las poblaciones, hasta limitados de alguna forma en los extrarradios. 9-30

• La movilidad se verá afectada en gran medida y resultará fácil entorpecerla mediante el empleo de obstrucciones. • Las comunicaciones radio se verán afectadas, sobre todo en cuanto al alcance. • La seguridad de los medios (Carros y Blindados) estará muy disminuida siendo muy vulnerables a la acción de equipos cazacarros y a las armas C/C. de corto/medio alcance. De todo lo anterior se deduce que las posibilidades de los medios acorazados/mecanizados se verán limitadas en sus capacidades (sobre todo las de fuego y movimiento), y se incrementa su vulnerabilidad. — En el empleo táctico del EMZ./Partida: • Acentuado fraccionamiento de las U,s., pudiendo llegar hasta nivel Pn., debido a la dificultad que las poblaciones imponen a la progresión. • Gran descentralización del Mando, debido a las dificultades de observación y enlace ya que los altos edificios y tendidos eléctricos afectarán a las comunicaciones radio. • Gran dificultad para el Apoyo de Fuegos. • Lentitud de las operaciones, debido al escaso ritmo de progresión, al elevado consumo de munición, y a su difícil reposición. Dentro de las PU,s. de Caballería, será el EMZ./Partida la U. que menos se vea afectada por todos los condicionantes anteriores, aunque disminuirán mucho sus capacidades. 9.7.b. OFENSIVA Siempre será preferible el desbordamiento de las áreas urbanas o al menos el apoyo externo al combate en las mismas, pero cuando el cumplimiento de una misión exija la ocupación de una localidad defendida por el enemigo, será preciso montar un ataque que podrá revestir dos formas: ataque inmedia to y ataque premeditado. El ataque premeditado por requerir enormes cantidades de medios y tiempo para su preparación no será propio de las U,s. de Caballería, no así el ataque inmediato, que se podrá realizar siempre que se den las siguientes circunstancias: — La presencia enemiga sea débil. — La zona no esté densamente edificada. El EMZ./Partida intentará desbordar aquellas pequeñas zonas urbanizadas sobre las vías de comunicación. En el caso de que el desbordamiento no fuera 9-31

posible, o supusiese un gran retardo, se intentará una acción frontal durante la cual la Partida avanzará tan rápidamente como sea posible, efectuando la limpieza estrictamente necesaria para avanzar. La desorganización de la defensa enemiga por este procedimiento facilitará la posterior limpieza total por las U. superiores. Durante la acción anterior la Partida deberá contar con apoyos de fuego. El ataque se fundamentará en la combinación de una acción encargada de envolver el núcleo urbano, y otra que atacará frontalmente. El EMZ. se empleará principalmente en la acción frontal, mientras que en la acción envolvente predominarán los carros. En un ataque de estas características se considerarán como objetivos principales: — Puntos del terreno circundante que faciliten la acción. — Edificaciones y puntos dominantes y elevados que bloqueen o flanqueen las penetraciones más importantes. — Los centros de comunicaciones desde los que se facilite la acción del Mando. El EMZ./Partida, si forma parte de la acción envolvente, desbordará la zona, ocupando las posiciones que dominen los lindes laterales, los posteriores y los accesos, impidiendo el refuerzo o repliegue del enemigo. Constituyendo o formando parte de la acción frontal podrá tener alguna de las siguientes misiones: — Conquista del lindero o borde anterior de la población. — Avance en el interior de la población. — Conquista de puntos clave (objetivos). — Limpieza de la zona de acción, si procede. 9.7.b.(1). Conquista del lindero o borde anterior de la población Al EMZ./Partida se le podrá ordenar en ocasiones que asegure de forma rápida una cabeza de puente en un área urbana no densamente edificada y con débil presencia enemiga, que podrá estar constituida por una o varias manzanas, siempre que: — Su ocupación lleve consigo la consecución de un objetivo importante que pueda proporcionar al que la posea una gran ventaja: puente, helipuerto, e incluso un edificio público y/o almacenes, siempre que la Partida cuente con suficiente número de fusileros. — Su ocupación proporcione una cobertura contra los fuegos y/o la observación directa del enemigo y nos permita desplazar otras fuerzas y medios logísticos. 9-32

9.7.b.(2). Combate en el interior de la población Una vez que se haya ocupado el borde anterior de la población se procederá al avance en el interior de la población, conquista de objetivos y limpieza, misiones para los que el EMZ./Partida es apto si nos referimos a unas zonas urbanizadas no densamente edificadas y con una presencia enemiga débil, pues, en caso contrario, el ataque correspondería efectuarlo a otras U,s. No obstante, en el caso de que se precise que el EMZ./Partida tenga que efectuar las anteriores misiones de combate en el interior de las zonas urbanizadas, actuará con sus VCC,s. y carros, si los hubiere, en apoyo cercano a los fusileros mecanizados. Para ello, los carros actuarán descentralizados incluso hasta el nivel equipo en apoyo de una U. mecanizada. Los fusileros le proporcionarán seguridad a los Carros y les precederán en el ataque para evitar que éstos sean destruidos por armas C/C. de corto/medio alcance y por equipos cazacarros enemigos que actuasen en combinación con las obstrucciones. En el combate casa por casa los VCC,s. y carros se moverán por la calle de forma escalonada, situándose a ambos lados de la misma, vigilando cada carro o VCC. los edificios situados en el lado opuesto por donde progrese. Debido a que los ángulos de elevación y depresión de sus armas no les permitirán hacer fuego sobre los sotános y plantas superiores de los edificios, serán precedidos en su actuación por los fusileros, adelantándose los carros y VCC,s. para hacer fuego sobre los objetivos puntuales que se les señalen, una vez que los fusileros hayan limpiado y asegurado la zona inmediata. Los Carros de Combate, dotados de los medios especiales convenientes (palas empujadoras, levantaminas, etc.) podrán colaborar tanto en la limpieza como en la colocación de obstáculos de todo tipo (barricadas, etc.). Los vehículos mecanizados, a pesar de su menor potencia de fuego y protección acorazada cuentan a su favor con: menor tamaño, que les permitirá moverse mejor que los carros por entre calles estrechas; con mayores ángulos de elevación y depresión de su armamento principal, así como con mejores posibilidades de visión y fuego en todas direcciones. Por lo tanto, precederán a los carros en el combate en el interior de las poblaciones. En este caso, serán los carros y armas C/C. con que cuente la Partida los que apoyarán la actuación de los vehículos mecanizados. Al igual que los carros de combate, en el caso de disponer de palas empujadoras y otros medios similares, podrán participar en la colocación y limpieza de obstáculos. Sus posibilidades de carga, tanto de personal combatiente y/o evacuación de bajas, como de recursos logísticos, serán un factor muy importante a tener en cuenta en este tipo de combate. En este tipo de combate, en el que los fuegos de armas C/C. de corto alcance se revalorizan, y la velocidad de progresión es muy pequeña, adquiere gran importancia el hecho de poder contar con un blindaje suplementario 9-33

adosado (pasivo o reactivo). Si bien, en el uso de blindajes reactivos en el interior de poblaciones, habrá que tener en cuenta el radio de acción y los efectos que la explosión de uno de estos módulos pudiera causar sobre los fusileros que acompañan al vehículo, y, por consiguiente, aumentar las distancia en esa misma proporción. 9.7.c. DEFENSIVA El EMZ./Partida puede verse obligado a ello como consecuencia del cumplimiento de sus misiones propias, o participar en la defensa que realice su U. superior. Normalmente la defensa será llevada a cabo con carácter temporal. La Partida ocupará posiciones en el borde adelantado de la población para alertar sobre el avance enemigo, haciendo fuego al máximo alcance eficaz de las armas, con lo que tratará de ocultar al enemigo la verdadera localización de la defensa, evitando empeñarse decisivamente en el combate. En el caso de que se disponga de suficiente número de fusileros, el EMZ./Partida, o su U. superior, no renunciará al combate en el interior de la población. Esta habrá sido preparada con obstrucciones y se defenderá mediante posiciones eventuales e itinerarios a cubierto que las enlacen y permitan rápidos traslados de fuerzas para oponerse a un ataque enemigo desde cualquier dirección, defendiendo en fuerza los puntos considerados como clave: edificaciones, plazas, puentes o calles desde los que se pueda dominar toda o parte de la población. Será frecuente que por las vicisitudes del combate, la localidad quede desbordada y aislada. En este caso, tendrá previsto la defensa circular o el repliegue hacia otras posiciones. 9.8. EL EMZ. EN EL COMBATE EN BOSQUES Los bosques constituyen un obstáculo que, según su importancia y características, condiciona la actuación de nuestras Unidades por la dificultad que presentan para el empleo de los vehículos de combate, llegando en ocasiones a hacer prohibitivo su uso. Las características y limitaciones de este tipo de combate, a nivel EMZ./Partida, son similares a las tratadas anteriormente en el combate en localidades. El EMZ. evitará en lo posible combatir en el interior de los mismos. En el caso excepcional de tener que combatir en el interior de un bosque, le será de aplicación todo lo establecido para el combate en zonas urbanizadas por coincidir en ambos tipos de operaciones limitaciones similares en cuanto a la observación y tiro de las armas y movimiento de los vehículos, que en este caso quedará limitado a las carreteras, cortafuegos y claros o 9-34

zonas de desmonte, y similares características de descentralización del Mando y fraccionamiento de las Unidades así como de dificultad en el apoyo de fuegos y elevado consumo de munición y carburantes. Con independencia de lo anterior, será muy común el que las U,s. Acorazadas y Mecanizadas utilicen las zonas boscosas para establecer sus estacionamientos, debido a la excelente protección que les brindan contra la observación y acciones aéreas.

9-35

CAPITULO 10 LA LOGISTICA EN EL ESCUADRON
10.1. GENERALIDADES El Escón. cuenta orgánicamente con los medios logísticos necesarios para apoyar su maniobra y mantener su autonomía logística (un día de combate) en la mayoría de las situaciones. A su vez, es apoyado logísticamente por el Grupo o Regimiento al que orgánicamente pertenece o por aquel Agrupamiento Táctico en el que temporalmente se encuentre encuadrado para el cumplimiento de una misión determinada. En el caso excepcional de actuar aisladamente o en misión independiente, será apoyado por los órganos logísticos que se determinen. 10.2. ORGANOS LOGISTICOS DEL ESCUADRON 10.1.a. ORGANOS DE DIRECCION El Jefe del Escón. es el responsable del apoyo logístico a sus Unidades, tanto orgánicas como agregadas, recibiendo del Jefe de la Unidad superior normas específicas sobre: — Personal. — Administración. — Abastecimiento. — Mantenimiento. — Asistencia Sanitaria. — Despliegue de los Trenes. 10-1

— Rutas de Abastecimiento y Evacuación. — Puntos de Distribución (PDI.) — Puntos de Recogida En el desarrollo de estos cometidos es auxiliado por el Jefe del Pn. de Mando y Servicios, el cual tiene por misiones: — Auxiliar al Jefe del Escón. en el desarrollo de las actividades de Personal y Administración propias de la Unidad. — Realizar las actividades relativas a la distribución de los recursos que en cada momento necesite el Escón. — Mandar el Tren de Unidad. 10.1.b. ORGANOS DE EJECUCION La Unidad Logística con que cuenta orgánicamente el Escón. es el Pn. de Mando y Servicios que dispone de: — Equipo de Víveres y Bagajes. — Equipo de Recuperación. — Equipo de Evacuación. En ocasiones, se le podrán agregar medios de transporte, de recuperación o de distribución de combustible (cisternas), cuando la situación así lo requiera. 10.3. ARTICULACION Y ESCALONAMIENTO DE LOS ORGANOS LOGISTICOS 10.3.a. DE LA UNIDAD SUPERIOR La articulación de los órganos logísticos del Rg./AGT., al que pertenezca el Escón., depende de la clase de maniobra logística que su Jefe haya decidido realizar, pudiéndose dar los siguientes casos: — Centralizada. — Descentralizada. — Parcialmente descentralizada o mixta. En la maniobra logística centralizada, el Escón. es apoyado directamente por el Rg./AGT., que articula sus Trenes en: • Tren Logístico Avanzado (TLA.) encargado de proporcionar el apoyo logístico urgente. • Tren Logístico Retrasado (TLR.) encargado de la reposición diaria de lo consumido. 10-2

En esta clase de maniobra, el Grupo no organiza Tren logístico, limitando su actuación al seguimiento del apoyo que el Rg./AGT. proporciona a sus Escuadrones. En la maniobra logística descentralizada, el Escón. recibe el apoyo logístico del Grupo al que pertenece, organizando éste, para ello, un Tren de Grupo, que a su vez es apoyado por los trenes (TLA. y TLR.) del Rg./AGT. En la maniobra logística mixta, uno de los Grupos se responsabiliza del apoyo de sus Unidades subordinadas, mientras que del resto lo hace el Rg., o bien se centralizan a nivel Rg. determinadas funciones logísticas, quedando el resto descentralizadas a cargo de los Grupos. Esto supone que el Escuadrón, dependiendo del Grupo al que pertenezca, sea apoyado por el Rg. o por el Grupo; o bien, en determinadas funciones logísticas será apoyado por el Rg. y en el resto por el Grupo. Normalmente, el Rg. realizará la maniobra logística centralizada. 10.3.b. DEL ESCUADRON Los medios logísticos del Escón., incluidas las posibles agregaciones, constituyen en combate el Tren de Unidad. Dicho Tren se organiza con los elementos imprescindibles para llevar a cabo la evacuación sanitaria del personal y el mantenimiento (Equipos de Evacuación y de Recuperación). En ocasiones, cuando le sean agregados al Escón. y la situación táctica así lo requiera, podrán formar parte del Tren de Unidad, medios para el transporte y distribución de munición y combustibles y otros que incrementen sus posibilidades de recuperación de vehículos. Normalmente, se situará a retaguardia y centrado en el despliegue del Escón. y lo más cerca posible para actuar con la máxima rapidez cuando así se requiera. El resto de los medios logísticos del Escón. no incluidos en su Tren de Unidad, normalmente el Equipo de Víveres y Bagajes, se centralizan, a nivel Grupo si la maniobra logística es descentralizada, o a nivel Rg. si la maniobra logística es centralizada, en cuyo caso se integrarán normalmente en el TLR. En ambas situaciones, dichos elementos serán, junto con otros del Rg. o Grupo, los que normalmente realizarán la distribución y la reposición diaria de lo consumido por el Escón., sirviendo a su vez de enlace entre éste y los órganos logísticos que le apoyan (Tren de Grupo o TLR. de Rg.). Excepcionalmente, podrán producirse situaciones tácticas (misiones independientes o a gran distancia de la Unidad que lo destaca), en las que el Escón. integre todos sus medios logísticos, tanto orgánicos como agregados, en su Tren de Unidad. 10-3

10.4. EJECUCION DEL APOYO LOGISTICO Dado que normalmente el Rgto. realizará la maniobra logística centralizada, los procedimientos que a continuación se describen están referidos a este tipo de maniobra, deduciéndose por similitud los correspondientes a la maniobra descentralizada, teniendo en cuenta, en este último caso, que quien apoya directamente al Escón. será el Grupo y no el Rg. 10.4.a. ACTIVIDADES RELACIONADAS CON PERSONAL Y ADMINISTRACION Este tipo de actividades son desarrolladas por el Jefe de Escón. auxiliado por el Suboficial Jefe del Pn. de Mando y Servicios. Se refieren, entre otros asuntos, a: — Informes al Escalón superior sobre el estado de la Unidad. — Correos. — Permisos y recompensas. — Duchas y lavandería. — Registro de tumbas. — Prisioneros de guerra. 10.4.a.(1). Informes al Escalón superior sobre el estado de la Unidad Con la periodicidad establecida en las NOP,s. de su Escalón superior, el Jefe del Escón. informará a aquél del estado de su Unidad, referido a personal, vehículos, armamento y equipo. 10.4.a.(2). Correos La correspondencia particular es recogida en el TLR. del Rg. por el Eq. de Víveres y Bagajes, el cual, aprovechando sus desplazamientos diarios a la ZA. de su Escón., la entregará a los interesados. A su vez, en ese momento, recogerá la correspondencia a remitir por el personal del Escón. entregándola en el Escalón superior a su regreso. 10.4.a.(3). Permisos y recompensas — Permisos. Con arreglo a las instrucciones al efecto, emanadas de la PLM. de su Escalón superior, el Jefe del Escón. propone el personal que en cada momento podrá disfrutar de permiso. Asimismo, el Jefe del Pn. de Mando y Servicios llevará un control de los períodos disfrutados por el personal del Escón. 10-4

— Recompensas. El Jefe de Escón., asesorado por los Jefes de sus U,s. subordinadas, propone al Escalón superior la solicitud de recompensas a que se haya podido hacer acreedor el personal de su Unidad, de acuerdo con la normativa vigente. 10.4.a.(4). Duchas y lavanderías El Jefe de Escón. recibe de su Escalón superior el calendario detallado en cuanto a los servicios de duchas y lavandería se refiere. A su nivel, se limita a tomar las medidas oportunas para que su Unidad pueda emplear dichos servicios, y siempre sin menoscabo de las medidas de seguridad a adoptar en cada momento. 10.4.a.(5). Registro de tumbas Los principios fundamentales por los que debe guiarse el Jefe del Escón., en cuanto a las acciones a llevar a cabo con respecto a los muertos, son el impedir a toda costa que disminuya la moral del personal a sus órdenes y el dar un trato humanitario a cualquier combatiente, ya sea propio o enemigo, cuando fallece. Siempre que se tenga constancia del fallecimiento de un combatiente del Escón. se le recogerá la parte correspondiente de su chapa de identificación, así como el armamento, la munición y la parte del equipo que se considere necesaria. En ningún caso se le retirarán sus efectos personales. Con respecto a los muertos encontrados del enemigo, se seguirá este mismo procedimiento, sin perjuicio de la explotación de la información que de ellos pudiera extraerse. La parte de la chapa de identificación retirada, junto con el equipo, serán entregados al Escalón superior tan pronto como sea posible. Siempre que la situación táctica lo permita, el Escón. concentrará los muertos de su Unidad, y aquellos del enemigo que encuentre en su ZA., en un punto (próximo al NH. del Escón.) fácilmente identificable en el terreno y lo más alejado posible de la zona donde se esté combatiendo. Posteriormente comunicará a su Escalón superior la situación exacta de dicho punto para que puedan ser evacuados (fig. 10.1). Si la situación táctica no permite la concentración de los muertos de la Unidad, se dejarán en el lugar donde se haya producido el fallecimiento, comunicando lo antes posible su situación exacta del lugar. Si el fallecimiento se produjera en el NH. o durante el traslado al mismo, se concentrarán en un lugar próximo a aquél, y separados de los heridos, siguiendo a continuación el mismo proceso que se ha explicado anteriormente. 10-5

Excepcionalmente, en ciertas situaciones tácticas de caracter estático, podrá el Escón., con sus propios medios, trasladar al fallecido al Punto de Reunión de Muertos del Rg.

Figura 10.1

10.4.a.(6). Prisioneros de guerra (PW.) En cuanto a las acciones a llevar a cabo por el Escón. con respecto al personal militar enemigo capturado, es de aplicación todo lo expuesto en el apartado 3.5.a.(3), “Personal militar enemigo”, de esta Publicación. Si la situación táctica lo permite, el Escón. trasladará, debidamente custodiados y con sus medios, a los PW,s. hasta el PRNPW. del Regimiento al que 10-6

pertenezca. Si no es posible, será el Escalón superior el que se encargará del transporte de los PW,s. hasta dicho PRN. 10.4.b. ABASTECIMIENTO. PROCEDIMIENTO OPERATIVO Los abastecimientos que el Regimiento/Grupo puede suministrar al Escón. son: — Clase I: Subsistencia. a) Raciones (comida). b) Agua. — Clase II: Vestuario y Equipo. — Clase III: Carburantes. — Clase V: Munición y Explosivos. — Clase VIII: Material sanitario y productos farmacéuticos. — Clase IX: Piezas de repuesto. Los recursos y material de las Clases IV (Material de construcción y fortificación), VI (Cooperativa) y VII (Armamento y material), serán proporcionados al Escón., cuando los necesite, a través del Escalón superior (Rg.), que los interesará de Organos Logísticos superiores (Div./BRC.). 10.4.b.(1). Subsistencias Diariamente, el Escón. remite a su Unidad superior, según NOP,s. dadas al respecto, el estado de personal, el cual servirá de base para que el Escalón Logístico Superior (Rg./Gr.) calcule las necesidades de subsistencias (raciones de comida y agua principalmente) que serán distribuidas al día siguiente, según el procedimiento operativo general que se detalla en el punto 10.4.b.(7). Normalmente, el Regimiento centralizará las cocinas de los Escon,s. en su TLR. donde se confeccionarán las comidas en caliente para toda la Unidad. Con carácter general y siempre que la situación táctica lo permita, se tratará que, al menos, se consuman en caliente la cena y el desayuno. Sin embargo, dadas las especiales características de las misiones típicas del Arma, en ocasiones a grandes distancias de las fuerzas propias, este principio general no podrá cumplirse, recibiendo el Escón. toda la ración en frío. Cada componente del Escón. llevará siempre consigo, como reserva, una ración especial de emergencia. Su consumo, en situaciones de aislamiento o de interrupción del suministro normal, será autorizado por el Jefe de Unidad o por iniciativa del propio combatiente, caso de encontrarse solo. 10-7

10.4.b.(2). Vestuario y equipo Inicialmente todos los componentes del Escón. llevan consigo el vestuario y equipo individual necesario para el desarrollo de las operaciones. Las necesidades que en un momento determinado se produzcan de esta clase de abastecimiento serán solicitadas por el Jefe del Escón. al Escalón superior. Caso de ser aprobadas se procederá a su distribución, siguiendo el procedimiento operativo general de abastecimiento. 10.4.b.(3). Carburantes La dotación de carburantes va distribuida entre los depósitos y petacas de los vehículos del Escón. Todos los vehículos, al iniciarse una operación, deberán llevar sus depósitos llenos. Diariamente, el Jefe del Escón. comunicará a su Unidad superior sus necesidades de carburantes. El suministro normal de los carburantes necesarios se realizará conforme al procedimiento operativo general, siendo normal en situaciones de movimiento que la distribución la efectúe el TLA. Además del procedimiento establecido en las NOP,s. para las peticiones normales, se podrán realizar peticiones urgentes como consecuencia de situaciones concretas en el combate que, caso de ser aprobadas, serán satisfechas con los medios del TLA. del Rg. 10.4.b.(4). Munición y explosivos La dotación de munición del Escón. va distribuida entre el conjunto combatiente/arma/vehículo. Una vez al día o cuando acabe una operación, el Jefe del Escón. comunicará a su Unidad superior el consumo de munición y las necesidades de reposición. Una vez aprobada por el Mando dicha petición, la distribución de la munición se realizará conforme al procedimiento operativo general. Las peticiones urgentes que puedan producirse seguirán el mismo proceso, tanto para su aprobación como para su distribución, que el que ha sido expuesto con anterioridad para las de carburantes. 10.4.b.(5). Material sanitario y productos farmacéuticos Con la periodicidad y las especificaciones establecidas en las NOP,s., el Escón. comunicará a su Escalón superior sus necesidades de esta clase de abastecimiento, las cuales serán satisfechas, caso de ser aprobadas, normalmente aprovechando las ambulancias del Escalón superior que acceden al NH. del Escón. para trasladar a los heridos al PS. de Regimiento. Caso de no 10-8

existir afluencia de ambulancias, dicho suministro podrá efectuarse mediante el procedimiento operativo general. 10.4.b.(6). Piezas de repuesto El Jefe del Equipo de Recuperación, que cuenta con un determinado nivel de piezas de repuesto, notificará al Jefe del Escón., según NOP,s., sus necesidades. Este las solicitará del Escalón superior y una vez aprobadas serán distribuidas con arreglo al procedimiento operativo general. En ocasiones podrán ser proporcionadas por elementos de mantenimiento del Escalón superior que se encuentren en su ZA. 10.4.b.(7). Procedimiento operativo general (fig. 10.2)

Figura. 10.2.—Procedimiento operativo general

10-9

De acuerdo con lo establecido en los apartados anteriores, el Escón. hace llegar a su Escalón superior, por los medios y de la forma establecidos en las NOP,s., los consumos habidos y las necesidades de las diferentes clases de abastecimiento. El TLR. de Rg. (maniobra centralizada) o el Tren de Grupo (maniobra descentralizada) adelanta diariamente los recursos solicitados hasta los Puntos de Distribución (PDI.) fijados por el S-4, según un horario previamente establecido. Dependiendo de la situación, podrá señalarse un PDI. por Escón. o uno por cada varios, debiendo detallar, en este caso, el horario de activación de dicho PDI. para cada uno de los Escon,s. que lo comparten. En ambos casos, el PDI. deberá situarse tan cerca del despliegue del Escón. como la situación lo permita. En aquellas situaciones de movimiento, en las que no se conozca el estado de los itinerarios o la situación exacta del despliegue del Escón., el S-4 podrá designar para el Escón. un Punto de Primer Destino, normalmente, sobre la Ruta de Abastecimiento y Evacuación del Rg. A este punto acudirá a la hora convenida el Jefe del Pn. de Mando y Servicios con el cometido de dirigir los recursos asignados al Escón. hasta el PDI. propiamente dicho. En estos casos, la situación del PDI. será una decisión del Jefe del Escón. Una vez finalizada la distribución, los medios de transporte serán conducidos de vuelta hasta el Punto de Primer Destino sobre la Ruta de Abastecimiento, donde se recogieron. Los recursos asignados al Escón. serán transportados, desde el Organo Logístico superior (TLR. de Rg. o Tren de Grupo) hasta el PDI., por los medios del Equipo de Víveres y Bagajes del propio Escón. junto con aquellos otros del

Figura. 10.3.—Distribución a nivel Escón.

10-10

Rg./Grupo que sean necesarios en cada momento. Estos mismos medios serán los que, una vez terminada la distribución, transportarán, de regreso, todo aquel material y equipo del Escón. que haya de ser entregado al Escalón superior. Cuando se trate de un abastecimiento urgente, los medios encargados de transportar dichos recursos hasta el PDI. pertenecerán, normalmente, al TLA. del Rg. La distribución, propiamente dicha, a nivel Escón. comienza en el PDI. (fig. 10.3). De dicha distribución se encarga el Jefe del Pn. de Mando y Servicios y, dependiendo de la situación táctica del Escón., de la rapidez que se precise imprimir a la acción y de las normas dadas por el Escalón superior, se puede realizar según uno de los procedimientos que se detallan a continuación. 10.4.b.(7).(a). PROCEDIMIENTO I: EL ESCÓN. ACUDE ESCALÓN SUPERIOR (fig. 10.4)
AL

PDI.

MARCADO POR EL

El Escón. utilizará este procedimiento cuando le venga impuesto por el Escalón superior, que será normalmente en aquellas situaciones en las que se

Figura. 10.4.—Procedimiento Operativo I

organice un solo PDI. para varios Escon,s. no comprometidos directamente en la acción (Zonas de Espera o de Reunión de Grupo/Rg., o situaciones previas al combate para completar dotaciones). La seguridad de dicho punto correrá a cargo del Escalón que lo organiza (Grupo/Rg.).

10-11

10.4.b.(7).(b). PROCEDIMIENTO II: EL ESCÓN. (fig. 10.5)

ACUDE AL

PDI.

POR

SECCIONES

Este procedimiento deberá utilizarse en aquellos casos en los que el Escón. esté desplegado en un frente estrecho, existan excasas posibilidades de contacto con el enemigo y el PDI. sea exclusivo para él. En estas circunstancias, el PDI. estará centrado en relación con el despliegue del Escón. y lo más próximo posible al mismo. Las medidas de protección de este Punto correrán a cargo del Escón. Conforme a las NOP,s. dadas al efecto, las diferentes Secciones se van acercando sucesivamente al PDI. a recoger los recursos que les hayan sido asignados. Este procedimiento es el más rápido y el que permite mejor control por parte del Jefe del Pn. de Mando y Servicios. Sin embargo, tiene como des-

Figura. 10.5.—Procedimiento Operativo II

ventajas el que durante la operación una parte significativa de la Unidad no se encuentra en sus posiciones, y se producen numerosos movimientos de vehículos a lo largo del frente así como una cierta concentración de los mismos, durante la recogida de los recursos.

10-12

10.4.b.(7).(c). PROCEDIMIENTO III: LOS SECCIONES (fig. 10.6)

RECURSOS SE ADELANTAN HASTA LAS

Este procedimiento deberá utilizarse en aquellos casos en los que el Escón. se encuentre desplegado en un frente amplio o cuando exista cierta posibilidad de contacto con el enemigo. Para su ejecución el Jefe del Escón. señalará un PDI. a cada una de las Secciones. La distribución de los recursos a las Secciones se hará sucesivamente. El Jefe del Pn. de Mando y Servicios, siguiendo las medidas de coordinación recibidas, dirigirá los recursos a los PDI,s., sucesivamente. Una vez que se hayan acumulado los recursos en cada uno de los PDI,s., los Pn,s. y/o Equipos de la Sección correspondiente irán pasando por su respectivo PDI. para recoger los recursos asignados, atendiendo siempre a las debidas medidas de seguridad y coordinación. Este procedimiento presenta sobre el anterior las ventajas de que se disminuyen las distancias a recorrer por los vehículos para recoger los recursos, y

Figura. 10.6.—Procedimiento Operativo III

aumenta la seguridad de la Unidad puesto que toda ella se encuentra en posición salvo los Pn,s./Equipos que se están suministrando en su respectivo PDI. Como desventajas se pueden mencionar, el que siguen existiendo, como en el procedimiento anterior aunque en menor medida, movimientos a lo largo del frente y el que algunos Pn,s./Equipos no se encuentran en sus posiciones durante la operación.

10-13

10.4.b.(7).(d). PROCEDIMIENTO IV: LOS VEHÍCULOS (fig. 10.7)

RECURSOS SE ADELANTAN HASTA LOS

Este procedimiento deberá utilizarse en aquellas situaciones tácticas en las que la probabilidad de contacto con el enemigo sea alta, o cuando las Secciones ocupen despliegues muy amplios. La ejecución de la distribución de los recursos logísticos al Escón. mediante este procedimiento, consiste en que el Jefe de Pn. de Mando y Servicios, con arreglo a las NOP,s. previamente establecidas, se vaya aproximando sucesivamente a las zonas de despliegue de cada una de las Secciones y una vez en ellas vaya distribuyendo los recursos acercándose hasta la posición de cada uno de los Pn,s./Equipos, sin que éstos tengan que abandonar sus posiciones.

Figura 10.7.—Procedimiento Operativo IV

Es el procedimiento más lento de todos los descritos, pero es el que proporciona una mayor seguridad, ya que, durante toda la operación, la Unidad se encuentra en posición y no existen más movimientos de vehículos a lo largo del frente que los que transportan los recursos. Por el contrario, tiene como desventaja el que aumenta la posibilidad de que el enemigo detecte el desarrollo de la operación de distribución de recursos logísticos y que los medios encargados de su distribución se encuentran más expuestos al fuego enemigo. 10-14

10.4.b.(7).(e). CONSIDERACIONES GENERALES En cualquiera de los procedimientos descritos se tendrán siempre en cuenta los siguientes criteros: — El Jefe del Pn. de Mando y Servicios será el encargado de dirigir las tareas de distribución, siempre siguiendo órdenes e instrucciones del Jefe del Escón. — Se procurará elegir los PDI,s. de modo que se encuentren, al menos, desenfilados de las vistas del enemigo. — Siempre que la operación se realice de noche, se llevará a cabo sin ningún tipo de luces o con luces de guerra. — La forma específica de realizar la distribución, tanto en lo que respecta a su ejecución propiamente dicha como a su planeamiento y coordinación, deberá estar expresamente prevista en las NOP,s. de la Unidad. — El Jefe del Pn. de Mando y Servicios atenderá en todo momento a la seguridad de los medios que transportan los recursos, bien con sus propios medios, bien con aquellos que le proporcione el Jefe del Escón. mientras dure la actividad de distribución. 10.4.c. MANTENIMIENTO 10.4.c.(1). Generalidades Para llevar a cabo las tareas relacionadas con la función de mantenimiento, el Escón. cuenta con el personal de los propios vehículos así como con el Equipo de Recuperación del Pn. de Mando y Servicios que siempre acompañará al Escón. En ocasiones, podrá recibir de su Escalón superior la agregación de un carro-grúa. En el Escón. se realiza mantenimiento orgánico de primer Escalón a cargo de los sirvientes de las armas, los operadores de transmisiones y las tripulaciones de los vehículos. Asimismo se podrán realizar aquellas tareas de mantenimiento orgánico de 2.o Escalón que haya autorizado el Escalón superior. Dichas tareas serán llevadas a cabo por el personal del Equipo de Recuperación auxiliado por las propias tripulaciones de los Pn,s. y/o Equipos. 10.4.c.(2). Procedimiento operativo Siempre que un vehículo se averíe, la primera decisión a adoptar será determinar si es necesario o no trasladar el vehículo hacia una posición más retrasada y segura antes de iniciarse las tareas de mantenimiento. Si fuera necesario desplazarlo, esto se realizará con la ayuda de otro vehículo similar 10-15

o del carro-grúa, si se dispone de éste. El siguiente paso será la evaluación del estado del vehículo por el Equipo de Recuperación. Si puede ser reparado se realiza la operación. Caso de no poder repararse, se podrá proceder, en función de la situación táctica, de las siguientes formas: — Si se cuenta con medios y la situación táctica lo permite, el vehículo es trasladado hasta el Punto de Recogida de Vehículos del Escalón superior donde será recogido por elementos de éste. — Si el movimiento de la Unidad es rápido, el vehículo se abandonará en un punto, a ser posible lo más próximo a la Ruta de Abastecimiento y Evacuación del Escalón superior, comunicando a éste la situación exacta del vehículo. — Si el vehículo no se puede evacuar y el movimiento de la Unidad es retrógado se extraerán del vehículo los equipos de transmisiones, el armamento, la munición, el equipo personal y todo aquello que se considere necesario procediéndose a continuación, y siempre con la autorización pertinente, a la destrucción de los sistemas de armas que no hayan podido ser extraídos para evitar así su posible empleo por el enemigo. En cuanto a la evacuación de vehículos capturados al enemigo o abandonados por él, se procederá de la misma manera que se ha expuesto para la evacuación de los propios. La evacuación de material (armamento, transmisiones, etc.) que no requiera el uso de medios especiales (vehículos grúa), se realizará con los mismos medios que se emplean para la reposición de dotaciones, aprovechando sus viajes de vacío. 10.4.d. ASISTENCIA SANITARIA (ASAN.) 10.4.d.(1). Generalidades Las actividades de ASAN. en el Escuadrón son llevadas a cabo por el Equipo de Evacuación del Pn. de Mando y Servicios. Además, todo el personal de la Unidad podrá hacer uso, cuando sea necesario, de su paquete de cura individual. Las misiones del Equipo de Evacuación son: — Prestar los primeros auxilios y curas de urgencia al personal del Escón. — Poner en estado de evacuación a los heridos para ser trasladados desde el NH. — Relacionarse con el Puesto de Socorro (PS.) del Escalón superior. 10-16

— Trasladar los heridos del Escón. hasta el NH., o en su caso al PS. regimental. El personal del Equipo de Evacuación deberá acreditar su actividad sanitaria llevando en su brazo izquierdo el distintivo reglamentario y mostrando la tarjeta de identidad correspondiente. Un aspecto de la función de asistencia sanitaria que habrá de tener en cuenta el Jefe del Escuadrón es la determinación de turnos de sueño o descanso de su Unidad. Durante los altos del combate o períodos de inactividad, al menos el 25% de la Unidad habrá de encontrarse descansando. Para mantener la adecuada eficacia, el personal del Escón. deberá disponer de al menos cinco horas de sueño ininterrumpido diariamente. No obstante, existirán situaciones tácticas que impliquen varios días seguidos sin poder dormir o el poder hacerlo durante poco tiempo y en malas condiciones. Los planes de sueño o descanso deberán ser puestos en práctica desde tiempo de paz y deberán figurar en las NOP,s. de la Unidad. 10.4.d.(2). Procedimiento operativo El Equipo de Evacuación se situará centrado y a retaguardia del despliegue del Escuadrón. Producida una baja, si es leve, será el propio herido u otro combatiente el que realice la cura con los medios de curación individuales. Si el herido no es recuperable, se comunicará su situación al Equipo de Evacuación para su traslado al NH. Si aquél no puede realizar la evacuación o esta es urgente, se realizará el traslado al NH. por los propios medios de la Sc/Pn. al que pertenezca el herido. El NH. se situará lo más alejado posible de donde se esté combatiendo, al amparo del terreno, y con fáciles itinerarios para facilitar el acceso de las ambulancias del Escalón superior a él y para que la ambulancia del Equipo de Evacuación tenga fácil salida para recoger los heridos del Escón. En el NH. se realizan curas de urgencia y se pone a los heridos en las mejores condiciones posibles para su evacuación por los medios del Escalón superior al PS. En situaciones de movimisnto, los heridos serán recogidos en el lugar previamente establecido de la Ruta de Evacuación, por el Escalón superior. El armamento y el equipo militar del herido quedará en posesión de su Unidad, portando aquél solamente sus objetos personales así como la máscara de protección NBQ.

10-17

ANEXO A PUBLICACIONES CITADAS

R-0-2-2 R-0-1-10 STANAG 2014 AAP-6/ATP-35

Reglamento de Inteligencia Táctica Reglamento de Defensa NBQ. Ordenes de Operaciones. Doctrina táctica para las Fuerzas de Tierra.

A-1

ANEXO B RELACION DE ABREVIATURAS
A ACA. A/D. A/F. AGT. AMO. A/L. ALO. ARAGT. ARGT. Art. ASAN. ASOC. ATR. Artillería de Campaña Apoyo Directo Apoyo de Fuego Agrupación Táctica A Mi Orden Apoyo Logístico Oficial Aéreo de Enlace Area de Responsabilidad de AGT. Area de Responsabilidad de GT. Artillería Asistencia Sanitaria Centro de Operaciones de Apoyo Aéreo. Agente de Transmisión B BRC. Brigada de Caballería C C/A. CAS. CC. C/C. CMAS. COAF. Contraataque Apoyo Aéreo Directo Próximo Carro de Combate Contracarro Campo de Minas Coordinador de Apoyo de Fuegos B-1

D DATC. DCC. Div. Dirección de Ataque Defensa Contracarro División (Unidad) E E/A. ECC. ECM. ELAC. EMZ. EP. Escón. ESM. EVASAN. (*) EVB. EW. Ejército del Aire Escuadrón de Carros Contramedidas Electrónicas Escuadrón Ligero Acorazado Escuadrón Mecanizado Esfuerzo Principal Escuadrón Medidas de Apoyo Electrónico Evacuación Sanitaria Equipo de Víveres y Bagajes Guerra Electrónica F FAC. FDC. FEBA. FRAGO. FSE. Controlador Aéreo Avanzado Centro Director de Fuegos Borde Anterior del Area de Combate (OTAN) Orden Parcial Elemento de Apoyo de Fuegos G GACA. GLAC. Gr. GT. GU. Grupo de Artillería de Campaña Grupo Ligero Acorazado Grupo Grupo Táctico Gran Unidad H Hel. Helicópteros B-2

I IBT. IT. Instrucción Básica de Transmisiones Instrucción Técnica J JECC. (*) JELAC. (*) JEMZ. (*) JEscón. JING. Jefe del ECC. Jefe del ELAC. Jefe del EMZ. Jefe de Escuadrón Jefe de Ingenieros K km (*) Kilómetro L LC. LCAR. LCON. LCONAGT. LP. LPOS. LPOV. Línea de Coordinación Línea de Cambio de Responsabilidad Línea de Contención Línea de Contención de AGT. Línea de Partida Línea de Posiciones Línea de Puestos de Observación y Vigilancia M m MIJI. MP. MZ. Metro Parte de Interferencias y Perturbaciones Mortero Pesado Mecanizado N NBQ. NGLO. NH. NOP. Guerra Nuclear, Biológica y Química Oficial de Enlace de Fuego Naval Nido de Heridos Norma Operativa Particular B-3

O OAV. OFEN/H. OFEN. OO. OPSEC. Observador Avanzado de Artillería Oficial de Enlace de Helicópteros Oficial de Enlace Orden de Operaciones Seguridad de las Operaciones P Part. Pat. PATVIG. PC. PCON. PDESCON. PDI. PDL. PDPN. PDSC. PE. PEDG. PLF. PLMA. PLMM. PLOG. PLT. PLV. Pn. PNDCC. PO. POSALT. POSDEF. POSEV. POSP. PRNM. PRNPW. PS. PU. PW. Partida Patrulla Patrulla de Vigilancia Puesto de Mando Punto de Contacto Posición Defensiva de Escuadrón Punto de Distribución Punto de Dislocación Posición de Pelotón Posición Defensiva de Sección Puesto de Escucha Proyectiles Especiales Plan de Fuegos Plan de Maniobra Plana Mayor de Mando Plan Logístico Plan de Trabajos Plan de Vigilancia Pelotón Pelotón de Defensa Contracarro Puesto de Observación Posición Alternativa Posición Defensiva Posición Eventual Posición de Partida Punto de Reunión de Muertos Punto de Reunión de Prisioneros de Guerra Puesto de Socorro Pequeña Unidad Prisionero de Guerra B-4

R RCAC. RCLAC. RFL. Rg. RTF. Regimiento de Caballería Acorazado Regimiento de Caballería Ligero Acorazado Línea de Fuego Restringido Regimiento Radioteléfono S S-2. S-4. Sc. SDCC. S/GT. SITREP. SMZ. SMP. SLAC. STANAG. Jefe de Inteligencia de una PLMM. Jefe de Logística de una PLMM. Sección Sección de Defensa Contracarro Subgrupo Táctico Parte de Situación Sección Mecanizada Sección de Morteros Pesados Sección Ligero Acorazada Acuerdo de Normalización T TACP. TLA. (*) TLR. (*) TOA. Destacamento Aéreo de Control Táctico Tren Logístico Avanzado Tren Logístico Retrasado Transporte Oruga Acorazado U U. Unidad V VCC. VCI. VEC. VLP. Vehículo de Combate de Caballería Vehículo de Combate de Infantería Vehículo de Exploración de Caballería Vehículo Lanzapuentes B-5

Z ZA. ZD. ZDBRI. ZDES. ZEST. ZRN. ZRTCE. ZRTD. Zona de Acción Zona Defensiva Zona Defensiva de Brigada Zona de Despliegue Zona de Estacionamiento Zona de Reunión Zona de Retaguardia de Cuerpo de Ejército Zona de Retaguardia de División

(*) No incluidas en el Reglamento de abreviaturas y signos convencionales para uso en las Fuerzas Armadas.

B-6

PULSE AQUI PARA VOLVER ATRAS

PULSE AQUI PARA VER OTRA PUBLICACION

PULSE AQUI PARA IMPRIMIR

PULSE AQUI PARA SALIR

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful