La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el

fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
La SCJN encargó la coordinación de este Protocolo a Nancy Pérez García, Directora General de
Sin Fronteras IAP, y la elaboración a Mónica Oehler Toca, Responsable del Área de Defensoría.
Para un mayor alcance en los contenidos, Sin Fronteras convocó a un Consejo Asesor, el cual
estuvo integrado por: Dr. Juan Carlos Murillo, Asesor Jurídico Regional Unidad Legal Regional del
Buró de las Américas de la Oficina del ACNUR en Costa Rica, Mtro. Álvaro Botero, Abogado de la
Relatoría sobre los Derechos de los Migrantes de la Comisión Interamericana de Derechos
Humanos, Dr. Diego Morales, Director del Programa de Derechos Económicos Sociales y Culturales
del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) de Argentina, Dra. Eileen Matus y Dr. José
Roldán, investigadores del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), Magistrado
Salvador Mondragón, Décimo Cuarto Tribunal Colegiado en materia Administrativa del Primer
Circuito del Poder Judicial de la Federación en México, Fabienne Venet Rebiffé y Dr. Luis Enrique
Graham, Patronato Sin Fronteras IAP.
La presente edición del Protocolo es un documento base que se pone a consideración de quienes
operan la justicia a fin de que, a través de sus opiniones y sugerencias, la segunda edición sea
perfeccionada. La dirección electrónica a la que se pueden dirigir dichas comunicaciones, a más
tardar al 6 de enero de 2014, es: infoequidad@scjn.gob.mx
De igual forma, interesa que las y los juzgadores retroalimenten este esfuerzo compartiendo cómo
el Protocolo les ha auxiliado en sus prácticas y resoluciones. Para ello se solicita remitir, a la misma
dirección electrónica, las sentencias en las que el Protocolo se haya utilizado con el propósito de dar
seguimiento a este instrumento y procurar su mejora.
PRIMERA EDICIÓN: 2013
ISBN: XXX
D.R. © 2013, por esta edición:
Suprema Corte de Justicia de la Nación
Pino Suárez 2, Col. Centro, Delegación Cuauhtémoc,
C.P. 06065, México, D.F.
www.supremacorte.gob.mx
Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de esta obra, incluido el
diseño tipográfico y de portada, en ninguna forma ni por medio, sea mecánico fotoquímico,
electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia, o cualquier otro, sin el permiso previo por
escrito de los titulares de los derechos patrimoniales.
Hecho en México / Printed in Mexico
Créditos de las Fotografías:
Portada,Capítulo I y V: Prometeo Lucero
Capítulo II,IV, VII, IX y X: María M. Caire
Capítulo III, VI y VIII: Acervo de Sin Fronteras
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
ÍNDICE
CAPÍTULO I
Justicación
CAPÍTULO II
Situación General de las Personas Migrantes
y Sujetas de Protección Internacional
CAPÍTULO III
Objetivo
CAPÍTULO IV
Marco Jurídico
A) Orlgen naclonal
8) Orlgen lnternaclonal
CAPÍTULO V
Principios Generales
l) No dlscrlmlnaclon e lgualdad
2) Pro persona
3) Unlversalldad, lnterdependencla, lndlvlslbllldad y progreslvldad
4) No devoluclon
5) |nteres superlor del nlno, nlna o adolescente mlgrante
6) Unldad famlllar
7) No revlctlmlzaclon
8) Presunclon de lnocencla
9) Gratuldad
l0) 8eneñclo de la duda
CAPÍTULO VI
Derechos para Hacer Efectivo el Acceso a la Justicia
l) Derecho a la lnformaclon, aslstencla legal, defensa publlca
y derecho a un o una lnterprete o traductora
2) Derecho a la aslstencla consular
3) Slstemas adecuados de ldentlñcaclon de personas en sltuaclon de vulnerabllldad
CAPÍTULO VII
Reglas Generales de Actuación
l) Acceso a la [ustlcla pronta, expedlta y completa: estudlo del fondo de los casos
2) Prontltud y prlorldad
3) Lengua[e claro y acceslble
4) Lugar, tlempo y forma de comparecenclas
5) Protecclon a la lntlmldad y conñdenclalldad
6) Cumpllmlento del debldo proceso
7) |dentlñcaclon de personas sollcltantes de asllo
8) Peparaclon del dano
9) Cumpllmlento de medldas cautelares
l0) Coordlnaclon y especlallzaclon
CAPÍTULO VIII
Reglas Especícas de Actuación
A. Peglas de Actuaclon para Atender a Personas Mlgrantes y
Su[etas de Protecclon |nternaclonal en Detenclon
l) Lxcepclonalldad de la detenclon
2) Proporclonalldad, necesldad e ldoneldad de la prlvaclon de la llbertad
3) verlñcaclon de las condlclones de detenclon
4) Utlllzaclon de medldas cautelares para llevar los procedlmlentos
mlgratorlos fuera de la estaclon mlgratorla
5) Notlñcaclones
8. Peglas Lspeciñcas Apllcables a Personas Su[etas de Protecclon |nternaclonal
l) Prohlblclon de contactar a las autorldades del pais de
orlgen de las personas sollcltantes de asllo y refugladas
2) Otorgamlento de vlsas humanltarlas a personas sollcltantes
del reconoclmlento de la condlclon de refuglado
3) Uso de perltos en casos de sollcltantes de asllo
4) Lxenclon de responsabllldad penal y admlnlstratlva en
caso de uso de un documento falso o lngreso lrregular
5) Lxenclon de presentaclon de documentos orlglnales para acceder a otros derechos
6) Acceso a un documento mlgratorlo
C. Peglas de Actuaclon para Atender a Personas Mlgrantes
victlmas, Ofendldas o Testlgos de un Dellto
l) Aslstencla y protecclon
11
19
23
31
31
35
45
46
49
51
53
54
56
59
59
60
60
65
67
68
69
73
2) No sanclon por partlclpaclon en actlvldades llicltas derlvadas de su condlclon de victlmas
3) Otorgamlento de resldencla temporal o permanente
D. Peglas de Actuaclon para Casos que |nvolucren a Nlnos, Nlnas y Adolescentes Mlgrantes
l) Ll papel del nlno, nlna o adolescente dentro del proceso
2) Prlorldad, no prlvaclon de la llbertad y aslstencla legal
3) Suplencla de la que[a
L. Peglas de Actuaclon para Atender a Personas Mlgrantes y Su[etas de Protecclon
|nternaclonal que se Lncuentren en Otra Sltuaclon Lspeclal de vulnerabllldad
l) Minlma estancla dentro de la estaclon mlgratorla
2) Permlso de resldencla temporal o permanente
P. Peglas de Actuaclon en Casos de Tramltes Mlgratorlos
l) Limltes a la facultad dlscreclonal
2) Lvaluaclon lndlvlduallzada para la cuantia de multas
G. Peglas de Actuaclon en Pelaclon al Acceso y Peconoclmlento de los Derechos Lconomlcos,
Soclales y Culturales de las Personas Mlgrantes y Su[etas de Protecclon |nternaclonal
l) Dlstlnclones entre personas naclonales y mlgrantes en el acceso y reconoclmlento de
derechos economlcos, soclales y culturales
2) Anallsls sobre la razonabllldad de la dlstlnclon
3) Ll contenldo minlmo de los derechos economlcos, soclales y culturales
4) Derechos laborales y acceso a la [ustlcla
CAPÍTULO IX
Expectativas sobre la Aplicación del Protocolo
CAPÍTULO X
Bibliografía
Anexo 1: Marco Jurídico de Origen Nacional e Internacional Aplicable a las Personas
Migrantes y Sujetas de Protección Internacional
Anexo 2: Directorio Básico en Materia Migratoria
Anexo 3: Cuadros con los Principales Procedimientos en Materia Migratoria y de Asilo
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
CAPÍTULO I
Justicación
CAPÍTULO II
Situación General de las Personas Migrantes
y Sujetas de Protección Internacional
CAPÍTULO III
Objetivo
CAPÍTULO IV
Marco Jurídico
A) Orlgen naclonal
8) Orlgen lnternaclonal
CAPÍTULO V
Principios Generales
l) No dlscrlmlnaclon e lgualdad
2) Pro persona
3) Unlversalldad, lnterdependencla, lndlvlslbllldad y progreslvldad
4) No devoluclon
5) |nteres superlor del nlno, nlna o adolescente mlgrante
6) Unldad famlllar
7) No revlctlmlzaclon
8) Presunclon de lnocencla
9) Gratuldad
l0) 8eneñclo de la duda
CAPÍTULO VI
Derechos para Hacer Efectivo el Acceso a la Justicia
l) Derecho a la lnformaclon, aslstencla legal, defensa publlca
y derecho a un o una lnterprete o traductora
2) Derecho a la aslstencla consular
3) Slstemas adecuados de ldentlñcaclon de personas en sltuaclon de vulnerabllldad
CAPÍTULO VII
Reglas Generales de Actuación
l) Acceso a la [ustlcla pronta, expedlta y completa: estudlo del fondo de los casos
2) Prontltud y prlorldad
3) Lengua[e claro y acceslble
4) Lugar, tlempo y forma de comparecenclas
5) Protecclon a la lntlmldad y conñdenclalldad
6) Cumpllmlento del debldo proceso
7) |dentlñcaclon de personas sollcltantes de asllo
8) Peparaclon del dano
9) Cumpllmlento de medldas cautelares
l0) Coordlnaclon y especlallzaclon
CAPÍTULO VIII
Reglas Especícas de Actuación
A. Peglas de Actuaclon para Atender a Personas Mlgrantes y
Su[etas de Protecclon |nternaclonal en Detenclon
l) Lxcepclonalldad de la detenclon
2) Proporclonalldad, necesldad e ldoneldad de la prlvaclon de la llbertad
3) verlñcaclon de las condlclones de detenclon
4) Utlllzaclon de medldas cautelares para llevar los procedlmlentos
mlgratorlos fuera de la estaclon mlgratorla
5) Notlñcaclones
8. Peglas Lspeciñcas Apllcables a Personas Su[etas de Protecclon |nternaclonal
l) Prohlblclon de contactar a las autorldades del pais de
orlgen de las personas sollcltantes de asllo y refugladas
2) Otorgamlento de vlsas humanltarlas a personas sollcltantes
del reconoclmlento de la condlclon de refuglado
3) Uso de perltos en casos de sollcltantes de asllo
4) Lxenclon de responsabllldad penal y admlnlstratlva en
caso de uso de un documento falso o lngreso lrregular
5) Lxenclon de presentaclon de documentos orlglnales para acceder a otros derechos
6) Acceso a un documento mlgratorlo
C. Peglas de Actuaclon para Atender a Personas Mlgrantes
victlmas, Ofendldas o Testlgos de un Dellto
l) Aslstencla y protecclon
2) No sanclon por partlclpaclon en actlvldades llicltas derlvadas de su condlclon de victlmas
3) Otorgamlento de resldencla temporal o permanente
D. Peglas de Actuaclon para Casos que |nvolucren a Nlnos, Nlnas y Adolescentes Mlgrantes
l) Ll papel del nlno, nlna o adolescente dentro del proceso
2) Prlorldad, no prlvaclon de la llbertad y aslstencla legal
3) Suplencla de la que[a
L. Peglas de Actuaclon para Atender a Personas Mlgrantes y Su[etas de Protecclon
|nternaclonal que se Lncuentren en Otra Sltuaclon Lspeclal de vulnerabllldad
l) Minlma estancla dentro de la estaclon mlgratorla
2) Permlso de resldencla temporal o permanente
P. Peglas de Actuaclon en Casos de Tramltes Mlgratorlos
l) Limltes a la facultad dlscreclonal
2) Lvaluaclon lndlvlduallzada para la cuantia de multas
G. Peglas de Actuaclon en Pelaclon al Acceso y Peconoclmlento de los Derechos Lconomlcos,
Soclales y Culturales de las Personas Mlgrantes y Su[etas de Protecclon |nternaclonal
l) Dlstlnclones entre personas naclonales y mlgrantes en el acceso y reconoclmlento de
derechos economlcos, soclales y culturales
2) Anallsls sobre la razonabllldad de la dlstlnclon
3) Ll contenldo minlmo de los derechos economlcos, soclales y culturales
4) Derechos laborales y acceso a la [ustlcla
CAPÍTULO IX
Expectativas sobre la Aplicación del Protocolo
CAPÍTULO X
Bibliografía
Anexo 1: Marco Jurídico de Origen Nacional e Internacional Aplicable a las Personas
Migrantes y Sujetas de Protección Internacional
Anexo 2: Directorio Básico en Materia Migratoria
Anexo 3: Cuadros con los Principales Procedimientos en Materia Migratoria y de Asilo
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
74
75
75
76
77
77
78
79
81
81
85
85
85
86
87
88
90
90
90
91
91
92
93
94
94
94
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
CAPÍTULO I
Justicación
CAPÍTULO II
Situación General de las Personas Migrantes
y Sujetas de Protección Internacional
CAPÍTULO III
Objetivo
CAPÍTULO IV
Marco Jurídico
A) Orlgen naclonal
8) Orlgen lnternaclonal
CAPÍTULO V
Principios Generales
l) No dlscrlmlnaclon e lgualdad
2) Pro persona
3) Unlversalldad, lnterdependencla, lndlvlslbllldad y progreslvldad
4) No devoluclon
5) |nteres superlor del nlno, nlna o adolescente mlgrante
6) Unldad famlllar
7) No revlctlmlzaclon
8) Presunclon de lnocencla
9) Gratuldad
l0) 8eneñclo de la duda
CAPÍTULO VI
Derechos para Hacer Efectivo el Acceso a la Justicia
l) Derecho a la lnformaclon, aslstencla legal, defensa publlca
y derecho a un o una lnterprete o traductora
2) Derecho a la aslstencla consular
3) Slstemas adecuados de ldentlñcaclon de personas en sltuaclon de vulnerabllldad
CAPÍTULO VII
Reglas Generales de Actuación
l) Acceso a la [ustlcla pronta, expedlta y completa: estudlo del fondo de los casos
2) Prontltud y prlorldad
3) Lengua[e claro y acceslble
4) Lugar, tlempo y forma de comparecenclas
5) Protecclon a la lntlmldad y conñdenclalldad
6) Cumpllmlento del debldo proceso
7) |dentlñcaclon de personas sollcltantes de asllo
8) Peparaclon del dano
9) Cumpllmlento de medldas cautelares
l0) Coordlnaclon y especlallzaclon
CAPÍTULO VIII
Reglas Especícas de Actuación
A. Peglas de Actuaclon para Atender a Personas Mlgrantes y
Su[etas de Protecclon |nternaclonal en Detenclon
l) Lxcepclonalldad de la detenclon
2) Proporclonalldad, necesldad e ldoneldad de la prlvaclon de la llbertad
3) verlñcaclon de las condlclones de detenclon
4) Utlllzaclon de medldas cautelares para llevar los procedlmlentos
mlgratorlos fuera de la estaclon mlgratorla
5) Notlñcaclones
8. Peglas Lspeciñcas Apllcables a Personas Su[etas de Protecclon |nternaclonal
l) Prohlblclon de contactar a las autorldades del pais de
orlgen de las personas sollcltantes de asllo y refugladas
2) Otorgamlento de vlsas humanltarlas a personas sollcltantes
del reconoclmlento de la condlclon de refuglado
3) Uso de perltos en casos de sollcltantes de asllo
4) Lxenclon de responsabllldad penal y admlnlstratlva en
caso de uso de un documento falso o lngreso lrregular
5) Lxenclon de presentaclon de documentos orlglnales para acceder a otros derechos
6) Acceso a un documento mlgratorlo
C. Peglas de Actuaclon para Atender a Personas Mlgrantes
victlmas, Ofendldas o Testlgos de un Dellto
l) Aslstencla y protecclon
2) No sanclon por partlclpaclon en actlvldades llicltas derlvadas de su condlclon de victlmas
3) Otorgamlento de resldencla temporal o permanente
D. Peglas de Actuaclon para Casos que |nvolucren a Nlnos, Nlnas y Adolescentes Mlgrantes
l) Ll papel del nlno, nlna o adolescente dentro del proceso
2) Prlorldad, no prlvaclon de la llbertad y aslstencla legal
3) Suplencla de la que[a
L. Peglas de Actuaclon para Atender a Personas Mlgrantes y Su[etas de Protecclon
|nternaclonal que se Lncuentren en Otra Sltuaclon Lspeclal de vulnerabllldad
l) Minlma estancla dentro de la estaclon mlgratorla
2) Permlso de resldencla temporal o permanente
P. Peglas de Actuaclon en Casos de Tramltes Mlgratorlos
l) Limltes a la facultad dlscreclonal
2) Lvaluaclon lndlvlduallzada para la cuantia de multas
G. Peglas de Actuaclon en Pelaclon al Acceso y Peconoclmlento de los Derechos Lconomlcos,
Soclales y Culturales de las Personas Mlgrantes y Su[etas de Protecclon |nternaclonal
l) Dlstlnclones entre personas naclonales y mlgrantes en el acceso y reconoclmlento de
derechos economlcos, soclales y culturales
2) Anallsls sobre la razonabllldad de la dlstlnclon
3) Ll contenldo minlmo de los derechos economlcos, soclales y culturales
4) Derechos laborales y acceso a la [ustlcla
CAPÍTULO IX
Expectativas sobre la Aplicación del Protocolo
CAPÍTULO X
Bibliografía
Anexo 1: Marco Jurídico de Origen Nacional e Internacional Aplicable a las Personas
Migrantes y Sujetas de Protección Internacional
Anexo 2: Directorio Básico en Materia Migratoria
Anexo 3: Cuadros con los Principales Procedimientos en Materia Migratoria y de Asilo
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
95
95
96
96
98
99
100
100
100
101
101
101
102
102
102
102
103
107
111
121
127
133
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
ACNUR: Alto Comlslonado de las Naclones Unldas para los Pefuglados.
CADH: Convenclon Amerlcana sobre Derechos Humanos.
CDN: Convenclon sobre los Derechos del Nlno.
CIDH: Comlslon |nteramerlcana de Derechos Humanos.
COMAR: Comlslon Mexlcana de Ayuda al Pefuglado.
Convención de 1951: Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l.
Corte IDH: Corte |nteramerlcana de Derechos Humanos.
CNDH: Comlslon Naclonal de los Derechos Humanos.
CPEUM: Constltuclon Politlca de los Lstados Unldos Mexlcanos.
DADDH: Declaraclon Amerlcana de los Derechos y Deberes del Hombre.
DESC: Derechos Lconomlcos, Soclales y Culturales.
DUDH: Declaraclon Unlversal de Derechos Humanos.
INM: |nstltuto Naclonal de Mlgraclon.
LSRyPC: Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla.
OC16/99: Oplnlon Consultlva l6/99: Ll derecho a la lnformaclon sobre la
aslstencla consular en el marco de las garantias del debldo proceso legal del l
de octubre de l999, sollcltada por los Lstados Unldos Mexlcanos.
OC18/03: Oplnlon Consultlva l8/03: Condlclon [uridlca y Derechos de los
Mlgrantes |ndocumentados, de l7 de septlembre de 2003 sollcltada por los
Lstados Unldos Mexlcanos.
OIM: Organlzaclon |nternaclonal de las Mlgraclones.
PIDCyP: Pacto |nternaclonal de Derechos Clvlles y Politlcos.
PIDESyC: Pacto |nternaclonal de Derechos Lconomlcos, Soclales y Culturales.
PNUD: Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo.
SCJN: Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon.
Abreviaturas
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
1ustlñcaclon
CAPÍTULO I
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
ll
1ustlñcaclon
CAPÍTULO I
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
1. Personas solicitantes de asilo, refugiadas, sujetas de protección complementaria y apátridas.
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
Buenas prácticas internacionales
Ln un caso en Argentlna, se resolvlo
que las facultades de control que
podrian habllltar una retenclon por
parte de autorldades admlnlstratlvas
se llmltan excluslvamente a que la
persona haya traspasado la frontera,
pero no una vez que se encuentra
dentro del terrltorlo argentlno. Se
especlñco que la naturaleza de las
normas es admlnlstratlva y no penal, y
que la legalldad o llegalldad se reñere
a actos y nunca a personas. De alli se
deduce que “nlngun ser humano es
llegal” y se ordeno la llbertad de los
cludadanos chlnos que habian sldo
detenldos por no contar con la
documentaclon requerlda, en un
camlon que se dlrlgia a la cludad de
8uenos Alres.
|ncldente de Habeas corpus. Lxpedlente Nº
5--l7.559–20.768--2.0ll. ll [unlo 20ll.
Caso Dal 1lanqulng, Ped. Parana. Camara
Pederal de Parana, Provlncla de Lntre Pios,
Argentlna. Dlsponlble en www.cl[.gov.ar.
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
México y la migración
Por cuestlones geograñcas, Mexlco es un pais referente en el
tema mlgratorlo a nlvel lnternaclonal. Ln el ocurren las cuatro
dlmenslones de la mlgraclon:
1) País de origen: mlles de personas de naclonalldad mexlcana
emlgran prlnclpalmente hacla los Lstados Unldos de Amerlca y,
en menor medlda, a Canada.
2) País de destino: hay qulenes declden resldlr en Mexlco.
3) País de tránsito: prlnclpalmente, en el caso de la poblaclon
centroamerlcana, pero tamblen la sudamerlcana y la transna-
clonal que se dlrlge a los Lstados Unldos de Amerlca o Canada.
4) País de retorno: para aquella poblaclon que voluntarla o
lnvoluntarlamente regresa a Mexlco.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
l2
www.SC1N.GO8.MX
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Reformas a la Ley General
de Población en México
l) Ln 2008, se despenallzo la
mlgraclon, cuando se recono-
clo que las personas que
entran de manera lrregular al
terrltorlo naclonal no cometen
dellto alguno, slno unlcamen-
te una falta admlnlstratlva.
2) Ln 20l0, se concedlo el
acceso a la [ustlcla para todas
las personas mlgrantes lnde-
pendlentemente de su sltua-
clon mlgratorla, asi como el
reconoclmlento de la poslblll-
dad de proponer que[as ante
organlsmos publlcos de dere-
chos humanos.
2. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) reportó que, en un solo año, en México hubo 11
mil secuestros de personas migrantes. Disponible en: www.lajornadajalisco.com.mx/2013/03/04/mexico-
registra-11-mil-secuestros-de-inmigrantes-en-un-ano-cndh/
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
l3
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
La SC1N determlno dos cuestlones
fundamentales para la protecclon de
los derechos humanos derlvadas de la
sentencla de la Corte |DH en el caso
Posendo Padllla contra el Lstado Mexl-
cano:
l) La obllgaclon para qulenes
lmparten [ustlcla de e[ercer el
control dlfuso de constltuclona-
lldad y convenclonalldad.
2) La obllgatorledad de las reso-
luclones dlctadas por la Corte
|DH cuando el Lstado Mexlcano
sea parte del lltlglo, y el crlterlo
orlentador de su [urlsprudencla
cuando este no haya sldo parte.
Lxpedlente varlos 9l2/20l0. Para mas
lnformaclon sobre este asunto, consultar
“Cronlcas del Pleno y de las Salas”.
Dlsponlble en:
www.sc[n.gob.mx/Cronlcas/Slnopsls%20Pl
eno/TP-l407ll-M8LP-9l2.pdf
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
l4
www.SC1N.GO8.MX
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
l5
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
3. Actualmente, existen avances legislativos a nivel local como la Ley de Interculturalidad, Atención a
Migrantes y Movilidad Humana en el Distrito Federal.
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
l6
www.SC1N.GO8.MX
Sltuaclon General de
las Personas Mlgrantes
y Su[etas de Protecclon
|nternaclonal
CAPÍTULO II
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
4. Organización Internacional para las Migraciones, Hechos y cifras. Disponible en:
www.iom.int/cms/es/sites/iom/home/about-migration/facts--figures-1.html. Fecha de consulta: 19 de
febrero de 2013.
5. Organización Internacional para las Migraciones, Migración irregular y flujos migratorios mixtos:
Enfoque de la OIM, nonagésima octava reunión, 19 de octubre de 2009. Disponible en:
www.iom.int/jahia/webdav/site/myjahiasite/shared/shared/mainsite/policy_and_research/policy_docum
ents/MC-INF-297-Flujos-Migratorios-Mixtos_ES.pdf. Fecha de consulta: 18 de febrero de 2013.
l9
Sltuaclon General de las Personas Mlgrantes y
Su[etas de Protecclon |nternaclonal
CAPÍTULO II
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
6. En su informe, la CNDH también destacó que las reformas a la Ley General de Población establecen
sanciones para los funcionarios que, con sus actos u omisiones, vulneren los derechos humanos de las
y los migrantes. Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Informe Especial sobre Secuestro de
Migrantes en México, 22 de febrero de 2011. Disponible en:
www.cndh.org.mx/sites/all/fuentes/documentos/informes/especiales/2011_secmigrantes.pdf, p. 27 y
63. Fecha de consulta: 18 de febrero de 2013.
7. Ibidem, p. 26.
20
www.SC1N.GO8.MX
Ob[etlvo
CAPÍTULO III
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
Partlendo del respeto a la autonomia e lndependencla [udlclal, el presente Protocolo
proporclona las reglas de actuaclon para garantlzar el respeto de los derechos humanos
de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi como los prlnclplos y
los prlnclpales lnstrumentos [uridlcos que les aseguran la mayor protecclon poslble.
8asado en el marco [uridlco de orlgen naclonal e lnternaclonal, pretende dotar de herra-
mlentas a qulenes lmparten [ustlcla para ldentlñcar la norma que protege de manera mas
amplla los derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnterna-
clonal.
Su apllcaclon busca coadyuvar en la emlslon de crlterlos [urlsprudenclales con enfoque
de derechos humanos que consollden el camblo del paradlgma de aquel que crlmlnallza
a la mlgraclon por el que reconoce a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal como su[etas de derecho. Ll Protocolo reconoce que compete al Poder 1udlclal
la garantia de los derechos humanos de las personas en general, y de las mlgrantes en
partlcular, la creaclon de precedentes tendlentes a una mayor protecclon de las personas
mlgrantes, y la ellmlnaclon del rlesgo de futuras vlolaclones a los derechos humanos.
Tamblen parte de que corresponde a este Poder la lnterpretaclon de las dlsposlclones a
las que Mexlco se ha comprometldo, estableclendo el alcance que tendran, la forma en la
que deberan apllcarse y su relaclon con otros derechos humanos.
Aslmlsmo, conslderando que el Poder 1udlclal tlene la facultad de supervlsar la actuaclon
del resto de los poderes publlcos, en algunos casos, enmendara la lne[ecuclon total o
parclal de clertas acclones, en otros, consolldara la lnterpretaclon de la leglslaclon a favor
de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal. Ll presente Protocolo
esta dlrlgldo a todas aquellas personas cuya labor dlarla es la lmpartlclon de [ustlcla, tanto
en sede local como en sede federal, y que, por lo tanto, decldlran sobre casos de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal. No obstante, se reconoce tamblen la
utllldad que puede tener para las organlzaclones de la socledad clvll y otras personas
defensoras, asi como para las lnstanclas academlcas lnteresadas en el acceso a la [ustlcla
de esta poblaclon.
23
Ob[etlvo
CAPÍTULO III
Ante el creclmlento de los nu[os mlgratorlos mlxtos y la sltuaclon de vulnerabllldad en la
que se encuentra la poblaclon mlgrante y su[eta de protecclon lnternaclonal, exlste el
rlesgo de que sean victlmas de vlolaclones a sus derechos humanos. Por ello, resulta
fundamental contar con reglas de actuaclon que proplclen que estas vlolaclones sean
resueltas con apego a la normatlva y [urlsprudencla en materla de derechos humanos.
Lste documento contlene tres anexos. Ll Anexo l con[unta el marco [uridlco de orlgen
naclonal e lnternaclonal apllcable a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, el Anexo 2 es un dlrectorlo en la materla mlgratorla, entre los que se encuentran
organlzaclones lnternaclonales, organlzaclones de la socledad clvll, lnstanclas guberna-
mentales y academlcas, y el Anexo 3 presenta cuadros con los prlnclpales procedlmlentos
en materla mlgratorla y de asllo.
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
La mlgraclon es una caracteristlca lnherente de la especle humana, lo que lmpllca que el
fenomeno mlgratorlo se mantendra, e lncluso lncrementara, en las proxlmas decadas.
Ante esto, es necesarlo reforzar el entendlmlento, sustentado en los estandares lnterna-
clonales en materla de derechos humanos, de que las personas mlgrantes, sollcltantes de
asllo, su[etas de protecclon complementarla, refugladas y apatrldas son tltulares de dere-
chos. Lste reconoclmlento lmpllca la obllgaclon de los Lstados de respetar y garantlzar sus
derechos humanos, lndependlentemente de su sltuaclon mlgratorla. Ll aborda[e de este
fenomeno, desde un enfoque de derechos humanos, requlere de la acclon coordlnada
entre los paises lnvolucrados, dado el caracter plurldlmenslonal de la mlgraclon, su contrl-
buclon al desarrollo economlco, soclal, laboral y cultural de los paises, y el lmpacto que
tlene la mlsma sobre las personas mlgrantes y sus famlllas.
Abordar la mlgraclon desde este enfoque ha servldo para contrarrestar la perspectlva de
la crlmlnallzaclon de la mlgraclon que ya ocurria a medlados de la decada de los ochenta
y se lntenslñco tras los atentados terrorlstas del ll de septlembre de 200l en los Lstados
Unldos de Amerlca. Lsta crlmlnallzaclon se expresa en leyes y politlcas que se encuentran
en la lntersecclon de la leglslaclon penal y la leglslaclon mlgratorla. Una de sus manlfesta-
clones es la utlllzaclon del termlno “mlgrante llegal”, mlsmo que atenta contra la dlgnldad
humana y, en partlcular, contra el prlnclplo de lgualdad. Desde un punto de vlsta de politl-
ca mlgratorla, la utlllzaclon del ad[etlvo "llegal" slrve de fundamento para que los Lstados
apllquen normas penales o de caracter sanclonatorlo a las personas mlgrantes o su[etas
de protecclon lnternaclonal' cuya sltuaclon mlgratorla es lrregular, ya sea porque no cuen-
tan con una autorlzaclon para lngresar o porque se excedleron del tlempo para el cual
estaban autorlzados a permanecer en un determlnado pais. Sln embargo, la legalldad o
llegalldad no son atrlbutos lnherentes a las personas, slno a sus actos.
Lntre las personas extran[eras, que por dlferentes motlvos transltan o reslden en el pais,
hay un grupo que enfrenta una sltuaclon de mayor vulnerabllldad o rlesgo, debldo a
dlversos factores. Lste grupo esta en desventa[a respecto de qulenes cuentan con la
naclonalldad mexlcana. Lntre dlchos factores, esta el
hecho de que no cuentan con documentaclon que
acredlte su estancla regular en el pais, su sltuaclon de
marglnaclon, el desconoclmlento de la cultura, el
ldloma y las leyes naclonales, el mledo de ser descu-
blertas por las autorldades mlgratorlas, el verse orllla-
das a hulr de sus paises de orlgen porque su vlda, lnte-
grldad, segurldad o llbertad corren pellgro, y las con-
dlclones en las que vla[an. La sltuaclon de vulnerablll-
dad de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal se agrava cuando se presentan dlstlntos
supuestos de dlscrlmlnaclon comblnados, es declr, la
dlscrlmlnaclon lntersecclonal. Lste es el caso, por
e[emplo, de mu[eres, nlnos, nlnas, adolescentes,
personas de la tercera edad, o personas lndigenas
mlgrantes. Ln estos casos, la condlclon mlgratorla
Al respecto, el 24 de [unlo de 20ll, se denunclo ante la
SC1N la Contradlcclon entre los crlterlos sostenldos
por el Prlmer Trlbunal Coleglado en Materlas Admlnls-
tratlva y de Traba[o del Declmo Prlmer Clrculto y el
Septlmo Trlbunal Coleglado en Materla Clvll del
Prlmer Clrculto. La Contradlcclon de Tesls quedo
reglstrada ba[o el numero 293/20ll, fue envlada a la
Prlmera Sala de la Suprema Corte de 1ustlcla de la
Naclon y resuelta por el Pleno el 3 de septlembre de
20l3. La resoluclon de la Contradlcclon establece que
las normas de derechos humanos, lndependlente-
mente de su fuente, no se relaclonan en termlnos
[erarqulcos e lntegran con[untamente el parametro
de regularldad constltuclonal, salvo en el caso de las
restrlcclones de derechos expresamente contenldas
en la Constltuclon, respecto de las cuales prevalece lo
establecldo en esta ultlma.
Lste escenarlo proporclona al Poder 1udlclal una opor-
tunldad unlca para prlmar las normas –sean de orlgen
naclonal o lnternaclonal– que slgnlñquen una mayor
protecclon a los derechos humanos de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi
como para sentar precedentes que suprlman las
barreras que actualmente les lmplden el acceso efectl-
vo a la [ustlcla.
Plnalmente, la dlscuslon sobre la necesldad de crear
una normatlva especlallzada en el tema mlgratorlo se
materlallzo el 25 de mayo de 20ll con la publlcaclon
de la Ley de Mlgraclon. Lsta Ley representa un avance,
pues reconoce derechos no garantlzados anterlor-
–como factor por el cual se dlscrlmlna– se une a la edad, el
sexo, genero o la ldentldad etnlca. Por otro lado, las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal que
vla[an sln la documentaclon correspondlente son facllmente
victlmas de delltos y vlolaclones a derechos humanos por
parte del crlmen organlzado, el cual se ha lnvolucrado actlva-
mente en el secuestro, la trata de personas y el trañco lliclto
de mlgrantes.´ Lsto hace necesarla la promoclon del acceso
a la [ustlcla de las personas extran[eras, el cual se perñla
como derecho a favor de las personas mlgrantes desde la
ratlñcaclon de Mexlco de la Convenclon lnternaclonal sobre
la protecclon de los derechos de todos los traba[adores
mlgratorlos y sus famlllares en l990, la adheslon a la Conven-
clon de l95l sobre el Lstatuto de los refuglados en el 2000 y
los camblos a la Ley General de Poblaclon.
Aslmlsmo, la reforma constltuclonal en materla de derechos
humanos, publlcada en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon el
l0 de [unlo de 20ll, establece que la [erarquia entre las
normas constltuclonales y los tratados lnternaclonales de los
que Mexlco es parte ya no es relevante para decldlr que
norma debe ser apllcada en materla de derechos humanos.
Ll crlterlo que prevalece para selecclonar la norma apllcable
en determlnada sltuaclon es el mayor grado de protecclon
que brlnda a la persona y a sus derechos, lo que se conoce
como prlnclplo pro persona. Ademas, el Poder 1udlclal, en
todos sus ordenes, debe e[ercer no unlcamente un control
de constltuclonalldad, slno tamblen un control de conven-
clonalldad.
mente para los extran[eros, como el derecho a la educaclon, a la salud, a los actos del
reglstro clvll y a la personalldad [uridlca. Aslmlsmo, retoma derechos fundamentales que
ya tenian reconocldos, derecho a la procuraclon e lmpartlclon de [ustlcla con respeto al
debldo proceso y a la poslbllldad de lngresar que[as ante organlsmos de derechos huma-
nos. Ln 20ll, tamblen se promulgo la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla
(LSPyPC), un cuerpo normatlvo especlallzado en la materla.`
Sl blen todos estos camblos son posltlvos, el acceso a la [ustlcla de las personas mlgrantes
y su[etas de protecclon lnternaclonal aun enfrenta barreras y obstaculos de facto, en partl-
cular factores culturales –ldloma, rellglon y el desconoclmlento de la leglslaclon mexlca-
na–, asi como factores economlcos –carencla de recursos para contratar servlclos de
defensoria o para costear los gastos derlvados de un [ulclo. A estas barreras se suman los
tramltes burocratlcos, traducldos en la exlgencla de requlsltos adlclonales, el poco tlempo
del que muchas de estas personas dlsponen para dar segulmlento a sus procedlmlentos
legales, sobre todo en los horarlos deñnldos lnstltuclonalmente para ello, la carencla de
un domlclllo estable para reclblr notlñcaclones, asi como la desconñanza en las autorlda-
des, aunada al temor de ser detenldas en una estaclon mlgratorla, o blen a ser deportadas
a sus paises de orlgen. Lsta sltuaclon proplcla que las personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal sean blanco de una gran cantldad de vlolaclones a derechos
humanos, y que estas queden lmpunes.
Lstas vlolaclones y la lmpunldad consecuente son lnaceptables porque, de acuerdo a los
compromlsos lnternaclonales adqulrldos y a las reclentes reformas constltuclonales,
Mexlco esta obllgado a respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos de todas las
personas naclonales y extran[eras de manera lgualltarla.
Lste reconoclmlento de las obllgaclones a cargo del Lstado es recogldo por la Ley de
Mlgraclon, la cual senala como prlmer prlnclplo de la politlca mlgratorla el respeto lrres-
trlcto a todos los derechos humanos de las personas mlgrantes, naclonales y extran[eras,
con especlal atenclon a los grupos en sltuaclon de vulnerabllldad. Dlcha Ley tamblen
establece que la sltuaclon mlgratorla lrregular, en nlngun caso, conñgurara por si mlsma
la comlslon de un dellto. Ademas, la normatlva preve que la politlca mlgratorla debera ser
congruente, de manera tal que el Lstado mexlcano garantlce la vlgencla de los derechos
que reclama para sus connaclonales en el exterlor en caso de admlslon, lngreso, perma-
nencla, translto, deportaclon y retorno aslstldo de personas extran[eras en su terrltorlo.
Todos estos avances en materla de derechos humanos han creado un nuevo paradlgma
que exlge que qulenes lmparten [ustlcla conozcan las fuentes normatlvas de orlgen
naclonal e lnternaclonal, las lnterpreten en el sentldo de maxlmlzar la protecclon de los
derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, y
e[erzan, de acuerdo con los prlnclplos hermeneutlcos consagrados en el articulo l de la
CPLUM, el control dlfuso de constltuclonalldad y convenclonalldad. Ls lmportante tam-
blen que qulenes lmparten [ustlcla ldentlñquen la [urlsprudencla emanada de los trlbu-
nales lnternaclonales y reglonales, en partlcular la de la Corte |nteramerlcana de Derechos
Humanos (Corte |DH), asi como las resoluclones y recomendaclones emltldas por otros
organos de protecclon de derechos humanos a nlvel unlversal o reglonal.
Las reformas normatlvas, la [urlsprudencla reclente y la necesldad de conslderar la reall-
dad que vlven las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal de manera
cotldlana en todo anallsls [uridlco son algunas de las razones por las que la Presldencla de
la Suprema Corte de 1ustlcla de la Naclon suglere la apllcaclon del presente Protocolo.
Lste documento, sln ser vlnculante, busca ser una herramlenta que, de manera respetuo-
sa de la autonomia e lndependencla [udlclal, auxllle a las y los [uzgadores en la tarea de
lmpartlr [ustlcla en casos que afecten a personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, adecuandose a los mas altos estandares naclonales e lnternaclonales, tal como
lo marca el articulo l de la CPLUM.
Ll Programa de las Naclones Unldas para el Desarrollo (PNUD) calcula que el nu[o de
mlgrantes lnternaclonales a nlvel mundlal asclende a 2l4 mlllones de personas, de las
cuales 40 mlllones son mlgrantes lndocumentadas. Asi, hoy una de cada 33 personas en
el mundo es mlgrante."
La Organlzaclon |nternaclonal de la Mlgraclones (O|M) deñne los nu[os mlxtos como
movlmlentos de poblaclon comple[os, que lncluyen a personas refugladas, sollcltantes de
asllo, mlgrantes economlcos, victlmas de trata, victlmas de trañco, nlnos, nlnas y adoles-
centes no acompanados o separados, personas que fueron ob[eto de vlolencla, comer-
clantes transfronterlzos y personas mlgrantes que se desplazan por causas amblentales.'
Los nu[os mlxtos estan relaclonados con los movlmlentos lrregulares de personas en
translto que vla[an sln la documentaclon necesarla, atravlesan fronteras y llegan a su des-
tlno sln autorlzaclon del Lstado receptor. Lstos nu[os ocurren en todas partes del mundo
y representan un reto para los Lstados porque vulneran su derecho soberano para deter-
mlnar que personas pueden entrar en su terrltorlo y ba[o que clrcunstanclas. Al mlsmo
tlempo, las personas que los lntegran son mas propensas a sufrlr prlvaclones, vlolaclones
de derechos humanos y dlscrlmlnaclon.
Son varlos los factores que han colocado a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon
lnternaclonal en sltuaclon de vulnerabllldad: deterloro economlco desde sus paises de
orlgen, las brechas salarlales, las pocas oportunldades de educaclon, la falta de traba[o y
la vlolencla, por cltar algunos. Lstos factores tamblen lnnuyen en su declslon de mlgrar.
La sltuaclon economlca tamblen les afecta en el vla[e y provoca, por e[emplo, que lo reall-
cen en condlclones precarlas y sln poder satlsfacer sus necesldades baslcas.
Durante el trayecto y ya en Mexlco, en partlcular, el hecho de vla[ar sln la documentaclon
requerlda expone a esta poblaclon a un slnnumero de vlolaclones a derechos humanos.
Las rutas mlgratorlas han sldo ldentlñcadas por grupos crlmlnales que roban, secuestran
y aseslnan. Tamblen se han presentado casos de reclutamlento forzoso por parte de
grupos crlmlnales, asi como explotaclon laboral y sexual, trañco lliclto de mlgrantes y trata
de personas. La CNDH documento la partlclpaclon de alguna autorldad mlgratorla en la
comlslon del dellto en el 8.9% de los casos de secuestros de personas mlgrantes."
Asi, qulenes cometen el dellto de secuestro sollcltan a qulenes mlgran los numeros telefo-
nlcos para contactar a sus famlllares y pedlrles cantldades conslderables de dlnero. Ln el
lnforme relatlvo a esta problematlca generado por la CNDH, se documentaron 2l4 casos
de secuestro maslvo de mlgrantes de abrll a septlembre de 20l0, con ll,333 victlmas.´
De lgual forma, las dlferenclas culturales, rellglosas, llnguistlcas, asi como la falta de un
documento mlgratorlo que acredlte una legal estancla, ocaslona que las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal sean victlmas de dlscrlmlnaclon.
Lxlste una tendencla hacla el endureclmlento de las politlcas mlgratorlas y a vlncular este
tema al de segurldad naclonal, lo que ha ocaslonado que las personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal tengan que hulr de los puntos de verlñcaclon mlgratorla para
evltar ser detenldas en estaclones mlgratorlas y, posterlormente, deportadas a sus paises.
Lstas sltuaclones de rlesgo y, en general, lo que enfrentan durante su experlencla mlgra-
torla de[an secuelas fislcas y pslcologlcas que comprometen dlversas areas de su ldentl-
dad e lntegrldad personales.
Partlendo del respeto a la autonomia e lndependencla [udlclal, el presente Protocolo
proporclona las reglas de actuaclon para garantlzar el respeto de los derechos humanos
de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, asi como los prlnclplos y
los prlnclpales lnstrumentos [uridlcos que les aseguran la mayor protecclon poslble.
8asado en el marco [uridlco de orlgen naclonal e lnternaclonal, pretende dotar de herra-
mlentas a qulenes lmparten [ustlcla para ldentlñcar la norma que protege de manera mas
amplla los derechos humanos de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnterna-
clonal.
Su apllcaclon busca coadyuvar en la emlslon de crlterlos [urlsprudenclales con enfoque
de derechos humanos que consollden el camblo del paradlgma de aquel que crlmlnallza
a la mlgraclon por el que reconoce a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal como su[etas de derecho. Ll Protocolo reconoce que compete al Poder 1udlclal
la garantia de los derechos humanos de las personas en general, y de las mlgrantes en
partlcular, la creaclon de precedentes tendlentes a una mayor protecclon de las personas
mlgrantes, y la ellmlnaclon del rlesgo de futuras vlolaclones a los derechos humanos.
Tamblen parte de que corresponde a este Poder la lnterpretaclon de las dlsposlclones a
las que Mexlco se ha comprometldo, estableclendo el alcance que tendran, la forma en la
que deberan apllcarse y su relaclon con otros derechos humanos.
Aslmlsmo, conslderando que el Poder 1udlclal tlene la facultad de supervlsar la actuaclon
del resto de los poderes publlcos, en algunos casos, enmendara la lne[ecuclon total o
parclal de clertas acclones, en otros, consolldara la lnterpretaclon de la leglslaclon a favor
de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal. Ll presente Protocolo
esta dlrlgldo a todas aquellas personas cuya labor dlarla es la lmpartlclon de [ustlcla, tanto
en sede local como en sede federal, y que, por lo tanto, decldlran sobre casos de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal. No obstante, se reconoce tamblen la
utllldad que puede tener para las organlzaclones de la socledad clvll y otras personas
defensoras, asi como para las lnstanclas academlcas lnteresadas en el acceso a la [ustlcla
de esta poblaclon.
Ante el creclmlento de los nu[os mlgratorlos mlxtos y la sltuaclon de vulnerabllldad en la
que se encuentra la poblaclon mlgrante y su[eta de protecclon lnternaclonal, exlste el
rlesgo de que sean victlmas de vlolaclones a sus derechos humanos. Por ello, resulta
fundamental contar con reglas de actuaclon que proplclen que estas vlolaclones sean
resueltas con apego a la normatlva y [urlsprudencla en materla de derechos humanos.
Lste documento contlene tres anexos. Ll Anexo l con[unta el marco [uridlco de orlgen
naclonal e lnternaclonal apllcable a las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnter-
naclonal, el Anexo 2 es un dlrectorlo en la materla mlgratorla, entre los que se encuentran
organlzaclones lnternaclonales, organlzaclones de la socledad clvll, lnstanclas guberna-
mentales y academlcas, y el Anexo 3 presenta cuadros con los prlnclpales procedlmlentos
en materla mlgratorla y de asllo.
24
www.SC1N.GO8.MX
Autoridad migratoria: Persona que e[erce la potestad legal expresamente conferlda para reallzar
determlnadas funclones y actos de autorldad en materla mlgratorla.
Condición de estancia: Sltuaclon regular en la que se ublca a una persona extran[era debldo a su
lntenclon de resldencla y, en algunos casos, de la actlvldad que desarrollara en el pais, o blen, de acuerdo
a crlterlos humanltarlos o de solldarldad lnternaclonal.
Custodia: Medlda alternatlva a la detenclon, conslstente en que la persona extran[era sea entregada al
culdado de la representaclon dlplomatlca del pais del que sea naclonal, de una persona fislca o moral, o
de alguna lnstltuclon de reconoclda solvencla cuyo ob[eto este vlnculado con la protecclon de los
derechos humanos, en termlnos de lo estlpulado en las leyes apllcables.
Deportación: Acto [uridlco admlnlstratlvo dlctado por la autorldad mlgratorla para hacer abandonar del
terrltorlo naclonal a la persona extran[era que no reuna los requlsltos mlgratorlos para su permanencla
en el pais. La deportaclon trae apare[ada una restrlcclon para lngresar al pais por un tlempo
determlnado.
Estación migratoria: |nstalaclon fislca que establece el |nstltuto Naclonal de Mlgraclon (|NM) para alo[ar
temporalmente a las personas extran[eras que no acredlten su sltuaclon mlgratorla regular, en tanto se
resuelve su sltuaclon mlgratorla.
8. La mayoría de los conceptos que se detallan aquí fueron retomados de Ley de Migración y de la LSRyPC.
Glosario de términos
"
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
25
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
Fundados temores: Actos y hechos que den o hayan dado lugar a una persecuclon, y que por su
naturaleza, caracter relterado, o blen, por una acumulaclon de acclones por parte de un tercero, ponen
o podrian poner en rlesgo la vlda, la llbertad o la segurldad de una persona.
Niño, niña: Todo ser humano menor de l8 anos de edad, salvo que, en vlrtud de la ley que le sea
apllcable, haya alcanzado antes la mayoria de edad.'
Niños y niñas no acompañados: Qulenes han sldo separados tanto de sus progenltores como del resto
de sus parlentes y que no se hallen al culdado de una persona adulta que, por ley o costumbre, sea el
responsable de ellos.'"
Niños y niñas separados: Son aquellos que no se encuentran de manera fislca con ambos progenltores
nl con su prevlo culdador -por ley o costumbre, pero no estan necesarlamente apartados de otros
parlentes. Puede tratarse, por tanto, de nlnos acompanados por otros mlembros adultos de sus famlllas.''
Persona apátrida: Toda persona que no sea conslderada como naclonal por algun Lstado, conforme a
su leglslaclon. La ley debe conceder lgual trato a las personas que cuenten con una naclonalldad cuando
esta sea lnefectlva.
Persona extranjera: Aquella que no posea la naclonalldad mexlcana conforme a lo prevlsto en el
articulo 30 constltuclonal.
Persona migrante: Qulen sale, translta o llega al terrltorlo de un Lstado dlstlnto al de su resldencla por
cualquler motlvo.
9. Artículo 1 de la CDN.
10. Directrices del ACNUR para la determinación del interés superior del niño, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los
Refugiados, mayo 2008, Disponible en: www.acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=biblioteca/pdf/7126, p. 8. Fecha de
consulta: 25 de noviembre de 2012.
11. Idem.
´
Glosario de términos
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
26
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
Persona refugiada: Se consldera como tal a qulen:
“|. Debldo a fundados temores de ser persegulda por motlvos de raza, rellglon, naclonalldad,
genero, pertenencla a determlnado grupo soclal u oplnlones politlcas, se encuentre fuera del pais
de su naclonalldad y no pueda o, a causa de dlchos temores, no qulera acogerse a la protecclon de
tal pais, o que, careclendo de naclonalldad y hallandose a consecuencla de tales aconteclmlentos,
fuera del pais donde antes tuvlera resldencla habltual, no pueda o, a causa de dlchos temores, no
qulera regresar a el,
||. Ha huldo de su pais de orlgen porque su vlda, segurldad o llbertad han sldo amenazadas por
vlolencla generallzada, agreslon extran[era, connlctos lnternos, vlolaclon maslva de los derechos
humanos u otras clrcunstanclas que hayan perturbado gravemente el orden publlco, y
|||. Debldo a clrcunstanclas que hayan surgldo en su pais de orlgen o como resultado de
actlvldades reallzadas, durante su estancla en terrltorlo naclonal, tenga fundados temores de ser
persegulda por motlvos de raza, rellglon, naclonalldad, genero, pertenencla a determlnado grupo
soclal u oplnlones politlcas, o su vlda, segurldad o llbertad pudleran ser amenazadas por vlolencla
generallzada, agreslon extran[era, connlctos lnternos, vlolaclon maslva de los derechos humanos
u otras clrcunstanclas que hayan perturbado gravemente el orden publlco”.'´
Presentación: Medlda dlctada por el |NM medlante la cual se acuerda el alo[amlento temporal de una
persona extran[era que no acredlta su sltuaclon mlgratorla para la regularlzaclon de su estancla o la
aslstencla para el retorno.
Protección complementaria: Aquella que la Secretaria de Gobernaclon otorga a la persona extran[era
que no ha sldo reconoclda como refuglada en los termlnos de la Ley sobre Pefuglados y Protecclon
Complementarla y que conslste en no devolverla al terrltorlo de otro pais en donde su vlda se veria
amenazada o se encontraria en pellgro de ser sometlda a tortura u otros tratos o penas crueles,
lnhumanos o degradantes.
Rechazo: Determlnaclon adoptada por el |NM en los ñltros de revlslon mlgratorla ublcados en los
lugares destlnados al translto lnternaclonal de personas por tlerra, mar y alre, medlante la cual se nlega
la lnternaclon regular de una persona por no cumpllr con los requlsltos que establecen las dlsposlclones
mlgratorlas.
Glosario de términos
12. Artículo 13 de la LSRyPC.
www.SC1N.GO8.MX
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
27
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
´
Retorno asistido: Procedlmlento por el que el |NM hace abandonar el terrltorlo naclonal a una persona
extran[era y la remlte a su pais de orlgen.
Situación migratoria: Hlpotesls en la que se ublca una persona extran[era en funclon del cumpllmlento
o lncumpllmlento de las dlsposlclones mlgratorlas para su lnternaclon y estancla en el pais. Se consldera
que la persona extran[era tlene sltuaclon mlgratorla regular cuando ha cumplldo dlchas dlsposlclones y
que tlene sltuaclon mlgratorla lrregular cuando haya lncumplldo con las mlsmas.
Tarjeta de residencia: Documento que explde el |NM con el que las personas extran[eras acredltan su
sltuaclon mlgratorla regular de resldencla temporal o permanente.
Tráco de personas: Pacllltaclon de la entrada llegal de una persona en un Lstado del cual dlcha
persona no sea naclonal o resldente permanente con el ñn de obtener, dlrecta o lndlrectamente, un
beneñclo ñnanclero u otro beneñclo materlal.'`
Trata de personas: Acclon de captar, transportar, trasladar, acoger o reclblr personas, recurrlendo a la
amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacclon, al rapto, al fraude, al engano, al abuso de poder
o de una sltuaclon de vulnerabllldad o a la conceslon o recepclon de pagos o beneñclos para obtener el
consentlmlento de una persona que tenga autorldad sobre otra con ñnes de explotaclon.'"
Trámite migratorio: Cualquler sollcltud o entrega de lnformaclon que formulen las personas fislcas y
morales ante la autorldad mlgratorla para cumpllr una obllgaclon, obtener un beneñclo o servlclo de
caracter mlgratorlo a ñn de que se emlta una resoluclon, asi como cualquler otro documento que dlchas
personas esten obllgadas a conservar. No comprende aquella documentaclon o lnformaclon que solo
tenga que presentarse en caso de un requerlmlento del |NM.
Visa: Autorlzaclon que se otorga en una oñclna consular que evldencla la acredltaclon de los requlsltos
para obtener una condlclon de estancla en el pais y que se expresa medlante un documento que se
lmprlme, adhlere o ad[unta a un pasaporte u otro documento. La vlsa tamblen se puede otorgar a traves
de medlos y reglstros electronlcos -vlsa electronlca o vlrtual-. La vlsa autorlza a la persona extran[era para
presentarse a un lugar destlnado al translto lnternaclonal de personas y sollcltar su estancla, segun el
tlpo de vlsado y slempre que se reunan los demas requlsltos para el lngreso.
13. Protocolo para Prevenir el Tráfico Ilícito de Migrantes por Tierra, Mar y Aire que complementa la Convención de las Naciones
Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional.
14. Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente Mujeres y Niños, que complementa la
Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional.
Glosario de términos
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
Marco 1uridlco
CAPÍTULO IV
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
3l
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
Marco 1uridlco
CAPÍTULO IV
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
32
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
www.SC1N.GO8.MX
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
33
15. Corte IDH, Caso Velásquez Rodríguez vs. Honduras, 29 de julio de 1988, Disponible en:
www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_04_esp.pdf. Fecha de consulta: 10 de febrero de 2013.
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
La Corte |DH'' ha establecldo el alcance de la obllgaclon de respetar los derechos de acuerdo con la
Convenclon Amerlcana sobre Derechos Humanos (CADH).
La prlmera obllgaclon es la de garantlzar el llbre y pleno e[erclclo de los derechos de la CADH a toda
persona su[eta a su [urlsdlcclon, lo que lmpllca el deber de los Lstados de organlzar todo el aparato
gubernamental de manera tal que se cumpla con esta obllgaclon. Como consecuencla, los Lstados
deben prevenlr, lnvestlgar y sanclonar toda vlolaclon a los derechos humanos y procurar el
restableclmlento del derecho vlolado y, en su caso, la reparaclon de los danos producldos por dlcha
vlolaclon.
Asi, en prlnclplo, es lmputable al Lstado toda vlolaclon a los derechos derlvada de un acto del poder
publlco. Sln embargo, un hecho lliclto vlolatorlo de los derechos humanos que sea obra de un
partlcular puede acarrear responsabllldad del Lstado por falta de deblda dlllgencla para prevenlr la
vlolaclon o para tratarla adecuadamente.
Ll deber de prevenclon, de acuerdo con la Corte |DH, abarca todas aquellas medldas de caracter
[uridlco, politlco, admlnlstratlvo y cultural que promuevan la salvaguarda de los derechos humanos y
que aseguren que las eventuales vlolaclones a los mlsmos sean efectlvamente conslderadas y
tratadas como un hecho lliclto, el cual acarrea sanclones para qulen las cometa y actuallza la
obllgaclon de reparar a las victlmas.
Por su parte, la obllgaclon de lnvestlgar debe emprenderse con serledad y no como una slmple
formalldad condenada a ser lnfructuosa, debe tener un sentldo y ser asumlda por el Lstado como un
deber [uridlco proplo y no como una slmple gestlon de lntereses partlculares que dependa de la
lnlclatlva procesal de la victlma o de sus famlllares, o de la aportaclon prlvada de elementos
probatorlos, sln que la autorldad publlca busque efectlvamente la verdad.
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
34
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
www.SC1N.GO8.MX
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
16. A lo largo del documento se utiliza el término de “solicitantes de asilo” por ser éste el reconocido internacionalmente, su
análogo en la LSRyPC es el de “solicitantes del reconocimiento de la condición de refugiados”.
17. El derecho al reconocimiento de la condición de refugiados está desarrollado en la LSRyPC. Lo que hace México es reconocer o
no -en lugar de otorgar o no- dicha condición.
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
35
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
36
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
www.SC1N.GO8.MX
l) las que reconocen derechos humanos para todas las personas y por lo tanto, tamblen para las
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal,
ll) las que aplican exclusivamente para personas migrantes y sujetas de protección
internacional,
lll) las que son especícas para las personas que ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon
lnternaclonal, se encuentran en otra sltuaclon de vulnerabllldad, como ser nlno, nlna o adolescente,
o ser victlma, testlgo u ofendldo'' de un dellto como la trata de personas, y
lv) las que son aplicables para casos de privación de libertad en estaciones migratorias.
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
18. Informe Anual 1991, Corte IDH, Capítulo V, Situación de los Haitianos en República Dominicana. OEA/Ser.L/V/II.81 Doc. 6
rev. 1, 14 febrero 1992; CIDH, Informe sobre la Situación de los Derechos Humanos de los Solicitantes de Asilo en el Marco del
Sistema Canadiense de Determinación de la Condición de Refugiado. OEA/Ser.L/V/II.106 Doc.40 rev., 28 de febrero de 2000, párr.
166; CIDH, Informe Anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de 2000: Segundo Informe de Progreso de la
Relatoría sobre Trabajadores Migratorios y Miembros de sus Familias. OEA/Ser./L/V/II.111 doc. 20 rev., 16 de abril de 2000, párr.
6; CIDH, Informe sobre Terrorismo y Derechos Humanos. OEA/Ser.L/V/ll.116 Doc. 5 rev. 1 corr., 22 octubre 2002, párr. 377; CIDH,
Informe sobre Inmigración en Estados Unidos: Detenciones y Debido Proceso. OEA/Ser.L/V/II. Doc. 78/10, 30 de diciembre de
2010, párr. 32; CIDH, Demanda ante la Corte IDH, Caso No. 12.688, Nadege Dorzema y otros: Masacre de Guayubín (República
Dominicana). 11 de febrero de 2011, párr. 208; CIDH, Demanda ante la Corte IDH, Caso No. 12.271, Benito Tide Méndez y otros
(República Dominicana). 29 de marzo de 2012, párr. 260. En este mismo sentido, véase, Corte IDH, Asunto Haitianos y Dominica-
nos de origen Haitiano en la República Dominicana respecto República Dominicana. Medidas Provisionales. Resolución de la Corte
IDH de 18 de agosto de 2000, Considerando cuarto; Corte IDH, Condición Jurídica y Derechos de los Migrantes Indocumentados.
Opinión Consultiva OC-18/03 de 17 de septiembre de 2003. Serie A No. 18, párr. 168; Corte IDH, Caso Vélez Loor Vs. Panamá.
Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 23 de noviembre de 2010. Serie C No. 218, párrs. 97 y 169.
19. Entendido como el sujeto pasivo de una conducta de acuerdo con la Ley de Migración, inciso a), fracción V del artículo 52.
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
37
20. CIDH, Opinión Consultiva 16/99: El derecho a la información sobre la asistencia consular en el marco de las garantías del
debido proceso legal, de 1 de octubre de 1999, solicitada por los Estados Unidos Mexicanos. Disponible en:
www.derhumanos.com.ar/opiniones%20consultivas/opinion%20consultiva%2016.htm. Fecha de consulta: 6 de enero de 2012.
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
38
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
Caso Laroye Riebe Star, Jorge Barón
Guttlein y Rodolfo Izar Elroz contra
México
Los sacerdotes catollcos Loren Laroye Plebe
Star, de naclonalldad estadounldense, 1orge
Alberto 8aron Guttleln, de naclonalldad
argentlna, y Podolfo |zal Llorz, de
naclonalldad espanola, denunclaron al
goblerno mexlcano por haberles expulsado
acusados de “reallzar actlvldades no
permltldas por su status mlgratorlo” y por no
haberles respetado el debldo proceso.
La C|DH concluyo que los rellglosos fueron
prlvados arbltrarlamente de su llbertad y
expulsados en forma sumarla de Mexlco, sln
derecho a la garantia de audlencla y en
vlolaclon de su derecho de clrculaclon y de
resldencla. Ll [ulclo de amparo promovldo
posterlormente por los representantes de los
extran[eros expulsados careclo de
efectlvldad para protegerlos contra los actos
vlolatorlos menclonados. Ll arresto y la
expulslon se efectuaron en vlolaclon a la
lntegrldad fislca de los menclonados
sacerdotes, y del derecho a la protecclon de
su honra y dlgnldad. Como resultado del
proceder arbltrarlo de las autorldades, el
Lstado mexlcano resulto lgualmente
responsable de la vlolaclon de la llbertad de
conclencla y de rellglon, asi como de la
llbertad de asoclaclon a que tlenen derecho
los sacerdotes
C|DH, Informe de Fondo N° 49/99, Caso 11.610,
Loren Laroye Riebe Star, Jorge Barón Guttlein y
Rodolfo Izal Elorz (México), l3 de abrll de l999.
Dlsponlble en:
www.cldh.org/annualrep/98span/fondo/mexlco
%20ll.6l0.htm
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
21. CIDH, Opinión Consultiva 18/03: Condición Jurídica y Derechos de
los Migrantes Indocumentados, de 17 de septiembre de 2003, solicitada
por los Estados Unidos Mexicanos. Disponible en:
www.corteidh.or.cr/docs/opiniones/seriea_18_esp.pdf. Fecha de
consulta: 6 de enero de 2012.
22. CIDH, Informe de Fondo N° 49/99, Caso 11.610, Loren Laroye Riebe
Star, Jorge Barón Guttlein y Rodolfo Izal Elorz (México), 13 de abril de
1999, Disponible en:
www.cidh.org/annualrep/98span/fondo/mexico%2011.610.htm. Fecha
de consulta: 6 de enero de 2012.
www.SC1N.GO8.MX
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La privación de la libertad
“La prlvaclon de la llbertad es cualquler
forma de detenclon, encarcelamlento,
lnstltuclonallzaclon, o custodla de una
persona, por razones de aslstencla
humanltarla, tratamlento, tutela,
protecclon, o por delltos e lnfracclones a
la ley, ordenada por o ba[o el control de
facto de una autorldad [udlclal o
admlnlstratlva o cualquler otra autorldad,
ya sea en una lnstltuclon publlca o
prlvada, en la cual no pueda dlsponer de
su llbertad ambulatorla. Se entlende
entre esta categoria de personas, no solo
a las personas prlvadas de llbertad por
delltos o por lnfracclones e
lncumpllmlentos a la ley, ya sean estas
procesadas o condenadas, slno tamblen
a las personas que estan ba[o la custodla
y la responsabllldad de clertas
lnstltuclones, tales como: hospltales
pslqulatrlcos y otros estableclmlentos
para personas con dlscapacldades fislcas,
mentales o sensorlales, lnstltuclones para
nlnos, nlnas y adultos mayores, centros
para mlgrantes, refuglados, sollcltantes
de asllo o refuglo, apatrldas e
lndocumentados, y cualquler otra
lnstltuclon slmllar destlnada a la
prlvaclon de llbertad de personas”.

C|DH, Principios y Buenas Prácticas sobre la
Protección de las Personas Privadas de Libertad
en las Américas, Dlsposlclon General.
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
39
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
23. CIDH, Informe de Admisibilidad y Fondo No. 51/01, Caso 9903, Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cubanos del Mariel)
(Estados Unidos de América). 4 de abril de 2001, párrs. 216-219.
24. Corte IDH, Caso Vélez Loor vs. Panamá, 23 de noviembre de 2010. Disponible en:
www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_218_esp.pdf. Fecha de consulta: 6 de enero de 2012.
25. Corte IDH, Caso Nadege Dorzema y otros vs, República Dominicana, 24 de octubre de 2012. Disponible en:
www.corteidh.or.cr/docs/casos/articulos/seriec_251_esp.pdf. Fecha de consulta: 13 de febrero de 2013.
26. Informe de Admisibilidad y Fondo No. 51/01, Caso 9903, Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cubanos del Mariel) (Estados
Unidos de América), op. cit, párrs. 216-219.
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
Con la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos en Mexlco, el marco
[uridlco que regula el tema de las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal se convlerte en un cuerpo homogeneo, dlferenclado en cuanto a su orlgen –naclonal
o lnternaclonal– pero no en cuanto a su valldez y obllgatorledad.
Al respecto, resulta fundamental la redacclon del articulo lº constltuclonal, en donde lo
relevante para establecer que norma debe ser apllcada es que esta sea la mas protectora,
por lo que la [erarquia de los derechos humanos reconocldos en los dlversos tratados
lnternaclonales de los que Mexlco es parte y las normas de la CPLUM ya no es relevante.
Asi, este Protocolo reune las dlsposlclones tanto de orlgen naclonal como de orlgen lnter-
naclonal que conforman el marco [uridlco apllcable para personas mlgrantes y su[etas de
protecclon lnternaclonal.
A) Origen nacional
Ll 6 y el l0 de [unlo de 20ll se publlcaron, en el Dlarlo Oñclal de la Pederaclon de Mexlco,
dos reformas constltuclonales fundamentales. La prlmera conclerne prlnclpalmente al
[ulclo de amparo, la segunda es conoclda como la reforma constltuclonal en materla de
derechos humanos.
La prlmera amplia la procedencla del amparo respecto de los derechos humanos consa-
grados en tratados lnternaclonales de los que el Lstado Mexlcano sea parte, lntroduce las
ñguras del amparo adheslvo y de lnteres legitlmo -lndlvldual o colectlvo, contempla la
poslbllldad de promover el [ulclo de amparo por omlslones de autorldades y de generar
las declaratorlas generales de lnconstltuclonalldad, entre otras. Lstas modlñcaclones
tlenen la ñnalldad de hacer del [ulclo de amparo un procedlmlento [udlclal mas senclllo y
efectlvo. Ln concordancla con esta reforma constltuclonal, el 2 de abrll de 20l3, se publlco
la Ley de Amparo. Lstos camblos leglslatlvos son fundamentales para la protecclon de los
derechos humanos de todas las personas, al ser [ustamente el amparo la prlnclpal lnstltu-
clon garantlsta de los derechos humanos en Mexlco.
Por su parte, la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, ademas de esta-
blecer beneñclos en cuanto al reconoclmlento, respeto y protecclon de los derechos
humanos, lncluyo modlñcaclones en el tema mlgratorlo. Ln concreto, en los articulos ll y
33 constltuclonales. Lstos avances aun esperan perfecclonamlento por medlo de la adop-
clon de camblos leglslatlvos que garantlcen su efectlvldad o medlante el e[erclclo del con-
trol de convenclonalldad que lmpulse su apllcaclon dlrecta o las lnterpretaclones necesa-
rlas para que adquleran plena vlgencla. Actualmente, el marco constltuclonal en materla
mlgratorla esta contenldo, prlnclpalmente, en los articulos l, ll, l4, l6, l7, 30 y 33.
Ll articulo lº reconoce que en Mexlco todas las personas gozaran de los derechos huma-
nos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco sea
parte. Ll mlsmo ordlnal establece el prlnclplo pro persona al enunclar que se favorecera en
todo tlempo la protecclon mas amplla a las personas, prlmando la obllgaclon de todas las
autorldades de promover, respetar, proteger y garantlzar los derechos humanos, y el
deber del Lstado de prevenlr, lnvestlgar, sanclonar y reparar las vlolaclones a estos dere-
chos.
Oñclal de la Pederaclon el 25 de mayo y el 27 de enero, respectlvamente. A estas leyes, se
suma la Ley de Naclonalldad, asi como los respectlvos Peglamentos. Antes de estos avan-
ces leglslatlvos, el tema mlgratorlo era regulado en la Ley General de Poblaclon y el proce-
dlmlento para reconocer la condlclon de refuglados se reallzaba de manera ad hoc a partlr
de las pocas menclones que exlstian en esa ley y de la apllcaclon de los tratados lnterna-
clonales de los que Mexlco es parte en la materla de asllo.
De acuerdo con la Ley de Mlgraclon, las personas mlgrantes que no logren comprobar su
sltuaclon mlgratorla regular no cometen dellto alguno, slno unlcamente una falta adml-
nlstratlva. Sln embargo, con fundamento en dlcha ley, se detlene a personas en estaclones
mlgratorlas mlentras se comprueba su sltuaclon mlgratorla. Las normas de orlgen lnterna-
clonal y naclonal que establecen garantias para las personas prlvadas de la llbertad deben
ser apllcadas con la lntenclon de asegurar la protecclon mas amplla a las personas su[etas
a procedlmlento dentro de una estaclon mlgratorla.
B) Origen internacional
Las obllgaclones de orlgen lnternaclonal de Mexlco provlenen de dos fuentes: el Slstema
Unlversal de Derechos Humanos y el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos. Ll
Lstado Mexlcano ha ratlñcado todos los lnstrumentos de ambos slstemas. Ln materla
mlgratorla, el derecho lnternaclonal reconoce la potestad soberana de los Lstados para
controlar sus fronteras, deñnlr los requlsltos de lngreso, estancla y expulslon de los extran-
[eros de su terrltorlo y, en general, de establecer sus politlcas mlgratorlas. Sln embargo, las
politlcas, leyes y practlcas en esta materla deben respetar y garantlzar los derechos huma-
nos de todas las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en razon de que
noce el derecho a sollcltar asllo'" en caso de persecuclon por motlvos de orden politlco y
el derecho a reclblr “refuglo”'´ por causas de caracter humanltarlo. Con esta reforma,
Mexlco establece el derecho de asllo como un derecho humano, fomenta la solldarldad
lnternaclonal y conserva la tradlclon mexlcana del asllo. La Ley sobre Pefuglados y Protec-
clon Complementarla reproduce la normatlva unlversal en la materla. Asi, por e[emplo, la
Ley resulta novedosa porque lncorpora tanto la deñnlclon claslca de una persona refugla-
da, en los termlnos de la Convenclon sobre el Lstatuto de los Pefuglados de l95l
(Convenclon de l95l), como la deñnlclon latlnoamerlcana ampllada de una persona refu-
glada, estableclda por la Declaraclon de Cartagena sobre los Pefuglados de l984. Ademas,
la Ley anade el genero como uno de los motlvos por los que es poslble sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado en Mexlco.
Por su parte, el articulo 30 constltuclonal establece que la naclonalldad mexlcana se
adqulere por naclmlento o por naturallzaclon, y el dlverso articulo 33 constltuclonal
senala que cualquler persona que no reuna las caracteristlcas enumeradas en el prlmero
de los numerales cltados, sera conslderada “extran[era”.
Ln cuanto a la reforma al articulo 33 constltuclonal, se reconoce el derecho de audlencla
prevla para las personas extran[eras en caso de expulslon, lo que conlleva un elemento
fundamental del debldo proceso.
Plnalmente, al exlstlr la poslbllldad de prlvar de la llbertad a las personas mlgrantes y su[e-
tas de protecclon lnternaclonal en estaclones mlgratorlas, debe observarse lo prevlsto en
el articulo 2l constltuclonal sobre la duraclon maxlma de detenclones admlnlstratlvas, asi
como los articulos l4, l6, l7, l8, l9, 20, 22 y 23 constltuclonales para asegurarles el acceso
a la [ustlcla y el debldo proceso.
Aslmlsmo, en 20ll se crearon leyes especlallzadas en la materla, como son la Ley de
Mlgraclon y la Ley sobre Pefuglados y Protecclon Complementarla, publlcadas en el Dlarlo
cho a la lnformaclon sobre la aslstencla consular
en el marco de las garantias del debldo proceso
legal, y ll) la Oplnlon Consultlva l8/03´' del l7 de
septlembre de 2003 (OCl8/03), relatlva a la con-
dlclon [uridlca y los derechos de las personas
mlgrantes lndocumentadas.
Dlchas Oplnlones Consultlvas son fundamenta-
les para el tema mlgratorlo puesto que recono-
cen el derecho a la lgualdad como una norma de
jus cogens, exponen los elementos necesarlos en
materla de debldo proceso de personas mlgran-
tes. Aslmlsmo, destacan la lmportancla del dere-
cho a la aslstencla consular y el reconoclmlento
de que, lndependlentemente de su sltuaclon
mlgratorla, las personas tlenen derecho a condl-
clones dlgnas de traba[o de la mlsma manera
que cualquler naclonal. Con excepclon de la asls-
tencla consular en el caso de personas refugla-
das y apatrldas, algunos de los prlnclplos enun-
clados en ambas oplnlones consultlvas resultan
tamblen apllcables por analogia a las personas
su[etas de protecclon lnternaclonal. Por otro
lado, la C|DH estableclo un lmportante prece-
dente en el caso Loren Laroye Plebe Star, 1orge
8aron Guttleln y Podolfo |zal Llorz contra
Mexlco.´´ Al resolver la petlclon, la Comlslon con-
estos derlvan de su dlgnldad humana y han sldo ampllamente reconocldos por los Lsta-
dos a partlr de los tratados de derechos humanos que han suscrlto a nlvel lnternaclonal.'"
Ll derecho a mlgrar esta estrechamente relaclonado con otros derechos, como el de llbre
clrculaclon, llbertad personal, y el acceso a los derechos economlcos y soclales. Ls por esto
que es poslble dlvldlr la gran varledad de normas de orlgen lnternaclonal que se apllcan a
las personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal en los slgulentes rubros:
Ll unlco tratado lnternaclonal que recoge dlsposlclones excluslvamente de caracter
mlgratorlo es la Convenclon |nternaclonal sobre la Protecclon de los Derechos de Todos
los Traba[adores Mlgrantes y de sus Pamlllares de l990 (Convenclon de l990). Lsta Con-
venclon obedece a la necesldad de proteger a las personas mlgrantes que traba[an en
Lstados de los que no son naclonales, asi como a sus famlllares, en contra de abusos labo-
rales.
De dlchas obllgaclones se desprende la necesldad de que las vlolaclones a derechos
humanos cometldas en contra de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclo-
nal sean exlglbles ante los organos competentes. Ahora blen, en materla proplamente de
asllo, protecclon de refuglados y mlgraclon, los articulos constltuclonales fundamentales
son el ll, el 30 y el 33.
A partlr de la reforma constltuclonal en materla de derechos humanos, el articulo ll reco-
La Convenclon de l990 reconoce una serle de derechos para las personas traba[adoras
mlgrantes y sus famlllas, lndependlentemente de cual sea su sltuaclon mlgratorla. Por
e[emplo, les protege de la prlvaclon arbltrarla de sus blenes, de la conñscaclon, de la des-
trucclon o lntentos de destrucclon de documentos de ldentldad, autorlzaclones de entra-
da, estancla, resldencla o permanencla en el terrltorlo de un pais, de los permlsos de traba-
[o, entre otros. La Convenclon especlñca que no podran ser ob[eto de expulslones colectl-
vas y que unlcamente podran ser expulsadas en cumpllmlento a una declslon adoptada
por la autorldad competente conforme a la ley, ademas, reconoce el derecho de protec-
clon especlal de aquellas personas que enfrentan una sltuaclon de mayor vulnerabllldad.
Lsta Convenclon es la unlca que deñne a una persona como traba[ador o traba[adora
mlgratorla en los slgulentes termlnos: “toda persona que vaya a reallzar, reallce o haya
reallzado una actlvldad remunerada en un Lstado del que no sea naclonal”. Para las perso-
nas caracterlzadas como traba[adores o traba[adoras mlgratorlas, la Convenclon reconoce
su derecho a no ser su[etas de esclavltud o servldumbre, a no reallzar traba[os forzados u
obllgatorlos, a que su personalldad [uridlca sea reconoclda, a regresar a su pais de orlgen,
a acceder a los trlbunales y a reclblr un trato no menos favorable, en cuanto a remunera-
clon y condlclones de traba[o, que aquel que reclben los naclonales del Lstado en donde
se emplean. A sus famlllares tamblen se les reconocen todos estos derechos, asi como a
tener un nombre y naclonalldad, ser reglstrados y acceder a la educaclon.
Ln el Slstema |nteramerlcano de Derechos Humanos no exlste un tratado especiñco para
el tema mlgratorlo, sln embargo, los derechos reconocldos en la Convenclon Amerlcana
sobre Derechos Humanos, asi como los otros lnstrumentos que lntegran el corpus juris
lnteramerlcano de derechos humanos, son derechos que los Lstados tlenen que respetar
y garantlzar respecto de toda persona que este su[eta a su [urlsdlcclon. Ln adlclon a lo
anterlor, Mexlco ha reallzado dos sollcltudes de oplnlon consultlva a la Corte |nteramerl-
cana: l) la Oplnlon Consultlva l6/99´" del l de octubre de l999 (OCl6/99), relatlva al dere-
cluyo que dlchas personas fueron prlvadas arbltra-
rlamente de su llbertad y expulsadas en forma
sumarla de Mexlco, sln derecho a la garantia de
audlencla y en vlolaclon a su derecho de clrcula-
clon y resldencla, que el arresto y la expulslon se
efectuaron en vlolaclon a su lntegrldad fislca, y que
el Lstado mexlcano es responsable por la vlolaclon
de la llbertad de asoclaclon y la llbertad de con-
clencla y rellglon.
Ll |nforme de Admlslbllldad y Pondo de la C|DH en
el caso de Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cuba-
nos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América,´` asi como las sentenclas de la Corte |DH
en el caso de velez Loor contra Panama´" y en el
caso de Nadege Dorzema y otros contra Pepubllca
Domlnlcana aportan elementos sustanclales
respecto a la detenclon en estaclones
mlgratorlas.´'
Al referlrse a la excepclonalldad de la detenclon
mlgratorla, desde el caso Pafael Perrer-Mazorra y
otros vs. Lstados Unldos de Amerlca, la Comlslon
sostuvo que se debe partlr de una presunclon de
llbertad y no de una presunclon de detenclon, en
donde la detenclon mlgratorla sea la excepclon y
se [ustlñque solo cuando esta sea legal y no
arbltrarla.´"
40
www.SC1N.GO8.MX
Por su parte, en la sentencla del caso velez Loor contra Panama, la Corte |DH estableclo
estandares minlmos para la prlvaclon de la llbertad por razones mlgratorlas, como el que
la mlsma se reallce de conformldad con el derecho a la llbertad personal y sus garantias
especiñcas, asi como a[ustada a los prlnclplos de excepclonalldad de la detenclon y de
necesldad, proporclonalldad e ldoneldad de la medlda en cada caso. Plnalmente, en el
caso Nadege Dorzema, la Corte |DH reañrma su [urlsprudencla en la materla al estudlar la
arbltrarledad de la prlvaclon de la llbertad.
Dado que en la actualldad Mexlco reclbe nu[os mlgratorlos mlxtos, es necesarlo recurrlr a
otros tratados lnternaclonales especiñcos para ocuparse de las exlgenclas de casos como
la protecclon lnternaclonal de refuglados y personas beneñclarlas de protecclon comple-
mentarla, la apatrldla, la trata y el trañco de personas, y de las necesldades especiñcas de
clertos grupos como mu[eres, lndigenas, nlnos, nlnas y adolescentes. Para cada uno de
estos temas y grupos exlsten dlversos tratados lnternaclonales apllcables que deberan
revlsarse e lnterpretarse de manera conforme, armonlca y slstemlca en los casos en donde
lntervengan personas que, ademas de ser mlgrantes o su[etas de protecclon lnternaclo-
nal, cuenten con alguna de estas caracteristlcas o se encuentren en una de las sltuaclones
senaladas anterlormente.
Rafael Ferrer-Mazorra y otros (los Cubanos del Mariel) contra los Estados Unidos de
América
La petlclon fue lnterpuesta en nombre de naclonales de la Pepubllca de Cuba que formaban parte de la
“Plotllla Llbertad” del Marlel que se dlrlglo a los Lstados Unldos en l980. Cuando se lnterpuso la petlclon,
en abrll de l987, se decia que unas 3,000 personas de naclonalldad cubana habian sldo detenldos en los
Lstados Unldos por su lngreso lrregular al pais. Ln la petlclon orlglnal, qulenes representaban a las
personas petlclonarlas se proponian lnlclar la acclon de petlclon en nombre de 335 de estos cubanos y
cubanas, ba[o el nombre de Pafael Perrer-Mazorra y otros, qulenes fueron detenldos y detenldas en dlez
centros de detenclon federales, estatales o locales de Lstados Unldos.
Se concluyo que el Lstado era responsable de la vlolaclon de los articulos |, ||, Xv||, Xv||| y XXv de la
Declaraclon, en relaclon con la prlvaclon de llbertad de los petlclonarlos. Aslmlsmo, se sollclto al Lstado
que ofreclera algunas actlvldades minlmas de desarrollo personal, permltlendoles utlllzar su tlempo en
forma constructlva y dandoles medlos para me[orar sus clrcunstanclas personales con mlras a obtener la
llbertad.
C|DH, Informe de Admisibilidad y Fondo No. 51/01, Caso 9903, Rafael Ferrer-Mazorra y otros (Los Cubanos del Mariel)
(Estados Unidos de América). 4 de abrll de 200l.
4l
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
Caso Vélez Loor contra Panamá
1esus Tranqulllno velez Loor, de naclonalldad ecuatorlana, fue retenldo en Panama por no portar la
documentaclon necesarla para permanecer en dlcho pais, y llevado a la Carcel Publlca de Panama. Luego
de constatar que habia sldo deportado anterlormente de Panama, se resolvlo lmponerle la pena de dos
anos de prlslon. La resoluclon no fue notlñcada al senor velez Loor y fue trasladado a un Centro
Penltenclarlo. La Dlrectora Naclonal de Mlgraclon resolvlo de[ar sln efecto la pena lmpuesta, y el senor
velez Loor fue deportado hacla la Pepubllca de Lcuador.
La Corte |DH declaro responsable lnternaclonalmente al Lstado de Panama por la vlolaclon de los
derechos a la llbertad personal, garantias [udlclales, prlnclplo de legalldad e lntegrldad personal, asi
como por no haber emprendldo una lnvestlgaclon sobre los alegados actos de tortura denunclados, y
por el lncumpllmlento de la obllgaclon de garantlzar, sln dlscrlmlnaclon, el derecho de acceso a la
[ustlcla.
Durante el tlempo que el senor velez Loor estuvo recluldo, el Lstado reconoclo que exlstian “entre otros,
documentados por las dlstlntas autorldades panamenas |…| los slgulentes problemas: deñclenclas
estructurales en los centros de detenclon, problemas en el sumlnlstro regular de agua, sobrepoblaclon
penltenclarla, deñclencla de los slstemas de claslñcaclon de las personas prlvadas de llbertad,
deñclenclas de los programas de resoclallzaclon y educaclon.”
La Corte |DH manlfesto que seran arbltrarlas las politlcas mlgratorlas cuyo e[e central sea la detenclon
obllgatorla de las personas mlgrantes lrregulares, sln que las autorldades verlñquen, en cada caso, la
poslbllldad de utlllzar medldas menos restrlctlvas que sean efectlvas para alcanzar aquellos ñnes.
Corte |DH, Caso velez Loor vs. Panama, 23 de novlembre de 20l0. Dlsponlble en
www.corteldh.or.cr/docs/casos/artlculos/serlec_2l8_esp.pdf
Caso Nadege Dorezma y otros contra República Dominicana
Ll caso se relaclona con el uso exceslvo de la fuerza por agentes mllltares domlnlcanos en contra de un
grupo de naclonales de Halti en el que perdleron la vlda slete personas y varlas mas resultaron herldas.
Adlclonalmente, algunas victlmas fueron expulsadas sln las garantias debldas.
Se determlno que, en nlngun momento durante la prlvaclon de llbertad, las personas fueron lnformadas
sobre las razones y motlvos de la mlsma.
Las detenclones no fueron llevadas a cabo con la ñnalldad de reallzar un procedlmlento capaz de
determlnar las clrcunstanclas y estatus [uridlcos de las personas detenldas, o para reallzar un
procedlmlento mlgratorlo formal con vlstas a su deportaclon o expulslon, lo que las convlrtlo en
detenclones con ñnes llegitlmos y por lo tanto, arbltrarlas.
La Corte encontro que, en vlsta de la expulslon expedlta, las victlmas mlgrantes carecleron de toda
oportunldad para acclonar un recurso adecuado que tutelara la legalldad de la detenclon, por lo que
concluyo que el Lstado vlolo el derecho a la llbertad personal.
Pesolvlo tamblen que el Lstado es lnternaclonalmente responsable por la vlolaclon de los derechos a la
vlda, a la lntegrldad personal, a la llbertad personal, a las garantias [udlclales, de clrculaclon, y a la
protecclon [udlclal, asi como por el lncumpllmlento de los deberes de adecuar su derecho lnterno y de
no dlscrlmlnar.
Corte |DH, Caso Nadege Dorzema y otros vs, República Dominicana, 24 de octubre de 20l2. Dlsponlble en:
www.corteldh.or.cr/docs/casos/artlculos/serlec_25l_esp.pdf
42
www.SC1N.GO8.MX
1. No discriminación e igualdad
Ll prlnclplo de lgualdad y no dlscrlmlnaclon posee un caracter fundamental para la salva-
guardla de los derechos humanos y por lo tanto, se encuentra consagrado tanto en la
CPLUM como en casl todos los tratados lnternaclonales de los que Mexlco es parte.
La Corte |DH deñne el prlnclplo de lgualdad en su [urlsprudencla de la slgulente manera:
“La noclon de lgualdad se desprende dlrectamente de la unldad de naturaleza del
genero humano y es lnseparable de la dlgnldad esenclal de la persona, frente a la cual
es lncompatlble toda sltuaclon que, por conslderar superlor a un determlnado grupo,
conduzca a tratarlo con prlvlleglo o que, a la lnversa, por conslderarlo lnferlor, lo trate
con hostllldad o de cualquler forma lo dlscrlmlne del goce de derechos que si se reco-
nocen a qulenes no se conslderan lncursos en tal sltuaclon de lnferlorldad. No es
admlslble crear dlferenclas de tratamlento entre seres humanos que no se correspon-
dan con su unlca e ldentlca naturaleza”.´´
Ln su oportunldad, la Corte |DH estableclo los efectos del prlnclplo fundamental de la
lgualdad y no dlscrlmlnaclon en la Oplnlon Consultlva l8/03, y argumento que “alcanzan
a todos los Lstados por pertenecer al domlnlo del jus cogens, revestldo de caracter lmpera-
tlvo, acarrea obllgaclones erga omnes de protecclon que vlnculan a todos los Lstados y
generan efectos con respecto a terceros, lncluso partlculares”.´"
A partlr de esta deñnlclon y en la mlsma Oplnlon Consultlva, la Corte |DH prescrlbe obllga-
clones especiñcas a cargo de los Lstados, tales como:
portamlentos, actlvldades y atrlbutos que cada socledad
consldera aproplados para los hombres y las mu[eres.
Ahora blen, la perspectlva de genero es fundamental en
la vlslon que se tlene de la mlgraclon. Orlglnalmente, los
hombres eran qulenes mas cruzaban fronteras en bus-
queda de me[ores condlclones de vlda, sln embargo,
desde hace varlas decadas, se ha lncrementado el
numero de mu[eres que vla[an por motlvos de reunlñca-
clon famlllar o en busqueda de me[ores condlclones
laborales. Actualmente, las mu[eres representan el 49%
del total de personas mlgrantes en el mundo.`" Ln su
mayoria son mu[eres [ovenes y algunas huyen de la dlscrl-
mlnaclon o vlolencla de la que son ob[eto por dlstlntas
razones, lnclulda la orlentaclon sexual, otras, de la falta de
oportunldades en sus paises de orlgen, la mayoria mlgra
para gozar de sus derechos humanos.
La sltuaclon de especlal vulnerabllldad de la mu[er
mlgrante y refuglada ha sldo expresamente conslderada
en el articulo 9 de la Convenclon |nteramerlcana para
Prevenlr, Sanclonar y Lrradlcar la vlolencla contra la Mu[er
“Convenclon 8elem do Para”. A partlr de la comprenslon
de que exlsten personas que no pueden regresar a sus
paises de orlgen sl su vlda, llbertad o segurldad estan en
pellgro por razones asocladas al genero, algunos paises,
como Mexlco, lncorporan el “genero” como una de las
causales de temor fundado de persecuclon y por lo tanto,
una de las razones para sollcltar el reconoclmlento de la
condlclon de refuglado.
lmpllca recurrlr a la lnterpretaclon mas extenslva cuando se trata de garantlzar derechos
y a la lnterpretaclon mas restrlctlva cuando se trata de lmponerles limltes.`´

Todas las autorldades estan obllgadas a encontrar dentro de la totalldad de las normas la
que beneñcle mayormente a la persona, y a lnterpretarla de la manera que lmpllque una
protecclon mas amplla a sus derechos humanos, lncluso, exlste la poslbllldad de de[ar de
apllcar normas lnferlores dando preferencla a las contenldas en la CPLUM y en los trata-
dos lnternaclonales de derechos humanos en la materla.
3. Universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad
Ln la redacclon del articulo lº constltuclo-
nal, quedaron lncorporados los atrlbutos de
los derechos humanos de acuerdo con el
Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos: unlversalldad, lnterdependencla,
lndlvlslbllldad y progreslvldad.``
Ll prlnclplo de universalidad esta intlma-
mente relaclonado con el de no dlscrlmlna-
clon y tlene que ver con que todos los dere-
chos humanos corresponden a todas las
personas por lgual, lndependlentemente
de su naclonalldad, raza, rellglon, oplnlon
politlca, condlclon economlca, genero, o
cualquler otra.
Ll prlnclplo de realización progresiva se
reñere a la adopclon de las medldas apro-
pladas para lograr la efectlvldad de los dere-
chos hasta el maxlmo de recursos dlsponl-
bles. De este modo, se prohibe que se suprl-
man o reduzcan derechos, ya que estos
deben ampllarse constante y permanente-
mente. Lo anterlor crea la obllgaclon a
cargo del Lstado de no dar marcha atras en
los estandares de cumpllmlento ya alcanza-
dos en la protecclon de los derechos huma-
Las mu[eres mlgrantes que cruzan por terrltorlo mexlcano enfrentan mayores sltuaclones
de vulnerabllldad, estan expuestas a todo tlpo de abusos y vlolencla de genero, entre los
que sobresalen los ataques sexuales, fislcos o verbales, las malas condlclones de empleo
y la trata de personas. Anallzar los asuntos [udlclales y las politlcas mlgratorlas con pers-
pectlva de genero es lndlspensable para garantlzar que se cumpla con el derecho a la
lgualdad y que las mu[eres puedan, por lo tanto, defender sus derechos de una manera
efectlva, sln dlscrlmlnaclon y con las medldas adecuadas para su protecclon en caso de
haber sufrldo algun abuso o vlolencla de genero durante su trayecto.`'
2. Pro persona
Ll prlnclplo pro persona esta consagrado en el articulo lº de la CPLUM desde la reforma
constltuclonal en materla de derechos humanos: “favoreclendo en todo tlempo a las
personas la protecclon mas amplla”. Lo anterlor lmpllca que cuando se esta ante dos o
mas normas que son apllcables al caso concreto, debe prevalecer la que me[or cumpla
con ese proposlto, ldentlca declslon debe tomarse en el caso de que una norma tenga
dlversas lnterpretaclones [uridlcamente aceptables.
Por su parte, en el parrafo 27 de la sentencla del Caso Padllla, la SC1N estableclo que:
“todas las autorldades del pais, dentro del amblto de sus competenclas, se encuentran
obllgadas a velar no solo por los derechos humanos contenldos en los lnstrumentos lnter-
naclonales ñrmados por el Lstado Mexlcano, slno tamblen por los derechos humanos
contenldos en la CPLUM, adoptando la lnterpretaclon mas favorable al derecho humano
de que se trate, lo que se entlende en la doctrlna como prlnclplo pro persona”.
Asi, el prlnclplo pro persona lmpllca que todas las autorldades (de caracter leglslatlvo,
e[ecutlvo o [udlclal) de cualquler nlvel (constltuclonal, federal, estatal, munlclpal) estan
obllgadas a brlndar la protecclon mas amplla a cualquler persona en terrltorlo naclonal.
Por su parte, el Poder 1udlclal de la Pederaclon ha reconocldo que el prlnclplo pro persona
nos de todas las personas, lo que lncluye los avances alcanzados en materla de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal.

Al establecer que el desarrollo debe ser progreslvo, se alude a que el Lstado debe lr lmple-
mentando acclones que conduzcan a la reallzaclon plena de los derechos, de manera que
el estandar prevlo de cumpllmlento sea superado por el posterlor y no a la lnversa. Ll
cumpllmlento debe extenderse hasta el maxlmo de los recursos dlsponlbles. Lstas dos
exlgenclas conslderan el hecho de que la efectlvldad de los derechos puede verse mer-
mada por la falta de recursos y de que es necesarlo el transcurso de clerto periodo de
tlempo para lograr su plena eñcacla. Ll desarrollo progreslvo no [ustlñca retrasos lrrazona-
bles en la reallzaclon de los derechos. Ln todo caso, los Lstados tlenen la obllgaclon de
demostrar que estan haclendo todo lo poslble para me[orar el dlsfrute de los derechos
humanos.
Ln el caso de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, la no regreslvldad
es muy lmportante puesto que, lndependlentemente de que una persona haya lngresa-
do a terrltorlo naclonal de manera lrregular, pudo haber creado lazos famlllares o labora-
les que le permltan permanecer en terrltorlo naclonal, por lo que debe garantlzarsele el
reconoclmlento de los derechos adqulrldos.`"
La interdependencia se reñere a que los derechos estan relaclonados unos con otros
haclendo que el reconoclmlento de uno lmpllque el respeto de otros. De lgual manera, la
vulneraclon de un derecho conlleva la vulneraclon de otros y no pueden establecerse
[erarquias entre ellos.
Plnalmente, el principio de indivisibilidad sostlene que los derechos humanos son lnhe-
rentes a las personas y por lo tanto, no se pueden partlr o satlsfacer de manera parclal.
sano esparclmlento para su desarrollo lntegral. Lste
prlnclplo debera gular el dlseno, e[ecuclon, segul-
mlento y evaluaclon de las politlcas publlcas dlrlgldas
a la nlnez”.
Ll lnteres superlor del nlno debe ser evaluado en todos los
casos, con enfasls especlal en los nlnos, nlnas y adolescen-
tes mlgrantes y su[etos de protecclon lnternaclonal que
vla[an no acompanados o separados. Ln estos casos, se
requlere prlmordlalmente encontrar soluclones durade-
ras (conslderar la regularlzaclon en el pais en que se
encuentran, el retorno voluntarlo a sus paises o el reasen-
tamlento a algun otro pais en donde tengan famlllares) y,
en sltuaclones excepclonales, asegurar su culdado tempo-
ral. Aslmlsmo, se debe garantlzar que cualquler nlno, nlna
o adolescente tenga acceso al procedlmlento para el reco-
noclmlento de la condlclon de refuglado. La determlna-
clon del lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente
mlgrante exlge una evaluaclon clara y a fondo sobre su
ldentldad, esto es su naclonalldad, antecedentes etnlcos,
culturales y llnguistlcos, crlanza, asi como las vulnerablll-
dades y necesldades especlales de protecclon (como el
que sean sollcltantes de asllo o del reconoclmlento de la
condlclon de apatrlda).`" Aslmlsmo, se debe tomar en
cuenta dlversas clrcunstanclas como la edad, sl estan
acompanados de sus padres, las experlenclas que han
vlvldo, el grado de madurez y educaclon.
Ll lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente tamblen
obllga a garantlzar su derecho a la educaclon y a un nlvel
7. No revictimización
La revlctlmlzaclon o vlctlmlzaclon secundarla
puede ser deñnlda como toda acclon u omlslon
que leslone el estado fislco, mental y/o psiqulco de
la persona victlma.`" Las personas mlgrantes y
su[etas de protecclon lnternaclonal pueden haber
sldo victlmas, testlgos u ofendldos de algun dellto,
dentro de los que se lncluyen la trata de personas
o el trañco lliclto de mlgrantes. Aslmlsmo, puede
darse el caso que la persona este huyendo de su
pais de orlgen porque su vlda, segurldad o llbertad
se encuentren en pellgro.
Ln todos estos supuestos, debe evltarse la sollcl-
tud relterada e lnoñclosa de declaraclones de los
hechos, lnterrogatorlos lnqulsltlvos, procesos
largos, dlllgenclas lnnecesarlas, entre otras practl-
cas, para generar que la persona se slenta en un
amblente de conñanza y logre apreclar su procedl-
mlento legal como un proceso de redlgnlñcaclon y
no como una causa mas de estres pslcologlco.
8. Presunción de inocencia
Ll derecho a la presunclon de la lnocencla se
encuentra consagrado tanto en el articulo 20 de la
CPLUM como en dlversos tratados lnternaclonales
de derechos humanos. La presunclon de lnocencla
es un derecho humano conslstente en que toda
persona acusada de haber cometldo un dellto
debe ser conslderada lnocente, slempre que no se
4. No devolución
Ll prlnclplo de no devoluclon es una norma de derecho
consuetudlnarlo lnternaclonal. Sln embargo, en el caso de
Mexlco esta plenamente lncorporada en el derecho posl-
tlvo por medlo de los articulos 5 y 6 de la LSPyPC, y a partlr
de la ñrma y ratlñcaclon de la Convenclon sobre el Lstatu-
to de los Pefuglados de l95l que establece, en su articulo
33, la prohlblclon de llevar a cabo cualquler medlda que
tenga como efecto devolver a una persona sollcltante de
asllo o refuglada a las fronteras del terrltorlo donde su vlda
o llbertad puedan verse amenazadas, o donde corra pell-
gro de persecuclon lncluyendo su lntercepclon, rechazo
en frontera o devoluclon lndlrecta.
Lste prlnclplo ha sldo conslderado como la pledra angular
de la protecclon lnternaclonal a personas sollcltantes de
asllo y refugladas. Aslmlsmo, Mexlco ha extendldo este
prlnclplo para las personas beneñclarlas de protecclon
complementarla, que son las que no reunen los requlsltos
para ser reconocldas como refugladas pero que su vlda,
llbertad o segurldad corren pellgro en su pais de orlgen.
La formulaclon del derecho de no devoluclon en la CADH
es mas amplla, pues el articulo 22.8 prohibe la expulslon o
devoluclon de una persona extran[era (refuglada o no) a
otro pais, sea o no el de orlgen, cuando su derecho a la
vlda o a la llbertad personal esten en rlesgo de vlolaclon a
causa de raza, naclonalldad, rellglon, condlclon soclal o de
sus oplnlones politlcas.
Prlnclplos Generales
CAPÍTULO V
Abstenclon de reallzar acclones que dlrecta o lndlrectamente creen sltuaclones de
dlscrlmlnaclon de jure o de facto, lo que lmpllca la prohlblclon de emltlr leyes o dlspo-
slclones, o de favorecer practlcas y actuaclones de agentes estatales, que tengan
como consecuencla la dlscrlmlnaclon dlrecta o lndlrecta de las personas.
Adopclon de medldas posltlvas para revertlr o camblar sltuaclones dlscrlmlnatorlas
exlstentes en per[ulclo de un determlnado grupo de personas. Lo anterlor lncluye a
partlculares que, con tolerancla o aqulescencla del Lstado, creen, mantengan o favo-
rezcan practlcas dlscrlmlnatorlas.
Mandato de hacer dlstlnclones ob[etlvas y razonables solo cuando esten de acuerdo
con los derechos humanos y el prlnclplo pro persona.
Pespeto y garantia de los derechos humanos, lndependlentemente de cualquler
clrcunstancla o conslderaclon, lncluldo el estatus mlgratorlo de las personas.
Una vez que aslgna el caracter de jus cogens al derecho a la lgualdad e ldentlñca las obll-
gaclones de el derlvadas, la Corte |DH establece el alcance que tlene en relaclon dlrecta
con las personas mlgrantes y recuerda que, por lo general, estas se encuentran en una
sltuaclon de vulnerabllldad como su[etos en una comparaclon con las personas no
mlgrantes, dlchas deslgualdades son de jure (deslgualdades en las mlsmas leyes) y de
facto (deslgualdades estructurales). Aunque, eventualmente, puede admltlrse que las
personas mlgrantes sean tratadas de forma dlferenclada, esta dlstlnclon de trato debera
ser razonable, ob[etlva, proporclonal, y debera respetar sus derechos humanos. Ll prlncl-
plo de no dlscrlmlnaclon lmpllca que no puede prlvarse a una persona del goce de sus
derechos por una calldad mlgratorla, lo que lncluye los derechos soclales, laborales y el
acceso al debldo proceso.
Ll prlnclplo de no dlscrlmlnaclon e lgualdad esta estrechamente relaclonado con la pers-
pectlva de genero.´' Ll genero se reñere a los conceptos soclales de las funclones, com-
A la par del creclmlento de la mlgraclon de nlnos, nlnas y adolescentes, ha aumentado el
numero de qulenes lo hacen sln el acompanamlento de alguna persona adulta (no acom-
panadas) y de qulenes lo hacen sln sus padres o tutores (separados). Ln estos casos, locall-
zar a la famllla es fundamental, a menos que el lnteres superlor del nlno establezca lo con-
trarlo. Ln los articulos l07, fracclon |v, y l09, fracclon X|||, de la Ley de Mlgraclon se preve
el derecho a la unldad famlllar cuando se detlenen famlllas en las estaclones mlgratorlas.
No obstante, para respetar tamblen el lnteres superlor del nlno, deben buscarse alternatl-
vas a la detenclon. Ahora blen, para evltar la separaclon de las famlllas y prlmar el prlncl-
plo de unldad famlllar, debe asegurarse que dlchas alternatlvas sean apllcables a todos
los mlembros de la famllla para que puedan llevar sus procedlmlentos admlnlstratlvos
mlgratorlos en llbertad.
establezca lo contrarlo medlante una resoluclon [udlclal deñnltlva. La razon de ser de
dlcho prlnclplo es garantlzar a toda persona que no sera condenada sln que exlstan prue-
bas suñclentes que demuestren su responsabllldad.
La Segunda Sala de la SC1N ha reconocldo que dlcho derecho humano trasclende la
orblta del debldo proceso, pues con su apllcaclon se garantlza la protecclon de otros
derechos, como son la dlgnldad humana, la llbertad, la honra y el buen nombre, que
podrian resultar vulnerados por actuaclones penales o dlsclpllnarlas lrregulares.`'
9. Gratuidad
Ll prlnclplo de gratuldad ayuda a garantlzar un efectlvo acceso a la [ustlcla de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, pues la falta de recursos actua como lnhl-
bldor para que se lnlcle algun proceso [udlclal para proteger los derechos humanos. Asi,
la gratuldad de las costas [udlclales se reñere a que nlnguna persona debe erogar cantl-
dad monetarla a favor de qulenes lntervengan en la procuraclon de [ustlcla para acceder
a algun proceso. Cualquler actuaclon [udlclal o admlnlstratlva promovlda por las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal debe reallzarse sln costo alguno.
Ademas, las personas deben contar con un o una representante legal tanto para asesorias
como para el segulmlento y atenclon de los casos.
Ll prlnclplo de gratuldad tamblen es apllcable al acceso a otros derechos, como el de la
salud, que deben otorgarse lndependlentemente de la sltuaclon mlgratorla de las perso-
nas y sln restrlcclon alguna para preservar la vlda.
10. Benecio de la duda
Uno de los prlnclplos rectores de los procedlmlentos de determlnaclon de la condlclon de
refuglado es el prlnclplo del beneñclo de la duda. Dlcho prlnclplo reconoce que es dlficll
para las personas refugladas aportar todas las pruebas necesarlas para valldar o compro-
bar sus añrmaclones. Ls declr, ba[o los estandares de derecho lnternaclonal sobre refugla-
Ll prlnclplo de no devoluclon lmpllca:
No devolver a las personas sollcltantes de asllo, refugla-
das o beneñclarlas de protecclon complementarla a un
lugar donde su vlda o llbertad corran pellgro.
Permltlr que las personas busquen protecclon en un
pais medlante la sollcltud del reconoclmlento de la con-
dlclon de refuglado, ante la poslbllldad de que sean
devueltas a un pais donde su vlda o llbertad corran pell-
gro.
No negar el acceso al terrltorlo a personas que huyen de
la persecuclon y permltlr el acceso a sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado.
5. Interés superior del niño, niña o adolescente
migrante
Ll lnteres superlor del nlno lmpllca, en termlnos generales, el
blenestar del nlno, nlna o adolescente. De acuerdo con la
Corte |DH, esta basado en la dlgnldad del ser humano, en las
caracteristlcas especlales de los nlnos, nlnas y adolescentes
y en la necesldad de proplclar su adecuado desarrollo.`' Lste
prlnclplo se encuentra consagrado en el articulo 4º constltu-
clonal:
“en todas las declslones y actuaclones del Lstado se
velara y cumpllra con el prlnclplo del lnteres superlor de
la nlnez, garantlzando de manera plena sus derechos.
Los nlnos y las nlnas tlenen derecho a la satlsfacclon de
sus necesldades de allmentaclon, salud, educaclon y
Los nlnos, nlnas y adolescentes deben permanecer
de preferencla en llbertad, es declr, deben apllcarse-
les medldas alternatlvas a la detenclon, y unlcamen-
te cuando esto no sea poslble, proceder a su deten-
clon como medlda de ultlmo recurso, mlsma que
debe hacerse durante un periodo muy breve
(articulo 37 b de la CDN).
Ln casos de famlllas de personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal que vengan con nlnos,
nlnas y adolescentes, es lmportante que se apllque
el prlnclplo de unldad famlllar fuera de la estaclon
mlgratorla, esto es, que las famlllas puedan llevar sus
procedlmlentos en llbertad medlante alternatlvas a
la detenclon, respetando, de esta manera, tanto el
prlnclplo del lnteres superlor del nlno como el prln-
clplo de unldad famlllar. Cuando las personas
mlgrantes su[etas de protecclon lnternaclonal vla[an
sln sus famlllas, enfrentan slgnlñcatlvas dlñcultades
para la reunlñcaclon o lnternaclon famlllar. Ln apego
al prlnclplo de unldad famlllar, deben ponerse en
practlca acclones especiñcas para estas personas
dependlendo de su sltuaclon y sus necesldades.
de vlda adecuado acorde con su desarrollo fislco y
mental. Lsto lmpllca que dlsfruten del derecho a la lden-
tldad, el acceso a la salud, tratamlentos para enfermeda-
des y rehabllltaclon para aquellos que son victlmas de
cualquler forma de abandono, explotaclon o abuso,
su[etos a tortura u otra forma de tratos o penas crueles,
lnhumanos o degradantes, o sean victlmas de connlctos
armados. Los nlnos, nlnas y adolescentes corren graves
rlesgos de ser victlmas de trata, en cuyo caso deben
tomarse las medldas correspondlentes.
Pespecto al lnteres superlor del nlno, nlna o adolescen-
te, la SC1N y los Trlbunales Coleglados de Clrculto han
emltldo dlversas tesls en las cuales se resuelve ba[o tal
prlnclplo, las cuales estan slntetlzadas en el Protocolo de
Actuaclon para Qulenes |mparten 1ustlcla en Casos que
Afecten a Nlnas, Nlnos y Adolescentes publlcado por la
propla Corte Mexlcana.`´
6. Unidad familiar
Ll reconoclmlento de la famllla como elemento funda-
mental de la socledad y el Lstado constltuye un prlncl-
plo esenclal del Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos y del Derecho lnternaclonal de los refuglados.
La separaclon de los nlnos, nlnas y adolescentes de su
nucleo famlllar es especlalmente dellcada, por lo que
solo debe reallzarse ba[o una [ustlñcaclon clara y con
una duraclon temporal, tan pronto lo permltan las
clrcunstanclas, ellos o ellas deben ser devueltos a su
entorno famlllar.
dos, la carga de la prueba no recae solamente en el sollcltante de asllo, puesto que es
lmposlble que esta persona, cuya vlda, segurldad, llbertad o lntegrldad corran pellgro,
prepare de manera exhaustlva las pruebas que apoyan su caso en el pais de acoglda.
Asi pues, sl las declaraclones del sollcltante de asllo son coherentes y verosimlles, y no
entran en connlcto con la lnformaclon ob[etlva recabada, debe concederse el beneñclo
de la duda y reconocersele la condlclon de persona refuglada.
1. No discriminación e igualdad
Ll prlnclplo de lgualdad y no dlscrlmlnaclon posee un caracter fundamental para la salva-
guardla de los derechos humanos y por lo tanto, se encuentra consagrado tanto en la
CPLUM como en casl todos los tratados lnternaclonales de los que Mexlco es parte.
La Corte |DH deñne el prlnclplo de lgualdad en su [urlsprudencla de la slgulente manera:
“La noclon de lgualdad se desprende dlrectamente de la unldad de naturaleza del
genero humano y es lnseparable de la dlgnldad esenclal de la persona, frente a la cual
es lncompatlble toda sltuaclon que, por conslderar superlor a un determlnado grupo,
conduzca a tratarlo con prlvlleglo o que, a la lnversa, por conslderarlo lnferlor, lo trate
con hostllldad o de cualquler forma lo dlscrlmlne del goce de derechos que si se reco-
nocen a qulenes no se conslderan lncursos en tal sltuaclon de lnferlorldad. No es
admlslble crear dlferenclas de tratamlento entre seres humanos que no se correspon-
dan con su unlca e ldentlca naturaleza”.´´
Ln su oportunldad, la Corte |DH estableclo los efectos del prlnclplo fundamental de la
lgualdad y no dlscrlmlnaclon en la Oplnlon Consultlva l8/03, y argumento que “alcanzan
a todos los Lstados por pertenecer al domlnlo del jus cogens, revestldo de caracter lmpera-
tlvo, acarrea obllgaclones erga omnes de protecclon que vlnculan a todos los Lstados y
generan efectos con respecto a terceros, lncluso partlculares”.´"
A partlr de esta deñnlclon y en la mlsma Oplnlon Consultlva, la Corte |DH prescrlbe obllga-
clones especiñcas a cargo de los Lstados, tales como:
portamlentos, actlvldades y atrlbutos que cada socledad
consldera aproplados para los hombres y las mu[eres.
Ahora blen, la perspectlva de genero es fundamental en
la vlslon que se tlene de la mlgraclon. Orlglnalmente, los
hombres eran qulenes mas cruzaban fronteras en bus-
queda de me[ores condlclones de vlda, sln embargo,
desde hace varlas decadas, se ha lncrementado el
numero de mu[eres que vla[an por motlvos de reunlñca-
clon famlllar o en busqueda de me[ores condlclones
laborales. Actualmente, las mu[eres representan el 49%
del total de personas mlgrantes en el mundo.`" Ln su
mayoria son mu[eres [ovenes y algunas huyen de la dlscrl-
mlnaclon o vlolencla de la que son ob[eto por dlstlntas
razones, lnclulda la orlentaclon sexual, otras, de la falta de
oportunldades en sus paises de orlgen, la mayoria mlgra
para gozar de sus derechos humanos.
La sltuaclon de especlal vulnerabllldad de la mu[er
mlgrante y refuglada ha sldo expresamente conslderada
en el articulo 9 de la Convenclon |nteramerlcana para
Prevenlr, Sanclonar y Lrradlcar la vlolencla contra la Mu[er
“Convenclon 8elem do Para”. A partlr de la comprenslon
de que exlsten personas que no pueden regresar a sus
paises de orlgen sl su vlda, llbertad o segurldad estan en
pellgro por razones asocladas al genero, algunos paises,
como Mexlco, lncorporan el “genero” como una de las
causales de temor fundado de persecuclon y por lo tanto,
una de las razones para sollcltar el reconoclmlento de la
condlclon de refuglado.
lmpllca recurrlr a la lnterpretaclon mas extenslva cuando se trata de garantlzar derechos
y a la lnterpretaclon mas restrlctlva cuando se trata de lmponerles limltes.`´

Todas las autorldades estan obllgadas a encontrar dentro de la totalldad de las normas la
que beneñcle mayormente a la persona, y a lnterpretarla de la manera que lmpllque una
protecclon mas amplla a sus derechos humanos, lncluso, exlste la poslbllldad de de[ar de
apllcar normas lnferlores dando preferencla a las contenldas en la CPLUM y en los trata-
dos lnternaclonales de derechos humanos en la materla.
3. Universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad
Ln la redacclon del articulo lº constltuclo-
nal, quedaron lncorporados los atrlbutos de
los derechos humanos de acuerdo con el
Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos: unlversalldad, lnterdependencla,
lndlvlslbllldad y progreslvldad.``
Ll prlnclplo de universalidad esta intlma-
mente relaclonado con el de no dlscrlmlna-
clon y tlene que ver con que todos los dere-
chos humanos corresponden a todas las
personas por lgual, lndependlentemente
de su naclonalldad, raza, rellglon, oplnlon
politlca, condlclon economlca, genero, o
cualquler otra.
Ll prlnclplo de realización progresiva se
reñere a la adopclon de las medldas apro-
pladas para lograr la efectlvldad de los dere-
chos hasta el maxlmo de recursos dlsponl-
bles. De este modo, se prohibe que se suprl-
man o reduzcan derechos, ya que estos
deben ampllarse constante y permanente-
mente. Lo anterlor crea la obllgaclon a
cargo del Lstado de no dar marcha atras en
los estandares de cumpllmlento ya alcanza-
dos en la protecclon de los derechos huma-
Las mu[eres mlgrantes que cruzan por terrltorlo mexlcano enfrentan mayores sltuaclones
de vulnerabllldad, estan expuestas a todo tlpo de abusos y vlolencla de genero, entre los
que sobresalen los ataques sexuales, fislcos o verbales, las malas condlclones de empleo
y la trata de personas. Anallzar los asuntos [udlclales y las politlcas mlgratorlas con pers-
pectlva de genero es lndlspensable para garantlzar que se cumpla con el derecho a la
lgualdad y que las mu[eres puedan, por lo tanto, defender sus derechos de una manera
efectlva, sln dlscrlmlnaclon y con las medldas adecuadas para su protecclon en caso de
haber sufrldo algun abuso o vlolencla de genero durante su trayecto.`'
2. Pro persona
Ll prlnclplo pro persona esta consagrado en el articulo lº de la CPLUM desde la reforma
constltuclonal en materla de derechos humanos: “favoreclendo en todo tlempo a las
personas la protecclon mas amplla”. Lo anterlor lmpllca que cuando se esta ante dos o
mas normas que son apllcables al caso concreto, debe prevalecer la que me[or cumpla
con ese proposlto, ldentlca declslon debe tomarse en el caso de que una norma tenga
dlversas lnterpretaclones [uridlcamente aceptables.
Por su parte, en el parrafo 27 de la sentencla del Caso Padllla, la SC1N estableclo que:
“todas las autorldades del pais, dentro del amblto de sus competenclas, se encuentran
obllgadas a velar no solo por los derechos humanos contenldos en los lnstrumentos lnter-
naclonales ñrmados por el Lstado Mexlcano, slno tamblen por los derechos humanos
contenldos en la CPLUM, adoptando la lnterpretaclon mas favorable al derecho humano
de que se trate, lo que se entlende en la doctrlna como prlnclplo pro persona”.
Asi, el prlnclplo pro persona lmpllca que todas las autorldades (de caracter leglslatlvo,
e[ecutlvo o [udlclal) de cualquler nlvel (constltuclonal, federal, estatal, munlclpal) estan
obllgadas a brlndar la protecclon mas amplla a cualquler persona en terrltorlo naclonal.
Por su parte, el Poder 1udlclal de la Pederaclon ha reconocldo que el prlnclplo pro persona
nos de todas las personas, lo que lncluye los avances alcanzados en materla de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal.

Al establecer que el desarrollo debe ser progreslvo, se alude a que el Lstado debe lr lmple-
mentando acclones que conduzcan a la reallzaclon plena de los derechos, de manera que
el estandar prevlo de cumpllmlento sea superado por el posterlor y no a la lnversa. Ll
cumpllmlento debe extenderse hasta el maxlmo de los recursos dlsponlbles. Lstas dos
exlgenclas conslderan el hecho de que la efectlvldad de los derechos puede verse mer-
mada por la falta de recursos y de que es necesarlo el transcurso de clerto periodo de
tlempo para lograr su plena eñcacla. Ll desarrollo progreslvo no [ustlñca retrasos lrrazona-
bles en la reallzaclon de los derechos. Ln todo caso, los Lstados tlenen la obllgaclon de
demostrar que estan haclendo todo lo poslble para me[orar el dlsfrute de los derechos
humanos.
Ln el caso de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, la no regreslvldad
es muy lmportante puesto que, lndependlentemente de que una persona haya lngresa-
do a terrltorlo naclonal de manera lrregular, pudo haber creado lazos famlllares o labora-
les que le permltan permanecer en terrltorlo naclonal, por lo que debe garantlzarsele el
reconoclmlento de los derechos adqulrldos.`"
La interdependencia se reñere a que los derechos estan relaclonados unos con otros
haclendo que el reconoclmlento de uno lmpllque el respeto de otros. De lgual manera, la
vulneraclon de un derecho conlleva la vulneraclon de otros y no pueden establecerse
[erarquias entre ellos.
Plnalmente, el principio de indivisibilidad sostlene que los derechos humanos son lnhe-
rentes a las personas y por lo tanto, no se pueden partlr o satlsfacer de manera parclal.
sano esparclmlento para su desarrollo lntegral. Lste
prlnclplo debera gular el dlseno, e[ecuclon, segul-
mlento y evaluaclon de las politlcas publlcas dlrlgldas
a la nlnez”.
Ll lnteres superlor del nlno debe ser evaluado en todos los
casos, con enfasls especlal en los nlnos, nlnas y adolescen-
tes mlgrantes y su[etos de protecclon lnternaclonal que
vla[an no acompanados o separados. Ln estos casos, se
requlere prlmordlalmente encontrar soluclones durade-
ras (conslderar la regularlzaclon en el pais en que se
encuentran, el retorno voluntarlo a sus paises o el reasen-
tamlento a algun otro pais en donde tengan famlllares) y,
en sltuaclones excepclonales, asegurar su culdado tempo-
ral. Aslmlsmo, se debe garantlzar que cualquler nlno, nlna
o adolescente tenga acceso al procedlmlento para el reco-
noclmlento de la condlclon de refuglado. La determlna-
clon del lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente
mlgrante exlge una evaluaclon clara y a fondo sobre su
ldentldad, esto es su naclonalldad, antecedentes etnlcos,
culturales y llnguistlcos, crlanza, asi como las vulnerablll-
dades y necesldades especlales de protecclon (como el
que sean sollcltantes de asllo o del reconoclmlento de la
condlclon de apatrlda).`" Aslmlsmo, se debe tomar en
cuenta dlversas clrcunstanclas como la edad, sl estan
acompanados de sus padres, las experlenclas que han
vlvldo, el grado de madurez y educaclon.
Ll lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente tamblen
obllga a garantlzar su derecho a la educaclon y a un nlvel
7. No revictimización
La revlctlmlzaclon o vlctlmlzaclon secundarla
puede ser deñnlda como toda acclon u omlslon
que leslone el estado fislco, mental y/o psiqulco de
la persona victlma.`" Las personas mlgrantes y
su[etas de protecclon lnternaclonal pueden haber
sldo victlmas, testlgos u ofendldos de algun dellto,
dentro de los que se lncluyen la trata de personas
o el trañco lliclto de mlgrantes. Aslmlsmo, puede
darse el caso que la persona este huyendo de su
pais de orlgen porque su vlda, segurldad o llbertad
se encuentren en pellgro.
Ln todos estos supuestos, debe evltarse la sollcl-
tud relterada e lnoñclosa de declaraclones de los
hechos, lnterrogatorlos lnqulsltlvos, procesos
largos, dlllgenclas lnnecesarlas, entre otras practl-
cas, para generar que la persona se slenta en un
amblente de conñanza y logre apreclar su procedl-
mlento legal como un proceso de redlgnlñcaclon y
no como una causa mas de estres pslcologlco.
8. Presunción de inocencia
Ll derecho a la presunclon de la lnocencla se
encuentra consagrado tanto en el articulo 20 de la
CPLUM como en dlversos tratados lnternaclonales
de derechos humanos. La presunclon de lnocencla
es un derecho humano conslstente en que toda
persona acusada de haber cometldo un dellto
debe ser conslderada lnocente, slempre que no se
4. No devolución
Ll prlnclplo de no devoluclon es una norma de derecho
consuetudlnarlo lnternaclonal. Sln embargo, en el caso de
Mexlco esta plenamente lncorporada en el derecho posl-
tlvo por medlo de los articulos 5 y 6 de la LSPyPC, y a partlr
de la ñrma y ratlñcaclon de la Convenclon sobre el Lstatu-
to de los Pefuglados de l95l que establece, en su articulo
33, la prohlblclon de llevar a cabo cualquler medlda que
tenga como efecto devolver a una persona sollcltante de
asllo o refuglada a las fronteras del terrltorlo donde su vlda
o llbertad puedan verse amenazadas, o donde corra pell-
gro de persecuclon lncluyendo su lntercepclon, rechazo
en frontera o devoluclon lndlrecta.
Lste prlnclplo ha sldo conslderado como la pledra angular
de la protecclon lnternaclonal a personas sollcltantes de
asllo y refugladas. Aslmlsmo, Mexlco ha extendldo este
prlnclplo para las personas beneñclarlas de protecclon
complementarla, que son las que no reunen los requlsltos
para ser reconocldas como refugladas pero que su vlda,
llbertad o segurldad corren pellgro en su pais de orlgen.
La formulaclon del derecho de no devoluclon en la CADH
es mas amplla, pues el articulo 22.8 prohibe la expulslon o
devoluclon de una persona extran[era (refuglada o no) a
otro pais, sea o no el de orlgen, cuando su derecho a la
vlda o a la llbertad personal esten en rlesgo de vlolaclon a
causa de raza, naclonalldad, rellglon, condlclon soclal o de
sus oplnlones politlcas.
Abstenclon de reallzar acclones que dlrecta o lndlrectamente creen sltuaclones de
dlscrlmlnaclon de jure o de facto, lo que lmpllca la prohlblclon de emltlr leyes o dlspo-
slclones, o de favorecer practlcas y actuaclones de agentes estatales, que tengan
como consecuencla la dlscrlmlnaclon dlrecta o lndlrecta de las personas.
Adopclon de medldas posltlvas para revertlr o camblar sltuaclones dlscrlmlnatorlas
exlstentes en per[ulclo de un determlnado grupo de personas. Lo anterlor lncluye a
partlculares que, con tolerancla o aqulescencla del Lstado, creen, mantengan o favo-
rezcan practlcas dlscrlmlnatorlas.
Mandato de hacer dlstlnclones ob[etlvas y razonables solo cuando esten de acuerdo
con los derechos humanos y el prlnclplo pro persona.
Pespeto y garantia de los derechos humanos, lndependlentemente de cualquler
clrcunstancla o conslderaclon, lncluldo el estatus mlgratorlo de las personas.
Una vez que aslgna el caracter de jus cogens al derecho a la lgualdad e ldentlñca las obll-
gaclones de el derlvadas, la Corte |DH establece el alcance que tlene en relaclon dlrecta
con las personas mlgrantes y recuerda que, por lo general, estas se encuentran en una
sltuaclon de vulnerabllldad como su[etos en una comparaclon con las personas no
mlgrantes, dlchas deslgualdades son de jure (deslgualdades en las mlsmas leyes) y de
facto (deslgualdades estructurales). Aunque, eventualmente, puede admltlrse que las
personas mlgrantes sean tratadas de forma dlferenclada, esta dlstlnclon de trato debera
ser razonable, ob[etlva, proporclonal, y debera respetar sus derechos humanos. Ll prlncl-
plo de no dlscrlmlnaclon lmpllca que no puede prlvarse a una persona del goce de sus
derechos por una calldad mlgratorla, lo que lncluye los derechos soclales, laborales y el
acceso al debldo proceso.
Ll prlnclplo de no dlscrlmlnaclon e lgualdad esta estrechamente relaclonado con la pers-
pectlva de genero.´' Ll genero se reñere a los conceptos soclales de las funclones, com-
A la par del creclmlento de la mlgraclon de nlnos, nlnas y adolescentes, ha aumentado el
numero de qulenes lo hacen sln el acompanamlento de alguna persona adulta (no acom-
panadas) y de qulenes lo hacen sln sus padres o tutores (separados). Ln estos casos, locall-
zar a la famllla es fundamental, a menos que el lnteres superlor del nlno establezca lo con-
trarlo. Ln los articulos l07, fracclon |v, y l09, fracclon X|||, de la Ley de Mlgraclon se preve
el derecho a la unldad famlllar cuando se detlenen famlllas en las estaclones mlgratorlas.
No obstante, para respetar tamblen el lnteres superlor del nlno, deben buscarse alternatl-
vas a la detenclon. Ahora blen, para evltar la separaclon de las famlllas y prlmar el prlncl-
plo de unldad famlllar, debe asegurarse que dlchas alternatlvas sean apllcables a todos
los mlembros de la famllla para que puedan llevar sus procedlmlentos admlnlstratlvos
mlgratorlos en llbertad.
establezca lo contrarlo medlante una resoluclon [udlclal deñnltlva. La razon de ser de
dlcho prlnclplo es garantlzar a toda persona que no sera condenada sln que exlstan prue-
bas suñclentes que demuestren su responsabllldad.
La Segunda Sala de la SC1N ha reconocldo que dlcho derecho humano trasclende la
orblta del debldo proceso, pues con su apllcaclon se garantlza la protecclon de otros
derechos, como son la dlgnldad humana, la llbertad, la honra y el buen nombre, que
podrian resultar vulnerados por actuaclones penales o dlsclpllnarlas lrregulares.`'
9. Gratuidad
Ll prlnclplo de gratuldad ayuda a garantlzar un efectlvo acceso a la [ustlcla de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, pues la falta de recursos actua como lnhl-
bldor para que se lnlcle algun proceso [udlclal para proteger los derechos humanos. Asi,
la gratuldad de las costas [udlclales se reñere a que nlnguna persona debe erogar cantl-
dad monetarla a favor de qulenes lntervengan en la procuraclon de [ustlcla para acceder
a algun proceso. Cualquler actuaclon [udlclal o admlnlstratlva promovlda por las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal debe reallzarse sln costo alguno.
Ademas, las personas deben contar con un o una representante legal tanto para asesorias
como para el segulmlento y atenclon de los casos.
Ll prlnclplo de gratuldad tamblen es apllcable al acceso a otros derechos, como el de la
salud, que deben otorgarse lndependlentemente de la sltuaclon mlgratorla de las perso-
nas y sln restrlcclon alguna para preservar la vlda.
10. Benecio de la duda
Uno de los prlnclplos rectores de los procedlmlentos de determlnaclon de la condlclon de
refuglado es el prlnclplo del beneñclo de la duda. Dlcho prlnclplo reconoce que es dlficll
para las personas refugladas aportar todas las pruebas necesarlas para valldar o compro-
bar sus añrmaclones. Ls declr, ba[o los estandares de derecho lnternaclonal sobre refugla-
Ll prlnclplo de no devoluclon lmpllca:
No devolver a las personas sollcltantes de asllo, refugla-
das o beneñclarlas de protecclon complementarla a un
lugar donde su vlda o llbertad corran pellgro.
Permltlr que las personas busquen protecclon en un
pais medlante la sollcltud del reconoclmlento de la con-
dlclon de refuglado, ante la poslbllldad de que sean
devueltas a un pais donde su vlda o llbertad corran pell-
gro.
No negar el acceso al terrltorlo a personas que huyen de
la persecuclon y permltlr el acceso a sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado.
5. Interés superior del niño, niña o adolescente
migrante
Ll lnteres superlor del nlno lmpllca, en termlnos generales, el
blenestar del nlno, nlna o adolescente. De acuerdo con la
Corte |DH, esta basado en la dlgnldad del ser humano, en las
caracteristlcas especlales de los nlnos, nlnas y adolescentes
y en la necesldad de proplclar su adecuado desarrollo.`' Lste
prlnclplo se encuentra consagrado en el articulo 4º constltu-
clonal:
“en todas las declslones y actuaclones del Lstado se
velara y cumpllra con el prlnclplo del lnteres superlor de
la nlnez, garantlzando de manera plena sus derechos.
Los nlnos y las nlnas tlenen derecho a la satlsfacclon de
sus necesldades de allmentaclon, salud, educaclon y
Los nlnos, nlnas y adolescentes deben permanecer
de preferencla en llbertad, es declr, deben apllcarse-
les medldas alternatlvas a la detenclon, y unlcamen-
te cuando esto no sea poslble, proceder a su deten-
clon como medlda de ultlmo recurso, mlsma que
debe hacerse durante un periodo muy breve
(articulo 37 b de la CDN).
Ln casos de famlllas de personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal que vengan con nlnos,
nlnas y adolescentes, es lmportante que se apllque
el prlnclplo de unldad famlllar fuera de la estaclon
mlgratorla, esto es, que las famlllas puedan llevar sus
procedlmlentos en llbertad medlante alternatlvas a
la detenclon, respetando, de esta manera, tanto el
prlnclplo del lnteres superlor del nlno como el prln-
clplo de unldad famlllar. Cuando las personas
mlgrantes su[etas de protecclon lnternaclonal vla[an
sln sus famlllas, enfrentan slgnlñcatlvas dlñcultades
para la reunlñcaclon o lnternaclon famlllar. Ln apego
al prlnclplo de unldad famlllar, deben ponerse en
practlca acclones especiñcas para estas personas
dependlendo de su sltuaclon y sus necesldades.
de vlda adecuado acorde con su desarrollo fislco y
mental. Lsto lmpllca que dlsfruten del derecho a la lden-
tldad, el acceso a la salud, tratamlentos para enfermeda-
des y rehabllltaclon para aquellos que son victlmas de
cualquler forma de abandono, explotaclon o abuso,
su[etos a tortura u otra forma de tratos o penas crueles,
lnhumanos o degradantes, o sean victlmas de connlctos
armados. Los nlnos, nlnas y adolescentes corren graves
rlesgos de ser victlmas de trata, en cuyo caso deben
tomarse las medldas correspondlentes.
Pespecto al lnteres superlor del nlno, nlna o adolescen-
te, la SC1N y los Trlbunales Coleglados de Clrculto han
emltldo dlversas tesls en las cuales se resuelve ba[o tal
prlnclplo, las cuales estan slntetlzadas en el Protocolo de
Actuaclon para Qulenes |mparten 1ustlcla en Casos que
Afecten a Nlnas, Nlnos y Adolescentes publlcado por la
propla Corte Mexlcana.`´
6. Unidad familiar
Ll reconoclmlento de la famllla como elemento funda-
mental de la socledad y el Lstado constltuye un prlncl-
plo esenclal del Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos y del Derecho lnternaclonal de los refuglados.
La separaclon de los nlnos, nlnas y adolescentes de su
nucleo famlllar es especlalmente dellcada, por lo que
solo debe reallzarse ba[o una [ustlñcaclon clara y con
una duraclon temporal, tan pronto lo permltan las
clrcunstanclas, ellos o ellas deben ser devueltos a su
entorno famlllar.
dos, la carga de la prueba no recae solamente en el sollcltante de asllo, puesto que es
lmposlble que esta persona, cuya vlda, segurldad, llbertad o lntegrldad corran pellgro,
prepare de manera exhaustlva las pruebas que apoyan su caso en el pais de acoglda.
Asi pues, sl las declaraclones del sollcltante de asllo son coherentes y verosimlles, y no
entran en connlcto con la lnformaclon ob[etlva recabada, debe concederse el beneñclo
de la duda y reconocersele la condlclon de persona refuglada.
1. No discriminación e igualdad
Ll prlnclplo de lgualdad y no dlscrlmlnaclon posee un caracter fundamental para la salva-
guardla de los derechos humanos y por lo tanto, se encuentra consagrado tanto en la
CPLUM como en casl todos los tratados lnternaclonales de los que Mexlco es parte.
La Corte |DH deñne el prlnclplo de lgualdad en su [urlsprudencla de la slgulente manera:
“La noclon de lgualdad se desprende dlrectamente de la unldad de naturaleza del
genero humano y es lnseparable de la dlgnldad esenclal de la persona, frente a la cual
es lncompatlble toda sltuaclon que, por conslderar superlor a un determlnado grupo,
conduzca a tratarlo con prlvlleglo o que, a la lnversa, por conslderarlo lnferlor, lo trate
con hostllldad o de cualquler forma lo dlscrlmlne del goce de derechos que si se reco-
nocen a qulenes no se conslderan lncursos en tal sltuaclon de lnferlorldad. No es
admlslble crear dlferenclas de tratamlento entre seres humanos que no se correspon-
dan con su unlca e ldentlca naturaleza”.´´
Ln su oportunldad, la Corte |DH estableclo los efectos del prlnclplo fundamental de la
lgualdad y no dlscrlmlnaclon en la Oplnlon Consultlva l8/03, y argumento que “alcanzan
a todos los Lstados por pertenecer al domlnlo del jus cogens, revestldo de caracter lmpera-
tlvo, acarrea obllgaclones erga omnes de protecclon que vlnculan a todos los Lstados y
generan efectos con respecto a terceros, lncluso partlculares”.´"
A partlr de esta deñnlclon y en la mlsma Oplnlon Consultlva, la Corte |DH prescrlbe obllga-
clones especiñcas a cargo de los Lstados, tales como:
portamlentos, actlvldades y atrlbutos que cada socledad
consldera aproplados para los hombres y las mu[eres.
Ahora blen, la perspectlva de genero es fundamental en
la vlslon que se tlene de la mlgraclon. Orlglnalmente, los
hombres eran qulenes mas cruzaban fronteras en bus-
queda de me[ores condlclones de vlda, sln embargo,
desde hace varlas decadas, se ha lncrementado el
numero de mu[eres que vla[an por motlvos de reunlñca-
clon famlllar o en busqueda de me[ores condlclones
laborales. Actualmente, las mu[eres representan el 49%
del total de personas mlgrantes en el mundo.`" Ln su
mayoria son mu[eres [ovenes y algunas huyen de la dlscrl-
mlnaclon o vlolencla de la que son ob[eto por dlstlntas
razones, lnclulda la orlentaclon sexual, otras, de la falta de
oportunldades en sus paises de orlgen, la mayoria mlgra
para gozar de sus derechos humanos.
La sltuaclon de especlal vulnerabllldad de la mu[er
mlgrante y refuglada ha sldo expresamente conslderada
en el articulo 9 de la Convenclon |nteramerlcana para
Prevenlr, Sanclonar y Lrradlcar la vlolencla contra la Mu[er
“Convenclon 8elem do Para”. A partlr de la comprenslon
de que exlsten personas que no pueden regresar a sus
paises de orlgen sl su vlda, llbertad o segurldad estan en
pellgro por razones asocladas al genero, algunos paises,
como Mexlco, lncorporan el “genero” como una de las
causales de temor fundado de persecuclon y por lo tanto,
una de las razones para sollcltar el reconoclmlento de la
condlclon de refuglado.
lmpllca recurrlr a la lnterpretaclon mas extenslva cuando se trata de garantlzar derechos
y a la lnterpretaclon mas restrlctlva cuando se trata de lmponerles limltes.`´

Todas las autorldades estan obllgadas a encontrar dentro de la totalldad de las normas la
que beneñcle mayormente a la persona, y a lnterpretarla de la manera que lmpllque una
protecclon mas amplla a sus derechos humanos, lncluso, exlste la poslbllldad de de[ar de
apllcar normas lnferlores dando preferencla a las contenldas en la CPLUM y en los trata-
dos lnternaclonales de derechos humanos en la materla.
3. Universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad
Ln la redacclon del articulo lº constltuclo-
nal, quedaron lncorporados los atrlbutos de
los derechos humanos de acuerdo con el
Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos: unlversalldad, lnterdependencla,
lndlvlslbllldad y progreslvldad.``
Ll prlnclplo de universalidad esta intlma-
mente relaclonado con el de no dlscrlmlna-
clon y tlene que ver con que todos los dere-
chos humanos corresponden a todas las
personas por lgual, lndependlentemente
de su naclonalldad, raza, rellglon, oplnlon
politlca, condlclon economlca, genero, o
cualquler otra.
Ll prlnclplo de realización progresiva se
reñere a la adopclon de las medldas apro-
pladas para lograr la efectlvldad de los dere-
chos hasta el maxlmo de recursos dlsponl-
bles. De este modo, se prohibe que se suprl-
man o reduzcan derechos, ya que estos
deben ampllarse constante y permanente-
mente. Lo anterlor crea la obllgaclon a
cargo del Lstado de no dar marcha atras en
los estandares de cumpllmlento ya alcanza-
dos en la protecclon de los derechos huma-
Las mu[eres mlgrantes que cruzan por terrltorlo mexlcano enfrentan mayores sltuaclones
de vulnerabllldad, estan expuestas a todo tlpo de abusos y vlolencla de genero, entre los
que sobresalen los ataques sexuales, fislcos o verbales, las malas condlclones de empleo
y la trata de personas. Anallzar los asuntos [udlclales y las politlcas mlgratorlas con pers-
pectlva de genero es lndlspensable para garantlzar que se cumpla con el derecho a la
lgualdad y que las mu[eres puedan, por lo tanto, defender sus derechos de una manera
efectlva, sln dlscrlmlnaclon y con las medldas adecuadas para su protecclon en caso de
haber sufrldo algun abuso o vlolencla de genero durante su trayecto.`'
2. Pro persona
Ll prlnclplo pro persona esta consagrado en el articulo lº de la CPLUM desde la reforma
constltuclonal en materla de derechos humanos: “favoreclendo en todo tlempo a las
personas la protecclon mas amplla”. Lo anterlor lmpllca que cuando se esta ante dos o
mas normas que son apllcables al caso concreto, debe prevalecer la que me[or cumpla
con ese proposlto, ldentlca declslon debe tomarse en el caso de que una norma tenga
dlversas lnterpretaclones [uridlcamente aceptables.
Por su parte, en el parrafo 27 de la sentencla del Caso Padllla, la SC1N estableclo que:
“todas las autorldades del pais, dentro del amblto de sus competenclas, se encuentran
obllgadas a velar no solo por los derechos humanos contenldos en los lnstrumentos lnter-
naclonales ñrmados por el Lstado Mexlcano, slno tamblen por los derechos humanos
contenldos en la CPLUM, adoptando la lnterpretaclon mas favorable al derecho humano
de que se trate, lo que se entlende en la doctrlna como prlnclplo pro persona”.
Asi, el prlnclplo pro persona lmpllca que todas las autorldades (de caracter leglslatlvo,
e[ecutlvo o [udlclal) de cualquler nlvel (constltuclonal, federal, estatal, munlclpal) estan
obllgadas a brlndar la protecclon mas amplla a cualquler persona en terrltorlo naclonal.
Por su parte, el Poder 1udlclal de la Pederaclon ha reconocldo que el prlnclplo pro persona
nos de todas las personas, lo que lncluye los avances alcanzados en materla de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal.

Al establecer que el desarrollo debe ser progreslvo, se alude a que el Lstado debe lr lmple-
mentando acclones que conduzcan a la reallzaclon plena de los derechos, de manera que
el estandar prevlo de cumpllmlento sea superado por el posterlor y no a la lnversa. Ll
cumpllmlento debe extenderse hasta el maxlmo de los recursos dlsponlbles. Lstas dos
exlgenclas conslderan el hecho de que la efectlvldad de los derechos puede verse mer-
mada por la falta de recursos y de que es necesarlo el transcurso de clerto periodo de
tlempo para lograr su plena eñcacla. Ll desarrollo progreslvo no [ustlñca retrasos lrrazona-
bles en la reallzaclon de los derechos. Ln todo caso, los Lstados tlenen la obllgaclon de
demostrar que estan haclendo todo lo poslble para me[orar el dlsfrute de los derechos
humanos.
Ln el caso de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, la no regreslvldad
es muy lmportante puesto que, lndependlentemente de que una persona haya lngresa-
do a terrltorlo naclonal de manera lrregular, pudo haber creado lazos famlllares o labora-
les que le permltan permanecer en terrltorlo naclonal, por lo que debe garantlzarsele el
reconoclmlento de los derechos adqulrldos.`"
La interdependencia se reñere a que los derechos estan relaclonados unos con otros
haclendo que el reconoclmlento de uno lmpllque el respeto de otros. De lgual manera, la
vulneraclon de un derecho conlleva la vulneraclon de otros y no pueden establecerse
[erarquias entre ellos.
Plnalmente, el principio de indivisibilidad sostlene que los derechos humanos son lnhe-
rentes a las personas y por lo tanto, no se pueden partlr o satlsfacer de manera parclal.
45
sano esparclmlento para su desarrollo lntegral. Lste
prlnclplo debera gular el dlseno, e[ecuclon, segul-
mlento y evaluaclon de las politlcas publlcas dlrlgldas
a la nlnez”.
Ll lnteres superlor del nlno debe ser evaluado en todos los
casos, con enfasls especlal en los nlnos, nlnas y adolescen-
tes mlgrantes y su[etos de protecclon lnternaclonal que
vla[an no acompanados o separados. Ln estos casos, se
requlere prlmordlalmente encontrar soluclones durade-
ras (conslderar la regularlzaclon en el pais en que se
encuentran, el retorno voluntarlo a sus paises o el reasen-
tamlento a algun otro pais en donde tengan famlllares) y,
en sltuaclones excepclonales, asegurar su culdado tempo-
ral. Aslmlsmo, se debe garantlzar que cualquler nlno, nlna
o adolescente tenga acceso al procedlmlento para el reco-
noclmlento de la condlclon de refuglado. La determlna-
clon del lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente
mlgrante exlge una evaluaclon clara y a fondo sobre su
ldentldad, esto es su naclonalldad, antecedentes etnlcos,
culturales y llnguistlcos, crlanza, asi como las vulnerablll-
dades y necesldades especlales de protecclon (como el
que sean sollcltantes de asllo o del reconoclmlento de la
condlclon de apatrlda).`" Aslmlsmo, se debe tomar en
cuenta dlversas clrcunstanclas como la edad, sl estan
acompanados de sus padres, las experlenclas que han
vlvldo, el grado de madurez y educaclon.
Ll lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente tamblen
obllga a garantlzar su derecho a la educaclon y a un nlvel
7. No revictimización
La revlctlmlzaclon o vlctlmlzaclon secundarla
puede ser deñnlda como toda acclon u omlslon
que leslone el estado fislco, mental y/o psiqulco de
la persona victlma.`" Las personas mlgrantes y
su[etas de protecclon lnternaclonal pueden haber
sldo victlmas, testlgos u ofendldos de algun dellto,
dentro de los que se lncluyen la trata de personas
o el trañco lliclto de mlgrantes. Aslmlsmo, puede
darse el caso que la persona este huyendo de su
pais de orlgen porque su vlda, segurldad o llbertad
se encuentren en pellgro.
Ln todos estos supuestos, debe evltarse la sollcl-
tud relterada e lnoñclosa de declaraclones de los
hechos, lnterrogatorlos lnqulsltlvos, procesos
largos, dlllgenclas lnnecesarlas, entre otras practl-
cas, para generar que la persona se slenta en un
amblente de conñanza y logre apreclar su procedl-
mlento legal como un proceso de redlgnlñcaclon y
no como una causa mas de estres pslcologlco.
8. Presunción de inocencia
Ll derecho a la presunclon de la lnocencla se
encuentra consagrado tanto en el articulo 20 de la
CPLUM como en dlversos tratados lnternaclonales
de derechos humanos. La presunclon de lnocencla
es un derecho humano conslstente en que toda
persona acusada de haber cometldo un dellto
debe ser conslderada lnocente, slempre que no se
4. No devolución
Ll prlnclplo de no devoluclon es una norma de derecho
consuetudlnarlo lnternaclonal. Sln embargo, en el caso de
Mexlco esta plenamente lncorporada en el derecho posl-
tlvo por medlo de los articulos 5 y 6 de la LSPyPC, y a partlr
de la ñrma y ratlñcaclon de la Convenclon sobre el Lstatu-
to de los Pefuglados de l95l que establece, en su articulo
33, la prohlblclon de llevar a cabo cualquler medlda que
tenga como efecto devolver a una persona sollcltante de
asllo o refuglada a las fronteras del terrltorlo donde su vlda
o llbertad puedan verse amenazadas, o donde corra pell-
gro de persecuclon lncluyendo su lntercepclon, rechazo
en frontera o devoluclon lndlrecta.
Lste prlnclplo ha sldo conslderado como la pledra angular
de la protecclon lnternaclonal a personas sollcltantes de
asllo y refugladas. Aslmlsmo, Mexlco ha extendldo este
prlnclplo para las personas beneñclarlas de protecclon
complementarla, que son las que no reunen los requlsltos
para ser reconocldas como refugladas pero que su vlda,
llbertad o segurldad corren pellgro en su pais de orlgen.
La formulaclon del derecho de no devoluclon en la CADH
es mas amplla, pues el articulo 22.8 prohibe la expulslon o
devoluclon de una persona extran[era (refuglada o no) a
otro pais, sea o no el de orlgen, cuando su derecho a la
vlda o a la llbertad personal esten en rlesgo de vlolaclon a
causa de raza, naclonalldad, rellglon, condlclon soclal o de
sus oplnlones politlcas.
Abstenclon de reallzar acclones que dlrecta o lndlrectamente creen sltuaclones de
dlscrlmlnaclon de jure o de facto, lo que lmpllca la prohlblclon de emltlr leyes o dlspo-
slclones, o de favorecer practlcas y actuaclones de agentes estatales, que tengan
como consecuencla la dlscrlmlnaclon dlrecta o lndlrecta de las personas.
Adopclon de medldas posltlvas para revertlr o camblar sltuaclones dlscrlmlnatorlas
exlstentes en per[ulclo de un determlnado grupo de personas. Lo anterlor lncluye a
partlculares que, con tolerancla o aqulescencla del Lstado, creen, mantengan o favo-
rezcan practlcas dlscrlmlnatorlas.
Mandato de hacer dlstlnclones ob[etlvas y razonables solo cuando esten de acuerdo
con los derechos humanos y el prlnclplo pro persona.
Pespeto y garantia de los derechos humanos, lndependlentemente de cualquler
clrcunstancla o conslderaclon, lncluldo el estatus mlgratorlo de las personas.
Una vez que aslgna el caracter de jus cogens al derecho a la lgualdad e ldentlñca las obll-
gaclones de el derlvadas, la Corte |DH establece el alcance que tlene en relaclon dlrecta
con las personas mlgrantes y recuerda que, por lo general, estas se encuentran en una
sltuaclon de vulnerabllldad como su[etos en una comparaclon con las personas no
mlgrantes, dlchas deslgualdades son de jure (deslgualdades en las mlsmas leyes) y de
facto (deslgualdades estructurales). Aunque, eventualmente, puede admltlrse que las
personas mlgrantes sean tratadas de forma dlferenclada, esta dlstlnclon de trato debera
ser razonable, ob[etlva, proporclonal, y debera respetar sus derechos humanos. Ll prlncl-
plo de no dlscrlmlnaclon lmpllca que no puede prlvarse a una persona del goce de sus
derechos por una calldad mlgratorla, lo que lncluye los derechos soclales, laborales y el
acceso al debldo proceso.
Ll prlnclplo de no dlscrlmlnaclon e lgualdad esta estrechamente relaclonado con la pers-
pectlva de genero.´' Ll genero se reñere a los conceptos soclales de las funclones, com-
A la par del creclmlento de la mlgraclon de nlnos, nlnas y adolescentes, ha aumentado el
numero de qulenes lo hacen sln el acompanamlento de alguna persona adulta (no acom-
panadas) y de qulenes lo hacen sln sus padres o tutores (separados). Ln estos casos, locall-
zar a la famllla es fundamental, a menos que el lnteres superlor del nlno establezca lo con-
trarlo. Ln los articulos l07, fracclon |v, y l09, fracclon X|||, de la Ley de Mlgraclon se preve
el derecho a la unldad famlllar cuando se detlenen famlllas en las estaclones mlgratorlas.
No obstante, para respetar tamblen el lnteres superlor del nlno, deben buscarse alternatl-
vas a la detenclon. Ahora blen, para evltar la separaclon de las famlllas y prlmar el prlncl-
plo de unldad famlllar, debe asegurarse que dlchas alternatlvas sean apllcables a todos
los mlembros de la famllla para que puedan llevar sus procedlmlentos admlnlstratlvos
mlgratorlos en llbertad.
establezca lo contrarlo medlante una resoluclon [udlclal deñnltlva. La razon de ser de
dlcho prlnclplo es garantlzar a toda persona que no sera condenada sln que exlstan prue-
bas suñclentes que demuestren su responsabllldad.
La Segunda Sala de la SC1N ha reconocldo que dlcho derecho humano trasclende la
orblta del debldo proceso, pues con su apllcaclon se garantlza la protecclon de otros
derechos, como son la dlgnldad humana, la llbertad, la honra y el buen nombre, que
podrian resultar vulnerados por actuaclones penales o dlsclpllnarlas lrregulares.`'
9. Gratuidad
Ll prlnclplo de gratuldad ayuda a garantlzar un efectlvo acceso a la [ustlcla de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, pues la falta de recursos actua como lnhl-
bldor para que se lnlcle algun proceso [udlclal para proteger los derechos humanos. Asi,
la gratuldad de las costas [udlclales se reñere a que nlnguna persona debe erogar cantl-
dad monetarla a favor de qulenes lntervengan en la procuraclon de [ustlcla para acceder
a algun proceso. Cualquler actuaclon [udlclal o admlnlstratlva promovlda por las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal debe reallzarse sln costo alguno.
Ademas, las personas deben contar con un o una representante legal tanto para asesorias
como para el segulmlento y atenclon de los casos.
Ll prlnclplo de gratuldad tamblen es apllcable al acceso a otros derechos, como el de la
salud, que deben otorgarse lndependlentemente de la sltuaclon mlgratorla de las perso-
nas y sln restrlcclon alguna para preservar la vlda.
10. Benecio de la duda
Uno de los prlnclplos rectores de los procedlmlentos de determlnaclon de la condlclon de
refuglado es el prlnclplo del beneñclo de la duda. Dlcho prlnclplo reconoce que es dlficll
para las personas refugladas aportar todas las pruebas necesarlas para valldar o compro-
bar sus añrmaclones. Ls declr, ba[o los estandares de derecho lnternaclonal sobre refugla-
Ll prlnclplo de no devoluclon lmpllca:
No devolver a las personas sollcltantes de asllo, refugla-
das o beneñclarlas de protecclon complementarla a un
lugar donde su vlda o llbertad corran pellgro.
Permltlr que las personas busquen protecclon en un
pais medlante la sollcltud del reconoclmlento de la con-
dlclon de refuglado, ante la poslbllldad de que sean
devueltas a un pais donde su vlda o llbertad corran pell-
gro.
No negar el acceso al terrltorlo a personas que huyen de
la persecuclon y permltlr el acceso a sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado.
5. Interés superior del niño, niña o adolescente
migrante
Ll lnteres superlor del nlno lmpllca, en termlnos generales, el
blenestar del nlno, nlna o adolescente. De acuerdo con la
Corte |DH, esta basado en la dlgnldad del ser humano, en las
caracteristlcas especlales de los nlnos, nlnas y adolescentes
y en la necesldad de proplclar su adecuado desarrollo.`' Lste
prlnclplo se encuentra consagrado en el articulo 4º constltu-
clonal:
“en todas las declslones y actuaclones del Lstado se
velara y cumpllra con el prlnclplo del lnteres superlor de
la nlnez, garantlzando de manera plena sus derechos.
Los nlnos y las nlnas tlenen derecho a la satlsfacclon de
sus necesldades de allmentaclon, salud, educaclon y
Los nlnos, nlnas y adolescentes deben permanecer
de preferencla en llbertad, es declr, deben apllcarse-
les medldas alternatlvas a la detenclon, y unlcamen-
te cuando esto no sea poslble, proceder a su deten-
clon como medlda de ultlmo recurso, mlsma que
debe hacerse durante un periodo muy breve
(articulo 37 b de la CDN).
Ln casos de famlllas de personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal que vengan con nlnos,
nlnas y adolescentes, es lmportante que se apllque
el prlnclplo de unldad famlllar fuera de la estaclon
mlgratorla, esto es, que las famlllas puedan llevar sus
procedlmlentos en llbertad medlante alternatlvas a
la detenclon, respetando, de esta manera, tanto el
prlnclplo del lnteres superlor del nlno como el prln-
clplo de unldad famlllar. Cuando las personas
mlgrantes su[etas de protecclon lnternaclonal vla[an
sln sus famlllas, enfrentan slgnlñcatlvas dlñcultades
para la reunlñcaclon o lnternaclon famlllar. Ln apego
al prlnclplo de unldad famlllar, deben ponerse en
practlca acclones especiñcas para estas personas
dependlendo de su sltuaclon y sus necesldades.
de vlda adecuado acorde con su desarrollo fislco y
mental. Lsto lmpllca que dlsfruten del derecho a la lden-
tldad, el acceso a la salud, tratamlentos para enfermeda-
des y rehabllltaclon para aquellos que son victlmas de
cualquler forma de abandono, explotaclon o abuso,
su[etos a tortura u otra forma de tratos o penas crueles,
lnhumanos o degradantes, o sean victlmas de connlctos
armados. Los nlnos, nlnas y adolescentes corren graves
rlesgos de ser victlmas de trata, en cuyo caso deben
tomarse las medldas correspondlentes.
Pespecto al lnteres superlor del nlno, nlna o adolescen-
te, la SC1N y los Trlbunales Coleglados de Clrculto han
emltldo dlversas tesls en las cuales se resuelve ba[o tal
prlnclplo, las cuales estan slntetlzadas en el Protocolo de
Actuaclon para Qulenes |mparten 1ustlcla en Casos que
Afecten a Nlnas, Nlnos y Adolescentes publlcado por la
propla Corte Mexlcana.`´
6. Unidad familiar
Ll reconoclmlento de la famllla como elemento funda-
mental de la socledad y el Lstado constltuye un prlncl-
plo esenclal del Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos y del Derecho lnternaclonal de los refuglados.
La separaclon de los nlnos, nlnas y adolescentes de su
nucleo famlllar es especlalmente dellcada, por lo que
solo debe reallzarse ba[o una [ustlñcaclon clara y con
una duraclon temporal, tan pronto lo permltan las
clrcunstanclas, ellos o ellas deben ser devueltos a su
entorno famlllar.
Prlnclplos Generales
CAPÍTULO V
dos, la carga de la prueba no recae solamente en el sollcltante de asllo, puesto que es
lmposlble que esta persona, cuya vlda, segurldad, llbertad o lntegrldad corran pellgro,
prepare de manera exhaustlva las pruebas que apoyan su caso en el pais de acoglda.
Asi pues, sl las declaraclones del sollcltante de asllo son coherentes y verosimlles, y no
entran en connlcto con la lnformaclon ob[etlva recabada, debe concederse el beneñclo
de la duda y reconocersele la condlclon de persona refuglada.
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
Principio
No
discriminación
e igualdad
Fundamento legal
Pro persona
No devolución
Interés superior
del niño, niña o
adolescente
migrante
Unidad
familiar
No
revictimización
Presunción de
inocencia
Benecio
de la duda
Articulo l de la CPLUM,
Articulos ll y 67 de la Ley de Mlgraclon,
Articulo 3 de la Convenclon de l95l,
Articulo 3 de la Convenclon sobre el
Lstatuto de los Apatrldas de l954,
Articulo l de la CADH,
Articulo l de la DADDH,
Articulo 26 del P|DCyP,
Articulo 2.2 de la CDN,
Articulo 5, fracclon || y 8 de la LSPyPC,
Articulo 7 de la DUDH,
Articulo l4.2 del Protocolo para Prevenlr,
Peprlmlr y Sanclonar la Trata de Personas,
especlalmente Mu[eres y Nlnos,
Articulol9.2 del Protocolo contra el Trañco |liclto
de Mlgrantes por Tlerra, Mar y Alre, que comple-
mentan la Convenclon de Naclones Unldas
contra la Dellncuencla Organlzada Transnaclonal,
Articulo 2.2 del P|DLSyC, y
OCl8/03 y OCl6/99.
Universalidad,
interdependencia,
indivisibilidad y
progresividad
Articulo l de la CPLUM.
Articulo l de la CPLUM,
Articulo 29 de la CADH, y
Articulo 33.l de la Convenclon de l95l,
Articulo 22.8 de la CADH, y
Articulo l3 de la Convenclon |nteramerlcana para
Prevenlr y Sanclonar la Tortura.
Articulo 3 de la Convenclon contra la y
otros Tratos o Penas Crueles |nhumanos
y Degradantes,
Articulo 6 de la LSPyPC,
Articulo 29 de la Convenclon de l990,
Articulos l03 y 24.l del P|DLSyC,
Articulos l y 4, articulo 3, parr. l,
articulo 9 parrs. | y |||, articulo l8, parr. |,
articulo 2l, parr. |, articulo 37, parr. |||,
articulo 40 parr. v|| de la CPLUM,
Articulo l0 de la CDN,
Articulo l7 parr. |v, articulol9 de la CADH,
Articulo 3, lnclso A, articulo 4, articulo 45 lnclso C
de la Ley para la Protecclon de los Derechos de
Nlnas, Nlnos y Adolescentes, y
Articulo 2 de la Ley de Mlgraclon.
Articulo 2 de la Ley de Mlgraclon, punto 8,
Acta Plnal de la Conferencla de Plenlpotenclarlos
de las Naclones Unldas sobre el Lstatuto de los
Pefuglados y de los Apatrldas de 28 de [ullo de
l95l, y
OC-l7/2002.
Articulo 4 de la CPLUM,
Articulo l6 de la DUDH,
Articulo l7 y 23 del P|DCyP,
Articulo l0 del P|DLSyC,
Articulo l7 de la CADH,
Articulos 9, l0 y 22 de la CDN,
Articulo 44 de la Convenclon de l990,
Gratuidad Articulo l7, capitulo ||, secclon 2, 2 de las Peglas de 8rasllla.
ACNUP, Manual y Dlrectrlces sobre procedlmlentos y crlterlos para determlnar la
condlclon de refuglados, Glnebra, dlclembre de 20ll, parrs. 203 y 204.
Articulo ll.l de la DUDH,
Articulo l4.2 del P|DCyP,
Articulo 8.2 de la CADH,
Articulo l8.2 de la Convenclon de l990,
Articulo 40 de la CDN, y
Articulo XXv| de la DADDH.
Articulo l, 7 fracclon ||| y l3 de la Ley General de
victlmas, y
Capitulo |||, secclon 3, 4 de las Peglas de 8rasllla.
Articulo 45 de la Ley para la Protecclon
de los derechos de Nlnas, Nlnos y
Adolescentes,
Articulo l de la CPLUM,
Articulo 5 del P|DCyP.
46
1. No discriminación e igualdad
Ll prlnclplo de lgualdad y no dlscrlmlnaclon posee un caracter fundamental para la salva-
guardla de los derechos humanos y por lo tanto, se encuentra consagrado tanto en la
CPLUM como en casl todos los tratados lnternaclonales de los que Mexlco es parte.
La Corte |DH deñne el prlnclplo de lgualdad en su [urlsprudencla de la slgulente manera:
“La noclon de lgualdad se desprende dlrectamente de la unldad de naturaleza del
genero humano y es lnseparable de la dlgnldad esenclal de la persona, frente a la cual
es lncompatlble toda sltuaclon que, por conslderar superlor a un determlnado grupo,
conduzca a tratarlo con prlvlleglo o que, a la lnversa, por conslderarlo lnferlor, lo trate
con hostllldad o de cualquler forma lo dlscrlmlne del goce de derechos que si se reco-
nocen a qulenes no se conslderan lncursos en tal sltuaclon de lnferlorldad. No es
admlslble crear dlferenclas de tratamlento entre seres humanos que no se correspon-
dan con su unlca e ldentlca naturaleza”.´´
Ln su oportunldad, la Corte |DH estableclo los efectos del prlnclplo fundamental de la
lgualdad y no dlscrlmlnaclon en la Oplnlon Consultlva l8/03, y argumento que “alcanzan
a todos los Lstados por pertenecer al domlnlo del jus cogens, revestldo de caracter lmpera-
tlvo, acarrea obllgaclones erga omnes de protecclon que vlnculan a todos los Lstados y
generan efectos con respecto a terceros, lncluso partlculares”.´"
A partlr de esta deñnlclon y en la mlsma Oplnlon Consultlva, la Corte |DH prescrlbe obllga-
clones especiñcas a cargo de los Lstados, tales como:
portamlentos, actlvldades y atrlbutos que cada socledad
consldera aproplados para los hombres y las mu[eres.
Ahora blen, la perspectlva de genero es fundamental en
la vlslon que se tlene de la mlgraclon. Orlglnalmente, los
hombres eran qulenes mas cruzaban fronteras en bus-
queda de me[ores condlclones de vlda, sln embargo,
desde hace varlas decadas, se ha lncrementado el
numero de mu[eres que vla[an por motlvos de reunlñca-
clon famlllar o en busqueda de me[ores condlclones
laborales. Actualmente, las mu[eres representan el 49%
del total de personas mlgrantes en el mundo.`" Ln su
mayoria son mu[eres [ovenes y algunas huyen de la dlscrl-
mlnaclon o vlolencla de la que son ob[eto por dlstlntas
razones, lnclulda la orlentaclon sexual, otras, de la falta de
oportunldades en sus paises de orlgen, la mayoria mlgra
para gozar de sus derechos humanos.
La sltuaclon de especlal vulnerabllldad de la mu[er
mlgrante y refuglada ha sldo expresamente conslderada
en el articulo 9 de la Convenclon |nteramerlcana para
Prevenlr, Sanclonar y Lrradlcar la vlolencla contra la Mu[er
“Convenclon 8elem do Para”. A partlr de la comprenslon
de que exlsten personas que no pueden regresar a sus
paises de orlgen sl su vlda, llbertad o segurldad estan en
pellgro por razones asocladas al genero, algunos paises,
como Mexlco, lncorporan el “genero” como una de las
causales de temor fundado de persecuclon y por lo tanto,
una de las razones para sollcltar el reconoclmlento de la
condlclon de refuglado.
lmpllca recurrlr a la lnterpretaclon mas extenslva cuando se trata de garantlzar derechos
y a la lnterpretaclon mas restrlctlva cuando se trata de lmponerles limltes.`´

Todas las autorldades estan obllgadas a encontrar dentro de la totalldad de las normas la
que beneñcle mayormente a la persona, y a lnterpretarla de la manera que lmpllque una
protecclon mas amplla a sus derechos humanos, lncluso, exlste la poslbllldad de de[ar de
apllcar normas lnferlores dando preferencla a las contenldas en la CPLUM y en los trata-
dos lnternaclonales de derechos humanos en la materla.
3. Universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad
Ln la redacclon del articulo lº constltuclo-
nal, quedaron lncorporados los atrlbutos de
los derechos humanos de acuerdo con el
Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos: unlversalldad, lnterdependencla,
lndlvlslbllldad y progreslvldad.``
Ll prlnclplo de universalidad esta intlma-
mente relaclonado con el de no dlscrlmlna-
clon y tlene que ver con que todos los dere-
chos humanos corresponden a todas las
personas por lgual, lndependlentemente
de su naclonalldad, raza, rellglon, oplnlon
politlca, condlclon economlca, genero, o
cualquler otra.
Ll prlnclplo de realización progresiva se
reñere a la adopclon de las medldas apro-
pladas para lograr la efectlvldad de los dere-
chos hasta el maxlmo de recursos dlsponl-
bles. De este modo, se prohibe que se suprl-
man o reduzcan derechos, ya que estos
deben ampllarse constante y permanente-
mente. Lo anterlor crea la obllgaclon a
cargo del Lstado de no dar marcha atras en
los estandares de cumpllmlento ya alcanza-
dos en la protecclon de los derechos huma-
Las mu[eres mlgrantes que cruzan por terrltorlo mexlcano enfrentan mayores sltuaclones
de vulnerabllldad, estan expuestas a todo tlpo de abusos y vlolencla de genero, entre los
que sobresalen los ataques sexuales, fislcos o verbales, las malas condlclones de empleo
y la trata de personas. Anallzar los asuntos [udlclales y las politlcas mlgratorlas con pers-
pectlva de genero es lndlspensable para garantlzar que se cumpla con el derecho a la
lgualdad y que las mu[eres puedan, por lo tanto, defender sus derechos de una manera
efectlva, sln dlscrlmlnaclon y con las medldas adecuadas para su protecclon en caso de
haber sufrldo algun abuso o vlolencla de genero durante su trayecto.`'
2. Pro persona
Ll prlnclplo pro persona esta consagrado en el articulo lº de la CPLUM desde la reforma
constltuclonal en materla de derechos humanos: “favoreclendo en todo tlempo a las
personas la protecclon mas amplla”. Lo anterlor lmpllca que cuando se esta ante dos o
mas normas que son apllcables al caso concreto, debe prevalecer la que me[or cumpla
con ese proposlto, ldentlca declslon debe tomarse en el caso de que una norma tenga
dlversas lnterpretaclones [uridlcamente aceptables.
Por su parte, en el parrafo 27 de la sentencla del Caso Padllla, la SC1N estableclo que:
“todas las autorldades del pais, dentro del amblto de sus competenclas, se encuentran
obllgadas a velar no solo por los derechos humanos contenldos en los lnstrumentos lnter-
naclonales ñrmados por el Lstado Mexlcano, slno tamblen por los derechos humanos
contenldos en la CPLUM, adoptando la lnterpretaclon mas favorable al derecho humano
de que se trate, lo que se entlende en la doctrlna como prlnclplo pro persona”.
Asi, el prlnclplo pro persona lmpllca que todas las autorldades (de caracter leglslatlvo,
e[ecutlvo o [udlclal) de cualquler nlvel (constltuclonal, federal, estatal, munlclpal) estan
obllgadas a brlndar la protecclon mas amplla a cualquler persona en terrltorlo naclonal.
Por su parte, el Poder 1udlclal de la Pederaclon ha reconocldo que el prlnclplo pro persona
nos de todas las personas, lo que lncluye los avances alcanzados en materla de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal.

Al establecer que el desarrollo debe ser progreslvo, se alude a que el Lstado debe lr lmple-
mentando acclones que conduzcan a la reallzaclon plena de los derechos, de manera que
el estandar prevlo de cumpllmlento sea superado por el posterlor y no a la lnversa. Ll
cumpllmlento debe extenderse hasta el maxlmo de los recursos dlsponlbles. Lstas dos
exlgenclas conslderan el hecho de que la efectlvldad de los derechos puede verse mer-
mada por la falta de recursos y de que es necesarlo el transcurso de clerto periodo de
tlempo para lograr su plena eñcacla. Ll desarrollo progreslvo no [ustlñca retrasos lrrazona-
bles en la reallzaclon de los derechos. Ln todo caso, los Lstados tlenen la obllgaclon de
demostrar que estan haclendo todo lo poslble para me[orar el dlsfrute de los derechos
humanos.
Ln el caso de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, la no regreslvldad
es muy lmportante puesto que, lndependlentemente de que una persona haya lngresa-
do a terrltorlo naclonal de manera lrregular, pudo haber creado lazos famlllares o labora-
les que le permltan permanecer en terrltorlo naclonal, por lo que debe garantlzarsele el
reconoclmlento de los derechos adqulrldos.`"
La interdependencia se reñere a que los derechos estan relaclonados unos con otros
haclendo que el reconoclmlento de uno lmpllque el respeto de otros. De lgual manera, la
vulneraclon de un derecho conlleva la vulneraclon de otros y no pueden establecerse
[erarquias entre ellos.
Plnalmente, el principio de indivisibilidad sostlene que los derechos humanos son lnhe-
rentes a las personas y por lo tanto, no se pueden partlr o satlsfacer de manera parclal.
sano esparclmlento para su desarrollo lntegral. Lste
prlnclplo debera gular el dlseno, e[ecuclon, segul-
mlento y evaluaclon de las politlcas publlcas dlrlgldas
a la nlnez”.
Ll lnteres superlor del nlno debe ser evaluado en todos los
casos, con enfasls especlal en los nlnos, nlnas y adolescen-
tes mlgrantes y su[etos de protecclon lnternaclonal que
vla[an no acompanados o separados. Ln estos casos, se
requlere prlmordlalmente encontrar soluclones durade-
ras (conslderar la regularlzaclon en el pais en que se
encuentran, el retorno voluntarlo a sus paises o el reasen-
tamlento a algun otro pais en donde tengan famlllares) y,
en sltuaclones excepclonales, asegurar su culdado tempo-
ral. Aslmlsmo, se debe garantlzar que cualquler nlno, nlna
o adolescente tenga acceso al procedlmlento para el reco-
noclmlento de la condlclon de refuglado. La determlna-
clon del lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente
mlgrante exlge una evaluaclon clara y a fondo sobre su
ldentldad, esto es su naclonalldad, antecedentes etnlcos,
culturales y llnguistlcos, crlanza, asi como las vulnerablll-
dades y necesldades especlales de protecclon (como el
que sean sollcltantes de asllo o del reconoclmlento de la
condlclon de apatrlda).`" Aslmlsmo, se debe tomar en
cuenta dlversas clrcunstanclas como la edad, sl estan
acompanados de sus padres, las experlenclas que han
vlvldo, el grado de madurez y educaclon.
Ll lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente tamblen
obllga a garantlzar su derecho a la educaclon y a un nlvel
7. No revictimización
La revlctlmlzaclon o vlctlmlzaclon secundarla
puede ser deñnlda como toda acclon u omlslon
que leslone el estado fislco, mental y/o psiqulco de
la persona victlma.`" Las personas mlgrantes y
su[etas de protecclon lnternaclonal pueden haber
sldo victlmas, testlgos u ofendldos de algun dellto,
dentro de los que se lncluyen la trata de personas
o el trañco lliclto de mlgrantes. Aslmlsmo, puede
darse el caso que la persona este huyendo de su
pais de orlgen porque su vlda, segurldad o llbertad
se encuentren en pellgro.
Ln todos estos supuestos, debe evltarse la sollcl-
tud relterada e lnoñclosa de declaraclones de los
hechos, lnterrogatorlos lnqulsltlvos, procesos
largos, dlllgenclas lnnecesarlas, entre otras practl-
cas, para generar que la persona se slenta en un
amblente de conñanza y logre apreclar su procedl-
mlento legal como un proceso de redlgnlñcaclon y
no como una causa mas de estres pslcologlco.
8. Presunción de inocencia
Ll derecho a la presunclon de la lnocencla se
encuentra consagrado tanto en el articulo 20 de la
CPLUM como en dlversos tratados lnternaclonales
de derechos humanos. La presunclon de lnocencla
es un derecho humano conslstente en que toda
persona acusada de haber cometldo un dellto
debe ser conslderada lnocente, slempre que no se
4. No devolución
Ll prlnclplo de no devoluclon es una norma de derecho
consuetudlnarlo lnternaclonal. Sln embargo, en el caso de
Mexlco esta plenamente lncorporada en el derecho posl-
tlvo por medlo de los articulos 5 y 6 de la LSPyPC, y a partlr
de la ñrma y ratlñcaclon de la Convenclon sobre el Lstatu-
to de los Pefuglados de l95l que establece, en su articulo
33, la prohlblclon de llevar a cabo cualquler medlda que
tenga como efecto devolver a una persona sollcltante de
asllo o refuglada a las fronteras del terrltorlo donde su vlda
o llbertad puedan verse amenazadas, o donde corra pell-
gro de persecuclon lncluyendo su lntercepclon, rechazo
en frontera o devoluclon lndlrecta.
Lste prlnclplo ha sldo conslderado como la pledra angular
de la protecclon lnternaclonal a personas sollcltantes de
asllo y refugladas. Aslmlsmo, Mexlco ha extendldo este
prlnclplo para las personas beneñclarlas de protecclon
complementarla, que son las que no reunen los requlsltos
para ser reconocldas como refugladas pero que su vlda,
llbertad o segurldad corren pellgro en su pais de orlgen.
La formulaclon del derecho de no devoluclon en la CADH
es mas amplla, pues el articulo 22.8 prohibe la expulslon o
devoluclon de una persona extran[era (refuglada o no) a
otro pais, sea o no el de orlgen, cuando su derecho a la
vlda o a la llbertad personal esten en rlesgo de vlolaclon a
causa de raza, naclonalldad, rellglon, condlclon soclal o de
sus oplnlones politlcas.
27. CIDH, Opinión Consultiva 4/84, Propuesta de Modificación a la Constitución Política de Costa Rica relacionada con la
Naturalización, solicitada por el gobierno de Costa Rica. Fecha de consulta: 19 de enero de 1984, párr. 55.
28. Opinión Consultiva 18/03: Condición Jurídica y Derechos de los Migrantes Indocumentados, op. cit, párr. 110.
De acuerdo con el articulo 53 de la Convenclon de vlena sobre el Derecho de los Tratados, una norma
de jus cogens, tlene cuatro caracteristlcas: a) estatus de norma de derecho lnternaclonal general, b)
aceptaclon por la comunldad lnternaclonal, c) lnmunldad de derogaclon, y d) puede ser modlñcable
unlcamente por una norma de la mlsma [erarquia.
Abstenclon de reallzar acclones que dlrecta o lndlrectamente creen sltuaclones de
dlscrlmlnaclon de jure o de facto, lo que lmpllca la prohlblclon de emltlr leyes o dlspo-
slclones, o de favorecer practlcas y actuaclones de agentes estatales, que tengan
como consecuencla la dlscrlmlnaclon dlrecta o lndlrecta de las personas.
Adopclon de medldas posltlvas para revertlr o camblar sltuaclones dlscrlmlnatorlas
exlstentes en per[ulclo de un determlnado grupo de personas. Lo anterlor lncluye a
partlculares que, con tolerancla o aqulescencla del Lstado, creen, mantengan o favo-
rezcan practlcas dlscrlmlnatorlas.
Mandato de hacer dlstlnclones ob[etlvas y razonables solo cuando esten de acuerdo
con los derechos humanos y el prlnclplo pro persona.
Pespeto y garantia de los derechos humanos, lndependlentemente de cualquler
clrcunstancla o conslderaclon, lncluldo el estatus mlgratorlo de las personas.
Una vez que aslgna el caracter de jus cogens al derecho a la lgualdad e ldentlñca las obll-
gaclones de el derlvadas, la Corte |DH establece el alcance que tlene en relaclon dlrecta
con las personas mlgrantes y recuerda que, por lo general, estas se encuentran en una
sltuaclon de vulnerabllldad como su[etos en una comparaclon con las personas no
mlgrantes, dlchas deslgualdades son de jure (deslgualdades en las mlsmas leyes) y de
facto (deslgualdades estructurales). Aunque, eventualmente, puede admltlrse que las
personas mlgrantes sean tratadas de forma dlferenclada, esta dlstlnclon de trato debera
ser razonable, ob[etlva, proporclonal, y debera respetar sus derechos humanos. Ll prlncl-
plo de no dlscrlmlnaclon lmpllca que no puede prlvarse a una persona del goce de sus
derechos por una calldad mlgratorla, lo que lncluye los derechos soclales, laborales y el
acceso al debldo proceso.
Ll prlnclplo de no dlscrlmlnaclon e lgualdad esta estrechamente relaclonado con la pers-
pectlva de genero.´' Ll genero se reñere a los conceptos soclales de las funclones, com-
A la par del creclmlento de la mlgraclon de nlnos, nlnas y adolescentes, ha aumentado el
numero de qulenes lo hacen sln el acompanamlento de alguna persona adulta (no acom-
panadas) y de qulenes lo hacen sln sus padres o tutores (separados). Ln estos casos, locall-
zar a la famllla es fundamental, a menos que el lnteres superlor del nlno establezca lo con-
trarlo. Ln los articulos l07, fracclon |v, y l09, fracclon X|||, de la Ley de Mlgraclon se preve
el derecho a la unldad famlllar cuando se detlenen famlllas en las estaclones mlgratorlas.
No obstante, para respetar tamblen el lnteres superlor del nlno, deben buscarse alternatl-
vas a la detenclon. Ahora blen, para evltar la separaclon de las famlllas y prlmar el prlncl-
plo de unldad famlllar, debe asegurarse que dlchas alternatlvas sean apllcables a todos
los mlembros de la famllla para que puedan llevar sus procedlmlentos admlnlstratlvos
mlgratorlos en llbertad.
establezca lo contrarlo medlante una resoluclon [udlclal deñnltlva. La razon de ser de
dlcho prlnclplo es garantlzar a toda persona que no sera condenada sln que exlstan prue-
bas suñclentes que demuestren su responsabllldad.
La Segunda Sala de la SC1N ha reconocldo que dlcho derecho humano trasclende la
orblta del debldo proceso, pues con su apllcaclon se garantlza la protecclon de otros
derechos, como son la dlgnldad humana, la llbertad, la honra y el buen nombre, que
podrian resultar vulnerados por actuaclones penales o dlsclpllnarlas lrregulares.`'
9. Gratuidad
Ll prlnclplo de gratuldad ayuda a garantlzar un efectlvo acceso a la [ustlcla de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, pues la falta de recursos actua como lnhl-
bldor para que se lnlcle algun proceso [udlclal para proteger los derechos humanos. Asi,
la gratuldad de las costas [udlclales se reñere a que nlnguna persona debe erogar cantl-
dad monetarla a favor de qulenes lntervengan en la procuraclon de [ustlcla para acceder
a algun proceso. Cualquler actuaclon [udlclal o admlnlstratlva promovlda por las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal debe reallzarse sln costo alguno.
Ademas, las personas deben contar con un o una representante legal tanto para asesorias
como para el segulmlento y atenclon de los casos.
Ll prlnclplo de gratuldad tamblen es apllcable al acceso a otros derechos, como el de la
salud, que deben otorgarse lndependlentemente de la sltuaclon mlgratorla de las perso-
nas y sln restrlcclon alguna para preservar la vlda.
10. Benecio de la duda
Uno de los prlnclplos rectores de los procedlmlentos de determlnaclon de la condlclon de
refuglado es el prlnclplo del beneñclo de la duda. Dlcho prlnclplo reconoce que es dlficll
para las personas refugladas aportar todas las pruebas necesarlas para valldar o compro-
bar sus añrmaclones. Ls declr, ba[o los estandares de derecho lnternaclonal sobre refugla-
Ll prlnclplo de no devoluclon lmpllca:
No devolver a las personas sollcltantes de asllo, refugla-
das o beneñclarlas de protecclon complementarla a un
lugar donde su vlda o llbertad corran pellgro.
Permltlr que las personas busquen protecclon en un
pais medlante la sollcltud del reconoclmlento de la con-
dlclon de refuglado, ante la poslbllldad de que sean
devueltas a un pais donde su vlda o llbertad corran pell-
gro.
No negar el acceso al terrltorlo a personas que huyen de
la persecuclon y permltlr el acceso a sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado.
5. Interés superior del niño, niña o adolescente
migrante
Ll lnteres superlor del nlno lmpllca, en termlnos generales, el
blenestar del nlno, nlna o adolescente. De acuerdo con la
Corte |DH, esta basado en la dlgnldad del ser humano, en las
caracteristlcas especlales de los nlnos, nlnas y adolescentes
y en la necesldad de proplclar su adecuado desarrollo.`' Lste
prlnclplo se encuentra consagrado en el articulo 4º constltu-
clonal:
“en todas las declslones y actuaclones del Lstado se
velara y cumpllra con el prlnclplo del lnteres superlor de
la nlnez, garantlzando de manera plena sus derechos.
Los nlnos y las nlnas tlenen derecho a la satlsfacclon de
sus necesldades de allmentaclon, salud, educaclon y
Los nlnos, nlnas y adolescentes deben permanecer
de preferencla en llbertad, es declr, deben apllcarse-
les medldas alternatlvas a la detenclon, y unlcamen-
te cuando esto no sea poslble, proceder a su deten-
clon como medlda de ultlmo recurso, mlsma que
debe hacerse durante un periodo muy breve
(articulo 37 b de la CDN).
Ln casos de famlllas de personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal que vengan con nlnos,
nlnas y adolescentes, es lmportante que se apllque
el prlnclplo de unldad famlllar fuera de la estaclon
mlgratorla, esto es, que las famlllas puedan llevar sus
procedlmlentos en llbertad medlante alternatlvas a
la detenclon, respetando, de esta manera, tanto el
prlnclplo del lnteres superlor del nlno como el prln-
clplo de unldad famlllar. Cuando las personas
mlgrantes su[etas de protecclon lnternaclonal vla[an
sln sus famlllas, enfrentan slgnlñcatlvas dlñcultades
para la reunlñcaclon o lnternaclon famlllar. Ln apego
al prlnclplo de unldad famlllar, deben ponerse en
practlca acclones especiñcas para estas personas
dependlendo de su sltuaclon y sus necesldades.
de vlda adecuado acorde con su desarrollo fislco y
mental. Lsto lmpllca que dlsfruten del derecho a la lden-
tldad, el acceso a la salud, tratamlentos para enfermeda-
des y rehabllltaclon para aquellos que son victlmas de
cualquler forma de abandono, explotaclon o abuso,
su[etos a tortura u otra forma de tratos o penas crueles,
lnhumanos o degradantes, o sean victlmas de connlctos
armados. Los nlnos, nlnas y adolescentes corren graves
rlesgos de ser victlmas de trata, en cuyo caso deben
tomarse las medldas correspondlentes.
Pespecto al lnteres superlor del nlno, nlna o adolescen-
te, la SC1N y los Trlbunales Coleglados de Clrculto han
emltldo dlversas tesls en las cuales se resuelve ba[o tal
prlnclplo, las cuales estan slntetlzadas en el Protocolo de
Actuaclon para Qulenes |mparten 1ustlcla en Casos que
Afecten a Nlnas, Nlnos y Adolescentes publlcado por la
propla Corte Mexlcana.`´
6. Unidad familiar
Ll reconoclmlento de la famllla como elemento funda-
mental de la socledad y el Lstado constltuye un prlncl-
plo esenclal del Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos y del Derecho lnternaclonal de los refuglados.
La separaclon de los nlnos, nlnas y adolescentes de su
nucleo famlllar es especlalmente dellcada, por lo que
solo debe reallzarse ba[o una [ustlñcaclon clara y con
una duraclon temporal, tan pronto lo permltan las
clrcunstanclas, ellos o ellas deben ser devueltos a su
entorno famlllar.
dos, la carga de la prueba no recae solamente en el sollcltante de asllo, puesto que es
lmposlble que esta persona, cuya vlda, segurldad, llbertad o lntegrldad corran pellgro,
prepare de manera exhaustlva las pruebas que apoyan su caso en el pais de acoglda.
Asi pues, sl las declaraclones del sollcltante de asllo son coherentes y verosimlles, y no
entran en connlcto con la lnformaclon ob[etlva recabada, debe concederse el beneñclo
de la duda y reconocersele la condlclon de persona refuglada.
www.SC1N.GO8.MX
1. No discriminación e igualdad
Ll prlnclplo de lgualdad y no dlscrlmlnaclon posee un caracter fundamental para la salva-
guardla de los derechos humanos y por lo tanto, se encuentra consagrado tanto en la
CPLUM como en casl todos los tratados lnternaclonales de los que Mexlco es parte.
La Corte |DH deñne el prlnclplo de lgualdad en su [urlsprudencla de la slgulente manera:
“La noclon de lgualdad se desprende dlrectamente de la unldad de naturaleza del
genero humano y es lnseparable de la dlgnldad esenclal de la persona, frente a la cual
es lncompatlble toda sltuaclon que, por conslderar superlor a un determlnado grupo,
conduzca a tratarlo con prlvlleglo o que, a la lnversa, por conslderarlo lnferlor, lo trate
con hostllldad o de cualquler forma lo dlscrlmlne del goce de derechos que si se reco-
nocen a qulenes no se conslderan lncursos en tal sltuaclon de lnferlorldad. No es
admlslble crear dlferenclas de tratamlento entre seres humanos que no se correspon-
dan con su unlca e ldentlca naturaleza”.´´
Ln su oportunldad, la Corte |DH estableclo los efectos del prlnclplo fundamental de la
lgualdad y no dlscrlmlnaclon en la Oplnlon Consultlva l8/03, y argumento que “alcanzan
a todos los Lstados por pertenecer al domlnlo del jus cogens, revestldo de caracter lmpera-
tlvo, acarrea obllgaclones erga omnes de protecclon que vlnculan a todos los Lstados y
generan efectos con respecto a terceros, lncluso partlculares”.´"
A partlr de esta deñnlclon y en la mlsma Oplnlon Consultlva, la Corte |DH prescrlbe obllga-
clones especiñcas a cargo de los Lstados, tales como:
portamlentos, actlvldades y atrlbutos que cada socledad
consldera aproplados para los hombres y las mu[eres.
Ahora blen, la perspectlva de genero es fundamental en
la vlslon que se tlene de la mlgraclon. Orlglnalmente, los
hombres eran qulenes mas cruzaban fronteras en bus-
queda de me[ores condlclones de vlda, sln embargo,
desde hace varlas decadas, se ha lncrementado el
numero de mu[eres que vla[an por motlvos de reunlñca-
clon famlllar o en busqueda de me[ores condlclones
laborales. Actualmente, las mu[eres representan el 49%
del total de personas mlgrantes en el mundo.`" Ln su
mayoria son mu[eres [ovenes y algunas huyen de la dlscrl-
mlnaclon o vlolencla de la que son ob[eto por dlstlntas
razones, lnclulda la orlentaclon sexual, otras, de la falta de
oportunldades en sus paises de orlgen, la mayoria mlgra
para gozar de sus derechos humanos.
La sltuaclon de especlal vulnerabllldad de la mu[er
mlgrante y refuglada ha sldo expresamente conslderada
en el articulo 9 de la Convenclon |nteramerlcana para
Prevenlr, Sanclonar y Lrradlcar la vlolencla contra la Mu[er
“Convenclon 8elem do Para”. A partlr de la comprenslon
de que exlsten personas que no pueden regresar a sus
paises de orlgen sl su vlda, llbertad o segurldad estan en
pellgro por razones asocladas al genero, algunos paises,
como Mexlco, lncorporan el “genero” como una de las
causales de temor fundado de persecuclon y por lo tanto,
una de las razones para sollcltar el reconoclmlento de la
condlclon de refuglado.
lmpllca recurrlr a la lnterpretaclon mas extenslva cuando se trata de garantlzar derechos
y a la lnterpretaclon mas restrlctlva cuando se trata de lmponerles limltes.`´

Todas las autorldades estan obllgadas a encontrar dentro de la totalldad de las normas la
que beneñcle mayormente a la persona, y a lnterpretarla de la manera que lmpllque una
protecclon mas amplla a sus derechos humanos, lncluso, exlste la poslbllldad de de[ar de
apllcar normas lnferlores dando preferencla a las contenldas en la CPLUM y en los trata-
dos lnternaclonales de derechos humanos en la materla.
3. Universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad
Ln la redacclon del articulo lº constltuclo-
nal, quedaron lncorporados los atrlbutos de
los derechos humanos de acuerdo con el
Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos: unlversalldad, lnterdependencla,
lndlvlslbllldad y progreslvldad.``
Ll prlnclplo de universalidad esta intlma-
mente relaclonado con el de no dlscrlmlna-
clon y tlene que ver con que todos los dere-
chos humanos corresponden a todas las
personas por lgual, lndependlentemente
de su naclonalldad, raza, rellglon, oplnlon
politlca, condlclon economlca, genero, o
cualquler otra.
Ll prlnclplo de realización progresiva se
reñere a la adopclon de las medldas apro-
pladas para lograr la efectlvldad de los dere-
chos hasta el maxlmo de recursos dlsponl-
bles. De este modo, se prohibe que se suprl-
man o reduzcan derechos, ya que estos
deben ampllarse constante y permanente-
mente. Lo anterlor crea la obllgaclon a
cargo del Lstado de no dar marcha atras en
los estandares de cumpllmlento ya alcanza-
dos en la protecclon de los derechos huma-
Las mu[eres mlgrantes que cruzan por terrltorlo mexlcano enfrentan mayores sltuaclones
de vulnerabllldad, estan expuestas a todo tlpo de abusos y vlolencla de genero, entre los
que sobresalen los ataques sexuales, fislcos o verbales, las malas condlclones de empleo
y la trata de personas. Anallzar los asuntos [udlclales y las politlcas mlgratorlas con pers-
pectlva de genero es lndlspensable para garantlzar que se cumpla con el derecho a la
lgualdad y que las mu[eres puedan, por lo tanto, defender sus derechos de una manera
efectlva, sln dlscrlmlnaclon y con las medldas adecuadas para su protecclon en caso de
haber sufrldo algun abuso o vlolencla de genero durante su trayecto.`'
2. Pro persona
Ll prlnclplo pro persona esta consagrado en el articulo lº de la CPLUM desde la reforma
constltuclonal en materla de derechos humanos: “favoreclendo en todo tlempo a las
personas la protecclon mas amplla”. Lo anterlor lmpllca que cuando se esta ante dos o
mas normas que son apllcables al caso concreto, debe prevalecer la que me[or cumpla
con ese proposlto, ldentlca declslon debe tomarse en el caso de que una norma tenga
dlversas lnterpretaclones [uridlcamente aceptables.
Por su parte, en el parrafo 27 de la sentencla del Caso Padllla, la SC1N estableclo que:
“todas las autorldades del pais, dentro del amblto de sus competenclas, se encuentran
obllgadas a velar no solo por los derechos humanos contenldos en los lnstrumentos lnter-
naclonales ñrmados por el Lstado Mexlcano, slno tamblen por los derechos humanos
contenldos en la CPLUM, adoptando la lnterpretaclon mas favorable al derecho humano
de que se trate, lo que se entlende en la doctrlna como prlnclplo pro persona”.
Asi, el prlnclplo pro persona lmpllca que todas las autorldades (de caracter leglslatlvo,
e[ecutlvo o [udlclal) de cualquler nlvel (constltuclonal, federal, estatal, munlclpal) estan
obllgadas a brlndar la protecclon mas amplla a cualquler persona en terrltorlo naclonal.
Por su parte, el Poder 1udlclal de la Pederaclon ha reconocldo que el prlnclplo pro persona
nos de todas las personas, lo que lncluye los avances alcanzados en materla de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal.

Al establecer que el desarrollo debe ser progreslvo, se alude a que el Lstado debe lr lmple-
mentando acclones que conduzcan a la reallzaclon plena de los derechos, de manera que
el estandar prevlo de cumpllmlento sea superado por el posterlor y no a la lnversa. Ll
cumpllmlento debe extenderse hasta el maxlmo de los recursos dlsponlbles. Lstas dos
exlgenclas conslderan el hecho de que la efectlvldad de los derechos puede verse mer-
mada por la falta de recursos y de que es necesarlo el transcurso de clerto periodo de
tlempo para lograr su plena eñcacla. Ll desarrollo progreslvo no [ustlñca retrasos lrrazona-
bles en la reallzaclon de los derechos. Ln todo caso, los Lstados tlenen la obllgaclon de
demostrar que estan haclendo todo lo poslble para me[orar el dlsfrute de los derechos
humanos.
Ln el caso de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, la no regreslvldad
es muy lmportante puesto que, lndependlentemente de que una persona haya lngresa-
do a terrltorlo naclonal de manera lrregular, pudo haber creado lazos famlllares o labora-
les que le permltan permanecer en terrltorlo naclonal, por lo que debe garantlzarsele el
reconoclmlento de los derechos adqulrldos.`"
La interdependencia se reñere a que los derechos estan relaclonados unos con otros
haclendo que el reconoclmlento de uno lmpllque el respeto de otros. De lgual manera, la
vulneraclon de un derecho conlleva la vulneraclon de otros y no pueden establecerse
[erarquias entre ellos.
Plnalmente, el principio de indivisibilidad sostlene que los derechos humanos son lnhe-
rentes a las personas y por lo tanto, no se pueden partlr o satlsfacer de manera parclal.
sano esparclmlento para su desarrollo lntegral. Lste
prlnclplo debera gular el dlseno, e[ecuclon, segul-
mlento y evaluaclon de las politlcas publlcas dlrlgldas
a la nlnez”.
Ll lnteres superlor del nlno debe ser evaluado en todos los
casos, con enfasls especlal en los nlnos, nlnas y adolescen-
tes mlgrantes y su[etos de protecclon lnternaclonal que
vla[an no acompanados o separados. Ln estos casos, se
requlere prlmordlalmente encontrar soluclones durade-
ras (conslderar la regularlzaclon en el pais en que se
encuentran, el retorno voluntarlo a sus paises o el reasen-
tamlento a algun otro pais en donde tengan famlllares) y,
en sltuaclones excepclonales, asegurar su culdado tempo-
ral. Aslmlsmo, se debe garantlzar que cualquler nlno, nlna
o adolescente tenga acceso al procedlmlento para el reco-
noclmlento de la condlclon de refuglado. La determlna-
clon del lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente
mlgrante exlge una evaluaclon clara y a fondo sobre su
ldentldad, esto es su naclonalldad, antecedentes etnlcos,
culturales y llnguistlcos, crlanza, asi como las vulnerablll-
dades y necesldades especlales de protecclon (como el
que sean sollcltantes de asllo o del reconoclmlento de la
condlclon de apatrlda).`" Aslmlsmo, se debe tomar en
cuenta dlversas clrcunstanclas como la edad, sl estan
acompanados de sus padres, las experlenclas que han
vlvldo, el grado de madurez y educaclon.
Ll lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente tamblen
obllga a garantlzar su derecho a la educaclon y a un nlvel
7. No revictimización
La revlctlmlzaclon o vlctlmlzaclon secundarla
puede ser deñnlda como toda acclon u omlslon
que leslone el estado fislco, mental y/o psiqulco de
la persona victlma.`" Las personas mlgrantes y
su[etas de protecclon lnternaclonal pueden haber
sldo victlmas, testlgos u ofendldos de algun dellto,
dentro de los que se lncluyen la trata de personas
o el trañco lliclto de mlgrantes. Aslmlsmo, puede
darse el caso que la persona este huyendo de su
pais de orlgen porque su vlda, segurldad o llbertad
se encuentren en pellgro.
Ln todos estos supuestos, debe evltarse la sollcl-
tud relterada e lnoñclosa de declaraclones de los
hechos, lnterrogatorlos lnqulsltlvos, procesos
largos, dlllgenclas lnnecesarlas, entre otras practl-
cas, para generar que la persona se slenta en un
amblente de conñanza y logre apreclar su procedl-
mlento legal como un proceso de redlgnlñcaclon y
no como una causa mas de estres pslcologlco.
8. Presunción de inocencia
Ll derecho a la presunclon de la lnocencla se
encuentra consagrado tanto en el articulo 20 de la
CPLUM como en dlversos tratados lnternaclonales
de derechos humanos. La presunclon de lnocencla
es un derecho humano conslstente en que toda
persona acusada de haber cometldo un dellto
debe ser conslderada lnocente, slempre que no se
4. No devolución
Ll prlnclplo de no devoluclon es una norma de derecho
consuetudlnarlo lnternaclonal. Sln embargo, en el caso de
Mexlco esta plenamente lncorporada en el derecho posl-
tlvo por medlo de los articulos 5 y 6 de la LSPyPC, y a partlr
de la ñrma y ratlñcaclon de la Convenclon sobre el Lstatu-
to de los Pefuglados de l95l que establece, en su articulo
33, la prohlblclon de llevar a cabo cualquler medlda que
tenga como efecto devolver a una persona sollcltante de
asllo o refuglada a las fronteras del terrltorlo donde su vlda
o llbertad puedan verse amenazadas, o donde corra pell-
gro de persecuclon lncluyendo su lntercepclon, rechazo
en frontera o devoluclon lndlrecta.
Lste prlnclplo ha sldo conslderado como la pledra angular
de la protecclon lnternaclonal a personas sollcltantes de
asllo y refugladas. Aslmlsmo, Mexlco ha extendldo este
prlnclplo para las personas beneñclarlas de protecclon
complementarla, que son las que no reunen los requlsltos
para ser reconocldas como refugladas pero que su vlda,
llbertad o segurldad corren pellgro en su pais de orlgen.
La formulaclon del derecho de no devoluclon en la CADH
es mas amplla, pues el articulo 22.8 prohibe la expulslon o
devoluclon de una persona extran[era (refuglada o no) a
otro pais, sea o no el de orlgen, cuando su derecho a la
vlda o a la llbertad personal esten en rlesgo de vlolaclon a
causa de raza, naclonalldad, rellglon, condlclon soclal o de
sus oplnlones politlcas.
47
Abstenclon de reallzar acclones que dlrecta o lndlrectamente creen sltuaclones de
dlscrlmlnaclon de jure o de facto, lo que lmpllca la prohlblclon de emltlr leyes o dlspo-
slclones, o de favorecer practlcas y actuaclones de agentes estatales, que tengan
como consecuencla la dlscrlmlnaclon dlrecta o lndlrecta de las personas.
Adopclon de medldas posltlvas para revertlr o camblar sltuaclones dlscrlmlnatorlas
exlstentes en per[ulclo de un determlnado grupo de personas. Lo anterlor lncluye a
partlculares que, con tolerancla o aqulescencla del Lstado, creen, mantengan o favo-
rezcan practlcas dlscrlmlnatorlas.
Mandato de hacer dlstlnclones ob[etlvas y razonables solo cuando esten de acuerdo
con los derechos humanos y el prlnclplo pro persona.
Pespeto y garantia de los derechos humanos, lndependlentemente de cualquler
clrcunstancla o conslderaclon, lncluldo el estatus mlgratorlo de las personas.
Una vez que aslgna el caracter de jus cogens al derecho a la lgualdad e ldentlñca las obll-
gaclones de el derlvadas, la Corte |DH establece el alcance que tlene en relaclon dlrecta
con las personas mlgrantes y recuerda que, por lo general, estas se encuentran en una
sltuaclon de vulnerabllldad como su[etos en una comparaclon con las personas no
mlgrantes, dlchas deslgualdades son de jure (deslgualdades en las mlsmas leyes) y de
facto (deslgualdades estructurales). Aunque, eventualmente, puede admltlrse que las
personas mlgrantes sean tratadas de forma dlferenclada, esta dlstlnclon de trato debera
ser razonable, ob[etlva, proporclonal, y debera respetar sus derechos humanos. Ll prlncl-
plo de no dlscrlmlnaclon lmpllca que no puede prlvarse a una persona del goce de sus
derechos por una calldad mlgratorla, lo que lncluye los derechos soclales, laborales y el
acceso al debldo proceso.
Ll prlnclplo de no dlscrlmlnaclon e lgualdad esta estrechamente relaclonado con la pers-
pectlva de genero.´' Ll genero se reñere a los conceptos soclales de las funclones, com-
A la par del creclmlento de la mlgraclon de nlnos, nlnas y adolescentes, ha aumentado el
numero de qulenes lo hacen sln el acompanamlento de alguna persona adulta (no acom-
panadas) y de qulenes lo hacen sln sus padres o tutores (separados). Ln estos casos, locall-
zar a la famllla es fundamental, a menos que el lnteres superlor del nlno establezca lo con-
trarlo. Ln los articulos l07, fracclon |v, y l09, fracclon X|||, de la Ley de Mlgraclon se preve
el derecho a la unldad famlllar cuando se detlenen famlllas en las estaclones mlgratorlas.
No obstante, para respetar tamblen el lnteres superlor del nlno, deben buscarse alternatl-
vas a la detenclon. Ahora blen, para evltar la separaclon de las famlllas y prlmar el prlncl-
plo de unldad famlllar, debe asegurarse que dlchas alternatlvas sean apllcables a todos
los mlembros de la famllla para que puedan llevar sus procedlmlentos admlnlstratlvos
mlgratorlos en llbertad.
establezca lo contrarlo medlante una resoluclon [udlclal deñnltlva. La razon de ser de
dlcho prlnclplo es garantlzar a toda persona que no sera condenada sln que exlstan prue-
bas suñclentes que demuestren su responsabllldad.
La Segunda Sala de la SC1N ha reconocldo que dlcho derecho humano trasclende la
orblta del debldo proceso, pues con su apllcaclon se garantlza la protecclon de otros
derechos, como son la dlgnldad humana, la llbertad, la honra y el buen nombre, que
podrian resultar vulnerados por actuaclones penales o dlsclpllnarlas lrregulares.`'
9. Gratuidad
Ll prlnclplo de gratuldad ayuda a garantlzar un efectlvo acceso a la [ustlcla de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, pues la falta de recursos actua como lnhl-
bldor para que se lnlcle algun proceso [udlclal para proteger los derechos humanos. Asi,
la gratuldad de las costas [udlclales se reñere a que nlnguna persona debe erogar cantl-
dad monetarla a favor de qulenes lntervengan en la procuraclon de [ustlcla para acceder
a algun proceso. Cualquler actuaclon [udlclal o admlnlstratlva promovlda por las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal debe reallzarse sln costo alguno.
Ademas, las personas deben contar con un o una representante legal tanto para asesorias
como para el segulmlento y atenclon de los casos.
Ll prlnclplo de gratuldad tamblen es apllcable al acceso a otros derechos, como el de la
salud, que deben otorgarse lndependlentemente de la sltuaclon mlgratorla de las perso-
nas y sln restrlcclon alguna para preservar la vlda.
10. Benecio de la duda
Uno de los prlnclplos rectores de los procedlmlentos de determlnaclon de la condlclon de
refuglado es el prlnclplo del beneñclo de la duda. Dlcho prlnclplo reconoce que es dlficll
para las personas refugladas aportar todas las pruebas necesarlas para valldar o compro-
bar sus añrmaclones. Ls declr, ba[o los estandares de derecho lnternaclonal sobre refugla-
Ll prlnclplo de no devoluclon lmpllca:
No devolver a las personas sollcltantes de asllo, refugla-
das o beneñclarlas de protecclon complementarla a un
lugar donde su vlda o llbertad corran pellgro.
Permltlr que las personas busquen protecclon en un
pais medlante la sollcltud del reconoclmlento de la con-
dlclon de refuglado, ante la poslbllldad de que sean
devueltas a un pais donde su vlda o llbertad corran pell-
gro.
No negar el acceso al terrltorlo a personas que huyen de
la persecuclon y permltlr el acceso a sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado.
5. Interés superior del niño, niña o adolescente
migrante
Ll lnteres superlor del nlno lmpllca, en termlnos generales, el
blenestar del nlno, nlna o adolescente. De acuerdo con la
Corte |DH, esta basado en la dlgnldad del ser humano, en las
caracteristlcas especlales de los nlnos, nlnas y adolescentes
y en la necesldad de proplclar su adecuado desarrollo.`' Lste
prlnclplo se encuentra consagrado en el articulo 4º constltu-
clonal:
“en todas las declslones y actuaclones del Lstado se
velara y cumpllra con el prlnclplo del lnteres superlor de
la nlnez, garantlzando de manera plena sus derechos.
Los nlnos y las nlnas tlenen derecho a la satlsfacclon de
sus necesldades de allmentaclon, salud, educaclon y
Los nlnos, nlnas y adolescentes deben permanecer
de preferencla en llbertad, es declr, deben apllcarse-
les medldas alternatlvas a la detenclon, y unlcamen-
te cuando esto no sea poslble, proceder a su deten-
clon como medlda de ultlmo recurso, mlsma que
debe hacerse durante un periodo muy breve
(articulo 37 b de la CDN).
Ln casos de famlllas de personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal que vengan con nlnos,
nlnas y adolescentes, es lmportante que se apllque
el prlnclplo de unldad famlllar fuera de la estaclon
mlgratorla, esto es, que las famlllas puedan llevar sus
procedlmlentos en llbertad medlante alternatlvas a
la detenclon, respetando, de esta manera, tanto el
prlnclplo del lnteres superlor del nlno como el prln-
clplo de unldad famlllar. Cuando las personas
mlgrantes su[etas de protecclon lnternaclonal vla[an
sln sus famlllas, enfrentan slgnlñcatlvas dlñcultades
para la reunlñcaclon o lnternaclon famlllar. Ln apego
al prlnclplo de unldad famlllar, deben ponerse en
practlca acclones especiñcas para estas personas
dependlendo de su sltuaclon y sus necesldades.
de vlda adecuado acorde con su desarrollo fislco y
mental. Lsto lmpllca que dlsfruten del derecho a la lden-
tldad, el acceso a la salud, tratamlentos para enfermeda-
des y rehabllltaclon para aquellos que son victlmas de
cualquler forma de abandono, explotaclon o abuso,
su[etos a tortura u otra forma de tratos o penas crueles,
lnhumanos o degradantes, o sean victlmas de connlctos
armados. Los nlnos, nlnas y adolescentes corren graves
rlesgos de ser victlmas de trata, en cuyo caso deben
tomarse las medldas correspondlentes.
Pespecto al lnteres superlor del nlno, nlna o adolescen-
te, la SC1N y los Trlbunales Coleglados de Clrculto han
emltldo dlversas tesls en las cuales se resuelve ba[o tal
prlnclplo, las cuales estan slntetlzadas en el Protocolo de
Actuaclon para Qulenes |mparten 1ustlcla en Casos que
Afecten a Nlnas, Nlnos y Adolescentes publlcado por la
propla Corte Mexlcana.`´
6. Unidad familiar
Ll reconoclmlento de la famllla como elemento funda-
mental de la socledad y el Lstado constltuye un prlncl-
plo esenclal del Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos y del Derecho lnternaclonal de los refuglados.
La separaclon de los nlnos, nlnas y adolescentes de su
nucleo famlllar es especlalmente dellcada, por lo que
solo debe reallzarse ba[o una [ustlñcaclon clara y con
una duraclon temporal, tan pronto lo permltan las
clrcunstanclas, ellos o ellas deben ser devueltos a su
entorno famlllar.
29. Artículos1º y 4º constitucionales, 3 y 7 del PIDESyC, 3 del PIDCyP; 1 de la Convención sobre la Eliminación de todas las
formas de Discriminación Contra la Mujer, y 6 de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la
Violencia contra la Mujer “Convención de Belém do Pará”.
dos, la carga de la prueba no recae solamente en el sollcltante de asllo, puesto que es
lmposlble que esta persona, cuya vlda, segurldad, llbertad o lntegrldad corran pellgro,
prepare de manera exhaustlva las pruebas que apoyan su caso en el pais de acoglda.
Asi pues, sl las declaraclones del sollcltante de asllo son coherentes y verosimlles, y no
entran en connlcto con la lnformaclon ob[etlva recabada, debe concederse el beneñclo
de la duda y reconocersele la condlclon de persona refuglada.
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
1. No discriminación e igualdad
Ll prlnclplo de lgualdad y no dlscrlmlnaclon posee un caracter fundamental para la salva-
guardla de los derechos humanos y por lo tanto, se encuentra consagrado tanto en la
CPLUM como en casl todos los tratados lnternaclonales de los que Mexlco es parte.
La Corte |DH deñne el prlnclplo de lgualdad en su [urlsprudencla de la slgulente manera:
“La noclon de lgualdad se desprende dlrectamente de la unldad de naturaleza del
genero humano y es lnseparable de la dlgnldad esenclal de la persona, frente a la cual
es lncompatlble toda sltuaclon que, por conslderar superlor a un determlnado grupo,
conduzca a tratarlo con prlvlleglo o que, a la lnversa, por conslderarlo lnferlor, lo trate
con hostllldad o de cualquler forma lo dlscrlmlne del goce de derechos que si se reco-
nocen a qulenes no se conslderan lncursos en tal sltuaclon de lnferlorldad. No es
admlslble crear dlferenclas de tratamlento entre seres humanos que no se correspon-
dan con su unlca e ldentlca naturaleza”.´´
Ln su oportunldad, la Corte |DH estableclo los efectos del prlnclplo fundamental de la
lgualdad y no dlscrlmlnaclon en la Oplnlon Consultlva l8/03, y argumento que “alcanzan
a todos los Lstados por pertenecer al domlnlo del jus cogens, revestldo de caracter lmpera-
tlvo, acarrea obllgaclones erga omnes de protecclon que vlnculan a todos los Lstados y
generan efectos con respecto a terceros, lncluso partlculares”.´"
A partlr de esta deñnlclon y en la mlsma Oplnlon Consultlva, la Corte |DH prescrlbe obllga-
clones especiñcas a cargo de los Lstados, tales como:
portamlentos, actlvldades y atrlbutos que cada socledad
consldera aproplados para los hombres y las mu[eres.
Ahora blen, la perspectlva de genero es fundamental en
la vlslon que se tlene de la mlgraclon. Orlglnalmente, los
hombres eran qulenes mas cruzaban fronteras en bus-
queda de me[ores condlclones de vlda, sln embargo,
desde hace varlas decadas, se ha lncrementado el
numero de mu[eres que vla[an por motlvos de reunlñca-
clon famlllar o en busqueda de me[ores condlclones
laborales. Actualmente, las mu[eres representan el 49%
del total de personas mlgrantes en el mundo.`" Ln su
mayoria son mu[eres [ovenes y algunas huyen de la dlscrl-
mlnaclon o vlolencla de la que son ob[eto por dlstlntas
razones, lnclulda la orlentaclon sexual, otras, de la falta de
oportunldades en sus paises de orlgen, la mayoria mlgra
para gozar de sus derechos humanos.
La sltuaclon de especlal vulnerabllldad de la mu[er
mlgrante y refuglada ha sldo expresamente conslderada
en el articulo 9 de la Convenclon |nteramerlcana para
Prevenlr, Sanclonar y Lrradlcar la vlolencla contra la Mu[er
“Convenclon 8elem do Para”. A partlr de la comprenslon
de que exlsten personas que no pueden regresar a sus
paises de orlgen sl su vlda, llbertad o segurldad estan en
pellgro por razones asocladas al genero, algunos paises,
como Mexlco, lncorporan el “genero” como una de las
causales de temor fundado de persecuclon y por lo tanto,
una de las razones para sollcltar el reconoclmlento de la
condlclon de refuglado.
lmpllca recurrlr a la lnterpretaclon mas extenslva cuando se trata de garantlzar derechos
y a la lnterpretaclon mas restrlctlva cuando se trata de lmponerles limltes.`´

Todas las autorldades estan obllgadas a encontrar dentro de la totalldad de las normas la
que beneñcle mayormente a la persona, y a lnterpretarla de la manera que lmpllque una
protecclon mas amplla a sus derechos humanos, lncluso, exlste la poslbllldad de de[ar de
apllcar normas lnferlores dando preferencla a las contenldas en la CPLUM y en los trata-
dos lnternaclonales de derechos humanos en la materla.
3. Universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad
Ln la redacclon del articulo lº constltuclo-
nal, quedaron lncorporados los atrlbutos de
los derechos humanos de acuerdo con el
Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos: unlversalldad, lnterdependencla,
lndlvlslbllldad y progreslvldad.``
Ll prlnclplo de universalidad esta intlma-
mente relaclonado con el de no dlscrlmlna-
clon y tlene que ver con que todos los dere-
chos humanos corresponden a todas las
personas por lgual, lndependlentemente
de su naclonalldad, raza, rellglon, oplnlon
politlca, condlclon economlca, genero, o
cualquler otra.
Ll prlnclplo de realización progresiva se
reñere a la adopclon de las medldas apro-
pladas para lograr la efectlvldad de los dere-
chos hasta el maxlmo de recursos dlsponl-
bles. De este modo, se prohibe que se suprl-
man o reduzcan derechos, ya que estos
deben ampllarse constante y permanente-
mente. Lo anterlor crea la obllgaclon a
cargo del Lstado de no dar marcha atras en
los estandares de cumpllmlento ya alcanza-
dos en la protecclon de los derechos huma-
48
Las mu[eres mlgrantes que cruzan por terrltorlo mexlcano enfrentan mayores sltuaclones
de vulnerabllldad, estan expuestas a todo tlpo de abusos y vlolencla de genero, entre los
que sobresalen los ataques sexuales, fislcos o verbales, las malas condlclones de empleo
y la trata de personas. Anallzar los asuntos [udlclales y las politlcas mlgratorlas con pers-
pectlva de genero es lndlspensable para garantlzar que se cumpla con el derecho a la
lgualdad y que las mu[eres puedan, por lo tanto, defender sus derechos de una manera
efectlva, sln dlscrlmlnaclon y con las medldas adecuadas para su protecclon en caso de
haber sufrldo algun abuso o vlolencla de genero durante su trayecto.`'
2. Pro persona
Ll prlnclplo pro persona esta consagrado en el articulo lº de la CPLUM desde la reforma
constltuclonal en materla de derechos humanos: “favoreclendo en todo tlempo a las
personas la protecclon mas amplla”. Lo anterlor lmpllca que cuando se esta ante dos o
mas normas que son apllcables al caso concreto, debe prevalecer la que me[or cumpla
con ese proposlto, ldentlca declslon debe tomarse en el caso de que una norma tenga
dlversas lnterpretaclones [uridlcamente aceptables.
Por su parte, en el parrafo 27 de la sentencla del Caso Padllla, la SC1N estableclo que:
“todas las autorldades del pais, dentro del amblto de sus competenclas, se encuentran
obllgadas a velar no solo por los derechos humanos contenldos en los lnstrumentos lnter-
naclonales ñrmados por el Lstado Mexlcano, slno tamblen por los derechos humanos
contenldos en la CPLUM, adoptando la lnterpretaclon mas favorable al derecho humano
de que se trate, lo que se entlende en la doctrlna como prlnclplo pro persona”.
Asi, el prlnclplo pro persona lmpllca que todas las autorldades (de caracter leglslatlvo,
e[ecutlvo o [udlclal) de cualquler nlvel (constltuclonal, federal, estatal, munlclpal) estan
obllgadas a brlndar la protecclon mas amplla a cualquler persona en terrltorlo naclonal.
Por su parte, el Poder 1udlclal de la Pederaclon ha reconocldo que el prlnclplo pro persona
nos de todas las personas, lo que lncluye los avances alcanzados en materla de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal.

Al establecer que el desarrollo debe ser progreslvo, se alude a que el Lstado debe lr lmple-
mentando acclones que conduzcan a la reallzaclon plena de los derechos, de manera que
el estandar prevlo de cumpllmlento sea superado por el posterlor y no a la lnversa. Ll
cumpllmlento debe extenderse hasta el maxlmo de los recursos dlsponlbles. Lstas dos
exlgenclas conslderan el hecho de que la efectlvldad de los derechos puede verse mer-
mada por la falta de recursos y de que es necesarlo el transcurso de clerto periodo de
tlempo para lograr su plena eñcacla. Ll desarrollo progreslvo no [ustlñca retrasos lrrazona-
bles en la reallzaclon de los derechos. Ln todo caso, los Lstados tlenen la obllgaclon de
demostrar que estan haclendo todo lo poslble para me[orar el dlsfrute de los derechos
humanos.
Ln el caso de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, la no regreslvldad
es muy lmportante puesto que, lndependlentemente de que una persona haya lngresa-
do a terrltorlo naclonal de manera lrregular, pudo haber creado lazos famlllares o labora-
les que le permltan permanecer en terrltorlo naclonal, por lo que debe garantlzarsele el
reconoclmlento de los derechos adqulrldos.`"
La interdependencia se reñere a que los derechos estan relaclonados unos con otros
haclendo que el reconoclmlento de uno lmpllque el respeto de otros. De lgual manera, la
vulneraclon de un derecho conlleva la vulneraclon de otros y no pueden establecerse
[erarquias entre ellos.
Plnalmente, el principio de indivisibilidad sostlene que los derechos humanos son lnhe-
rentes a las personas y por lo tanto, no se pueden partlr o satlsfacer de manera parclal.
sano esparclmlento para su desarrollo lntegral. Lste
prlnclplo debera gular el dlseno, e[ecuclon, segul-
mlento y evaluaclon de las politlcas publlcas dlrlgldas
a la nlnez”.
Ll lnteres superlor del nlno debe ser evaluado en todos los
casos, con enfasls especlal en los nlnos, nlnas y adolescen-
tes mlgrantes y su[etos de protecclon lnternaclonal que
vla[an no acompanados o separados. Ln estos casos, se
requlere prlmordlalmente encontrar soluclones durade-
ras (conslderar la regularlzaclon en el pais en que se
encuentran, el retorno voluntarlo a sus paises o el reasen-
tamlento a algun otro pais en donde tengan famlllares) y,
en sltuaclones excepclonales, asegurar su culdado tempo-
ral. Aslmlsmo, se debe garantlzar que cualquler nlno, nlna
o adolescente tenga acceso al procedlmlento para el reco-
noclmlento de la condlclon de refuglado. La determlna-
clon del lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente
mlgrante exlge una evaluaclon clara y a fondo sobre su
ldentldad, esto es su naclonalldad, antecedentes etnlcos,
culturales y llnguistlcos, crlanza, asi como las vulnerablll-
dades y necesldades especlales de protecclon (como el
que sean sollcltantes de asllo o del reconoclmlento de la
condlclon de apatrlda).`" Aslmlsmo, se debe tomar en
cuenta dlversas clrcunstanclas como la edad, sl estan
acompanados de sus padres, las experlenclas que han
vlvldo, el grado de madurez y educaclon.
Ll lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente tamblen
obllga a garantlzar su derecho a la educaclon y a un nlvel
7. No revictimización
La revlctlmlzaclon o vlctlmlzaclon secundarla
puede ser deñnlda como toda acclon u omlslon
que leslone el estado fislco, mental y/o psiqulco de
la persona victlma.`" Las personas mlgrantes y
su[etas de protecclon lnternaclonal pueden haber
sldo victlmas, testlgos u ofendldos de algun dellto,
dentro de los que se lncluyen la trata de personas
o el trañco lliclto de mlgrantes. Aslmlsmo, puede
darse el caso que la persona este huyendo de su
pais de orlgen porque su vlda, segurldad o llbertad
se encuentren en pellgro.
Ln todos estos supuestos, debe evltarse la sollcl-
tud relterada e lnoñclosa de declaraclones de los
hechos, lnterrogatorlos lnqulsltlvos, procesos
largos, dlllgenclas lnnecesarlas, entre otras practl-
cas, para generar que la persona se slenta en un
amblente de conñanza y logre apreclar su procedl-
mlento legal como un proceso de redlgnlñcaclon y
no como una causa mas de estres pslcologlco.
8. Presunción de inocencia
Ll derecho a la presunclon de la lnocencla se
encuentra consagrado tanto en el articulo 20 de la
CPLUM como en dlversos tratados lnternaclonales
de derechos humanos. La presunclon de lnocencla
es un derecho humano conslstente en que toda
persona acusada de haber cometldo un dellto
debe ser conslderada lnocente, slempre que no se
4. No devolución
Ll prlnclplo de no devoluclon es una norma de derecho
consuetudlnarlo lnternaclonal. Sln embargo, en el caso de
Mexlco esta plenamente lncorporada en el derecho posl-
tlvo por medlo de los articulos 5 y 6 de la LSPyPC, y a partlr
de la ñrma y ratlñcaclon de la Convenclon sobre el Lstatu-
to de los Pefuglados de l95l que establece, en su articulo
33, la prohlblclon de llevar a cabo cualquler medlda que
tenga como efecto devolver a una persona sollcltante de
asllo o refuglada a las fronteras del terrltorlo donde su vlda
o llbertad puedan verse amenazadas, o donde corra pell-
gro de persecuclon lncluyendo su lntercepclon, rechazo
en frontera o devoluclon lndlrecta.
Lste prlnclplo ha sldo conslderado como la pledra angular
de la protecclon lnternaclonal a personas sollcltantes de
asllo y refugladas. Aslmlsmo, Mexlco ha extendldo este
prlnclplo para las personas beneñclarlas de protecclon
complementarla, que son las que no reunen los requlsltos
para ser reconocldas como refugladas pero que su vlda,
llbertad o segurldad corren pellgro en su pais de orlgen.
La formulaclon del derecho de no devoluclon en la CADH
es mas amplla, pues el articulo 22.8 prohibe la expulslon o
devoluclon de una persona extran[era (refuglada o no) a
otro pais, sea o no el de orlgen, cuando su derecho a la
vlda o a la llbertad personal esten en rlesgo de vlolaclon a
causa de raza, naclonalldad, rellglon, condlclon soclal o de
sus oplnlones politlcas.
Abstenclon de reallzar acclones que dlrecta o lndlrectamente creen sltuaclones de
dlscrlmlnaclon de jure o de facto, lo que lmpllca la prohlblclon de emltlr leyes o dlspo-
slclones, o de favorecer practlcas y actuaclones de agentes estatales, que tengan
como consecuencla la dlscrlmlnaclon dlrecta o lndlrecta de las personas.
Adopclon de medldas posltlvas para revertlr o camblar sltuaclones dlscrlmlnatorlas
exlstentes en per[ulclo de un determlnado grupo de personas. Lo anterlor lncluye a
partlculares que, con tolerancla o aqulescencla del Lstado, creen, mantengan o favo-
rezcan practlcas dlscrlmlnatorlas.
Mandato de hacer dlstlnclones ob[etlvas y razonables solo cuando esten de acuerdo
con los derechos humanos y el prlnclplo pro persona.
Pespeto y garantia de los derechos humanos, lndependlentemente de cualquler
clrcunstancla o conslderaclon, lncluldo el estatus mlgratorlo de las personas.
Una vez que aslgna el caracter de jus cogens al derecho a la lgualdad e ldentlñca las obll-
gaclones de el derlvadas, la Corte |DH establece el alcance que tlene en relaclon dlrecta
con las personas mlgrantes y recuerda que, por lo general, estas se encuentran en una
sltuaclon de vulnerabllldad como su[etos en una comparaclon con las personas no
mlgrantes, dlchas deslgualdades son de jure (deslgualdades en las mlsmas leyes) y de
facto (deslgualdades estructurales). Aunque, eventualmente, puede admltlrse que las
personas mlgrantes sean tratadas de forma dlferenclada, esta dlstlnclon de trato debera
ser razonable, ob[etlva, proporclonal, y debera respetar sus derechos humanos. Ll prlncl-
plo de no dlscrlmlnaclon lmpllca que no puede prlvarse a una persona del goce de sus
derechos por una calldad mlgratorla, lo que lncluye los derechos soclales, laborales y el
acceso al debldo proceso.
Ll prlnclplo de no dlscrlmlnaclon e lgualdad esta estrechamente relaclonado con la pers-
pectlva de genero.´' Ll genero se reñere a los conceptos soclales de las funclones, com-
30. Organización Internacional para las Migraciones, Hechos y cifras. Disponible en:
www.iom.int/cms/es/sites/iom/home/about-migration/facts--figures-1.html. Fecha de consulta: 19 de febrero de 2013.
A la par del creclmlento de la mlgraclon de nlnos, nlnas y adolescentes, ha aumentado el
numero de qulenes lo hacen sln el acompanamlento de alguna persona adulta (no acom-
panadas) y de qulenes lo hacen sln sus padres o tutores (separados). Ln estos casos, locall-
zar a la famllla es fundamental, a menos que el lnteres superlor del nlno establezca lo con-
trarlo. Ln los articulos l07, fracclon |v, y l09, fracclon X|||, de la Ley de Mlgraclon se preve
el derecho a la unldad famlllar cuando se detlenen famlllas en las estaclones mlgratorlas.
No obstante, para respetar tamblen el lnteres superlor del nlno, deben buscarse alternatl-
vas a la detenclon. Ahora blen, para evltar la separaclon de las famlllas y prlmar el prlncl-
plo de unldad famlllar, debe asegurarse que dlchas alternatlvas sean apllcables a todos
los mlembros de la famllla para que puedan llevar sus procedlmlentos admlnlstratlvos
mlgratorlos en llbertad.
establezca lo contrarlo medlante una resoluclon [udlclal deñnltlva. La razon de ser de
dlcho prlnclplo es garantlzar a toda persona que no sera condenada sln que exlstan prue-
bas suñclentes que demuestren su responsabllldad.
La Segunda Sala de la SC1N ha reconocldo que dlcho derecho humano trasclende la
orblta del debldo proceso, pues con su apllcaclon se garantlza la protecclon de otros
derechos, como son la dlgnldad humana, la llbertad, la honra y el buen nombre, que
podrian resultar vulnerados por actuaclones penales o dlsclpllnarlas lrregulares.`'
9. Gratuidad
Ll prlnclplo de gratuldad ayuda a garantlzar un efectlvo acceso a la [ustlcla de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, pues la falta de recursos actua como lnhl-
bldor para que se lnlcle algun proceso [udlclal para proteger los derechos humanos. Asi,
la gratuldad de las costas [udlclales se reñere a que nlnguna persona debe erogar cantl-
dad monetarla a favor de qulenes lntervengan en la procuraclon de [ustlcla para acceder
a algun proceso. Cualquler actuaclon [udlclal o admlnlstratlva promovlda por las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal debe reallzarse sln costo alguno.
Ademas, las personas deben contar con un o una representante legal tanto para asesorias
como para el segulmlento y atenclon de los casos.
Ll prlnclplo de gratuldad tamblen es apllcable al acceso a otros derechos, como el de la
salud, que deben otorgarse lndependlentemente de la sltuaclon mlgratorla de las perso-
nas y sln restrlcclon alguna para preservar la vlda.
10. Benecio de la duda
Uno de los prlnclplos rectores de los procedlmlentos de determlnaclon de la condlclon de
refuglado es el prlnclplo del beneñclo de la duda. Dlcho prlnclplo reconoce que es dlficll
para las personas refugladas aportar todas las pruebas necesarlas para valldar o compro-
bar sus añrmaclones. Ls declr, ba[o los estandares de derecho lnternaclonal sobre refugla-
Ll prlnclplo de no devoluclon lmpllca:
No devolver a las personas sollcltantes de asllo, refugla-
das o beneñclarlas de protecclon complementarla a un
lugar donde su vlda o llbertad corran pellgro.
Permltlr que las personas busquen protecclon en un
pais medlante la sollcltud del reconoclmlento de la con-
dlclon de refuglado, ante la poslbllldad de que sean
devueltas a un pais donde su vlda o llbertad corran pell-
gro.
No negar el acceso al terrltorlo a personas que huyen de
la persecuclon y permltlr el acceso a sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado.
5. Interés superior del niño, niña o adolescente
migrante
Ll lnteres superlor del nlno lmpllca, en termlnos generales, el
blenestar del nlno, nlna o adolescente. De acuerdo con la
Corte |DH, esta basado en la dlgnldad del ser humano, en las
caracteristlcas especlales de los nlnos, nlnas y adolescentes
y en la necesldad de proplclar su adecuado desarrollo.`' Lste
prlnclplo se encuentra consagrado en el articulo 4º constltu-
clonal:
“en todas las declslones y actuaclones del Lstado se
velara y cumpllra con el prlnclplo del lnteres superlor de
la nlnez, garantlzando de manera plena sus derechos.
Los nlnos y las nlnas tlenen derecho a la satlsfacclon de
sus necesldades de allmentaclon, salud, educaclon y
Los nlnos, nlnas y adolescentes deben permanecer
de preferencla en llbertad, es declr, deben apllcarse-
les medldas alternatlvas a la detenclon, y unlcamen-
te cuando esto no sea poslble, proceder a su deten-
clon como medlda de ultlmo recurso, mlsma que
debe hacerse durante un periodo muy breve
(articulo 37 b de la CDN).
Ln casos de famlllas de personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal que vengan con nlnos,
nlnas y adolescentes, es lmportante que se apllque
el prlnclplo de unldad famlllar fuera de la estaclon
mlgratorla, esto es, que las famlllas puedan llevar sus
procedlmlentos en llbertad medlante alternatlvas a
la detenclon, respetando, de esta manera, tanto el
prlnclplo del lnteres superlor del nlno como el prln-
clplo de unldad famlllar. Cuando las personas
mlgrantes su[etas de protecclon lnternaclonal vla[an
sln sus famlllas, enfrentan slgnlñcatlvas dlñcultades
para la reunlñcaclon o lnternaclon famlllar. Ln apego
al prlnclplo de unldad famlllar, deben ponerse en
practlca acclones especiñcas para estas personas
dependlendo de su sltuaclon y sus necesldades.
de vlda adecuado acorde con su desarrollo fislco y
mental. Lsto lmpllca que dlsfruten del derecho a la lden-
tldad, el acceso a la salud, tratamlentos para enfermeda-
des y rehabllltaclon para aquellos que son victlmas de
cualquler forma de abandono, explotaclon o abuso,
su[etos a tortura u otra forma de tratos o penas crueles,
lnhumanos o degradantes, o sean victlmas de connlctos
armados. Los nlnos, nlnas y adolescentes corren graves
rlesgos de ser victlmas de trata, en cuyo caso deben
tomarse las medldas correspondlentes.
Pespecto al lnteres superlor del nlno, nlna o adolescen-
te, la SC1N y los Trlbunales Coleglados de Clrculto han
emltldo dlversas tesls en las cuales se resuelve ba[o tal
prlnclplo, las cuales estan slntetlzadas en el Protocolo de
Actuaclon para Qulenes |mparten 1ustlcla en Casos que
Afecten a Nlnas, Nlnos y Adolescentes publlcado por la
propla Corte Mexlcana.`´
6. Unidad familiar
Ll reconoclmlento de la famllla como elemento funda-
mental de la socledad y el Lstado constltuye un prlncl-
plo esenclal del Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos y del Derecho lnternaclonal de los refuglados.
La separaclon de los nlnos, nlnas y adolescentes de su
nucleo famlllar es especlalmente dellcada, por lo que
solo debe reallzarse ba[o una [ustlñcaclon clara y con
una duraclon temporal, tan pronto lo permltan las
clrcunstanclas, ellos o ellas deben ser devueltos a su
entorno famlllar.
“A nadie se le niega un taco”
Ln 20l0, el documental “A nadle se
le nlega un taco” gano el “Prlmer
Concurso de Documental Genero y
1ustlcla” del Programa de Lquldad
de Genero de la Suprema Corte de
1ustlcla de la Naclon. Ll documental
cuenta la hlstorla de Concepclon
Moreno Arteaga, queretana que
daba ayuda a los mlgrantes
medlante comlda y posada y que
fue detenlda y procesada
penalmente por esta actlvldad
medlante la acusaclon por el dellto
de trañco de lndocumentados.
Dlsponlble en:
www.equldad.sc[n.gob.mx/splp.ph
p!page¬llsta_blblloteca .
dos, la carga de la prueba no recae solamente en el sollcltante de asllo, puesto que es
lmposlble que esta persona, cuya vlda, segurldad, llbertad o lntegrldad corran pellgro,
prepare de manera exhaustlva las pruebas que apoyan su caso en el pais de acoglda.
Asi pues, sl las declaraclones del sollcltante de asllo son coherentes y verosimlles, y no
entran en connlcto con la lnformaclon ob[etlva recabada, debe concederse el beneñclo
de la duda y reconocersele la condlclon de persona refuglada.
www.SC1N.GO8.MX
1. No discriminación e igualdad
Ll prlnclplo de lgualdad y no dlscrlmlnaclon posee un caracter fundamental para la salva-
guardla de los derechos humanos y por lo tanto, se encuentra consagrado tanto en la
CPLUM como en casl todos los tratados lnternaclonales de los que Mexlco es parte.
La Corte |DH deñne el prlnclplo de lgualdad en su [urlsprudencla de la slgulente manera:
“La noclon de lgualdad se desprende dlrectamente de la unldad de naturaleza del
genero humano y es lnseparable de la dlgnldad esenclal de la persona, frente a la cual
es lncompatlble toda sltuaclon que, por conslderar superlor a un determlnado grupo,
conduzca a tratarlo con prlvlleglo o que, a la lnversa, por conslderarlo lnferlor, lo trate
con hostllldad o de cualquler forma lo dlscrlmlne del goce de derechos que si se reco-
nocen a qulenes no se conslderan lncursos en tal sltuaclon de lnferlorldad. No es
admlslble crear dlferenclas de tratamlento entre seres humanos que no se correspon-
dan con su unlca e ldentlca naturaleza”.´´
Ln su oportunldad, la Corte |DH estableclo los efectos del prlnclplo fundamental de la
lgualdad y no dlscrlmlnaclon en la Oplnlon Consultlva l8/03, y argumento que “alcanzan
a todos los Lstados por pertenecer al domlnlo del jus cogens, revestldo de caracter lmpera-
tlvo, acarrea obllgaclones erga omnes de protecclon que vlnculan a todos los Lstados y
generan efectos con respecto a terceros, lncluso partlculares”.´"
A partlr de esta deñnlclon y en la mlsma Oplnlon Consultlva, la Corte |DH prescrlbe obllga-
clones especiñcas a cargo de los Lstados, tales como:
portamlentos, actlvldades y atrlbutos que cada socledad
consldera aproplados para los hombres y las mu[eres.
Ahora blen, la perspectlva de genero es fundamental en
la vlslon que se tlene de la mlgraclon. Orlglnalmente, los
hombres eran qulenes mas cruzaban fronteras en bus-
queda de me[ores condlclones de vlda, sln embargo,
desde hace varlas decadas, se ha lncrementado el
numero de mu[eres que vla[an por motlvos de reunlñca-
clon famlllar o en busqueda de me[ores condlclones
laborales. Actualmente, las mu[eres representan el 49%
del total de personas mlgrantes en el mundo.`" Ln su
mayoria son mu[eres [ovenes y algunas huyen de la dlscrl-
mlnaclon o vlolencla de la que son ob[eto por dlstlntas
razones, lnclulda la orlentaclon sexual, otras, de la falta de
oportunldades en sus paises de orlgen, la mayoria mlgra
para gozar de sus derechos humanos.
La sltuaclon de especlal vulnerabllldad de la mu[er
mlgrante y refuglada ha sldo expresamente conslderada
en el articulo 9 de la Convenclon |nteramerlcana para
Prevenlr, Sanclonar y Lrradlcar la vlolencla contra la Mu[er
“Convenclon 8elem do Para”. A partlr de la comprenslon
de que exlsten personas que no pueden regresar a sus
paises de orlgen sl su vlda, llbertad o segurldad estan en
pellgro por razones asocladas al genero, algunos paises,
como Mexlco, lncorporan el “genero” como una de las
causales de temor fundado de persecuclon y por lo tanto,
una de las razones para sollcltar el reconoclmlento de la
condlclon de refuglado.
49
lmpllca recurrlr a la lnterpretaclon mas extenslva cuando se trata de garantlzar derechos
y a la lnterpretaclon mas restrlctlva cuando se trata de lmponerles limltes.`´

Todas las autorldades estan obllgadas a encontrar dentro de la totalldad de las normas la
que beneñcle mayormente a la persona, y a lnterpretarla de la manera que lmpllque una
protecclon mas amplla a sus derechos humanos, lncluso, exlste la poslbllldad de de[ar de
apllcar normas lnferlores dando preferencla a las contenldas en la CPLUM y en los trata-
dos lnternaclonales de derechos humanos en la materla.
3. Universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad
Ln la redacclon del articulo lº constltuclo-
nal, quedaron lncorporados los atrlbutos de
los derechos humanos de acuerdo con el
Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos: unlversalldad, lnterdependencla,
lndlvlslbllldad y progreslvldad.``
Ll prlnclplo de universalidad esta intlma-
mente relaclonado con el de no dlscrlmlna-
clon y tlene que ver con que todos los dere-
chos humanos corresponden a todas las
personas por lgual, lndependlentemente
de su naclonalldad, raza, rellglon, oplnlon
politlca, condlclon economlca, genero, o
cualquler otra.
Ll prlnclplo de realización progresiva se
reñere a la adopclon de las medldas apro-
pladas para lograr la efectlvldad de los dere-
chos hasta el maxlmo de recursos dlsponl-
bles. De este modo, se prohibe que se suprl-
man o reduzcan derechos, ya que estos
deben ampllarse constante y permanente-
mente. Lo anterlor crea la obllgaclon a
cargo del Lstado de no dar marcha atras en
los estandares de cumpllmlento ya alcanza-
dos en la protecclon de los derechos huma-
Las mu[eres mlgrantes que cruzan por terrltorlo mexlcano enfrentan mayores sltuaclones
de vulnerabllldad, estan expuestas a todo tlpo de abusos y vlolencla de genero, entre los
que sobresalen los ataques sexuales, fislcos o verbales, las malas condlclones de empleo
y la trata de personas. Anallzar los asuntos [udlclales y las politlcas mlgratorlas con pers-
pectlva de genero es lndlspensable para garantlzar que se cumpla con el derecho a la
lgualdad y que las mu[eres puedan, por lo tanto, defender sus derechos de una manera
efectlva, sln dlscrlmlnaclon y con las medldas adecuadas para su protecclon en caso de
haber sufrldo algun abuso o vlolencla de genero durante su trayecto.`'
2. Pro persona
Ll prlnclplo pro persona esta consagrado en el articulo lº de la CPLUM desde la reforma
constltuclonal en materla de derechos humanos: “favoreclendo en todo tlempo a las
personas la protecclon mas amplla”. Lo anterlor lmpllca que cuando se esta ante dos o
mas normas que son apllcables al caso concreto, debe prevalecer la que me[or cumpla
con ese proposlto, ldentlca declslon debe tomarse en el caso de que una norma tenga
dlversas lnterpretaclones [uridlcamente aceptables.
Por su parte, en el parrafo 27 de la sentencla del Caso Padllla, la SC1N estableclo que:
“todas las autorldades del pais, dentro del amblto de sus competenclas, se encuentran
obllgadas a velar no solo por los derechos humanos contenldos en los lnstrumentos lnter-
naclonales ñrmados por el Lstado Mexlcano, slno tamblen por los derechos humanos
contenldos en la CPLUM, adoptando la lnterpretaclon mas favorable al derecho humano
de que se trate, lo que se entlende en la doctrlna como prlnclplo pro persona”.
Asi, el prlnclplo pro persona lmpllca que todas las autorldades (de caracter leglslatlvo,
e[ecutlvo o [udlclal) de cualquler nlvel (constltuclonal, federal, estatal, munlclpal) estan
obllgadas a brlndar la protecclon mas amplla a cualquler persona en terrltorlo naclonal.
Por su parte, el Poder 1udlclal de la Pederaclon ha reconocldo que el prlnclplo pro persona
nos de todas las personas, lo que lncluye los avances alcanzados en materla de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal.

Al establecer que el desarrollo debe ser progreslvo, se alude a que el Lstado debe lr lmple-
mentando acclones que conduzcan a la reallzaclon plena de los derechos, de manera que
el estandar prevlo de cumpllmlento sea superado por el posterlor y no a la lnversa. Ll
cumpllmlento debe extenderse hasta el maxlmo de los recursos dlsponlbles. Lstas dos
exlgenclas conslderan el hecho de que la efectlvldad de los derechos puede verse mer-
mada por la falta de recursos y de que es necesarlo el transcurso de clerto periodo de
tlempo para lograr su plena eñcacla. Ll desarrollo progreslvo no [ustlñca retrasos lrrazona-
bles en la reallzaclon de los derechos. Ln todo caso, los Lstados tlenen la obllgaclon de
demostrar que estan haclendo todo lo poslble para me[orar el dlsfrute de los derechos
humanos.
Ln el caso de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, la no regreslvldad
es muy lmportante puesto que, lndependlentemente de que una persona haya lngresa-
do a terrltorlo naclonal de manera lrregular, pudo haber creado lazos famlllares o labora-
les que le permltan permanecer en terrltorlo naclonal, por lo que debe garantlzarsele el
reconoclmlento de los derechos adqulrldos.`"
La interdependencia se reñere a que los derechos estan relaclonados unos con otros
haclendo que el reconoclmlento de uno lmpllque el respeto de otros. De lgual manera, la
vulneraclon de un derecho conlleva la vulneraclon de otros y no pueden establecerse
[erarquias entre ellos.
Plnalmente, el principio de indivisibilidad sostlene que los derechos humanos son lnhe-
rentes a las personas y por lo tanto, no se pueden partlr o satlsfacer de manera parclal.
31. Ver Protocolo para Juzgar con Perspectiva de Género: Haciendo realidad el Derecho a la Igualdad. (México, Suprema
Corte de Justicia de la Nación, 2013). Disponible en: www.equidad.scjn.gob.mx.
sano esparclmlento para su desarrollo lntegral. Lste
prlnclplo debera gular el dlseno, e[ecuclon, segul-
mlento y evaluaclon de las politlcas publlcas dlrlgldas
a la nlnez”.
Ll lnteres superlor del nlno debe ser evaluado en todos los
casos, con enfasls especlal en los nlnos, nlnas y adolescen-
tes mlgrantes y su[etos de protecclon lnternaclonal que
vla[an no acompanados o separados. Ln estos casos, se
requlere prlmordlalmente encontrar soluclones durade-
ras (conslderar la regularlzaclon en el pais en que se
encuentran, el retorno voluntarlo a sus paises o el reasen-
tamlento a algun otro pais en donde tengan famlllares) y,
en sltuaclones excepclonales, asegurar su culdado tempo-
ral. Aslmlsmo, se debe garantlzar que cualquler nlno, nlna
o adolescente tenga acceso al procedlmlento para el reco-
noclmlento de la condlclon de refuglado. La determlna-
clon del lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente
mlgrante exlge una evaluaclon clara y a fondo sobre su
ldentldad, esto es su naclonalldad, antecedentes etnlcos,
culturales y llnguistlcos, crlanza, asi como las vulnerablll-
dades y necesldades especlales de protecclon (como el
que sean sollcltantes de asllo o del reconoclmlento de la
condlclon de apatrlda).`" Aslmlsmo, se debe tomar en
cuenta dlversas clrcunstanclas como la edad, sl estan
acompanados de sus padres, las experlenclas que han
vlvldo, el grado de madurez y educaclon.
Ll lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente tamblen
obllga a garantlzar su derecho a la educaclon y a un nlvel
7. No revictimización
La revlctlmlzaclon o vlctlmlzaclon secundarla
puede ser deñnlda como toda acclon u omlslon
que leslone el estado fislco, mental y/o psiqulco de
la persona victlma.`" Las personas mlgrantes y
su[etas de protecclon lnternaclonal pueden haber
sldo victlmas, testlgos u ofendldos de algun dellto,
dentro de los que se lncluyen la trata de personas
o el trañco lliclto de mlgrantes. Aslmlsmo, puede
darse el caso que la persona este huyendo de su
pais de orlgen porque su vlda, segurldad o llbertad
se encuentren en pellgro.
Ln todos estos supuestos, debe evltarse la sollcl-
tud relterada e lnoñclosa de declaraclones de los
hechos, lnterrogatorlos lnqulsltlvos, procesos
largos, dlllgenclas lnnecesarlas, entre otras practl-
cas, para generar que la persona se slenta en un
amblente de conñanza y logre apreclar su procedl-
mlento legal como un proceso de redlgnlñcaclon y
no como una causa mas de estres pslcologlco.
8. Presunción de inocencia
Ll derecho a la presunclon de la lnocencla se
encuentra consagrado tanto en el articulo 20 de la
CPLUM como en dlversos tratados lnternaclonales
de derechos humanos. La presunclon de lnocencla
es un derecho humano conslstente en que toda
persona acusada de haber cometldo un dellto
debe ser conslderada lnocente, slempre que no se
4. No devolución
Ll prlnclplo de no devoluclon es una norma de derecho
consuetudlnarlo lnternaclonal. Sln embargo, en el caso de
Mexlco esta plenamente lncorporada en el derecho posl-
tlvo por medlo de los articulos 5 y 6 de la LSPyPC, y a partlr
de la ñrma y ratlñcaclon de la Convenclon sobre el Lstatu-
to de los Pefuglados de l95l que establece, en su articulo
33, la prohlblclon de llevar a cabo cualquler medlda que
tenga como efecto devolver a una persona sollcltante de
asllo o refuglada a las fronteras del terrltorlo donde su vlda
o llbertad puedan verse amenazadas, o donde corra pell-
gro de persecuclon lncluyendo su lntercepclon, rechazo
en frontera o devoluclon lndlrecta.
Lste prlnclplo ha sldo conslderado como la pledra angular
de la protecclon lnternaclonal a personas sollcltantes de
asllo y refugladas. Aslmlsmo, Mexlco ha extendldo este
prlnclplo para las personas beneñclarlas de protecclon
complementarla, que son las que no reunen los requlsltos
para ser reconocldas como refugladas pero que su vlda,
llbertad o segurldad corren pellgro en su pais de orlgen.
La formulaclon del derecho de no devoluclon en la CADH
es mas amplla, pues el articulo 22.8 prohibe la expulslon o
devoluclon de una persona extran[era (refuglada o no) a
otro pais, sea o no el de orlgen, cuando su derecho a la
vlda o a la llbertad personal esten en rlesgo de vlolaclon a
causa de raza, naclonalldad, rellglon, condlclon soclal o de
sus oplnlones politlcas.
Abstenclon de reallzar acclones que dlrecta o lndlrectamente creen sltuaclones de
dlscrlmlnaclon de jure o de facto, lo que lmpllca la prohlblclon de emltlr leyes o dlspo-
slclones, o de favorecer practlcas y actuaclones de agentes estatales, que tengan
como consecuencla la dlscrlmlnaclon dlrecta o lndlrecta de las personas.
Adopclon de medldas posltlvas para revertlr o camblar sltuaclones dlscrlmlnatorlas
exlstentes en per[ulclo de un determlnado grupo de personas. Lo anterlor lncluye a
partlculares que, con tolerancla o aqulescencla del Lstado, creen, mantengan o favo-
rezcan practlcas dlscrlmlnatorlas.
Mandato de hacer dlstlnclones ob[etlvas y razonables solo cuando esten de acuerdo
con los derechos humanos y el prlnclplo pro persona.
Pespeto y garantia de los derechos humanos, lndependlentemente de cualquler
clrcunstancla o conslderaclon, lncluldo el estatus mlgratorlo de las personas.
Una vez que aslgna el caracter de jus cogens al derecho a la lgualdad e ldentlñca las obll-
gaclones de el derlvadas, la Corte |DH establece el alcance que tlene en relaclon dlrecta
con las personas mlgrantes y recuerda que, por lo general, estas se encuentran en una
sltuaclon de vulnerabllldad como su[etos en una comparaclon con las personas no
mlgrantes, dlchas deslgualdades son de jure (deslgualdades en las mlsmas leyes) y de
facto (deslgualdades estructurales). Aunque, eventualmente, puede admltlrse que las
personas mlgrantes sean tratadas de forma dlferenclada, esta dlstlnclon de trato debera
ser razonable, ob[etlva, proporclonal, y debera respetar sus derechos humanos. Ll prlncl-
plo de no dlscrlmlnaclon lmpllca que no puede prlvarse a una persona del goce de sus
derechos por una calldad mlgratorla, lo que lncluye los derechos soclales, laborales y el
acceso al debldo proceso.
Ll prlnclplo de no dlscrlmlnaclon e lgualdad esta estrechamente relaclonado con la pers-
pectlva de genero.´' Ll genero se reñere a los conceptos soclales de las funclones, com-
A la par del creclmlento de la mlgraclon de nlnos, nlnas y adolescentes, ha aumentado el
numero de qulenes lo hacen sln el acompanamlento de alguna persona adulta (no acom-
panadas) y de qulenes lo hacen sln sus padres o tutores (separados). Ln estos casos, locall-
zar a la famllla es fundamental, a menos que el lnteres superlor del nlno establezca lo con-
trarlo. Ln los articulos l07, fracclon |v, y l09, fracclon X|||, de la Ley de Mlgraclon se preve
el derecho a la unldad famlllar cuando se detlenen famlllas en las estaclones mlgratorlas.
No obstante, para respetar tamblen el lnteres superlor del nlno, deben buscarse alternatl-
vas a la detenclon. Ahora blen, para evltar la separaclon de las famlllas y prlmar el prlncl-
plo de unldad famlllar, debe asegurarse que dlchas alternatlvas sean apllcables a todos
los mlembros de la famllla para que puedan llevar sus procedlmlentos admlnlstratlvos
mlgratorlos en llbertad.
establezca lo contrarlo medlante una resoluclon [udlclal deñnltlva. La razon de ser de
dlcho prlnclplo es garantlzar a toda persona que no sera condenada sln que exlstan prue-
bas suñclentes que demuestren su responsabllldad.
La Segunda Sala de la SC1N ha reconocldo que dlcho derecho humano trasclende la
orblta del debldo proceso, pues con su apllcaclon se garantlza la protecclon de otros
derechos, como son la dlgnldad humana, la llbertad, la honra y el buen nombre, que
podrian resultar vulnerados por actuaclones penales o dlsclpllnarlas lrregulares.`'
9. Gratuidad
Ll prlnclplo de gratuldad ayuda a garantlzar un efectlvo acceso a la [ustlcla de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, pues la falta de recursos actua como lnhl-
bldor para que se lnlcle algun proceso [udlclal para proteger los derechos humanos. Asi,
la gratuldad de las costas [udlclales se reñere a que nlnguna persona debe erogar cantl-
dad monetarla a favor de qulenes lntervengan en la procuraclon de [ustlcla para acceder
a algun proceso. Cualquler actuaclon [udlclal o admlnlstratlva promovlda por las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal debe reallzarse sln costo alguno.
Ademas, las personas deben contar con un o una representante legal tanto para asesorias
como para el segulmlento y atenclon de los casos.
Ll prlnclplo de gratuldad tamblen es apllcable al acceso a otros derechos, como el de la
salud, que deben otorgarse lndependlentemente de la sltuaclon mlgratorla de las perso-
nas y sln restrlcclon alguna para preservar la vlda.
10. Benecio de la duda
Uno de los prlnclplos rectores de los procedlmlentos de determlnaclon de la condlclon de
refuglado es el prlnclplo del beneñclo de la duda. Dlcho prlnclplo reconoce que es dlficll
para las personas refugladas aportar todas las pruebas necesarlas para valldar o compro-
bar sus añrmaclones. Ls declr, ba[o los estandares de derecho lnternaclonal sobre refugla-
Ll prlnclplo de no devoluclon lmpllca:
No devolver a las personas sollcltantes de asllo, refugla-
das o beneñclarlas de protecclon complementarla a un
lugar donde su vlda o llbertad corran pellgro.
Permltlr que las personas busquen protecclon en un
pais medlante la sollcltud del reconoclmlento de la con-
dlclon de refuglado, ante la poslbllldad de que sean
devueltas a un pais donde su vlda o llbertad corran pell-
gro.
No negar el acceso al terrltorlo a personas que huyen de
la persecuclon y permltlr el acceso a sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado.
5. Interés superior del niño, niña o adolescente
migrante
Ll lnteres superlor del nlno lmpllca, en termlnos generales, el
blenestar del nlno, nlna o adolescente. De acuerdo con la
Corte |DH, esta basado en la dlgnldad del ser humano, en las
caracteristlcas especlales de los nlnos, nlnas y adolescentes
y en la necesldad de proplclar su adecuado desarrollo.`' Lste
prlnclplo se encuentra consagrado en el articulo 4º constltu-
clonal:
“en todas las declslones y actuaclones del Lstado se
velara y cumpllra con el prlnclplo del lnteres superlor de
la nlnez, garantlzando de manera plena sus derechos.
Los nlnos y las nlnas tlenen derecho a la satlsfacclon de
sus necesldades de allmentaclon, salud, educaclon y
Los nlnos, nlnas y adolescentes deben permanecer
de preferencla en llbertad, es declr, deben apllcarse-
les medldas alternatlvas a la detenclon, y unlcamen-
te cuando esto no sea poslble, proceder a su deten-
clon como medlda de ultlmo recurso, mlsma que
debe hacerse durante un periodo muy breve
(articulo 37 b de la CDN).
Ln casos de famlllas de personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal que vengan con nlnos,
nlnas y adolescentes, es lmportante que se apllque
el prlnclplo de unldad famlllar fuera de la estaclon
mlgratorla, esto es, que las famlllas puedan llevar sus
procedlmlentos en llbertad medlante alternatlvas a
la detenclon, respetando, de esta manera, tanto el
prlnclplo del lnteres superlor del nlno como el prln-
clplo de unldad famlllar. Cuando las personas
mlgrantes su[etas de protecclon lnternaclonal vla[an
sln sus famlllas, enfrentan slgnlñcatlvas dlñcultades
para la reunlñcaclon o lnternaclon famlllar. Ln apego
al prlnclplo de unldad famlllar, deben ponerse en
practlca acclones especiñcas para estas personas
dependlendo de su sltuaclon y sus necesldades.
de vlda adecuado acorde con su desarrollo fislco y
mental. Lsto lmpllca que dlsfruten del derecho a la lden-
tldad, el acceso a la salud, tratamlentos para enfermeda-
des y rehabllltaclon para aquellos que son victlmas de
cualquler forma de abandono, explotaclon o abuso,
su[etos a tortura u otra forma de tratos o penas crueles,
lnhumanos o degradantes, o sean victlmas de connlctos
armados. Los nlnos, nlnas y adolescentes corren graves
rlesgos de ser victlmas de trata, en cuyo caso deben
tomarse las medldas correspondlentes.
Pespecto al lnteres superlor del nlno, nlna o adolescen-
te, la SC1N y los Trlbunales Coleglados de Clrculto han
emltldo dlversas tesls en las cuales se resuelve ba[o tal
prlnclplo, las cuales estan slntetlzadas en el Protocolo de
Actuaclon para Qulenes |mparten 1ustlcla en Casos que
Afecten a Nlnas, Nlnos y Adolescentes publlcado por la
propla Corte Mexlcana.`´
6. Unidad familiar
Ll reconoclmlento de la famllla como elemento funda-
mental de la socledad y el Lstado constltuye un prlncl-
plo esenclal del Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos y del Derecho lnternaclonal de los refuglados.
La separaclon de los nlnos, nlnas y adolescentes de su
nucleo famlllar es especlalmente dellcada, por lo que
solo debe reallzarse ba[o una [ustlñcaclon clara y con
una duraclon temporal, tan pronto lo permltan las
clrcunstanclas, ellos o ellas deben ser devueltos a su
entorno famlllar.
dos, la carga de la prueba no recae solamente en el sollcltante de asllo, puesto que es
lmposlble que esta persona, cuya vlda, segurldad, llbertad o lntegrldad corran pellgro,
prepare de manera exhaustlva las pruebas que apoyan su caso en el pais de acoglda.
Asi pues, sl las declaraclones del sollcltante de asllo son coherentes y verosimlles, y no
entran en connlcto con la lnformaclon ob[etlva recabada, debe concederse el beneñclo
de la duda y reconocersele la condlclon de persona refuglada.
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
1. No discriminación e igualdad
Ll prlnclplo de lgualdad y no dlscrlmlnaclon posee un caracter fundamental para la salva-
guardla de los derechos humanos y por lo tanto, se encuentra consagrado tanto en la
CPLUM como en casl todos los tratados lnternaclonales de los que Mexlco es parte.
La Corte |DH deñne el prlnclplo de lgualdad en su [urlsprudencla de la slgulente manera:
“La noclon de lgualdad se desprende dlrectamente de la unldad de naturaleza del
genero humano y es lnseparable de la dlgnldad esenclal de la persona, frente a la cual
es lncompatlble toda sltuaclon que, por conslderar superlor a un determlnado grupo,
conduzca a tratarlo con prlvlleglo o que, a la lnversa, por conslderarlo lnferlor, lo trate
con hostllldad o de cualquler forma lo dlscrlmlne del goce de derechos que si se reco-
nocen a qulenes no se conslderan lncursos en tal sltuaclon de lnferlorldad. No es
admlslble crear dlferenclas de tratamlento entre seres humanos que no se correspon-
dan con su unlca e ldentlca naturaleza”.´´
Ln su oportunldad, la Corte |DH estableclo los efectos del prlnclplo fundamental de la
lgualdad y no dlscrlmlnaclon en la Oplnlon Consultlva l8/03, y argumento que “alcanzan
a todos los Lstados por pertenecer al domlnlo del jus cogens, revestldo de caracter lmpera-
tlvo, acarrea obllgaclones erga omnes de protecclon que vlnculan a todos los Lstados y
generan efectos con respecto a terceros, lncluso partlculares”.´"
A partlr de esta deñnlclon y en la mlsma Oplnlon Consultlva, la Corte |DH prescrlbe obllga-
clones especiñcas a cargo de los Lstados, tales como:
portamlentos, actlvldades y atrlbutos que cada socledad
consldera aproplados para los hombres y las mu[eres.
Ahora blen, la perspectlva de genero es fundamental en
la vlslon que se tlene de la mlgraclon. Orlglnalmente, los
hombres eran qulenes mas cruzaban fronteras en bus-
queda de me[ores condlclones de vlda, sln embargo,
desde hace varlas decadas, se ha lncrementado el
numero de mu[eres que vla[an por motlvos de reunlñca-
clon famlllar o en busqueda de me[ores condlclones
laborales. Actualmente, las mu[eres representan el 49%
del total de personas mlgrantes en el mundo.`" Ln su
mayoria son mu[eres [ovenes y algunas huyen de la dlscrl-
mlnaclon o vlolencla de la que son ob[eto por dlstlntas
razones, lnclulda la orlentaclon sexual, otras, de la falta de
oportunldades en sus paises de orlgen, la mayoria mlgra
para gozar de sus derechos humanos.
La sltuaclon de especlal vulnerabllldad de la mu[er
mlgrante y refuglada ha sldo expresamente conslderada
en el articulo 9 de la Convenclon |nteramerlcana para
Prevenlr, Sanclonar y Lrradlcar la vlolencla contra la Mu[er
“Convenclon 8elem do Para”. A partlr de la comprenslon
de que exlsten personas que no pueden regresar a sus
paises de orlgen sl su vlda, llbertad o segurldad estan en
pellgro por razones asocladas al genero, algunos paises,
como Mexlco, lncorporan el “genero” como una de las
causales de temor fundado de persecuclon y por lo tanto,
una de las razones para sollcltar el reconoclmlento de la
condlclon de refuglado.
lmpllca recurrlr a la lnterpretaclon mas extenslva cuando se trata de garantlzar derechos
y a la lnterpretaclon mas restrlctlva cuando se trata de lmponerles limltes.`´

Todas las autorldades estan obllgadas a encontrar dentro de la totalldad de las normas la
que beneñcle mayormente a la persona, y a lnterpretarla de la manera que lmpllque una
protecclon mas amplla a sus derechos humanos, lncluso, exlste la poslbllldad de de[ar de
apllcar normas lnferlores dando preferencla a las contenldas en la CPLUM y en los trata-
dos lnternaclonales de derechos humanos en la materla.
3. Universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad
Ln la redacclon del articulo lº constltuclo-
nal, quedaron lncorporados los atrlbutos de
los derechos humanos de acuerdo con el
Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos: unlversalldad, lnterdependencla,
lndlvlslbllldad y progreslvldad.``
Ll prlnclplo de universalidad esta intlma-
mente relaclonado con el de no dlscrlmlna-
clon y tlene que ver con que todos los dere-
chos humanos corresponden a todas las
personas por lgual, lndependlentemente
de su naclonalldad, raza, rellglon, oplnlon
politlca, condlclon economlca, genero, o
cualquler otra.
Ll prlnclplo de realización progresiva se
reñere a la adopclon de las medldas apro-
pladas para lograr la efectlvldad de los dere-
chos hasta el maxlmo de recursos dlsponl-
bles. De este modo, se prohibe que se suprl-
man o reduzcan derechos, ya que estos
deben ampllarse constante y permanente-
mente. Lo anterlor crea la obllgaclon a
cargo del Lstado de no dar marcha atras en
los estandares de cumpllmlento ya alcanza-
dos en la protecclon de los derechos huma-
Las mu[eres mlgrantes que cruzan por terrltorlo mexlcano enfrentan mayores sltuaclones
de vulnerabllldad, estan expuestas a todo tlpo de abusos y vlolencla de genero, entre los
que sobresalen los ataques sexuales, fislcos o verbales, las malas condlclones de empleo
y la trata de personas. Anallzar los asuntos [udlclales y las politlcas mlgratorlas con pers-
pectlva de genero es lndlspensable para garantlzar que se cumpla con el derecho a la
lgualdad y que las mu[eres puedan, por lo tanto, defender sus derechos de una manera
efectlva, sln dlscrlmlnaclon y con las medldas adecuadas para su protecclon en caso de
haber sufrldo algun abuso o vlolencla de genero durante su trayecto.`'
2. Pro persona
Ll prlnclplo pro persona esta consagrado en el articulo lº de la CPLUM desde la reforma
constltuclonal en materla de derechos humanos: “favoreclendo en todo tlempo a las
personas la protecclon mas amplla”. Lo anterlor lmpllca que cuando se esta ante dos o
mas normas que son apllcables al caso concreto, debe prevalecer la que me[or cumpla
con ese proposlto, ldentlca declslon debe tomarse en el caso de que una norma tenga
dlversas lnterpretaclones [uridlcamente aceptables.
Por su parte, en el parrafo 27 de la sentencla del Caso Padllla, la SC1N estableclo que:
“todas las autorldades del pais, dentro del amblto de sus competenclas, se encuentran
obllgadas a velar no solo por los derechos humanos contenldos en los lnstrumentos lnter-
naclonales ñrmados por el Lstado Mexlcano, slno tamblen por los derechos humanos
contenldos en la CPLUM, adoptando la lnterpretaclon mas favorable al derecho humano
de que se trate, lo que se entlende en la doctrlna como prlnclplo pro persona”.
Asi, el prlnclplo pro persona lmpllca que todas las autorldades (de caracter leglslatlvo,
e[ecutlvo o [udlclal) de cualquler nlvel (constltuclonal, federal, estatal, munlclpal) estan
obllgadas a brlndar la protecclon mas amplla a cualquler persona en terrltorlo naclonal.
Por su parte, el Poder 1udlclal de la Pederaclon ha reconocldo que el prlnclplo pro persona
nos de todas las personas, lo que lncluye los avances alcanzados en materla de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal.

Al establecer que el desarrollo debe ser progreslvo, se alude a que el Lstado debe lr lmple-
mentando acclones que conduzcan a la reallzaclon plena de los derechos, de manera que
el estandar prevlo de cumpllmlento sea superado por el posterlor y no a la lnversa. Ll
cumpllmlento debe extenderse hasta el maxlmo de los recursos dlsponlbles. Lstas dos
exlgenclas conslderan el hecho de que la efectlvldad de los derechos puede verse mer-
mada por la falta de recursos y de que es necesarlo el transcurso de clerto periodo de
tlempo para lograr su plena eñcacla. Ll desarrollo progreslvo no [ustlñca retrasos lrrazona-
bles en la reallzaclon de los derechos. Ln todo caso, los Lstados tlenen la obllgaclon de
demostrar que estan haclendo todo lo poslble para me[orar el dlsfrute de los derechos
humanos.
Ln el caso de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, la no regreslvldad
es muy lmportante puesto que, lndependlentemente de que una persona haya lngresa-
do a terrltorlo naclonal de manera lrregular, pudo haber creado lazos famlllares o labora-
les que le permltan permanecer en terrltorlo naclonal, por lo que debe garantlzarsele el
reconoclmlento de los derechos adqulrldos.`"
La interdependencia se reñere a que los derechos estan relaclonados unos con otros
haclendo que el reconoclmlento de uno lmpllque el respeto de otros. De lgual manera, la
vulneraclon de un derecho conlleva la vulneraclon de otros y no pueden establecerse
[erarquias entre ellos.
Plnalmente, el principio de indivisibilidad sostlene que los derechos humanos son lnhe-
rentes a las personas y por lo tanto, no se pueden partlr o satlsfacer de manera parclal.
50
sano esparclmlento para su desarrollo lntegral. Lste
prlnclplo debera gular el dlseno, e[ecuclon, segul-
mlento y evaluaclon de las politlcas publlcas dlrlgldas
a la nlnez”.
Ll lnteres superlor del nlno debe ser evaluado en todos los
casos, con enfasls especlal en los nlnos, nlnas y adolescen-
tes mlgrantes y su[etos de protecclon lnternaclonal que
vla[an no acompanados o separados. Ln estos casos, se
requlere prlmordlalmente encontrar soluclones durade-
ras (conslderar la regularlzaclon en el pais en que se
encuentran, el retorno voluntarlo a sus paises o el reasen-
tamlento a algun otro pais en donde tengan famlllares) y,
en sltuaclones excepclonales, asegurar su culdado tempo-
ral. Aslmlsmo, se debe garantlzar que cualquler nlno, nlna
o adolescente tenga acceso al procedlmlento para el reco-
noclmlento de la condlclon de refuglado. La determlna-
clon del lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente
mlgrante exlge una evaluaclon clara y a fondo sobre su
ldentldad, esto es su naclonalldad, antecedentes etnlcos,
culturales y llnguistlcos, crlanza, asi como las vulnerablll-
dades y necesldades especlales de protecclon (como el
que sean sollcltantes de asllo o del reconoclmlento de la
condlclon de apatrlda).`" Aslmlsmo, se debe tomar en
cuenta dlversas clrcunstanclas como la edad, sl estan
acompanados de sus padres, las experlenclas que han
vlvldo, el grado de madurez y educaclon.
Ll lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente tamblen
obllga a garantlzar su derecho a la educaclon y a un nlvel
7. No revictimización
La revlctlmlzaclon o vlctlmlzaclon secundarla
puede ser deñnlda como toda acclon u omlslon
que leslone el estado fislco, mental y/o psiqulco de
la persona victlma.`" Las personas mlgrantes y
su[etas de protecclon lnternaclonal pueden haber
sldo victlmas, testlgos u ofendldos de algun dellto,
dentro de los que se lncluyen la trata de personas
o el trañco lliclto de mlgrantes. Aslmlsmo, puede
darse el caso que la persona este huyendo de su
pais de orlgen porque su vlda, segurldad o llbertad
se encuentren en pellgro.
Ln todos estos supuestos, debe evltarse la sollcl-
tud relterada e lnoñclosa de declaraclones de los
hechos, lnterrogatorlos lnqulsltlvos, procesos
largos, dlllgenclas lnnecesarlas, entre otras practl-
cas, para generar que la persona se slenta en un
amblente de conñanza y logre apreclar su procedl-
mlento legal como un proceso de redlgnlñcaclon y
no como una causa mas de estres pslcologlco.
8. Presunción de inocencia
Ll derecho a la presunclon de la lnocencla se
encuentra consagrado tanto en el articulo 20 de la
CPLUM como en dlversos tratados lnternaclonales
de derechos humanos. La presunclon de lnocencla
es un derecho humano conslstente en que toda
persona acusada de haber cometldo un dellto
debe ser conslderada lnocente, slempre que no se
4. No devolución
Ll prlnclplo de no devoluclon es una norma de derecho
consuetudlnarlo lnternaclonal. Sln embargo, en el caso de
Mexlco esta plenamente lncorporada en el derecho posl-
tlvo por medlo de los articulos 5 y 6 de la LSPyPC, y a partlr
de la ñrma y ratlñcaclon de la Convenclon sobre el Lstatu-
to de los Pefuglados de l95l que establece, en su articulo
33, la prohlblclon de llevar a cabo cualquler medlda que
tenga como efecto devolver a una persona sollcltante de
asllo o refuglada a las fronteras del terrltorlo donde su vlda
o llbertad puedan verse amenazadas, o donde corra pell-
gro de persecuclon lncluyendo su lntercepclon, rechazo
en frontera o devoluclon lndlrecta.
Lste prlnclplo ha sldo conslderado como la pledra angular
de la protecclon lnternaclonal a personas sollcltantes de
asllo y refugladas. Aslmlsmo, Mexlco ha extendldo este
prlnclplo para las personas beneñclarlas de protecclon
complementarla, que son las que no reunen los requlsltos
para ser reconocldas como refugladas pero que su vlda,
llbertad o segurldad corren pellgro en su pais de orlgen.
La formulaclon del derecho de no devoluclon en la CADH
es mas amplla, pues el articulo 22.8 prohibe la expulslon o
devoluclon de una persona extran[era (refuglada o no) a
otro pais, sea o no el de orlgen, cuando su derecho a la
vlda o a la llbertad personal esten en rlesgo de vlolaclon a
causa de raza, naclonalldad, rellglon, condlclon soclal o de
sus oplnlones politlcas.
Abstenclon de reallzar acclones que dlrecta o lndlrectamente creen sltuaclones de
dlscrlmlnaclon de jure o de facto, lo que lmpllca la prohlblclon de emltlr leyes o dlspo-
slclones, o de favorecer practlcas y actuaclones de agentes estatales, que tengan
como consecuencla la dlscrlmlnaclon dlrecta o lndlrecta de las personas.
Adopclon de medldas posltlvas para revertlr o camblar sltuaclones dlscrlmlnatorlas
exlstentes en per[ulclo de un determlnado grupo de personas. Lo anterlor lncluye a
partlculares que, con tolerancla o aqulescencla del Lstado, creen, mantengan o favo-
rezcan practlcas dlscrlmlnatorlas.
Mandato de hacer dlstlnclones ob[etlvas y razonables solo cuando esten de acuerdo
con los derechos humanos y el prlnclplo pro persona.
Pespeto y garantia de los derechos humanos, lndependlentemente de cualquler
clrcunstancla o conslderaclon, lncluldo el estatus mlgratorlo de las personas.
Una vez que aslgna el caracter de jus cogens al derecho a la lgualdad e ldentlñca las obll-
gaclones de el derlvadas, la Corte |DH establece el alcance que tlene en relaclon dlrecta
con las personas mlgrantes y recuerda que, por lo general, estas se encuentran en una
sltuaclon de vulnerabllldad como su[etos en una comparaclon con las personas no
mlgrantes, dlchas deslgualdades son de jure (deslgualdades en las mlsmas leyes) y de
facto (deslgualdades estructurales). Aunque, eventualmente, puede admltlrse que las
personas mlgrantes sean tratadas de forma dlferenclada, esta dlstlnclon de trato debera
ser razonable, ob[etlva, proporclonal, y debera respetar sus derechos humanos. Ll prlncl-
plo de no dlscrlmlnaclon lmpllca que no puede prlvarse a una persona del goce de sus
derechos por una calldad mlgratorla, lo que lncluye los derechos soclales, laborales y el
acceso al debldo proceso.
Ll prlnclplo de no dlscrlmlnaclon e lgualdad esta estrechamente relaclonado con la pers-
pectlva de genero.´' Ll genero se reñere a los conceptos soclales de las funclones, com-
Ademas del prlnclplo pro persona, la CPLUM consagra el prlnclplo de lnterpretaclon conforme, el
cual, de acuerdo con el crlterlo sustentado por el Pleno de la SC1N, debe apllcarse medlante los
slgulentes pasos:
l.Interpretación conforme en sentido amplio, lo que slgnlñca que todas las autorldades del pais,
lncluldas las y los [ueces, deberan lnterpretar el ordenamlento [uridlco a la luz y conforme a los
derechos humanos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los cuales el Lstado
Mexlcano sea parte, favoreclendo en todo tlempo a las personas la protecclon mas amplla.
2.Interpretación conforme en sentido estricto, que slgnlñca que cuando hay varlas
lnterpretaclones [uridlcamente valldas, se debe preferlr la que se encuentre acorde con los derechos
humanos reconocldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales en los que el Lstado Mexlcano
sea parte, para evltar vulnerar el contenldo esenclal de estos derechos.
3.Inaplicación de la ley cuando las alternatlvas anterlores no son poslbles, facultad que fortalece a
qulenes [uzgan por ser el ultlmo recurso para asegurar la prlmacia y apllcaclon efectlva de los
derechos humanos establecldos en la CPLUM y en los tratados lnternaclonales de los que Mexlco es
parte.
Tesls Alslada: P. LXv|||/20l, Semanarlo 1udlclal de la Pederaclon y su Gaceta, Declma Lpoca, Llbro |||, dlclembre
de 20ll, Tomo l, p. 55l. Peglstro |US: l60526
32. Tesis Aislada: 1 ª.XXXVI/2012, Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Décima Época; Libro V, febrero de
2012, Tomo 1, p. 659. Registro IUS: 2000263, y Tesis Aislada: I.4o.C.12 C (10a.), Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta, Décima Época; Libro XIII, Septiembre de 2012, Tomo 3, p. 1945. Registro IUS: 2001658.
A la par del creclmlento de la mlgraclon de nlnos, nlnas y adolescentes, ha aumentado el
numero de qulenes lo hacen sln el acompanamlento de alguna persona adulta (no acom-
panadas) y de qulenes lo hacen sln sus padres o tutores (separados). Ln estos casos, locall-
zar a la famllla es fundamental, a menos que el lnteres superlor del nlno establezca lo con-
trarlo. Ln los articulos l07, fracclon |v, y l09, fracclon X|||, de la Ley de Mlgraclon se preve
el derecho a la unldad famlllar cuando se detlenen famlllas en las estaclones mlgratorlas.
No obstante, para respetar tamblen el lnteres superlor del nlno, deben buscarse alternatl-
vas a la detenclon. Ahora blen, para evltar la separaclon de las famlllas y prlmar el prlncl-
plo de unldad famlllar, debe asegurarse que dlchas alternatlvas sean apllcables a todos
los mlembros de la famllla para que puedan llevar sus procedlmlentos admlnlstratlvos
mlgratorlos en llbertad.
establezca lo contrarlo medlante una resoluclon [udlclal deñnltlva. La razon de ser de
dlcho prlnclplo es garantlzar a toda persona que no sera condenada sln que exlstan prue-
bas suñclentes que demuestren su responsabllldad.
La Segunda Sala de la SC1N ha reconocldo que dlcho derecho humano trasclende la
orblta del debldo proceso, pues con su apllcaclon se garantlza la protecclon de otros
derechos, como son la dlgnldad humana, la llbertad, la honra y el buen nombre, que
podrian resultar vulnerados por actuaclones penales o dlsclpllnarlas lrregulares.`'
9. Gratuidad
Ll prlnclplo de gratuldad ayuda a garantlzar un efectlvo acceso a la [ustlcla de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, pues la falta de recursos actua como lnhl-
bldor para que se lnlcle algun proceso [udlclal para proteger los derechos humanos. Asi,
la gratuldad de las costas [udlclales se reñere a que nlnguna persona debe erogar cantl-
dad monetarla a favor de qulenes lntervengan en la procuraclon de [ustlcla para acceder
a algun proceso. Cualquler actuaclon [udlclal o admlnlstratlva promovlda por las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal debe reallzarse sln costo alguno.
Ademas, las personas deben contar con un o una representante legal tanto para asesorias
como para el segulmlento y atenclon de los casos.
Ll prlnclplo de gratuldad tamblen es apllcable al acceso a otros derechos, como el de la
salud, que deben otorgarse lndependlentemente de la sltuaclon mlgratorla de las perso-
nas y sln restrlcclon alguna para preservar la vlda.
10. Benecio de la duda
Uno de los prlnclplos rectores de los procedlmlentos de determlnaclon de la condlclon de
refuglado es el prlnclplo del beneñclo de la duda. Dlcho prlnclplo reconoce que es dlficll
para las personas refugladas aportar todas las pruebas necesarlas para valldar o compro-
bar sus añrmaclones. Ls declr, ba[o los estandares de derecho lnternaclonal sobre refugla-
Ll prlnclplo de no devoluclon lmpllca:
No devolver a las personas sollcltantes de asllo, refugla-
das o beneñclarlas de protecclon complementarla a un
lugar donde su vlda o llbertad corran pellgro.
Permltlr que las personas busquen protecclon en un
pais medlante la sollcltud del reconoclmlento de la con-
dlclon de refuglado, ante la poslbllldad de que sean
devueltas a un pais donde su vlda o llbertad corran pell-
gro.
No negar el acceso al terrltorlo a personas que huyen de
la persecuclon y permltlr el acceso a sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado.
5. Interés superior del niño, niña o adolescente
migrante
Ll lnteres superlor del nlno lmpllca, en termlnos generales, el
blenestar del nlno, nlna o adolescente. De acuerdo con la
Corte |DH, esta basado en la dlgnldad del ser humano, en las
caracteristlcas especlales de los nlnos, nlnas y adolescentes
y en la necesldad de proplclar su adecuado desarrollo.`' Lste
prlnclplo se encuentra consagrado en el articulo 4º constltu-
clonal:
“en todas las declslones y actuaclones del Lstado se
velara y cumpllra con el prlnclplo del lnteres superlor de
la nlnez, garantlzando de manera plena sus derechos.
Los nlnos y las nlnas tlenen derecho a la satlsfacclon de
sus necesldades de allmentaclon, salud, educaclon y
Los nlnos, nlnas y adolescentes deben permanecer
de preferencla en llbertad, es declr, deben apllcarse-
les medldas alternatlvas a la detenclon, y unlcamen-
te cuando esto no sea poslble, proceder a su deten-
clon como medlda de ultlmo recurso, mlsma que
debe hacerse durante un periodo muy breve
(articulo 37 b de la CDN).
Ln casos de famlllas de personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal que vengan con nlnos,
nlnas y adolescentes, es lmportante que se apllque
el prlnclplo de unldad famlllar fuera de la estaclon
mlgratorla, esto es, que las famlllas puedan llevar sus
procedlmlentos en llbertad medlante alternatlvas a
la detenclon, respetando, de esta manera, tanto el
prlnclplo del lnteres superlor del nlno como el prln-
clplo de unldad famlllar. Cuando las personas
mlgrantes su[etas de protecclon lnternaclonal vla[an
sln sus famlllas, enfrentan slgnlñcatlvas dlñcultades
para la reunlñcaclon o lnternaclon famlllar. Ln apego
al prlnclplo de unldad famlllar, deben ponerse en
practlca acclones especiñcas para estas personas
dependlendo de su sltuaclon y sus necesldades.
de vlda adecuado acorde con su desarrollo fislco y
mental. Lsto lmpllca que dlsfruten del derecho a la lden-
tldad, el acceso a la salud, tratamlentos para enfermeda-
des y rehabllltaclon para aquellos que son victlmas de
cualquler forma de abandono, explotaclon o abuso,
su[etos a tortura u otra forma de tratos o penas crueles,
lnhumanos o degradantes, o sean victlmas de connlctos
armados. Los nlnos, nlnas y adolescentes corren graves
rlesgos de ser victlmas de trata, en cuyo caso deben
tomarse las medldas correspondlentes.
Pespecto al lnteres superlor del nlno, nlna o adolescen-
te, la SC1N y los Trlbunales Coleglados de Clrculto han
emltldo dlversas tesls en las cuales se resuelve ba[o tal
prlnclplo, las cuales estan slntetlzadas en el Protocolo de
Actuaclon para Qulenes |mparten 1ustlcla en Casos que
Afecten a Nlnas, Nlnos y Adolescentes publlcado por la
propla Corte Mexlcana.`´
6. Unidad familiar
Ll reconoclmlento de la famllla como elemento funda-
mental de la socledad y el Lstado constltuye un prlncl-
plo esenclal del Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos y del Derecho lnternaclonal de los refuglados.
La separaclon de los nlnos, nlnas y adolescentes de su
nucleo famlllar es especlalmente dellcada, por lo que
solo debe reallzarse ba[o una [ustlñcaclon clara y con
una duraclon temporal, tan pronto lo permltan las
clrcunstanclas, ellos o ellas deben ser devueltos a su
entorno famlllar.
dos, la carga de la prueba no recae solamente en el sollcltante de asllo, puesto que es
lmposlble que esta persona, cuya vlda, segurldad, llbertad o lntegrldad corran pellgro,
prepare de manera exhaustlva las pruebas que apoyan su caso en el pais de acoglda.
Asi pues, sl las declaraclones del sollcltante de asllo son coherentes y verosimlles, y no
entran en connlcto con la lnformaclon ob[etlva recabada, debe concederse el beneñclo
de la duda y reconocersele la condlclon de persona refuglada.
www.SC1N.GO8.MX
1. No discriminación e igualdad
Ll prlnclplo de lgualdad y no dlscrlmlnaclon posee un caracter fundamental para la salva-
guardla de los derechos humanos y por lo tanto, se encuentra consagrado tanto en la
CPLUM como en casl todos los tratados lnternaclonales de los que Mexlco es parte.
La Corte |DH deñne el prlnclplo de lgualdad en su [urlsprudencla de la slgulente manera:
“La noclon de lgualdad se desprende dlrectamente de la unldad de naturaleza del
genero humano y es lnseparable de la dlgnldad esenclal de la persona, frente a la cual
es lncompatlble toda sltuaclon que, por conslderar superlor a un determlnado grupo,
conduzca a tratarlo con prlvlleglo o que, a la lnversa, por conslderarlo lnferlor, lo trate
con hostllldad o de cualquler forma lo dlscrlmlne del goce de derechos que si se reco-
nocen a qulenes no se conslderan lncursos en tal sltuaclon de lnferlorldad. No es
admlslble crear dlferenclas de tratamlento entre seres humanos que no se correspon-
dan con su unlca e ldentlca naturaleza”.´´
Ln su oportunldad, la Corte |DH estableclo los efectos del prlnclplo fundamental de la
lgualdad y no dlscrlmlnaclon en la Oplnlon Consultlva l8/03, y argumento que “alcanzan
a todos los Lstados por pertenecer al domlnlo del jus cogens, revestldo de caracter lmpera-
tlvo, acarrea obllgaclones erga omnes de protecclon que vlnculan a todos los Lstados y
generan efectos con respecto a terceros, lncluso partlculares”.´"
A partlr de esta deñnlclon y en la mlsma Oplnlon Consultlva, la Corte |DH prescrlbe obllga-
clones especiñcas a cargo de los Lstados, tales como:
portamlentos, actlvldades y atrlbutos que cada socledad
consldera aproplados para los hombres y las mu[eres.
Ahora blen, la perspectlva de genero es fundamental en
la vlslon que se tlene de la mlgraclon. Orlglnalmente, los
hombres eran qulenes mas cruzaban fronteras en bus-
queda de me[ores condlclones de vlda, sln embargo,
desde hace varlas decadas, se ha lncrementado el
numero de mu[eres que vla[an por motlvos de reunlñca-
clon famlllar o en busqueda de me[ores condlclones
laborales. Actualmente, las mu[eres representan el 49%
del total de personas mlgrantes en el mundo.`" Ln su
mayoria son mu[eres [ovenes y algunas huyen de la dlscrl-
mlnaclon o vlolencla de la que son ob[eto por dlstlntas
razones, lnclulda la orlentaclon sexual, otras, de la falta de
oportunldades en sus paises de orlgen, la mayoria mlgra
para gozar de sus derechos humanos.
La sltuaclon de especlal vulnerabllldad de la mu[er
mlgrante y refuglada ha sldo expresamente conslderada
en el articulo 9 de la Convenclon |nteramerlcana para
Prevenlr, Sanclonar y Lrradlcar la vlolencla contra la Mu[er
“Convenclon 8elem do Para”. A partlr de la comprenslon
de que exlsten personas que no pueden regresar a sus
paises de orlgen sl su vlda, llbertad o segurldad estan en
pellgro por razones asocladas al genero, algunos paises,
como Mexlco, lncorporan el “genero” como una de las
causales de temor fundado de persecuclon y por lo tanto,
una de las razones para sollcltar el reconoclmlento de la
condlclon de refuglado.
lmpllca recurrlr a la lnterpretaclon mas extenslva cuando se trata de garantlzar derechos
y a la lnterpretaclon mas restrlctlva cuando se trata de lmponerles limltes.`´

Todas las autorldades estan obllgadas a encontrar dentro de la totalldad de las normas la
que beneñcle mayormente a la persona, y a lnterpretarla de la manera que lmpllque una
protecclon mas amplla a sus derechos humanos, lncluso, exlste la poslbllldad de de[ar de
apllcar normas lnferlores dando preferencla a las contenldas en la CPLUM y en los trata-
dos lnternaclonales de derechos humanos en la materla.
3. Universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad
Ln la redacclon del articulo lº constltuclo-
nal, quedaron lncorporados los atrlbutos de
los derechos humanos de acuerdo con el
Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos: unlversalldad, lnterdependencla,
lndlvlslbllldad y progreslvldad.``
Ll prlnclplo de universalidad esta intlma-
mente relaclonado con el de no dlscrlmlna-
clon y tlene que ver con que todos los dere-
chos humanos corresponden a todas las
personas por lgual, lndependlentemente
de su naclonalldad, raza, rellglon, oplnlon
politlca, condlclon economlca, genero, o
cualquler otra.
Ll prlnclplo de realización progresiva se
reñere a la adopclon de las medldas apro-
pladas para lograr la efectlvldad de los dere-
chos hasta el maxlmo de recursos dlsponl-
bles. De este modo, se prohibe que se suprl-
man o reduzcan derechos, ya que estos
deben ampllarse constante y permanente-
mente. Lo anterlor crea la obllgaclon a
cargo del Lstado de no dar marcha atras en
los estandares de cumpllmlento ya alcanza-
dos en la protecclon de los derechos huma-
5l
Las mu[eres mlgrantes que cruzan por terrltorlo mexlcano enfrentan mayores sltuaclones
de vulnerabllldad, estan expuestas a todo tlpo de abusos y vlolencla de genero, entre los
que sobresalen los ataques sexuales, fislcos o verbales, las malas condlclones de empleo
y la trata de personas. Anallzar los asuntos [udlclales y las politlcas mlgratorlas con pers-
pectlva de genero es lndlspensable para garantlzar que se cumpla con el derecho a la
lgualdad y que las mu[eres puedan, por lo tanto, defender sus derechos de una manera
efectlva, sln dlscrlmlnaclon y con las medldas adecuadas para su protecclon en caso de
haber sufrldo algun abuso o vlolencla de genero durante su trayecto.`'
2. Pro persona
Ll prlnclplo pro persona esta consagrado en el articulo lº de la CPLUM desde la reforma
constltuclonal en materla de derechos humanos: “favoreclendo en todo tlempo a las
personas la protecclon mas amplla”. Lo anterlor lmpllca que cuando se esta ante dos o
mas normas que son apllcables al caso concreto, debe prevalecer la que me[or cumpla
con ese proposlto, ldentlca declslon debe tomarse en el caso de que una norma tenga
dlversas lnterpretaclones [uridlcamente aceptables.
Por su parte, en el parrafo 27 de la sentencla del Caso Padllla, la SC1N estableclo que:
“todas las autorldades del pais, dentro del amblto de sus competenclas, se encuentran
obllgadas a velar no solo por los derechos humanos contenldos en los lnstrumentos lnter-
naclonales ñrmados por el Lstado Mexlcano, slno tamblen por los derechos humanos
contenldos en la CPLUM, adoptando la lnterpretaclon mas favorable al derecho humano
de que se trate, lo que se entlende en la doctrlna como prlnclplo pro persona”.
Asi, el prlnclplo pro persona lmpllca que todas las autorldades (de caracter leglslatlvo,
e[ecutlvo o [udlclal) de cualquler nlvel (constltuclonal, federal, estatal, munlclpal) estan
obllgadas a brlndar la protecclon mas amplla a cualquler persona en terrltorlo naclonal.
Por su parte, el Poder 1udlclal de la Pederaclon ha reconocldo que el prlnclplo pro persona
nos de todas las personas, lo que lncluye los avances alcanzados en materla de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal.

Al establecer que el desarrollo debe ser progreslvo, se alude a que el Lstado debe lr lmple-
mentando acclones que conduzcan a la reallzaclon plena de los derechos, de manera que
el estandar prevlo de cumpllmlento sea superado por el posterlor y no a la lnversa. Ll
cumpllmlento debe extenderse hasta el maxlmo de los recursos dlsponlbles. Lstas dos
exlgenclas conslderan el hecho de que la efectlvldad de los derechos puede verse mer-
mada por la falta de recursos y de que es necesarlo el transcurso de clerto periodo de
tlempo para lograr su plena eñcacla. Ll desarrollo progreslvo no [ustlñca retrasos lrrazona-
bles en la reallzaclon de los derechos. Ln todo caso, los Lstados tlenen la obllgaclon de
demostrar que estan haclendo todo lo poslble para me[orar el dlsfrute de los derechos
humanos.
Ln el caso de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, la no regreslvldad
es muy lmportante puesto que, lndependlentemente de que una persona haya lngresa-
do a terrltorlo naclonal de manera lrregular, pudo haber creado lazos famlllares o labora-
les que le permltan permanecer en terrltorlo naclonal, por lo que debe garantlzarsele el
reconoclmlento de los derechos adqulrldos.`"
La interdependencia se reñere a que los derechos estan relaclonados unos con otros
haclendo que el reconoclmlento de uno lmpllque el respeto de otros. De lgual manera, la
vulneraclon de un derecho conlleva la vulneraclon de otros y no pueden establecerse
[erarquias entre ellos.
Plnalmente, el principio de indivisibilidad sostlene que los derechos humanos son lnhe-
rentes a las personas y por lo tanto, no se pueden partlr o satlsfacer de manera parclal.
sano esparclmlento para su desarrollo lntegral. Lste
prlnclplo debera gular el dlseno, e[ecuclon, segul-
mlento y evaluaclon de las politlcas publlcas dlrlgldas
a la nlnez”.
Ll lnteres superlor del nlno debe ser evaluado en todos los
casos, con enfasls especlal en los nlnos, nlnas y adolescen-
tes mlgrantes y su[etos de protecclon lnternaclonal que
vla[an no acompanados o separados. Ln estos casos, se
requlere prlmordlalmente encontrar soluclones durade-
ras (conslderar la regularlzaclon en el pais en que se
encuentran, el retorno voluntarlo a sus paises o el reasen-
tamlento a algun otro pais en donde tengan famlllares) y,
en sltuaclones excepclonales, asegurar su culdado tempo-
ral. Aslmlsmo, se debe garantlzar que cualquler nlno, nlna
o adolescente tenga acceso al procedlmlento para el reco-
noclmlento de la condlclon de refuglado. La determlna-
clon del lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente
mlgrante exlge una evaluaclon clara y a fondo sobre su
ldentldad, esto es su naclonalldad, antecedentes etnlcos,
culturales y llnguistlcos, crlanza, asi como las vulnerablll-
dades y necesldades especlales de protecclon (como el
que sean sollcltantes de asllo o del reconoclmlento de la
condlclon de apatrlda).`" Aslmlsmo, se debe tomar en
cuenta dlversas clrcunstanclas como la edad, sl estan
acompanados de sus padres, las experlenclas que han
vlvldo, el grado de madurez y educaclon.
Ll lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente tamblen
obllga a garantlzar su derecho a la educaclon y a un nlvel
7. No revictimización
La revlctlmlzaclon o vlctlmlzaclon secundarla
puede ser deñnlda como toda acclon u omlslon
que leslone el estado fislco, mental y/o psiqulco de
la persona victlma.`" Las personas mlgrantes y
su[etas de protecclon lnternaclonal pueden haber
sldo victlmas, testlgos u ofendldos de algun dellto,
dentro de los que se lncluyen la trata de personas
o el trañco lliclto de mlgrantes. Aslmlsmo, puede
darse el caso que la persona este huyendo de su
pais de orlgen porque su vlda, segurldad o llbertad
se encuentren en pellgro.
Ln todos estos supuestos, debe evltarse la sollcl-
tud relterada e lnoñclosa de declaraclones de los
hechos, lnterrogatorlos lnqulsltlvos, procesos
largos, dlllgenclas lnnecesarlas, entre otras practl-
cas, para generar que la persona se slenta en un
amblente de conñanza y logre apreclar su procedl-
mlento legal como un proceso de redlgnlñcaclon y
no como una causa mas de estres pslcologlco.
8. Presunción de inocencia
Ll derecho a la presunclon de la lnocencla se
encuentra consagrado tanto en el articulo 20 de la
CPLUM como en dlversos tratados lnternaclonales
de derechos humanos. La presunclon de lnocencla
es un derecho humano conslstente en que toda
persona acusada de haber cometldo un dellto
debe ser conslderada lnocente, slempre que no se
4. No devolución
Ll prlnclplo de no devoluclon es una norma de derecho
consuetudlnarlo lnternaclonal. Sln embargo, en el caso de
Mexlco esta plenamente lncorporada en el derecho posl-
tlvo por medlo de los articulos 5 y 6 de la LSPyPC, y a partlr
de la ñrma y ratlñcaclon de la Convenclon sobre el Lstatu-
to de los Pefuglados de l95l que establece, en su articulo
33, la prohlblclon de llevar a cabo cualquler medlda que
tenga como efecto devolver a una persona sollcltante de
asllo o refuglada a las fronteras del terrltorlo donde su vlda
o llbertad puedan verse amenazadas, o donde corra pell-
gro de persecuclon lncluyendo su lntercepclon, rechazo
en frontera o devoluclon lndlrecta.
Lste prlnclplo ha sldo conslderado como la pledra angular
de la protecclon lnternaclonal a personas sollcltantes de
asllo y refugladas. Aslmlsmo, Mexlco ha extendldo este
prlnclplo para las personas beneñclarlas de protecclon
complementarla, que son las que no reunen los requlsltos
para ser reconocldas como refugladas pero que su vlda,
llbertad o segurldad corren pellgro en su pais de orlgen.
La formulaclon del derecho de no devoluclon en la CADH
es mas amplla, pues el articulo 22.8 prohibe la expulslon o
devoluclon de una persona extran[era (refuglada o no) a
otro pais, sea o no el de orlgen, cuando su derecho a la
vlda o a la llbertad personal esten en rlesgo de vlolaclon a
causa de raza, naclonalldad, rellglon, condlclon soclal o de
sus oplnlones politlcas.
Abstenclon de reallzar acclones que dlrecta o lndlrectamente creen sltuaclones de
dlscrlmlnaclon de jure o de facto, lo que lmpllca la prohlblclon de emltlr leyes o dlspo-
slclones, o de favorecer practlcas y actuaclones de agentes estatales, que tengan
como consecuencla la dlscrlmlnaclon dlrecta o lndlrecta de las personas.
Adopclon de medldas posltlvas para revertlr o camblar sltuaclones dlscrlmlnatorlas
exlstentes en per[ulclo de un determlnado grupo de personas. Lo anterlor lncluye a
partlculares que, con tolerancla o aqulescencla del Lstado, creen, mantengan o favo-
rezcan practlcas dlscrlmlnatorlas.
Mandato de hacer dlstlnclones ob[etlvas y razonables solo cuando esten de acuerdo
con los derechos humanos y el prlnclplo pro persona.
Pespeto y garantia de los derechos humanos, lndependlentemente de cualquler
clrcunstancla o conslderaclon, lncluldo el estatus mlgratorlo de las personas.
Una vez que aslgna el caracter de jus cogens al derecho a la lgualdad e ldentlñca las obll-
gaclones de el derlvadas, la Corte |DH establece el alcance que tlene en relaclon dlrecta
con las personas mlgrantes y recuerda que, por lo general, estas se encuentran en una
sltuaclon de vulnerabllldad como su[etos en una comparaclon con las personas no
mlgrantes, dlchas deslgualdades son de jure (deslgualdades en las mlsmas leyes) y de
facto (deslgualdades estructurales). Aunque, eventualmente, puede admltlrse que las
personas mlgrantes sean tratadas de forma dlferenclada, esta dlstlnclon de trato debera
ser razonable, ob[etlva, proporclonal, y debera respetar sus derechos humanos. Ll prlncl-
plo de no dlscrlmlnaclon lmpllca que no puede prlvarse a una persona del goce de sus
derechos por una calldad mlgratorla, lo que lncluye los derechos soclales, laborales y el
acceso al debldo proceso.
Ll prlnclplo de no dlscrlmlnaclon e lgualdad esta estrechamente relaclonado con la pers-
pectlva de genero.´' Ll genero se reñere a los conceptos soclales de las funclones, com-
A la par del creclmlento de la mlgraclon de nlnos, nlnas y adolescentes, ha aumentado el
numero de qulenes lo hacen sln el acompanamlento de alguna persona adulta (no acom-
panadas) y de qulenes lo hacen sln sus padres o tutores (separados). Ln estos casos, locall-
zar a la famllla es fundamental, a menos que el lnteres superlor del nlno establezca lo con-
trarlo. Ln los articulos l07, fracclon |v, y l09, fracclon X|||, de la Ley de Mlgraclon se preve
el derecho a la unldad famlllar cuando se detlenen famlllas en las estaclones mlgratorlas.
No obstante, para respetar tamblen el lnteres superlor del nlno, deben buscarse alternatl-
vas a la detenclon. Ahora blen, para evltar la separaclon de las famlllas y prlmar el prlncl-
plo de unldad famlllar, debe asegurarse que dlchas alternatlvas sean apllcables a todos
los mlembros de la famllla para que puedan llevar sus procedlmlentos admlnlstratlvos
mlgratorlos en llbertad.
establezca lo contrarlo medlante una resoluclon [udlclal deñnltlva. La razon de ser de
dlcho prlnclplo es garantlzar a toda persona que no sera condenada sln que exlstan prue-
bas suñclentes que demuestren su responsabllldad.
La Segunda Sala de la SC1N ha reconocldo que dlcho derecho humano trasclende la
orblta del debldo proceso, pues con su apllcaclon se garantlza la protecclon de otros
derechos, como son la dlgnldad humana, la llbertad, la honra y el buen nombre, que
podrian resultar vulnerados por actuaclones penales o dlsclpllnarlas lrregulares.`'
9. Gratuidad
Ll prlnclplo de gratuldad ayuda a garantlzar un efectlvo acceso a la [ustlcla de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, pues la falta de recursos actua como lnhl-
bldor para que se lnlcle algun proceso [udlclal para proteger los derechos humanos. Asi,
la gratuldad de las costas [udlclales se reñere a que nlnguna persona debe erogar cantl-
dad monetarla a favor de qulenes lntervengan en la procuraclon de [ustlcla para acceder
a algun proceso. Cualquler actuaclon [udlclal o admlnlstratlva promovlda por las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal debe reallzarse sln costo alguno.
Ademas, las personas deben contar con un o una representante legal tanto para asesorias
como para el segulmlento y atenclon de los casos.
Ll prlnclplo de gratuldad tamblen es apllcable al acceso a otros derechos, como el de la
salud, que deben otorgarse lndependlentemente de la sltuaclon mlgratorla de las perso-
nas y sln restrlcclon alguna para preservar la vlda.
10. Benecio de la duda
Uno de los prlnclplos rectores de los procedlmlentos de determlnaclon de la condlclon de
refuglado es el prlnclplo del beneñclo de la duda. Dlcho prlnclplo reconoce que es dlficll
para las personas refugladas aportar todas las pruebas necesarlas para valldar o compro-
bar sus añrmaclones. Ls declr, ba[o los estandares de derecho lnternaclonal sobre refugla-
Universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad: conceptos
Los prlnclplos de unlversalldad, lnterdependencla,
lndlvlslbllldad y progreslvldad orlentan la
lnterpretaclon de los restantes preceptos
constltuclonales, por lo que se constltuyen como
autentlcos prlnclplos de optlmlzaclon e
lnterpretaclon constltuclonal y que resultan de
lneludlble observancla para todas las autorldades,
y mas aun las [urlsdlcclonales.
Universalidad: Deben respetarse en beneñclo de
cualquler ser humano.
Indivisibilidad e interdependencia: Los
derechos humanos deben apreclarse de forma
que no seria poslble dlstlngulrlos en orden de
lmportancla o como prerrogatlvas
lndependlentes, presclndlbles o excluyentes unas
ante otras, slno que todos deben cumpllrse en la
mayor medlda poslble, asi sea en dlferente grado
por la presencla de otro derecho fundamental que
tamblen deba respetarse y que resulte
eventualmente preferlble, por asegurar un
beneñclo mayor al lndlvlduo sln que el derecho
fundamental que ceda se entlenda excluldo
deñnltlvamente.
Progresividad: Cada uno de esos derechos o
todos en su con[unto, obedecen a un contexto de
necesldades pasadas y actuales, mas no nlegan la
poslbllldad de verse expandldos, por adecuaclon a
nuevas condlclones soclales que determlnen la
necesldad y vlgencla de otras prerrogatlvas que
deban reconocerse a favor del lndlvlduo.
Tesls Alslada: |v.2o.A.l5 K, Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, Declma Lpoca, Llbro X||,
septlembre de 20l2, Tomo 3, Pag. l946. Peglstro |US:
200l7l8.
Ll prlnclplo de no devoluclon lmpllca:
No devolver a las personas sollcltantes de asllo, refugla-
das o beneñclarlas de protecclon complementarla a un
lugar donde su vlda o llbertad corran pellgro.
Permltlr que las personas busquen protecclon en un
pais medlante la sollcltud del reconoclmlento de la con-
dlclon de refuglado, ante la poslbllldad de que sean
devueltas a un pais donde su vlda o llbertad corran pell-
gro.
No negar el acceso al terrltorlo a personas que huyen de
la persecuclon y permltlr el acceso a sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado.
5. Interés superior del niño, niña o adolescente
migrante
Ll lnteres superlor del nlno lmpllca, en termlnos generales, el
blenestar del nlno, nlna o adolescente. De acuerdo con la
Corte |DH, esta basado en la dlgnldad del ser humano, en las
caracteristlcas especlales de los nlnos, nlnas y adolescentes
y en la necesldad de proplclar su adecuado desarrollo.`' Lste
prlnclplo se encuentra consagrado en el articulo 4º constltu-
clonal:
“en todas las declslones y actuaclones del Lstado se
velara y cumpllra con el prlnclplo del lnteres superlor de
la nlnez, garantlzando de manera plena sus derechos.
Los nlnos y las nlnas tlenen derecho a la satlsfacclon de
sus necesldades de allmentaclon, salud, educaclon y
Los nlnos, nlnas y adolescentes deben permanecer
de preferencla en llbertad, es declr, deben apllcarse-
les medldas alternatlvas a la detenclon, y unlcamen-
te cuando esto no sea poslble, proceder a su deten-
clon como medlda de ultlmo recurso, mlsma que
debe hacerse durante un periodo muy breve
(articulo 37 b de la CDN).
Ln casos de famlllas de personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal que vengan con nlnos,
nlnas y adolescentes, es lmportante que se apllque
el prlnclplo de unldad famlllar fuera de la estaclon
mlgratorla, esto es, que las famlllas puedan llevar sus
procedlmlentos en llbertad medlante alternatlvas a
la detenclon, respetando, de esta manera, tanto el
prlnclplo del lnteres superlor del nlno como el prln-
clplo de unldad famlllar. Cuando las personas
mlgrantes su[etas de protecclon lnternaclonal vla[an
sln sus famlllas, enfrentan slgnlñcatlvas dlñcultades
para la reunlñcaclon o lnternaclon famlllar. Ln apego
al prlnclplo de unldad famlllar, deben ponerse en
practlca acclones especiñcas para estas personas
dependlendo de su sltuaclon y sus necesldades.
de vlda adecuado acorde con su desarrollo fislco y
mental. Lsto lmpllca que dlsfruten del derecho a la lden-
tldad, el acceso a la salud, tratamlentos para enfermeda-
des y rehabllltaclon para aquellos que son victlmas de
cualquler forma de abandono, explotaclon o abuso,
su[etos a tortura u otra forma de tratos o penas crueles,
lnhumanos o degradantes, o sean victlmas de connlctos
armados. Los nlnos, nlnas y adolescentes corren graves
rlesgos de ser victlmas de trata, en cuyo caso deben
tomarse las medldas correspondlentes.
Pespecto al lnteres superlor del nlno, nlna o adolescen-
te, la SC1N y los Trlbunales Coleglados de Clrculto han
emltldo dlversas tesls en las cuales se resuelve ba[o tal
prlnclplo, las cuales estan slntetlzadas en el Protocolo de
Actuaclon para Qulenes |mparten 1ustlcla en Casos que
Afecten a Nlnas, Nlnos y Adolescentes publlcado por la
propla Corte Mexlcana.`´
6. Unidad familiar
Ll reconoclmlento de la famllla como elemento funda-
mental de la socledad y el Lstado constltuye un prlncl-
plo esenclal del Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos y del Derecho lnternaclonal de los refuglados.
La separaclon de los nlnos, nlnas y adolescentes de su
nucleo famlllar es especlalmente dellcada, por lo que
solo debe reallzarse ba[o una [ustlñcaclon clara y con
una duraclon temporal, tan pronto lo permltan las
clrcunstanclas, ellos o ellas deben ser devueltos a su
entorno famlllar.
dos, la carga de la prueba no recae solamente en el sollcltante de asllo, puesto que es
lmposlble que esta persona, cuya vlda, segurldad, llbertad o lntegrldad corran pellgro,
prepare de manera exhaustlva las pruebas que apoyan su caso en el pais de acoglda.
Asi pues, sl las declaraclones del sollcltante de asllo son coherentes y verosimlles, y no
entran en connlcto con la lnformaclon ob[etlva recabada, debe concederse el beneñclo
de la duda y reconocersele la condlclon de persona refuglada.
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
33. Tesis Aislada: IV.2o.A.15 K, Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, Décima Época, Libro XII, septiembre
de 2012, Tomo 3; Pág. 1946. Registro IUS: 2001718.
1. No discriminación e igualdad
Ll prlnclplo de lgualdad y no dlscrlmlnaclon posee un caracter fundamental para la salva-
guardla de los derechos humanos y por lo tanto, se encuentra consagrado tanto en la
CPLUM como en casl todos los tratados lnternaclonales de los que Mexlco es parte.
La Corte |DH deñne el prlnclplo de lgualdad en su [urlsprudencla de la slgulente manera:
“La noclon de lgualdad se desprende dlrectamente de la unldad de naturaleza del
genero humano y es lnseparable de la dlgnldad esenclal de la persona, frente a la cual
es lncompatlble toda sltuaclon que, por conslderar superlor a un determlnado grupo,
conduzca a tratarlo con prlvlleglo o que, a la lnversa, por conslderarlo lnferlor, lo trate
con hostllldad o de cualquler forma lo dlscrlmlne del goce de derechos que si se reco-
nocen a qulenes no se conslderan lncursos en tal sltuaclon de lnferlorldad. No es
admlslble crear dlferenclas de tratamlento entre seres humanos que no se correspon-
dan con su unlca e ldentlca naturaleza”.´´
Ln su oportunldad, la Corte |DH estableclo los efectos del prlnclplo fundamental de la
lgualdad y no dlscrlmlnaclon en la Oplnlon Consultlva l8/03, y argumento que “alcanzan
a todos los Lstados por pertenecer al domlnlo del jus cogens, revestldo de caracter lmpera-
tlvo, acarrea obllgaclones erga omnes de protecclon que vlnculan a todos los Lstados y
generan efectos con respecto a terceros, lncluso partlculares”.´"
A partlr de esta deñnlclon y en la mlsma Oplnlon Consultlva, la Corte |DH prescrlbe obllga-
clones especiñcas a cargo de los Lstados, tales como:
portamlentos, actlvldades y atrlbutos que cada socledad
consldera aproplados para los hombres y las mu[eres.
Ahora blen, la perspectlva de genero es fundamental en
la vlslon que se tlene de la mlgraclon. Orlglnalmente, los
hombres eran qulenes mas cruzaban fronteras en bus-
queda de me[ores condlclones de vlda, sln embargo,
desde hace varlas decadas, se ha lncrementado el
numero de mu[eres que vla[an por motlvos de reunlñca-
clon famlllar o en busqueda de me[ores condlclones
laborales. Actualmente, las mu[eres representan el 49%
del total de personas mlgrantes en el mundo.`" Ln su
mayoria son mu[eres [ovenes y algunas huyen de la dlscrl-
mlnaclon o vlolencla de la que son ob[eto por dlstlntas
razones, lnclulda la orlentaclon sexual, otras, de la falta de
oportunldades en sus paises de orlgen, la mayoria mlgra
para gozar de sus derechos humanos.
La sltuaclon de especlal vulnerabllldad de la mu[er
mlgrante y refuglada ha sldo expresamente conslderada
en el articulo 9 de la Convenclon |nteramerlcana para
Prevenlr, Sanclonar y Lrradlcar la vlolencla contra la Mu[er
“Convenclon 8elem do Para”. A partlr de la comprenslon
de que exlsten personas que no pueden regresar a sus
paises de orlgen sl su vlda, llbertad o segurldad estan en
pellgro por razones asocladas al genero, algunos paises,
como Mexlco, lncorporan el “genero” como una de las
causales de temor fundado de persecuclon y por lo tanto,
una de las razones para sollcltar el reconoclmlento de la
condlclon de refuglado.
lmpllca recurrlr a la lnterpretaclon mas extenslva cuando se trata de garantlzar derechos
y a la lnterpretaclon mas restrlctlva cuando se trata de lmponerles limltes.`´

Todas las autorldades estan obllgadas a encontrar dentro de la totalldad de las normas la
que beneñcle mayormente a la persona, y a lnterpretarla de la manera que lmpllque una
protecclon mas amplla a sus derechos humanos, lncluso, exlste la poslbllldad de de[ar de
apllcar normas lnferlores dando preferencla a las contenldas en la CPLUM y en los trata-
dos lnternaclonales de derechos humanos en la materla.
3. Universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad
Ln la redacclon del articulo lº constltuclo-
nal, quedaron lncorporados los atrlbutos de
los derechos humanos de acuerdo con el
Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos: unlversalldad, lnterdependencla,
lndlvlslbllldad y progreslvldad.``
Ll prlnclplo de universalidad esta intlma-
mente relaclonado con el de no dlscrlmlna-
clon y tlene que ver con que todos los dere-
chos humanos corresponden a todas las
personas por lgual, lndependlentemente
de su naclonalldad, raza, rellglon, oplnlon
politlca, condlclon economlca, genero, o
cualquler otra.
Ll prlnclplo de realización progresiva se
reñere a la adopclon de las medldas apro-
pladas para lograr la efectlvldad de los dere-
chos hasta el maxlmo de recursos dlsponl-
bles. De este modo, se prohibe que se suprl-
man o reduzcan derechos, ya que estos
deben ampllarse constante y permanente-
mente. Lo anterlor crea la obllgaclon a
cargo del Lstado de no dar marcha atras en
los estandares de cumpllmlento ya alcanza-
dos en la protecclon de los derechos huma-
Las mu[eres mlgrantes que cruzan por terrltorlo mexlcano enfrentan mayores sltuaclones
de vulnerabllldad, estan expuestas a todo tlpo de abusos y vlolencla de genero, entre los
que sobresalen los ataques sexuales, fislcos o verbales, las malas condlclones de empleo
y la trata de personas. Anallzar los asuntos [udlclales y las politlcas mlgratorlas con pers-
pectlva de genero es lndlspensable para garantlzar que se cumpla con el derecho a la
lgualdad y que las mu[eres puedan, por lo tanto, defender sus derechos de una manera
efectlva, sln dlscrlmlnaclon y con las medldas adecuadas para su protecclon en caso de
haber sufrldo algun abuso o vlolencla de genero durante su trayecto.`'
2. Pro persona
Ll prlnclplo pro persona esta consagrado en el articulo lº de la CPLUM desde la reforma
constltuclonal en materla de derechos humanos: “favoreclendo en todo tlempo a las
personas la protecclon mas amplla”. Lo anterlor lmpllca que cuando se esta ante dos o
mas normas que son apllcables al caso concreto, debe prevalecer la que me[or cumpla
con ese proposlto, ldentlca declslon debe tomarse en el caso de que una norma tenga
dlversas lnterpretaclones [uridlcamente aceptables.
Por su parte, en el parrafo 27 de la sentencla del Caso Padllla, la SC1N estableclo que:
“todas las autorldades del pais, dentro del amblto de sus competenclas, se encuentran
obllgadas a velar no solo por los derechos humanos contenldos en los lnstrumentos lnter-
naclonales ñrmados por el Lstado Mexlcano, slno tamblen por los derechos humanos
contenldos en la CPLUM, adoptando la lnterpretaclon mas favorable al derecho humano
de que se trate, lo que se entlende en la doctrlna como prlnclplo pro persona”.
Asi, el prlnclplo pro persona lmpllca que todas las autorldades (de caracter leglslatlvo,
e[ecutlvo o [udlclal) de cualquler nlvel (constltuclonal, federal, estatal, munlclpal) estan
obllgadas a brlndar la protecclon mas amplla a cualquler persona en terrltorlo naclonal.
Por su parte, el Poder 1udlclal de la Pederaclon ha reconocldo que el prlnclplo pro persona
52
nos de todas las personas, lo que lncluye los avances alcanzados en materla de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal.

Al establecer que el desarrollo debe ser progreslvo, se alude a que el Lstado debe lr lmple-
mentando acclones que conduzcan a la reallzaclon plena de los derechos, de manera que
el estandar prevlo de cumpllmlento sea superado por el posterlor y no a la lnversa. Ll
cumpllmlento debe extenderse hasta el maxlmo de los recursos dlsponlbles. Lstas dos
exlgenclas conslderan el hecho de que la efectlvldad de los derechos puede verse mer-
mada por la falta de recursos y de que es necesarlo el transcurso de clerto periodo de
tlempo para lograr su plena eñcacla. Ll desarrollo progreslvo no [ustlñca retrasos lrrazona-
bles en la reallzaclon de los derechos. Ln todo caso, los Lstados tlenen la obllgaclon de
demostrar que estan haclendo todo lo poslble para me[orar el dlsfrute de los derechos
humanos.
Ln el caso de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, la no regreslvldad
es muy lmportante puesto que, lndependlentemente de que una persona haya lngresa-
do a terrltorlo naclonal de manera lrregular, pudo haber creado lazos famlllares o labora-
les que le permltan permanecer en terrltorlo naclonal, por lo que debe garantlzarsele el
reconoclmlento de los derechos adqulrldos.`"
La interdependencia se reñere a que los derechos estan relaclonados unos con otros
haclendo que el reconoclmlento de uno lmpllque el respeto de otros. De lgual manera, la
vulneraclon de un derecho conlleva la vulneraclon de otros y no pueden establecerse
[erarquias entre ellos.
Plnalmente, el principio de indivisibilidad sostlene que los derechos humanos son lnhe-
rentes a las personas y por lo tanto, no se pueden partlr o satlsfacer de manera parclal.
sano esparclmlento para su desarrollo lntegral. Lste
prlnclplo debera gular el dlseno, e[ecuclon, segul-
mlento y evaluaclon de las politlcas publlcas dlrlgldas
a la nlnez”.
Ll lnteres superlor del nlno debe ser evaluado en todos los
casos, con enfasls especlal en los nlnos, nlnas y adolescen-
tes mlgrantes y su[etos de protecclon lnternaclonal que
vla[an no acompanados o separados. Ln estos casos, se
requlere prlmordlalmente encontrar soluclones durade-
ras (conslderar la regularlzaclon en el pais en que se
encuentran, el retorno voluntarlo a sus paises o el reasen-
tamlento a algun otro pais en donde tengan famlllares) y,
en sltuaclones excepclonales, asegurar su culdado tempo-
ral. Aslmlsmo, se debe garantlzar que cualquler nlno, nlna
o adolescente tenga acceso al procedlmlento para el reco-
noclmlento de la condlclon de refuglado. La determlna-
clon del lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente
mlgrante exlge una evaluaclon clara y a fondo sobre su
ldentldad, esto es su naclonalldad, antecedentes etnlcos,
culturales y llnguistlcos, crlanza, asi como las vulnerablll-
dades y necesldades especlales de protecclon (como el
que sean sollcltantes de asllo o del reconoclmlento de la
condlclon de apatrlda).`" Aslmlsmo, se debe tomar en
cuenta dlversas clrcunstanclas como la edad, sl estan
acompanados de sus padres, las experlenclas que han
vlvldo, el grado de madurez y educaclon.
Ll lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente tamblen
obllga a garantlzar su derecho a la educaclon y a un nlvel
7. No revictimización
La revlctlmlzaclon o vlctlmlzaclon secundarla
puede ser deñnlda como toda acclon u omlslon
que leslone el estado fislco, mental y/o psiqulco de
la persona victlma.`" Las personas mlgrantes y
su[etas de protecclon lnternaclonal pueden haber
sldo victlmas, testlgos u ofendldos de algun dellto,
dentro de los que se lncluyen la trata de personas
o el trañco lliclto de mlgrantes. Aslmlsmo, puede
darse el caso que la persona este huyendo de su
pais de orlgen porque su vlda, segurldad o llbertad
se encuentren en pellgro.
Ln todos estos supuestos, debe evltarse la sollcl-
tud relterada e lnoñclosa de declaraclones de los
hechos, lnterrogatorlos lnqulsltlvos, procesos
largos, dlllgenclas lnnecesarlas, entre otras practl-
cas, para generar que la persona se slenta en un
amblente de conñanza y logre apreclar su procedl-
mlento legal como un proceso de redlgnlñcaclon y
no como una causa mas de estres pslcologlco.
8. Presunción de inocencia
Ll derecho a la presunclon de la lnocencla se
encuentra consagrado tanto en el articulo 20 de la
CPLUM como en dlversos tratados lnternaclonales
de derechos humanos. La presunclon de lnocencla
es un derecho humano conslstente en que toda
persona acusada de haber cometldo un dellto
debe ser conslderada lnocente, slempre que no se
4. No devolución
Ll prlnclplo de no devoluclon es una norma de derecho
consuetudlnarlo lnternaclonal. Sln embargo, en el caso de
Mexlco esta plenamente lncorporada en el derecho posl-
tlvo por medlo de los articulos 5 y 6 de la LSPyPC, y a partlr
de la ñrma y ratlñcaclon de la Convenclon sobre el Lstatu-
to de los Pefuglados de l95l que establece, en su articulo
33, la prohlblclon de llevar a cabo cualquler medlda que
tenga como efecto devolver a una persona sollcltante de
asllo o refuglada a las fronteras del terrltorlo donde su vlda
o llbertad puedan verse amenazadas, o donde corra pell-
gro de persecuclon lncluyendo su lntercepclon, rechazo
en frontera o devoluclon lndlrecta.
Lste prlnclplo ha sldo conslderado como la pledra angular
de la protecclon lnternaclonal a personas sollcltantes de
asllo y refugladas. Aslmlsmo, Mexlco ha extendldo este
prlnclplo para las personas beneñclarlas de protecclon
complementarla, que son las que no reunen los requlsltos
para ser reconocldas como refugladas pero que su vlda,
llbertad o segurldad corren pellgro en su pais de orlgen.
La formulaclon del derecho de no devoluclon en la CADH
es mas amplla, pues el articulo 22.8 prohibe la expulslon o
devoluclon de una persona extran[era (refuglada o no) a
otro pais, sea o no el de orlgen, cuando su derecho a la
vlda o a la llbertad personal esten en rlesgo de vlolaclon a
causa de raza, naclonalldad, rellglon, condlclon soclal o de
sus oplnlones politlcas.
Abstenclon de reallzar acclones que dlrecta o lndlrectamente creen sltuaclones de
dlscrlmlnaclon de jure o de facto, lo que lmpllca la prohlblclon de emltlr leyes o dlspo-
slclones, o de favorecer practlcas y actuaclones de agentes estatales, que tengan
como consecuencla la dlscrlmlnaclon dlrecta o lndlrecta de las personas.
Adopclon de medldas posltlvas para revertlr o camblar sltuaclones dlscrlmlnatorlas
exlstentes en per[ulclo de un determlnado grupo de personas. Lo anterlor lncluye a
partlculares que, con tolerancla o aqulescencla del Lstado, creen, mantengan o favo-
rezcan practlcas dlscrlmlnatorlas.
Mandato de hacer dlstlnclones ob[etlvas y razonables solo cuando esten de acuerdo
con los derechos humanos y el prlnclplo pro persona.
Pespeto y garantia de los derechos humanos, lndependlentemente de cualquler
clrcunstancla o conslderaclon, lncluldo el estatus mlgratorlo de las personas.
Una vez que aslgna el caracter de jus cogens al derecho a la lgualdad e ldentlñca las obll-
gaclones de el derlvadas, la Corte |DH establece el alcance que tlene en relaclon dlrecta
con las personas mlgrantes y recuerda que, por lo general, estas se encuentran en una
sltuaclon de vulnerabllldad como su[etos en una comparaclon con las personas no
mlgrantes, dlchas deslgualdades son de jure (deslgualdades en las mlsmas leyes) y de
facto (deslgualdades estructurales). Aunque, eventualmente, puede admltlrse que las
personas mlgrantes sean tratadas de forma dlferenclada, esta dlstlnclon de trato debera
ser razonable, ob[etlva, proporclonal, y debera respetar sus derechos humanos. Ll prlncl-
plo de no dlscrlmlnaclon lmpllca que no puede prlvarse a una persona del goce de sus
derechos por una calldad mlgratorla, lo que lncluye los derechos soclales, laborales y el
acceso al debldo proceso.
Ll prlnclplo de no dlscrlmlnaclon e lgualdad esta estrechamente relaclonado con la pers-
pectlva de genero.´' Ll genero se reñere a los conceptos soclales de las funclones, com-
A la par del creclmlento de la mlgraclon de nlnos, nlnas y adolescentes, ha aumentado el
numero de qulenes lo hacen sln el acompanamlento de alguna persona adulta (no acom-
panadas) y de qulenes lo hacen sln sus padres o tutores (separados). Ln estos casos, locall-
zar a la famllla es fundamental, a menos que el lnteres superlor del nlno establezca lo con-
trarlo. Ln los articulos l07, fracclon |v, y l09, fracclon X|||, de la Ley de Mlgraclon se preve
el derecho a la unldad famlllar cuando se detlenen famlllas en las estaclones mlgratorlas.
No obstante, para respetar tamblen el lnteres superlor del nlno, deben buscarse alternatl-
vas a la detenclon. Ahora blen, para evltar la separaclon de las famlllas y prlmar el prlncl-
plo de unldad famlllar, debe asegurarse que dlchas alternatlvas sean apllcables a todos
los mlembros de la famllla para que puedan llevar sus procedlmlentos admlnlstratlvos
mlgratorlos en llbertad.
establezca lo contrarlo medlante una resoluclon [udlclal deñnltlva. La razon de ser de
dlcho prlnclplo es garantlzar a toda persona que no sera condenada sln que exlstan prue-
bas suñclentes que demuestren su responsabllldad.
La Segunda Sala de la SC1N ha reconocldo que dlcho derecho humano trasclende la
orblta del debldo proceso, pues con su apllcaclon se garantlza la protecclon de otros
derechos, como son la dlgnldad humana, la llbertad, la honra y el buen nombre, que
podrian resultar vulnerados por actuaclones penales o dlsclpllnarlas lrregulares.`'
9. Gratuidad
Ll prlnclplo de gratuldad ayuda a garantlzar un efectlvo acceso a la [ustlcla de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, pues la falta de recursos actua como lnhl-
bldor para que se lnlcle algun proceso [udlclal para proteger los derechos humanos. Asi,
la gratuldad de las costas [udlclales se reñere a que nlnguna persona debe erogar cantl-
dad monetarla a favor de qulenes lntervengan en la procuraclon de [ustlcla para acceder
a algun proceso. Cualquler actuaclon [udlclal o admlnlstratlva promovlda por las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal debe reallzarse sln costo alguno.
Ademas, las personas deben contar con un o una representante legal tanto para asesorias
como para el segulmlento y atenclon de los casos.
Ll prlnclplo de gratuldad tamblen es apllcable al acceso a otros derechos, como el de la
salud, que deben otorgarse lndependlentemente de la sltuaclon mlgratorla de las perso-
nas y sln restrlcclon alguna para preservar la vlda.
10. Benecio de la duda
Uno de los prlnclplos rectores de los procedlmlentos de determlnaclon de la condlclon de
refuglado es el prlnclplo del beneñclo de la duda. Dlcho prlnclplo reconoce que es dlficll
para las personas refugladas aportar todas las pruebas necesarlas para valldar o compro-
bar sus añrmaclones. Ls declr, ba[o los estandares de derecho lnternaclonal sobre refugla-
Ll prlnclplo de no devoluclon lmpllca:
No devolver a las personas sollcltantes de asllo, refugla-
das o beneñclarlas de protecclon complementarla a un
lugar donde su vlda o llbertad corran pellgro.
Permltlr que las personas busquen protecclon en un
pais medlante la sollcltud del reconoclmlento de la con-
dlclon de refuglado, ante la poslbllldad de que sean
devueltas a un pais donde su vlda o llbertad corran pell-
gro.
No negar el acceso al terrltorlo a personas que huyen de
la persecuclon y permltlr el acceso a sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado.
5. Interés superior del niño, niña o adolescente
migrante
Ll lnteres superlor del nlno lmpllca, en termlnos generales, el
blenestar del nlno, nlna o adolescente. De acuerdo con la
Corte |DH, esta basado en la dlgnldad del ser humano, en las
caracteristlcas especlales de los nlnos, nlnas y adolescentes
y en la necesldad de proplclar su adecuado desarrollo.`' Lste
prlnclplo se encuentra consagrado en el articulo 4º constltu-
clonal:
“en todas las declslones y actuaclones del Lstado se
velara y cumpllra con el prlnclplo del lnteres superlor de
la nlnez, garantlzando de manera plena sus derechos.
Los nlnos y las nlnas tlenen derecho a la satlsfacclon de
sus necesldades de allmentaclon, salud, educaclon y
Los nlnos, nlnas y adolescentes deben permanecer
de preferencla en llbertad, es declr, deben apllcarse-
les medldas alternatlvas a la detenclon, y unlcamen-
te cuando esto no sea poslble, proceder a su deten-
clon como medlda de ultlmo recurso, mlsma que
debe hacerse durante un periodo muy breve
(articulo 37 b de la CDN).
Ln casos de famlllas de personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal que vengan con nlnos,
nlnas y adolescentes, es lmportante que se apllque
el prlnclplo de unldad famlllar fuera de la estaclon
mlgratorla, esto es, que las famlllas puedan llevar sus
procedlmlentos en llbertad medlante alternatlvas a
la detenclon, respetando, de esta manera, tanto el
prlnclplo del lnteres superlor del nlno como el prln-
clplo de unldad famlllar. Cuando las personas
mlgrantes su[etas de protecclon lnternaclonal vla[an
sln sus famlllas, enfrentan slgnlñcatlvas dlñcultades
para la reunlñcaclon o lnternaclon famlllar. Ln apego
al prlnclplo de unldad famlllar, deben ponerse en
practlca acclones especiñcas para estas personas
dependlendo de su sltuaclon y sus necesldades.
34. Los derechos adquiridos se reconocen en el artículo 2 de la Ley de Migración.
de vlda adecuado acorde con su desarrollo fislco y
mental. Lsto lmpllca que dlsfruten del derecho a la lden-
tldad, el acceso a la salud, tratamlentos para enfermeda-
des y rehabllltaclon para aquellos que son victlmas de
cualquler forma de abandono, explotaclon o abuso,
su[etos a tortura u otra forma de tratos o penas crueles,
lnhumanos o degradantes, o sean victlmas de connlctos
armados. Los nlnos, nlnas y adolescentes corren graves
rlesgos de ser victlmas de trata, en cuyo caso deben
tomarse las medldas correspondlentes.
Pespecto al lnteres superlor del nlno, nlna o adolescen-
te, la SC1N y los Trlbunales Coleglados de Clrculto han
emltldo dlversas tesls en las cuales se resuelve ba[o tal
prlnclplo, las cuales estan slntetlzadas en el Protocolo de
Actuaclon para Qulenes |mparten 1ustlcla en Casos que
Afecten a Nlnas, Nlnos y Adolescentes publlcado por la
propla Corte Mexlcana.`´
6. Unidad familiar
Ll reconoclmlento de la famllla como elemento funda-
mental de la socledad y el Lstado constltuye un prlncl-
plo esenclal del Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos y del Derecho lnternaclonal de los refuglados.
La separaclon de los nlnos, nlnas y adolescentes de su
nucleo famlllar es especlalmente dellcada, por lo que
solo debe reallzarse ba[o una [ustlñcaclon clara y con
una duraclon temporal, tan pronto lo permltan las
clrcunstanclas, ellos o ellas deben ser devueltos a su
entorno famlllar.
dos, la carga de la prueba no recae solamente en el sollcltante de asllo, puesto que es
lmposlble que esta persona, cuya vlda, segurldad, llbertad o lntegrldad corran pellgro,
prepare de manera exhaustlva las pruebas que apoyan su caso en el pais de acoglda.
Asi pues, sl las declaraclones del sollcltante de asllo son coherentes y verosimlles, y no
entran en connlcto con la lnformaclon ob[etlva recabada, debe concederse el beneñclo
de la duda y reconocersele la condlclon de persona refuglada.
www.SC1N.GO8.MX
1. No discriminación e igualdad
Ll prlnclplo de lgualdad y no dlscrlmlnaclon posee un caracter fundamental para la salva-
guardla de los derechos humanos y por lo tanto, se encuentra consagrado tanto en la
CPLUM como en casl todos los tratados lnternaclonales de los que Mexlco es parte.
La Corte |DH deñne el prlnclplo de lgualdad en su [urlsprudencla de la slgulente manera:
“La noclon de lgualdad se desprende dlrectamente de la unldad de naturaleza del
genero humano y es lnseparable de la dlgnldad esenclal de la persona, frente a la cual
es lncompatlble toda sltuaclon que, por conslderar superlor a un determlnado grupo,
conduzca a tratarlo con prlvlleglo o que, a la lnversa, por conslderarlo lnferlor, lo trate
con hostllldad o de cualquler forma lo dlscrlmlne del goce de derechos que si se reco-
nocen a qulenes no se conslderan lncursos en tal sltuaclon de lnferlorldad. No es
admlslble crear dlferenclas de tratamlento entre seres humanos que no se correspon-
dan con su unlca e ldentlca naturaleza”.´´
Ln su oportunldad, la Corte |DH estableclo los efectos del prlnclplo fundamental de la
lgualdad y no dlscrlmlnaclon en la Oplnlon Consultlva l8/03, y argumento que “alcanzan
a todos los Lstados por pertenecer al domlnlo del jus cogens, revestldo de caracter lmpera-
tlvo, acarrea obllgaclones erga omnes de protecclon que vlnculan a todos los Lstados y
generan efectos con respecto a terceros, lncluso partlculares”.´"
A partlr de esta deñnlclon y en la mlsma Oplnlon Consultlva, la Corte |DH prescrlbe obllga-
clones especiñcas a cargo de los Lstados, tales como:
portamlentos, actlvldades y atrlbutos que cada socledad
consldera aproplados para los hombres y las mu[eres.
Ahora blen, la perspectlva de genero es fundamental en
la vlslon que se tlene de la mlgraclon. Orlglnalmente, los
hombres eran qulenes mas cruzaban fronteras en bus-
queda de me[ores condlclones de vlda, sln embargo,
desde hace varlas decadas, se ha lncrementado el
numero de mu[eres que vla[an por motlvos de reunlñca-
clon famlllar o en busqueda de me[ores condlclones
laborales. Actualmente, las mu[eres representan el 49%
del total de personas mlgrantes en el mundo.`" Ln su
mayoria son mu[eres [ovenes y algunas huyen de la dlscrl-
mlnaclon o vlolencla de la que son ob[eto por dlstlntas
razones, lnclulda la orlentaclon sexual, otras, de la falta de
oportunldades en sus paises de orlgen, la mayoria mlgra
para gozar de sus derechos humanos.
La sltuaclon de especlal vulnerabllldad de la mu[er
mlgrante y refuglada ha sldo expresamente conslderada
en el articulo 9 de la Convenclon |nteramerlcana para
Prevenlr, Sanclonar y Lrradlcar la vlolencla contra la Mu[er
“Convenclon 8elem do Para”. A partlr de la comprenslon
de que exlsten personas que no pueden regresar a sus
paises de orlgen sl su vlda, llbertad o segurldad estan en
pellgro por razones asocladas al genero, algunos paises,
como Mexlco, lncorporan el “genero” como una de las
causales de temor fundado de persecuclon y por lo tanto,
una de las razones para sollcltar el reconoclmlento de la
condlclon de refuglado.
lmpllca recurrlr a la lnterpretaclon mas extenslva cuando se trata de garantlzar derechos
y a la lnterpretaclon mas restrlctlva cuando se trata de lmponerles limltes.`´

Todas las autorldades estan obllgadas a encontrar dentro de la totalldad de las normas la
que beneñcle mayormente a la persona, y a lnterpretarla de la manera que lmpllque una
protecclon mas amplla a sus derechos humanos, lncluso, exlste la poslbllldad de de[ar de
apllcar normas lnferlores dando preferencla a las contenldas en la CPLUM y en los trata-
dos lnternaclonales de derechos humanos en la materla.
3. Universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad
Ln la redacclon del articulo lº constltuclo-
nal, quedaron lncorporados los atrlbutos de
los derechos humanos de acuerdo con el
Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos: unlversalldad, lnterdependencla,
lndlvlslbllldad y progreslvldad.``
Ll prlnclplo de universalidad esta intlma-
mente relaclonado con el de no dlscrlmlna-
clon y tlene que ver con que todos los dere-
chos humanos corresponden a todas las
personas por lgual, lndependlentemente
de su naclonalldad, raza, rellglon, oplnlon
politlca, condlclon economlca, genero, o
cualquler otra.
Ll prlnclplo de realización progresiva se
reñere a la adopclon de las medldas apro-
pladas para lograr la efectlvldad de los dere-
chos hasta el maxlmo de recursos dlsponl-
bles. De este modo, se prohibe que se suprl-
man o reduzcan derechos, ya que estos
deben ampllarse constante y permanente-
mente. Lo anterlor crea la obllgaclon a
cargo del Lstado de no dar marcha atras en
los estandares de cumpllmlento ya alcanza-
dos en la protecclon de los derechos huma-
Las mu[eres mlgrantes que cruzan por terrltorlo mexlcano enfrentan mayores sltuaclones
de vulnerabllldad, estan expuestas a todo tlpo de abusos y vlolencla de genero, entre los
que sobresalen los ataques sexuales, fislcos o verbales, las malas condlclones de empleo
y la trata de personas. Anallzar los asuntos [udlclales y las politlcas mlgratorlas con pers-
pectlva de genero es lndlspensable para garantlzar que se cumpla con el derecho a la
lgualdad y que las mu[eres puedan, por lo tanto, defender sus derechos de una manera
efectlva, sln dlscrlmlnaclon y con las medldas adecuadas para su protecclon en caso de
haber sufrldo algun abuso o vlolencla de genero durante su trayecto.`'
2. Pro persona
Ll prlnclplo pro persona esta consagrado en el articulo lº de la CPLUM desde la reforma
constltuclonal en materla de derechos humanos: “favoreclendo en todo tlempo a las
personas la protecclon mas amplla”. Lo anterlor lmpllca que cuando se esta ante dos o
mas normas que son apllcables al caso concreto, debe prevalecer la que me[or cumpla
con ese proposlto, ldentlca declslon debe tomarse en el caso de que una norma tenga
dlversas lnterpretaclones [uridlcamente aceptables.
Por su parte, en el parrafo 27 de la sentencla del Caso Padllla, la SC1N estableclo que:
“todas las autorldades del pais, dentro del amblto de sus competenclas, se encuentran
obllgadas a velar no solo por los derechos humanos contenldos en los lnstrumentos lnter-
naclonales ñrmados por el Lstado Mexlcano, slno tamblen por los derechos humanos
contenldos en la CPLUM, adoptando la lnterpretaclon mas favorable al derecho humano
de que se trate, lo que se entlende en la doctrlna como prlnclplo pro persona”.
Asi, el prlnclplo pro persona lmpllca que todas las autorldades (de caracter leglslatlvo,
e[ecutlvo o [udlclal) de cualquler nlvel (constltuclonal, federal, estatal, munlclpal) estan
obllgadas a brlndar la protecclon mas amplla a cualquler persona en terrltorlo naclonal.
Por su parte, el Poder 1udlclal de la Pederaclon ha reconocldo que el prlnclplo pro persona
nos de todas las personas, lo que lncluye los avances alcanzados en materla de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal.

Al establecer que el desarrollo debe ser progreslvo, se alude a que el Lstado debe lr lmple-
mentando acclones que conduzcan a la reallzaclon plena de los derechos, de manera que
el estandar prevlo de cumpllmlento sea superado por el posterlor y no a la lnversa. Ll
cumpllmlento debe extenderse hasta el maxlmo de los recursos dlsponlbles. Lstas dos
exlgenclas conslderan el hecho de que la efectlvldad de los derechos puede verse mer-
mada por la falta de recursos y de que es necesarlo el transcurso de clerto periodo de
tlempo para lograr su plena eñcacla. Ll desarrollo progreslvo no [ustlñca retrasos lrrazona-
bles en la reallzaclon de los derechos. Ln todo caso, los Lstados tlenen la obllgaclon de
demostrar que estan haclendo todo lo poslble para me[orar el dlsfrute de los derechos
humanos.
Ln el caso de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, la no regreslvldad
es muy lmportante puesto que, lndependlentemente de que una persona haya lngresa-
do a terrltorlo naclonal de manera lrregular, pudo haber creado lazos famlllares o labora-
les que le permltan permanecer en terrltorlo naclonal, por lo que debe garantlzarsele el
reconoclmlento de los derechos adqulrldos.`"
La interdependencia se reñere a que los derechos estan relaclonados unos con otros
haclendo que el reconoclmlento de uno lmpllque el respeto de otros. De lgual manera, la
vulneraclon de un derecho conlleva la vulneraclon de otros y no pueden establecerse
[erarquias entre ellos.
Plnalmente, el principio de indivisibilidad sostlene que los derechos humanos son lnhe-
rentes a las personas y por lo tanto, no se pueden partlr o satlsfacer de manera parclal.
sano esparclmlento para su desarrollo lntegral. Lste
prlnclplo debera gular el dlseno, e[ecuclon, segul-
mlento y evaluaclon de las politlcas publlcas dlrlgldas
a la nlnez”.
Ll lnteres superlor del nlno debe ser evaluado en todos los
casos, con enfasls especlal en los nlnos, nlnas y adolescen-
tes mlgrantes y su[etos de protecclon lnternaclonal que
vla[an no acompanados o separados. Ln estos casos, se
requlere prlmordlalmente encontrar soluclones durade-
ras (conslderar la regularlzaclon en el pais en que se
encuentran, el retorno voluntarlo a sus paises o el reasen-
tamlento a algun otro pais en donde tengan famlllares) y,
en sltuaclones excepclonales, asegurar su culdado tempo-
ral. Aslmlsmo, se debe garantlzar que cualquler nlno, nlna
o adolescente tenga acceso al procedlmlento para el reco-
noclmlento de la condlclon de refuglado. La determlna-
clon del lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente
mlgrante exlge una evaluaclon clara y a fondo sobre su
ldentldad, esto es su naclonalldad, antecedentes etnlcos,
culturales y llnguistlcos, crlanza, asi como las vulnerablll-
dades y necesldades especlales de protecclon (como el
que sean sollcltantes de asllo o del reconoclmlento de la
condlclon de apatrlda).`" Aslmlsmo, se debe tomar en
cuenta dlversas clrcunstanclas como la edad, sl estan
acompanados de sus padres, las experlenclas que han
vlvldo, el grado de madurez y educaclon.
Ll lnteres superlor del nlno, nlna o adolescente tamblen
obllga a garantlzar su derecho a la educaclon y a un nlvel
7. No revictimización
La revlctlmlzaclon o vlctlmlzaclon secundarla
puede ser deñnlda como toda acclon u omlslon
que leslone el estado fislco, mental y/o psiqulco de
la persona victlma.`" Las personas mlgrantes y
su[etas de protecclon lnternaclonal pueden haber
sldo victlmas, testlgos u ofendldos de algun dellto,
dentro de los que se lncluyen la trata de personas
o el trañco lliclto de mlgrantes. Aslmlsmo, puede
darse el caso que la persona este huyendo de su
pais de orlgen porque su vlda, segurldad o llbertad
se encuentren en pellgro.
Ln todos estos supuestos, debe evltarse la sollcl-
tud relterada e lnoñclosa de declaraclones de los
hechos, lnterrogatorlos lnqulsltlvos, procesos
largos, dlllgenclas lnnecesarlas, entre otras practl-
cas, para generar que la persona se slenta en un
amblente de conñanza y logre apreclar su procedl-
mlento legal como un proceso de redlgnlñcaclon y
no como una causa mas de estres pslcologlco.
8. Presunción de inocencia
Ll derecho a la presunclon de la lnocencla se
encuentra consagrado tanto en el articulo 20 de la
CPLUM como en dlversos tratados lnternaclonales
de derechos humanos. La presunclon de lnocencla
es un derecho humano conslstente en que toda
persona acusada de haber cometldo un dellto
debe ser conslderada lnocente, slempre que no se
53
4. No devolución
Ll prlnclplo de no devoluclon es una norma de derecho
consuetudlnarlo lnternaclonal. Sln embargo, en el caso de
Mexlco esta plenamente lncorporada en el derecho posl-
tlvo por medlo de los articulos 5 y 6 de la LSPyPC, y a partlr
de la ñrma y ratlñcaclon de la Convenclon sobre el Lstatu-
to de los Pefuglados de l95l que establece, en su articulo
33, la prohlblclon de llevar a cabo cualquler medlda que
tenga como efecto devolver a una persona sollcltante de
asllo o refuglada a las fronteras del terrltorlo donde su vlda
o llbertad puedan verse amenazadas, o donde corra pell-
gro de persecuclon lncluyendo su lntercepclon, rechazo
en frontera o devoluclon lndlrecta.
Lste prlnclplo ha sldo conslderado como la pledra angular
de la protecclon lnternaclonal a personas sollcltantes de
asllo y refugladas. Aslmlsmo, Mexlco ha extendldo este
prlnclplo para las personas beneñclarlas de protecclon
complementarla, que son las que no reunen los requlsltos
para ser reconocldas como refugladas pero que su vlda,
llbertad o segurldad corren pellgro en su pais de orlgen.
La formulaclon del derecho de no devoluclon en la CADH
es mas amplla, pues el articulo 22.8 prohibe la expulslon o
devoluclon de una persona extran[era (refuglada o no) a
otro pais, sea o no el de orlgen, cuando su derecho a la
vlda o a la llbertad personal esten en rlesgo de vlolaclon a
causa de raza, naclonalldad, rellglon, condlclon soclal o de
sus oplnlones politlcas.
Abstenclon de reallzar acclones que dlrecta o lndlrectamente creen sltuaclones de
dlscrlmlnaclon de jure o de facto, lo que lmpllca la prohlblclon de emltlr leyes o dlspo-
slclones, o de favorecer practlcas y actuaclones de agentes estatales, que tengan
como consecuencla la dlscrlmlnaclon dlrecta o lndlrecta de las personas.
Adopclon de medldas posltlvas para revertlr o camblar sltuaclones dlscrlmlnatorlas
exlstentes en per[ulclo de un determlnado grupo de personas. Lo anterlor lncluye a
partlculares que, con tolerancla o aqulescencla del Lstado, creen, mantengan o favo-
rezcan practlcas dlscrlmlnatorlas.
Mandato de hacer dlstlnclones ob[etlvas y razonables solo cuando esten de acuerdo
con los derechos humanos y el prlnclplo pro persona.
Pespeto y garantia de los derechos humanos, lndependlentemente de cualquler
clrcunstancla o conslderaclon, lncluldo el estatus mlgratorlo de las personas.
Una vez que aslgna el caracter de jus cogens al derecho a la lgualdad e ldentlñca las obll-
gaclones de el derlvadas, la Corte |DH establece el alcance que tlene en relaclon dlrecta
con las personas mlgrantes y recuerda que, por lo general, estas se encuentran en una
sltuaclon de vulnerabllldad como su[etos en una comparaclon con las personas no
mlgrantes, dlchas deslgualdades son de jure (deslgualdades en las mlsmas leyes) y de
facto (deslgualdades estructurales). Aunque, eventualmente, puede admltlrse que las
personas mlgrantes sean tratadas de forma dlferenclada, esta dlstlnclon de trato debera
ser razonable, ob[etlva, proporclonal, y debera respetar sus derechos humanos. Ll prlncl-
plo de no dlscrlmlnaclon lmpllca que no puede prlvarse a una persona del goce de sus
derechos por una calldad mlgratorla, lo que lncluye los derechos soclales, laborales y el
acceso al debldo proceso.
Ll prlnclplo de no dlscrlmlnaclon e lgualdad esta estrechamente relaclonado con la pers-
pectlva de genero.´' Ll genero se reñere a los conceptos soclales de las funclones, com-
A la par del creclmlento de la mlgraclon de nlnos, nlnas y adolescentes, ha aumentado el
numero de qulenes lo hacen sln el acompanamlento de alguna persona adulta (no acom-
panadas) y de qulenes lo hacen sln sus padres o tutores (separados). Ln estos casos, locall-
zar a la famllla es fundamental, a menos que el lnteres superlor del nlno establezca lo con-
trarlo. Ln los articulos l07, fracclon |v, y l09, fracclon X|||, de la Ley de Mlgraclon se preve
el derecho a la unldad famlllar cuando se detlenen famlllas en las estaclones mlgratorlas.
No obstante, para respetar tamblen el lnteres superlor del nlno, deben buscarse alternatl-
vas a la detenclon. Ahora blen, para evltar la separaclon de las famlllas y prlmar el prlncl-
plo de unldad famlllar, debe asegurarse que dlchas alternatlvas sean apllcables a todos
los mlembros de la famllla para que puedan llevar sus procedlmlentos admlnlstratlvos
mlgratorlos en llbertad.
establezca lo contrarlo medlante una resoluclon [udlclal deñnltlva. La razon de ser de
dlcho prlnclplo es garantlzar a toda persona que no sera condenada sln que exlstan prue-
bas suñclentes que demuestren su responsabllldad.
La Segunda Sala de la SC1N ha reconocldo que dlcho derecho humano trasclende la
orblta del debldo proceso, pues con su apllcaclon se garantlza la protecclon de otros
derechos, como son la dlgnldad humana, la llbertad, la honra y el buen nombre, que
podrian resultar vulnerados por actuaclones penales o dlsclpllnarlas lrregulares.`'
9. Gratuidad
Ll prlnclplo de gratuldad ayuda a garantlzar un efectlvo acceso a la [ustlcla de las personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, pues la falta de recursos actua como lnhl-
bldor para que se lnlcle algun proceso [udlclal para proteger los derechos humanos. Asi,
la gratuldad de las costas [udlclales se reñere a que nlnguna persona debe erogar cantl-
dad monetarla a favor de qulenes lntervengan en la procuraclon de [ustlcla para acceder
a algun proceso. Cualquler actuaclon [udlclal o admlnlstratlva promovlda por las perso-
nas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal debe reallzarse sln costo alguno.
Ademas, las personas deben contar con un o una representante legal tanto para asesorias
como para el segulmlento y atenclon de los casos.
Ll prlnclplo de gratuldad tamblen es apllcable al acceso a otros derechos, como el de la
salud, que deben otorgarse lndependlentemente de la sltuaclon mlgratorla de las perso-
nas y sln restrlcclon alguna para preservar la vlda.
10. Benecio de la duda
Uno de los prlnclplos rectores de los procedlmlentos de determlnaclon de la condlclon de
refuglado es el prlnclplo del beneñclo de la duda. Dlcho prlnclplo reconoce que es dlficll
para las personas refugladas aportar todas las pruebas necesarlas para valldar o compro-
bar sus añrmaclones. Ls declr, ba[o los estandares de derecho lnternaclonal sobre refugla-
Ll prlnclplo de no devoluclon lmpllca:
No devolver a las personas sollcltantes de asllo, refugla-
das o beneñclarlas de protecclon complementarla a un
lugar donde su vlda o llbertad corran pellgro.
Permltlr que las personas busquen protecclon en un
pais medlante la sollcltud del reconoclmlento de la con-
dlclon de refuglado, ante la poslbllldad de que sean
devueltas a un pais donde su vlda o llbertad corran pell-
gro.
No negar el acceso al terrltorlo a personas que huyen de
la persecuclon y permltlr el acceso a sollcltar el recono-
clmlento de la condlclon de refuglado.
5. Interés superior del niño, niña o adolescente
migrante
Ll lnteres superlor del nlno lmpllca, en termlnos generales, el
blenestar del nlno, nlna o adolescente. De acuerdo con la
Corte |DH, esta basado en la dlgnldad del ser humano, en las
caracteristlcas especlales de los nlnos, nlnas y adolescentes
y en la necesldad de proplclar su adecuado desarrollo.`' Lste
prlnclplo se encuentra consagrado en el articulo 4º constltu-
clonal:
“en todas las declslones y actuaclones del Lstado se
velara y cumpllra con el prlnclplo del lnteres superlor de
la nlnez, garantlzando de manera plena sus derechos.
Los nlnos y las nlnas tlenen derecho a la satlsfacclon de
sus necesldades de allmentaclon, salud, educaclon y
Buenas prácticas
internacionales
Una persona de naclonalldad
cubana sollclto asllo, dado que en
su pais de orlgen es victlma de
persecuclon politlca y rellglosa,
sln embargo, no se dlo tramlte a
su sollcltud y fue retenldo ba[o
custodla pollclal en el aeropuerto.
Ll recurso de habeas corpus fue
declarado procedente en la ultlma
lnstancla [udlclal y se ordeno al
1efe del Aeropuerto |nternaclonal,
Dlrecclon General de Mlgraclon y
Lxtran[eria abstenerse de lncurrlr
nuevamente en los hechos que
dleron fundamento a este recurso.
Se condeno al Lstado al pago de
las costas, danos y per[ulclos para
llquldar en e[ecuclon de sentencla
de lo contencloso admlnlstratlvo.
Pecurso de Habeas corpus. Lxp:
l0-0l57l9-0007-CO. 2l
Dlclembre20l0. Carlos Manuel
Segura 1lmenez a favor de Orlando
More[on Podriguez. Sala
Constltuclonal de la Corte Suprema
de 1ustlcla, Pes. Nº 20l002l024, San
1ose, Costa Plca.
Los nlnos, nlnas y adolescentes deben permanecer
de preferencla en llbertad, es declr, deben apllcarse-
les medldas alternatlvas a la detenclon, y unlcamen-
te cuando esto no sea poslble, proceder a su deten-
clon como medlda de ultlmo recurso, mlsma que
debe hacerse durante un periodo muy breve
(articulo 37 b de la CDN).
Ln casos de famlllas de personas mlgrantes y su[etas
de protecclon lnternaclonal que vengan con nlnos,
nlnas y adolescentes, es lmportante que se apllque
el prlnclplo de unldad famlllar fuera de la estaclon
mlgratorla, esto es, que las famlllas puedan llevar sus
procedlmlentos en llbertad medlante alternatlvas a
la detenclon, respetando, de esta manera, tanto el
prlnclplo del lnteres superlor del nlno como el prln-
clplo de unldad famlllar. Cuando las personas
mlgrantes su[etas de protecclon lnternaclonal vla[an
sln sus famlllas, enfrentan slgnlñcatlvas dlñcultades
para la reunlñcaclon o lnternaclon famlllar. Ln apego
al prlnclplo de unldad famlllar, deben ponerse en
practlca acclones especiñcas para estas personas
dependlendo de su sltuaclon y sus necesldades.
de vlda adecuado acorde con su desarrollo fislco y
mental. Lsto lmpllca que dlsfruten del derecho a la lden-
tldad, el acceso a la salud, tratamlentos para enfermeda-
des y rehabllltaclon para aquellos que son victlmas de
cualquler forma de abandono, explotaclon o abuso,
su[etos a tortura u otra forma de tratos o penas crueles,
lnhumanos o degradantes, o sean victlmas de connlctos
armados. Los nlnos, nlnas y adolescentes corren graves
rlesgos de ser victlmas de trata, en cuyo caso deben
tomarse las medldas correspondlentes.
Pespecto al lnteres superlor del nlno, nlna o adolescen-
te, la SC1N y los Trlbunales Coleglados de Clrculto han
emltldo dlversas tesls en las cuales se resuelve ba[o tal
prlnclplo, las cuales estan slntetlzadas en el Protocolo de
Actuaclon para Qulenes |mparten 1ustlcla en Casos que
Afecten a Nlnas, Nlnos y Adolescentes publlcado por la
propla Corte Mexlcana.`´
6. Unidad familiar
Ll reconoclmlento de la famllla como elemento funda-
mental de la socledad y el Lstado constltuye un prlncl-
plo esenclal del Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos y del Derecho lnternaclonal de los refuglados.
La separaclon de los nlnos, nlnas y adolescentes de su
nucleo famlllar es especlalmente dellcada, por lo que
solo debe reallzarse ba[o una [ustlñcaclon clara y con
una duraclon temporal, tan pronto lo permltan las
clrcunstanclas, ellos o ellas deben ser devueltos a su
entorno famlllar.
dos, la carga de la prueba no recae solamente en el sollcltante de asllo, puesto que es
lmposlble que esta persona, cuya vlda, segurldad, llbertad o lntegrldad corran pellgro,
prepare de manera exhaustlva las pruebas que apoyan su caso en el pais de acoglda.
Asi pues, sl las declaraclones del sollcltante de asllo son coherentes y verosimlles, y no
entran en connlcto con la lnformaclon ob[etlva recabada, debe concederse el beneñclo
de la duda y reconocersele la condlclon de persona refuglada.
PPOTOCOLO DL ACTUAC|ÓN PAPA QU|LNLS |MPAPTLN 1UST|C|A LN CASOS QUL
APLCTLN A PLPSONAS M|GPANTLS ¥ SU1LTAS DL PPOTLCC|ÓN |NTLPNAC|ONAL
1. No discriminación e igualdad
Ll prlnclplo de lgualdad y no dlscrlmlnaclon posee un caracter fundamental para la salva-
guardla de los derechos humanos y por lo tanto, se encuentra consagrado tanto en la
CPLUM como en casl todos los tratados lnternaclonales de los que Mexlco es parte.
La Corte |DH deñne el prlnclplo de lgualdad en su [urlsprudencla de la slgulente manera:
“La noclon de lgualdad se desprende dlrectamente de la unldad de naturaleza del
genero humano y es lnseparable de la dlgnldad esenclal de la persona, frente a la cual
es lncompatlble toda sltuaclon que, por conslderar superlor a un determlnado grupo,
conduzca a tratarlo con prlvlleglo o que, a la lnversa, por conslderarlo lnferlor, lo trate
con hostllldad o de cualquler forma lo dlscrlmlne del goce de derechos que si se reco-
nocen a qulenes no se conslderan lncursos en tal sltuaclon de lnferlorldad. No es
admlslble crear dlferenclas de tratamlento entre seres humanos que no se correspon-
dan con su unlca e ldentlca naturaleza”.´´
Ln su oportunldad, la Corte |DH estableclo los efectos del prlnclplo fundamental de la
lgualdad y no dlscrlmlnaclon en la Oplnlon Consultlva l8/03, y argumento que “alcanzan
a todos los Lstados por pertenecer al domlnlo del jus cogens, revestldo de caracter lmpera-
tlvo, acarrea obllgaclones erga omnes de protecclon que vlnculan a todos los Lstados y
generan efectos con respecto a terceros, lncluso partlculares”.´"
A partlr de esta deñnlclon y en la mlsma Oplnlon Consultlva, la Corte |DH prescrlbe obllga-
clones especiñcas a cargo de los Lstados, tales como:
portamlentos, actlvldades y atrlbutos que cada socledad
consldera aproplados para los hombres y las mu[eres.
Ahora blen, la perspectlva de genero es fundamental en
la vlslon que se tlene de la mlgraclon. Orlglnalmente, los
hombres eran qulenes mas cruzaban fronteras en bus-
queda de me[ores condlclones de vlda, sln embargo,
desde hace varlas decadas, se ha lncrementado el
numero de mu[eres que vla[an por motlvos de reunlñca-
clon famlllar o en busqueda de me[ores condlclones
laborales. Actualmente, las mu[eres representan el 49%
del total de personas mlgrantes en el mundo.`" Ln su
mayoria son mu[eres [ovenes y algunas huyen de la dlscrl-
mlnaclon o vlolencla de la que son ob[eto por dlstlntas
razones, lnclulda la orlentaclon sexual, otras, de la falta de
oportunldades en sus paises de orlgen, la mayoria mlgra
para gozar de sus derechos humanos.
La sltuaclon de especlal vulnerabllldad de la mu[er
mlgrante y refuglada ha sldo expresamente conslderada
en el articulo 9 de la Convenclon |nteramerlcana para
Prevenlr, Sanclonar y Lrradlcar la vlolencla contra la Mu[er
“Convenclon 8elem do Para”. A partlr de la comprenslon
de que exlsten personas que no pueden regresar a sus
paises de orlgen sl su vlda, llbertad o segurldad estan en
pellgro por razones asocladas al genero, algunos paises,
como Mexlco, lncorporan el “genero” como una de las
causales de temor fundado de persecuclon y por lo tanto,
una de las razones para sollcltar el reconoclmlento de la
condlclon de refuglado.
lmpllca recurrlr a la lnterpretaclon mas extenslva cuando se trata de garantlzar derechos
y a la lnterpretaclon mas restrlctlva cuando se trata de lmponerles limltes.`´

Todas las autorldades estan obllgadas a encontrar dentro de la totalldad de las normas la
que beneñcle mayormente a la persona, y a lnterpretarla de la manera que lmpllque una
protecclon mas amplla a sus derechos humanos, lncluso, exlste la poslbllldad de de[ar de
apllcar normas lnferlores dando preferencla a las contenldas en la CPLUM y en los trata-
dos lnternaclonales de derechos humanos en la materla.
3. Universalidad, interdependencia,
indivisibilidad y progresividad
Ln la redacclon del articulo lº constltuclo-
nal, quedaron lncorporados los atrlbutos de
los derechos humanos de acuerdo con el
Derecho lnternaclonal de los derechos
humanos: unlversalldad, lnterdependencla,
lndlvlslbllldad y progreslvldad.``
Ll prlnclplo de universalidad esta intlma-
mente relaclonado con el de no dlscrlmlna-
clon y tlene que ver con que todos los dere-
chos humanos corresponden a todas las
personas por lgual, lndependlentemente
de su naclonalldad, raza, rellglon, oplnlon
politlca, condlclon economlca, genero, o
cualquler otra.
Ll prlnclplo de realización progresiva se
reñere a la adopclon de las medldas apro-
pladas para lograr la efectlvldad de los dere-
chos hasta el maxlmo de recursos dlsponl-
bles. De este modo, se prohibe que se suprl-
man o reduzcan derechos, ya que estos
deben ampllarse constante y permanente-
mente. Lo anterlor crea la obllgaclon a
cargo del Lstado de no dar marcha atras en
los estandares de cumpllmlento ya alcanza-
dos en la protecclon de los derechos huma-
Las mu[eres mlgrantes que cruzan por terrltorlo mexlcano enfrentan mayores sltuaclones
de vulnerabllldad, estan expuestas a todo tlpo de abusos y vlolencla de genero, entre los
que sobresalen los ataques sexuales, fislcos o verbales, las malas condlclones de empleo
y la trata de personas. Anallzar los asuntos [udlclales y las politlcas mlgratorlas con pers-
pectlva de genero es lndlspensable para garantlzar que se cumpla con el derecho a la
lgualdad y que las mu[eres puedan, por lo tanto, defender sus derechos de una manera
efectlva, sln dlscrlmlnaclon y con las medldas adecuadas para su protecclon en caso de
haber sufrldo algun abuso o vlolencla de genero durante su trayecto.`'
2. Pro persona
Ll prlnclplo pro persona esta consagrado en el articulo lº de la CPLUM desde la reforma
constltuclonal en materla de derechos humanos: “favoreclendo en todo tlempo a las
personas la protecclon mas amplla”. Lo anterlor lmpllca que cuando se esta ante dos o
mas normas que son apllcables al caso concreto, debe prevalecer la que me[or cumpla
con ese proposlto, ldentlca declslon debe tomarse en el caso de que una norma tenga
dlversas lnterpretaclones [uridlcamente aceptables.
Por su parte, en el parrafo 27 de la sentencla del Caso Padllla, la SC1N estableclo que:
“todas las autorldades del pais, dentro del amblto de sus competenclas, se encuentran
obllgadas a velar no solo por los derechos humanos contenldos en los lnstrumentos lnter-
naclonales ñrmados por el Lstado Mexlcano, slno tamblen por los derechos humanos
contenldos en la CPLUM, adoptando la lnterpretaclon mas favorable al derecho humano
de que se trate, lo que se entlende en la doctrlna como prlnclplo pro persona”.
Asi, el prlnclplo pro persona lmpllca que todas las autorldades (de caracter leglslatlvo,
e[ecutlvo o [udlclal) de cualquler nlvel (constltuclonal, federal, estatal, munlclpal) estan
obllgadas a brlndar la protecclon mas amplla a cualquler persona en terrltorlo naclonal.
Por su parte, el Poder 1udlclal de la Pederaclon ha reconocldo que el prlnclplo pro persona
nos de todas las personas, lo que lncluye los avances alcanzados en materla de personas
mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal.

Al establecer que el desarrollo debe ser progreslvo, se alude a que el Lstado debe lr lmple-
mentando acclones que conduzcan a la reallzaclon plena de los derechos, de manera que
el estandar prevlo de cumpllmlento sea superado por el posterlor y no a la lnversa. Ll
cumpllmlento debe extenderse hasta el maxlmo de los recursos dlsponlbles. Lstas dos
exlgenclas conslderan el hecho de que la efectlvldad de los derechos puede verse mer-
mada por la falta de recursos y de que es necesarlo el transcurso de clerto periodo de
tlempo para lograr su plena eñcacla. Ll desarrollo progreslvo no [ustlñca retrasos lrrazona-
bles en la reallzaclon de los derechos. Ln todo caso, los Lstados tlenen la obllgaclon de
demostrar que estan haclendo todo lo poslble para me[orar el dlsfrute de los derechos
humanos.
Ln el caso de personas mlgrantes y su[etas de protecclon lnternaclonal, la no re