MISIONOLOGICAS 007 JULIO 2009 Estimado amigo de la CBUP: Sea bienvenido al contenido especial del presente volumen de MISIONOLOGICAS

No. 7, el primero que ha sido posible diseñar con numeración corrida debido a la gran anticipación con que han sido preparados sus materiales componentes. Estos servirán de bibliografía general al módulo del Seminario CBUP de Julio del 2009 centrado en la temática de EDUCACION CRISTIANA que tiene estrecha conexión académica y práctica con la convocatoria del Primer COMED 2009. Vuestro volumen de MISIONOLOGICAS No. 7 incluye los siguientes items: CARTA CIRCULAR DE JUNIO DEL 2009 Por el Director Académico, Dr. Moisés Chávez AGENDA DEL SEMINARIO DE JULIO DEL 2009 SILABO GENERAL Descripción de los cursos SECCION MISCELANEA Informes de la comunidad de la CBUP DESARROLLO DEL ALMA: ELEMENTOS DE PSICOLOGÍA Por Juan Ritchie Prólogo y notas por Moisés Chávez EXCELENCIA Y CALIDAD Por Miguel Angel Cornejo Prólogo y Notas por Moisés Chávez ARTICULOS DE INTERNET —Escuela Bíblica para pobres, Jorge Julio González, Sociedad Bíblica Peruana —Escuela Bíblica de Vacaciones HISTORIAS CORTAS PARA ESTUDIO DE CASOS —El Gato Vargas - Dr. Moisés Chávez —El gran charlatán - Lic. Moisés Huanca Alanoca —Trepanación hermenéutica - Dr. Augusto Pecho Cerrón —El perrito matemático - Dr. Moisés Chávez —El Quipucamayoc de Ollantaytambo - Inga Topa Mandinga DOCUMENTOS PERIODISTICOS DE ISRAEL PARA EL ESTUDIO DE CASOS —”Desde Niña” - Poema de la escritora israelí Reina Eva Schvetz —Carta a la escritora israelí Reina Eva Schvetz —Conflicto Político-Teológico en el moderno Estado de Israel: Serie de artículos del periódico Maqor Rishón, de Israel, traducidos con el propósito de servir como casos de estudio en el curso PC 690.

CARTA A HUGO CHAVEZ Por Dr. Jaime Puertas CARTA CIRCULAR DE MARZO DEL 2009 ESPECTACULARES NOTICIAS DE LIMA SECCION RISALIA * * * Han sido incluidas en MISIONOLOGICAS No. 7 dos extensos documentos que servirán de bibliografía básica para el curso del Dr. Chávez sobre La Escuela Dominical y para el planteamiento de fondo del Primer COMED. Dichos documentos han sido escritos por dos prominentes siervos de Dios: El primero ha sido escrito por Juan Ritchie con el título de Desarrollo del alma: Elementos de Psicología. Incluye un Prólogo y notas por Moisés Chávez. El segundo ha sido escrito por el Lic. Miguel Angel Cornejo con el título de Excelencia y Calidad. También incluye un Prólogo y Notas por Moisés Chávez. En lugar de incluirlos por separado en un tercer volumen los incluimos en MISIONOLOGICAS 7 para que nuestro Boletín también sirva de Manual a cuantos participen en el Primer COMED. * * * Como es tradicional en la CBUP, las historias cortas participantes en el Consurso del Huevo de Oro también son incluidas en MISIONOLOGICAS. En el semestre de julio del 2009 ha merecido el trofeo del Huevo de Oro, el Lic. Moisés Huanca, más conocido en la comunidad de la CBUP como “el Boliche Mosca” (algo parecido al “Tarijeño Veloz”), porque constituye un producto digno de importación de la hermana República de Bolivia. Hemos tenido a bien incluir estas interesantes historias en un solo volumen anillado para mayor maniobrabilidad o versatilidad en el aula. Estas historias cortas servirán de Casos de Estudio, imprescindibles para el desarrollo del Seminario-Módulo y el Primer COMED 2009, de manera especial para el Curso Maratónico de Hermenéutica Bíblica. También servirán para el curso de Estudio de Casos y Tesis de Grado, así como para el curso de Educación Cristiana. * * * Por primera vez en la historia de la CBUP, en el presente Seminario se recurrirá a artículos periodísticos como casos de estudio. En esta ocasión incluimos artículos controversiales publicados por el periódico israelí Maqor y traducidos del hebreo por el Dr. Moisés Chávez. Digo “controversiales” porque revelan circunstancias internas del Estado de Israel que jamás afloran al mundo gentílico. Su traducción al inglés hemos remitido al Presidente Obama, esperando que los políticos entiendan que Estados Unidos no ha sido puesta en lugar de Dios. Otros materiales bibliográficos básicos han sido incluidos en el nuevo libro del Dr. Moisés Chávez que lleva el título de El Evangelio Decodificado, sobre cuya presentación se informa en la Carta Circular de Junio. Los profesores de cada curso proveerán materiales bibliográficos adicionales para su respectivo curso. * * * MISIONOLOGICAS es el Boletín Semestral de la CBUP. Ha sido diseñado para aglutinar toda la información, el Sílabo General de cada seminario CBUP y la

bibliografía básica que requieren los profesores, los estudiantes regulares y los alumnos libres que participan en los seminarios de la CBUP. Su uso privado no está restringido a ellos; en realidad, MISIONOLOGICAS viene siendo de gran utilidad a muchas personas relacionadas con la Educación Teológica en nuestro país y en todo el mundo, gracias a su difusión en el Blog de la CBUP. De cada número de MISIONOLOGICAS existe en el archivo de la Secretaría de la CBUP y de Ediciones CBUP-CEBCAR un master oficial. Toda persona interesada puede solicitar en cualquier tiempo que se le haga una copia a partir de dicho master, previo pago, por supuesto. A los graduados de la CBUP, de manera especial, se les incentiva a seguir coleccionando en su biblioteca profesional los nuevos números de MISIONOLOGICAS, los cuales pueden ser adquiridos ipso facto en los actos de inauguración de cada seminario de la CBUP. En la Carta Circular del Dr. Moisés Chávez, que viene a continuación, nos referiremos en resumen a la relación del contenido del presente número de MISIONOLOGICAS con el Módulo de Educación Cristiana y con la convocatoria del Primer COMED 2009. En nombre de nuestro Rector de la CBUP, el Apóstol Carlos Terrazos Contreras, y del Vice-Rector, Dr. Inmer Céspedes Alarcón, y de las demás autoridades de la Asociación Cultural Peruano Coreana Americana (ACPCA), de la CBUP, del CEBCAR, de la Sociedad Teológica de la CBUP y de Ediciones CBUP-CEBCAR os damos la más cordial bienvenida al contenido de ¡MISIONOLOGICAS N° 7! Dr. Juan Terrazos Hinojosa Director de Ediciones CBUP-CEBCAR CARTA CIRCULAR DE JUNIO SOBRE EL SEMINARIO CBUP DE JULIO DEL 2009 Apreciados amigos de la comunidad de la CBUP: En febrero del presente tuvimos una serie de acontecimientos importantes que excedieron las expectativas del Seminario de la CBUP: Acontecimientos como EXPOLITE 2009, la Graduación de la Promoción 2009 “John E. McKenna”, nuestros divertidísimos tours en la Lima colonial, contigo en la playa, etcétera, etcétera. En el futuro inmediato enfrentaremos retos mayores: 1. El próximo Seminario de Julio en que el Módulo de la CBUP gira en torno del tema de la Educación Cristiana.. 2. La convocatoria del Primer COMED 2009, también en el mes de julio. 3. En Febrero del 2010 tendremos el Segundo EXPOLITE 2010 en que se homenajeará a otro escritor evangélico peruano. 4. Si todo marcha como esperamos, habrá una nueva promoción de Maestría en el mes de febrero del 2010, con los siguientes graduandos: Homero Calongos, Salomón Grados, Juan Quispe, Moisés Guanca y Graciano S. Macavilca (este último de Doctorado). 5. La celebración del “Día de la Mujer Evangélica”, el 8 de marzo, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, promovido por la ONU y la UNESCO. Por todo esto damos gracias a Dios. * * *

A continuación presentamos la Agenda, el Sílabo General y la Sección Miscelánea con información detallada para el desarrollo del Seminario-Módulo de Julio 2009 con el tema central de EDUCACION CRISTIANA. Asimismo, su propósito es explorar el camino hacia la convocatoria y realización del Primer COMED 2009. Ambos acontecimientos serán precedidos por el primer Curso Maratónico, organizados por el CEBCAR en asociación con la CBUP: HERMENEUTICA: LA EXEGESIS BIBLICA, y se dictará el sábado 4 de julio. La información requerida la conseguirá más adelante en la sección Descripción de los Cursos. Detalles más exactos de todo este amplio programa a vuestra disposición, serán presentados en el Acto de Inauguración del Seminario de Julio del 2009 al cual invitamos a todo interesado el 6 de julio a las 10 de la mañana. * * * Con fecha de Marzo del 2009 envié por medio de la Secretaría de la CBUP una Carta Circular con el título ESPECTACULARES NOTICIAS DE LIMA. ¿La recibió usted? Es una carta que abunda en noticias, de manera especial respecto de los famosos “Bufalitos” o miembros de la Promoción 2009 “John E. McKenna”, porque se refieren a las actividades relacionadas con los días gloriosos de su graduación. A fin de que nadie en nuestra comunidad de la CBUP se pierda este material tan valioso para su récord, lo volvemos a incluir al final de MISIONOLOGICAS No. 7. Porque una carta circular es un ente aislado, mientras que MISIONOLOGICAS es un volumen que merece formar parte de la biblioteca profesional de todos cuantos están relacionados con la CBUP, el CEBCAR y la Sociedad Teológica de la CBUP. * * * Para comunicarse conmigo en Lima puede llamarme al teléfono de mi hermano Lázaro Chávez, el 485-6499, o escribirme a mi Email ch.moises@gmail.com o visitarme, previa cita, en Conray Grande (Antes Aquia) 4833, Los Olivos, a la altura de la cuadra 12 de la Avenida Naranjal. Pero para que no vayas a abusar de la confianza, TE TE AD-VIE-RE-TO, como dice el Gordo Cassareto, que tenemos en casa un perro gigante de raza Rottweiler que come gente. Con todo cariño, Dr. Moisés Chávez Director Académico de la CBUP

AGENDA DEL SEMINARIO DE JULIO DEL 2009 La CBUP funciona mediante dos Seminarios por año, que abarcan una serie de actividades relacionadas con su Módulo Académico, es decir, con el conjunto de seis cursos con un tema central que se interrelacionan para mayor efectividad y economía, comparados con los programas tradicionales. Alguien ha dicho que los módulos académicos de la CBUP son especiales para ejecutivos, para gente que no tiene tiempo que perder. Es verdad, pues cada Seminario-Módulo puede llegar a ser para muchos su único mini-programa semicompleto de educación teológica quasi formal. Pero algo es algo. . . manito. En la Agenda o lista organizada de actividades del Seminario-Módulo destaca prioritariamente el aspecto del módulo, porque se requiere de información anticipada con exactitud sobre el aspecto académico. Otros aspectos se supeditan a lo académico y están sujetos a ajustes dentro del lapso de tres semanas que dura el Seminario, a fin de facilitar el desarrollo del módulo.

La Agenda no es el horario en sí; es la base sobre la cual se elabora el horario una vez que se ha establecido la disponibilidad de tiempo de los profesores que dictarán los cursos. * * * Todos en la comunidad de la CBUP saben que nuestros seminarios tienen lugar en febrero y en julio, empezando con el lunes de la primera semana completa del mes. Esto se hace para que no ocurra que una parte del Seminario caiga en el final de un mes y otra parte en el comienzo de otro mes. Este criterio facilita la elaboración de los Records de Estudios. La primera semana completa del mes de julio del 2009 empieza el 6 (Día del Maestro), por tanto el Seminario durará del lunes 6 hasta el viernes 24 de julio, teniendo la celebración del primer COMED en medio, el viernes 17 y el sábado 18, y la primera conexión internacional con Colombia a partir del 20 de julio. Valgan estas aclaraciones ya que nuestros alumnos nuevos las requieren, mientras que los veteranos las conocen de paporreta. Oportunamente ofreceremos a los estudiantes nuevos una copia del Manual de la CBUP en su edición actualizada. La Agenda para Julio 2009 es la siguiente: PRIMER CURSO MARATONICO CEBCAR-CBUP HERMENEUTICA: LA EXEGESIS BIBLICA Fecha: Sábado 4 de Julio, de 9 de la mañana a 6 de la tarde. Banquete incluido. Lugar: Sede de CBUP-CEBCAR, Avenida Brasil 1156. Costo: Averiguar en la Secretaría del CEBCAR. Naturaleza: Extracurricular (no forma parte del Módulo Académico de Julio). Abierto al público en general. Enfatiza en la Exégesis Bíblica, aunque también se exponen las modalidades de la Eiségesis. Detalles sobre su contenido se dan más adelante en la sección Descripción de los Cursos. INAUGURACION DEL SEMINARIO DIA DEL MAESTRO El Acto de Inauguración será el 6 de Julio del 2009, a las 10 de la mañana. Todos los que llegan antes de la hora participarán en la rifa de un ejemplar de MSIONOLOGICAS 007. El Acto de Inauguración del Seminario es nuestra acción de gracias al Soberano Dios por estar a nuestro lado por once años consecutivos de un verdadero festival, hecho que se escenifica en la celebración de la Santa Cena, ministrada por profesores y graduados de la CBUP. A continuación viene el Discurso de Inauguración, enfocando la temática del Módulo Académico de Educación Cristiana. A continuación viene la Sesión de Informes Generales en la cual se presentará el No. 7 de MISIONOLOGICAS, el Boletín Semestral de la CBUP, que contiene información más detallada sobre el Seminario de Julio del 2009 y los materiales bibliográficos básicos para su Módulo Académico. En esta parte será presentado el último libro del Dr. Moisés Chávez, que lleva el sugestivo título de El Evangelio Decodificado. ¿Decodificado? ¿Acaso estaba codificado? Para ti, sí. ¡Y no lo sabías! El culto público evangélico está cordialmente invitado. Se invita de manera especial a los profesores y graduados de la CBUP para participar en este acto identificándose con los nuevos estudiantes que van ingresando al ámbito glorioso

de los estudios teológicos. A continuación usted disfrutará de un perfumado baño de florecimiento y un delicioso banquete de recuerdos en el homenaje que la Sociedad Teológica de la CBUP y los afamados “Bufalitos”, integrantes de la Promoción 2009 “John E. McKenna”, han tenido la iniciativa de ofrecer en el Chifa de la CBUP a sus profesores en el Día del Maestro, que en el Perú se celebra el 6 de julio. Todos los maestros de la Escuela Dominical de Lima y del Perú son invitados al Acto de Inauguración del Seminario CBUP de Julio del 2009 y al banquete por el Día del Maestro en el Chifa de la CBUP, y todas las iglesias son invitadas a proveer para ellos el reconocimiento y el estímulo debidos en un día tan especial. EL PRIMER COMED 2009 El Primer Congreso de Maestros de Escuela Dominical (COMED), empezará al atardecer del viernes 17 de julio, y proseguirá durante todo el sábado. El CEBCAR está haciendo las conexiones necesarias para su convocatoria, a fin de que los maestros de Escuela Dominical de todas las regiones del país puedan participar, no solamente del COMED, sino también de los cursos del Módulo de Julio del 2009 en la CBUP, por cuanto se aúnan con los objetivos del COMED. El Primer Congreso de Maestros de Escuela Dominical (COMED 2009) ha sido diseñado y convocado a fin de dar un impulso a la labor docente de la Iglesia por medio de la iniciativa y labor de los maestros de la Escuela Dominical, incluyendo también a quienes están involudrados en programas esporádicos como la Escuela Bíblica de Vacaciones, Campamentos de la Unión Bíblica, Retiros, Paseos de la Iglesia, etc. La sigla del COMED es al mismo tiempo su lema, pues se asocia con las palabras de la convocatoria divina en Isaías 55:1-3: Oh, todos los sedientos,¡venid a las aguas! Y todos los que no tienen dinero, ¡venid, comprad y COMED! Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche. ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no satisface? Oídme atentamente y COMED del bien, y vuestra alma se deleitará con manjares. Inclinad vuestros oídos y venid a mí. Escuchad, y vivirá vuestra alma. La Dra. Carmen Espinoza Bravo, que planteara en su tesis de grado la convocatoria de los COMED, ha insistido que los maestros de la Escuela Dominical “sean honrados por sus respectivas iglesias, lo cual es generosamente descrito por las palabras: ‘Comprad sin dinero y sin precio’. Porque a ellos, personalmente, no les produciría ningún gasto, ya que ellos laboran en la iglesia local sin ninguna remuneración”. Por lo mismo, la inscripción a las justas cubre los materiales y el almuerzo. Otros materiales relacionados, como es el caso de MISIONOLOGICAS 7, por supuesto tendrán su costo adicional Los congresos y otros programas del COMED podrían remplazar muchos esfuerzos aislados y estériles que no satisfacen. Inclusive podría darse el caso de que el COMED, como institución permanente pudiese tener un medio informativo (Ver bajo “el Banco del COMED”) destinado a nutrir con ideas e iniciativas a las diversas iglesias. El objetivo es que “vuestra alma se deleite con manjares”, las ponencias relacionadas con las bases misionológicas de la labor educativa de la iglesia. Aunque podrían incluir talleres para enseñar trabajo manual y uso de títeres, estas cosas han sido superadas de lejos por programas de Cable TV como “Mister Maker”. Lo que no puede ser superado es la formación misionológica y teológica a cargo de conferencistas prominentes. Todo esto, sin olvidar el aspecto devocional: Escuchar la Palabra de Dios de tal manera que su efecto sea que “vivirá nuestra alma”. Es que, como maestros de

la Escuela Dominical, seremos revitalizados por la Palabra y por el Espíritu que nos la lee correcta y práctica. Sería una experiencia similar a la del Monte de la Transfiguración, que tanto necesita el liderazgo del pueblo de Dios para ser eficiente en el trabajo allá abajo, en el campo.

LA CBUP: LA CONEXION COLOMBIA Por primera vez en la historia de la CBUP se llevará un programa conjunto de Apologética Bíblica con el G-8 de Colombia, organizado por el Lic. Oscar Ogiste, para el cual viajaremos el Lic. Teodoberto Romero y vuestro servidor a Colombia, el 20 de julio, vía Avianca. El programa se llevará a cabo en cinco ciudades de Colombia, y el tema tendrá que ver con el Club Apostólico y el Movimiento Apostólico, sobre la base del último libro de vuestro servidor, intitulado El Evangelio del Reino según el Apóstol Chávez. Esta actividad, que bien podría traer en el futuro a estudiantes de Colombia para la obtención de su Doctorado en Ministerio, mediante convenio académico con la CBUP, me impedirá estar para la tercera semana del módulo de la CBUP, pero a mi retorno de Colombia a fines de julio, estaré disponible para los estudiantes que se han registrado para Asesoramiento de Tesis de Grado.

EL MODULO ACADEMICO El tema del módulo de julio 2009 es EDUCACION CRISTIANA y abarca los siguientes cursos: 1. 2. 3. 4. 5. 6. CH OT BT MR PC MN 550 500 521 605 690 531 La Educación Cristiana, Dr. Juan Terrazos La Educación en el Antiguo Testamento, Dr. Alberto Sánchez La Educación en el Nuevo Testamento, Dr. Moisés Chávez Programas de Educación Cristiana, Dr. Gustavo Montero Estudio de Casos y Tesis de Grado en la CBUP, Dr. Moisés Chávez La Escuela Dominical, Dr. Moisés Chávez COMED 2009 - Dra. Carmen Espinoza Bravo (Coordinadora)

Los códigos numéricos corresponden al sistema de códigos de Estados Unidos que se ha vuelto internacional. Ellos sirven para apreciar lo que se llama “academic load” o conjunto de materias que sirven de índice para mostrar cómo se va completando la educación teológica formal. Los ajustes en la agenda-horario se realizarán una vez que tratemos con los profesores en Lima. * * * ¿Qué es la Educación Cristiana? Algunos la confunden con catecismo y capacitación para el bautismo. ¿Cuál es su relación o conexión con la Educación Teológica? Algunos editores de materiales didáctico-académicos también confunden Educación Cristiana con Educación Teológica. Esperamos que usted las sepa distinguir. ¿Cuál es el futuro de la Educación Cristiana? ¿Acaso el futuro de la Educación Cristiana depende del futuro de la Iglesia Evangélica o viceversa? ¿Es posible restaurar la misión educativa de la Iglesia Evangélica? ¿Qué podemos aprender al respecto de la experiencia de otras ramas de la cristiandad?

Todas estas interrogantes sólo tendrán lugar apropiado en el presente Módulo Académico de Educación Cristiana y en el primer Congreso de Maestros de Escuela Dominical o COMED, de modo que todo pastor o dirigente eclesial que quiera ver a su iglesia involucrada en los retos del crecimiento integral, sin duda decidirá participar en el COMED él mismo, y promocionarlo en su entorno eclesial para que sus principales colaboradores y asociados participen activamente. * * * El tema de la Educación Cristiana ha sido planteado por los estudiantes de grado de la CBUP en las circunstancias de la presentación de la tesis de la Dra. Carmen Espinoza Bravo sobre la Temática del COMED o Congreso de Maestros de Escuela Dominical . Como es sabido, la Escuela Dominical ha llegado a ser una institución característica de la Iglesia Evangélica, pero actualmente se verifica un grave deterioro en su temática, en el diseño de sus materiales y en el grado de aprecio y agradecimiento que la comunidad evangélica demuestra por aquellos que contribuyen a este ministerio. Algunas iglesias que tanto énfasis ponen en los así llamados “ministerios”, se hacen de la vista gorda respecto del ministerio de la docencia en la Escuela Dominical. Quizás eso se debe a que en nuestra cultura criolla no hemos aprendido a amar y a temer a nuestros maestros que modelan nuestra cultura y nuestra identidad. El resultado es una micro-cultura revuelta sin jerarquías, sin respeto y sin amor, donde ofrecemos sacrificio que no nos cuesta. El Dr. Juan Terrazos la llama “cultura light”; el Señor Jesús la llama “cultura vomitable”. Y cierto teóloco ha señalado sus graves consecuencias de manera peculiar: “Dios expulsó a nuestros primeros padres del paraíso, por conchudos.” Cuando se analizan las cosas con un criterio teológico transparente, se verifica la verdad de este argumento teológico. * * * ¿Estamos dispuestos o resignados a perder la Escuela Dominical, contribuyendo así al proceso de alienación de la Iglesia Evangélica, o hemos de hacer todo lo posible para salvarla? En la Iglesia Evangélica actual, que gradualmente viene cambiando de nombre a “Iglesia Cristiana” con su teología de culto que enfoca más de la cuenta los aspectos de la “adoración incubada” y el “entertaining”, la Escuela Dominical constituye una institución en picada, que viene siendo gradualmente ahogada o sofocada, y en algunas iglesias ya ha dejado de existir. El Lic. Homero Calongos, en su tesis “Teología Pastoral Contextualizada”, destaca el hecho de que el ministerio pastoral, según el ejemplo de Jesús y según la apreciación apostólica es intrínsecamente un ministerio docente. Por tanto, al pastor le compete ser también el “superintendente” de la Escuela Dominical de su iglesia local, y no desentenderse de este ministerio considerado amateur o “por amor”, es decir, sin ninguna remuneración. Y el Dr. Augusto Pecho Cerrón relata en sus emotivas historias cortas cómo en sus visitas a iglesias aisladas de la “negra selva salvaje” —como diría Dante Alighieri— los misioneros “del camino” tienen que estar capacitados y con las pilas cargadas para enfrentar tareas de docencia en la escuela dominical, con temática contextualizada y con materiales “artesanales”, es decir, preparados por ellos mismos. Porque en esta dimensión de la iglesia, que es la dimensión de la iglesia también en la “negra selva salvaje” de las grandes urbes, como Lima, no se puede esperar de agendas impuestas desde Estados Unidos, como ocurrió con la Casa Bautista de Publicaciones, que por cau__s obvias ha dejado de existir en lo que respecta a este rubro: Porque los seres beneficiados, consumen, pero no pagan. * * *

En el COMED se enfocará el aspecto “artesanal” de la Escuela Dominical, que nos va a resultar mejor que el aspecto programático financiado desde el exterior, por razones de tiempo, distancias y costos. Y en nuestro paraíso pirata de fotocopiado gratis, tenemos el éxito asegurado, con tal que los beneficiados paguen “siquiera por el papel y la tinta”. Como dice la palabra: “Aprovecha de la piratería injusta para hacerte tesoros en el cielo.” En el Primer COMED tendremos la oportunidad de reflexionar sobre estas cosas, pero también podremos comprometernos a nivel de la CBUP, del CEBCAR, de la Sociedad Teológica de la CBUP y de Ediciones CBUP-CEBCAR no solo a salvar esta institución de la Iglesia Evangélica, sino también a implementarla de una manera paradigmática.

SILABO GENERAL DESCRIPCION DE LOS CURSOS Hermenéutica: La exégesis bíblica (Curso Maratónico) Los Cursos Maratónicos son una modalidad revolucionaria diseñada por el CEBCAR para hacer realidad la Democratización de la Educación Teológica en América Latina. Ellos constituyen un sólido refuerzo para los estudiantes de la CBUP, para afianzar aspectos académicos que les servirán para la elaboración de sus Tesis de Grado. Se trata de un curso completo en un solo día, Olla Común incluída, una modalidad mucho más dinámica que los CCP (Cursos Cortos Programados) en que el material se distribuye en cinco días. El curso de Hermenéutica Bíblica ha tenido un éxito supercalifragilístico en todos los países de habla hispana donde lo hemos presentado. La historia corta del Dr. Augusto Pecho Cerrón, intitulada “Trepanación hermenéutica”, refleja el poderoso impacto de esta disciplina. También el Lic. Moisés Huanca nos relató en la Comunidad Cristiana “Vida Abundante” cómo la separata académica de Hermenéutica Bíblica llegó a sus manos para lograr dar a su vida un vuelco y una nueva dirección, y atrayéndolo al programa académico de la CBUP donde se encuentra próximo a graduarse. Y que conste, que él no asiste desde aquisito nomá, de Cerro Candela, sino desde la ciudad de La Paz, Bolivia. Hasta ahora, el material del curso enfocaba la EXEGESIS y la EISEGESIS, los dos mecanismos de interpretación que estudia la ciencia de la Hermenéutica. Pero, reconozco en polvo y ceniza, que por razones de espacio y de costo, se le ha dado a la Exégesis un espacio menor del que le corresponde, siendo de capital importancia. Con la publicación de la separata académica El Libro de Rut: Exégesis y Eiségesis se suplió en parte la necesidad de una formación exegética, pero este material no presenta a la Exégesis desde una perspectiva sistemática. Esta perspectiva de la Exégesis es expuesta a cabalidad mediante el Curso Maratónico que dictaré el Sábado 4 de Julio en la sede de la CBUP-CEBCAR, con Olla Común y el excelente servicio que nos presta el Ministerio de Siesta del CEBCAR. Si usted quiere entender el texto milenario de la Biblia, y si quiere exponer sus enseñanzas sobre una base profesional. . . ¡No se pierda este Curso Maratónico de Hermenéutica centrado en la Exégesis Bíblica! La Educación Cristiana CH 550, Dr. Juan Terrazos

Este curso tiene como propósito exponer la riqueza de iniciativa y recursos que pueden manifestarse en la Iglesia Evangélica con relación a sus programas de Educación Cristiana, no sólo en el sentido teórico y de simple agenda, sino también con un definido énfasis en la Misionología y el Crecimiento de la Iglesia. La educación cristiana es la responsabilidad primordial de las familias o redes de iglesias (o de las denominaciones), como de la iglesia local. Podría decirse que es prioritariamente la responsabilidad de la iglesia local con relación a su agenda de Predicación, Escuela Dominical, Cursos de Catecúmenos, Tiempo de Estudio Bíblico, Escuela Bíblica de Vacaciones, Campamentos, Retiros, Efemérides, intercambio con el hogar y la escuela, etc. ¿Cómo aprovechar al máximo las oportunidades de la agenda de la iglesia local con miras a un crecimiento integral con énfasis en la educación cristiana? A esto, casualmente, se aboca el presente curso, y los trabajos de los estudiantes para evaluación y creditaje tienen que ver con sus observaciones prácticas sobre estas actividades eclesiales en lo que son y pueden ser. Especial énfasis se pone en la Escuela Dominical, pero sin copar gran parte del tiempo porque este es el tema de un curso aparte, dictado por el Dr. Moisés Chávez. Aparte de la separata académica del CEBCAR sobre Educación Cristiana, tenemos la obra de John T. Sisemore, El crecimiento de la Iglesia por medio de la Escuela Dominical, publicado por la Casa Bautista de Publicaciones, de la cual existe un master en el archivo de Ediciones CBUP-CEBCAR. La Educación en el Antiguo Testamento OT 500, Dr. Alberto Sánchez Los dos pilares de la Educación Cristiana se encuentran plantados, uno en el Antiguo Testamento y otro en el Nuevo Testamento. Este curso cabe dentro del Código de la Exploración del Antiguo Testamento desde el punto de vista educativo. Incluye un enfoque general de los postulados y los objetivos monoteístas que Israel hereda de los padres de la nación y se hace una exégesis exhaustiva del Shemá Israel (Deuteronomio 6:4, 5), considerado como el “Credo de Israel” y su lugar en los esfuerzos educativos. Asimismo, se enfocará el segundo aspecto de la educación israelita que involucra el amor al prójimo y que tiene estrecha relación con los Derechos Humanos. Ambos criterios, el de tomar en cuenta a Dios y el de tomar en cuenta a nuestros semejantes, constituyen las columnas de la literatura sapiencial, que también será enfocado en este curso: Una literatura que hace falta hoy para prevenir a nuestros hijos caer en las desgracias de las drogas, el SIDA y el nihilismo tipo Punk. Un excelente material bibliográfico constituye la obra del Lic. Graciano S. Macavilca intitulada Educación Misionológica y Sociedad Post-Moderna, que deriva de su Tesis de Maestría en la CBUP, y que muestra que no se puede tener una introspección cabal de los documentos del Antiguo Testamento sin su respectivo enfoque en la literatura educativa de Israel consignada en la Mishnah, particularmente en el libro de Pirquéi Abot o Tratado de los Principios. La educación en el Nuevo Testamento BT 521, Dr. Moisés Chávez El Señor Jesús surge como el Maestro por excelencia, y convierte el tema de la educación en uno de los pilares de la consolidación del Reino de los Cielos. Por algo se le conoce, no tanto como misionero, o como predicador, o como taumaturgo, sino como Maestro y Rabí.

En este curso se hace un estudio de los objetivos y de la metodología de Jesús en el plano de la docencia. En cuanto a los objetivos se hace un enfoque muy especial del Sermón del Monte. En cuanto a la metodología se estudia la dinámica que representan las así llamadas “parábolas del reino”. Entre los materiales bibliográficos se incluye el nuevo libro del Dr. Chávez, El Evangelio Decodificado, una serie de historias cortas muy interesantes y de fácil lectura. Además, se utilizará la obra de J. M. Price, Jesús el Maestro, CBP, Octava Edición, 1987. Los programas de Educación Cristiana MR 605, Dr. Gustavo Montero Este curso cabe dentro del Código de la California Graduate School of Theology relativo a los Métodos de Enseñanza Bíblica - Cursos especializados. Tiene como objeto conocer tanto los programas de la Escuela Dominical y de Educación Cristiana, incluidos los Programas de ETE o Educación Teológica por Extensión, que en realidad constituyen programas de Educación Cristiana por Extensión dadas las características de su contenido y el tipo de acreditación que ofrecen. Los programas de producción periódica que serán evaluados en este novedoso curso que dictará el Dr. Montero son: 1. Separatas Académicas del CEBCAR 2. Programas de Escuela Dominical de la Casa Bautista de Publicaciones (CBP). 3. Cursos del Seminario por Extensión a las Naciones (S.E.A.N.) 4. Cursillos de Cristiandad (editado para el laicado de la Iglesia Católica) 5. Publicaciones del Proyecto TUCAN, bajo la dirección del Dr, Dr. Ari Joensuu 6.Cursos del Comité de Producciones de Materiales de Educación Cristiana (COPROMEC) de Bolivia - Promovido por Ronald y Juanita Wiebe 7. Liga Bíblica del Peru (Las Sagradas Escrituras para Todos - La Palabra de Dios en Acción) 8. Escuela de Formación Docente en Educación Cristiana (EFODEC) - Alfalit en el Perú 9. Campamentos Cristianos Internacional (C.C.I.) 10. Los materiales de la ESAN (Escuela de Administración de Negocios), que no hay que confundir con SEAN. La evaluación abarca programas que han tenido éxito fuera de la Iglesia Evangélica, como los “Cursillos de Cristiandad”. Destaca en este curso la evaluación de los materiales producidos por la Casa Bautista de Publicaciones, la institución que en un tiempo tuvo la égida en todo cuanto concernía a los programas de Educación Cristiana en América Latina. Especial atención se dará a la presentación de las Separatas Académicas del CEBCAR que conforman el Programa Univervistario de Teología (PUT), por cuanto conduce a la acreditación con el primer título universitario o Bachillerato en Teología. Y aunque no con relación a la Educación Cristiana, pero sí como un aporte a los conceptos propalados por el CEBCAR respecto de la “programación académica” y de “separatas académicas”, serán también evaluados los materiales didácticos producidos por la Escuela de Administración de Negocios (E.S.A.N.) La Escuela Dominical MN 531, Dr. Moisés Chávez

Este curso cabe dentro del Código de Estudio Bíblico en Grupos Pequeños, pues la Escuela Dominical no tiene por qué ser dogmáticamente en domingo y en la iglesia. Al menos, no empezó en la Iglesia Evangélica, sino en la vía pública. Este curso servirá maravillosamente a los programas de Educación Cristiana de las emergentes “iglesias celulares”, y plantea la producción de materiales de Escuela Bíblica por los estudiantes de la CBUP, y publicados por Ediciones CBUPCEBCAR, que a partir del presente Seminario de Julio del 2009 y de la convocatoria del primer COMED. Parte de la bibliografía del curso del Dr. Juan Terrazos sobre la Educación Cristiana, también será utilizada en el presente curso, como es el caso de la obra de John T. Sisemore, El crecimiento de la Iglesia por medio de la Escuela Dominical, publicado por la Casa Bautista de Publicaciones. También se observará las implicancias de la tesis del Lic. Miguel Angel Cornejo sobre Excelencia y Calidad, y se hará un estudio de la obra del Rev. Juan Ritchie, El desarrollo del alma: Elementos de Psicología. El Primer COMED 2009, que tiene a la Dra. Carmen Espinoza Bravo como Coordinadora, forma parte de todo el múdulo de Educación Cristiana. Tanto en el presente curso como en el COMED se estudiará a conciencia la necesidad de un cambio paradigmático en la Temática del COMED, que no es otra cosa que la temática que salvará la Escuela Dominical de perecer tras un proceso de fosilización que la ha hecho infructuosa en la Iglesia de la Post-Modernidad. * * * Pero, ¿acaso la Escuela Dominical está amenazada con desaparecer? Las sugerencias de su cambio de nombre evidencian tal situación de peligro. En realidad, han habido propuestas para cambiarle de nombre a la Escuela Dominical. Originalmente se llamó “Sunday School”, porque se llevaba a cabo “on Sunday”, es decir, “en el domingo”. En este particular el inglés se comporta de manera extraña, siendo el idioma de un pueblo que ha sido influenciado tanto por la Biblia y la Reforma Protestante. En inglés se siguió llamando a este día “Día del Sol” (y el Sol como deidad), mientras que en la Europa continental, a diferencia de Inglaterra, se le cambió de nombre a “Domingo”, que significa “Día del Señor” (del latín Dominus, el Señor Jesús). Inclusive en griego, un idioma que no tiene la influencia filológica del latín, se le llama Kyriakí (“día del Kyrios”, o “día del Señor”). ¿No ha oído la hermosa balada griega, tema musical del film, Poté tin Kyriakí (Nunca en Domingo)? Se ha propuesto llamarla “Escuela Bíblica Dominical”, para igualarla y a la vez diferenciarla de la misma institución, pero en el seno de la Iglesia Adventista, donde se la llamaría “Escuela Sabática”. A propósito, varias comunidades de judíos de Estados Unidos han aprovechado del feriado adicional que tienen en el domingo y lo dedican a la enseñanza bíblica a los niños judíos, llamándola “Sunday School”. Quizás no lo hubieran adoptado como institución de enseñanza bíblica si tal día se llamara en inglés Domingo o “The Lord’s day”. * * * Bueno, siendo así las cosas, y viéndonos en circunstancias tales que pueden ser denominadas como de “relanzamiento de la Escuela Dominical en la comunidad evangélica”, que es la que nos atañe, porque como dice Calongos, “semos evangélicos”, podríamos sugerir al mundo grande vía Internet, que se llame simplemente “Escuela Bíblica”, sin más adjetivos adicionales. En mi tierra, Celendín, rápidamente relativizarían nuestra iniciativa, diciendo: “¡Gran cosa!” Pero esperamos que no ocurra así en la comunidad evangélica que tanto necesita de una definición de su identidad recontra-reformada y recontra-apostólica. Porque de incluirse el adjetivo “Bíblica”, se estaría especificando que funciona perfectamente dentro de nuestro mundo o nuestra cultura

cristiana, porque eso es lo que somos, porque no somos musulmanes ni budistas. En otras palabras, se estaría redefiniendo el objetivo de la Escuela Bíblica como no confesional, ni menos denominacional, ni menos recontra-reformada. Incluso, dejaría de ser una institución “evangelística”, como ha sido llamada, cuando se concibe la evangelización como un constante lavado cerebral, un continuo empache, en que se evangeliza y se re-evangeliza a los que ya están evangelizados y que ya han nacido de nuevo. Eso de llevar a los pies de Cristo a los niños debe ser algo especial, para lo cual la enseñanza bíblica de la Escuela Bíblica y la Escuela Bíblica de Vacaciones ponen los fundamentos, y no un acto ritual continuo y desesperado de aquellos que ven la evangelización como algo para lucirse carnalmente y como resorte para informes espectaculares ante quienes podrían pagar por ello tarde o temprano. * * * ¿Ya ves, teclo, que no hay que reírse así nomás de las iniciativas de cambio de nombre de la Escuela Dominical? Por eso, dejando de lado las reacciones que la expresión “Escuela Bíblica para Pobres”, que ha sugerido el Sr. Jorge Julio González, allegado de las Sociedad Bíblica Peruana, en un excelente artículo en Internet, y que ha sido rebatido por más de una persona, porque la Biblia también es para los ricos, quedémonos con la “Escuela Bíblica” nomá. De este modo, los materiales para la Escuela Bíblica que produzcan el CEBCAR, la CBUP, Ediciones CBUP-CEBCAR y el Banco de la Escuela Bíblica del COMED, serán bienvenidos por las iglesias adventistas, católicas, y también por los Israelitas del Nuevo Pacto. Estudio de Casos y Tesis de Grado en la CBUP PC 690, Dr. Moisés Chávez Este curso cabe dentro de la temática de la Metodología de la Investigación y Planteamiento de Tesis, pero después de muchos años se volverá a enfocar sistemáticamente el tema del Estudio de Casos como una plataforma para la producción de nuevas tesis de grado en la CBUP. La producción de casos de estudios (ficticios o existenciales) es la modalidad que más se presta a evaluación teológica-literaria. Como es tradicional en la CBUP, en este seminario seguiremos recurriendo al uso de historias cortas (inglés: Short Stories) como casos de estudio. Para esto se ha seleccionado cinco historias cortas cuyos títulos mencionamos a continuación. 1. El Gato Vargas - Dr. Moisés Chávez 2. Trepanación Hermenéutica - Dr. Augusto Pecho Cerrón 3. El Gran Charlatán - Lic. Moisés Huanca 4. El perrito matemático - Dr. Moisés Chávez 5. El Quipucamayoc de Ollantaytambo- Inga Topa Mandinga Además de este tipo de casos de estudio, en el presente curso también recurriremos a conmovedores artículos periodísticos de Israel que nos introducen directamente a una realidad que se desconoce fuera de las fronteras reducidas del Estado de Israel y aun en el seno del pueblo judío disperso en el mundo. Estos artículos provienen del periódico hebreo Maqor Rishón (Primera Fuente) y han sido especialmente traducidos del hebreo para el presente Seminario. Los artículos han sido provistos por la escritora israelí Reina Eva Schvetz, cuya antología de poesías en español, Palpándote Israel, también ha sido incluida en la bibliografía básica del presente curso, no obstante que el género de la poesía, como caso de estudio, aun no ha sido tratado sistemáticamente 1. ”Desde Niña” - Poema de la escritora israelí Reina Eva Schvetz 2. Carta a la poetisa israelí Reina Eva Schvetz

3. Conflicto Político-Teológico en el moderno Estado de Israel (Una serie de artículos del periódico Maqor Rishón, de Israel, traducidos con el propósito de servir como casos de estudio en el Módulo de Educación Cristiana) SECCION MISCELANEA LA SOCIEDAD TEOLOGICA CBUP Como es sabido de todos, este año se ha formado la Sociedad Teológica CBUP, que aparte de su sub-mundo de relaciones públicas entre los alumnos y ex alumnos de la CBUP, también tiene el objetivo de canalizar los escritos teológicos de sus miembros para su publicación por medio de Ediciones CBUP-CEBCAR, el ala editorial de la CBUP y del CEBCAR. No pretende abarcar a todo el mundo, o a Latinoamérica, o al Perú. Está circunscritas a la comunidad de la CBUP, si bien su contribución podrá llegar a todo ámbito. Su directiva ha quedado conformada de la siguiente manera: Asesor Teológico Dr. Moisés Chávez Presidente Dr. Juan Terrazos Secretario de Actas Dr. Inmer Céspedes Tesorera Dra. Carmen Espinoza Secretario de Etica Dr. Pablo Balbuena Vocal Lic. Silvia Olano Miembros Dr. Fernando Casavechi, Dr. Alberto Sánchez Lic. Salvador Macavilca, Dr. Daniel Bocanegra, Dr. Carlos Suárez, Dr. Gustavo Montero, Lic. Moisés Huanca Dr. Augusto Pecho Gral. José Escobedo Ps. Carlos Salcedo, Pastora Flora Barleti Ps. David Palomino, Lic. Pedro Gallegos, Sra. Ana Balarezo, Coronel Guillermo Miranda Srta. Noemí Miranda Sr. Roberto Miranda Ps. Homero Calongos Para el 6 de julio del presente, el Día del Maestro, la Sociedad Teológica CBUP invita amablemente a todos los ex alumnos, alumnos y miembros de la comunidad de la CBUP para honrar a los maestros de nuestra amada Institución mediante un reconocimiento público, tras el cual todos ellos serán agasajados en el Chifa de la CBUP de General Garzón.

¡BIENVENIDO, DR. MONTERO DEL AGUILA! Los profesores de la CBUP son excelentes. Es posible que ninguna otra institución teológica tenga en América Latina la calidad y la actualidad docente de la CBUP. En cada módulo académico se escoge a los profesores teniendo en cuenta

su especialidad y su praxis en la comunidad eclesial. Esto es particularmente cierto en lo que concierne al campo de la Educación Cristiana. Cada vez se incrementa el número de los profesores calificados de la CBUP. Esto ha ocurrido de modo especial tras la graduación de la Promoción de Doctorado “John E. McKenna” en febrero del presente año. El invitar un nuevo profesor confiere juventud y dinamismo a los seminarios de la CBUP, y esperamos que esto ocurra con la inclusión del Dr. Gustavo Montero del Aguila a nuestra plana docente. El dictará el curso sobre los Programas de Educación Cristiana en circulación. Sobre su contenido vea más adelante. ¡Sea bienvenido. Dr. Montero! Estamos seguros que su contribución a la educación teológica será muy bien apreciada por la intelligentzia evangélica.

NOS IDENTIFICAMOS CON SU DOLOR He recibido la triste noticia de la partida reciente del padre del Dr. Teodoro Rojas Arévalo, recientemente graduado de doctorado de la CBUP. El era de Sucre, Celendín, y como previendo su partida tuvo a bien concederle a su hijo, el Dr. Teodoro Rojas, una joya preciosa con motivo de su graduación como Doctor en Ministerios: Su valioso anillo de oro. Por razones de salud no pudo viajar para concederle personalmente dicho obsequio en la ceremonia de graduación, y se adelantó en hacerlo. El Dr. Moisés Chávez fue notificado de esto y se planeó que su gesto se hiciera resaltar llamando a la Sra. Anita de Rojas, su esposa, a colocarle el anillo. Lamentablemente, entre muchas cosas que había que atender, esta parte fue omitida. Por eso lo compartimos ahora, y por escrito, para que todos los estudiantes de la CBUP no lo olviden jamás y sepan valorar como su anciano padre el esfuerzo de su hijo para obtener los más altos logros en la educación teológica y en el servicio a Dios. Le acompañamos en su dolor, amado hermano Rojas. * * * El viernes 12 de junio recibí una llamada de Pucallpa de parte del Dr. Gustavo Montero del Aguila, para informarme del sensible fallecimiento de su hermana y nuestra hermana Becky Montes del Aguila en la ciudad de Lima. Quizás se trata de algo desconocido para la comunidad de la CBUP, pero nuestra hermana Becky era el nexo para dar con el paradero del Dr. Montero en la región de Ucayali y coordinar con él diversas actividades de la CBUP. En varias ocasiones yo llamé desde Bolivia a su casa en Pucallpa y cuando se trató de enviar documentos por el correo regular, fue ella quien los recibía en su casa y nos lo hacía llegar a él. Ella tenía una gran apreciación por la CBUP, y aunque no me conocía tenía una especial deferencia por mi persona. Doy gracias a Dios por haber ayudado a hacer posible la graduación de su amado hermano con el título de Doctor en Ministerios. Esta es una satisfacción que ella se ha llevado consigo a la gloria. Que el Señor la tenga en sus mansiones de luz. ROGAMOS POR LA SALUD DEL DR. SANCHEZ En una carta del 17 de Mayo me comunica la Srta. Silvia Olano que nuestro amado profesor el Dr. Alberto Sánchez se encuentra internado en el Hospital del Empleado desde mediados de abril para un tratamiento de dos meses, porque lamentablemente la operación de su nariz no dio los resultados esperados en la primera vez. Estará internado hasta mediados de junio. Este es un importante motivo de oración para toda la comunidad de la CBUP, por cuanto este siervo de

Dios es un profesor clave, un catedrático de peso en la CBUP y en la obra eclesial. Confiamos en nuestro buen Dios que todo saldrá bien para la bendición de su pueblo. NADA ESCAPA DE SU ESTRATEGIA, AMADO DR. BALBUENA Seguramente todos en la comunidad de la CBUP se han enterado de la ingrata experiencia de nuestro amado hermano, el Dr. Pablo Balbuena Andrade en el pasado mes de mayo. Mientras fue llamado para ministrar a una señora de la iglesia que él pastorea, su casa fue totalmente saqueada. Como consecuencia de ello, él escribió una historia relatando su ordalía, que al leerla yo he recordado que ha sido en circunstancias similares cuando yo escribí varias de mis historias, y Job escribió la suya. No entendemos los recovecos de la estrategia divina en relación con la vida de sus siervos, pero sé que Job fue restaurado con creces, y yo también fui restaurado con creces tras mi experiencia con el fatídico demonio de Alto Sopocachi. ¿Acaso el Señor quiere despertar de su sueño a su congregación, o a la Iglesia Pentecostal Misionera del Perú? Querido hermano, estoy seguro de todos en la comunidad de la CBUP le asistiremos ante el Trono de la Gracia, especialmente en las circunstancias de nuestro Acto de Inauturación del Seminario de Julio y nuestra celebración de la Santa Cena. Venga, hermano con toda su familia, para que todos los santos de la CBUP oremos con fe por vuestra victoria. EL RETORNO DE MARIO “A” En Lima estamos acostumbrados a mencionar con honor el nombre del colegio metodista María Alvarado, pero ha llegado el momento de hacer lo mismo con el nombre de otro personaje muy especial, el Pastor Mario Alvarado, de México, que hace unos años fuera escogido como “el Consultor más jóven de la Biblia Científica RVA”. En algunas ocasiones he referido su historia, la cual es harto conocida por quienes poseen los primeros volúmenes de historias cortas que ha publicado Ediciones CBUP-CEBCAR. En uno de tales volúmenes fue incluida la historia con el título “El Gato Vargas”, que trata también de este joven que conocí en Ciudad Juárez, México. La vida que nos unió en grandes aventuras nos distanció después por largos años, hasta que de repente recibí un Email suyo, que sin duda relacionará a Mario Alvarado y a Sonia, “la Incondicional” con toda la comunidad de la CBUP, no obstante que ellos se encuentran ahora residiendo en Estados Unidos. Le pregunté cómo es que dio conmigo, y me escribió: “Te hice search en Google y puse “Moisés Chávez, La Paz, Bolivia”, y en la segunda página encontré “Ultima carta de Moisés Chávez” y salió la última carta circular que habías enviado a todos tus amigos y también salió toda la información de la CBUP; incluso puede ver y escuchar una entrevista que te hicieron en la radio. ¡Qué maravilla lo del Internet!” BIBLIOGRAFIA SELECTA SOBRE LA ESCUELA DOMINICAL Tanto el Seminario CBUP como el COMED constituyen la mayor oportunidad para las iglesias y sus directivos, como para particulares interesados en la temática, para hacerse de materiales bibliográficos selectos.

Ediciones CBUP-CEBCAR ofrece muchos materiales novedosos y valiosos en el formato de fotocopias anilladas realizadas con toda nitidez a partir de sus masters. Tanto las iglesias, como los interesados en la Educación Cristiana de modo particular, tienen en el COMED su gran oportunidad “de venir y comer, sin dinero y sin precio”.

EL BANCO DEL COMED Una iniciativa genial del Dr. Pablo Balbuena ha sido expuesta en el Aula Magna de la CBUP cuando se discutía la temática de la tesis de la Dra. Carmen Espinoza Bravo. Tal iniciativa tiene que ver con la acumulación de programas para la Escuela Dominical en un Banco que sería administrado por los directivos permanentes del COMED y por Ediciones CBUP-CEBCAR sobre la base de la Plataforma de Educación Cristiana de la CBUP. Se llamaría Banco de la Escuela Bíblica (BEB). Tales programas serían producto de la creatividad de los estudiantes de la CBUP, así como contribuciones de personas interesadas en la Educación Teológica, en todo caso, sin atentar contra los derechos reservados. Tales programas serían puestos a disposición de las iglesias y maestros de la Escuela Bíblica, tanto evangélicos como adventistas. El mismo Banco tendría una biblioteca donde los maestros de Escuela Dominical podrían tener acceso a los materiales producidos por editoriales como Casa Bautista de Publicaciones, para obtener ideas, para adaptar y producir sus materiales de manera artesanal. El propósito es que se deje de estar descubriendo América a cada rato. Que se deje de estar inventando lo que ya se inventó. Que se deje de comenzar siempre de cero para llegar a cero. Se accedería al BEB por medio de Internet, en el blog de la CBUP, y así no sería necesario acudir a la sede de la CBUP personalmente, salvo para consultar los materiales con derechos reservados. * * * La idea de un blog de la Escuela Dominical proviene de una dama, Veránica Reátegui Yesquén, Bachiller en Teología en el Seminario Evangélico de Lima. Email: verory@peru.com. Ella es miembro fundador de la Asociación Ministerial de Escuela Dominical (AMED) a la vez que capacita a maestros de Escuela Dominical en el Nivel Escolar. Actualmente escribe para Sociedad Bíblica Peruana y en World Vision Perú en la redacción de guías auxiliartes para la lectura de la Biblia en los tres niveles: Pre-escolar, escolar y adolescentes

TESIS DE GRADO Respecto de la próxima Promoción de la CBUP, que Dios mediante tendrá lugar en el mes de febrero del 2010, solamente tres graduandos han propuesto por escrito el tema de su Tesis de Grado. Ellos son: 1. El Lic. Graciano S. Macavilca D. ha propuesto ampliar como Tesis Doctoral el excelente material académico de su Tesis de Maestría en la CBUP, con el nuevo título de EDUCACION MISIONOLOGICA Y SOCIEDAD POST-MODERNA. 2. El Pastor Moisés Huanca, de Bolivia, que ha propuesto escribir sobre “La Nueva Hermenéutica”. Pero informado que el término “nueva hermenéutica” existe en el léxico del quehacer teológico para designar a una escuela de crítica bíblica, ha propuesto designarla HERMENEUTICA: ENFOQUE POST-MODERNO.

El planea escribir al respecto una historia corta como caso de estudio, en la cual refiere su aventura tras la separata académica de Hermenéutica Bíblica del CEBCAR, en las alturas de El Alto y en las bajuras de La Paz, Bolivia. 3. El Pastor Homero Calongos, de la Iglesia Bautista, ha presentado su proposición de tema y enfoque. Su tesis se intitula TEOLOGIA PASTORAL CONTEXTUALIZADA y constituye una exploración del tema a partir de la Iglesia Evangélica de América Latina (nuestros manuales han sido casi en su totalidad traducidos y calcados de obras de autores norteamericanos), y abarcando no solamente el desempeño del pastor, sino la constitución de lo que Calongos denomina “una comunidad terapéutica”, en que cada uno asume la responsabilidad pastoral con respecto a su hermano. He recibido una carta de nuestro amado poeta Salomón Grados, y esperaba que se refiriese al tema de su tesis, pero sólo habla de SILVIA, el amor platónico de Mariano Melgar. El Pastor Juan Quispe también está en la lista de espera para presentar la proposición del tema de su Tesis de Grado. Los estudiantes que deciden pasar a la fase de Asesoramiento de Tesis, deben acercarse a la Secretaría para abonar el costo correspondiente al asesoramiento. Lo mismo harán los que deciden graduarse, deberán abonar el costo de la graduación, que incluye la confección de la toga, el diploma, el local de la graduación y otros. LA SRTA. BARRIENTOS Y LA BIBLIOTECA DE TESIS Los graduados de la CBUP pertenecientes a las primeras cinco promociones manifiestan su gran incomodidad respecto al paradero de sus Tesis de Grado que fueron sustraídas de la Biblioteca de Tesis de la CBUP. Esperábamos recuperarlas antes de EXPOLITE 2009 a fin de exponerlas con bombos y platillos, pero no ocurrió a pesar de los denodados esfuerzos de nuestro Vice-Rector, el Dr. Inmer Céspedes Alarcón, actuando como nuestro abogado. A todos vosotros queremos deciros que no hemos perdido la esperanza de que las tesis vuelvan a su lugar santo caminando sobre sus propias patitas. ¿Cómo? ¡De la manera que no nos podemos imaginar! Las declaraciones del pastor Humberto Lay Sun nos ha llevado a la conclusión de que tales documentos han sido sustraidos con el criterio de trasladarlos al nuevo local que él decía, en repetidas ocasiones, proveería para sacar a la CBUP del Edificio AMIR. El no habría dado la orden explícita para sustraerlos, pero la Srta. Barrientos, antes de abandonar la oficina de la CBUP, se adelantó a la orden que esperó por medio año pues él le dio a entender que la daría. Esto no habría ocurrido si el pastor Lay hubiera manifestado su reconocimiento de la ACPCA como la entidad legalmente constituida para decidir sobre el rumbo de la CBUP y de su patrimonio. Si así son las cosas, entonces esos materiales están a buen recaudo, encargados en alguna casa particular en Lima, porque no creemos que hayan sido llevados en taxi hasta Cerro Candela. La Srta. Barrientos siempre mostró celo por esos documentos, que después de todo, son propiedad privada de los graduados de la CBUP. Yo creo las tesis van a volver. Quizás sea sólo asunto de tiempo. Además, el pastor Lay Sun ha ofrecido ayudarnos para recuperarlas. PRESENTACION DEL LIBRO: EL EVANGELIO DECODIFICADO

En el Seminario anterior presentamos el libro del Dr. Chávez intitulado El Santo Evangelio Según el Apóstol Chávez, que produjo un impacto grande al ser utilizado como material bibliográfico. En el presente Seminario presentaremos su obra El Evangelio Decodificado. Es una gran alegría ver incrementarse de semestre en semestre el soft-ware editorial de la CBUP para garantizar su funcionamiento continuo. Además, su presentación no constituye un hecho aislado, pues formará parte de la bibliografía básica para nuestro programa de Educación Cristiana. El libro consta de 20 capítulos, los cuales constituyen historias cortas interesantes y de fácil asimilación. Este material ha sido presentado a Editorial Sudamericana, en Buenos Aires, y de publicarse por esta editorial, sin duda introducirá al lector en general a la veta de oro del pensamiento teológico, lo cual ha constituido siempre el anhelo jamás logrado de las editoriales evangélicas. FELIZ DIA DE LA MADRE Una hermosa tarjeta por el Día de la Madre ha sido remitida en Internet por la ACPCA, la CBUP, el CEBCAR y la Sociedad Teológica CBUP, que forman nuestra red institucional. Y dice así: Es para nosotros un honor dirigirnos a todas las Madres allegadas a nuestra Institución y reconocerlas de manera especial como las Bienaventuradas que ha escogido nuestro buen Dios para proveerse de una Generación Santa. ¡Que Dios les añada gracia y bendición en el Día de la Madre! La tarjeta tiene un texto lema de Salmo 127:3, RVA, que dice: “He aquí, heredad de Jehovah son los hijos; recompensa es el fruto del vientre.” En todo observamos que venimos funcionando como una comunidad de gente alegre y motivada. Gracias a Dios. EXPOLITE 2010 El verano del 2009 fue testigo del éxito alcanzado por la primera EXPOLITE (Exposición de Literatura Teológica), convocada por el CEBCAR, la CBUP, la ACPCA y la Sociedad Teológica de la CBUP. El evento coincidió con un homenaje al Dr. Moisés Chávez como escritor evangélico y Revisor Principal de la Biblia Científica RVA. La evaluación del acontecimiento ha llevado a los organizadores a establecer EXPOLITE como una institución permanente en la vida del pueblo evangélico en Latinoamérica. EXPOLITE tendrá lugar cada verano, con la participación de expositores del Perú y del exterior, y con el homenaje debido a los escritores evangélicos del Perú y de Latinoamérica, en turno. Para EXPOLITE 2010 los organizadores cuentan con la participación de los doctores de la Promoción “John E. McKenna”, quienes planean editar sus tesis en el formato de bestsellers. Ellos han sugerido que el próximo escritor evangélico en ser galardonado sea, justamente, el fundador de la CBUP, el Dr. John E. McKenna. LA BIBLIA CIENTIFICA RVA

Damos respuesta aquí a quienes solicitaron Biblias RVA tras el acontecimiento de EXPOLITE: Lamento informarles que la edición con cubierta de vinílico, preferida de los profesores y estudiantes de Biblia en toda Latinoamérica, se agotó en EXPOLITE 2009, como todas las ediciones de lujo y las Biblias RVA de bolsillo (Edición “Vida Abundante”) en sus cinco formatos. Estas Biblias fueron de la “edición de lanzamiento”, subvencionada por los Bautistas del Sur de Estados Unidos. Damos gracias a Dios por la inversión de un millón de dólares hecha a favor del pueblo de habla hispana. Los únicos formatos que quedan de la edición de lanzamiento son la de CUBIERTA NEGRA DURA, y la edición EL LIBRO DE DIOS PARA LA IGLESIA DE HOY. Cuando se acaben tendremos que importar la Biblia de Estudio Siglo XXI con el texto de la RVA, que remplaza a las ediciones de lanzamiento. LA BIBLIOTECA DE ALTOS ESTUDIOS TEOLOGICOS Informamos a la gran comunidad de la CBUP y al público en general que tras una interesante “negociación” con posibles editores, se ha acordado denominar “Biblioteca” antes que “Enciclopedia” a la suma de separatas académicas producidas por el CEBCAR y la CBUP. Al comienzo se le llamó “Enciclopedia de Estudios Teológicos” (EDET). Luego, tras conversaciones con Editorial Mundo Hispano, de El Paso - Texas, se llamó “Biblioteca de Estudios Teológicos” (BET). El Dr. Chávez, como autor-editor, ha propuesto la adición de la palabra “Altos” para hacer resaltar la contribución de las separatas académicas a los estudios teológicos en el más alto nivel posible en el ámbito de los programas de ETE (Educación Teológica por Extensión). Esta designación y la sigla BAET será una de las novedades del curso del Dr. Gustavo Montero del Aguila en el Seminario CBUP de Julio del 2009, y asimismo en el Congreso de Maestros de Escuela Dominical. Las Separatas Académicas, así como los Cursos Cortos Programados, el Programa Universitario de Teología y la Biblioteca de Altos Estudios Teológicos constituyen la mayor contribución a la formación del pueblo de Dios en nuestro tiempo. LAS MIL Y UNA HISTORIAS Se anunció con relación a EXPOLITE 2009 que sería lanzado una serie de cidís con las historias cortas producidas en la CBUP, pero por razones de plazos y logística no se pudo cumplir. Recién se hizo un avance con 20 historias reeditadas a manera de colección e incluidas en el libro El Evangelio Decodificado, que ya ha sido difundido por el blog de la CBUP. A esto hay que agregar cinco historias más que han sido incluidas en MISIONOLOGICAS No. 7 y que serán introducidas al blog de la CBUP. Así, gradualmente, a medida que son reeditadas de acuerdo a los avances en el arte y la ciencia de la elaboración de historias cortas para ser usadas en el estudio de casos, se irán introduciendo en el blog todas las que están en lista de espera. A propósito, ¿sabe cuántas historias cortas ha producido vuestro humilde servidor en los once años de labor en la CBUP? ¡La bagatela de 500 historias! ¿Será posible llegar a 1001? PROMOCION “MOISES CHAVEZ”

Nuestro amado hermano, el Lic. Teodoberto Romero Saavedra informa de la clausura del ciclo académico del SEBICAR (Seminario Bíblico “Casiodoro de Reina”) de la ciudad de Iquitos, el 4 de abril del 2009, en que se graduó su primera promoción con el nombre de “Promoción Dr. Moisés Chávez”. Como es sabido de todos, el SEBICAR tiene convenio académico con la CBUP, formando el Dr. Chávez parte de su cuerpo académico como miembro honorario. El SEBICAR ha adoptado los materiales del CEBCAR (de allí el parecido de su nombre), y su título de Bachiller en Teología constituye credencial suficiente para seguir estudios de Maestría en la CBUP. Felicitamos desde MISIONOLOGICAS al Lic. Teodoberto Romero, graduado de la CBUP, y asimismo a la Promoción Dr. Moisés Chávez, por su empeño de fortalecer los fundamentos de la educación teológica en la distante región amazónica de nuestra patria peruana, y en el futuro inmediato también en Colombia. También le enviamos nuestro cordial saludo al Pastor Ricardo Talledo, colaborador del Lic. Romero en esta magna empresa, y damos gracias a Dios por su vida y sus energías invertidas en la gran misión divino-humana. EMAILS - CBUP Silvia Olano Ari Joensuu Augusto Pecho Inmer Céspedes Gustavo Montero Luis Romay Fernando Casavechi: Alberto Sánchez Teodoberto Romero Salvador Macavilca Pablo Balbuena César Alberca silviaolanogarcia@hotmail.com ari.joensuu@fida.info hechodelospecho@yahoo.es icespedes@sedapal.com.pe gustavomontero_45@hotmail.com luis_romay@hotmail.com mmcs@amauta.rcp.net.pe pastoralsanchez@yahoo.es t8romero@hotmail.com graciano_10@hotmail.com fpbalbuena@yahoo.com ccimpex@hotmail.com ccimpex@gmail.com Homero Calongos whca@hotmail.com Salomon Grados shalomgrados7@hotmail.com Juan Yalico Campos beitshalom@terra.com César Chico Casiodoro pastor_cesarchico@hotmail.com Carmen Espinoza Bravo ebc_peru@hotmail.com Raquel Apolinario Godoy raquelag77@hotmail.com Einstein Reyna einsteinreyna@hotmail.com Carlos Bautista carlosbautista73@yahoo.es

EL DESARROLLO DEL ALMA: ELEMENTOS DE PSICOLOGIA Por Juan Ritchie Prólogo y Notas porMoisés Chávez PROLOGO Para conocer la talla del gigante misionero de Juan Ritchie, Ediciones CBUPCEBCAR se complace en presentar su obra El desarrollo del alma: Elementos de

Psicología en relación con la educación religiosa, publicada en 1942. Esta obra alcanzó solamente hasta una Segunda Edición, por Librería “El Inca”, que fue concebida por Ritchie como el meollo del cual surgiría una señora editorial evangélica en el Perú y en América Latina. Otras pocas obras de dimensiones cortas estuvieron en perspectiva, entre ellas, Las finanzas de la Iglesia, un método para el sostenimiento propio de la Iglesia, que fue elaborado de manera conjunta con el Dr. Herbert Money. Las lecciones sueltas que al ser publicadas se convirtieron en los capítulos de El desarrollo del alma, fueron preparadas 25 años antes de su publicación por Librería “El Inca”, como expresa su autor, “como un primer paso hacia la mejor educación religiosa de los niños, tanto en el hogar como en la escuela dominical”. Hemos reeditado el libro con la adición de muy pocas notas de pie de página, porque juzgamos que es un documento muy importante para la Iglesia Evangélica en el Perú, y de manera muy especial para la Iglesia Evangélica Peruana (IEP), de la cual fuera fundador. Nos sorprende, no obstante la total ignorancia de esta magnífica contribución editorial por parte de los líderes de la Iglesia y los misionólogos. Me llama la atención que Mr. Peter Savage, que enseñara Teología Pastoral en el Seminario Evangélico de Lima (SEL), ignorara por completo esta obra y no la incluyera en su escasa bibliografía, siendo britón, como Ritchie, y actuando a nombre de la IEP. Yo mismo, me confieso igualmente merecedor del Purgatorio, porque si bien me ha tocado restaurar esta gran obra de la perdición, doy fe de que esta obra llegó mis manos gracias a una triste casualidad que paso a relatar a continuación. * * * Cuando yo era estudiante en el Seminario Evangélico de Lima, allá por el año 1966, visité las oficinas del flamante Concilio Nacional Evangélico, que entonces estaban en un pequeño cuartito detrás de la Librería El Inca, al cual se ingresaba por la puerta del garage. La Librería “El Inca”, de de todos bien conocida, se encuentra en el Jirón Pachitea, antiguamente llamado Mandamientos. Tuve algo que ver con el Dr. Herbert Money, sin duda, para ir a ese lugar. El había sido mi profesor en el Colegio San Andrés y en el SEL, y también era un importante asesor del CONEP. Y al dejar la oficina, para atravesar el pasadiso y el garage que conduce a la calle, me encontré con un tacho de basura donde habían algunos papeles descartados, entre los cuales pude ver el libro de Ritchie. Levanté de la basura el libro y y leí: El desarrollo del alma: Elementos de Psicología en relación con la Educación Religiosa por Juan Ritchie. Lo saqué del tacho de basura por dos razones: Una porque decía “elementos de psicología”, y eso me interesaba conocer. Otra, porque decía “por Juan Ritchie”, y yo había escuchado que él fue un gran siervo de Dios que tuvo mucho que ver con la fundación de la IEP (la iglesia en la cual yo di mis primeros pasos en la vida cristiana), con la fundación de la Librería “El Inca”, y con la iniciativa de convertir al Perú en un centro editorial para la producción de literatura evangélica, que bien podría convertirse en realidad en nuestro tiempo con la implementación de Ediciones CBUPCEBCAR.. * * * ¿Quién fue ese carajo que botó un libro tan valioso a la basura? No sé. Yo no creo que haya sido alguien del personal nacional que trabajaba en la librería El Inca, porque nosotros, que estamos dispuestos a sacar cualquier cosa de la basura, no arrojaríamos así nomás un libro que le pudiera servir a alguien. Por eso pensé que sería algún gringo que vio en el folleto un valor comercial nulo, es decir, juzgó que nadie lo compraría. Pero yo tampoco me escapo del purgatorio (el lugar donde van todos los que han tomado purgante, para esperar su turno en el banquillo de los acusados), y

menos del infierno. Porque yo nunca lo leí, aunque sí lo guardé, pues yo guardo todo. Pero de todos modos, en medio de varias mudanzas se perdió, y la pérdida hubiera sido fatal a no ser por un hecho providencial. A mediados del año pasado murió mi hermana Elena Chávez Velásquez, una sierva de Dios, y entre sus fajos de papeles encontramos el libro, vetusto y trajinado. Inmediatamente leí su título: El desarrollo del alma, por Juan Ritchie. Era el mismo libro, pero dedicado a mi hermana por su “amiga en Cristo”, E. Mildred Cómer. * * * Aquel día había ocurrido algo en clase en la CBUP. Cierto estudiante había indicado que si el Lic. Augusto Pecho Cerrón iba a desarrollar su tesis con el tema de “Misionología en Acción”, e iba a enfocar el desenvolvimiento misionológico del Dr. Juan A. Mackay, también debería tomar en cuenta el desenvolvimiento de su contemporáneo, otro Juan y otro gigante: Juan Ritchie. Y Augusto Pecho Cerrón asumió el reto de exponernos su obra y su pensamiento. Lamentablemente, no pude referirme a ese libro en clase, porque aun no lo había leído. La historia del libro no acaba allí, porque lo traje a Bolivia, y lo leí, con el propósito de comunicar al Lic. Pecho Cerrón su contenido, y dado su valor conceptual y su alto concentrado misionológico, decidí reeditarlo por medio de Ediciones CBUP-CEBCAR para todos los estudiantes de la California Biblical University of Peru, e indirectamente para nuestros hermanos de la Iglesia Evangélica Peruana. Lima, febrero del 2007. Dr. Moisés Chávez Director Académico de la CBUP EL DESARROLLO DEL ALMA Elementos de Psicología en relación con la Educación Religiosa Por Juan Ritchie, Fundador de la IEP

CONTENIDO Nota de Presentación Introducción: Algunas observaciones acerca de la educación religiosa Capítulo 1 La importancia de la educación religiosa de los niños Capítulo 2 La edad de la fantasía Capítulo 3 La edad estratégica

Capítulo 4 La edad de los héroes Capítulo 5 La edad del torbellino Capítulo 6 La edad de tomar rumbo NOTA DE PRESENTACION Estas lecciones fueron preparadas hace más de veinticinco años, como un primer paso hacia la mejor educación religiosa de los niños, tanto en el hogar como en la escuela dominical. Hace cuatro años fueron revisadas y vueltas a dictar. Después han sido dictadas en diversos lugares, y cada vez se ha expresado interés por tenerlas en forma permanente. Se imprimen ahora para satisfacer este deseo. Como las lecciones fueron dictadas en circunstancias en que los oyentes no podían escribirlas rápidamente, se aprovechó de un pizarrón para presentarlas en bosquejos escuetos fáciles de copiar en un cuaderno, para que sirvieran como sinopsis para ayudar a la memoria. Aunque estos bosquejos no sean tan necesarios una vez impresas, se reproducen por la facilidad que ofrecen al que desee repasar las lecciones. Se ha conservado el estilo de discurso personal por ser más ameno apropiado a las personas para quienes las lecciones fueron preparadas. Lima, Perú, Diciembre de 1942

INTRODUCCION: ALGUNAS OBSERVACIONES ACERCA DE LA EDUCACION RELIGIOSA En nuestro tiempo el Estado ofrece instrucción a todos los niños. Más aún, obliga a los padres de familia a someter a sus hijos a esta instrucción y pretende dictar sus detalles con creciente minuciosidad. Y esta dictadura es frecuentemente tendenciosa. Pretende imponer una enseñanza encaminada a la formación de ciertas ideas y modalidades en los niños, de acuerdo con las doctrinas sociales, religiosas y políticas del régimen, o del jefe del ramo. Es materia de justa satisfacción el progreso de la instrucción pública en los tiempos modernos. Los edificios y los equipos escolares, la preparación técnicas del personal, y la comprensión de los procesos educativos, que son características de la educación moderna, justifican la confianza con que los padres de familia confían la instrucción de sus hijos a las escuelas y sus pedagosos. El niño que se educa en una escuela, junto con otros niños, goza de las ventajas de la consiguiente competencia y compañerismo, y esto contribuye mucho a su desarrollo sano y equilibrado. Además, le da al niño una serie de amistades con otros niños de su generación, que echa las bases de muchas oportunidades para actuar en su vida. No se puede, pues, pensar en progresar en esta materia sustrayendo al niño de la escuela para educarlo en privado. Pero no se puede dejar de señalar el gravísimo peligro que encierra la pretención de algunos gobiernos de controlar y dictar los programas de educación. En Alemania y Rusia se ha llegado a tergiversar los hechos de la historia,

inventar y enseñar mentiras, e inculcar deliberadamente prejuicios y odios raciales y religiosos, de manera que los educandos resultan tal vez más perjudicados que aquelllos que permanecen en el analfabetismo. Semejante enseñanza es anticristiana y antisocial, y encierra la destrucción del cristianismo y de la civilización occidental. Y este abuso del poder en Alemania y Rusia no es un fenómeno transitorio o aislado; es simplemente una aplicación más absoluta de la pretención de muchos gobiernos, y señaladamente de la Iglesia Romana, al pretender imponer la enseñanza de sus doctrinas y la práctica de sus ceremonias a todos los niños, sea cual fuera la religión de sus padres. En estas circunstancias, los padres que tienen conciencia de su deber no pueden dejar de preocuparse por los detalles de la educación de sus hijos. El asunto es demasiado importante para ellos mismos, para sus hijos, y para su país, para que se deje completamente abandonado a la escuela y al gobierno. La formación y cultura del alma es tanto un deber del padre y la madre como lo es la alimentación del cuerpo. Tal como el jardinero ha de conocer las características de cada planta para cultivarlas con éxito, así los padres han de informarse acerca de las modalidades del desarrollo de los niños para saber criarlos como es debido. Tener hijos es una cosa, criarlos de tal modo que sean seres felices, capacitados para vivir su vida, y que sean una alegría para sus padres y un bien para la comunidad en que viven, es muy otra. Es necesario, pues, prestar atención a las reglas de la buena educación de los niños. Desgraciadamente se puede tener un jardín en que no haya más flores que las de hierba mala. Se cuenta que un pastor, al pasar por un jardín muy lindo, saludó al jardinero y le dijo que debiera estar muy agradecido a Dios por un jardín tan lleno de flores hermosas y fragantes. El jardinero le respondió que a la verdad estaba agradecido, pero, “usted debe haber visto lo que era este jardín cuando estaba dejado al cuidado de Dios.” Todos sabemos que el jardín abandonado del hombre pronto deja de ser atractivo. Así sucede también las las vidas dejadas de cultivar, y abandonadas a la suerte de las circunstancias. Pueden conservar buenas cualidades, pero corren grave peligro de llenarse de vicios. Para proceder con acierto es preciso saber a dónde se dirige, para dirigir el cultivo de un alma hay que tener alguna noción del destino que se la debe dar. ¿Para qué es la vida? La niña no es simplemente una figura linda que vestir y entretener, ni el niño instrumento para reunir dinero. Jesucristo nos ha dicho que la vida es más que el vestido y la comida, y que no consiste en la posesión de cosas en abundancia. La vida es un don divino para gozarla y para el servicio de Dios y de los hombres. Cada uno debe aspirar a servir y no ser servido; ninguno halla satisfacción duradera en una vida egoísta, y cada uno va a dar cuenta delante de su Señor por lo que ha hecho con sus talentos y oportunidades. Si creemos esto, habremos de insistir en que los niños sean educados con esta mira, de poner gozar de su vida, servir a Dios y a su generación, y hallar en este servicio su mayor satisfacción. Para obrar bien conviene tener un concepto cabal del material con que se trabaja. La madre no puede formar a su hijo como el escultor esculpe el mármol o el alfarero amolda el barro. El niño no es material inerte, sino un ser vivo y dinámico que responde de adentro a todas las influencias que le afectan. O recibe esas influencias, o las rechaza. Entonces quienes le educan han de procurar que las influencias sanas le lleguen en forma tan agradable, y con un ambiente tan propicio, que las reciba y las asimile con agrado. Hay que darse cuenta que el niño puede reaccionar contra lo bueno, por la forma o las circunstancias en que se le presente. El niño no es un angelito, ni una hoja en blanco en que se puede escribir solamente lo que conviene. El niño es como la semilla. Trae consigo al mundo una herencia larga de tendencias que irán apareciendo en su modo de ser, así como se desarrollarán sus rasgos físicos. Conviene saber reconocerlas cuando comienzan a aparecer y encauzarlas si hay lugar, hacia el bien. Como seguramente brotarán

tendencias al mal, al lado de las buenas, habrá que enseñarle que el mal es malo, prepararle para que no se desespere en la lucha contra el mal, y enseñarle también en su debido tiempo acerca del Salvador que vino a este mundo para librarle del mal. Si bien es verdad que el niño no es barro interte, ni un angelito celestial, tampoco es un hombre maduro. Como la crisálida no es una mariposa ni semejante a una mariposa, tampoco es la niñita como una mujer, ni el niño como un hombre. La diferencia no es solamente corporal; la diferencia espiritual es mayor. El hombre tiene una conciencia de responsabilidad a Dios y a los demás de que carece el niño. El adulto calcula, pesa ventajas y desventajas, raciocina, percibe la relación entre la causa y el efecto, como también los resultados benéficos de la obediencia a los principios éticos. El niño no sabe nada de todo esto todavía; por consiguiente, no se le puede enseñar o guiar con los argumentos o las doctrinas que se presentarían a los hombres. Hay que saber nutrir y dirigir su espíritu de niño con las enseñanzas y las influencias que le afectan como niño. Las influencias externas que obran en el ánimo del niño son de dos categorías, las que se ejercen y se reciben inconscientemente, y las que se proyectan sobre el niño deliberadamente. Es un error común suponer que solamente las enseñanzas que se le dirigen deliberadamente penetran en su alma. Se le enseña y explica la idea, y eso es lo que debe absorber. Algunos no se dan cuenta que el ejemplo y la conversación de quienes le rodean, imprimen huellas tan profundas en esa alma juvenil como las buenas enseñanzas y sanos consejos. El padre que enseña a su hijo que no debe fumar, pero fuma ante sus ojos, enseña en vano. El niño está absorbiendo todo el tiempo el ejemplo de los que le rodean, sus conversaciones, críticas, apreciaciones y alabanzas; todo esto va a formar el criterio del niño, aunque quienes dan el ejemplo y ejercen esa influencia estén completamente inconscientes de la obra que están efectuando. Es, pues, de mucha importancia evitar hacer delante del niño observaciones críticas o despectivas acerca de personas y movimientos buenos. El niño capta y adopta las actitudes de sus mayores. Cuando nada sabe todavía de las razones en favor o en contra, emitirá opiniones y pareceres concluyentes. Si oye hablar bien y con respeto de determinada persona o movimiento, él lo aprecia. Así refleja en su mente y en su conducta las normas de vida, las ideas, el aprecio y el desprecio que haya notado en los que le rodean, y de manera especial de sus padres. Esta es la educación indirecta. Todo niño la recibe buena o mala, por el mero hecho de vivir al lado de otros y al recojer las impresiones que emanan de su modo de vivir. Otro factor en esta educación indirecta es el ambiente de las experiencias del niño. Por ejemplo, cuando se le impone al niño leer la Biblia como castigo, se le da la impresión que tal lectura es desagradable, y lo que se suele llamar “una penitencia”. El ejercicio puede ser excelente en sí mismo. El niño puede leer la misma lección con deleite con otra actitud mental. Pero si se la presenta como un castigo, la odiará. Los ejercicios y las prácticas sanas deben ser acompañados por sensaciones de placer, rodeándoles con lo que es grato, noble, heroico y llamativo al alma juvenil. Esto no quiere decir que se le haya de premiar cada vez que haga lo que debe hacer. Esto es tan peligroso como equivocado, pues así se le forma la idea que puede cumplir su obligación según su conveniencia o su gusto. La educación directa es la que se proyecta sobre el niño en lecciones y ejercicios, y las influenbcias que se ejercitan sobre él deliberadamente. Antaño consistía en instrucción por medio de lecciones dictadas o aprendidas de memoria, y recitadas en clase. Se trataba al alumno como un receptáculo que se llenaba con las lecciones, o como una página en que se las escribía. Se lograba de una y otra manera grabar en su memoria datos, verdades, incidentes, todo ese conjunto que se llama conocimientos. Cuando el alumno había adquirido estos conocimientos se le consideraba educado. El concepto moderno de la educación es diferente. No se deja de comunicar los conocimientos, pero se reconoce que esto no basta. El alumno ha de llegar a incorporar las verdades en su conducta, poner en práctica acertadamente las

lecciones que se le enseña. Fenómeno parecido se presenta en la alimentación del niño. Puede dársele abundante comida, y sin embargo, dejarle mal nutrido. Su nutrición no depende tanto de la cantidad de alimento que consuma, como de su asimilación del nutrimiento. Lo que le beneficia es lo que asimila. Asimismo, la educación nos consiste tanto en lo que se le dice al alumno, como en lo que despierta en él. No es tanto lo que recibe como lo que percibe. Sabemos que no aprovecha mucha buena instrucción. ¡Cuántas veces se lo he dicho al chico! Exclama la madre desesperada. Pero por más que vuelva a decirle, el niño no lo entiende, ni lo pondrá en práctica en su ausencia de ella, mientras su madre no le enseñe en forma que corresponda con su modo infantil de ser y de sentir. La enseñanza es asimilada cuando el niño la expresa en su experiencia. Por consiguiente, la educación ha dejado de ser meramente un proceso de grabar conocimientos en la memoria. Es, además, un proceso de conducir al alumno a hacer lo que se le haya enseñado, a expresar en alguna actividad la idea que él haya captado de la lección. Corresponde al curso en pedagogía la exposición de estas verdades y prácticas. El objeto principal de las lecciones que siguen es explicar lo que se debe saber del estado mental del niño, para poder suministrarle la educación apropiada en materia y en método. Capitulo 1 LA IMPORTANCIA DE LA EDUCACION RELIGIOSA DE LOS NI—OS La edad de la conversión Entre nuestros jóvenes cristianos se ha manifestado un vivo interés por llegar a ser colportores, predicadores y pastores, pero relativamente poco por ser maestros de escuela dominical. Parece que se ha tenido en poca estima este último puesto, pues aunque es más fácil llegar a su desempeño, hay relativamente pocos aspirantes. Sin duda, es porque no se han dado cuenta de la gran imprtancia de la obra entre los niños. No falta deseo de ganar almas para Cristo y trabajar para el engrandecimiento de la Iglesia, pero se esfuerza siempre para atraer hombres y mujeres, y éstos resultan muy rehacios a las influencias evangélicas.Mientas tanto, se han dejado pasar desapercibidos a los niños que nos rodean; apenas se ha hecho esfuerzo para traer a los que hay en casa, y se ha dejado perder, sin que fuera materia aun de observaciones, la gran mayoría de los niños que han asistido, en el transcurso de los años, a la escuela dominical. Pero es simplemente imposible exagerar la importancia de la obra religiosa entre los niños. En los países anglo-sajones se han hecho estudios para avegiguar con exactitud cuál es la época de la vida en que la mayoría de los cristianos han experimentado la conversión y decidido definitivamente seguir a Cristo. En el diagrama 1, al final del libro, se da el resultado de uno de estos estudios, llevado a cabo entre 3,500 cristianos ingleses. Este diagrama es elocuente. Se nota que hay una verdadera “época de conversión”, perfectamente definida, entre los 12 y los 18 años de edad, mientras que pasados los veinte años las conversiones son rarísimas. De estas 1,464 mujeres cristianas, más de una en cuatro se convirtieron a los 14 a 15 años, y el 50 % tomaron la gran decisión en los años 14 a 17, mientras que a los 28 a 29 años, apenas pasó de una en trescientos el número de las decisiones. De los 2,036 hombres convertidos, más del 60 % experimentaron el gran cambio entre los 14 y 19 años, mientras que a los 28 a 29 años, apenas pasó de uno en cada cien de todos los que se convirtieron. En vista de estas cifras es evidente que la obra más importante de la

Iglesia Cristiana es la que se hace entre los niños en la escuela dominical. Aun más, parece que al lado de ésta, casi no hay obra evangélica que merezca el calificativo de importante. Y ante este diagrama podemos darnos cuenta de la causa del escaso resultado de los esfuerzos para ganar adeptos: Hemos estado martillando el hierro frío, después de haber dejado pasar una época cuando estaba candente y blando. Indudablemente la diferencia de circunstancias entre Inglaterra y Sud América ha de producir una diferencia en esta materia. Al oír el evangelio por primera vez a los 25 años, el sudamericano ha de sentir su influencia con una intensidad que ya se ha perdido en el inglés acostumbrado a oirlo continuamente durante su niñez. Sin embargo, como luego veremos, el hecho de haber una “época de conversión” tiene su explicación en el proceso del desarrollo psíquico más o menos uniforme en todas las razas, aunque probablemente adelantado en un año en los países tropicales y sub-tropicales. Por consiguiente ha de ser siempre mucho más fácil ganar el joven de 14 a 16 años de cualquier raza, clima o circunstancias, que ganar al adulto. He dicho que será más fácil ganar al joven; pero será también mucho más provechoso. La conversión a Cristo en una edad temprana es más provechoso para la Iglesia, para su patria, pero sobre todo para el individuo, pues además de tener más años que dedicar a la obra evangélica, es salvado de un mundo de maldad que de otro modo le mancilla la conciencia, le hiere el alma, le implanta tendencias depravadas y le resta fuerzas espirituales en todo el resto de la vida. Conducir al alumno a la profesión de fe, que es la conversión, no es toda la misión de la escuela dominical. Su obra es mucho más amplia. Debe darle a cada alumno un conocimiento de las Sagradas Escrituras, de manera que las lea con entendimiento y provecho, y además inculcarle un amor a la lectura de ellas. Debe, sobre todo, darle a conocer y apreciar la vida ejemplar, la muerte redentora y la enseñanza divina y eterna de nuestro Señor Jesucristo. Debe labrar en el alma de cada alumno las convicciones éticas, o sea de conducta cristiana, que le harán difícil apartarse del bien en todo el camino de la vida. Y debe inspirarle la ambición a la vida de servicio a Dios y a su generación, orientando sus primeros pasos en este sendero de la vida en bien de los demás. En fin, la escuela dominical debe hacer una labor de educación, de edificación y de inspiración con miras a toda la carrera de la vida que se tiende delante de cada alumno, hasta la entrada a las moradas eternas. Hemos de convenir, pues, que la obra más importante, más provechosa y más benéfica de nuestras iglesias es la que se hace entre los niños y la juventud de la escuela dominical, sobre todo si se hace debidamente. Las etapas del desarrollo mental El estudio de la psicología del niño ha dado, en gran parte, la explicación de esta preponderancia de conversiones a Cristo en una corta edad. También nos ha dado un conocimiento de los distintos estados mentales del niño, lo que permite saber cómo deben serle presentadas las enseñanzas e influencias del evangelio de una manera adecuada a su desarrollo mental y agradable a su temperamento. Este desarrollo mental tiene cuatro distintas etapas bien marcadas, aunque naturalmente el paso de una a otra es imperceptible para el niño, y aun para los que le rodean, a menos que sean observadores expertos. En el diagrama 2 se trata de indicar a grandes rasgos, en qué consisten las diferencias entre estas cuatro etapas. Desde luego, se entiende que la vida no puede dividirse en compartimientos separados e independientes. La vida psíquica es un conjunto. Sin embargo, el diagrama ayudará a quienes ignoran los procesos psíquicos, a darse cuenta de los cambios que a grandes rasgos caracterizan el desarrollo mental de todo niño normal En el primer círculo, que representa la etapa hasta más o menos de seis años de edad, ningún elemento psíquico prima sobre los demás. La voluntad, la inteligencia y las emociones obran en forma inconexa, en un estado elemental. Esta

es una etapa de constante actividad física y de gran curiosidad. En el segundo círculo, que corresponde a los niños de 6 a 10, la inteligencia y las emociones han tomado, por su mayor actividad, una preponderancia sobre la voluntad. Durante este tiempo es más fácil la disciplina y la facultad para memorizar se hace más notable. En el tercer círculo, que representa los años de 11 a 14 o 15, la voluntad tiende a imponerse. Es una época de rebelión contra la autoridad, en que el muchacho busca la compañía de otros, formándose las bandas de niños que vemos siempre juntos en las esquinas o en el parque. Durante este tiempo también se manifiesta el “culto de los héroes”, una gran admiración para los hombres que hayan hecho algo notable, sea bueno o malo. En el cuarto círculo, correspondiente a la edad después de los 16 años, se establece el equilibrio, pero ya no como en la infancia, sino de una manera consistente y ordenada. La voluntad, la inteligencia y las emociones juegan cada una su parte, pero bajo la influencia y control de las otras dos, integrándose el ser con la conciencia. Esta etapa se caracteriza por un poderoso sentimiento altruista, y en ella el carácter asume la actitud que tiende a permanecer por el resto de la vida. En vista de esta explicación a grandes rasgos, de los cambios que se suceden en el proceso del desarrollo psíquico, se comprende que la “edad de la conversión” es general en todas las razas y pueblos. Como el carácter se ha formado a los 25 años, es más difícil imprimir nuevo rumbo a la vida después de esa edad. Asimismo, es relativamente fácil encaminarla a Cristo en la época entre los 10 y los 18 años cuando está todavía en el proceso formativo. Este curso de lecciones se dedicará al estudio detallado de estas distintas épocas en su relación con la vida religiosa del niño.

La escuela dominical graduada A cualquiera que haya pensado en el asunto, ha de haberle ocurrido que el sistema común de las escuelas dominicales deja muchísimo que desear. Aparte de las limitaciones impuestas por el medio y la pobreza de las iglesias, el sistema es defectuoso. A todos los alumnos, ya sean de 4, de 24 o de 40 años de edad, se les enseña la misma lección; todos cantan los mismos himnos, y todos tienen que prestar atención a la enseñanza durante el mismo período de tiempo. La criatura que no puede estar tranquila durante diez minutos si no está dormida, tiene lección tan larga como el joven de 18 años ansioso de saber. Y al contemplar los resultados, hemos de confesar que, en vista de la consagración y la labor concienzuda de tantos maestros de escuela dominical, el porcentaje de niños ganados para Cristo y para su iglesia es muy pequeño. El niño, en vez de sentir un amor creciente a la escuela, la iglesia, la Biblia y Cristo, adquiere muchas veces un sentimiento de desagrado, asiste solamente porque le exigen sus padres, y cuando llega precisamente a la etapa crítica de su desarrollo, los 12 a 15 años, se aparta definitivamente de la escuela, y por consiguiente de la iglesia. Hoy día, debido a los adelantos de la psicología y la pedagogía, se puede apreciar el error del sistema corriente, tanto en su plan general como en sus detalles de método; pero lo que es más importante, también se puede ver claramente cómo ponerle remedio. Hombres y mujeres que aman a Cristo y a los niños han reconodido la necesidad de reforma, y ya hace años la han podido efectuar en muchas partes con los resultados más felices. Fundándose en las distinciones entre las cuatro épocas a que se ha referido, y la naturaleza de las actividades mentales de cada una de ellas, se ha llegado a la adopción del sistema y los métodos de lo que se llama la Escuela Dominical Graduada. Estas actividades mentales se caraterizan, entre otros elementos, por una constante actividad física, un interés fugaz, y una curiosidad insaciable en la primera etapa, por una notable capacidad de recepción y memoria en la segunda,

un predominante sentido social en la tercera, y un poderoso sentimiento altruista y conciencia del deber en la cuarta. Cualquier sistema de enseñanza debe acomodarse a este arreglo de la Divina Providencia, y aprovecharlo. Esto es lo que se procura en la escuela dominical graduada. La escuela graduada se divide en tres secciones: La Primaria, de 3 a 9 años; la Elemental de 9 a 12, y la Superior, de 12 a 20. Donde hay número suficiente de maestros, y local adecuado, estas secciones se subdividen en grados, así: Preparatorio 3 a 6 años Primario 6 a 9 años Elemental 9 a 12 años Intermedio 12 a 16 años Superior 16 a 25 años Cada grado tiene su propia lección, según la capacidad de los alumnos, y además cada sección tiene su método distinto, en conformidad con las características y el temperamento de ellos. Esta división permite hacer una labor eficaz de enseñanza, a la vez que mantiene en el alumno un vivo interés en la escuela y la Biblia a través de los años.

Capítulo 2 LA EDAD DE LA FANTASIA La infancia (3-6) El niño y su religión Para poder hacer labor provechosa entre los niños tiernos, es preciso deshacerse de la noción de que, como el niño no entiende todavía, no puede tener religión o aprovechar mucho de la enseñanza. No sólo tiene religión, sino que la tiene tal que Jesús la pone por modelo. Esto sí, la religión de una criatura no es la misma que la del adulto. El mundo invisible es más real. Está acostumbrado a depender de otros para todo, luego le es natural depender de Dios. Ama a quienquiera que se muestre cariñoso con él. Así ama a sus padres, y ama a Dios si le es presentado debidamente. La religión del niño no consiste en dogmas; Dios está cerca, anda con Dios y habla con Dios. Su religión es emocional, no intelectual; consiste en reverencia, gozo, amor y confianza. Es muy común oir a las madres y otras personas amenazar a las criaturas tiernas con “Dios te castigará” o “Dios te va a castigar”. Al hablar así se produce en el alma tierna la impresión de que Dios es un gran juez y verdugo, quien espera el momento oportuno para afligirnos y hacernos sufrir. Esto es precisamente lo contrario de la verdad que se debe grabar en el alma infantil. Dios es amor, ésta es la gran verdad que debe ser implantada y cultivada, si se quiere que el niño crezca amando a Dios y fiándose de él, y para implantarla se necesita la compañía de personas que creen y viven en esta fe y que la saben reflejar.

Sus características Las características de la criatura, del alumno de la clase preparatoria, son tan pronunciadas que es simplemente imposible enseñarle si no se toman en cuenta. Para el niño de 3 a 6 años, todo es nuevo, y su mente en sensible y retentiva como la placa fotográfica. Su receptividad es admirable, mas se limita a impresiones recibidas por sus sentidos —lo que ve, lo que oye, etc., mientras que las ideas, los conceptos abstractos, las razones y la lógica están enteramente fuera de su

alcance y de su interés. Las características de la criatura que nos interesan aquí son: Inquietud, curiosidad, imitación, imaginación, egoísmo y credulidad. Al hablar así no se pretende que estos son factores independientes que pueden ser aislados y tratados separadamente. Todos forman un conjunto en que se confunden. Sin embargo, es útil para nuestro estudio tratar de ellos uno por uno. Inquietud Para el niño sano le es simplemente imposible quedarse perfectamente tranquilo por cinco minutos. Es inútil decirle que esté quieto. El niño ha de ser activo o dejará de desarrollar. Su actividad es la provisión de la naturaleza para su crecimiento. Está desarrollando sus músculos, sus órganos y sus sentidos. La represión persistente de su actividad le hace irritable y nervioso, mientras tanto la naturaleza le obliga a desatender las amenazas, así que aprende a ser desobediente si se insiste en reprimirle. El haber sido privado de su libertad de iniciativa le hace crecer sin desarrollar la voluntad y el carácter personal. Entonces, ¿habrá que dejarle hacer lo que quiere? No, hay que guiarle en su actividad. El gobierno y la enseñanza de la criatura consisten en la dirección de su actividad, no en la represión. Curiosidad Todos saben que durante esta época las preguntas de las criaturas son interminables. Todo lo que ve despierta la pregunta, “¿qué es esto?”, “para qué es?”, “¿de dónde vino?” Esta característica en el infante es el fundamento de su futuro saber. Cuando deshace la muñeca para ver qué tiene adentro, es un investigador científico en proceso de desarrollo. Pero esta curiosidad es parcial. Se ocupa casi enteramente con las cosas comunes, los objetos que le rodean, los animales, las flores y otros objetos de la naturaleza. Su interés y curiosidad se manifiestan por cosas concretas, objetos que pueden ser apreciados por los sentidos, lo que ve, oye, toca, busca y gusta. El niñito, viendo esta pizarra, pregunta: “¿qué es esto?”. Si se le responde: “Es un aparato de enseñanza”, ¿acaso comprenderá? La respuesta se ha dado en términos generales: “aparato”, “enseñanza”. Se le debe responder: “Es una pizarra.” Luego preguntará: “¿Para qué sirve?”. Entonces tomo la tiza y escribo algo, y la explicación se completa. Para dejarle satisfecho, no falta sino darle la tiza y dejarle garabatear. Este es el proceso pedagógico que debe emplearse. Hay que ocuparle con cosas, no con definiciones. Este es el sistema del kindergarten. Por ejemplo: Si la lección tratara del maná, se debe procurar algo de la semilla de culantro para mostrarla a la clase, porque Exodo 16:31 lo describe como semilla de culantro. Las explicaciones deben darse siempre en palabras concretas, no en términos generales o abstractos. El niño se interesa mucho en los animales y adquiere nociones acerca de ellos desde muy temprano, pero no se le debe decir: “Los diferentes animales emiten distintos sonidos, cortos y largos, roncos y agudos.” No entendería. Pero si se le dice: “El gato dice miau, el perro dice guau y el burro dice hiha hiha”, le interesará y comprenderá perfectamente. No se le debe hablar de los granos, sino de la cebada, trigo, maíz. No se le habla de los frutos, sino de la manzana, la naranja, las peras. Luego se le permite o se le dirije en una actividad que exprese su nueva idea, como al darle la tiza para garabatear. Imitación

He dicho que la curiosidad es el fundamento del saber: La imitación es el fundamento de los hábitos y de la formación del carácter. Todos los que tienen niños en casa han podido notar la imitación en el niño. Un hijo mío estaba en esta edad cuando yo preparaba estos estudios. Después de asistir dos veces a la escuela dominical, comenzó a hacer su escuelita en casa. Y esa escuelita tenía muchas enseñanzas que ofrecer al maestro. No necesitaba más clase que su hermanita, y en su clase no había lección. Lo que nosotros consideramos la parte principal, para él no tenía significado. Anunciaba un himno imitando perfectamente la voz del superintendente. Lo tocaba en el órgano a su modo, y cantaba. Luego bajaba la cabeza, cerraba los ojos, entrelazaba las manos e imitaba la voz del superintendente en oración. Pronunciaba el “amén”, para luego anunciar otra vez el himno. He esperado para verle comenzar a enseñar la lección a su hermanita, pero en vano. Lo que recuerda es la parte en que ha tenido participación activa, y que puede imitar. Esto es muy característico del niño entre 3 y 6 años. Imita los actos, los vestidos y los gestos. Mi hijo me vio regresar de la sierra con vestido de montar. A los pocos días vio una fotografía en que aparecía montado y vistiendo poncho y bufanda. Al día siguiente vino a mi escritorio con poncho y bufanda, anunciándome que ya era un serrano, y luego sacó un caballete y lo montó. Pero el niño no hace distinciones al imitar. Imita lo malo tanto como lo bueno. Puesto que la imitación es una fuente principal de sus hábitos, los padres y el maestro deben procurar acumular tantos ejemplos buenos ante su atención, que ejercerán más fuerza que algún mal ejemplo ocasional que pueda ver. También ha de ser preocupación de ellos dar personalmente un ejemplo irreprochable. Imaginación La etapa que estudiamos es la edad de la fantasía. El cabellete, o un palo de escoba, se convierte en caballo y es caballo para el niño. Una hilera de sillas es el tren, y tren es. El niño se deja llevar tanto por su fantasía en esta época que puede mentir escandalosamente con la mayor inocencia. Mi hijito hablaba muchas veces de su bote-automóvil, muy bonito y muy ligero, que tenía en la bahía. ¿Mentía? No lo tenía, pero no creo que deliberadamente mentía. Tal vez lo haya soñado, pero fue evidente que él creía tenerlo realmente. Esta es una facultad preciosa que debe ser cultivada. La infancia puebla el mundo del niño con hadas, y hace natural para él creer en los ángeles y en un Padre Dios, a quienes no puede ver. Es ésta, tal vez, la facultad que más sufrió bajo el antiguo sistema de pedagogía. No se puede recargar la memoria sin perjudicar la imaginación. La instrucción que consistía en aprender la lección de memoria, y luego repetirla como disco, sumergía esta facultad. Con tales métodos se amarra la mente a lo que ha habido, y no se la deja libre para proyectarse a lo nuevo que pueda haber. Al desarrollarse esta facultad de la imaginación contribuye a formar los ideales. El joven imagina lo que desea llegar a ser y hacer. Las fuentes de donde se alimenta la imaginación son dos: Los cuentos y la experiencia común. Este es el lugar que tiene el cuento y las historias en la vida del niñito. Es el material con que teje sus fantasías y luego forma sus ideales. Aquí la gran oportunidad de la madre y de la maestra de la escuela dominical con la Biblia por fuente, de donde extraer historias como los de José y sus hermanos, David y Jonatán, el niño Moisés y su arquilla de juncos, David y Goliat, Ester, Rut y Noemí, el Buen Samaritano, el Hijo Pródigo, la Oveja Perdida y la parábola de los Talentos. Pero hay que recordar que el niño no distingue. Algo innoble o vil puede impresionar su imaginación tan pronto como lo noble y virtuoso. Hay que satisfacer su hambre de material de fantasía con historias sanas y dignas.

Egoísmo El niño es muy egoísta. Todo juguete quiere tenerlo para sí mismo. No importa lo que pasa, si él quiere algo, insiste en ser atendido. Es preciso implantar en su alma las semillas de interés en otros. Esto se logra más fácilmente interesándole en otros niños, como en los bebés, sea de la clase de Cuna, o sea de sus familiares. La colecta en la escuela dominical debe ser aprovechada para lecciones e influencias en este sentido. Una parte de todo lo se da debe dedicarse a algo concreto que interesa a los niños, y se les debe informar acerca del uso que se hace. A veces hay que explicar a los padres que valor de la ofrenda no consiste principalmente en los centavos recogidos, sino el cultivo del interés en el bien de otros. Credulidad El niño pequeño no pide pruebas; no necesita razones. Es suficiente que mamá o papá o el maestro lo haya dicho. Cree en Dios así como cree en sus padres. Esta es una oportunidad valiosa, pero que requiere para no despertar el escepticismo que las respuestas a sus preguntas sean sinceras y que no se abuse nunca de su confianza. Cueste lo que cueste, una vez que se ha prometido algo al niño hay que cumplir. No se debe prometer nunca lo que no se espera dar. El niño entiende nuestras palabras en el sentido más literal, y espera que las promesas se cumplan al pie de la letra. No hay que decirle que se le va a llevar en el carro si en efecto se le va a llevar en el camión u ómnibus. La clase preparatoria en la escuela dominical En vista de estas características, ¿cómo debe conducirse la clase preparatoria en la escuela dominical? Esta clase debe tener un cuarto aparte de las otras clases, y si es numerosa se la divide en pequeños grupos para la lección. Las lecciones Las lecciones que han sido preparadas para esta clase en la escuela dominical graduada son lecciones que tratan de la providencia de Dios, narraciones de incidentes de la vida de Jesús y del Antiguo Testamento, lecciones que se prestan a la enseñanza del amor y el cuidado de Dios, de que está cerca de nosotros, el amor de Jesús y la oración. Hay dos series de lecciones para esta clase en “Lo que Dios nos da”, por Ana Cepollina, México, y “Mis amigos principiantes”, por Margaret Horton Webber, México. Los métodos En vista de la inquietud de los alumnos se varían mucho y rápidamente los ejercicios y partes del programa, y se procura emplear marchas y cantos con acciones, siempre que haya como arreglarlo. Esto puede parecer difícil, pero se verá en el programa al fin de esta lección que no presenta dificultades. Para fomentar el sentimiento de reverencia se habla en voz baja, y se acompañan los ejercicios con música suave tocada de preferencia en el piano. Sobre todo, se aprovecha la imaginación y se sostiene el interés por el uso de láminas en colores. He dicho que en la “escuela dominical” que hacía mi hijito no había lección. Esto se debe a que la lección no le dejó en su alma impresión alguna, no había tocado su imaginación y no se grabó en su memoria. Creo que esto se debía a la

la que el en

falta de láminas. Toda clase de niños de 3 a 6 años debe hacer mucho uso de láminas. Felizmente se editan en los Estados Unidos diferentes series de láminas apropiadas para cada lección. Sabemos que es muy difícil para los que se criaron en el romanismo sustraerse de ciertas enseñanzas de la iglesia romana, aun en la edad adulta cuando estén convencidos de su error y cuando repudian sus métodos y su espíritu. Sugiero que una de las razones por esta adhesión es que entre los 2 y 6 años su imaginación fue profundamente afectada por estampas e imágenes y su fantasía fue alimentada con historias de milagros, del cielo y del purgatorio. Esta lección objetiva no debe echarse a perder. Hay que grabar en la memoria las lecciones bíblicas por medio de las láminas y alimentar la imaginación contando en forma vívida las historias bíblicas

Capítulo 3 LA EDAD ESTRATEGICA La niñez de 6 a 9 años Los grandes propagandistas como los nazis alemanes y los jesuitas dicen: “Denme al niño a los seis años, y le haré mío por toda la vida.” En este período de 6 a 9 años de edad se imprime tendencia al alma, implantando en ella los prejuicios, las suspicacias y los recelos, como también los principios de las aspiraciones. Los cuentos y las hisotias que se le cuentan y las actividades a que le conducen en esta etapa dejarán huella en él durante toda la vida. El niño que entra en el grado elemental de la escuela dominical es casi el mismo que ya hemos estudiado en la clase preparatoria. Sin embargo, está pasando por una experiencia que obra en él un gran cambio, y conforme avanza en esta etapa se presentan modificaciones y se desarrollan caracterísitcas nuevas que requieren la atención del maestro, como también imponen modificaciones en las labores y lecciones de la clase. Es esencialmente un período de transición en que el niño deja lo infantil y comienza a formarse el joven. Características mentales El niño ya no vive solamente en el hogar al lado de su mamá. Ha ido a la escuela, y esta experiencia le ha abierto un nuevo mundo. Está aprendiendo a leer, y luego por este medio se le abre otro camino ancho al saber. En estas nuevas circunstancias de su vida se presentan dos cambios, un interés más amplio que en la época anterior y una mayor capacidad mental. Interés Su interés se mantiene todavía limitado a las cosas concretas, pero se interesa en más detalles, es decir, su interés en el objeto va más lejos que antes. No se pregunta ya solamente, ¿cómo se llama? y ¿para qué sirve?, sino también, ¿cómo se hace?, ¿de qué está hecho?, y aun ¿puedo hacerlo yo? Ya son de interés las lecciones de cosas. También se interesa en mayor variedad de cosas, como se puede apreciar por la colección de objetos en sus bolsillos. Percepción Durante estos años el niño progresa rápidamente en la organización de su

pensamiento. Distingue diferencias como no lo hacía antes. Comienza a razonar, y aun con ideas abstractas, pero sí relacionando las cosas y las impresiones impartidas por su experiencia y su imaginación. Relaciona una cosa con otra, como no hacía antes. Entonces no entendía cómo su mamá puede ser tía para sus primos; ahora reconoce que hay distinciones, aunque no las comprende mucho. Ya piensa, y por consiguiente es parte de la labor pedagógica ayudarle a cultivar su pensamiento en la esfera de las ideas religiosas. El maestro debe ahora dirigirle preguntas acertadas que le guíen a pensar y a hacerlo con exactifud, pero evitando lo abstracto, concretándose a las cosas y a las relaciones entre ellas. Desde luego, las preguntas deben ser tales que le sea posible contestarlas y deben expresarse con claridad, sin ambigüedades. Aquí hay que hacer una advertencia acerca del uso de objetos y modelos. Es común emplearlos en la enseñanza en esta época, pero no siempre se emplean con provecho. El modelo se emplea bien, primero cuando muestra lo desconocido, como por ejemplo, un modelo de una pagoda china, y segundo, cuando explica algún hecho; por ejemplo, una colección de frutas, flores y productos de los campos que sirve espléndidamente para explicar el por qué de una acción de gracias por la cosecha. Pero se comete un error cuando se emplea el objeto o dibujo simbólico para enseñar una idea abstracta o espiritual, por ejemplo, para enseñar cómo la sangre de Cristo nos hace blancos y puros ante Dios, a veces se hace ver una rosa colorada o algún objeto rojo a través de un pedazo de vidrio rojo, lo que le hace parecer blanco. Aparte del grave error de dar la idea que Dios se deja engañar con subterfugios, el niño se interesa grandemente en el vidrio, y la rosa, y el hecho de parecer ésta blanca, pero no alcanza a percibir la idea espiritual que se ha querido impartir, por más que se insista en ella. Del mismo modo, cuando se traza en la pizarra una cruz para significar padecimientos, y una corona para el triunfo, el niño se interesa en los dibujos y querrá imitarlos, pero no recibe, porque no percibe, ninguna lección espiritual. No percibe la idea de sufrimientos en el dibujo de la cruz, y el de la corona no le sugiere ningún triunfo.

Modificaciones de las características anteriores Además de estas dos características de esta etapa, el mayor interés y la percepción de las relaciones, se notan modificaciones sustanciales en algunas de las ya señaladas en la lección anterior: Actividad La inquietud de antaño es ya más positiva que negativa. Se ha trocado en actividad. Es ahora más deliberada. Como el interés en los objetos va más lejos, así la actividad se muestra más persistente; por ejemplo, el niño seguirá ocupándose en tejer una canasta, por el interés que ahora tiene en verla hecha y tenerla por suya propia. Ya no hay pues la misma necesidad pedagógica de incluir en el programa detalles de movimiento, por el mero hecho de dar paso a la inquietud, Esta actividad del niño es indispensable para su enseñanza. El discípulo no es un receptáculo en que se vierten lecciones. Es un ser viviente que se conduce de acuerdo con sus motivaciones, sus estímulos, sus deseos. El arte de enseñar es el arte de estimular, guiar y dirigir las actividades del alumno. Es lo que él hace que le educa, y la parte del maestro es guiarle. Halla satisfacción en “tomar parte” sea en el culto, sea en servicio para la clase o para otros, y en esta edad, en dramatizaciones. Algunos conciben la dramatización solamente con la idea del espectáculo, y por consiguiente les choca la sugerencia que se emplee como método de enseñanza. Pero si se aparta del concepto teatral es el método más eficaz para mucha de la enseñanza de esta época. El niño que aprende la historia del ciego de nacimiento

de Juan 9 por tomar parte en una dramatización en que cada alumno desempeña el papel de una de las personas de la narración, no sólo se interesa más vivamente, la aprende en forma inolvidable y siente que la narración del evangelio toca de cerca a la vida real. La dramatización no requiere vestidos fantásticos y escenas artificiales. Se puede utilizar en la clase con tal que haya un poco de instrucción y preparación. Los cantos con movimientos tienden a desaparecer de esta clase. Persiste la actividad, pero el desarrollo general permite emplearla en algo más instructivo, por ejemplo en dibujar algo a que se haya referido en la lección, formar un album con vistas o cuadros que ilustren las lecciones y otras actividades por el estilo. Estas actividades encierran un peligro: Es muy fácil dejar que se conviertan en diversión, y no mantenerlas siempre como auxiliar de la lección. Pero este abuso no quita el mérito de las actividades en que el alumno expresa la idea que haya aprendido. Esta actividad es parte esencial de la educación religiosa. Curiosidad La curiosidad persiste, y también va más lejos llevada por el interés más amplio en las cosas. Si se ha plantado algunas semillas; este niño quiere desenterrarlas para ver si están creciendo. Los procesos y las relaciones han entrado en la esfera de su curiosidad y luego esto le debe conducir al aprecio de la relación entre la causa y el efecto, pero no llega a esto al principio de esta época, sino que se va preparando para esta percepción. Imitación La imitación también persiste, pero ya no meramente con el afán de reproducir el acto, sino que ahora despierta el deseo de rivalizar. Pretende hacerlo mejor que otro, o más pronto. Es importante notar este deseo para utilizarlo, pues por este medio se puede inducirle a esforzarse en todos los ejercicios y las actividades de la clase. La imitación también tiene un nuevo frente, pues por el poder de la imaginación y el creciente caudal de conocimientos comienza a imitar actos de que haya oído no más, y no como antes, solamente los que haya visto. Imaginación La imaginación sigue tan hambrienta de material, como ávida de historias, y ejerce más influencia por el más amplio radio de las actividades. En sus fantasías el niño distingue mejor entre lo verídico y lo puramente fantástico. En efecto, las actividades del niño en esta etapa se derivan en gran parte de las impresiones de su vivísima imaginación. La voluntad se encuentra más o menos dominada por ella, y es por esto que el niño de esta edad se muestra tan impulsivo. Si la imaginación tuvo valor antes, y dictaba el método de la enseñanza moral, mucho más ahora. Se ha dicho: “De todas las cosas que un maestro debe saber, la más importante, sin excepción alguna, es la de poder contar un cuento.” Esa es una exageración, porque no es menos importante saber dirigir las actividades de los niños; pero es verdad relativa. La lección de escuela dominical en esta clase debe darse en la forma de un cuento. Decirle al niño: “La intemperancia arruina el hogar”, aunque lo comprendiese no le haría ningún efecto. Pero si se le cuenta de un hogar miserablemente arruinado por la embriaguez, no sólo lo comprende, sino lo siente y desea hacer algo para remediarlo. Contándose a los niños de esta clase de casos de sufrimiento y dolor por la

persecución y la injusticia se echa las bases para crear reformadores para pocos años después. Y no es preciso señalarles a estos niños la moraleja. El niño sabrá hacer esto para sí y al hacerlo desarrolla su facultad de raciocinio. Memoria En esta edad empieza la etapa de la memoria. No alcanza todavía toda su fuerza, pero está desarrollándose. Como ahora el niño puede leer, se le señala textos y porciones para su lectura y para memorizar. Pero deben ser lecciones que enseñan verdades simples e ideas más o menos familiares al niño, como el amor y el cuidado de Dios, utilizando, por ejemplo, Samos 1, 23, 91, 100, 103, 121, Deuteronomio 6:4, 5. Credulidad La credulidad del niño sigue siendo más credulidad que fe todavía, y ofrece siempre campo abierto para las francas enseñanzas de los padres y del maestro. Pero ahora está en la escuela diaria, y en ella desgraciadamente se halla entre compañeros que hacen gala de la mentira y el engaño. Destruyen su fe en la palabra de otros. Por consiguiente, es tanto más necesario ahora que la palabra de sus padres y su maestro le merezca toda fe. Sus promesas deben ser infalibles para que a pesar de los desengaños que ahora sufre se le afirme su fe en la palabra de los que él respeta, y para que siga confiado en la veradicad de su Padre Dios. Egoísmo La otra característica que anotamos en la lección anterior fue egoísmo. Si el niño está debidamente criado y no engreído y consentido, pasa por una transformación que sigue durante toda esta etapa, de tal manera que se ve el egoísmo reemplazado en pocos años por un sentimiento social y más tarde por el altruismo. En la época que nos ocupa ahora el niño busca compañeros y juega con ellos, aunque no en partidas todavía, sino en juegos que le dejan sobresalir personalmente. Quiere rivalizar. Juega a las bolitas y con el trompo, pero no al fútbol.

Características morales y religiosas Al lado de estas características mentales se desarrolla contemporáneamente con la percepcipón, la conciencia. El niño empieza a percibir la distinción entre lo bueno y lo malo y su instrucción debe atender el desarrollo de este nuevo sentido. Es impulsivo, sus emociones le dominan, hay pues que reforzar su conciencia, aunque poco vale hacerlo con promesas o amenazas de lo futuro. Hay que hacerlo inspirándole su imaginación con ideas e ideales nobles, ya sea mediante historias, ya por apelar a su deseo de sobresalir. Oración El niño ya empieza a poder articular su propia oración y no solamente rezar una oración aprendida. Para que forme el hábito de la oración personal cotidiana y para enseñarle y facilitarle esta costumbre se hacen repetir todos juntos las oraciones que se ofrecen en la clase de escuela dominical. Es necesario ayudarle a practicar la verdad que oye.

Obediencia En vista de la preponderancia que adquiere la voluntad en la época que rápidamente se avecina, conviene cultivar en ésta el hábito de la obediencia. En la próxima será muy difícil, mientras que al principio de ésta es relativamente fácil lograr que se haga habitual. Hay que insistir, tranquila pero seriamente en que obedezca, lo que no será difícil mientras se hace con discreción y consideración, pero no arbitrariamente. Las lecciones Las lecciones para esta clase deben presentar cada una alguna gran verdad, por medio de alguna narración. Si la lección señalada no se presta a este tipo de presentación, se debe buscar otra de acuerdo con esta regla, en algún incidente bíblico que se puede presentar en forma de historia, por medio de láminas, poesías, cantos y dramatización. Durante esta época se sigue tratando de las grandes verdades del amor paternal, el cuidado y la providencia de Dios, pero se agrega lecciones y enseñanzas que aclaran el concepto de lo bueno y lo malo. También en esta clase se dan las primeras nociones de los personajes bíblicos; sobre todo de Jesús, el Amigo y el Maestro. Los métodos Los métodos se modifican en algo de los que se emplean en la clase preparatoria. Las labores de mano y dibujo ocupan un lugar preferente y los cantos con movimientos tienden a desaparecer, si se los ha usado. Cada lección debe dirigirse a implantar un verdad en la mente, en el corazón y en la vida del niño, no una serie de temas. Se procura, pues, en cuanto sea posible, que todos los ejercicios, los himnos, las oraciones, las lecturas y las historias contribuyan a la sola impresión que se dessea grabar en el alma. Pero se puede necesitar varias lecciones para implantar un tema doctrinal y establecer una práctica. Pra fomentar el desarrollo de los hábitos religiosos se procura: 1. La asistencia regular y puntual, no por imposición, sino por lo atractivo de la clase. Desde luego, la maestra cuidará de dar ejemplo de puntualidad. 2. Traer cada uno su Biblia y llegar a saber dónde hallar la lección y poder leer algo. 3. Contribución para los gastos, obras pías y las misiones. 4. Se le enseña al niño a repetir las oraciones y se le inculca el hábito de la oración cotidiana. 5. Se le inculca el servicio y la atención para los ancianos, enfermos, ciegos y los bebés. 6. Dramatizaciones, no tanto como espectáculos, sino para educar a los participantes.

Capítulo 4 LA EDAD DE LOS HEROES La niñez avanzada (9-12 años) Características

Las diferencias entre el niño que ingresa en este grado de la escuela dominical y el mismo cuando entró en la época anterior son suficientes, aunque faltará toda otra consideración para reclamar la graduación de la enseñanza. Entonces fue egoísta; ahora está transformándose en un ser social. Entonces amaba la fantasía; ahora la rechaza y quiere datos y hechos y la verdad. Entonces había que hacer casi todo para él; ahora comienza a mostrarse independiente. De 9 a 12 años el niño está en una época de vigor, juegos duros y hazañas individuales de fuerza y resistencia. Entre las características de esta época sobresalen la energía física y mental, un creciente instinto social acompañado por una repulsión o aversión entre los sexos. La admiración infantil se ha trocado en el culto de los héroes. La fantasía y curiosidad se han fusionado y se han convertido en la afición a la lectura. La memoria ahora recoge y retiene datos y nombres aun cuando no los entienda. La energía es muy notable en los juegos de estos niños, las carreras, el fútbol y distintos otros juegos de pelota que requieren esfuerzo y resistencia. El niño es muy bullicioso y destruye pronto su ropa y sus zapatos. En esto se ha convertido la inquietud del chiquillo. Este muchacho puede estar tranquilo mientras dure la clase, pero al soltarle, sale como disparado y olvida irse a su casa por el afán del juego y la compañía de sus amigos. La energía mental, aunque menos ruidosa, no es menos efectiva. El que de chiquillo rompía el muñeco para ver qué tenía adentro, ahora es un investigador en orden. Su capacidad le deja enfrentar problemas más complejos, y sus instintos le llevan a buscar la verdad de datos y hechos, tanto como de cosas. En vez de ocuparse con hacer figuras o trazos con palos de fósforo, su paraíso ahora es la clase experimentos. Instinto social El niño ahora no juega solo. Los niños forman pandillas y bandas. Las niñas se unen en clubs o círculos de amigas, y se forman compañerismos intensos y estrechos. Otro elemento nuevo es la repulsión entre los sexos. El niño ya no quiere estar entre “mujeres” como él dice, y la niña no quiere sino niñas por compañía. Cada sexo quiere tener su clase propia; los muchachos fastidian a las niñas, y éstas toman su desquite poniéndoles a ellos motes y apodos. Nada hay más importante para los padres y el maestro de la escuela dominical que la observación y dirección de este instinto social. El niño elige sus compañeros sin consideraciones morales o sociales, por vivir en la misma calle, o estar en la misma clase, o por cualquiera asociación por el estilo. A veces el niño se pierde por acompañar a sus amigos en cosas y lugares a que no hubiera llegado nunca por tendencias propias. Los padres deben alentar a sus niños a traer a sus compañeros libremente a casa para jugar allí. El hecho de traerles bajo el ojo de los padres no sólo da lugar al control; despierta en el mismo niño la consideración de la conveniencia de tal compañero. Hasta donde sea posible, la escuela dominical debe proveer facilidades para que los alumnos de esta clase formen bajo sus auspicios sus clubs de juegos y de compañía social. Para esto debe proveerse una biblioteca juvenil, cuarto para sus reuniones y lugar para guardar los aparatos de juego, todo con la ayuda y cuidado de maestros que simpatizan profundamente con los niños en estas actividades. De este modo se aprovecha del institnto social para hacer más querida y más íntimamente vinculada con su vida real la fe, la escuela dominical y la iglesia. Culto a los héroes Lo que fue antes una mera admiración de los que hicieron algo notable, se ha convertido en una profunda veneración, si no devoción, para las personas que

impresionan la imaginación del niño. Este es un estado mental perfectamente definido. Sin duda todos podemos recordar algo de su operación en nuestra propia niñez. La tendencia de todo niño es de hacer un héroe de su propio padre. Así, el padre que desea ocupar este alto puesto tiene la ventaja de la preferencia, pero no la conserva si no entra en la vida y los intereses de su hijo. Por lo demás, el niño escoge su héroe sin fijarse en la virtud y el vicio. Cualquiera persona que encarna lo que él más admira en la vida, destreza, fuerza física, valor y valentía, puede ser el héroe más encumbrado. Puede ser un misionero cristiano como puede ser un bandido. El muchacho siempre encuentra sus héroes en hombres, la niña puede encontrarlos en cualquiera de los dos sexos, aunque siempre prima el deseo de ser “como mamá”. No se ocultará de nadie la importancia y significación para el futuro carácter del niño, de la clase de héroe que exalte sobre el trono de sus conceptos. Su vida se aproxima, en cuanto permitan las circunstancias, a la semejanza de su héroe. Es, pues, evidente la necesidad de dar a conocer a los niños en esta época las vidas de los grandes héroes del cristianismo, los prohombres de la civilización y los grandes benefactores de la humanidad, como Livingstone y Lutero, Bernardo y Oberlin, Guillermo de Orante, Lincoln, San Martín, Juárez, Wilberforce, Shafterbury y tantos otros, y a las niñas, las de las mujeres nobles como Florencia Nightuingale y Elizabeth Fry. Hay que poner al alcance de estos niños y niñas buenas biografías de los que no han vivido en vano. El niño entre 10 y 15 años es un lector ávido. Si encuentra literatura adecuada, como debe proveérsele, lee mucho. Allí encuentra muchas veces sus héroes, sobre todo los bandidos y otros por el estilo. Ya no quiere cuentos de hadas; devora narraciones llenas de episodios de aventura, hazañas y actividad. Su curiosidad de antaño le lleva ahora a leer, cuando estén escritas debidamente, las novelas históricas y de aventuras, la historia, las biografías y los viajes. Esta clase de literatura no abunda tanto en español como en inglés, pero también se hallan libros buenos y apropiados en español. Pero no todos los libros buenos son apropiados a los niños y a las niñas de esta edad. En primer lugar colocaría las novelas históricas, entonces las biografías, luego los viajes y las historias. Manifiestamente la cultura espiritual del niño ha de ocuparse de este factor de su desarrollo. Debe aprovecharse la afición a la lectura en esta época para fomentar el hábito de la lectura sistemática de las Sagradas Escrituras. Pero si bien le corresponde al maestro de la escuela dominical fomentar de manera especial la lectura de la Biblia, no debe restringuirse a ella. Es importante que el niño forme el hábito entre los 10 y 15 años de leer libros que educan la inteligencia, los sentimientos, la imaginación y la conciencia. Es muy de desear que la escuela dominical posea y ponga a disposición de estos alumnos una biblioteca de libros apropiados. Memoria En la última parte de esta etapa (de 9 a 12 años) se inicia la época en que es más fácil para el niño memorizar palabras, nombtres, fechas y toda clase de datos. Comienza, pues, la época para la enseñanza de idiomas, historia, geografía y de memorizar textos, pasajes bíblicos y el catecismo. En los años anteriores a esta época la mente no retiene lo abstracto, o lo que no entiende, y durante esta época puede memorizar todo. Años vendrán en que estará demasiado ocupada por el interés inmediato, y más tarde la mente no recibe con la misma facilidad una impresión permanente. En la escuela dominical, durante los cuatro años de este grado, debe darse un curso de trabajos de memoria que abarque los nombres y el orden de los libros de la Biblia, los datos y trazos principales de la geografía bíblica y las

porciones de las Escrituras que se desea que aprendan de memoria. La madre de John Ruskin, el eminente crítico de arte, economista y literato inglés, le enseñó de memoria los siguientes pasajes de la Biblia: Exoco, capítulos 15 a 20 2 Samuel 1:17 a 27 1 Reyes 8 Salmos 23, 32, 90, 91, 104, 112, 139 Proverbios 2, 3, 8, 12 Isaías 58 Mateo 5-7 Hechos 26 1 Corintios 13, 15 Santiago 4 Apocalipsis 5, 6 Más tarde, cuando era hombre renombrado, éscribió: “Esta dotación intelectual materna formada por esa colección de pasajes, la estimo muy confiadamente como la parte más preciosa, la única esencial, de toda mi educación.” A la lista de Ruskin yo agregaría los siguientes pasajes: Salmos 1, 37 Isalías 53 Lucas 15 Juan 3, 14 Es preciso aprovechar el período de la vida en que el niño asiste a la escuela dominical para dotar la mente de semejante tesoro. No se aconseja tratar de incluir todo este material a memorizar en los años 9 a 12, pero sí conviene distribuirlo de manera que el alumno lo atesore entre los 9 y los 16 años. Formación de hábitos Durante la época de 9 a 12 años se reúnen en los niños de ambos sexos las condiciones que favorecen de manera excepcional la formación de hábitos estables. La masa cerebral está desarrollada y súmamente impresionable, los prejuicios y las susceptibilidades ya han sido implantados; y la actividad tanto física como mental es incesante en todo niño normal. Los hábitos han estado en formación desde el nacer, y aun tal vez desde antes, pero durante esta época es más rápica y más definida que en ningún otro período. Hay, pues, que proveer todos los incentivos posibles a la lectura cotidiana de la Biblia, la oración cotidiana y la asistencia regular y puntual a la escuela dominical y la iglesia. Las tendencias naturales del niño durante estos años facilitan este proceso. Entra con gusto en ligas y asociaciones y aprecia mucho cualquier botón simbólico o insignia que se le otorgue, ya sea por ser miembro de un equipo, ya por haberlo ganado en un concurso. Además de estas características se nota un desarrollo en la apreciación de la diferencia entre lo justo y lo injusto. En el juego el niño de esta edad insiste en juego limpio. También en su propia conciencia tiene un conocimiento más exacto y un sentimiento más vivo de lo bueno y lo malo. La escuela dominical Las diferencias entre el alumno de esta edad y el del período anterior requieren una diferencia considerable en la dirección de la clase de la escuela dominical, como también en la enseñanza que se da en ella. Esta clase debe tener un cuarto aparte, provisto con mapas y carteles para

la enseñanza de la geografía. Aunque no es regla absoluta, sin embargo, desde que el mismo maestro debe ser uno de los héroes de sus alumnos, y los muchachos en esta época se sienten atraídos a todo lo masculino, se aconseja dar a las niñas una maestra y a los muchachos un maestro. Si es posible, conviene subdividir las clases en grupos pequeños de 5 a 8 cada uno, con su respectivo maestro o maestra. Las lecciones Las lecciones deben enseñar la autoridad de Dios y la responsabilidad de cada alma delante de él, la maldad del pecado y su castigo seguro; Dios como nos fue revelado en Jesús, Jesús como hombre y Salvador, el Señor, el gran Héroe; la dignidad y la nobleza de la vida cristiana de abnegación. Y como ya se ha indicado, abarcar en esta clase buena parte de los materiales que deben ser memorizados: Nombres y orden de los libros de la Biblia Bosquejo de la historia bíblica Datos principales de la geografía bíblica Porciones escogidas de las Escrituras Hay diplomas para premiar la memoria, en que se pega una estrella por cada lección aprendida, y los pedidos se dirigen al señor Juan Ritchie, Jirón Camaná 836, Apartado 448, Lima, Estos tienen su mejor aplicación durante este período. Asigna el Salmo 23, el Padre Nuestro, los Diez Mandamientos, los libros de la Biblia, las Bienaventuranzxas, la parábola del Hijo Pródigo y 1 Corintios 13. Métodos Hay que asignar trabajo. No se dice al niño simplemente que “estudie la lección”, pues no sabe cómo hacerlo. Debe asignarle una cosa que hacer, responder ciertas preguntas, dibujar tal mapa, o memorizar cierto pasaje para repetirlo en la clase. Debe ocupársele en hacer mapas y buscar datos. También se le sugiere o se asignan servicios o atenciones a otros. Hay que darle algo preciso que hacer. No se emplean ya materiales y ejercicios de los infantes, sino, insistiendo en el sentimiento de hombría, se procuran actividades por Cristo y la Iglesia. Por medio de sistemas de honores y reconocimiento individual, y el uso de diplomas, insignias y botones simbólicos, se fomentan los hábitos de la lectura bíblica, la oración cotidiana y la asistencia puntual. Por medio de un club o una liga se procura ministrar al niño en su necesidad de vida social durante la semana. En esta época, si la presentación se hace debidamente, se puede conseguir un número considerable de decisiones definitivas de seguir a Jesucristo.

Capítulo 5 LA EDAD DEL TORBELLINO La primera Adolescencia (12 a 16 años) La palabra “adolescencia” deriva del latín adolescere, formada por las palabras latinas ad,”a” y dolescere, incoactivo de dolere, “doler”, y en su forma pasiva se usa en latín con el sentido de “crecer”, porque el crecer duele. Como verbo incoactivo, que indica comienzo de un proceso, se refiere a los “dolores” o incomodidades que produce la transición del niño al adulto. La época así designada corresponde a la edad de 11 a 21 años en las mujeres, y de 12 a 25 años en los varones.

Características de la adolescencia La adolescencia se divide en tres etapas, la primera, de rápido desarrollo físico, la segunda, de exageración emocional; la tercera, de desarrollo intelectual. En la primera de estas etapas, los músculos crecen más rápidamente que los huesos, y el joven se siente chabacano en presencia de otros, no acierta qué hacer con sus manos y las mete en sus bolsillos, no atina aportarse a su satisfacción y se vuelve muy susceptible de resentirse. En la segunda etapa se hacen sentir las nuevas y misteriosas funciones del sexo y sobreviene un estado emocional de equilibrio precario, cuando cualquiera influencia pasajera, por ejemplo una conversación, la lectura de un libro, una palabra de aliento o de crítica, puede dar tendencia definitiva a la vida. En la tercera etapa se abren horizontes ante la mente y comienza a sentirse atraída por la fama o la riqueza, o la sociedad, o se deja arrastrar por la pasión. Felizmente vienen acompañados por las voces del deber y el sentimiento de altruismo. En esta etapa se presentan también los primeros amoríos tan fervientes y aun locos, como generalmente pasajeros. El niño de dieciocho años que haya recibido una educación acertada es, a su manera, altruista, es decir, se preocupa por el bien de otros. De 14 años los muchachos se aburren de las niñas, y las niñas desprecian a los muchachos, pero a los 16 años ella se preocupa mucho de hacerse atractiva, y él, que antes costaba tanto trabajo hacerle tenerse arrelado, gasta tiempo ahora ante el espejo peinándose y arreglando la corbata. Los años que corresponden a este grado de la escuela dominical (de 11 o 12 a 16 años) son los que abarcan las experiencias de la primera y parte de la segunda de estas etapas de la adolescencia, es decir, la de desarrollo físico, y parte del inestable equilibrio emocional. El término de esta segunda época y la tercera, tocan a los niños del grado superior, o sea de 16 a 25 años. Los años que nos ocupan en esta lección son los más críticos de toda la juventud, aun más, los más críticos de la vida. Si recordamos el primer diagrama dado en la lección introductoria, nos damos cuenta de haber llegado a la “época de conversión”. Entre los 12 y los 18 años se efectúa la gran mayoría de las conversiones a Cristo. Pero al lado de este dato debemos consignar este otro, que es en estos años de 12 a 18 que se hace la gran mayoría de arrestos por primera vez por hechos criminales. El individuo que pasa de los 18 años sin convertirse a Cristo tiene relativamente pocas probabilidades de hacerse cristiano, como también el que pasa de los 18 años sin cometer ofesnsa contra le ley tiene relativamente pocas probabilidades de hacerse después criminal. Otro hecho que señala la gravedad e importancia de la etapa que nos ocupa es que en ella se efectúa la pérdida mnás fuerte de alumnos de la escuela dominical. ¿Quién puede permanecer indiferente ante posibilidades de bien y de mal, tan vastas y perpetuas, sin preocuparse? Y cuando se hace un estudio de las experiencias y tentaciones del joven durante estos años, cuando se ve los altos designios de Dios y la confusión de sentimientos y pasiones, cuando se recuerda la soledad y dificultad de la vida al pasar por ellos, no se puede sino desear la oportunidad de ayudar a otros en medio del torbellino. A la verdad, lo más importante en este grado no es la lección, ni los métodos, ni el equipo, sino la influencia personal del maestro. El privilegio y la responsabilidad de ser el guía y compañero de un joven confiado, inexperto y falto de equilibrio psico-espiritual es muy grande, porque esta influencia sobrepasa a toda otra. No puede haber una bendición mayor para el joven de esta edad cuando no se comprende a sí mismo, que un maestro bueno y fuerte que le entiende, que le tiene fe y que puede guiarle día a día, hasta que pueda caminar solo. Este es el privilegio del buen maestro de la escuela dominical. El adolescente que ha gozado de una acertada educación religiosa durante su niñez, entra en estas experiencias nuevas mejor preparado y más equilibrado que aquel que no ha sido tan afortunado. Por consiguiente, sufre menos en su propia persona y aporta estabilidad a cualquier grupo en que se halla de los de su edad.

Tanto los padres como el mismo joven comienzan a cosechar, en esta época crítica, los frutos de una sana educación religiosa. En el curso del desarrollo físico de estos años algunos jóvenes sufren de cierta falta de equilibrio en las funciones glandurales; felices estos adolescentes si han tenido una buena educación religiosa, pues les hará mucho provecho en estas dificultades. Antes de entrar en un análisis de las características del adolescente que nos interesan para las labores de la escuela dominical, durante esta etapa, hay que hacer una advertencia. Las manifestaciones de éstas características son muy diversas, no sólo entre distintos niños, sino aun en el mismo niño de un día a otro. Además, se definen claramente ahora los dos temperamentos distintos. Desde la infancia se puede notar que algunos niños son tímidos, reservados y apacibles, mientras que otros son vivos, bulliciosos y atrevidos. Ahora la energía física y mental ha de tomar rumbo. Si sus circunstancias les permiten, el uno va al estudio y los libros, y procura honores de clase, mientras que el otro se interesa más en los juegos y desea sobresalir en los deportes atléticos. Las características que merecen nuestra consideración son las nuevas funciones físicas; la energía, el instinto social, la excitación, la conciencia de sí mismo, lo romántico, el deseo del dinero, la independencia, la razón y el despertar religioso. Algunas de éstas que hemos estudiado antes, veremos ahora transformadas. Nuevas funciones físicas El surgimiento de las funciones del sexo lleva su influencia en todas las manifestaciones de la vida durante estos años, transformando al joven y a la niña de tal manera que a veces aun sus propios amigos no los pueden entender. Las pasiones despertadas abren avenidas de tentación, tanto más peligrosas por cuanto no son entendidas. Este es el punto donde la simpatía profunda y la confianza recíproca viene a valer tanto. La pedagogía en relación con este asunto no puede ser de enseñanza directa, sino indirecta y de influencia. El maestro y la maestra de estas clases han de serles simpáticos a sus alumnos y deben inspirar y merecer confianza. La energía En algunos de los jóvenes y las jóvenes, la energía se manifiesta en la manera más activa y bulliciosa. El muchacho cierra la puerta con un estrépito como el estallido de una bomba, silba y grita a voz en cuello. Donde las niñas gozan de libertad, algunas de ellas manifiestan algo de las mismas tendencias. Otros toman otro rumbo, aman también lo herioico, pero lo buscan en la lectura y se dedican con mucha consagración a los estudios. El instinto social En esta época los jóvenes de ambos sexos sienten que la vida es para gozarla, y que se goza en la compañía de otros. Al principio desean estar con el grupo de compñeros de su propio sexo y mayormente quieren participar en las partidas de juegos atléticos. Las pandillas de muchachos de 12 a 16 años son familiares en todas partes. Conviene que se les faciliten oportunidades para los deportes, pues así se les distrae de aventuras criminales a que son propensos cuando se hallan en el grupo y alentados por algún mozo audaz. En estos juegos aprenden a cooperar, adquieren el espíritu de solidaridad y la lealtad al grupo. Al principio de la época los dos sexos son mutuamente rivales. Pero este estado pasa y la atracción mutua entre los sexos viene a ser una de las notas dominantes de la mente y la vida, y uno de los problemas más complejos para los

padres y los maestros. Una de las tendencias peligrosas de esta época es la noción que adquieren muchos niños que el evangelio les impediría gozar de la vida. Es, pues, deseable tener de vez en cuando funciones sociales donde reina una franca y sana alegría. Así se salva al niño de esta idea equivocada, se cultiva su confianza, se satisface en algo su instinto social y especialmente en una nueva fase que se presenta al fin de esta época, la del amor a las funciones sociales.

La conciencia de sí mismo Una característica de esta época que requiere cuidado y tino especiales por parte del maestro, es la conciencia de sí mismo que se hace tan evidente en estos años. El hombre de experiencia, al entrar en una sala donde hay amigos, se preocupa primero y naturalmente de ellos. No así el muchacho o la niña de 14 o 16 años. En presencia de la compañía le domina la conciencia de sí mismo, y en cierta medida es lo mismo en la clase y aun en la casa. Esta característica se nota en el cuidado por su apariencia personal, su consideración por la posición social de su familia, la calle donde vive, la calidad de los otros miembros de su clase y de sus compañeros. Pero se manifiesta también en el deseo de ser apreciado. Ni el niño ni la niña durante esta época soporta la crítica. Un reproche o una corrección en presencia de otros es una ofensa y una gran humillación que es profundamente resentida. Cualquier sistema de honores en la clase fomenta el interés, pero durante esta época requiere cuidado no traer críticas. Todo joven quiere aprecio y reconocismiento individual. Cualquiera que haya sido la tendencia al respecto durante su niñez, salvo rarísimos casos, ambos sexos rehuyen durante estos años toda ocasión que puede hacerles conspícuos ante el público y este sentimiento debe ser respetado. La excitación Debido a las nuevas experiencias nerviosas y pasionales, éste es un tiempo de excitación. Todo ha de decirse con adjetivos superlativos. Todo lo que sucede se cuenta con exageraciones —los dos gatos en el techo son mil. Esto contribuye al sesgo que ahora toma la lectura y debe por consiguiente cuidársela, a la vez de proveérsela. El afán de leer es muy pronunciado, pero tiende al abuso, buscando en el libro únicamente la excitación. El romanticismo La imaginación, sirviéndose de todas las fuentes, y el culto a los héroes, ya habrá constituido en la mente del joven otro mundo y otra vida, distintos de su vida real. Esto viene a afectar profundamente el carácter y la conducta del joven. En verdad se puede decir que todo joven vive dos vidas y en dos mundos. El peligro está en que haga en este mundo real algo que no debía hacer, bajo la inspiración de su mundo de ensueños. Desde que el culto a los héroes no ha disminuido, sino más bien ha tomado cariz de amor a los héroes, y la afición a la lectura está en su apogeo, debe proveérsele en este tiempo buenas biografías de los prohombres, reformadores, misioneros, educadores y filántropos, lectura que fomente y guíe el poderoso sentimiento altruista que se presenta en el alma durante estos años.

El deseo de dinero Entre los doce y los 14 años los jóvenes desarrollan un deseo ardiente por tener dinero, no sólo para gastarlo, sino también para tenerlo. Los padres de familia deben tener presente esta circunstancia y hacer alguna provisión por satisfacerla, pues de no hacerlo, es casi seguro que sus hijos encontrarán dónde y cómo conseguirlo, y no siempre honradamente. Pocas circunstancias en la vida del joven contribuyen más a su estabilidad que una pequeña suma ahorrada, junto con el deseo de ahorrar. Infunde respeto propio, fomenta una independencia sana y constituye un elemento de estabilidad. Debe fomentarse en el joven el deseo del ahorro, haciéndole ver sus alcances y su valor, tanto moral como material, y si es necesario, indicarle cómo formar y con el debido cuidado, dónde guardar sus ahorros. La independencia Durante casi toda esta época la voluntad prima sobre las demás actividades psíquicas. El romanticismo domina el espíritu y aporta los ideales. La conciencia de sí mismo despierta un espíritu de independencia. Ya no es niño, es hombre, y quiere rechazar toda autoridad, Esta es la edad cuando los jóvenes abandonan abruptamente la casa paterna. El conjunto de las características que acaban de mencionarse, con el deseo del lujo, hace que de los 14 a los 16 años se la edad en que las niñas que se extravían toman mal rumbo. Todo lo que es prepresión es insoportable. A la misma vez, donde no hay represión, por lo mismo que se siente independiente, responde más sinceramente al llamamienbto cariñoso a su lealtad y su honor. El altruismo Al fin de la época de que tratamos hace un sentimiento vivo de altruismo, es decir, el otro-ismo, sentimiento en favor del otro. La gran mayoría de los misioneros tomaron la decisión de entregar su vida a la obra de Cristo entre los 14 y los 18 años. Debe fomentarse y educarse este sentimiento, fundamental para la vida y actividad cristianas. Deben proveerse oportunidades para hacer algo en bien de los demás, en pro de las misiones, las obras pías, y las reformas de mejora social. La razón La más alta facultad mental se manifiesta ahora de una manera nueva y definitiva. La razón toma cuenta de todo. El alumno desea saber el cómo y el por qué de todo, y hay que satisfacerle de una manera franca y real. Ahora toma gran placer en discutir todo. Hay que desarrollar esta facultad, y esto se hace explicando y dando razones. Evadir su pregunta le hará escéptico. Hay que respetar sus dudas y dificultades, tener paciencia con su inhabilidad para ver las cosas del punto de vista del maestro, y hay que recordar en todo que el fallo autoritativo no le vale casi nada, pues su propia voluntad se ha rebelado y se siente independiente. Es preciso explicar y conviene asignar trabajos que requieren raciocinio. Despertamiento espiritual Como ya se ha mostrado, la época de 12 a 16 años de edad es la de decisión acerca de Jesucristo. Hasta aquí la mente se ocupa mayormente con cosas y

conocimientos. Más luego se afirmará en los hábitos de vida ya adquiridos, y le absorberán los placeres y los afanes de esta vida. Estos años son verdaderamente “el día de la salvación”. La voluntad rebelde y el orgullo de la independencia personal no permiten, en la misericordia de Dios que se le empuje o arrastre a Jesucristo. Dios quiere hijos y no conscriptos. Pero si se le ha enseñado el evangelio, sobre todo, si se le ha presentando fielmente la persona de Jesucristo, pocos y rebeldes serán los que no respondan entusiasta y solemnemente a un llamamiento definitivo a dedicarse a seguir a nuestro Señor Jesús. Algunos responderán en la muchedumbre, algunos en la soledad, mas todos han de tomar la decisión impulsados por el Espíritu y no empujados por el propagandista interesado. “Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu espíritu es.” Respetemos la obra del Espíritu; démosle ocasión, tengamos paciencia para el buen fruto. El hará mejor su parte que nosotros la nuestra.

Las lecciones Las lecciones para esta etapa deben relacionar las enseñanzas de la Biblia con la vida real y actual, educando, aclarando y fortaleciendo el sentimiento del bien y del mal, y las diversas formas en que se presentan el vicio y la virtud. Durante estos años el alumno debe cursar un estudio de la historia bíblica que le permitirá relacionar las diversas etapas de la revelación divina y el proceso de la redención humana. El creciente sentido social indica éste como el tiempo oportuno para la enseñanza acerca de la fraternidad cristiana y el deber de lealtad a Cristo y a la Iglesia, y de servicio personal a la causa de Cristo y del bien. Las biografías bíblicas y otras inspiradoras de los prohombres del cristianismo deben formar parte de estos cursos, y los trabajos de memoria ya señalados en la lección anterior se completan durante estos años. Los métodos Si las condiciones de la escuela lo permiten, y hay maestros y maestras preparados en número suficiente, conviene que las clases se subdividan en grupos de ocho alumnos, con un maestro para cada grupo. Los alumnos están acostumbrados ahora en su escuela diaria a la preparación de lecciones. Se les debe señalar estudios y lecciones que preparar para su clase en la escuela dominical, incluso composiciones sobre temas e incidentes que permitan la expresión de opiniones, las respuestas a preguntas, la explicación de incidentes y palabras que conducen al alumno a pensar para sí y a investigar la enseñanza bíblica. Es de provecho que lleve un libro de apuntes de los estudios de la clase. Fuera de la clase dominical conviene que el grupo tenga reuniones devocionales, sociales y deportivas durante la semana, y que en todas estas actividades los maestros ejerzan una dirección discreta que aliente las iniciativas de los alumnos y les haga sentir que estas actividades son de ellos. Una buena biblioteca administrada por un bibliotecario capacitado para aconsejar a los jóvenes acerca de los libros que deben leer y que fomente el interés de ellos en la buena lectura, será de valor inestimable a estas clases.

Capítulo 6 LA EDAD DE TOMAR RUMBO La Plena Adolescencia (16-25)

Características El período de que se va a tratar abarca los años en que se pierde de la escuela dominical y de la iglesia un gran porcentaje de los niños y las niñas que asistían durante los períodos anteriores. Merece, pues, el estudio más cuidadoso por parte de todos los que se interesan por la iglesia y su juventud. Contribuyen a este triste resultado varios elementos. La razón demanda satisfacción, y si la enseñanza es inadecuada el alumno sufre un desengaño. El altruismo y la conciencia del deber requieren oportunidad y dirección en servir alguna causa noble. Si no la encuentra, comienza a sentir que la escuela bíblica es fútil, se aburre y se va, muchas veces para hallar fútil la vida misma. Pero creo que el factor principal en esta pérdida es el instinto social que obliga a los jóvenes y a las señoritas de esta edad a buscar ocasiones para asociarse con otros jóvenes de ambos sexos, y el hecho indiscutible de que pocas iglesias proveen las oportunidades apropiadas para satisfacer este instinto. Altruismo Es verdaderamente admirable la obra de la sabiduría divina en el desenvolvimiento del alma, hasta el punto en que el individuo esté pronto y sea capaz de sacrificarse por otros. La infancia es una época de absorción, la niñez una época de adaptación, la juventud una época de servir a otros. El niño tiene que aprender primero su individualidad, y todos los sentimientos tienden en este sentido; por eso es egoísta. Mas su vida individual ha de relacionarse con otras vidas, luego nace el instinto social y en la sociedad de sus compañeros encuentra placer. Pero al aproximarse la plenitud de la vida, nace un impulso nuevo que domina el alma precisamente en los años cuando se escogen los intereses para toda la vida, y se le imprime el rumbo definitivo, el sentimiento de altruismo. El interés en el bien de otros y en los grandes movimientos en bien de la sociedad, la patria y la humanidad entera, es señaladamente de la juventud de 16 a 25 años. El individuo ya reúne en sí poder físico y no siente todavía las limitaciones de su poder, no ha sacrificado su independencia todavía por amor de otro, y no ha transigido aún con sus ideales por conveniencias sociales, económicas o políticas. Esta es la época de servicio. En esta edad el joven se siente capaz de reformar el mundo. Hay que abrir avenidas de salida para este anhelo o condenarlo a estancarse. La cultura del alma del joven durante esta época cosiste en interesarle en aquellas obras y movimientos a que puede y debe contribuir con su esfuerzo, y a la vez facilitarle la ocasión de prestar su concurso. Esas avenidas se hallan en primer lugar en la misma escuela dominical donde el alumno se convierte en maestro, luego en el ministerio de la iglesia, en el movimiento misionero, tanto nacional como internacional, pues en esta época las vidas se consagran definitivamente a estas obras; en los movimientos de reforma social, trabajando para el mejoramiento de las condiciones de la vida; en la campaña contra el analfabetismo, los juegos de azar y las loterías y en el movimiento antialcohólico, combatiendo por todos los medios lícitos ese gran enemigo de la nación y de la humanidad. En fin, esas avenidas se hallan en todos los esfuerzos en bien de los demás, sin expectativas de lucro personal. Los jóvenes de ambos sexos que han sido debidamente educados en la fe cristiana responderán gozosos al llamamiento a servir en tales movimientos. El interés ya principia en esta edad a especializarse y selecciona de entre todos los asuntos de interés en el mundo, uno o unos cuantos a que se dedican las fuerzas y la vida. El maestro de la escuela dominical anhela que el interés de su alumno se concentre, no en el teatro, ni en el dinero, ni en la vida frívola de fiestas sociales y pasatiempos, sino en Jesucristo, su reino y su servicio, y en los grandes movimientos de bien que acaban de mencionarse.

La razón Se acostumbra considerar a la razón como el soberano de las facultades mentales. Desgraciadamente muchas personas nunca llegan a la madurez psíquica en que la razón prevalece sobre las emociones y la testarudez. Estas cualidades siguen caracterizándoles a veces hasta la plenitud de la edad adulta. Pero en los jóvenes normales que han gozado de una educación acertada, la razón toma la primacía en la época de plena adolescencia. De 20 a 25 años aun las personas más religiosas y crédulas son asaltadas por las dudas. La mente percibe la relación entre la causa y el efecto, y las relaciones sutiles entre las cosas y los fenómenos de la naturaleza y de la vida. El relámpago ya no es más que una descarga de tensión eléctrica en la tmósfera. La razón parece explicar y dominar todo en las ciencias, en el comercio, en las finanzas y en la política. ¿Por qué, pues, no ha de dominar y explicar todo en la esfera de la fe? El amor, que es más fuerte que todo, que a veces pisotea la razón, y a veces la rasga en trizas, comienza a sentirse, pero no se entiende aún. No parece haber fundamento para pensar que la fe pueda conducirnos y guiarnos bien, donde la razón no alcanza. La cultura del alma en este estado requiere discreción, simpatía y paciencia, ante las dudas y preguntas peculiares a esta época. La falta de corresponder a las expectativas del joven en estos años no se repara y puede costarles a los padres y al maestro la perdida de la confianza, y aun del interés del joven o la joven por toda la vida. Hay que tomar en serio sus preguntas, sus dudas, sus aspiraciones y sus dificultades. La pedagogía debe colocarse a la altura de las facultades del alumno. La clase ya no debe ocuparse simplemente de incidentes bíblicos, sino que debe ser una escuela bíblica y hacer un estudio sistemático de la Biblia y de sus principales doctrinas, afirmando la fe en Dios. El instinto social Los rascgos sociales que caracterizan el fin de la primera adolescencia se desarrollan rápida y fuertemente en esta edad hasta dominar, muchas veces, todas las actividades de la vida. Los individuos de ambos sexos encuentran su mayor placer en la compañía del otro sexo. Jóvenes de ambos sexos se enamoran fácilmente, como también son capaces de olvidarse pronto. Es ésta la época cuando muchos hallan su mayor placer en los convites, los bailes y otras funciones sociales; cuando también sociedades y ligas, además de adelantar la causa de la cultura, la reforma, el progreso, el desarrollo o la beneficencia que se propone, proveen a la vez un centro de actividad entusiasta y de compañerismo práctico. Los padres de familia que tienen hijos o hijas de esta edad, y los que dirigen una escuela dominical con alumnos de este nivel, tienen que decidir si estos jóvenes encontrarán la satisfacción de este institnto en circunstancias y compañía cristianas que ennoblecen o en las que de suerte se presenten y que a veces envilecen. El instinto social no se dejará burlar, al no ser que sea en un convento. Y si se la defrauda, la víctima sufrirá las consecuencias durante toda la vida, pues le será difícil adaptarse a las ocasiones sociales en que tenga que participar. Si la escuela dominical y la iglesia llevan su obra a su fin, deben tomar en cuenta este instinto. Si la Iglesia quiere cosechar los frutos de los años de labor de la escuela dominical, ha de hacer provisión en este punto estratégico, o el enemigo lo hará y se llevará la presa. En las escuelas dominicales bien organizadas, este nivel es mucho más que una clase de escuela del día domingo. Se forma de ella lo que es en efecto una sociedad que hace provisión en sus numerosas actividades hasta donde pueda, para satisfacer todas las necesidades del alma del joven y de la joven, y que a la vez

constituye un puente entre la escuela dominical y la iglesia. Esta clase bíblica o “instituto”, como se le llama en Inglaterra, tiene clase o clases bíblicas el domingo, en que se siguen estudios sistemáticos y completos de las Sagradas Escrituras. Pero además tiene una reunión en la semana para cultura devocional y esfuerzo cristiano, llámase “Esfuerzo Cristiano”, o por otro nombre. En esta reunión y sus distintas actividades se da ocasión para el aprendizaje en la actuación pública, y se ejercitan los dones de cada uno. Como parte de sus actividades debe haber lugar para los servicios altruistas, por medio de juntas de misiones locales, nacionales y extranjeras, de temperancia, de beneficencia y las demás actividades de esta índole en que dé lugar durante unos días a la juventud cristiana de esta edad para estar juntos en ejercicios devocionales y conferencias sobre las proyecciones de la vida de servicio cristiano. Es importante que haya además a su disposición una buena biblioteca, y en relación con ella conferencias ocasionales para estimular y guiar el interés en la lectura. Una sociedad filarmónica o coro servirá también de medio de trato social en un plano apropiado, a la vez que contribuye a la educación de sus miembros y al mejoramiento del culto. Si a estas secciones del instituto se puede agregar un club de obras para la clase de señoritas y uno atlético para los jóvenes, y juegos como badmington, ping-pong y tennis para los dos sexos, se habrá hecho mucho en beneficio de la juventud y de la iglesia. Conciencia del deber Otra característica de esta época es la conciencia profunda del deber. El reconocimiento de su fuerza intelectual y de las inmensas posibilidades de la vida tiende a una exagerada independencia y aun arrogancia. A la vez la conciencia se hace oir y sentir hasta el punto de atormentar al concienzudo y a aquel que esté animado de ideales nobles. Cada desliz, aunque sea más por falta de experiencia que por maldad, es ocasión para que la conciencia, como Natán, el profeta ante David, lo acuse con el “tú eres el hombre”. De allí en gran parte esos cambios de temperamento tan extremos y tan rápidos que se notan en los años de 18 a 22. Y Dios, que antes fue conocido como el Padre Celestial, viene a ser el Dios Todopoderoso, el Yo Soy, el absoluto e imperativo del deber. Por consiguiente, el sentimiento de responsabilidad personal es muy fuerte en estos años en la persona que ha sido educada debidamente. Despierta la necesidad tanto de un Señor como de un Salvador. Se presenta aquí la oportunidad para el cultivador de almas, para hacer una obra valiosa. Uno de los defectos de los que han recibido una educación religiosa es que, al salir del círculo en que crecieron, por ejemplo al ir a otro pueblo o al extranjero, no tienen la fuerza suficiente para mantener sus ideales y la altura de su conducta. Es como una planta que siempre pudo apoyarse en un palo o prenderse de una pared. Al perder su apoyo se cae y se queda tendida en el suelo. El joven cristiano debe aprender a pararse solo y a actuar por iniciativa propia, y este tiempo del sentimiento vivo del deber es precisamente la ocasión provista en el plan de la sabiduría divina para aprenderlo. Debe dársele lugar para su iniciativa, confiársele cargos en que puede desarrollar su personalidad y ponerle sobre su honor propio para el debido cumplimiento y desempeño. Las actividades altruistas ya mencionadas dan lugar muy adecuado para esto. Además, todas las actividades del instituto deben ser administradas por los mismos miembros, con la mera supervisión de los oficiales de la escuela dominical. Si el centro de todo el instituto es la clase bíblica y se admiten únicamente miembros de ella y maestros de la escuela dominical, se mantendrá todo un nivel alto y esta profunda conciencia del deber será garantía suficiente para que las funciones encargadas sean debidamente desempeñadas. Así se crearán obreros cristianos. Haciendo la obra, se harán fuertes y concienzudos, y los que pasaron a la escuela dominical al salir de la cuna,

pasarán adelante a la iglesia al salir de la escuela dominical. Si no han llegado a la decisión suprema de entregar su vida a Cristo antes de intentar este paso, debe ser fácil ayudarles a esta decisión cuando soliciten ser recibidos como miembros de la iglesia. Las lecciones En la Clase Bíblica las lecciones deben ser de estudio sistemático de toda la Biblia y deben darse en forma tal que todos los miembros se interesen en el estudio personal del Libro Sagrado. En el curso de los años de la clase deben estudiarse la historia bíblica, la vida de Jesucristo, las lecciones sobresalientes de cada libro, las grandes doctrinas bíblicas, la historia de la formación de la Biblia y a grandes rasgos, la historia de la Iglesia Cristiana. Donde hay buen número, se subdivide la clase en tres grados, 16 a 18, 18 a 21 y 21 en adelante, y se forman clases separadas para los dos sexos. Pero donde hay un maestro que trata estos temas con capacidad resultará a veces mejor formar solamente una o dos clases. Los métodos Los métodos distintivos de este grado son los siguientes: Se adopta un lema que se pone en lugar prominente en las salas usadas por el instituto, y se reproduce en forma que los miembros puedan adquirirlo para colgarlo en su casa. Un lema típico que ha sido empleado es el siguiente: UN BUEN SOLDADO DE JESUCRISTO Se adopta también un himno que todos aprenden de memoria, que se canta con frecuencia y en toda ocasión especial. Generalmente se escoge un himno por el estilo de “Despliegue el cristiano su santa bandera”. Los miembros a veces llevan en el vestido un botón simbólico como por ejemplo el del “Esfuerzo Cristiano”, un E.C. calado en plata. El gran objeto de todos estos métodos especiales es fomentar el compañerismo, mantener la unidad y mantenerla alrededor de la clase bíblica a la vez que ésta se agrupa alrededor de Cristo. Donde se adopta este sistema y programa adaptándolos a las circunstancias de la iglesia, la escuela dominical será verdaderamente una preparación para la vida cristiana y este grado superior será una colmena de obreros que labran mucha dulzura para sus propias vidas, mucho beneficio para sus semejantes y su iglesia, y mucha gloria para su Salvador.

EXCELENCIA Y CALIDAD Por Miguel Angel Cornejo Prólogo y Notas por Moisés Chávez PROLOGO A causa de su profundo contenido misionológico, Ediciones CBUP-CEBCAR se complace en ofrecer a la intelligentsia evangélica peruana congregada en el Primer COMED, el texto de la conferencia que diera Miguel Angel Cornejo, el más grande estratega de empresas a nivel mundial, en el Hotel Sheraton de Lima, el 9 de noviembre de 1992. La conferencia fue auspiciada por el Centro de Promoción para el Desarrollo Humano (CEPRODEH) con el tema de “Excelencia: Directivas para la Competitividad”.

En realidad se trata de un curso corto programado que en ese momento no contaba con la respectiva separata académica, que MISIONOLOGICAS N° 7 pone a vuestra disposición. A partir del video, el señor Francisco Núñez González, a nombre de CEPRODEH, hizo la transcripción que fue publicada con el título de “Calidad Total” por Ediciones LIBIAC. El texto nuestro es una re-edición de dicha transcripción, y su título “Excelencia y Calidad Total” deriva de las palabras de Miguel Angel Cornejo. “Excelencia y Calidad Total” se suma al material bibliográfico del Primer COMED y del módulo de Educación Cristiana del Seminario CBUP de Julio del 2009. Pero originalmente fue parte de la bibliografía de Teología Práctica, curso dictado en Bolivia por el Dr. Moisés Chávez en la Escuela de Capacitación Misionera Mundial, entidad asociada por convenio académico con la CBUP (Cochabamba, diciembre del 2006). * * * Miguel Angel Cornejo empieza desarrollando la tesis de que en la Guerra Fría no ganó ni el comunismo ni el capitalismo, este último relacionado mayormente con los Estados Unidos de Norteamérica. ¿Quién ganó, entonces? ¿Acaso hubo un ganador? La respuesta es que ganaron la excelencia, la competividad y la calidad, representados por el Japón, por sus satélites financieros e industriales de Asia Oriental (Corea del Sur, Taiwán, Singapur, etc.) y otros pueblos que gradualmente se suman a la nueva modalidad en el mundo globalizado, incluido Estados Unidos, que viene aprendiendo a competir bajo otros parámetros para no perder el mercado ante el bloque financiero de la nueva opción. ¿Y cuál fue el arma de la victoria? Cornejo llama a esa arma CALIDAD. La falta de excelencia y calidad ha precipitado la actual crisis mundial, juntamente con la falta de transparencia en las relaciones financieras. No es una crisis de sequía o de colapso cósmico la causa principal, sino una crisis respecto de los valores humanos. * * * Cornejo expone los conceptos que denomina “las tres C” de la nueva modalidad financiera y económica mundial, que él vincula estrechamente con los valores humanos: La primera C es CONOCIMIENTOS. La segunda C es CALIDAD. La tercera C es lo llama la COLEGIATURA GENERACIONAL. Cornejo se explaya respecto de la tercera C, que es el pago por los servicios formativos que tanto el mundo, como el país y la familia han invertido en la formación de cada individuo. Dicha “colegiatura” hay que pagarla a las generaciones que nos sucederán. En su criterio, cuando el ser humano ha desarrollado y madurado hasta ser consciente de que no ha de escaparse de esta responsabilidad generacional, también habrá desarrollado una C adicional, la COMPASION humana, y se habrá convertido en lo que él llama “mano de Dios”. ¿Quiénes son las manos de Dios para producir un mundo nuevo, ordenado, justo y sustentable en sus reservas de valores humanos? Son los que tienen conocimientos, los que han desarrollado calidad, y los que detentan los puestos de empresarios y creadores de riquezas para toda la humanidad. Son los maestros de la Escuela Dominical, creadores y dispensadores de la mayor de las riquezas: La riqueza espiritual * * *

La tesis de Miguel Angel Cornejo es perfectamente paralela a la tesis de los grandes sabios de Israel que enseñaban que el universo se sustenta sobre la Torah (conocimientos), el Trabajo (concebido como de calidad) y sobre las Obras de Beneficencia, la mayor expresión de la Colegiatura-Compasión. Estos conceptos se expresan en el Tratado de los Principios, una obra didáctica producida en los tiempos de nuestro Señor, Jesús el Mesías. La compasión humana, un tema que ha venido siendo expuesto de manera práctica por una institución evangélica mundial llamada Compassion International, que él no menciona, apunta en la misma dirección misionológica e ideológica. * * * Dentro de la sección en que expone el tema respecto del Conocimiento, utiliza el concepto del genial psicólogo suizo, Carl Jung, sobre el “inconsciente colectivo” mediante sus diatribas contra los sobretonos racistas y los arquetipos negativos que se dan sobre todo en la idiosincracia de sus paisanos, los mexicanos: Se refiere en particular a los arquetipos de héroes, siete machos, sabelotodos, inventalotodos, que también son ridiculizados por otro mexicano, Roberto Gómez Bolaños, el famoso Chespirito. No obstante, admite, algo se puede rescatar del inconsciente colectivo latinoamericano, y ese algo es la esperanza y su reserva de valores que fue puesto en relieve por el Papa Juan Pablo II en una de sus numerosas visitas a México. * * * En la Conclusión el tono es el de un sermón dirigido a las conciencias de todas las personas capacitadas para ser “las manos de Dios”, es decir, los instrumentos y los recursos por medio de los cuales Dios ha establecido que el mundo sea administrado con inteligencia y justicia. De otro modo, las mismas manos potenciales de Dios pueden convertirse en agentes de la anti misión cuyas consecuencias son la destrucción del orden establecido en el mundo. Cornejo se refiere entonces a los que pudiendo ser manos de Dios se convierten en delincuentes, malhechores y explotadores de la humanidad, y a la animalidad de los destructores de los recursos del planeta. Cornejo se levanta en el mundo como una especie de conciencia humana, y hace oír su voz ante aquella multitudinaria audiencia que escaparía de un enfoque similar cuando parte de religiosos y teólogos pichones. Y aunque llega a definir el concepto de “misión” (más apropiadamente, “misión de Dios”) y se refiere a los “misioneros”, es evidente que en sus perspectivas los misioneros no serán finalmente los que lleven a cabo la Misión de Dios, porque Dios tiene otros agentes secretos que no son “misios” ni “eros” y que son mucho más eficientes, como Cornejo mismo. * * * Cuando leo las conferencias de Miguel Angel Cornejo sobre Excelencia y Calidad Total, me digo: “Su éxito deja relucir nuestro fracaso como comunicadores cristianos. No que él no sea un comunicador cristiano también; porque evidentemente lo es, sino porque él no se da de serlo, como nosotros. Y sin citar la Biblia con números de capítulos y de versículos, logra meter la filosofía escritural en el interés de la gente que se queda embobada de sus pensamientos, porque no saben que en la Biblia están expresados de una manera más brillante y sin faltas de ortografía. Pero no saben eso, casualmente porque los que nos damos de comunicadores cristianos, somos los causantes del bloqueo del mensaje. Recordemos que a la gente no le gustan las frases trilladas de corte religioso en que hemos convertido la literatura bíblica. Tampoco le gustan nuestras citas de memoria, porque saben que no son nuestras. Lo que gusta e impacta es lo que hemos asimilado y hecho nuestro,

y que lo sabemos reformular en nuestras palabras y acompañar de nuestras miradas. Esa es la única demostración de “calidad toral”. Cornejo ignora la iglesia, a la cual llama “baticueva”, e intenta convertir la fábrica y las grandes corporaciones en templos donde realmente se adore a Dios. En este sentido, él constituye un retorno a los comienzos de la Escuela Dominical con Roberto Raikes. Por consiguiente, la presente re-edición de su conferencia es dedicada especialmente a los maestros de la Escuela Dominical que han respondido a la convocatoria del Primer COMED y al replanteamiento de los objetivos de la Escuela Dominical que han de ser los objetivos de la Iglesia. * * * Para terminar, permítaseme incluir las palabras de Cornejo en el Colegio de Graduados en Alta Dirección Aristóteles No. 85, Colonia Polanco, porque describe lo que se espera de un maestro de la Escuela Dominical: SE BUSCA UN LIDER 1. Que busque siempre resultados, que para él triunfar no sea lo más importante, sino lo único. 2. Que sea un comunicador que motive y entusiasme y cuya vida irradie dinamismo positivo. 3. Que sea congruente con lo que piensa, dice y hace. 4. Que sea creativo por naturaleza y descubridor permanente de problemas. 5. Que su trato sea de excelencia, sembrando ambiciones y visualizando lo que sus seguidores pueden llegar a ser. 6. Que sea un aprendiz por excelencia. Que aprenda permanentemente y se deje enseñar del éxito y del fracaso, así como del humilde y de sí mismo. 7. Que eduque a sus seguidores y les transforme en seres extraordinarios. 8. Que sea un optimista obsesivo. Que mantenga una actitud positiva ante el fracaso, pues éste es un comienzo, un trampolín de esperanza para alcanzar el éxito. 9. Que siendo un soñador incorregible y un idealista, se fije un compromiso y comprometa a sus seguidores con un sueño. 10. Que sea un líder histórico que trascienda a su tiempo, y cuyas causas sean la justicia, la libertad y la verdad Dr. Moisés Chávez Director Académico de la CBUP Revisor Principal de la RVA Director Internacional del CEBCAR

INTRODUCCION: EL INCONSCIENTE COLECTIVO Respecto del tema que vamos a abordar, hoy en la mañana me reuní con poco más de 1,100 jóvenes peruanos. Les comentaba que para mí era súmamente emocionante que podamos comunicarnos en nuestro idioma. Siempre tengo que hacerlo en otros países con traducción simultánea, pero el mundo de los significados es súmamente diferente. Nuestro tema de verdad vale la pena cuando estamos entre latinos, porque creo que tenemos en común cosas muy significativas. Voy a usar en estas reflexiones un lenguaje que nos pueda identificar, y realmente podremos lograr una identidad mayor durante estos minutos. Abordando el tema de la excelencia en la nueva competencia, esto que se llama directivas para lograr productividad, es indiscutible lo que mencionaba

Francois Mitterrand, “el Lobo de Europa”, el hombre que lleva once años como presidente de Francia, cuando le preguntaron: ¿Qué sucedió con el comunismo? Yo recuerdo en el mes de julio de 1989, cuando regresaba después de haber estado en Alemania Comunista, uno de los principales comunicadores del país, Gutiérrez Vigo, me hizo una entrevista en Radio Red de México y me preguntó: “Licenciado Cornejo, ¿cómo vio usted el Muro de Berlín? ¿Cuánto tiempo estará en pie?” Y yo en aquel entonces cometí un error estratégico terrible, porque respondí que podía caer en seis meses. El error, por supuesto, es obvio. Siempre hay que decir como Mac Arthur: “Volveré. No dice uno cuando, pero hay que volver.” Pero yo me atreví a decir: “Seis meses.” * * * Por supuesto, todos mis enemigos tomaron debida nota para ponerme con chancla el día que no ocurriera. Pasaron seis meses, y si no caía iba a quedar muy mal ante los medios de comunicación. Pero resultó que el 9 de noviembre de 1989, caía derribado por los propios tanques rusos, que no iban contra los que manifestaban contra el sistema, sino que precisamente les ordenaron derribar el muro. El muro de la división ya tenía 40 años desde que fue erigido, pero debía caer, porque, como dice Francois Mitterrand, había surgido, no la derrota del comunismo sino la victoria de una tercera corriente a nivel mundial. El comunismo, como ustedes lo saben, ha demostrado bondades a nivel universal, ya que lo único que ha hecho ha sido repartir miseria equitativamente. Por supuesto, cuando le pregunté a Francois Mitterrand si el comunismo había sido derrotado, él dijo que efectivamente el comunismo ha sido derrotado. Pero cuando le pregunté si ganó el capitalismo, respondió: “No ganó el capitalismo.” * * *

¿Por qué no ganó el capitalismo? Bueno, si ustedes quieren ver algo muy curioso en que los mexicanos apenas están reflexionando es el famoso Tratado de Libre Comercio entre Méxido, Estados Unidos y Canadá, porque resulta que Estados Unidos tiene una pequeña deuda de 280 billones de dólares. La de México es de 80 mil millones, y la de Canadá es de 60 mil millones. Es decir, estamos consolidando pasivos; somos un país extraordinario con un pasivo extraordinario, y esto que México está ubicado en lo que se llama Norteamérica. Ustedes sabrán que para que se dé un mercado común, el Mercado Común Europeo, a Europa le llevó 40 años. Es que se requieren tres requisitos indispensables: Primero se requiere tecnología de punta. Segundo, se requiere capacidad industrial, y tercero se requiere mano de obra barata. Ahora bien, la tecnología de punta por supuesto la tienen Alemania, Francia e Inglaterra, y la capacidad industrial la tienen Inglaterra, Francia, Italia y España. Alguien podría preguntar: ¿Habrá mano de obra barata en Europa? Algunos tal vez digan que no, pero definitivamente tienen la mayor mano de obra barata, la mayor oferta de mano de obra en toda la modernidad del siglo 20, porque todos los países liberados del comunismo, como Rumania, Yugoslavia, Checoslovaquia, constituyen la hambrienta mano de obra que ha salido en busca de salarios. * * * Respecto del Tratado de Libre Comercio en América del Norte la tecnología de punta y la capacidad industrial la tiene Estados Unidos, y el 87 % de la actividad industrial del mercado de América del Norte es precisamente de los americanos, Canadá y el norte de México. Pero respecto de la mano de obra barata, ya se pueden imaginar quién va a ser el negro en esta fiesta, el tercer rey mago que va a

cargar los bultos somos los mexicanos. Respecto de Asia, quienes han viajado a Asia y han leído al respecto saben que la tecnología de punta lo tiene Japón, la capacidad industrial lo tienen Taiwán, Hong Kong, Singapur, Corea del Sur, etc. Y por supuesto la mano de obra barata es impresionantemente grande porque tiene nada más que 1,150 millones de chinos, original y copia, que tienen que trabajar con ellos. El año pasado, estando en Asia en un viaje de investigación conocí los nuevos territorios. Estos son precisamente territorio comunista en el cual se han instalado empresas de Taiwán, Singapur, Hong Kong, Corea del Sur y Japón. Escasos ya de territorios y de todo, se han ido a la China comunista a plantar empresas. Conocí los territorios que en escasamente cinco años han montado 14 mil empresas; tienen dos millones de chinos trabajando con un salario mensual de 70 dólares mensuales, de los cuales 40 son para el trabajador y 30 para el gobierno. Es decir, ya venden también esclavos en ese continente. * * * Este es el gran panorama mundial. Hace escasamente dos meses estuve dictando conferencias en Austria y Nueva Zelandia, y resulta que hasta el final del mundo han sido afectados por la nueva competencia. Entonces regresemos a Francois Mitterrand. Cuando le preguntaron: ¿Ha fracasado el comunismo? Respondió: “Sí ha fracasado; y el capitalismo también ha fracasado.” Estamos viendo los Estados Unidos, un país en franca desintegración, un imperio que se desintegra, como dice Alvin Toffler. Como se está manejando aquella nación, para mediados del siglo 21 será un país caótico, según las tendencias de las minorías y del gobierno. Por supuesto, México es una alternativa para poder aminorar esa crisis recesiva que está viviendo actualmente el país. Con el triunfo de Clincton, ustedes ven que posiblemente haya un respiro para que haya un cambio en la economía de aquella nación. Pero, regresando a Francois Mitterrand, la realidad de las cosas, si no ganó el capitalismo, ¿quién ganó? Y él responde: Quien ha ganado es la nueva corriente sociopolítica y económica del siglo 21, lo que ratifican el señor George Made, Alvin Toffler y los grandes estudiosos de este momento, que dicen que ha ganado la productividad, una nueva corriente del mundo que está dominando la riqueza de las naciones. ¿Quiénes son sus mejores alumnos? Por supuesto, Japón y los Tigres del Pacífico. ¿Por qué? En el año 1945 Japón era un país prácticamente destruido porque tenía un ingreso per cápita de 20 dólares, y actualmente es de 27,235 dólares. Era una nación que tenía el 40 % de sus ciudades arrasadas y dos millones de muertos; un país que estaba vacío sustancialmente de todo aspecto material y espiritual. ¿Por qué? Porque espiritualmente habían sido derrotados sus dioses del Kamikase y el mito de ser invencibles había sido vencido. Resultó que esa nación había empezado a resurgir de sus cenizas; una nación que empezó a ser pujante y posteriormente siguieron las mismas huellas del dragón, precisamente aquellos países del Pacífico. Resulta curioso, pero si nosotros comparamos México que es la nación a la que yo pertenezco, y podríamos agregar el Perú, porque tiene cosas similares con mi país, resultaría interesante hacer una comparación sumamente sencilla: Si nosotros vemos el pequeño archipiélago japonés compuesto por más de 5,000 pequeñas islas unidas a través de túneles y puentes, resulta que suman 377,708 km2, constantemente acosado por problemas de la naturaleza, pues durante el verano tienen las tormentas del Pacífico y durante el invierno tienen nevadas y el frío de Siberia, y el resto del año temblores, para que se vayan acostumbrando. Resulta que según el censo del 12 de marzo de 1990 México tiene una población de 81,140,944 habitantes, —los censos son difíciles de constatar ya que

nadie se atrevería a volverlos a contar uno por uno— es decir, somos el 40 % menos que los japoneses con 123,400,000. Resulta también que Japón tiene graves problemas por la carencia en que vive. Por ejemplo, no tiene minerales de hierro para hacer acero. Esto es fundamental para el desarrollo industrial de cualquier país. De los 22 hornos más grandes del mundo 18 están en Japón, a pesar de no tener minerales de acero. ¿México tiene petróleo? Sí tiene. Japón no tiene. Creo que el Perú también tiene. ¿Japón tiene oro? No tiene. No tiene plata y no tiene una gran cantidad de elementos que México sí tiene. Entonces, resulta que los japoneses tienen que importar directamente del mercado mundial el 87 % de todo lo que consumen, es decir, tienen que traer del exterior los minerales de hierro, hidrocarburos, granos, hilos naturales, para poder alimentar a su pueblo y manufacturar. El año pasado los japoneses tuvieron que comprar del mercado mundial 120 billones de dólares, nada más que con su balanza comercial de exportación les quedó un “pequeño” excedente de 90 billones de dólares. Tienen un problema de flujo de caja; tienen un problema de liquidez, por ello han tenido que comprar el Rockefeller Center, el Metro Golden Mayer, en fin, están buscando dónde invertir sus centavos, porque no saben qué hacer con ellos. Supuestamente, Japón tiene dos cosas en abundancia: Agua y japoneses; nada más. El resto es valor agregado. Entonces podríamos concluir que Japón es un miserable país rico, y México y el Perú son países enormemente ricos en miseria. Resulta doloroso y muy real enfrentarnos a lo que se ha llamado la nueva competencia. * * * Señores, aquí entramos realmente en materia. ¿Cómo fue posible que un país como el Japón, devastado en todo, actualmente posea los diez bancos principales a nivel mundial y resulte el primer acreedor del Nuevo Mundo. Esta es la gran realidad de esta nueva tendencia. Conversando en Tokio con el director del Banco de Tokio el año pasado, yo le pregunté: Oiga, usted sabe que con el Tratado de Libre Comercio se va a bloquear a muchos productos asiáticos para que no puedan entrar al mercado de América del Norte. Por ejemplo, los textiles tendrán un arancel superior si proceden de Asia en relación con los textiles procedentes de Canadá, Estados Unidos y México. En más o menos el 100 % va a ser superior el arancel de los mercados automotrices que sean japoneses. Entonces llegó el momento en que ustedes dirán: Señores, creo que nos han violado, ¿si? Ante esa situación tuvieron que asociar talentos, inteligencias, capitales y todo aquello para hacer frente justamente a la amenaza amarilla. Los norteamericanos, por otro lado, enfrascados en la guerra de las galaxias, en entrenar a Rambo y en muchas otras cosas, se dieron cuenta también que el enano que habían ayudado después de haber invadido y dominado, creció y resulta que en los últimos diez años tienen una péqueña pérdida en su balanza comercial promedio de 52 billones al año. Obviamente, el Sr. Ronald Reagan, que dio la voz de alarma, se sentó cómodamente en una piedra picuda y dijo: Tenemos que hacer algo para cambiar. Señores, esto nos habla precisamente de algo que es fundamental: ¿Cómo es posible que una nación —escuchen, que estoy llegando a la parte medular— que una nación sin tener ojivas nucleares, sin tener ejército, sin tener a Rambo en sus filas, de pronto se lleva la riqueza de las naciones, empieza a dominar el mundo y empieza a dictar sus políticas a nivel mundial? Ustedes y yo fuimos testigos del conflicto del Golfo Pérsico. Curiosamente se estaba defendiendo a la humanidad. El problema era el petróleo, y si ustedes no lo saben, el 80 % del petróleo que consume el Japón viene precisamente de Kuwait. Pero como los japoneses no tienen ejército le dieron 12 billones a los norteamericanos para que se rompieran el hocico por ellos y se resolvió el

problema del conflicto del Golfo Pérsico. * * * Esto nos da una idea de cómo es la hegemonía y cuál es la fuerza mundial. En fin, regresemos y ateterricemos en nuestro tema. ¿Cómo es posible que una nación sin invadir a otras, sin lograr este poderío militar que tienen los norteamericanos, de pronto es el ganador? Como dice el Sr. Richard Nixon, la Tercera Guerra Mundial ya sucedió, y hay un ganador, Japón. ¿Y cuál fue el arma con que invadieron el mundo? Por favor, escúchenlo bien, porque lo van a vivir varias décadas en el Perú y varios milenios en el futuro. . . Sí señores, esta nueva arma se llama CALIDAD. Calidad es la nueva arma. El país y la empresa que tenga calidad se quedará con las riquezas de las naciones. La calidad entra de contrabando; la calidad se filtra; la calidad no tiene fronteras. Perdone si parezco demasiado audaz, pero creo que ninguno de los aquí presentes tiene contrabando en su casa, ningún artículo que haya entrado en forma ilegítima. . . ¿Sí? Tal vez es una osadía lo que estoy diciendo, pero resulta curioso que precisamente el contrabando se debe a que la gente sale fuera de los aranceles de Gatt, a los mercados paralelos que se llaman “contrabando”, precisamente porque quieren comprar calidad, y llevan a sus casas calidad. Si ustedes, como yo, que somos padres de familia y vamos al mercado para comprar unos zapatos para los muchachos no nos importa si el zapato diga made in Taiwan, made in Corea, made in Peru o en no sé dónde. Lo importante es que tenga calidad y me pueda ofrecer más calidad a menor precio. Precisamente la nueva corriente que domina al mundo es la calidad que se filtra por todos lados. * * * Hace un momento, en un almuerzo muy grato, comentaba una experiencia que tuve hace muchos años en una empresa de televisores mexicanos que se llamaba Mayesti. Eso fue hace 25 años cuando yo era Director del Area de Servicios y del Area de Reparaciones. Dependían de mí unos 200 ingenieros que hacían reparaciones de los televisores y teníamos una flotilla de 100 camionetas. Y empezó a entrar de contrabando un televisor que se llama Sony. En México no había representantes de Sony, no había garantía Sony, y se vendía en un barrio de contrabandistas. Obviamente, la gente de Mayesti estaban felices. Dijeron, van a fracasar, porque no tienen reparaciones, refacciones ni atención. Dijeron: Estos fracasan. Lo único que no tomaron en cuenta es que los televisores que estaban entrando no se descomponían. Luego, no necesitaba ni de camionetas, ni de refacciones, ni de pólizas, ni nada por el estilo. Estamos hablando precisamente de la calidad que se filtra en el mundo y que tenemos que enfrentar. Señores, ustedes están viviendo, como nosotros los mexicanos, en la aguda crisis de la nueva competencia. El gobierno de México se enfrentó a su gran verdad. No había forma de controlar la inflación; no había forma, a pesar de que se había reducido el efectivo, a pesar de que se había reducido el aparato burocrático, a pesar de que se habían hecho planes de emergencia, planes globales de desarrollo. Ya saben, los políticos inventan cada sexenio alguna forma de resolver el problema, pero nadie había dado en el clavo. Hasta que alguien dio en el clavo y dijo: ¡Hombre, es tan simple, tan simple como abrir las fronteras! Y al momento abrieron las fronteras y se dejó venir la nueva competencia. * * * México, como ustedes saben tiene una deuda eterna enorme; no externa, sino eterna, de 80 billones de dólares. Es enorme esa deuda. México no le puede decir a su principal acreedor: No te pago, porque los mexicanos somos muy machos y muy mexicanos. Porque de nuestros queridos acreedores el más importante es Cow Boy y

usa botas y sombrero tejano, y nos va a decir: ¡Ah! ¿No me quieres pagar? Si no me quieres pagar, nomás te voy a hacer un bloqueo comercial. No más voy a evitar que entre algo que en tu país se llama “granos”, y si no hay granos, no hay tortillas, y si no hay tortilllas, hay hambre, y si hay hambre hay revolución, y si hay revolución se acaba el partido que está en el poder. Entonces, obviamente, México tiene que salir a buscar divisas para poder pagar su deuda eterna y obviamente tenemos un producto del cual hemos hablado mucho, un producto muy poderoso que se llama hidrocarburos, petróleo. Entonces, nuestros queridos petroleros mexicanos con los cuales he conversado cantidad de veces, y con el propio director de Petróleos Mexicanos y con el Presidente de la República, tiene que salir a tocar puertas y decirle al Japón: Te vendo petróleo. Y los japoneses dicen: Hombre, caray, ¡sí te voy a comprar! El mexicano, feliz, le dice: ¿Cuánto? Pues te voy a comprar este año 7 billones, y el mexicano se pone feliz y dice: Bueno, pues, gracias, ya me voy. Pero el japonés le dice: No no, no. Ven acá. ¿Cómo que ya te vas? Dame algo a cambio. El mexicano sorprendido dice: Caray, tú ya estás en la onda de la renovación moral de esos conceptos tan avanzados. . . Y le dice el japonés: No, no, no. Toma en cuenta una cosa. ¿Por qué se lo voy a comprar a los mexicanos, si afuera está Venezuela, Kuwait, el Mar del Norte, etc. Hay muchas empresas petroleras a nivel mundial que quieren que yo les compre petróleo. ¿Por qué te voy a dar prioridad? Bueno, porque los mexicanos somos muy simpáticos, por el jarabe tapatío, en fin, por muchas cosas muy simpáticas. . . Bueno, esto no es un dispensario o la Compañía San Vicente. Tienes que llegar a un arreglo comercial. Y en ese momento México dice: Bueno, estoy dispuesto a un arreglo comercial. ¿Qué tengo que hacer? Si yo voy a comprarte petróleo por 7 mil millones, pues nada más, ¿qué te parece si tú compras 3 billones de productos japoneses? Y dice el mexicano. ¡Oye, es imposible! Por favor, no tengo dinero. No te estoy pidiendo dinero. No quiero que tú me compres, gobierno de México. Sencillamente, tú dices que tienes 81,140,944 habitantes; no más déjame competir libremente, nada más. Entonces llega la Sony y le dice la Mayesti: ¿Competimos? Y lo destruye; obviamente lo destruye. * * * Hace un momento comentaba que tuvimos una ponencia muy importante en México en el 40 aniversario de la Contaduría Pública, y llegaron el señor Presidente y las personalidades. Entonces, cuando me tocó la clausura del evento yo comentaba que muchas empresas mexicanas ya habían superado la crisis. Por supuesto, todos los políticos sabían las medidas que estamos tomando. Resulta que sí, decían, ya la superaron porque ya la cerraron, porque no hay alternativa. Ante la nueva competencia no hay alternativa; no más no hay más a dónde hacerse. Se acabaron los márgenes de error; ya no se permite la mediocridad en el mundo de la excelencia. Precisamente este es el tema que quiero abordar, ya que estaré abordando esta tarde el concepto para que entendamos en toda su dimensión qué nos exige la nueva competencia y si los peruanos quieren estar en el tercer milenio, si quieren entender el futuro de su país o les entra o no tienen muchas alternativas. Cuando una violación es inminente, ¿qué hay que hacer? Pues aflojar el cuerpo; no hay remedio. Si y por favor, no se muevan para que no gocen los enemigos. Entonces, señores, esto se llama la nueva competencia y ésta nueva competencia la tenemos que enfrentar con sus realidades, sus implicaciones y lo tenemos que hacer los países que queremos salir de ese inframundo del subdesarrollo, de la miseria, del abandono, de la violencia, de la guerrilla. Porque hay una cosa fundamental, señores: La miseria, está demostrado universalmente, no puede ser subsidiada. El comunismo fue subsidiado universalmente; el costo del sistema comunista fue demasiado alto. No se puede ganar ideologías ni partidarios a través de subsidios.

Cuando estuve en la Unión Soviética, cuando el señor Gorbachov estuvo en su “barrestroika”, definitivamente uno de los grandes problemas que tenía era Cuba, porque les costaba 10 billones al año mantener un satélite en América. Entonces sabían que esto les era insostenible. Por eso Gorbachov es para unos un agente apocalíptico; para otros un verdadero Quijote que puede derribar un sistema que había dado miseria y había hundido en la miseria. Definitivamente, señores, si queremos la prosperidad de las naciones, no podemos subsidiar la improductividad. Tenemos que aprender a generar riquezas. Esta es la única forma, señores. * * * En uno de mis programas de televisión, un empresario me dijo: Licenciado, por qué el trabajador mexicano es displicente? ¿Porqué deja todo para mañana? ¿Por qué es flojo? Yo le respondí: Oiga, ¿sería usted tan amable de facilitarme 100 millones de dólares para mañana? Se me quedó oyendo y me dijo: Pues no; porque no; porque no los tengo. Entonces, resulta que nadie puede dar lo que no tiene. ¿De acuerdo? Entonces, resulta que ese trabajador mexicano, que nació en una colonia marginada, en un collar de miseria, junto con otros diez hermanitos en un lugar totalmente infrahumano, tal vez empezó a robar tapones de gasolina, tal vez sobrevivió vendiendo chicles y dulces en la calle y posteriormente entró de ayudante en una peluquería y en una lonchería, y a los 17 o 18 años entró a su fábrica, y usted quiere que le dé calidad, puntualidad, honestidad, que le dé de todo. Nadie le puede dar lo que no tiene, y la única forma que podemos enfrentar el futuro es teniendo qué dar para poder cosechar. Me voy a permitir seguir un esquema de algunos de mis libros con el cual quiero hablarles precisamente de los retos de la nueva competencia, para que podamos tener un esquema y podamos avanzar rápidamente en esta charla, que precisamente es lo que estamos buscando. Los retos de la nueva competencia son: Número uno, fundamental y esencial, no debemos temer a la competencia, sino a nuestra propia incompetencia. Este es un principio fundamental; el problema no es la competencia, sino la falta de talento, de ingenio, de conocimiento.

LA PRIMERA “C”: CONOCIMIENTO En nuestra institución que hemos creado hace muchos años, porque estamos creando una corriente a nivel nacional, hablamos de tres elementos fundamentales que llamamos “las tres C”. La primera C es CONOCIMIENTO. Estos son tiempos de conocimiento, de aprendizaje. Porque al manejar una empresa o un país con las fronteras cerradas, con altos índices de inflación, no permitiendo la libre competencia, ¿cómo se resolverán todas las crisis? ¿Aumentando precios? Pero, ¿qué resulta cuando hay una nueva competencia? Hay que aprender a restar y para eso se requiere inteligencia; se regiere conocimiento; se requiere capacidad. Dos grandes científicos que pasarán al siglo 21 son Albert Einstein y Karl Jung, menos conocido, pero que tiene trascendencia en el mundo de la sociedad moderna. El nos ha podido explicar lo que se llama el “inconsciente colectivo”. Los pueblos somos como somos por inconscientes. ¿Qué significa esto? Todos los seres humanos somos víctimas de la habitualidad; nos comportamos de acuerdo a los hábitos. Si ustedes ponen una tina

de agua hirviendo y echan una ranita, la ranita sale de estampida, brincando, porque no está acostumbrada a esa temperatura. Pero si ponen la rana en agua fresca y empiezan a meterle el calor poco a poco, la ranita se empieza a habituar y empieza a nadar de crol. Lo empieza a pasar muy a gusto y llega el momento en que nos echamos una deliciosa sopa de rana. ¿Qué sucedió? Sencillamente que se habituó. Cuando ustedes y yo aprendimos a manejar, acuérdense de ese día que íbamos pendientes del tráfico, de las agujitas del tablero, de todo. ¿Qué pasó tres meses después? Ibamos manejando, viendo el tráfico, platicando con la persona de al lado, regañando a los niños atrás, insultando al que pasaba. ¿Qué sucedió? Empezamos a manejar en forma inconsciente. Ya nos habíamos habituado; el mensaje se había mandado al inconsciente. * * * Para que ustedes tengan una idea mucho más clara, México y Perú somos la América nuclear. Los grandes estudiosos en la materia dicen que las grandes potencias del futuro son aquellas naciones que tienen una reserva espiritual. Japón es una de esas reservas, la India es otra, y México y Perú es otra reserva, países con grandes posibilidades por su cimentación de valores. Resulta que 300 años de conquista nos dejaron inconscientes colectivos marcadísimos, y actuamos en forma inconsciente. Estuve dirigiendo un seminario de investigación en Sevilla 92, la famosa feria universal que reunió a 113 países en un espacio precioso de la Cartuja, y uno de los intelectuales españoles me dijo: Licenciado, es que nos da vergüenza hablar del descubrimiento. ¿Por qué? Porque descubrir es conocer su música, sus dioses, su literatura, sus artes. Nosotros no descubrimos nada; más bien lo aplastamos todo, que es diferente.” Resulta que esos 300 años de conquista nos dejaron inconscientes colectivos. Por ejemplo, el conquistador nos dejó una cultura de despojo. ¿Por qué? Porque cuando llegaba el conquistador decía: ¿De quién es el oro? De quien lo descubrió. Yo lo vi primero; el oro es mío. ¿Quién vio la plata? Es mía; yo la vi primero. ¿De quién es la india? Es mía; yo la vi primero. Y resulta que las cosas pertenecían a quien lo descubriera. Por favor, piénsenlo. Salimos ahorita y nos encontramos una cartera. ¿De quién es? Es impresionante; vemos un brillante tirado y le ponemos el pie para que nadie lo vea. No vaya a ser que todos lo vean; entonces se arma un pleito terrible. Si ustedes van al metro de Tokio, que es el que tiene mayor índice de productos perdidos, extraviados y denunciados, son recuperados más del 90 % ¿Por qué? Porque la persona que lo encuentra posee el inconsciente colectivo japonés que dice: ¡Caray! Esto pertenece a alguien; lo tengo que devolver. Cuando uno está en el metro de Tokio y está lloviendo, hay paraguas a la salida que son propiedad del metro. Yo puedo tomar un paraguas sin dejar un vale, recibo o firma. Me lo llevo prestado a mi casa y al día siguiente lo regreso a su lugar, seguramente igualito que en el Peru, ¿Eh? Esto nos da una idea de lo que es el inconsciente colectivo: Somos porque somos manito. En Alemania le pregunté a un ciudadano: Oiga, ¿por qué su taller está bien ordenado, tan bien ordenadas sus herramientas, equipos, todo. Me respondió: ¿Hay alguna otra forma de tenerlo? —Es que el inconsciente colectivo fue llevado hasta el inconsciente. Eso es lo impresionante. * * * En Japón, señores, la calidad se da en todos lados. En la casa de las Geishas hay calidad. Me han platicado; porque yo jamás he ido allí, aunque he leído mucho al respecto. Pero eso nos da una idea de lo que se llaman los famosos inconscientes colectivos. Aquí está. ¿Qué significa esto? Fíjense muy bien: Son tiempos de aprender los nuevos hábitos de la excelencia, de la calidad.

El año pasado me invitaron a la Universidad de Harvard. Primera vez en toda la historia de dicha universidad que invitan a un prietito latinoamericano. Anque yo soy de color austero me tuvieron que aceptar de este color. Alguien me preguntó: “Oiga, licenciado, yo quiero ser como usted. ¡Pues asoléese! Yo creo que es un buen comienzo. Ahora que estuve en una tienda aquí, en el Sheraton alguien me dijo: Anda usted muy asoleado; ¿con qué se broncea? Yo no quise decir nada. Dejémoslo allí; es color natural. Yo digo que nací con tres manos: La mano derecha, la mano izquierda y la mano negra. * * * Entonces, señores, resulta que tenemos que entrar al mundo de los incoscientes colectivos desaprendiendo y reaprendiendo, creando nuevos hábitos para que se forme un inconsciente colectivo de calidad. Por eso en el Japón, cuando uno pregunta, ¿dónde aprendió usted calidad?, le dien: Pues no puedo explicártelo. ¿Por qué? Porque desde el kinder vengo trayendo un concepto de calidad. Me lo han mandado hasta el inconsciente. Ahí está cómo se logra la calidad y la excelencia, que es un concepto superior a calidad. Las invitaciones que hemos recibido de algunos otros países, como Japón, Taiwán, Estados Unidos, es para hablar del concepto de vanguardia, que no es otra cosa que el gran globo que se llama excelencia y una manifestación de la excelencia es la calidad total. La excelencia es el universo; la calidad es una parte de ese universo. * * * Tenemos que aprender ahorita, que son tiempos de aprendizaje. Esta semana de calidad que se está iniciando el día de hoy, es tiempo de aprender, de asistir, de entender muchos conceptos para que podamos lograr ese inconsciente colectivo que es precisamente la calidad. Desafortunadamente, el problema latino y de muchas partes del mundo es que creemos que todo lo sabemos; y si no lo sabemos, pues lo inventamos. Los grandes estudiosos de la materia, como el maestro Ersa Boge, que es quien conoce más a fondo el fenómeno asiático, el maestro William Ouchi, el autor de la Teoría Z, el maestro Attos y Pascalle, y por supuesto, Miguel Angel Cornejo —la vanidad, ¿no?— llegan a una conclusión: Si algo explica el milagro asiático es su humildad para aprender. Aquí va un concepto que me da gran satisfacción, porque obviamente sin merecerlo, en 1989 se me entregó un premio que sólo se entrega a los Premios Nóbel de Economía: El premio de reconocimiento Ludwig Von Mises, el gran genio de la famosa privatización europea, hombre ya muy viejo. Su mejor alumna fue Margaret Thatcher, la Dama de Hierro. —Ya después te explico por qué no pudo utilizar minifalda—. Es una señora extraordinaria, pues puso de moda la privatización mundial. Ahí fue donde se inició el gran cambio en Europa—. Y cuando me entregaban el premio, yo preguntaba: ¿Por qué? Y me contestaron: Licenciado, es increíble que alguien nos explicara qué es el milagro asiático y cuál es el camino más corto para obtener el éxito y la excelencia en una corporación, y que es el modelo que se está siguiendo en Europa. Y el día 26 de noviembre de 1992 a las 9.00 am, en el Hotel Camino Real me entregaron el premio de la excelencia europea en México, precisamente por este mismo concepto. * * * Pero para poder entender, quisiera hacerles una pregunta, aunque algunos aquí parecen que están disecados, pero están vivos: ¿De dónde se aprende más, del éxito o del fracaso? Levanten la mano todos aquellos que están convencidos que se aprende mucho

más del fracaso que del éxito. Sin miedo, señores, levanten la mano; no va a pasar nada. Por eso estamos como estamos. . . ¡Bájenlas! Ese es el problema. ¿Quién te va a enseñar a jugar tenis? ¿Quién te va a enseñar a esquiar? ¿El campeón mundial de tenis o el más bruto del tenis? ¿El campeón mundial de esquí o el peor del esquí? Quiero dejar en claro una cosa: El fracaso solamente es valioso cuando se aprende de él; si no, no sirve de nada. Cuando el fracaso se asimila es valioso; si no, no sirve. Tomás Alva Edinson decía que la creatividad, más que ser un proceso de la genialidad, es un proceso de observación. La observación es la mejor escuela. ¿Serán observadores los japoneses? Dicen que en una ocasión asaltaron a un camión de turistas japoneses, 50 en un camión. Afortunadamente la policía tuvo cerca de 4,000 fotografías de los asaltantes. Ustedes pueden sacar su conclusión si son observadores. Se han ganado la muy merecida fama de ser los mejores piratas del mundo. ¿Si o no? Seguramente usted ha visto muy raro que alguien se enganche en reversa y choque contra un poste. ¿Cuál es la primera reacción? El tipo ve que hay gente y lo primero que hace es reírse. ¿Por qué? El imbécil es él. No hay a quien echarle la culpa. Se baja para ver el daño y dice: ¡Desgraciado poste! ¿Quién tuvo la culpa? El poste y el gobierno que pone esos condenados postes. Alguien debe tener la culpa en ese momento. Señores, el mediocre siempre le echa la culpa a los demás. El maestro Edwar Demin, considerado el padre del milagro japonés, un viejito de 90 años que sigue dando clases en la Universidad de New York, dice del 100 % de los problemas de una empresa: El 85 % los producen los líderes de la empresa, no los obreros. ¿Eh? ¡Los líderes de una empresa! El maestro Konasuke Matushita, considerado por la Universidad de Harvard el empresario del siglo 20 nos dice: “Esos son los dardos dolorosos de la excelencia: Aprender la excelencia. ¿De quién? De mí mismo y de mis propias equivocaciones como líder. Hay un antiguo adagio japonés que dice: El pescado se empieza a podrir por la cabeza. No por otro lado, eh; por la cabeza. ¿Cuál es el cielo de los mediocres? Yo me lo imagino lleno de nubes y atascado de postes. ¿Por qué fracasó tu matrimonio? Por la culpa de esa babosa. ¿Y tus hijos? Esos idiotas no entienden nada. ¿Y tu empresa? A mis empleados les falta poco para rebuznar. ¿Quién tiene la culpa? Todos, menos yo. Yo lo sé todo; yo soy la verdad, el único que sabe la verdad. Y esa es la peor falsedad que puede haber. ¿Qué se requiere? Humildad para reconocer tus errores y aprender de ti mismo que te equivocaste. * * * Pero regresemos a la “tecnología de lo obvio” en su inversión más simplificada y modernizada: ¿Qué hicieron los japoneses? Dijeron: Muy bien, ¿quién es 10 del acero? Los suecos. El 10 sueco se convierte en el cero japonés. De ahí voy a empezar: El 10 del mejor se ha convertido en el 0 de mi misión. ¿Quién tiene 10 en fabricación de motocicletas? Los alemanes se convierten en mi 0. ¿Quién tiene 10 en fotografía? Los alemanes se convierten en mi 0. ¿Quién tiene 10 en la industria automotriz? Estados Unidos se convierte en mi 0. Y empiezan a tomar los dieces de los mejores maestros del mundo. ¿Para qué? Primero para imitar, luego para igualar y luego para superar. Tan obvio como es. Me dio un gusto enorme el otro día que Lee Yaccosha en una entrevista en Disney World hacía referencia a la tesis de la “tecnología de lo obvio” y decía: De la tecnología de lo obvio no puedo opinar nada. Es tan obvio, que es infernalmente difícil. ¿Por qué? Porque cuando él sacó la Chreslier adelante, ¿qué uso? La tecnología de lo obvio traía frenos de la IBW y le decía a sus ingenieros: Vengan, por favor. No me estén inventando cosas raras. Igualitos que éstos, y

cuando les lleguemos a éstos, los mejoramos. Hablando de Asia, la fábrica de televisores Samsung, que produce un televisor cada dos segundos, tiene la mejor televisión de Asia. La Matushita, que es de la competencia, puso en un pedestal en el centro de la planta a la Samsung con una serie de reflectores y el objetivo es igualarlos, que es la ruta más breve a la excelencia. Ya recorriste todo el camino, pues vamos a recorrer el mismo camino. ¿Por qué nos empeñamos en buscar nuevos caminos si la ruta ya está señalada? ¿Cual es la necedad? La terquedad. * * * Me juntó el gobierno de México a 63 gurúes: Premio nacional de calidad, premio nacional de economía, premio nacional de arquitectura; todos los premios nacionales. El único mexicano en la sala científica de New York era un ingeniero que omitió decir nombre, el que más aportaciones ha hecho a nivel universal en anticonceptivos. El tiene doce hijos; ustedes saben cómo es la vida de empeñosa. Entonces se levanta un tipo y me dice: Licenciado, ¿por qué ustedes nos hablan de modelos japoneses, alemanes, americanos y canadienses? ¿Por qué no nos habla de una tecnología propia, nacionalista, regionalista, mexicana, profunda? Le dije: Ay, caray. Le ruego a Dios que le conteste y que jamás sea usted mordido por un perro que tenga rabia, porque por su terquedad de sacar un antirábico derivado de la yuca, del camote, del nopal, seguro que se nos muere aullando. ¿Por qué se niega usted a usar un antirrábico extranjero? ¿Qué marca es su reloj? Me dice: Bueno, Roleys. Le digo: ¿De Xochimilco o de Acapulco? Creo que durmió en un Simons, agarró una pretobarba guillette, se tomó un chocomilk, vino en un coche General Motors. Además le dije: Le prohibo que hable español. ¿Por qué, licenciado? Porque es importado. ¿Qué le parece si regresamos a los penachos y a las plumas para empezar a hablar de nacionalismo? * * * Señores, el conocimiento no es de quien lo crea sino de quien lo aplica. Esto es fundamental; no importa de dónde venga, el conocimiento hay que adoptarlo. La tecnología de lo obvio es la tecnología de punta, la más avanzada. ¿Por qué? Porque está basada en hechos ya realizados, ya concretos, y en pruebas ya tomadas. No estamos inventando una nueva tecnología; estamos tomando la ruta de la excelencia. Según el Colegio de Abogados graduados en alta dirección de México —el que tiene Petróleos Mexicanos—, Mexico vende 15 billones de dólares al año. Nada más que una condenada feria americana como es la Walt Disney Production vende 40 billones de dólares. Petróleos de México, con 180 mil empleados, y ellos con 32 mil, y además, con utilidades. Esa es la diferencia. Entonces, ¿qué hay que hacer? Voy a ir a Disneylandia, no para ver a Maca Mace y al Pato Donald. Voy a decirle: Oye, ¿cómo te organizaste para esto? Yo les pregunto, ¿Perú tendrá más distracciones que Disneylandia? ¿eh? Esto es real, sus lagos, sus ruinas, su tradición, su cultura es real; no es tramoya. ¿Y por qué no podemos traer al Perú 10 millones de visitantes al año? Terrible realidad que tenemos que enfrentar al buscar la tecnología de lo obvio. La tecnología de lo obvio tiene una colegiatura que es difícil, pero es una colegiatura. * * * Señores, lo más triste de esto, ustedes lo van a entender bien, es cuando llega un papá y les dice a sus hijos: A ver, el más chiquito, ¿Qué te gustaría ser cuando seas grande? Papá, me gustaría ser astronauta, ir a la Luna, regresar,

platicar con Rambo. Sensacional. A su niña preciosa de 13 años: Hijita, ¿a ti qué te gustaría ser? Ah, pues, a mí me gustaría ser funcionaria del gobierno del Perú, porque se gana mucho dinero, no se trabaja, y una se la pasa. . . Muy bien, hijita, asiento, asiento. Y el tercero, de 15 años, con sus pelos parados, con barros: Y tú. . . No gruñas, hijo. ¿Qué te pasa? Me da vergüenza. . . Pero, ¿qué quieres ser cuando seas grande? Me da vergüenza. Pero, ¿qué quieres ser? Está bien, papá. Yo quiero ser un cojudo. ¿Qué? ¡Si para eso no se estudia; eso es natural! ¡Cojudo! ¡Cojudo! ¡Cojudo! ¿Por qué, mi hijito? Porque cada vez que salgo contigo me dices; ¡Qué casa tiene ese cojudo!¡Mira qué hembra se maneja ese cojudo! ¡Mira que ese cojudo es funcionario público! ¿Saben por qué, señores? Porque hay un inconsciente colectivo que nos duele terriblemente. Es que el peor pecado en los países latinos y en muchas partes del mundo es tener éxito. Nos duele el éxito de los demás; nos molesta el éxito ajeno. Cuando estamos en una clase, en una conferencia, ¿saben qué hacemos? Nos dedicamos a criticar; no a aprender, sino a criticar. Por eso hay un concepto de filosofía que es interesantísimo y que dice: Los enanos se divierten con los defectos de los gigantes. Andamos buscando el defecto. . . Andamos buscando invalidar el éxito de alguien; es un gravísimo peligro a nivel mundial. Manito, el tener éxito reta. Si él pudo, ¿por qué yo no? ¿Cuál es la razón, si se han puesto a preguntar, de ese incosciente colectivo? Allí está un coche último modelo, y un tipo pasa con un clavo y lo raya, o agarra la antena y la quiebra: ¡Condenado rico, te vas a ir al infierno! Es el inconsciente colectivo. Nos ofende el éxito ajeno; pero realmente, como dice La Set, si aprendemos a decir dos palabras encontraremos la puerta de la sabiduría. Eso dijo 500 años antes de Cristo. Aprende a decir dos palabras, nada más. Aprende a decir: No sé. Explícame; quiero aprender, caray. No quiero inventar. No; nosotros si no lo sabemos lo inventamos. O decimos: ¿Para qué? Es más, lo que estás diciendo, yo ya lo sabía. Y dice el libro de la sabiduría: “Si ya lo sabías, no has hecho nada y estás peor que antes.” Y le agrego “burro”, para que aterrices. * * * ¿Qué nos sucede? Tenemos que aprender; humildemente, aprender. Son tiempos de aprendizaje; son tiempos de conocimiento. En México, de esa gente soberbia, esa gente que cree que lo sabe todo, esa gente que cree que nadie le puede enseñar nada, decimos que ya se le subió. Oye, ¿qué se le subió? El nivel del estiércol al cerebro. Ya se le cuajó, hasta acá. Oiga, doctor, ¿me podré bañar con diarrea? Si le alcanza, ¿por qué no? Entonces, ¿qué resulta? Se nos cuajó la vanidad; esa vanidad de creer que todo lo sabemos. Son tiempos de conocimientos, señores, y ténganlo muy en claro. El desierto empresarial está muy lleno de huesos de las empresas que cesaron de aprender. Dejar de aprender es dejar de crecer. ¿Qué es la madurez? Es la gran capacidad de cambio de una persona. * * * No sé si ustedes han escuchado esta plática, muy a menudo se da, cuando el señor curiosamente llega temprano y empieza a discutir con la señora. La señora empieza a reclamarle que no le alcanza el gasto, que las colegiaturas ya subieron, que las cosas están terribles. Y aquéllo empieza a derivar en una bronca terrible y dan las 11.00 de la noche, y la señora ya está en campos minados y además tú hueles a leña de otro hogar. Bueno, un lío. Y si llega el momento, por ahí a las 11.30 se oye un grito que dice: ¡Basta, basta, ya no quiero seguir discutiendo! Yo ya no puedo cambiar. ¡Te casaste conmigo; yo soy tu cruz!” —Parece telenovela, ¿verdad? ¿Qué sucedió? La persona se niega al cambio; la gente ya no busca el cambio;

la gente ha rechazado el cambio. Ahorita son tiempos de cambio. ¿Qué es la madurez? Es la gran capacidad de adaptación que tiene el ser humano ante el cambio, la gran opción. Y están viviéndola, pero también han vivido empresas que están en el Perú, y a pesar de los cambios están ganando plata. Por favor, piensen en esto. Si usted toma una jarra con agua y la vierten en un vaso, ¿qué forma toma el agua? Del vaso. Si la vierto en una jarra? De la jarra. ¡En una cubeta? De la cubeta. ¿Y sigue siendo agua? Sigue siendo agua. ¿Cómo se llama esto? Consistencia de la dirección. ¿En qué consiste? En que donde te pongan hay que ser bueno, a pesar de que. . . Pero, ¿qué andamos buscando? Víctimas circunstanciales. En el Perú no se puede; con las leyes no se puede; con los impuestos no se puede. Es decir, estoy total y absolutamente convencido que no puedo. Este es el inconsciente colectivo latinoamericano. * * * El otro día me reuní con la delegación episcopal en México, la Iglesia Católica mexicana, la santa mafia en pleno. Toda la baticueva estaba en ese día, y entonces resulta que les dije: Señores, muy bien, ¿qué es la fe? ¿Estarían ustedes de acuerdo conmigo que la fe es convicción? Yo estoy convencido de que Dios existe; ¿es eso fe? Es fe. ¿Es convicción? Es convicción. Y si una persona dice: Yo estoy convencido de que Dios no existe, ¿es fe? ¿es convicción? ¿Sabe cuál es nuestra fe? Estamos totalmente seguros que nos va a ir mal. ¿No se han dado cuenta de eso? Llega un amigo, platícale. Perdí mi casa. Yo te creo. Mi vieja se fue con otro. Te creo. La fábrica quebró. Te creo. Ayer hice un negocio fenomenal. ¡Ah, eso si que ya no te creo! Las cosas buenas no las creo; las malas, todas, las buenas, ninguna. Señores, tenemos un aspecto negativo dentro de esos inconscientes colectivos que tenemos que cambiar. Esto es fundamental. Tenemos que entender que 300 años de coloniaje nos dejaron un valor fundamental que se llama esperanza. Los países latinos son países profundamente esperanzados. Les decía a la Iglesia: Señores, por lo que dicen las estadísticas se llega a la conclusión de que los mexicanos somos el 93 % de católicos apostólicos y romanos. Pero no es así. Somos adoradores de Mahoma, ¿saben por qué? Porque todo el día estamos con que a lo mejor baja el dólar, a lo mejor perdí en los negocios, y Alá y Alá y Alá.¡Y hay quien se va a la, y nunca la hizo! Entonces, resulta que vivimos en la esperanza del milagro. Díganme ustedes si no vivimos del milagro, ricos y pobres. ¿Quién no ha comprado un billete de lotería y lo acaba de pagar? Lo guarda, sigue manejando y piensa cómo lo va a repartir mañana. Tenemos el Santuario más hermoso de América, de la Virgen de Guadalupe. Es bueno encontrar a un empresario pidiendo 100 millonres de dólares y a un obrero pidiendo 10 dólares. Los mismos con la misma fe, con la esperanza de que alguien se los dé. Voltea el empresario y le pregunta: ¿Le está pidiendo a la Virgen 10 dólares? Tómalos y no la distraigas. ¡Ay madrecita! ¿Qué buscamos? Estamos buscando precisamente eso, una esperanza. Les quiero decir una cosa: La excelencia ha de tener un clarísimo procesamiento. La excelencia , la calidad no se espera; se busca. Hay que salir a su encuentro. * * * Señores, a aquellos que piensan que la calidad es su problema, les quiero decir que están terriblemente equivocados: La calidad no es un problema; es la solución a nuestros problemas. Si queremos resolver nuestros problemas de supervivencia ante la nueva competencia, de generar utilidades, de prosperar, no tenemos alternativa: Tenemos que entrar a la solución de la calidad. Por tanto, señores, ahorita mi primer gran posesionamiento en esta tarde es, conocimientos. Aprender, caray. ¿Cuánto vale el

libro? 20 dólares. ¿Cuánto vale la botella, el pomo? Me llevo el pomo. O sea, invertimos en eso que trae conocimientos. Son tiempos de sofware. Señores, ¿cuál es la diferencia entre la Madre Teresa y un narcotraficante? Es el software. Todos los que estamos aquí tenemos el mismo hardware: Todos tenemos dos pies, una nariz; somos exactamente iguales, no veo ninguno con tres orejas. ¿Cuál es la diferencia? El software. ¿Cuánto gastan las empresas de excelencia en investigación tecnológica permanente? Les estoy hablando de Oceanía, Asia, América. Gastan un promedio del 8 % anual, incluida la asistencia a seminarios y cursos. ¿Por qué cuando las cosas están peor cancelamos todos los cursos? El axioma dice: Cuanto más mal te vaya, más bruto tienes que estar. Entonces resulta que tenemos que invertir en esto que es de lo que vivimos todos en este salón: Conocimiento.

LA SEGUNDA “C”: CALIDAD Número dos: La segunda C es CALIDAD. La calidad tiene que convertirse en mística y en un inconsciente colectivo. Cuando usted llega a Disneylandia, la gente, lo que se llama la masa crítica de la cultura, entra y se convierte en un ente automático de calidad. ¿Por qué? Porque las empresas de excelencia a nivel internacional dan 400 horas anuales de capacitación. Es impresionante, eh, 400 horas anuales. Pero nosotros, en una semana de calidad tomamos un cursito de 10 horas, y pensamos: ¡Ay, cómo he estudiado este año! ¡Terrible! En 1984, en el Centro Nacional de Productividad en Tokio, un edificio de 40 pisos, de lo más moderno, con robots limpiando cristales, un lobby precioso, rayos láser figurando las caídas de los cerezos en flor, música de Vivaldi, me recibe una lista de viejitos del Chairman de la organización, y obviamente, por el pináculo llegó un hombre ya anciano, Presidente de la Corporación del Centro Nacional de Productividad de Tokio, y le pregunto: Quiero saber a qué se dedican 8,000 personas que investigan. Me los imaginaba androides con inteligencia artificial, de nuevos materiales, lo más avanzado de la tecnología de punta. Me dijo: Licenciado, para que usted pueda entender esto, ¿por qué no hacemos una evaluación? A través de los años nosotros entendimos una realidad que aprendimos de Alemania, y ustedes los mexicanos cometieron un grave error que es el siguiente: México puso todo su futuro, todas sus posibilidades, todas sus alternativas, todo su porvenir en sus recursos naturales: Petróleo, oro, plata, minerales de hierro, pesca. Nosotros, que tenemos sólo dos cosas en abundancia, agua y japoneses, obviamente lo único que podíamos desarrollar y explotar, lo único que podíamos hacer crecer era el ser humano. El único proyecto en que están trabajando 8,000 personas es el desarrollo de la calidad humana. * * * Señores, les voy a recomendar una cosa: Mañana, cuando lleguen a su oficina, boten a la basura o al water a los organigramas o cartas de organización. Tienen errores terribles. ¿Por qué? ¿Cuál es el puesto más alto en una organización? Me van a decir ustedes que es el director general. Más arriba. El Consejo de Administración. Más arriba. Los accionistas. Más arriba. Dios. No, antes de Dios. . . El puesto más alto de una organización, donde se genera toda la organización, es el cliente. Si no hay el cliente, no hay ventas. Si no hay ventas, no hay empresa. El cliente paga nuestro sueldo, nuestra seguridad, nuestro mantenimiento, nuestro automóvil, la colegiatura, nuestros trajes, nuestras vacaciones, todo. Sin clientes no hay absolutamente nada. El segundo grave error en los organigramas es que el 50 % de los ingresos no

aparece en ellos. ¿Sabe quién se lleva el 50 %, si no es más, del ingreso total de una empresa al año? Se llaman proveedores. Y al proveedor las empresas de gerencia los capacitan. Al proveedor se le atiende, se le asesora, se le compromete. El proveedor está presente en todo. Bien, el tercero y el último, y el más horripilante de los pecados de los organigramas. Cuando yo llego al Sheraton, aquí en Lima, ¿quién me toca? ¿Quién toca al cliente? ¿Qué manos tocan al cliente? ¿El director general del Sheraton, el maletero? ¿Quién me toca en el restaurant? ¿El director o dueño del restaurant, un mesero? ¿Quién toca la calidad de este libro? ¿Quién hizo la calidad de este libro? ¡Un obrero! Fíjense qué curioso, eh, tenemos arriba en el organigrama a los picudos, a los que hablan con la papa. Luego vienen los de medio pelo, los de cuarto de pelo y toda la indiada. Sí, esa indiada es la que hace la calidad, y los tenemos abajo. Pero, ¿qué hacen las empresas de excelencia? Invierten la pirámide, y los hombres más valiosos en una organización curiosamente son los de abajo. ¿Con quién come el director general? Con puros directores. ¿Los gerentes de áreas? Con gerentes de área. ¿Los supervisores? Con supervisores. ¿Los indios? Con los indios. No se rocen con ellos, por favor, eh. En todos los países latinos hay una veneración por la cultura prehispánica, pero todo el mundo patea al indio. Hay mucho amor a las pirámides, a las líneas de Nazca, a los Incas, a los Mayas, a los Aztecas, pero ¡condenados indios! ¡Más allá, apestas refeo, mugroso, báñese peste! Resulta que esa gente de abajo es la que hace la calidad; es el principio de los japoneses, de Corea, de Taiwán, Hong Kong. Yo acabo de regresar de allá y sabrás que todos esos países tienen su Centro de Desarrollo Humano. ¿Por qué? Porque antes de producir productos de calidad, primero hay que producir manos de calidad. * * * Lo primero que hay que producir es seres humanos de calidad. Como consecuencia natural, tendrás productos de calidad. Es algo que se da en forma consecuente. Abajo, en la plataforma misma de una organización, ahí está la calidad, las manos que tocan la calidad. Señores, la calidad no es un problema exclusivamente de un producto cero defectos; la calidad es un problema que tiene muchas expresiones. El otro día, en un congreso, 800 ingenieros me pidieron una conferencia sobre Calidad Total, cero errores. Empecé a hablar al respecto. Algunas personas estaban molestas, como que no les caía bien al 20 %. Se paró uno de ellos y me dijo: Licenciado, hablar de calidad es una utopía, una tontería, una locura. Me dijo: No, no, no; hablar de calidad es casi inmoral. Le dije: Bueno, ¿qué porcentaje le parece bien de error, 2 %, 3 %, 5 % o 10 %. Dígame usted qué margen. Bueno, pues, ¿qué le parece un 10? Le voy a demostrar que todos los seres humanos nos sentiríamos degradados si alceptamos el 10 % de error. Pero eso si no me lo pidas a mí, porque eso es una osadía moral. Por ejemplo, vamos a imaginar que vamos a ver al médico, que nos duele el brazo izquierdo, que sentimos arritmia, que el corazón se nos sale, que sentimos que nos falta aire en la noche. Y nos dice el doctor: Hombre, es muy fácil. Vamos a ponerle un by pass y resuelvo su problema del corazón. Nada más que con una consideración: De cada 10 pacientes uno muere. Pásele, por favor. Voy al banco, cobro un cheque de 10 millones. La señorita me entrega 9 millones, y le digo: Señorita, falta el 10 %. ¡Ay, licenciado, no se ponga usted en ese plan! Tiene un margencito diario de error. . . Tus zapatos traen 50 clavitos, ¿qué te parecen 5 para adentro? Levanten la mano los que son casados. Sin miedo, por lo que hicieron. Sí, ya lo sé, pero bueno, la gran mayoría somos casados. ¿Qué les parece un margencito de error del 10 % mensual de cornadas en ambas direcciones, eh? ¿Qué resulta? ¡Ay, si ya no la calidad! ¿Cuánto valdrá un presidente de calidad? ¿Cuánto valdrá un sacerdote de

calidad? ¿Cuánto valdrá una madre de calidad? ¿Cuánto valdrá un líder de calidad? La calidad, como sublime expresión humana, eso es calidad. No es algo nada más adicional. Calidad en todos sus aspectos. Por eso la excelencia, señores. La gente me ha preguntado en cantidades de forums: Oye, ¿qué es la excelencia? La definición más simple es: Lo que excede. ¿Excede a qué? A lo normal, a lo ordinario, a lo corriente. No más recuerden una cosa: Una persona que bebe en exceso no va a ser un excelente borracho. * * * ¿Dónde está la excelencia, señores? No todo cambio significa progreso. ¿Por qué? Porque antes yo no fumaba; ahora fumo. Antes yo no bebía; ahora bebo. He cambiado mucho. No, no, no; para que exista excelencia tiene que haber progreso. El progreso sí es un cambio positivo, porque nos hace avanzar, nos lleva hacia adelante. Por ejemplo, las empresas de excelencia que maneja el colegio son Ericson, Guillette, Camino Real, etc. Llego a un hotel de excelencia. ¿Qué sucede con un hotel de excelencia? Que se exceden de lo normal, porque hay navaja en el baño. Se exceden porque hay una hoja de rasurar. Se exceden porque hay un chocolate de buenas noches. Se exceden porque hay una flor en su habitación. Se exceden más de lo normal. Un maestro y filósofo español contemporáneo, Ortega y Gasset, dice que el mundo está harto de los ordinarios y de los recíprocos, de los que reciben uno y dan uno, y se acabó. Viene la fiesta de fin de año, oye, ¿qué nos regaló la tía Cholita? Pues un florerito. Pues dale de regreso el condenado florerito. ¡No más una a una! ¡No más una a una! Dice el maestro Ortega y Gasset: ¿Quienes quedan monumentalizados, quienes quedan en la historia universal, quienes quedan para siempre en su tiempo? Aquellos que se atreven a dar un esfuerzo adicional y gratuito. Esos son los excelentes. ¿Cuál es la diferencia entre lo ordinario y la extraordinario? Pues, piénsalo. Escríbelo en un papel. Se diferencian en cinco letras. ¿Cuáles? EXTRA Agrégate un extra y te conviertes en extraordinario. Agrégale un extra a tu empresa. Fíjense muy bien, señores empresarios peruanos. No pretendan ser 100 % mejores que la competencia. Intenten serlo 1 % mejor en 100 cosas diferentes. * * * ¿Quién determina el producto? El cliente. ¿Quién dice que el producto no se vende porque tiene demasiada calidad? La calidad atrapa a los mercados, da clientes de por vida, te hace permanecer en el mercado, genera utilidades, resuelve tus problemas. Un cliente satisfecho te trae siete más; uno insatisfecho te descalifica con 22, según la estadística alemana de calidad. Entonces, ¿cuál es el gran desafío que hemos de tener delante? Señores, calidad, satisfacción plena del cliente. Tenemos que vivir esa mística plena y profundamente, no como una asignatura más, no como una materia más. Ojalá que en el Perú, en el kinder metieran calidad. En México estamos luchando por convencer a las autoridades que en la medida que corrijamos a un niño tendremos a un adulto menos que corregir. La calidad de un niño. Ahí es donde tenemos que aprender. La cimentación básica y fundamental está en la educación de nuestros niños, porque sabemos perfectamente que a partir de ahí se definen si van a ser hombres de bien o si van a ser malhechores. Ahí está la calidad humana como una estructura fundamental. Señores, la calidad en la relación humana es increíble. * * *

Regreso a los organigramas: ¿A quién tratamos bien? ¿A quién maltratamos? ¿Quién hace la calidad de la fábrica? Los obreros. ¿A quién maltratamos? A los obreros. Cuando en la casa tenemos visita de personas que nunca habían venido, la casa está impresionante en ese día. Está limpia, en orden las cosas de la abuela, hasta el baño tiene papel higiénico. ¿Qué sucede con la gente que hace la calidad todos los días en la casa? Las empresas de excelencia. . . les decimos por experiencia de 50 países que hemos recorrido, hemos encontrado que son impresionantes. El año pasado 24 investigadores, profesores de colegio, nos lanzamos a Asia en un tour organizado en busca de conocimientos. En Asia hay empresas mediocres, igual que en Europa, América y Oceanía. El objetivo era encontrar una diferencia común entre una empresa mediocre y una de excelencia. Lo encontramos y se los voy a dar para ahorrarles muchas horas de estudio. La única diferencia es que en la empresa mediocre la gente tiene que trabajar. Esa es toda la diferencia. Tú, ¿qué deseas? ¿Que tu esposa te ame o te tenga que amar? Tú, ¿que deseas? ¿Que tus hijos tengan que estudiar o quieran estudiar? En una reunión de gente joven en Guadalajara reunimos 10,000 jóvenes, una nueva generación que estamos formando para México. Era un forum enorme de una semana, y me pusieron de compañera en la mesa de la cena que me daban de agradecimiento los jóvenes, a Miss Universo, Miss Venezuela 1986. Bueno, ya me tocaba. . . Tú sabes, estábamos con el cognac de despedida, las confesiones. Entonces me dice: Tú sabes, yo soy una mujer hermosísima. Bueno, le digo, lo avalo. Me dijo: Miguel Angel, una mujer tan bella como yo es fácilmente usada, difícilmente amada. Muy diferente, ¿eh? * * * ¿Por qué una persona llega más a otra? Me encontraba con el director de la empresa más grande de México, Petróleos Mexicanos, obviamente de iniciativa privada, una empresa de 50 mil empleados. Era un señor gordito, simpático, peloncito, todo. Pasaban todas las chicas y se reían con él. ¡Oye qué pegue que traes! Me respondió: No, qué lana traigo. Es diferente. Llega un empresario traumado a su casa en la mejor colonia de México. Le dice a su mujer: Oye vieja, si tú no tuvieras la casa que tienes, ¿me seguirías amando? Sí, yo sí. Y si no te llevara todos los años a Europa, ¿me seguirías amando? Sí, yo sí. Y si no tuvieras la camioneta, la casa de Valle Bravo, la casa de campo , ¿me seguirías amando? Sí, viejito, pero no sabes cómo te voy a extrañar. Entonces resulta que en esta vida, ¿cuál es el problema más fuerte? ¿Por qué una persona llega a amar a otra? Por la forma de tratarla. Aquí hay damas, y lo van a entender. Me lo avalan o me lo reprueban. Ahora que estoy con los jóvenes, que me fascina, me apasiona, ¿saben por qué no son ustedes el porvenir del Perú? Porque son su presente; no hay opción, son el presente del Perú. . . No sé si ustedes llegaron a conocer a un poeta mexicano que se llama Agustín Lara, un tipo que ustedes recordarán de alguna película o crónica. Era un hombre muy famoso por su poesía y demás. Era alto, güero, guapo, fuerte, extraído de los cow boys, un tipo con una cicatriz espantosa, cigarrito para el grano, flaco, la boca chueca. El tenía las mujeres más bellas de México: María Félix, María Victoria, las mejores, y acuérdense de él, era un hombre de músculos de acero. El tipo definitivamente era seductor por el trato que le daba a la gente. ¿Qué conquista a una mujer? Después de esta conferencia compra una flor, una sola rosa y le dices a tu pareja, tu mujer: ¿Sabes que venía muy rápico? La conferencia fue muy larga, mucho calor. Miguel Angel habla como un loco y de pronto no sé qué me pasó, pero el aroma de esta flor me recordó tu presencia.

¿Sabes lo que es noche buena? ¿Qué es? Trato, señores, y se nos olvida que esta es la piedra angular de las relaciones humanas. En México hay una organización muy grande que se llama Yafra, una red enorme de mujeres, cien mil vendedoras activas, una empresa monstruosa de venta de cosméticos de puerta en puerta. Me habían llevado a un auditorium en la ciudad de Monterrey donde estaba con las líderes de todas ellas, para entregarles sus premios. Les comentaba de una mujer ejecutiva en los Estados Unidos, una mujer exitosísima, dueña, directora, presidenta de una gran compañía de seguros, una mujer con mucho dinero. Pero su marido entró en un estado de depresión terrible, casi autismo, y lo llevó al mejor centro médico de Houston. Los médicos lo revisaron y mandaron llamar a la señora en privado, y le dijeron: Señora, su marido está gravísimo. Ella respondió: A mi marido lo adoro. Es lo mejor que tengo en la vida. Gástense lo que se gasten, hagan lo que hagan, pero hay que salvarlo. Le respondieron: Señora, el problema de este hombre es afectivo. Necesita su tiempo, necesita sus caricias, necesita reconocimiento, necesita su presencia. Sale la señora y le pregunta su marido: ¿Qué te dijeron? Que te vas a morir, caray. * * * Respecto del reconocimiento, las empresas de excelencia a nivel mundial no son las que más pagan económicamente. Dan un salario eficiente, un salario higiénico, un salario económicamente sano, son buenas. Pero donde son verdaderamente generosas es en el salario espiritual, y lo dan vía reconocimiento. Nos cuesta trabajo dar reconocimiento, no saben qué impresionantes somos los latinos y a ti te doy 9.9 para que te mejores. Nos duele dar un reconocimiento. Decía Benjamín Franklim, la deuda de honor más grande que puede tener un ser humano es la del reconocimiento. Por eso los círculos de calidad, por eso las medallas. Por eso fracasan los círculos de calidad en muchas partes, porque no hay reconocimiento, no hay tiempo que dar a los trabajadores. Hace muchos años yo daba clases en el Instituto Politécnico de México. Yo experimentaba mis cosas ahí, y cuando visité Mérida hace unos meses, un ex alumno mío de hace veinte años insistió en hablar conmigo. Dije, éste se quiere desquitar; seguro lo reprobé. Total, yo tenía que estar en el aeropuerto, y en camino allá pasé a su casa. El necesitaba mostrarme algo después de veinte años y me hizo recordar lo que yo hice en clase. Recuerdo que llegué a clases y dije: Voy a dar calificaciones. A ver, Fulano de Tal, póngase de pie, por favor. Tiene usted 14, del cero al 10. ¿Catorce? Sí, señor, catorce. Yo le pregunté algo y usted se excedió en su respuesta, respondiendo mucho más de lo que yo esperaba, y usted no merece 10 sino 14. El tipo se levantó hecho un tonto; no tenía idea de lo que había pasado. ¿Qué me llevó a ver? Había marcado su número 14 en la sala de su casa. Dijo: Cuando me siento medio idiota, vengo y lo sobo. * * * Señores, lo más impresionante es que no sabemos dar reconocimiento y esa gente que hace la calidad requiere educación, requiere salario económico y requiere salario espiritual. Es fundamental. De lo contrario, jamás vamos a poder prevalecer ante la nueva competencia. Hace muchos años, cuando Williamouchi, mi maestro en la Universidad de Harvard, regresó después de ocho años de investigación en el Japón, tuvo que pagar la colegiatura, su conferencia magistral ante el pleno del claustro profesional de la Universidad de Harvard. Y dijo: En Estados Unidos de Norte América gastamos millones en ingeniería, millones en tecnología, pero no gastamos un solo dólar para aprender a tratar a la gente. Ahí está el gran secreto oriental: Cómo tratar.

¿Saben cuál es el peor enemigo de un peruano? ¿Saben cuál es el peor enemigo de un mexicano? Otro mexicano. No creemos en ellos; no confiamos en ellos. Tenemos una cultura de desconfianza y mientras no creamos en nuestra gente, es fatal. * * * Señores, se requiere dar tiempo para escuchar a la gente, para escuchar a un obrero, para escuchar a un hijo. ¿Qué día es el día de hoy? Fecha 09 de Noviembre de 1992, en Lima Perú, a las 7.30 pm. ¿Cuándo volverá a ser este día, esta hora, este momento? Señores, jamás volverá a ser este día. Lo viviste, lo gozaste, lo disfrutaste o te dormiste. Erich Fromm decía: “El hombre no vive porque duerme; es más, quiere morirse rápido.” Piensen ustedes, por favor. Nosotros llamamos a esto la genética generacional. ¿El Perú será mejor ahorita que hace 200 años, que hace 300 años? Le preguntaba otro día a un joven: Oye, ¿con quién te vas a casar? Me dijo: Con una mujer. Sí, sí, pero, ¿con quién te vas a casar? Con quien yo decida. Ajá, ¡qué bueno que naciste en el siglo 20! Si hubieras nacido en el siglo 11 en Escocia tenías que haberle pedido al señor de la comarca llevar a tu noviecita de 13 años a pagar el derecho de ser nada, a desfilar con el conde la primera noche, y si hubieras nacido en el siglo pasado o si hubieras nacido en Africa, hubieras visto lo que te hubiera pasado. Por ejemplo, en México, en 1900 la longevidad era 35 años; ahorita es 68 años. El analfabetismo era 96 %; ahora tenemos el 12 %. México ha evolucionado; para los que estamos en un nivel socio-económico alto la expectativa de vida es de 70 años. Ahora tenemos acceso al by pass, a los mejores hospitales, nos podemos ir a Houston. Pero, ¿qué son 70 años en relación con los 3,500 millones de años que han pasado? ¿Saben qué somos? Una chispita, una lucecita en el infinito. Cuando Tolomeo veía el infinito, decía: Caray, entiendo mi pequeñez ante lo inmenso del universo. La vida es sumamente corta, pequeñita, sensacionalmente pequeña como para ser mediocre.

TERCERA “C”: COLEGIATURA GENERACIONAL El 02 de octubre de 1992 yo estaba en el Forum Joven en México, muchachos de la Universidad de Iberoamérica. Yo les decía que el 02 de octubre se conmemora en México la matanza de Tlatelolco. Hace muchos años en 1968 los jóvenes de mi generación estábamos de frente a las bayonetas. En marzo, esos jóvenes habían sido recibidos por el señor Bush en la Casa Blanca para que les explicara el Tratado de Libre Comercio, e hicieron desfilar en su fórum en el Hotel Camino Real en México al Presidente y a siete secretarios de estado. ¿Sabes qué les dije? Jóvenes, nuestro 10 es su 0. Ustedes son una generación avanzada. Yo les pregunto en este momento: Si ahorita ustedes les dan su 10 a sus hijos, ¿ellos tendrán un 0 sensacional? ¿Van a empezar ellos donde ustedes han terminado? Eso es lo que se llama COLEGIATURA GENETICA. * * * En México entregamos galardones de la excelencia; todos los meses de julio están invitados. Hay una convención en la cual premiamos a las mejores empresas a nivel nacional e internacional en el mundo de la excelencia. Seleccionamos un líder yucateco de Mérida porque hizo un pequeño conjunto. En Mérida, de 2,000 casas para obreros de salario mínimo, los 1,300 albañiles que estuvieron participando recibieron en dos años que duró la obra, 800 horas de capacitación técnica humana. Los hizo mejores padres, los hizo seres superiores, les dio valores humanos y cívicos, amando a su nación.

Pregunto: ¿Ese empresario pagó la colegiatura generacional por México? Pagó la colegiatura por México, porque vamos a trascender en la historia. ¿Vamos a aparecer en la historia porque tuvimos dos coches, tres carros, dos señoras? ¿Por qué vamos a trascender en la historia? ¿Cuál es la misión de un ser humano? ¿Cuál es su objetivo? Pagar su colegiatura generacional, dejar lo mejor de sí mismos en esa genética evolutiva. Esa es la forma de vivir eternamente en la memoria universal, cuando el ser humano entiende su trascendencia. * * * ¿Habrá una misión histórica de un empresario en el Perú? ¿Habrá algo que construir en el Perú? ¿Habrá algo que mejorar en esta nación? Señores, todos los años salimos a investigar no importa dónde. Hoy en la mañana les comentaba a los jóvenes de una experiencia muy dramática e interesante que viví en Israel, porque quería conocer Israel. Les quiero hacer una aclaración, eh. Cuando yo vine hace algunos años al Perú, fue para conocer el Perú, su cultura. Me encató el Cusco, Macchupicchu, Iquitos, el Amazonas. Me llevé cosas muy valiosas, y precisamente en algunos de mis libros hablo de esa experiencia en Perú. Pero cuando fui a Israel el impacto fue tremendamente grande. ¿Por qué? Fui a conocer una de las mejores escuelas de liderazgo a nivel mundial, que se llama quibutz. El quibutz es una pequeña comunidad en que por dentro son comunistas y por fuera capitalistas. Hay libre competencia, son agrícolas, industriales, una pequeña aldea, en esa pequeña comunidad han germinado personalidades como Ben Gurión, Golda Mayer, Shimón Pérets, seres extraordinarios. Muy pequeño es Israel, chiquito. Cuando yo bajé me esperaba el Comité con Saúl Sojarium a la cabeza, y presidentes de los quibutzim. El me dijo: Miguel Angel, ¿qué quieres ver? Sus zonas bélicas. Quiero ver a su gente. Quiero ver sus tradiciones, su religión. Y me respondieron: Y en la tarde, ¿qué quieres hacer? Cuando uno sale de excursión, de investigación, hay que hacernos más de diez preguntas. Pero diez preguntas que hay que preguntárselas a todo el mundo, al señor de la puerta, al maletero, al taxista, al empresario, a quien sea, para que no te vayas con la única opinión de American Express, eh. Entonces empiezo con mis preguntas. Estaba en el parlamento, y en eso pasan el Presidente del país y el Primer Ministro. ¿Te los presentamos? Me lo prensentan. Los saludo, y nomás pude hacerles dos preguntas. Me acuerdo que les dije: Oiga, ¡qué barbaridad! Estoy impresionado con estas ciudades que tienen: Jerusalem, Belén, Tel Aviv, el riego por goteo, sus edificios. Verdaderamente, qué hermosa está la tierra de Dios. Y me contestó: ¡Si hubiera visto cómo nos la entregó! Le digo: ¿Cuál es el futuro de Israel? Y me contestó: Ninguno. ¿Por qué? Porque somos tres millones de israelitas. ¿Usted sabe cuántos musulmades hay? Mil millones, y el día que vengan de peregrinación nos hacen pomada. Estaba el último día en Israel, y me dice Saúl Sojarium: Oye, paso por ti. Quiero que veas el último quibutz. Nada más eso, y te vas. Me meto en un carrito pequeño muy compacto y tomamos la carretera de Jerusalem al Mar Muerto. ¿Por qué se llama Mar Muerto? Porque está muerto, muerto, muerto. O sea no hay nada, ninguna especie de pees. Hay cristales de sal de este tamaño. Es impresionante. La temperatura ese día era de 44° en la sombra, a 380 metros bajo el nivel del mar. El quibutz está en el desierto que se llama Néguev, seco, donde no había brisa. Me bajo, saco mi grabadora, saco mis notas. Vino un hombre de cierta edad y le empiezo a preguntar. Le digo: Oiga, ¿es usted inmigrante? Muy importante, eh, porque la mitad de los israelitas no tuvieron otro remedio que venir acá de Africa o de Rusia, pero la otra mitad decidieron de voluntad propia venir de Estados Unidos, Canadá, México, Argentina, Brasil. Decidieron venir al llamado de Golda Mayer para fundar el Estado de Israel. Me dijo: Yo, de Canadá. Oiga, ¿y qué hacía en Canadá? Trabajaba en el rancho

de mis padres. ¿Ese rancho existe? Sí, señor. ¿Cuánto ganaba usted allá? Bueno, de eso hace muchos años. ¿Pero cuánto gana el pariente suyo que aun está allí? Mi hermano gana un promedio de 10 a 12 mil dólares al mes. ¿Y cuánto gana usted aquí? Bueno, muy poco. Pero, usted es el director general. No, aquí todos ganamos igual. ¿Cuánto gana? Mil dólares al mes. Oiga, ¿usted tiene hijos? Sí, señor. ¿Cuántos hijos tiene? Tenía cinco; ahora tengo tres. Oiga, ¿por qué? Han muerto dos. ¿Cómo? En la guerra. Licenciado, a usted le va a costar mucho trabajo entender que los jóvenes a la edad de 18 años tienen que estar, tanto hombres como mujeres, en el servicio militar. No es acuertelamiento, eh, es frente de guerra. Además, yo quiero confesarles algo con toda intimidad y con la identidad que me hace sentir latinoamericano y hermano del Perú, la verdad de las cosas: ¡Qué terriblemente doloroso es enterrar a un hijo! Si se le muere a uno su esposa, eres viudo. Si se mueren tus padres eres huérfano, pero imagínate enterrando un hijo, metiéndolo en un hoyo. * * * Yo le pido a Dios pagar la colegiatura a la vida. ¿Qué significa eso? Que yo pueda enterrar a mi madre. Pero que ella me entierre a mí es terriblemente doloroso, desgarrante. Y me dijo: Usted sabe lo que es una llamada telefónica a las tres de la mañana. . . Usted sabe lo que es ver un sobre con sellos oficiales. . . Usted sabe lo que es ver a su hijo un fin de semana, despedirse en la puerta y no saber si lo va a volver a ver. Le digo: ¿Qué edad tiene? Tengo 58 años. Tengo entendido que usted tiene que ir al servicio militar hasta los 60 años, 30 días al año, y al frente de guerra. Así es, y no sé si voy a regresar. Oiga, ¿cuántos años lleva usted en este lugar? Llevo 29 años. ¿Cuántas familias hay aquí? Veinte. Llegó un momento en que me desesperé. Le dije: A ver, explíqueme algo: ¿Cómo es posible que usted deje Canadá, 12,000 dólares al mes, viene por 1,000 dólares, mueren dos de sus hijos en la guerra, vive once años de zozobra, se arriesga a morir. ¿Usted no se larga de aquí? El tipo se me quedó mirando. Se agachó, tomó un puñado de arena y me dijo: Abra la mano. La soltó y me dijo: ¿Qué es? ¡Arena! No licenciado, esta es la nación que me da un sentido histórico. Es la tierra que me dio unos padres, la que da un sentido a mi vida, la que me provee todos los días, la que me da arraigo, la que me hace pertenecer a una nación. Esta es mi tierra. * * * En ese momento me pregunté: ¿Amamos a nuestra nación? Sin rollos, ¿de dónde comemos, señores? ¿Qué tierra nos ha dado de comer? ¿Qué tierra nos ha dado unos padres? ¿Qué tierra nos ha dado libertad? Y como decía un cubano: Miguel Angel, ojalá los mexicanos nunca sean tan cobardes como nosotros que huimos de nuestra tierra y ahora somos apátridas, porque no tuvimos el valor de luchar por lo que ahora lloramos como mujeres. Tenemos que enfrentar una gran verdad que es la nación, entender en toda su dimensión lo que es una nación. ¿Cómo se va a construir un país sin conciencia, sin fuerza, sin entrega, sin autenticidad? Señores, los malos no son más que los buenos; sólo que los malos hacen algo, mientras que los buenos estamos en la burguesía total, tranquilos, sin broncas, sin problemas. Queremos vivir una paz chicha, sin ningún compromiso. Solamente el que ama se compromete. Solamente el que siente el llamado del destino se compromete. Señores, hoy más que nunca necesitamos identificar lo urgente, lo importante. Para poder crear una nueva generación de empresarios tenemos que enfrentar un gran reto en nuestro tiempo. El reto de crear una nueva generación de

empresarios que se comprometan con su comunidad, con su tiempo, con su historia, con su espacio. CONCLUSION El otro día en Guadalajara me decía Víctor Frank, el mejor psicólogo, psiquiatra vivo en la faz de la tierra, el creador de la tercera escuela de la lagoterapia: Miguel Angel, es increíble. Calculamos que el 92 % de los seres humanos el día que se mueren tienen un epitafio que dice: Nació, vivió y murió. Y nunca supo para qué existió; jamás tuvo sentido existencial; jamás tuvo una razón de existir. Señores, yo quisiera cerrar esta charla con dos documentos que creo les puede dejar alguna reflexión en el día de hoy. Esto lo escribí el año pasado en Europa, porque me di cuenta de algo que es verdaderamente terrible. Una vez se me cerró un bus. Obviamente, lo insulté. Le recordé su madre, ascendencia y descendencia. Y atrás del bus vi un letrero que me dejó pensando para siempre. Decía: “Dios perdona, pero el tiempo no.” Entonces le escribí una carta a un amigo: Querido amigo, te escribo porque tengo necesidad de decirte algunas cosas de mi vida que me pesan profundamente y que solamente tú puedes comprender. Aunque me duele confesar mi verdad, ha llegado el momento de confiártela; no había tenido tiempo para hacerlo antes. Amigo, no he tenido tiempo para escucharte, mucho menos para merecer tu amistad. Pero la verdad, siempre consideré que contigo no iba a poder hacer negocios. Tu plática me parecía intrascendente. Sentía que iba a perder mi tiempo sin sentido. Sé que me buscaste más de una vez, que tenías necesidad de que te escuchara y esperabas mi comprensión y consuelo. Pero la verdad, mi tiempo sólo lo dediqué a aquellos que me dejaban dinero. Ahora entiendo qué importante es tener amigos en virtud y no solamente socios en la utilidad. Ahora sé que la amistad es sólo un corazón que late en dos cuerpos y que es expresión sublime del amor. Te confieso que me siento solo y que he comprendido que lo barato se compra únicamente con dinero, mientras que un amigo sincero no tiene precio. No tuve tiempo para amar a mis padres, a aquellos ancianos que dieron la vida por mí, aquel hombre que puso todo su esfuerzo para forjar en mí un ser de provecho y aquella mujer que tejió mi alma con su ternura y paciencia, que cuidó de mí hasta el fin de sus días y que siempre me concedió su comprensión y perdón. Pero como fastidiaban con sus achaques de viejos, ¿quién iba a tener tiempo de aguantar sus eternas pláticas y anécdotas repetidas mil veces viviendo siempre en el pasado? Recuerdo cómo esperaban noticias mías, haciendo suyas mis derrotas y alegrías. Ahora que soy padre, comprendo que el amor es en esencia paciencia y capacidad de perdón. Cuánto me toleraron. Pude dar un poco más de tiempo a su soledad. No tuve tiempo para estar cerca de mi hermano. Guardábamos tantas rencillas y diferencias, y sin embargo fuimos concebidos en el mismo vientre. Las mismas lágrimas curaron nuestras heridas. Sé que me necesitaba, pero nunca lo conquisté como amigo. Pudimos haber sido entrañables compañeros. No tuve tiempo para amar a mi pareja cuya ofrenda de adolescencia fueron su juventud y sus ilusiones. No tuve tiempo para darle la felicidad cuando se unió a mí. Cuántas humillaciones y desprecios sufrió porque creí que no comprendía mi lucha y mi realización. Ahora sé que su silencio fue presencia y su compañía era parte de mi aventura y diario vivir; pero lo olvidé en el camino. No tuve tiempo para amar a mi nación, tierra a la que pertenezco, tierra que todos los días me entregó sus frutos, lugar de oportunidades, de realizaciones, origen de mis hijos y de mi hogar. Sólo me serví de ella encerrándome en mi bienestar, no comprendiendo el esfuerzo que hicieron mis antepasados ni la sangre que tantos valientes derramaron para ofrendarme la libertad.

Ahora comprendo que nuestro lugar es donde nuestro origen ha germinado. Es el espacio que tenemos en compromiso de mejorar. Cuántas injusticias hay a mi alrededor. Cuánta necesidad de niños marginados, de campesinos con manos encallecidas que ven sus esperanzas truncadas. Pero yo solamente tenía tiempo para vivir bien. Después de todo lo que me ha dado, reflexiono que mi país ha sido bueno conmigo, y me pregunto: ¿Habré sido yo bueno con mi nación? No he tenido tiempo para amar a mis hijos. Estuve siempre tan atareado en cosas tan importantes como el trabajo, las finanzas, la televisión y muchas ocupaciones que los pequeños no entienden. Les debo, lo confieso, las caricias que siembra la generosidad en el corazón de los niños, el escucharles para que sientan la dulzura de la compañía, el patear un balón para que aprendan a dar espacio a la alegría, una sonrisa para que sepan reír a la vida. No tuve tiempo para verlos crecer, pues yo justificaba mi ausencia por su bien. Tenía tanto trabajo que me olvidé forjarles para una vida superior. ¿Pero qué sabían ellos? Qué dura realidad; qué equivocado estaba. Me preocupé por darles todo lo necesario, pero olvidé formarles un corazón que tuviera ideales y fortaleza para vivir. Recuerdo sus caritas de niños, sus miradas suplicándome un beso de ternura, pero creían que yo no tenía tiempo para cursilerías. Al adolescente lo marginé y me negué a comprenderle en su despertar a encontrar un destino alto y noble y apoyarlo en su plena realización. No tuve más que crítica y sermones severos que únicamente me alejaron de él. Ahora me pregunto, ¿qué calidad de hijos he hecho heredar al mundo? Ahora que tengo un poco de tiempo te pido perdón, mi amigo querido y no buscado; a mis padres entrañables y abandonados; a mi hermano, lazo de sangre olvidado; a mi pareja, parte de un sueño truncado; a mi nación, tierra desgarrada y no cultivada; a mis hijos, parte de mi ser y tiempo que no ha de volver. A ti, mi Dios, te pido ahora que conoces mis secretos que me des un poco de tu tiempo para que me acompañes en mi vejez. Te pido que nos hagas comprender que el tiempo no perdona y que es nuestra vida lo único valioso que podemos ofrecer a los seres que amamos y que nos aman. Me arrepiento, Señor, de que no tuve tiempo para amar. Quisiera tener tu presencia cerca de mi alma, ahora que me decido a vivir. ¿No será demasiado tarde para que me decida a amar? Te prometo que hoy será el primer día del resto de mi vida y que hoy si tendré tiempo para ser feliz. . . * * * Tiempo, señores, su nación requiere tiempo. Para finalizar esta brillante oportunidad que me dieron para compartir con ustedes algunos conocimientos y reflexiones, quiero en primer lugar felicitarlos. Ustedes saben qué afortunada o desafortunadamente disponer de tiempo es muy difícil. Hace muchos años le pedí a Dios que me mandara la mujer más buena del mundo, y Dios me concedió a la Madre Teresa. No es la más buena en hardware, pero sí en software. Y la Madre Teresa me decía: Miguel Angel, cuando tú quieras aprender a amar, aprende a dar hasta que duela. El que yo haya venido al Perú obedece solamente a una razón: Los niños del Perú. Es lo único por que vine, se los confieso. Vine porque les quiero confesar que yo tengo mis hijos, pero que los niños del Perú son también míos. Yo quería estar con los empresarios, porque la Madre Teresa en una ocasión me dijo: Miguel Angel, acuérdate de una cosa. Yo estoy en los efectos; tú estás en las causas. A mí me toca el frente de la lucha en la caridad y el amor, dar hasta que duela, como es cercenar el brazo a un leproso, darle la despedida final en mis brazos, el oler la carne podrida en mi sanatorio frente al templo de la madre Cali. Ahí tengo que estar. Pero yo soy el efecto de la injusticia, y tú tienes el talento para rajarte en las causas, en los hombres y mujeres que puedan generar riqueza, justicia, valores espirituales, un mundo mejor. A mí déjame en mi misión,

y tú lárgate a la tuya. No te hagas misionero donde no te corresponda. Dios te dio otros dones. Vé a trabajar con los empresarios; ellos son los líderes, son los hombres que tienen en sus manos las causas, no los efectos. Señores, vivir en el Perú es un desafío. ¿Y saben por qué es un desafío? Por los millones de niños que tienen botados en las calles, y queramos o no, esas manos de esos niños van a ser las manos del Perú y van a ser manos que puedan ser violadoras, que puedan asesinar, que puedan robar, ultrajar, violar. Pero también pueden ser manos de amor. * * * Ahora que estaba en Australia conocí una de las playas más bellas. Yo tenía unos deseos enormes de conocer. Los fenómenos en el continente austral son increíbles. En una de las playas que tiene la extensión de 400 a 500 metros se dio una semana una tormenta impresionante y en la noche anterior se empezaron a levantar olas de 40 metros. Toda la noche estuvo arrasando y golpeando la playa. Al día siguiente, misteriosamente, todo estaba en paz, y la playa estaba llena de estrellas que el mar había arrojado y que se estaban muriendo. Un loco salió a contemplar aquel mundo de estrellas y empezó a tomarlas y a arrojarlas al mar antes de que se murieran. Un grupo de personas que vio aquella escena empezaron a reírse y le dijeron: Oye, espérate tranquilo. ¿Cómo las estás regresando? Son miles y no vas a poder con ellas. Son cientos de miles, tal vez millones; no las vas a poder regresar. El hombre tomó una estrella y dijo: Esta sí va a vivir, y la regresó al mar. * * * En México hemos estado luchando terriblemente por muchos niños de nuestro país. México tiene 2 millones de niños abandonados en la calle. En el programa de televisión sacamos el otro día, y no es amarillismo, no es nota roja, ni es alarma, ni es tratar de llevar algo que no es cierto, lo vivimos y nos duele terriblemente. Sacamos de una alcantarilla un niño de siete años todo lleno de mugre, con una bolsa de pegamento de zapatos pegada a su cara con la droga y toda la mano carcomida por las ratas. Llegamos a uno de los orfanatorios y me dice: Mira, Miguel Angel, Pablo, ese chamaco, tiene dos días de no venir. Ven, vamos a ver qué nos dice. Oye Pablo, ven. Dígame, señor ¿Dónde andabas? Ahí. ¿Dónde? Andaba con un señor. ¿En dónde? En un hotel. ¿Por qué? Tenía sueño. Aquí está tu cama. Tenía hambre. Aquí tienes alimento. Dime la verdad: ¿Por qué? La verdad es que se siente rebonito que lo acaricien a uno. La soledad de un niño, el dolor de un niño y solamente cuando aprendemos hasta que duele, lo entenderemos. * * * Un sueño, una fantasía. . . Yo escribo muchas metáforas porque a través de los cuentos trato de explicar muchas cosas: Un hombre, imagínense un investigador, había conseguido la mejor cita de toda su vida: Dios le había concedido una entrevista. Obviamente se arregló, se puso su mejor traje, lavó su coche, salió con muy buen tiempo, una hora de margen. Pero cayó un aguacero, se atascó el tráfico y el tipo se quedó parado. De pronto se acerca un niño, como de nueve años, delgadito, frágil, con una miserable cajita de dulces. Se los ofreció, y el hombre buscó dinero. Quería darle; era piadoso. El voltea y el niño se le desapareció. El niño ya no estaba ahí. El niño estaba en el suelo, en un ataque epiléptico se había cortado la cara. Este buen hombre abrió la puerta, metió al niño, le puso el pañuelo, le sacó la lengua como pudo y se lo llevó. Salió por un lateral, llevó al

hospital al muchachito. Ya había más o menos recuperado el sentido. Le dijo: Hijo mío, te tengo unos centavos. ¿Saben que? Llegó con diez minutos de retraso, y Dios ya no estaba. Reclamó: Dios mío, ¿cómo es posible que diez minutos y tú ya no estés. Tú viste que fue el niño. Encolerizado se quedó viendo la inmensidad de la noche y volvió a ver el rostro del mismo niño, pero ahora con una luz especial, irradiando algo especial, y escuchó en su interior una voz que decía: Hijo mío, lo entiendo. No te pude esperar. Salí a tu encuentro. * * * Cuando el hombre tiene que salir al encuentro de Dios, Dios no está en templos. Dios está en las calles del Perú. Allí están, y también son nuestros hijos. ¿Dónde empieza el idealista? Decía Churchill: Donde acaba. Si tú eres ciudadano ejemplar, si pagas tus impuestos, si trabajas responsablemente, pero no haces que nada mejore, eres un pillo, un paria. No sirve de nada tu existencia, nada que justifique tu vida. Es el momento de despertar. Es el momento de entender lo que tenemos que hacer por una nación; entender lo que es nuestro. El mundo tiene una gran vocación. América Latina la tiene. Cuando despedíamos a Juan Pablo II, se volteó y nos dijo a un grupo de amigos: Recuérdenlo. América Latina es la reserva espiritual del mundo. Todavía hay caridad; todavía hay calidez; todavía hay mucha madera que dar. * * * ¿Por qué no hacemos al Perú un exportador de valores? ¿Por qué no hacemos al Perú una nación con fuerza y con líderes que se puedan sostener, que sean leales, honestos, generosos, que desafíen a su tiempo; no líderes que se vendan, que vivan de rodillas, que se puedan prostituir. No. ¡Basta! Ojalá, se lo pido a Dios, mis hijos puedan ser amigos de tus hijos y puedan darse la mano porque son los idealistas de nuestro tiempo, que otra razón no tenemos para existir. Finalmente la entrevista se llevó a cabo. Pero curiosamente Dios guarda silencio, y en ese momento la entrevista tomó un tono muy especial, porque en lugar de que Dios fuera entrevistado, aquel hombre al ver la injusticia, la prostitución, le pudo decir que en México, en una zona que se llama Garibaldi, donde su galán cantó una vez, donde su galán estuvo por allá botando su capital, tenemos prostitutas de nueve y diez años que todavía no tienen el cuerpo formado y ya se venden. Terriblemente doloroso. Esos niños marginados que seguramente tienen ustedes. Nosotros tenemos 25 millones de seres humanos que viven como masa amorfa olvidada, hacinada, y por favor, esto no es voluntad de Dios. Eso es injusticia de nuestra parte, falta de conciencia, falta de responsabilidad. ¿Por qué no paga usted impuestos? Porque se lo roban. ¿Cuándo lo va a pagar? Nunca. ¿Cuál es la colegiatura para estar en una nación? ¿Vivir bien, comer bien, pasarla bien? ¿Eso es la colegiatura? No hay mucho por hacer. * * * Ese día este hombre se enojó con Dios y le dijo: Cuando observo el campo sin labrar, cuando los aperos de labranza están olvidados, cuando la tierra está quebrada y abandonada, le pregunto a Dios: ¿Dónde están tus manos? Cuando observo la injusticia, la corrupción, el que explota al débil, cuando veo al prepotente, al pedante enriquecerse a costillas del ignorante, del pobre campesino; cuando nadie defiende sus derechos, me pregunto: ¿Dónde estarán las manos de Dios?

Cuando contemplo a esa anciana olvidada; cuando su mirada es nostálgica y balbucea todavía algunas palabras de amor por el hijo que la abandonó, me pregunto: ¿Dónde estarán las manos de Dios? Cuando veo al moribundo lleno del dolor, cuando observo a su pareja y a sus hijos deseando no verle sufrir, cuando el sufrimiento es intolerable y su lecho se convierte en un grito de súplica de paz, me pregunto: ¿Dónde estarán las manos de Dios? Cuando miro a ese joven antes fuerte y decidido, ahora embrutecido por la droga y el alcohol; cuando lo veo titubeante cuando antes era inteligencia brillante y ahora es harapos, sin rumbo ni destino, me pregunto: ¿Dónde estará la mano de Dios? Cuando esa chiquilla que debería soñar en fantasías la veo arrastrar en su existencia y en su rostro se refleja ya el hastío de vivir, buscando sobrevivir se pinta la boca y se ciñe el vestido y sale a vender su cuerpo, me pregunto: ¿Dónde estará la mano de Dios? Cuando aquel pequeño a las tres de la mañana me ofrece su periódico, su miserable cajita de dulces sin vender, cuando lo veo dormir en la puerta de su zaguán tiritando de frío, con unos cuantos periódicos que cubre su frágil cuerpecito; cuando su mirada reclama una caricia; cuando lo veo vagar sin esperanza, con la única compañía de un perro callejero, me pregunto: ¿Dónde estará la mano de Dios? Y me enfrento a él, y le pregunto: ¿Dónde están tus manos, Señor, para luchar por la justicia, para dar una caricia, un consuelo al abandonado, rescatar a la juventud de las drogas, para dar amor y ternura a los olvidados? * * * Después de un largo silencio escuché su voz que me reclamó: ¿No te das cuenta que tú eres mis manos? Atrévete a usarlas. ¿Para qué fueron hechas? Para dar amor y alcanzar las estrellas. Y aprendí que las manos de Dios somos tú y yo, los que tenemos la voluntad, el conocimiento y el coraje para luchar por un mundo más humano y justo; aquellos cuyos ideales sean tan altos que no puedan dejar de acudir al llamado del destino; aquellos que desafiando el dolor, la crítica y la blasfemia se reten a sí mismos para ser las manos de Dios. Señor, ahora me doy cuenta que mis manos están sin llenar, que no han dado lo que deberían dar. Te pido perdón por el amor que me diste y que no supe compartir. Las debo usar para amar y conquistar la grandeza de la creación. El mundo necesita esas manos llenas de ideales y de estrellas, cuya obra magna sea contribuir, día a día a forjar una nueva civilización; que busquen valores superiores, que compartan generosamente lo que Dios le ha dado y puedan al final llegar vacías porque entregaron todo el amor para el que fueron creadas y Dios seguramente dirá: “¡Estas son mis manos!” * * * Señores, de verdad reflexionen. El Perú, yo creo, los necesita. Esos niños de las calles los necesitan. Sus obreros los necesitan. Esta nación los necesita. Se requiere de verdad ese enorme gigante que es América Latina, con esos valores profundos para desafiarnos. Y por favor, antes de dormir véanse las manos, vean qué ha surgido de sus manos. Seguramente empresas, seguramente cosas muy positivas. Pero hay que preguntarse, ¿qué va a surgir de estas manos en el futuro? ¿Serán manos capaces de dar amor, de dar fuerza, de dar aliento, de dar reconocimiento, de dar incansablemente? Vean esas manos, las manos que necesita el mundo, las manos de seres con los pies puestos en la tierra y los ojos en las estrellas. No hay mayor pecado en la vida que no tener sueños, que no tener una estrella. Señores, no es ningún pecado morirse sin alcanzar nuestros sueños. Pero sí

es un pecado imperdonable no tener sueños. El Perú, tierra de 4 mil años de antigüedad, una civilización poderosa, una nación con raíces, una nación con valores. . . Vean la caridad de un indígena inca. Vean el amor de una madre peruana. Vean los valores por los cuales vale la pena luchar en esta nación. Que lo más importante de nuestra vida sea una marca de nosotros mismos. Que no lleguemos al final de la vida con un libro que diga: Esta obra narra las obras de un hombre extraordinario; es su obra genial.” Y curiosamente tiene mi nombre, y al momento de abrirlo está vacío. Lo firma Don Nadie; alguien que no dio nada a la humanidad. Señores, tomen de verdad su papel histórico, su misión como padres, su misión como empresarios, su misión como protagonistas del cambio. En esta vida se es expectador, pero también tenemos la gran oportunidad histórica de ser protagonistas del gran cambio. Este es el momento del desafío, cuando surgirán líderes con esa calidad, con ese talento, con esa entrega, con esa fuerza que requiere esta nación. ¡Atrévanse a tomar una estrella en sus manos! ¡Atrévanse a devolver una estrella al mar! ¡Atrévanse a ser las manos de Dios! Muchas gracias.

ESCUELA BIBLICA PARA POBRES Por Jorge Julio González Publicado en Internet el 25 August 2006 Sociedad Bíblica Peruana Hace más de 200 años el inglés Robert Raikes - creador de esa venerable institución cristiana que se conoce como Escuela Bíblica Dominical o Escuela Dominical, pensó que los niños pobres que deambulaban por la calle merecían un mejor destino. Hoy, Viviana Lemoine, maestra de una Escuela Bíblica del Perú, todavía opina lo mismo. Viviana relata lo siguiente: “Tengo bajo mi cargo el ministerio de la escuela dominical, lo cual hago con gozo y agradecida al Señor por esta oportunidad de servicio en mi vida. Hemos estado usando diferentes materiales y en muchos casos preparándolos nosotros mismos, ya que el costo de ellos aquí es muy alto. Quisiera que ustedes pudieran pensar en nosotros y de qué manera podrían ayudarnos para obtener estos materiales, ya sea a través de una donación o en un bqajo costo alcanzable para nosotros, Debo decir que a diferencia de otros países, Perú no cuenta con muchos ministerios de ayiuda a las iglesias, por lo cual nuestros maestros se ven muy limitados, Les agradecería que pudieran comunicarme su pensamiento y posibilidades.” Mientras el enorme mercado de los materiales y recursos para el estudio bíblico en las iglesias se multiplica, en panorama que narra Viviana es una realidad ineludible en muchos países de América Latina. Si bien se pueden encontrar muchas instituciones y donantes dispuestos a sufragar y distribuir Biblias, no se puede decir lo mismo en cuanto a los materiales de estudio de la propia Biblia, precisamente en una época en que los fieles necesitan de una dosis extra de orientación c}ristiana. Se cuenta que, increíblemente, Robert Railes encontró resistendia a su idea de llevar la educación bíblica a los nipos y jóvenes, entre aquellos de quienes menos lo esperaba, los líderes de las iglesias. Hoy en día no está muy claro de dónde proceden los b}obst+áculos y qué se puede hacer al respecto., Así que circulamos algunas preguntas entre expersos en el tema. El doctor Vernon Peterson, gerente general de Editorial Patmos, una de las publicadoras de materiales de Escuela B{ñiblica Dominical más pujantes del

mercado, tuvo la gentileza de comentarnos: “La idea de que los materiales de Escuela dominical son demasiado caros no es cierta. El problema más bien es de prioridades por parte de lo}íderes eclesiásticos.” “El precio podría bajar, explicó el doctor Vernon, si los productos no tuvieran que manejanrse a través de librerías y distribuidores. Pero en los casi 20 años que llevo trabajando en esta tarea, he visto pocas organizaciones que saben o están dispuestas a asumir esta responsabilidad,. Algunos lo toman como una manera de hacer ganancias para su organización; otros compran y revenden el meterial, pero se gastan el dinero y no pagan a las editoriales.” “Al final, no es un problema de precios, afirmó el generente de Patmos. Dos libros para seis meses de estudio cuestyan menos que una tarjeta de cumpleaños. Es más bien un problemna de mala administración en las iglesias.” * * * De ganancias ni hablar Por su parte, Ralph Gates, vicepresidente de Cook Communications Ministries International, un vigoroso ministerio de publicaciones cristianas sostenido por donantes que trabaja en 50 países y publica el currículo en españo La Biblia en mi vida, y Kim Pettit, su editoral general, opinaron que “la distribución de materiales cristianos en todo el continente deja muchísimo que desear, especialmente en las áreas rurales. Aun cuando una iglesia está en una ciudad donde sí puede obtener libros y recursos cristianos para sus programas de educación cristiana, el surtido quizá no sea el mejor.” “Si una iglesia tiene bajos ingresos, apunta Kim Pettit, éstos serán apartados para pagar por las necesidades básicas, como el alquiler de la iglesia y el sueldo del pastor. Damos por sentado entonces que la maestra se las arreglará como pueda, que si tiene una Biblia, imaginación y aptitud para la enseñanza, con eso le bastará. Pero esta actitud también tiene un impacto en las editoriales.” “Las editoriales más exitosas en la venta de materiales de Escuela Dominical, subraya Kim, son las que constantemente invierten dinero y esfuerzo en surayar el valor de una sólida educación cristiana, ofreciendo entrenamiento para mestros y capacitando a líderes, mostrándoles lo que un buen currículo de estudio puede ayudarles. Pero dichos esfuerzos de promoción y capacitación también tienen sus costos, que a su vez afectan lo que la editorial puede cobrar por el meterial sin tener pérdidas, pues de ganancias ni hablemos.” “En América Latina Cook Communications encontró que es un desafío proveer materiales para ayudar a las iglesias sin socavar los esfuerzsos de las editoriales cristianas que Dios ha levantado para servir a su pueblo, manifiesta Kim Pettit. Por lo tqanto, también enfocamos nuestras energías en capacitar a las editoriales para que sean autosufieicnetes y más eficaces.” Jorge Enrique Díaz, director general de la Casa Bautista de Publicaciones abundó en el polémito asunto: “Creo que el problema de fondo en nuestra América Latina es que vemos a la educación como un ‘gasto’ y no como una ‘inversión’ en la formación del pueblo de Dios. Las iglesias están dispuestas a inverir en guitarras, panderetas y tambores y equipos de sonido ‘segújn el último grito de la moda’, pero aprietan duro el billete cuando se trata de educar a los creyentes para el ministerio”. “Sin dudas, afirmó Jorege Enrique , las instituciones y organismos deberían ayudar. Cómo hacerlo sin crear un estilo de vida de dependencia, sin ‘alienar’ o ‘descontextualizar’ la educación y formación de nuestros pueblos e iglesias y sin promover ‘ideologías y novedades’ es algo como para ponerse a pensar. El otro asunto es en qué cantidades y en qué lugares se debe poner el apoyo. El subsidio es como el abono a las plantas: Demasiado y muy cerca de la raíz la puede matar. Muy poco y muy lejos, no sirve para nada.” Perú, por ejemplo: Obtuvimos también la opinión de un representante de la sociedad Bíblica del

Perú para focalizar el caso que plantea la maestra Viviana: El Lic. Pablo Gutiérrez Perea, director de Distribución y Publicaciones de dicha fraternidad, considera que, en efecto, “los materiales de Escuela Dominical en Latinoamérica son por lo general de precio elevado, esto por ser en su mayhoría de editoriales de estados Unidos, lo que hace que muchos maestros elaboren ellos mismo sus propios manuales. La Sociedad Bíblica Peruana ofrece los materiales Crece y Aprende, que producen las Sociedades Bíblicas Unidas, y La Biblia dice así, uinos cuadernos producidos junto a ediciones Buena Tierra, pero a pesar de ser económicos muchos no lo pueden adquirir por la situación de pobreza de nuestro país”. “Creo que la voluntad de las instituciones locales, argumenta Pablo Gutiérrez, debe estar orientado al ser una unión de propósito entre educadores, ministerios y la Sociedad Bíblica local. Este esfuerzo no s´+olo debe ser para la producción de recursos, sino también en cuanto a una capacitación que llegue incluso a zonas marginales. Asimismo creo que deben buscarse fondos, no para regalar el material, sino para subvencionarlo a un presio asequible a todos.” ¿Está, en definitiva, el futuro de la Escuela Bíblica Dominical y sus recursos en manbos de la propia iglesia local y sus denominaciones? Siguiendo la historia de este importante movimiento educacional, no parece una casualidad que la iglesia metodista se destacara en sus inicios como precursora de la educación religiosa en gran parte por la visión de su dinámico fundador, Juan Wesley, que vio el potencial espiritual de la Escuela Bíblica y la incorporó a la gran agrupación bajo su liderazgo (Extractado del weblog EnVerdadTeDigo.com) Otras notas relacionadas: —Mujeres peruanas reciben Capacitación Bíblica —Semana Santa: Campaña “Lea la Biblia” en TV —”La Palabra Sola”

ESCUELA BIBLICA DE VACACIONES La Escuela Bíblica de Vacaciones (abreviado EVB mejor que EBDV), es una campaña evangelística para niños y adolescentes organizada por la Escuela Dominical en donde la iglesia en su totalidad se compromete en este trabajo especial. Generalmente se aprovechan las épocas de vacaciones escolares para realizarla, conocida como la EBV. Su objetivo general es que los niños y adolescentes acepten a Jesús como su Señor y Salvador personal, conociendo los principios y valores bíblicos para así enfrentar y vencer el pecado en su entorno. Sus objetivos específicos son a) llevar el mensaje del evangelio a niños y adolescentes de distintos barrios de nuestra localidad (Marcos 16:15) b) Enseñar y dar respuestas por medio de las historias bíblicas a los diversos problemas que atraviesa nuestra sociedad (Proverbios 22:6) c) Llevar a los niños y adolescentes a aceptar a Jesús como su Señor y Salvador personal y desarrollar en el actitudes correctas hacia Dios y los demás. Cómo ogranizar la EBV Se a) 2) c) nombra al Director o Directora que puede ser: El pastor El director de la Escuela Dominical Un líder que haya trabajado antes en una EBV.

¿Qué hace el Director juntamente con la Escuela Dominical? 1. Deciden la fecha y duración de la EBV

2. 3. 4. de hacer

Definen el objetivo general y los objetivos específicos Definen la zona de su comunidad a donde se pretende alcanzar Deberán calcular el aproximando de niños y adolescentes a asistir a fin el presupuesto y hacer el pedido de materiales a utilizar.

Uno o tres meses antes de la EBV 1. Definir la división de clases (pre escolar, escolares, adolescente) 2. Elegir al personal con tiempo disponible para formar comisiones 3. Definir el horario conveniente y bosquejo del programa 4. Presupuesto por clase 5. Inicial la publicidad y propaganda dentro de la iglesia 6. Asistir todo el equipo a una capacitación para la EBV Cinco o una semana antes de la EBV 1. Realizar reuniones diarias para orar y coordinar con el equipo de trabajo en general 2. Tener listo los materiales y auxiliares a usar 3. Hacer ajustes en el programa de la EBV 4. Reforzar la propaganda con aires libres, invitaciones, llamado por megáfono, volantes para miembros de la iglesia para colocarlas en los carros, negocios, casas, etc. 5. Iniciar las inscripciones. Durante la EBV El director debe hacer lo siguiente: 1. Llegar lo suficientemente temprano para asegurarse que todo está listo y orar con todo el personal antes de iniciar la CBV. 2. Supervisar las clases y consultas con los mestros sobre problemas que se presentan 3. Ser el último en retirarse de la CBV para dejar todo en orden. 4. Reunir al equipo de trabajo al final, para hacer una evaluación del día y así mejrar el trabajo del siguiente día. Después de la EBV 1. Agradecer a Dios por sus bendiciones durante la EBV 2. Comprometer a la iglesia de orar por los que entregaron su vida a Cristo durante la EBV 3. Entregar un informe general de la EBV, juntamente con la conservación de resultados al consistorio de la iglesia. 4. Agradecer a toda la iglesia por su colaboración en la EBV 5. Organizar con su equipo un plan de visitas a los niños y adolescentes convertidos y no convertidos e involucrarlos en la Escuela Dominical por medio de una invitación, haciendo uso de la conservación de resultados Es una actividad que se realiza en las iglesias mientras que los niños están en sus vacaciones de su escuela. Bibliografía Escuela Bíblica de Vacaciones, Por Clara Fitzsimmons, Sociedades Bíblicas Unidas La Narrativa Bíblica: Modelos y Series de Historias Bíblicas Entendiendo la Tradición Oral... Escuela Bíblica de Vacaciones Escuela Bíblica de Vacaciones - Ideas, Manuales para realizarla con éxito ¿Por qué la Escuela Bíblica de Vacaciones? Escuela Bíblica de Vacaciones - www.interamerica.org (incluye materiales de lo que llama “Escuela Sabática”

EL GATO VARGAS Dr. Moisés Chávez Hace unos días o semanas recibí la llamada telefónica de un joven estudiante que decía llamarse Samuel Vargas. El decía conocerme a raíz de un curso corto programado que yo había dictado hacía mucho tiempo en su iglesia en una zona marginal de la capital. Su nombre era exactamente igual al de un niño que desde los 13 años de edad participara constantemente en nuestros programas del CEBCAR, hasta su graduación a la edad de 15 años. Samuelito había demostrado gran valor y concentración en el estudio, a pesar de sus limitaciones físicas: De pequeño fue víctima de la polio, que le afectara severamente ambas piernas. Pero este otro Samuel Vargas que me llamara hace poco era un joven mayor; tendría ya entre 25 a 30 años de edad. A la verdad, a pesar de sus referencias a la ocasión en que yo visitara su entorno, yo no me acordaba de él, aunque él no podía olvidarse de mí. Por eso decidió finalmente llamarme por teléfono: —¿Se acuerda que visitó mi casa, y le mostré algunos trabajos que yo había escrito? —¡Ah! Tú eres aquel joven. . . Perdóname que no recordara tu nombre. —Me gustaría visitarle en el CEBCAR. —Mira, por ahora va a ser muy difícil. Mi esposa y yo acabamos de llegar de un viaje a Israel. Casi de inmediato ella viajó a Bolivia para traer a nuestra hijita a quien encargamos con su tía mientras duraba el viaje. Yo estoy solo y preparando otro viaje a Pucallpa, y estoy continuamente fuera de casa. Mejor será que posterguemos tu visita para después. * * * Samuel Vargas quiso insistir, pero aceptó que postergáramos su visita quizás por un mes. El quería hablar conmigo, y yo quería que fuera en una ocasión más apropiada, porque había empezado a recordar que aquel joven me había impactado aquella vez que visité su casa en el arrabal. Entonces tendría unos 18 años. En aquella ocasión me mostró sus esfuerzos impagos como innato escritor. Tenía escrito un estudio acerca de Haya de la Torre. Tenía también un escrito en que se esforzaba por poner en orden cronológico los acontecimientos de la vida de Jesús que relatan los cuatro Evangelios. También me mostró un sermón que había predicado a los jóvenes en un campamento, y que había escrito antes de exponerlo. El sermón tenía una estructura perfectamente homilética. Estaban presentes en su casa algunas chicas y muchachos que juntos con él formaban un conjunto musical de corte folklórico. Yo vi todo aquello y me impactó el hecho de que un joven peruano tuviera un enfoque tan positivo de la vida y que con tan pocos recursos produjera tanto a cambio de nada, como dice el dicho: “¡No se gana, pero se goza!” Sin duda en aquella ocasión me enteré de su nombre, y de cada uno de sus compañeros a quienes él lideraba, pero los había olvidado por completo. Pero nunca me olvidé de los corrugados papeles escritos en una máquina de escribir destartalada ni de su casa de esteras en aquel lugar marginal. * * * En el resto del día no pude desligarme de los detalles de aquella conversación telefónica. Su llamada tuvo un efecto de hacerme recordar las circunstancias en que pude haberle conocido. En mi adormecimiento lluegué a pensar que quizás jamás estuve en su casa, y empecé a dudar si existía el tal Samuel Vargas. Soñé que un gato de tamaño mediano apareció de un salto en mi balcón que da al patio, y muy enternecidamente se acercó a mí para rozarse en los botapiés de mi pantalón. Esa es la manera en que el felino muestra cariño, lo sé bien. Pero se trataba de un gato de la calle, y no me imaginaba por dónde podía haberse metido

en la casa. Mi reacción fue primero apartarlo de su insistente allegarse a mis pies, y como no lo logré, terminé rechazándolo con violencia, presa del miedo. Quería que el intruso saliera de la casa así como había ingresado. Pero en lugar de escaparse, el gato perdió el equilibrio y cayó del balcón al piso encementado del patio. Lo miré abajo desde la baranda, y allí estaba inmóvil, de pie, con las patas un tanto separadas y pegadas al piso de cemento. Lo miré bien y me hizo recordar a Sandunga, una esbelta gatita que tuvimos en casa el año pasado. Se me removieron las entrañas de pesar y bajé rápidamente por la escalera en espiral, para ver el gato, que aún permanecía inmóvil, un tanto cabizbajo y soportando el dolor. Y al mirar sus patitas delanteras, afincadas en el piso, observé que no eran de gato sino de niño. Le dije: —¡Te has herido! ¿Te va a pasar el dolor? El gato me respondió sin rencor: —Creo que ya va a pasar. Y en la siguiente unidad de diálogo ya no era gato, sino el mismísimo Samuel Vargas, que de la manera descrita hizo su aparición en mi casa, porque quería hablar conmigo y no lo quería postergar. —Yo soy Samuel Vargas, que le llamó por teléfono. ¿Se acuerda de mí? Entonces las escenas soñadas de su casita de esteras y sus papeles escritos se dibujaron con mayor nitidez en mi mente. * * * El resto del sueño fue un febril anhelo por escribir la historia del Gato Vargas y desentrañar su enigma. Al despertar por la mañana le conté mi sueño a mi mujer, y me comprometí a escribirlo, porque el personaje de mi sueño era más bien un montaje de personajes de la vida real. Sin duda, aunque en el sueño el niño Samuel Vargas y el joven Samuel Vargas eran dos personas totalmente distintas, el Samuel Vargas de la realidad era el elemento principal del interesante montaje. Aquel niño tan apasionado por el estudio de la Biblia, que no perdía una sola clase en el CEBCAR, y quien seguía estudiando sus separatas cuando no podía asistir porque estaba en tratamiento en el Hospital “San Juan de Dios”, recuperándose de una de sus múltiples operaciones quirúrgicas en los huesos de ambas piernas. * * * También desfiló por mi mente el caso de una joven que conocí hace muchos años, cuando yo también era joven. Yo tendría entonces unos 17 o 18 años y estaba internado en La Molina, en el Seminario Evangélico de Lima, aunque algunos de nuestros estudios y otras actividades tenían lugar en el centro de la ciudad. Por esta razón continuamente recorría a pie el trecho de un kilómetro entre la Carretera Central, donde nos dejaba el ómnibus, y el local del internado. A la mitad del camino había una pequeña tiendecita donde comprábamos galletas y gaseosas y a veces nos sentábamos a tomar café. Allí dialogué aquella vez con cierta joven, ansioso de que ella llegara a conocer las consecuencias del evangelio en su vida. La manera de empezar el diálogo fue aludiendo a cierta fiesta que iba a haber en la vecindad y a la cual ella me invitó con amabilidad. Pero yo le invité a ella a otra "fiesta" que íbamos a tener nosotros, y le dije que sería una fiesta muchísimo mejor. Aunque yo no me acordaba ni de ella ni de aquel diálogo, ella me dice que se llenó de curiosidad y fue a nuestra “fiesta”. En realidad se trataba de una reunión social, con juegos de esparcimiento. Generalmente yo era pieza infaltable en esas “fiestas”, porque en ellas yo tocaba mi acordeón. Esa chica acudió a mi invitación, aunque yo no lo recordaba porque ha pasado

mucho tiempo. También se quedaron grabadas en su corazón algunas de mis palabras de testimonio personal. Yo me olvidé después de nuestro diálogo, pero ella jamás lo olvidó y ello fue en parte lo que le movió a la reflexión cuando con el transcurso del tiempo se convirtiera en la secretaria privada del Ché Guevara. Rosario Rivera es ahora una mujer militante en la labor misionera. —Ella misma me hizo recordar aquel episodio olvidado cuando nos volvimos a encontrar unos 25 años después. * * * También entra en el montaje Walter Huaynillo Quispe, un joven estudiante de la AMIEP. Como parte de su capacitación recibió la tarea de investigar el impacto que había tenido el Aprismo en la población de la cuenca del río Chillón y de manera especial en Canta, cerca de la cual estuvo edificado un bastión de adoctrinamiento político que ahora yace en ruinas. Me contó de la tarea que estaba desarrollando, de la bibliografía a la que tenía acceso, de su evaluación de Haya de la Torre y de las entrevistas hechas a varias personas de la región. Walter destacaba entre todos los alumnos de la AMIEP por su participación inteligente en el aula. Para cualquier otro profesor él se hubiera convertido en pesadilla: Sus preguntas coherentes y bien planteadas, sus respuestas acertadas — aun antes de que se acabara de formular del todo la pregunta— y su conocimiento del lugar exacto donde se encontraba en la Biblia no un pasaje, ni siquiera una palabra, sino una idea aislada. Yo me percaté de sus habilidades y lo convertí en mi secretario en el aula, después de bautizarlo cariñosamente con el epíteto de “Teóloco”, por ser ya un teólogo y por tener un atractivo parecido al Pájaro Loco. * * * También forma parte del montaje Mario Alvarado, un joven mexicano cuya historia me place contar. El era un muchacho de 15 años de edad cuando participó en un curso que yo diera en el Instituto Politécnico de Ciudad Juárez. Su familia estaba muy involucrada en la labor social de la Iglesia Bautista “Monte Horeb”, en una zona marginal de la ciudad, y a corta distancia se encontraba su casa, junto a un cementerio sin muros. Su habilidad en la música le ha hecho merecedor del apelativo de “ingeniero de sonido” y del amor de una chica muy bella, Sonia, “la Incondicional”. Mario no se me acercó durante el curso. Era demasiado tímido y reservado, pero después sí lo hizo. El ingeniero de sonido tenía al mismo tiempo el don del silencio. Por eso cierta familia amiga, que poseía en casa un escandaloso loro hablador, le puso el nombre de “Mario A”, por él. Por aquel entonces Mario trabajaba en un supermarket, metiendo los productos en bolsas de plástico y guiando los carritos al área de estacionamiento. Lo que ganara no sería gran cosa, pero con ello pudo adquirir mis obras y obras de referencia. Luego se hizo un cuartito adicional en el patio trasero de su casa que daba al panteón. Ese humilde cuartito era su sala de estudio y biblioteca, que contenía en estantes sus apreciadas adquisiciones bibliográficas. Cuando por fin tomó valor para buscarme y hablarme, él se había convertido en un experto en el hebreo bíblico y conocía el contenido de todos mis libros. Cierto día me invitó a cenar en su casa, donde toda su familia se reunió alrededor de la mesa para acompañarme a saborear unas deliciosas enchiladas y frijolitos refritos. Mario llegó a avanzar tanto en el conocimiento de los idiomas bíblicos de manera autodidacta, que los directivos del proyecto de la Biblia Científica ReinaValera Actualizada (RVA) lo llegaron a conocer y apreciar en la sede de Editorial Mundo Hispano y a la edad de 17 años fue admitido como el consultor más joven. Cuando se enteraron de ello varios pastores mexicanos envidiosos, reaccionaron negativamente porque se hubiera admitido “a un mocoso” en una obra que pretendía

ser la más grande empresa editorial de la Biblia en nuestro siglo. ¡Pero ni vuelta que dar! Todos los editores juzgamos que él representaba muy eficazmente a la juventud latinoamericana. * * * Aquel intruso, me refiero al Gato Vargas de mi sueño, también representaba el montaje de jóvenes y hasta niños, que se involucraron en nuestros programas educativos del CEBCAR. Y quisiera referirme a uno más, en especial: Cierta tarde sonó el timbre de mi casa en Los Olivos. Salí a ver quien llamaba, y me vi por primera vez ante un joven risueño que me hablaba de “tú”. Me dijo: —¡Tú no me conoces, pero yo sí te conozco! Me asustó. Y continuó: —¿Te acuerdas de Huariaca? Sí, yo estuve en aquella aldea de la sierra central del Perú para participar como maestro en un instituto bíblico rural. En aquel entonces yo tendría 18 años de edad. —¿Te acuerdas de Martha Heiniger? Jamás he olvidado ese nombre, porque esa simpática gringuita suiza me causó una grata impresión. La Misión Suiza tenía por aquel entonces un orfanatorio en Huariaca, y varios de los misioneros asumieron cada uno el cuidado de un grupo de cinco o seis niños huérfanos, representando a sus padres. La señorita Heiniger estaba a cargo de uno de esos grupos de niños. Yo tomaba el desayuno en la casa de ella, sentándome a la mesa junto a aquellos niños que me impresionaban muy favorablemente por su formalidad, buenas maneras y su conocimiento del alemán. Aquel joven me dijo: —Yo soy uno de aquellos niños. Juan Yalico no se había olvidado de mí, a pesar de que visité su casa cuando tendría tan sólo unos seis años. Su trayectoria es ahora de todos conocida. El es el fundador de AMIEP. En 1996 viajamos a El Paso, Texas, donde fue incluido como Editor de la Biblia Científica RVA, y poco después logró su título de doctor de la California Graduate School of Theology. * * * Este sueño persistente y la reflexión que forma parte del sueño me enseña que aun cuando aparentemente no veamos resultados, lo que sembramos germina primero bajo tierra, y como la levadura activa las masas sin que nos percatemos de ello. ¡Cuán grande es la responsabilidad que tenemos de participar en la misión integral! ¡Y ojo! ¡Ojito! Cuando menos te lo imagines saltará a la escena el Gato Vargas, ¡y a lo mejor te viene ya a remplazar! TREPANACION HERMENEUTICA Dr. Augusto Pecho Cerrón Mardisho es mi compañero de milicia. Ambos tenemos muchas aventuras que contar de nuestra difícil labor en las penumbras más recónditas de la selva amazónica del Perú. Cierto día nos pusimos a reflexionar respecto de los resultados maravillosos del evangelio en ese infierno verde, y me brota del alma la exclamación: —¡Verdaderamente es un milagro! Pero Mardisho entristece mi espíritu con un inexplicable pesimismo: —Cuando te mueve el primer amor, das testimonio del cambio ocurrido en tu vida. Participas alegremente cantando “especiales”, mayormente a capella. Y si tienes talento, pasas a dirigir las alabanzas o predicas imitando las gesticulaciones de los gringos. Y en algún momento empiezas a sentir la necesidad

de conocer el Evangelio de manera más profunda. Pero no falta por allí alguien que echa tierra a este anhelo diciéndote que el estudio mata al espíritu y puedes perder tu salvación. * * * Alguien había echado tierra a las aspiraciones de Mardisho. Le había ocurrido a él exactamente lo mismo que había ocurrido conmigo. Yo sospechaba quién era ese conch. . . Si tú eres de esos recalcitrantes, y peor si eres tránsfuga —los que se pasan de denominación en denominación—, seguramente ya estás convencido de que no necesitas estudiar y te jactas de que el Espíritu Santo te enseña de manera privada y hace de ti un arrogante supersábelotodo. Pero Mardisho y yo nunca nos dejamos convencer por el pastor Caramba, que enseña que la Biblia se interpreta por sí sola y que el recurso a otros libros y a otros estudios revela impiedad y falta de fe. —En su presencia tuve que esconder mis libros, para no caer de su gracia. —Yo también. * * * Pero Mardisho no se dejó doblegar, como revela esta observación admirable que me ha impulsado a alcanzar la meta de mi vida. —No podemos limitar las bendiciones del Espíritu Santo. Porque él no puede darte más. . . Ante mi extrañeza, él concluye: . . .si tú no estás capacitado para recibir más. Y exclama motivado: —¡Por eso tenemos que estudiar! Y acto seguido pone manos a la obra: Saca de su costalillo un fajo de papeles corrugados y mugrientos, y se recuesta a leerlos con avidez, confiado de que yo no lo delataría ni lo juzgaría mal. * * * Sus páginas estaban subrayadas en casi todas su líneas, señal de que un lector embelesado las había leído y releído con avidez. Y al ver que las pega a su corazón con evidente cariño, como si fuera una carta de amor, me siento movido a preguntarle: —¿Qué es eso, Mardisho? Y responde: —Es una “separata académica”. —¿Una qué? —Una separata académica. Al oírle hablar de “separata académica”, mis rodillas se chocaron una con otra, quizás a causa de la palabra “académica”, que había aprendido a satanizar. El se vio en la necesidad de hacer esta aclaración: —No te asustes, cho. Es una separata académica de Hermenéutica. Peor aún: Al oír la palabra “HERMENEUTICA”, caí al suelo presa de un ataque surtido y de una extraña chiripioca. * * * Mardisho se incorpora, me da un golpe en la nuca y me aclara las cosas demostrándome paciencia: —Esta es una separata escrita por el doctor Trepanación de la Mancha que trata del importante tema de la Hermenéutica Bíblica. Y se la llama académica por su contenido de alto nivel. Me incorporo lentamente, y le escucho:

—Esto dice acerca de ‘los devotos de la sola Biblia’, como el pastor Caramba: En un nivel una nadita más alto de evolución se encuentran “los devotos de la sola Biblia” que se distinguen por esgrimir el postulado originado en los días de la Reforma Protestante del siglo 16, de que la “Biblia se interpreta por sí sola”. Para el reformador Martín Lutero esto significaba que no existe ninguna autoridad humana institucional (la iglesia oficial, la tradición, el magisterio eclesiástico, etc.) que determine la interrelación del intérprete con su Texto Sagrado. Pero los devotos de la sola Biblia han convertido este postulado en un sofisma, es decir, una falsedad disfrazada de verdad. Esto lo ilustra un manual de estudio bíblico publicado en forma gráfica por Chick Publications, el cual enseña que los únicos implementos para el estudio bíblico son: 1. Marcadores para colorear el texto, 2. Una reglita para subrayar los versículos, 3. Una pequeña agenda para tomar apuntes, 4. Y EN ULTIMO LUGAR, una Biblia Al pie de esta lista viene la ADVERTENCIA de rigor: “¡Apártate de los comentarios bíblicos!” Y para darle fundamento bíblico a esta consigna afectadamente piadosa, usa fuera de contexto las palabras de Jesús en Mateo 10:19 y 20: “No os preocupéis de cómo o qué hablaréis, porque os será dado en aquella hora lo que habéis de decir. Pues no sois vosotros los que hablaréis, sino el Espíritu de vuestro Padre.” * * * Yo quedé embelesado con esta lectura, y Mardisho prosiguió a leer: Para Lutero, que escribió comentarios bíblicos muy valiosos, el postulado de que la Biblia se interpreta por sí sola implica, más bien, cinco reglas de hermenéutica: 1. 2. 3. 4. 5. * * * Y cuando le iba a preguntar a quiénes les dijo Jesús “no os preocupéis”, él siguió leyendo: El Antiguo Testamento es interpretado por el Nuevo Testamento. Los Evangelios son interpretados por las Epístolas Lo universal intepreta lo particular Lo sistemático interpreta lo incidental Lo didáctico interpreta lo simbólico

Y respecto de lo que dijo Jesús, sus palabras tan abusadas por los devotos de la sola Biblia, en realidad se refieren a los judíos que por aceptar el evangelio serían perseguidos y arrastrados a los tribunales de Israel. A ellos les dice: “No sois vosotros los que hablaréis, sino el Espíritu de vuestro Padre.” Jesús no les dice eso a los predicadores chabacanos que suben al púlpito sin ninguna reflexión de lo que han de decir y piensan que el Espíritu Santo les va a

“soplar”, de la misma manera que nos soplan en el examen los alumnos aplicados que sí estudian. ¡Porque he aquí que el Espíritu Santo no es cómplice de predicadores chabacanos como míster Arrodilleti, autor de la copla carnavalesca que reza: ¡Qué hermenéutica ni hermenéutica! ¡Aquí lo que necesitamos es arrodillética y ayunética!

* * * Me reí con gusto de los “predicadores chabananos” como míster Arrodilleti, y de la “arrodillética” y la “ayunética”, y le pregunté: —¿Onde has conseguido esa separata académica? —Un amigo me la vendió en Pucallpa. —¿No tendrá una sobre la guerra espiritual? —Que yo sepa, no. A él se la vendió ésta un médico que tiene su clínica allí mismo, en Pucallpa, la Clínica “Monte Horeb”. Y él me la vendió a mí. —El médico debe saber dónde conseguirlas. . . —A él se las vendió don Juan Chamorro, un pastor itinerante que ahora reside en las mansiones eternas. —¿Y dónde las consiguió él? —Dicen que en el CEBCAR. * * * Me dijo que cada separata académica es, en realidad, un curso corto programado sobre la Biblia: —Dicen que la separata de Hermenéutica Bíblica es una de las 50 que forman una biblioteca chévere conocida como “El Gran Paquetazo”. De repente, el rostro de Mardisho se torna radiante, y a la manera del Chavo del Ocho cuando zapatea de alegría, me dice: —¡Tú sí puedes estudiar en el CEBCAR! —¿Onde, ñaño? —En el Centro de Estudios Bíblicos “Casiodoro de Reina”. Y añade: —Es decir, con el Gran Paquetazo del CEBCAR, que es un programa ETE. —¿Extraterrestre? —ETE significa “Educación Teológica por Extensión”, es decir, estudias en tu casa. El Gran Paquetazo ha sido escrito por el doctor Trepanación de la Mancha. Me rasco la cabeza y le digo: —Me pregunto si acaso será pariente de don Quijote de la Mancha. . . —Más bien creo que es pariente de don Sancho Panza. Me muestra un tríptico que tenía su caricatura, luciendo su pancita sexy muy halajita, asisito nomá, y comenta: —Le dicen “de la Mancha”, porque sus discípulos “trepanados” constituyen squé una mancha. ¡Son una legión, oye! —¿Por qué? —Porque son muchos. * * * Así me enteré que Trepanación de la Mancha es en realidad su sobrenombre. Pero, ¿por qué? Eso lo averigué ni bien llegué a Lima Limón y hablé con el .venerable Apóstol Eved Alvarez, que me dio a mamar de la leche misionera: —¿Y de veras les trepana el cráneo? —Sí, teclo.

—¿Y siguen viviendo? —¡Fíjate que sí! —¿Se los trepana al estilo de los cirujanos incas? —Dicen que les destapa el cráneo con un tumi igualito a ése de la tumba del Señor de Sipán. Y después de la operación, les tapa el güeco con un pedazo de mate. —¿Y duele? —Debe de doler. ¡Pero hacen cola para ser trepanados! Lo que indica que de por medio existe una cuota de placer. * * * El Apóstol Alvarez me llevó al CEBCAR en el Edificio AMIR, en la Avenida Brasil 1156, frente a la Facultad de Educación de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, y nos acomodamos los dos al final de una colaza bien largaza de puro viejitos, todos portando su respectiva sábana. Una viejita cachacienta nos mira de pies a cabeza y nos dice: —Ustedes están incompletos, jóvenes. A ustedes les falta algo. . . Pensamos que se refería a nuestra ficha, o acaso a nuestra facha, y preguntamos: —¿Qué? —¡Su sábana! Nos preguntamos por qué tendríamos que haber llevado una sábana si sólo íbamos en pos de información, y nos ponemos a conversar en voz baja nosotros mismos. Le digo: —¡No me imaginaba que así de larga fuera la cola del CEBCAR! Y responde: —Pocos son los escogidos. Los que no son admitidos para la trepanación hermenéutica en el CEBCAR son derivados al CERAGEM, en la planta baja, para ser reciclados. * * * Dicen que muchos llegan al CEBCAR con sus cráneos hechos añicos a causa de la guerra espiritual. Para sobrevivir, su única esperanza es la trepanación hermenéutica, si o sí. Después de ser trepanados se recuperan lentamente, pero a paso seguro. Aunque no faltan los que se escapan a medio trepanar, dejando su sábana en las manos del doctor Trepanación, al estilo de Juan Marcos, cuando lo agarraron los soldados romanos, pero él se escapó desnudo en medio de las tinieblas de la noche, dejando su sábana en sus manos. Le pregunto al Apóstol Alvarez: —¿Y no se mueren? —Algunos, no. Pero lucen un aspecto contraproducente, porque andan de iglesia en iglesia luciendo su güeco en la tutuma. Si no fuera por la fuerza de la gravedad, no se les distinguirían sus güecos, como el chanchito que le preguntó a su mamá: “Mamita, mamita, ¿por qué tengo un güequito debajo de mi rabito?” Y su mamá le dijo: “Porque si lo tuvieras en la nuca serías alcancía.” —¿Y los que son trepanados con éxito? —A esos les cose la piel con guatopa e hilo número 12, y al cabo de un tiempo los encuentras luciendo sus conocimientos científicos, porque en el CEBCAR estudian con la Biblia Científica Reina-Valera Actualizada o RVA, que es una de las principales obras del doctor Trepanación de la Mancha. * * * Cuando mencionó la Biblia RVA me di cuenta de que el tal Trepanación Mancha no era otro que. . . ¡el Apóstol Chávez! Y le digo: —Ahora que me acuerdo, creo haber oído hablar de ese tipo. . . de la

—¿Onde? —Poráy. Dicen que es Y el Apóstol Alvarez —Y su Gran Paquetazo juntos con tu mujer. ¡Así, * * *

“shilico”. ¡Dicen que es la mué-re-te! añade: puedes estudiarlo en tu misma casa, y en tu cama, no tienes necesidad de levantarte, oye!

En ese preciso momento se acerca a nosotros uno de los trepanados con éxito. Se trata de un ejemplar sobresaliente de trepanación que ahora practica la trepanación por cuenta propia allá en las sofocantes tierras de la Amazonía. Se llama Semcar. Su hermosa calavera no acusa más las cicatrices de la trepanación hermenéutica. Pensar que una vez estuvo con su tutuma expuesta cuando con un embudo se le introdujo la exégesis después de habérsele extraído toditita la eiségesis y la porquería. El no se escapó a medio trepanar, como algunos pobres diablos que ahora lamentan haber escapado del tumi. El tuvo valor, y tras el placentero proceso se ha graduado de la CBUP con el título de Doctor. El doctor Semcar nos explica lo de la CBUP: —Es la California Biblical University of Peru. Los que tienen éxito en el CEBCAR, culminan su proceso de trepanación en la CBUP, la principal Universidad Evangélica en la América Latina. Se llama “de California”, pero está aquí mismo, en Lima Limón. * * * En ese preciso momento se acerca a nosotros otro de los trepanados con éxito. Se trata de un producto importado, porque nos ha venido desde Bolivia, debidamente trepanado y embalado. Mientras se acerca a nosotros con ese su andar de Homo Sapiens, no puede disimular su sonrisa inteligente. Y el doctor Semcar dice: —Le llaman “el Boliche Mosca”. El se graduó en el CEBCAR y era de ley que viniese a la CBUP, donde ahora aspira al doctorado. Masque pidámosle que nos cuente cómo vino a parar en la CBUP. El Boliche Mosca es nada menos que el Lic. Moisés Huanca, de quien se puede decir lo que se solía decir del sabio judío Moisés Ben Maimónides: Mi-Moshé vead Moshé lo qam ke-Moshé (Desde Moisés y hasta Moisés, no se ha levantado nadie como Moisés). Y el doctor Semcar es el archifamoso exorcista charapa, Gustavo Montero del Aguila, que funge como rector del Seminario Misionológico “Casiodoro de Reina” (SEMCAR), la principal institución teológica de la Amazonía. El Apóstol Alvarez y yo les escuchamos con asombro, y al ver que como en el Moisés de Miguel Angel dos cuernos de luz brotan de sus frentes e iluminan sus rostros con una sonrisa angelical, exclamé: —¡Yo también quiero ser trepanado en la CBUP! * * * Quise comprobar si lo que nos contaron estos cuates era cierto; que llegaríamos a entender el Evangelio del Reino en su verdadera dimensión.¡Y fíjate que sí había sido cierto! Es verdad que en el Aula Magna de la CBUP me tocó sentarme al lado de un mocoso, un Chico más antipático que el Quico de la tele, pero terminamos haciendo buena yunta. Y ahora, después de haber experimentado mi debida trepanación hermenéutica, exhibo un cráneo de lujo que hace juego con mi barbita de chivo israelita. Tras una super maratónica capacitación teológica en el CEBCAR y en la CBUP he alcanzado, como el doctor Semcar, el título de Doctor of Ministry. Por eso

firmo esta historia con orgullo y limpia conciencia como: Dr. Augusto Pecho Cerrón, Misionero Trepanado. Wow!

EL GRAN CHARLATAN Lic. Moisés Huanca Empezaré señalando enfáticamente que para mí un charlatán no es una persona cualquiera. Porque la existencia de un charlatán presupone la existencia de una audiencia dispuesta a escucharle, lo cual atestigua una necesidad de por medio. Aparte de este criterio, voy a referirme a un Gran Charlatán, es decir a un personaje extraordinario. Se llama David Ponce, y lo conocí hace un tiempo en el auditorio callejero de la Plaza Cívica, en La Ceja de El Alto. Se trata de un lugar que congrega tanta gente, y por tantas horas seguidas, que el tráfico tiene que ser desviado para salvaguardar la seguridad de los asistentes, en su mayoría habituales. La “programación” en este este super mundo del espíritu humano es diaria, aunque se incrementa en los fines de semana. Y de todos los charlatantes que se abren camino al corazón del público destaca éste, que quisiera presentarles y que es conocido como “Dico”. Seguramente lo mismo que me sucedió a mí ha sucedido con muchos otros curiosos. Tras escucharle hasta pasada la medianoche, me fui a casa y le dije a mí mujer: “Ven y vé a un hombre que ha dicho todo cuanto yo necesitaba escuchar. ¿No será ése el Dico?” * * * Temprano en la noche me hice presente en dicho lugar donde se congregan vagos, filósofos de esquina, infiltrados y curiosos de toda laya. Por cierto, no todos son como el Dico. No faltan los hermanitos que se arriesgan a hacer un papelón, como el de la anécdota que contó Daniel el Travieso en la CBUP; un hecho real que presenció en las inmediaciones de la Plaza de Acho: Estaba un hermanito predicando en una plaza, haciendo gala de gran osadía, pero su lenguaje lo delataba como ignorante. Entonces salió a su encuentro un zambo de entre la concurrencia y le dijo: —Mira, pedazo de serrano motoso, mejor te me vas a aprender primero a hablar y a despojarte de tus motes. ¿No te da vergüenza hablar de esa manera? ¡Serranazo! “Jisucristu ti puidi salvar” La impertinencia del zambo hizo que se le hirviese la sangre a alguien del público, que se lanzó en defensa del predicador, y sobreponiéndose a su estado espiritual pudo articular esta enérgica protesta: —¡No te permito, hic, hic, que le hables así a mi hermanito! ¿Qué culpa tiene él de ser un serrano? —¿Conque es tu hermano? —¡Para que sepas, él es mi hermano en la hic fe, y todo lo que dice es la hic, la purísima verdad! Y envalentonándose se deja caer sobre el pecho del zambo, al cual golpea con su dedo y le dice: —¡Hic! ¡Hic! ¡No te permito que. . . porque te las vas a ver con. . . con. . .conmigo, hic! Y el serrano le despega cariñosamente diciéndole: —Mejor no me defiendas, hermano, porque das mal testimonio. Y el borrachito le agredió diciéndole: —¡Tú también te callas, hic! ¿Qué te has creído? ¡Yo hablo lo que se me venga en gana! Hay de todo en la viña del Señor, y hay de todo en la Plaza Cívica de La Ceja.

* * * Después que varios se dieron turno para disertar, se puso en medio Dico, un hombre de edad y estatura mediana, mestizo de una labia suprema, y se dispuso a hablar, exactamente como lo había hecho el día anterior, y el día anterior, y el día anterior. Parece que allí es donde vive y donde adquiere solaz. La mochila sobrecargada de libros que lleva a la espalda, de pronto parece ubicarse por sí sola en su parte delantera, como por arte de magia. Lo opuesto ocurre con su gorrita de jockey, que lleva en la cabeza: La visera gira de adelante para atrás, transformando su expresión sombría en la de un avezado conquistador. Cuando los demás charlatantes y el público congregado ven estos movimientos un tanto solapados, presiente que Dico está a punto de tomar la palabra con autoridad. Su mirada vivaz y su dominio de escena podría delatarlo peligrosamente como ‘súbdito peruano’, y él sabe bien a qué se expone. Por eso, se les anticipa y les habla: “Seguramente usted pensará que soy peruano y que vengo a estafarles o a venderles algo. Pero fíjese cuán equivocado está. Sí, usted está totalmente equivocado, y empezaré por privarle de sus requerimientos mostrándole mi Cédula de Identidad. Soy boliviano, señores, como cada uno de los caballeros y las damas aquí presentes puede constatar.” —Y se yergue en vano para ver si acaso aflora por allí la imagen apretujada de alguna mujer en su audiencia. Pero ese domingo no se había hecho presente Dominga, mi amada mujer. * * * Aquella noche le antecedieron en el hemiciclo un par de filósofos materialistas, de esos que por su ridículo número han sido declarados por la UNESCO una especie en extinción. Ese par de filósofos parecían estar de acuerdo en todo y se dan mutuamente la razón, hasta el punto de llegar a empachar a la concurrencia. Entonces Dico sale a la palestra y les dice: —Ustedes fallan en lo más importante: En la hermenéutica. Hacen alarde de erudición, pero les delata su eiségesis disparada y su exégesis atrofiada. Pero les comprendo, porque ustedes no poseen ni conocen el contenido de esta ‘separata’ de Hermenéutica —y les mostró algo que por su aspecto corriente captó aun más la antención. Dio una vuelta olímpica en medio de la gente, mostrando en su mano izquierda su Cédula de Identidad de Bolivia, y en la mano derecha un fajo de papeles fotocopiados, sostenidos por una grapa. Y les decía: —¡Esta es la separata académica que ha producido el doctor Moisés Chávez! Y todos se esforzaban para verlas en la penumbra intermitente que proyectaba un faro rompenieblas por detrás de sus cabezas. * * * En Bolivia no se conoce la palabra “separata”, y menos el concepto de “separata académica”. Un fajo de papeles fotocopiados sería llamado, más bien, “policopiado”. Justamente eso es lo que Dico mostró a un público que si lo miraba en su mano, era esperando que de entre sus páginas pudiese aflorar alguna alimaña inmunda, como una serpiente voladora o un sapo saltarín.. Dico les explica lo que ven: —Se trata de una ‘separata académica’, es decir de un texto que exhibe programación conceptual. ¿Acaso alguno de los presentes conoce en qué consiste la programación conceptual? El silencio se apoderó de todos los presentes, y justo cuanto iba a hablar uno de los charlatanes en receso, Dico prosiguió: —Esta es una separata académica que versa sobre Hermenéutica, la ciencia de

la interpretación. . . Cuando iba a intervenir otro de los charlatanes en receso, él prosiguió: —Cuando me refiero a la “ciencia de la interpretación”, no estoy hablando de la interpretación de sueños, sino de textos. Sí, señores, esta noche yo les hablaré sobre la Hermenéutica, la ciencia de la interpretación de textos. ¿Me puede usted decir qué sabe de la hermenéutica? ¿A ver usted? ¿A ver usted? ¿Qué es la hermenéutica? Nadie osa responder palabra. * * * Dico se dispuso a ilustrar su discurso con diagramas que trazaba sobre el suelo encementado, a partir de las páginas de su separata académica, cuyo valor realzó al repetir el nombre de su autor: —¡Moisés Chávez es un fiel testimonio de que del Perú también puede salir algo de bueno! Con semejantes diagramas conceptuales pudo paralizar a su audiencia. Nadie se atrevió a interrumpirle, y le escuchábamos de buena gana, aun cuando hablaba de la Biblia, por lo que pensé que a lo mejor él también sería pentecostal. Yo callé hasta que guardó su separata en su mochila, que hizo girar hacia su espalda. Volvió a colocarse su gorra de jockey de manera convencional, y se despidió amablemente dejándonos perplejos. No obstante que era como la una de la mañana, le seguí como media cuadra y le felicité por su discurso. Pedí darle una miradita a su separata, y me mostró el policopiado que de tan policopiado tenía algunas líneas a medio desaparecer. Le pregunté si volvería a la noche siguiente: —Me interesa conocer algo más de la hermenéutica. . . Me dijo que sí. * * * Al siguiente día Dominga y yo estábamos temprano, antes del anochecer, dispuestos no solamente a escucharle, sino también a obtener de su gracia su separata de hermenéutica, para poder fotocopiarla antes de que él empezase a disertar. El público empezaba a juntarse cuando él accedió de mala gana, y nos apartamos los tres para sacar una fotocopia en una esquina. La calidad de la fotocopia resultó ser pobrísima, por el hecho de ser copia de copia de copia de copia. Pero como una muestra de la Providencia, el dueño de la fotocopiadora me entregó mi copia, colocando como primera página la primera página de la copia “original”. No nos dimos cuenta de esto, ni Dico ni yo, y juntos volvimos a la plaza, donde estuvimos buen rato esperando que empezara el show. Como mi amada Dominga no pudo permanecer más tiempo a causa del intenso frío altiplánico, nos despedimos de él con una seña cariñosa, y nos apartamos de la gente, prometiéndole volver el fin de semana. Y lo hicimos una vez y otra vez, llegando a intimar con el orador, razón por la cual conocemos su nombre y algunas de las cosas que se relacionan con su vida personal. Se trata de un hombre que parece que invierte en libros sus escasos recursos como vendedor ambulante de polvos para sacarle brillo a las ollas de aluminio. No se congrega en ninguna iglesia, pero parece saber de la Biblia más que cualquier pastor o predicador. * * * Llegué a casa y me puse a devorar el contenido de la separata académica. E intentando extraer de ella cualquier dato adicional que me pudiese conducir a su fuente y a su autor, observé que una parte del encabezamiento de la primera página estaba pegada con un pedacito de papel, no como para protegerla de su deterioro, sino intentando ocultar algo.

Procedí a remover el parchecito con sumo cuidado, pensando luego en devolver la página a Dico y me encontré con un número telefónico que copié. A la mañana siguiente corrí a la cabina telefónica más cercana para discar ese número, y respondió una mujer diciendo: —Radio La Cruz del Sur. Le pregunté: —¿Es también el Centro de Estudios Bíblicos “Casiodoro de Reina”? Tengo urgencia de hablar con el Dr. Moisés Chávez, Director de UNIEVA, la Universidad Evangélica del Aire. Me dijo: —El Dr. Chávez ya no se encuentra en nuestras instalaciones y ha cambiado de número telefónico, el cual no tenemos autorización de darlo al público. Le rogué: —¡Porfa! Tengo urgencia de comprar los materiales del CEBCAR. * * * Ella accedió y tras unos momentos siguió hablando: —Tome nota de su nuevo número telefónico. . . Gran satisfacción me dieron sus palabras, y sentía haber conseguido mi objetivo. Pero en ese preciso momento pasó un “ferrari” (puro fierros destartalados) e hizo tanto ruido que no escuché bien los últimos tres números. Y la llamada se cortó. Fui a buscar otra cabina en un lugar menos expuesto al ruido. Volví a molestar a la secretaria de Radio La Cruz del Sur, y ella accedió con gran amabilidad. Pero cuando faltaban los últimos tres números, pasó un minibús por la cabina sin puerta, y transfirió al interior de la cabina toda el agua negra acumulada en un charco junto al sardinel, convirtiendo mi traje en un hábito trajinado y maloliente. Y viendo que ya no habría más agua que inundara otra vez la cabina telefónica, volví a llamar, y logré anotar los últimos tres números en medio de la insistencia de una cholita porque desocupara inmediatamente la cabina so pena de gran tribulación. No estaba seguro si los últimos números eran el 334 o el 634, pero no decidí volver a llamar a la dama de Radio “La Cruz del Sur”, temiendo que se molestara. Acaso sería mejor bajar a la ciudad de La Paz para confirmarlo personalmente. Después de todo, hasta a la mujer más amable se le agota la paciencia. * * * Pero allí mismo, cuando se desocupó la cabina, me puse a discar, y escogí concluir el discado con los números 634, pensando: “¡Los milagros existen!” —¿El Dr. Moisés Chávez? —Sí. ¿Qué se le ofrece? —Quisiera adquirir los materiales del CEBCAR. Me refiero a las separatas académicas de “El Gran Paquetazo”. Y me respondió: —Lamento decirle que se nos ha agotado este material y ya no volveremos a imprimirlo. Y ante mi sepulcral silencio, prosiguió: —De todas maneras, tome nota de mi nueva dirección. Le dije: —Quiero conocerlo, doctor. Y me dijo: —Yo también quiero conocerle. Visíteme cuando guste pues tengo una gran sorpresota para usted. Usted sería el primer boliviano que vea los volúmenes de la Biblioteca de Altos Estudios Teológicos (BAET), listos para ser enviados a Estados

Unidos en DHL para ser publicados en Editorial Zondervan. Esta Biblioteca incluye las 50 separatas académicas del Gran Paquetazo, más 50 separatas adicionales. Y con gran regocijo respondí: —Parto en este mismo momento para su casa. Quizás demore algo, porque me encuentro en El Alto. * * * Llegué a su casa y antes de proseguir a mostrarme los materiales publicados por el CEBCAR me invitó a comer una deliciosa sopa de fideos Ajinomen que estaba preparando en ese momento. Así pude ser inscrito en el PUT y posteriormente en la CBUP. ¿Ahora bien? ¿Qué será de Dico, el Gran Charlatán, entendiendo “charlatán” como un compliment? El Dr. Chávez leyó mi historia y me pidió que lo llevara a la Plaza Cívica para escucharle disertar sobre hermenéutica bíblica y otros temas. Tenía gran interés por conocerle personalmente e invitarle a su casa y a su biblioteca, para proveerle generosamente de muchos nuevos materiales para renovar la bendita carga de su mochila azul. . . ¡Y acaso en la gracia de Dios, el Dico también llegue a pisar tierra santa en la CBUP!

EL PERRITO MATEMATICO Dr. Moisés Chávez Para aprovechar al máximo las vacaciones de nuestra pequeña hija Lili Ester, entre otras cosas la inscribimos en un curso de manualidades en el Instituto Kumón de Bolivia, bajo la dirección de la Sra. Francesca Russo. Y como yo la esperaba en la recepción juntos con Molly, mientras duraba su clase de la tarde, a falta de una revista de Condorito la Sra. Russo me dio a leer un libro de Matemáticas. Me dijo: —Para que lo disfrute y pase el tiempo de manera placentera. El libro había sido escrito originalmente en japonés. Su título no parece explicar el éxito de un millón de copias vendidas solamente en el Japón: Kumonshiki Sansu no Himitsu. Fue escrito por el maestro Toru Kumón, y en español circula desde 1999 con el título de El secreto del método Kumón para disfrutar de las Matemáticas. * * * Miré el libro de reojo, y pronto quedé atrapado; me pareció muy atractivo, a pesar de estar plagado de números.. El libro ha representado un faro de esperanza para miles de padres de familia como yo, ansiosos de que las Matemáticas dejasen de ser el cuco de sus hijos en el colegio y en el ingreso a la universidad. Su lectura me hizo conocer en su autor, a un maestro muy atractivo. Más allá de las Matemáticas, y a través de la docencia de las mismas, Kumón representa toda una filosofía de la vida. Sus conceptos constituyen sólidas columnas para la docencia. El escribe: “Toda persona puede aprender Matemáticas, y toda persona puede llegar a disfrutar las Matemáticas. . . Vamos a descubrir el potencial con el cual cada individuo está dotado y con la expansión de este don hasta su máximo límite, vamos a desarrollar personas responsables y mentalmente sanas, contribuyendo así a la sociedad.” Molly me mira de reojo y guarda silencio. No se podía explicar cómo es que yo podía disfrutarlo tanto.

* * * Mientras avanzaba en mi lectura, parecía materializarse ante mis ojos el añorado fantasma de un viejo profesor mío de la secundaria, uno de los pocos cuyos nombres y apellidos completos llevo siempre a flor de labios y con verdadero cariño. El nos enseñaba Matemáticas, y su metodología y filosofía de la vida eran similares a las del maestro Kumón. Los alumnos del Colegio San Andrés le llamábamos “Perro”, porque su cara se parecía a la de un Boxer, con sus cachetes caídos, su mirada triste, su nariz roja. Nunca le vi sonreír. Vestía todo el tiempo el mismo terno tétrico de color marrón oscuro con finas líneas negras verticales. Su saco, en extremo largo, paraba siempre desabotonado, y un costado caía más abajo que el otro, a causa de su pesado llavero. Daba la impresión que iba a rozar el suelo. Nos miraba por encima de sus gafas; siempre parecía estarnos fichando con su lápiz y su libreta de anotaciones. Hasta el más osado de los muchachos podía ser neutralizado con su mirada penetrante y amargada. Nunca olvidaba nada; de todo guardaba registro. Y yo, que le tenía miedo a las Matemáticas, tenía mil razones para sentir pánico ante su presencia. * * * Cursaba el segundo año de secundaria cuando se comentaba que a partir del tercer año nuestro profesor de Matemáticas sería. . . Nada más ni nada menos que. . . ¡el “Perro”! Los escalofríos se apoderaban de nuestros miembros, porque tenía fama de ser cruel, capaz de doblegar a cualquier ser humano y aplazarlo. Nadie podía escapar de sus manos —o de sus garras. Llegué al tercer año con esas ideas preconcebidas acerca de él, y en la última hora de la primera mañana de clases, lo teníamos al frente en nuestro salón y lo mirábamos despavoridos. Pero ocurrió algo providencial que disipó el horror con una nota de humor angelical. Nuestro salón, que daba hacia la calle Hernán Velarde, tenía enormes ventanales de armazón metálico, divididos en múltiples cubículos de 25 centímetros de lado, protegidos en la parte inferior-exterior por barras metálicas horizontales con diez centímetros de separación. Por esas barras se trepó ese angelito de kinder. * * * Los pequeños de kinder salían al medio día más temprano que los demás alumnos, y los padres que tenían también niños en primaria o secundaria merodeaban en la calle esperándolos, mientras los pequeños retozaban alegremente como salidos de una prisión. Por eso él estaba afuera mientras nosotros estábamos todavía adentro, tras rejas, en plena clase de Matemáticas. ¡Y con el Perro al frente! El pequeño se trepó velozmente casi hasta el marco superior del ventanal. Parecía un monito encaramado en las barras de metal. Y por entre los cubículos abiertos del ventanal, como intentando meter su cabecita, le miraba a nuestro profesor de Matemáticas con inocencia infantil, y con cariño le llamaba: —¡Perro! ¡Perritó! ¡Perriiiítooo! El pequeño, no solamente estaba lejos de su alcance, sino que le llamaba con verdadero cariño e insistencia: —¡Perro! ¡Perritó! ¡Perriiiítooo! No se deslizó abajo ni corrió, sino que se quedó por un rato asido de las barras de metal, repitiendo con cariño las palabras: —¡Perro! ¡Perritó! ¡Perriiiítooo! * * *

El Perro tragó la saliva e hizo un descomunal esfuerzo para no mirarlo por encima de sus gafas. Nosotros estábamos sentados en silencio, haciendo un esfuerzo por contener la risa. Pero él sabía que sería el hazmereír y el foco de los comentarios a la salida del colegio. Pero el Perro no le gritó ni hizo algún ademán agresivo que pudiera ocasionarle un accidente al angelito. Sólo se mordía los labios de ira e impotencia, y lanzaba de rato en rato miradas de escrutinio para cerciorarse que ninguno de nosotros osáramos reír. Nos contuvimos hasta que llegó la hora de salida, y una vez fuera, no pudimos contener el aluvión de risa y comentarios, los cuales nos acompañaron en toda la jornada. * * * Yo lo he llegado a apreciar sólo tras haber acabado la secundaria, y cada vez más con el correr del tiempo rumbo a los dominios del recuerdo. Recuerdo que unas pocas veces nos habló de la relación de las Matemáticas con la vida. Recuerdo sus palabras y ademanes hasta en sus mínimos detalles. Decía: “Si ustedes han llegado a tercer año de secundaria, quiere decir que son cronológica y mentalmente normales. Luego, todos ustedes pueden aprender la Matemática. Y no solamente que todos la pueden aprender, sino que la tienen que aprender, porque el estudio de la Matemática en la secundaria no es para los matemáticos o para hacer matemáticos, sino para enseñar a pensar ordenadamente y conocer la lógica detrás de la Matemática.” —Sus palabras me servían de consuelo. Luego les hablaba enérgicamente a los alumnos matemáticos, esos que daban la respuesta correcta tras escuchar el planteamiento del problema: “No crean que yo soy profesor sólo de ustedes; yo soy profesor de todos y de cada uno de los alumnos en el salón, y mi responsabilidad es enseñar la Matemática a todos; no sólo a unos cuantos.” —Y en mis adentros decía: “¡Eso sí que está bueno! ¡Sigue dándoles duro, y no sigas dando la clase!” Terminaba exclamando amargado: “¡Y digo ‘Matemática’, no ‘Matemáticas’, porque no hay más que una sola Matemática! ¡No sé de dónde diablos me han sacado eso de ‘Matemáticas’ en plural!” * * * Enfatizaba en el trazo artístico de los números, a los cuales dibujaba sobre la pizarra lentamente y con movimientos rítmicos. Solía insistir que los escribiéramos con toda claridad en nuestros cuadernos, de modo que no confundiéramos un número con otro. Nos enseñaba a resolver los problemas pasando por todas las fases que conducen a la respuesta correcta. No permitía que los alumnos matemáticos se saltaran una fase; si eso hacían, les hacía repetir el ejercicio. Decía que a él no le importaba la rapidez con que hacíamos los cálculos matemáticos, sino el orden, la estética y el pensamiento lógico. Decía: “El ofuscamiento que conduce al fracaso es resultado de la sonsera de ‘quemar etapas’, es decir, saltar las fases intermedias del raciocinio lógico, por el prurito de dar la respuesta con rapidez. Pero a mí lo que me importa es el orden y la limpieza en la solución de los problemas; no me importa la rapidez.” No nos daba muchos problemas como tarea de casa; solamente dos o tres. Pero exigía que las páginas de nuestro cuaderno lucieran como obras de arte arquitectónico en cuanto a horizontalidad y verticalidad. Y nos obligaba a poner

al pie de la respuesta final la sigla LQQD. —Creo haber oído que significaba “lo que quedó después”, pero muchas veces por equivocación yo escribí QEPD. * * * Se tomaba todo el tiempo para corregir nuestros cuadernos, de todos, en la clase misma, y estampaba su firma al pie de LQQD. Luego daba la oportunidad a los alumnos para salir voluntariamente a la pizarra para resolver algún problema que él planteaba y así poder mejorar su calificativo de l examen. Si salías voluntariamente y fracasabas, nada pasaba; sólo volvías a sentarte sin pena ni gloria. Pero si esperabas que te llamase y fracasabas, tu calificativo final era afectado irremisiblemente. En los exámenes nos pedía que sacáramos un papel extra y que escribiéramos sobre el verso y el reverso la palabra “BORRADOR”. El examinaba dicho papel por los dos lados, y estampaba sus dos dos firmas, para que nadie lo cambiara con algún papel trucado. Allí podíamos hacer todos nuestros cálculos y garabatos con lápiz y borrador de goma, pero la hoja del examen debía ser impecable y con bolígrafo. Más gusto le fui agarrando a su metodología en cuarto de secundaria, cuando nos enseñó Geometría. A puro pulso dibujaba en la pizarra un círculo; después se apartaba caminando lentamente hacia atrás, para corroborar que su trazo era perfecto. Y si no, lo borraba y lo volvía a dibujar, tantas veces hasta que le saliera perfecto. Lo mismo hacía con las líneas rectas y con los polígonos. No me puedo explicar cómo un borrachín tuviera tan buen pulso. * * * Algunos payasos en el Colegio le imitaban exagerando sus movimientos en las actuaciones escolares, a las cuales él nunca asistía. Si bien ha causado muchas lágrimas, hay que reconocer que también, indirectamente, ha sido una fuente inagotabnle de risa, cuando le imitaban sacando con violencia su enorme pañuelo de su bolsillo, y extendiéndolo hasta el suelo de una sola sacudida, para luego sonarse estentóreamente las narices mientras nos mira por encima de sus gafas y dice: —¡Cinco por cinco veinte! Barrantes, acostumbrado a discutir con los profesores, le corrige: —¡Son veinticinco! Y ante su atrevimiento de corregirle, el Perro le responde mirándole por encima de sus gafas: —¡Son veinte! ¡Porque así se me da mi real gana! —¡Son veinticinco! —¡Usted, es el único que se atreve a corregirme! Es que usted se maneja una conchaza! (Y pronunciaba la zeta al estilo español, sin ser español). * * * Como resultado de su metodología nunca tuve problemas con las Matemáticas. Y después de la secundaria, su curso es el que más recuerdos agradables me ha acumulado en la vida. Sus conceptos me han servido, casualmente, sin conexión con las Matemáticas. Por eso extraño su mirada triste por encima de sus gafas, y le recuerdo con cariño. Recuerdo algo que ocurrió en una de las clases más escalofriantes: El había planteado una ecuación, no sé de qué grado, que llenaba una línea de dos metros de largo en la pizarra corrida, cuando para espantarnos bastaba una de medio metro. Luego pidió voluntarios para salir a resolverla. Salas, que era uno de los matemáticos y que siempre salía y se lucía, esta vez no salió. Tampoco salieron Zopfi, ni Escalante ni Zevallos “Zampietri”. La ocasión tentó a los matemáticos de segunda, los cuales fueron saliendo y

uno tras otro fallaban por igual y tomaban asiento. Los alumnos comenzaban deleitarse con cada uno que salía a la pizarra y era de inmediato invitado a tomar asiento. El fracaso de éstos terminó por atraer a los maletas, que salían sólo para estar en onda. Y como todos fallaban, hacia el final de la clase se levantó mi mano. * * * Yo no entiendo cómo es que pudo haberse levantado. Yo no sabía qué hacer. Pero una vez ante la pizarra, pensé que de ese modo contribuiría con mi granito de arena al regocijo del salón. Y estando de pie, un tanto indeciso, el profesor me preguntó: —¿Y usted qué va a hacer, joven? El Espíritu Santo movió la palma de mi mano sobre la superficie de la pizarra, sin que yo supiera qué pasaba, y me hizo responder: —Voy a trasladar todos estos conjuntos entre paréntesis, desde aquí hasta aquí, para allá. —Y a causa del largo de la ecuación, casi pierdo el equilibrio y me caigo de bruces, porque extendí mi brazo sin mover mis pies. Entonces dijo: —¡Lo felicito, joven! ¡Usted sabe pensar! Así se desbloqueó el problema y la ecuación se redujo considerablemente de tamaño, como un globo que se desinfla hasta su mínima expresión. Y en lo relativo al cálculo, él permitió que todos los alumnos con cerebro matemático hicieran las multiplicaciones y divisiones y me dictaran los resultados hasta el momento dichoso en que a mí me tocó escribir LQQD. Hacia el final, la clase parecía un pandemonio: Todos tenían licencia para soplar. Luego me senté en mi trono de gloria. Aquel momento fue tan placentero que su recuerdo es muy gratificante en mi vida consciente. Por eso, jamás me he podido explicar por qué se convirtió el Perrito en el personaje central de mis pesadillas. * * * Hasta el día de hoy tengo pesadillas de mi vida de escolar, casi siempre con la misma trama: Sueño que estoy en el examen final de Matemáticas, y junto a la pizarra está él, mirándonos, y mirándome a mí en particular, por encima de sus gafas. Por casualidad me he enterado que esa mañana era el examen final, después de haber faltado a clases todo el semestre. Mi mente está en blanco. En lo único que he sido cuidadoso ha sido en acudir al Colegio de terno, con camisa blanca de cuello almidonado, saco, corbata y prendedor. Pero un suave friecito en mi entrepierna hace que me dé cuenta de que en mi ofuscamiento por causa del examen de Matemáticas, había omitido dos fases de rigor: El calzoncillo y el pantalón. ¡Y sentado a la carpeta, a punto de empezar el examen final, me muero de miedo, de vergüenza y de frío! Cuando despierto a la realidad, me doy cuenta de que soy el Director del CEBCAR International y el Director Académico de la CBUP, y con gran alivio me convenzo de que la secundaria ha quedado muy atrás en el recuerdo. Sobre todo me doy cuenta de lo que en realidad mi profesor de Matemáticas ha llegado a ser para mí: Uno de los maestros que más influencia positiva ha ejercido en mi vida. Por eso me atrajo tanto el pensamiento similar de Toru Kumón, que hizo de las Matemáticas su apostolado. * * * Con el transcurso del tiempo aquellas pesadillas se hicieron más frecuentes

y me quitaban mi paz. Eran la misma pesadilla, con ligeras variantes: Me faltaba el canzoncillo, o el pantalón, o los zapatos, o las medias. Por esta razón una tarde acudí a consultar a mi psiquiatra. Conversamos acerca de mis pesadillas con relación al Perro y al examen final de Matemáticas, y le pregunto: —¿Qué me puede decir acerca de las pesadillas que se repiten? Y me dijo algo que me ha sido de gran ayuda: —Diversos estudios sicológicos han demostrado que el tipo específico de pesadillas donde uno sueña que es todavía un estudiante y que va a fallar en un examen es uno de los más comunes y generalizados, sobre todo en adultos comprendidos entre los 40 hasta los 65 años de edad es normal tenerlas. Al ver mi desahogo, prosigue: —Freud tenía esas pesadillas con sus exámenes de biología, zoología y química, muchos años después de ser un profesional en ejercicio, y en su conocido libro La Interpretación de los Sueños hace notar que las mismas son experimentadas precisamente por las personas que nunca fueron desaprobados en los exámenes, y no por quienes sí han tenido la dicha de fallar en ellos. Yo comento: —Quizás me hubiera sido mejor ser “jalado” en todos mis exámenes de Matemáticas, ¿no cree? Y me responde riéndose: —De todos modos, por muy feliz que sea, la vida humana siempre conlleva algunas situaciones de ansiedad, aunque sean de poca monta, y ese tipo de sueños, por extraño que parezca, contribuye a aliviar las ansiedades de la vida real. * * * Cuando acabó de hablar, yo estaba lleno de ansiedad. Pensaba en la cantidad de plata que me habría de cobrar! —Porque el doctor Zacarías saca por minuto. Pero él se ríe benevolentemente y demostrando todo tipo de atenciones con Molly, me habla, sin mirarme: —Cuídese de salir en paños menores, doctor. Así evitará los traumas psiquiátricos. . . ¡SON 100 LUCAS!” Y me desperté bruscamente sobre el mullido sillón de cuero cuando se atreve a acariciar a Molly, diciendo: —¡Qué lindo perrito! Es hembrita, ¿verdad? No existe un perro más tierno que el Cocker Spaniel. Era la Sra. Francesca Russo, directora del Instituto Kumón, que tenía a su lado a mi hija pequeña. Ella tenía en sus brazos a Molly, lista para volver a casa. * * * Devuelvo a la Sra, Russo el libro de Kumón, de cuya cubierta había copiado la suma de su pensamiento. Su criterio de que todos podemos llegar a tener éxito con las Matemáticas y a amarlas, hizo que me acordara de mi profesor de Matemática, el Dr. Carlos Benavente Zavala, y sus palabras afirmaron mi convicción respecto de la metodología del CEBCAR : “Los niveles de dificultad son presentados en forma gradual, desde lo más simple hasta lo más complejo, permitiendo que los alumnos asimilen los temas con facilidad. De esta manera el estudiante logra estudiar la asignatura prácticamente solo.” Casualmente, en este criterio se fundamenta la metodología del CEBCAR, que se resume en su lema que aparece en mi obra Filosofía de la vida: NO EXISTE LO DIFICIL; SOLO EXISTE LO COMPLEJO.

Y LO COMPLEJO ES IGUAL A LA SUMA DE LOS FACILES. L.Q.Q.D.

EL QUIPUCAMAYOC DE OLLANTAYTAMBO Por Inga Topa Mandinga —Adivina, ¿con quién me encontré en la fortaleza de Sacsayhuamán en mi última visita al Cusco? —¡Con Bill Gates! —Manan. —¡Con la Cameron Díaz! —Manan. —¡Con Gloria Stephan! —Manan —¡Con Juan Gabriel! —Manan. ¡Me encontré con Manco Cápac! Respirando repudio porque los lugares sagrados de los Hijos del Sol sean usados con fines políticos, nuestro guía cusqueño, verdadera reencarnación de Manco Cápac, se refirió a la juramentación de Toledo en Machupicchu, y reveló que lo mismo planeaba hacer Humala en su tambo —como considera a Ollantaytambo. De su inspiración proviene esta historia. Parece ficción; pero para los antropólogos de la talla de María Rostworowski de Diez Canseco, cuya heurística también deriva de la roca, de los quipus y del índice del Sol, lo que sigue es pura realidad. Y es mi homenaje al Cusco, capital eterna del Perú; a Macchupicchu, la Octava Nueva Maravilla del Mundo; y a Ollantaytambo, la cuna de los Hijos del Sol. * * * Cuentan que el mítico pájaro Indi le reveló a Humala el secreto de Ollantaytambo. Entonces él planeó venir acá el 22 de junio, fecha del onomástico de Manco Capac y del Inti Raymi, y primer día del año andino, para su iniciación como Hijo del Sol, como hizo en Tiwanaku su huauque de Bolivia, el mallku Evo Morales. —¿Acaso el Inti Raymi no es el 24 de junio? —En realidad esta fecha marca la culminación de las celebraciones que empezaban el 22 de junio. Como te decía, Humala planeó venir acá el 22 de junio, antes de asumir el mando el 28 de julio. Pero al haber perdido en las elecciones es posible que su identificación mítica y mística con Ollantaytambo jamás se llegue a concretar. —Puede ganar en las próximas elecciones. . . —Pero no debe venir acá. . . . . No es aconsejable. —¿Por qué no? —Después te explico. * * * El secreto revelado por el pájaro Indi me dejó intrigado: —¿Qué secreto le reveló a Humala? —La revelación acerca de Manco Cápac, hecha por el espíritu del Quipucamayoc.

—¿Cuál Quipucamayoc? —Yo te mostraré el secreto que el Quipucamayoc reveló desde ultratumba. —¿Verdad que Manco Capac era inglés? Su mismo apellido así lo revela: Man coca pack, “el hombre del paquete de coca”. ¿Y es verdad que el apodo de su hermana era Saxaywaman o “sexy woman”, en inglés antiguo? —Déjate de sonseras. Mejor escucha lo que el Quipucamayoc dice de Ollanta. . . y Tambo. * * * El Quipucamayoc habló: —Mi señor, el Inga Manco Cápac, es real. Es cierto que muchos cuestionan su existencia, así como de sus descendientes hasta Inca Roca, sexto de la dinastía. De esta errada apreciación, en parte somos culpables nosotros, los quipucamayocs. —¿Dices ser quipucamayoc? ¿No serás tú el loco de Luis Barreiro Murillo? —Mi nombre es Alonso Topa Atau. Soy nieto del Inga Huayna Capac, y uno de los últimos quipucamayocs. —¿Y de dónde crees venir? —Yo vengo de ultratumba para mostrar los hechos y las personas en su verdadera sombra. Respecto de mi señor, diré que se codeaba con los dioses pues era Hijo del Sol, y que en los mitos y leyendas existe un núcleo de realidad. Por ejemplo, el mito de la salida de la pareja inga del lago del Sol revela que los primeros ingas tenían conexión con las postrimerías de la antigua civilización de Tiwanaku, uno de cuyos centros estuvo en el lago sagrado, en la Isla del Sol. Porque de allí vino ese hombre cuya frente brillaba con el resplandor del Sol y conocía los tiempos de todo. Después de su largo peregrinaje llegó a Tampu, en el Valle Sagrado de los Ingas. Y aquí está. —¿Manco Cápac? * * * Ese hombre era sacerdote de Wirakocha y de los dioses del cielo y de la tierra. Instruía cuándo sembrar y cuándo cosechar. Tenía dominio sobre las aguas, para encaminarlas cuesta arriba. Podía trasladar enormes rocas de la noche a la mañana. Enseñaba a preparar chuño y charqui. Conocía el secreto para hacer que los granos del maíz sean cada vez más grandes. Distinguía las plantas que sanan de las que matan. No era de extrañar que pronto se convirtiera en Aputampu o Señor de Tampu. —¿Manco Cápac? * * * Le llamaban Ayar; pero su verdadero nombre, que ha conservado un volcán del Salar de Uyuni, era Tunupa. Y descendía de otro Tunupa que le reveló el secreto de las pirámides que unen la tierra con el cielo. En Tampu tomó por esposa a una virgen, hija de los señores del lugar. Y después de nacer Ayar Manku, su primogénito, Tunupa desapareció. Unos dicen que lo vieron entrar al mar donde se pone el Sol. Otros, que lo vieron volver a las profundidades del lago del Sol, de donde vino. Muchos rumores despertó su desaparición, pero una década después volvió a aparecer cargando su quipe de semillas y secretos, y se recluyó en un recodo del río para jugar con rocas descomunales y chorritos de agua. Entonces llamó al río, Willkamayo, aunque lo llaman con nombres diferentes en su largo recorrido: Vilcanota al sur, Urubamba al norte, y más al norte Ucayali y Amazonas, que vierte sus aguas en el río celestial.

—¿Ayar Manku era Manco Cápac? * * * La prosperidad se tornó en su vestidura encima de sus harapos cotidianos. Y sus manos encallecidas portaban una vara que cobraba vida: El tupayauri, que tenía el poder de reflejar la luz del Sol de día y conservarla aun en la noche.. Hablaba de Wirakocha, el señor invisible de Inti, de Quilla, de Chasca. Decía que sus huauques en la Tierra, expresan su mensaje silencioso, como el arco iris, el rayo, los manantiales y las emanaciones. Los declives de las peñas conservan los hitos de su devoción. Si quieres saber qué aspecto tenía, allí están Tunupa y Manku, mi Señor, en el perfil escarpado del Pinkuylluna, el cerro tutelar de Ollantaytambo, convertidos en piedra para vivir en esa dimensión de la eternidad. Verás a mi señor, el Inga, que vuelve a vivir al ser inyectado por un rayo del Sol que toca su maskaypacha el 22 de junio, en el amanecer de su onomástico. * * * El día de su cumpleaños, su padre Tunupa le despertó al amanecer, cuando el índice del Sol se abría camino e iluminaba por la ventana el cabezal de su lecho. Y le dijo: “Cuando tu madre te dio a luz, un día como éste, el sagrado Inti te adoptó como su hijo al iluminar tu frente con su resplandor. Entonces construí una kancha alrededor de tu alcoba, a la derecha de la kancha donde está la mía. Y como entendí la magnitud de lo sagrado, edifiqué con tu ayuda junto a ambas kanchas la pirámide de Pacarintampu, cuyo nombre significa ‘Tambo del Amanecer’.” Tunupa le prometió unirlo en matrimonio con una princesa que le tenía reservada en la Isla del Sol. Llegado el momento cumplió su promesa, y cuando se unió con su hermana, puso en las manos de ambos su tupayauri , y le dijo: “Actúa como Hijo del Sol y despliega su poder. Vé río arriba en busca del lugar que será el ombligo de tu imperio. En tus manos está mi tupayauri; el lugar donde se hunda por sí solo será tu capital.” El era Manco Cápac. Su nombre significa el Gran Manku, y su epíteto “inga” significa “revitalizador”. No significa “rey”, pero llegó a ser equivalente. * * * vida: Los cronistas nos interrogaban a los quipocamayocs que aún quedábamos con

Don Juan de Betanzos, no podía desligar la imagen del Inga de la historia evangélica de un hombre que camina sobre el mar. Joan de Santa Cruz Pachacuti sabía que el tupayauri se conviritó en oro “cuando nació el hijo del Aputampu”. Pero no sabía que el Aputampu era Tunupa y que su hijo era mi señor. Don Antonio de la Calancha rescató el final de Tunupa: Que cuando murió se convirtió en mallqu y se transformó en piedra en un cerro de Tampu. Pero no supieron identificar este lugar sagrado hasta que vine yo. * * * Fui yo quien le reveló al padre Bernabé Cobo, en 1653, que el santuario de Tampu no es otro que Ollantaytambo, en el remanso del Valle Sagrado de los Ingas. Y que desde allí, desde la kancha de Pacarintampu, partieron al amanecer para fundar el Cusco. Betanzos fue informado que la kancha de Pacarintampu también era llamada Tamputtoco o Capacttoco, porque por la ventana de la alcoba de Manku entró el Sol para hacerle Capac. Cristóbal Vaca de Castro también fue informado que el Inga había sido engendrado por el resplandor del Sol, y salido por la ventana de su alcoba fue a

una colina donde divisó el valle donde fundaría su ciudad. El padre Miguel Cabello Balboa fue informado que subieron contra la corriente del Willcamayo. Y mi señor, el Inga Garcilaso de la Vega dice que Cusco, o Qosqo, significa “ombligo”. * * * El día en que partieron de Tampu hacia la Tierra Prometida se alegraron en demasía los hermanos Ayar; pero el Sol determinó eliminarlos en el camino. Ayar Manku consideró de especial peligro a Ayar Cachi, su hermano menor, que tras haber muerto por designio del Sol, convertido en un águila seguía a la muchedumbre de los diez ayllus que acompañaban a Manku, y le dijo: “Yo pediré a Wiracocha para que alcancen señorío, y en un cerro cercano me quedaré.” Pero fue derribado por un hondazo, y con un ala quebrada quedó finalmente convertido en piedra, tal como se lo refirió un quipucamayoc a don Pedro Cieza de León. * * * La muchedumbre prosiguió rumbo a la Tierra Prometida. Manku llevaba en una mano el tupayauri y en la otra el pájaro Indi que ejercía extraño poder. Pero retornaron a Tampu, al santuario del maíz, donde Mama Ocllo dio a luz a su hijo Sinchi Roca. Pasados los días de celebración, emprendieron la marcha que los condujo a las faldas de una montaña que llamaron Huanacauri, donde sería edificada la fortaleza de Sacsayhuamán. Allí vieron con admiración que el tupayauri se hundió en la roca hasta su extremo, y se dijeron unos a otros: “¿Es éste lugar el ombligo del mundo?” Cuando subieron a un extremo de esa montaña los recibió el arco iris, lo que tomaron por buen augurio. Entonces Ayar Uchu se irguió orgulloso en el lugar donde nacía el arco, sólo para quedar transformado en piedra. El lugar se llama Puca Pucara hasta el día de hoy. * * * Ayar Auca se puso a las órdenes de Manku, quien divisó un promontorio abajo, entre las ciénagas del valle, y mostrándoselo, le dijo: “Mira aquella roca. Vuela hacia allá, y posando sobre ella toma posesión del lugar.” El hizo así, y quedó convertido en un hito de piedra entre las ciénagas de los arroyos Saphy y Tullumayo, donde edificarían el Intikancha. Posteriormente, el victorioso Inga Yupanqui se ciñó la maskaypacha y fue aclamado como Pachacutec, el Transformador del Mundo. Y al ser informado de la historia de Ollantaytambo, hizo peregrinación a la pirámide de Pacarintampu para confirmarla como oráculo y santuario universal. De estas cosas escribió Sarmiento hacia 1572, año del Señor. * * * Hasta aquí la revelación del Quipucamayoc, la cual fue grabada en sesiones de espiritismo antropológico por Mama Cacca, hija de los Apus del Oriente y sacerdotisa del Unkhu Pacha. De esta historia se enteró el Cholo Sagrado por medio de la paloma mensajera del Acllaywasi, y vaciló si realizar su inauguración en Ollantaytambo. Pero decidió por Machupicchu, pues el oráculo de Pacarintampu reveló que Machupicchu sería declarada la octava nueva maravilla del mundo. Entonces el pájaro Indi llevó el secreto a oídos de Humala, que pensó que el Cholo Sagrado se quinció y dejó para él la perla preciosa de Ollantaytambo, “el Tambo de Ollanta”, porque aquí nació el general Ollanta que se robó a la bella

Cusy Coillur que representa al reino del Pirú. —Como te decía, Humala soñó con venir al santuario de Pacarintampu el 22 de junio, para su iniciación como Hijo del Sol. Pero Alan pateó su sueño. —Puede ganar en las próximas elecciones, papá. . . —¡Pero qué piña! Aunque se llame Ollanta, no debe venir acá. —¿Por qué? —Porque a diferencia del Cholo Sagrado, él no es inga. . . ¡Es mandinga!

DESDE NI—A Reina Eva Schvetz Desde niña yo amé, secretamente, esta zona pequeña y milenaria. Aprendí a construir mi propio mundo a através de la Biblia y su enseñanza. Desde niña soñé con su paisaje, con sus niños jugando que son hombres, y corriendo detrás de mariposas cual si fueran papeles de colores. Quise ser como Ruth, esa extranjera con espigas bailando en sus cabellos, la que amaba a Boaz y le decía: “Tu tierra es mi patria y es mi cielo.” Los profetas rugían en mi sangre como selva sonora y desmedida. Yo escondía mi rostro entre las sábanas temerosa de crueles profecías. Pero a veces llegaban a mi puerta canciones de poetas y de reyes. El arpa conducía mi destino a un extraño palacio de duendes. Era yo, era yo quien me pensaba señalada por Dios para la dicha del amor, de la paz sana y profunda en la tierra más santa y prometida. . . .Y aquí estoy con mis sueños derrumbados, entre armas, despojos y condenas, desprovista de aquella vestidura que encendía la luz en mis ojeras.

. . . Y no sé cómo hallar lo que he buscado. . . Con mis brazos caídos de impotencia yo revelo mi historia y así digo: Sólo soy una madre en plena guerra.

CARTA DE MOISES CHAVEZ A LA POETISA ISRAELI REINA SCHVETZ DE FEDERMAN La presente carta es una respuesta a la misiva llena de tristeza que escribe la poetisa israelí Reina Schvetz de Federman al doctor Moisés Chávez. La misma no es dable reproducir sin la debida autorización, pero su contenido puede ser restaurado a partir de la respuesta del doctor Chávez. Las situaciones enfocadas, aunque diferentes desde el punto de vista circunstancial, son similares en lo que se refiere a las relaciones del Dios de Israel con su pueblo, por medio de sus profetas y de sus agentes secretos. Sirva de ejemplo extremo el testimonio del profeta Ezequiel, un rebelde con causa y el más lisuriento de todos los escritores bíblicos, cuando el Señor lo lleva de Babilonia a Jerusalem, ya sea en visión o en un viaje en OVNI: “Luego el Espíritu me levantó y me tomó. Yo iba con amargura y con mi espíritu enardecido, pero la mano del Señor era fuerte sobre mí” (Ezequiel 3:14). A la carta del Dr. Chávez sigue la traducción de varios artículos del periódico hebreo Maqor Rishón (Primera Fuente), acerca de las injusticias cometidas por las autoridades de Israel contra Noam Federman, hijo de la poetisa y del señor David Federman, sea su memoria bendición. Tales artículos nos regalan con el retrato más expresivo de un profeta moderno y siervo de Dios, y nos revelan que la historia es monitoreada por el Altísimo, más allá de la vanagloria humana.. ¿Acaso la lucha encarnizada por los objetivos del Reino de los Cielos se lleva a cabo solamente en el seno del Estado de Israel? ¿Acaso no ocurre también lo mismo en el seno de la Iglesia Evangélica? Pero bienaventurados son los que saben lo que hacen, porque actúan a la luz de la revelación de las Sagradas Escrituras y sintonizan sus voluntades con la voluntad del Dios del Universo. * * *

La Paz, 24 de Abril del 2009 Mi querida Reinita: Muchas gracias por tu carta y por los recortes del periódico. Los recibí a mi regreso del Perú (estaban guardados en la oficina del correo porque también Amanda estaba conmigo en el Perú) y me puse a devorarlos, como siempre hago con los periódicos que me envías y con los libros y folletos sobre Hebrón que me has obsequiado en Jerusalem. Comparto tu dolor, que es mayor cuando uno es idealista, sionista, y tiene otras expectativas respecto del Estado de Israel y una experiencia de la realidad de Dios, el Rey del Universo. En realidad, si Erets Israel no habría sido dada por él a su pueblo, el Estado de Israel no existiría ni Jerusalem sería la capital meujédet del Estado. Y si las cosas son así, ten por seguro que Dios no es “mariquita regala y quita”, como dicen los niños en mi ciudad natal cuando alquien regala algo y después lo quita. Sin duda que no habrá un cambio sustancial en la tierra sobre la cual

Israel tiene soberanía. Sin que esto signifique que hay que dejar de ser combativo en el plano político. Veo que se intensifica en Israel el problema ideológico entre quienes creen en el Dios de la Biblia y los que consideran que esta idea es obsoleta. En realidad, la Biblia nos refiere situaciones similares en los tiempos de los profetas Isaías Ben Amotz y Jeremías, situaciones mucho más explosivas que la actual en que existe una sola potencia mundial, Estados Unidos, que se declara aliada natural de Israel. Los que creemos en la realidad de Dios, como Noam, no tenemos otra cosa que hacer que resistir y luchar. ¡Prohibido quedarse con los brazos cruzados! Nuestra felicidad reside en resistir, aunque eso nos ocasione incomodidades, pero no sufrimiento, porque como dice Noam, sabemos que luchamos por el Qadosh Baruj Hu, y no por entidades que son pasajeras en la historia. De otra manera, uno no se puede explicar la sonrisa condescendiente de Noam, Elisheva y su hijo mayor en la foto ante las ruinas de su granja. He devorado los recortes periodísticos que me has enviado, y para que no se desvanezca el esfuerzo por entender su lenguaje legal, he hecho el intento de traducirlos. De esta manera he logrado entenderle mejor a Noam, y sobre todo a la éshet jáyil que es su esposa y compañera en la ideología y la lucha. Por eso le entiendo cuando declara a Maqor Rishón: “Zaquíti leqayem et ‘bejól meodéja’ bejol caspéja.” O cuando dice: “Mataishéhu hem ishabéru , anájnu lo nishbarim.” * * * No sé si los objetivos de Eitán Dor-Shav, que habla de su estrategia del “hitnajalut ba-levavót” llegue a tener éxito. Pero sí estoy seguro de que con relación a la oposición del Estado a las aspiraciones legítimas de los mitnajalim le da la razón a don Quijote de la Mancha: “Si ladran los perros es señal que avanzamos”. Mira Reinita, se ha logrado la restauración de parte del barrio judío en Hebrón y existe Quiriat Arba. Estos son logros que el Paraklitut, el Fiscal que representa los intereses, no del Estado sino del Gobierno de turno, ya no podrá cambiar. Quizás me digas que las cosas sí cambiaron en Gush Qatif y en el resto de Gaza, y me dejas desarmado y sin argumentos. Pero hoy por hoy se ha logrado mucho en Hebrón, aunque eso les ocasione verdaderas pesadillas a los que rechazan la idea de la realidad del Dios de Israel y se avergüenzan de los mitnajalim y los llaman “colonos”. Lo mismo que digo de Hebrón diré de Judea-Samaria-Gaza y del Golán. Hoy por hoy están en manos del Estado judío sionista. Es un hecho que puede cambiar, pero tengo fe que no cambiará porque no cambiará el Hamas ni cambiará Siria. Por otro lado, tienes razón, los smolanim necesitan de Estados Unidos y de la Unión Europea como nosotros necesitamos aire para respirar. Por eso tienen que demostrarles que en Erets Israel ellos tienen todo bajo control, inclusive el asunto Federman-Tor. Pero ya viste cómo fracasó Bush con su Conferencia de Anápolis, cuando esperaba que antes de dejar de ser presidente habrá solucionado todo con la creación del estado palestino y de esa manera le habrá garantizado a Estados Unidos el favor de los árabes, que no se expresa sólo en términos de petróleo como tanto se habla. Hay de por medio la necesidad de tener éxito, éxito político interno a costas de otros pueblos. * * * Sería largo tratar de estos temas. Sólo quiero decirte, Reinita, que así como tenemos conciencia de un Dios que es real y que es personal, nos esforcemos en tener paz interior y felicidad. Como tú ves por mi traducción de tus artículos, sí entiendo tu alma, y esto gracias a David, quien cierto día que caminábamos por Mea Shearim me dijo al mirar a los judíos datim con sus peyot y sus ropas medievales: “Muchos los critican y los desprecian, pero yo te digo que si no fuera

por ellos, por su manera de aferrarse al judaísmo, ya no existiríamos.” Y yo le di la razón. ¿Podrás decirle a Noam y a Elisheva en mi nombre, que les amo, les admiro y que le pido al Dios de Israel que les de fuerzas y esperanza, ki asúr lánu lo lenatséaj? Por lo que veo de la decisión judicial del Juez Moshé Drori y de la Jueza que finalmente rechazó la demanda del Fiscal del Estado, lo único que queda en pie en la demanda es el supuesto golpe y empujón a un policía. Eso no se puede probar. Y espero que pronto ganará todo juicio de nuevo y el Estado le indemnice fuertemente por la granja, si es que no se la reconstruyen con lujo de detalles o detalles de lujo. * * * Volviendo a mi caso, si tú vieras el lindo Estado que es Bolivia, ahora que pertenece al “axis del mal” (Cuba-Venezuela-Bolivia), tendrías de veras desesperación y consternación. Yo me defendí con mi libro (lo que te mandé fue sólo un borrador), y tuve éxito porque fue leído en las instancias de diversas organizaciones, en especial de la Municipalidad de La Paz. La Municipalidad les cayó encima a los del Laboratorio DELTA. Yo no estoy informado de detalles internos (parece que también les impuso una fuerte multa), pero sé que les hizo cambiar filtros y las cosas cambiaron para el bienestar de todo el barrio, gracias a mi intervención. En tales circunstancias, y dado el caso que yo me mudé del barrio, los dueños del Laboratorio no me hicieron juicio. Yo me quedé callado (aunque mi libro circuló un tiempo en Internet), y ellos también. Y puesto que a los que a Dios aman todas las cosas les ayudan a bien, ahora tengo una casa que es mucho mejor, pues es céntrica y todo está al alcance de la mano. Pero tienes razón, soy su gemelo de tu Noam, de nuestro Noam, porque hemos pasado por estas pruebas de manera simultánea. Yo me acuerdo mucho de él cuando iba a recogerlo en el nido y venía diciéndome: Aní alúf ha-olám be-yudo ve-karate. Y creo que por eso le tienen miedo; sólo los que tienen miedo no miden sus golpes. * * * Lili Ester está en Suiza. Las dos semanas pasadas las pasó en Italia, donde le festejaron su cumpleaños número 17 en la casa de nuestros familiares en Torino (Turín). Después ha estado un fin de semana en Roma. Esta semana viajará a París, y de allí por tren a Londres. De regreso a París atravesará toda Francia y la mitad de España para llegar a Madrid. De Madrid volverá en un vuelo directo a Suiza. A su regreso, en el próximo mes de julio, volverá al Colegio Boliviano Israelita solamente para terminar la secundaria. Ella se ha propuesto aprender bien muchos idiomas, hasta penetrar a su misma literatura, y luego estudiar Comunicaciones. Si Dios nos concede los deseos de nuestro corazón, como premio por ser una buena hija y una estudiante aplicada, la llevaremos a Israel a fines de mayo del próximo año. Viajaremos Amanda, Lili y yo en un tour organizado. De regreso ella sueña con volver en intercambio, esta vez a Francia. Mi mayor sueño es que te conozca personalmente, ya que tantas cosas lindas le he hablado de ti y ha leído Palpándote, Israel. Ella misma tiene gran deseo de conocerte, y si fuera posible, también conocer al recontra famoso Noam. Lástima que no estará el abuelito David, a quien Lili y Amanda le quedan muy agradecidas por haberme hecho un buen papá, un papá y esposo diferente: Como yo trabajo en casa y no tengo que ir fuera para ello, de paso cocino, limpio, voy al mercado, etc. Puesto que creo que somos lo que comemos, me esmero porque mis mujercitas coman de lo mejor, preparado por mis manos. * * *

Como tú sabes, yo trabajo en una universidad en Lima. El próximo mes estaré de nuevo de viaje. Dos veces al año viajo y paso en el Perú casi cuatro meses al año. A veces me entretengo escribiendo historias que entretienen mayormente a mis familiares y amigos. Me gusta mucho escribir imitando la manera de hablar de la gente de los Andes del norte, de donde provengo. La última que escribí se basa en una historia de mi madre, Esther (el mudito que vivía en nuestra casa la llamaba “la Eté”). Ella vio una noche lo que serían naves extraterrestres. Desde esa vez no cesaba de leer todo libro o periódico sobre este tema. La historia la escribí motivado por un programa de televisión que presentaba historias similares a la de mi madre. Ahora que estoy acabando de escribirte, también imprimí mi historia, y así como te la envío a ti para que te diviertas un poco, también se la estoy enviando a un periodista en mi pueblo, y como siempre hace con mis contribuciones, él la va a hacer circular por todos los rincones del mundo, vía internet. Como se dice, “no se gana, pero se goza”. Así nomás, tengo escritas 400 historias hasta hoy. No hay nada que me divierta y me haga tan feliz como escribirlas. A propósito, sé que naciste en Pésaj, pero no sé la fecha de tu cumpleaños. Mi Lili Ester nació el 13 de abril. ¿Cuál es la fecha de tu cumpleaños? Amandita quiere hablarte por teléfono. ¿Sigue siendo el 972-9-2-712924 — 6712924? Cuando me escribas confírmame tu número. Mi Lili también quiere escribirte desde Suiza. Ya le he enviado tu dirección. Seguramente lo que va a hacer es enviarte una postal, nada más, como hace con nosotros. Dime si te puedo escribir por internet a su Email de Noam, para que mis cartas te lleguen en un segundo de tiempo. Noam me puede escribir en inglés o en hebreo a mi correo electrónico: Email E-mail: ch.moises@gmail.com Nuestro teléfono es el 00591-2-231-0592 Te encargo mis cariños para la familia Noam-Tor y para Jamieli. ¿Sigue en México? ¡Qué lindos son sus hijos! Muchos cariños para ti, y que Dios nos permita vernos de nuevo en Jerusalem el año que viene, como se dice: “¡El próximo año en Jerusalem!” Muchos cariños, mi querida Reinita, Moisés

EN LA CASA DE FEDERMAN, DESPUES DE SU DESTRUCCION Yomán - Maqor Rishón, No. 587, 7.11.2208 Por Hodia Karish-Jazoni “Salí a las 2 de la mañana al escuchar el ladrido de los perros, y vi una fuerza policial gigante. De inmediato saltaron sobre mí y me destrozaron: Patadas, boxeo, maldiciones, cachetadas. Me esposaron con grilletes, y entonces vino un oficial y dijo que hay una orden de demolición, y de nuevo me tumbaron sobre el suelo.” Esto es sólo el comienzo del relato de Noam Federman sobre la destrucción de su granja y de todo su patrimonio. * * *

El argumento de que la autoridad legal actúa con benevolencia hacia los judíos de Judá y Samaria se convirtió en un acuerdo fundamental en el público israelí, sobre cuya base sólo le quedó al nexo juzgar quién es culpable de tal benevolencia. Todo aquel que saque adelante este axioma queda invitado a desviarse del camino para mirar las ruinas de la granja Federman-Tur en Quiriat Arba. También algo más de una semana después de la destrucción, los restos son desmenuzados, los residuos de la vida que parecían que alguien se esmeró en hollar especialmente con pies torpes, todavía quedan allí amontonados. No se requiere identificarse con las opiniones políticas del dueño de casa para asustarse ante el espectáculo de una destrucción violenta como ésta de dos sectores de la granja y un patio con animales. Noam y Elisheva Federman se sientan allí esta semana con peligro agravado, esforzándose por hilar nuevamente la vida que de repente quedó confusa cuando la computadora, el teléfono y el escritorio doméstico se encuentran hechos pedazos en algún lugar debajo de las ruinas. Sin embargo, ellos miran hacia adelante y se prometen que todo será construido de nuevo. Pero mientras tanto parece que la decisión de la autoridad, de no permitirles esto, permanece firme en la imagen de un jip policial que se ha estacionado permanentemente en la entrada del sendero que conduce a la granja, y otro jip que vigila desde un lugar alto. Dice Federman: “Cuando ellos se hayan quebrado, nosotros no nos habremos quebrado.” * * * Un día después de haber tenido esta entrevista, incluso llegaron los policías a la granja y apresaron a Elisheva. Se ha decretado una orden de destrucción de la granja, ellos lo saben. “Pero una orden similar existe para muchos lugares”, dice Federman. “Yo esperaba de un Estado consecuente que aun habiendo la orden, esto no ocurriría en la noche como una pandilla de holigans que viene a hacer un pogrom y huir. Si el Estado quiere ser Estado, que traigan todas estas fuerzas, pero cinco minutos antes que proclamen con parlante y anuncien que han venido para desalojar. Esto no quiere decir que si lo proclamaban íbamos a salir.” Elisheva dice que si hubieran dado una breve advertencia por anticipado, ella sí hubiera salido con los pequeños y quizás con algo de su patrimonio, ahorrándoles a sus bebés la experiencia de ventanas hechas pedazos con violencia y los policías revolviendo la casa. “Claro que íbamos a luchar”, dice ella, “pero, ¿qué clase de holocausto es éste, de un policía ante una bebita de un año? ¿Por qué tenían que ensañarse con los juguetes de los niños?” Ella recuerda que le hizo a uno de los policías la pregunta ingenua, que ahora le parece estúpida: ¿Dónde están las cajas para el empaque? “Un policía dijo: “¿Quieres una caja?” Tomó la caja de los juegos del niño de ocho años que hacía poco había cumplido años y que tenía en su caja toda clase de sorpresas pequeñas que había recibido, las derramó todas sobre el suelo y le dijo: ‘¿Quieres una caja? ¡Tómala!’ ” * * * Dos de los nueve niños, de seis y ocho años de edad, le dijeron a Elisheva al comienzo de lo ocurrido que ellos tienen miedo de estar en el lugar y quieren irse de allí. Ella pidió que fueran en dirección de la aldea vecina de Guivat Hajarsihah para pedirles a personas buenas que los llevaran a la casa de sus padres. El primer hombre que los encontró era Shmuel Ben Ishai, que iba de camino a la granja. El es el mismo Ben Ishai cuyas palabras duras contra los soldados del Ejército de Defensa de Israel coparon todos los titulares de los periódicos en los dos días siguientes. “Shmueliq es mi amigo”, dice Federman. “El es un hombre así de bueno. El llegó aquí y vio que mis pequeños andaban descalzos en medio de un llanto amargo y

simplemente estalló en ira. ¿Acaso lo he de juzgar? No escucharás de mi boca una sola palabra contra él.” Y Elisheva añade: “El envolvió a mis niños con una manta y los llevó a mi mamá. No en vano han dicho nuestros sabios de bendita memoria que no hay que sorprender a un hombre en la hora de su dolor. Pero con relación a las cosas que dijo, yo me compadezco mucho de la familia de Guilad Shalit, y espero que Guilad vuelva a casa con premura, entero en su cuerpo y en su alma. Esta es la voluntad nacional. La ira que exteriorizó Shmueliq se debió a que actuaron contra nosotros de una manera más cruel que contra el enemigo.” FINAL DE LA VIGILIA SOBRE EL SUELO La granja en donde reside la familia Federman, habitada también hoy porque Noam y sus hijos más grandecitos duermen noche tras noche afuera, junto a las ruinas, fue construida hace más de diez años por Odi Davidi, que ahora es conocido como cantante. La familia Federman la adquirió de él hace dos años y medio. La decisión de la familia de dedicarse a la vida agrícola tuvo lugar después de la anulación de los asentamientos israelitas en Gaza. Durante la expulsión de Gush Qatif y del sur de Samaria Noam estaba en prisión domiciliaria, mientras que Elisheva y los niños se adhirieron a los moradores de Jomesh por iniciativa de los niños que pensaban que no pueden dejar que los acontecimientos pasen junto a ellos. Después de la expulsión ellos sintieron la necesidad familiar de un cambio, con un nexo mayor con la tierra. “Estábamos ocupados entonces todo el tiempo en pensar en lo que nos hicieron y lo que les hicimos a ellos. Mientras descendíamos bastante al pueblo no descendíamos lo suficiente al pueblo. Se hablaba de la destrucción de las sinagogas, de las casas, de las empresas, pero pasaron por alto el asunto tan importante de la tierra que se quedó desolada, abandonada. Sentimos que el asunto verdadero es el nexo con la tierra.” Al comienzo, dicen ellos, “sentimos como que volvíamos arrepentidos. Tuvimos que aprender desde la base que todo está vinculado con el asunto de la agricultura. Elisheva nos relata del primer día de la independencia que ellos pasaron en la granja, que también fue el primer día de independencia después de su desalojo de Gush Qatif. “Para mí era difícil festejar, pero para Noam, como alumno brillante de Rabi Kahana, era claro que es imposible desperdiciar este día que representa la victoria sobre los pueblos. Nos esforzamos en festejar, y justamente recibimos ese día un donativo de diez árboles frutales. Decidimos que los plantaríamos y después de ello tendríamos un banquete de agradecimiento. Y de veras, después de un día de trabajo intenso, nos sentamos a comer y sentí una especie de consolación que provenía de la tierra. Una especie de conciliación.” * * * Al finalizar el shabat hace dos semanas Noam salió de la casa a eso de las 2 de la mañana al escuchar que los perros ladraban, y se tropezó con una fuerza gigantesca de policías que entraron en silencio al área de la granja. “De inmediato saltaron sobre mí y me destrozaron: Patadas, boxeo, maldiciones, cachetadas. Me esposaron con grilletes, hicieron que me parara medio encorvado, y entonces vino un oficial y dijo que tenía una orden de demolición, y de nuevo me tumbaron sobre el suelo y me doblegaron.” El fue apresado y al dar una última mirada fugaz, alcanzó a ver lo que él describe como dos filas de policías con combas al hombro, que marchaban en dirección a la casa. También fueron apresados sus tres niños mayores. Dos pequeños fueron separados de su madre y fueron conducidos a la estación de la policía donde permanecieron hasta la mañana. Otros dos niños, como dijimos, fueron a estar con su abuelita y hasta las 2 de la mañana se quedaron solos en el lugar. Elisheva fue sacada al último de la casa, según sus palabras “con patadas y revolcándola sobre el piso. Hasta ahora todos nosotros estamos azules y morados de

los golpes”. Noam fue liberado al día siguiente en la noche y llegó de inmediato a la granja. “Todos venían a mí con una especie de lamento - Noam, Noam, que pasará. Sólo yo estaba con una sonrisa condescendiente”, dice, y vuelve a sonreir. “He logrado cumplir el mandamiento “be-jol meodéja” — con toda tu plata, porque todo se fue. Fueron decenas de miles de shequels que desaparecieron.” Pero esto es importante para él enfatizar, sin minimizar las maldades de ellos. “Ellos no tienen perdón ni disculpa. Quizás yo esté aquí por el momento, pero yo pasaré a la fase en que los perseguiré, y ellos saben que yo soy un hombre de decisiones. Cuando yo decido algo, también lo ejecuto. Por esta razón ellos me ven con miedo, cuando a un hombre cariñoso que sale de su casa abrazado con sus niños no se le ve con miedo.” ¿Cómo los perseguirás? “¿Para qué hablar sobre planes que todavía no han de cumplirse? Yo simplemente digo que lo haré, y lo haré.” En un intento por explicar por qué Federman constituye aparentemente pánico para los hombres del departamento judío del Shabáj, se recordó en los últimos días los folletos que escribió, que instruyen cómo comportarse en el tiempo de prisión y de investigación policial. “Hay aquí una magnificencia de palabras cuyo espíritu general es que nosotros trabajamos ante el Santo bendito sea, y no ante ellos”, dice Federman. “No es sólo el folleto. El folleto solamente es una hilada definida. He aquí que esta semana fueron apresados niños, y ahora una niña de 15 años que está presa sabe que ella no solamente hablará en la investigación. Esta vez no será así.” Respecto al asunto judicial, él dice, eso es ya “medio fantasía” en manos de organizaciones como “Janeinu” o “Derechos del Hombre en Judá y Samaria” que se preocupan en dar ayuda a los presos. “He empezado el proceso hace muchos años. Entonces era una especie de ingenuidad de parte de la derecha y en medio de los religiosos. Ellos no entendieron que querían golpearles. Ellos acudían a las investigaciones y pensaban que les querían escuchar, que se trata de una trama de la justicia. Yo introduje otro proceso de observación. Dentro de esto, por ejemplo, ahora ellos no aciertan a conseguir agentes porque todo aquel a quien ellos se dirigen sabe que tiene una dirección para venir a ser asesorado.” A Federman le es claro que esto es un asunto personal. Que el desalojo tan duro se hizo así porque se trataba de su casa. El contempla con dolor la gallina que cojea y que los niños la auxiliaron después de casi tres días de estar debajo de las ruinas, y dice que hay que distinguir entre el asunto de la ejecución de la orden y la manera de su ejecución. “Respecto de la ejecución de la orden casi no tengo nada que decir. Es cierto; había una orden. Es cierto que la última fue expedida hace diez meses. Pero había. Respecto de la manera, no cabe duda de que se trata de un ‘asunto especial’. Vino aquí Yehoshafat Tor de Javot Maón, que tuvo un desalojo en el 99, y dice que aun a él trajeron obreros con cajas para embalar lo que contenía la casa.” Artículo acompañado de dos fotos. Debajo de la primera en que aparecen Noam y Elisheva junto a los escombros de de su casa, aparece la inscripción: “Si los soldados polacos arrojaban al suelo los libros sagrados, como hicieron los policías en mi casa, todos los judíos habrían gritado. “ La segunda foto es un montaje de dos: La foto grande muestra la casa de campo previo a su destrucción y la chiquita los escombros de la misma y la inscripción dice: “¿Por qué vengarse contra los juguetes de los niños?” La casa de Federman antes y después de su destrucción.

EL FISCAL INTENTA DICTARNOS AGENDAS Y ARREGLOS RESPECTO DE PREFERENCIAS Maqor Rishón, No. 590, 28.11.2208 Párrafos escogidos del criterio judicial del Juez del Juzgado Regional en Jerusalem, Moshé Drori, que esta semana rehusó aceptar la petición del Fiscal respecto de alejar a Noam Federman de las áreas de Judá y Samaria.

“Juzgue por sí mismo todo hombre, cómo se acostumbra proceder en el caso de que un oficial de la policía se dirige a él a la 1.30 de la mañana y quiere entregarle una orden de apresamiento para desalojarlo de su casa cuando su mujer y sus nueve niños están dormidos.” * * *

Sobre la orden de alejamiento

La medida que pide el representante del Estado que se aplique al acusado no es legal, y esto por razón del hecho de que el lugar de residencia del hombre constituye parte de sus derechos fundamentales de los que no se le debe despojar en el marco de las condiciones de fianza, salvo en casos raros en extremo. De acuerdo a las observaciones que se detallan en el documento judicial, el caso que tengo delante no se acerca ni siquiera al cumplimiento de tales observaciones. La medida solicitada por el representante del Estado no es proporcional, puesto que impide al acusado a residir en una parte considerable de Erets Israel de manera impetuosa y sin conexión con los argumentos contra él respecto de violencia con los policías. Si por consiguiente, toda la sospecha es con relación a la violencia con los policías, el representante del Estado no tiene más explicación respecto de la conexión de tal supuesta violencia con la prohibición de residencia en toda la extensión de Judá y Samaria. La medida solicitada por el representante del Estado no toma en cuenta la situación del acusado desde el punto de vista familiar (casado y padre de nueve hijos en edades que oscilan entre los 17 y un año). Viene una fuerza de parte del Estado, aun si no haya estado aprovisionada en medida mínima con respecto a las posibilidades de residencia de once miembros de la familia del acusado. Es difícil pensar cómo solicita el representante del Estado llevar a cabo una medida tan grave de exilio de toda la región de Judea y Samaria sin antes examinar si el acusado tiene una alternativa real de residencia para él, para su mujer y para sus nueve hijos pequeños.

Sobre la causal de la orden El argumento del representante del Estado respecto del pasado criminal agravante del acusado esparce rumores. . . Viene una fuerza de parte del Estado que obedece al argumento del “pasado criminal agravado”, y da la impresión de que se trata de un hombre que ha estado involucrado a lo largo de décadas en graves transgresiones violentas, o transgresiones relacionadas con drogas, o transgresiones de despojo, cosas que el acusado está lejos de ellas como está lejos el oriente del occidente. . . Se llega a la conclusión, sin exagerar, que si a un estudiante de la Facultad de Derecho se le pide encontrar un ejemplo resaltante de falta de proporción, escogería la solicitud del representante del Estado de prohibirle al acusado encontrarse en cualquier parte de Judá y Samaria. Y hemos de suponer que

el catedrático de tal estudiante confirmaría que quien utilice de la autoridad de fianza e imponga tal restricción, habrá usado tal autoridad de manera totalmente desproporcionada. La petición del representante del Estado, de prohibir al acusado de hallarse en la región de Judá y Samaria, adolece de grave discriminación, puesto que no existe un solo ejemplo a lo largo de todo el derecho israelí —que es administrado por los representantes del Estado— en que se le pide al Juzgado, y éste accede a la petición de prohibir a un hombre vivir en una parte entera del territorio, sólo a causa de un hecho relacionado con violencia contra los policías. . . No he escuchado ningún argumento semejante, en que el acusado es sospechoso de las cosas para las cuales la orden es destinada: El acusado no es sospechoso de ejecución de actos de terror contra asentamientos israelíes, que es uno de los objetivos de la orden, y por cierto el cierre del área no está destinada a aplicársele al acusado, puesto que en la introducción de la orden se dice que su objetivo adicional es evitar la ‘penetración de terroristas’, y no cabe pensar que el acusado se encuentra en esta categoría. A lo máximo, el acusado se encuentra entre aquellos que harán todo lo que se requiera para evitar, con toda su fuerza, la penetración de terroristas. Por consiguiente, puesto que estos son los datos, más bien sería necesario facilitar al acusado encontrarse en aquella área cerrada para defender a los asentamientos israelíes de ataques de terror y para impedir la penetración de terroristas, y no expulsarlo del área cerrada. Sobre la detención durante la destrucción de su casa Por consiguiente, se requiere examinar la legalidad de la orden de detención del Rafaq Ayal Ataya, que explicó al comienzo que está calificado para restringir a un hombre, sin orden legal y después está calificado a apresar a dicho hombre sólo porque a la 1.30 de la mañana se negó a recibir de él un papel, que el policía argumenta que se trata de una orden de apresamiento. Juzgue todo hombre por sí mismo cómo actuaría en el caso en que un oficial de la policía se dirige a él a la 1.30 de la noche, y quiere entregarle una orden de apresamiento para evacuarlo de su casa cuando su mujer y sus nueve hijos pequeños y tiernos duermen y su padre se ve responsable de su paz y seguridad y la continuación de su sueño, sin estorbo. “No he recibido ninguna explicación, por qué decidió el representante del Estado evacuar a un padre de familia que incluye a una mujer y a nueve ninos pequeños, a la 1.30 de la mañana. No me es claro ¿cómo puede interrelacionarse este hecho con la responsabilidad del Estado de defender a los niños de acuerdo con la Declaración Internacional de los Derechos del Niño, Declaración que el Estado de Israel ha firmado? No me es claro, y el representante del Estado no se ha preocupado explicarme por qué tenía que ser necesario tomar para “la operación” 100 policías, para desalojar a un hombre de un área clausurada, que fue clausurada 10 meses antes, y eso sin ninguna notificación previa, sin ningún intento de diálogo, sin ninguna examinación de los argumentos del lado contrario. Ataya no se preocupó por conversar con el acusado. No le facilitó al acusado, durante el día y con condescendencia para hacerle reaccionar sobre la voluntad o la decisión de expulsarlo de su casa. Es difícil entender tal política de la policía, que contradice las nociones más elementales de las relaciones entre la autoridad y los ciudadanos, y no se circunscribe con la responsabilidad de conducirse con pureza de corazón con respecto a todo hombre, y especialmente con aquellos niños que la ley israelita y la Declaración Internacional de los Derechos del Niño obligan al Estado y a sus autoridades a defenderles.

Sobre las presiones del Fiscal para confirmar la orden Quiero añadir que las exigencias urgentes del representante del Estado, para que yo acceda a la petición, aun en las fases intermedias y sin ningún escrutinio profundo y fundamental, contienen una especie de intención de la orden de la parte demandante general de intentar fijar los plazos y la agenda de preferencias del Juzgado. Yo, de todas maneras, no estoy listo a firmar la decisión o juicio si no está en estricto acuerdo acuerdo con mi corazón. Y puesto que he recibido la impresión (que espero y creo que es errada) que en esta contienda una parte se ve a sí misma como libre, a lo largo de todo el camino empezando de la primera convocatoria al Juzgado de Paz, para comportarse como si su petición desde su presentación, ya ha sido aceptada y sólo falta la firma técnica del Juez o de la Jueza para que la petición de tal parte (el representante del Estado) sea convertida en decisión que obliga en el derecho israelí, he visto correcto añadir este párrafo al final de mi decisión. * * * En la foto que acompaña aparecen Noam y Elisheva junto a los escombros de su casa y la inscripción dice: “El exilio estúpido - La familia Federman entre los escombros de su casa.”

CARTA A HUGO CHAVEZ Por Dr. Jaime Puertas Comandante Hugo Chávez Frías Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Su Despacho Me permito volver a escribirle en estos días en que Ud. está buscando la reelección de los Alcaldes, Gobernadores y la suya. Recuerdo que hubo un alcalde en Israel llamado Teddy Kollek, que estuvo 28 años al frente de la Alcaldía de Jerusalem, siendo muy querido por los judíos y los árabes. Por todo esto, me permito recordarle el contenido de Eclesiastés 10:1: “Las moscas muertas hacen heder el cáliz de perfume de perfumista. Así afecta un poco de necedad al que es estimado como sabio y honorable.” Al expulsar Ud. al honorable Embajador de Israel en Venezuela, está acarreándose el repudio de millones de evangélicos que amamos a Israel; porque el Mesías dijo que “la salvación viene de los judíos” (Juan 4:22). En Brasil hay más de 50 millones de evangélicos; en Chile, se dice que más del 50% de la población. En Argentina, dicen que hay más de 10 millones; así en todo el continente. Y aquí en Venezuela, la obra Luz del Mundo tiene más de 6.000 congregaciones. La Biblia dice: “El que se entremete en pleito ajeno es como el que agarra de las orejas a un perro que pasa” (Proverbios 26:17) Me parece que su excesivo amor hacia los musulmanes de Irán, lo está cegando. Yo tengo hermanos evangélicos en Gaza, y los musulmanes de Hamas les quemaron su librería. Este conflicto fue profetizado según Amós 1:7,8. Señor Presidente, según el profeta Zacarías 14:12 habrá un castigo terrible para los que hablan mal de Israel: “Hará que se pudra su carne, aún estando ellos sobre sus pies. También sus ojos se pudrirán en sus cuencas, y su lengua se

pudrirá en sus bocas.” Y Zacarías 2:8 dice: “Porque el que os toca, toca la niña de su ojo.” “P Pero el futuro de Israel será glorioso. Léalo en Zacarías 8:21-23. En nombre del Mesías le pido que se reconcilie con Dios y con su pueblo. Seguiremos intercediendo por Ud. como lo hacía el joven David por el rey Saúl. Atentamente, Dr. Jaime Puertas Director de la Obra “Luz del Mundo” Email: jaimepuertas@hotmail.com Teléfonos: 0414 - 559.67.85 * * * La presente carta nos ha sido retransmitida por el Lic. Teodoberto Romero. Le estamos sumamente agradecidos, y por medio de nuestro blog de la CBUP sin duda dará la vuelta al mundo y saldrá al espacio rumbo a las estrellas. Es verdad que el 99.99 % de los evangélicos somos sionistas; y los que no lo son, son dignos de conmiseración por su número. Y sionismo no significa abuso, porque Jesús mismo es sionista. ¿O si? SECCION RISALIA A sugerencia del Dr. Daniel Bocanegra Barreto incluimos por primera vez la Sección RISALIA, que equivale a la página LA RISA, REMEDIO INFALIBLE, que caracteriza a Selecciones del Reader’s Digest, la publicación decana en lo que se refiere a la simbiosis de cultura y diversión. El Dr. Bocanegra ha sugerido que nuestra sección hilarante se llame RISALIA, que deriva, por cierto, del latín, “risa”. La moción ha sido apoyada por el Dr. César Chico Casiodoro, que se ha propuesto llamar así, Risalia, a su hijita próxima a nacer, es decir, la hermanita de Lilian. Dice que este nombre le gusta más que “Stella Maris” (Estrella de Mar). A continuación las contribuciones que estuvieron a la mano:

CARTA DEL DOCTOR CHICO AL APOSTOL TREPANACION Lima, 3 de junio del 2009 Mi querido Doctor Trepanador en Mancha: Shalom. Que el calor de tu adorada “cawallera” tenga tus energías al ciento por hora y te ponga en fa en ese frío bajo cero de Alto Sopocachi. Ahora más que nunca lo necesitas para estar “super pilas” en tu próxima venida a nuestra amada CBUP, donde los ratones y las ratonas están aplaudiendo cada día más la cercanía de tu llegada. Es que ellos te necesitan para ser trepanados y para eliminar la eiségesis de tanta masturbación espiritual que les asedia. Esto será de mucha bendición y les deseo muchos éxitos. Discúlpame si en algo te he ofendido. ¡Un abrazo, mi querido Moshé! Lehitraót

DIALOGO DE RECIEN CASADOS Por el Dr. Teodoro Rojas Especialista en Parejas Disparejas EL: minuto más! ELLA: EL: ELLA: EL: ELLA: EL: ELLA: EL: ELLA: EL: ELLA: EL: ELLA: ¡¡¡Sí!!! ¡Por fin! ¡Qué dura fue la espera! ¡No podría aguantar ni un ¿Quieres dejarme? ¡Nooo! ¿Estás loca? ¡Ni siquiera lo pienses! ¿Me amas? ¡Por supuesto! ¡Una y otra vez! ¿Alguna vez me has sido infiel? ¡Nooo! Sólo pensarlo me da asco. ¿Me besarías? ¡En cada oportunidad que tenga! ¿Te atreverías a golpearme? Sabes que no soy ese tipo de hombre ¿Puedo confiar en ti? Sí. ¡Mi amor!

Si quiere saber la situación 25 años después lea hacia arriba.

NO PIERDAS EL FUEGO DE DIOS Dra. Carmen Espinoza Bravo Si has aceptado ser parte del ministerio, tu trabajo es hacer todo lo posible para levantar el ánimo de la gente y encender el amor de Dios en los corazones sedientos de amor. Lo siguiente les pasa a los que pierden el fuego de Dios en el ministerio: Se cuenta de un hombre indolente y frío. Su matrimonio anda mal. Todo el día lo pasan discutiendo. El no hace nada en casa; sólo se las pasa viendo las miniseries. Ella le pide su colaboración: —La pata de la mesa está coja, querido. ¿Podrías arreglarla? El responde: —¡Déjame en paz! ¿Acaso soy carpintero? Al día siguiente ella le suplica: —Amor mío, el enchufe de la plancha no funciona. ¿Podrías arreglarlo? El contesta indignado: —¿Acaso soy electricista? Al otro día la mujer desesperada exclama: —Tesoro, ¿podrías ver el caño del lavaplatos? Gotea todo el día y estoy desesperada. El responde enfadado: —¿Acaso soy gasfitero? * * * Al día siguiente todo estaba arreglado, y el esposo preguntó curioso: —¿Cuánto pagaste por todo eso? La mujer le sonríe: —El vecino lo arregló todo sin cobrar nada. Sólo me dio una aternativa: Que le hiciera un pastel o que me fuera con él al motel (así con rima).

—¿Y qué pastel le hiciste? —¿Qué te has creído? ¿Que soy pastelera?

LAS TRES DISPENSACIONES Según el Dr. Daniel Bocanegra La Dispensación de la Inocencia La Dispensación de la Conciencia La Dispensación de la Flatulencia

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful