¿Cómo evitar el Bullying?

Causas del “Bullying”
Según Teodoro Hernández (UPNA), influyen muchas variables:

Familiares: la ausencia de reglas; la falta de supervisión y control razonables de la conducta de los hijos fuera del colegio, de lo que hacen y con quién van; disciplina demasiado dura o, por el contrario, errática; falta de comunicación con los hijos; tensiones y disputas constantes con ellos que no llevan a ninguna parte... Para el sociólogo, todo ello no sólo tiene que ver con los cambios que han tenido lugar en la familia, la falta de tiempo porque trabajan ambos cónyuges, los divorcios, etc. También, que «nadie ha preparado a la familia para educar», padres y madres no son expertos en pedagogía. Y, sin embargo, la familia es considerada fundamental para la «socialización», «ya que transmite normas y valores, moldea las habilidades suficientes para enfrentarse a situaciones nuevas y conflictivas, enseña cómo comportarse, habilita para regular los impulsos, establece lo que socialmente es reprobable y lo que es aceptable...», etc. Escolares: el tipo de disciplina que haya en el aula y el centro, la mayor o menor supervisión en las aulas y en el patio, profesores desbordados de trabajo, etc. Físicas y psicológicas. Estos fenómenos se producen en una edad crítica, entre los 12 y 16 años principalmente, de fuertes cambios hormonales, de personalidad, de conducta, etc.

Para empezar. Educar para controlar las emociones. Luchar contra el «bullying» es una responsabilidad de todos. b) hacer una encuesta bullying anual para detectar posibles problemas que sean invisibles (mejor si lo hacen expertos ajenos al centro).). para comportarse con los demás.. La exposición continuada hace que la violencia acabe siendo interiorizada por muchos niños y jóvenes como un «fenómeno cotidiano». darlo a conocer a los alumnos y expresarles que se reaccionará de una manera u otra contra aquellos que lo inflinjan.. con quién. reconocer que puede haber «bullying» en su centro. tiene miedo de ir al colegio. Preocuparse por sus hijos. la gran presencia de la violencia en los medios de comunicación. .Culturales: sobre todo. Cada parte implicada debe cumplir su papel: Qué debe o puede hacer la familia. Control y supervisión de las conductas: qué hace. Después: establecer políticas antibullying de «colegios seguros». señala el sociólogo. para qué. Teodoro Hernández apuesta por que se desarrollen cursos y escuelas de padres y madres donde se oriente a los progenitores en estos aspectos. estar al tanto ante posibles síntomas de que algo ocurre (nerviosismo. las notas han bajado. a dónde va. lo que supone: a) activar el Reglamento del centro.. Tiene que haber normas y límites. no duerme bien. hablar con ellos. no come bien. no cerrar los ojos a la realidad.. Qué debe hacer el centro. para convivir con otros. en los videojuegos y en la sociedad en general. como algo «normal».

Qué deben hacer los medios de comunicación. g) introducir asignaturas de educación en valores. e) tratar el tema a través de cursillos o tutorías.php?t=6469 . Campañas anuales de sensibilización. Activar a los inspectores de educación. Publicado en http://www. no agresión. Conocer el Reglamento del centro y colaborar con la dirección. d) buzón de sugerencias abierto permanentemente. Se podría crear un teléfono público para el menor. y otras zonas de riesgo. Controlar los contenidos violentos que emiten o publican.es/edicionimpresa/noticiaB Extraído de http://www. f) poner supervisores o vigilantes para recreo. que tengan un papel más activo. comedor. aunque no se impliquen directamente. poniendo en su conocimiento cualquier acto de agresión. intervenir rápida. Dotar a los centros de medios para poner en marcha medidas.info/viewtopic.diariodenavarra. directa y contundentemente. civismo. Qué deben hacer las instituciones. como se ha hecho en otros países. Se puede hablar con los alumnos en el aula y establecer con ellos unas normas de no agresión. convivencia.c) activar canales seguros y secretos de comunicación entre la dirección o los tutores y los alumnos. h) con agresores y víctimas.forosdelmobbing. Qué deben hacer los profesores. compañerismo.

madre de Javier. La violencia infantil “Me dijo que tenía miedo. parece que forma parte del desarrollo humano y no es difícil encontrar un adulto que de pequeño haya sido intimidado por sus compañeros. Al contrario. El acoso infantil ha existido siempre. . es aceptable. Su madre no se explicaba la razón. hasta que el niño se sinceró con ella. cuenta Mari Paz Hernández. es un comportamiento que simplemente no se puede tolerar y que si se deja pasar puede tener consecuencias nefastas. No se me había ocurrido porque siempre he creído que el acoso ocurre en la adolescencia y preadolescencia y no con niños de cinco años”.Acoso escolar: terror de miles de niños Que tu hijo no sea víctima de otros Desde hacía algún tiempo Javier tenía pesadillas y no quería ir al colegio. Pero no por ser algo común. que un niño de su clase le insultaba y le empujaba en el autobús del colegio. La Asociación Nacional de Educación de Estados Unidos calcula que diariamente 160 mil niños faltan a la escuela porque tienen miedo de ser acosados. ni se le pasó por la mente que pudiera ser víctima de acoso infantil. Son cientos las escuelas que han implantado programas de prevención del acaso infantil.

Solo es preciso citar casos como Columbine High School. de otra raza. ataques físicos y exclusión. más altos. que ve mucha violencia por televisión y que puede ser él mismo víctima de acoso en casa. el acoso de las niñas suele ser psicológico e igual de dañino que el de los niños. . suelen ser también más débiles física o psicológicamente. Las víctimas de acoso infantil sufren insultos verbales. un alto porcentaje de los suicidios infantiles está relacionado con un episodio de acoso escolar. que recibe poca atención de sus padres. indican en un informe las doctoras en psicología Patricia Marks Greenfield y Jaana Juvonen. donde la trágica muerte de varios estudiantes y profesores tuvo su origen en un caso de intimidación. Por su parte. que irónicamente suele ser una persona insegura. los niños intimidados suelen ser “diferentes” de alguna manera (más gordos. por ejemplo. En Japón. Existe otra reacción mucho menos común ante el acoso escolar que es la agresión y la hostilidad”. Mientras los varones tienden a la violencia física. de otra nacionalidad. pueden usar gafas o ser más tímidos). “Las investigaciones indican que (los estudiantes) que son objetivos del acoso continuado de sus compañeros se encierran cada vez más en sí mismos y se deprimen. que convierten su vida en una pesadilla y que en el mejor de los casos pueden llegar a afectar profundamente el equilibrio emocional y la autoestima del niño. En ambos casos el acoso de otro niño más débil hace sentir poderoso al agresor.

ni insultar. cuáles son sus actividades. Los expertos también acentúan la importancia de mostrar al niño otros canales para ventilar y expresar sus sentimientos. indica Prieto. hay que dejarle ver al niño que no puede pegar. . que el niño piense cómo se sentiría si fuera insultado. ridiculizado o agredido. Conocer quienes son sus amigos. Enseñarles por ejemplo a utilizar las palabras para protestar o enfatizar lo que sienten. agrega Prieto. ni herir los sentimientos de otro niño”. Qué hacer si nuestro hijo es víctima de acoso escolar “Sobre todo es necesario estar involucrados en la vida de nuestros hijos.Cómo evitar que tus hijos se conviertan en bullies Las conductas irrespetuosas e insultantes aparecen desde que los niños comienzan a relacionarse con otros niños. Los padres deben saber si algo les preocupa y actuar de inmediato”. “Enseñarles a compadecer al otro es crucial y hay que recompensar siempre la amabilidad y las buenas acciones. Pedagogos y maestros recomiendan actuar cuanto antes: “Es importante que el niño sepa que los padres no toleran ese tipo de actitud. También es eficaz registrar al niño agresivo en actividades de equipo. a no recurrir a los golpes y sobre todo a ponerse en el lugar del otro. indica la pedagoga Lourdes Prieto. como deportes”. Desde la guardería.

relata Mari Paz. “Yo agregaría que no hay que obligar a un niño a ir al colegio si tiene miedo. nunca decirle que no haga caso al agresor. Antes de que regrese al centro es preciso haber hablado con los profesores y en lo posible haber hallado una solución”.Pero actuar no quiere decir llamar a la madre del niño agresor y ponerse a gritar. Me agradeció que le contase el problema y dijo que no era Javier el único niño amedrentado por el otro”. El primer paso es contactar a la maestra. Los psicólogos aconsejan apoyar en todo al niño acosado. dice Prieto. sino estudiar con él cómo solucionarlo. muchas veces la situación puede empeorar incluso más. . “Al día siguiente llevé yo misma al niño al colegio y pedí una conferencia con la profesora.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful