I NSTRUCCI ÓN DE TI RO HERRAI Z

EL REVÓLVER.
El revólver, aunque excesivamente mitificado por las películas del "Oeste", no deja de
ser un arma práctica y fiable, a pesar de haber sido desbancado en la actualidad por la
pistola semiautomática.
Dentro de los revólveres debemos
considerar dos tipos fundamentales:
1°, aquellos constituidos por un haz de
cañones que giran alrededor de un eje,
conocidos por los vocablos, anglosajón
"pepperbox", y español "avispero", y que
no son más que una pistola de cañones
giratorios.
n varias
e es de 15 mm. El tambor, que
o revólver
encendido
n interés por sus armas, de las que se
ustarse, sino que era un armazón completo en cuyo
onde además del Adams-Beaumont
e 1.857 fue
e todavía no ha sido superada y cuyo mejor
os Unidos caducó la patente de Colt en 1.850, aunque se prorrogó hasta

Y, 2°, los revólveres convencionales, constituidos
por un único cañón y un tambor co
recámaras, que giran alrededor de un eje.
La primera referencia que poseemos de un revólver
se refiere al año 1.520, pero es sólo una
referencia. El primer revólver existente, está
datado en el año 1.580, es de avancarga, de
fabricación alemana y se encuentra. en el museo de Ingolstadt. Tiene una longitud de
535 mm., siendo la del cañón de 232 mm. Su calibr
debe girarse a mano, está formado por tres recámaras de 57 mm. de longitud.
A partir de este arma, están catalogados numerosos revólveres, la mayoría de ellos
debe girarse a mano el tambor, aunque algunos disponen de refinados sistemas
mecánicos para girar el tambor o montar los mecanismos. El últim
importante de este tipo fue el patentado por el americano Collier en 1.816.
El primer revólver "convencional", de avancarga y percusión, se lo debemos a Samuel
Colt, que patentó en Gran Bretaña en 1.835 y Estados Unidos en 1.836, un sistema de
giro del tambor por medio de una palanca unida al martillo, un sistema de
por medio de chimeneas horizontales, y un mecanismo de freno del tambor.
Los primeros revólveres los fabricó en la planta de Patterson, de donde tomaron el
nombre, feos, desgarbados y con poco éxito a pesar de ser lo mejorcito del mercado. A
partir del modelo Walker de 1.847, nació un gra
hicieron numerosos modelos en varios calibres.
En 1.851 intentó conquistar el mercado europeo a través de Gran Bretaña, pero se
encontró con el magnífico revólver Adams, cuyo armazón disponía de puente; es decir
que el cañón ya no era una pieza suelta sujeta al eje del tambor mediante una chaveta
y con gran propensión a desaj
interior se colocaba el tambor.
Además en 1.855 el revólver Adams incluyó el sistema de doble acción Beaumont, con
lo que Colt no tuvo nada que hacer en Europa, d
brillaban con luz propia otros grandes fabricantes.
El revólver de avancarga Adams, en calibre .44" (11'2 mm.), modelo d
reglamentario en España para oficiales de Cazadores y de la Guardia Civil.
Los revólveres Colt siguieron perfeccionándose mientras tanto, consiguiendo una
aerodinámica y una elegancia de líneas, qu
exponente está en sus modelos de 1.860.
En Estad
1.857.
I .T.H.
W
W
W
.
I
N
S
T
R
U
C
T
O
R
T
I
R
O
.
C
O
M
I NSTRUCCI ÓN DE TI RO HERRAI Z
Cuando se produjo la Guerra de Secesión (1.861 - 1.865), gran número de fabricantes
se lanzaron a cubrir el mercado con sus productos, unos muy buenos, otros no tanto.
Entre los mejores, cabe resaltar el Remington modelo de 1.860 y calibre .44" (11'2
mm.), de armazón completo, mucho más resistente que el Colt y con una línea esbelta.
on estas armas se puede decir que se alcanzó el techo de los revólveres de
ísima transición, a los de cartucho metálico.
te Rollin White, que se refería a un tambor
ricantes se dedicaron a inventar toda serie de
ith & Wesson.
lvora y

e sobresalía del lateral del cartucho.
ara que la pueda
a lo declaró reglamentario en 1.858,
alia lo adquirió en 1.861, Suiza en 1.863, Noruega en 1.864..... En España fueron
C
avancarga, para pasar, con una brev

EL REVÓLVER DE TRANSI CI ÓN.

En 1.856, Smith & Wesson compró la paten
taladrado de lado a lado, en el que se podía introducir un cartucho, pero tuvo que
esperar a que caducara la patente de Colt.
Entonces, ya pudo poner en marcha la producción de sus revólveres, iniciando la época
del cartucho metálico. Numerosos fab
ingenios para poder transformar los revólveres de avancarga a retrocarga salvando la
patente que tenía la Sm
Pero eso fue en América. En la vieja Europa disponíamos de los mejores revólveres
sistema "Lefaucheux".
En 1.836 el armero francés Casimiro Lefaucheux había diseñado un cartucho
semimetálico para utilizar en escopetas. Este cartucho constaba de vaina, pó
perdigones, y una cápsula fulminante
martillo del arma mediante una espiga qu
Mejorado por el propio Lefaucheux y
por Houiller, llegamos al cartucho
metálico con vaina, pólvora, bala, y la
cápsula fulminante interior con su
espiga lateral p
alojada en su interior a la que golpeaba el
percutir el martillo del arma,
adecuado para revólveres.
El conjunto revólver-cartucho fue
presentado en Londres en 1.851 y en
París en 1.855, alcanzando un gran éxito. Franci
It
reglamentarios los modelos de 1.858 y de 1.863.



Los revólveres reglamentarios españoles eran del calibre 11 mm., disponían de seis
recámaras en el tambor, carecían de puente en el armazón y la extracción de las
vainas se efectuaba abriendo una portilla tras el tambor y empujando con una baqueta
I .T.H.
W
W
W
.
I
N
S
T
R
U
C
T
O
R
T
I
R
O
.
C
O
M
I NSTRUCCI ÓN DE TI RO HERRAI Z
situada bajo el cañón. El martillo golpea por la parte superior los extremos de las
espigas que sobresalen por unas muescas situadas en el borde posterior del tambor.
A partir de la producción militar se inició la producción civil, con gran número de
talleres dedicados a la fabricación de estos revólveres en numerosas variantes: con y
sin puente en el armazón, con y sin guardamonte y disparador plegable, de gran y de
l si caía al suelo o era
olpeada con algún objeto era una fuente constante de peligro. Pero pronto el
a remediar el problema.
azón partido y
bor a su lugar.
ñ
Se desarrollaron numeros
al cine) fue el Colt
en la Historia real, en el cine es otro cantar). Se
y calibres, como el "Buntline"; con culatín adaptable
ínfima calidad, con cañón liso o estriado, empuñadura redondeada o angulosa...... Y en
los calibre más habituales: 7 mm., 9 mm., 11 mm. y 15 mm.
Los revólveres de este tipo eran mucho más prácticos que los de avancarga, pero la
espiga del cartucho, que podía producir un disparo accidenta
g
cartucho de percusión central vendría

LOS "PRI MEROS" REVÓLVERES

El primer revólver de cartucho
metálico (dejando aparte
Lefaueheux y similares) fue el
presentado por Smith & Wesson
en 1.858. Era éste un pequeño
revólver que utilizaba el
cartucho calibre .22" de
percusión anular (diseñado para
este revólver y que es el
cartucho más ampliamente
utilizado hoy en día), de simple
acción, con arm
.
charnela en la parte superior, y
disparador sin guardamonte.
Para cargarlo se abría, se
sacaba el tambor, se le ponían los cartuchos y se volvía el tam
Para descargarlo, se abría, se sacaba el tambor, se empujaban las vainas contra una
ón y se volvía el tambor a su lugar.
os modelos y calibres y su evolución fue imparable, pero el
rey de los revólveres (al menos gracias
espiga situada bajo el ca
modelo Single Action Army, de 1.873, en calibre .45" y
posteriormente en .44"-.40. Winchester.
Este revólver, fue reglamentario en la Caballería de Estados
Unidos y tuvo su bautismo de fuego en 1.876 en Little Big
Horn cuando el 7° de Caballería fue masacrado por Toro Sentado gracias a la ineptitud
del general Custer (pero esto
fabricaron numerosas versiones
para nacer de él una
carabina.
De este revólver solamente es
destacable su gran calidad y
la cartuchería que utilizaba.
Presentaba el gran
inconveniente de tener que
cargar los cartuchos uno a
uno por la portilla trasera del
tambor, y expulsar las vainas
una a una con la baqueta
I .T.H.
W
W
W
.
I
N
S
T
R
U
C
T
O
R
T
I
R
O
.
C
O
M
I NSTRUCCI ÓN DE TI RO HERRAI Z
situada bajo el tambor, exactamente igual que los Lefaucheux que habíamos visto
antes.
Si bien por el cine parece que éste era el único revólver del "Oeste", no era el único, ni
siquiera el más extendido, ni mucho menos el mejor. De entre la gran cantidad de
os en el tambor, y si ya habían sido disparados, al abrirse, la estrella del
tambor n de ser cargado
rápidamente.
revólveres americanos, destacaba el Smith & Wesson, modelo 3, calibre.44", aparecido
en 1.870.
Era éste un revólver de armazón partido basculante, es decir, que se abría como una
escopeta, con la gran ventaja respecto al Colt-1873 que al abrirse se ponían a la vez
los seis cartuch
expulsaba las vainas servidas y quedaba en disposició




¿Inconvenientes? Sus detractores dicen que al ser de armazón partido no podía usar
cartuchos potentes. ¿Realidad? Usaba el calibre .44"; fue el más extendido en América,
reglamentario en Rusia, y "recomendado" para la Oficialidad en España. Ha sido el
artillo, sin martillo, disparador
revólver más copiado en todos los calibres, y los fallos sólo se han detectado en copias
de baja calidad.
Para finalizar este apartado, haremos una referencia a los re
"Velo-dog", ambos ampliamente difundidos en Europa.
Los Bull-dog eran unos revólveres de bolsillo, en calibre
.44" normalmente, de baja calidad, muy usados para
defensa personal y derivados del revólver de la Policía
irlandesa, de 1.870. Los Velo-dog eran pequeñas armas
de bolsillo, de pequeño calibre, cuyo nombre parece venir
de velo (velocípedo) y dog (perro), y su utilidad
radicaba en que podían ser usados por los ciclistas
para defenderse de los perros que los atacaban
por esos caminos de Dios (tengan en cuenta que
eran otros tiempos). Los había de todas las
formas: con m
I .T.H.
vólveres "Bull-dog" y a los
W
W
W
.
I
N
S
T
R
U
C
T
O
R
T
I
R
O
.
C
O
M
I NSTRUCCI ÓN DE TI RO HERRAI Z
I .T.H.
plegable, con guardamonte.... Su único punto en común es que eran pequeños.
W
W
W
.
I
N
S
T
R
U
C
T
O
R
T
I
R
O
.
C
O
M

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful