You are on page 1of 3

Aplican test para medir valores de

escolares
Enviado por José Antonio Vergara
May 17, 2009

Inédita prueba mide valores de los alumnos y podría inspirar un test internacional
Por Manuel Fernández Bolvarán

Los alumnos de los colegios maristas se identifican con los valores que caracterizan a esta
congregación religiosa: son asertivos y empáticos. Sin embargo, son medianamente
escépticos respecto de la política, no condenan enérgicamente las prácticas deshonestas ni
se sienten demasiado atraídos por los ritos religiosos. Así lo establece una prueba aplicada
por el centro de investigación CEIS Maristas -con el apoyo de Mide UC- a 2.300 alumnos
de 8° básico y 3° medio de 11 de los 12 colegios maristas que existen en el país.

“Estos colegios tienen buenos resultados en lo académico, pero nos interesaba saber si
estaban transmitiendo el sello formativo de la red”, explica Raúl Cheix, director ejecutivo
del CEIS. Para ello, el equipo trabajó tres años en el diseño de esta evaluación, la primera
de su tipo en el país, que fue aplicada a fines de 2008 y consideró tanto las opiniones de
alumnos y apoderados, como sus acciones. Las dimensiones medidas fueron cinco:
concepciones religiosas, valores maristas, capacidades individuales, compromiso social, y
participación.
Los resultados revelan algunos fenómenos interesantes, como la menor cercanía a la Iglesia
de los alumnos de 3° medio en comparación con los de 8°, pese a que ambos muestran una
relación fuerte con la figura de Dios. Asimismo, los estudiantes de media tienen menos
problemas con copiar en una prueba o inventar pretextos para faltar a clases.

“Nuestra idea a futuro es saber si esto corresponde a un efecto natural de la adolescencia o


si el mensaje valórico de los colegios no está llegando adecuadamente a los alumnos más
grandes”, dice Cheix. Para despejar las dudas, en 2011 se aplicará el test a los mismos
alumnos que lo dieron en 2008.

Por lo pronto, los colegios que se midieron creen que estos datos son valiosos para orientar
su labor formativa. “Con estos resultados podemos saber cuánto estamos plasmando los
valores del colegio en nuestros alumnos y cómo debemos reformular la forma en que se los
presentamos a nuestros alumnos”, afirma Macarena Ruiz, encargada de orientación del
Instituto Alonso de Ercilla, de Santiago.
La evaluación también es bienvenida por otros colegios. “Me parece oportuno y necesario
medir competencias más allá de las académicas, que son fundamentales. Uno siempre trata
de evaluar este tipo de cosas, aunque quizás no de manera tan científica”, opina Heriberto
Becker, rector del Liceo Alemán (Chicureo). En tanto, Claudiano Maniega, director del
Compañía de María Apoquindo, destaca el potencial que tendría para colegios no maristas
medirse en estas áreas: “Esto implica un ejercicio interesante, que es definir claramente las
acciones concretas en que se traducen los valores del proyecto educativo”.

Claro que el interés más inmediato en este proyecto viene desde el Laboratorio
Latinoamericano de Evaluación de la Calidad de la Educación (Llece), de la Unesco, que
cada cinco años mide el nivel de la enseñanza en la región. Para la versión 2011 del test, el
organismo internacional se propuso ir más allá de la medición de conocimientos de los
estudiantes y abarcar también la dimensión valórica. “Fue una coincidencia muy favorable
haber conocido este proyecto, y surgió esta área mutua de interés”, explica Héctor Valdés,
coordinador del Llece.

De hecho, el CEIS fue invitado formalmente a aportar su experiencia en el equipo que está
evaluando la factibilidad de este nuevo examen. “No es que se vaya a aplicar este mismo
instrumento en toda Latinoamérica, sino que aportaremos a la Unesco, en el diseño de su
propia evaluación, con nuestra experiencia”, precisa Raúl Cheix.