Pontificia Universidad Católica de Chile Facultad de Historia, Geografía y Ciencia Política Instituto de Historia

Antropología Americana
Ensayo temático.

América una realidad construida desde el factor de la violencia

______________________________________________________________________ Profesor: Pedro Mege. Ayudantes: Alejandra silva. Sebastián Parada. Alumno: Matías Hermosilla.

Es decir. Por tanto el presente trabajo se dividirá en tres partes breves una sobre la violencia en especifico. la aparición de un nuevo continente con una enorme cantidad de kilómetros cuadrados. Es por tanto que el presente trabajo buscara a través de la obra El Arpa y la Sombra de Alejo Carpentier y Los ríos profundos de José María Aguedas. hecho que abrió propicio un sin fin de preguntas que responder y que encausaron la realidad hacia polos extrañamente insospechados. es decir. pero no otros igualitarios sino más bien.El descubrimiento de América cambio la forma de ver el mundo y la realidad. Inca. la violencia es un factor de construcción de la identidad americana. según la definición de la Real Academia de la lengua española significa “la condición de ser otro”2. con la que se trato a las culturas indígenas. obras que retratan esta construcción de un mundo americano. Lo que trataremos es reflejar la violencia como factor constructor de la identidad americana. la aparición de otro extremadamente diferente que constituye para la realidad conocida hasta ahora por 1a cultura Europea y con esta llegada. a esto se sumaron. muchas preguntas sobre el como realizar una apropiación de estas tierras y una pregunta más compleja aún ¿qué hacer con las gentes que habitan en estos territorios? ¿acaso tienen alma? ¿acaso son realmente humanos? Muchas respuestas se gestaron pero ninguna desconocido la situación de violencia. ni siquiera la del Inca Garcilaso de la Vega que se refería a la bondad de Dios por haber sido colonizados por los españoles1. un otro que reprime y otro reprimido. Comentarios Reales. América nace de un descubrimiento de otros. Es de sobra conocido que Colón arribó a las costas de América en octubre de 1492. La violencia: Antes de definir la violencia hay que definir el concepto de otredad. es decir. otra sobre los españoles como opresores y una tercera sobre los indígenas como oprimidos. Diccionario de la Real academia de la lengua española en su versión digital <http 2 . una flora y fauna totalmente diferente y gentes desconocidas. han configurado a América como un espacio del encuentro de dos grandes realidades que a su vez han formado una tercera. la condición de comprender a uno en función en comparación con otro 1 2 Véase en Garcilaso.

esconderlo. había encontrado a los españoles soliviantados. 3 . El Arpa y la sombra. por tanto. lanzados a crueles empresas dictadas por la codicia. México: 2006. 4 Carpentier. Es este proceso de otredad lo que nos acerca a lo que será la respuesta al conocer al otro que en este caso será la violencia. a partir de la violencia física que enfrenta a dos fuerzas por imponerse al control de una sociedad. Los opresores: El bloque de los opresores ha sido tratado en ambos autores con una tensión que los demuestra como fuera de lo racional. como una forma de ejercer la dominación sobre el otro. Alejo.”3 Es esta violencia física liberadora la que pondrá a los españoles en el lugar de los opresores y a los indígenas en el lugar de los reprimidos. La sociedad de la sociedad. p 501. podemos quizás acercarnos a la definición de Niklas Luhman “La violencia física —la sexualidad. P 91. inficionados del Oro”4 La cita anterior pertenece a el capitulo dos del texto de Alejo Carpentier. es cierto. Estaban todos enfermos del Oro. 5 Véase en Carpentier. P 91.rae. a mi vuelta de una descubierta de islas cercanas. Herder. expectativas sociales más pretenciosas ya no pueden enlazarse. “Mi enfermedad era enfermedad de Gran Almirante. es decir. La de estos españoles de mierda. y abandonar estas tierras lo más pronto ://buscon. Alejo. por la inmediatez de las situaciones. Niklas. olvidados de toda autoridad. la satisfacción elemental e impulsiva de las necesidades— se liberan y se vuelven inmediatamente relevantes sin pasar por la civilización de las recursiones simbólicas. Se orienta por horizontes de tiempo de corto alcance. en cambio. ambos textos que poseen reivindicaciones de la lucha de los pueblos originarios. amontonarlo.es/ draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=otredad> 3 Luhmann. Cuestión que puede notarse tanto el texto de José María Aguedas y Alejo Carpentier. que afirma que el oro también era también parte de su búsqueda primordial pero explicita que es una forma de justificar su viaje ante la corte5. por la observación de los cuerpos.el fundamentarse y así mismo conocernos más a nosotros mismos. donde Cristóbal Colón cuenta su vida tal y cual fue. Pero presenta en esta misma página Alejo Carpentier su diferencia con la de los españoles. era la de bellacos que querían el metal para sí —para guardarlo. como violentos y que desencadenan procesos inexplicables en torno a una ambición que aparece marcada en los rasgos intrínsecos de ellos como este otro que viene de afuera en busca de riqueza en busca de el oro: “Y es que. El Arpa y la sombra.

Miraba a los loros y escuchaba sus gritos. 6 7 Ibídem. Decían que los fusileros de Yauyos eran notables disparando en la posición de pie porque se entrenaban en los loros. apaleando indios. Existe esa presencia marcada de la violencia desmedida como un hecho que esta reflejado en el retrato de ambas obras se presenta como un proceso directriz de la colonización española en América. Ríos profundos. de cada cuerda colgaban de las patas veinte o treinta loros ensangrentados”7. estaba la maldita mina invisible que yo mismo buscaba —sin hablar de las cien mujeres y mozas violadas en todas las expediciones … ”6. A partir de ambos textos podemos desglosar a los españoles como opresores y formadores de una conciencia violenta desmedida. trepando. que se manifiesta por el mero afán del conseguir riquezas y poder. a veces. 4 . para saciar allá sus vicios. matando. hacían sartas con ellos. saltando de un árbol a otro. En mi ausencia. pero se pregunta por la inmovilidad y lo dócil que parecen estos loros. En el texto de Aguedas. Concluido el entrenamiento. Luego entraban los tiradores. sus lujurias y su apetito de propiedad. incendiando sus aldeas. olvidados de mis instrucciones […]se habían soltado en ralea de oro por toda la Española. los fusileros se burlaban. Los niños de las escuelas venían por grupos a recoger los loros muertos. para acabar de saber donde. un ejemplo. muy formalmente. Yo hacía bulla. y a cada disparo caía un loro. ¿Por qué no se movía la bandada? ¿Por qué no levantaban el vuelo al oír la explosión de los balazos y al ver tantos heridos? Seguían en las ramas. y seguían matando loros. Como este encuentro con la otredad refleja la búsqueda de una imposición del poder mediante la presente violencia física. lanzaba piedras a los árboles. con poder y con grandes cantidades de oro que buscarán como presenta Carpentier en voz de Colón una fortuna hecha para saciar sus vicios. metafórico lo podemos encontrar en el texto de José María Aguedas “Yo llegaba antes que los fusileros a ese bosque de Yauyos. P 73. Aguedes. donde. hiriendo. más bien.posible. gritando. torturando. lujurias y apetitos de propiedad. los muchachos paseaban las calles llevando cuerdas que cruzaban todo el ancho de la calle. por casualidad. José maría. encontramos la mirada y la búsqueda del personaje principal por tratar de liberar a esta cultura indígena simbolizada por los loros. fortuna hecha. frente a la violencia desmedida ejercida por la gente de pueblo que constituye una forma de idiosincrasia que se manifiesta desde esta mano opresora de los colonos americanos. derribaban dos. Apuntaban. agitaba latas llenas de piedras. donde. que tornen esta sociedad del nuevo mundo en un espacio donde se viene a vivir con placeres.

adornando. por 8 9 Ibíd. pero hervía por todas sus líneas y la superficie era cambiante. que es la zona temible. por no hallar mejor solución al conflicto de autoridad que se me imponía”9. semejante al de la sangre.Los Oprimidos: Hablar de los oprimidos nos lleva a analizar es un trato diferente al que se tiene con los españoles. Mostré los muchos beneficios de tal institución y. me valí de los Evangelios. de la Esclavitud. Este no es el único caso de esclavitud que toma Carpentier en su obra podemos observar también el de las tribus caníbales. “pero. “Era estático el muro. al momento en que los bailarines luchan”8 Como se mencionó anteriormente se representa a los oprimidos como pueblos con ricas culturas. a la rebelión de algunos indígenas. generándose así una revalorización de las líneas culturales que desarrollo una cultura tan importante como los incas. Y con los Evangelios en viento de popa —sin que los Reyes me hubiesen autorizado aun a ejercer la trata— embarqué a los indios en dos naves. como pueblos que tienen ese valor intrínseco a su propia cultura que había apartado de lo procedente a lo cultural. en el texto de Carpentier cómo eran reprimidos realmente los indígenas: “Exterminarlos en masa —y esto es lo que querían hacer algunos—me pareció una determinación excesiva. patadas y garrotazos. Pero. justificando. como es evidente que aquí no hay modo de adoctrinar a esos caníbales. que acaso fuese duramente censurada por Quienes me habían otorgado mis títulos —y yo harto conocía los arranques condenatorios de Columba. Ibíd. hacia el centro del caudal. de la mano de Aguedas observamos como va valorizando diversos espacios de las culturas indígenas que habitan en la zona donde está ubicado Perú hoy en día. Vemos por lo tanto que se trata de una revalorización cultural del legado de los pueblos originarios. P 50. quienes por tratar de defenderse cayeron en manos de la propia represión española y fueron llevados como esclavos a Europa. a trallazos. P 92. porque muestran con el sol un brillo en movimiento. ante el hecho consumado. como la de los ríos en el verano. me determiné —de concierto con mi hermano— a explotar la situación la irreversible. También llaman “yawar mayu” al tiempo violento de las danzas guerreras. algo que no era sino la instauración. la más poderosa. Lo anterior es la respuesta que presenta Cristóbal Colón en el texto de Carpentier. y teniendo que deshacerme —no quedaba más remedio— de esos quinientos prisioneros que en mala hora me habían echado encima. suavizando. Por otro lado. se refleja de diferente forma en los autores. por fin. aquí. que tienen una cima así. Los indios llaman “yawar mayu” a esos ríos turbios. 5 .

que se nutren de cualquier cosa y comen mucho menos que los negros que tanto abundan en Lisboa y en Sevilla”10. es así como autores como Mario Góngora han sostenido que por ejemplo la identidad chilena está dada desde los mapuche y durante el siglo XIX por el ejercicio de la guerra 11 . 10 11 Carpentier. Conclusiones La sociedad americana ha sido construida desde los afanes y luchas. ahora que estoy en los umbrales de la muerte me aterra la palabra. la solución de este grave problema. contra diversas culturas que coexistían en un continente con cánones culturales diferentes y que se vieron obligadas a pertenecer a un momento histórico que cambió para siempre la situación de este nuevo continente. 6 . este carácter de violencia ha generado y como todas las sociedad occidentales ha tendido al monopolio de la coerción al aparato estatal que aún mantiene las distancias con los pueblos originarios. que no puede dejar indiferente a la Iglesia. En síntesis. señalando. Alejo. Los indígenas son claramente los vencidos. El Arpa y la sombra.nuestro desconocimiento de sus idiomas que se me van haciendo distintos y numerosos. la cultura americana a tenido el gen de la violencia desde su formación. que determinan los encuentros entre una cultura que viene a imponer por la fuerza su verdad. en calidad de esclavos. es decir. pero en este memorial que releo está bien claramente escrita en letra alta y redonda. Afirmo que los caníbales de estas islas serán mejores que otros ningunos esclavos. una realidad que ha sido marcada por esta huella de la violencia que se ha gestado desde la primera ocupación española en América. Mario. Pido licencia para la mercaduría de esclavos. sus mujeres son violadas y su oro arrebatado para llenar los bolsillos vacíos de la corona española. Véase en Góngora. como sociedad o simplemente como realidad. la violencia nos ha definido como nación. He dicho: de esclavos. está en trasladarlos a España. Sí. La realidad que se presenta en América a partir la colonización se ha configurado como resultante del encuentro de los dos mundos. es decir. es claro que en ambas novelas se ha mostrado como los procesos de sincréticos parecen ser una especie de imposición vertical mediante a la violencia. Los indígenas son tomados por la fuerza. P 89. Ensayo sobre la noción de estado en Chile Siglo XIX Y XX. por lo pronto. son esclavizados. ejemplo de esto son las luchas con los comuneros mapuche que hoy en día siguen siendo reprimidos por la fuerza del aparataje institucional.

Universitaria. Mario.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=otredad> Garcilaso. El arpa y la sombra. Niklas. Herder. Biblioteca Ayacucho: Perú. - - 7 . Santiago: 2003. Luhmann. <http ://buscon.Bibliografía: Aguedes. Comentarios Reales.rae. Ríos profundos Carpentier. Ensayo sobre la noción de estado en Chile Siglo XIX Y XX. México: 2006. Góngora. José maría. Alejo. Diccionario de la Real academia de la lengua española en su versión digital. Inca. La sociedad de la sociedad.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful