columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche.

” Pero Israel debía activar esa gran nube. ¿Cómo? Cambiando de apariencia. Dios les presenta las caras que deben dejar en evidencia: Apariencia de león, buey, hombre y águila. En Jesús, como hombre, se reflejaron estos cuatro rostros: Bautizado en el Espíritu, llamado para servir y no para ser servido, perfecto en todas sus obras/irreprensible y transfigurado en rostro brillante. Y cada uno caminaba derecho hacia adelante. “12Y cada uno caminaba derecho hacia adelante; hacia donde el espíritu les movía que anduviesen, andaban; y cuando andaban, no se volvían.” Cuando el pueblo buscara esa gran nube Dios se manifestaría para provecho de ellos. Regresarían de su cautiverio. La gloria sería restaurada. Caminarían hacia adelante. Hacia donde el Espíritu les movía que anduviesen. Aplicación. Para que el pueblo viva bajo la dirección de Dios primero necesita buscar la gran nube, la presencia manifiesta de Dios, que podamos palpar a Dios, que Dios visite a su pueblo. Esta gran nube hará que la totalidad de Dios se refleje en cada uno: recibiremos fuerza espiritual para movernos; adoptaremos una actitud de siervo y no de señor; buscaremos la perfección; adquiriremos visión de Dios, rumbo, sentido, dirección. Conclusión. Primero necesitamos que nuestro aspecto sea de carbones de fuego encendidos.
1

“BAJO LA DIRECCION DE DIOS” Texto de base: Ezequiel cap.1 Aconteció en el año treinta, en el mes cuarto, a los cinco días del mes, que estando yo en medio de los cautivos junto al río Quebar, los cielos se abrieron, y vi visiones de Dios. 2En el quinto año de la deportación del rey Joaquín, a los cinco días del mes, 3vino palabra de Jehová al sacerdote Ezequiel hijo de Buzi, en la tierra de los caldeos, junto al río Quebar; vino allí sobre él la mano de Jehová. 4 Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, con un fuego envolvente, y alrededor de él un resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente, 5y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y esta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre. 6Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas. 7Y los pies de ellos eran derechos, y la planta de sus pies como planta de pie de becerro; y centelleaban a manera de bronce muy bruñido. 8Debajo de sus alas, a sus cuatro lados, tenían manos de hombre; y sus caras y sus alas por los cuatro lados. 9Con las alas se juntaban el uno al otro. No se volvían cuando andaban, sino que cada uno caminaba derecho hacia adelante. 10Y el aspecto de sus caras era cara de hombre, y cara de león al lado derecho de los cuatro, y cara de buey a la izquierda en los cuatro; asimismo había en los cuatro cara de águila. 11Así eran sus caras. Y tenían sus alas extendidas por encima, cada uno dos, las cuales se juntaban; y las otras dos cubrían sus cuerpos. 12Y cada uno caminaba derecho hacia adelante; hacia donde el espíritu les movía que anduviesen, andaban; y cuando andaban, no se volvían. 13Cuanto a la semejanza de los seres vivientes, su aspecto era como de carbones de fuego encendidos, como visión de hachones encendidos que andaba entre los seres

Algo debían de hacer para que esa gran nube regresara. antes que cualquier otra cosa necesitaba la gran nube para el día y para la noche. que el pueblo pudo evidenciar esta gran nube: “20Y partieron de Sucot y acamparon en Etam. y del fuego salían relámpagos. Y esta era su apariencia: había en ellos semejanza de hombre. “5y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. el Espíritu. (Éxodo cap. se encuentra en la mayoría de los casos en los libros proféticos. El canal mediante el cual circulan los mensajes proféticos. (Proverbios 29:18 RVA) Esta visión dada a Ezequiel tenía como propósito recordarle al pueblo su dependencia de Dios. 22Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día. El águila: La divinidad reflejada en el rostro de su creación. sentido de dirección. estaba siempre presente. 6 Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas. Introducción. y el fuego resplandecía. Para la expulsión de la soberbia y la grandeza de la humillación. enfoque.vivientes.jz/÷). El pueblo. Para los momentos buenos y malos. visión. el mensaje acorde a su condición extrema. El pueblo de Israel necesitaba aprender una lección espiritual: Olvidarse y desestimar de la “gran nube” es la raíz de todos los males en el pueblo de Dios. “4Y miré. Cuatro seres vivientes con cuatro caras y cuatro alas. jamás había desaparecido. Su condición era de cautiverio en su sentido literal. para el éxito y el momento de la prueba. La visión dada a Ezequiel cumpla dichas expectativas.”. de la extinción. Para la santidad y la confesión. y alrededor de él un resplandor. La esencia. Fue en su travesía por el desierto. el pueblo se desenfrena”. La visión que recibe Ezequiel tenía esa finalidad: que Israel recordara su experiencia en el desierto: “21Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino.13). El buey: La actitud (de siervo diligente). Estaban al borde de la destrucción completa.” Dice el texto que en medio de esta gran nube se podía ver la figura de cuatro seres vivientes. y he aquí venía del norte un viento tempestuoso. Cada uno tenía cuatro caras y cuatro alas. qué hacer. Esta palabra que en hebreo es  (. son las visiones: “Donde no hay visión. y de noche en una . a la entrada del desierto. Necesitaban profeta con visión de Dios. ni de noche la columna de fuego. a fin de que anduviesen de día y de noche. y de noche en una columna de fuego para alumbrarles. somos seres creados para el servicio a Dios. Esta gran nube era símbolo de la presencia de Dios aún y a pesar de su condición espiritual. 21Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino. Una gran nube. Las cuatro caras de estos seres vivientes simbolizaban la naturaleza de Dios en su totalidad: El león: La Fuerza de su Espíritu. y una gran nube. “Visión” tiene que ver con el medio mediante el cual Dios se comunica con sus profetas. El hombre: La inteligencia (camino hacia la perfección) con la que se debe conducir. con un fuego envolvente. pero algo lo detenía. hacia dónde ir. 14Y los seres vivientes corrían y volvían a semejanza de relámpagos. Su conciencia necesitaba orientación. Conforme lo declara el texto bíblico el contenido de esta lectura es una visión de Dios. Para la purificación y la consagración.

adoptaremos una actitud de siervo y no de señor. llamado para servir y no para ser servido. adquiriremos visión de Dios.columna de fuego para alumbrarles. se reflejaron estos cuatro rostros: Bautizado en el Espíritu. rumbo. En Jesús. hombre y águila. a fin de que anduviesen de día y de noche. como hombre. hacia donde el espíritu les movía que anduviesen. Primero necesitamos que nuestro aspecto sea de carbones de fuego encendidos. Hacia donde el Espíritu les movía que anduviesen. Dios les presenta las caras que deben dejar en evidencia: Apariencia de león. dirección. que podamos palpar a Dios.” Pero Israel debía activar esa gran nube. “12Y cada uno caminaba derecho hacia adelante. ¿Cómo? Cambiando de apariencia. . Para que el pueblo viva bajo la dirección de Dios primero necesita buscar la gran nube. Caminarían hacia adelante. perfecto en todas sus obras/irreprensible y transfigurado en rostro brillante. buscaremos la perfección. Regresarían de su cautiverio. que Dios visite a su pueblo. buey. Esta gran nube hará que la totalidad de Dios se refleje en cada uno: recibiremos fuerza espiritual para movernos.” Cuando el pueblo buscara esa gran nube Dios se manifestaría para provecho de ellos. y cuando andaban. Y cada uno caminaba derecho hacia adelante. sentido. La gloria sería restaurada. no se volvían. Aplicación. Conclusión. andaban. la presencia manifiesta de Dios.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful