Curso: Ideologías Políticas – POL230 Profesor: Rolando Ames

Trabajo Final del curso Ideologías Políticas Los imaginarios políticos en la revocatoria
Alumno: Bernardo García Velando Código: 20091016

Introducción:
El 17 de marzo del 2013 se dio el proceso electoral para la revocatoria de autoridade s en la ciudad de Lima. El electorado tenía que decidir si la actual alcaldesa Susana Vil larán conservaba el cargo o era revocada y si se iba solo ella o todo el consejo. El resu ltado fue una victoria para Villarán aunque perdió la mayoría en el consejo. El proceso de revocatoria empezó al poco tiempo de que asumiera el cargo cuando varios diarios con un desprecio visceral por la izquierda y los defensores de derechos humanos, gru po dentro de los que esta Villarán y la coalición con la que llego a la alcaldía, enfilara s us portadas a resaltar los errores de su gestión. Durante el primer año se alentó una i magen de la alcaldesa como una mujer frívola, Sin capacidad para gestionar la alcaldí a y más preocupada por levantar a su partido que por gobernar la ciudad. La ineficienc ia de su gobierno es algo muy discutible. Como demostró la revista Poder (Febrero de 2012), comparando con otros gobiernos municipales no sale mal parada en cuanto su nivel de ejecución en el primer año y en el impacto que irán a tener sus obras. De toda s maneras el mensaje que se repetía en muchos diarios, muchas veces resaltando sus errores, fue el de que la alcaldesa era una inepta para el cargo. Todo esto en un año de gestión. La oposición a Villarán es una confluencia de actores influyentes entre políticos y ge nte de prensa. En la oposición a Villarán en los medios se destacaban los diarios Corr eo, Expreso y Perú 21, que es una filial de El Comercio aunque este nunca mostro una posición muy parcializada. Con formatos populares entre los consumidores, estos peri ódicos siempre han tenido un perfil claramente conservador y neoliberal, así como anti comunista y “anti-caviar”, que es como denominan a los defensores de derechos hum anos o ecologistas. Algunas televisoras nacionales también tuvieron una línea de ataq ue similar a la gestión de la alcaldesa como el 5 propiedad del fujimorista Ernesto Sch utz y el 2 de Enfoca Inversiones. Por el lado de los políticos, el anterior alcalde Luis Castañeda y su agrupación Solida ridad Nacional fueron los impulsores de la revocatoria. Investigaciones periodísticas ap untan a que el objetivo era adelantar las elecciones para que Castañeda, quien tenía a cusaciones de corrupción pero una alta popularidad hacia el final de su periodo, pudies e volver a la alcaldía. La otra agrupación que aporto activamente fue el APRA, probabl emente con el objetivo de debilitar a Villarán y que no sea un oponente fuerte contra Al an García el 2016. Otro partido que daba un apoyo tácito era el fujimorismo, aunque n

en vez de construir sobre ellos. "el revocador ". Los primeros por el abierto apoyo que Villarán dio a la població n LGBT y defender una postura liberal mientras los segundos ven amenazados sus ne gocios por las reformas y el orden. Entre la sociedad civil estuvieron presentes iglesias evangélicas y comerciantes y tra nsportistas informales. que lidero el comité por la revocatoria y que fue la figura más visible. en Lima. pr . El impacto de estas políticas en la opinión pública no parece ser desfavorable. Dos marcos teóricos me hacen cuestionar la división hecha por algunos comentarist as de que la revocatoria fue un remedo de la vieja lucha entre izquierda y derecha. aunque estos no son un frent e unánime. Somos Perú y por supuesto el PPC que d efendía a sus regidores pero como señalo Pablo Secada en el debate también estaban en la contienda por la institucionalidad democrática. la distinción izquierda-derecha es poco relevante para el análisis político. Otro personaje importante fue Marco Tulio Gutierrez. La administración Villarán se gano varios enemigos por su enfoque en solucionar pro blemas de larga data. lo que genera muchas expectativas y necesidad es nuevas en la población. Fue el único distrito electoral donde ganó Pedro Pablo Kuczinsky en las elecciones generales del 2 011 y donde el PPC sigue siendo un partido fuerte. A pesar de esto gana la municipali dad una candidata de izquierda. La reforma del transporte que se lleva a cabo ha generado varios paros de transportistas. El evento mas critico en la administración Villarán fue el cierre del mercado mayorista La Parada que genero disturbios y violencia en una zona altamente comerci al así como algunos muertos y varios heridos entre delincuentes y policías. Fue la cara de l a campaña. El Comerc io se pronuncio a favor de Villaran hacia el final de la campaña. Le dieron su respaldo Perú Posible. Se entiende la nec esidad de estos cambios. Grompone (1991) plantea un ejemplo de esto en el sector empresarial informal. pero entonces ¿Cómo es posible que esta alcaldesa enfrent e los niveles de popularidad más bajos en más de 20 años de alcaldes electos? ¿Por q ué sobrevivió a la revocatoria por un estrecho margen? Hipótesis Esta monografía busca explicar este fenómeno con la premisa de que hoy en día. No ca be duda que en la capital el libre mercado es prácticamente un consenso.unca se pronunciaron a favor o en contra tenían algunos de sus miembros en el comité por la Revocatoria. Audios que salieron a la luz en los meses de campaña destaparon que su iniciativa en realidad fue un servicio contratado por Solidaridad Nacional. Pri mero debemos observar el momento histórico que vive el país. Villarán por su parte fue apoyada por algunos partidos opuestos al fujimorismo y el a prismo. Se trata de un periodo de crecimiento económico acelerado. Entre los medios que defendieron su gestión estaban los diarios de centro izquierda La Republica y Diario 16. Para el migrante los vínculos personales dejan de tener el peso que tenían al principio y se generan nuevas necesidades de infraestructura y regl as.

que es el nivel de amplitud de un sistema político. El autor nos plantea que los sistemas políticos presentan dos dimensiones: institucio nalización política y participación política. La globalización está mucho más presente en Lima que en las pequeñas comuni dades del interior de las que migraron millones de personas en los últimos 50 años y e stá mucho más internalizada entre los migrantes de segunda y tercera generación. industrialización. por sí solo. La modernización causa que la participación aumente rápidamente mientras las instit uciones políticas no se desarrollan o robustecen a la misma velocidad. los vínculos comunitarios llegan a su límite y se ingresa a un escenario de rela ciones despersonalizadas entre patrones y operarios" (79) Así también tenemos un sociedad mucho más conectada a las redes internacionales de comunicación de masas y al mercado internacional de bienes. autoritario y personalis ta. El balance entre institucionali zación y participación da como resultado dos tipos de sistema políticos: Cívico y Pretor iano. Difícilmente los últimos tres gobiernos se pueden parecer al del Perú de los 90. urbanización. Populista en el sentido de tratarse de un gobierno plebiscitario. Este punto se desarrollara más ad elante. El primero es uno en el que las instituciones son fuertes mientras el segundo es uno de mucha participación y el balance entre ambos da sub tipos. El primero hace referencia a la medida en qu e tanto que existen canales de expresión y movilización que dan orden y orientan lo se gundo. Los institucionalistas s on aquel electorado que se opone al fujimorismo. El otro marco teórico que me lleva a pensar otra respuesta a los fenómenos del últim o año es la posibilidad de que estemos frente a la expresión de un clivaje producto tant o de la modernización del país como de la lucha política de los últimos años. mucho menos democrática. Estos fenómenos plantean una ruptura con el pasado en términos políticos. servicios y mano de obra. Sin embargo esta forma de gobierno tiene defensores y detractores en la ciudadanía y en l a clase política. (…) De no ocurrir así. Sin embargo a raíz de la escandalosa corrupción y abuso de pode r de los 90 también ha surgido una contraparte institucionalista. En este libro Huntington plantea que la modernización (des arrollo económico.oducto de las migraciones de la segunda mitad del siglo XX: "cuando se ha partido de una red familiar y la actividad económica resulta exi tosa la expansión conseguida va a involucrar a nuevos parientes sólo en la me dida que ellos dispongan de las calificaciones requeridas. En cambio una modernización acelerada puede generar inestabilidad y conflicto cuando las institucion es de un país no son capaces de canalizar el descontento que este genera. Si a esto le su mamos las contradicciones generadas por la modernidad podemos tener una explicaci ón al rechazo que genera la gestión de la alcaldesa. el aprismo y otras organizaciones pol íticas que se han caracterizado por gobiernos corruptos y con un ejercicio del poder m . El gobier no de Fujimori fue de los últimos que podemos denominar sin salvedades de populista. Para exp licar esto me parece muy relevante releer El Orden Político en las Sociedades en Cam bio de Samuel Huntington. alfabetización y secularización) no c onduce a la estabilidad política. lo que evidencia que hay un esquema plebiscitario sobre el que mucho s electores deciden.

El modelo no se cuestiona. A continuación profundizare en la explicación de esta hipótesis para después contrast arlo con los discursos de los revocadores y de la alcaldia El plebiscitarismo y el institucionalismo Jorge Parodi (1993) en Los pobres. son los más simples pues se pueden superar negociando. Esta división ya fue identificada por Alberto Vergara (2007) al analizar las elecciones generales del 2006. La discusión en el interior del país puede ser muy diferent e. Mi entras la lucha entre elites y los clivajes por intereses específicos. la ciudad y la política elabora a partir de encuest as un perfil de la visión que tiene el poblador sobre la política. una alianza PPC – APRA es poco probable y ni que decir de l a izquierda con el fujimorismo o los de Solidaridad Nacional. Al rev isar el discurso de los revocadores un argumento en contra de la alcaldesa y su partid o es que se oponen a la inversión privada mientras que estos se defendían negándolo. en el contacto entre una tradición pretoria na y una noción. de igualdad ante la ley y desprestigio de la clase política . en Lima. La peculiaridad de Li ma está en que aquí el eje económico es irrelevante como se señalo al principio. La división entre institucionalistas y plebiscitarios tiene raíces en la forma histórica e n que la participación se ha dado en el país. seguridad y participación son secundarias.uy discrecional. localidades-centralidad. Parodi encuentra que el elector pobre urbano de inicios de los 90 es un elector pragmático y cortoplacista. La hipótesis propuesta es un clivaje. sino de si su accionar está justificado o si se le puede perdonar los delitos por haber superado la crisis económica y vencer al terrorismo. Para la mayoría la discusión no es clínica. pero eso escapa al alcance de esta monografía. ideología o intereses específicos. generalmente econó micos. Por esto planteo que la revocatoria es expresión de un nuevo clivaje entre institucio nalistas y discrecionalistas o plebiscitarios. los otros dos present an los conflictos más complejos pues ponen en discusión la concepción del hombre y s u identidad. Lipset y Rokkan (1967) postularon que los partidos se generan por temas que divide n transversalmente la sociedad. Es entre elites porque tenemos una serie de actores que hasta ahor a han marcado diferencias muy claras y fuera de situaciones muy coyunturales no han cooperado con los otros. Pero son elites que se dif erencian justamente por como conciben la democracia peruana y como conciben sus f acultades como gobernantes. Observaba que los cinco principales candidato se podían ubicar e n un eje político entre la ley en un extremo y la discrecionalidad del otro. espe ra de sus candidatos y del estado beneficios inmediatos. El estado es un medio . de lucha entre elites pero ta mbién ideológico. Presentan un eje en el que los clivajes pueden ubicars e en la lucha entre elites. así como en u n eje económico entre el librecambismo y la intervención estatal. Esta argumentación defiende la discrecionalidad como forma de gobiern o. La investigación señala que p rima la expectativa de que el estado de trabajo y construcciones mientras aspectos co mo respeto de la ley. Un ejemplo de este clivaje es la discusión entorno a la liberación de Fu jimori. sin embargo.

El líder natural del plebiscitarismo es el líder populista. El líder populista es la opción con más posibilidades en este contexto. Sin embargo no existe un régi men con estas características. el estado. En ese momento predominaba una visión plebiscitaria de la democracia. El estudio de Parodi nos retrata muy bien el sentimiento del electorado que opto por Fujimori el 90 y respaldo el autogolpe del 92. que no es un voto partidario ligado a una postura en la dimensi ón izquierda derecha. Años de spués Yusuke Murakami (2000).para superar las necesidades materiales. sería una visión de la pol ítica y la sociedad según la cual la solución a los problemas de la sociedad no está en un programa político. Aunque guarde relación. que he denominado discrecional. no se trata de clientelismo. Parodi concluye que en Lima predomina una postura plebiscitaria entre los pobres y entre las clases medias y altas también está presente pero en menor medida. si no de una ilusión que genera el candidato de que este es el elegido para satisfacer las ne cesidades materiales y de inclusión de las mayorías pobres. El perfil expuesto por Parodi nos plantea una democracia alejada de la democracia representativa y más bien una denominada por el cómo plebiscitaria. El radicalismo no es una postura popular de acuerdo a Parodi per o observa que la población considera aceptable un hecho como el autogolpe de Fujim ori. Las instituciones se ven c omo rigideces innecesarias. Populismo y plebiscitarismo pueden parecer sinónimos pero mientras el populismo es "una forma de hacer política" el plebiscitarismo seria una ideología que valida al líder populista. lo que existe son sectores que apoyan lideres con este estilo de gobierno y gobiernos y candidatos con este estilo de hacer política pero que n o tienen la continuidad de un régimen. Entonces. que sería bueno reelaborar como una ideología propia de la ciudadanía urbana limeña. en su concepción electoralista. sino en la voluntad y habilidad de un pol ítico que recoge directamente las demandas de la sociedad. la ley y los parti dos. El mismo Parodi destaca dos elementos del electorad o plebiscitario. Carlos de la Torre (2009) habla de la existencia de una democ racia populista en América Latina y le atribuye las características descritas. justicia y participación son secundarias . representa ción directa en el líder y sin intermediarios ni legalismos. las organizaciones partidarias como sociedades cerradas al "pueblo" y con intereses oscuros o privados. Es una versión urbana e i mpersonal del clientelismo que más se acomodaba al contexto rural o pre moderno. sus cifras no indican que esto sea una característica compartida de forma cercana al absoluto por todos los sectores bajos socioeconómica mente ni que este no esté presente en los sectores A y B. el plebisicitarismo está presente de forma transversal en la sociedad. La asociación es entendida del mismo modo . realiza el mismo estudio y encuentra muchas continui dades pero también algunas rupturas. como mecani smo para el cambio. y segundo. lo que me lleva a pensar que el ple biscitarismo no debemos observarlo como una característica estrictamente ligada al ni vel socioeconómico sino más bien como una ideología. ni en la institucionalidad. Sin embargo prefiere la democracia. como un medio para conseguir beneficios por encima de otras formas de superar nec esidades socioeconomicas. La ideología plebiscitaria. Sigue predominando una visión del estado com o proveedor y otras funciones como seguridad. primero. As imismo presenta una alta desconfianza con las instituciones.

El Estudio de Parodi tiene a un 48% de sus encuesta dos en un espacio indefinido. 2000: 137). venga de donde venga y como venga. entre el 90 y el 2000 se ha producid o un cambio en la visión de como se debe gobernar. Al hablar de institucionalismo. Finalmente se mantiene la tendencia a delegar la administración de los programas de apoyo social y recibir los beneficios sin participa r. Ta mbién son las décadas de la globalización. Murakami atribuye este cambio al hecho de que en ese periodo el país se pacifica y supera la crisis económica. Un análisis mas fino de este dato en contró que lo que se busca es un líder que escuche la opinión de todos pero no que la s decisiones se tomen de forma colectiva o con la participación de todos los implicados . . Esto lleva a que se evalué a los políticos y partidos por sus res ultados globales (100). estoy planteando una contraparte que e stá presente y que falta estudiar. Grompone (1991) detecto un impacto importante del auge de la economía informal y las migraciones a la ciudad y es que estos fenómenos producen una erosión del client elismo político. El interés en época de elecciones e xclusivamente ya no es tan predominante como antes sino que hay un interés más frec uente. a una socie dad más comprometida con algunos aspectos de la democracia como las elecciones y la consulta de los votantes. Otro cambio fue la pref erencia por líderes que fomenten la participación. aunque leve. Por otra parte. Estos fenómenos a han generado un fuerte impacto. Sin embargo esto puede estar c ondicionado a la tendencia plebiscitaria (Murakami. Sin embargo se puede observar un alejamiento del interés material directo a un in terés material global. especialmente en Lima. Pero de todas formas falta definir qué es lo opuesto o qué pu ede estar en ese espacio indefinido. la asociación con el fin de supe rar necesidades inmediatas es seguida por solicitar favores a alguien influyente en cua nto a los mecanismos para superarlas. Los sectores populares tenían una relación instrumental con la política. Murakami sugiere que Parodi podría haber establecido g rados de plebiscitarismo. que como vemos ha sido ampliam ente estudiado. Se paso de una sociedad asustad a y desesperada por una solución. Otra diferencia parcial es el interés por la política. calculando beneficios directos y oportunidades. el Perú no solo a superado la crisis económi ca sino que después de ello el país ha pasado por cambios económicos profundos. Sin embargo.. A esta noción se ha superpuesto la de fensa y el ejercicio de derechos que han abierto nuevos espacios para la autodetermi nación ciudadana (99). un poblador de Lima que ya tiene acceso a servicios y q ue ha encontrado una forma de sobrevivir en la ciudad espera de sus alcaldes obras m ateriales tangibles que le ayuden en su supervivencia. Estos cambios hacen pensar que. Es decir. se observa que la democracia como elecciones es reconocida como l egitima por una amplia mayoría en todos los sectores. Al preguntarse por la forma de superar adversidades. Hasta este punto se ha tratado el plebiscitarismo. que en nuestro caso se podría entender en obras de infraestruc tura.

Es importante recalcar este dato pues las dos políticas más controversiales de Villar án han atacado justamente esta forma de realizar actividades económicas. la diferencia entre ambos grupos que se propuso al inicio de esta monografía se encuentra en como defendían sus posiciones. Los diarios que criticaron su gestión desde los primeros me ses destacaban la supuesta ineficiencia y desapego con el "pueblo". pero al tratar de desarrollarse institucionalmente la alcaldía entra en conflicto con el “statu quo chic ha”. ineficaz. que en la mayoría de casos solo ha servido para la subsistencia de los migrantes. La economía informal. Hay que reconocer que los mensajes dados tanto por los medios como los involucra dos en la revocatoria tenían asidero en el sentir de muchos limeños. pierden ése im portante fuente de ingreso. también ha sido la impulsora de una nueva clase media. Lima es una ciudad en proceso de modernización. El traslado del mercad mayorista a Santa Anita también fue un foco de conflicto por el mismo hecho. Ahora. Regularizar esta actividad amenaza pues todo un sistema de supervivencia para algunos y de enriquecimiento para otros.) significa par a unos cuantos así como el temor al cambio que puede generar en quienes trabajan a hí. precario. Algunas personas propietarias de puestos subarrendaban estos puestos pero al cerrar se este mercado tercamente no haberse trasladado al de Santa Anita. Incluso al revisar el discurso de los revocadore s durante el debate organizado por el JNE veremos que la representante de los revoca dores menciono reiteradas veces que la alcaldesa no cumplía sus promesas y no haci a obras (ineficiencia). que era nec esario para que los inversores privados construyan las nuevas vías rápidas de la ciuda d. etc. lo que da a entender la dimens ión de lo que este sistema económico (explotador. Investigaciones periodísticas han dado a conocer que los d irigentes de La Parada llamaron delincuentes para ahuyentar a las fuerzas policiales el día en que se produjeron los desmanes en La Victoria. además se afirmaba que le generaba costos al ciudadano como con el aumento de los peajes. Pero este crecimiento y desarrollo se ha dad o de forma desordenada y precaria. los revocador .Los Imaginarios Presentes en la Campaña Después de lo expuestos podemos observar que la oposición a Villarán apeló much o al plebiscitarismo limeño. Su pobla ción es un tercio de la población nacional y ha sido y es lugar de un importante crecimi ento económico y desarrollo empresarial. Como se mencion ó en las primeras páginas. El apelativo de La dy Vaga hacia eso. El ordenamiento del transporte público es poner orden en una actividad muy irreg ular en la que se emplea mucha gente y con la que han ganado mucho los propietarios de líneas e importadores de autos. Se dio a entender que la alcaldesa no gobernaba de acuerdo a l os intereses del pueblo sino por "caprichos" como la modificación del proyecto Línea A marilla por el de Vía Parque Rímac solo para construir un parque. nos decía que no generaba beneficios para la población y que no l e interesaba gobernar para el "pueblo". Al defender su postura. Esto se pu ede entender como que la sociedad se ha modernizado d forma irregular.

El discurso defensivo inicial tiene características institucionalistas. justamente el defecto que el votante plebiscitario atribuye a los partidos y la clase política. gan . En un momento la representante Patricia Juarez dice “El pueblo ej ercita su poder al poner y sacar a los gobernantes”. el retorno de beneficios inmediatos (obras) y que esta opción era una afirmación del poder ciudadan o por lo que la revocatoria tendría un componente revolucionario sobre una autoridad c alificada de “pituca”. Este era su discurso al inicio de l a campaña. que los revocadores no estaban pensando en lo más beneficioso para la ciudad debid o al coste de las elecciones y la posible paralización de muchos proyectos. en la c ampaña. Finalmente se señalo que esto era una campaña política no una acción popular. apela a valores po smateriales y de buen gobierno. Lo que se busca ba era igualar a ambos actores y demostrar que los revocadores eran un grupo cerrad o y con intereses oscuros. La respue sta por parte de los regidores en el debate tiene elementos plebiscitarios. Hast a mediados de febrero la diferencia entre el SI y el No era de 18 puntos pero a inicios de marzo la diferencia se acorta y finalmente Villarán conserva el cargo por menos de 1%. como explica Alberto Vergara. Desde la segunda mitad de febrero se observan má s destapes periodísticos que revelan la cara política y partidista de los promotores de l a revocatoria. con lo que rompían el mito del "poder ciudadano". Pienso que el NO sube en las encu estas y el SI desciende porque los defensores de Villarán toman una actitud más ofens iva apelando tanto a la postura institucionalista como la plebiscitaria. Atribuían a la revocatoria. Primero que quienes dirigían el proces o eran políticos y partidos.es mantenían una argumentación plebiscitaria. La reforma del transporte y la reforma del co mercio mayorista eran mencionadas como ejemplos. El problema es que tuvieron esta postura cuando el P erú y Lima siguen siendo sociedades materialistas. Al atacar a s u oponente destacaron tres cualidades de este. Al igual que en la campaña presidencial del 2006. Segundo. se buscaba ganar el favor de la población con una postura defensiva. como partido. Esto no se debe t omar como una contradicción pues en la arena electoral lo que importa es captar votos por lo que una pureza ideológica o moral seria poco eficiente políticamente. en dar orden a la ciudad y que esto se estaba realizando con valentía y transparencia. Los revocadores. es decir beneficios de largo plazo. el sistema de cuotas de firmas y proselitismo en las iglesia s evangélicas quedo descubierto con lo que lo que primero parecía una cruzada era en realidad politics as usual. au nque los promotores de la revocatoria también cometieron errores importantes como el no presentarse a debate o cuando el líder tuvo declaraciones ofensivas a las mujeres . Otro golpe duro para la conciencia plebiscitaria fue el audio en el que se comprueba la participación de Solidaridad Nacional. La alcaldía se defendía sosteniendo que ellos estaban trabajando en reformas profu ndas. Los meses anteriores los medios opuestos a la revocatoria atribuyeron estas mismas características a los revocadores. a pesar de ser u na iniciativa partidaria. repetían ser una acción del “pueblo”. Por ejemplo. El cambio viene hacia el final en que la alcaldía toma una actitud más agresiva.

las opciones para el votante se ven modificadas. Hoy en dia t enemos iniciativas que buscan modernizar el estado y alejarlo de las praticas plebiscit arias del pasado. El NO logro tener un discurso dirigido a amb os grupos mientras el SI perdió credibilidad y se quedo aislado en el extremo plebiscita rio Conclusión ¿El triunfo del NO significa un triunfo del institucionalismo en Lima? No. En el último mes de campaña personajes como Patricia Juárez. a raíz de la misma contienda política. Es decir. Pero por otro lado hay instituciones que defienden su opacidad hacia el público y el uso discrecional de su poder. donde el clivaje entre Institucionalidad y plebiscitarismo se mezcla con clivajes económicos y étnicos. La implementación de SERVIR. Después. las dificultades para reformar el Poder Judicial e incluso la reciente elección de los miembros del BCR. Debemos id entificar dos momentos de esta campaña. Este esqu ema debe llevar a estudiar la expresión de este fenómeno en el interior del país. Un 40% institucionalist a y cerca de un 60% plebiscitario. ya no es el “pueblo” contra la autoridad sino una agrupación contra otra. Se ha descrito la dinámica en un proceso local aunque de grandes dimen siones por tratarse de la capital y de la mayor aglomeración urbana del país. co mo una acción del “pueblo” frente a una autoridad que lo ha decepcionado. Lo importante al señalar este clivaje es pensar en cómo este se traduce en partidos y campañas. se vuelven las caras de la campaña por el SI.o quien se ubico al centro del clivaje. ambos actores so igualados y la elección deja de ser una elección por posturas políticas y pasa a ser una elección por personalidades. Al tener esta nue va imagen de la contienda. José Linares y el mis mo Castañeda Lossio. el gobierno nacional también parece tener la misma división. El NO logro atraer a la minoría institucionalista mi entras debilito la base plebiscitaria del SI. que elimina una posibilidad de client elismo y de so político electoralista del estado. En un primer momento existió una ilusión de la revocatoria como verdaderamente una expresión del malestar de la ciudadanía. La lucha en este frente no es solo electoral sino que atraviesa la sociedad y plantea un conflicto entre quienes han dominado el escenario político desde hace 30 años y lo . nada especial . La ley que se dio hace unos meses que defiende la confi dencialidad de las compras del Ejercito. Así mismo. Lo mismo si pensamos en el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social que convierte los programas de alivio a la pobreza en programas del Estado y no en una dadiva de un líder populista. el TC y la Defensoría son má s de la misma forma de hacer política que ha guiado el devenir del Perú desde su Inde pendencia. Las primeras encuestas del 2013 son las que mejor retratan el balance real de estas posiciones ideológicas justamente por la variación que señalo.

ahora tienen eco en ciert o sector de la población.s que producto de un proceso de modernización de la sociedad. teniendo nuevos plant eamientos sobre la forma de hacer política y construir estado. .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful