You are on page 1of 1

elpRogreso lunes 5 de AGOSTO de 2013

Con un par | deVerano
x

29

Asistentes a la fiesta escuchan el pregón de Felipe Senén refugiados en la sombra. Sebas senande

La pasión granítica de manuel María
Felipe Senén refiere en su pregón de la romaría de Penas de Rodas la influencia que tuvo el escritor de Outeiro de Rei en su descubrimiento de este singular paisaje
▶ texto: rebeca sánchez

Recordatorio
UE MANUEL MARÍA, el escritor nacido en Outeiro de Rei, quien dejó constancia escrita de las leyendas sobre Penas de Rodas; unos monumentos graníticos que ya en época romana fueron venerados y utilizados como lugar de culto. El paso de los siglos, no ha hecho mella en esa tradición y ayer, en el campo en el que se asienta esta particular formación geológica, se celebró la 33ª edición de la romería Penas de Rodas. El pregonero de este año, el museólogo Felipe Senén López, recordó ante el público allí reunido y bajo un sol de justicia, que es «nestas festas da tradición onde un mostra o mellor que ten, a alegría, a gaita e os mellores xantares». En su discurso aludió al orgullo que Manuel María sentía por su tierra y habló de los ritos de veneración que recibieron las rocas en su momento. «A forza da tradición, nunca nos traizoa, sempre nos trae a render culto a natureza da que formamos parte. Ese humanismo, tal vez é o que falta

f

hoxe nunha sociedade tan mercantilizada. O máis importante da festa é o encontro familiar, da casa, da tribo, a unión en solidaridade», dijo el pregonero en su intervención. Senén López, mostró su agradecimiento a la asociación cultural Penas de Rodas, organizadora del evento celebrado ayer, por contar con él para la ocasión; recordó la tragedia del tren Alvia de Santiago de Compostela, y homenajeó la poderosa presencia de los dos ídolos de piedra. La romería empezó por la mañana con la actuación de la escuela de gaitas de Penas de Rodas y continuaría, tras la tradicional misa campestre, con los bailes y cantos de la Asociación cultural Airiños de Orbazai. Por la tarde, el campo se llenó de cantos, risas y actuaciones varias, tanto musicales como teatrales. La queimada nocturna puso punto final a una jornada que, en todo momento, estuvo acompañada por el buen tiempo. Para los asistentes, esta fiesta es una oportunidad perfecta para

33 años de celebraciones
Desde 1981 la asociación cultural Penas de Rodas celebra una romería en el espacio natural que rodea las dos grandes piedras esféricas. Cada domingo anterior al 12 de agosto, se reúnen en el campo vecinos de la zona y visitantes para degustar, entre otras viandas, churrasco, empanada y pulpo. Por la tarde se suceden las actuaciones folclóricas y los juegos populares. El día termina con un queimada.

reunirse con sus seres queridos en un entorno natural de singular belleza, un tranquilo campo a la sombra de dos grandiosas piedras de granito casi esféricas. «Temos que cultivar aquilo que sempre nos une, neste caso é a romaría», aconsejó Senén López durante el pregón. Para Manuel Diéguez, vecino

de Santa Mariña, esas palabras cobran especial significado ya que desde hace años su familia, formada por más de quince miembros, se reúne en Penas de Rodas con motivo de este evento. El lugar le trae muy buenos recuerdos, pero el de la pedida de mano de su hija es, con diferencia, el mejor de todos ellos.

Pregoneros

En estos treinta y tres años, la romaría ha contado con diversos pregoneros como el periodista Manuel Pan; el párroco de Guitiriz, Alfonso Blanco, o el presidente de la asociación Amigos da Muralla, Alfredo Sánchez Carro. En 2002, el escritor Manuel María descubrió una placa con el poema que dedicó a Penas de Rodas.
Felipe Senén lee su discurso. Sebas senande